Está en la página 1de 1

LAS UNIDADES DE RELIEVE. LOS REBORDES MONTAÑOSOS.

El relieve es el conjunto de formas que presenta la superficie terrestre, resultado de una estructura geológica
y del modelado realizado sobre ella por agentes externos.
El relieve peninsular se caracteriza por su forma maciza, su elevada altitud media y la disposición periférica del
relieve montañoso en torno a la Meseta. El relieve peninsular se dispone alrededor de la Meseta.
Los rebordes montañosos de la Meseta se formaron en la era terciaria, tras la orogenia alpina, por el
rejuvenecimiento de algunos bloques del antiguo zócalo o meseta (Macizo Hespérico) o por el plegamiento de
los materiales depositados en el mar en la era secundaria. Los rebordes montañosos son:
a) El Macizo Galaico-Leonés: está formado por materiales paleozoicos fracturados y rejuvenecidos en la
orogenia alpina, redondeadas, de poca altura y cortadas por multitud de fallas. Destacan las sierras de
Segundera, Cabrera y los Ancares.
b) La cordillera Cantábrica, que presenta dos sectores:
 El Macizo Asturiano, al oeste, de materiales paleozoicos. En su extremo occidental, la diferente dureza
de los materiales ha dado lugar a ejemplos de relieve apalachense. En su extremo oriental existen
calizas primarias que constituyen los Picos de Europa.
 La Montaña Cantábrica, al este, de materiales secundarios calizos. En este sector hay ejemplos de
relieve jurásico.
c) El Sistema Ibérico: es una cordillera intermedia formada en la era Terciaria por materiales secundarios
depositados en el mar y plegados por la orogenia alpina. También tiene algunos materiales paleozoicos (donde
la cobertura o capa de sedimentos secundarios no fue muy potente). Se distinguen dos sectores:
 El sector norte, de dirección NO-SE. Destacan las sierras de la Demanda (paleozoica) y el Moncayo
(caliza).
 Desde el sureste de Soria, se divide en dos ramas:
 La rama interior o castellana: Sierra de Albarracín (paleozoica) y Serranía de Cuenca (caliza).
 La rama exterior o aragonesa: las sierras de Javalambre y Gúdar (calizas), separadas por la fosa
tectónica de Calatayud.
d) Sierra Morena: no es una cordillera, sino un escalón que separa la Meseta de la depresión del Guadalquivir.
Los materiales son paleozoicos y destacan las sierras de Madrona, Pedroches y Aracena.