Está en la página 1de 3

La labor de la psicología organizacional en el contexto social

Antes de hablar sobre la psicología organizacional y su labor en la sociedad, es


importante conocer los inicios de esta disciplina científica que se deriva de la
disciplina psicológica básica y experimental. Anterior mente antes de ser llamada
como la conocemos, esta databa como “psicología industrial”, y sus primeros
antecedentes se atribuyen a Huarte de San juan, en su libro “el examen de los
ingenios para las ciencias, es decir, Inicialmente eran psicólogos industriales
quienes, con pocos elementos, colaboraban para la selección y reclutamiento de
personal en las organizaciones, ordenando procesos a fin de optimizar la selección
de personal a partir de una definición clara del puesto de trabajo, para adecuar las
capacidades del individuo con la tarea a realizar. Después, gracias al aporte de otras
ciencias, surge el psicólogo organizacional, cuya función es analizar las relaciones
entre las partes, además de estudiar el comportamiento humano, viéndolo como un
individuo que puede afectar dentro de una organización.

En la actualidad se conoce variedad de roles muy similares a esta disciplina


científica, como lo es la salud ocupacional. Naturalmente se puede caer en el error
de confundir ambas y definir sus labores como las mismas dentro de las
organizaciones. Sin embargo, tanto la salud ocupacional como la psicología
organizacional, desempeñan una labor social que impacta de igual manera en los
modos de vida en cada uno de los participantes de una organización. Puesto que
cada una de ellas dentro de sus labores a desempeñar, especialmente la psicología
organizacional, se encarga del estudio de los individuos en una organización y
dependiendo de los resultados que les arrojas dichas investigaciones sus esfuerzos
son encaminados a la mejora del rendimiento no solo de la empresa como
organismo que funciona gracias a las distintas competencias, sino que también por
medio de las capacitaciones, entrenamientos y formación dada por la empresa,
hacen que de un modo se vallan entretejiendo nuevos modelos de vida, formas de
resolución de problemas en los distintos ámbitos de la sociedad, se van adquiriendo
nuevos conocimientos de valor integral para la convivencia entre empleados, se
entretejen prioridades de bienestar y progreso de las organizaciones, las cuales
están compuestas de personas llenas de ideales, motivaciones, capacidades y
potenciales.

El ambiente organizacional que las personas elaboran a partir de la realidad laboral


que se encuentran viviendo en el momento, estará ligado a la motivación que
tengan los empleados por realizar sus labores asignadas de manera responsable,
con esfuerzo, rendimiento y productividad demostrando así interés por su trabajo.
Dependiendo de la motivación que tengan las personas de la organización también
se verá reflejado el grado de satisfacción laboral que en consecuencia puede de ser
de complacencia o desagrado y de este modo se verá afectado no solo el
rendimiento y motivación en su trabajo, sino que también va ser en gran medida el
responsable del grado de motivación de la vida anémica, familiar y emocional de
cada uno de los individuos.

El psicólogo organizacional tiene que contar con una visión sistemática y holística
en cuanto al comportamiento humano en la empresa ya que es en esta es donde
se estudia el comportamiento laboral y se diseñan cambios tanto en el ambiente
como en el comportamiento humano para mejorar la productividad, reducir el
ausentismo y la rotación, y aumentar la satisfacción y la calidad de vida laboral de
los empleados. Los climas laborales resultan ser una realidad complejo donde se
establecen procesos de comunicación generándose grupos, subgrupos y diferentes
tipos de interrelaciones con el otro, en donde cada individuo asume un rol
determinado y es necesario que se realice de la mejor manera, ya que un mal
desempeño incide en la productividad y progreso de una organización; Es así como
se requiere un equilibrio entre los fines de la organización y los sujetos como tal,
para evitar confrontaciones, pues la mayor parte de la vida de un sujeto transcurre
dentro de una organización conformándose una nueva vida social donde sobresalen
intereses, sentimientos, aspiraciones, deseos, convirtiéndose en una nueva familia,
siendo por lo tanto necesario canalizar y orientar comportamientos que impidan o
desestabilicen ya sea el ambiente laboral, eficiencia o productividad.
No es lo mismo tener un empleado feliz y motivado a un empleado insatisfecho y
disperso de sus labores. Es por eso la importancia del compromiso de un psicólogo
organizacional con su contexto social, ya que atreves de él, los empleados son
tomados en cuenta por el valor que tiene su bienestar en el buen desempeño de
una organización. A partir de la participación de la psicología organizacional, las
empresas entienden que deben invertir en la salud mental de cada uno de los
participantes, que se deben implementar capacitaciones siempre en beneficio del
empleado y el empleador.

Por: Alejandra Gómez M


Estudiante de psicología
Universidad de Antioquia (seccional Magdalena medio)
Curso: teoría de las ciencias sociales