Está en la página 1de 8

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER

POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSITARIA, CIENCIA Y


TECNOLOGÍA UNIVERSIDAD POLITÉCNICA TERRITORIAL DEL OESTE DE
SUCRE “CLODOSBALDO RUSSIÁN” PNF EN INGENIERÍA DE
INSTRUMENTACIÓN Y CONTROL

ANÁLISIS CRÍTICO REFLEXIVO DE LA


SITUACIÓN POLÍTICA, ECONÓMICA, Y
SOCIAL DE VENEZUELA

Autor:
David Suarez C.I: 23433985
T2T2 Sección 1

Cumaná, Marzo de 2018


En lo político

En Venezuela la política ya es sinónimo de corrupción y mentiras, ¿Pero porque?, a


través de estos últimos años se ha visto una fuerte batalla entre la oposición y el PSUV,
debido a las fuertes críticas del pueblo acerca del manejo económico del país y su forma
social.

La sociedad venezolana y la soberanía han afectado al campo político debido al


pensamiento individual de cada persona, se han hablado de fraudes inclinados hacia el
gobierno actual de Nicolás Maduro para seguir con el régimen y la faceta de buen gobierno,
estamos en un país donde la asamblea nacional no tiene poder y las leyes son quebrantadas
por quienes la escriben.

El ex presidente Chávez quiso implementar un socialismo en donde todas las voces


eran escuchadas y debía haber igualdad, tanto social como económica, no estaba mal,
porque desde la implementación del socialismo en Francia cuando se desarrolló mediante
la revolución se creía que es una método factible si se lograba de forma correcta, esto va
de la mano con la moral y la educación, Venezuela aún no estaba lista para este tipo de
política. Intentar cambiar a millones de personas es algo complicado si no se va por el
camino correcto e inteligente, la poca preparación de políticos y la libertad exagerada de
expresión en forma política, donde cualquier persona prácticamente podía llegar al cargo
con mayor popularidad.

Profundizando el tema del campo político se resalta la mano de los opositores


quienes quieren implementar un nuevo sistema, que posiblemente este errado, ellos dicen:
"La Cuarta República y la democracia venezolana requerían de una renovación; sin
embargo, la opción elegida resultó ser un gran timo. El señor Chávez impulsó una política
de corte populista, marxista-leninista, autoritaria, segregacionista, agresiva y personalista,
continuada luego por su sucesor en el cargo. Facciones con mayor tendencia derechista
dentro de la coalición opositora decidieron dar un alto a este gobierno en 2002 con acciones
de calle; sin embargo, el gobierno planificó un vacío de poder que, a ojos de los medios de
comunicación de todo el mundo, desembocó en un golpe de estado.

De ahí en adelante, el gobierno arreció su política de segregación, comenzando


desde la censura y la manipulación mediática en los medios públicos, las presiones y el
cierre de medios privados críticos al gobierno (RCTV, Globovisión, y el enorme número de
emisoras de radio cerradas: Lista de emisoras cerradas en Venezuela), políticas de
intolerancia política en las instituciones del Estado y un proceso de construcción
armamentística de grupos paramilitares dentro de las zonas populares del país, que fungen
como policía política y son coordinadas por el gobierno. Las políticas del gobierno causan
que producir como ente privado sea casi imposible si eres crítico a la Revolución y, como el
Estado no puede costear tanta demanda, causan que estemos en esta inflación”.

Esto no está mal planteado pero si esta errado, realmente la política de Lennin
impulso el avance y la igualdad logrando un equilibrio entre el pueblo y los lideres, logrando
una economía igualitaria y justa, un sistema acorde a las necesidades de cada uno, pero eso
no quería decir que se le iba a dar poder a alguien con poca preparación o se iba a tirar el
dinero sin valorar las posibilidades más factibles, claro está que es verdad que el chavismo
ha censurado la realidad y ha enmarcado la manipulación de los medios dándole un resalte
a las actividades positivas que estos imponen para dará entender internacionalmente que
el país está bien, tanto en lo político como en lo económico.

Chávez le dio poder a personas que no estaban preparadas, personas que aun veían
la violencia como un método correcto de solución, esto es tanto para la derecha como la
izquierda, se mal entendió de que luchar era violencia, pero no es así, luchar va más allá de
eso, la revolución va mas allá, el popularismo ha hecho polvo al estado, han cerrado las
puertas a soluciones alternas, es un resumen de un comienzo de dictadura, pero no
implementada por el gobierno, no porque ellos dan el mensaje y el pueblo es el que decide,
además de las fuerzas militares, logran manipular con comida y dinero al pueblo para que
ellos mismos se impongan antes otras soluciones, logrando así mantenerse en el poder.

Para concluir el sistema político implementado tiene muchas raíces, la única posible
solución es que todos salgan del poder al mismo tiempo, ser justos con todos y colocar
nuevas personas en esos puestos, pero no da seguridad porque el que evalúa es corrupto,
y el supervisor de ese también lo es y así, hasta no terminar con ese ciclo vicioso, una mano
ayuda a la otra, pero en este caso es por dinero. Maduro sigue implementando el sistema
errado, excluyendo a personas que ya no son parte del pueblo, solo son opositores, así sean
buenas personas, mujeres, niños, adolescentes, ancianos, y demás.

En lo social

Cuando se habla se sociedad lo primero a lo que se le debe enfocar es a la educación,


esta que nos hace quienes somos, motivadora de acciones y pensamientos, la filosofía de
cada persona, eso que nos hace saber que es bueno y malo, la educación de nuestros padres
primero que nada y luego la que nos inculca el mismo estado, y por último la que nos
enseñan las acciones que suceden a nuestro alrededor, como la televisión o actos en calles,
o internet.
Ahora en Venezuela ¿Qué sociedad es la que vemos aquí en este país?, la sociedad
es pluricultural, tenemos mezclas de diversas razas, muchos científicos aseguran que eso
puede afectar o no el comportamiento de las personas, aunque pienso que debería ser por
la misma educación.

En Venezuela las personas poco a poco se han convertido en títeres, dentro de una
carrera, la típica carrera de ratas, esto se debe a la manipulación de los medios por parte
del gobierno y la política, porque al fin y al cabo el venezolano venia del campo, ese era su
día a día, el campesinado y la cosecha, cuando hubo el cambio drástico y el petróleo fue
motivo de inversión, la población paso a ser más urbana, pero fue de golpe, muy
precipitado, sin mucha preparación, aunque era la necesaria, nadie los prepararía para lo
que vemos ahora, títeres de régimen. Se analiza a continuación las causas de la sociedad
actual:

La educación en Venezuela siempre ha tenido poca revisión y análisis, podemos ver


siempre al presidente dando cosas, “ofreciendo a las escuelas”, pero nunca se le ha visto
hablar de un análisis más profundo en la educación ni implementación de nuevos sistemas,
ni análisis al campo docente. Podemos ver como esto ha afectado al país, convirtiendo a
muchos en presencias negativas, personas que se han ido por el camino incorrecto, tanto
niños como adultos, podemos ver drogadictos, delincuentes, alcohólicos, marginales, y
relegados sociales. Es un ciclo, una cosa afecta a la otra, y tenemos consecuencias graves.

Se resaltan algunas cosas bastante graves en la educación venezolana:

Primero los docentes, muchos no están capacitados para ofrecer educación de


calidad, no son evaluados y los que están no tiene motivación por falta de un mejor sueldo,
esto afecta su desempeño, actualmente incluso es más difícil, muchos profesores se han
ido del país, considero que los mejores, y seguirá así al menos que la situación mejores,
también podemos ver como el gobierno ha intentado de incluir educación inclinada a la
política algo más allá de lo que realmente se necesita saber, para su conveniencia ´para
cambiar la ideología de los jóvenes y lograr obtener su “amistad” o aprobación, esto afecta
más a las actividades de docentes obligados a ejercer esas materias con temas
profundizados con respecto a ideas políticas extravagantes. Más educación y menos
política.

Segundo se resalta algunas cosas negativas sobre la educación venezolana y como


la afecta:

La universidad venezolana, autónoma y estatal, así como, las universidades


experimentales y politécnicas, los institutos y colegios universitarios del estado, enfrentan
dos tipos de situaciones:
a) La gobernabilidad institucional, la falta de presupuesto, los subsidios para las
becas, la democratización del acceso a la universidad, las plantas físicas, el desempeño del
profesorado, la calidad y pertinencia del egresado, el desarrollo de la investigación, la
efectividad de la extensión universitaria y la eficiencia administrativa, y

b) Un conjunto de factores externos como la globalización económica, la sociedad


del conocimiento y las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

Así pues, las universidades y colegios e institutos universitarios privados, se han ido
adicionando en los últimos 50 años, tratando de dar un valor agregado a la educación
universitaria y, efectivamente, han contribuido a mejorar los índices de preparación de los
egresados universitarios. Sin embargo, al igual que los egresados de las instituciones de
educación universitaria pública, a partir de 1995, fueron en parte, a trabajar y desarrollarse
fuera de Venezuela porque el mercado profesional y especializado se fue achicando
paulatinamente hasta hoy en día, lo cual produjo y seguirá produciendo, a menos que
cambien las políticas públicas, una fuga permanente de "cerebros y gente capacitada".

La educación mal implementada de estos últimos años tanto por el gobierno como
por el estado ha provocado una demanda laboral muy grande, los más capacitados no
logran conseguir empleo mientras que los menos tienen las formas “correctas” de hacerlo,
son aquellas personas mediocres menos capacitadas las que vemos en el poder y el campo
laboral.

Como consecuencia nos damos cuenta como la sociedad se vuelve más agresiva y
negativa, por falta de educación capacitada de buena calidad, hay más criminalidad en las
calles, y por la situación económica los venezolanos se ven obligados a actuar de una forma
errada nunca antes vista, egoísmo, individualismo, violencia, muchos otros factores
intervienen en el comportamiento, como l estrés, sueldos bajos, la inflación, que afecta las
emociones de cada persona, emociones que nunca antes habían quizás sentido.

En lo económico

Las principales causas de los problemas económicos de hoy en día se pueden


encontrar en los esfuerzos del presidente Chávez ya en el año 2001, para reorganizar la
economía y la política de Venezuela. Es decir, en ese entonces Chávez le demostró a la vieja
élite del país que no iba a ser su títere ni a cumplir sus órdenes como tantos Presidentes
antes que él lo habían hecho. Al contrario, a finales de 2001 se introdujo la reforma agraria
y la legislación de reforma de la industria petrolera que tocó las dos fuentes más
importantes de poder económico de la élite. En reacción a este movimiento, la oposición
puso en marcha el intento de golpe de abril de 2002 y el cierre de la industria petrolera en
diciembre del mismo año.
Estos esfuerzos de desestabilización política y económica provocaron una masiva
fuga de capitales a principios de 2003. En un principio, el gobierno trató de contrarrestar la
fuga de capitales mediante la intervención en el mercado de divisas, usando sus dólares
para comprar el bolívar, con el fin de mantenerlo estable. Sin embargo, esto hizo que el
gobierno baje las reservas de divisas en dólares precipitadamente y así cambió
abruptamente engranajes e introdujo un tipo de cambio fijo en marzo de 2003.

Durante mucho tiempo, de 2004 a 2008, a la economía venezolana le fue bastante


bien, creciendo a un ritmo muy rápido de, en promedio, 10 por ciento por año. Esto fue en
parte posible porque el precio del petróleo era bastante alto y seguía incrementándose, lo
que significaba que el gobierno podía dar paso a la mayoría de solicitudes de dólares al tipo
de cambio oficial. Además, las políticas del gobierno para capturar una proporción mucho
mayor de dólares que el país ganó y luego reinvertir ese dinero en programas sociales,
educación, y en los esfuerzos por diversificar la economía, también hicieron una diferencia.

A mediados de 2008 la crisis financiera global golpeó y llevó el precio del petróleo,
de 140 dólares por barril a mediados de 2008, a menos de 40 por barril a principios de 2009.
El Gobierno ya no podía cubrir todas las importaciones con las ganancias de la industria
petrolera, por lo que en junio de 2010 el gobierno introdujo un nuevo mecanismo de
intercambio, el SITME, que vendía bonos denominados en dólares que podían ser
comprados en bolívares a un tipo de cambio que era el doble de la tasa anterior. La
combinación de SITME y el préstamo para cubrir el déficit significó que la deuda externa
total aumentó rápidamente en el período de 2006 a 2014, del 10% del PIB al 25% del PIB.
La deuda externa nominal (privada y pública) pasó de 41,8 mil millones de dólares en 2006
a 134,5 mil millones en 2014, un aumento del 320 por ciento en ocho años.

Otra de las medidas que el gobierno tomó durante este tiempo fue restringir el
acceso a dólares al tipo de cambio oficial. Es decir, las condiciones en que los venezolanos
podían acceder al dólar se complicaron considerablemente. Había menos dólares
disponibles para viajar, para estudiar en el extranjero, y para una más restringida lista de
importaciones. La consecuencia de esta acción fue que la tasa de cambio del mercado negro
se disparó durante este período, pasando de alrededor de 8 bolívares por dólar en 2011, a
16 en 2012.

Además, dado que menos bienes podían importarse a la tasa de cambio oficial, los
importadores cada vez más comenzaron a utilizar el mercado negro para importar
mercancías, impulsando así la inflación. Incluso si utilizaban el tipo de cambio oficial, en
lugar de vender más barato los importadores tuvieron que pagar por los bienes a la tasa del
mercado negro, la gente sabía que podían hacer mucho dinero fijando los de precios de los
bienes en el extremo más alto del mercado negro y así lo hicieron. En resumen, la inflación
comenzó a subir demasiado, el dólar siguió subiendo hasta lo que podemos presenciar hoy
en día.

Luego tras la muerte de Chávez la desestabilización creó más presión en el tipo de


cambio del mercado negro, lo que a su vez significó que había una brecha creciente entre
el tipo de cambio oficial y el del mercado negro que podrían ser explotados para beneficio
masivo. Cualquier persona que tuvo la oportunidad de tomar ventaja de esta brecha,
enfrentó enormes tentaciones de hacerlo.

Mientras que la tasa de cambio oficial se fijó en 6,3 bolívares por dólar desde
principios de 2013, la tasa del mercado negro había llegado a 18 bolívares por dólar. En
otras palabras, una persona que viajaba a los EEUU, por ejemplo, podía comprar hasta
4.000 dólares al cambio oficial (pagando 25.200 bolívares). Si no utilizaba ese dinero o si
compraba mercancías equivalentes en el extranjero, podía negociar nuevamente en
bolívares en el mercado negro, y obtener una ganancia del 300 por ciento, ganando 75.000
bolívares.

Comenzó un círculo vicioso a principios de 2014, cuando una brecha cada vez más
grande entre los tipos oficiales y no oficiales de cambio, creaba cada vez mayores incentivos
para beneficiarse de esa brecha. Así, la tasa de cambio del mercado negro comenzó a
aumentar de manera exponencial durante el 2014 y 2015, llegando a 100 bolívares por dólar
a finales de 2014 y 800 bolívares por dólar a finales de 2015, creando un 125: 1 entre el
mercado negro y los tipos de cambio oficiales. Por lo tanto, ganancias masivas de hasta
12.500 por ciento eran posibles.

Como resultado, más y más personas enfocaron sus esfuerzos para obtener dólares
a la tasa oficial, sobre todo mediante la compra de productos subvencionados en Venezuela
y re exportarlos a través de la frontera para un beneficio enorme, se les conoce como
bachaqueros. A mediados de 2014 el presidente Maduro estimaba que hasta un 40 por
ciento de todos los bienes importados en Venezuela fueron contrabandeados de vuelta a
Venezuela.

Una consecuencia lógica de todo esto es que más y más bienes comenzaron a
escasear a los precios controlados y una masiva inflación para los bienes no regulados. Ya
en el segundo mandato de Chávez en el poder, en 2006, el gobierno había comenzado a
introducir controles de precios de los bienes más esenciales, a fin de contrarrestar la
tendencia de los minoristas de poner precio a las cosas basados en el tipo de cambio del
mercado negro en lugar dela tasa oficial. Con los años, el gobierno amplió gradualmente el
número de bienes cubiertos por el control de precios, que, si se cumplen, también significa
que más y más productos tienen un precio mucho menor, por lo que estos productos
podrían ser vendidos en los países vecinos, por lo tanto, añadiendo estos productos a los
que podrían generar enormes ganancias por re-exportarlos.

En otras palabras, la situación actual de Venezuela es el resultado, en primer lugar,


del control del tipo de cambio que estaba destinado a defender la moneda frente a los
intentos de desestabilización del 2002, que fueron el resultado del ataque del gobierno de
Chávez a los intereses de la clase capitalista. Luego un control del tipo de cambio ya
relativamente débil empeoró a raíz de la disminución del precio del petróleo en 2008 y
nuevamente en 2014, lo que hizo cada vez más difícil para el gobierno poder satisfacer la
demanda de dólares sin endeudarse más. En tercer lugar los muchos posibles intentos de
la oposición por derrocar el gobierno hicieron más grave la situación y aumento la escases
de productos y el dólar siguió aumentando exageradamente, se convirtió en un ciclo
repetitivo, en donde el egoísmo va de la mano con cada acción, desde el precio de cada
bienes hasta la reventa de estos muy escasos al precio del dólar negro que es por lo que se
rige ya el pueblo de forma cruda y legal.

Hay muchos otros factores que se podrían resaltar, pero en conclusión desde finales
del 2001 comenzó lo que hoy veríamos como la peor etapa por la que ha estado pasando
Venezuela económicamente, gracias a vanos esfuerzos que hoy luego de un periodo de
satisfacción se ha convertido en llantos y gritos por parte del ciudadano común.