Está en la página 1de 10

ESCUELA SUPERIOR POLITECNICA DE CHIMBORAZO

FACULTAD DE SALUD PÚBLICA


ESCUELA DE NUTRICION Y DIETETICA
PLANIFICACION DE PROYECTOS
SEXTO SEMESTRE “C”

GUIA PARA PROYECTOS DE


NUTRICION FAO-CAPITULO 1

Zulema García

Patricia Lema

Sebastián Pérez

Karen Villarroel

RIOBAMBA 16/10/2018
CAPITULO 1: FASE PREPARATORIA

RESUMEN

La fase preparatoria de un proyecto participativo de nutrición en una


comunidad consiste en varias actividades importantes e indispensables.

Uno de los primeros pasos, el recopilar y revisar la información


existente sobre los aspectos alimentarios y nutricionales de la
comunidad, puede lograrse contactando a instituciones que puedan
proporcionar información nutricional, identificando los contactos claves
dentro de la comunidad y discutiendo los aspectos nutricionales con cada
uno de ellos o en grupos. En base a la información que se obtenga, el agente
de desarrollo deberá elaborar un diagnóstico preliminar.

Otro paso inicial es establecer o fortalecer los lazos con otros agentes e
instituciones de desarrollo. Es útil hacer un inventario de instituciones
que trabajan localmente en actividades relacionadas con la
alimentación y nutrición, tomar contacto con ellas individualmente y
luego, cuando sea posible, en grupos. Esto permitirá a los agentes de
desarrollo preparar un inventario de los servicios ofrecidos por otras
instituciones de desarrollo.

Después de haber seleccionado a la comunidad, el agente de


desarrollo inicia o fortalece relaciones con ella a través de reuniones
con los líderes locales y con la comunidad en las cuales se inicia un diálogo
sobre la alimentación y nutrición. También en esta etapa, el agente de
desarrollo identifica las organizaciones internas y las relaciones entre
grupos dentro y fuera de la comunidad.

Es posible que para estimular el interés de la comunidad sea necesario


empezar con actividades concretas relacionadas con la alimentación y
nutrición.

RECOPILANDO Y REVISANDO LA INFORMACIÓN EXISTENTE

Uno de los primeros pasos en la planificación de un proyecto participativo


de nutrición es recolectar y revisar aquella información disponible que
permita una descripción inicial de la situación alimentaria y nutricional de
la zona. Esta información, además, podrá servir al agente de desarrollo en
la elección de las comunidades donde se desarrollarán las actividades
nutricionales.

El diseño de un proyecto comunitario de nutrición precisa información


sobre la producción y disponibilidad de alimentos, hábitos alimentarios,
acceso a servicios de salud y sistemas de abastecimiento de agua; al igual
que datos técnicos nutricionales, tales como talla y peso de los niños
menores de cinco años y prácticas para el destete. Conviene también
obtener información adicional relacionada con la alimentación y nutrición,
por ejemplo, sobre el tipo de tecnología apropiada para la producción,
procesamiento y almacenamiento de los alimentos o los precios de los
alimentos principales en el mercado (por ej., alimentos básicos, aceite y
azúcar).

Parte de esta información podrá conseguirse en publicaciones, informes y


estudios o en los sistemas de recolección de datos de las instituciones
locales, así como de centros de salud o servicios de extensión agrícola.
Otros datos se encuentran en los organismos a nivel provincial o central,
tales como los departamentos ministeriales, universidades, organizaciones
no-gubernamentales, agencias de desarrollo o instituciones del sector
privado. Los supervisores de estas entidades, además de proporcionar
material, podrán asistir al agente de desarrollo con la identificación y
adquisición de fuentes adicionales.

Así mismo, sería útil conseguir las opiniones de los expertos y líderes
locales sobre los problemas nutricionales de la zona, reuniéndose con ellos
en forma individual o en grupos. El reunir a personas conocedoras de la
situación local, con antecedentes diferentes y experiencia en distintos
campos, tiene varias ventajas: podrá ayudar a determinar los aspectos
específicos que necesiten mayor atención e investigación, al igual que
servir como una base para una mayor cooperación entre las instituciones
y/o las personas presentes.

Al haber concluido con la revisión de la información, el agente de desarrollo


hace un diagnóstico inicial de la situación alimentaria y nutricional en la
zona.

La Lista de Verificación 1 que sigue fue desarrollada con el fin de


proporcionar al agente de desarrollo una guía flexible que le asista en la
organización y registro de la información obtenido. El tipo y cantidad de
información requerida y/o disponible podría variar de un lugar a otro. Las
lagunas iniciales se iran llenando durante el desarrollo del proyecto, según
las necesidades que vayan surgiendo.

ESTABLECIENDO VÍNCULOS CON OTRAS AGENCIAS E INSTITUCIONES


PARA EL DESARROLLO

Un paso importante en la preparación de los proyectos participativos de


nutrición es el establecer los contactos y vínculos con otros agentes e
instituciones para el desarrollo que trabajan con aspectos alimentarios y
nutricionales o temas relacionados con ellos.

Por tener la desnutrición muchas causas, la solución a los problemas


nutricionales precisa la participación de personas e instituciones que
trabajan en diferentes sectores de desarrollo, incluyendo la agricultura,
salud, educación y desarrollo comunitario. Vale la pena hacer un inventario
de las instituciones locales que desarrollan o prestan apoyo a actividades
relacionadas a la alimentación y nutrición. Entre ellas podrían incluirse las
instituciones estatales, tales como los Ministerios de Agricultura, Salud y
Educación, al igual que las autoridades políticas y administrativas; además
de las organizaciones no-gubernamentales comprometidas con trabajo
para el desarrollo. En el inventario tendría que tomarse en cuenta,
particularmente, a las asociaciones campesinas, sindicatos y otras
organizaciones populares interesadas en cuestiones sociales o en
promover el desarrollo de la zona.

Es mejor iniciar los contactos con las diferentes instituciones en una etapa
temprana. En lo posible, debe primero conseguirse información sobre las
instituciones con las cuales se piensa establecer contactos, así el agente de
desarrollo podrá determinar la mejor manera de hacerlos. Al conversar con
los representantes de las diferentes instituciones, el agente de desarrollo
podrá:

- explicar el enfoque que piensan seguir para promover las actividades


participativas de nutrición;

- solicitar sugerencias sobre cómo las instituciones podrían cooperar y


asistir con las actividades;
- recoger información especifica sobre los servicios que las instituciones
ofrecen o podrían ofrecer a la comunidad, el tipo de recursos con los que
cuentan y sus planes operativos actuales a nivel comunitario.

- identificar los mecanismos de coordinación que existen entre las


diferentes organizaciones como base para una futura relación operacional.

Seria útil para el agente de desarrollo contar con un inventario de los


servicios localmente disponibles en la comunidad. Como se muestra en el
ejemplo presentado en la Figura 1, en el inventario se podrían incluir los
servicios ofrecidos, el nombre de la institución que los brinda, su ubicación
y distancia a la comunidad, así como los recursos que pueda proporcionar.

El uso de un mapa ayudaría a visualizar la ubicación de estos servicios


dentro de la comunidad o la zona, como en el ejemplo del Mapa 1, en el cual
se muestran las diferentes instituciones para el desarrollo en una
comunidad rural en las Filipinas.

Las organizaciones locales pueden ser fuentes útiles de información. Con


una visita a sus proyectos probablemente se aprenda más sobre la zona.
Sus módulos y materiales de capacitación, además, podrían aprovecharse
para el proyecto.

Desarrollar desde un principio una buena relación y cooperación con las


autoridades de los gobiernos locales garantizaría apoyo al proyecto en el
futuro. Este es un ingrediente esencial para su éxito y sostenibilidad. Así
mismo, el compartir la información recolectada con la administración local
favorecerá su diseminación y, además, ayudará el personal de gobierno a
tomar conciencia de los aspectos relacionados a la nutrición y seguridad
alimentaria. Conviene involucrar a los profesionales responsables en la
toma de decisiones por estar ellos en una situación de asegurar el flujo de
información desde el campo al nivel nacional, y del nivel central al local.

En aquellos países donde existen células de planificación a nivel de distrito,


se simplifica el proceso para desarrollar una cooperación. Los agentes de
desarrollo podrían recurrir a estas células para obtener ayuda para la
recolección y análisis de datos, así como para discutir los resultados con
los agentes de los diferentes ministerios técnicos quienes normalmente se
encuentran a este nivel.
Como complemento a las reuniones individuales con el personal de cada
institución, es también conveniente organizar una reunión compartida con
las organizaciones locales más importantes. Los agentes de desarrollo
aprovecharían esta ocasión para presentar el proyecto participativo de
nutrición, responder a preguntas, dar mayores explicaciones y solicitar
sugerencias sobre el modo en que los participantes podrían contribuir/al
proyecto y promover la cooperación entre el gobierno, las ONGs y la
comunidad.

ELIGIENDO LA COMUNIDAD

Si el agente de desarrollo ya trabaja en una o más comunidades,


probablemente el proceso de selección de la comunidad se limitará a
determinar con cuál de las comunidades iniciar el diálogo sobre la
alimentación y nutrición. Sin embargo, en algunos casos, los agentes de
desarrollo tendrán que decidir, o ayudar a decidir, en cuál de ellas
promover el proyecto participativo.

Varios factores pueden contribuir a tomar esta decisión, siendo uno de


ellos la manera en que tanto los miembros de la comunidad como las
personas ajenas perciban las necesidades alimentarias y nutricionales de
la comunidad. En algunos casos, la comunidad estará consciente de estas
necesidades, lo cual podría ser un factor que motive a individuos o grupos
a solicitar, sea formal o informalmente, actividades relacionadas a la
nutrición. En este caso, el proceso participativo resulta más fácil.

A menudo esta consciencia no existe. Las necesidades, sin embargo,


pueden haber sido identificadas por personas externas a la comunidad en
base a datos nutricionales tales como la desnutrición aguda o crónica,
deficiencias de micronutrientes; datos relacionadas a la salud (índices
elevados de mortalidad infantil, etc.); o conocimiento sobre una real
situación de crisis que esté afectando la disponibilidad de alimentos, por
ejemplo, una sequía, presión demográfica o problemas económicos
mayores.

El agente de desarrollo también tendrá que tomar en consideración la


receptividad de la comunidad a un proyecto participativo. Es más difícil
promover un enfoque participativo en comunidades donde se hayan
desarrollado actividades de tipo asistencialista. Las comunidades
pequeñas o aisladas que hayan recibido poco o ningún apoyo externo,
tienden a ser más receptivas.

En esta etapa, concentrarse en un grupo de comunidades en un zona dada,


en vez de solo en una comunidad, permitirá mayor flexibilidad. Si una
comunidad no muestra especial interés en el proyecto, se podrá elegir otra
en su lugar.

DESARROLLANDO O FORTALECIENDO LAS RELACIONES Y EL


DIÁLOGO CON LA COMUNIDAD

El diálogo entre el agente de desarrollo y la comunidad es la base de un


proyecto participativo de nutrición. Mediante el diálogo cada uno
contribuirá a una mejor comprensión de los problemas alimentarios y
nutricionales. Con el avance del proyecto, tanto la comprensión de los
problemas como la perspectiva que se tiene de ellos, evolucionarán y
madurarán.

¿Cómo puede el agente de desarrollo iniciar o fortalecer las relaciones con


la comunidad? Si conoce bien la comunidad, un buen punto de partida seria
las relaciones existentes. Convendría también involucrar desde un
principio a los líderes comunitarios y a personas con educación formal
(líderes tradicionales, ancianos de jerarquía, maestros, autoridades
religiosas, líderes de grupos femeninos, representantes de organizaciones
populares). Estas personas son la clave para la comunicación con los otros
miembros de la comunidad: pueden facilitar información y sugerencias
útiles, así como ayudar al agente de desarrollo a establecer otros contactos.
El apoyo de los líderes comunitarios, además, proporciona credibilidad al
proyecto y asegura su éxito y sostenibilidad.

A través de estos contactos iniciales, se pueden identificar los temas que


mejor servirán para despertar el interés de una parte significativa de la
comunidad y motivar a las personas ya interesadas.

Una vez que se hayan establecido los contactos e identificado los temas
principales, seria aconsejable convocar una reunión general con la
comunidad. Si toda la comunidad suele reunirse regularmente, o ya se
encuentra reunida con otro propósito, se aprovecharían estas ocasiones; si
no fuera así, se solicitaría a los líderes comunitarios convocar una reunión
especial. La primera reunión es el momento indicado para introducir al
agente de desarrollo y los problemas alimentarios y nutricionales. En los
días siguientes o durante la próxima visita del agente de desarrollo, se
continuaría el diálogo con individuos o grupos pequeños.

En estas discusiones, debe cuidarse de no ocasionar malentendidos o


expectativas irreales. La comunidad debe estar consciente, desde el inicio,
de las intenciones del agente de desarrollo y de los recursos con los que
cuenta (por ej. tiempo y dinero).

Es importante fomentar la participación del mayor número posible de


personas en el diálogo. Conociendo el programa diario de actividades de
los diferentes grupos comunitarios, tanto de los hombres como de las
mujeres, jóvenes y adultos, conjuntamente se pueden planificar las horas
más convenientes para las visitas y reuniones. Posiblemente también sea
necesario hacer otros arreglos para hacer posible la presencia de ciertos
miembros de la comunidad; por ejemplo, las mujeres quizás necesiten
alguien con quien dejar a los niños. Cualquier arreglo tendría también que
discutirse y planificarse con la comunidad.

Normalmente, la participación de las mujeres es un factor decisivo para


iniciar un proceso participativo de nutrición, por la importancia del rol que
tienen dentro del hogar en cuanto a la alimentación y nutrición. En la
mayoría de los países son las mujeres las responsables de las actividades
relacionadas con la alimentación: la producción, recolección,
procesamiento y almacenamiento, adquisición y distribución de alimentos,
así como el consumo intrafamiliar. Usualmente, son ellas las que más se
preocupan por la seguridad alimentaria, es decir, de asegurar durante todo
el año un suministro suficiente de alimentos para la familia.

Los hogares e individuos que necesitan más ayuda generalmente no son


consultados ni participan en el proceso de toma de decisiones dentro de la
comunidad, lo cual los aísla aún más de las oportunidades de desarrollo.
Otros grupos, como por ejemplo los jóvenes, con frecuencia son excluidos.
Se tendrían que identificar a estos grupos al principio y promover
activamente su participación.

Cuando se sepa en qué comunidad se piensa promover el proyecto, los


trabajadores comenzarán a recolectar información sobre las
organizaciones formales e informales dentro de la comunidad, así como
sobre los vínculos de éstas con las instituciones externas. Se puede
averiguar si ya existen trabajadores comunitarios capacitados, como de
salud, por ejemplo; e intentar conseguir información sobre anteriores
actividades de desarrollo en la comunidad, si fueron exitosas o no, y las
razones por ello.

Si surge la necesidad de visualizar la interacción de las instituciones


externas con la comunidad en su totalidad y con sus diferentes grupos, se
puede pedir a la comunidad que prepare un diagrama, como el de la Figura
2. Este método, llamado Diagrama de Venn, consiste en una serie de
círculos de diferentes tamaños, el más grande representando a la
comunidad y cada circulo dentro o fuera de éste, a un individuo, grupo o
institución. El tamaño de cada circulo indica su importancia; la
superposición entre ellos, el grado de interacción. La construcción de este
tipo de diagrama con los grupos permite discutir los problemas que existen
y las oportunidades para proporcionar asistencia a la comunidad. El
diagrama también puede contribuir a evaluar la eficiencia de los servicios,
comparando su contenido con el inventario de los servicios a disposición
de la comunidad que se preparó anteriormente.

ESTIMULANDO EL INTERÉS DE LA COMUNIDAD POR LA


ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN

Por ser la alimentación y nutrición preocupaciones principales, en algunos


casos la comunidad responderá inmediatamente, particularmente si en
forma regular o creciente enfrenta problemas de escasez de alimentos. En
muchos casos, sin embargo, el agente de desarrollo se encontrará ante una
falta de interés. Posiblemente los miembros de la comunidad no compartan
su perspectiva de los problemas alimentarios y nutricionales, ni relacionen
estos aspectos con el mejoramiento de su situación. Podrían incluso
considerar que el interés del extraño en este campo es una pérdida de
tiempo. En tales casos, los esfuerzos del agente de desarrollo pueden ser
perjudicados.

¿Cómo puede el agente de desarrollo vencer esta falta de interés y


conseguir que las cosas marchen? Un modo exitoso es el que se siguió en
un proyecto participativo de nutrición en México. En este proyecto, los
agentes de desarrollo iniciaron actividades en pequeña escala para
estimular y cristalizar los intereses de la comunidad sobre la alimentación
y nutrición, demostrando así su disposición para apoyar acciones
concretas más allá de la fase inicial
1. Recolectar y revisar la información preliminar:

· contactando a instituciones que puedan facilitar información relativa a la


nutrición
· identificando los contactos claves y discutiendo con ellos los problemas
nutricionales locales
· efectuando reuniones conjuntas con los contactos claves
· preparando un diagnóstico inicial

2. Establecer/reforzar vínculos con otras instituciones locales para


el desarrollo:

· inventariando las instituciones que trabajan con aspectos nutricionales


· promoviendo reuniones conjuntas de las instituciones a nivel local para
presentar el concepto de nutrición participativa
· inventariando recursos disponibles

3. Elegir la comunidad

· identificando posibles ubicaciones en base a criterios de selección claros

4. Iniciar un diálogo con la comunidad sobre la alimentación y


nutrición:

· reuniéndose con los líderes locales para discutir la posibilidad de


colaboración con la comunidad en cuanto a aspectos alimentarios y
nutricionales
· informando a la comunidad en general sobre la alimentación y nutrición
· identificando las organizaciones que existen dentro de la comunidad
· identificando diferentes relaciones entre grupos dentro y fuera de la
comunidad

5. Estimular interés sobre aspectos alimentarios y nutricionales:

· iniciando actividades en pequeña escala


· utilizando medios de comunicación (por ej. radio, teatro y video)