Está en la página 1de 5

LA PROSTITUCIÓN

¿Qué es la prostitución?

La prostitución consiste en la venta de servicios sexuales a cambio de dinero u otro


tipo de retribución. Cuando la mujer es quien otorga el servicio suele denominársele
«prostituta»,

Terminología y antecedentes históricos:

El termino prostitución viene del latín "prostituire" que literalmente significa estar
expuesto a las miradas del público, estar en venta, traficar con el cuerpo.
El termino ramera tiene su origen en los adornos colocados en una rama de árbol
que se instalaba en el frontis de las casas donde se ejercía la prostitución

SU ORIGEN

El origen de la prostitución en la historia, se ubica en la época en que se efectúo el


cambio de la Familia MATRIARCAL a la familia PATRIARCAL; la mujer sufre una
pérdida total del poder que poseía, pues anteriormente era ella como Jefa de Familia
la encargada del sustento y protección de los hijos. Como consecuencia de este
cambio la mujer pierde el derecho de ejercer alguna profesión que no sea la de
atender al esposo y los hijos, es entonces el dominio del varón quien empuja a la
mujer a ejercer el único oficio que le quedaba: La Prostitución.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS

La prostitución se da por varias causas como:

* Falta de recursos económicos

* Ausencia de valores inculcados y la moral

* Bajo nivel educativo

* Desintegración familiar
* Sentimientos de abandono e inferioridad

* Incapacidad de establecer relaciones satisfactorias y heterosexuales

* Deficiencia mental

LAS CONSECUENCIAS DE LA PROSTITUCIÓN SON:

* Enfermedades venéreas tales como SIDA, herpes vaginal, gonorrea, etc.

* Conllevan a adicciones como drogadicción y alcoholismo

* Precipita la debilidad mental

* Rechazo social

* Infracción a la ley

* Embarazos no deseados

* Familias desintegradas

TIPOS DE PROSTITUCIÓN

Dentro de la prostitución femenina hay profesionales, semiprofesionales y


ocasionales.
Las profesionales ejercen en forma abierta, lo que pueden hacer en burdeles o
casas de cita, donde viven, otras, asisten algunas horas o alquilan un cuarto. Suelen
detenerse a determinada hora en un mismo sitio, recorren las calles para
seleccionar a su clientela, trabajan en coche buscando a los clientes aprovechando
los semáforos o buscan la clientela en parte parques y jardines públicos, hoteles,
bares, cines, cavares, restaurantes de lujo, etc.

Las semiprofesionales se escudan tras un empleo: camareras, meseras de cavares


de lujo, cancionistas, bailarinas de desnudo, etc, las call girls trabajan por medio de
citas telefónicas, ya sean estas por su cuenta o por medio de asociaciones.

Las ocasionales pueden ser mecanógrafas, trabajadoras domésticas, estudiantes,


amas de casa, etc., y ejercen por ganar algún dinero o pueden hacerlo para
conservar su empleo o ascender en algún puesto.
PROSTITUCIÓN MASCULINA

La Prostitución de personas del sexo masculino no escapa a este tema, es tan


antigua como la femenina, pues en la época Romana ya se veía como se vendían,
alquilaban, prestaban mancebos, los cuales aumentaban si tenían instrucción
musical. Tanto llegó a expandirse la prostitución masculina que el Emperador
Domiciano prohibió la prostitución de niños menores de 7 años.

La diferencia existente con el ejercicio femenino, es que los hombres por lo general
entran a este mundo por propia voluntad y enterados desde el inicio cuál será su
oficio; tiene carácter temporal y sus motivos son netamente económicos.

PROSTITUCIÓN INFANTIL

Este tipo de prostitución nunca es voluntaria y va acompañada del miedo, al hambre,


las drogas y multitud de circunstancias más, que pueden convertir la existencia tanto
de un menor como de un adulto en un auténtico infierno que siempre sobrepasará
nuestra imaginación.

Los modos de operar en este caso son y se describen de la siguiente manera:

A) LA CAPTACIÓN Y EL RAPTO:

En los centros industriales de las grandes ciudades es donde suelen trabajar las
personas dedicadas a localizar posibles víctimas. Normalmente se trata de
prostitutas o exprostitutas que con frecuencia dependen de una dosis de heroína.
Se aprovechan de las privaciones económicas de las menores y les ofrecen algún
trabajo o ayuda económica, normalmente a través de un bar, un espectáculo o un
grupo de baile. Una vez que logran ganarse su confianza, les llevan a un
establecimiento de la red donde caen en manos del proxeneta.

B) LA RETENCIÓN Y EL SECUESTRO:

Las organizaciones de prostitución utilizan pisos y clubes de alterne para retener a


los menores. Una vez que han caído en uno de ellos comienza el verdadero calvario.
Las niñas son encerradas, golpeadas y violadas por sus proxenetas durante varios
días. De esta forma ninguna de ellas será virgen y habrá tenido varias experiencias
antes de recibir a su primer cliente, a no ser que alguno de éstos esté interesado en
una niña virgen. Por otro lado, las palizas y amenazas aseguran el silencio de las
menores, muchas veces aun después de ser detenidos sus proxenetas. En ningún
momento dejan de ser vigiladas y no pueden salir a la calle. Normalmente son
obligadas a drogarse con cocaína para aumentar su rendimiento o con heroína para
doblegarlas, convertirlas en drogadictas y hacerlas así dependientes del proxeneta.

C) DESENLACE:

Los menores que caen en manos de estas redes tienen pocas posibilidades de
escapar. Si no son liberados por la policía pueden terminar siendo vendidos en el
extranjero y no regresar jamás. Pueden ser asesinados cuando ya no sirvan o caer
por una sobredosis. Pueden convertirse en drogadictos o simplemente no volver a
recuperar su estado emocional normal. Un adolescente de 15 años que ha pasado
por esto tiene muchas probabilidades de no recuperarse nunca totalmente de los
traumas psíquicos y físicos sufridos a una edad en la que el ser humano es
tremendamente vulnerable mientras intenta moldear su personalidad.

* 100 millones de menores tiene la red de prostitución infantil en el mundo.

Una investigación, un trabajo conjunto del Centro de Control y Prevención de


Enfermedades de EE UU y la Universidad de Tufts, en Medford (Massachusetts),
indica también que dos millones de esos menores padecerán enfermedades de
transmisión sexual. El estudio revela que dos millones y medio de esos niños
prostituidos serán violados, 7.000 asesinados, más de un millón y medio intentarán
suicidarse y casi todos caerán en la droga.

Para hacernos una idea a nivel general, la ONU en un informe que publicó en abril
del 2000, denunciaba el tráfico de decenas de miles de mujeres para ejercer la
prostitución, que son integradas, junto a menores, en redes internacionales de
explotación sexual.

Unos mínimos de 100.000 prostitutas inmigrantes trabajan en Estados Unidos.


40.000 y 50.000 mujeres tailandesas se dedican a la prostitución en Japón.

Más de 1.000.000 de personas, en su mayoría mujeres y niñas, caen cada año en


las redes de prostitución organizada en Asia.

Son más de 500.000 las mujeres importadas en Europa occidental de países del
Este. Tan sólo en Italia hay más de 45.000 mujeres -dos tercios provenientes de
Europa del Este y casi un tercio de África. Unas 75.000 brasileñas viven de la
prostitución en Europa.

¿HAY SOLUCIÓN PARA EL PROBLEMA DE LA PROSTITUCIÓN?

Parecía que ningún país encontraba una solución eficiente a la prostitución,


pero Suecia ha encontrado la forma. En apenas cinco años, Suecia ha disminuido
drásticamente la cifra de mujeres dedicadas a la prostitución.
En las calles de Estocolmo la cantidad de prostitutas se ha reducido en dos tercios
y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio
sexual en las calles casi ha desaparecido.

Esto se debe a que después de varios años de investigación y


estudio, Suecia aprobó en 1999 una ley que, por una parte, penalizaba la compra
de servicios sexuales y por otra despenalizaba la venta de dichos servicios.
Además de la estrategia legal de dos vías, un tercer y esencial elemento de la ley
sueca sobre la prostitución provee que amplios fondos para servicios sociales
integrales sean dirigidos a cualquier prostituta que desee dejar esa ocupación. Así
mismo, también provee fondos adicionales para educar al público.

La estrategia única de Suecia trata la prostitución como una forma de violencia


contra las mujeres, en la cual se penaliza a los hombres que las explotan comprando
servicios sexuales. Se trata a las prostitutas, en su mayoría, como víctimas que
requieren ayuda.