Está en la página 1de 5

Creciendo

Como ser un discípulo que hace discípulos

Transcrito y adaptado por: Danny Carmona


CRECIENDO
Como ser un discípulo que hace discípulos

1 Hacer Discípulos
VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: Mateo 28:18-20
ESTUDIO BÍBLICO: Lucas 6:12-16; 9:1-6, 10
LECTURA: El llamamiento bíblico a hacer discípulos.

Enseñanza principal
¿Qué es el discipulado?

El discipulado es una relación cuya intención es caminar con otros discípulos para animarnos,
equiparnos y retarnos en amor a crecer hacia la madurez en Cristo. Esto incluye preparar al
discípulo a enseñar a otros.

1. Identifica palabras clave o expresiones claves en la pregunta y la respuesta, y explica en


tus propias palabras lo que significa.

2. Reescribe esta verdad con tus propias palabras.

3. ¿Qué preguntas o temas te vienen a la mente al pensar en esta verdad?

Estudio del versículo para memorizar:

La Declaración de Misión que Jesús dejó para su Iglesia es: “Id y haced discípulos”. Estos
versículos tan importantes son conocidos como la Gran Comisión.

1. Veamos el contexto: Lee Mateo 28. ¿Qué sucesos tienen lugar antes de que Jesús
pronunciara la Gran Comisión, y cómo debieron de afectar a los discípulos?

2. Los versículos para memorizar son Mateo 28:18-20. Cópialos en este espacio.

3. ¿Qué nos enseñan estos versículos sobre Jesús?

4. ¿Por qué Jesús hace tanto énfasis en su autoridad (v. 18) y la presenta como telón de fondo
de la Gran Comisión?
5. ¿Cómo debemos hacer discípulos?

6. ¿Cuándo podemos decir que hemos hecho discípulos?

7. ¿Qué te han enseñado estos versículos esta semana?

Estudio bíblico inductivo

Jesús siempre vivió con la mirada puesta en el fin de su ministerio en la tierra. Siempre tenía
presente la preparación de aquellos hombres que continuarían su ministerio después de que
Él ascendiera al Padre. Este estudio se centrará en la forma en la que Jesús preparó a los
discípulos que había escogido.

1. Lee Lucas 6:12-16; 9:1-6, 10. ¿Cuál crees que fue el contenido a la oración de Jesús aquella
noche?

2. ¿Qué puedes aprender del carácter estratégico que hay detrás de la elección que Jesús hace
de los doce en 9:1-6?

3. ¿Qué poder y autoridad les dio a los discípulos? ¿Qué poder y autoridad podemos esperar
de Jesús hoy día?

4. ¿Cuál fue el rol de Jesús cuando los discípulos volvieron (9:10)?

5. ¿Qué implicaciones tiene para ti la enseñanza de este pasaje?

6. ¿Qué versículo o versículos te han impactado de forma especial? Escribe los versículos
clave con tus propias palabras.
Lectura: Un llamamiento bíblico a hacer discípulos

Cuando Jesús ordenó a sus discípulos: “Id y haced discípulos de todas las naciones” (Mateo
28:19), estaba pronunciando la Declaración de Misión que su Iglesia debía tener. Jesús les
dijo a los discípulos que hicieran lo que Él había estado haciendo durante sus tres años de
ministerio. Jesús hizo discípulos seleccionando a un número reducido de personas para que
pasaran tiempo con Él y aprendieran directamente de Él.

El método de discipulado de Jesús


¿Cuál era la ventaja estratégica de rodearse de doce hombres para que “estuvieran con Él”
(Marcos 3:14)? Hay varias razones detrás de dicha estrategia, pero las dos siguientes son las
más importantes:

- Interiorización. Al centrarse en unos pocos Jesús pudo asegurar la continuidad de su


misión. Quizá nos preguntemos por qué Jesús eligió de forma pública a doce de entre todos
sus discípulos (Lucas 6:13). ¿No podía eso haber creado sentimientos de envidia? ¿Por qué
no continuó ampliando su campo de influencia y así crear un movimiento de masas?
El apóstol Juan recoge la advertencia que Jesús hace sobre las masas, cuando le estaban
aclamando por los milagros que había hecho: “Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque
conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del Hombre, pues él
sabía lo que había en el Hombre” (Juan 2:24-25).
Aunque Jesús actuó frente a las necesidades de las multitudes, Él sabía que éstas eran
inconstantes. Aquellas personas que le habían aclamado diciendo: “¡Hosanna” ¡Hosanna!”
tardarían menos de cinco días en cambiar sus vítores por el grito de “¡Crucifícale!
¡Crucifícale!”. Como conocía los caprichos de las multitudes, Jesús construyó su ministerio
sobre unos pocos escogidos que formarían la superestructura de su reino futuro. Los
discípulos no son producto de una producción en masa, sino de una relación estrecha que
requiere tiempo y dedicación. A. B. Bruce resume esta idea de la forma siguiente: “Esta
cuidadosa formación de los discípulos fue lo que garantizó que la enseñanza del Maestro
fuera duradera; que su reino estuviera fundado en unos pocos con convicciones profundas e
indestructibles, en lugar de estar fundado en la multitud, cambiante y superficial”

- Multiplicación: Si Jesús se centró en unos pocos, eso no quiere decir que no quisiera
alcanzar a las multitudes. Jesús tenía una visión suficientemente grande como para empezar
por lo importante, por insignificante que pareciera. Centrarse en unos pocos no limitó su
influencia, sino que sirvió para que ésta se extendiera.
Cuando Jesús ascendió al Padre, sabía que había al menos once personas que podían
seguir ministrando con su autoridad, y que esos once habían vivido el modelo de cómo
invertir en las personas. Robert Coleman describe muy bien la idea del método de Jesús
cuando escribe: “El plan de Jesús no fue elaborar un programa para alcanzar a las
multitudes, sino formar a un grupo de hombres que lideraría a las multitudes”.

El discipulado hoy
A través del discipulado, el Evangelio penetra de forma profunda en las vidas de aquellos
que deciden seguir a Cristo, llevándoles a ser creyentes maduros que dan continuidad al
Evangelio. El discipulado es, pues, una relación donde de forma intencional caminamos
junto a otros discípulos y nos animamos, corregimos y retamos mutuamente en amor para
crecer hacia la madurez en Cristo.
Este manual intenta potenciar tres ingredientes necesarios para que se produzca la
madurez en Cristo. La vulnerabilidad relacional, que hace referencia a relaciones abiertas,
sinceras, en las que las personas estamos dispuestas a compartir sus luchas para que el
Espíritu Santo pueda obrar en nosotros. En segundo lugar, la centralidad de la verdad, que
puede actuar cuando los discípulos abren sus vidas los unos a los otros en torno a la Palabra
de Dios, y así el Señor empieza a transformar sus vidas de pies a cabeza. Y en tercer lugar,
la supervisión mutua, que consiste en dar autoridad a los demás miembros del grupo para la
rendición de cuentas.

Debemos decidir para qué queremos que sirva nuestro liderazgo. ¿Para recibir el
aplauso y el reconocimiento momentáneo o para transmitir un modelo a los pocos que
continuarán nuestra labor una vez ya no estemos? Lo idóneo es que cuando nos centremos
en unos pocos llegaremos a influir a mucha gente, se multiplicará el número de discípulos y
crecerá el liderazgo de la Iglesia; si no creamos grupos de discipulado reducidos donde se
haga un seguimiento serio - será muy difícil lograr una base sólida.

Estudio de la Lectura

1. ¿Cuáles fueron las razones por las que Jesús eligió a doce hombres para que estuviesen
con Él? ¿Qué podemos aprender en cuanto a forma en la que ayudamos a los demás a caminar
hacia la madurez?

2. ¿Cuáles son los ingredientes necesarios para una relación de discipulado eficaz?

3. ¿Qué preguntas tienes sobre la lectura?

4. ¿La lectura te ha mostrado algún pecado? ¿Te reta? ¿Te consuela? Explica por qué.