Está en la página 1de 3

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD BICENTENARIA DE ARAGUA


ESCUELA DE DERECHO
PUERTO ORDAZ, VENEZUELA

Autor:
Mariany Montes
C.I. 14.961.266

Ciudad Guayana, Agosto 2018


ANÁLISIS CONSECUENCIAS PATRIMONIALES DE LA TERMINACIÓN DEL
CONTRATO DE TRABAJO
Entendemos por consecuencias patrimoniales los hechos o acontecimientos derivados o que resulta
inevitable y forzosamente de otro, y que son susceptibles de medirse pecuniariamente. En el caso de la terminación
del contrato de trabajo, tenemos que son las siguientes:

En primer lugar se encuentra el preaviso, que es la notificación que cada parte está en el deber de hacer a la
otra, con la anticipación prevista legal o convencionalmente, de su voluntad de terminar el contrato concertado a
tiempo indeterminado por causas no justificadas, es decir, por despido injustificado o basado en motivos económicos
o tecnológicos según la ley.

Su fin es evitar el daño que puede causar a un contratante la repentina suspensión, por parte de la otra, de
una prestación convencionalmente prevista para prolongarse en el tiempo. Es por naturaleza una obligación de hacer
de carácter facultativo, es decir, que en principio debe ser cumplida de buena fe en la forma original de notificación
anticipada.

Con respecto a las prestaciones sociales, tenemos que los efectos de la terminación de la relación laboral
son un conjunto de derechos y beneficios que reciben los trabajadores por el hecho de prestar servicios
ininterrumpidos al mismo patrono. Es decir, son los pagos que, al finalizar la relación laboral, se le dan al trabajador
en reconocimiento a sus años de servicio y le amparan en la cesantía, o sea, mientras está sin trabajo.

El nuevo régimen que regula las prestaciones sociales (LOTTT-2012) le es aplicable a todos los
trabajadores amparados por la legislación laboral rigiendo además para los funcionarios públicos Nacionales,
Estadales o Municipales, lo cual constituye un importante extensión del régimen laboral al funcionario público (art.
146 LOTTT).

Está contenido en el artículo 141 de la LOTTT, que establece que todos los trabajadores y trabajadoras
tienen derecho a prestaciones sociales que les recompensen la antigüedad en el servicio y los ampare en caso de
cesantía. El régimen de prestaciones sociales regulado en la presente Ley establece el pago de este derecho de forma
proporcional al tiempo de servicio, calculado con el último salario devengado por el trabajador o trabajadora al
finalizar la relación laboral, garantizando la intangibilidad y progresividad de los derechos laborales. Las
prestaciones sociales son créditos laborales de exigibilidad inmediata. Toda mora en su pago genera intereses, los
cuales constituyen deudas de valor y gozan de los mismos privilegios y garantías de la deuda principal.

Posteriormente, entramos en lo que es la indemnización por despido injustificado. Y tenemos que el


artículo 92 de la LOTTT, se refiere a la indemnización debida en caso de despido injustificado, por terminación de
la relación de trabajo por causas ajenas al trabajador o trabajadora:

En caso de terminación de la relación de trabajo por causas ajenas a la voluntad del trabajador o
trabajadora, o en los casos de despido sin razones que lo justifiquen cuando el trabajador o la trabajadora
manifestaran su voluntad de no interponer el procedimiento para solicitar el reenganche, el patrono o patrona deberá
pagarle una indemnización equivalente al monto que le corresponde por las prestaciones sociales.

En este caso, de que el trabajador manifieste su intención de no entablar juicio por el despido injustificado,
el patrono deberá cancelarle como indemnización por el despido, un monto equivalente al de las prestaciones
sociales que le correspondan, calculadas de conformidad con el art. 142, literal d de la LOTTT. Este artículo
también se aplica al caso del despido indirecto (art. 80).
Y así como los demás aspectos, entran también lo que son las vacaciones fraccionadas. El artículo 196 de la
LOTTT establece la disposición que regula el derecho del trabajador al pago de vacaciones fraccionadas al termino
de la relación de trabajo.

Cuando termine la relación de trabajo antes de cumplirse el año de servicio, ya sea que la terminación
ocurra durante el primer año o en los siguientes, el trabajador o la trabajadora tendrá derecho a que se le pague el
equivalente a la remuneración que se hubiera causado en relación a las vacaciones anuales y el bono vacacional, en
proporción a los meses completos de servicio durante ese año, como pago fraccionado de las vacaciones que le
hubieran correspondido.

Por último tenemos que, dependiendo del caso, surgirán también reparaciones por daños morales, aquel
perjuicio sufrido a la psiquis de una persona, es la trasgresión a los derechos personalísimos de una persona a través
de un agravio a la dignidad, honorabilidad, sosiego, integridad física, privacidad, o cualquier elemento que altere la
normalidad facultativa mental o espiritual.

El daño moral consiste en el dolor, la angustia, la aflicción física o espiritual, y en general, los
padecimientos infringidos a la víctima por el evento dañoso. El daño moral radica en las consecuencias o
repercusiones anímicas o espirituales.

También podría gustarte