Está en la página 1de 27

Universidad Católica de la Santísima Concepción

Facultad de Medicina
Microbiología y Parasitología

Actividad Práctica:
PARÁSITOS

INTEGRANTES: Alejandra Catalán


Alejandro Manríquez
Jonatan Sandoval
Alfredo Seguel
CURSO:2º Año de Medicina
SECCIÓN: 4
ASIGNATURA:Microbiología
DOCENTE:Prof. Tania Grant
FECHA DE ENTREGA:06/12/2013
INTRODUCCIÓN

Los parásitos son seres eucariontes que viven a expensas de otro de distinta especie y le
producen daño. Se caracterizan por desarrollar ciclos evolutivos o biológicos; etapas
secuenciales del desarrollo de un parásito (PUC, 2001).Éstos se clasifican morfológicamente de
acuerdo al número de células que los componen; los protozoos constituidos por una sola
célula (unicelulares) y helmintos y artrópodos por millones de éstas (pluricelulares) (Atias,
1991).

Los protozoos son parásitos unicelulares, microorganismos sencillos cuyo tamaño oscila entre
2 y 100 µm; poseen un núcleo central y pueden o no tener órganos de locomoción. La
actividad biológica de los protozoos presenta dos formas evolutivas: trofozoíto o forma
vegetativa y quiste o forma de resistencia y multiplicación, caracterizados por su inmovilidad y
muy baja actividad metabólica. Éstos parásitos pueden reproducirse mediante procesos de
multiplicación asexuada o sexuada.

Los protozoos se clasifican principalmente de acuerdo a su medio de locomoción en: amebas,


flagelados, ciliados y apicomplexa (Murray, Rosenthal, & Pfaller, 2009). Los ciliados son
organismos que se mueven por proyecciones citoplasmáticas conocidas como cilios;
Balantidum coli es el único patógeno humano dentro de este grupo. Las amebas se mueven
por extensiones citoplasmáticas conocidas como pseudópodos; la mayoría son comensales y
Entamoeba histolytica es el patógeno entérico más importante del grupo. Los flagelados se
mueven por flagelos; Giardia lamblia es el patógeno intestinal más importante de este grupo.
También se conoce a Leishmania sp. Y Trypanosoma sp. como hemoflagelados, los que se
transmiten por la picada de artrópodos vectores. Los apicomplexa son protozoos que alternan
generaciones sexuales y asexuales; el género Plasmodium, Toxoplasma gondii y Babesia sp.
son parte de este grupo (Dra. Grant, Actividad Práctica N°9: Parásitos Protozoos, 2013).

Los helmintos son animales, de vida libre o parasitaria, conocidos como gusanos.
Principalmente se distinguen los Platyhelminthes o gusanos aplastados, los Nematoda o
gusanos cilíndricos y los Ancanthocephala (Atias, 1991).

Los Platyhelminthes están constituidos por los cestodos y los trematodos. Los cestodos son
gusanos aplanados en forma de cinta de diferentes tamaños; milímetros, centímetros hasta
metros. Son hermafroditas y se reproducen por huevos. Dentro de este grupo están:
Taeniasolium, Taeniasaginata, Hymenolepis nana, Diphilobothrium latum y Equinococcus
granulosus. Los trematodos son gusanos aplanados sin segmentos, algunos alargados y otros
con forma de hoja. Son hermafroditas reproduciéndose de forma sexuada por huevos y luego
asexuada por los diferentes estados larvales. Dentro de este grupo encontramos:
Fasciolahepatica (Distoma hepático) y Schistosoma spp.

Los Nematoda son gusanos cilíndricos cuyo tamaño varía de milímetros a centímetros. Se
distinguen machos y hembras, los que se reproducen por huevos o larvas. Para su crecimiento
desarrollan mudas o ecdisis. Dentro de este grupo encontramos: Ascaris lumbricoides,
Enterobius vermicularis, Trichuristrichiura, Trichinellas piralisy Toxocara spp. (Dra. Grant,
Parasitología general: Clasificación de los parásitos y sus mecanismos de patogenicidad, 2013).
Los artrópodos son animales invertebrados de cuerpo segmentado y simetría bilateral; poseen
exosqueleto quitinoso y apéndices pares articulados. Constituyen por sí solos más del 80% de
todas las especies conocidas del reino animal. En cuanto a su ciclo evolutivo los artrópodos se
desarrollan mediante un complejo proceso de metamorfosis, el cual ocurre de dos formas
principales: metamorfosis completa o de transformación total (halometabolía) y metamorfosis
incompleta o transformación gradual (hemimetabolía). Los grupos de artrópodos de interés
médico corresponden a las clases Insecta y Arachnida, y en menos grado a los Crustacea.

Los insectos se clasifican en cuatro órdenes: Anoplura (piojos), Hemiptera (triatomas), Diptera
(moscas, mosquitos, tábanos) y Siphonaptera (pulgas); presentan un cuerpo dividido en tres
segmentos: cabeza, tórax y abdomen. Los arácnidos se clasifican en dos órdenes: Aranea
(arañas) y Acarina (acaros, garrapatas); presentan un cuerpo dividido en dos segmentos en el
caso de las arañas y escorpiones: cefalotórax y abdomen, y en el caso de los ácaros y
garrapatas éstos presentan un cuerpo formado por una sola masa corporal o soma. Los
arácnidos presentan cuatro pares de patas, la mayoría son ápteras y su hábitat corresponde a
terrestre y acuático.

Dentro de los artrópodos de importancia médica se encuentran específicamente: Pediculus


spp. (piojos), Sarcoptes scabiei (sarna), Loxosceles laeta (araña de rincón), Latrodectus mactans
(viuda negra) y Rhipicephalus sanguineus (garrapatas) (Dra. Grant, Parasitología general:
Clasificación de los parásitos y sus mecanismos de patogenicidad, 2013).

OBJETIVOS

Actividad Práctica N°9: Protozoos

 Observar al microscopio láminas de distintas especies de protozoos y reconocer


morfología y características relevantes de sus formas evolutivas.
 Describir detalladamente las características morfológicas, el ciclo vital y las principales
características de las patologías asociadas.

Actividad Práctica N°10: Helmintos

 Observar muestras de distintas especies de helmintos; cestodos y nematodos,


reconocer morfología y características relevantes de sus formas evolutivas.
 Describir y reforzar conocimientos de la morfología, ciclos evolutivos, formas de
transmisión y patogenicidad de cestodos y nematodos.

Actividad Práctica N°11: Artrópodos

 Observar muestras de distintas especies de artrópodos.


 Reconocer y reforzar conocimiento de la clasificación, características morfológicas e
importancia médica.
MATERIALES Y MÉTODOS

Actividad Práctica N°9: Protozoos

Materiales:Preparaciones microscópicas de diferentes protozoos. Las muestras son las


siguientes:

1. Entamoebahystolitica*
2. Tripanozomacruzi*
3. Balandidiumcoli*
4. Trichomonavaginalis
5. Toxoplasma gondii*

Procedimiento:De las cinco muestras disponibles, elegir cuatro. Proceder con la observación al
microscopio de las preparaciones de parásitos protozoos.

Actividad Práctica N°10: Helmintos

Materiales: Muestras de nemátodos y céstodos en etapas de huevo, larvas (metacestodo) y/o


adultas. Las muestras son las siguientes:

1. Ascarislumbricoides
2. Enterobiusvermicularis
3. Diphyllobothriumlatum
4. Quiste hidatídico
5. Test de Graham
6. Escólex de tenia

Procedimiento: Observación directa, a la lupa y/o al microscopio de las muestras de


nemátodos y céstodos.

Actividad Práctica N°11: Artrópodos

Materiales:Muestras de artrópodos de las clases Insecta y Arachnida. Las muestras son las
siguientes:

1. Pulexirritans (pulga común)


2. Ctenocephalidesfelis (pulga de gato)
3. Triatoma spp.
4. Amblyommatigrinum (garrapata)
5. Rhiciphalussanguineus (garrapata de perro)
6. Pediculus humano (piojo humano)

Procedimiento: Observación directa y/o a la lupa de las muestras de artrópodos.


RESULTADOS

Actividad práctica N°9: Protozoos

Cuadro I: Características microscópicas de protozoos


(*Otras características de los parásitos se mencionan en la discusión).
Muestra N°1 Entamoebahistolitica
Tamaño quistes/trofozoitos Trofozoito: 20-50 μm / Quistes: 10-20 μm
N° núcleos etapa diagnóstica Trofozoito: 1 núcleo excéntrico / Quistes: 4
núcleos.
Etapa infecciosa Quistes
Etapa responsable de síntomas Trofozoito
Diferencias con Entamoeba dispar En E.dispar se ha demostrado la presencia de
ameboporos y proteasas de cisteína en menor
concentración y con menor actividad biológica
en contraste con E. histolitica
Características trofozoíto Su cuerpo se divide en dos partes:El
ectoplasma claro, hialino,y el endoplasma de
estructura granular.

Muestra N°2 Tripanozomacruzy


Tejido observado Frotis de sangre
Etapa parásito en el tejido Epimastigoto
Otros tejidos blancos Corazón, sistema digestivo, meninges
Enfermedades producidas Enfermedad de Chagas
Diagnóstico Antecedentes epidemiológicos /clínicos;
frotis, serológicos, etc.
Vector Trimanozomiasis americana Triatoma infestans (vinchuca)
Tamaños Tripomastigote: 20 μm largo; amastigote 2
μm diámetro.
Morfologías Tripomastigote: fusiforme; Amastigoto:
redondeado; Epimastigoto: fusiforme

Muestra N°5 Toxoplasma gondii


Etapa responsables síntomas Endozoitos
Formas de transmisión Carnes mal cocidas, transmisión fecal/oral,
congénita, transfusión de sangre, trasplante
de órganos.
Tamaños Zoitos libres: 4-6 μm largo y 2-4 μm ancho;
quistes maduros: 70 μm promedio.
Morfologías Zoitos libres: semi-luna, extremo anterior
afinado

Muestra N°3 Balantidiumcoli


Tamaño quiste 40 a 60 μm (diámetro)
Tamanotrofozoíto 50 a más de 150 μm (diámetro)
Etapa infecciosa Quiste
Etapa responsable de la patología Trofozoitos
Morfología trofozoíto Gran tamaño, cilios, macro y micro núcleo.
Fig.1: Fotografía de Fig.2: Fotografía de
Entamoeba histolitica Tripanozoma cruzy

Fig.3: Fotografía de Fig.4: Fotografía de


Toxoplasma gondii Balantidium coli

Actividad Práctica N°10:Helmintos


Cuadro II:CaracterísticasNemátodos y Cestodos
PARASITO CLASIFICACION FASE CICLO HUESPED HUESPED
DEFINIFTIVO SECUNDARIO

Parásito Intestinal Monoxémico Humano Sin huésped


Ascarislumbric Nematodo secundario
oides helminto
invertebrado
Enterobiusver Parásito Intestinal Monoxémico Humano Sin huésped
micularis Nemátodo Intestino secundario
Helminto grueso
blanquecino y
filiforme

Parásito intestino Heteroxémico Lobos Humano


Diphyllobo- Helminto delgado marinos
thriumlatum Platelminto,Cesto
do
Parásito Intestino Heteroxémico Caninos ganado
EchinococusGr Helminto Delgado caprino,
anulosus Platelminto bovino,
(Quiste Cestode equino,
Hidatídico) porcino,
algunos
roedores,
ciervos,
alces,
marsupiales,
y otros
Enterobiusver Ovoides, larvados Zona Monoxémico Hombre No hay
micularis (Test y translúcidos perianal,
de Graham) consumi-
dos por
boca.
Escolex de Parásito Ingestión Heteroxémico Humano Cerdos
teniasp. Helminto de carne
Platelminto contamin
Cestode ada con
Tenia larvas

Fig.5: Fotografía de Ascaris Fig.6: Micrografía de Fig.7: Fotografía de


lumbricoides. En la parte Enterobius Vermicularis Diphyllobothrium latum
superior se observa el macho (Test de Graham)
y en la inferior la hembra.

Fig. 8: Fotografía de Fig. 9: Fotografía de Fig. 10: Fotografía de


quiste hidatídico Oxiuros. Escolex de Tenia spp.
conservado.
Actividad Práctica N°11: Parásitos Artrópodos
Cuadro III:Características Artrópodos
Amblyommatigrinum (Figura 11). Koch, 1844
Clasificación (sndb: Clasificación de Reino Animalia
Species: Amblyommatigrinum, s.f.) Phylum Arthropoda
Clase Arachnida
Subclase Acari
Superorden Parasitiformes
Orden Ixodida
Familia Ixodidae
Subfamilia Amblyomminae
Género Amblyomma
Características morfológicas (Berrecil, (Ver Figura X) Tienen el cuerpo dividido en dos
2011) regiones: gnatosoma o capítulo (1) (en posición
frontal) e idiosoma (2) (región posterior donde se
ubican las patas). Por detrás del cuarto par de
patas tienen unas aberturas espiculares o
estigmas.
Presentan piezas bucales representadas por
quelíceros (3), además de una estructura
especializada para la fijación llamada hipostoma
(4).
Son Garrapatas duras. Las Hembras son de mayor
tamaño. Presentan un escudo dorsal (en hembras
es proporcionalmente más pequeño que en
machos) (5)
Poseen una cutícula lisa y endurecida
Realizan Metamorfosis, en la cual se puede
encontrar una fase larvaria hexápoda y varias
ninfas octópodas
Rhipicephalussanguineus (Figura 12). Latreille, 1806
Nombre común: Garrapata canina marrón, o garrapata de perro
Clasificación (sndb: Clasificación de Reino Animalia
Species: Rhipicephalussanguineus, s.f.) Phylum Arthropoda
Clase Arachnida
Subclase Acari
Orden Parasitiformes
Familia Ixodidae
Género Rhipicephalus
Características morfológicas (Márquez, (Ver Figura X) Características similares al común
et al, 2005) de la Familia Ixodidae.
Posee cuerpo piriforme (1), poseen un escudo
pardo rojizo (2), surcos cervicales cortos,
puntuaciones numerosas y desiguales.
Se reconoce por la presencia de estigmas
respiratorios largos de cola curvada (3) y placas
adanales largas y estrechas con una pequeña
depresión en margen medial.
Pulexirritanso pulga humana (Figura 13). Linnaeus, 1758
Clasificación (sndb: Clasificación de Reino Animalia
Species: PulexIrritans, s.f.) Phylum Arthropoda
Clase Insecta
Orden Siphonaptera
Familia Pulicoidea
Género Pulicidae
Características morfológicas Adultos miden de 2,5 a 3,5 mm de longitud (hembras)
(Berrecil, 2011) (Bayer, 2012) y de 2 a 2,5 mm (machos), sin peines pronotales o
genales.
Tienen el cuerpo comprimido, no tienen alas y poseen
unas patas especializadas para saltar (1).
Su abdomen está dividido en diez segmentos (2).
Sección basal de las patas provista de espinas gruesas.
Posee una cabeza (3) con ojos simples, antenas (4) y
un aparato bucal perforador succionador (5).
Presenta metamorfosis holometábola, con fase de
huevo, larva, pupa e imago, sufriendo metamorfosis
completa

Ctenocephalidesfeliso pulga de gato (Figura 14). Bouche, 1835


Clasificación (sndb: Clasificación de Reino Animalia
Species: Ctenocephalidesfelis, s.f.) Phylum Arthropoda
Clase Insecta
Orden Siphonaptera
Familia Pulicoidea
Género Ctenocephalides
Características morfológicas Características similares a pulga común.
(Berrecil, 2011; Saeed, 2012) Miden aproximadamente 2mm de largo y su color va
desde café-rojizo a negro.
Las hembras son ligeramente más grandes que los
machos. Los machos además, poseen un sistema
genital complejo, en forma de caracol (1).
Se distingue de otras pulgas por tener un ctenidio
pronotal (2) y un gtenidio genal, con más de 5 dientes
(3)
Existen diferencias morfológicas con la pulga del
perro, ya que C. felis posee una frente más inclinada,
además de carecer de un diente apical exterior tibial.
Presenta metamorfosis holometábola, con fase de
huevo, larva, pupa e imago, sufriendo metamorfosis
completa. Las larvas se asemejan a diminutos gusanos
con cerdas cortas y mandíbulas. Las pupas viven
encerradas en capullos
Pediculushumanus(Figura 15). Linnaeus, 1758
Clasificación (sndb: Clasificación Reino Animalia
de Species: Peduculushumanus, Phylum Arthropoda
s.f.) Clase Insecta
Orden Phtiraptera
Familia Pediculidae
Género Pediculus
Características morfológicas Características similares entre variables capitis y corporis.
(Berrecil, 2011; Morgan, 2012) Miden de 2 a 4mm de longitud. Presentan una cabeza (1),
dos antenas (2), un par de ojos conformados por pocos
omatidios y un aparato bucal que les permite lacerar.
No poseen alas, tienen 3 pares de patas, especializadas
en su parte distal con una especie de garra que les
permite asirse a ropa o pelos (3).
Tienen un abdomen largo, en el que pueden notarse
aberturas espiraculares (4).
En los machos se distingue el aparato copulador y en la
hembra una escotadura en posición terminal (5).
Cursan metamorfosis paurometábola que se completa al
cabo de un mes.
Los huevos o liendres (6) presentan un opérculo con una
sola capa de aeropilos (que permiten entrada de aire) y
que van cementados a los pelos (7).

Triatoma sp.(Figura 16)


Clasificación (Berrecil, 2011) Reino Animalia
Phylum Arthropoda
Clase Insecta
Orden Hemiptera
Familia Reduviidae
Género Triatominae
Características morfológicas Pueden medir de 10 a 30mm.
(Berrecil, 2011; Maurer, 2012) Poseen cabeza tubular alargada (1) que remata en
aparato bucal perforador succionador trisegmentado que
esconde bajo ésta. Poseen un par de ojos compuestos,
par de ocelos y antenas (2).
Presentan un protórax dividido en anterior y posterior
(3). Tiene un escutelo y dos pares de alas.
A nivel de abdomen poseen un pliegue lateral o conexivo,
que facilita su distención y que posee manchas que
pueden determinar su especie (4).
(por Ejemplo T. sanguisuga posee manchas rojas, T.
infestans negro y amarillo)
Puede haber diferenciación sexual morfológicamente,
siendo el macho a veces de mayor densidad.
Presentan metamorfosis paurometábola que puede
durar de 6 meses a 1 año. Estadios ninfales son
morfológicamente similares a los adultos, excepto que
carecen de alas y la cabeza son ligeramente más
pequeñas. Los huevos son pequeños óvalos, blancos y
miden 1 a 2 mm.
Fig.11: Fotografía de Amblyomma
Fig. 12: Fotografía de Rhipicephalus
tigrinum adultos. Macho
sanguineus macho. Izquierda:
(izquierda). Macho y hembra
después de comer. Derecha: antes
(derecha) (Weed Science Society,
de comer
2003)

Fig.13: Fotografía de Pulex irritans Fig. 14: Fotografía de


macho Ctenocephalides felis macho

Fig. 15: Fotografía de Pediculus humanus. Fig.16: Fotografía de Triatoma spp.


Izquierda: adulto, Derecha: liendre
DISCUSIÓN

Actividad práctica N°9: Protozoos

Entamoeba hystolitica

En la muestra número uno se observó al Entamoeba hystolitica, un parásito protozoo


cosmopolita incluido tradicionalmente en el Phylum Sarcomastigophora. Dentro del género
Entamoeba se encuentran las amebas intestinales Entamoeba histolytica, E. dispar, E.
moshkovskii, E. polecki, E. coli y E. hartmanni (Uribarren T. , Universidad Nacional Autónoma
de México, 2013).

Este parásito, es un protozoario comensal del intestino grueso, que en ocasiones invade la
mucosa intestinal, y puede diseminarse por vía hemática siendo el agente responsable de la
amebiasis intestinal (Universidad de las Américas Puebla, 2013).

Con respecto a sus características generales, podemos mencionar que el humano es el


hospedero y reservorio de este parásito. Fue descubierto en 1875, tiene una distribución
mundial pero predomina en zonas tropicales; alcanzando una prevalencia mundial del 10%; sin
embargo, solo el 10 % de los infectados presenta enfermedad. Este microorganismo es
responsable de 100.000 muertes por año, con una prevalencia en nuestro país que va del 3% al
18 %. Posee una igual distribución por sexo, aunque es más frecuente en adultos (Grant T. ,
Clase de microbiología para Medicina: Protozoos Instestinales, 2013).

Resulta indispensable conocer la morfología de estos microorganismos para poder interpretar


las visualizaciones en el microscopio realizadas en el laboratorio. La literatura nos enseña que
este parásito presenta dos fases de desarrollo que están bien definidas: el trofozoíto y el
quiste; la primera corresponde a la forma invasiva y la segunda la forma infectante. En relación
al trozoíto (o forma móvil) es importante destacar que es extraordinariamente pleomórfico,
debido a que su aspecto y movilidad están muy influidos por los cambios de pH, potencial
redox y osmolaridad. Se multiplica por fisión binaria y su hábitat comprende la luz y pared del
colon (Universidad de las Américas Puebla, 2013). Poseen un diámetro que oscila entre los 10 y
60 µm, una forma alargada, un núcleo con endosoma central y cromatina periférica fina,
distribuida regularmente. Presentan movilidad direccional, progresiva, mediante la emisión de
seudópodos digitiformes explosivos (Uribarren T. , Universidad Nacional Autónoma de México,
2013).

Por otro lado, la literatura menciona que los quistes son la forma infectante, de morfología
esférica y con tamaño que va entre los 10 - 15 µm. Según su grado de madurez, presentan
entre 1 a 4 núcleos con las mismas características del trofozoíto, cuerpos cromatoidales de
bordes curvos y una masa de glucógeno cuando son inmaduros (Uribarren T. , Universidad
Nacional Autónoma de México, 2013). Cabe mencionar, que la literatura destaca que esta
forma es resistente al jugo gástrico, factores ambientales externos y cifras habituales de cloro
del agua (Universidad de las Américas Puebla, 2013).

En relación al ciclo biológico, los quistes son transmitidos a través de las heces. La infección
ocurre por la ingestión de quistes maduros en agua, alimentos o manos contaminadas con
material fecal. El quiste maduro llega al intestino, donde previo contacto con jugos digestivos,
se desenquista, liberándose pequeñas formas trofozoíticas, las que crecen a trofozoítos
maduros que migran al intestino grueso. Los trofozoítos se multiplican por fisión binaria
formando quistes, que son expulsados en las heces. Es de destacar que en muchos casos los
trofozoítos se mantienen en el lumen intestinal, eliminando quistes en la heces (portadores
asintomáticos), mientras que en otros casos los trofozoítos invaden la mucosa intestinal
provocando enfermedad intestinal, o a través del flujo de sangre llegan a sitios extra
intestinales como hígado, cerebro y pulmones produciendo enfermedad extra intestinal
(Universidad de las Américas Puebla, 2013).

El principal factor de virulencia es su capacidad de citotoxicidad por los ameboporos y las


proteasas de cisteína (Grant T. , Clase de microbiología para Medicina: Protozoos Instestinales,
2013).

Así, coincidente con lo ya mencionado, se describen dos formas de presentación clínica:


amebiasis intestinal que puede ser sintomático o asintomático; y amebiasis extra intestinal,
que afecta a hombres principalmente (Grant T. , Clase de microbiología para Medicina:
Protozoos Instestinales, 2013). Cada forma de presentación clínica, tiene sus signos y síntomas
característicos. En el diagnóstico se describen varias alternativas, entre las que destacan el
examen directo para visualizar trofozoítos y quistes en heces, ELISA, hemoaglutinación
indirecta, etc. Discutir el tratamiento no es el objetivo de este informe, sin embargo, vale la
pena mencionar que se dividen en drogas amebicidas intraluminales y extraluminales.
Finalmente mencionar que como diferencia con E.dispar, en esta últimase ha demostrado la
presencia de ameboporos y proteasas de cisteína en menor concentración y con menor
actividad biológica, lo que se cree tiene un impacto en la carencia de patogenicidad de esta
especie (Reyes & León, 2002).

Tripanozoma cruzy

En la muestra número dos observados en un frotis de sangre al parásito Tripanozoma cruzy. A


manera introductoria es importante destacar que este parásito es un protozoo flagelado de la
familia Trypanosomatidae, causante de la Enfermedad de Chagas. Posee un ciclo heteroxénico
integrado por mamíferos, como perros, roedores y un insecto que actúa como vector. Este
vector son varias especies de la familia de la triatominos, los cuales se distribuyen desde el sur
de California hasta el centro de Argentina (Grant T. , Microbiología para Medicina: Protozoos
hemáticos, 2013).

Con respecto a la biología del parásito es importante conocer que presenta dos fases de
desarrollo en el hospedero infectado: tripomastigotes en sangre (forma infectante) y
amastigotes intracelulares (forma replicativa) (Grant T. , Microbiología para Medicina:
Protozoos hemáticos, 2013), cada fase con sus características morfológicas distintivas, que
debemos conocer para interpretar correctamente las muestras observadas al microscopio en
el laboratorio.

En relación al ciclo de vida del parásito, este penetra al hospedero por lesiones en piel o
mucosa, pudiendo invadir una gran variedad de células, donde se transforma para dar lugar al
amastigote (forma replicativa intracelular). Eventualmente, estas formas intracelulares dan
lugar a las formas de tripomastigote que se encuentra frecuentemente en sangre, por medio
de la cual se disemina a otras células y tejidos. Durante esta fase sanguínea, puede ser ingerido
por el transmisor. Dentro del vector, estas formas se transforman en epimastigotes, forma
móvil y replicativa en el intestino medio del transmisor; cabe mencionar que la literatura
menciona que es esta forma la que se reproduce más fácilmente en cultivos convencionales
para T. cruzi (Facultad de Medicina UNAM, 2011).

En orden a la epidemiología, importante destacar que Chile presenta zona endémica desde la I
hasta la VI región por presencia del vector Triatoma infestans (vinchuca) (Grant T. ,
Microbiología para Medicina: Protozoos hemáticos, 2013). Existen diversas vías de transmisión
de T. cruzi documentadas en la literatura, entre las que se incluyen la vectorial,
transplacentaria, transfusional, trasplante de órganos, uso de drogas endovenosas, oral y
accidentes de laboratorio (Risso, 2011).

En relación al cuadro clínico se distingue una fase aguda, fase latente y fase crónica, cada una
con características relevantes, pudiendo este parásito atacar al sistema digestivo, al corazón,
entre otros, produciendo por ejemplo en la fase aguda una mortalidad del 1-13% por
compromiso cardíaco o meníngeo. Es importante mencionar que como medida de control
importante surge la eliminación del vector transmisor, mejoramiento de vivienda campesinas,
fumigación de viviendas de adobes, entre otras (Grant T. , Microbiología para Medicina:
Protozoos hemáticos, 2013).

Toxoplasma gondii

Este parásito es un protozoo intracelular obligado, de la subclase coccidia. Deriva de un


coccidia intestinal de los felinos, quienes son sus huésped definitivo y la única especial en la
cual se multiplican sexualmente, transmitiendo las formas infectantes. Así, el hombre y otros
mamíferos son huéspedes intermediarios, en donde ocurren ciclos asexuados, no pudiendo
infectar otras especies. Este microorganismo afecta principalmente células del SNC,
musculares y de defensa (Grant T. , Clase microbiología para Medicina: Protozoos tisulares,
2013).

Este parásito desarrolla dos ciclos: un ciclo intestinal que ocurre en el intestino delgado del
gato, y otro tisular en los tejidos de mamíferos y aves (Grant T. , Clase microbiología para
Medicina: Protozoos tisulares, 2013).

Toxoplasma gondii invade la mayoría de las células nucleadas y adopta formas diferentes, que
una vez más se deben conocer para poder interpretar correctamente las muestras del
laboratorio:
Ooquistes (felinos, hospederos definitivos, eliminan los ooquistes no esporulados en heces
fecales); Taquizoítos: formas replicativas, intracelulares, responsables de la diseminación y la
destrucción tisular. La replicación conduce a la lisis celular y a la diseminación de taquizoítos a
diferentes tejidos; Bradizoítos: formas quiescentes, contenidas en quistes tisulares, de
reproducción lenta.
Los quistes tisulares varían en forma y tamaño. Se ha observado que los quistes jóvenes
pueden medir 5 μm de diámetro y contener unos cuantos bradizoítos, en ocasiones, tan pocos
como 2 de ellos. Los quistes maduros miden en promedio 70 μm y contienen unos 1000
bradizoítos (Universidad Nacional Autónoma de México, 2010).
En los mecanismo de transmisión destacan ingesta de carne contaminada con quistes tisulares,
ingesta de agua/alimentos contaminados con ooquistes esporulados, transmisión congénita,
trasplantes de órganos, entre otras (Universidad Nacional Autónoma de México, 2010).

Este parásito causa la toxoplasmosis, zoonosis que afecta prácticamente a todos los mamíferos
y aves, presentándose desde infecciones leves y asintomáticas hasta infecciones mortales
(Grant T. , Clase microbiología para Medicina: Protozoos tisulares, 2013). Las formas clínicas
varían, pudiendo desarrollarse una toxoplasmosis adquirida, congénita o en el paciente
inmunocomprometido, cada uno con características y consecuencias determinadas.

Finalmente mencionar que el diagnóstico puede ser por métodos directos o indirectos y que
los fármacos existentes para su tratamiento no destruyen los quistes tisulares.

Balantidium coli

Este parásito es el único miembro de los ciliados patógenos para el hombre. El reservorio es el
cerdo, mientras que el humano es huésped accidental. Por medio de sustancias proteolíticas y
citotóxicas forma úlceras y reacciones inflamatorias en el intestino grueso. Su hábitat es
entonces, el intestino grueso, ciego y también el íleon terminal (Grant T. , Clase de
microbiología para Medicina: Protozoos Instestinales, 2013).

B. coli presenta dos formas evolutivas, donde se debe diferenciar la morfología para evaluar las
muestras del laboratorio: trofozoíto y el quiste. Los quistes de Balantidium coli (forma
infectante y de resistencia) miden entre 50 - 70 μm; los trofozoítos pueden alcanzar 30 - 200
μm por 40 - 70 μm y presentan una multiplicación de manera asexuada, por fisión binaria.
Presentan movilidad en espiral, por lo que el parásito, con su gran tamaño y cilios, es
fácilmente identificable al microscopio (Uribarren T. , Departamento de Microbiología y
Parasitología: UNAM, 2011). Interesante también es que es el más grande de los protozoos
intestinales: 50 a más de 150 micrómetros de diámetro (Grant T. , Clase de microbiología para
Medicina: Protozoos Instestinales, 2013).

Con respecto a su ciclo de vida tiene un crecimiento regular y se multiplica por división binaria.
El hábitat natural de Balantidium coli es el intestino grueso del hombre, donde las células se
alimentan de la pared intestinal. La infección persiste en el intestino por la multiplicación de
los trofozoítos. Estos sufren enquistamiento en la luz intestinal, salen con las materias fecales y
son infectantes inmediatamente. La transmisión se hace por cualquier mecanismo que permita
la ingestión de los quistes. Después de ingerirlos, la membrana quística se destruye y de cada
quiste emerge un trofozoíto en el intestino. El enquistamiento de los trofozoítos se produce a
medida que en su trayecto por el colón junto con las materias fecales, por las cuales son
transportados, se van deshidratando (Ecu Red, 2010).

B. coli causa la zoonosis denominada Balantidiosis, la cual puede presentarse sin


manifestaciones clínicas o con signos y síntomas gastrointestinales, en la forma de trastornos
leves, cuadros diarreicos o disentéricos. Sin embargo, en ciertas condiciones, como el
inmunocompromiso y otras no bien definidas, esta parasitosis puede involucrar a otros tejidos,
entre ellos hígado, pulmones o sistema genitourinario (Uribarren T. , Departamento de
Microbiología y Parasitología: UNAM, 2011).
El diagnóstico y el tratamiento no son objeto de esta discusión.

Actividad Práctica N°10: Helmintos

Ascaris lumbricoides

Se sabe que la especie Ascaris lumbricoides posee dimorfismo sexual y por lo tanto existe un
macho y una hembra. Cabe destacar que las hebras son de mayor tamaño que el macho,
midiendo éstas entre 20-30 cm de largo y 3 a 6 mm de ancho, a diferencia de lo que ocurre con
el macho el cual mide entre 15-25 cm de largo y 2-4 mm de ancho, lo cual fue íntegramente
observado en esta actividad de tipo observatoria realizada en el laboratorio de microbiología y
plasmado en las imágenes que forman parte de los resultados. En cuanto a la morfología de
este nematodo podemos referir que la parte posterior de la hembra Ascaris posee una forma
recta, en cambio los machos tienen una forma curva en su parte ventral, lugar donde se
encuentra la espícula copulatriz.
En cuanto a la forma de trasmisión que posee, se puede decir que es de tipo fecal-oral, y se
produce por el consumo de los huevos embrionados, los cuales vienen dentro de la tierra de la
cual se sacan las frutas y verduras que pudiesen estar contaminadas con dicha forma inicial del
nematodo (Becerril Flores, 2008). Para ahondar en el detalle de la trasmisión y el cómo se
infecta el ser humano podemos observar el ciclo biológico de esta especie, el cual siendo de
tipo monoxénico nos dice que requiere de un mismo huésped para completarse.

Este ciclo, que se produce en el huésped inicia luego de la ingestión del huevo infectante. En el
intestino delgado eclosiona una larva (260 x 24 um) la cual penetra activamente la mucosa
intestinal e ingresa a circulación portal. Luego de esto viaja por el hígado, corazón y queda
atrapada en los capilares del pulmón. En el pulmón se desarrolla a larva II, rompe los tabiques
alveolares e ingresa al interior del alvéolo, donde inicia la migración, conocida como Ciclo de
Loos. Sube por la tráquea, la laringe y al pasar por la faringe es deglutida. Luego vuelve al tubo
digestivo midiendo 1,2 mm y en el intestino delgado alcanza el estado adulto, donde se
reproducen machos y hembras. Las hembras comienzan la postura de huevos considerándose
un tiempo entre ingestión de huevo y postura de éstos aproximado de 8 a 10 semanas (Grant
T. , Clase de microbiología para Medicina: Protozoos Instestinales, 2013).

El aspecto más relevante de este nematodo es cómo afecta al ser humano, por lo que cabe
destacar que Ascaris lumbricoides produce alteraciones en las dos fases que posee, tanto en su
forma de migración o larva y la fase de adulto. Las formas larvarias de Ascaris lumbricoides
que atraviesan la membrana alvéolo-capilar pasando luego al parénquima pulmonar producen
el Síndrome de Löffler o neumonía eosinófila manifestado por eosinofilia local y sanguínea,
con fiebre, tos y estertores bronquiales por el exudado bronquio-alveolar. En caso de
presentarse reinfecciones continuas, en niños se produce un proceso de sensibilización con
manifestaciones alérgicas, ataques asmáticos y edema labial.

En el adulto, A. lumbricoides puede producir pequeñas equimosis de la mucosa en los sitios de


su implantación junto a infección bacteriana y desarrollo de abscesos. Cuando el paciente es
sensible o hay parasitosis masivas se aprecia marcada acción que irrita la mucosa intestinal, y
que clínicamente se manifiesta por síndrome diarreico, anorexia, palidez, pérdida de peso y
malestar general. Los gusanos consumen carbohidratos, proteínas, vitamina A y alimentos que
el paciente ingiere. Esta situación y la sustancia inhibidora de la tripsina que produce A.
lumbricoides interfieren con la digestión y aprovechamiento de las proteínas que ingiere en su
dieta el huésped. De esta forma los gusanos contribuyen a la desnutrición e impiden un
desarrollo normal, sobre todo en los niños. Con la presencia de la forma adulta se observa en
el intestino acortamiento de vellosidades intestinales, elongación de criptas, hipertrofia de
capa muscular del intestino. En ocasiones hay complicaciones con cuadros clínicos que
requieren intervención quirúrgica, sobre todo en pacientes que presentan parasitosis masivas;
los más frecuentes son suboclusión y oclusión intestinal debido a la acumulación de parásitos
en una porción del tubo digestivo, además de vólvulo, invaginación, perforación, apendicitis,
diverticulitis, abscesos hepáticos y obstrucción laríngea. Se producen alteraciones graves y a
veces fatales cuando Ascaris lumbricoides, tanto en forma de larva como de adulto, se
desplaza de manera errática, por lo que pueden ser regurgitados y salir por la boca, escapar
por las narinas, invadir las vías biliares, vesícula, hígado, riñón, apéndice, conducto lagrimal,
conducto auditivo externo, cicatriz umbilical y vejiga, entre otros (Universidad de las Américas
Puebla, 2013).

Enterobius vermicularis

El Enterobius vermicularis es un nematodo que causa oxiuriosis o enterobiosis, una de las


parasitosis intestinales más frecuentes en todo el mundo (Requena, 2007)por lo que es muy
importante conocer sus características y formas de trasmisión para poder evitarlo, eliminarlo o
bien erradicarlo de la población.

Iniciando el estudio de este nematodo se vuelve interesante destacar que el Enterobius


vermicularisal igual que el género antes estudiado (Ascaris lumbricoide) nos presenta una
hembra adulta de mayor tamaño que el macho de esta especie, midiendo esta 1 cm de largo y
4 mm de ancho y el macho tan solo 0,5 cm de largo y 6mm de ancho (Becerril, 2013). En
cuanto a aspectos morfológicos podemos observar que la parte posterior de la hembra es
aguzada y trasparente, en cambio el macho presenta su parte posterior curva (Gatta, 2008).

Otro aspecto muy relevante de todo nematodo es su método de trasmisión. En el caso del
Enterobius vermicularis, infecta al ser humano a través de la vía digestiva, por ingestión e
inhalación de los huevos, desde el polvo de la habitación o por alimentos. Infectados pueden
reinfectarse mediante ciclo ano-mano-boca, por el intenso rasquido que provoca. También se
ha descrito también la retroinfección, algunos huevos estallan y las larvas migran por el recto
hacia el ciego, donde maduran.

Cada hembra pone cerca de 11.000 huevos, los que contaminan la ropa interior y de cama, y
se diseminan por toda la habitación “flotando en el aire” (muestras de polvo con huevos,
encontradas en puertas, ventanas, muebles, techo y baño). Su ciclo biológico inicia
inmediatamente después de que son ingeridos los huevos, cuyas larvas eclosionan en el
intestino delgado del huésped y migran al intestino grueso, donde alcanzan su estado adulto y
se reproducen sexuadamente. Los machos mueren después de la cópula y son eliminados con
las deposiciones. Las hembras, grávidas, atraviesan todo el intestino grueso y el esfínter anal,
para llegar a la región perianal, donde colocan sus huevos. En el exterior sufren violentas
contracciones que facilitan la salida de los huevos, los que son colocados en grupos, junto con
una sustancia pegajosa que los adhiere momentáneamente, a la piel de los muslos. Después
de la postura la hembra muere (Grant T. , Clase microbiología para Medicina: Protozoos
tisulares, 2013).

Es importante detallar lo que al principio de este estudio se enunció, ya que el Oxiuro produce
la oxiurosis, que es una infección de difícil erradicación y que puede afectar diversos grupos
no importando condición socioeconómica o estrato social. No produce lesiones macroscópicas
en el intestino y las reacciones de hipersensibilidad del huésped frente al parasito provocarían
el purito anal, nasal, vulvar y los trastornos nerviosos derivados de la alteración del sueño,
insomnio, inquietud, cansancio, sonambulismo. Cabe destacar que el prurito anal intenso es
potenciado por movimientos de la hembra al momento de la postura de los huevos(Grant,
2013).

Diphyllobothrium latum

En la actualidad a nivel mundial se conocen cerca de 80 especies de Diphyllobothrium, de las


cuales solo 15 pueden afectar al ser humano, y a nivel país se han registrado 3 especies:
Diphyllobothrium latum, Diphyllobothrium pacificum y Diphyllobothrium dendriticum, siendo
solo los dos primeros cestodos de tipo infeccioso para éste y la especie latum la observada en
la actividad práctica (Sagua F, 2000)

El Diphyllobothrium latum posee un escólex que mide de 2 a 4 mm, tiene forma de espátula o
cabeza lanceolado (forma de punta de lanza), sin ventosas ni ganchos, pero provisto de dos
hendiduras longitudinales musculosas que reciben el nombre de botrios que le permiten
adherirse a la mucosa intestinal (D Farmacia, 2004). Su tamaño adulto puede oscilar entre 4-10
m de largo (con excepción de algunos que pueden alcanzar 25 metros de longitud) y 1 o 2 cm
de ancho (Grant, 2013).

El modo de transmisión se basa en el momento en el cual el hombre consume pescados crudos


o poco cocinados, infectados con larvas plerocercoides las cuales miden entre 5- 30 mm de
longitud y se localizan en las vísceras, cavidad corporal y musculatura de los peces. (Grant,
2013)

El ciclo se da de la siguiente forma: el hombre se infecta comiendo pescado crudo o mal


cocido, infectado con larvas plerocercoides. Luego el parásito adulto se desarrolla en el
intestino delgado, y finalizado este proceso el hombre elimina huevos que embrionan en el
agua y que dan origen a los coracidios, que son ingeridos por crustáceos, estos últimos se los
comen los peces y los pescados infectados dan origen a la infección del hombre y animales
(Botero, 2003).

Este parásito generalmente no produce lesión en la mucosa intestinal, su acción patógena


derivaría de la acción tóxica y alérgica sobre el huésped, provocando aumento de la
producción de mucus e inflamación superficial de la mucosa intestinal. Además, debido a la
expoliación de nutrientes se produciría una baja de peso, pero en general el Diphyllobothrium
latum se caracteriza por su capacidad de sustraer vitamina B12 del lumen intestinal, pudiendo
provocar anemias severas en el huésped (Grant, 2013).

Quiste hiatídico
El quiste hidatídico es una de las formas larvarias del Echinococcus granulosus (Becerril Flores,
2008) .Sus localizaciones más frecuentes en el huésped (ser humano) serían el hígado (60%) y
el pulmón (30%), aunque existen otros lugares donde también podrían ubicarse aunque de
forma menos frecuente: Bazo (0,7-8%), riñón (1,5-2%), corazón (0,2-2%), piel y músculos (4%),
sistema nervioso (0,2-3%), huesos (1,5-2%) (Grant, 2013).

Respecto a su transmisión, el humano adquiere la hidatidosis quística primaria por ingestión


de huevos de Echinococcus eliminados en las heces por los carnívoros infectados.

Los 3 los mecanismos involucrados en este proceso serían: Primero, por ingesta de huevos en
frutas, verduras y agua contaminadas con heces fecales de los hospederos definitivos
infectados. Segundo, por manipulación de animales infectados. Los huevos se adhieren al
pelaje de los cánidos, principalmente alrededor del ano, hocico, muslos y patas. Y tercero y
último, se ha sugerido que contribuyen en la diseminación de huevos el viento, moscas y
escarabajos (Uribarren T. , 2013).

Test de Graham

El test de Graham se utiliza para detectar la presencia de Oxiuros (gusano que vive en el colon
y que suele ser frecuente en los niños).
Este examen consiste en que el laboratorio suministra a través de la toma de muestras, cinco
láminas de vidrio (portaobjetos) las cuales contienen una cinta adhesiva trasparente más un
instructivo. La cinta se despega del vidrio y se pasa por la zona perianal. Esa cinta diariamente
se coloca sobre el vidrio hasta completar las cinco muestras y luego se entrega al laboratorio
debidamente rotulado. Debe hacerlo en las mañanas antes de orinar, defecar o bañarse. No
debe aplicar pomadas ni talcos en la región anal durante todo el proceso de la recolección de
muestras. La aplicación en los niños, y en lo posible en los adultos también, debe efectuarla un
familiar (Universidad de Chile, 2011).

Escolex de tenia sp.

En la presente actividad práctica se intentó realizar la identificación exacta de tipo de escólex


que mostraba la última muestra (fig. 10), proceso que no pudo ser llevado a cabo por la poca
visibilidad de dicha estructura en la muestra dispensada. Sin embargo, a continuación se
realiza una descripción de los 3 tipos de escólex existentes:

A- Con ventosas, característica de los ciclofilídeos como la Taenia solium, Taenia saginata,
Hymenolepis nana y Echinococcus granulosus (Uribarren T. , Departamento de Microbiología y
Parasitología: UNAM, 2011).

B- Con botrios (Uribarren, 2011) del griego: Botrium= surco o fosita, los cuales son usualmente
surcos en número de dos pudiendo presentarse hasta 6, pero sigue siendo la forma más
común la de 2: uno dorsal y uno ventral) en los seudofilídeos. Algunos ejemplos de especies
que lo presentan: Diphyllobothrium latum, Spirometra spp (Reyes, 2001).

C- Con botridios (del griego Botrydion=racimo, la cual es una estructura muscular de la región
anterior en posición dorsal o ventral, pudiendo ser estos de tipo Filidios,los cuales tienen
forma de hoja o trompeta con bordes ondulados flexibles; o de tipo Tetrafilifio, el cual consta
de 4 filidios(Reyes, 2001). Cuyos ejemplos podrían ser Phyllobotrium spp., Tentacularia
spp.,Eutetrarhynchus (Uribarren T. , Departamento de Microbiología y Parasitología: UNAM,
2011).
Actividad Práctica N°11: Artrópodos

El grupo de los artrópodos corresponde al más grande del reino animal. Son invertebrados,
presentan cuerpos segmentados, apéndices y unos sistemas digestivo y nervioso bien
desarrollados. Presentan una dura cubierta de quitina que actúa como citoesqueleto (Murray,
Rosenthal, & Pfaller, 2009). No son microorganismos, pero desempeñan un papel importante
en las infecciones humanas. Este proceso lo llevan de diversas maneras. Pueden actuar como
vectores mecánicos, transmitiendo enfermedades, pero no siendo esenciales para la
supervivencia del microorganismo patógeno; otros pueden ser vectores biológicos, siendo
huéspedes en una parte del ciclo vital del microorganismo que transmiten. Otros funcionan
como reservorios, para mantener a los patógenos entre los huéspedes; y por último, existen
artrópodos que producen infecciones verdaderas al ser humano (infestación), la cual puede
ser tanto invasiva como superficial, como también producir diversas reacciones adversas de
tipo alérgicas, hipersensibilidad y hasta shock anafiláctico, produciendo la muerte (Spicer,
2009).

Entre las muestras analizadas en el laboratorio se encuentran diversas especies del género
Arthropoda, las que corresponden más que nada a las clases Chelicerata e Insecta.

En el género Chelicerata se clasifican las conocidas arañas, escorpiones, ácaros y garrapatas.


Carecen de alas y tienen importancia en medicina como vectores de enfermedades
microbianas (ácaros y garrapatas) o por ser venenosos y capaces de producir picaduras o
mordeduras (arañas y escorpiones) (Murray, Rosenthal, & Pfaller, 2009).

Las garrapatas son más oportunistas que específicas. Existen en cuatro estadios: huevo, larva,
ninfa y adulto, pero los que más producen picaduras y mordeduras son las adultas. La
mordedura de garrapata suele tener pocas consecuencias, salvo la formación de pápulas
eritematosas. La herida puede infectarse de forma secundaria y necrosarse, sobre todo si las
mandíbulas continúan unidas al paciente tras su extracción manual. En algunos casos existe
una parálisis de la garrapata, por especies de Dermacentor variabilis, D. andersoni y
Amblyomma americanum. Además, existen algunas implicadas en transmisión de infecciones,
como la enfermedad de Lyme, fiebre de las Montañas Rocosas, entre otras (Murray,
Rosenthal, & Pfaller, 2009).

Otros autores (Márquez, 2005)mencionan el debilitamiento o incluso anemia con un número


elevado de estos ectoparásitos, el desarrollo de miasis, la inflamación en la piel asociada a
alopecia o engrosamiento de la piel, además de las reacciones alérgicas que pudieran
ocasionar, junto con las molestias de distinto tipo.

Amblyomma tigrinum: Esta clase de garrapatas duras está asociada al cuadro de Pasteurella,
conocida como tularemia (Grant T. , 2013). Esta patología es causada por una bacteria llamada
Francisella tularensis, un cocobacilo gram negativo que produce síntomas graves. Estas
especies son conocidas por atacar al perro, entre otros carnívoros, pero también se ha
encontrado en bovinos y humanos de nuestro país y regiones argentinas (González-Acuña,
2006). Fue descrito anteriormente como A. maculatum.
Se dice que la transmisión de estos patógenos puede ocurrir por la infección de las glándulas
salivales de estas garrapatas. En algunos casos, como el de las Rickettsiosis, existe transmisión
vertical entre las poblaciones de estos artrópodos (Becerril Flores, 2008).

Riphicephalus sanguineus: Es una especie cosmopolita, con ciclo trifásico, monótropa y que se
alimenta de perros, cánidos silvestres y, eventualmente en rumiantes y el hombre,
localizándose en zona cefálica y en orejas en caso de los adultos. R. sanguineus está implicada
en la transmisión de diversas especies de Rickettsia, como R. conorii, causante de la fiebre
Botonosa Mediterránea y R. masiliae, del cual se desconoce su mecanismo patogénico
(Márquez, 2005).

Otras fuentes asocian R. sanguineus con la Fiebre de las Montañas Rocosas, producida por
Rickettsia rickettsii (Grant T. , 2013)que presenta fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares,
erupciones petequiales maculosas, entre otros síntomas.

En el género de insectos se pueden encontrar animales hexápodos de diversos tipos. Su


cuerpo está dividido en tres partes (cabeza, tórax y abdomen). Pueden o no tener alas y tienen
un par de antenas. La importancia médica de este gran grupo radica en los hábitos alimenticos
y características morfológicas, como la forma de sus mandíbulas, además de la transmisión de
un gran número de patógenos, como bacterias, virus, protozoos y metazoos, ya sea como
vectores o como organismos anfitriones. Existen diversos insectos patógenos por sí mismos,
que causan lesión por picadura o inyección de toxinas.

Hay más de 30 órdenes de insectos, y muchas especies, entre las cuales están Pulex irritans, o
pulga de humanos, Ctenocephalides felis, o pulga de gatos, Tryatomasp., y Pediculus humanus,
que son las que se analizaron en la actividad de laboratorio.

Las Pulgas son hematófagos pequeños, conocidos por su cuerpo aplanado lateralmente y la
ausencia de alas. Presentan metamorfosis holometábola, con un ciclo de vida que dura de 7 a
40 días cuando las condiciones son propicias. Los adultos son ectoparásitos obligados (Becerril
Flores, 2008).

La hembra pone sus huevos en el huésped, los que eclosionan a larvas. Estas larvas tienen
fototactismo negativo y se alimentan de sangre seca depositada en la piel por pulgas adultas.
Luego, pasa por cuatro estadios antes de entrar en fase de pupa, de duración variable.
Cambios de presión hacen emerger muchas pulgas de sus capullos (Torres, 2008).

Las pulgas pueden producir daño de 3 maneras diferentes. Como ectoparásito, pueden
producir pulicosis o ataque hematofágico temporal, generalmente producidas por la
penetración de las piezas bucales y persiste por varios días, con prurito. Como vector biológico
poseen un papel importante en la transmisión de agentes como Yersinia pestis y Rickettsia
ricketsii. Como huésped intermediario puede desarrollar algunas infecciones por deglución
(Torres, 2008).

Pulex irritans: Conocida comúnmente como la pulga humana o común. Es cosmopolita y


parasita al ser humano, pero además a otras especies tales como zorros, cerdos, erizos,
monos, ratas, gatos, pollos, murciélagos, entre otros (Bayer Group, 2012).
Es conocida su gran papel como vector en la transmisión de Yersinia pestis, agente causante de
la peste bubónica (pandemia que cobró muchas vidas en Europa). Estos microorganismos se
multiplican en el intestino de P. irritans, produciendo un tapón que induce regurgitación
durante la picadura (Becerril Flores, 2008).

Ctenocephalides felis: Es una pulga que se hospeda en el gato, pero también pueden infestar
perros, humanos y otros animales, sobre todo cuando no encuentran su huésped ideal (Saeed,
2012).

Se ha descrito que C. felis transmite a Rickettsia felis y Bartonella henselae, esta última es
responsable de la enfermedad del arañazo de gato, cuyo ciclo se mantiene entre gatos y C.
felis. Es producida fundamentalmente al ser humano por contaminación de mucosas con heces
de pulgas. Además, puede actuar como vector del tifus murino, causado por Rickettsia
mooseri. Con frecuencia, existen reacciones alérgicas a este tipo de pulgas o a sus heces.

El piojo humano o Pediculus humanus, puede existir en diversas variables: capitis (cabeza),
humanus o corporis (cuerpo) y piojo del pubis (Pthirus pubis). Estas especies se diferencian,
más que morfológicamente, por características fisiológicas y sus condiciones ideales de vida,
que puede ser en la cabeza, o en las vestimentas del afectado (Becerril Flores, 2008).

El suborden Anoplura, de Phthiráptera, se caracteriza por parasitar a humanos, por medio de


contacto directo entre personas sanas e infestadas, lo que se ve favorecido por situaciones de
hacinamiento. La infestación por estas especies se conoce como pediculosis, caracterizada por
intenso prurito, que puede llevar a desprendimiento de piel e infecciones secundarias (Becerril
Flores, 2008).

Según algunas fuentes, los piojos pueden transmitir tres enfermedades principalmente: La
fiebre del tifus endémico (por Rickettsia prowazekii), vector piojo del cuerpo; La fiebre de las
trincheras (por Bartonella quintana), huésped piojo del cuerpo; y Fiebre recurrente epidémica
(por Borreliarecurrentis), también el piojo del cuerpo como vector (Spicer, 2009). Estas
enfermedades se transmiten por contaminaciones de laceraciones dérmicas con heces del
piojo infectado, o ingestión ya sea de las heces, como del piojo mismo (Becerril Flores, 2008).

Estos piojos hembra ponen sus huevos, llamados liendres en los pelos del hospedador (capitis)
o unido a la ropa (piojo del cuerpo), los que eclosionan a larvas en 8-16 días. Por la gran
cantidad de crías que pueden tener, una sola hembra puede inundar una gran cantidad en
pocos meses. Es importante mencionar que todos los estadios de larvas y pupas son
hematófagos (Morgan, 2012).

Los piojos no soportan mucho las temperaturas, por lo que con el lavado se pueden erradicar,
además de cambiar la ropa con regularidad. Estas infestaciones aumentan mucho en período
de guerra, ya que en estas situaciones están todos muy juntos y la higiene no es de mucha
importancia (Morgan, 2012).

Las especies de Triatoma, conocidos como chinches americanos son insectos también, con un
abdomen extensible característico y de hábitos nocturnos. Se alimentan indiscriminadamente
de mamíferos. Los triatomas viven en hendiduras de techos de paja, montículos de leña y
paredes, siendo importantes vectores de la Enfermedad de Chagas (Murray, Rosenthal, &
Pfaller, 2009).

Existen muchas especies de Triatoma sp. Que transmiten la enfermedad de Chagas. Se


sospecha debido a sus características morfológicas que en el laboratorio se observó un
Triatoma spinolai (ver tabla resultados). En Chile son comunes el T. infestans y el spinolai (más
conocidos como vinchuca).

La importancia médica de estas especies radica principalmente en la capacidad hematofágica.


La mordedura de estos insectos (tanto ninfas como adultos) produce lesiones que van de
pequeñas ampollas a ampollas hemorrágicas, a menudo en la cara, dependiendo de la
sensibilización del paciente. Un signo importante de presencia de triatoma es el edema
periorbitario conocido como signo de Romaña. Pueden asociarse también a trastornos
nerviosos en el niño y adultos (Murray, Rosenthal, & Pfaller, 2009).

Su papel más importante es el de vector para el Tripanosoma cruzi. Este, dentro del intestino
del triatoma se transforma en espimastigotes (formas multiplicativas del parásito) y luego en
tripomastigotes metacíclicos (formas infectantes). El triatoma al alimentarse llena su
abdomen, provocando un reflejo que hace que inmediatamente se liberen sus heces, las que
entran en contacto con el tejido lacerado (Becerril Flores, 2008).

La enfermedad de Chagas es una enfermedad crónica que puede causar discapacidad y muerte
a los pacientes. En Chile se extiende desde la I a la VI regiones, incluyendo la Región
Metropolitana, donde se encuentra el 77% de la población. Afecta 0,7% de la población mayor
de 15 años, con prevalencia de 1,5% en sector rural y 0,6% urbano, siendo la región de
Atacama la de mayor frecuencia (4,7%) (Minsal, 2011).

Para limitar la propagación de esta enfermedad, se tomó medidas como aplicación de


insecticidas de tipo pietrina y modificación del material de viviendas.

CONCLUSIÓN

Con la culminación del desarrollo de estas últimas tres actividades prácticas respecto a
parásitos nos encontramos en condiciones de realizar una conclusión de lo observado y
aprendido, en conjunto de dar cumplimiento y respuesta a los objetivos planteados desde un
principio.

En la primera actividad práctica respecto a protozoos, luego de observar al microscopio


muestras de distintas especies y con el apoyo del docente en el laboratorio, se logró reconocer
la morfología y las características más relevantes de cada una de las especies que elegimos
estudiar; Entamoeba hystolitica, Tripanozoma cruzi, Balandidium coli y Toxoplasma gondii.

En cuanto a morfología principalmente la forma, el tamaño y movimiento del protozoo;


además otras características importantes como ciclo evolutivo, vector de transmisión y
enfermedad que produce cada especie, puntos que fueron discutidos en el apartado
correspondiente del presente informe. Todas las características estudiadas resultan
primordiales a la hora de pretender hacer un diagnóstico y tratamiento en un paciente
aquejado por una parasitosis.
En la segunda actividad práctica respecto a helmintos; cestodos y nematodos, luego de
observar las muestras a simple vista y a la lupa, pudimos reconocer la morfología y las
características más relevantes de casa una de sus formas evolutivas (huevo, larva y adulto) de
las siguientes especies: Ascaris lumbricoides, Enterobius vermicularis(Test de
Graham),Diphyllobothrium latum, Echinococcus granulosus, Taenia sp.

Dentro de las características más importantes de cada una de las especies de helmintos
estudiados se destacó: clasificación, fase, tipo de ciclo evolutivo, huésped definitivo y huésped
secundario si es que éste tuviese. Se describió la utilidad del Test de Graham en cuanto a la
detección de la presencia de oxiurios, característico de la enterobiasis por Enterobius
vermicularis. De la observación de un escólex de Taenia sp. se procedió con la descripción de
los tres tipos de escólex existentes: con ventosas, con botrios y con botridios. Al igual que con
los protozoos, resulta indispensable conocer todas las características estudiadas para un
correcto abordaje de una parasitosis.

En la tercera actividad práctica respecto a artrópodos, luego de observar las muestras a simple
vista y a la lupa, se pudo reconocer las principales características morfológicas en cuanto a:
forma, tamaño y color del cuerpo de cada una de las especies estudiadas; Pulex irritans (pulga
común), Ctenocephalides felis (pulga de gato), Triatoma sp., Amblyomma tigrinum (garrapata),
Rhiciphalus sanguineus (garrapata de perro), Pediculus humano (piojo humano).

Se especifica clasificación, las características morfológicas observadas durante la actividad


práctica e importancia médica. Recordar que no son microorganismos, pero desempeñan un
papel importante en cuanto a la transmisión de enfermedades causadas por microorganismos,
sean reservorios o vectores mecánicos. Razón última por la cual cobran relevancia conocer las
características estudiadas para su correcto abordaje.

Bibliografía
Agencia Valenciana de Salud. (2012). Esporas de hongos: Alternaria. Valencia.

AGRARES Iberia SL. (2011). Fichas de enfermedadades en las plantas: Alternaria. Iberia.

Arenas, R. (2008). Micología médica ilustrada (3ra ed.). Ciudad de méxico: Mc Graw Hill.

Atias, A. (1991). Parasitología Clínica. Santiago-Chile: Mediterraneo.

Bayer Group. (2012). Pulga. Obtenido de http://www.pestcontrol-


expert.com/bayer/cropscience/bespestcontrol.nsf/id/ES_Pulga

Becerril Flores, M. A. (2008). Parasitología Médica. Ciudad de México: McGraw-Hill


Interamericana.

Botero, D. (2003). Parasitosis Humanas . Bogotá: CIB.

Carrillo, L. (2003). Los hongos de los alimentos y forrajes (1ra ed.). Salta: U. Nacional de Salta.

Díaz, M. C. (2011). Identificación de hongos filamentosos. U. de Chile. Santiago: ICBM Facultad


de Medicina.
Dra. Grant, T. (2013). Actividad Práctica N°9: Parásitos Protozoos. Concepción.

Dra. Grant, T. (2013). Parasitología general: Clasificación de los parásitos y sus mecanismos de
patogenicidad. Concepción.

Ecu Red. (2010). Balantidium coli. Recuperado el 1 de Diciembre de 2013, de


http://www.ecured.cu/index.php/Balantidium_coli

Elmer W. Koneman, S. A. (2008). Diagnostico Microbiologico/ Microbiological diagnosis: Texto


Y Atlas En Color/ Text and Color Atlas. Médica Panamericana.

Facultad de Medicina UNAM. (2011). Periódico Mural: La Enfermedad de Chagas. Recuperado


el 1 de Diciembre de 2013, de
http://www.facmed.unam.mx/deptos/salud/periodico/chagas/cruzi.html

García, R., & Rozato, V. (2010). Organismos hallados en muros de mampostería de ladrillos.
Universidad tecnológica nacional. La plata: Laboratorio de estudios viales.

Gatta, C. (2008). Observación de estadios inmaduros de Enterobius vermicularis en la zona


perianal. Obtenido de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-
75412008000300009

González-Acuña, D. V. (2006). Nuevos hospedadores para las garrapatas Amblyomma tigrinum


y Rhipicephalus sanguineus (Acari: Ixodidae) en Chile. Obtenido de Archivos de medicina
veterinaria: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=s0301-
732x2006000300012&script=sci_arttext

Grant, T. (2013). Artrópodos. Clase Microbiología para Medicina .

Grant, T. (2013). Clase de microbiología para Medicina: Protozoos Instestinales. Concepción.

Grant, T. (2013). Clase microbiología para Medicina: Protozoos tisulares. Concepción.

Grant, T. (2013). Microbiología para Medicina: Protozoos hemáticos. Concepción.

Lizcano, A., & Vergara, J. (2008). Evaluación de la actividad antimicrobiana de los extractos
etanólicos y/o aceites esenciales de especies vegetales frente a microorganismos patógenos y
fitopatógenos. Pontificie Universidad Javeriana, Bogotá.

Márquez, F. H. (2005). Las garrapatas (Acarina: Ixodida) como transmisores y reservorios de


microorganismos patógenos en España. Obtenido de Enfermedades Infecciosas y
microbiología clínica: http://zl.elsevier.es/es/revista/enfermedades-infecciosas-microbiologia-
clinica-28/las-garrapatas-acarina-ixodida-como-transmisores-reservorios-13071613-
formacion-medica-continuada-2005?bd=1

Minsal, &. O. (2011). Situación epidemiológica de la Enfermedad de Chagas en Chile. Obtenido


de http://epi.minsal.cl/epi/html/normas/circul/Circular-Chagas.pdf

Morgan, C. (2012). Pediculus humanus. Animal Diversity Web. Obtenido de


http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/Pediculus_humanus/
Murray, P. R., Rosenthal, K. S., & Pfaller, M. A. (2009). Microbiología Médica. Barcelona:
Elsevier España.

Negroni, R., Olindo, M., Robles, A., Orduna, T., Arechavala, A., Brusca, S., y otros. (1997).
Úlcera cutánea provocada por hongos del género Fusarium. Sociedad Brasileña de Medicina
Tropical , 30 (4), 323-328.

Ocampo, X. (2013). Actividad Práctica Nº6: Caracteres generales de los hongos. Concepción:
Medicina UCSC.

Ocampo, X. (2013). Actividad práctica Nº8: Hongos Filamentosos. Concepción: Medicina UCSC.

Ocampo, X. (2013). Laboratorios de Microbiología y Parasitología: Actividad práctica número 6.


Concepción.

Olivas, E. (2004). Manual de Prácticas de Microbiología I, II y Parasitología. Ciudad Juarez:


Universidad Autónoma de Ciudad Juarez.

Prats, G. (2005). Microbiología Clínica. Buenos Aires: Médica Panamericana.

PUC. (2001). Parasitología. Obtenido de


http://escuela.med.puc.cl/paginas/udas/Parasitologia/Parasitologia/sld013.htm

Requena, I. (2007). Enterobius vermicularis en pre-escolares de un área suburbana en San Félix,


estado Bolívar, Venezuela. Investigación Clínica. Obtenido de
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0535-
51332007000300002&lng=es&nrm=iso.

Reyes, L., & León, R. (2002). Diferenciación de Entamoeba histolytica / entamoeba dispar y los
nuevos hallazgos en la patogénesis de la amibiasis intestinal. Revista Costarricense de Ciencias
Médicas , 24 (3-4), 161-173.

Risso, M. (2011). Trypanosoma cruzi y enfermedad de Chagas: aspectos generales y avances en


investigación básica. Buenos Aires.

Saeed, S. (2012). Ctenocephalides felis (online). Animal diversity web. . Obtenido de


http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/Ctenocephalides_felis/

Sagua F, H. A. (2000). Diphyllobothriosis humana por infección por Diphyllobotrhium pacificum


en un niño de 3 años en Antofagasta, Chile. Revista chilena de pediatría, 71(5) , 427-429.

Spicer, W. (2009). Microbiología clínica y enfermedades infecciosas. Barcelona, España:


Editorial Elsevier.

Torres, M. (s.f.). Apuntes Parasitología: Parasitosis producidas por Artrópodos. Obtenido de


http://escuela.med.puc.cl/paginas/udas/Parasitologia/Parasitol_02.html

Universidad autónoma de Yucatán. (2009). Instructivo para el procesamiento de muestras del


área de la microbiología. Yucatán.
Universidad de Chile. (2011). Red Clínica. Obtenido de
http://www.redclinica.cl/HospitalClinicoWebNeo/Controls/Neochannels/Neo_CH6314/deploy
/graham.pdf

Universidad de Córdoba. (2001). Aeromicología de Córdoba: Alternaria Nees ex Fr. Córdoba.

Universidad de las Américas Puebla. (5 de Diciembre de 2013).

Universidad de las Américas Puebla. (2013). Universidad de las Américas Puebla. ecuperado el
1 de iciembre de 2013, de
catarina.udlap.mx/u dl a/tales/documentos/lqf/...s.../capitulo7.pdf

Universidad Nacional Autónoma de México. (2010). Recursos en Parasitología: Departamento


de Microbiología y Parasitología. Recuperado el 1 de Diciembre de 2013, de
http://www.facmed.unam.mx/deptos/microbiologia/parasitologia/toxoplasmosis.html

Universidad Nacional del Nordeste. (2010). Guía de trabajos prácticos de micología. Corrientes.

Uribarren, T. (2013). Recuperado el 1 de Diciembre de 2013, de Universidad Nacional


Autónoma de México:
http://www.facmed.unam.mx/deptos/microbiologia/parasitologia/amibiasis.html

Uribarren, T. (2013). Obtenido de


http://www.facmed.unam.mx/deptos/microbiologia/parasitologia/hidatidosis.html

Uribarren, T. (2011). Departamento de Microbiología y Parasitología: UNAM. Recuperado el 1


de Diciembre de 2013, de
http://www.facmed.unam.mx/deptos/microbiologia/parasitologia/balantidiasis.html