Está en la página 1de 9

APOCALIPSIS 8:1 – 9:21

DIVISIÓN EN PÁRRAFOS DE LAS TRADUCCIONES MODERNAS


2
UBS NKJV NRSV TEV NJB
El Séptimo Sello El Séptimo Sello: El Séptimo Sello El Séptimo Sello El Séptimo Sello
y el incensario de Preludio de la 8:1
oro Séptima Trompeta
8:1-6
8:1-2 8:1-2 Las oraciones de los
8:1-2
8:3-5 8:3-5 santos aproximan la
llegada del Gran Día
8:3-5 8:2-5
Las primeras Seis
Las primeras seis Las Trompetas
Las Trompetas Trompetas La Primera de las
trompetas
cuatro trompetas
8:6 8:7
8:6 8:6
8:7 8:-6-12
8:7 8:7
La Segunda
Trompeta
8:8-9 8:8-9
8:8-9 8:8-9
La Tercera
Trompeta
8:10-11
8:10-11
8:10-11 8:10-11
La Cuarta
Trompeta:
Los cielos abiertos
8:12
8:13
8:13 8:12
8:12
8:12 8:13
La Quinta Trompeta
La Quinta Trompeta 8:13
9:1-12
9:1-6
La plaga de
8:13-9:6 langostas 9:7-11
9:7-11 demoníacas 9:12
9:1-6
9:1-6
La Sexta Trompeta 9:7-11
9:7-11
El Ángel del 9:12
Éufrates 9:12
9:13-21 9:13-21

9:13-19 9:13-19
9:13-19
9:20-21 9:20-21
9:20-21
2
Aunque no es inspirada, la división en párrafos es la clave para entender y dar seguimiento al contenido del autor. En el
capítulo 1, cada traducción moderna se ha dividido y se ha hecho un resumen; cada párrafo tiene un tópico central, una
117
verdad o un pensamiento. Cada versión aborda un tópico desde su punto de vista particular. Al leer el texto, pregúntese a sí
mismo sobre cómo la traducción le ayuda a entender el tema y la división en versículos. En cada capítulo, primero debemos
leer la Biblia y tratar de identificar el tema (párrafos), y después comparar nuestra comprensión con las versiones modernas.
Entendemos la Biblia solamente cuando entendemos la intención original del autor original siguiendo su lógica y su forma.
Únicamente el autor original es inspirado, los lectores no tienen ningún derecho a modificar o cambiar el mensaje. Los
lectores de la Biblia tienen la responsabilidad de aplicar las verdades inspiradas a cada día y a sus vidas. Todos los términos
técnicos y abreviaturas se encuentran completamente explicados en los apéndices uno, dos, tres

CICLO DE LECTURA DOS (ver p. vii)


Este es un comentario guía de estudio, lo que significa que tú eres responsable de tu propia interpretación de la
Biblia. Cada uno de nosotros debe caminar bajo su luz personal. Usted, la Biblia y el Espíritu Santo son
prioridades en esta interpretación y no debe sustituirse por ningún comentario. No deje su interpretación personal
a ningún comentario.

Lea el libro completo de una sola vez. Identifique los temas (ciclo de lectura No. 3, p. viii). Compare sus
divisiones temáticas con las cinco traducciones arriba expuestos. La división por párrafos no es inspirada, pero es
la clave para captar la intención original del autor, que es el núcleo de la interpretación. Cada párrafo tiene uno y
sólo un tema.
1. Primer párrafo
2. Segundo párrafo
3. Tercer párrafo, etc.

VISTAZO CONTEXTUAL AL 8:1-9:21

A. Al salir la Séptima Trompeta del Séptimo Sello, la pregunta es, ¿cuál es la relación entre las Trompetas,
los Sellos y las Copas? Esta es una recopilación parcial, o tal vez una recopilación completa que cubre el
mismo período de tiempo. Fueron construidos sobre el mismo modelo y salen de cada uno. La Teoría de
la Recapitulación parece haber sido planteada en el siglo III d.C. por Victorino. Cuando uno compara los
tres, parecen ser imágenes apocalípticas, progresivas metáforas destructivas del mismo tiempo
escatológico. Es muy probable que cuando el Sexto Sello (6:12-17) llegue a su fin, la Séptima Trompeta
(11:15-19) y la Séptima Copa (16:17-21) describa los eventos finales.

B. ¿De dónde saca Juan estas imágenes para las visiones apocalípticas? Existen varias teorías: (1) Son
alusiones a diferentes pasajes del Antiguo Testamento, particularmente en los capítulos 8-9, con relación
a la plaga de Egipto y a la invasión de langostas de Joel 2. Como siempre, en el Apocalipsis las imágenes
de Daniel, Ezequiel y Zacarías forman el trasfondo básico; (2) Los escritos apocalípticos judíos
intertestamentarios, como I Enoc, que fue muy conocido en el Judaísmo del siglo I d.C.; así como por las
Iglesias, y citado por los autores neotestamentarios (2 Pedro 2 y Judas); y (3) el contexto histórico del
siglo I d.C., particularmente la persecución local y el culto al Emperador.

La opción que escojamos como fuente principal de las imágenes, determinará cómo interpretamos estos
dos capítulos. Si lo miramos desde el trasfondo de la Roma Imperial, apuntamos hacia la historia romana
(pasado). Si consideramos desde el punto de vista del lenguaje apocalíptico judío, lo más probable sea que
lo interpretemos como algo simbólico (idealista). Si lo vemos desde la perspectiva profética
veterotestamentaria, lo proyectaremos hacia los tiempos escatológicos judíos (futurismo).

C. Los dos capítulos describen e intensifican el juicio a los incrédulos. Sin embargo, se debe enfatizar que
Dios los juzga con el propósito de que sean redimidos (9:20-21; 14:7; 16:9, 11). Por lo tanto, funcionan
como maldiciones del Pacto, en Deuteronomio 27-29.

118
D. Como en los capítulos anteriores, el simbolismo es tan impreciso que algunos comentaristas describen a
Cristo; otros, a Satanás. Con tal fluidez del simbolismo, ser dogmático es totalmente inapropiado. ¡Los
intérpretes deben sintetizar la visión completa en una verdad central, para guiar la interpretación de los
detalles permitiendo que los asuntos teológicos centrales sean enfatizados!

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 8:1-2


1
Cuando el Cordero abrió el séptimo Sello, hubo silencio en el cielo aproximadamente durante media
hora. 2Y vi a los siete ángeles quienes estaban de pie delante de Dios; y les fueron dadas siete trompetas.

8:1 “Cuando el Cordero abrió el séptimo Sello” Jesús es el Uno que abre el Séptimo Sello, y a partir de este
momento los ángeles se involucrarán para anunciar las siete trompetas, y posteriormente, las siete Copas.

- “hubo silencio en el cielo aproximadamente durante media hora” Hay muchas teorías conectadas con este
silencio. Los rabinos lo denominaban “el período del silencio” con el fin de escuchar la oración de los santos.
1. Algunos lo relacionan con el libro 2 Esdras 7:29-31, donde el silencio es el inicio de la Nueva Era.
2. Otros lo relacionan con diferentes pasajes del Antiguo Testamento, donde los humanos deben permanecer
en silencio ante la presencia de Dios (Habacuc 2:20; Sofonías 1:7; Zacarías 2:23).
3. Hay quienes lo vinculan a la intensidad del efecto dramático de los juicios venideros sobre los incrédulos.

8:2 “Y vi a los siete ángeles quienes estaban de pie delante de Dios” Es interesante que aparezca el artículo
definido, “los siete ángeles”. En el Judaísmo rabínico los siete ángeles aparecen en Tobit 12:15 y Enoc 20:1-7.
Ellos son: Uriel, Rafael, Raquel, Soroquel o Soriel, Gabriel y Remiel. Otros consideran esta frase relacionada con
el Mesías en Isaías 63:9 o de juicio sobre quienes se rebelan y lastiman al Espíritu Santo (Isaías 63:10). La
relación con Éxodo puede verse a través del ángel, en Éxodo 23:20-23; 33:12-16.

- “…les fueron dadas siete trompetas” Estas son los siete ángeles encargados de las siete trompetas (v.6). En
el Antiguo Testamento, generalmente las trompetas eran utilizadas para comunicarse con el pueblo de Dios, ya
sea con fines religiosos o militares (Éxodo 149:16; Números 10:1-10; Isaías 27:13; Jeremías 4:5-9; Joel 2:1;
Sofonías 1:16; Zacarías 9:14; 2 Esdras 6:23). En el Nuevo Testamento, una trompeta anuncia la Segunda Venida
de Cristo (Mateo 24:31; I Corintios 15:52-53; I Tesalonicenses 4:16).

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 8:3-5


3
Y vino otro ángel y se puso de pié delante del altar, sosteniendo un incensario de oro; y le fue dado
mucho incienso con el que ayudaría a las oraciones de todos los santos en el altar de oro que estaba
delante del trono. 4Y el humo del incienso junto a las oraciones de los santos subió a la presencia de
Dios. 5Entonces el ángel tomó el incensario, y lo llenó de fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo
truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto.

8:3 “Y vino otro ángel y se puso de pié delante del altar, sosteniendo un incensario de oro” Este texto y el
5:8 han sido utilizados para promover el concepto teológico rabínico de que los ángeles llevan las oraciones a
Dios. La Biblia no aporta nada sobre cómo interpretar este tipo de detalles. Estos pasajes simbólicos no deben ser
usados para definir detalles teológicos especulativos. Esta es una visión, y no intenta definir el papel de ciertos
ángeles; aunque afirma que las oraciones de los santos afectan a Dios.

El altar ha sido identificado como el altar del incienso delante del velo en el lugar Santo (Éxodo 30:1-10) o el altar
del sacrificio (v.6, 9:13). Sin embargo, esta visión no es el Tabernáculo terrenal o el Templo de Jerusalén, sino el
cuarto del trono de Dios en el cielo (Hebreos 8:2; 9:11, 24). El altar del incienso calza mejor en este contexto.

- “…las oraciones de todos los santos” Es difícil saber exactamente a qué grupo de santos se refiere, pero
responde al hecho de que Dios conoce y responde a las necesidades de Su pueblo (Éxodo 3:7). El incienso era un

119
símbolo de la oración (Salmo 141: 2; Apocalipsis 5:8) ya que el humo sube y desaparece en el mundo visible,
elevándose al mundo invisible. Ver Tópico Especial: Santos, en el 5:8.

8:4 A lo largo del texto de Levítico, el incienso se eleva a la presencia de Dios; por tanto, el incienso llegó a
representar las oraciones de Su pueblo.

8:5 “El ángel tomó el incensario, y lo llenó de fuego del altar, y lo arrojó a la tierra” Es una referencia a
Ezequiel 10:2. Los carbones para el altar del incienso antes del velo, originalmente eran tomados del altar del
sacrificio en la parte delantera del Tabernáculo (9:13; Levítico 16:11-13). Son símbolos del Tabernáculo cuyo
significado es conocido. El pensamiento teológico clave es que todo esto ha sucedido delante de Dios, en el cielo.

- “…y hubo truenos” Estos fenómenos físicos frecuentemente están asociados con la presencia de YHWH (4:5;
11:19; 16:18; Éxodo 19:16-19; Salmo 18:10-13).

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 8:7


7
El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados
sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde.

8:7 “…hubo granizo y fuego mezclados con sangre” Muchas de las imágenes fueron tomadas de los pliegos
egipcios. Este pasaje es una referencia a Éxodo 9:24. También es posible que hayan sido tomados de Ezequiel
38:22, en relación con la derrota del ejército invasor de Gog.

- “…y un tercio de la tierra fue quemada” Es un porcentaje limitado pero sustancioso, y frecuentemente
mencionado en los siguientes capítulos (8:7-8-12; 9:15, 18; 12:4). La segunda serie de juicios es más intensa que
la primera (6:8, donde se hace referencia a un cuarto).

- “… y se quemó toda la hierba verde” Esto debe referirse a la total destrucción de la hierba verde dentro de un
tercio del perímetro, porque en 9:4, aparece protegida.

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 8:8-9


8
El segundo ángel tocó, y algo como una gran montaña quemada con fuego fue lanzada al mar; y una
tercera parte de él se hizo sangre, 9y una tercera parte de las creaturas que estaban vivas, y habitaban
en el mar, murieron; y la tercera parte de los barcos fueron destruidos.

8:8 “…una gran montaña quemada con fuego fue lanzada al mar” Nuevamente la cuestión es el origen de la
imagen joanina: romana, judía, interbíblica o veterotestamentaria. Si procede del Antiguo Testamento, entonces
su referencia es Salmo 46:2 o Éxodo 7:20-21; si viene de la apocalíptica judía; su referencia es I Enoc 18:13-16 o
posiblemente los Oráculos Sibelinos 5:158. Si es romana, entonces tal vez sea una referencia histórica a la
erupción del volcán Vesubio, que los judíos interpretaron como el Juicio de Dios para Roma por haber destruido
Jerusalén. No se conoce la fuente exacta de la metáfora de Juan, pero si se habla de la ira de Dios hacia la
creación rebelde, con el propósito de redención en mente.

- “…y una tercera parte de él se hizo sangre” Es una alusión a las plagas egipcias (Éxodo 7:20-21).

8:9 “Una tercera parte de las criaturas…murieron” Es otra referencia a las mismas plagas.

- “…y la tercera parte de los barcos fueron destruidos” Esto no tiene ningún paralelo en el Antiguo
Testamento, en la literatura apocalíptica o en la literatura romana del siglo I d.C. Obviamente, el comercio se
afecta, y los bienes escasean, lo cual confirma el juicio de Dios, limitado y progresivo. El juicio de Dios se

120
intensifica (un cuarto de los sellos, y un tercio de las trompetas), hasta que en las copas ha pasado el tiempo de
arrepentimiento, y acaece el Juicio total y completo.

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 8:10-11


10
El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y
cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de agua. 11El nombre de la estrella es Ajenjo.
Y la tercera parte de las aguas se convirtieron en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas
aguas, porque se tornaron amargas.

8:10 “…una gran estrella” Esto puede ser una alusión a Isaías 14:12. Muchos han intentado relacionarlo con
Apocalipsis 6:13 o 9:1, pero es un intento muy pobre de mostrar las imágenes joaninas. Tenga cuidado al tratar de
interpretar cada detalle; esto es imaginación dramática. Por lo general, en las imágenes de la literatura
apocalíptica, una estrella caída se relaciona con un ángel.

8:11 “El nombre de la estrella es Ajenjo” En el Antiguo Testamento, el ajenjo está vinculado a la idolatría
(Deuteronomio 29:17-18). También puede mezclarse con veneno, por tanto, puede ser mortal (Jeremías 9:15;
23:15; Amós 6:12). El ajenjo de por sí era amargo, pero no letal. Aquí es una metáfora para el Juicio Divino.

Un buen ejemplo de lo inadecuado que resulta en la actualidad tratar de forzar los detalles del Apocalipsis, que en
nuestros días se relacionó con el accidente en la planta nuclear rusa de Chernobil, como una profecía cumplida
porque en este idioma el nombre significa ajenjo. ¡La práctica de interpretar los textos bíblicos con base en las
noticias del periódico de la mañana ha sido común, y nos debe alertar a tener cuidado con este procedimiento!

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 8:12


12
El cuarto ángel tocó, y fueron golpeadas la tercera parte del sol y la tercera parte de la luna y la
tercera parte de las estrellas, para que se oscureciera la tercera parte de ellos, y no hubiese luz durante
la tercera parte del día, y de la noche.

8:12 La oscuridad siempre ha sido una señal del Juicio de Dios (Éxodo 10:21; Isaías 13:10; 34:4; 50:3; Ezequiel
32:7-8; Joel 2:2, 10, 31; 3:15; Amós 5:18; Marcos 13:24). A veces, los cuerpos celestes eran adorados como
poderes espirituales. Dios los creó (Génesis 1:14-19; Isaías 40:26), les puso nombre (Salmo 147:4; Isaías 40:26),
los controla (Isaías 48:13), y ellos le adoran (Salmo 148:3).

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 8:13


13
Miré, y vi un águila volando en medio del cielo, diciendo a gran voz: “¡Ay, ay, ay del los que moran en
la tierra, por causa de los otros toques de trompeta que están por sonar los tres ángeles.”

8:13 “Miré, y vi un águila volando en medio del cielo, diciendo…” La KJV (versión inglesa/española) utiliza
“ángel” en vez de “águila”; pero lo anterior procede del manuscrito griego tardío del siglo IX d.C. Tanto el
Sinaítico (‫ )א‬como el Alejandrino (A) usan “águila”, lo cual puede referirse a:
1. Un buitre (o águila), que con frecuencia simbolizaba la muerte (Ezequiel17:3; Habacuc 1:8; Mateo 24:28;
Lucas 17:37).
2. Una referencia a la escena del Juicio en Ezequiel 39:17-20; Oseas 8:1.
3. Una alusión al libro apocalíptico intertestamental de Baruc 77:21-22, donde un buitre envía un mensaje al
lastimado pueblo de Dios.
4. Los estandartes del ejército romano que estaba repleto de águilas.

121
El “vuelo en medio del cielo” es probablemente una alusión a los pájaros de rapiña que sobrevuelan la tierra.

- “Ay, ay, ay…” Tal vez esto corresponde a las últimas tres trompetas que vendrán (9:12; 11:14; 12:12), aunque
también puede ser un símbolo de intensidad –como “santo, santo, santo2, en el 4:8-. En hebrero, tres repeticiones
indican superlativo (Santo, Santo, Santo, de Isaías 6:3). En el Antiguo Testamento, ¡ay! señala el lamento poético
relacionado con la muerte o el Juicio.

- “…los que moran en la tierra” La frase se refiere a los no redimidos (3:10; 6:10; 11:10; 13:8; 17:2).

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 9:1-6

9 1El quinto ángel tocó la trompeta y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y le fue dada la llave
del abismo infinito. Y abrió el abismo infinito, y subió humo del abismo, como el humo de un gran
horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del abismo. Y del humo salieron a la tierra langostas, y
se les dio poder como el de los escorpiones de tierra. Y se les ordenó que no dañaran la hierba de la
tierra ni cosa verde alguna ni a ningún árbol; solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios
en sus frentes. Y les fue dado, no que les matasen, sino que les atormentase por cinco meses; y este
tormento era como tormento de escorpiones cuando hieren a un hombre. Y en aquellos días los hombres
buscarán la muerte y no la encontrarán; y desearán morir, mas la muerte huirá de ellos.

9:1 “…y vi una estrella que cayó del cielo” Hay varias teorías sobre la identidad de esta estrella que personifica
a un ángel: (1) porque el verbo es un tiempo PERFECTO, podría referirse a Satanás, que cayó en el pasado y
permanece caído del cielo (Isaías 14:12; Ezequiel 28:16; Lucas 10:16; Apocalipsis 12.9) o (2) por el contexto bien
podría ser otro ángel siervo involucrado en el Juicio de Dios (20:1). Los ángeles como estrellas caídas aparecen
comúnmente en la literatura judía apocalíptica intertestamentaria.

- “le fue dada la llave del pozo del abismo” La “llave” es mencionada en 1:18 y 20:1, y simboliza autoridad.
Dios ejerce su autoridad sobre las hordas demoníacas del Juicio. El vocablo griego “abismo” significa “precipicio
profundo” negado por un PRIVATIVO ALFA. En la Septuaginta (la traducción griega del Antiguo Testamento)
es usado en Génesis 1:2; Salmos 42:7; 107:26 para identificar las profundidades de las aguas de la creación; pero
en el Salmo 71:20 se refiere al lugar de los muertos, y es igual en I Enoc 18:12-16; 7-10; 108:3-6; ya que ambos
representa la prisión temporal y final de los ángeles caídos.

Al parecer es un sinónimo del término “tartarus” (2 Pedro 2:4; Enoc 21:7), el lugar donde los demonios están
prisioneros (Lucas 8:3; Judas v.6; Apocalipsis 11:7; 17:8; 20: 1-3; I Enoc 10:4; 86:1; 88:1; Jubileo 5:5-11). Pablo
utiliza el término (abismo) en Romanos 10:7 para identificar el lugar de los muertos (Isaías 24:21-22). Más tarde
los rabinos establecieron que era el nombre del lugar donde se encontraban los incrédulos en el Sheol/Hades.

- “…le fue dada” Es una serie de VERBOS PASIVOS en los capítulos 8-9, que enfatizan el control de Dios
sobre la historia y los demonios (8: 3, 7-8, 11-12; 9: 1, 3-5). A menudo los escritores judíos usaron la VOZ
PASIVA como una CIRCUMLOCUCIÓN para los actos divinos.

9:2 “…y subió humo del abismo, como el humo de un gran horno” En el Antiguo Testamento esta
terminología es utilizada en diversos sentidos: (1) se encuentra en el juicio de Sodoma y Gomorra; (2) aparece en
el Juicio a las Naciones (Isaías 34:10), y (3) acompaña la presencia de Dios en el Monte Sinaí (Éxodo 19:18).

9:3 “Langostas” Con frecuencia son utilizadas como un símbolo de la ira de Dios (Éxodo 10:12-15; Joel 1:4;
2:1), ya que representan a una nación invasora (v.7; Joel 2:4-5, 7-9).

9:4 “…les fue dicho que no dañaran la hierba de la tierra ni nada verde ni ningún árbol” Estas fuerzas
demoníacas tienen límite en sus castigos. No deben destruir ninguna planta viva, y solamente pueden atormentar a
los incrédulos, pero no matarles (v.5; 7:4); los creyentes son protegidos por Dios.
- “El sello de Dios está en sus frentes” Ver en general la nota en el 7:2. Es una alusión a Ezequiel 9:4.

122
9:5 “Cinco meses” Algunos interpretan el dato como el ciclo de vida de la langosta; sin embargo, es posible que
se trate de la mitad del número 10, para indicar un juicio limitado.

- “El tormento de un escorpión” La picadura de este animal es otra metáfora usada en el Antiguo Testamento (2
Crónicas 10:11, 14).

9:6 Hay un paralelo evidente con el 6:15-16, y que podría ser evidencia adicional para la Teoría de la
Recapitulación de los Sellos, las Trompetas y las Copas. En Jeremías 9:7-11 esto puede tratarse de una alusión al
juicio contra los judíos idólatras y sin fe de Jerusalén,

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 9:7-11


7
El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían
como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; 8tenían el cabello como cabello de mujer;
sus dientes eran como de leones; 9tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como
el estruendo de muchos caballos corriendo a la batalla; 10tenían el colas como de escorpiones, y también
aguijones; y en sus colas tenían el poder de dañar a los hombres durante cinco meses. Y sobre ellos
tienen un rey, el ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadon; y en griego, Apolion.

9:7-9 “Aparición de las langostas” La descripción físicas de estos animales es muy similar a la de Joel 2:4-9, y
también a un famoso proverbio árabe que dice: `las langostas tienen la cabeza como un caballo, el pecho como un
león, pies como de camello, cuerpo como de serpiente y antenas como el cabello de una doncella´. Obviamente, es
una alusión al libro de Joel en la descripción correspondiente al: (1) diente del león (v.8; Joel 1:6), y (2) la gran
cantidad de carros y caballos que van a la batalla (v.1; Joel 2:5).

9:8 Algunos la consideran una referencia a las hordas de partianos, la caballería con el pelo largo; que además
eran conocidos por su habilidad como arqueros montados. Los romanos temían a estos bárbaros invasores.

9:11 “Tienen un rey sobre ellos…” Proverbios 30:27 dice que las langostas no tienen rey o reina, por eso es una
alusión a un enjambre demoníaco, no a langostas reales. El término “abismo” se refiere al lugar de los muertos
(9:1-2, 11; 11:7; 17:8; 20: 1, 3; Romanos 10:7).

- “…el ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadon; y en griego, Apolion” El término hebreo
(arameo) significa “destrucción”, y en griego, “destructor”. La palabra hebrea identificaba al Sheol, el lugar de los
muertos (Job 26:6; 29:22; 31:12; Salmo 88:11; Proverbios 15:11; 27:20). En su libro Sinónimos del Antiguo
Testamento, Robert Girdlestone tiene un interesante comentario sobre la palabra: `Este vocablo se define como
“perecer” en casi cien pasajes. Cuando se utiliza para seres humanos generalmente significa “muerte”, cuando se
usa para la tierra, implica desolación (p. 273). En Job 28:22 personifica a la muerte, como una característica de los
Rollos del Mar Muerto y de la literatura apocalítica judía. Tal uso resulta extraño, ya que en el Antiguo
Testamento, el ángel de la muerte, es un siervo de YHWH (Éxodo 12:33; Job 15:21), y aún una de las
personificaciones de YHWH (Éxodo 12:13, 29); pero aquí, parece ser el líder de una horda demoníaca
encarcelada. Posiblemente así quiera demostrarse el control de Dios sobre toda su creación. Incluso, algunos han
llegado a afirmar que así como los emperadores Nerón y Domiciano afirmaban ser una encarnación de Apolo, el
nombre griego es una corrupción y una alusión a Apolion. Hay dos evidencias que apoyan lo anterior: (1) la
langosta como símbolo del dios Apolo, y (2) los términos Apolo y Apolion, ambos vienen de la misma raíz
griega.

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 9:12


12
El primer “ay” pasó; he aquí que vienen dos ayes después de éste.

123
9:12 El versículo está ligado al 11:14 y al 12:2.

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 9:13-19


13
El sexto ángel sonó, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de
Dios, 14diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: “Desata a los cuatro ángeles que están atados
junto al gran río Éufrates.” 15Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la
hora, día, mes y año; fueron liberados a fin de matar a la tercera parte de los hombres. 16Y el número
de los ejércitos de jinetes era de doscientos millones. Yo oí su número. 17Así vi la visión de los caballos y
sus jinetes, los que tenían corazas de fuego, zafiro y azufre. 18Por estas tres plagas fue muerta la tercera
parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de sus bocas. 19Pues el poder de los
caballos estaba en sus bocas y en su color, ya que su color era semejante al de las serpientes; tenían
cabezas, y con ellas hacían daño´

9: 13 “…oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro” Es una alusión al altar del incienso en el
Tabernáculo (Éxodo 30:2-3, 10). Aquí se mencionan dos altares: el altar del sacrificio, debajo de donde se
encuentran las almas de los muertos; y el altar del incienso, donde se ponían las oraciones del pueblo de Dios. En
el Antiguo Testamento, los cuernos eran símbolos de poder, y ambos altares, el del sacrificio y el del incienso,
tenían cuernos. (Ver nota en 8:3).

9:14 “Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates” Quienes buscan alusiones
históricas al siglo I d.C. identifican este pasaje con las hordas partianas que llegaban de más allá del río Éufrates (I
Enoc 56:5-8). Otros, sin embargo, lo consideran una alusión al Antiguo Testamento, en Zacarías 1:8; 6:1-8, donde
encontramos los cuatro caballos del apocalipsis; los cuales al parecer son otra metáfora para describir a los siervos
de Dios que han sido escogidos para traer juicio sobre el mundo caído y rebelde (7:1). Sin embargo, en vista de
que dichos ángeles están atados, podría ser una referencia a ángeles malos (Judas 6). Estos ángeles traen muerte a
un tercio de la Humanidad (v.18). La parte del norte del río Éufrates servía de frontera con la Tierra Prometida
(Génesis 15:18; Deuteronomio 1:7; 11:24; Josué 1:4).

9:15 “Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año…” El
artículo determinante acompaña al término “hora”, lo cual implica lo definitivo de esta frase. Es por tanto una
referencia a la soberanía y el control de Dios en la historia (I Enoc 92:2), que será de gran ayuda para quienes
fuesen perseguidos.

9:16 “…el número de los ejércitos de jinetes era de doscientos millones” Es un número simbólico del total de
las hordas demoníacas que invaden a la Humanidad no redimida; comparable a la gran multitud de ángeles que
sirven a Dios (5:11; Deuteronomio 33:2; Salmo 68:17; Daniel 7:10; Hebreos 12:22; Judas 14). Nuevamente, tratar
de relacionar este pasaje con la China moderna es otro ejemplo de cómo se fuerzan las figuras literarias para
adaptarlas a la historia contemporánea. El deseo de algunos cristianos de predecir el futuro y así impresionar a
otros con conocimientos esotéricos es un eterno problema.

9:17-19 “…los caballos y quienes los montaban” La siguiente descripción establece a los caballos y jinetes
como una unidad. Los verdaderos agentes de muerte y tormento son los propios caballos (v.19). Los colores de
los animales: rojo (fuego), azul (jacinto) y amarillo (azufre) identificaban a la horda demoníaca, y en particular a
las tres plagas de fuego, humo azul y azufre mencionadas en v.18.

NASB (ACTUALIZADO) TEXTO 9:20-21


20
Y los otros hombres que no fueron muertos por estas plagas, ni aún así se arrepintieron de las obras
de sus manos ni dejaron de adorar a los demonios y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de
piedra y de madera, las que no pueden ver ni oír ni andar; 21y no se arrepintieron de sus homicidios ni
de sus hechicerías ni de su fornicación ni de sus hurtos.

124
9:20 “…los otros hombres que no fueron muertos por estas plagas, ni aún así se arrepintieron de las obras
de sus manos” Es una afirmación clara y sin ambigüedades del propósito redentor de estas plagas (v.21; 14:6-7;
16:9, 11; 21:7; 22:17). Tal como Dios usó las plagas sobre Egipto como motivo para que: (1) los egipcios
creyeran y le sirvieran, y (2) Israel se mantuviera fiel y le sirviera (Deuteronomio 27-28). De igual manera, otras
plagas similares tenían la intención de hacer regresar a la Humanidad incrédula a su Creador, pero le rechazaron.
Esta incredulidad soberbia ha llegado a ser una condición permanente de rebelión (Romanos 1: 24, 26).

- “…las obras de sus manos” Es una alusión a la idolatría, mencionada con frecuencia en el Antiguo Testamento
(Deuteronomio 4:28; 28:36, 64; 29:17; 32:17; Salmo 115: 4-8; 135: 15-18; Isaías 2:8; 37:19; 40:19-20; 44:17;
Jeremías 1:16; 10:3-5; Daniel 5:23; Miqueas 5:13). Fíjese que en el Nuevo Testamento la idolatría está ligada a lo
demoníaco (16:14; I Corintios 10:20; I Timoteo 4:1).

9:21 Estas cuatro situaciones (idolatría, asesinato, brujería e inmoralidad) caracterizan el estilo de vida deshonesto
del incrédulo (Romanos 1:2). La totalidad del grupo de incrédulos es mencionada en 13:15-17; 14:9; 16:2, 9, 11).

NASB, NKJV, NRSV “Hechizo”


TEV “Magia”
NJB “Brujería”

El término inglés/español para “farmacia” proviene de la palabra griega usada para “hechizo” (pharmakeia,
Gálatas 5:20), lo cual pudo haberse referido al brebaje mágico o al veneno, tal como antes se mencionó al ajenjo
(8:11). En el Mundo Antiguo, las drogas eran frecuentemente utilizadas para inducir a experiencias “religiosas”.

PREGUNTAS DE DISCUSIÓN

Este es un comentario y guía de estudio, lo cual significa que usted es el responsable de su propia interpretación
bíblica. Cada uno de nosotros debe iluminarse con su propia luz. Usted, la Biblia y el Espíritu Santo son la
prioridad en la interpretación, lo cual debe priorizarse prevalecer ante cualquier comentarista.

Las preguntas de discusión provistas deben orientarte en los principales temas de esta sección del libro. Su
intención es ser una guía de reflexión, y no son de carácter definitivo.

1. ¿Dónde encontramos la fuente de las imágenes para este capítulo: (1) en el Antiguo Testamento; (2) en la
literatura apocalíptica judía; o (3) en los eventos históricos del Imperio Romano?
2. ¿Estos eventos dicen referirse a: (1) el siglo I d.C.; (2) cada siglo; (3) el futuro?
3. ¿La intención de estos capítulos es ser interpretados literalmente o de forma apocalíptica?

125

También podría gustarte