Está en la página 1de 6

SECRETARIA : CRIMINAL

MATERIA : ACCION CONSTITUCIONAL DE AMPARO


ROL CORTE : 3035-2017
AMPARADO : LINDA CRISTEL BARRAZA RIVERA

RECURRIDO : CAROLINA LUISA GAJARDO FONTECILLA


JUEZ DE GARANTÍA 7° JUZGADO DE GARANTÍA DE SANTIAGO

DEDUCE RECURSO DE APELACIÓN.

ILUSTRÍSIMA CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO

Karina Reyes Gálvez, abogado de la Defensoría Penal Pública, en


representación de LINDA CRISTEL BARRAZA RIVERA, domiciliada en Avenida Pedro
Montt 1606, Piso 10, Edificio Defensoría, Centro de Justicia de Santiago, a US. Iltma.
Respetuosamente digo:

Que, vengo en deducir recurso de apelación en contra de la resolución de fecha


30 de noviembre de 2017, pronunciada por la Tercera Sala de la Ilustrísima Corte de
Apelaciones de Santiago, en virtud de la cual se rechaza el presente recurso de amparo.
Ello, en virtud de las siguientes consideraciones de Hecho y de Derecho que a continuación
expongo:

1.- En causa RUC 1510031807-2, con fecha 31 de mayo de 2016, el Juzgado de


Garantía de Concepción condenó a la imputada Linda Barraza a la sanción de
libertad asistida especial por 6 meses, por su responsabilidad en de autora del delito
consumado de porte de arma de fuego convencional y porte de municiones,
cometido en la ciudad de Concepción. Siendo aprobado el 13 de septiembre de
2016, por el Juez del Juzgado de Garantía de Concepción, el respectivo plan de
intervención individual de la sanción.

2.- Con fecha 27 de octubre del año 2016 la Sra. Directora de Programas Padre Luis
Amigó, doña Marta Cáceres Guajardo, informa por oficio al tribunal que la

1
imputada ha informado su cambio de domicilio a Santiago, agregando al final del
documento que a la joven le quedan por cumplir 5 meses y 13 días de su sanción.
A raíz del cambio de domicilio, el 7° Juzgado de Garantía de Santiago acepta la
competencia de la causa el 1 de diciembre del año 2016, debiendo esta sede
conocer como tribunal de control de la ejecución de la sanción impuesta al
adolescente.

3.- Con fecha 19 de diciembre del 2016, desde Libertad Asistida Estación Central-
Corporación de Desarrollo Social A.C.J se le señala al tribunal que la joven Linda
Barraza Rivera ingresa a su programa, para cumplir con la sanción, indicando como
fecha de ingreso el día 02 de noviembre de 2016. El primer Informe de avance del
Plan de Intervención Individual, fechado 18 de enero de 2017, señala que Linda
tiene un hijo de tres años por lo que le ha resultado difícil coordinarse para asistir
regularmente al programa, pero que, aun así, ha mantenido una asistencia que
redondea el 60%, reconociendo que ha dado cumplimiento a 76 días de su
programa y proyectando su término para el 15 de abril de 2017.

4.- El día 26 de enero de 2017, la Corporación de Desarrollo Social A.C.J informa


que la adolescente no se encuentra asistiendo regularmente al Plan de
Intervención, habiéndose presentado durante el mes de enero tan solo en una
oportunidad, por lo que el tribunal cita a audiencia de control de ejecución el día
06 de marzo de 2017 a la que la adolescente no comparece.
Posteriormente, el 20 de marzo de 2017, con la joven presente, se realiza Audiencia
de Contraorden de Detención, autorizando el reingreso de la adolescente a la
sanción.

5.- Con fecha 09 de mayo de 2017, se emite el segundo Informe de avance del
Plan de Intervención Individual, señalando que la asistencia de la joven es baja,
debido a que constantemente se ve en la necesidad de viajar entre Concepción
y Santiago, lo que restringe la posibilidad de cumplir a cabalidad las entrevistas en
oficina. Aun así, el informe destaca que “Se denota un notable avance en la
capacidad de establecer sus relaciones interpersonales”.

6.- El 5 de junio de 2017, la Corporación elabora un informe de incumplimiento y


solicita audiencia para discutir el quebrantamiento de la sanción, la cual se llevó a
cabo el 10 de julio, despachando orden de detención contra Linda, debido a su
ausencia injustificada a la instancia. El 14 de septiembre se celebra la Audiencia
de Control de Detención, en la que se mantiene la sanción de Libertad Asistida
Especial y se autoriza el reingreso de la menor por última vez, es decir, que ante un

2
nuevo incumplimiento, su sanción podría ser quebrantada de manera inmediata.
Señala, además, el tribunal que el centro de libertad asistida mantiene
discrepancias con el sistema SIAGJ, respecto del saldo insoluto de la sanción. A la
fecha, la condenada ya había cumplido con 230 días de sanción, lo que excede
el período de 6 meses que le fueron impuestos.

7.- Posteriormente, la Corporación solicita nuevamente una audiencia para discutir


el quebrantamiento de la sanción, la que se realiza el 20 de noviembre de 2017 en
ausencia de la condenada, por lo que se le vuelve a despachar orden de
detención, la que, debido a la resolución emitida en la audiencia anterior, se
espera que signifique el quebrantamiento inmediato de la sanción de Libertad
Asistida Especial.

8.- En dicha audiencia, esta defensa solicita que se tenga por cumplida la sanción,
puesto que, temporalmente, ya transcurrió el plazo de la misma, es decir, que por
principio de legalidad, debe entenderse cumplido el plazo de la sanción, en tanto,
ya transcurrieron mucho más de 6 meses desde el 31 de mayo de 2016, sin que
hubiera sido quebrantada. De hecho, así lo ha establecido recientemente la
Séptima Sala de la Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago (N°Amparo-2379-2017),
argumentando:
“Séptimo: Que según se ha razonado, entendiendo que la obligación de
cumplimiento de la sanción impuesta al adolescente sólo es posible a partir
de la fecha de aprobación del respectivo Plan de Intervención Individual en
el que se detallan los objetivos que se han propuesto para él, situación que
en la especie se verificó el 27 de marzo del año 2017, y habiendo transcurrido
hasta el 19 de octubre de 2017, con creces, el plazo de seis meses dispuesto
para la sanción y sin que, por otra parte, se acreditara la inasistencia del
condenado a la intervención respectiva ni que se encuentre en alguno de
los presupuestos del artículo 47 del Reglamento de la Ley N 20.084, es posible
afirmar que cumplió con lo que le era exigible, sin que pueda serle
reprochada la falta de éxito de los objetivos planteados, por cuanto el
origen de ello pudo deberse no solo a su falta de voluntad o interés, sino
también a otros posibles factores, entre ellos, una labor de intervención
inapropiada.
En el escenario expuesto, sólo cabe concluir que la resolución que motiva el
recurso de 19 de octubre de 2017, al no considerar el tiempo de
cumplimiento de la sanción por parte del adolescente y disponer el
quebrantamiento de la misma y su sustitución por la de Internación en
Régimen Semi Cerrado con programa de Reinserción Social, se constituyó

3
en una amenaza concreta para la libertad personal del adolescente”.

9.- El tribunal no hace lugar a la solicitud de la defensa puesto que, a su juicio, la


sanción no se ha cumplido, pese al cumplimiento temporal, ya que la condenada
no logró los objetivos de la sanción, teniendo una adherencia insuficiente al
programa. Señala además que el mero transcurso del plazo no tiene la magnitud
para tener por cumplida la sanción. El Ministerio Público solicita que se despache
orden de detención y el tribunal accede a otorgarla, lo que a juicio de esta
defensa constituye un acto ilegal y arbitrario, que atenta contra la libertad personal
de mi representada, toda vez que pende sobre ella una orden de detención
motivada por la supuesta contravención de una sanción que ya se encuentra
cumplida.

10.- Frente a esta arbitrariedad, la defensa interpone Recurso de Amparo


preventivo, el cual resulta rechazado por la Tercera Sala de la Ilustrísima Corte de
Apelaciones de Santiago, con la siguiente argumentación contenida en el
considerando:

4°) Que atendido el mérito de los antecedentes, lo informado por la Juez del 7°
Juzgado de Garantía de Santiago y los documentos acompañados, no se aprecia
actuación u omisión ilegal alguna que afecte la libertad personal o seguridad
individual de la adolescente, ya que la resolución que se trata de impugnar por vía
de esta acción constitucional fue dictada por el órgano jurisdiccional competente,
dentro de la esfera de sus atribuciones.
5°) Que consta de los antecedentes que obran del proceso que la amparada fue
notificada por cedula de la audiencia que establece el artículo 50 de la ley 20.084,
motivos que tuvo en consideración la Juez de Garantía al momento de resolver, y
que hacen plausible la orden de detención despachada en contra de la amparada
en virtud del artículo 127 del Código Procesal Penal, estimándose que ésta ha sido
razonada y fundamentada, sin que se aprecie un actuación arbitraria por parte de
dicho tribunal, lo que llevará a desestimar la presente acción.

11.- Es decir, la Ilustrísima Sala no acoge la argumentación de la defensa, en orden


a que del texto del artículo 47 del Reglamento de la Ley 20.084 se desprende que,
según la letra a), la inasistencia del adolescente a la primera entrevista con los
profesionales del programa, de acuerdo a lo señalado en el inciso segundo del
artículo 51 de la Ley 20.084, constituye un incumplimiento que debe ser informado.
Es decir, considerando que la primera entrevista corresponde a la que da inicio a
la elaboración del Plan de Intervención Individual, debe entenderse que ya se
encuentra en cumplimiento de la sanción, de otra forma no podría entenderse un

4
incumplimiento de algo que aún no empieza a cumplirse. Por eso la sanción
empieza a cumplirse desde el mismo día en que la sentencia se encuentra
ejecutoriada y al adolescente condenado se le entrega el oficio para presentarse
a la Institución encargada por SENAME para su cumplimiento.
Así, a la fecha de aprobación del Plan de Intervención Individual, el adolescente
ya estará desde antes en situación de cumplimiento o de incumplimiento, si es que
no se hubiera presentado a la elaboración del Plan señalado.
En este caso, como la sanción era de 6 meses de libertad asistida especial, esta se
cumple en ese periodo, 6 meses, no después, ya que establecer un periodo
extraordinario de cumplimiento constituiría una sanción no contemplada en la
sentencia. De este modo, no habiéndose producido el quebrantamiento de la
sanción dentro del periodo de cumplimiento, es decir, 6 meses desde el 31 de mayo
de 2016, entonces no procede que se celebre una audiencia de quebrantamiento
el día 20 de noviembre de 2017, fundado en un informe de incumplimiento de
fecha 26 de octubre de 2017, muy posterior a la fecha de cumplimiento de la
sanción, la que se produjo el día 31 de noviembre de 2016.

12.- De este modo, la resolución de la Tercera Sala de la Ilustrísima Corte de


Apelaciones de Santiago, le genera un claro perjuicio a esta parte, en cuanto no
acoge el Recurso de Amparo presentado, validando la resolución del Séptimo
Juzgado de Garantías de despachar una orden de detención que, como ya se
dijo, carece de todo sustento legal y procesal, constituyendo un riesgo inminente
de privación de libertad de mi representada, la que en cualquier momento puede
ser aprehendida, sin que esa orden de detención posea un real fundamento
jurídico, lo que constituye una amenaza al derecho a la libertad personal,
consagrado en el Art. 19 Nº7 de la Constitución Política de la República, amenaza
que no puede remediarse por otra vía que la presente acción de amparo, como
lo estipula el Art. 21 inciso 2º de la carta fundamental.

13.- La orden de detención despachada atenta contra lo que dispone el artículo


19 Nº 7 letra b) de la Constitución Política de la República que señala: b) Nadie
puede ser privado de su libertad personal ni ésta restringida sino en los casos y en
la forma determinados por la Constitución y las leyes, dado que se ha resuelto
despachar una orden de detención en contra de mi representado en forma
arbitraria e ilegal, por cuanto su sanción ya se encuentra cumplida. Lo que debe
entenderse a la luz de los Tratados Internacionales relativos a esta materia, como
lo dispone el art. 9 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que
señala que “Todo individuo tiene derecho a la libertad y seguridad personales.
Nadie podrá ser sometido a detención o prisión arbitrarias. Nadie podrá ser privado

5
de su libertad salvo por las causas fijadas por la ley y con arreglo al procedimiento
establecido en ésta”, lo mismo señala el art. 7 número 1 y 2 del Pacto de San José
de Costa Rica.

14.- De acuerdo a lo expuesto procede que SS. Iltma., conociendo de esta acción
o recurso lo acoja, y adoptando lo que corresponde al restablecimiento del
derecho, declare que no se ajusta a derecho la resolución que decreta la orden
de detención de mi representado, dejándola sin efecto.

POR TANTO;
A SS. ILTMA. PIDO: Tener por interpuesto recurso de apelación en contra de la
resolución de fecha 30 de noviembre de 2017 recién pasado, pronunciada por la
Tercera Sala de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago, que rechazó la
acción de amparo intentada por esta parte, concederlo, ordenar se eleven los
antecedentes a la Excelentísima Corte Suprema, la que conociendo del recurso,
restablezca el imperio del derecho, en orden a revocar la resolución apelada, y en
definitiva acoja la acción constitucional de amparo interpuesta en favor de doña
LINDA CRISTEL BARRAZA RIVERA y en contra del Juez del Séptimo Juzgado de
Garantía de Santiago SRA. CAROLINA LUISA GAJARDO FONTECILLA, declarando en
definitiva, que la orden detención que despachó en contra de mi representada es
ilegal, afecta su derecho a la libertad personal, y en consecuencia, la deje sin
efecto.