Está en la página 1de 2

EL GRAN MASTURBADOR.

DALÍ

FICHA TÉCNICA:
Pintura al óleo sobre lienzo de 1,1 x 1,5 m, realizada por Salvador Dalí en el año 1.929 de estilo
surrealista. Se localiza en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid.

ANÁLISIS
Este lienzo es una de las primeras obras claramente surrealistas de Dalí, en la que la influencia de
las teorías del psicoanálisis de Freud, el recuerdo de su encuentro con Gala, sus tendencias
autoeróticas, recuerdos de la infancia se aúnan en esta obra.
Elementos técnicos
Sorprende por el esmero con la que ha sido pintada. Un dibujo muy meticuloso de precisión casi
fotográfica, visibles tanto en los elementos como en sus detalles, mostrando una clara predilección
por la línea.
Usa una pincelada plana y precisa y colores luminosos y brillantes. Predominan el color amarillo
del rostro central y el azul del cielo.
La luz es proyectada a través de un foco no visible situado fuera del lienzo en la parte inferior
derecha, perfilando las sombras de un modo realista y dotando a la escena de una gran claridad.

Composición: La escena se enmarca en un desconcertante paisaje árido e infinito con un cielo azul.
Distribuye los elementos en un espacio dividido en dos mitades desiguales: la inferior representa
una playa, y la superior, claramente mayor, el cielo.
En la parte central del cuadro, en primer plano, Dalí, representa su propio rostro, de perfil con una
enorme nariz tocando el suelo, un ojo cerrado y en el lugar de la boca,que no existe, se adhiere una
langosta de grandes dimensiones con el vientre lleno de hormigas.
Otros detalles dotan de singularidad la cabeza: las plumas en vez de pestañas, las piedras y el
anzuelo que se agarra al pelo.
A la altura del cuello, surgen una cabeza de león con una prominente lengua fálica y una mujer con
un lirio arrima la cara a los genitales de un varón enfundados en unos calzones blancos muy
ceñidos.
En la playa se aprecian dos grupos humanos: en el centro un hombre abraza una roca con forma
femenina y en la izquierda un joven proyecta su sombra sobre dos figuras diminutas que
representan un padre y su hijo.
COMENTARIO

Durante el verano de 1929, Dalí recibe la visita del poeta Paul Eluard, su esposa Gala y otros
surrealistas. Se instalan unas semanas en Cadaqués y esto le cambiará su vida. La presencia
opresiva de su padre y su temor al sexo se diluyen y dan paso a un artista de éxito que ingresa en el
grupo surrealista y Gala, su amante, le dará confianza en sí mismo.
Esta pintura es fruto de la pasión erótica que Gala despierta en Dalí , de las teorías del psicoanálisis,
la infancia del artista y la opresiva figura paterna. La figura central es un autorretrato de Dalí.
Los símbolos sexuales son frecuentes: el león con una lengua prominente y enrojecida como si
fuera un pene erecto, la mujer acercando su boca a los genitales.
La imagen de las dos figuras abrazadas se relaciona con los paseo por la playa que Dalí y Gala
hacían antes de que ella volviera a París. El anzuelo representa la ausencia y abandono temporal de
Gala.
La obra está cargada de símbolos que hacen referencia a su infancia, como las plumas de colores,
las piedras sobre la cabeza serían manzanas petrificadas que remiten a las de Guillermo Tell
simbolizando la sumisión del hijo respecto al padre. La langosta, animal al que tenía pánico de
pequeño.

Este lienzo fue pintado en el inicio de su etapa surrealista, iniciando su su método paranoico-
crítico, consistente en cultivar auténticas visiones engañosas, tal y como ocurre en la paranoia
clínica, pero sin dejar de ser consciente. Tiene una clara influencia del pintor metafísico De Chirico
en el paisaje onírico y fantasmagórico. Como precedente remoto debe citarse al Bosco, pintor del
renacimiento, fuente de inspiración surrealista, cuya obra Dalí pudo estudiar en el Museo del Prado.

AUTOR Y ESTILO

Salvador Dalí (Figueras 1904-1989) empezó a estudiar en Figueras y posteriormente en la Escuela


de Bellas Artes de Madrid, de donde fue expulsado por su conducta. Fue un de los artistas más
activos del movimiento surrealista, al que se incorporó en 1929.
Fascinado por el subconsciente y los mecanismos de la locura, aportó al movimiento el método
paranoico-crítico, consistente en asociar imágenes de lo más arbitrario con la voluntad de querer
plasmar lo irreal: el sueño. Con este método realizó obras tan conocidas como “El Gran
masturbador” y “La Persistencia de la memoria”, donde muestra su dominio del dibujo.
Colaboró cinematográficamente con Buñuel en “El perro andaluz” una de las películas más
representativas del movimiento surrealista.
En 1940, se traslada a EEUU hasta 1955 que vuelve a Cataluña. Durante estos años se dedica a
auto-promocionarse y crearse una imagen de persona extravagante y original.

El Surrealismo es una corriente de vanguardia de la década de 1920. Recoge las inquietantes


imágenes producidas por el sueño y añade el concepto de automatismo por el que la expresión libre,
rápida y fluida sin control de la razón se convierte en el principal método de ejecución.
Se vincula al Primer Manifiesto Surrealista (1924)de André Bretón.
Dentro del Surrealismo se distinguen dos lineas diferentes:
1.- Corriente automática: Universo de símbolos, a veces abstractos, surgidos del
inconsciente y al azar, de una manera libre, rápida y fluida. Joan Miró es el pintor más
representativo.
2.- Corriente onírica: Recreación de asociaciones extrañas del mundo de los sueños,
atendiendo a las normas tradicionales de representación figurativa. Sus representantes son
Dalí y Magritte.

También podría gustarte