Está en la página 1de 2

Ecos en Baja California de los sismos en el centro y sur del país

Los comunistas y los trabajadores vemos con indignación las medidas gubernamentales y
empresariales que se llevan a cabo, por ejemplo, en Baja California, a partir de los sismos en
Oaxaca y Chiapas, primero, así como en Puebla, Morelos y Ciudad de México, después. En todas
estas acciones se huele el tufo a fraude, a conveniencia, a interés comercial, a extracción de
ganancias, a manipulación política y económica por parte de los partidos y demás iniciativas de la
burguesía.

En Tijuana, Baja California, dentro de las instalaciones de la principal institución cultural


del estado, se ha instalado un gran centro de acopio de víveres. En una gran manta de color blanco
se anuncia que la iniciativa es de una A.C. de origen oaxaqueño. Hemos sabido por una fuente
confiable que eso es pura pantalla, pues el centro lo administra la representación del Gobierno de
Oaxaca en Baja California. Su representante es un viejo charro sindical ligado a CROM y FOSIM.
Que, por cierto, ha sido uno de los principales instigadores de racismo y odio contra los migrantes
haitianos.

¿Los trabajadores podemos confiar que todo lo acopiado por este medio realmente llegue
a las principales comunidades afectadas en Oaxaca, el Istmo de Tehuantepec en primer lugar? Este
politicón del PRI, de apellido Castorena, ha confesado que el ejército sería el responsable de
transportar y canalizar los víveres y mercancías donadas. En todo el país se escucha la
inconformidad con la marina y el ejército por la manera en que han servido de títeres del
gobierno.

Es importante que hagamos conciencia que la solidaridad que rinde más frutos es la que se
ofrece desde las manos de un trabajador(a) hasta llegar directamente y sin intermediarios a otro
trabajador que está en medio de una desgracia. Es muy importante dejar de confiar ciegamente,
como promueve la pequeña burguesía a coro con los monopolios, en que empresas privadas como
Aeroméxico, Grupo Heavy (Frontera, El Universal) no lucrarán con la tragedia.

Esta última ilusión ha sido promovida y ampliada por activistas de Morena que, sin
reconocerse como tales abiertamente y guiados por una táctica de zorros al interior del
movimiento social y de expresiones de inconformidad entre los trabajadores del Instituto
Mexicano del Seguro Social, dividen los esfuerzos para apoyar a los damnificados y afectados por
el impacto del sismo de 7.1 en Ciudad de México. Aspiran a sacar tajada electoral con medidas de
caridad y mediáticas.

Al tiempo que el Partido Comunista de México en Baja California ha lanzado iniciativas


para acopiar recursos para los trabajadores, obreros y personas víctimas del sismo del 19 de
septiembre, activistas de Morena, que ya preparan sus votos para impulsar a un determinado
aspirante a Coordinador General de Morena en Baja California, confiando en que sus dirigentes
caciques respetarán su opinión, han llamado a otra colecta cuyos resultados serían canalizados a
monopolios.

Condenamos el actuar de la marina y el ejército. Así como el actuar depredador de


monopolios y empresarios. Condenamos al gobierno federal y de la Ciudad de México, así como a
los partidos que ahí legislan y gobiernan (PRI, PRD, Morena, etc.), pues al parecer 30 años no han
sido suficientes para prever impactos graves en plena zona sísmica. La misma zona de derrumbes
de hoy es la de ayer. Condenamos a la burguesía por buscar cancelar la búsqueda de
sobrevivientes. Llamamos a la unidad más amplia y solidaria entre los trabajadores.

También podría gustarte