Está en la página 1de 1

El gobierno arriesga la seguridad de los trabajadores de la salud en Hospital La Raza.

Miguel Uribe

El terremoto del 19 de septiembre provocó graves daños materiales a muchos edificios de la


ciudad. En lugar de que el gobierno se preocupara por arreglar las grietas y derrumbes de casas,
fábricas y hospitales, mejor comenzó por la normalización inmediata de las actividades
productivas de la ciudad, con la intención de no perjudicar la obtención de ganancias de los
monopolios.

Esto impactó directamente en la atención médica que brinda el IMSS, pues Mikel Arriola salió a
decir a los medios de comunicación que el 99 por ciento de hospitales y clínicas no habían sido
afectado por el terremoto y que se encontraban en buenas condiciones materiales. No tardó
mucho y unas horas después, esto fue desmentido por sus propios trabajadores de la salud, los
cuales denunciaron que los dictámenes periciales de las autoridades que contrató la institución
eran falsos, ya que había muchos edificios médicos que presentan graves daños materiales, como
es el caso del hospital de La Raza y la Clínica 25. A su vez, los trabajadores manifestaron que
fueron obligados a laborar en condiciones donde las instalaciones están en mal estado, lo cual los
llevó no solo arriesgar su vida sino también la de los pacientes.

El día 22 de septiembre, Resistencia IMSS junto con el Partido Comunista de México, llevaron a
cabo un mitin en el hospital de La Raza, donde denunciaron la mezquindad del gobierno, los altos
funcionarios del IMSS y los delegados sindicales charros, al arriesgar la vida de sus trabajadores y
pacientes en clínicas y hospitales que se encuentran en mal estado. También se denunció que en
ningún momento se presentó por escrito el dictamen oficial a los trabajadores de que los edificios
se encontraban en buen estado, por el contrario, lo que se hizo solo fue mencionarlo a través de
los medios de comunicación y por medio de los delegados charros con la intención de acelerar la
normalización de las actividades medicas.

Durante el mitin, se conformó una comisión para que negociara con los directivos del hospital,
pero ellos nunca dieron la cara. De ahí que surgiera el acuerdo entre los trabajadores de que se va
exigir en los siguientes días que no se va laborar si no presenta un dictamen de una autoridad
externa, como es el caso de los arquitectos UNAM, donde se mencione que las clínicas y hospitales
se encuentran en buen estado para laborar y atender a los pacientes, y se convocó a una nueva
manifestación el lunes 25 de septiembre, en el hospital de La Raza.

También podría gustarte