Está en la página 1de 3

ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA

Análisis de casos: “Persona humana”


Prof. Marlyn Arqueros Chicoma

“EL HOMBRE ELEFANTE”


BIOGRAFÍA E HISTORIA DEVIDA DE MERRICK

BIOGRAFÍA: La historia de de vida de Joseph Merrick, conocido como El hombre elefante es absolutamente
fascinante, el horrible aspecto que le dio la naturaleza, escondía a una persona sensible, digna de admiración, y que
solamente recibió insultos y desprecios durante la mayor parte de su vida. Creemos que su vida es un modelo a seguir
de tolerancia y de compresión hacia todo aquello que nos resulta extraño.

Su verdadero nombre fue Joseph Carey Merrick, nació en Lee Street, Leicester el 5 de agosto de 1860, tuvo una infancia
muy normal, su deformidad no comenzó a manifestarse hasta los 5 años. Su madre le protegía todo lo que podía de las
burlas de los demás niños, y gracias a esto, pudo ir a la escuela hasta los 12 años.

Por desgracia su madre murió, y su madrastra no quería vivir con alguien de su aspecto, por lo que Joseph tuvo que
aprender a ganarse la vida a pesar de su aspecto. Ejerció diversos oficios, hasta que su deformidad se lo permitió, ya que
esta iba cada vez a más.

La gente le empezaba a mirar horrorizada, y casi no podía salir a la calle, toda su cabeza estaba llena de enormes bultos,
su mano derecha creció de forma desmesurada, aunque todo su cuerpo sufrió una terrible malformación

A Joseph se le ocurrió una idea que parecía su salvación, pero que llegaría a ser su ruina: pensó en cobrar por exhibirse,
y de hecho, al principio, confesaba sentirse cómodo con lo que antes le causaba horror.

Sin embargo, las condiciones en las que fue exhibido fueron haciendo cada vez más vejatorias, los insultos de “su público”
eran cada vez más hirientes, y empezó a ser un martirio.

Autobiografía:

En un párrafo de su autobiografía describe su apariencia así: “Mi cráneo tiene una circunferencia de En un párrafo de su
autobiografía describe su apariencia así: “Mi cráneo tiene una circunferencia de 91,44 cm., con una
gran protuberancia carnosa en la parte posterior del tamaño de una taza de desayuno. La otra parte es,
por describirla de alguna manera, una colección de colinas y valles, como si la hubiesen amasado,
mientras que mi rostro es una visión que ninguna persona podría imaginar. La mano derecha tiene casi
el tamaño y la forma de la pata delantera de un elefante, midiendo más de 30 cm de circunferencia en
la muñeca y 12 en uno de los dedos. El otro brazo con su mano no son más grandes que los de una niña
de diez años de edad, aunque bien proporcionados. Mis piernas y pies, al igual que mi cuerpo, están
cubiertos por una piel gruesa y con aspecto de masilla, muy parecida a la de un elefante y casi del mismo
color. De hecho, nadie que no me haya visto creería que una cosa así pueda existir”. El cráneo de Joseph
Merrick era holgadamente mayor que su cintura.”

La siniestra madrastra que le tocó en suerte fue peor que la más malvada de los cuentos
infantiles. Merrick se preocupa, en su autobiografía, en describir los tormentos a que fue sometido por aquella mujer,
ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA
Análisis de casos: “Persona humana”
Prof. Marlyn Arqueros Chicoma
que se entretuvo en abusar, durante años, de un niño huérfano, gravemente enfermo y horriblemente discapacitado. El
nombre de la madrastra era Emma Wood Anthill, y se casó con el padre de Joseph en 1874, al fallecer su madre
biológica: “Cuando yo tenía 13 años, ella hizo todo lo posible para conseguir que yo saliera a buscar trabajo. Obtuve un empleo en
la fábrica de cigarros Freeman y trabajé allí por unos dos años. Luego, mi mano derecha comenzó a crecer, hasta que se volvió tan
grande y pesada que ya no pude liar los cigarros, y tuve que irme. Ella me mandó por toda la ciudad para buscar trabajo, pero nadie
quería contratar a un rengo deforme. Cuando volvía a casa para comer, ella solía decirme que había estado vagando y no buscando
empleo. Se mofó tanto de mí, se burló y me despreció de tal manera, que dejé de regresar a casa a las horas de las comidas. Allí me
quedaba solo, en las calles, con el estómago vacío, con tal de no regresar para soportar sus pullas.

De lo poco que yo comía, medias raciones y platos casi vacíos, ella igualmente me decía: “Es más de lo que te mereces. No te has ganado
esa comida. Incapaz de encontrar empleo, mi padre me consiguió una licencia de buhonero y comencé a recorrer las calles como vendedor
ambulante ofreciendo telas, géneros y pomada para zapatos. Al ver mi deformidad, la gente ni siquiera me abría la puerta ni escuchaba
mis ofertas. Como consecuencia de mi enfermedad mi vida seguía siendo una miseria perpetua, de modo que me escapé de nuevo de mi
casa e intenté salir a vender por mi propia cuenta.

Para esos tiempos mi deformidad había crecido a un grado tal que ni siquiera podía recorrer la ciudad sin que las multitudes se
reunieran a mi alrededor y me siguieran por todas partes”. Joseph tenía desde su nacimiento una deformidad en la articulación
de la cadera. Era para él muy difícil caminar incluso sobre una superficie plana. Imagínese el tormento que debieron
significar para él los húmedos e irregulares empedrados del Londres victoriano, perseguido por catervas de niños que
lo golpeaban, insultaban y gritaban a causa de su fealdad.

RESPONDE:

PREGUNTAS QUE NOS AYUDAN A LA COMPRENSIÓN DEL TEXTO

1. ¿Explica con tus palabras y a través de ejemplos (de Joseph Merrick) el concepto de persona que
da Boecio?

2. Identifica las Notas o propiedades de la persona, teniendo en cuenta la autobiografía


que hace Joseph Merrick

3. ¿En dónde se encuentra la excelencia de la persona (caso de Joseph Merrick)?


En su actitud tolerante, comprensiva, y luchadora, ya que a pesar del rechazo de la sociedad, él salía a ganarse la
vida.

4. ¿Cómo conocerías y reconocerías a Joseph Merrick como persona? Explica


Como persona seria un ejemplo a seguir, ya que nos demuestra que algunas personas tienen problemas más grandes
que los nuestros y aun así siguen luchando contra eso con optimismo.

5. La condición de persona está sustentado en el ser o en el obrar ¿Por qué?


En el obrar, porque nuestras acciones reflejan la calidad de personas que somos realmente.
ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA
Análisis de casos: “Persona humana”
Prof. Marlyn Arqueros Chicoma

6. ¿Cómo actuarías tú si te encontraras a personas como Joseph Merrick?


Actuaria con mucha comprensión hacia su aspecto físico, y trataría de no intimidarlo con mi curiosidad.

7. ¿Estás de acuerdo con lo que la sociedad hace actualmente con personas de este tipo?
¿Por qué?

8. Entonces ¿sería lógico aceptar el aborto, eutanasia u otros atentados contra la vida?
Este tipo de atentados contra la vida no son una opción para resolver este tipo de problemas, para ello es
fundamental la aceptación y tolerancia de la sociedad.

También podría gustarte