Está en la página 1de 2

ORIGEN DE LA VIOLENCIA

¿Se nace o se hace violento?

Existe un largo debate sobre la naturaleza o el origen de la violencia en el ser


humano. Para algunos autores, la violencia es un asunto hereditario, biológico,
que tiene que ver con una personalidad antisocial y con tendencias agresivas;
para otros, la violencia se relaciona con el medio ambiente y con aspectos
culturales, el ser humano nace bueno y el entorno, sus relaciones, la educación, o
la familia lo inducen hacia la violencia.[1]
Los estudiosos del comportamiento, que defienden la violencia como un asunto
natural se apoyan en la teoría de la supervivencia y la evolución, en donde el
hombre utiliza su imaginación, creatividad y talento para someter y controlar a la
naturaleza y a otros habitantes en beneficio suyo.
Los investigadores o sociólogos que no están de acuerdo con estas teorías,
plantean que una cosa es el uso de la fuerza en pos de la supervivencia y la
evolución y otra muy distinta es la aplicación de la crueldad a sangre fría, de la
furia, del odio y de la maldad por puro placer o de la violencia por la violencia
misma, sin ningún tipo de justificación o pretexto.
Si la violencia hacia los desconocidos difícilmente se puede entender menos aún
se comprende la violencia entre los miembros de una misma familia. Para estos
autores la violencia humana tiene su origen en aspectos culturales, o más
concretamente: “tiene sus raíces en los conocimientos, tradiciones, usos y
costumbres […] de los pueblos, quizá desde hace miles de años”.[2]
Si efectivamente la violencia tiene su componente hereditario o genético y que se
manifiesta como instinto de sobre vivencia, también habremos de reconocer su
componente cultural. Las conductas violentas o sus distintas manifestaciones se
aprenden, y muchas de ellas, en el seno de la familia.
Si al encuentro con la violencia desde temprana edad le agregamos la influencia
de los medios masivos de comunicación y del cine y los videos que promueven
constantemente modelos de personas violentas, entenderemos las razones por las
cuales la violencia ha llegado a ser parte de la vida cotidiana de muchas personas.
Los factores económicos en la generación de la violencia no son menos
importantes. Como se sabe, desde hace varias décadas que vivimos una crisis
económica en nuestro país, con ella se ha incrementado de manera importante el
desempleo y se ha disminuido el poder adquisitivo de muchas familias.
El estrés por la falta de recursos económicos, el abuso del alcohol y la
drogadicción, asociados comúnmente con la pobreza, pudieran estar también
relacionados con la violencia en la población joven y adulta de México.

[1] Velazco, E., Violencia intrafamiliar: mal social, mal universal. Asamblea N° 26. México, D.F. Asamblea Legislativa del Distrito
Federal, México, 1997.
[2] Ídem

[3] http://www.ssp.gob.mx/portalWebApp/ShowBinary?nodeId=/BEA%20Repository/1214170//archivo .

http://www.violenciaenlafamilia.conapo.gob.mx/en/Violencia_Familiar/Origen_de_l
a_violencia_