Está en la página 1de 4

Valor cultural

Pureza Física: es una de las pruebas más importantes que se realiza en los laboratorios de
análisis de semillas puras que contiene el lote. En este análisis la muestra de trabajo se
clasifica en tres componentes: semillas puras, otras semillas y materia inerte (semillas
vanas, polvo, pajitas, terrones y piedritas), determinándose el porcentaje de cada una de
ellas por el peso.

El valor cultural es un indicador de la calidad de la semilla, lo que indica es la cantidad de


semilla pura viva presente, esto quiere decir, la cantidad de semilla con una alta probabilidad
de germinación siempre y cuando existan las condiciones de clima y suelo ideales. El VC
se calcula multiplicando el porcentaje de pureza por el porcentaje de germinación. Si un lote
tiene un 90 % de pureza y un 70% de germinación, su VC = (90 x 70) / 100= 63%.

Porcentaje de germinación

Germinación: es la expresión en porcentaje de germinación, de las semillas puras obtenidas


en el análisis de pureza física que producirán plántulas normales sobre condiciones tenidas
como ideales (temperatura y humedad) a la germinación de aquella especie.

La Terminación se inicia con la entrada de agua en La semilla (imbibición) y finaliza con el


comienzo de la elongación de la radícula. En concisiones de laboratorio, la posterior rotura
de las cubiertas seminales por la radícula es el hecho que se utiliza para considerar que la
germinación ha tenido lugar (criterio fisiológico). Sin embargo en condiciones de campo se
considera que la germinación ha finalizado hasta que se produce la emergencia y desarrollo
de una plántula.

Fases de la germinación

 Imbibición: La primera etapa de la germinación se inicia con la entrada de agua en


la semilla desde el medio exterior (imbibición). La hidratación de los tejidos de la
semilla es un proceso físico con una duración variable según la especie considerada
 Germinación "sensu stricto": Una vez que la semilla se ha hidratado
adecuadamente, se entra en una segunda etapa del proceso de germinación, la
denominada fase de germinación "sensu stricto" (en sentido estricto), que se
caracteriza, entre otros hechos, porque se produce una disminución en la absorción
de agua por las semilla. lo cual es esencial para que se desarrolle la última fase del
proceso de germinación, la fase de crecimiento.
 Fase de crecimiento: En esta última fase de la germinación, paralelamente al
incremento de la actividad metabólica, se produce el crecimiento y emergencia de la
radícula a través de las cubiertas seminales.

Métodos de limpieza de la semilla

 Agua con jabón para extraer el mucilago 1Lt de agua por 1/3 de jabón líquido neutro.
 Agua, jabón líquido neutro y arena para extraer el mucílago (no muy recomendado
porque el uso de arena puede lastimar la semilla)
 Fermentación (calor y microorganismos) guardar las semillas y colocar en el
recipiente para fermentar durante 24 horas luego de ese tiempo se lava las semillas
y se pone a secar en sombra durante 3 a 5 días.
 Una solución con agua y cal (2gr de cal) por 1 lt de agua

Semillero

Cuando los semilleros son grandes, deben establecerse en lugares aislados y a una
distancia considerable de los huertos cítricos o árboles cítricos viejos, con el propósito de
reducir el peligro de infestación con diferentes tipos de pestes y enfermedades. El semillero
debe ser localizado en un lugar fresco, con buen suelo, buen drenaje para reducir el
problema de enfermedades. Es conveniente usar tierra nueva, es decir no hacer semilleros
repetidamente en el mismo lugar, y adicionarles una pequeña cantidad de fertilizante
orgánico, rico en nitrógeno, varias semanas antes de la siembra de la semilla. Las semillas
se pueden sembrar sobre eras en líneas a una distancia aproximada de 5 cm y luego se
cubren con una capa de 2 a 3 cm de tierra.
El tiempo requerido para la germinación depende de la temperatura del suelo, la humedad
y la clase de semilla. Cuando estas condiciones son apropiadas la germinación puede
iniciarse a las tres semanas después de la siembra y duran 10 días. La siembra del semillero
debe hacerse en una fecha en que no haya excesiva humedad y en que el trasplante
coincida con el inicio de las lluvias. El trasplante de las plántulas, puede hacerse entre las 8
a 12 semanas después de la siembra, dependiendo del desarrollo de las plantas. Sólo se
trasplantan aquellas que tienen buen desarrollo y se eliminan las débiles. Como patrones
para naranja, los más recomendables son Citrus taiwanica, Citranger troyer y Cytranger
carrizo; para lima mesina el Citrus macrophyla.
Bibliografías

BIBLIOGRAFÍA Besnier Romero, F. (1989). Semillas. Biología y Tecnología. Ed. Mundi-


Prensa. Madrid. 637 p

* FUENTE: Forner J.B. 1979. Los patrones de agrios en España. Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias,
Madrid, España.