Está en la página 1de 4

CONCLUSIÓN

La violencia contra la mujer como eje central del desarrollo de la


investigación, propone una serie de planteamientos que para el futuro psicólogos
que son de gran importancia para entender los daños en el ámbito social, cultural,
económica y emocional que sufren las familias. Para una mejor comprensión de
los resultados, se plantean las conclusiones en base a los objetivos específicos
de la investigación, en este sentido el primero indica “Describir las
características de la violencia intrafamiliar en el plano físico, psíquico,
emocional y moral, en mujeres adultas.”

La característica principal de la violencia familiar constituye el sentimiento


de temor ante la constante amenaza que representa convivir en situación de
tensión, ira y la fragilidad que traen consigo una serie de consecuencias tales
como la inestabilidad emocional, la inseguridad, entre otros. Los mecanismos de
de amedrentamientos (destrucción de objetos existentes en el hogar, agresión
psicológica, antecedes de conductas violentas) , pues la mayoría afirmaron el
desconocimiento del historial de violencia, constituyéndose en un dato llamativo,
denotando el desconocimiento en cuanto a la personalidad y comportamiento de
su pareja, situación que no tuvieron como relevante durante el noviazgo.

Asimismo el mayor porcentaje dentro de la variable respondieron que no


tuvieron conocimiento en relación a la historia familiar de su pareja, una minoría
manifestaron que conocían la historia de vida de su pareja. Estos elementos
señalados hacen denotar que una de las características más relevantes se traduce
al control de parte del hombre hacia la mujer situación que presenta una falta de
libertad para tomar decisiones personales y sociales.

El segundo objetivo de la investigación es “Identificar la tipología de


violencia intrafamiliar que afecta a las mujeres adultas.”
En el trabajo se pudo observar una serie de tipologías de violencia familiar,
encontrándose algunos elementos básicos que se inicia con la agresión verbal por
parte de las pajeras de las mujeres violentadas. Esto se traduce que el maltrato se
atribuye a la infidelidad de pareja como una de las principales causas, seguido por
las adicciones y problemas socio-económicos, en la persona y como consecuencia
se producen actos de violencia.

Las amenazas en sus diferentes categorizaciones (de muerte, suicidio,


abandono, entre otros) presentan diferentes grados de consideración, donde las
parejas utilizan estos sistemas de presión psicológica con la intención de crear un
cierto grado de incertidumbre. Estas conclusiones nos demuestra la situación de
inseguridad que experimentan las mujeres violentadas y sus hijos, situación que
crea inestabilidad emocional en las victimas.

Otras tipologías tales como: la lucha por el poder, machismo, celos y baja
autoestima como las constantes de la violencia dentro de los cánones específicos
de la manipulación social produciendo el aislamiento de la mujer de sus amigos y
familiares y es un factor determínate cuyo efecto produce muchos daños
psicológicos.

La violencia económica contra la mujer, se constituye una de las


expresiones más comunes detectadas durante el proceso de investigación, en la
cual se utiliza el dinero de parte de la pareja para la persuasión y manipulación.

En cuanto al objetivo específico tres, cual es “Determinar las


consecuencias en los aspectos: físico, psíquico, emocional y moral, en
mujeres adultas y en sus miembros (hijos/as, entre otros) en la Ciudad de
Caaguazú”
Se puede concluir en este objetivo, que según las mujeres y los testimonios
de los/as hijos/as la mayoría de las mujeres han sufrido violencia física, siendo
golpeados no sólo las mujeres sino los otros miembros de las familias, que traería
secuelas psicológicas que en la mayoría de los casos observan como sus madres
son objetos de opresión.

La integridad personal, en caso de las mujeres se encuentra diezmada,


algunas mujeres que han experimentado la separación y el abandono,
mencionaron que no podrían vivir en paz por las amenazas de muerte, que puede
arrojar la aparición de una ira desmedida, que puede llevar a situaciones
peligrosas para la familia. Otro denominador común es la creencia que tienen las
madres que con el alejamiento pueda constituirse en un espacio de reflexión y
arrepentimiento por parte del agresor.

Todas estas consecuencias arrojan una serie de denominadores comunes


que se materializan en otra característica cultural cual es el ocultamiento dentro
de la familia, donde el agresor generalmente utiliza la amenaza para que la
violencia se mantenga en silencio, donde se puede indicar que la violencia
intrafamiliar es uno de los secretos mejor guardado, situación que dificulta la
asistencia a la víctima.

Las secuelas en los /as hijos/as es considerable, pues demuestra


resentimiento en especial contra el padre, describiendo como uno de sus
recuerdos más destacables los momentos donde la mujer reciben golpes o
maltratos verbales hacia su madre. El sentimiento de odio, la inseguridad, la baja
autoestima demostrada durante el proceso de recolección de datos, constituye el
denominador común en este aspecto.

El último objetivo especifico fue “Señalar la estrategia de intervención


psicológica y legal que sería efectiva para la mediación de la violencia
intrafamiliar en la Ciudad de Caaguazú.”

En este punto es importante describir la actitud de las mujeres ante la


posibilidad de recurrir a profesionales y denunciar a las autoridades, en muchos
casos son decisiones muy difíciles de tomar por las víctimas por el temor y la
consecuencia que pueda significar para la misma esta toma de decisión.

En este sentido, cabe destacar que la mayoría de las mujeres a pesar de


esta decisión difícil de adoptar, plantean la posibilidad de la mediación de terceros,
donde la victima suele ser la primera en solicitar esta ayuda, y no así el victimario.

En cuanto a los casos denunciados en instancias judiciales se puede indicar


la existencia de un canon de comportamiento anual, donde no se puede divisar un
salto cualitativo y cuantitativo en caso llevado a estrados legales. Esto arroja la
situación que un alto índice de personas radican las denuncias pero
posteriormente vuelven a acercarse para retirar y dejar sin efecto dicho pedido de
intervención.

En cuanto a la intervención psicológica señalada por los profesionales


destacan actitudes que debe demostrar cómo ser: la mucha paciencia, empatía,
para poder comprender el dolor y sufrimiento que sufre causado por la violencia
intrafamiliar. La asistencia integral, incluyendo a los hijos para la recuperación
emocional. La realidad de instalar equipos multidisciplinarios se constituye en una
necesidad más determinante para el tratamiento eficaz de los casos de maltratos
contra la mujer, que como se puede ver no afecta exclusivamente a las madres
sino a todos los miembros de la familia y en especial a los hijos. En este contexto
la asistencia profesional como médico, psicólogo, psicoterapeuta, entre otros es
de vital importancia para instalar sistemas de intervención psicológica eficaces.