Está en la página 1de 13

PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 1

PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

PLAN BICENTENARIO.
1. ¿Qué es el plan Bicentenario Peru hacia el 2021?
Debemos entender el Plan Bicentenario: El Perú hacia el 2021 como un plan estratégico de
desarrollo nacional integral, que comprende un conjunto de metas de crecimiento económico; de
erradicación de la pobreza; de resolución de insuficiencias educativas, de salubridad y de
infraestructura; de modernización y mayor dinamización del Estado y la gestión pública; de mejora
de la calidad de vida y del manejo del medio ambiente; de recuperación y fortalecimiento de valores
éticos e identidades culturales; metas orientadas a que el Perú se afiance como una sociedad de
ciudadanos libres, competitiva frente al acontecer mundial y firmemente sustentada en el Estado
social de derecho.

1.1 ¿Como ha sido formulado el Plan Bicentenario el Perú hacia el 2021?


El Plan Bicentenario: El Perú hacia el 2021 ha sido formulado por el Centro Nacional de
Planeamiento Estratégico – CEPLAN, cumpliendo su misión de conducir y desarrollar la
planificación concertada como instrumento técnico de gobierno y de gestión pública,
orientando y ordenando acciones dirigidas a lograr el objetivo estratégico del desarrollo
integrado del país. El Plan Bicentenario ha sido el resultado de dos años de intenso trabajo
en el que han participado autoridades y representantes de todos los sectores del Estado junto
con expertos profesionales y líderes representativos de la sociedad civil.
1.2 ¿Por qué ha sido adoptado como horizonte temporal el año 2021?
Se considera el 2021, año del bicentenario de la independencia nacional, como un hito
fundamental para evaluar los resultados de nuestro esfuerzo colectivo por alcanzar un
determinado sitial como república soberana. Al conmemorarse desde el año 2010 el
bicentenario de diversas iniciativas conducentes a la construcción del Estado peruano como
república unitaria basada en la soberanía ciudadana, resulta pertinente considerar el proceso
que va entre los años 2010 y 2021 como un período de compromiso para la obtención de las
metas específicas que el Plan Bicentenario propone.

1.3 ¿Cuáles son los lineamientos que guían el Plan Bicentenario?


Los grandes lineamientos que orientan el Plan Bicentenario se sustentan en:

• La Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada por la Organización de


las Naciones Unidas (ONU) en 1948.

• El moderno concepto de desarrollo humano formulado por Amartya Sen, Premio Nobel
de Economía de 1998, concebido como el resultado de la búsqueda simultánea de mejor
calidad de vida y mejores condiciones de libertad y gobernabilidad.

• Las Políticas de Estado del Acuerdo Nacional suscrito por las fuerzas políticas y sociales
peruanas el 2002, que proponen un conjunto de orientaciones económicas, políticas,
sociales, culturales e institucionales, basadas en el concepto de justicia social como
gobernabilidad (la capacidad real de los ciudadanos para influir con su opinión y su
decisión en la marcha cotidiana del poder político) y desarrollo sostenible (lograr que los
ciudadanos tengan la capacidad real para gestionar su propia existencia en condiciones
dignas, con igualdad de oportunidades y óptimo manejo ambiental).

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 2
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

1.4 ¿Cuáles son las políticas de Estado del Acuerdo Nacional?


El Acuerdo Nacional aprobó 31 Políticas de Estado que se agrupan en cuatro ejes temáticos:

1. Democracia y Estado de Derecho


2. Equidad y justicia social
3. Competitividad del país
4. Estado eficiente, transparente y descentralizado

Estas 31 Políticas de Estado del Acuerdo Nacional constituyen el marco orientador de las
políticas, las metas y las acciones comprendidos en el Plan Bicentenario: El Perú hacia el
2021.

2. ¿Cuál es la visión de futuro para el Perú del siglo XXI que sirve de apoyo al Plan
Bicentenario?
Como resultado del esfuerzo realizado durante dos años consultando y convocando a
especialistas e instituciones de todos los ámbitos de actividad a nivel estatal y privado, se ha
concebido una visión compartida del Perú en el siglo XXI. El Perú se avisora como una sociedad
democrática en la que prevalece el Estado de derecho y en la que todos sus habitantes tienen una
alta calidad de vida, con iguales oportunidades para desarrollar su máximo potencial como seres
humanos. Un Estado moderno, descentralizado, eficiente, transparente, participativo y ético al
servicio de la ciudadanía; donde la economía es dinámica, diversificada, de alto nivel tecnológico
y equilibrado regionalmente, con pleno empleo y alta productividad del trabajo. Un país que
favorece la inversión privada y la innovación, e invierte en educación y tecnología para aprovechar
competitivamente las oportunidades de la economía mundial; y donde la pobreza y la pobreza
extrema han sido erradicadas, existen mecanismos redistributivos para propiciar la equidad social
y los recursos naturales se aprovechan en forma sostenible, manteniendo una buena calidad
ambiental.

2.1 ¿Es posible alcanzar en los años próximos un crecimiento económico que deje
definitivamente atrás las estadísticas que nos ubicaban tradicionalmente entre los
países menos desarrollados?
El Plan Bicentenario considera que sí. Partimos de considerar que el Perú es un país de
desarrollo intermedio en rápido crecimiento económico. Un país plenamente integrado al
mundo a través de Tratados de Libre Comercio (TLC’s), los compromisos con el sistema de
las Naciones Unidas y la OEA, los procesos de integración tipo Comunidad Andina y Unasur,
y la participación mediante representantes elegidos en el Parlamento Andino y el Parlamento
Latinoamericano. Sobre estas premisas, en términos cuantitativos, el logro de los objetivos
estratégicos nacionales del Plan Bicentenario deberá traducirse el 2021 en los siguientes
índices:

• Una población de 33 millones de peruanos sin pobreza extrema, desempleo, desnutrición,


analfabetismo ni mortalidad infantil.

• Un ingreso per cápita entre US$ 8 000 y US$ 10 000.

• Un producto bruto interno duplicado entre 2010 y 2021.

• Un volumen de exportaciones cuadruplicado entre 2010 y 2021.

• Una tasa de crecimiento anual promedio cercana al 6% anual.

• Tasa de inversión anual promedio cercana al 25%.

• Mejora de la tributación promedio anual en 5 puntos respecto al PBI.


UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI
FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 3
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

• Reducción de la pobreza a menos del 10% de la población total.

Estas metas estarán estrechamente relacionadas con la plena vigencia de los derechos
fundamentales y la dignidad de las personas, con el afianzamiento del sistema democrático y
representativo y con el equilibro de poderes en condiciones de igualdad de oportunidades.
Logradas tales metas cuantitativas en las condiciones señaladas podremos decir el año 2021
con toda solvencia lo siguiente:

«Somos una sociedad democrática en la que prevalece el Estado de derecho y en la que


todos sus habitantes tienen una alta calidad de vida, con iguales oportunidades para
desarrollar su máximo potencial como seres humanos. Tenemos un Estado moderno,
descentralizado, eficiente, transparente, participativo y ético al servicio de la ciudadanía.
Nuestra economía es dinámica, diversificada, de alto nivel tecnológico y equilibrada
regionalmente, con pleno empleo y alta productividad del trabajo. El país favorece la inversión
privada y la innovación, e invierte en educación y tecnología para aprovechar
competitivamente las oportunidades de la economía mundial. La pobreza y la pobreza
extrema han sido erradicadas, existen mecanismos redistributivos para propiciar la equidad
social y los recursos naturales se aprovechan en forma sostenible manteniendo una buena
calidad ambiental.»

2.2 ¿Cuál es la concepción estratégica del Plan Bicentenario 2021?


Los seis objetivos estratégicos nacionales del Plan Bicentenario el Perú hacia el 2021. El Plan
Bicentenario: el Perú hacia el 2021, incluye como marco orientador las políticas de Estado
aprobadas en el Acuerdo Nacional, agrupándolas en seis (06) ejes estratégicos definidos en
los siguientes objetivos nacionales:

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 4
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

Para el desarrollo de cada uno de los ejes estratégicos se ha observado la siguiente estructura:

El Plan Bicentenario: El Perú hacia el 2021 considera seis objetivos estratégicos nacionales:

1.- Un Estado basado en la plena vigencia de los derechos fundamentales y el respeto a la


dignidad de las personas.

• Que considere la libertad, la justicia, la paz y la dignidad como derechos intrínsecos e inalienables
de toda la familia humana.

• Que considere el ejercicio universal de los derechos de las personas como la finalidad esencial
de toda sociedad humana.

• Que considere las diferentes libertades como el fin supremo del desarrollo y al mismo tiempo
como el medio indispensable para alcanzarlo.

2.- Una economía competitiva basada en la generación masiva de empleos con alta
productividad.

• Que de un lugar prioritario a la iniciativa privada como fuente primordial de la generación de


recursos sostenibles y de empleo calificado.

• Que considere los mercados internacionales como la principal fuente de oportunidades para el
desarrollo económico y los recursos naturales como la principal fuente de riqueza.

3.- Una economía que ofrezca igualdad de oportunidades y acceso irrestricto a los servicios.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 5
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

• Que oriente las políticas de desarrollo hacia la erradicación de la pobreza y la pobreza extrema
y todas las barreras sociales, de género, culturales y de cualquier otro tipo que limiten las libertades
y la libre realización de su máximo potencial como seres humanos de todos los peruanos.

• Que asegure a los peruanos, sin excepción, en todos los espacios geográficos, iguales
oportunidades para el acceso a los servicios básicos y para el desarrollo de sus actividades
económicas, sociales y culturales.

4.- Un crecimiento económico basado en el aprovechamiento sostenible de los recursos


naturales.

• Que garantice que las actividades extractivas se realicen en las mejores condiciones ambientales
que posibilite la tecnología moderna.

• Que priorice la recuperación de la calidad ambiental de las ciudades.

• Que proteja la biodiversidad y asegure un manejo cuidadoso de los recursos naturales,


combinando medidas de protección con medidas selectivas de promoción de actividades
económicas rentables, sostenibles y de alto valor agregado.

5.- Desarrollo de una infraestructura adecuada y distribuida adecuadamente entre las


regiones.

• Que de solución a las desigualdades de infraestructura en el interior del país de manera ordenada
y coordinada.

• Que canalice recursos tanto públicos como privados bajo la forma de concesiones o asociaciones
público-privadas, mediante consideraciones de aprovechamiento sostenible de los recursos
naturales y de buen manejo ambiental.

6.- Lograr desde el Estado una gestión pública eficiente que facilite la gobernabilidad y
llegue a todos los sectores de la sociedad y rincones del país.

• Que facilite la gobernabilidad y haga respetar los derechos fundamentales.

• Que coadyuve a la erradicación de la pobreza y defienda la igualdad de oportunidades ante la


ley para toda la población.

• Que asegure el acceso a los servicios básicos a toda la población del país.

• Que provea servicios de educación y de salud de calidad.

• Que asegure el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y la calidad del medio
ambiente.

• Que promueva la inversión privada en infraestructura y tome la iniciativa de invertir directamente


cuando no se cuente con la oferta privada.

Los seis objetivos estratégicos nacionales mencionados guardan entre sí una relación estructural,
de forma tal que su consecución simultánea e integrada constituye un requisito para el éxito del
Plan Bicentenario. De acuerdo con esta concepción es indispensable poner en práctica un enfoque
coordinado e intersectorial de las políticas públicas que permita integrar las acciones de toda la
sociedad peruana hacia el logro de los objetivos nacionales.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 6
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

2.3 ¿Cuáles son las metas cuantitativas básicas del Plan Bicentenario?
Partimos de considerar que el Perú es un país de desarrollo intermedio en rápido crecimiento
económico. Sobre esta premisa, en términos cuantitativos, el logro de los objetivos
estratégicos nacionales del Plan Bicentenario deberá traducirse el 2021 en los siguientes
índices:

• Una población de 33 millones de peruanos sin pobreza extrema, desempleo, desnutrición,


analfabetismo ni mortalidad infantil.

• Un ingreso per cápita entre US$ 8 000 y US$ 10 000.

• Un producto bruto interno duplicado entre 2010 y 2021.

• Un volumen de exportaciones cuadruplicado entre 2010 y 2021.

• Una tasa de crecimiento anual promedio cercana al 6% anual.

• Tasa de inversión anual promedio cercana al 25%.

• Una tributación promedio anual superior en 5 puntos respecto al PBI.

• Reducción de la pobreza a menos del 10% de la población total.

3. ¿Cuáles son las mega tendencias mundiales que debe considerar y enfrentar el Plan
Bicentenario?
Las perspectivas de desarrollo de la sociedad peruana hacia el 2021 están influidas por
importantes mega tendencias que se producen a escala mundial en distintos ámbitos de la
actividad humana. Las mega tendencias más influyentes que debemos considerar en el diseño de
nuestras políticas de desarrollo son:

1. La globalización: La moderna tecnología de las comunicaciones ha sido asimilada a las


relaciones de negocios, permitiendo realizar en forma directa, rápida e incluso masiva, una
amplia gama de transacciones entre instituciones oficiales, empresas e incluso individuos
desde cualquier lugar del mundo. Esta globalización económica seguirá dinamizando el
comercio mundial ofreciendo oportunidades ilimitadas de oferta, demanda y libre asociación
de productores y vendedores. Toda economía en desarrollo debe facilitar el acceso de sus
actores económicos a este mercado mundial en expansión.

2. La democracia global: La globalización de las relaciones económicas ha implicado fortalecer


la legislación supranacional que permite protegerlas. Como consecuencia, sectores cada vez
más amplios de la población mundial se convencen de la necesidad de globalizar la
Declaración Universal de los Derechos Humanos y paradigmas como soberanía popular,
democracia representativa y libertad de empresa. Nuestro desarrollo debe fortalecer esta
tendencia.

3. La masificación de la informática y las telecomunicaciones: La difusión mundial de la


informática y las tecnologías de comunicación virtual, ha ampliado en forma exponencial la
transmisión de noticias y conocimientos en forma masiva y simultánea desde cualquier lugar
del mundo. Mediante la Internet y las redes sociales, esta difusión depende cada vez en mayor
medida de la opinión, la inventiva y el emprendimiento individuales. Nuestro proceso de
desarrollo debe ayudar a esta libre difusión del conocimiento y la iniciativa individual a escala
planetaria.

4. El surgimiento de nuevas potencias económicas: La antigua división hemisférica entre países


desarrollados y países en vías de desarrollo y el antiguo monopolio de la tecnología de punta
UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI
FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 7
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

han sido superados por una mayor internacionalización de los mercados de capitales y
cambios radicales en el desarrollo de tecnologías y la posesión de patentes productivas. El
llamado Grupo BRIC, acrónimo de Brasil, Rusia, India y China, agrupa a los países más
representativos de este nuevo proceso de surgimiento de nuevas superpotencias. Nuestro
proceso de desarrollo debe enmarcarse dentro de este nuevo curso.

5. Los nuevos desplazamientos del comercio internacional: La Cuenca del Asia-Pacífico se


convierte en la zona económica y comercial más importante del siglo XXI. Varias de las
economías más poderosas del planeta como los Estados Unidos, China, Japón, India y Rusia
orientan su comercio más importante hacia esa área y por la parte latinoamericana se ubican
de manera expectante México, Chile, Colombia y el Perú.

6. El envejecimiento demográfico y la migración internacional: Los países desarrollados


experimentan menor natalidad y siguen siendo el destino de gran número de migrantes
provenientes de países con menor ingreso percápita. Este es un problema que requiere
soluciones realistas desde cada país y también de manera conjunta. Nuestro proceso de
desarrollo debe crear nuevas oportunidades para la recuperación de ese capital humano.

7. El crecimiento de megaciudades: Numerosas ciudades están creciendo a niveles sin


precedentes, superando los 10 millones de habitantes. Esta concentración de recursos
humanos crea nuevos desafíos de gestión en energía, productividad, seguridad y manejo de
recursos. Impone también políticas de previsión que favorezcan un crecimiento de la
población rural.

8. El cambio climático: El efecto invernadero causado por las emanaciones de dióxido de


carbono (CO2) de la quema de combustibles fósiles, produce la elevación de la temperatura
media del planeta, la reducción de los glaciares y la modificación del régimen de lluvias.
Nuestro proceso de desarrollo debe situarse dentro de las tendencias que propician la
disminución de la contaminación ambiental.

9. La preocupación por el ambiente y la preferencia por los productos naturales: La toma de


conciencia sobre los problemas ambientales también se expresa en una preocupación por la
calidad de vida a nivel individual y social. Debemos favorecer la tendencia al consumo de
productos naturales y orgánicos y la prevención de la salud mediante costumbres más sanas.

10. El desarrollo biotecnológico y la ingeniería genética: Con el fin de lograr para el ciudadano
promedio una esperanza de vida más larga y saludable, la biotecnología y la ingeniería
genética han desarrollado procesos de modificación genética de especies vegetales y
animales e incluso órganos humanos para obtener resultados más eficientes. Procesos como
la fecundación in vitro y la clonación (ambas con objeciones éticas) han abierto las puertas a
nuevos desafíos científicos que están al alcance de toda la comunidad internacional.

11. El desarrollo de la nanotecnología y la robótica: La nanotecnología permite la manipulación


de la materia a escala atómica para obtener materiales y fibras más versátiles y la robótica
consiste en el diseño y puesta en práctica de herramientas y sistemas operativos
automatizados capaces de emular ciertas habilidades manuales que ahorran tiempo y riesgo
humano. Nuestro proceso de desarrollo debe incorporar iniciativas de experimentación en
estos campos con el fin de crear sistemas motrices y productos menos costosos y con menor
incidencia contaminante en el medio ambiente.

Estas mega tendencias representan no solo desafíos sino también oportunidades para el logro de
determinadas metas económicas, sociales y culturales. Intervenir y tomar posición sobre estas
mega tendencias es parte fundamental de la competitividad que debe poner en acción cada
sociedad para lograr sus metas de desarrollo.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 8
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

4. ¿Cuál es el escenario de contingencia considerado por el Plan Bicentenario?


El Plan Bicentenario, siendo un instrumento de gestión para la acción futura, se basa en la
previsión de un contexto relativamente favorable. Sin embargo, este sentido previsor debe también
considerar la posibilidad de un escenario adverso. Como consecuencia, el Plan Bicentenario
considera cuatro factores básicos para la definición de estos dos escenarios posibles:

• El impacto de la evolución de la economía mundial y de su crisis actual.

• La relación entre gobernabilidad y conflictos sociales.

• La respuesta del Estado a la acción del narcotráfico y el crimen organizado.

• El cambio climático y su efecto sobre la disponibilidad de agua en el país.

Cada uno de estos factores obliga a un conjunto de estrategias y medidas, según se trate de un
escenario favorable o desfavorable. Escenario favorable: Los cuatro factores mencionados
tendrían el siguiente comportamiento dentro de un escenario favorable:

• Impacto de la evolución de la economía mundial y de su crisis actual: El escenario normal


considera a partir de 2011 un reinicio de la expansión económica de las grandes metrópolis
industrializadas, favoreciendo nuestras exportaciones tradicionales y no tradicionales.

• Relación entre gobernabilidad y conflictos sociales: El escenario normal considera que el Estado
peruano podrá manejar los casos de protesta social con iniciativas de diálogo y políticas sociales
adecuadas, cortando la posibilidad de un reinicio del fenómeno subversivo.

• Respuesta del Estado a la acción del narcotráfico y el crimen organizado: El escenario normal
considera que el Estado podrá mantener este factor negativo bajo control e incluso reduciendo su
actividad.

• El cambio climático y su efecto sobre la disponibilidad de agua en el país: El escenario normal


considera que la disminución de agua en la costa peruana, causada por el cambio climático, será
manejable dentro de los planes de inversión en generación hidro energética ya previstos.

Tomados en su conjunto, dentro del escenario normal, estos factores básicos no darían lugar a
situaciones eventuales que alteren los fundamentos ni las metas específicas del Plan Bicentenario.
Es importante considerar que el nivel de reservas, el crecimiento de la inversión interna y las
exportaciones, así como los logros en infraestructura y reducción de la pobreza de los últimos
años, otorgan al Estado peruano un margen importante de estabilidad sin el cual el Plan
Bicentenario no sería posible. Escenario desfavorable: Consideremos ahora los mismos cuatro
factores ya mencionados dentro de un escenario desfavorable:

• Impacto de la evolución de la economía mundial y de su crisis actual: Si la crisis económica


internacional se reactiva más allá de 2011 y caen los precios de nuestras exportaciones,
tendremos serias limitaciones para generar recursos que financien los proyectos de desarrollo.
Será entonces imperativo, entre otras medidas, reestructurar la oferta exportadora y fortalecer los
Tratados de Libre Comercio, con el fin de compensar la inestabilidad del sector externo.

• Relación entre gobernabilidad y conflictos sociales: Si el Estado peruano tuviera casos reiterados
de protesta social, deberá fortalecer los mecanismos de diálogo e incrementar los programas de
compensación social para dar soluciones políticas viables. Sin embargo, más que los montos
destinados a la atención a estos problemas, será la credibilidad de la acción del Estado y la
transparencia de las políticas económicas lo que ayudará a disminuir los motivos de inquietud y
tensión.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 9
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

• Respuesta del Estado a la acción del narcotráfico y el crimen organizado: El escenario


desfavorable considera un incremento de la acción del narcotráfico y del “narcoterrorismo”. En
este caso el Estado peruano convocaría el apoyo de otros países comprometidos en la lucha
contra el crimen organizado. Y pondría mayor énfasis en el desarrollo de los ejes interoceánicos
con políticas promocionales del desarrollo rural que aíslen los focos subversivos y delincuenciales.

• El cambio climático y su efecto sobre la disponibilidad de agua en el país: El escenario


contingente considera una disminución radical del agua y de la capacidad de generación de
energía eléctrica en la costa, por efecto del cambio climático. Esta eventualidad podría ser
controlada mediante nuevas inversiones en generación hidro energética en la vertiente oriental de
los Andes, complementadas con trasvases y canalizaciones adecuadas, incluyendo el
aprovechamiento de acuíferos andinos.

El conjunto de eventualidades mostrado forma parte de los riesgos de todo gran proyecto
socioeconómico. Los distintos proyectos y programas que forman parte de los Ejes Estratégicos
del Plan Bicentenario permiten dar un lugar y un costo previsible a estas distintas situaciones
anómalas y perjudiciales.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 10
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV.


El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) es un instrumento técnico y normativo de planeación y gestión
del territorio a largo plazo, el cual se formula para orientar el desarrollo de los municipios para los próximos
años, y que permite regular la utilización, ocupación y transformación del espacio físico, tanto urbano, como
rural.

Estos planes, son una herramienta que surgen con base en la Ley 388 de 1997, donde se establecen los
principios que rigen el Ordenamiento Territorial en nuestro país, los propósitos que debe cumplir el
urbanismo en cumplimiento de su función pública, además, define los conceptos y términos bajo los cuales
se debe abordar el ordenamiento del territorio. En consecuencia, la exposición a las amenazas naturales y
el riesgo se convierten también en aspectos fundamentales y estructurantes de estos instrumentos en todo
el territorio colombiano.

Manizales por su parte, elaboró su primer Plan de Ordenamiento Territorial mediante Acuerdo 508 de 2001,
fue un ejercicio primario de planificación elaborado bajo unas expectativas muy generales, en donde
fundamentalmente se buscaba que el país se incorporara en una nueva metodología de ordenamiento
territorial, para lo cual se empleó un derrotero elaborado por el Ministerio del Medio Ambiente, y que como
era de esperarse, no satisfizo las necesidades reales del municipio. En la elaboración de ese POT no se
proyectó la verdadera dimensión que quería dársele a nuestro territorio, y aparte de un buen diagnóstico
de las condiciones generales del Municipio, no se avanzó hacia una acertada serie de definiciones que
permitieran unas condiciones apropiadas para la correcta ocupación del territorio.

En el año 2003, la administración de entonces hizo una primera revisión al Plan (Acuerdo 573 de 2003) con
la cual se buscó corregir las falencias del primer Plan y en el que se establecieron, como puntos
importantes, la ampliación del perímetro urbano en el suelo de la vereda “El Rosario”, y se trazaron las
primeras directrices para clasificar las actividades económicas en el municipio. Si bien, este fue un ejercicio
bien intencionado para corregir los puntos claves considerados como susceptibles de modificación, la poca
experiencia del equipo asesor y el desconocimiento generalizado de la comunidad del impacto del Plan de
Ordenamiento hicieron que éste no alcanzara su verdadera dimensión.

Luego, en el año 2007 se efectuó la segunda revisión al POT, mediante Acuerdo 663 del mismo año. El
alcance de esta revisión estaba definido por la necesidad de ampliar el perímetro urbano para la generación
de suelo para la construcción de vivienda de interés social VIS y para redefinir la proyección de la ciudad
en materia de movilidad y espacio público, además de consolidar una clara política en materia de
instrumentos de planificación intermedia como lo son los Planes Parciales y las Piezas Intermedias de
Planificación (PIP). El ejercicio realizado en aquel entonces sirvió para que la sociedad en general, los
gremios y las asociaciones comunitarias entendieran la importancia de la participación de la comunidad en
la construcción colectiva de la revisión del POT, que, dicho sea de paso, nunca alcanzará el nivel de
perfección suficiente para ser avalado por el 100% de la ciudad.

En la actualidad, se viene desarrollando el proceso de una revisión, que tendrá como factor fundamental
trazar el rumbo integral del municipio de Manizales en los próximos 12 años. Además, se constituye también
en la oportunidad de oro para replantear todas aquellas falencias y omisiones que por una u otra razón no
han podido ser plasmadas en los anteriores POT.

Dicho proceso se ha venido llevando a cabo con la participación de la ciudadanía, muestra de esto fueron
los foros temáticos de aportes para la revisión del POT, los cuales serían uno de los espacios dispuestos
por la administración municipal con el propósito que la comunidad manizaleña, tanto del área urbana como
rural, realizaran sus aportes a la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 11
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

 Las amenazas y riesgos en el POT de Manizales:


Manizales desde los años 80 incluyó en sus planes de desarrollo el riesgo y las restricciones que
se derivan del mismo. En los años 90 tuvo un reconocimiento en la segunda conferencia de las
Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos “Hábitat II” en Estambul por esta innovación,
y antes que la Ley 388 de 1997 incluyera las amenazas como determinantes del ordenamiento
territorial en Manizales ya se habían hecho varios trabajos previos que convertían el riesgo en un
componente de los reglamentos de uso del suelo.

Para determinar los riesgos en el POT, a los cuales está expuesta la ciudad fue necesario elaborar
una serie de mapas temáticos (geológico, de formaciones superficiales, geomorfológico,
morfométrico, de procesos erosivos y de uso actual del suelo), los cuales fueron integrados
mediante un Sistema de Información Geográfica (SIG). Fenómenos naturales de origen geológico
y climatológico tales como terremotos, erupciones volcánicas, movimientos de masa,
inundaciones o posibles eventos catastróficos originados por fallas antrópicas como incendios,
pueden considerarse como una amenaza para el desarrollo social y económico de Manizales.
Finalmente, también se tuvo en cuenta el resultado de estudios previos, la información primaria
(trabajo de campo) y los antecedentes de desastres.

Luego, se definieron variables de esta información georreferenciada y se le asignaron pesos a


cada una, para determinar las zonas expuestas a los diferentes tipos de amenazas naturales y
antrópicas. De esa forma se obtuvo “La caracterización física y determinación preliminar de las
amenazas y riesgos naturales y antrópicos de la ciudad de Manizales” que sirvió de base técnica
para definir las normas de ocupación del territorio dentro del POT de la ciudad (Acuerdo municipal
508 de octubre 12 de 2001 ajustado por el Acuerdo 573 de diciembre 24 de 2003). El Plan de
Ordenamiento Territorial de Manizales se ha utilizado como ejemplo nacional e internacional de
cómo se debe incluir el riesgo en la planificación física, urbana y ambiental.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 12
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

PLAN DE DESARROLLO URBANO.


1. ¿Qué es un Plan de Desarrollo Urbano?
Un plan de desarrollo urbano es un documento técnico donde se expone la necesidad de contar
con un ordenamiento territorial en el que se expresen las previsiones para la organización y el
desarrollo futuro de la ciudad y se puedan instrumentar e implementar las normativas necesarias
de las que se ha de hablar en dicho plan. Estos planes deben estar en constante actualización
debido al ritmo de crecimiento de ciudades, así como de su demografía. El nombre del término
depende de cada país y sus leyes, sin embargo, lo que sí es un común denominador es que, en
todos los países exista una normativa que regule y prevea el crecimiento y desarrollo de las
ciudades. Este planeamiento urbano permite ordenar el uso del suelo y regular las condiciones
para su transformación o, en su caso, conservación. Comprende un conjunto de prácticas de
carácter esencialmente proyectivo y técnico con las que se establece un modelo de ordenación
para un determinado espacio, que generalmente se refiere a un municipio, un área metropolitana,
urbana o a una escala barrial.

Un plan de desarrollo urbano está relacionado con la arquitectura, geografía e ingeniería civil en
la medida en que cada uno de estos factores interviene para ordenar espacios. Se debe asegurar
que todos estos puntos estén totalmente integrados con las infraestructuras y sistemas urbanos,
antes de desarrollar este plan se necesita de un buen estudio técnico del medio físico, social y
económico de la zona a estudiar, esto se obtiene a través de análisis según los métodos de la
sociología, la demografía, la geografía, la economía y otras disciplinas. En México el INEGI
(Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) es quien puede proporcionar estos
datos, definitivamente esta área de estudio es competencia especial de los Urbanistas, aunque
los Arquitectos e Ingenieros Civiles pueden colaborar con datos técnicos que puedan servir de
apoyo a este plan. Sin embargo, la planeación urbana y los planes de desarrollo no son solo
materia de urbanistas, sino que precisa la gestión e implementación por parte de los gobiernos en
el territorio, además también conlleva el factor de participación ciudadana que también debe
tenerse en cuenta para poder implementar estos planes en las ciudades.
2. ¿Para qué sirve la Planeación Urbana?
Los planes de desarrollo urbano y la planeación urbana son un continuo proceso de análisis de la
situación actual y de previsión de los escenarios futuros que se puedan desarrollar en el entorno de
un área urbana. Estos planes nos sirven a las ciudades en los siguientes puntos:

o Identificar, dimensionar y proponer soluciones a los problemas urbanos y territoriales de


las ciudades.

o Prever los requerimientos y normativas urbanas del futuro.

o Definir prioridades de atención y focalizar sectores urbanos que necesiten de un


desarrollo más acelerado.

o Proponer una estrategia acordada con las autoridades gubernamentales y la población


en general para el crecimiento de la ciudad a largo plazo.

o Orientar a autoridades y particulares para modificar la ciudad con orden, sustentabilidad


y equidad.

o Fomentar el aprovechamiento eficiente del espacio urbano.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL
PLANEAMIENTO URBANO Y REGIONAL 13
PLAN BICENTENARIO, DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL REG. PROV. Y DESARROLLO URBANO

Básicamente y a forma de resumen podemos decir que un Plan de Desarrollo Urbano sirve para
alcanzar a lograr un modelo de ciudad habitable y sustentable, mediante la formulación de políticas
urbanas, estrategias, normas e instrumentos en materia de desarrollo, políticas y mejoramiento
urbano basados en la planeación estratégica participativa. Como pueden ver amigos, un Plan de
Desarrollo Urbano es de suma importancia en la vida de una ciudad, si tienen la oportunidad de
participar en foros donde se estén discutiendo estas temáticas, participen y hagan suya su ciudad
tomando las decisiones que en el futuro pueden beneficiarles a ustedes y a las siguientes
generaciones. Hasta aquí esta primera entrada del día esperando que haya sido de su agrado, los
invito como siempre a que se sumen a la comunidad del blog en las redes sociales, les mando un
cordial saludo y nos seguimos leyendo más tarde.

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


FACULTAD DE INGENIERIAS
CARRERA PROFESIONAL DE ING. CIVIL