Está en la página 1de 527

Universidad Nacional de Tucumán

FACULTAD DE AGRONOMÍA Y ZOOTECNIA

TRATADO DE
HORTICULTURA
Compilado y Dirigido por
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni

Prof. Asoc. Encargada de la Cátedra Horticultura


Facultad de Agronomía y Zootecnia - Universidad Nacional de Tucumán.

Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura


Facultad de Ciencias Agrarias - Universidad Nacional de Catamarca.

Año 2009
TUCUMÁN - ARGENTINA

TRATADO DE HORTICULTURA | 1 • 527


PROLOGO
En el presente tratado se exponen temas relacionados con la situación de la Horticultura a nivel mun-
dial, nacional y regional.
Se abordan en forma íntegra e integral aspectos vinculados a la Organización de las Explotaciones
Hortícolas a nivel familiar y comercial, así como aspectos relacionados con la Comercialización Hortíco-
la; la Propagación de las Hortalizas, Análisis y Producción de Semillas; un trabajo sobre Introducción a
la Biotecnología y Su Aplicación a la Mejora de Plantas; la Siembra y Producción Acelerada de Plantas
Hortícolas Bajo Diferentes Sistemas de Protección; la Cosecha y Poscosecha de las Hortalizas; Sistemas
Productivos Sostenibles; Alternativas al Bromuro de Metilo.
Entre los cultivos hortícolas se describen los fundamentos del manejo integral de: la Batata; la Frutilla
o Fresa, la Papa o Patata; El Tomate; El Pimiento y otros.
En el área de Cultivos Protegidos se analiza el Panorama actual del cultivo protegido en el país y en
el Noroeste Argentino; Técnicas actuales de producción de hortalizas en invernadero y otros sistemas de
forzado; la Horticultura bajo plástico en España; Cultivos bajo cubierta.
Se incluye al final del tratado, el método científico en la enseñanza-aprendizaje de la Asignatura
Horticultura en la carrera de Ingeniero Agrónomo.
La obra procura contribuir a dar respuesta tecnológica innovadora a los destinatarios del tratado, esto
es a estudiantes avanzados de la carrera de ingeniería agronómica, productores, profesionales vinculados
a la Horticultura.
En la obra intervienen docentes de vasta trayectoria en el quehacer hortícola, y jóvenes profesionales,
todos ellos participan o participaron en diferentes Proyectos de investigación científica en Horticultura
en la Universidad Nacional de Tucumán.
Sus quehaceres han trascendido el medio local y aportaron/aportan sus conocimientos y experiencia
académica en las Universidades Nacionales de Jujuy, Santiago del Estero y Catamarca.
Estos profesionales han divulgado sus avances científicos en numerosos foros locales, nacionales e
internacionales.

Ing. Estela Z. Brandán de Antoni

TRATADO DE HORTICULTURA | 3 • 527


A mi esposo, Horacio José
que me acompañó y respaldó con amor en todo el quehacer docente, alentándome a
superar mi tarea académica en la FAZ-UNT.

A mis padres Ramón y Siria


y mis hermanos Edgardo, Celia Inés y Sebastián,
de quienes recibí amor y ejemplos de vida.

A mis sobrinos,
motivo de alegría y desafío permanente.

A mis alumnos,
que me impulsaron a la concreción de esta obra.

Al profesor M. Sc. José Ploper,


por su permanente aporte y contribución al desarrollo de la Horticultura regional.

A los colegas de Cátedra,


María Teresa, Jorge, Roberto, Elizabeth y Sergio
que siempre estuvieron dispuestos a colaborar y aportar su experiencia y conocimientos.

TRATADO DE HORTICULTURA | 4 • 527


Agradecimientos

A las autoridades
de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT.

A los estudiantes de Horticultura


de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT.

A los técnicos y productores hortícolas


de la provincia de Tucumán.

A Don Manuel Leguizamón


personal no docente de la cátedra Horticultura
de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT.

TRATADO DE HORTICULTURA | 5 • 527


CAPITULO 1
INTRODUCCION A LA HORTICULTURA
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

1.- HORTICULTURA
CONCEPTO
Se define a la Horticultura como la disciplina que abarca el estudio y aprovechamiento de las plantas
hortícolas en todas sus facetas. El Diccionario de la Real Academia Española define a la HORTICULTURA
como el estudio de “huertas” o “huertos” y también que las hortalizas son las “verduras y demás plantas
comestibles que se cultivan en huertos”. Podríamos definir a las hortalizas como “las plantas herbáceas
cultivadas que se consumen sin sufrir profundos procesos previos de transformación”, como la lechuga,
apio cebolla, etc. Esta definición de Hortalizas y Horticultura se aplica en la mayor parte de los países de
América latina, a diferencia de países de habla inglesa (EE.UU.) y otros, donde en idioma inglés “ucúrbi-
tao” abarca también estudios de plantas frutales, hortalizas, ornamentales, aromáticas, condimenticias
y medicinales.
Para indicar en idioma español un término que identifique a las hortalizas, se introdujo la palabra
“Olericultura” en 1960 propuesto por el Dr. Sturtevant como derivado del latín “Olus” (planta de cocina)
y “Culture” (cultivo). Sin embargo este término no tuvo repercusión ni en el ámbito de la producción, ni
en las Universidades, ya que sólo dos Cátedras: las de Córdoba y Tucumán aceptaron esa nomenclatura.
Además la palabra “Olericultura” no figura en el Diccionario de la Real Academia Española.
En 1988 el H. Consejo Directivo de la Facultad de Agronomía y Zootecnia y el H.C. Superior de la U.N.T.
resolvió basándose en consideraciones técnicas, denominar a la Cátedra con el término de “Horticul-
tura”. La Asignatura al nivel de grado se denomina “HORTICULTURA”.

2.- DIVISIONES DE LA HORTICULTURA


2.1.- HORTICULTURA GENERAL
 Estudia a las hortalizas en su faz general, en el mundo y en el país los siguientes aspectos:
 Estadísticas de producción
 Comercialización
 Exportación
 Organización de las exportaciones
 Producción de semillas
 Centros de origen
 Da los parámetros generales para interpretar el conocimiento del gran número de especies o clases
que se incluyen en la horticultura.
Para ciertas especies es discutida su ubicación, por ejemplo: frutilla, ananá.

2.2.- HORTICULTURA ESPECIAL


Estudia en las diversas especies o clases de hortalizas los siguientes aspectos:
Organografía

Fisiología

Requerimientos nutritivos

Ciclo de desarrollo vegetativo y reproductivo

Producción de semilla.

TRATADO DE HORTICULTURA | 6 • 527


También estudia tecnología del cultivo, incluyendo:
 Cosecha y manejo de post-cosecha (conservación, tipificación, etc.)
 Control de plagas y enfermedades en las diferentes etapas del cultivo y en cosecha y en post-
cosecha.

3.- CLASIFICACION DE LAS HORTALIZAS


3.1.- SEGÚN LA DURACION DE LA PLANTA
3.1.1.- Anuales
La planta completa su ciclo vegetativo y reproductivo en el mismo año de la siembra. Por ej.: maíz
dulce, zapallito, arveja, poroto, etc.

3.1.2.- Bienales
La planta desarrolla en su primer año su sistema vegetativo y en un segundo año produce su sistema
reproductivo. Por ej.: cebolla, zanahoria, etc.
En climas templados con inviernos suaves desarrolla su sistema vegetativo y reproductivo en el mismo
año.

3.1.3.- Perennes
Desarrollan su sistema vegetativo y reproductivo en el mismo año; pero debido a que cuentan con
órganos de reserva subterráneos, aunque su sistema aéreo decae y muere, la planta vuelve a vegetar en
años sucesivos. Por ej.: papa, espárrago, batata.

3.1.4.- Vivaces
Plantas cuyo sistema vegetativo y reproductivo permanece vivo durante años, salvo que temperaturas
extremas o enfermedades las eliminen. Por ej.: frutilla, ananá.
Ciertas especies como poroto, tomate, pimiento, berenjena, etc., pueden comportarse como perennes
cuando cultivares de crecimiento indeterminado se desarrollan en climas sin heladas, es decir que las
plantas continúan ininterrumpidamente su crecimiento por varios años.

3.2. Por su forma de reproducción


De acuerdo a los órganos comúnmente utilizados para su reproducción puede encontrarse los siguien-
tes casos:
3.2.1.- Por tubérculos. Por ej.: papa. Si bien en los últimos veinte años se ha desarrollado la técnica de
reproducción mediante semilla botánica.
3.2.2.- Por raíces tuberosas. Por ej.: batata.
3.2.3.- Por bulbos. Por ej.: ajo (dientes), chalota.
3.2.4.- Por tallos. Por ej.: caña de azúcar, Tomate (principalmente para programas de investigación).
3.2.5.- Por rizomas. Por ej.: taro.
3.2.6.- Por semilla botánica. Por ej.: poroto, tomate, rabanito.
3.2.7.- Por cultivo de tejidos o meristemas. Es un importante método de propagación para obtener
materiales libres de enfermedades (hongos, virus), con rejuvenecimiento clonal. Con el empleo de esta
tecnología se asegura la obtención de material de mayor uniformidad y sanidad en diversas especies,
principalmente las de propagación agámica o asexual tales como papa, frutilla, batata, ajo, alcaucil,
espárrago.

3.3.- Según su comportamiento a la temperatura ambiente


3.3.1.- Sensibles al frío. Son especies cuyo desarrollo vegetativo y reproductivo requieren temperatu-
ras medias entre 20 y 30º C, es decir que no se desarrollan con temperaturas bajas (menores de 8 a 10º
C), quedando eliminadas por heladas de cierta duración. Ej.: tomate, maíz dulce, melón, sandía, poroto
TRATADO DE HORTICULTURA | 7 • 527
chaucha, batata, papa, etc.
3.3.2.- Medianamente resistente al frío. Especies que se desarrollan bien con temperaturas medias
entre 15 – 18º C y con heladas suaves (-2 a -4º C) y corta duración no son eliminadas. Por ej.: lechuga,
arveja, espinaca, repollo, repollito de ucúrbit, cebolla, ajo, perejil. Cabe aclarar que heladas de -2 a -3º
C de cierta duración, de más de 5 horas, afectarán las flores y vainas tiernas de cultivo como en Arveja,
Frutilla no así sus hojas, tallos o coronas, respectivamente.

3.4.- Clasificación botánica


De acuerdo a una clasificación realizada por el Ing. Agr. F. Folquer (1976), se mencionan 188 especies
correspondientes a 40 Familias botánicas.
En la nómina que se da a continuación se menciona el nombre vulgar y el científico de la especie
botánica básica (Cuadro 1).

Cuadro Nº 1.- Clasificación Botánica de las Hortalizas (Sujeto a modificación)


Las hortalizas se citan con el nombre común en español, en portugués e inglés el nombre científico
en latín.
I.- Apiaceae (ex Umbeliferas): Este grupo derivaba su nombre botánico de la inflorescencia, la cual
como indica su nombre, se caracteriza por ser una umbela; actualmente el nombre de la familia hace
referencia a uno de los cultivos (apio).
Apio (apio): Apium graveolens L. var. dulce
Hinojo Funcho doce / Erva Doce de Cabeça) (Fennel): Foeniculum vulgare var. azoricum
Perejil (salsa) (parsley): Petroselinum crispum Nym
Zanahoria (cenoura) (carrot): Daucus carota L. (Bienal)
II.- Alliaceae (ex Liliaceae): La familia Alliaceae contiene dos importantes hortalizas (ajo y cebolla) y
varios de importancia secundaria.
Ajo: Allium sativum L. (alho) (garlic)
Cebolla: Allium cepa L. (Bienal) (cebola) (onion)
Cebolleta o Cebollino o Cebollana japonesa: Allium fistulosum L. (cebollina)
Chalota: Allium ascalonicum
Espárrago: Asparagus officinalis L. (aspargo) (asparagus)
Puerro: Allium porrum al parecer derivado de A. ampeloprasum (ajo macho)

III.- Asteraceae (ex Compositae): La lechuga es el miembro más importante de esta familia.
Alcaucil: Cynara scolymus
Achicoria (almeirão) (chicory): Cichorium intybus
Endivia (escarola): Cichorium endivia var. crispa y var. latifolia
Lechuga: Lactuca sativa L. (alface) (lettuce)
Salsifí: Tragopogon porrifolius

IV.- Cucurbitaceae:
Anco: Cucurbita moschata Dush. (abóbora; abobrinha) (squash)
Angola (abóbora italiana; abobrinha italiana): Cucurbita pepo
Calabaza (gourd, marrow): Cucurbita mixta
Cayote, alcayota: Cucurbita ficifolia
Zapallo: ucúrbita máxima
Zapallito: ucúrbita máxima var. zapallito
Chayote; zapallito del aire: Sechium edule
Melón (melão) (melon): Cucumis melo L. Melón reticulado (melão rendilhado) (Cucumis melo L. Var.
Reticulatus)
Pepino; pepino para conserva: Cucumis sativus L. (pepino para conserva) (cucumber; pickling cucum-
ber)
Maxixe: Cucumis anguria L.
TRATADO DE HORTICULTURA | 8 • 527
Sandía: Citrullus lanatus L. (melancia) (watermelon)
Mate, porongo, calabaza: Lagenaria siceraria
Esponja vegetal: Luffa cylindrica
V.- Poaceae (ex Gramíneae), Tribu Maideas:
Maíz dulce (milho doce) (sweet corn): Zea mays L. Var. Rugosa
Maíz dulce (milho doce, minimilho) (Zea mays L. var. saccharata)
Maíz para pochoclo o pipoca (milho pipoca) (popcorn): Zea mays L.
VI.- Fabaceae (ex Leguminosae): Esta familia se distingue por tener una flor única en la que la regla
es la autopolinización.
Arveja: Pisum sativum (ervilha) (pea)
Caupí: Vigna sinensis
Haba: Vicia faba
Poroto común; alubia, judía, habichuela: Phaseolus vulgaris (ucúrb), (ucúrb –de– vagem) (snap-
bean)
Poroto manteca: Phaseolus lunatus
Poroto pallar: Phaseolus coccineus
Poroto caupí, (Feijoo-caupi): Vigna unguiculata (L.) Walp.
Lenteja: Lens culinaris
Garbanzo: Cicer arietinum
Soja: Glycine max. Actualmente se ha introducido a Argentina una soja hortícola denominada “Eda-
mame”
VII.- Brassicaceae (ex Cruciferae): Esta familia representa la más importante en relación al número de
cultivos como hortalizas.
Coliflor: Brassica oleracea var. botrytis subvar. Cauliflora (couve-flor) (cauliflower)
Berro: Nasturtium officinale
Brócoli: Brassica oleracea var. botrytis subvar. Cymosa también se cita como: Brassica oleracea L. var.
italica (brócolo)
Col (couve): Brassica oleracea var. acephala
Colrábano (Couve-rábano) (kohlraby): Brassica oleracea var. gongylodes
Mostaza de la China: Brassica juncea
Mostaza: Brassica. Alba
Mostaza negra: B. Nigra
Grelo, Colza, Nabiza, Nabo: Brassica napus f. Annua
Nabo (Nabo) (Turnip): Brassica rapa
Rabanito y rábano (rabanete) (radish): Raphanus sativus L.
Repollo: Brassica oleracea var. Capitata (repolho) (cabbage)
Repollo Chino o Col China (Couve –chinesa) (Chinese cabbage): Brassica pekinensis – B. Chinensis
Repollito de Bruselas: Brassica oleracea var. gemmifera
Rutabaga: Brassica oleracea var. napobrassica. Comprende el Colinabo: raíz de parénquima blanco y
Rutabaga: raíz de parénquima amarillo.
Rúcula (rúcula): Eruca sativa
VIII.- Chenopodiaceae:
Acelga: Beta vulgaris var. cicla
Espinaca (espinafre) (spinach): Spinacea oleracea
Remolacha (beterraba): Beta vulgaris L.
IX.- Solanaceae
Berenjena: Solanum melongena L. (berinjela) (eggplant)
Papa: Solanum tuberosum L. (batata) (potato)
Pimiento: Capsicum annuum L. (pimentão) (sweet pepper; pepper)
Ajíes: Capsicum spp.
Tomate: Lycopersicon esculentum Mill.
Pepino dulce: Solanum muricatum
Jiló: Solanum gilo
TRATADO DE HORTICULTURA | 9 • 527
X.- Hongos comestibles:
Boleto (Boletus edulis Bull. Ex Fr.)
Trufa (Tuber melanosporum Vitt)
Amanita caesarea
Lactarius deliciosus
Suillus luteus
Hygrophorus latitabundus
Pleurotas ostreatus (Jacq ex Fr.) Kummer,
Shii-take (Lentinus edades (Bern) Sing
Agaricus bisporus (Lange) Sing;
Seta de la paja de arroz (Volvariella volvácea (Bull, ex Fr.). etc.
XI.- Convolvulaceae
Batata, camote (Ipomoea batatas (l.) Lam.) (batata doce) (swet potato)
XII.- Rosaceae
Frutilla, fresa (morango) (strawberry) (Fragaria x ananassa Duch.)
XIII.- Asteraceae
Alcaucil. Alcachofa (Cynara scolimus L.) artichoke; Globe artichoke
Okra (Abelmoschus cillei (A. Chev.) Stevels
Taro (taro): Colocasia escultenta (L.)Schott)
Ananá, pina (abacaxi) (pineaple): (Anana comosus)
Ñame (inhame): Dioscorea spp.
Mandioquinha-salsa: Arracacia xanthorrhiza B.
Chicoria: Eryngium foetidum

4.- ÓRGANO COMESTIBLE


Para un mejor aprovechamiento de las hortalizas, se citan a continuación algunos ejemplos:
4.1.- Raíz carnosa: Ej.: Zanahoria, Nabo, Remolacha.
4.2.- Bulbo: Ej.: Cebolla, Ajo.
4.3.- Tallo: Ej.: Espárrago.
4.4.- Pecíolo: Ej.: Apio, acelga
4.5.- Inflorescencia: Ej.: Coliflor, Alcaucil, Brócoli.
4.6.- Fruto múltiple: Ej.: Frutilla.
4.7.- Fruto baya: Ej.: Tomate, Pimiento.
4.8.- Fruto legumbre: Ej.: Poroto, Arveja, Lenteja, Garbanzo, Haba.
4.9.- Fruto cariopse: Ej.: Maíz dulce.
4.10. Fruto cápsula: Ej.: Okra o Gombo o Quimbombo o Beme, o Chaucha Turca.
4.11.-.Micelio: Ej.: Hongos Shii-take, Boletus edulis, ucúrbi, Champignon
4.12. Fruto compuesto: Ej.: Ananá o Piña.
4.13. Brotes tiernos de semillas germinadas: Poroto adzuki, Poroto Mungo, alfalfa, soja.

5.- IMPORTANCIA ALIMENTICIA DE LAS HORTALIZAS


Con los descubrimientos médicos sobre la importancia de las vitaminas, proteínas y sales minerales
en la alimentación humana, el consumo de las hortalizas aumentó en el país y en el mundo rápidamente
a partir de 1900, a pesar de que algunas de ellas ya se consumían desde épocas bíblicas: lechuga, ajo,
cebolla, etc., a las que los habitantes de aquella época les atribuían propiedades curativas para diversas
enfermedades.
En América pre-colonial, las civilizaciones aborígnes consumían papa, batata, poroto, maíz, quinoa,
Kiwicha, okra, etc. Que son originarias del continente americano, cientos de años antes del descubrimien-
to de América por los españoles. Los cinco principios básicos de la alimentación humana son: proteínas,
sales minerales, vitaminas, hidratos de carbono y grasas, están contenidas en la composición química de
diferentes hortalizas. (Cuadro 2)

TRATADO DE HORTICULTURA | 10 • 527


Proteínas
Son compuestos estructurales responsables de la formación de los organismos, requiriéndose el valor
mínimo de 1 gramo por kg. de peso vivo por día.
Es importante considerar que las proteínas están compuestas por aminoácidos de los cuales 8 son
esenciales: Triptofano, Cistina, Histidina, Fenil ucúrbi, Lisina, Tronina, Metionina, y Leucina. Las hortalizas
no contienen a todos ellos, por lo cual la dieta diaria debe ser suplementada con proteínas de origen
animal.
Entre las especies hortícolas con mayor porcentaje de proteínas se citan: Poroto, Haba, Arveja, Lenteja
y Garbanzo, cuyas semillas poseen del 20 al 40% de proteínas, 1 a 2% de grasas, 40 a 50 % de hidratos
de carbono, y 3 a 8 % de celulosa. Las proteínas pertenecen al grupo de las globulinas y para mayor
digestibilidad deben ser consumidas cocidas.
La soja contiene 5 de los aminoácidos esenciales: Cistina, Histidina, Metionina, Lisina y Triptofano, por
lo cual es un importante recurso alimenticio, especialmente para reducir el consumo de carne.

Cuadro 2.- COMPOSICION DE PORCIONES COMESTIBLES DE HORTALIZAS

Fuente: Knott”s Handbook for Vegetable Growers. 1980.

Vitaminas
Son compuestos esenciales que intervienen en mínimas cantidades en el funcionamiento orgánico,
catalizando todas las reacciones químicas del organismo. En el Cuadro 3 se dan ejemplos de las distintas
vitaminas y las hortalizas en las que se las encuentra.

TRATADO DE HORTICULTURA | 11 • 527


Cuadro 3.- Contenido de Vitaminas de Hortalizas. Cantidades/100g.

Fuente: Knott”s Handbook for Vegetable Growers. 1980.

 Sales minerales
Son importantes elementos para la alimentación humana, por lo cual las hortalizas que las poseen
juegan un papel importante en la dieta diaria Se citan como ej.: espinaca, melón, zapallo, apio, batata,
hojas de rábano, brócoli, etc.

 Grasas
En general las hortalizas son deficientes en grasas salvo los granos de soja.

 Hidratos de carbono
Conocidos como azúcares y almidones, cumplen funciones energéticas para el organismo por sus
propiedades oxidantes. Se citan por su riqueza en azúcares: frutilla, maíz dulce, y por su contenido en
almidones: papa, batata, ñame, berenjena zapallos. Se recomienda su cocimiento para la hidrólisis de los
almidones, obteniéndose así un sabor dulce y mayor palatabilidad.

 Agua
Componente mayoritario en las hortalizas (Cuadro 2); constituye un elemento esencial para el orga-
nismo. Las hortalizas más ricas en agua son las de: hoja (lechuga, repollo, espinaca, etc.), y las de fruto
(sandía, tomate, melón, etc.), reduciendo su proporción en la papa, batata, maíz dulce, y en las hortalizas
de raíz como: zanahoria, nabo, etc.

 Fibra o celulosa
Elemento importante en la composición química de las hortalizas; influye en la digestión y en los mo-
vimientos intestinales. Se la considera como la “escoba del intestino”, por lo cual aquellas especies que
la poseen son preferidas en una dieta equilibrada; entre ellas se mencionan: repollo, las coles en general,
espárrago, alcaucil.

Aceites volátiles
Diferentes especies vegetales conocidas como “aromáticas”, poseen un porcentaje de aceites volátiles
que le dan aroma y sabor a las comidas. También en estos casos poseen vitaminas y sales minerales. Entre
ellas se citan: ajo, cebolla, hinojo, perejil., apio.

TRATADO DE HORTICULTURA | 12 • 527


La composición química de las diferentes hortalizas no es constante, variando con: el cultivar utilizado,
época de cosecha, órgano que se consume. Así por ejemplo en el bulbo de cebolla la concentración de
Vitamina A es de 330 U.I. mientras que en las hojas es de 5000 U.I. También hay variaciones si la hortaliza
es consumida cruda o cocida. Las Vitaminas A y B disminuyen, si la hortaliza es cocida, mientras que la
Vitamina C se reduce a cero. Lo mismo sucede con las proteínas de las legumbres si se consumen al esta-
do fresco o como grano seco. También deben citarse algunas sustancias orgánicas que aparecen o están
presentes en especies hortícolas. Entre ellas se citan:
a. Solanina. Es un gluco-alcaloide; se presenta en las papas verdeadas (tubérculos que han sido ex-
puestos a la luz). Con porcentajes superiores al 0,1% puede resultar tóxica su ingestión.
b. Lycopersina. Glúcido presente en el tomate que le da el olor y el sabor característicos.
c. Cinarina. Se extrae del Alcaucil; es un éster dicafeínico con propiedades de colagogo y diurético.
d. Asparagina. Presente en el Espárrago, tiene propiedades diuréticas. Su ingestión debe ser controlada
para las personas que tienen problemas renales.
e. Apiol. Sustancia presente en el Apio, Zanahoria, Hinojo, entre otros; posee propiedades diuréticas.
f. Sulfuro de Alilo. Presente en Ajo y Cebolla. Estimula las secreciones gástricas; también es vermífu-
go.
g. Licopeno: tomate. Presente en tomate. Tiene propiedades anticancerígenos.
Es importante resaltar que la alimentación en base a hortalizas es fuente de salud y por ende prolonga
los años útiles de vida. Este tema ha sido motivo de numerosos estudios médicos y han generado algunas
teorías al respecto. Se ha expuesto qué elementos químicos generados internamente como subproductos
del metabolismo de la nutrición, pueden provocar la aparición de enfermedades y acelerar el envejeci-
miento. Estos elementos (moléculas fragmentadas o radicales libres), pueden ser neutralizadas ingiriendo
hortalizas y frutas ricas en Vitaminas A, C, E, y Selenium, como ser: Tomate, Pimiento, Zanahoria, Brócoli,
Batata, Arveja, Melón, etc., que por su condición de antioxidantes tienen la propiedad de limitar el efecto
negativo de los “radicales libres”. La alimentación sobre la base de hortalizas y frutas acompañada por
ejercicios livianos colaborará a neutralizar estas moléculas incompletas.
Se sabe en la actualidad que el ajo y el brócoli son anticancerígenos; que el tomate previene el cáncer
de próstata. Se los denomina alimentos funcionales, los que no curan enfermedades, sólo las previenen.
El consumo de verduras, legumbres previenen malestares del corazón. Los vegetales verdes contribuyen
a una visión sana.
Se debería consumir por día cinco porciones de hortalizas y frutas, la mitad deberían consumirse crudos
(ya que algunas vitaminas se pierden con la cocción), para mejorar la absorción del hierro y vitamina C
de los vegetales.
La vitamina C interviene en la formación del colágeno, por lo cual es fundamental para el manteni-
miento de los tejidos. Ayuda a la absorción del hierro y tiene capacidad antioxidante. Se la encuentra
entre otros en el tomate, pimiento, frutilla, brócoli, coliflor. Los alimentos congelados conservan casi
toda la vitamina C a diferencia de los enlatados, por ser éstos previamente cocidos. Las vitaminas C y E
retardan el envejecimiento por ser antioxidantes de los tejidos corporales, a los que se deben añadir los
polifenoles como el licopeno del tomate y el betacaroteno de la zanahoria
En la actualidad los alimentos se clasifican como Grupos Alimentarios, los que se describen a conti-
nuación:
Grupo 1: Alimentos Constructores. Están integrados por las Proteínas y Minerales, Respecto a las

hortalizas que intervienen en este grupo se citan: Legumbres. Intervienen en el crecimiento, desa-
rrollo muscular y óseo.
Grupo 2: Alimentos Reguladores. Están constituidos por Vitaminas, Minerales, Fibras; están integrados

en el caso de las hortalizas por las de hojas verdes, de color amarillas y blancas. Contribuyen a un
buen funcionamiento intestinal, a la defensa contra resfríos y enfermedades en general; la piel no
se reseca.
TRATADO DE HORTICULTURA | 13 • 527
Grupo 3: Alimentos Energéticos. Están constituidos por azúcares, almidones, grasas. Entre las

hortalizas se mencionan los Tubérculos y Choclo. Su falta de consumo ocasiona disminución en
el rendimiento escolar, las actividades lúdicas o en el trabajo, porque no se reponen las energías
necesarias para este fin.

6.- IMPORTANCIA DE LA HORTICULTURA


Los ecosistemas agrícolas
Se considera que la región de Mesoamérica (América Central y parte de México) es un centro de origen
de plantas cultivadas para fines alimenticios que se utilizan en todo el mundo.
En México, la agricultura inició su auge en los años 7.000 a.C. y para la época de la conquista ya se
habían domesticado plantas de gran importancia, como maíz, fríjol común, calabaza (ucúrbita pepo),
camote (Ipomoea batatas), chile (Capsicum), cacao (Theobroma), tomate, maní (Arachis hypogaea) y
vainilla, entre otras.

6.1.- Panorama Mundial


Las hortalizas tienen suma importancia en la alimentación. Considerando que la población mundial
actual es de aproximadamente 6.000 millones de personas y las estimaciones más recientes de la Naciones
Unidas indican que para el año 2025 será de 8.500 millones, ello implica la consiguiente repercusión en
la alimentación que se requerirá. Mientras la población aumenta, la tierra apta necesaria para los culti-
vos se reduce. Se debe tener en cuenta que existen vastas regiones extremadamente frías, desérticas e
inhóspitas en Canadá, Rusia, Sur de Argentina, Australia, etc., por lo cual la población se concentra en
regiones climáticas que sean habitables. Algunos países de Asia han alcanzado el punto de saturación
donde la agricultura difícilmente puede alimentar a su población y ya no hay tierras disponibles. No
siempre países con grandes extensiones tienen dietas adecuadas, por el uso inapropiado de los cultivos
implantados. Así hay deficiencias de proteínas y vitaminas en África, Asia y países de América Latina. Por
ese motivo, la F.A.O. (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), presta
especial atención en su estadística y programas a las Leguminosas por ser fuente de proteínas.
De los estudios surgen, que en el mundo se presentan la Horticultura de dos Regiones:

Horticultura de las Regiones Tropicales


Con cultivos hortícolas amiláceos como: batata, ñame, mandioca y algo de soja, maní y porotos, que
no siempre completan las necesidades proteicas.

Horticultura de las Regiones Templadas


Se cultivan una gran variedad de especies ricas en proteínas, vitaminas, sales minerales, e hidratos de
carbono. En esta franja climática existen la mayor parte de los centros de investigación agronómica, con
sus programas de mejoramiento para todos los aspectos del cultivo, cosecha, post-cosecha, industriali-
zación, etc.
Los principales centros internacionales de investigación tales como el C.I.P. (Centro Internacional de la
Papa), ubicado en Lima, Perú; el C.I.A.T. (Centro Internacional de Agricultura Tropical) ubicado en Colombia,
dedican últimamente sus esfuerzos para lograr cultivares de papa, poroto, batata, mandioca y otros que
se adapten a climas cálidos y que tengan mayor porcentaje de proteínas. En el Cuadro 3 se detallan las
estadísticas que publica la F.A.O. en relación a los principales cultivos hortícolas.

6.2.- Panorama en Estados Unidos


El notable crecimiento de las exportaciones estadounidenses de frutas, hortalizas, nueces, y productos
elaborados, en los últimos años, y en especial, en 1995 contribuyó a reforzar el apoyo político de muchos
estados a los programas de desarrollo del mercado de exportación, con lo que la financiación actual del
Programa de Promoción de Mercados que impulsa las exportaciones estadounidenses de productos agrí-
colas ascienda actualmente a 110 millones de dólares.

TRATADO DE HORTICULTURA | 14 • 527


A nivel interno en EE.UU. los productos hortícolas de mayor consumo per capita son:
1.- Papa, incluyendo la batata: 57 kg per capita a principios de los 90.
2.- Lechuga: 12,5kg
3.- Melones: 10,3 kg
4.- Cebolla: 8kg
5.- Tomates frescos: 7 kg.
6.- Zanahorias: 3,5 kg
7.- Apio: 3kg
8.- Brócoli: 1,4 kg
9.- Espárrago: 0,3 kg.

7.- IMPORTANCIA DE LA HORTICULTURA ARGENTINA


Los cultivos hortícolas se desarrollaron en la República Argentina a partir de 1870 con la llegada de
gran número de inmigrantes de origen europeo, principalmente españoles e italianos, que hasta 1930
arribaron al país con sus costumbres, conocimientos agrícolas y preferencias culinarias. Hasta esa época
la cocina criolla se componía principalmente de carne, maíz y una que otra hortaliza. La introducción de
hortalizas como tomate, lechuga, perejil, repollo, inicia la diversificación hortícola, especialmente en los
grandes centros poblados como: Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, y Mendoza. La llegada del Ferrocarril
General Belgrano a Tucumán construido por inmigrantes italianos y españoles, en 1895 y su radicación
en el Noroeste del país, en especial Lules (Pcia de Tucumán), da lugar a cultivos como tomate, pimiento y
otros a partir de 1910, con envíos por ferrocarril a Córdoba y Buenos Aires. Los inmigrantes incorporaron
asimismo técnicas de manejo de cultivos y hábitos alimenticios de sus países de origen
Dentro del panorama agrícola del país, se encuentra a la Horticultura ocupando según valores, el tercer
lugar (1995). (Cuadro 4).

Cuadro Nº 4
Cereales y Lino ......................... 41%
Cultivos Industriales ............... 26%
HORTALIZAS .............................. 21%
Frutas ............................................ 9%
Otros cultivos .............................. 3%
TOTAL ....................................... 100%
La frutihorticultura es un sector que se caracteriza por ser dentro de los agropecuarios, uno de los de
mayor empleo de mano de obre y que hace un uso más intensivo de la tierra. Su producción se destina
casi en su totalidad a la alimentación, tanto en fresco como en sus distintas etapas de industrialización.
La producción hortícola con relación a las principales especies, tiene una producción de 5,8 M de ton.,
incluyendo la papa, cebolla, ajo, tomate, pimiento, zanahoria, zapallo, zapallito y batata.
La demanda interna total considerada en productos frescos se calcula en 3,2 M ton de hortalizas ton.
La proporción de hortalizas que se industrializa representa en:
Frutilla: 40%

Papa: 3-4%

Tomate: 40%

Ajo y cebolla: menos de 1%.

En el Cuadro Nº 5 se presentan las estadísticas de los principales cultivos en el país.

7.1. Horticultura Argentina – Exportación e Importación


En los primeros ocho meses del 2002 las exportaciones de hortalizas frescas se incrementaron en un 
36% generando un ingreso de divisas para el país de alrededor de 72 millones de dólares. Esto se debe no
sólo a las buenas señales que los productores agropecuarios dan a los mercados internacionales a través
de adopción de tecnología y la elaboración de productos con altos estándares de calidad que se adaptan
a los requerimientos de los clientes internacionales, sino también debido a la devaluación que hizo que
TRATADO DE HORTICULTURA | 15 • 527
los exportadores locales salieran a ofrecer mejor precio que sus competidores con igual o mejor calidad de
producto. La industria agroalimentaria argentina ha encontrado en el mercado regional un nuevo sendero
de expansión, que le está permitiendo incrementar y diversificar su producción. Brasil se ha transformado
en el principal socio comercial, desplazando a los tradicionales como Estados Unidos o los países de la
Unión Europea, mercados que a lo largo de los últimos años, se han mostrado poco dinámicos para la
mayor parte de nuestros productos exportables. (Barembaum, y di Paola)

Las exportaciones Argentinas de productos hortícolas


Las exportaciones de hortalizas en 2002 totalizaron casi U$S 70 Millones, siendo cebolla y ajo los
rubros más importantes, sin contarlas legumbres. Para 2004 las condiciones agroclimáticas permiten
estimar un año mejor que 2003.
Durante el primer trimestre de este año (2003), las ventas externas de hortalizas frescas superaron las
137 mil toneladas, por un monto de más de 46 millones de dólares y superaron en 7 por ciento los envíos
realizados en igual período de 2002.
La exportación de Hortalizas y Legumbres Frescas en 2003 se expresan en el Cuadro 5-

Cuadro 5. Exportación de Hortalizas y Legumbres Frescas. 2003

Al considerar las Exportaciones 2003 de productos agroalimentarios argentinos de origen vegetal,


las HORTALIZAS Y LEGUMBRES (546.953 tn) representan un 1,1% en Volumen y un 1,5 % en Valor
(178.064U$S).
Durante enero/abril de 2004, las exportaciones de hortalizas frescas y legumbres sumaron 255.326 tn,
por un valor de U$S 95.554.000, con una suba del 0,5% en volumen y del 19% en divisas con respecto
a igual período de 2003.
El complejo hortícola ha tenido una participación de 1.2% en el total de las exportaciones argentinas
en los años 2000-2001 siendo los principales productos exportados Ajo, Cebolla y Poroto.  (Barembaum,
y di Paola)

Ajo
El principal destino de la exportación de este producto es Brasil habiéndose exportado 36.273 tone-
ladas en el año 2002, y más de 20.000 hasta abril de 2003,  demandando principalmente ajo colorado
argentino debido a  su sabor fuerte y a su buena conservación. Le siguen Estados Unidos y la Unión Eu-
ropea, Paraguay y Haití.  El ajo blanco se destina a los mercados Europeos, Canadá y EE.UU. y el principal
comprador de esta variedad es Francia.
Las importaciones de Estados Unidos en el año 1999 se distribuyeron de la siguiente forma: 48% Ar-
gentina, México 36%, Chile 8.4%, España 3.6%  y otros países con   participaciones menores.

TRATADO DE HORTICULTURA | 16 • 527


Las exportaciones argentinas se benefician ofreciendo a Europa en  contraestación. Además a nivel
del MERCOSUR se han incrementado las cantidades exportadas debido a la desaparición del derecho de
importación (según lo pactado en el Tratado de Asunción a partir del 1° de enero de 1995), que gravaba
este producto e incrementaba el precio que debían pagar los consumidores.
Otros proveedores de Brasil, son China (primer productor mundial con el 73% de la producción), le sigue
Argentina con el 1% y España. Las trabas para–arancelarias, acompañadas por la fuerte presencia de ajo
chino y español generan competencia con el producto argentino en el mercado brasileño encontrándose
este último en desventaja. Esta situación provocó una disminución de las exportaciones mendocinas  al
país vecino en los últimos meses de los años 1998-1999.

Cebolla
El segundo producto destacado es la cebolla que representa el 16% del total de las exportaciones
argentinas de hortalizas frescas. La producción de América Latina representa el 9% de la producción
mundial, siendo los países más importantes México, Brasil, Argentina, Colombia y Chile.
En Argentina se cultivan anualmente alrededor de 19.000 has de cebollas, que representan una pro-
ducción de 450.000 toneladas. Esta superficie incluye cebollas de días cortos, intermedios y largos, tanto
destinadas al consumo en fresco como a la industria. Tanto el área sembrada, como los rendimientos
muestran una tendencia creciente, motivada por el aumento de las exportaciones.
Egipto, Estados Unidos, México, Chile, India, Holanda, España, Polonia, Australia y Nueva Zelanda, son
los principales países exportadores de cebolla competidores de Argentina.
Los principales destinos de las exportaciones argentinas son Brasil, Uruguay, Alemania, Holanda, In-
glaterra y, en menor medida, Italia y Francia.
De acuerdo con los datos registrados por el SENASA, la certificación de exportaciones de cebollas tuvo
por principales destinos, durante 2002 a:
 Brasil, 57.477 toneladas por 6.678.000 dólares;
 Bélgica, 6.632 toneladas por 1.269.000 dólares;
 Italia, 2.388 toneladas por 437.000 dólares.
El período óptimo para ingresar con cebolla a Europa abarca desde fin de diciembre hasta principios
de abril. Posteriormente comienza a ingresar la producción del sur de España de cebolla tipo Babosa.
Uruguay es un tradicional comprador de cebolla Argentina. Alrededor de 1000 toneladas anuales.
Los principales puertos de embarque destinados a mercados europeos con: San Antonio Oeste, Bahía
Blanca y Buenos Aires.

Poroto
Prácticamente la totalidad de la producción argentina de poroto se destina a la exportación.
Existen dos mercados y producciones bien distintas. Por un lado el de poroto negro, dirigido prin-
cipalmente a países latinoamericanos y africanos. Por otra parte se encuentra en mercado de poroto
alubia, de alta calidad y valor, destinado a países europeos del Mediterráneo. Argentina es formadora de
precios de poroto alubia a escala mundial y de poroto negro en el contexto del ucúrbit. En esta variedad,
Argentina depende fuertemente del mercado brasileño, que absorbe más de la mitad de los volúmenes
producidos. En 1996, la producción comprendía un 48% de poroto negro y un 43% de alubia; en 1999 el
65% correspondió al poroto negro y el 28% al Alubia, mientras que en el 2001 la producción de poroto
Alubia (46%) superó a la de negro (44%).
Las legumbres en general y el poroto en particular, son escasamente consumidas en Argentina, sólo
0,300 kg/hab/año, mientras que en otros países como Brasil el consumo es de 20,1 kg/hab/año, México
12,6 kg/hab/año, Paraguay 24,3 kg/hab/año y Uruguay 2,3 kg/hab/año. El promedio de consumo “per
cápita” en América latina es de 13,3 kg por habitante año.
El destino principal para el tipo blanco o alubia fue España, Italia y Francia; mientras que para el tipo
negro, Brasil y Venezuela.
TRATADO DE HORTICULTURA | 17 • 527
La calidad del poroto argentino es reconocida por los mercados importadores ya que la producción
tiene cualidades competitivas. En el caso del poroto alubia se destaca: su aspecto exterior, denotado por
su granare, tamaño, forma, color y brillo.
Argentina es el cuarto productor de poroto del continente americano, es el primer exportador del
poroto tipo alubia, y el quinto productor y exportador mundial de poroto negro.
El dinamismo del cultivo está fuertemente relacionado con la evolución de las colocaciones externas.
En la actualidad la caída en la demanda del poroto negro por parte de Brasil afecta a los productores que
no pueden  vender la producción y están buscando nuevos mercados.
Las legumbres figuran entre las que contribuyeron a las grandes caídas en el valor exportado (20%
menos) en el complejo de agroindustria argentina.
En otros cultivos merece atención con registro positivo en la exportación, la frutilla que tuvo un in-
cremento de 261% y legumbres 56%.
En la exportación de productos hortícolas se mencionan como productos frescos o con mínima ela-
boración ajos, frutillas, espárragos, cebollas secas, ajo en polvo, hortalizas congeladas. En los alimentos
elaborados también se pueden mencionar hortalizas preparadas congeladas (principalmente papas pre-
fritas), salsas, preparaciones para salsas y sopas.
La características de estos cultivos es que no sólo son generadores de divisas, sino que son generalmente
intensivos, ya que se pueden lograr en regiones y microregiones en todo el país, en Cuyo, la Patagonia, el
NOA, el NEA y también en la región pampeana y son fuente de empleo y tienen efectos multiplicadores
porque demandan servicios de distinto tipo (insumos, maquinaria, procesado, envasado, elaboración,
certificación, trazabilidad (Scheinkerman de Obschatko, E. 2004).

Los Productos Orgánicos


La superficie con producción agrícola orgánica en 2003 en Argentina representa 215.000 ha
El Mercado Interno incluye a cereales y oleaginosas, aromáticas, hortalizas y legumbres, frutas, produc-
tos industrializados en 2002 son de 1.712 tn. Entre las Cámaras que incluyen estudio y/o certificación de
Productos Orgánicos se mencionan: Movimiento Argentino para la Producción Orgánica (MAPO); Cámara
Argentina de Productores Orgánicos Certificados (CAPOC), Cámara de Certificadoras (CACER).
Entre los nichos del mercado a explorar en un futuro cercano se mencionan la quinua y el amaran-
to.

Las Importaciones Argentinas de Hortalizas frescas


La Argentina posee casi 37 millones de habitantes, con un ingreso per cápita de alrededor de 8.400
U$S anual para el 2001, lo que conforma un mercado mediano, con expectativas crecientes de desarrollo
a partir de la globalización económica y la acelerada modificación de hábitos de consumo y una reciente
mejora del salario real entre diciembre 2002 y marzo de 2003.
La participación de las frutas y hortalizas sobre el total de la canasta alimentaria oscila entre el 15 y el
24 %. Para completar su oferta, y por lo tanto satisfacer la demanda, la Argentina importa normalmente,
unos 10 millones de dólares de hortalizas frescas.
En el año 2002 se registró una marcada caída de las importaciones (tomate, zapallo, cebolla, lenteja,
pimiento, batata, papa, berenjena, choclo, arveja, entre otros) producto de la disminución en el poder de
compra y del incipiente proceso de sustitución de importaciones. La caída se mostró en todos los rubros,
reflejando el impacto de la devaluación y del menor consumo interno.
Los volúmenes de las principales hortalizas importadas, son tomate y zapallo.
Comparando los años 2001 y 2002 más del 75% de las importaciones corresponden a Tomate y Zapallo
en ambos años. En el año 2002 se observa un aumento  en el volumen de cebollas y una disminución en
el resto de las importaciones de hortalizas.(lenteja, pimiento, batata, papa)-

TRATADO DE HORTICULTURA | 18 • 527


Conclusiones
La consolidación del proceso de integración económica del ucúrbit, genera una corriente creciente de
comercio, hacia un mercado de 200 millones de consumidores que constituye la alternativa más inmediata
de expansión para la producción hortícola argentina.
Particularmente en el caso del Poroto Negro el volumen destinado a Brasil ha disminuido pero igual-
mente sigue siendo, aun después de la devaluación, el principal comprador de la Argentina.
En el caso de la cebolla  existen posibilidades de exportar cebollas dulces, blancas y coloradas a EEUU
y Canadá. El problema es que Estados Unidos ofrece dificultades y tiene acuerdos preferenciales con
países de Centroamérica.
Malasia, Arabia Saudita y Japón son mercados potenciales para la cebolla porque su producción re-
sulta insuficiente para sus necesidades. Sin embargo la competencia fuerte es de Oceanía ya que tiene
ventajas por su ubicación.
Con el objetivo de sostener el abastecimiento del mercado en la Unión Europea con porotos de tipo
alubia, expandir las exportaciones hacia el ucúrbit y acceder a nuevos mercados con tipos comerciales
tradicionales y no tradicionales, el INTA desarrolló el Proyecto Regional de Poroto en el NOA. El proyecto
busca el incremento de la productividad y de la calidad en la producción de porotos en el NOA en un
Marco de sostenibilidad ambiental y económica.
La competencia es fuerte y se seguirá acentuando. Argentina no puede asegurarse una competitividad
sostenible basada solo en un tipo de cambio favorable, ya que deben tenerse en cuenta las barreras aran-
celarias y para-arancelarias, cupos a la importación, épocas de comercialización y las alianzas mercantiles
de cada país.
Por ello es importante que se comiencen a realizar controles de calidad que, en general, son escasos,
las hortalizas son cosechadas muy anticipadamente, hay poca cadena de frío y de este manera pueden
llegar de mala calidad a los consumidores. En general no está impuesto un premio a la calidad, aunque
se observa un leve cambio en este sentido, ya que se incrementa la demanda por productos de mayor
calidad. Los productos exportados son más controlados, mejorando a su vez la calidad interna. Los planes
HACCP no son aplicados, tampoco las normas ISO.
Sin embargo, en cebolla, por ejemplo, el primer Sistema de Calidad certificado fue el de la Producción
Integrada. En 35 ha de cebolla se aplicaron las directivas del “Esquema de Protocolo INTA para la Produc-
ción Integrada, Conservación y Empaque de Cebolla”. La producción integrada es la producción de alta
calidad, dando prioridad a métodos ecológicamente más seguros, minimizando los efectos colaterales
no deseados y el uso de agroquímicos, poniendo énfasis en la protección del medio ambiente y la salud
humana. Sus objetivos son:
Obtener productos de alta calidad agregando valor al producto

Normalizar la calidad del producto

Permitir que se mantengan y crezcan las exportaciones

Consolidar una imagen país región positiva respecto a la salud humana y medio ambiente

Preservar los recursos naturales de la región y la salud de sus habitantes mediante la aplicación de

un sistema productivo ecocompatible.
Durante la temporada actual (2003) se certificaron los Sistemas de “Buenas Prácticas Agrícolas” (BPA)
implementadas en 100 ha de cebolla utilizando las Normas Eurepgap (europeas) y de “Buenas Prácticas
de Manufacturas” (BPM) aplicando el Reglamento Técnico del ucúrbit en la planta de empaque. En ambos
casos, Europa fue el destino de la cebolla certificada.
También es importante tener en cuenta que los destinos de las exportaciones hortícolas argentinas han
presentado en los últimos 10 años, dos significativos cambios en su orientación, motivados en situaciones
de índole político-económicas que modificaron sustancialmente el flujo de los embarques.
A principios de la década de los ´90, el grueso de las exportaciones argentinas se orientaba a los países
europeos, tradicionales compradores en contra-estación de los productos frescos nacionales.
TRATADO DE HORTICULTURA | 19 • 527
La experiencia de los bruscos cambios de los destinos de exportación en productos tan perecederos
como las hortalizas, hizo que el sector exportador argentino buscara la apertura y consolidación de nuevos
mercados, para evitar dependencias comerciales y tener mayores perspectivas al momento de decidir la
mejor opción de venta. Una mayor flexibilidad del sector hortícola frente al frutícola para diversificar
su producción sin recurrir a costosísimas inversiones, deja abierta la posibilidad de modificar sobre la
marcha, la planificación de los cultivos de acuerdo a las condiciones de los mercados, incluso dentro de
un mismo ciclo productivo.
Por último debe destacarse la necesaria participación del Estado, promocionando acuerdos comerciales
y sanitarios que faciliten el acceso a nuevos mercados.

8.- REGIONES HORTÍCOLAS ARGENTINAS


La amplia diversidad climática que registra el país a lo largo, ancho y alto de su territorio, motiva que
los cultivos hortícolas puedan obtenerse frescos durante los 365 días del año, como así también dedi-
car importantes stocks para su industrialización y exportación. El mejoramiento de las rutas, medios de
transporte y comunicaciones en las últimas décadas ha permitido que las hortalizas puedan arribar a los
mercados en 24 a 36 horas en camiones aún desde los sitios más alejados, reemplazando en gran parte
al sistema ferroviario, que no se caracterizó en las últimas décadas por su eficiencia.
En casi todas las provincias hay cultivos hortícolas aprovechando ya sea los mercados locales (Horticul-
tura de estación), cercanos al sitio de producción, o enviándolos a los grandes mercados consumidores del
país como son: Capital Federal y alrededores, Rosario, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Chaco y Corrientes,
que a su vez actúan como centros de distribución en su área de influencia.(Cuadro 6)

Cuadro 6.- Estimación de la Producción de Hortalizas


y Legumbres en Argentina. 1994/95

Fuente: S.A.G.y P – DPNT

Basándose en las características de la producción y su localización geográfica, se clasifican las siguientes


Regiones Hortícolas, Zonas y Subzonas. (Gráfico Nº 1).
8.1.- REGIÓN DEL NOROESTE
8.1.1.- ZONA SALTA Y JUJUY
8.1.1.1.- Subzona PRIMICIA
8.1.1.2.- Subzona PRODUCCIÓN DE LEGUMBRES
8.1.1.3.- Subzona PRODUCCIÓN DE ESPECIAS
TRATADO DE HORTICULTURA | 20 • 527
8.1.1.4.- Subzona PRODUCCIÓN DE ESTACIÓN
8.1.2.- ZONA TUCUMÁN
8.1.2.1.- Subzona PRIMICIA
8.1.2.2.- Subzona LLANURA DEL ESTE
8.1.2.3.- Subzona VALLES
8.1.2.4.- Subzona DE ESTACIÓN
8.1.3.- ZONA SANTIAGO DEL ESTERO
La producción en la Región Noroeste posee las siguientes características:

8.1.1.- Zona Salta y Jujuy


En estas provincias y abarcando diversidad de climas y altimetría, se producen cultivos de primicia,
leguminosas para grano seco, especias, y cultivos de estación. Por lo tanto se detallan las siguientes
subzonas:

8.1.1.1.- Subzona de Primicia o Temprana.


Abarca el Noroeste y Centro-Sud de Salta, y Sudeste de Jujuy. Corresponde fitogeográficamente a la
Selva Tucumano-Boliviana. Presenta Clima Subtropical con temperaturas medias anuales de 15º C a 23º C
registrándose normalmente escasas heladas suaves (-1 a -2º C) de corta duración, y bolsones territoriales
protegidos donde normalmente no se registran heladas. Temperaturas máximas absolutas de 45º C y mí-
nimas absolutas de -4º C. Precipitaciones variando entre 500 a 1400 mm anuales entre Octubre y Abril,
con mayor porcentaje entre Noviembre y Febrero. Dado que los cultivos son realizados para la obtención
de primicias, con cosecha entre Mayo a Septiembre, requieren riego para su desarrollo. En esta subzona
se encuentran las localidades ubicadas en el ramal ucúrb – Orán, entre otras: Yuto, Fraile Pintado, Ca-
lilegua, Urundel, Sauzalito, Pichanal, Orán, Santa Rosa y San Agustín, en las provincias de Jujuy y Salta.
Se cultivan principalmente: tomate, pimiento, zapallito, papa, berenjena, frutilla, arveja para consumo
en fresco, poroto chaucha, etc. Esta subzona se ha desarrollado intensamente en los últimos 20 años
incorporando moderna tecnología para la obtención de primicias, en base a: cultivares híbridos, carpas
plásticas, mejor uso del riego por goteo y fertirriego. En general los productores cuentan con superficies
grandes bajo cultivo (30 a 200 has).

8.1.1.2.- Subzona productora de Legumbres para grano seco.


Ubicada al Sud y Este de Salta y Jujuy. Cultivan leguminosas como: poroto para grano seco, gar-
banzo, arveja y soja. Temperatura media de 18 a 23 º C, máximas absolutas de 43º C, mínimas de -7º C;
fuertes heladas y precipitaciones estivales de 500 a 700 mm. Se cultiva el garbanzo en Otoño, Invierno
y Primavera con riego en las localidades de El Galpón, Quebrachal y poroto en Rosario de la Frontera y
Metán durante el verano y otoño, constituyendo el área más importante del país para estas especies (Ver
Estadísticas respectivas).

8.1.1.3.- Subzona productora de Especias.


Ubicada al Sudoeste de Salta y en los Valles de Lerma y Valle Calchaquí (Santa María y Catamarca). Esta
subzona produce pimiento para la elaboración de pimentón, cebolla, ajo. Región de escasas precipitacio-
nes: 200 a 300 mm y heladas intensas (Altos Valles). Máxima absoluta de – 12º C. El cultivo se realiza en
primavera y verano con riego. El cultivo de ajo se efectúa en el período otoño-inverno-primaveral.

8.1.1.3.- Subzona productora de Hortalizas de estación


En distintas localidades de las provincias de Salta y Jujuy, se producen diferentes hortalizas para
abastecimiento local, en diferentes épocas del año. Se destacan localidades ubicadas en la Quebrada de
Jujuy, con producción de verano, con riego. Además, localidades en Salta, cercanas a la Capital y Jujuy,
producen: lechuga, apio, repollo, rabanito, etc. Para abastecimiento de las principales poblaciones de
Salta y Jujuy.

8.1.2.- Zona Tucumán.


Por su importancia para la provincia, se detalla en párrafo aparte.

TRATADO DE HORTICULTURA | 21 • 527


8.1.3.- Zona Santiago del Estero.
Está Ubicada fitogeográficamente en el Parque Chaqueño. Presenta temperaturas máximas absolutas
de 44 a 48º C y mínimas de -3 a -10º C. Temperaturas medias anuales entre 15 y 24º C. Las precipitaciones
varían entre 300 y 600 mm anuales por lo cual se requiere riego provisto por el sistema del Río Dulce.
Suelos medianamente arcillosos con tendencia a salinizarse, lo que ha provocado el abandono de áreas
regadas. Los cultivos hortícolas se destinan a consumo fresco: zapallo, melón, sandía, lechuga (envíos en
Mayo-Julio al Litoral), zanahoria, cebolla tipo Valencianita; o mercado fresco y/o industria como en el
caso del tomate tipo perita y maíz dulce para industria del enlatado; poroto seco al Oeste de la Provin-
cia (sin riego). Dado el tamaño de las explotaciones, la mecanización y tecnificación en esta región, ha
avanzado considerablemente.

8.2.- REGIÓN NORESTE


8.2.1.- Zona que comprende el Este de Formosa,
Centro y Este de Chaco, Norte y Oeste de Santa Fe
Corresponde a la región fitogeográfica del Parque Chaqueño, con temperaturas medias anuales de
16 a 24º C, con máximas de 46º C y mínimas absolutas de -6º C. Con heladas a partir de Mayo y hasta
Septiembre. Lluvias entre 700 y 1000 mm anuales que ocurren predominantemente en primavera, verano
y otoño. Suelos llanos. Se cultivan: zapallo, batata, mandioca, ananá, tomate, cebolla, ajo y otras especies
que abastecen principalmente la región

8.2.2.- Zona que comprende el Sud y el Este de Misiones,


Centro y Este de Corrientes, Entre Ríos
Corresponde a la región fitogeográfica del Parque Mesopotámico, con temperaturas máximas abso-
lutas de 40 a 45º C y mínimas de -2 a -3º C, es decir con escasa frecuencia de heladas, lo que permite la
obtención de primicias en época primaveral. La temperatura media anual es de 17 a 25º C. Las precipi-
taciones son abundantes, de 900 a 1400 mm que se reparten durante todo el año. Los suelos tienen una
fisiografía variable: ondulados y depresivos, especialmente en Misiones, donde aparece tierra roja y suelos
lateríticos. Dado que en las cercanías del Paraná se registran escasas heladas, se concentran los cultivos
de primicia (tomate, pimiento, berenjena, poroto chaucha, etc.) en plena competencia con los produci-
dos en Tucumán. También aprovechando los tendederos del secado del tabaco criollo, se ha registrado
la aparición de carpas plásticas especialmente tipo diente de sierra donde dichos cultivos se desarrollan
con éxito. Son importantes también los cultivos de frutilla con alta tecnología (túneles de plástico, riego
por aspersión, riego por goteo y fertirriego, etc.); otras especies hortícolas.

8.3.- REGIÓN LITORAL


8.3.1.- Al Sur de la anterior, se encuentra la zona ubicada fitogeográficamente en la Estepa Pampeana,
o sea al Sud de Santa Fe y Norte de la Pcia de Buenos Aires, a lo largo del Río Paraná. Con temperaturas
medias anuales de 12 a 20º C, máximas absolutas entre 40 y 47º C y mínimas absolutas entre -5 y -9º
C. Heladas que se registran a partir de Abril y hasta Septiembre. Precipitaciones de 800 a 1200 mm que
se registran principalmente en primavera y otoño. Suelos arenosos, permeables y de buena fertilidad.
Principales cultivos: batata para mercado fresco e industria, tomate y pimiento semitemprano, papa de
cosecha semitemprana y tardía, arveja para consumo fresco e industria, lenteja, cultivos de hoja, zapa-
llito de tronco. Esta producción abastece a una región bastamente poblada y a los principales mercados
consumidores del país, desde fines de primavera.

8.4.- REGIÓN CENTRAL DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES


Es la región que está ubicada en un perímetro de 200 km. Circundando a la Capital Federal, alrede-
dores de La Plata, Florencio Varela, ubicada fitogeográficamente en la Estepa Pampeana. Precipitaciones
anuales de 700 a 900 mm, distribuidos en los diferentes meses del año, con temperaturas medias anuales
de 15 a 18º C. Se cultiva un variado número de especies que abastecen principalmente al conglomerado
de la Capital Federal en los diferentes meses del año. Suelos fértiles y utilizando sistemas de regadío me-
diante perforaciones. Se cultivan: tomate, pimiento, berenjena, hortalizas de hoja, alcauciles, espárragos,
endibias, hongos cultivados, etc.

TRATADO DE HORTICULTURA | 22 • 527


8.5.- REGIÓN SUD DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Esta región abarca el Sudeste y Sud de la Provincia de Buenos Aires, ubicada fitogeográficamente en
la Estepa Pampeana, con temperaturas medias de 12 a 15º C, heladas intensas de -10º C, desde Mayo a
Septiembre, con precipitaciones de 800 a 900 mm anuales distribuidos a lo largo del año. Es una de las
zonas más importantes por ser el centro de producción de papa semitardía, con centro en las localidades
de Balcarce, Necochea, Tandil, Mar del Plata, etc. Con 48000 ha que constituyen casi el 75% del total del
país. Allí se encuentran también los establecimientos que industrializan este tubérculo. Además se loca-
lizan en esta zona cultivos de lechuga y otras de hoja; zanahoria. Más al Sud, se encuentran importantes
cultivos de cebolla, papa semilla, y ajo en el área de riego del Río Colorado, con centro en la localidad de
Médanos; Hilario Ascasubi, Pedro Luro, etc.

8.6.- REGIÓN CENTRAL


Abarca el Centro y Oeste de la provincia de Córdoba y Noroeste de San Luis. Ubicada fitogeográfica-
mente en el Parque Chaqueño. Temperaturas medias anuales de 15 a 23 º C, máximas absolutas de 45º C
y mínimas de -11º C y con heladas tempranas a partir de mediados de Abril y tardías hasta mediados de
Septiembre. Precipitaciones anuales de 600 mm ocurriendo principalmente desde mediados de octubre
hasta mediados de Mayo. Suelos variados y medianamente fértiles, encontrándose salitre en ciertos man-
chones. Hay fuerte erosión eólica. Importante por los cultivos que se realizan en Córdoba, en los alrede-
dores de la Capital, Cruz del Eje, Villa Dolores, predominando una horticultura intensiva que comprende:
papa, batata, ajo, cebolla, hortalizas de hoja, Cucurbitáceas, garbanzo. Para el abastecimiento nacional
son menos importantes las zonas hortícolas de San Luis.

8.7.- REGIÓN ANDINA


Abarca los Valles de Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza. Ubicada fitogeográficamente en el
Monte occidental. Se encuentran diferencias marcadas en dichas provincias, siendo las más importantes las
producciones hortícolas ubicadas en San Juan y Mendoza. Las temperaturas medias anuales varían entre
10 y 20º C y se registran temperaturas mínimas absolutas de -15 y -6º C, con heladas tempranas a partir
de mediados de marzo y tardías hasta mediados de octubre. Dado que las precipitaciones no superan los
250 mm anuales, los cultivos se realizan únicamente con riego. Suelos arenosos, variada fertilidad, con
presencia de manchones salados. En esta amplia región andina, se encuentran las siguientes zonas:

8.7.1.- ZONA TEMPRANA


Abarca el Centro-este y Noroeste de la Pcia de Catamarca (Andalgalá, Ambato, San Fernando del Valle,
Las Estancias), y Centro-norte de la pcia de La Rioja (Aimogasta, Chilecito, La Rioja). En los valles con
riego se cultiva: pimiento para pimentón, tomate para consumo fresco, siendo muy importante el centro
productor de papa para consumo y semilla en Las Estancias (1700 ha). Además se producen hortalizas
para consumo fresco en los distintos valles serranos para abastecimiento local (Los Altos en el límite con
Tucumán). Las condiciones ecológicas de escasas lluvias y baja humedad ambiente permiten además el
cultivo de hortalizas para semilla y especies condimenticias y aromáticas, perejil y espinaca para deshi-
dratado (San Fernando del Valle de Catamarca).

8.7.2.- ZONA INTERMEDIA


Abarca el Centro y Sud de San Juan y Centro, Norte y Este de Mendoza.
Los cultivos se sitúan principalmente en valles bajos cercanos a las capitales de ambas provincias (Já-
chal, Caucete, Aberastañi, en la pcia de San Juan, y Lavalle, Junín, Las Heras Godoy Cruz y Guaymallén,
en la pcia de Mendoza). Los cultivos predominantes son: pimiento, cebolla, ajo, tomate, melón, arveja,
alcayota (cayote) y una amplia gama de hortalizas destinadas a la industria del deshidratado, encurtido
y envasado al natural.
Alta tecnología en el uso del riego, permite buenos rendimientos en: apio, alcaucil, espárragos, sandía,
zapallos, papa semitemprana, poroto pallar.
En esta zona se destacan núcleos importantes de cultivo de cebolla (Pocito, Jáchal y Caucete en la
Pcia. de San Juan), y es notable la calidad de la papa cosechada en esta zona.

TRATADO DE HORTICULTURA | 23 • 527


8.7.2.- ZONA TARDÍA
Comprende el Oeste de San Juan (Rodeo, Iglesias, Calingasta), Oeste y Sudeste de Mendoza (Luján,
San Carlos, Tunuyán, Tupungato, San Rafael), abarcando grandes extensiones de la Pcia. de Mendoza.
Se desarrollan cultivos extensivos de tomate, pimiento, arveja para industria, papa semitardía, cebolla,
zapallo, melón. Es importante la producción de ajo para consumo nacional y exportación, poroto chaucha
balina para consumo en Buenos Aires, zanahoria, espinaca para deshidratado. Se destaca la alta tecno-
logía utilizada en esta zona especialmente en la mecanización de siembra y cosecha, como asimismo en
el uso de fertilizantes y manejo del riego, control de plagas y enfermedades y desarrollo de las industrias
utilizando la amplia gama de las hortalizas factibles de producir.
Se ubica en esta zona la producción de semillas hortícolas de origen sexual y asexual: lechuga, en el
Valle de Iglesias; cebolla, en La Consulta; y papa-semilla en Malargue, Pcia de Mendoza.

8.8.- REGIÓN DE LA PAMPA Y RIÓ NEGRO


Comprende el Norte y Este de La Pampa y Norte de Río Negro.

8.8.1.- Zona de La Pampa


Ubicada fitigeográficamente en la denominada Estepa Pampeana, con temperaturas medias anuales de
12 y 20º C. Máximas absolutas de 40 y 45º C y mínimas absolutas de -12 y -6º C con heladas tempranas
desde fines de Marzo y tardías hasta fines de Septiembre. Precipitaciones medias de 600 a 700 mm anuales
que se registran principalmente en primavera y otoño. Suelos sueltos, arenosos, expuestos a la erosión
eólica. Esta zona es de escasa importancia en el panorama nacional de la horticultura y principalmente
produce para el abastecimiento local, siendo los cultivos más importantes: zapallo, papa, cebolla, ajo y
hortalizas de hoja.

8.8.2.- Zona RIONEGRENSE


Ubicada al Norte de la Pcia. de Río Negro y el Sudoeste de la Pampa (Colonia 25 de Mayo). Firogeo-
gráficamente está incluida en el Monte Occidental, con temperaturas medias anuales entre 10 y 20º C,
con máximas absolutas entre 35 y 40º C y mínimas absolutas que llegan a -15º C. Se registran heladas
tempranas a partir de mediados de Marzo y tardías hasta mediados a fines de Noviembre, por lo cual el
período libre de heladas es muy corto. La precipitación anual varía entre 150 y 250 mm y ocurre durante
verano y otoño, por lo cual los cultivos requieren indispensablemente contar con riego. Este se deriva del
Río Negro que en su valle superior (Chico, Saltos, Cipolleti, Villa Regia, Choele Choel) e Inferior (Viedma),
se cultivan: tomate, y pimiento destinados para industria y fresco, papa semitardía, además ajo, zanahoria,
hortalizas de hoja, zapallito, etc. La papa, tomate y ajo, por su volumen de producción mayor, se envían
a mercados consumidores fuera de la región

8.9.- REGIÓN PATAGONICA


Comprende centros pequeños y aislados ubicados al Sud de Río Negro, donde se encuentran Junín y
San Martín de los Andes (Neuquén), Bariloche, El Bobar y Valcheta (Río Negro), Esquel, Trelew (Chubut) y
Cañada León (Santa Cruz). Ubicados en su mayor parte fitogeográficamente en la Estepa Patagónica, salvo
una parte de Río Negro ubicada en la región del Monte Occidental, se caracterizan por bajas temperatu-
ras, que reducen al mínimo los ciclos de vegetación. Temperatura media anual de 8 a 14º C, con máximas
absolutas de 30 a 35º C y mínimas absolutas que van de -10 a -30º C, con heladas tempranas a partir de
Marzo y tardías hasta noviembre, por lo cual el período para cultivos hortícolas es corto. Precipitaciones
entre 150 y 300 mm anuales que ocurren en el verano. Se registran fuertes vientos que producen erosión
eólica. Este panorama cambia en la zona de los Bosques Subantárticos con temperaturas medias anuales
entre 6 y 12º C, con lluvias anuales de 700 a 1500 mm. Toda esta región es de escasa importancia en el
panorama hortícola nacional produciendo sólo algunas hortalizas para el abastecimiento local. Entre
ellas se citan: papa, poroto seco, hortalizas de hoja, cebolla, zanahoria, remolacha, arveja, etc. Dadas las
características de algunos microclimas, se han registrado en algunas especies altos rendimientos, debido
a la amplitud fotoperiódica que se registra en el verano. En años más recientes ha adquirido importancia
la producción de plantas de viveros de frutilla en Neuquén, Sur del paralelo 42 (Esquel, Trebelín, Los An-
tiguos, Perito Moreno, etc.); frutilla para fruta en cultivo plurianual (hasta 4 años dura el ciclo) en San
Martín de los Andes (Neuquén), El Bolsón (Río Negro).
TRATADO DE HORTICULTURA | 24 • 527
9.- HORTICULTURA EN LA PCIA. DE TUCUMÁN
En el Cuadro 7 se expresa la situación de la Horticultura de Tucumán en relación a otros cultivos-

Fuente: S.E.A.G.

8.- CULTIVOS HORTÍCOLAS EN LA PCIA. DE TUCUMÁN – Ciclo 1991/92

Fuente: S.E.A.G.

9.3.- PANORAMA HORTÍCOLA DE LA PCIA. DE TUCUMÁN


La Pcia. de Tucumán ofrece en sus 22547 km.2 una variedad de suelos y condiciones climáticas (preci-
pitaciones y temperaturas), lo que ha posibilitado el desarrollo de una amplia gama de cultivos hortícolas
en su territorio, por lo cual puede contar con hortalizas frescas durante casi todo el año.
En la provincia de Tucumán actualmente se cultivan un total de 450.000 has, de las cuales 40.000 has
están dedicadas a las hortalizas, distribuidas en 5 regiones hortícolas, (Gráfico No 1), que a continuación
se detallan

9.3.1.- ZONA SUBTROPICAL


Se extiende desde la ciudad Alberdi al Sud, hasta aproximadamente Tafí Viejo al Norte, en su largo mayor;
y desde las primeras estribaciones del Aconquija hasta casi 5 km. Al Este de la Ruta 38 en su ancho.
Se caracteriza por escasas heladas, con precipitaciones que oscilan entre 800 a 1200 mm, registradas
entre Octubre a Abril. Suelos de buena textura y fertilidad, profundos, con problemas de pendientes en
algunas zonas. Se cultivan hortalizas de primicia durante el período otoño-inverno-primaveral, con co-
secha hasta fines de Noviembre, con destino a los mercados importantes del país, es decir que además de
proveer a las necesidades locales de hortalizas, se envía a centros relevantes de consumo aprovechando
los precios que se registran durante los meses de Septiembre a mediados de Diciembre; y de Junio a
Septiembre en el caso de la frutilla.
Se cultiva especialmente papa temprana, tomate, pimiento, poroto chaucha, zapallito redondo del
tronco, berenjena, etc. Cabe destacar aquí la protección especial que se realiza para tomate y pimiento
en base a “bordos tucumanos”, protegidos con cañas y paja, cartón, o plástico que protegen a las plantas,
TRATADO DE HORTICULTURA | 25 • 527
contra heladas de hasta -3º C. Se utiliza riego por surco y por aspersión contando con buena provisión
de agua proveniente de los ríos del sistema hidrográfico de la pcia.
En los últimos 11 años se incorporó la producción hortícola intensiva bajo Invernaderos fríos, con el
uso de riego por goteo y fertirriego, y de material vegetal híbrido en los cultivos de pimiento, melón,
tomate, pepino, principalmente.
Cerca de la Capital se realizan cultivos de arveja y lechuga que se envían a otros mercados y al mer-
cado local durante los meses de Junio, Julio y Agosto. Es de señalar para esta zona el cultivo de la frutilla
que ocupa actualmente una superficie de 350 ha; su cosecha para mercado fresco, de primicia y/o para
exportación como fruta congelada entera, cubeteada o fileteada se extiende desde fines de Mayo a a
Noviembre. Esta actividad tiene una demanda promedio de plantines de 20.000.000. La necesidad de mano
de obra es de 150.000 jornales. Se ha incrementado la exportación de frutilla como fruta congelada.
En los alrededores de la Capital y como sucede en los grandes núcleos urbanos del país se ubican cul-
tivos de hortalizas de hojas, tales como: repollo, coliflor, apio, lechuga, cebolla de verdeo, acelga, hinojo,
perejil; hortalizas de raíz como: remolacha, zanahoria, rabanito. Si bien dichas hortalizas no ocupan
demasiadas has. tienen su importancia por abastecer las necesidades de la población no sólo local, sino
su producción es adquirida por provincias vecinas.

9.3.2. ZONA DE LAS SERRANÍAS DE SAN JAVIER Y RACO


Ubicada al oeste de la anterior y lindando con ella, están los valles de San Javier y Raco donde por su
clima fresco, se cultivan hortalizas de hojas en especial lechuga y también de raíz como zanahoria, en
especial en primavera y verano, para abastecimiento del mercado local. Esta zona es de reducida extensión
con problemas de pendientes pronunciadas y de erosión en incremento con riego muy reducido.

9.3.3.- ZONA DE LA LLANURA


Ubicada al este de las anteriores se extiende la gran llanura que limita en su parte oriental con la Pcia
de Santiago del Estero, caracterizada por heladas intensas (-3 a -7º C) con precipitaciones que van dismi-
nuyendo progresivamente desde los 800 mm en su límite oeste hasta 400 mm en el límite con Santiago
del Estero. Presenta gran variación de suelos, ya que diversos sectores de los Depto Leales, Monteros y
Graneros se registran napas freáticas elevadas, alta salinidad, lo que los hace inapropiados para cultivos
hortícolas. En forma dispersa se encuentran cultivos de batata, zapallo, sandía, melón maíz para choclo,
cebolla, ajo, para consumo local y provincias vecinas. Estos cultivos se realizan durante el verano y otoño,
contando con escaso riego. Debe destacarse en esta zona los cultivos de poroto para grano seco, batata,
zapallo y maíz dulce, por la superficie que abarcan.

9.3.4.- ZONA DEL VALLE DE TRANCAS


Ubicada al norte de la Pcia. con escasas precipitaciones (300 a 400 mm) de heladas intensas (-5 a -8º
C), suelos fértiles, pero poco profundos, mediana cantidad de materia orgánica, buen drenaje, los cultivos
se practican exclusivamente en base a riego. Tradicionalmente se cultivan las siguientes hortalizas para
semilla: arveja, ajo. Lechuga, zapallito, poroto grano seco. También se cultiva tomate, pimiento, zana-
horia, papa, cuyas cosechas se realizan a partir de enero para abastecimiento local, salvo los destinados
a semilla que se comercializan en todo el país. Por sus características ecológicas esta zona es apta para
producción de semillas de distintas especies, en especial arveja, poroto, lechuga, tomate, pimiento, haba,
cebolla, ajo y otras especies menores.

9.3.5.- ZONA DE LOS ALTOS VALLES DE TAFI, AMAICHA Y OTROS


Ubicada en la región oeste de la Pcia., estos valles diferentes en sus condiciones de suelo y clima pro-
ducen hortalizas en la época estival. El valle más importante es Tafí del Valle, ubicado a los 2000 m.s.n.m.,
con precipitaciones entre 500 a 600 mm, suelos fértiles pero con problemas de pendientes pronunciadas,
por lo cual requiere extremos cuidados en el manejo agrícola; cuenta con riego presurizado utilizado por
surco y por aspersión, con temperaturas estivales frescas apropiadas para diferentes especies, en especial
papa, lo que ha permitido constituirse a partir de 1975 en la 2da zona productora de semilla de papa en
el país, contando actualmente con 350 ha, dedicadas a este cultivo, cambiando así en forma relevante la
economía agrícola de esta zona. Además se producen lechuga, zanahoria, poroto pallar, arveja, frutilla
TRATADO DE HORTICULTURA | 26 • 527
para producción de fruta desde noviembre a Junio en cultivo bianual; plantines de frutilla para producción
de fruta otoño-primeveral en el Pedemonte tucumano.
Se efectúa en Tafí del Valle rotación programada, con papa, avena, alfalfa, lechuga, frutilla; etc.
Otros valles de esta zona son los de Amaicha del Valle y Colalao del Valle, con problemas de agua
de riego, ya que las precipitaciones son escasas (100 a 200 mm). Por su condición ecológica pueden ser
destinados a la producción de semilla y de especies aromáticas. Actualmente se produce pimiento para
pimentón, tomate, ajo. De incrementarse el agua de riego, son zonas con aptitud para cultivos hortícolas
en época estival, ya que en invierno las temperaturas descienden hasta -10º C.
En la Provincia de Tucumán se destaca la producción de poroto para grano seco en superficie que sufre
oscilaciones motivadas por los precios de porotos negros y colorados, además del poroto alubia blanco
con destino a la exportación en un 90%; asimismo dicha producción está sujeta en los últimos años a una
importante disminución por la tendencia a ser desplazado por el cultivo de la soja, que presenta mayor
demanda mundial.
La producción de papa temprana de Tucumán tiene importancia a escala nacional. Con una producción
de más de 6.000 has. se localiza en el Pedemonte Tucumano.
La frutilla tiende a incrementar el área bajo cultivo a 650ha con elevado nivel tecnológico tanto en
campo como alta calidad en poscosecha, por mejoras en el cambio monetario y por mayor demanda desde
mercados internos y externos.

10.- CENTRO DE ORIGEN DE LAS ESPECIES HORTÍCOLAS


Poco se sabía hasta mediados de 1850 del origen de las especies más importantes para el hombre.
De Candolle en su libro “Origen de las especies cultivadas” (1886), intenta dar luz sobre este impor-
tante tema.
Posteriormente Nicolai Vavílov, botánico ruso, en 1932, establece los centros de origen de muchas
especies económicas cultivadas y en 1951, afirma aún más, los conceptos sobre los centros geográficos
en base a un “método fitogeográfico diferencial tomando en cuenta variedades básicas, abundancia de
especies y variedades silvestres, caracteres dominantes, etc. Además de estudios arqueológicos, históricos
y lingüísticos. Confirma así sus 8 centros de origen primarios, con subcentros secundarios.
Zhukovsky, P., también botánico ruso y discípulo de Vavílov, en 1971 y 1975, confirma las ideas de
éste, y establece 12 Genocentros o Megacentros y además Microcentros.
Para entender el origen y evolución de los cultivos es importante considerar el desarrollo de la agri-
cultura y los procesos inherentes, desde que el hombre pasa a vida sedentaria. Debe tenerse en cuenta
que la existencia del hombre sobre la tierra se estima en 2 millones de años, y vivía complementando con
plantas a su alcance, lo que cazaba y pescaba, por lo cual era nómade o ucúrbita. Sólo hace 10000 años
que el hombre primitivo se inició en el cultivo de plantas útiles. El asentamiento en áreas con diversidad
de plantas alimenticias y abundancia de animales para cazar, le permitió al hombre de aquella época un
tiempo libre para pensar en cómo sembrar y cultivar con herramientas primitivas las especies útiles. La
utilización del fuego para despejar el suelo o desmontar, fue una herramienta utilizada en la iniciación de la
agricultura en parcelas pequeñas, fue la cuna de la agricultura primitiva, ya que reunía los requerimientos
de tener: área montañosa en los subtrópicos, estación seca y húmeda bien marcadas, para una agricultura
basada en el uso de semilla botánica. En cambio para la agricultura basada en propagación vegetativa, se
requerían Trópicos húmedos y tierras bajas semitropicales como se encuentran en América, S.E. de Asia y
África. ucúr designó al Norte de Sudamérica y Centroamérica como una región muy importante y centro
de una agricultura que comienza 2000 a 3000 años después que el hombre iniciara la domesticación de
las plantas útiles en el viejo mundo. La emigración del hombre desde el N.E. de Asia a Sudamérica a través
de Norteamérica fue el comienzo de la introducción de especies con toda su secuencia.

Se traduce la domesticación de especies en:


 Aumento de tamaño de semillas
 Disminución de su número.
TRATADO DE HORTICULTURA | 27 • 527
 Dispersión reducida debido a la pérdida de dehiscencia
 Pérdida del carácter de dormición
 Cutículas menos duras.
Hay también concentración de madurez o precocidad, como así también respuesta diferente a los
requerimientos de temperatura y fotoperíodos. También hay cambios notables en la forma, tamaño y
composición química de las especies, especialmente en las coles, acelga, remolacha, papa, batata, etc. El
cambio de formas silvestres a domesticadas se debió seguramente a una selección natural, de grandes
poblaciones ucúrbitaos, cosechando semillas de las plantas con características útiles y por recombinaciones
naturales y mutaciones se obtuvieron a través de miles de años formas útiles para la especie humana. Es
importante el conocimiento de los genocentros para la búsqueda de genes útiles de resistencia a plagas,
enfermedades, sequía, exceso de humedad, organografía para determinados fines, composición química,
etc.
Expediciones procedentes de distintos países europeos entre ellos Inglaterra, Holanda, Rusia, EE.UU.
coleccionaron distintas formas silvestres para ser utilizadas en programas de cruzamientos. Entre ellas
mencionamos las primeras expediciones realizadas en la década del 30 por botánicos rusos a la región
andina en búsqueda de especies silvestres e indígenas de papa. Posteriormente, y a partir de 1950 se
sucedieron expediciones botánicas a diferentes regiones de América para rescatar especies hortícolas
silvestres y autóctonas comestibles que se iban perdiendo a medida que dichas áreas se iban dedicando
a la agricultura comercial, ej.: papa, batata, poroto, maíz, etc.
Actualmente con la intervención de la F.A.O. se han creado centros internacionales en distintas partes
del mundo, donde existen colecciones muy completas para uso fitotécnico y a disposición de las distintas
estaciones experimentales de los países, tales como: C.I.P.(Centro Internacional de la Papa), ubicado en
Lima, Perú; el C.I.A.T. (Centro Internacional de Agricultura Tropical) ubicado en Colombia, donde existen
valiosos especimenes de papa, batata, poroto, arveja, etc. Estas entidades organizan expediciones botá-
nicas para coleccionar especies de distintas partes del mundo, lo que ha permitido establecer Bancos de
Germoplasma en distintos países del mundo.
Los 8 Genocentros y Subcentros, y las especies hortícolas más importantes, propuestos por Vavílov y
Zhukovsky son:

 Centro Chino:
Montañas y llanuras de China Central y Occidental: Soja (Glicine max), Ñame chino (Dioscorea batatas),
Rabanito (Raphanus sativus), Repollo chino (Brassica ucúrbita), Cebollas (Allium chinense y A. fistulosum),
Pepino (Cucumis sativus).

 Centro Indio-Malayo:
a.- Burma: Poroto mungo(Phaseolus aureus), Caupí (Vigna sinensis), Berenjena (Solanum melongena),
Taro (Colocasia esculenta), Pepino (Cucumis sativus), Ñame (Dioscorea alata).
b.- Indochino- Malasio: Comprende la región indochina y archipiélago Malayo: Banana (Musa para-
disíaca), quienes consumen hortaliza mediante fritado.

 Centro de Asia Central y N.O. de India y Afganistán:


Arveja (Pisum sativum), Haba (Vicia faba), Poroto mungo, Mostaza (Brassica juncea), Cebolla
(Allium cepa), Ajo (Allium sativum), Espinaca (Spinacea oleracea), Zanahoria (Daucus carota), Lenteja
(granos chicos; Garbanzos (granos chicos).

 Centro Cercano Oriente –Asia Menor- Irán y Turquía


Lenteja (Lens esculenta) (granos grandes), Garbanzo (granos chicos), (Cicer arietinum), Melón (Cucumis
melo), Pepino (Centro secundario), Zanahoria (Centro secundario), Remolacha (Beta vulgaris), Repollo
(Brassica sp.).

TRATADO DE HORTICULTURA | 28 • 527


 Centro Mediterráneo
Incluye las costas del Mar Mediterráneo. Arveja, Lenteja (granos grandes), Remolacha, Repollo, Nabo,
Lechuga, Apio, Achicoria, Ruibarbo, Cebolla, Perejil.

 Centro Etiope:
Abarca Etiopía y Somalia: Caupí, Okra (Hibiscus esculentus), Berro de tierra (Lepidium sativum), Cha-
lota.

 Centro América Central y Sudamérica:


Maíz (Zea mays), Poroto (Phaseolus vulgaris), Poroto manteca (Ph. Lunatus), Poroto pallar, Poroto te-
parí, Chayote (Sechium edule), Batata (Ipomoea batatas), Zapallos (ucúrbita pepo, C. moschata, C. mixta),
Pimiento (Capsicum annuum).

 Centro Sudamericano:
Presenta 3 Subcentros:
a.- Perú-Ecuador-Bolivia: Papa andígena (Solanum andigenum), Papa blanca (Solanum tuberosum) de
24 cromosomas, Maíz amiláceo (Zea mays amylacea), Poroto manteca (Centro secundario), Poroto común
(Centro secundario), Pepino dulce (Solanum muricatum), Tomate (Lycopersicon esculentum), Zapallo
(ucúrbita máxima), Pimiento (Capsicum spp.).
b.- Isla de Chiloé y Costa de Chile: Papa (Solanum tuberosum) de 48 cromosomas
c.- Brasil y Paraguay: Cassava o mandioca (Manihot esculenta)
Zhukovsky agrega como centro también a Estados Unidos donde localiza al Topinambur y la Frutilla
(Fragaria virginiana).
Se remarca la importancia de conocer el Centro de Origen de las especies americanas ya que cons-
tituyen una fuente de alimentación vital, como son: papa, batata, poroto, maíz, etc. Su introducción al
resto del mundo se produjo después de 1492 y fue la base de una diversificación alimenticia mundial
muy importante.
A continuación se expresan los principale países productores de hortalizas

TRATADO DE HORTICULTURA | 29 • 527


Cuadro 3.- PRINCIPALES PAISES PRODUCTORES DE HORTALIZAS

FUENTE: FAO QBS Vol 6 Nº4.- 1999

TRATADO DE HORTICULTURA | 30 • 527


Bibliografía
Alimentos funcionales. Los guardianes de la Salud. Investigación. Rev. Nueva. 2004. Pp.20-23.
Anuario del Campo Argentino.2004/2005. La Nación. Año 1, Número 1. 298pp.
Blanco, E. 2004. Educación Alimentaria. Nutrición. En: Rev. ASUNT Año I Nº2. Julio 2004. P.18.
Barembaum, M. y di Paola, M.M. 2002-2003 – Apuntes Agroeconómicos. Facultad de Agronomía – Universidad de
Buenos Aires. Año 1(2):15pp.
Campo abierto. Año 4 Nº 25. 8pp.
FAO. Anuario de Estadística.
Ploper, J. 1998. Introducción a la Horticultura. Multicopia. FAZ. UNT.
Scheinkerman de Obschatko, E. En: Anuario del Campo Argentino. 2004/2005. La Nación. Año 1, Número 1. p.78.

Bibliografía de Introducción a la Horticultura.


Alimentos funcionales. Los guardianes de la Salud. Investigación. Rev. Nueva. 2004. Pp.20-23.
Anuario del Campo Argentino.2004/2005. La Nación. Año 1, Número 1. 298pp.
Blanco, E. 2004. Educación Alimentaria. Nutrición. En: Rev. ASUNT Año I Nº2. Julio 2004. P.18.
Barembaum, M. y di Paola, M.M. 2002-2003 – Apuntes Agroeconómicos. Facultad de Agronomía – Universidad de
Buenos Aires. Año 1(2):15pp. http://www.agro.uba.ar/apuntes/no_2/hortalizas.htm.
Campo abierto. Año 4 Nº 25. 8pp.
FAO. Anuario de Estadística.
Población mundial. 2008.
http://www.cricyt.edu.ar/enciclopedia/terminos/PoblacMund.htm
Ploper, J. 1998. Introducción a la Horticultura. Multicopia. FAZ. UNT.
Scheinkerman de Obschatko, E. En: Anuario del Campo Argentino. 2004/2005. La Nación. Año 1, Número 1. p.78.

TRATADO DE HORTICULTURA | 31 • 527


CAPITULO 2
ORGANIZACIÓN DE LAS EXPLOTACIONES HORTÍCOLAS
Ing. Agr. María Teresa Divizia de Ricci
Prof. Adj. Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.

INTRODUCCIÓN
La producción hortícola ha experimentado cambios notables en los últimos tiempos. De una producción
de policultivos, donde lo producido estaba destinado a un mercado local próximo, se pasó a un sistema
altamente especializado e intensivo que proporciona cosechas para satisfacer la demanda de mercados
nacionales e internacionales.
El mensaje tradicional de que una adecuada dotación de recursos naturales, era suficiente garantía de
éxito en un emprendimiento productivo, se ha mostrado falaz en estos tiempos de cambio.
Hoy son otras las circunstancias que están llevando a países de peores condiciones agro meteorológicas
y de suelos, a liderar los mercados.. El binomio tecnología- organización comercial está actuando cada
vez más como pieza clave en el sector.
Entre los pasos dados por estos países para dominar los mercados merecen destacarse la intensifica-
ción productiva y la adopción de tecnología apropiada. Estos factores están aunados a los esfuerzos por
mejorar la calidad y variedad de los productos ofrecidos, adecuándose la producción a los estándares
demandados en los mercados internacionales.
A la calidad del producto se une la calidad empresarial y ambas terminan prestigiando al país. Estamos
claramente definiendo el éxito alcanzado por nuestro país hermano, Chile, que con una política clara,
continua y creíble ha estimulado el desarrollado de la horticultura y fruticultura, para constituirse en el
proveedor de los grandes centros consumidores del mundo.
Las transformaciones sociales, técnicas y políticas han generado un nuevo orden de prioridades que han
supuesto una reformulación del concepto “producción óptima”. De acuerdo a la nueva ética, la “producción
óptima” sería aquella obtenida mediante el uso racional de los recursos productivos y del ecosistema en
general., compatible con las exigencias de orden biológico y económico. Se ha incorporado el concepto
de garantizar la producción de alimentos para el presente y las generaciones futuras.
Esta nueva concepción implica cambios sustanciales de objetivos en relación a épocas anteriores en
las que el productivismo se alzaba como valor dominante. Actualmente el agricultor se encuentra en la
necesidad de lograr su crecimiento con equidad, sostenibilidad y competitividad a partir de un desarrollo
endógeno.
La realización económica de las empresas productivas depende de la eficiencia en la producción, del
gerenciamiento y la organización.
Ante el productor se presenta el desafío de implementar una agricultura rentable y competitiva, lo
que es sinónimo de eficiente.
La viabilidad económica pasa obligadamente por la racionalidad en el uso de los recursos, de la efi-
ciencia técnica, en el gerenciamiento y en la organización.
El éxito económico de una actividad productiva hortícola depende de todos o algunos de los siguientes
principios.
1. la correcta adopción de tecnología que lleva a un ahorro de factores escasazos y ocupadora de
factores abundantes.
2. la incorporación de innovaciones tecnológicas y técnicas que permitan aumentar la productividad
del hombre y de la tierra.
3. la eficiente administración de los predios para usar en forma racional los recursos disponibles y para
eliminar ociosidades y sobre dimensionamientos.
4. la disminución en la cantidad y costos de los insumos.
TRATADO DE HORTICULTURA | 32 • 527
5. la reducción de las pérdidas en cosecha y pos cosecha.
6. la incorporación de valor agregado a nivel predial o comunitario.
7. la disminución del número de eslabones en la cadena de intermediarios en el proceso de comercia-
lización.
La agricultura además de eficiente, rentable, competitiva y competitiva ha de ser sostenible, es decir
implica la adopción de tecnología que mantenga y recupere la capacidad productiva de la tierra y preservar
los recursos naturales. Es necesario aplicar tecnología más blanda, más limpia y menos dependiente de
insumos dañinos a la salud humana y al medio ambiente.

Agricultura con Responsabilidad Social


La responsabilidad social de la empresa es una combinación de aspectos legales, éticos, morales y am-
bientales, y es una decisión voluntaria, no impuesta, aunque exista cierta normatividad frente al tema.
Orientar los esfuerzos de la empresa solamente a producir resultados basados en las teorías de producir
y vender más con el mínimo costo sin importar el impacto social, es a lo largo del tiempo el peor negocio
del sector productivo que busca la rentabilidad. La estrategia actual y sus esperados beneficios, con dicha
posición, puede ser mañana el motivo de su fracaso.
La responsabilidad social de la empresa abarca aspectos internos y externos, los que se han sido objeto
de tratado por expertos en el tema, los primeros orientados a los colaboradores, técnicos, la mano de obra
y el equipo de trabajo, y los segundos, los externos clientes, proveedores, familia de los trabajadores, la
vecindad y el entorno social, entre estos el medio ambiente.
El tema de la responsabilidad social en las empresas aún no ha sido asimilado con la suficiente seriedad
que merece, pues su filosofía y la forma en que se ha venido tratando, tiende a ir en contradicción con
los intereses empresariales, los que son sin discusión alguna, producir ganancias, es decir, que la actividad
empresarial sea un ejercicio rentable.
Las acciones con responsabilidad social no son un gasto, es una inversión que genera Ganancias y
Utilidades, en algunos casos de forma inmediata, y en otros a mediano y largo plazo.
Cuando se adquiere conciencia de que la Responsabilidad social es una inversión que produce retornos
en utilidades, los empresarios y directivos asumirán un liderazgo positivo en el tema. Es una realidad hacer
de la responsabilidad social una acción de ganancias para la misma empresa.

CLASIFICACIÓN DE LAS EXPLOTACIONES HORTÍCOLAS


1.- Según el volumen de la producción
1.1.- Huertas familiares
1.2.- Huertas comerciales

2.- Según el número de especies cultivadas.


2.1.- Especializadas
2.2.- Diversificadas

3.-Según el destino de la producción


3.1.- Consumo fresco
3.2.- Industrialización
3.3.- Producción de semillas
3.4.- Producción de plantines

4.- Según las Técnicas de producción


4.1.- Cultivos convencionales
4.2.- Cultivos Orgánicos

TRATADO DE HORTICULTURA | 33 • 527


HUERTA FAMILIAR
Se considera que una huerta es familiar cuando el destino de lo producido es alimentar a un grupo de
personas, sin que se contemple la comercialización de estos productos.
Bajo el concepto de huertas familiares se engloba no solo las realizadas en casas de familias, sino también
huertas comunitarias, hospitalarias, carcelarias, escolares, etc. Todas ellas con el fin primario de producir
alimentos, pero también éstas tienen en si mismas fuertes componentes terapéuticos y educativos.
Cuando las huertas familiares sirven para paliar situaciones de estrechez económica de una familia, se
considera como una buena alternativa para paliar problemas personales. Cuando las huertas familiares
sirven para paliar problemas de hambruna, comienzan estas huertas a tener una gran importancia desde el
punto de vista social. Históricamente una significativa proporción de la producción hortícola fue destinada
al autoconsumo. La crisis económica atravesada por el país alentó la organización de huertas familiares
y/o comunitarias de pequeña escala destinadas a complementar la dieta familiar y estimular los hábitos de
autoabastecimiento alimentario de muchas personas de escasos recursos económicos. Con esta finalidad
el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), creó en 1990 el programa ProHuerta, que hasta
el año 2003 asistía a 445.000 huertas familiares y 10.000 huertas escolares, que permitían abastecer de
hortalizas a unos 3 millones de personas.
La Universidad Nacional de Tucumán también através del Proyecto de Desarrollo Rural (PUEDES) di-
fundió las huertas familiares en zonas rurales de la provincia de Tucumán.
El cultivo de las huertas familiares trae una serie de beneficios:
 Proporciona hortalizas frescas en óptimas condiciones de desarrollo y madurez y valor nutritivo.
 Facilita la práctica de un ejercicio diario al aire libre, muy beneficioso para la salud física y el bien-
estar psíquico.
 Estimula las relaciones interpersonales del grupo que interviene en los trabajos de su realización.
 Constituye una ayuda económica al evitar los gastos de compra de hortalizas, pudiéndose aumentar
los beneficios si se incorpora a la huerta la cría de animales de granja. Los animales pueden ser ali-
mentados con los excedentes de la huerta y sus excrementos se pueden compostar para usar como
abono.
 Evita la ingesta de hortalizas con residuos tóxicos.
 Puede representar un seguro social en la provisión de alimentos y una entrada extra, cuando los
excedentes son transformados para darles mayor valor agregado ó vendiéndolos.

ORGANIZACIÓN DE LA HUERTA FAMILIAR


1.- Elección del terreno de la huerta familiar
El terreno destinado a la huerta debe estar cercano a la vivienda para facilitar el acceso y cuidados
diarios que la huerta requiere. La superficie que se destine a la huerta puede ser desde un cantero ex-
puesto al sol ó unas macetas, hasta un terreno de 200 a 1000m2. Todo depende del número de personas
que trabajen la huerta y de la superficie y el tiempo disponible.
En todos los casos los animales domésticos no podrán tener acceso a este terreno. Esto es para evitar los
daños directos a las verduras y también para evitar la contaminación cruzada con patógenos ó parásitos
que puedan afectar al ser humano.
Cuando se elige el terreno para la huerta éste debe estar provisto de agua y cercado.
Al hacer una huerta debemos tener en cuenta que:
 Es aconsejable ubicarla hacia al norte para tener buena exposición al sol.
 Debe estar cerca de una bomba u otra fuente de agua.
 Debe estar lejos de paredones o árboles que le hagan demasiada sombra.
 Es necesario un cerco para impedir la entrada de animales.

TRATADO DE HORTICULTURA | 34 • 527


 Cuatro o cinco tablones o canteros, alcanza para el consumo de una familia.
 Un buen ancho para los tablones es 1, 20 m. porque permite trabajar cómodamente desde los dos
lados.
 Debemos asegurarnos de que contamos con el agua suficiente para regar los tablones que prepa-
ramos.(7)

2.- Elección de las especies hortícolas para la huerta familiar


Cuando la superficie disponible es pequeña se puede optar por un jardín de aromáticas que puede ser
instalado en macetas ó intercalándolas entre las plantas ornamentales del jardín. En general se sugiere
elegir las especies más rústicas y mejor adaptadas a las condiciones climáticas de la zona.
En los siguientes cuadros se explicitan las hortalizas que mejor se adaptan a la zona del cinturón verde
de San Miguel de Tucumán.

Cuadro 1: Hortalizas para la huerta familiar de primavera – verano de siembra directa

Cuadro 2: Hortalizas para la huerta familiar de otoño invierno de siembra directa

Cuadro 3: Hortalizas para la huerta familiar de otoño invierno de siembra en almácigos

3.- Preparación del calendario de siembra y cosecha


Se debe considerar que hay especies hortícolas que son más sensibles al frío que otras, por lo cual
estas podrán ser cultivadas en las estaciones frescas solo con protección. La planificación del momento
de siembra sirve para asegurar la provisión de hortalizas durante todo el año teniendo en cuenta los
requerimientos climáticos de cada especie y las condiciones climáticas del lugar.
TRATADO DE HORTICULTURA | 35 • 527
4.-Preparación del plano de la huerta
Realizar un plano de la huerta sirve para planificar las rotaciones de los cultivos, a lo largo del tiempo,
en los canteros
Siempre es conveniente ubicar las especies perennes en un sector de los extremos del lote. En el cerco
pueden ubicarse las especies que necesitan soportes para crecer, como por ejemplo arveja y esponja ve-
getal. También pueden intercalarse especies ornamentales que sirvan para atraer los insectos hacia ellas,
alejándolos de las hortícolas.
En el caso de las huertas familiares en zonas tropicales, éstas se desarrollan en varios estratos espaciales,
generalmente al amparo de árboles frutales, lo que le da un aspecto algo desordenado, pero no por ello
pierde valor, ni afecta el objetivo de la misma.

5.- Instalaciones especiales


Una instalación especial útil para la huerta consiste en un depósito de herramientas e insumos, insta-
lado afuera de la casa ó vivienda. Es conveniente mantener estos elementos alejados de los depósitos de
alimentos, para evitar contaminaciones cruzadas y confusiones que pueden tener resultados mortales,
como ya ha sucedido en numerosos casos.
A los niños no se les debe permitir manipular ningún tipo de insumo que pueda ser tóxico, como ser
productos químicos, semillas desinfectadas, fertilizantes, abonos, etc. Es preferible que sea un adulto,
quien provisto de guantes, ropa de mangas largas y barbijo, quien haga uso de estos.
En las huertas familiares es preferible sacar de los cultivos los insectos uno a uno y no usar productos
que puedan resultar tóxicos.
No solo se hace referencia a productos de síntesis. También hay productos naturales, como los deri-
vados del Paraíso o de la nicotina, que poseen alta toxicidad para el ser humano y deben aplicarse con
los correspondientes cuidados.

LA HUERTA COMERCIAL
Importancia Económica y Social
 La evolución de la horticultura en los últimos 10 años, registra una reducción de la superficie cul-
tivada, mientras que la producción física ha aumentado. Este incremento de la productividad física
global, tiene su fundamento en la incorporación de innovaciones tecnológicas, fundamentalmente
aplicadas al proceso de producción. Se destacan, entre otras, el uso de variedades mejoradas y la
incorporación de híbridos, el mayor empleo de fertilizantes, el mejoramiento en la tecnología de
riego (riego por goteo), y la difusión del cultivo bajo invernáculo. Esto ha permitido lograr una
oferta razonable para atender la demanda de la población actual del país unos (37 millones de
personas).
 La actividad hortícola, se caracteriza por ser generadora y dinamizadora de empleo a lo largo de toda
la cadena (producción, transporte y distribución, almacenamiento, comercialización e industriali-
zación), cubriendo así las demandas cada vez más crecientes de hortalizas y verduras, diferenciadas
y especializadas.
 Por otra parte, como esta actividad se desarrolla prácticamente en todas las provincias argentinas,
tiene notable importancia desde el punto de vista geopolítico y estratégico, y forma parte destacada
de las denominadas “economías regionales”.
 La importancia de su contribución a la alimentación de la población es reconocida ya que las hor-
talizas son fuente de una gran variedad de nutrientes que incluyen vitaminas, minerales, fibras y
otros principios biológicos activos. Es aceptada mundialmente la positiva asociación existente entre
la elevada ingesta de hortalizas y frutas con el bajo riesgo de padecer enfermedades crónicas

Mejora en la Gestión de la calidad


Si bien es cierto que el concepto de Control de Calidad en la industria alimentaria data de algo más
de 30 años, el enfoque que contempla el Análisis de Peligros y Puntos Críticos, conocido como HACCP,
ha cobrado mayor vigencia en la actualidad. Relacionado con lo mismo se encuentra por un lado, las
TRATADO DE HORTICULTURA | 36 • 527
normas ISO 9000, que comprenden un conjunto de pautas y/o criterios vinculados al establecimiento y
certificación de sistemas de gestión de calidad, por parte de las empresas. En el mismo sentido se han
elaborado las normas ISO 14000 y que tendrán como función la promoción de una gestión más eficaz y
racional del medio ambiente.
En todos estos casos, la capacitación de las personas que se encuentran al frente, como así también
del resto del personal involucrado, son condiciones básicas para mejorar la calidad y la productividad,
como así también lograr la reducción de los costos.

ORGANIZACIÓN DE LA EXPLOTACIÓN HORTÍCOLA COMERCIAL


Tres son los recursos que sustentan una producción agrícola: I.- recursos ambientales, II.- recursos
humanos y III.- recursos económicos.
A continuación se hace un análisis de cada uno en relación a los cultivos hortícolas.

I.- Recursos ambientales


1.- Elección del Campo
El primer paso para encarar la organización de una explotación hortícola es la elección de un campo
que reuna las condiciones necesarias para el éxito de dicha actividad.

1-1.- Clima
Deben cono caerse las condiciones climáticas de la zona tales como: período libre de heladas, intensidad
y duración de las heladas, régimen pluviométrico, frecuencia e intensidad se granizadas, intensidad de los
vientos, duración del fotoperíodo en las distintas estaciones del año, etc. Todos estos aspectos deberán
contemplarse según la actividad que se proyecte por ejemplo producciones de primicia, ó producciones
para la industria, ó producción de semillas ó propágalos, etc.

1-2.- Suelo
Si bien en las explotaciones hortícolas el suelo puede ser modificado mediante mejoradores, siempre
es preferible partir de condiciones apropiadas, es decir no degradados, con un cierto tenor de materia
orgánica (por encima del 3%), suelos sueltos, de textura franco arenosa, sin problemas de anegamiento,
sin napas freáticas muy elevadas. Si bien algunos de estos aspectos se pueden modificar, en algunos casos
puede resultar bastante costoso, como por ejemplo implantar un sistema de drenaje.

1.3.- Extensión del predio


Si nos ajustamos al principio de las “C”:cantidad, calidad y continuidad para ser un productor eficiente
y competitivo, la tendencia va hacia la máxima mecanización e incorporación de tecnología. Esto implica
mayor superficie que permita la máxima utilización de las inversiones en maquinarias e instalaciones y
su rápida amortización.

1.4.- Disponibilidad de agua


La máxima rentabilidad de un explotación hortícola se logra con la disponibilidad de agua para rie-
go.
Uno de los mayores avances en el manejo racional del recurso agua y del aporte de fertilizantes fue
la incorporación del fertirriego a través del riego por goteo, sobre todo en los cultivos en invernaderos.
En nuestra provincia está muy difundido su uso en la producción a campo de frutilla en la zona pede-
montana.
A veces un simple riego en el momento crítico de un cultivo puede duplicar los rendimientos o salvar
una cosecha de la pérdida total.

1.5.- Topografía
La mayor eficiencia se logra en terrenos llanos con un mínimo de pendiente que permiten la mecani-
zación sin dificultades, buen manejo del riego y sin erosión por escorrentías.

TRATADO DE HORTICULTURA | 37 • 527


Cuando las pendientes son acentuadas las líneas de plantación deben cortar la pendiente y en algunos
casos se sistematiza el suelo con curvas de nivel ó en terrazas.

2.- Instalaciones y mejoras


El campo debe estar cercado, sobre todo para evitar la circulación de animales y de personal foráneas
al campo, que puedan aprovechar las circunstancias para adueñarse de parte de la producción, tomando
en consideración cuan atractivas resultan las hortalizas a simple vista.
Interiomente debe disponerse de caminos internos que permitan el desplazamiento comodo de ma-
quinas, personal y vehiculos que permitan sacar la producción hacia los mercados. Esta cminería no debe
estar sobredimensionada, porque se pierde terreno para cultivo, y bien conservada de modo que no afecte
a la integridad de los vehículos que circulan.
El tránsito por estos caminos, que en la mayoría de los casos no son pavimentados, debe hacerse a
velocidad que evite levantar polvo lo que ocasiona contaminación sobre las hortícolas o favorece la
instalación de plagas.
Cuando el riego se realiza por surcos los canales de distribución del agua exigen limpieza y manteni-
miento para asegurar la eficiencia de la misma.
Cuando la extensión del predio así lo exija, se proveerá de vivienda al personal permanente.

3.- Facilidad de transporte


Dado el carácter perecedero de las hortalizas, el transporte de las mismas, hasta los centros de consumo
debe estar asegurado con buenos caminos y medios de transportes seguros. En algunos casos es necesario
asegurar la refrigeración en los camiones.

II Recursos humanos
2.1.- Disponibilidad de mano de obra
La actividad hortícola, se caracteriza por ser generadora y dinamizadora de empleo a lo largo de toda
la cadena (producción, transporte y distribución, almacenamiento, comercialización e industrialización),
cubriendo así las demandas cada vez más crecientes de hortalizas y verduras, diferenciadas y especiali-
zadas.
En general todas las hortalizas tienen puntos críticos de mayor requerimiento de mano de obra que no
puede ser satisfecho con el personal estable de la explotación. Estos puntos coinciden con la plantación
y la cosecha y se debe prever cuidadosamente pues puede ser causa de grandes fracasos y pérdidas.

2.2.- Condiciones sociales del entorno


La presencia cercana de esparcimientos, educación y salud se consideran indispensables para conseguir
la estabilidad del personal para la explotación.

2.3 El trabajo infantil en nuestra provincia


Desde principios de año hasta setiembre u octubre, miles de chicos participan, en la Provincia de Tu-
cumán, de las cosechas de cítricos, tabaco y papa.
Entre 4.000 y 5.000 niños trabajan en las cosechas de frutilla, de tabaco, de papa y de citrus, según
datos de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre).
Entre la mano de obra que se emplea en las labores de los campos tucumanos, un 25 % son niños y
niñas que cumplen funciones de adultos en las quintas y en las fincas del interior de la provincia. El efecto
más dramático de esta realidad se refleja en los índices de la deserción escolar (4).

TRATADO DE HORTICULTURA | 38 • 527


III Recursos Económicos
3.1.- Perspectivas económicas de la explotación hortícola
Los productores hortícolas no cuentan con financiación adecuada y el crédito es muy caro y escaso.
La falta de información fehaciente sobre superficies cultivadas y pronósticos de cosecha en las diversas
regiones hace que la actividad sea considerada, por el sector financiero, de alto riesgo, lo cual le dificulta
el acceso al crédito.
El sector sigue siendo evaluado por el nivel de hectáreas que posee y no por sus producciones tec-
nificadas e intensivas que superan ampliamente a otras actividades en la velocidad del retorno de la
inversión y renta.
El éxito económico, no solo está dado por la eficiencia de la explotación, sino también por las perspec-
tivas de los mercados de consumo o de las industrias derivadas. El estudio de los mercados de colocación,
en relación con las posibilidades regionales de producción, es un aspecto fundamental al que debe darse
prioridad al encararse la planificación de un Proyecto Hortícola Productivo.
Los productores y comerciantes son. individualistas., acostumbrados a competir entre ellos y no a
trabajar en conjunto. Las cooperativas en nuestro país son mal vistas y la actividad se encuentra poco
profesionalizada.

COMERCIALIZACION DE HORTALIZAS
Si bien el país ha desarrollado mejoras en los aspectos de producción no ha ocurrido lo mismo en los
aspectos de comercialización, ello es un desafío importante que debemos enfrentar los profesionales
dedicados a este sector.
El alto número de especies, sumado a la marcada perecibilidad (corta vida) de los productos hortícolas,
imponen la necesidad de distribuirlos rápidamente en los centros de consumo. Esta característica explica
la complejidad de su comercialización, que la diferencia claramente de otras actividades agrícolas.
El destino principal de estos productos es el mercado interno (93-94%). Puede estimarse que, en
promedio, el 85% del volumen de hortalizas producidas es consumido en fresco, y el 8 % restante in-
dustrializado.
Argentina exporta una proporción minoritaria del total de la producción, y los envíos se hallan con-
centrados en pocas especies, tales como ajo, papa, cebolla, y en menor cantidad otras especies (zanahoria,
batata, espárrago, zapallo). Estas dos últimas han manifestado una tendencia creciente en los pasados
3 años, en particular el zapallo anco (o coreano), de muy buena aceptación en los mercados de Gran
Bretaña, Holanda y España.

EXPORTACIONES
La evolución de los volúmenes exportados, indica que en los últimos tres años aumentó considerable-
mente la venta de hortalizas al exterior; de 242.360 ton. en el 2002 a valores superiores a las 300.000
ton. en los años 2003, 2004, y 2005.

TRATADO DE HORTICULTURA | 39 • 527


Gran parte del producto exportado corresponde a las hortalizas de bulbo (ajo y cebolla), y en menor
proporción a la papa. Durante 2005, la exportación de cebolla alcanzó un volumen de 202.398 ton. y
la de ajo unas 97.146 ton., cifras que en forma conjunta equivalieron al 86% de la exportación total
de ese año. En el mismo período, la exportación de papa, representó el 9.5 % del volumen por valor de
2.971.000 US$. 

Grafico 1: Exportación de hortalizas (no incluye legumbres). Evolución de los volúmenes anuales.
Fuente: Dirección de Industria Alimentaria en base a datos del INDEC.

Gráfico 2: Exportación de hortalizas. Evolución de volúmenes por cultivos


Fuente: Dirección de Industria Alimentaria en base a datos del INDEC.

El principal destino de nuestros productos es Brasil. El mismo constituye el primer mercado receptor de
hortalizas de bulbo. En el 2005 recibió 238.600 ton. de hortalizas, y el 92% de ese volumen correspondió
a ajo y cebolla.

COMERCIALIZACION EN EL MERCADO INTERNO


Mercados mayoristas
 La importancia de la producción hortícola en cuanto a su volumen, requiere una gran estructura
de comercialización.
 Los datos censales muestran que la mayor parte del volumen de las hortalizas frescas se comercializa
en mercados mayoristas (80%).
 Los mercados mayoristas, se encuentran distribuidos en los grandes conglomerados urbanos de todo
el país.

TRATADO DE HORTICULTURA | 40 • 527


 La estructura organizativa de estos mercados es diversa, ya que los hay públicos y privados.
 El mayor centro de comercialización mayorista de frutas y hortalizas de Argentina, es el Mercado
Central de Buenos Aires (MCBA) que funciona desde 1983 y se encuentra entre los tres más grandes
de América Latina. Ha sido construido y administrado por el sector público.
 Las transacciones comerciales en los mercados mayoristas las realizan los operadores comerciales.
 Los operadores comerciales que reciben hortalizas en consignación integran la modalidad que mueve
el mayor volumen de ventas.
 Otros operadores comerciales de los mercados, son los acopiadores ó firmas que compran hortalizas
a los productores y las venden en los mercados mayoristas.

Mercados Minoristas
 Los comercios tradicionales (verdulerías) abarcan el 70-75% del mercado minorista.
Ä El consumidor argentino prefiere adquirir estos productos frescos en los comercios tradicionales.
En ellos obtiene atención personalizada, y su vecindad facilita el abastecimiento, ya que al tratarse
de alimentos perecederos son de compra frecuente.
 Los supermercados tienen del 25 al 30% del mercado minorista.
 En los últimos años crece en el comercio minorista la oferta de hortalizas diferenciadas, mínimamente
procesadas y productos congelados.
La clasificación de los circuitos comerciales de hortalizas, puede determinarse por: nivel de inter-
mediación, por el flujo de información y por el manejo del producto en los dos extremos de la cadena
comercial.

COMERCIALIZACION DIRECTA
 El mismo productor vende al consumidor directamente, o a través de una boca minorista.
 Venta mayorista como productor-consignatario en Mercados Mayoristas.
 Venta en Playa Libre en Mercados Mayoristas.
 Venta Directa a Super e Hipermercados.
 Venta Directa puerta a puerta.
 Ferias Francas, Mercados Minoristas y Verdulerías.

COMERCIALIZACION INDIRECTA
 Venta a Acopiadores Mayoristas.
 Acopiador con distribución organizada a domicilio.
 Centrales de compra o plataformas logísticas.
En los siguientes gráficos se presentan dos esquemas simplificados de los canales comerciales de las
hortalizas:

TRATADO DE HORTICULTURA | 41 • 527


Grafico 3: Circuitos comerciales del sector hortícola

Gráfico 4: Cadena de intermediación en la comercialización hortícola

Referencias
1.- Colamarino, Ivana - Ing. Agr. Natalia Curcio - Sr. Federico Ocampo - Lic. Cristian Torrandell. Producción Hortícola.
Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos. Subsecretaría de Política Agropecuaria y Alimentos.
http://www.alimentosargentinos.gov.ar/0-3/revistas/r_33/articulos/mesa_todos.htm
2.- Ferratto Jorge. Cambios en la comercialización de hortalizas en el mundo y en nuestro país. Revista Agromensajes
de la Facultad. Facultad de Ciencias Agrarias Universidad Nacional de Rosario .Vol 9 20023.-González,S.T. 2008.
Consultor Organizacional. Capacitador. Seminarios, charlas y talleres. La responsabilidad social de la empresa,
un buen negocio.
fertigosa@hotmail.com, titogoza@tutopia.com. http://www.monografias.com/trabajos13/bune/bune.shtml
4.- —————————-Son menores, el 25% de los obreros rurales (18/06/08)
http://www.todopapa.com.ar/?OpcionID=Noticias
5.-Ramos,E and Rallo,L.1992. Nueva Horticultura. Ed.Mundiprensa. Universidad Hispanoamericana Santa María de
la Rábida. España.
6.____________. 2008. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. República Argentina.
http://medioambiente.gov.ar/?idarticulo=2173
7.——————— 2008. La Huerta Orgánica Intensiva.
http://www.taringa.net/posts/info/1401484
8———————1993. Formación de profesionales para el desarrollo agropecuario sustentable, con equidad y compe-
titividad en el marco del neoliberalismo económico. Informe de la Mesa Redonda. Oficina Regional de la FAO
para América Latina y el Caribe. Asunción del Paraguay.
TRATADO DE HORTICULTURA | 42 • 527
CAPÍTULO 3
LA PROPAGACIÓN DE LAS HORTALIZAS
José Ploper
Ex Prof. Tit. Cátedra Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.

Propagación. Concepto
La propagación es el proceso por el cual las plantas producen nuevos organismos a partir de semillas,
tallos, hojas y raíces. La propagación de las hortalizas puede hacerse mediante “multiplicación vegetativa
o asexual”, o mediante órganos de origen asexual, denominados “semillas”.

Propagación asexual
La reproducción asexual o vegetativa es el proceso por el cual las plantas producen nuevos organismos
a partir de tallos, hojas y raíces; ya sea mediante fragmentación o división de sus estructuras. Una sola
célula puede dar origen a una planta con todas sus estructuras. La reproducción es posible porque cada
célula de la planta contiene la información genética necesaria para generar la planta entera.
La falta de variabilidad genética en las poblaciones que se reproducen asexualmente puede volverse en
contra cuando las condiciones ambientales (para la cual todos los clones están bien adaptados) cambian
rápidamente.

Clon. Concepto
Es el conjunto de todos los descendientes originados por vía vegetativa de un único individuo inicial;
todos los nuevos individuos son iguales en sus caracteres hereditarios (genotipo), siempre que no se haya
producido una mutación en ellos.

Propagación sexual
La propagación de las plantas por medio de semillas es una forma tradicional y convencional de repro-
ducción. Para su germinación las semillas requieren de un sustrato (tierra), agua, oxígeno, temperatura.
Actualmente se realiza propagación mediante “semillas sintéticas”, denominadas también “semillas
artificiales” o “semillas clonales”. Son estructuras vegetales de origen normalmente asexual, capaces de
producir una planta idéntica a su progenitor. Son los embriones somáticos y se obtienen a través de cultivo
“in vitro”. Dado su delicada estructura se los protege con un material blando y altamente hidratado como
son los geles. El mayor valor agronómico de las “semillas sintéticas” reside en su uniformidad genética,
lo que las diferencia de las semillas naturales.

l.- Los órganos para multiplicación asexual


Casi todas las estructuras de las plantas, presentan células conocidas como “células meristemáticas”,
las cuales tienen la información necesaria para formar nuevas plantas.

A.- Raíces tuberosas (batata)


En general las raíces desempeñan muchas funciones: almacenan alimento, absorben agua y nutrientes,
y sostienen a la planta dentro del suelo.
Una gran parte de las raíces presenta formas conocidas como “batata” los cuales son estructuras muy
fáciles de desprender y sembrar.

B.- Tallos
El tallo tiene como función transportar en su interior agua y alimentos entre las hojas y las raíces. Los
tallos suelen encontrarse por encima del suelo, crecen hacia arriba y llevan hojas dispuestas de manera
regular en nudos formados a lo largo del propio tallo. La porción comprendida entre dos nudos se llama
entrenudo.

TRATADO DE HORTICULTURA | 43 • 527


En los nudos se encuentran células capaces de formar raíces o tallos con hojas, si las condiciones son las
adecuadas. Por lo tanto cuando se desprende un pedazo de tallo, este puede formar una nueva planta.

B1..- Tallos subterráneos


1.- Rizomas (taro, achira, Fuko (Japanese butterbur).
2.- Tubérculos (papa, topinambur, chufa)
3.- Bulbos (ajo, cebolla, chalote, lirio comestible)

B2..- Tallos aéreos


1.- Estacas típicas (mandioca, caña de azúcar)
2.- Plantines y/o guías (tallos rastreros) (batata)
3.- Estolones (frutilla, Apio de agua)
El estolón es un tallo aéreo que en contacto con el suelo forma raíces. La multiplicación por estolones
se realiza en primavera y verano, época en que estos aparecen. Los tallos enraizados se sacan en otoño.
Ejemplo: Fragaria spp (frutilla).
4.- Hijuelos (alcaucil, ananá)
D.- Micelios (hongos comestibles)
Lentinula edodes (Shiitake); Pleurotus ostratus, Agaricus bisporus, Volvariella volvacea.
En ciertos casos y con fines experimentales puede realizarse la reproducción por esquejes de brotes y
de tallos (papa, batata), o por estacas, (tomate, ocra) para mantener la uniformidad genética.

ll.- Multiplicación por semillas


Deben distinguirse:
A.- Semillas verdaderas: arvejas, poroto, tomate, etc.
B.- Frutos semillas
1.- Cariopse: maíz
2.- Aquenios: lechuga, escarola, zanahoria, perejil, apio, hinojo.
3.- Utrículo: espinaca
4: Glomérulos: acelga, remolacha.
También, impropiamente se denomina “semilla” a órganos utilizados en la propagación vegetativa
(papa)

Ventajas y desventajas de la propagación sexual y asexual


l.1.- Ventajas
La multiplicación por semilla botánica (tomate, pimiento, por ej.) requiere menos volumen, la que por
ejemplo con 80 g. de tomate podemos sembrar bandejas que produzcan plantines para 1 ha. A la vez
es un filtro para enfermedades virósica (a excepción del virus de la lechuga), aunque hay enfermedades
producidas por hongos y bacterias que pueden trasmitirse por semilla botánica, si no se toman efectúan
medidas de control.

l.2.- Desventajas
Radicaría en la posible segregación de caracteres genéticos, si no se toman los recaudos necesarios
para el control de la producción de simiente, especialmente en las especies de fecundación cruzada.

ll.- Propagación asexual


ll.1.- Ventajas
Es la uniformidad genética del material resultante.

TRATADO DE HORTICULTURA | 44 • 527


ll.2.- Desventajas
Gran volumen a utilizar por ha. (por ej. en papa: 2.500 kg./ha), y la posible trasmisión de virus y otras
enfermedades, si no se adoptan estrictas medidas de control. Por ej.: certificación de papa semilla y de
guías en batata. Además el alto costo resultante de implantación.

Antecedentes históricos
Las semillas fueron conocidas por la humanidad desde hace más de 6.000 años, o sea que algunos
cultivos han tenido casi 6.000 generaciones. En el Antiguo Testamento ya se mencionaba la “semilla
limpia” es decir sin malezas. En los primeros tiempos, no hubo selección sino que todo resultaba de una
selección natural.
Los romanos fueron los primeros en seleccionar lechuga como planta cultivada y pudieron tener 12
variedades, además de la lechuga salvaje, debido a su poder curativo, es decir como planta medicinal.
Cada agricultor salvaba su propia semilla como podía y de acuerdo a sus observaciones. Se intercam-
biaban semillas por excepción, ya que cada uno cuidaba su cultivo con celo y no veía con buenos ojos que
su simiente tuviera un competidor. Recién en 1.700 se inician en Europa y EE.UU. los primeros intentos
de intercambio comercial de semillas.
Pero es en 1.800 que con el nacimiento de la industria alimentaria en mayor volumen aumentan las
superficies cultivadas, no pudiendo el productor autoabastecerse, por lo que se inicia la producción de
semillas como comercio. Esto tiene lugar en Holanda, donde se instalan los primeros cultivos comerciales
de semilla
El descubrimiento del Nuevo mundo con la utilización de especies americanas, como por ej.: tomate,
poroto, chaucha, papa, etc., impuso la necesidad de producir y comercializar semillas.
En EE.UU., la producción de semillas fue una necesidad ante las dificultades que representaba impor-
tar semilla desde Europa, como por ej. cebolla, que rápidamente perdía poder germinativo. También se
instalaron semilleros en EE.UU., que fue el primer país americano en iniciarse en este ramo, desde 1750.
Cien años más tarde, los productores de semillas hortícolas en EE.UU. inician una campaña de venta
de semillas, a través del correo y venta en paquetes, lo que señala la iniciación de este tipo de producción
y ventas a nivel de huerta familiar y semi comercial.
Toma mayor incremento a fines del siglo XlX con el comienzo de la industrialización hortícola que
demanda superficies aún mayores y una mayor posibilidad varietal y por lo tanto una producción de
semillas aplicando mejor tecnología.
Con el avance de la genética y fitotecnia y el conocimiento de la biología floral de las especies hortícolas,
las firmas semilleras entraron en competencia técnica y en lo que va del siglo XX se observa un tremendo
avance en la precisión de las técnicas que emplea la distribución de las semillas hortícolas en los países
más evolucionados: Estados Unidos de Norteamérica, Holanda, Francia, Bélgica, Alemania, Inglaterra, etc.
como ser la producción de híbridos, ingeniería genética, etc. en los últimos años.

Situación nacional
En nuestro país, el abastecimiento de semillas hortícolas depende en parte de la importación, en es-
pecial para las llamadas semillas pequeñas, como ser: tomate, pimiento, lechuga, (de ciertas variedades),
zanahoria bianual, apio, etc.
Se producen en su mayor parte: porotos, arvejas, para consumo fresco (las de industria se importan
en gran porcentaje), maíz dulce, variedades de lechuga (criolla blanca y criolla negra), cebolla. No existen
firmas semilleras técnicamente organizadas en un proceso productivo de calidad. El país dependió en gran
parte de la importación hasta 1939.
Debido a la Segunda Guerra Mundial y a la imposibilidad de importar, se ubicaron campos de produc-
ción de semillas hortícolas que tuvieron relativo éxito económico, pero a partir de 1953 y con el ingreso
de semillas importadas que entraron a competir con alta calidad fueron abandonándose los diferentes
intentos y nuevamente se importan semillas, a pesar de contar el país con suelos y climas aptos para
cualquier especie.
TRATADO DE HORTICULTURA | 45 • 527
Como ejemplo remarcable se cita el tomate variedad “Platense”, variedad típica argentina y que se
produce en EE.UU. para venta exclusiva a nuestro país. Existe un amplio campo de acción en tal sentido,
que deberá ser llenado por la actividad privada y oficial. Al respecto, cabe mencionar que los productores
locales, objetan la calidad de la semilla nacional que se vende, con mezclas varietales y con diferencias
de germinación, es decir, con bajo valor cultural, lo que para ciertas especies es correcto.
Sin embargo existen intentos aislados de producción de semillas hortícolas de alta calidad, que de-
muestran la factibilidad real de una producción de simiente que pueda abastecer al mercado consumidor.
El envasado en latas herméticas de semillas adecuadamente preparadas, tal como son presentadas las
semillas importadas, es asociado por el productor con la idea de alta calidad, aunque no siempre es así.
En 1988 se importó semilla hortícola por valor de 3.194.000 dólares (Cuadro 1). Sin embargo hay
esfuerzos aislados por exportar semillas como en el caso de zapallito de tronco, cebolla y maíz dulce. En
1988 se exportaron 19.820 kg. de semillas.
Se observa que se importa mayor cantidad de poroto, arveja, espinaca y zapallito.
En el caso del poroto, la modalidad común de obtención de “semilla” de los nuevos cultivares, por
intercambio entre productores, distorsiona el sistema, peligrando en muchos casos todos los beneficios
que ofrecen una creación genética, llegando aún a desprestigiarla. Esto obedece a mezclas varietales,
producción en zonas no aptas y problemas de enfermedades, entre otros. En síntesis, todos factores ne-
gativos derivados de usar grano, producido como tal, sin una normativa apropiada para la producción
de verdadera semilla.
Las pérdidas producidas por el uso de semilla de baja calidad son directas, por falta de productividad y
desuniformidad de la calidad e indirectas por importación de semillas o evasión fiscal. El sector produc-
tivo pierde alrededor de U$S 8,5 millones por el uso de semilla de mala calidad o “grano seleccionado”,
casi el 15% del total de las pérdidas ocasionadas por los factores limitantes del cultivo. En un producto,
cada vez más direccionado al sector industrial, factores de calidad y uniformidad son condiciones nece-
sarias y excluyentes. Éstas solo se logran con el uso de semilla y de tecnología adecuadas. El propósito
es la estructuración el sistema y el ordenamiento del mercado, dentro de las leyes vigentes, mediante
Semilleros Licenciatarios que comercialicen semilla fiscalizada de 1ª multiplicación, producida según in-
dicaciones de INTA.Hasta el año 1990, en que comienza el Convenio de Vinculación Tecnológica con una
Empresa internacional, se comercializaba no más de 65 toneladas de semilla al año, de prácticamente
una sola variedad; llegando en 1995 a las 750 toneladas de cinco variedades. Resultado: primer paso
hacia la utilización de semilla, pero por ser un mercado incipiente, era relativamente pequeño para una
megaempresa. Luego se pasó a contratos con Empresas más pequeñas y en las últimas campañas, INTA
directamente fue el proveedor de semillas al sector. Resultado: el volumen comercial de semilla volvió a
los valores históricos y aún por debajo de ellos.
En esta tarea es de fundamental importancia el trabajo mancomunado con ARPOV e INASE, de manera
tal de poder así cerrar el esquema de una manera moderna y eficiente.

Zonas productoras
Las principales zonas productoras de semilla del país son: Trancas (Pcia. de Tucumán) con arveja, po-
roto, zapallito; antes se producía lechuga; otra zona de importancia es Rodeo Iglesias (Pcia. de San Juan)
con producción de semilla de cebolla, lechuga, tomate y pimiento; Mercedes (Pcia. de Buenos Aires) con
producción de escarola, radicheta, perejil, zapallito; Tupungato, La Consulta y Las Carreras (Mendoza) con
producción de tomate, lechuga, arveja, cebolla, melón, pimiento, puerro, repollo, etc.
Se requieren condiciones ecológicas especiales, como ser baja humedad ambiente, escasas lluvias du-
rante época de cosecha y suelos adecuados y clima adecuado para las diferentes especies, de modo que
permita un ciclo vegetativo apropiado para buenos rindes de frutos y semillas.
El INTA tiene un programa nacional de producción de semillas hortícolas por el cual se reproducen
las variedades ecológicamente adaptadas a distintas zonas del país a través de contratos con diversas
Estaciones Experimentales y/o particulares para su venta a semilleros particulares quienes la multiplican
para venta comercial.

TRATADO DE HORTICULTURA | 46 • 527


Semilla. Definición. Origen.
La ley Nº 20.247 de Semillas y Creaciones Fitogenéticas de la República Argentina define a la semilla
como “estructura vegetal destinada a la siembra y propagación”, definición que supone la inclusión de la
semilla de origen sexual, así como las plantas, estacas, bulbos, etc. utilizados para la multiplicación.
Una semilla angiosperma es la estructura que se desarrollo a partir del óvulo usualmente después de
la fertilización. Es el puente visible entre el pasado y el futuro de las especies.
Sin embargo la definición agrícola sería: una unidad seca la que se desarrolla a partir del óvulo u óvu-
los y tejidos asociados, por lo que tanto se acepta no sólo la semilla botánica sino que esa denominación
común de semilla también engloba ciertos tipos de frutos: aquenios y cariopses que son utilizados como
semillas en su gran parte. Podemos aceptar la definición de Robert (1973), que señala que “semilla es una
planta embrionaria usualmente en estado de reposo (no siempre) suplidas con sustancia de reserva en sus
cotiledones, endosperma o perisperma y todo esto contenido dentro de estructuras que se denominan
“testas”y otras estructuras similares. Las distintas partes de una flor y su correspondiente transformación
en fruto y semilla sería la siguiente:
Flor Fruta y semilla
Pedúnculo Deciduo
Pedicelo Adherente o deciduo
Receptáculo Adherentes o usualmente deciduos (frutilla)

Sépalo (cáliz)
Perianto Usualmente deciduo
Pétalos (corola)

Antera
Androceo Usualmente deciduo
Filamento

Estigma Plumillas usualmente vestigios


Estilo Plumillas usualmente vestigios

Placenta Exocarpio
Pared Pericarpio Mesocarpio
Endocarpio

Funículo Hilo
Raphe Rapha
Gineceo Chalasa Semilla Chalasa
ó Pistilo Micrópila Micrópila
Nucela Perisperma
Intertegumento

Célula huevo ......... Plumilla


Saco Núcleos polares
embrionario (desaparece)
Núcleo antipodal Embrión
Sinérgida Cotiledones
Endosperma Hipoc. Radícula

De acuerdo a su morfología floral se recuerdan las siguientes definiciones:


1.- Hermafrodita: Cuando estambre y pistilo están en la misma flor. Ej. Tomate.
2.- Monoicas: Flores masculinas y femeninas separadas en la misma planta
3.- Andromonoica: Cuando la planta tiene flores perfectas y estaminadas. Ej. Melón.
4.- Dioicas: Flores masculinas y femeninas en distintas plantas. Ej. Espárrago.
Es importante señalar que dado que las semillas son el producto de la fertilización del óvulo, debe
conocerse si la especie o variedad es autofecunda o de fecundación cruzada, como asimismo cómo se
TRATADO DE HORTICULTURA | 47 • 527
presenta la fecundación y en caso de ser de fecundación cruzada cuál es el agente dispersante del polen,
por la influencia que representa para la producción de semillas, la separación entre las variedades de una
misma especie. Se deberá conocer también, si se trata de especies anuales o bienales como así también
si la floración responde a día largo, corto o neutral, a fin de ubicar las especies en mejores condiciones
para una mayor producción.
En el Cuadro 3 se ha intentado una clasificación aproximada en base a determinados aspectos mor-
fológicos y fisiológicos.
A continuación se expresan algunos conceptos previos:
Anuales: Las plantas mueren después de fructificar; un período frío no afecta la floración.

Anuales invernales: Un período de frío acelera la floración.

Bianuales: Deben llegar a cierta edad para que un período de frío pueda inducir la floración.

Perennes: Las plantas siguen viviendo tres o más años después de fructificar.

De día neutral: La longitud del fotoperíodo no determina la floración.

De día corto: Un fotoperíodo mayor que el crítico inducirá o acelerará la floración.

Aquenio: Fruto indehiscente, seco, monospermo, con el pericarpio independiente de la semilla, no

soldado a ella.
Cariopsis: Fruto monospermo, seco, indehiscente, semejante a la nuez o al aquenio, pero con el

pericarpo delgado y soldado al tegumento seminal.
Utrículo: Fruto monocárpico, seco y deshicente que se abre de manera irregular.

Autofecundación, polinización por insectos, polinización por el viento


Se colocan los cultivos en las clases, donde el mayor porcentaje de las polinizaciones se producen
por las causas indicadas. Se aclara también que los cultivos poseen flores hermafroditas perfectas, salvo
cuando se indica en contrario.

Equipos de limpieza de semillas


Conceptos generales
La semilla tal como viene del campo generalmente no es pura, sino que está mezclada con semillas de
malezas y de otras plantas.
Las distintas especies tienen semillas físicamente diferentes en formas unas de otras. Las diferencias
en forma, medida, peso, superficie, gravedad específica, color, propiedad eléctrica, textura y pubescencia,
pueden ser medidas o apreciadas por medios mecánicos llamados separadores, que descartan las semillas
no deseadas sobre la base de uno o dos de estas características diferenciales.
El proceso de limpieza incluye diferentes operaciones para separar la semilla del material inerte que
la acompaña en diferentes etapas (Fig. 1 y 2);
Prelimpieza

Limpieza

Selección y Clasificación

Tratamiento y envasado

Almacenaje

La semilla comercial que debe ser:


Limpia

Clasificada

Tratada

Envasada.

Lógicamente se acompañarán estos procesos con pruebas de germinación.

TRATADO DE HORTICULTURA | 48 • 527


Pre-limpieza
En una planta de limpieza o de procesado de semillas se somete a las misma en primer término a una
operación de pre-limpieza. Esto incluye la remoción del material grueso o sea el que se separa fácilmente
mediante zarandas, siguiendo n trillado liviano para completar el que se realizó en el campo y su escari-
ficación, o sea el raspado de la semilla con superficie dura de tal modo que la humedad pueda penetrar
cuando se la siembra.
La semilla luego es tratada en una limpiadora de zaranda y aire en la cual el grueso del material extraño
es extraído mediante zarandas y aire por contener alta humedad.
La zaranda consiste en un tambor de metal perforado, el cual está ligeramente inclinado y gira alre-
dedor de un eje central. La semilla entra por un extremo y va cayendo por las perforaciones mientras que
las hojas, tallos, etc. caen a través del otro extremo del tambor.
Otro tipo de pre-limpiador es una malla perforada chata que es sacudida horizontalmente.
Estos dos sistemas son simples y sólo eliminan residuos grandes.
Dado que con la semilla también viene semilla de maleza, puede usarse como prelimpiador algo más
completo, como por ej. una combinación de zarandas: una zaranda de agujeros grandes para separar la
basura voluminosa y otra de agujeros pequeños para eliminar semillas chicas de malezas; y una corriente
de aire que elimina paja y tierra.
Esta pre-limpieza o limpieza gruesa tiene ciertas ventajas:
Elimina mucho volumen de material

El tiempo requerido para secar el material es menor.

Una mezcla de semillas que viene directamente de la trilladora o de cualquiera de las unidades pre-
limpiadoras, baja por gravedad desde una tolva a un alimentador que la lleva a una corriente de aire.
La paja, semillas varias y todo material liviano es colado afuera y el que resto de semillas es distribuido
uniformemente en la zaranda superior, que remueve el material grueso o más grande. La segunda za-
randa elimina las partículas más chicas que las semillas. La tercera zaranda selecciona las semillas más
cuidadosamente y finalmente la cuarta hace un trabajo más prolijo.
Las semillas elegidas pasan a través de una segunda corriente de aire, la cual elimina semillas livia-
nas y paja. La zaranda de arriba tiene orificios más grandes que la semilla a limpiar, y la de abajo más
pequeños.
Los equipos de este tipo tienen distintas medidas y van desde la pequeña unidad de dos zarandas, hasta
modelos de varias zarandas que limpian en una sola operación.
Limpiadores grandes usados en plantas comerciales someten a la semilla, a zarandas de hasta siete
zarandas y tres corrientes de aire en un solo paso a través de la máquina, con capacidad de hasta 3.000
kg./hora. Las zarandas pueden ser de metal perforado o de alambre de malla. Las de metal perforado
pueden tener orificios redondos, ovalados o triangulares. Orificios redondos van desde 0.039 a 1,25” de
diámetro; ovalados desde 0,039 a 0,500”, ó 0,375 a 0,750”, y triangulares de 0.078 a 0.87” en largo de
cada lado. (Fig. 3).
Los equipos con dos zarandas generalmente tienen la primera zaranda con orificios redondos y la
segunda ovalados.
Las zarandas están dispuestas en un ligero ángulo de modo que las semillas van corriendo lentamente
hacia abajo, a medida que las zarandas son sacudidas a velocidades variables. La corriente de aire y la
alimentación de la máquina son regulables por un mejor trabajo y cada operador forma su propia expe-
riencia para secar una semilla mejor terminada. (fig. 4).
Los equipos comerciales están provistos de cepillos que circulan entre la zaranda previniendo la
obstrucción de orificios. Así preparada la semilla puede estar lista para la siembra o pasar a otro tipo de
limpiadora de acuerdo a las mezclas que aún posea, debido a que puede aún contener semillas extrañas
de la misma forma, medida y peso que no pudieran ser separadas por el equipo descripto.

TRATADO DE HORTICULTURA | 49 • 527


Algunas especies requieren luego un proceso de descascarado o escarificado. La cáscara que recubre a
algunas semillas son impermeables y no habrá germinación rápida a menos que ésta cáscara o protección
sea eliminada. Así existen máquinas que descascaran y escarifican.
Consisten en equipos que raspan la semilla entre dos superficies cubiertas con goma o impulsan la
semilla contra superficies rugosas como ser papel de lija. Debe regularse la fuerza del choque o impacto
para evitar daños.
Semillas con alto porcentaje de humedad son difíciles de escarificar, por lo que conviene determinar
antes el porcentaje de humedad.
Algunas semillas pierden energía germinativa después que se escarifican por lo que este proceso con-
viene realizarlo poco antes de la siembra.
Las máquinas para eliminar vellosidades de ciertas semillas tienen un eje horizontal con brazos que
giran alrededor de un tambor de acero.
Los brazos hacen deslizar la semilla a través del tambo y como hay barras finas a distancia regulable
de los brazos, hacen que las semillas froten unas con otras y con los brazos de modo que finalmente se
elimina la vellosidad o barba de la semilla.
En caso de semillas que tienen espinas o formaciones filosas a las cuales no les hace efecto la maquinaria
anteriormente descripta o para una siembra de precisión, se puede aplicar un proceso que se denomina
“peleteado” o “aperdigonado”. Las semillas se mezclan con sustancias aglutinantes y se lo hace pasar a
través de una malla de ¼ de pulgada en forma de cubos o bolitas. Las semillas aperdigonadas pueden
sembrarse fácilmente con una sembradora de maíz o de algodón.

Cosecha, limpieza, secado, almacenado y


envasado de semillas y normas para mantener el vigor
El mayor factor de pérdida de la germinación en semillas es alta humedad, por lo tanto conviene
conocer diferentes aspectos sobre el mismo.
Al cosechar las semillas pueden tener alto contenido de humedad y también las semillas secas pueden
tomar humedad durante su almacenaje en sitios con alta humedad ambiental. Esto se ha solucionado
envasando las semillas en recipientes a prueba de humedad pero es necesario que el contenido de hume-
dad previo al envasado sea el conveniente
Semillas con 45 - 50 % de humedad inician la germinación si el período de reposo ha sido superado.
Entre el 20 al 45 % de humedad la respiración se acelera tanto en la semilla, como en los microorganismos
que la acompañan, produciéndose elevación de la temperatura cuando hay poca o ninguna aireación; puede
incluso significar la muerte de la semilla. Entre 12 -14 % al 20 % de humedad, se verifica crecimiento de
hongos que pueden atacar semillas dañadas y/o rotas. Además hay respiración activa que provoca pérdidas
de germinación, debido a que hay humedad suficiente para respirar y consumo de sustancias, pero no la
suficiente para que las sustancias de reserva puedan trasladarse hasta las células en respiración activa
provocándose así la muerte de las mismas por falta de alimentos y lógicamente la pérdida de germinación.
También los insectos proliferan si la humedad está por encima del 9 - 10 %.
Si las semillas se envasan en recipientes a prueba de humedad las mismas deben contener menos del
8% (entre 4 - 6 %) de humedad. Si la humedad de la semilla es mayor declina su poder germinativo más
rápido que si estuviera en recipientes normales (bolsas de papel, yute). Al estar en envases impermeables
y con alta humedad, la respiración se acelera y los productos finales no tienen salida, reduciéndose el O2,
provocándose así respiración anaeróbica que es tóxica Cuanto más humedad tiene la semilla, mayor es
la respiración y mayor el consumo de sustancias de reserva.
Con 8 % de humedad las semillas de poroto sólo perderán un 1 % de su peso en 10 años. La humedad
de la semilla está en función de la humedad relativa ambiente y sabemos por definición que H.R. es la
cantidad de vapor de agua que existe en el aire relacionado con la máxima que puede contener a una
determinada temperatura.

TRATADO DE HORTICULTURA | 50 • 527


A mayor temperatura es mayor la cantidad de vapor de agua que puede almacenar el aire. Si la H.R. es
de 45 % significa que la cantidad de vapor de agua que actualmente tiene es un 45 % de la que pudiera
tener a una determinada temperatura. Si la temperatura aumenta sin agregarse más humedad, la H.R.
baja. El contenido de humedad de la semilla depende de la H.R. del medio ambiente. En el Cuadro 4 se
dan ejemplos del contenido de humedad de semillas de hortalizas en equilibrio con el aire con diferentes
H.R. a temperaturas de 22º C.
Las semillas con alto contenido de aceite por ej.: soja y maní tienen menos humedad a la misma H.R.
ya que los aceites no absorben agua fácilmente, comparados con las semillas que tienen alto contenido
en almidón, por ej.: maíz.
La germinación y el vigor de cualquier semilla está al máximo en el momento de completa madurez
una vez superado el período de reposo interno, es decir que a partir de ese momento se inicia un lento o
acelerado proceso de deterioro orgánico del embrión que provocará finalmente su muerte si no ha sido
colocada la semilla en condiciones de germinación.
El hombre utilizará los mejores medios a su alcance para retardar el proceso de deterioro hasta que
llegue su utilización. Este proceso se iniciará en el cultivo si la cosecha no se realiza a su debido tiempo
o en la cosecha o en la trilla y limpieza si no se la trata adecuadamente evitando daños mecánicos por
golpes. La magnitud de este daño está relacionado con el contenido de humedad, ya sea o muy alto o
muy bajo. También las fumigaciones en los depósitos pueden reducir la germinación y el vigor. Los daños
siempre se relacionan con el contenido de humedad de la semilla.

Secado
Por lo antedicho el proceso de secado debe ser resuelto para lograr una buena conservación de la simien-
te. Se aconseja secar la semilla al 12 % si se quiere mantenerlas por un año en envases no impermeables.
A mayor período de almacenaje la humedad deberá reducirse a un 10 %. Para envases impermeables la
humedad debe reducirse hasta un 4 - 8 %.

El secado incluye dos procesos:


1. Transferencia del agua superficial de las semilla al aire y dependerá del gradiente de presión de
vapor entre ambos.
2. En el movimiento de la humedad del interior al exterior de la semilla, el cual depende de la especie
y variedad ya que es necesario verificar que el proceso de secamiento sea uniforme; y ni demasiado
lento que pueda provocar desarrollo de mohos, ni muy rápido que provoque roturas de la cutícula
y el consiguiente daño.
Todo lo que provoque una mayor diferencia de gradiente acelerará el proceso de secado.
Temperaturas muy altas de 50 - 60 % provocarán un secado rápido, pero afectarán la germinación a
mediano y largo plazo. Cuanto más alta sea la humedad de la semilla con que se inicia el proceso, menor
será la temperatura de secado, a saber:

También debe controlarse la H.R. del aire de secado para realizar una buena labor económica y si hay
saturación en aire recirculando, podrá desecarse con equipos deshumectantes.
Para desecar semilla se utilizan equipos de acuerdo al tamaño del lote, facilidades grado de exactitud
deseada, tipo de semilla, etc. Así se tienen recipientes y semillas estáticas, el aire seco desecante pasa a
través de la semilla alojada en diversos recipientes: tipo túnel, tipo cajón, recipientes con agujeros (Ver
Fig. 8).
1. Secadoras de columnas: las semillas se desplazan en columnas desecantes donde el aire también se
desplaza a través.
2. Tipo correa.
TRATADO DE HORTICULTURA | 51 • 527
3. Tambores rotativos.
4. Circuito cerrado con aire y deshumectante.
5. Secador a rayos infrarrojos.

Almacenaje y envasado
Cuanto menor sea la humedad y temperatura, mayor será el período de almacenaje. Puede estimarse
que el período de almacenaje aumenta el doble por cada reducción de 1% en humedad y cada 5 % de
disminución en temperatura. Así en semillas de poroto con 9 % de humedad, prolongará su período de
almacenaje al doble si la humedad se reduce a 8 %, y semilla con ésta H.R. se mantendrá el doble de
tiempo, si en lugar de conservarla a 10 º C se la mantiene a 5 º C y la consiguiente interacción sumatoria;
semilla de poroto con 8 % de humedad y a 5 º C se conservará cuatro veces más que la misma semilla
con 9 % y a 10 º C.
Por lo tanto se recomiendan los siguientes sistemas de almacenaje:
1. En regiones secas de la provincia o país, pero estudiando los valores de H.R. y temperaturas de
todo el año. Por ej.: Trancas y los Valles Calchaquíes, Amaicha, reúnen en la provincia de Tucumán
condiciones óptimas de almacenaje de semilla. Pueden haber zonas con baja H.R. todo el año, pero
tener meses de alta H.R. y temperatura, lo que no es aconsejable.
2. En depósitos frescos o fríos, Aquí es necesario advertir que en éstos casos puede haber alta H.R. y si
no se prevé este factor, gana humedad la semilla. Al ser utilizada o sacada del depósito y encontrarse
con alta temperatura puede deteriorarse rápidamente.
3. En depósitos mantenidos con baja H.R. en forma artificial. Es un método costoso. Sólo para material
de cría o líneas madres.
4. En envases impermeables: en estos casos la semilla deberá ser previamente desecada entre 4 - 8 %,
tal como se explicó. Harrington (1959) mencionó la siguiente experiencia, Cuadro 5.

Cuadro 5.- Germinación en % de semilla de cebolla almacenada por 6 meses


en 5 envases simulando tres condiciones climáticas con una germinación
inicial del 75 % y un contenido de humedad del 11 %.

Obsérvese que si las semillas tienen alta humedad y están en envases que permiten su salida en am-
biente de baja H.R., mantienen su germinación y viceversa.

Los envases que se utilizan son:


1.- Completamente porosos, algodón, papel, a granel en cajones (bins), yute
2.- Resistente a humedad: polietileno, papel asfáltico, papel metalizado.
3.- Impermeables: latas de aluminio, tambores de fibra sellados.
En nuestro país están difundidos los sistemas 1 y 2. Prácticamente toda la semilla se adquiere desde
el exterior en envases impermeables.
Es indudable que el perfeccionamiento técnico del manipuleo de las semillas en los últimos años en los
principales países productores significó un verdadero adelanto en la mejor conservación de las semillas.
Nuestro país está atrasado en materia de semillas hortícolas, y ni la actividad privada ni la oficial han
aplicado aún la moderna tecnología, salvo rarísimas excepciones.

TRATADO DE HORTICULTURA | 52 • 527


Control de enfermedades y plagas en semillas después de cosechadas
Debe prestarse suma atención al deterioro que pueden sufrir las semillas en depósitos o sitios de al-
macenaje, debido al ataque de plagas y enfermedades.
Distintas clases de insectos pueden atacar las semillas en depósitos, como ser: Brúchidos, gorgojos,
gusanos del poroto y arveja, etc.
Lo importante es que algunos insectos, polillas, etc., se alimentan del embrión y las semillas así daña-
das no pueden germinar. Otros lo hacen del endosperma, y los embriones crecen muy débiles por falta
de sustancias de reserva. No es fácil detectarlos ya que pueden venir en los envases o volar de lejos para
alojarse en los depósitos o desde la chacra, por lo que se recomienda iniciar la aplicación de insecticidas
a partir del envasado en el campo, como asimismo reducir el % de humedad de la semilla a 10 - 12 %
o menos de ser factible, como también mantener limpios y desinfectados los depósitos para así oponer
condiciones indeseables al desarrollo de insectos. Debe tenerse precaución con las fumigaciones que se
aconsejen para eliminar insectos. Estos deberán hacerse antes del ingreso de las semilla a los depósitos
y no cuando ya se depositaron las simientes, ya que pueden afectar la viabilidad de las semillas por lo
que en caso necesario las dosis a usar, la humedad de las semillas (no más del 12%) y temperatura deben
guardarse cuidadosamente a fin de evitar daños.
Cuando se fumiga un depósito, deberá aireárselo después de 3 a 4 días. Si se usa Bromuro de metilo
o cianuro hidrogenado, se aireará después de 24 horas por su toxicidad.
Los hongos causan también serias pérdidas en depósitos, si no se adecuan la temperatura, humedad
y sanidad con que la semilla es depositada, es decir de acuerdo a como se trató la misma en el campo y
los procesos de limpieza previos.
Hay varias especies de Aspergillus, Penicillium que atacan la semilla después de cosechadas en los de-
pósitos: mientras que durante el ciclo vegetativo y permanecen latentes en la superficie o en el interior
de la semilla, si las condiciones de humedad son bajas y atacan posteriormente al iniciarse la germinación
o en los depósitos si has alta humedad. Si hay suficiente humedad y las semillas están muy infectadas se
producirá una rápida elevación de la temperatura por respiración no solo de la semilla sino de los hongos,
lo que puede provocar la muerte de la semiente, ya que una vez que asciende la temperatura también se
incorporan bacterias termófilas al proceso, provocando nuevos ascensos de temperatura (hasta 60-70º
C). Posteriormente y en casos extremos por productos químicos derivados esta reacción en cadena de
aumento de la temperatura puede provocar combustión espontánea.
El aspecto que toman las semillas invadidas por hongos y el olor a moho en los depósitos son signos
avanzados del deterioro provocado. Por lo tanto mantener las semillas en depósitos fríos y secos es una
norma básica para una buena conservación y evitar así que los hongos que atacan en el almacenaje puedan
prosperar. No bastará sólo con desinfectar las semillas para evitar su ataque, sino es de especial énfasis
reducir la temperatura y humedad a niveles aceptables. Por lo tanto es importante saber si las semillas
están afectadas por los hongos tipo Aspergillus, Penicillium, etc, lo que se realiza cultivando las semillas
en caja de petri con medios nutritivos de agar especialmente preparado para tal fin.
Deberá recordarse que para este tipo de hongos no existen tratamientos con fungicidas que sean
efectivos.
Los envases que se utilizan tales como: bolsas comunes o de plásticos pueden ser atacados por in-
sectos. Los más resistentes son bolsas sin ningún intersticio. También puede protegerse el exterior de los
recipientes con insecticidas.
En resumen pueden prevenirse los daños de insectos y hongos que afectan a las semillas en almacenaje,
mediante las siguientes medidas:
1. Cosechar rápidamente.
2. Limpiar y secar rápidamente la semilla después de la cosecha. No dejar tierra ni restos de vegetales
(impurezas), que son refugio de insectos y dificultan los tratamientos con insecticidas y con insec-
ticidas y fungicidas.

TRATADO DE HORTICULTURA | 53 • 527


3. Limpiar prolijamente los depósitos y aplicar un insecticida con poder residual antes de traer la se-
milla.
4. Mantener los depósitos y las semillas secos y fríos.
5. De se posible realizar pruebas para determinar la presencia de hongos (en agar) en las semilla y su
evolución.
6. En caso de ataque generalizado de insectos fumigar con precaución, si se hace con la semilla pre-
sente.
7. Usar envases con mayor resistencia al ataque de insectos, cerrando y protegiendo intersticios con
insecticidas de poder residual. Limpieza, sequedad de semilla y depósitos y temperaturas bajas, entre
0 y 10 º C, son las prácticas recomendables.

Análisis de semillas
Tiene por objeto determinar la calidad de la semilla en sí misma.
Hay Reglas Internacionales de Análisis de Semilla, establecidas por la Asociación Internacional de Aná-
lisis de Semillas (ISTA), con sede en Wageningen (Holanda), cuyos resultados se vierten en un certificado
Internacional de análisis de color azul cuando la muestra es remitida, y amarillo anaranjado cuando la
muestra es tomada por la oficina técnica.

Los aspectos a considerar son:


1. Toma de la muestra y homogeneización (varias pasadas en mezclador Boerner).
2. Identidad botánica (clase, variedad, raza)
3. Identidad de origen (ciertas características de impurezas).
4. Pureza (% de la muestra, observación con lupa, diafanoscopio, fondo de color, balanza).
4.1. Semillas puras (incluso mitades germinables).
4.2. Impurezas: Semillas de otras plantas germinadas

Semillas de malezas
Materia inerte
5. Poder germinativo (% de semillas puras germinadas - viables).
Energía (potencia germinativa): % de semillas germinadas en el primer conteo, en germinador
Koening, Jacobsen, Terrinas; estufas
Sustrato: papel secante o filtro, arena, vermiculita, ladrillo molido. Cuadro 5.
6. Valor cultural o real:

Pureza x Poder Germinativo


V.C. = 
100

7. Humedad(en estufa a 103 º C 5 horas; a desecador, y se pesan frías.


9. Peso específico (de 100 gramos para calcular la semilla necesaria).
10.Caracteres varios (color, brillo, olor, etc.).

Las causas más comunes de plántulas anormales serían:


1. Vitalidad declinante; debido a largo período de estacionamiento en condiciones apropiadas, mal
manejo, etc.

TRATADO DE HORTICULTURA | 54 • 527


2. Infección por microorganismos patógenos; aunque la semilla infecta da pueda germinar una o más
de las estructuras vitales, puede haber resultado dañada y la germinación es anormal. Si la infección
proviene de una semilla adyacente, se considera en cambio que la semilla es normal.
3. Daño mecánico: el proceso de cosecha o limpieza puede significar golpes o roturas que dañan la
semilla, especialmente en porotos, arvejas, cebollas, remolachas, etc.
4. Daño por insectos. Idem a ataque por enfermedades.
5. Anormalidades debido a las bandejas de germinación. Si las semillas con el substrato son colocadas
directamente sobre las bandejas de germinación, pueden existir anormalidades debido a que las
sales solubles de zinc, que se disuelven de las bandejas galvanizadas afectan los embriones.
6. Daño por helada; si las plantas productoras de semillas han sido dañadas por heladas, la semilla
puede germinar pero el embrión nacerá débil, y en esos casos es recomendable prueba en arena o
tierra.
7. Deficiencia de minerales. En ciertos casos en que las plantas madres han sido cultivadas en suelos
con deficiencias de magnesio, boro, en especial en porotos, arvejas, etc.

Cedazos
Cada laboratorio tendrá por lo menos un juego de cedazos que consisten en 1- - 12 unidades con
agujeros de diámetros que van desde 0,5 a 2,5 y cedazos adicionales con agujeros redondos, como tam-
bién rectangulares y ovales.

Separador de semilla por circulación de aire


Con el fin de poder realizar una separación en la muestra, se utilizará un equipo que consta de una
corriente de aire que circula en sentido inverso a la muestra. Lo importante es tener una corriente constante
de aire. En el comercio existen distintos tipos que se denominan ”separador de aire tipo Iowa, Otawa. La
capacidad de estos separadores es de 5, 10, 100 gramos, etc.

Herbario de semillas
Es indispensable contar en el moderno laboratorio de semillas, con un herbario o colección de semillas,
producto del esfuerzo de varios años y que se obtiene mediante intercambio, recolección de semillas de
plantas en el campo, muestras analizadas, etc.
Es obvio destacar la importancia de una identificación y etiquetado correcto. Debe incluirse varias
muestras de una misma especie y distintas variedades para apreciar la variabilidad que puede operarse
en la especie. Lo más conveniente para estas colecciones son los tubos de vidrio.

Lámparas
Si no existe una iluminación natural, se recomienda usar lámparas fluorescentes “luz del día” para
suplementar una buena luz. Convendría también equipar las mesitas individuales que puedan graduarse
a voluntad del operador.

La separación para pureza


La muestra se reduce en tamaño mediante el divisor de muestras, por mitades hasta lograr el peso
conveniente.
Luego se coloca en el tablero de trabajo y se verifica:
1. Si la muestra está de acuerdo al rotulado con el que viene
2. Si contiene trazos de materia inerte que pueda ser removida con cedazos.
3. Si contiene impurezas o materiales livianos que puedan ser removidas con separadores de aire.

TRATADO DE HORTICULTURA | 55 • 527


Una vez ya con las muestras en condiciones de ser analizadas, se va separando en sus distintos com-
ponentes:
a. Semilla pura
b. Semilla de otra especie comercial
c. Semilla de maleza
d. Materia inerte.
Cada componente debe ser pesado y registrado. No debe haber más del 1% de variación entre el peso
total de la muestra y la suma de los componentes parciales. Si así no sucede, debe analizarse nuevamen-
te.
Debe registrarse: peso y % de cada componente; el carácter del material inerte, clase y peso de las
otras semillas y maleza, nombre del pesador y fechas.
Todos estos informes deberán ser extraídos de estos registros. En hortalizas pueden sintetizarse las
siguientes situaciones en relación a pureza:
a. Frutos carnosos como sandías, melones, o tomates donde no existen semillas extrañas
b. Especies hortícolas como maíz, lechuga, zanahoria, donde puede haber semillas extrañas por cuanto
se cosechan de campos enmalezados. La misma situación se puede presentar en especies de hortalizas
como poroto y arveja.

Germinación
La germinación de una semilla es el proceso por el cual el embrión reinicia su vida activa. Debe dis-
tinguirse entre la definición de germinación como prueba de la viabilidad de la semilla de aquella dada
por Evenari (1961), como el proceso que comienza con la inhibición de la unidad dispersante (semilla)
y termina con la emergencia de la radícula en el interior de la unidad dispersante y prepara el embrión
para un crecimiento normal. En la definición de germinación para prueba de viabilidad de la semilla
comercial, Wellington (1965) lo hace en términos del desarrollo de la plántula hasta un estado del cual
se infiere que puede ser capaz de emerger a través del suelo y sostener un crecimiento autotrófico, es
decir un desarrollo de la planta embrionaria o “seedling” después de completar la primera faz del proceso
fisiológico de la germinación.
Las normas internacionales de pruebas de semillas (I.S.T.A.) define la germinación de prueba de labo-
ratorio como la emergencia y desarrollo del embrión de las estructuras esenciales, indicando la habilidad
para evolucionar en una planta normal en condiciones de suelo favorable.
Esto significa no sólo la provisión de condiciones óptimas para permitir una rápida y completa emer-
gencia, sino también el conocimiento de las diferentes estructuras por cada plántula.
Wellington los ha detallado para una mejor apreciación de los principios de la evaluación de las plán-
tulas. Para ser considerada normal, una plántula requiere: una raíz bien desarrollada y de acuerdo a su
destino, hipocótile bien desarrollado sin tejidos dañados, epicótile sin superficies dañadas y terminando
con un brote plumular intacto, que consiste en un meristema apical y primordio de hojas envuelto por
hojas en desarrollo. A veces es difícil examinar estos primordios, por lo cual se aprecia con lupa si existe
superficie dañada. O sino hay que esperar el desarrollo de las plántulas, hasta que se aprecien claramente
los tejidos.
La germinación se inicia con un proceso físico como es la absorción de agua por los tejidos d la semilla
y en esta forma las enzimas comienzan su actividad.
Se inicia la digestión de las sustancias de reserva y alimentos digeridos o transformados, se traslocan
a los puntos de crecimiento, es decir, los azúcares, ácidos grasos y aminoácidos, (glucosa) se trasladan a
la plúmula y radícula del embrión. Se produce primero alargamiento celular y luego división celular en el
ápice radicular y ápice de la plúmula. La humedad debe ser suficiente, no menos del 50 % de su peso.

Factores que afectan la germinación de la semilla:


1. Temperatura: Las especies que requieren calor para su desarrollo no germinan bajo de 10º C, o lo
hacen lentamente y con dificultad, como ser: maíz, pimiento, melón (Cuadro 6). En cambio las que
TRATADO DE HORTICULTURA | 56 • 527
se desarrollan bien con temperatura entre 10º C y 20º C, germinarán con temperaturas entre 5º C y
15º C, pero lentamente y más aún a 0º C.
2. Humedad: Ya se mencionó que se requiere un 40 - 50 % para iniciar la germinación.
3. Oxígeno: Es importante su presencia. Se aprecia su influencia y la falta de germinación en suelos
inundados por exceso de lluvias.
4. Manejo de la semilla durante cosecha y almacenamiento: La semilla puede recibir daños de acuerdo
a como se realizó la cosecha, trilla, limpieza y almacenaje y eso afecta su poder germinativo. Es decir
que la germinación se halla en su óptimo estado cuando la semilla y el embrión llegan a su madurez
en la planta. Lo que se hace posteriormente es reducir la declinación de su poder germinativo. Por
ej: si en porotos se producen daños en el embrión por golpes en el proceso de la limpieza o por
deficiencia de humedad, se registran roturas de las semillas. La regulación de todos estos procesos
preservará una mejor germinación.
La germinación se afectada por el estado de dormición y/o reposo.

Estado de reposo
Es cuando la semilla está latente por acción de dormición interna.

Estado de dormición o quiescencia


Es cuando la semilla está latente debido a factores externos tales como: temperatura, humedad, gases
(CO2 y/o O2)
Una semilla puede no germinar debido a que si bien está madura, no recibe humedad y temperatura, o
bien aunque reciba humedad, temperatura y oxígeno no germina debido a que no ha completado procesos
internos. El estado de reposo es común a muchas especies como medida de protección de la misma. Si
las especies germinaran de inmediato podrían ser eliminadas; por ej. aquellas que florecen y fructifican
en verano, si no pasarán a estado de reposo podrían ser eliminadas. porque si germinaran sobreviene el
invierno. El hombre, sin embargo ha domesticado especies y eso provocó la germinación inmediata ya que
eliminó por selección el estado de reposo de algunas: tomate, cucurbitáceas, etc. En cambio no sucede
así con las malezas.

Gabinete de germinación
El más usado es un equipo que consta de una cámara cerrada para germinación de semillas en la oscu-
ridad o luz directa o indirecta. Tiene bandejas para acomodar diferentes semillas y se gradúa a diferentes
temperaturas de acuerdo a los requerimientos de especies y/o variedades. Se mantiene la humedad entre
90 y 95 % para evitar la desecación del substrato.

Procedimientos para determinar germinación


Germinación se expresa como el porcentaje de semilla pura que puede producir plántulas, por lo que
las condiciones ambientales de laboratorio deben ser tales, que no solamente favorezcan la germinación,
sino también el desarrollo de las plántulas, hasta un cierto estado en que puedan separarse claramente
en normales y anormales.
Los substratos o materiales usados para determinar germinación son: papeles secantes de germinación,
papel toalla, tierra, arena, papel de filtro, algodón.
El substrato no debe ser tóxico a las plántulas; debe estar libre en lo posible de moho, debe proveer
adecuada aireación y humedad a las semillas.
No existen reglas uniformes y cada laboratorio impone su propia experiencia al respecto.
En número de semillas debe ser de 400 por lo menos en 4 repeticiones de 100 semillas cada una.
Se debe cuidar que: la semilla para germinación provenga de semilla pura separada en el análisis de
pureza sin tomar en cuenta tamaño o apariencia.
Si no se realiza análisis de pureza y la semilla pura constituye el 98% del total, la muestra para ger-
minación se toma directamente del volumen total.
TRATADO DE HORTICULTURA | 57 • 527
Si la semilla pura es menor del 98 %, entonces previamente se la separará del total.
Para contar las 400 semillas se usarán los tableros contadores o al vacío. Se cuidará que el espacio
entre semillas sea por lo menos de 2 a 5 veces el diámetro de la misma. En general conviene un buen
espaciamiento para evita que las plántulas se toquen.
Durante la germinación se mantendrá el substrato con buena humedad peso sin exceso, para no perjudi-
car la semilla. Porque un buen porcentaje de H.R. es importante para poder evitar excesiva evaporación
La temperatura debe ser cuidada en todo momento y estar de acuerdo con las exigencias de cada
especie, ya sea contando con temperatura uniforme o una diaria alternancia de por ej.: 25º C durante el
día y 20º C durante la noche.
Para la mayoría de las semillas que requieren luz, una intensidad lumínica de 75 a 150 pie-candelas
por 8 horas será suficiente, la que se suministra en base a luz de tubos fluorescentes.
El suministro de luz es importante para semillas recién cosechadas más que para las que llevan pasados
los 6 meses en depósito.
Lógicamente todo el instrumental que se usa deberá estar en las mejores condiciones higiénicas para
evitar el desarrollo de hongos y bacterias.
El lavado de las cajas de Petri u otros equipos con agua caliente, más un detergente y formaldehído.

Distinción entre semilla muerta y semilla dormida


Frecuentemente el que analiza semillas que no germinan y debe hacerse la distinción entre las dos
categorías; en ese caso se aplicará los procedimientos tendientes a quebrar el estado de dormición.
Generalmente las semillas muertas después de varios días de prueba de germinación, se cubren de
hongos y se ablandan mientras que las otras permanecen en estado de reposo, siguen firmes y sin sín-
tomas de decaimiento.
Entre los métodos preconizados para romper el estado de dormición figuran:
a. Aplicación de baja temperatura a la semilla colocada en substrato húmedo (5-10º C).
b. Combinación de altas y bajas temperaturas, con o sin luz.
c. Altas temperaturas a veces son recomendadas para semillas frescas.
d. Luz, se recomienda para gramíneas forrajeras y algunas hortalizas.
e. Soluciones de nitrato de potasio.
f. Modificando o rompiendo la cobertura de la semilla en forma cuidadosa como en casos de Espinaca
de Nueva Zelandia.
Además se pueden citar ejemplos de tratamientos especiales, como lavado de semillas para el caso de
la remolacha, desecado previo a la prueba de germinación, etc.
Por otra parte, citamos la llamada “prueba fría de germinación, que consiste en someter a las semillas
a condiciones adversas que podrían prevalecer en un campo inmediatamente después de la siembra.
Este método llamado “prueba fría” permitirá detectar semillas débiles y medir la respuesta de la semilla
a condiciones adversas. Generalmente se usa en maíz y se procede colocando las semillas en tierra no
esterilizadas o mezcla de tierra o arena con alta humedad, a 10 º C, durante 5 - 7 días, y luego transferir
las bandejas de germinación a 30º C para completar.

MÉTODOS ESPECIALES PARA DETERMINAR VIABILIDAD


Métodos rápidos para determinar viabilidad de la semilla
Son de gran interés para determinar viabilidad rápidamente, antes de comprar la semilla, permitiendo
elegir las de mejor calidad, o antes de la siembra, en familias guardadas durante un tiempo prolongado.
Los métodos más difundidos son:
TRATADO DE HORTICULTURA | 58 • 527
1.- Extracción del embrión:
Se extrae el embrión. el que puesto sobre papel de filtro húmedo, a temperatura ambiente, crece
lentamente si está vivo, o se deteriora si está muerto (método muy eficaz pero de alta habilidad técnica
que requiere suma especialización).

2.- Uso de colorantes


2.1.- Colorantes que tiñen células. Por ej. eosina y azul de metileno.
2.2.- Colorantes absorbidos por células vivas, en donde por reducción se colorea, por ej. tetrazolium,
que tiñe las semillas de rojo o naranja (bueno para gramíneas, menores para otras).
Se recomienda para especies de germinación lenta o muy dificultosa.
En general no se aplica para especies hortícolas que requieran escasos días para germinar estando la
semilla en condiciones aptas.
Pero si por alguna circunstancia se requiere aplicarlo, se lo explica a continuación:
Se basa en un proceso de reducción de un indicador que tiene lugar en células vivas. Este indicador
es una sal de tetrazolium que es una solución incolora que es embebida por la semilla. Dentro de los
tejidos de la semilla interfiere con los procesos de reducción de las células vivas y acepta hidrógeno de
las hidrogenasas. Por hidrogenación del 2 - 3 - 5 del Cloruro difenil tetrazolium se forma una sustancia
roja, estable y no difundible llamada trifenilformasan en las células vivas. Y esto hace posible distinguir
las partes vivas coloreadas de las semillas de las no coloreadas e inertes.

3.- Determinación de las actividades enzimáticas (peroxidasas)


A las semillas cortadas por el embrión se las pone en agua oxigenada durante 3’ a 8’y se escurre; se
agrega una solución al 10% de bencidina o guayacol. Tiñe azul el embrión si está vivo (bueno para gra-
míneas, no sirve para leguminosas)

4.- Método eléctrico: determinando conductibilidad


CARACTERES DE UNA BUENA SEMILLA
De acuerdo a lo expresado se considera que una semilla reúne las condiciones cuando las siguientes
cláusulas están presentes en su mejor expresión:
1.- Pureza:
Es la condición de una buena semilla, limpia, sin tierra, ni basura, o fragmentos de semillas, y libre de
otras semillas. Se determina en %, pesando una muestra, separando las impurezas de la semilla entera y
calculando el porcentaje.
2.- Germinación excelente:
El Poder Germinativo se define como la cantidad en porcentaje de una muestra de semillas que ger-
minan en un determinado número de días (por ej. 3 días en tomate), lo que indica el vigor de la semilla.
Es decir, da una idea del estado del embrión para iniciar su vida activa. Se refleja en este item cómo fue
tratada la semilla durante su cultivo, cosecha, limpieza y conservación.
Estos valores: Pureza y Poder Germinativo, indican el Valor Cultural de una semilla:
Pureza x Poder Germinativo
 = V.C.
100

3.- Que corresponda al tipo reproducido.


4.- Vigorosa.
5.- Libre de enfermedades e insectos.
6.- Tratadas con fungicidas e insecticidas para prevención después de sembradas.
7.- Tratadas para rápida emergencia.
8.- Peleteadas o clasificadas para una siembra de precisión.
TRATADO DE HORTICULTURA | 59 • 527
9.- Variedad adecuada a las condiciones ecológicas.
10.- Adecuadamente envasada con la humedad apropiada.
11.- Precio adecuado.
12.- Alisado de semillas vellosas para evitar que se adhieran entre sí. Ej. Tomate.

PRODUCCION COMERCIAL DE SEMILLAS


De acuerdo a la especie y variedades se organizará la producción comercial de semillas adecuándolas al
área ecológica más conveniente para su desarrollo vegetativo y reproductivo. Para cada especie se deberá
estudiar las condiciones fisiológicas más adecuadas que estimulen una buena floración y fructificación,
teniendo en cuenta si la especie es anual, bienal o perenne. (Ver Cuadro 3). En caso de querer estimular
el crecimiento de vástagos florales también se recurre a la aplicación de sustancias de crecimiento como
ser Giberelinas (lechugas). Deberá prestarse suma atención a:
1.- Ubicación de la producción.
2.- Material a multiplicar, suelo y clima adecuado.
3.- Facilidades de infraestructura para la producción
4.- Fertilización
5.- Riego
6.- Equipos para un procesamiento adecuado.
7.- Depósitos.
8.- Conocimientos agronómicos
9.- Manejo económico de la producción
Se considera importante que previo a cualquier esquema de producción el productor tenga estable-
cido claramente cuál será el destino de lo producido y sus compradores potenciales o en firme, a fin de
no frustrarse una vez terminada la época de producción. Se realiza la producción de semillas en base a
contratos con firmas comerciales que adquieren la producción para su reventa, adecuándola previamente
mediante limpieza más exigente, envases adecuados, tratamientos sanitarios, etc. Las firmas comerciales
generalmente proveen a los productores de semilla madre que se descuenta al final de los kgs entrega-
dos. En EE.UU. las firmas productoras de semillas tienen campos de producción en distintas áreas para la
producción de semilla básica o madre que luego mediante contratos o en forma directa multiplican para
obtener la semilla comercial.
En Europa las firmas tienen estos campos en el mismo país o en otros países de acuerdo a requeri-
mientos ecológicos; en esos países el esquema básico de la organización de producción de semillas sería
el siguiente:

En nuestro país funciona el mismo esquema pero la actividad privada no posee o tiene en escala muy
reducida la producción de semilla básica utilizando tecnología propia. Generalmente en el circuito de
producción se recurre a la semilla básica producida por INTA (u otras agencias de gobierno). El sector
comercial argentino contrata la multiplicación de semilla de hortalizas con productores de distintas zonas
en base a contratos que no siempre se cumplen por ambas partes. En estos contratos se especifica: sitio,
si la semilla será descontada, % de humedad con que se recibirá la semilla y otros items; germinación y
pureza, lugar de entrega, fijo o móvil, etc., forma de pago.
La producción de híbridos comerciales ya muy generalizados en campo hortícola en especial en otros
países ha obligado a las firmas comerciales a extremar cuidados, y un control ya sea en la elección de los
TRATADO DE HORTICULTURA | 60 • 527
productores privados, cooperadores o de sus propios campos ya que las especies requieren aislamiento,
emasculación adecuada, uso de gameticidas, etc. Se recuerda que es más económico la producción con
líneas madres androestériles es decir que no requieran se emasculadas.
En otras especies se recurrirá a emascular (maíz dulce) aplicación de colchicina para duplicación cro-
mosómica en sandías o pepinos para producir sandías y pepinos sin semilla (triploides). La posibilidad de
obtener híbridos comerciales de alta calidad en horticultura o protección estatal ya que las semillas son
buscadas por los productores debido a su mayor rinde, mejor aspecto comercial o resistencia a plagas y/o
enfermedades en especial virus. En los catálogos semilleros de firmas extranjeras se ofrecen las variedades
hortícolas mencionando su característica de resistencia a plagas y/o enfermedades en especial a virus,
bacterias y hongos y nemátodos. Por ej. en tomate se ofrecen variedades con resistencia a Verticillium,
Fusarium y Nemátodos (V,F.N.) ó adaptadas para cosecha mecánica. En pimiento se ofrecen con resistencia
o tolerancia a virus del mosaico. Por lo tanto esto significa que las firmas semilleras deben contar con
invernáculos, campos y la infraestructura técnica para poder satisfacer estos requerimientos lo que hace
que sus semillas sean cotizadas a nivel mundial ya que debe ser producida en cantidades grandes para
poder financiar las estructuras mencionadas. Hay especialización de las firmas para distintas especies.
así están las que producen en especial semilla de tomate y cucurbitáceas. Otras se dedican a lechuga,
zanahoria y pimiento; otras a leguminosas y esta condición atrae a los compradores para cubrir sus di-
ferentes necesidades.

PRODUCCION COMERCIAL DE SEMILLA


DE DIFERENTES ESPECIES HORTÍCOLAS
1.- UMBELÍFERAS:
ZANAHORIA
Exigencias climáticas: Escasa lluvias en verano y principio de otoño. Clima cálido y seco para secado
de las plantas.
Suelos: Se adapta a gran variedad pero en especial a suelos sueltos y que permitan un desarrollo de
la raíz.
Polinización: Cruzada a través de insectos.
Semilla-fruto: Indehiscente y mericarpio con una sola semilla unida a otra forma el esquizocarpio,
desarrollado de un ovario bilocular. Generalmente el mericarpio tiene bordes costillosos de los cuales
emergen formaciones espinosas que es necesario eliminar en el proceso de limpieza de la semilla. Se
caracteriza por tener poca viabilidad.

FACTORES QUE AFECTAN LA FLORACIÓN


Dado que la floración en zanahoria está determinada principalmente por la temperatura y no por el
fotoperíodo y por sus características de fecundación cruzada es heterocigota en relación a esa condición
por lo que generalmente en una variedad puede darse esa condición si no se practica la selección corres-
pondiente para eliminar la condición de “floración prematura o sea emitir varas florales el primer año en
lugar de raíces o sea en desmedro de la cosecha.
Se determinó que un número establecido de horas por debajo de 10 º C era suficiente para las nece-
sidades de horas frío que requiere dicha especie para emitir las varas florales por lo que establecieron
un método de selección: se toman plántulas jóvenes de una variedad y se las somete por 650 horas por
debajo de 10 º C, luego se las lleva a temperatura norma y se las observa durante 3 meses, eliminando
todas aquellas que emitan varas florales multiplicando el resto.

Sistema de producción
a.- Método de raíz a semilla
b.- Método de semilla a semilla

TRATADO DE HORTICULTURA | 61 • 527


a.- Método de raíz a semilla
Primero es necesario producir las raíces siguiendo la técnica normal, pero variando la época de plan-
tación lo que se hará de acuerdo a la región. En regiones frías se plantan a principio de verano. En climas
templados a cálidos se realizará a principios de otoño. Cosechadas las raíces se seleccionará las mismas de
acuerdo al tipo. Se almacenaran con temperatura baja (1-2º C) y alta humedad. Llegada la época adecuada
se plantan nuevamente y se cosecha la semilla.

b.- Semilla a semilla


Requiere menos mano de obra y que las raíces permanecen en el mismo sitio. Hay poca selección. La
primera siembra debe realizarse de modo que las raíces alcancen un buen diámetro antes de que el cultivo
se vea expuesto a los fríos y así se promueva la floración.
Rendimiento: de 1.000 a 1.390 kg/ha.

Cosecha:
Como la inflorescencia madura escalonadamente se cosecha la misma cuando las de segundo y tercer
orden comienzan a ponerse marrones. Se sacan las plantas y se cortan las inflorescencias. Se apilan y se
las deja secar. Luego se trillan. las trilladoras llevan cilindros y cóncavos protegidos por gomas para evitar
daños. Posteriormente y en los depósitos mediante equipo especial de frotado se eliminan las espinas.
Apio: Se considera anual desde el punto de vista de producción de semillas.
Inflorescencia: Umbelas compuestas, pequeñas y compactas.
Polinización: Generalmente cruzada por insectos.
Clima: Requiere clima templado - cálido - seco en verano y principio de otoño.
Suelos: Requiere suelos sueltos y fértiles.
Epoca de siembra: Mediados de verano. Se cosecha las plántulas a fines de otoño. Se almacenan en
depósitos con 0-20 C y se plantan en primavera para obtener la floración y fructificación a fines de ve-
rano.
Cosecha: Se arrancan las plantas, se las deja secar o curar y posteriormente se las trilla. Por problemas
de deshicencia esta operación de curado se realiza sobre bolsas o carpas.
Rendimiento de semilla: 900 - 1000 kg/ha.

2.- LILIACEAS
CEBOLLA
Bianual; requiere clima fresco para desarrollo de los bulbos en el primer año y posteriormente las
mismas condiciones para la formación de la vara floral y semillas. Se recomienda el cultivo para semilla
en regiones de baja numedad atmosférica.
Suelos: Sueltos y bien drenados, los mismos requerimientos que para el cultivo destinado al consumo
de bulbos, es decir con buen contenido de N - P - K.
Inflorescencia: Forman umbelas formadas por 2.000 flores.
Polinización: Generalmente cruzada siendo las abejas las principales responsables.

Métodos:
a.- Bulbo a semilla: primero se producen los bulbos que se cosecha, se almacenan y posteriormente
vuelven a plantarse para producir semillas.
b.- Semilla a semilla: Se siembra en forma anticipada para que cuando las plantas están desarrolladas
reciben la acción del frío que induce a la planta a florecer en forma anticipada. En este caso no se pro-
ducen bulbos comerciales, y en la primavera se obtiene la semilla. El ciclo de producción desde la siembra
a la obtención de semilla dura un año.
TRATADO DE HORTICULTURA | 62 • 527
Cosecha: Se cortan las inflorescencias y se las deja secar en bandejas trillando luego.
Rendimiento: 400 - 600 kg/ha de semilla.
Es importante mencionar el descubrimiento realizado por Jones y Emsweller, en 1937 sobre la existencia
de tipos macho estériles en cabolla en la variedad Roja Italiana, esto es que funcionaba la planta como
femenina. Posteriormente pudo determinarse las causas de dicha esterilidad con lo que se puede incorporar
su manejo genético para incorporar esa característica a diferentes variedades. En esa forma pudo lograrse
la obtención de híbridos en forma económica. Es decir los semilleros aplicaron estos conocimientos para
la obtención de semilla híbrida, lo que demanda técnicas especiales y costosa ya que es necesario contar
en forma aislada con las diferentes líneas que finalmente producirán la semilla híbrida: l
* línea estéril S-1, fértil N-1 y variedades a cruzar.
En la actualidad las firmas semilleros venden en gran parte cebolla híbrida y no la de polinización
abierta.

COMPUESTAS:
Lechuga: Es planta anual
Clima y suelos: Requiere climas frescos y de baja H., por lo que su cultivo para semillas se realiza
sembrándola a comienzos del invierno en el Norte del país; y de primavera en Cuyo. Requiere suelos de
buena fertilidad y con buena capacidad de retención de agua.
Época de siembra: En Trancas (Pcia de Tucumán) se siembra en Junio para cosechar en Noviembre.
Inflorescencia: Formada por panículo con numerosas ramas. Flores perfectas con ovarios unicelulares
y autofecundas.
Semilla: Es un aquenio o sea fruto-semilla.
Rendimiento: Vaina entre 400 - 800 kg/ha dependiendo de las variedades y zonas. Las variedades de
hojas sueltas producen más semillas que las muy arrepolladas (tipo Grandes Lagos) con dificultades para una
buena emisión de la vara floral si el clima no es lo suficientemente cálido para coadyuvar a la misma.
La aplicación de Giberelinas en esos casos favorece el desarrollo del escapo flora, experiencias confir-
madas en Trancas (Ploper, J.; Informe final INTA, 1964).
Cosecha: Se cortan las inflorescencias cuando ya están maduras. Se dejan secar y se trillan. El corte
de la inflorescencia puede hacerse a mano o con cortadores (se pierde semilla por volteo). El problema
de la corta trilla directa es el látex que se desprende de los tallos y empasta la maquinaria. Para semilla
muy valiosa se puede hacer la cosecha en 2 - 3 pasadas sacudiendo las plantas de modo que la semilla
se desprenda y caiga en bolsas que llevan las cosechadoras. En la pcia de Mendoza se realiza el corte en
forma manual con una hoz y luego se alimenta con dicho material a una trilladora fíja. que se dispone
en el campo de lechuga.
La semilla de la 3era cosecha es de menor % germinativo.

SOLANACEAS
Tomate
Planta anual y su cultivo es semejante al de producción para consumo pero sin espalderas o tutoraje
es decir las plantas están en contacto directo con el suelo, tipo cultivo para industria o sea es un sistema
más económico.
Muchas semillas de tomate se produce como subproducto del tomate para procesado (Mendoza y
Río Negro) otra parte proviene de los mismos productores que dedican ciertas plantas que ellos mismos
seleccionan para producir su propia semilla y venden a firmas semilleras y la importación provee de otra
cantidad que se utiliza para consumo. La cosecha para semilla se denomina “cosecha húmeda” a diferencia
de las ya tratadas que entraría en denominación de “cosecha seca”.

TRATADO DE HORTICULTURA | 63 • 527


Clima: Idem a lo requerido para el cultivo de consumo directo o de industria, pero coincidiendo su
cosecha con clima seco y escasas lluvias.
Inflorescencia: Considerado como racimo o cima monoaxial, sus flores perfectas son autofecundas pero
hay un cierto porcentaje de fecundación cruzada por insectos por lo que conviene separa las variedades
por lo menos a 30 metro con barreras divisorias de maíz.
Fructificación: El fruto es una baya bi o plurilocular, las semillas están envueltas en una capa mucila-
ginosa que debe disolverse por fermentación o ácido para su eliminación y posterior extracción.
Cosecha: Se cosecha a mano o en ciertas variedades con cosechadora mecánica. Los frutos son partidos
mediante cilindros y cóncavos y el jugo y semilla se separa a un lado mientras se la somete a cualquiera
de los dos métodos siguientes:
1. Fermentación durante 48 - 56 horas en su propio jugo; luego por decantación se separa la semilla
buena que va al fondo de la semilla mala o vana que sobrenada. Posteriormente por centrifugación
y filtrado se separa la semilla del jugo y luego recién se lava y rápido se seca.
2. Mediante ácido clorhídrico comercial (2 litros/tn de tomate) ó ácido sulfúrico en una tercera parte.
Es un método más rápido pero si hay cáncer bacteriano en la semilla este sistema no lo destruye
como lo hace el sistema de fermentación, utilizándose en ese caso ácido acético.
Rendimiento: Una tonelada de fruta podría rendir de 3 a 7 kg de semilla y puede esperarse entre 150
- 300 kg/ha promedio en buenos cultivos para semilla.
La producción de semilla híbrida es una técnica especializada y la ofrecida en venta alcanza altos
valores ya que es necesario contar con líneas macho estériles o sino emascular las líneas femeninas y los
cruzamientos realizarlos en forma manual.
El INTA en San Juan y Mendoza producen pequeñas cantidades de semilla de tomate de diferentes
cultivares.
Si no hay muy buena habilidad combinatoria con expresiones de alto rinde o super calidad en com-
paración con las variedades de polinización abierta no se justificaría su producción.

Pimiento
Es anual en la zona templada pero perenne en la zona tropical y puede aplicarse todo lo expuesto para
tomate en cuanto a requerimientos climáticos y de suelos.
El cultivo para semilla es similar al de consumo, tratando de evitar temperaturas superiores a 40 0C y
ciclo de 5 - 6 meses libres de heladas.
Inflorescencias: Flores solitarias o en cimas. El ovario es baya pluricelular.
Polinización: Se admite como generalmente autofecunda pero, puede haber de 8 - 25 % de fecunda-
ción cruzada debido a abejas por lo que en la producción de semillas deben distanciarse las variedades de
consumo por lo menos a 300 metros y aún más cuando se producen variedades picantes con los que son
dulces. En casos extremos se separarán por 50 metros pero siempre con barreras arbustivas entre ellas.
Cosecha: Se cosecha los frutos cuando están rojo maduro y se parten o maceran en forma similar
al tomate. La semilla se descarga en un tambor de malla rotativo y mediante lavado se la separa de los
restos de pulpa y cáscara. La semilla debe ser secada inmediatamente en bandejas ya sea a media sombra
en sitios cálidos y de baja H.R. Luego pasará al proceso de limpieza mediante ventiladores para separar
restos de cáscara, semillas rotas, etc. Puede pasarse por malla para eliminar semillas pequeñas.
Rendimiento: Entre 120 a 150 kg de slla/ha. promedio
Berenjena
Idem que pimiento.

TRATADO DE HORTICULTURA | 64 • 527


CUCURBITACEAS
Melón, Sandía, Zapallo, Pepino. Requerimientos climáticos idem que para los cultivos comerciales.
Floración: Monoica o andromonoica.
Polinización: Cruzada, por insectos. Separación mínima de 800 m. entre variedades. Para semilla stock
no menos de 1200 m.
Cosecha: Los frutos se recogen y se parten o maceran con equipo igual que para tomate. La extracción
de semillas es similar.

Rendimientos:
 Pepino: de 400 - 600 kg/ha
 Melón: de 250 400 kg/ha
 Sandía: de 250 - 400 kg/ha
 Zapallo y calabaza: de 500 - 800 kg/ha.
Se recomienda que cuando se lavan las semillas para una mejor separación de los distintos restos
vegetales debe procederse a su secado de inmediato para evitar su germinación.

LEGUMINOSAS
Poroto - arveja - garbanzo - lenteja.
Especies anuales que requieren diferentes condiciones climáticas ya que mientras las diferentes varie-
dades de porotos requieren clima cálido y seco las otras tres especies se desarrollan en clima fresco por
lo que su cultivo se realiza para grano seco o semilla en la zona norte del país entre Junio y Noviembre,
en la zona Sud puede realizarse en época más tardía.
Poroto: Anual, su cultivo se realiza en zona de escasas lluvias pero con riego, lo que previene que pueda
haber ataques de antracnosis y bacteriosis con temperaturas entre 18 - 23 0C con un ciclo de 120-150
días; suelos fértiles y drenados son los apropiados. Su cultivo se realiza para semilla en Trancas (Pcia de
Tucumán), Metán y Rosario de la Frontera (Salta) ciclo de cultivo de Enero a Mayo ó de Septiembre a
Diciembre.
Inflorescencia: Sus flores son simples o en pares sobre cortos pedúnculos.
Polinización: Son generalmente autofecundos por la estructura floral pero sin embargo puede haber
un porcentaje de fecundación cruzada en especial en el llamado poroto manteca (Phaseolus lunatus) por
lo que cuando se produce semilla de esta especie, deben alejarse las variedades por lo menos a 100 m. las
demás variedades de P. Vulgaris pueden separarse a 30 m.
Fructificación: Es una vaina alargada con 2 espacio difiriendo las variedades en la forma de la vaina
y en el número, color y forma de semillas que contiene.
Cosecha: De acuerdo a las variedades la cosecha se realiza a mano, con cortadoras o con corta trilla.
En los dos primeros casos las plantas se emparvan dejándola secar y luego se trilla. En el tercer caso se
utiliza la corta trilla cuando la variedad permite por su parte y maduración uniforme de las vainas esta
operación. Deberán adoptarse precauciones en la trilla y limpieza de la semilla ya que son muy sensibles
al golpeteo, ya sea por la alta revolución de los cilindros o caídas fuertes de las semillas que producen
embriones defectuosos.
Rendimientos: De 1.200 a 1.500 kg/ha dependiendo de las variedades.
Arvejas: Es planta anual. Su cultivo para semilla se realiza en el Norte del País de Junio a Noviembre. Re-
quiere climas frescos para el desarrollo vegetativo y más cálido, en floración, fructificación y cosecha.
Floración y polinización y fructificación: Idem que poroto; se las considera autofecundas por lo que
la separación entre variedades puede alcanzar a 30 m.
Rendimientos: 1.200 a 1.500 kg/ha., dependiendo de las variedades y cuidados culturales.
Cosecha: Idem que en poroto.
TRATADO DE HORTICULTURA | 65 • 527
Cuadro 1.- IMPORTACION DE SEMILLA HORTICOLA SEGUN PAÍS DE ORIGEN. AÑO 1992

CUADRO 2. IMPORTACION DE SEMILLA HORTICOLA POR ESPECIE. AÑO 1992.

TRATADO DE HORTICULTURA | 66 • 527


CUADRO 3.- CLASIFICACION DE ESPECIES HORTICOLAS
POR LONGEVIDAD, FOTOPERIODO Y POLINIZACION

l,- ANUAL
DIA NEUTRAL:
AUTOFECUNDA:
LEGUMINOSAS: POROTO CHAUCHA, HABA, POROTO MANTECA (% DE FECUNDACION CRUZADA)
SOLANACEAS: TOMATE, PIMIENTO, BERENJENA (VARIA EL PORCENTAJE DE POLINIZACION CRUZADA
DESDE EL TOMATE A LA BERENJENA. EN PIMIENTO PUEDE LLEGAR AL 10%).
FECUNDACION CRUZADA:
POLINIZACION POR INSECTOS:
PORTULACACEAS
CRUCIFERAS: COLIFLOR, BROCOLI
CUCURBITACEAS: PEPINO (MONOICAS), MELONES (var. Americana: andromonoica),
ZAPALLO Y SANDIA (muchas var. son monoicas).

POLINIZACION POR EL VIENTO:


GRAMINEAS: MAÍZ DULCE (monoica)
AIZOACEAS: ESPINACA DE NUEVA ZELANDIA
DIA LARGO:
AUTOFECUNDA:
COMPUESTA: LECHUGA

FECUNDACION CRUZADA:
POLINIZACION POR INSECTOS
UMBELIFERAS: ZANAHORIA
CRUCIFERAS: RABANITOS

POLINIZACION POR EL VIENTO:


QUENOPODIÁCEAS: ESPINACA (usualmente dioica)

DIA CORTO:
POLINIZACION POR INSECTOS:
ANUAL INVERNAL

DIA LARGO:
AUTOFECUNDAS:
COMPUESTAS: ACHICORIA, ESCAROLA
CRUCIFERAS: REPOLLO CHINO, NABO, MOSTAZA.

ll.- BIANUALES:
DIA NEUTRAL:
POLINIZACION POR INSECTOS:
LILIACEAS: CEBOLLA, PUERRO
CRUCIFERAS: REPOLLO, REPOLLITOS DE BRUSELAS, COL RIZADA
UMBELIFERAS: ZANAHORIA, APIO, PEREJIL, CHIRIVIA

DIA LARGO:
POLINIZACION POR EL VIENTO:
QUENOPODIACEAS: REMOLACHA, ACELGA.
PERENNES

DIA NEUTRAL:
AUTOFECUNDA:
COMPUESTA: ALCAUCIL
CRUCÍFERAS: RÁBANO

FECUNDACION CRUZADA:
POLINIZACIÓN POR INSECTOS
LILIACEAS: ESPÁRRAGO (DIOICAS)

DIA LARGO:
AUTOFECUNDAS
SOLANACEAS: PAPA

DIA CORTO:
FECUNDACION CRUZADA:
POLINIZACIÓN POR INSECTOS
CONVOLVULACEAS: BATATA.

TRATADO DE HORTICULTURA | 67 • 527


CUADRO 4.- HUMEDAD RELATIVA (%) EN EQUILIBRIO CON 20º C DE TEMPERATURA

CUADRO 5.- REQUISITOS DE GERMINACION DE SEMILLAS HORTICOLAS

TRATADO DE HORTICULTURA | 68 • 527


El Cuadro 5 ilustra sobre distintos requisitos para germinación para diferentes especies hortícolas,
temperatura de germinación y días en que se registra la misma. La energía germinativa está dada por el
número de semillas germinadas a los tres días de iniciada la prueba. Es un valor que indica el vigor de la
semilla ya que la mayor energía germinativa reflejará la mejor condición de una semilla

CUADRO 6. TEMPERATURA Y TIEMPO DE GERMINACION

Fig.1. Esquema del procesado de semillas

TRATADO DE HORTICULTURA | 69 • 527


Fig. 2. Etapas del procesado

TRATADO DE HORTICULTURA | 70 • 527


CAPÍTULO 4
INTRODUCCIÓN A LA BIOTECNOLOGÍA
SU APLICACIÓN A LA MEJORA DE PLANTAS
Ing. Agr. M. Sc. Sergio M. Salazar
Auxiliar Graduado de la Cátedra Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT.
Investigador de EEA INTA Famaillá. Tucumán

¿Qué es la Biotecnología?
En un sentido amplio, la biotecnología es un conjunto de técnicas que emplean organismos o sustancias
derivados de ellos para obtener productos útiles, procesos o servicios.
 PRODUCTO: cultivo resistente a enfermedades causadas por virus.
 SERVICIO: utilización de ciertas especies de plantas para extraer cantidades útiles de níquel de suelos
contaminados.
 PROCESO: producción de insulina recombinante.

Historia de la Biotecnología
Los microorganismos proporcionaron alimento y bebida durante más de ocho mil años antes de que
se reconociera su existencia en el siglo XVII.

Primeras técnicas biotecnológicas:


 utilización de levaduras para la fabricación de cerveza en el 6000 A.C por los sumerios y babilo-
nios.
 los egipcios fermentan pan con levadura de cerveza.
 en el Génesis se hace referencia al vino.
La biotecnología incluye conocimientos y herramientas provenientes de distintas disciplinas:

Es una herramienta productiva que ha impactado prácticamente en todas las actividades industria-
les.

¿Qué es la Biotecnología moderna?


Es la biotecnología que tiene un importante componente de Ingeniería Genética o
tecnología de ADN recombinante.
A comienzos de los años 70 se creó la capacidad de manipular el material genético (ADN)
en el laboratorio de forma tal de unir segmentos provenientes de distintos organismos,
obteniéndose moléculas recombinantes.
Los genes son segmentos de ADN.

Su expresión está controlada por segmentos reguladores (promotores, potenciadores, terminado-

res).
La información contenida y almacenada en los genes se expresa como proteínas.

TRATADO DE HORTICULTURA | 71 • 527
La proteina codificada por un determinado gen contribuye a la expresión de un caraceter específi-

co.
ADN → → RNAm → → Proteína → → Carácter
Traducción
Expresión
Transcripción

Concepto de la Mejora de Plantas


Se define a la mejora de plantas “Como la evolución de las plantas de cultivo dirigidas por la voluntad
del hombre”. La mejora genética de plantas trata sobre los principios teóricos y los métodos para la ob-
tención de variedades de plantas de cultivo, que garanticen bajo determinadas condiciones ambientales
y de producción, rendimientos altos y estables de los productos cosechados con la calidad requerida.
Mediante el mejoramiento de plantas se procura desarrollar aquellos caracteres y cualidades internas
de las plantas determinadas genéticamente, que en función de las condiciones concretas de producción,
posibiliten una alta efectividad económica de las restantes ramas de la producción vegetal.
El mejorador de acuerdo con el genotipo, eleva las potencialidades productivas de la variedad. A éstas
pertenecen no solo los componentes del rendimiento agrícola (peso de los frutos, número de frutos, ta-
llos, etc.), sino también la seguridad del rendimiento, la resistencia a plagas y enfermedades, los factores
abióticos del medio ambiente, la calidad de las cosechas, la aptitud de la variedad para el cultivo y la
cosecha mecanizada. La tarea de las restrantes ramas de la producción vegetal consiste en desarrollar
condiciones óptimas para el logro de las potencialidades productivas hereditarias introducidas por los
métodos de mejora empleados, mediante la adecuación de las condiciones del medio. Para dar respuesta
a la problemática anteriormente planteada existen cuatro métodos de mejora bien definidos, selección,
cruzamientos, mutagénesis y transformación.

Selección
La selección sirve para aprovechar la variabilidad exixtente, y ha sido un método con el que se han
obtenido un gran número de variedades y que ya en el caso de los cereales ha agotado sus posibilidades,
pero en muchas especies perennes combinado con las técnicas biotecnológicas, este método puede ofrecer
buenos resultados.

Cruzamiento
En este método se descompone totalmente el genotipo, producto de la combinación y recombinación
de los genes y por selección, en poblaciones cuantiosas, con gran gasto de recursos y tiempo se selec-
cionan los genotipos de interés.
Es importante dejar bien claro que la fuente de variabilidad que se produce en el cruzamiento, es la
más importante de todas producto de la combinación y recombinación de los genes, que es una de las
bases fundamentales de la evolución, por tanto este método de mejora no podrá ser sustituido por los
métodos biotecnológicos.

Mutagénesis
Cuando en 1928 Muller descubrió la posibilidad de crear mutaciones artificialmente, se inioció la era
de la mejora por mutaciones, dedicándose grandes recursos a estas investigaciones. Con el surgimiento
de las técnicas biotecnológicas que permiten emplear el principio de la totipotencia de las células, al
considerar a ests como un individuo, se abre una gran posibilidad para la mejora mutacional.

Transformación
Este método es sin dudas; el que en el futuro muy próximo; tendrá grandes perspectivas, pues ya en
1998 se cultivaron 35 millones de hectáreas de plantas transgénicas. La mayoría de los genes empleados
son de resistencia a herbicidas, insectos, virus y retardadores de la maduración, etc. esta tecnología requiere
de grandes inversiones y de personal calificado en el tema, para las investigaciones básicas de Biología
Molecular y de Ingeniería Genética, que pocos laboratorios del área están en condiciones de realizar.
TRATADO DE HORTICULTURA | 72 • 527
¿Qué son las plantas transgénicas? 
Son plantas a las que se le han insertado en su material genético uno o más genes de una planta u
organismo diferente o un gen (o genes) que han sido alterados o especialmente ensamblados.

Pasos de la modificación genética moderna


 Identificar, aislar e insertar genes en un vector
 Agregar genes marcadores
 Transferir las construcciones a las células vegetales
 Seleccionar células transformadas
 Regenerar plantas completas con nuevas características
 Evaluar las plantas transgénicas

Construcciones génicas

Secuencia promotora:
 inician la transcripción
 determinan cuando, dónde, y en qué medida se obtiene el producto del gen

Secuencia de terminación:
 marca el final del gen

Transferencia de genes a células o tejidos vegetales


 Agrobacterium tumefaciens
Biolística

TRATADO DE HORTICULTURA | 73 • 527


Una vez que los genes de interés se han integrado al ADN de las células vegetales se manipulan las

condiciones de crecimiento para que estas células regeneren plantas completas y fértiles.
Posteriormente es realiza un análisis de las plantas obtenidas para estudiar la presencia del gen

introducido y la actividad de la proteína producto del gen.
¿Para qué se han usado los genes marcadores de selección?

Resistencia antibióticos
 Kanamicina [neomicina fosfotransferasa]
 Higromicina [higromicina fosfotransferasa]
 Gentamicina [gentamicina acetiltransferasa]
 Otros

Resistencia a herbicidas:
 BAR Bialafos

Biolística
Utiliza la introducción forzosa a través de la pared vegetal con dispositivos que logran acelerar pequeñas
partículas a grandes velocidades y proyectarlas sobre células o tejidos vegetales. Estas partículas contienen
adheridas a su superficie el material genético conteniendo la nueva información a ser transferida.

Ejemplos:

MAÍZ RESISTENTE A INSECTOS:


La bacteria Gram positiva, Bacillus thuringiensis (Bt) produce naturalmente proteínas que son tóxicas

específicamente para ciertos insectos.
Estas proteínas forman parte de los cuerpos de inclusión cristalinos producidos durante la esporu-

lación de la bacteria.
Los cuerpos de inclusión se disuelven en las condiciones alcalinas del tracto digestivo del insecto y

liberan proteínas que son procesadas dando origen a fragmentos tóxicos para el insecto.

TRATADO DE HORTICULTURA | 74 • 527


Las plantas Bt contienen en su material genético la información de la proteína insecticida de Bacillus
thuringiensis.

TOMATE FLAVR-SAVR:
 Fue la primera liberación de un alimento GM no procesado en toda Europa. Había sido previamente
aprobado en Estados Unidos.
La FDA autorizó el tomate en 1999 luego de que en 1992 fuera presentada la solicitud.

El tomate FLAV-SAVR fue obtenido por técnicas biotecnológicas para que se hablande más lenta-

mente que los tomates convencionales durante la maduración.
El Comité asesor en nuevos alimentos y procesos concluyó en su evaluación de inocuidad alimen-

taria que el tomate Flavr-Savr es seguro para el consumo y nutritivamente similar a los tomates
convencionales.
No se produce más dado que en la producción comercial se obtenían bajos rendimientos no como

consecuencia de que fuera modificado por Biotecnología sino por las propias características del
cultivar.

PRODUCCIÓN DE INSULINA RECOMBINANTE:


 Es una hormona producida por el páncreas que participa en la regulación del nivel de azúcar en
sangre.
En personas diabéticas que no pueden producirla (diabéticos del Tipo 1) se les administra para regular

los niveles de glucosa en sangre.
Puede obtenerse del páncreas del cerdo o producirse por biotecnología en “bacterias.

En la Agricultura, cerca de 50 cultivos biotecnológicos han sido aprobados para su comercialización,


incluyendo plantas con aceites modificados, tomates con mayor vida útil y mejores condiciones de proce-
samiento, calabazas, maíz, algodón, papa y soja con mejoras en su resistencia a enfermedades, herbicidas
y pestes.
Existen disponibles biopesticidas y otros productos agrícolas en uso para mejorar la producción de
alimentos y reducir la dependencia de pesticidas químicos.

TRATADO DE HORTICULTURA | 75 • 527


Se han desarrollado más de 50 compuestos terapéuticos. La terapia génica constituye una alternativa
de creciente importancia para la cura de ciertas enfermedades.
Las enzimas producidas por biotecnología se usan ampliamente en la industria de la alimentación y en
la industria textil. Proteasas y lipasas se utilizan en detergentes, invertasas y amilasas en el procesamiento
de alimentos, celulasas en el proceso de lavado a la piedra y en el tratamiento del cuero.
En el área ambiental, la biotecnología se utilizada para tratar residuos peligrosos sólidos, agua y aire,
así como en la prevención de la polución.

Bibliografía consultada:
Maluszynski, M., B.S. Alhoowalia, y B. Sigurbjornsson, 1995. Aplication of in vitro and in vivo mutation tecniques
for crop improvement. Euphytica 85: 303-315.
Pérez Ponce, J.N.1998. Propagación y Mejora Genética de Plantas por Biotecnología, Eds. Pérez Ponce, J.N. Cuba.
Rodríquez, C., J. Pérez Ponce y A. Fuchs, 1995. Mejora de Plantas, Eds. Félix Varela. Habana, Cuba.
Bonomi, R., 2002. Introducción a la Biotecnología en la Agricultura y la Alimentación. REDBIO Internacional.
www.porquebiotecnologia.com.ar
http://www.manant.unt.edu.ar/
http://www.redbio.cl

TRATADO DE HORTICULTURA | 76 • 527


CAPITULO 5
LA SIEMBRA DE LAS HORTALIZAS
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

ASPECTOS GENERALES
Siembra. Definición
La siembra consiste en disponer la semilla en un sustrato en condiciones favorables de: agua, oxígeno
y temperatura para que germine el embrión. En algunos casos la luz juega una función importante en la
germinación. Es decir que para que la semilla germine requiere agua; y a su vez la actividad metabólica,
como consecuencia de la imbibición, necesita oxígeno. En cuanto a la temperatura, activa el consumo de
oxígeno por el embrión y modifica la solubilidad del oxigeno.

La siembra puede efectuarse:


a.- En diversos tipos de semilleros, y posteriormente se los repica y/o trasplanta en el lugar definiti-
vo.
b.- Siembra directa en el lugar donde se cosechar la hortaliza.

Siembra en semilleros
Protección
La siembra de las hortalizas en semilleros puede protegerse con diferentes medios, tales como:

Tapaderas de caña y paja, entretejida y sujeta con alambre.


Se colocan apoyadas en el suelo sobre el lado de los vientos fríos dominantes del sur, y levantadas del
lado expuesto al norte. Los almácigos están orientados de Este a Oeste. Protegen contra bajas tempera-
turas. Cuando las temperaturas descienden a niveles críticos se bajan las mismas y se apoyan cerca del
suelo sobre un alambre extendido para tal fin.

Techo de caña y paja, entretejida y sujeta con alambre.


Se colocan sobre los almácigos, orientados de Norte a Sur, e inclinados con una pendiente de 45 o
hacia el lado oeste; no se apoyan sobre el suelo, sino están colocados sobre parantes de ramas de arboles,
con lo cual da protección a los plantones contra elevadas temperaturas, principalmente en horas de la
tarde. Se utilizan en el Norte del país, en los meses de Enero-Marzo.

Túneles:
Se construyen con arcos de alambre galvanizado, y se cubren con plástico transparente. Se sujetan por
encima con otros arcos, a fin de evitar que el viento dañe el plástico. Se pueden abrir y cerrar diariamente,
TRATADO DE HORTICULTURA | 77 • 527
de acuerdo a las condiciones ambientales imperantes. En Tucumán en la zona del Pedemonte se suele
reforzar la protección que brindan los túneles, con la aplicación de paja encima de los mismos; se eliminan
ambos cuando pasa el riesgo de heladas. También se suele aplicar en Tucumán bajo el túnel plástico paja
o aserrín como cobertura del almácigo, con lo que se aseguran las condiciones de temperatura favorables
para la germinación, se evita la deshidratación del suelo, así como el encostramiento del terreno.

Macrotúneles:
Son estructuras de mayor tamaño; por ej. 2 m. de altura y 6 m de base, en forma de arco. Se construyen
con cañas y alambre. Se cubren con plástico transparente. Tienen la ventaja que dan mayor protección
contra bajas temperaturas por el mayor volumen de aire que encierran. Dentro del mismo se disponen las
bandejas y/o bolsitas conteniendo los plantines. En este sistema es posible incorporar riego por microas-
persión, con lo cual se logra una distribución más uniforme del riego en las plántulas.
Asimismo se puede realizar ventilación en los laterales del túnel.

Invernaderos:
Se construyen con materiales tales como: caña, postes de madera de árboles como eucaliptus, pino,
palo amarillo, etc, o bien con tablas de madera, o estructuras metálicas. Existen diferentes tipos de es-
tructuras: Arco rebajado; arco rebajado interrumpido; diente de sierra; parral de Almería; en capilla, etc.
Se les coloca plástico LD en los laterales y LDT en el techo.
La ventilación se efectúa por la zona lateral y/o zona de aberturas cenitales localizadas en el techo.
En el interior del invernadero se disponen los soportes para las bandejas que contienen las plántulas.
Es posible implementar riego por microaspersión, con lo que se puede regular la cantidad, frecuencia
y tiempo de riego, de acuerdo a las temperaturas ambientales y requerimiento de los plantines.
Los invernaderos tienen la ventaja sobre los macrotúneles que permiten un mejor control del ambiente,
son de mayor duración y tienen capacidad para contener mayor número de bandejas con plántulas
La desventaja es que tienen mayor costo.
En el interior de estas estructuras se puede colocar doble techo con las siguientes finalidades:
Para situaciones de bajas temperaturas
 Techo de plástico cristal, a modo de cortinas plegables que se extienden para incrementar la tem-
peratura en los invernaderos.
 Tela antihelada (manta térmica) que se extiende o pliega de acuerdo al peligro de heladas
 Calefacción.
La finalidad de estos sistemas es evitar que la temperatura descienda por debajo de 5°C en el interior
del invernadero.

Para situaciones de altas temperaturas


 Media sombra de zarán, para disminuir la temperatura en período estival: Ej en el momento de
trasplante de apio en la Pcia de Córdoba, se coloca el zarán, a fin de evitar pérdidas de plantines
por altas temperaturas. El zarán, también se suele colocar en el lateral del invernadero expuesta el
lado norte, con lo que las pequeñas plántulas no reciben la radiación solar en forma directa. Con
este sistema se logra disminuir hasta 5º C de diferencia en relación a las temperaturas externas.
 Pintar el techo con cal
 Ventilación cenital
Con estos sistemas se eliminan exceso de temperatura y humedad y se evitan situaciones que favore-
cerían el desarrollo de enfermedades.
Para evitar el crecimiento de malezas y tierra en el invernadero se colocan entre otros materiales,
granza
TRATADO DE HORTICULTURA | 78 • 527
Almácigos convencionales.
Este tipo de almácigos son apropiados para especies hortícolas que resisten el trasplante a raíz desnuda,
porque tienen la facilidad de regenerar nuevas raíces, como tomate, pimiento. Con este tipo de almácigos
se pueden obtener mayor número de plantines por unidad de superficie.
En la Estación Experimental de La Platina, Chile, se ha encontrado que en tomate existe un incremento
en el número de plantas útiles al aumentar la cantidad de semilla entre 2 y 7 gr/m2. Sin embargo a las
mayores densidades, las plántulas tienen menor vigor y menor crecimiento, lo que significa que el balance
entre cantidad y calidad de plántulas útiles para trasplante se encuentra con 3 g/m2 de semilla.
Según el nivel del suelo en que se realicen los almácigos pueden estar:
A nivel del suelo

Sobre el nivel del suelo: Se los realiza elevados, a fin de evitar daños por inundaciones en período

estival, y facilitar un mayor drenaje del exceso de humedad.
Para facilitar el escurrimiento del agua en períodos lluviosos se les da una curvatura desde el centro
hacia los laterales.
Son los más difundidos en Tucumán y en el NOA, en especies como tomate, pimiento, berenjena, apio,
puerro, coliflor, repollo, cebolla de verdeo, lechuga.
Bajo el nivel del suelo: Se los usa para favorecer una mayor captación del agua de lluvia, en zonas

de escasas precipitaciones.
Están difundidos en la Región de Cuyo. Ej. en almácigos de cebolla.
La orientación de los almácigos puede ser: Este-Oeste durante el otoño-invierno, por presentar una
mayor exposición a los rayos solares inclinados desde el Norte; así como les proporciona protección en la
zona sur de donde provienen los vientos fríos dominantes en dicho período. Durante el verano es aconse-
jable la orientación Norte-Sur de los almácigos, por tener más facilidad para su ventilación desde el Sur,
y por brindarles la posibilidad de estar protegidos de las altas temperaturas, como se explicara en a.2.
El almácigo debe estar localizado cerca de una fuente de agua; en zonas del terreno no expuestas a
inundación, y en suelos que tengan buen drenaje. Las almacigueras deben estar protegidas a fin de evitar
la entrada de animales. En la realización de los almácigos se debe partir de una tierra bien preparada, con
el agregado de tierra de monte, y/o arena, y/o lombricompuesto, y/o estiércol descompuesto, y/o turba
a fin de proporcionarles a las semillas las mejores condiciones físicas y químicas del suelo. Asimismo el
almácigo debe estar libre de terrones para facilitar la emergencia del embrión; con los sustratos apropiados
se procura que el terreno no se encostre después del riego y/o las lluvias, lo que impediría la emergencia
del embrión. Se debe efectuar una adecuada desinfección para evitar el daño a los plantines por plagas,
enfermedades, malezas y/o nematodos.
Una vez preparado el almácigo se debe dar un riego presiembra, a fin de asegurar las condiciones de
humedad óptima del terreno en el momento de la siembra. Es importante ajustar la densidad apropiada de
siembra, de acuerdo al tamaño de la semilla; al tipo de desarrollo de la especie hortícola, a fin de que las
plantitas no crezcan ahiladas por excesiva competencia entre ellas. Asimismo si la siembra es muy densa
se crea un microclima húmedo que favorece el desarrollo de enfermedades, como el mal de los almáci-
gos o dumping off. Este problema se ha detectado en siembras muy densas de apio en invernaderos en
Córdoba. Si la siembra se hizo demasiado densa, se puede efectuar un raleo cuando las plántulas tienen
2 a 3 cm de altura, con lo cual se logra obtener plantas de óptimo desarrollo y vigor.
En el otro extremo si están muy espaciadas o rala la siembra, se desperdicia el almácigo.

Modalidad de siembra directa


La siembra en el almácigo puede realizarse:
Siembra al voleo:

Se efectúa la siembra con la mano. Se requiere habilidad y práctica para ajustar la densidad de siem-
bra a la requerida para la especie. Ej. Lechuga. En este caso se realizan dos labores de: eliminación de
TRATADO DE HORTICULTURA | 79 • 527
malezas, de escardillado del suelo y de raleo de plantitas de lechuga con azada de mango corto o largo,
para ajustar la distancia a 25 - 30 cm en todas las direcciones.
Siembra en líneas paralelas o perpendiculares al largo del mismo

Se realiza la siembra en forma manual o con pequeñas sembradoras sin mango ó anexadas a un mango
largo.
Cuando se trata de la siembra de semillas muy pequeñas, se pueden mezclar con un material inerte a
fin de lograr una mejor distribución de las mismas en el terreno. Una vez efectuada la siembra se cubren
las semillas con un sustrato como lombricompuesto, tierra de monte, u otro, con un espesor estimado en
dos veces el tamaño de la semilla. Se debe apisonar suavemente el terreno con la azada o con una palita
de mango corto a fin de que se establezca un estrecho contacto entre la semilla y el sustrato, eliminando
bolsas de aire. Es importante tener en cuenta que se debe tapar las semillas con un buen sustrato a fin
de evitar la formación de una capa dura de tierra después del riego o de las precipitaciones, que dificulte
y/o impida la emergencia de las plántulas.
En siembras de precisión con semillas pequeñas también se les agrega un material inerte. Ej.: zana-
horia

Labores de preparación del terreno. Riego


Previo a la siembra se debe preparar el terreno destinado al almácigo con labranzas de arado, rastra,
cincel para dejarlo mullido, a fin de favorecer un mejor contacto de la semilla con la tierra y facilitar la
emergencia de la joven plántula. ; regar el terreno destinado al almácigo.
Posteriormente a la siembra se efectúa un riego con regadera de flor fina y se debe mantener el terreno
húmedo a fin de permitir la germinación de la semilla. Los riegos deben ser frecuentes, a fin de mantener
la humedad en capacidad de campo, y promover una germinación uniforme y un desarrollo parejo de las
plántulas. Se debe evitar aplicar un exceso de agua para no predisponerlas al desarrollo de enfermedades;
tampoco deberán tener un déficit hídrico que retrasen o maten a los plantines.
En la actualidad se utilizan de 2 a 3 cintas de riego por goteo, en forma paralela a la longitud del
almácigo, en cultivos de cebolla para bulbo, y en la obtención de diferentes tipos de plantines de horta-
lizas tales como: repollo, coliflor, brócoli, tomate, apio. Con este sistema se ahorra agua y mano de obra;
asimismo se puede fertirrigar, y se da a las plántulas la dotación de agua y fertilizantes en la cantidad y
en el momento en que las plántulas lo requieren.

Fertilización
Se ha encontrado en tomate que la mayor respuesta a Nitrógeno y Fósforo se logra en los 90 kg/ha en
los dos elementos, para la obtención de plantas vigorosas. Asimismo se ha encontrado que con estas dosis
se produce el mayor número de plantas útiles. A modo de ejemplo se expresa en el Cuadro 1 el esquema
de fertilización en almácigos convencionales.

Cuadro 1.- Esquema de fertilización en almácigos convencionales.

Fuente: Escaff G. M. Agroeconómico. Agosto 1993. Nº 16

Se deben realizar controles fitosanitarios a fin de evitar pérdidas de plantines por enfermedades, como
el dumping off con productos como almacigol; Zineb; Mancozeb; cada 7 a 10 días, de carácter preventivo;
control de insectos vectores de virus; de insectos de aparato bucal masticador y/o chupador; de grilllos;
babosas; pájaros, etc.

TRATADO DE HORTICULTURA | 80 • 527


Productos como el Maneb endurecen los plantines si su crecimiento va muy adelantado; otros como
el azufre o Zineb son estimulantes del crecimiento si las plántulas van retrasadas en su desarrollo.
Es importante efectuar control oportuno de las malezas, esto es cuando las mismas tienen 3 ó 4 hojas
verdaderas, a fin de no dañar el sistema radicular de las pequeñas plántulas.
En la producción de plantines se debe tener en cuenta:
Número de semillas por gramo.

Peso de 100 semillas.

Poder germinativo: que sea elevado, sobre todo en los cultivares híbridos (ej. mayor de 80%)

Que la semilla sea nueva y sana, y esté libre de impurezas.

Pregerminación de la semilla: entre papel húmedo en la oscuridad; y en un lienzo húmedo durante

3-5 días según la especie hortícola, a 25-28 º C de temperatura. Según el PG. se siembra 20-30 % más
sobre las necesidades de plántulas previstas, a fin de compensar pérdidas por falta de germinación
y pérdida de plantines por otras causas (enfermedad, plagas, sequía, defectos del plantín, etc.)
Es importante brindar a las plántulas cuidados fitosanitarios, con tratamientos de Zineb, Captan,
Mancozeb, solos o combinados con insecticidas, como se explicara precedentemente.
El tiempo de germinación de las hortalizas en condiciones de siembra en almácigos se observan en el
Cuadro 2.-

Cuadro 2.- TIEMPO DE GERMINACION DE ESPECIES HORTICOLAS


Especie Tiempo de germinacion (días)
Tomate ..................................... 6 - 10
Pimiento ................................. 7 - 9
Berenjena ............................... 8 - 10
Lechuga ................................... 6 - 8
Melon ....................................... 9 - 12
Sandia ...................................... 7 - 9
Pepino ...................................... 6 - 8
Puerro ..................................... 8 - 8
Tanto el porcentaje de germinación, como el tiempo a emergencia están fuertemente influenciados
por la temperatura

2.- TRASPLANTE
A fin de facilitar la rusticación de los plantines y una vez que los mismos alcanzaron el tamaño apro-
piado, se suspenden los riegos. Dos a tres días antes del trasplante se da un riego a fin de facilitar las
labores de arrancado y de evitar el daño a las raíces o tallo de las pequeñas plántulas.
En este tipo de almácigos el trasplante se realiza a raíz desnuda. Las plantas arrancadas se seleccionan
de acuerdo al tamaño, a la sanidad y vigor y se eliminan las que presentan algún tipo de deformación,
todas las fuera de tipo, débiles, muy pequeñas, deformes o enfermas.
La cantidad de plantas a arrancar del almácigo se hará de acuerdo al requerimiento diario de plantines,
en función de la mano de obra disponible. En cuanto al tamaño en el momento de trasplante se considera
una medida adecuada cuando los plantines presentan desde tres hojas verdaderas totalmente expandidas,
un diámetro de tallo de 3-4 mm y una altura de 12 - 15 cm.

Producción acelerada de plantines


En general la producción de plantines se ha convertido en una actividad altamente especializada e
independiente en países como: España, y Holanda. En EE.UU. es una práctica muy difundida por parte de
aficionados a la horticultura y floricultura la compra de plantines de hortalizas y flores a raíz desnuda o
en macetitas. También productores a nivel comercial adquieren plantines de centros especializados.

TRATADO DE HORTICULTURA | 81 • 527


En nuestro país esta especialización se ha logrado en la producción de plantines de flores de cortar
como crisantemo.

PRODUCCIÓN ACELERADA DE PLANTINES EN CONTENEDORES


EN INVERNADERO Y/O MACROTÚNELES
La producción de plantines, en contenedores se realiza en sistemas protegidos como son los inverna-
deros o macrotúneles; permite obtener material de propagación en especies hortícolas como: tomate,
pimiento, ají, berenjena, especies de la familia de las Cucurbitáceas, lechuga, apio, etc.
El lugar donde se construirá el Invernadero o macrotúnel debe estar bien protegido de los vientos
mediante cortinas rompevientos, mallas. En lo posible debe contar de una cerca que impida el ingreso
de animales.
Este sistema presenta ventajas en relación a los sistemas tradicionales de obtención de plantines en
almácigos de tierra, entre las que se citan:
Permite el uso de semilla más costosa como son los híbridos, de alto potencial productivo, con

diferentes tipos de resistencia incorporada a enfermedades, nemátodos, bajas temperaturas; larga
vida después de cosechados como tomate, y un mayor ahorro de semillas de costo inicial elevado.
Favorece una mayor independencia de variaciones climáticas externas extremas.

Se les puede regular las altas temperaturas mediante la aplicación de mallas de media sombra; sistemas
de ventilación forzada; uso de niebla (mist); con blanqueo con cal del techo.
Las bajas temperaturas del aire se pueden controlar: mediante diferentes sistemas de calefacción de
la atmósfera del invernadero; colocando túneles y/o entretechos de plásticos (o sea cámara de aire con
doble cubierta); con mantas térmicas sobre el cultivo.
Para aumentar la temperatura del suelo se pueden utilizar camas calientes, cintas corrugadas colocadas
debajo de las bandejas por las que circula agua caliente.
Se pueden obtener plantas de desarrollo más uniforme y tamaño parejo; se logran plantas de ca-

lidad superior en aspectos tales como: tamaño de hoja, vigor, cantidad de hojas, por lo tanto en el
lugar definitivo la floración y la maduración de frutos es uniforme, lo que permite programar la
cosecha.
Se puede incorporar mayor automatización de funciones tales como: riego con microaspersores y

fertilización; riego individual en cada planta mediante el uso de piquetas o microtubos, con lo que
se evita la incidencia de enfermedades, tales como el dumping off o mal de los almácigos; riego por
nebulización tipo niebla o mist.
Se facilita el control químico contra plagas y/o enfermedades.

Se pueden proteger contra insectos vectores de enfermedades, mediante mallas antiáfidos, y puertas

de doble entrada asegurando el control de fuentes de inoculación de patógenos y la asepsia de los
materiales utilizados, brindando el cuidado que requiere este tipo de producción de plantines.
Se pueden usar diferentes contenedores del sustrato y de las semillas que varían tanto en el tipo de

material, como en el número de celdillas, así como en el tamaño de cada celdilla. Entre los conte-
nedores de mayor utilización en el NOA se mencionan:
Bandejas de poliestireno expandido con 135, 170, 228, 400 alvéolos, que tienen una duración de más
de dos años; de diferente tamaño cada uno según el destino sea para sembrar semillas pequeñas (tomate,
pimiento, berenjena) o semillas grandes (melón, sandía, pepino).
Bandejas de plástico flexible negro de 30 celdillas
Bandejas de plástico rígido negro de 70 celdillas de capacidad
Bolsitas de plástico negro y/o transparente, de diferentes tamaños.
Macetas de papel
Pastillas Jiffy deshidratada
Bloques de suelo o turba
TRATADO DE HORTICULTURA | 82 • 527
Se pueden utilizar diferentes tipos de sustratos, tales como: tierra tamizada; arena; perlome; ver-

miculita; turba; lombricompuesto; compost bien descompuesto, tierra del monte.
Permite lograr una mayor flexibilidad en la programación de las actividades de producción, mayor

uniformidad y vigor de plántulas, menor uso de semillas, se adelanta la etapa de producción, se puede
efectuar un control más fácil y económico de las malezas, permite realizar siembras programadas
de acuerdo a los requerimientos del mercado.
Se puede lograr que las bandejas, bolsitas y/o vasos con sustratos y plantines estén aisladas del suelo

mediante la construcción de mesadas con diferentes materiales, tales como: troncos de árbol, cañas
de bambú, pilares y travesaños de hormigón armado, etc.
Con esta modalidad se facilitan las diferentes labores tales como: riego, fertilización, observación del
estado sanitario de las plántulas, controles fitosanitarios, y se facilita el posterior traslado de las bandejas
en cajones de plásticos, ambos con retorno; se los apila y traslada en portaplantas con dos ruedas a los
camiones de transporte a los diferentes lugares de destino final. Con esta modalidad las plantas no sufren
daños durante el traslado.
Se trasplantan los plantines con todo su sistema radicular, lo que evita la pérdida parcial de raíces

y el estrés de las plántulas posteriores al trasplante.
Permite la producción de plantines en cepellón en especies que no se pueden trasplantar a raíz

desnuda como son las de la familia de las Cucurbitáceas: melón, sandía, pepino, zapallito redondo de
tronco, zapallito zucchini o calabacín o cusa, zapallo –en macetas de papel o bolsitas individuales,
esponjas vegetales.
Las plántulas obtenidas en contenedores presentan un sistema radicular más profuso que ocupa

todo el volumen del sustrato del contenedor, en comparación con las raíces de almacigueras con-
vencionales en las que existe una dominancia de la raíz principal en relación a las raíces laterales,
que se rompen en el momento de su extracción.

Producción comercial de lechuga en invernadero. La Plata, Pcia de Buenos Aires.


TRATADO DE HORTICULTURA | 83 • 527
Siembra en contenedores
*Elección del contenedor
La elección del contenedor depende de la disponibilidad, accesibilidad y del costo que tenga para su
utilización, así como la duración que se espera de los mismos.
Así las bolsitas de polietileno son de menor costo pero duran sólo un cultivo. Asimismo se requiere
mayor mano de obra para el llenado de las mismas y requieren mayor sustrato que las bandejas por ej.
Como ventaja la siembra en bolsitas permite una mayor permanencia de las plántulas en condiciones
fisiológicas óptimas cuando alcanzaron el tamaño de trasplante y se produce un atraso en esta labor.
Los bloques de turba o cepellones son de mayor precio, pero vienen listos para la siembra, con el pH
ajustado y el trasplante se efectúa con el cepellón sin separarlo del contenedor por cuanto son bloques
individuales.
La siembra en bandejas de poliestireno tiene costo inicial más elevado, pero se amortizan en 2-3 años
por lo que su costo final es más bajo. Otras ventajas de este tipo de contenedor es que tienen mayor
facilidad de manejo de actividades como riego, control de plagas y/o enfermedades, y manipulación para
el trasplante.
Las más difundidas en especies de melón, tomate para consumo en fresco e industria, pimiento, son
bandejas de 400 y 228 celdillas
En experiencias realizadas con pepino se evaluaron contenedores de diferente tamaño: 40 cm3, 350
cm3 y 1000 cm3 de volumen. Se estableció que los plantines de mejor calidad se lograron con contene-
dores de 1000 cm3 de capacidad volumétrica y la producción de estas plantas se anticipó dos semanas
en relación al resto de los tratamientos.
Actualmente están muy difundidas las bandejas de plástico flexible negras de 30 celdillas, que si se
tiene un mayor cuidado en su manipuleo pueden durar dos años. En estas bandejas resultan de fácil
manejo la extracción de los plantines con el sustrato en el momento de trasplante.

Sustrato. Tipos. Mezclas. Fertilización


El sustrato más adecuado para la obtención de plantines es aquel que posee porosidad adecuada,
granulometría media, que permite una buena aireación de las raíces, una buena retención de humedad,
un adecuado pH y con los nutrientes requeridos por los mismos.
Es importante que el sustrato sea de fácil acceso y precio adecuado en la zona de producción de
plantines.
Los sustratos se pueden utilizar solos o en mezclas tales como:
3/4 de lombricompuesto y 1/4 de estiércol descompuesto

1/2 de tierra de monte y 1/2 de perlome

1/3 de tierra de monte, 1/3 de arena, 1/3 de perlome

El sustrato se debe mezclar a fin que esté homogéneo y se le añade el fertilizante que puede ser 15
UFN - 15 UFP - 15 UFK, a razón de 1 -2 kg/m3 de mezcla.
Realizada la mezcla se distribuye en las bandejas
Posterior a la emergencia de los plantines se puede fertilizar con Urea o soluciones de Fosfato mo-
noamónico a razón de 4-8 gr/lt.
También se usan:
Cepellones de turba como sustrato los que posteriormente se trasplantan en sacos de arena y per-

lita
Tacos de lana de roca como medios de sostén de las plántulas para su utilización en cultivos hidro-

pónicos.

TRATADO DE HORTICULTURA | 84 • 527


Sustratos de turba y arena volcánica estandarizados e inertes, con baja capacidad de intercambio

catiónico (C.I.C) para un mejor manejo de la nutrición requerida por la plántula. Si el sustrato tie-
ne alta C.I.C se carga el sustrato con los nutrientes y continúa aportándoles a la planta más de lo
requerido hacia el final del ciclo de permanencia en el contenedor.
Producción de plantines en almácigos flotantes (floating systems)

Esta modalidad se realiza en el NO Argentino. Se inició en la producción de plantines de tabaco, como
alternativa al Bromuro de Metilo.
En Tucumán se los emplea en la producción de lechuga que proviene de compra de firmas comer-
ciales, para la producción de verano en valles de altura (Tafí del Valle). En este caso las bandejas se las
coloca transitoriamente en un piletón con agua a fin de evitar el marchitamiento de los plantines hasta
el momento de su trasplante.
Actualmente se están difundiendo los almácigos flotantes en diversas hortalizas, a partir de experimen-
tación adaptativa realizada por el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), con productores de
Graneros, La Cocha, Lules, Valle Calchaquí. Entre las especies que se producen en este sistema se mencionan:
Cucurbitáceas como zapallo, anco y pepino, Solanáceas como pimiento para pimentón, lechuga.
Los almácigos flotantes se construyen con diferentes materiales: tablas de madera de construcción,
ladrillos, alambre; se cubre la base y laterales con una manta de plástico negro. Se deben ubicar en un
lugar protegido de los vientos, preferentemente con orientación noroeste-sudeste.
El suelo sobre el que se va a construir la pileta, se debe nivelar cuidadosamente y cubrir con una
capa de arena fina para eliminar los elementos que puedan ocasionar perforaciones al revestimiento de
plástico negro.
La superficie de la pileta estará definida por el tipo de bandeja elegido y su cantidad, siempre teniendo
cuidado que no quede superficie de agua libre para evitar la producción de algas.
Un tamaño de pileta podría ser: en el invernadero 20 x 5 m., y en el exterior 10 x 1,50 m.
La altura de las paredes sobre las que se apoya la pileta será de unos 15 cm. Las bandejas al flotar
deben sobresalir 1 cm. Por encima de las paredes, por lo que la altura del agua en la pileta será aproxi-
madamente de 10 cm.
El revestimiento interior se realizará con láminas de plástico negro de 200 micrones.

Fertilización en almácigos flotantes


Se deben utilizar abonos solubles y distribuirlos uniformemente en toda el agua de la pileta.
Un abono adecuado es el 20-10-20 Nutrientes del Plata (Anexo.)
La fertilización en bandejas flotantes se mide por la aportación de Nitrógeno. Se recomienda dos
fertilizaciones de 125 ppm c/u. Lo que equivale a 62,5 gr. cada 100 lts. de agua.
La primera fertilización se realiza a los 10 días de la germinación, la segunda a los 15 días después de
la primera.
Conviene verificar después de cada fertilización que la conductividad eléctrica CE se uniforme y no
supere los 1500µmhos/cm.

Tratamientos Fitosanitarios Preventivos


Como fungicidas preventivos pueden utilizarse Apron 35 SD (Metalaxil) ó Ridomil (Mancozeb + Me-
talaxil). Se aplican conjuntamente con la primera fertilización a razón de 2 gr/100lts. de agua.

Bandejas
Las bandejas más utilizadas son de telgopor de 288 celdas. Sus medidas exteriores son; 68,8 x 35,5
x6 cm. Las piletas se deben construir en función del número de bandejas a contener y cuidando que no
queden espacios sin cubrir por las bandejas, esto evitara formación de algas en el agua.

TRATADO DE HORTICULTURA | 85 • 527


Las bandejas del año anterior, se deben desinfectar cuidadosamente, con hiopoclorito de sodio (la-
vandina) ó amonio cuaternario.
Se efectúa la siembra de la semilla de pepino en las bandejas con sustrato de turba.
Se coloca agua en el recipiente y se disponen las bandejas, las que flotan en el agua; se agrega una so-
lución nutritiva en forma periódica a fin de satisfacer los requerimientos nutricionales de las plantitas.
Los plantines desarrollan su sistema radicular que atraviesa la base perforada del contenedor y se
nutren de la solución hidropónica.
En el momento del trasplante se les elimina parcialmente las raíces que desarrollan en forma abun-
dante.

Las modalidades de protección de los almácigos flotantes son:


 Microtúneles
Macrotúneles

Invernaderos con cubierta plástica.

Ventajas del sistema de producción en almácigos flotantes


 Es una alternativa al bromuro de metilo pues se elimina su empleo como medio de desinfección
Se obtienen plantines de mayor vigor que con el sistema tradicional de plantines en contenedores

o en almácigos convencionales.
Se adelanta el ciclo de producción de plantines

Desventaja
Se requiere un mayor seguimiento y prevención de enfermedades que se difunden fácilmente por el
agua.

Desinfección de sustratos
Los sustratos, se pueden desinfectar con diferentes procedimientos tales como:
Solarización

Bromuro de Metilo (de uso actualmente limitado, por su destrucción de la capa de ozono y conta-

minación de las napas freáticas de agua). Este producto es un esterilizante total del suelo: elimina
hongos, bacterias, semillas de malezas, nemátodos, plagas insectiles, compotambién elimina los
microorganismos benéficos como micorrizas.
Metam sodio.

En la desinfección no se incluye el perlome y fertilizante, por la posible fijación de restos de agroquí-
micos en los mismos que puede resultar fitotóxico para las pequeñas plántulas, y por que son materiales
inertes. En la desifección se debe tener en cuenta no sólo al sustrato sino también las herramientas a
utilizar y las bandejas de siembra si son de años anteriores ya utilizadas.

Dosis de siembra. Manejo de los plantines.


A fin de asegurar el éxito de la siembra se debe partir de semilla de elevado poder de germinación.
Es importante conocer el número de semillas/gr. Así por ej. en tomate 1g. contiene de 300 a 330 se-
millas. En pimiento 1 g contiene de 120 - 150 semillas.
Cuando la siembra se hace en bandejas, bolsitas o vasos, con cultivares híbridos, se deposita una semilla
por cada orificio, en el sustrato previamente humedecido, y posterior a la siembra se cubre con una capa
de sustrato de 0,5-1cm de espesor. Luego se efectúa un riego suave.
Es importante tener en cuenta que la profundidad de siembra debe ser proporcional al tamaño de
la semilla. Una profundidad de siembra excesiva hará que sus reservas se agoten antes que el embrión
alcance la superficie del sustrato. Una siembra muy superficial puede conducir a que quede expuesta a
TRATADO DE HORTICULTURA | 86 • 527
la superficie durante el riego y a sufrir deshidratación por efecto de la radiación solar posterior. En el
caso de semilla de lechuga que presenta dormición después de cosechada se recomienda efectuar siem-
bra superficial cubriéndola apenas con una fina capa de sustrato ya que la luz contribuye a eliminar los
inhibidores de germinación.
Con relación a la cantidad de semilla a sembrar, al número de contenedores a emplear y a la cantidad
de sustrato a usar, se deberá tener en cuenta el poder germinativo, más posibles pérdidas de plantines
por problemas de enfermedad (dumping off o mal de los almácigos), ataque de plagas, densidad de plan-
tación en el lugar definitivo y refalle posterior al trasplante. A modo de ejemplo: si la semilla tiene 85 %
de PG se sembrará un 15 % más de semilla; a esto se agrega un 10-15% más por pérdidas de plantines.
Para plantar una superficie de invernadero de 1000 m2 con una densidad de plantación de 3 ptas/m2 se
requerirán 3900 plantas y 130 bandejas de plástico de 30 celdillas cada una.
Posteriormente se realiza el riego con regaderas de flor fina o con microaspersores que tienen como
ventaja que realizan una distribución uniforme del agua, se requiere menor cantidad de jornales y se
posibilita el riego a diferentes horas del día. Actualmente se utilizan sistemas de riego por goteo planta a
planta con “piquetas” o “microtubos” que se introducen en cada celdilla con sustrato, las que al no mojar
toda la planta sino sólo el sustrato, evitan riesgos de enfermedades y posibilita el fertirriego.

Producción de plantines por repique


Consiste en efectuar la siembra en almacigueras convencionales y cuando las pequeñas plántulas
llegan el estado de cotiledones se las extrae y se las trasplanta a contenedores de bandejas, bolsitas, etc.
Con esta modalidad se obtienen plantines de tamaño uniforme en el momento del trasplante al lugar
definitivo. Como desventaja presenta un mayor requerimiento de mano de jornales para realizar el re-
pique y sustrato.

Trasplante
El trasplante es la operación mediante la cual se transfieren las jóvenes plantas desde el área de pro-
pagación al lugar definitivo ya sea en el invernadero o en el campo donde desarrollan hasta completar
su ciclo de cultivo.

Trasplante con pilón o cepellón.


Este tipo de plantas se obtienen de diferentes tipos de sustratos y contenedores

FACTORES QUE CONDICIONAN LA PRODUCCIÓN HORTÍCOLA


Necesidades Climáticas de las Plantas
Las características climáticas de una zona deben analizarse en relación con las necesidades de las
plantas que se intentan cultivar. Las especies cultivadas bajo protección son principalmente especies de
estación cálida, adaptadas a temperaturas de aire con medias mensuales que fluctúan de 17 a 27 º C,
que aproximadamente se corresponden con los siguientes límites: temperaturas mínimas medias de 12º
C, temperaturas máximas medias mensuales de 32º C.
Las heladas destruyen a las especies de estación cálida. Se acepta generalmente que el riesgo de que
la temperatura descienda por debajo de cero durante un período suficientemente largo, para destruir los
cultivos, puede despreciarse si la temperatura mínima media mensual excede de 7º C.
Las temperaturas por debajo de 10 a 12 º C, durante una serie de días consecutivos, no destruyen
los cultivos, pero afectan a su comportamiento y condicionan la productividad, tanto cualitativa como
cuantitativamente.
Las temperaturas por encima de 30 º C (si la humedad del aire es muy baja) o por encima de 35º, si la
humedad relativa es alta, no son fácilmente toleradas por las plantas y causan daños extensivos en las
cosechas.
Los cultivos requieren una cierta amplitud o variación diaria de temperatura, para que su comporta-
miento fisiológico sea normal. La diferencia mínima entre las temperaturas medias del día y de la noche,
es alrededor de 5 a 7º C.
TRATADO DE HORTICULTURA | 87 • 527
La latitud del lugar y la estación del año condicionan el que las necesidades de fotoperíodo de los
cultivos queden satisfechas o no, necesidad ligada a la duración de la noche más que a la del día. En caso
de que sea preciso, la duración de la noche puede modificarse con facilidad, utilizando las técnicas de
sombreo o la iluminación intermitente para acortar la noche.
En cualquier caso, independientemente de que las especies sean de día neutro o pertenezcan a un
grupo de día corto o de día largo, el crecimiento no es normal hasta que los cultivos hayan recibido un
número de horas de insolación. Este umbral de insolación es aproximadamente de 6 horas al día, lo que
se corresponde con un mínimo de 500 a 550 horas de insolación durante los meses en que los días son
mas cortos: noviembre, diciembre y enero. En términos de energía, esta insolación se corresponde con
una irradiación solar de alrededor de 200 Cal/cm² y día, o 2.350 wh/m2d. A pesar de que las necesidades
higrométricas en los cultivos no son fáciles de especificar, es muy común admitir que los valores extremos
de humedad atmosférica son desfavorables. Las humedades relativas del 70 al 90 % pueden considerarse
favorables.
Es importante considerar que a pesar de no ser un dato climatológico clásico, la temperatura del suelo
es un factor medioambiental determinante. Parece que hay un valor umbral mínimo de temperatura del
suelo (fijado aproximadamente en 15º C).

Control climático
El medio ambiente puede controlarse de muy diversas maneras: Desde la simple elección de un lugar
expuesto al sol y protegido del viento, hasta el uso de unidades de aire acondicionado, a veces equipadas
con iluminación artificial. La elección del grado de control medioambiental está obviamente limitada por
el nivel de inversión de capital y los costos de operación que el usuario esté dispuesto a asumir.
Los métodos para favorecer la precocidad, incluyen necesariamente la búsqueda de la máxima ilumi-
nación y el aumento de la temperatura del aire y del suelo.
En relación con la búsqueda de la máxima iluminación, debe observarse que las cantidades de ener-
gía necesarias para corregir las deficiencias de la insolación invernal, son de tal magnitud que excluyen
cualquier posibilidad de usar la iluminación artificial para producir un aumento significativo de la foto-
síntesis. En la práctica es solamente el clima natural el que fija un nivel de satisfacción de las necesidades
luminosas.
Para lograr la máxima iluminación es preciso cultivar fuera de la zona sombreada y cuando se utilizan
abrigos escoger materiales de cubierta de alta transmitancia y diseñar el invernadero racionalmente, en
cuanto a su forma y a su orientación. Comparando los abrigos orientados en dirección Este-Oeste, con
los abrigos cuyo eje principal van en dirección Norte-Sur, no parecen causar retrasos en la precocidad
en la zona mediterránea, pero la mejor distribución de la luz en este segundo tipo de abrigo, introduce
mayor uniformidad en el crecimiento de las cosechas.
Hay varias maneras de mejorar la temperatura del aire del suelo:

* Cortavientos
Incluso en aquellos lugares en que el viento no es ni violento ni frecuente, los cortavientos disminuyen
el nivel medio de turbulencias, de una manera significativa y por tanto favorecen:
1) La producción de cultivo de calidad como resultado de la limitación del daño mecánico.
2) La precocidad debido al ligero aumento de la temperatura media del aire, alrededor de 1º C.
Debe tenerse en cuenta, que cualquier reducción de la turbulencia aumenta la variación diurna de
temperatura. Por consiguiente, en períodos de heladas el riesgo de daños es más grave puesto que la
temperatura mínima queda reducida (A nivel de tierra la temperatura puede reducirse aproximadamente
1 o 2 º C).

* Acolchado
El acolchado plástico se utiliza con varios propósitos: modificación microclimática cerca del suelo, con-
trol de las malas hierbas o protección fitosanitaria dirigida a mantener las plantas separadas del terreno.
TRATADO DE HORTICULTURA | 88 • 527
El acolchado actúa principalmente sobre la temperatura del suelo subiéndola de 1 a 5 º C. de acuerdo
con la naturaleza de la película plástica y la manera en que ésta se utilice. Por otra parte, el acolchado
afecta muy poco a la temperatura del aire incluso a nivel de suelo.

* Túneles de semiforzado (túneles bajos)


Se utilizan durante períodos cortos con el objetivo de ayudar al cultivo a crecer más rápidamente du-
rante los primeros estadios, cuando las temperaturas son demasiado bajas. Muy frecuentemente, el túnel
bajo se utiliza conjuntamente con el acolchado. Los efectos acumulados de estas dos técnicas aumentan
la temperatura del suelo y del aire entre 5 y 10°C durante el día. Tan pronto como la radiación solar
aumenta, la temperatura del aire aumenta también y puede ser excesiva, haciendo necesaria la ventila-
ción; para ventilar se pueden practicar perforaciones o enrollar la película plástica. Durante la noche las
temperaturas sufren sólo cambios muy ligeros.

* Invernaderos y abrigos
Los invernaderos y abrigos son recintos cerrados construidos con materiales transparentes soportados
por varios tipos de estructuras, dentro de los cuales el clima difiere del exterior. Esta modificación climá-
tica tiene dos causas principales:
1) La propiedad específica de cada material de cubierta para atrapar la energía radiante dentro del
recinto cerrado- denominado el efecto invernadero.
2) La limitación de la turbulencia. En el caso de los túneles de semiforzado, las temperaturas nocturnas
sufren modificaciones muy ligeras, el aumento de temperatura no excede de 2 a 5º C.
Cuando el cielo está despejado y la humedad ambiente es baja puede ocurrir el fenómeno de la in-
versión de temperatura, que consiste en que la temperatura del abrigo es inferior a la del exterior. Si
el invernadero no está equipado con calefacción, la ventilación puede ayudar a limitar este efecto. En
contraste, durante el día el salto térmico - la ganancia de temperatura (aumenta con la radiación solar
y disminuye con la velocidad del viento).
El incremento de temperatura está ligado a la latitud y a la estación del año. En diciembre se alcanza
una ganancia de aproximadamente 10º C con facilidad, mientras que a partir de marzo, los aumentos
de temperatura alcanzan los 15 y 20º C y son difíciles de controlar por medio únicamente de la ventila-
ción.

Invernadero semicircular. Lules, Tucumán

A. Calefacción
En algunas regiones la precocidad no puede lograrse sin ayuda de la calefacción ya sea ocasional o
sistemáticamente. En el clima mediterráneo se aúnan todas las condiciones que favorecen las pérdidas de
calor del invernadero: El descenso de la temperatura exterior, los cielos claros, la sequedad del aire y los
vientos fuertes. A pesar de que estas circunstancias son excepcionales, se recomienda instalar quemadores
de la misma potencia que aquellos que se utilizan en las regiones más al norte.

TRATADO DE HORTICULTURA | 89 • 527


Tabla 6. Potencia instalada y necesidades energéticas en función del
aumento de temperatura (en invernadero con cubierta sencilla).

Para un régimen de producción determinado, el período en el que la calefacción es necesaria difiere


apreciablemente de acuerdo con las condiciones climáticas y será más corto en las regiones mediterráneas
que en aquellas situadas más al norte.

B. Ventilación
La renovación del aire del invernadero, ya sea por medio de la ventilación natural (aperturas o venta-
nas) o por la ventilación forzada (ventiladores eléctricos) es el método clásico de controlar el exceso de
temperatura dentro del abrigo. Las necesidades de ventilación expresadas en número de renovaciones
del volumen de aire por hora, varían con la intensidad de la radiación solar y con el nivel aceptable de
aumento de temperatura dentro del invernadero.
Si los valores máximos de la radiación solar se conocen para un lugar determinado, es posible hacerse
una idea de la eficacia de las distintas técnicas de ventilación.
Si únicamente se dispone de ventilación natural con velocidad del viento entre 5 y 8 m/s incluso cuando
la eficacia de las aperturas es máxima, la cifra de intercambio de aire no puede superar los 40 o 50 cambios
por hora. Como resultado, en marzo, el salto térmico y el aumento de temperatura dentro del invernadero,
no puede mantenerse por debajo de 5º C. Y en verano el salto térmico será alrededor de 10º C.

Adecuación del clima a las técnicas del cultivo protegido


De acuerdo con hipótesis simplificadoras, en relación con las necesidades de los cultivos y las posi-
bilidades de control ambiental, debe tenerse en cuenta que las especies de estación-calidad, que son
aquellas que pudieran justificar el uso de técnicas de cultivo fuera de temporada, necesitan las siguientes
condiciones ambientales:
Radiación solar correspondiente a un mínimo de energía de 200 Cal/cm² y día (2350 W.h/m² y

día).
Temperatura de aire media mensual comprendida en las regiones de la costa entre 17 y 27º C y en

las regiones del interior entre 17 y 22º C. Esta distinción se debe al hecho de que en las zonas del
interior principalmente en verano la amplitud del rango de temperaturas es mucho mayor que en
las zonas costoras (20º C en lugar de 10º C), si se considera que la temperatura es excesiva a partir
de los 32º C los límites de temperatura media son 27 y 22º C, dependiendo de cada lugar.
Temperatura del suelo 25º C.

Desde un punto de vista económico el control del medio ambiente no puede compensar la falta de
radiación solar. De hecho el control ambiental sólo puede actuar sobre la temperatura.
Considerando únicamente las posibilidades que ofrece el cultivo bajo abrigo plástico, excluyendo
el uso de aire acondicionado (calefacción y ventilación forzada) las temperaturas mínimas no sufrirán
prácticamente ningún cambio, mientras que las temperaturas máximas aumentaran alrededor de 10º C,
dado que si la ventilación natural está bien diseñada, es posible controlar el aumento de temperatura
diurno en este nivel. Por consiguiente el control del medio ambiente posibilita el aumentar la temperatura
promedio, alrededor de 5º C y por tanto aumenta en este mismo valor el límite de adecuación climática
para el cultivo de especies de estación cálida.
Más allá de estos límites es preciso utilizar alguna forma de acondicionamiento del aire; calefacción,
ventilación forzada o incluso refrigeración por evaporación, técnicas que suponen que el horticultor
dispone de electricidad y que suponen una inversión que puede no estar justificada bajo un punto de
TRATADO DE HORTICULTURA | 90 • 527
vista económico. Los gráficos basados en las temperaturas medias mensuales del aire y en la irradiación
solar global (figuras 4 a 8) indican la adecuación del clima de una región para el cultivo de especies de
estación cálida.
Si se examinan los datos climáticos de muchos lugares de países ribereños del mediterráneo, se puede
llegar a las siguientes conclusiones generales:
1) Debido a las bajas temperaturas en invierno, no hay ningún lugar de la región mediterránea, con
una situación climática tal que permita el cultivo al aire libre durante todo el año de las especies
denominadas de estación cálida.
2) Las necesidades mínimas de insolación de estos cultivos, que se corresponden aproximadamente
a las 500 horas de insolación en el período de noviembre, diciembre y enero, quedan únicamente
cubiertas al Sur del paralelo 35 y en el extremo Sur de la península ibérica.
3) Sin considerar ningún tipo de calefacción, el cultivo protegido, únicamente satisface las necesidades
térmicas de las especies de estación cálida, en las regiones costoras al Sur del paralelo 35.
4) La ventilación forzada de los invernaderos y abrigos es esencial, durante el período de verano en toda
la zona mediterránea. Si no se utiliza la producción queda tan afectada en cantidad y en calidad,
que a menudo la única opción posible es dejar de cultivar durante esta estación.
5) Las ventajas de las zonas costeras desaparecen muy rápidamente, conforme la explotación se aleja
del mar, debido a la amplitud creciente de temperatura en esas zonas. El descenso de las tempera-
turas mínimas y el aumento de las temperaturas máximas, hacen necesario el uso de la calefacción
y la ventilación forzada. Bajo un punto de vista práctico con la excepción del Sur de la península
ibérica (Almería, Málaga, Cádiz, Faro) el paralelo 35 marca el límite Norte, a partir del cual, la falta
de insolación invernal puede afectar más o menos el desarrollo de especies de estación cálida.
También más al Norte de este límite y debido a las frías temperaturas invernales, la única manera de
producir especies de estación cálida, es utilizando invernaderos o abrigos calefaccionados.
En el caso del tomate, por ejemplo, la persistencia de cielos cubiertos durante las semanas próximas
al solsticio de invierno puede inhibir la formación del sistema floral, o causar su muerte. Como resultado
dos meses más tarde, la producción se detiene temporalmente. Por el contrario los racimos florales, flores
y frutos, formados normalmente al final de octubre o comienzos de noviembre, continúan su desarrollo
(más o menos rápidamente, dependiendo de las condiciones) y llegan a producir frutos al final de di-
ciembre o al comienzo de enero.
Al Sur del paralelo 35, la radiación solar y las temperaturas permiten el cultivo en invierno de especies
de estación cálida bajo abrigos, únicamente en las regiones costeras.
A lo largo de la región mediterránea, los abrigos y los invernaderos cesan su producción en verano, si no
cuentan con ventilación forzada y ello es debido al exceso de calor por una radiación solar intensiva.
El uso de la calefacción o la ventilación forzada que a veces imponen las condiciones climáticas, supone
una inversión elevada.
La potencia del equipo de calefacción no difiere demasiado de aquella utilizada en los países locali-
zados más al Norte, debido a una acumulación de causas que conducen a la pérdida de energía: noches
con cielo despejado, vientos fuertes y a veces en bajadas bruscas de temperatura.
La ventilación forzada es a veces impracticable, ya sea debido al costo de la instalación o a la ausencia
de suministro eléctrico. Por consiguiente en invierno, el esquema productivo de las especies de estación
cálida queda frenado y en verano los invernaderos y los abrigos se dejan de utilizar.
De hecho y esencialmente debido a las razones climáticas la recuperación de la inversión de los in-
vernaderos y los abrigos y de los sistemas de aire acondicionado que a menudo van asociados con ellos,
suele únicamente alcanzarse con la producción de cultivos muy rentables.

TRATADO DE HORTICULTURA | 91 • 527


Suelos
La especificidad del cultivo protegido es tal, que antes de seleccionar el suelo el cual se van a construir
los abrigos o invernaderos, deben analizarse una serie de puntos.

Textura
La Cantidad de fertilizantes aplicados y frecuentemente la poca calidad del agua de riego y lo efectos
que siguen a la esterilización, conducen a menudo al riesgo de salinización que hace que los productores
tengan que lixiviar el suelo.
Por consiguiente un factor de la máxima importancia es la buena permeabilidad. Esto significa, que
el suelo debe tener una textura vasta, al menos 50% de arena, alrededor del 30% de limos y el resto de
arcilla. Las piedras pequeñas, incluso en grandes cantidades, son beneficiosas bajo un punto de vista físico.
Otra ventaja de esta textura es que las capas superficiales del suelo se calientan con mayor rapidez.

Profundidad
El sistema radicular de la mayoría de las plantas cultivadas bajo protección no profundiza más allá de
30 o 40 cm. En consecuencia este valor sirve como indicador de la profundidad mínima necesaria. Hay
que tener un cuidado especial en evitar las causas que dificultan el drenaje, como la existencia de un
estrato arcilloso bajo esta primera capa o de una costra continua.

Características fisico-químicas
La mayoría de los cultivos requieren un pH comprendido en el rango entre 6 y 7.5, teniendo en cuenta
el ritmo de mineralización del material orgánico, en el clima mediterráneo no hay necesidad de buscar
suelos con alto valor nutritivo. Tampoco parece ser necesario el aportar material orgánico de una manera
masiva y regular, debido a que la estructura es suficientemente aireada. Los residuos de cosechas previas
son buena fuente de materia orgánica.
Debido a que la nutrición mineral de los cultivos está asegurada por la aplicación de fertilizantes,
antes y durante el período de cultivos, los suelos no tienen que contener un gran nivel de nutrientes. Sin
embargo el estado inicial de nutrientes del suelo debe ser determinado.

Situación inicial de nutrientes en dos suelos diferentes

Entorno
La elección final de la zona donde se piensa construir el abrigo o invernadero, no debe tomarse antes
de tener en cuenta una serie de consideraciones en relación con el entorno inmediato.
Exposición. Puesto que la precocidad y la productividad requieren la máxima insolación se aconseja
escoger la exposición SE ó S.
Pendiente. Las pendientes muy pronunciadas si cuentan con exposición favorable, pueden aumentar
la precocidad de la producción pero es preciso construir terrazas. Por tanto la construcción, el cuidado y
la equipación necesaria para tales terrazas, representan una carga financiera y de mano de obra.
Drenaje del agua de lluvia. La intensidad de las tormentas de agua en la región mediterránea es tal,
que los sistemas de drenaje deben planearse de manera que puedan eliminar grandes volúmenes de agua
(1000 m3 cúbicos por Ha y hora o 100 mm. por hora). No se deben construir los invernaderos en dirección
paralela a la pendiente general y deben cavarse zanjas de drenaje entre las distintas unidades.
Las zanjas de eliminación de la lluvia, deben ser conectadas a un sistema de drenaje, para eliminar el
agua y también para facilitar el lixiviado periódico (control de salinidad).

TRATADO DE HORTICULTURA | 92 • 527


Protección contra el viento. Las zonas naturalmente protegidas contra el viento son preferibles a las
otras, Sin embargo debe darse absoluta prioridad, a la búsqueda de la máxima insolación.
Forma de la parcela. Las inversiones son tan considerables que los productores deben buscar aquellas
parcelas que permitan la máxima utilización de la tierra, por ello, son mejores las parcelas con formas
regulares y límites paralelos a la pendiente, a la dirección de los vientos predominantes o a una línea que
siga la dirección Norte-Sur.

Agua
Dado el enorme volumen de agua necesario para el cultivo protegido en la región mediterránea, como
resultado de la alta insolación, los recursos hídricos deben ser analizados en relación con tres aspectos:
Cantidad, calidad y disponibilidad.

Calidad
La salinidad es el factor que merece mayor atención, debido a las pérdidas importantes de productividad
que puede causar. La tabla siguiente da una idea del impacto de la calidad del agua en la producción,
sin tener en cuenta los riesgos de toxicidad debido a la presencia de ciertos iones,..., cloro, sodio, boro y
bicarbonato.

Reducción de la producción de cultivos sensibles


tolerantes a la salinidad del agua de riego.

El contenido de sólidos suspendidos en el agua, condiciona la elección de los filtros y goteros que
pueden usarse en la microirrigación.
El usuario debe también conocer la temperatura del agua, de manera que pueda definir los tipos de
riego que son menos susceptibles de causar daños térmicos en los cultivos. Si el agua está excesivamente
fría, se recomienda almacenarla antes de su uso, mientras que si el agua está demasiado caliente puede ser
agitada o se la puede dejar correr por el exterior del invernadero durante un período corto de tiempo.

Cantidad
Debido a la necesidad de agua para el lixiviado, las cantidades de 2 mm por día en invierno y de 7 en
verano, son indicadoras del consumo máximo esperado.

Disponibilidad
En el cultivo protegido el agua siempre debe estar presente en la zona radicular para evitar la aparición
del estrés hídrico. El riego automático por goteo, puede ayudar a alcanzar este objetivo, siempre y cuando
el suministro de agua sea permanente. Si sólo se dispone de turnos de suministros de agua, es preciso
disponer de algún sistema de almacenaje para asegurar el suministro continuo a la red de riego.

Factores Socioeconómicos
Preparación técnica
El cultivo protegido tiene un manejo más difícil que la producción estacional o incluso que la pro-
ducción avanzada al aire libre. Así el menor error puede tener consecuencias directas económicas, como
resultados de las grandes inversiones del cultivo protegido. Por tanto, los productores deben tener una
preparación técnica profunda y deben estar apoyados por un cuerpo técnico competente que esté dis-
TRATADO DE HORTICULTURA | 93 • 527
puesto a trasmitir la experiencia de un productor a los demás del grupo y también que pueda entender
las nuevas técnicas.

Disponibilidad de los materiales


El cultivo protegido depende de un considerable número de técnicas de control ambiental, cuya utili-
dad depende de la posibilidad de remediar con prontitud las fallas de operación. Sea cual sea el material
o el equipo, debe ser distribuido por un suministrador que siempre mantenga una reserva constante de
piezas de recambio.
De una manera similar, los suministros agrícolas: semillas, fertilizantes, productos para la protección
de cultivos deben estar disponibles en el mercado local, en cualquier momento. Los trámites burocráti-
cos como las compras de licencias, las licencias de exportación,..., no deben ser una carga que frene el
desarrollo del cultivo protegido.

Comercialización
Independientemente de que el cultivo protegido esté centrado en el mercado local o en la exportación,
los productores deben contar con el apoyo de un servicio de comercialización, que se ocupe del empa-
quetamiento, del transporte,... El productor no debe emplear su tiempo en las tareas de organización del
mercado.

Tamaño de las unidades de producción


El cuidado constante que demandan los cultivos, excluye la posibilidad de utilizar unidades de pro-
ducción demasiado grandes. Cuando se sale de ciertos límites, el productor pierde eficacia: las unidades
pequeñas encabezadas por un sólo hombre parecen ser empresas más rentables y a pesar de que es difícil
precisar los límites, se puede estimar en dos Has la unidad productiva óptima.

Facilidades crediticias
Debido al tamaño de las inversiones del cultivo protegido, el agricultor debe tener a su disposición
créditos atractivos tanto en términos de la cantidad concedida como del interés.

Bibliografía citada
Carluccio, C.; Lenscak, M.P.; Panelo, M.; Colombo. M. Del H.; Cáceres, S.; Molina, N; Scaglia, E.; Pernuzzi, C. Desarrollo
Actual de los Cultivos Protegidos en la República Argentina. http://www.inta.gov.ar/bellavista/info/documentos/
hortalizas/Plasticultura%20Argentina.pdf.
El Cultivo Protegido en Clima Mediterráneo. 2002. FAO Dirección de Producción y Protección Vegetal. 90. Manual
preparado por el Grupo de Cultivos Hortícolas. Dirección de Producción y Protección Vegetal. ORGANIZACIÓN
DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN. Roma, 2002.
Leskovar, D.I. The Grower Magazine. U.S.A. http://www.growermagazine.com/home/archive/onionsondrip.htm.

TRATADO DE HORTICULTURA | 94 • 527


CAPITULO 6
COSECHA Y POSTCOSECHA
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

Introducción
La dieta alimenticia humana es e general muy compleja. Depende de las preferencias alimentarias que
están guiadas por:
La disponibilidad de los alimentos (clima, geografía, políticas económicas)

Los ingresos

La presentación y gusto sensorial

Los factores socio-culturales (supersticiones, religión, tradiciones, tabúes)

Las opiniones sobre la salud (producciones orgánicas, ecológicas, convencionales)

La comodidad

La publicidad

La nutrición desde el punto de vista médico se maneja según la persona, tipo, contextura, etc. E base
a un criterio para alimentar bien al ser humano se establecen las raciones dietéticas recomendadas, que
son los niveles de ingestión de nutrientes esenciales que se estiman adecuados para cubrir las necesidades
nutricionales de las personas sanas.
De acuerdo a la función que el alimento desempeña en el cuerpo humano se los clasifica en:
Alimentos formadores, Ej. Leguminosas y mezcla de vegetales ricos en proteína y niacina.

Alimentos reguladores, Ej. Hortalizas y verduras ricas en carotenoides (zanahoria, pimiento, etc.) y

otros (lechuga, remolacha, coliflor, haba), y otras que no son ricas en vitamina A (melón)
Alimentos energéticos (tubérculos).

Valor nutritivo de los vegetales


Está influenciado por la genética del producto, por factores ambientales como la luz solar (altera la
síntesis de carbohidratos y de vitamina C, tiamina y carotenos; ciertas radiaciones estimulan la síntesis de
lípidos); por el calor (la temperatura altera la síntesis y almacenamiento de nutrientes),por el agua, por
la composición del suelo (influye sobre las variaciones de pH y sobre el desarrollo de los nutrientes) y por
TRATADO DE HORTICULTURA | 95 • 527
factores biológicos como: la madurez (los carotenos y tiamina aumentan con la maduración, la riboflavina
puede disminuir, la vitamina C en algunos frutos aumenta y en otros disminuye con la maduración). Las
pectinas, azúcares, almidones y taninos se afectan sensiblemente con los cambios de madurez, o grado
de desarrollo del producto (Gallo Pérez, F. 1996).

Cosecha
Cosecha es la etapa final del cultivo y la que sin duda señalará el éxito económico de la empresa por
su calidad y cantidad.
A partir del producto cosechado se iniciará otra etapa a la que denominamos manejo de post-cosecha
de las hortalizas y que abarca desde que la hortaliza es cosechada hasta que llega a la mesa del consu-
midor o a la planta procesadora.
Durante el período de tiempo que transcurre entre que el producto es cosechado y consumido se
producen cambios en la composición de la hortaliza que pueden afectar su valor nutritivo y calidad, ya
que al ser sistemas vivos las partes comestibles, están sujetas a internas y externas no siempre deseables,
lo que se traduce en pérdidas de distinta significación cambios, producto de su propio metabolismo, es
decir, prosiguen respirando, lo que a su vez ocasiona transformaciones de acuerdo a las hortalizas. Por lo
tanto es importante el conocimiento de los principales factores que pueden afectar la conservación de
lo cosechado, para que llegue con la máxima frescura a su consumo.
La cosecha comercial de las hortalizas no siempre coincide en los conceptos de madurez comercial y
madurez fisiológica, ya que en algunos casos se cosecha cuando el producto alcanza cierta medida, por
ejemplo: pepinos, poroto chaucha, arveja verde, y en otros se espera hasta que ciertos síntomas indican que
la planta ha iniciado su proceso de madurez fisiológica. Pasado el período de madurez, la planta o parte
de la planta inicia un proceso de senescencia o envejecimiento, con pérdida de la calidad del producto a
cosechar hasta su pérdida total. Por lo tanto en algunos casos la madurez fisiológica es alcanzada antes o
después de su madurez comercial. Si se cosecha antes de haber alcanzado su madurez fisiológica el fruto
puede no llegar a completar el ciclo. Por ejemplo en tomate donde puede reconocerse 4-5 estadios del
fruto: verde inmaduro, verde maduro, pintón, maduro.

Figuras: Tomate: diferentes grado de madurez. Arveja: madurez comercial. Ajo. Catáfilas adheridas.
Choclo: tierno, en estado de grano lechoso.

Figura: Papa madura.

TRATADO DE HORTICULTURA | 96 • 527


Figuras:Repollo crespo. Repollo crespo. Repollo colorado

Figuras: Lechuga tipo iceberg. Lechuga Grand Rapid

Si se cosecha al estadio de verde inmaduro, es decir con su máximo tamaño, pero sin completar fi-
siológicamente la 2a etapa, el fruto no madurará y permanecerá verde, con las consiguientes pérdidas.
En cambio cosechado en la etapa siguiente, es decir con su máximo tamaño, color verde pero fisiológi-
camente maduro, (lo que se reconoce por ciertos signos interno y externos) los frutos completan en su
desarrollo pasando al estadio pintón, y maduro con el color característico de la variedad. Pasada esta
etapa de su desarrollo si no se le consume entrará en la senescencia con podredumbre acentuada por
ruptura fisiológica.
En melón, sandía son ejemplos de que la cosecha se realiza cuando ha alcanzado la madurez fisiológica
es decir que si los frutos son separados de la planta no desarrollarán más aroma, sabor, etc. por lo tanto
la madurez comercial coincide en este caso con la fisiológica.

Figuras: Melón Honey Dew (Rocío de miel). Melón tipo Galia. Melón amarillo

El caso de repollo, lechuga, zanahoria por citar algunos ejemplos el tamaño alcanza lo cosechaba, de
acuerdo con la variedad involucrada y el tiempo aproximado transcurrido de su ciclo, son los elementos
que el productor utiliza para fijar la fecha de cosecha. Pasado este momento oportuno se corre el riesgo
de la sobremadurez o como se dice vulgarmente el producto «se pasa» y es rechazado o sufre baja en su
cotización al llegar al mercado.
Algunos signos externos y la experiencia del productor indican el mejor momento para la cosecha.
Entre ellos citamos:
Arveja: como arveja verde; al alcanzar la vaina cierta medida y su color verde intenso, granos recién
engrosados.
Ajo: Tamaño máximo de la variedad, catáfilas protectoras secas y firmemente adheridas.
TRATADO DE HORTICULTURA | 97 • 527
Choclo: granos al estado lechoso, permite un fácil rasgado con la uña, y elimina líquido.
Papa: En papa primicia a los 90-1 00 días de acuerdo a la variedad se produce un cambio que la piel
se desprende, al hender con la uña se escuchará un sonido seco, señal que la epidermis y la corteza están
ya maduras, permitiendo su manipuleo. En el caso de papa de estación, o sea de ciclo más largo puede
esperarse hasta que el cultivo haya completado su madurez fisiológica con la muerte total del follaje en
un plazo de 130-140 días desde su plantación. En este caso los tubérculos presentaran una piel que no
se desprende al ser manipulada.
Pimiento: cuando al llegar al pleno desarrollo las semillas están secas y adheridas a la placenta.
Remolacha: Zanahoria, repollo, otras raíces y tubérculos: al llegar al tamaño de la variedad, en un lapso
apropiado, y antes que se desarrollen tejidos leñosos o duros.

Figuras: Pimientos tipo California; Pimientos rojos var. Clovis. Remolacha. Zanahoria.

El punto de cosecha lo dará el mercado consumidor con sus preferencias y modalidades regionales,
que deberá ser conocido por el productor antes de iniciar sus sembradíos.
Por el tipo de cosecha distinguimos entre las:
a) Hortalizas de cosecha simultánea o sea de una sola vez: ajo, batata, cebolla;
b) De cosecha escalonada: como ser el tomate, arveja verde, poroto chaucha, es decir que se van ha-
ciendo varias pasadas; y
c) Cosecha mixta, se hace uno o dos pasadas y luego se arranca todo el sobrante.

MANIPULACION
La cosecha se hará con sumo cuidado, para no provocar lesiones, machucones, cortes, etc, que no solo
son entrada de patógenos, sino que afean la presentación del producto. Cortes y heridas provocan una
mayor respiración y producción de etileno que traen como resultado una senescencia acelerada. Daños
mecánicos se producen a lo largo de todo el proceso: desde la cosecha, manipuleo, embalaje, transporte,
etc. para introducir cambios que amortigüen un manipuleo cuidadoso.
La cosecha de hortalizas de hoja, tallos, inflorescencias es manual y solo es mecánica o semimecánica
en el caso de cultivos extensivos de papa, batata, remolacha, arveja para industria.
En EE.UU. ya se utiliza la cosecha mecánica para tomate y otras especies con variedades tipo determi-
nadas, inclusive para choclos. En estos casos las mismas deben tener una madurez uniforme para lograr
así una calidad pareja.
Lo que si puede mecanizarse son ciertas labores una vez cosechadas, o arrancadas las partes comesti-
bles de las plantas, facilitándose así el transporte, lavado, embalaje, etc. Por ejemplo en lechuga existen
máquinas con dos grandes alas donde van sentados los operarios que harán el corte de las cabezas de
lechuga, poniéndolas sobre una cinta transportadora que las conduce al cuerpo central de la máquina
donde se embalará en cajas.
La máquina autotransportada o tirada por tractor avanza lentamente por los surcos del cultivo cose-
chándose 20 a 30 rayas simultáneamente.

TRATADO DE HORTICULTURA | 98 • 527


PREPARACION PARA EL MERCADO
Si bien en nuestro país no se realizan tratamientos especiales en la escala que han alcanzado en otros
países, se citan procedimientos para lograr una mejor presentación y conservación del producido, en lo
que respecta a limpieza, clasificación y empaque.
La utilización del lavado o limpieza con cepillos o ambos sistemas eliminará tierra, insectos y residuos
de insecticidas-fungicidas. En ciertos casos raíces y tubérculos pueden ser tratados en tanques con agua
que pueden tener desinfectantes, como ser compuestos clorados en bajas dosis que eliminaran bacterias,
pero en baja concentración y sin efecto residual.
Después del lavado se realiza el secado para evitar desarrollo de hongos, utilizándose distintos tipos de
equipos de acuerdo a corrientes de aire caliente a gran velocidad. En papa se recomienda especialmente
el secado rápido después del lavado, para evitar así el peligro del tizón tardío (P. infestans).
No se recomienda el lavado en cebollas, melones, aplicándose en estos casos la limpieza con cepillos.
No se recomienda lavar ni raíces ni tubérculos (batatas o papas) en caso de tener que almacenar por
un cierto tiempo. Es preferible realizar esta operación antes de su salida a la venta.
En algunos casos se produce el «curado» de lo producido antes de almacenar a fin de estimular la cica-
trización o suberización de los tejidos que pudieran estar lesionados y evitar así la entrada de patógenos
y posterior infección. Indicado para papa, batata, cebolla, ajo y raíces. Se realiza haciendo circular una
corriente de aire a 40’ C. y alta humedad 95%, durante 8-12 hs (cebolla) más prolongado para batata y
papa, en caso de requerir estacionamiento en depósitos.

Figura. Curado en ajo (Figs. 1 y 2). Curado en cebolla

En el caso de batata en Santiago del Estero, la misma permanece en tierra hasta su cosecha, favoreci-
da por la ausencia de lluvias y temperaturas suaves durante los meses de Mayo a Septiembre. Lo mismo
sucede con la papa en la zona S.E. de Buenos Aires donde se cosecha y se amontona a granel en pilas
cubiertas por tierra y paja hasta su embolse para el mercado.

CLASIFICACION Y/O TIPIFICACION DE LAS HORTALIZAS


Se realiza a mano o mediante máquinas clasificadoras para determinadas hortalizas. Dependerá de la
forma de la variedad de cultivo. Por ejemplo en tomate y dadas las características de la variedad Platense
bastamente cultivada en el país es casi imposible realizar una clasificación mecánica por la forma que
adoptan sus frutos, que son un tanto irregulares, a diferencia de otras variedades de tomate con frutos
redondeados y lisos.
Para dar una idea de las distintas categorías que se aplican en tomate citamos las que actualmente se
utilizan en el mercado: 1a.grande - 1a.mediano - 1a.chico; 2a.idem, idem. idem.; 3a. idem y 4a descarte,
florón. Es decir que se separan entre 9 a 12 clases. En cambio en otras hortalizas existen solo uno o dos
clases en base al tamaño, descarte, lesionadas, etc. No existe aún una tipificación uniforme para todo el
país, requisito indispensable para una comercialización seria y a todos los niveles.
Con la ley de mercados nacionales de concentración obligatoria, se está estudiando una triplicación
para casi todas las hortalizas lo que permitirá la llamada venta a distancia o sea el poder de concretar
operaciones por teléfono sin necesidad de ver la mercadería. Lógicamente si esta legislación tiene el
TRATADO DE HORTICULTURA | 99 • 527
apoyo de las inspecciones y controles oficiales o privados necesarios. Solo en papa, cebolla, ajo, existe
tipificación a nivel de mercado mayorista.

ENVASES
Se utilizan distintos envases en forma, tamaño, componente, de acuerdo a la mercadería. Así encon-
tramos envases de madera, liviana, en forma de cajones, jaulas, bolsas de arpillera, plástico, tipo compacta
o rejilla, como también hortalizas que no vienen embaladas sino solamente atadas por cintas plásticas o
piolín común, para uso en mercados locales. A raíz de la cancrosis en los citrus, enfermedad bacteriana,
está en vigencia una reglamentación por la cual todo transporte de frutas y hortalizas de y hacia el N.O.
argentino debe realizarse en los llamados envases sin retorno, es decir se utilizan cajones de madera o
cartón corrugado que no pueden retornar a la Provincia.
Anteriormente los envíos que ciertas hortalizas, por ej. tomate se realizaban en cajones de 28 kgs. que
volvían a ser ocupados varias veces, disminuyéndose así el costo de¡ envase. Citamos a modo de ejemplo
algunos envases utilizados para distintas hortalizas: lechuga; en jaulas de madera peso.. Papa en bolsas
de arpillera o plástico de 50 kgs; Batata en bolsas de 50 kgs. en Tucumán; Batata de Santiago de¡ Estero,
en bolsas de 28 kgs. Tomate y Pimiento en cajones de 20 kgs. Zanahoria: en bolsas de plástico perforado
de 12 kgs. embaladas sin follaje, provenientes de Córdoba y otras zonas fuera de la Provincia. Cebolla:
en bolsas rejilla, lo mismo arvejas.
En ciertos países se aplica a las hortalizas un tratamiento de cobertura en base a ceras, para reducir
pérdidas de agua, previendo así marchitamiento y en ciertos casos arrugamientos de la superficie.
También estos tratamientos dan un cierto lustre a la superficie mejorando su presentación comer-
cial.
En EE.UU. y países europeos se aplica a tomate, pimiento, pepinos, papas, etc. pudiendo agregarse a
las ceras bactericidas y hasta inhibidores de brotación.
Se utiliza cera carnauba, de abejas, parafina, y emulsionantes en proporciones variadas que las dife-
rentes firmas lo manejan casi como secreto comercial.
 

Figuras. Envases de madera. Bolsas para Papa impresas. Bolsas para cebolla tipo rejilla

FISIOLOGIA Y MANEJO DE POST-COSECHA


Introducción
Se ha mencionado anteriormente que las hortalizas cosechadas aún separadas de las plantas siguen
funcionado como sistemas vivos por un cierto tiempo provocándose así acciones y reacciones que inci-
dirán en lo cosechado, en su calidad y su vida útil. Por lo tanto será necesario conocer los factores que
inciden en los procesos fisiológicos.
A través de este conocimiento se procurará contribuir a que las pérdidas post-cosecha de las hortalizas
disminuyen y que el nivel de calidad de esta oferta aumente como consecuencia de la conservación de
la calidad lograda en el cultivo. (Gallo Pérez, F, 1996).

Procesos fisiológicos en post-cosecha


La hortaliza se desarrolla y la parte cosechable llega a su punto óptimo que es cuando debemos reali-
zar su cosecha. El fruto, el tallo, inflorescencia, tubérculo, raíz, etc., o cualquiera sea la parte cosechada,
TRATADO DE HORTICULTURA | 100 • 527
inicia a partir de ese momento un proceso de deterioro, cuyo mayor o menor pendiente dependerá de los
medios que se arbitren para frenar el proceso lógico de deterioro de post-cosecha.
Se producirán cambios físicos y químicos que se traducirán en defectos de lo cosechado: marchita-
miento, cambio de color, gustos y sabores extraños, pérdida de peso, etc.
Asociando los procesos fisiológicos que dan lugar a estos cambios tendríamos sumariamente lo si-
guiente:
1) Transpiración .................................................................................... Pérdida de agua.
2) Respiración ........................................................................................ Calor-Perdida de peso.
3) Equilibrio azúcar-almidón.
4) Cambios de pigmentación o desaparición de clorofila y carotene.
5) Cambios en Pectina ........................................................................ Ablandamiento.
6) Formación de celulosa ................................................................... Formación de lignina.
7) Crecimiento de tejidos .................................................................. Alargamiento indeseado.
8) Ruptura fisiológica ......................................................................... Daño por enfriamiento.
9) Producción de volátiles
¿Cómo controlar el deterioro? Mediante el control de¡ ambiente en que se desplazan las hortalizas en
su manipuleo:
a) Control de temperatura, humedad y atmósfera y
b) Control de podredumbre o ataques de parásitos mediante tratamientos químicos, gaseosos o radia-
ción.

Transpiración
El efecto más importante es la pérdida de peso ya que como la mayoría de las hortalizas están com-
puestas en un 85-95% de agua, la pérdida de este elemento se traduce enseguida en mal (marchitez) y
pérdida de peso.
Si pierde 0-5% no se advierte en forma significativa, de 5-1 0% hay una marchitez acentuada y del
10-1 5% hay una marchitez y arrugamiento muy severo.
Se corrige regulando la humedad en los ambientes donde se manipula la hortaliza y tratando de que
la humedad relativa se integra al nivel correcto dependiendo de cada especie. Evitando que la mercadería
quede expuesta al sol o en corrientes de aire que disminuyen la humedad relativa ambiente provocando
así una mayor evaporación.

Respiración
Los tejidos vivos prosiguen respirando dando como elemento final en C02 más H20 más 673 kgs/calorías,
es decir se pierde alimento almacenado, que se logró mediante el cultivo, es decir se vuelve atrás en el
proceso que se inició en la siembra. Lo más significativo es la liberación de calor o energía en cantidades
que pueden ser considerables. Es decir que si mediante temperaturas bajas disminuimos el ritmo respira-
torio o la intensidad de respiración, reducimos también la cantidad de calor que se produce.
El mecanismo elemental sería:
CH20 + 02 = C02 + energía
C6Hl2O6 + 6 02 = 6 C02 + 6 H20 + (energía) 673 kg/caloría.
Es decir se queman azúcares. Si no hay 02 o se ponen ciertas restricciones se disminuirá la respiración
y esto será ventajoso hasta un cierto punto. Por ej. uso de papel encerado, atmósfera controlada, etc.
No debemos perder de vista que lo más importante de esta reacción es la producción de calor que
acelerará los procesos vitales, por lo tanto se trata de disminuir el calor que da el producto fresco, me-
diante refrigeración o bajando la temperatura adecuadamente.

TRATADO DE HORTICULTURA | 101 • 527


La cantidad de C02 que se produce será la misma en su suma total pero la temperatura irá regulando
en el tiempo en que se produce.
Y relacionándola con la calidad del producto cosechado vemos que la cantidad de C02 producida en
la misma relación a determinada calidad:
La velocidad de respiración se da generalmente en mgrs. de C02 por kilo de producto fresco que se
produce en una hora:
mgrs CO2/kg/hora
El calor producido en dicha reacción es de 673 kilo calorías pero en forma comercial y trabajando
en mayores cantidades se expresa el calor en B.T.U. (unidades británicas de calor) como así también en
toneladas de hortalizas por día y se consigue obtener los resultados en dichas unidades multiplicando por
el factor 220 los mgs. CO2/kg/hora, obtenidos en las mediciones de respiración
mg CO2/kg/hr x 220 = B.T.U.lton.ldía.
La velocidad de respiración de las diferentes hortalizas varía: así tenemos que para las papas el valor
será de 5-10, mientras que para espárragos alcanzará 600. Dependerá de los tejidos en cuestión espárragos
con células en pleno proceso de formación y división.
La respiración cambia con el tiempo y a este proceso se le llama comportamiento climatérico, que se
produce en tomates, bananas o manzanas. Se produce un cambio en la vida de la hortaliza desde madurez
hasta senescencia.
Las hortalizas en este sentido pertenecen a 4 modelos de comportamiento:
1) Hortalizas altamente perecederas: arvejas verdes.
2) Hortalizas de gran conservación: cebollas, papas.
3) Hortalizas que se cosechan inmaduras y luego se sigue el esquema 1: chauchas.
4) Frutas maduras: tomate.
Una expresión muy usada en la medición de respiración es el valor R.Q. o cociente respiratorio:
CO2/02, es decir es la relación entre el C02 producido y el 02 utilizado.
Una relación igual a (1) indicaría que se está consumiendo azúcar, si fuera pobre en 02 dará un R.Q.
menor que 1 es decir indicaría que se consumen grasas o proteínas y mayor que 1 indicaría la presencia
de ácidos orgánicos.
Los factores que afectan el ritmo respiratorio de una hortaliza serían:
1) Factores internos de las hortalizas (tipo de tejido, meristemas, etc.). Gallo Pérez, F., 1996, menciona
que las hojas respiran más intensamente que las frutas y estas a mayor intensidad que las raíces.
2) La madurez relativa de la hortaliza, según cuando se coseche, es decir que la edad del fruto dismi-
nuye directamente en la respiración.
Los vegetales más jóvenes tienen mayor intensidad respiratoria y cuando el fruto está desarrollado
la respiración depende de las características del mismo fruto esto es si es climatérico o no. (Gallo
Pérez, F. 1996.)
3) Factores ambientales: la respiración se duplica por cada 10’ C. de aumento de temperatura, y a este
valor se lo llamó:
Q10 = R2/Rl const. para 100C.
La temperatura es el factor externo más importante que afecta la respiración, este es el más usado
para disminuir la actividad respiratoria y así aumentar la vida útil de la hortaliza o fruto. (Gallo
Pérez, F. 1996).
4) El área del producto en contacto con el oxígeno es directamente proporcional a la intensidad res-
piratoria. A mayor tamaño menor es la tasa de respiración debido a que a mayor tamaño menor es
el área superficial (relación área/volumen) Gallo Pérez, F. 1996.
TRATADO DE HORTICULTURA | 102 • 527
A continuación se menciona la respiración de frutos a temperatura entre 20 y 220C

Este valor puede aplicarse para estimar la respiración por cada aumento de 10’ C. en la temperatura
o cuando hay pequeños cambios de 1º C. la respiración cambiará en un 10%.
Pero no es constante y esa proporción variará en función de la temperatura. Así ese factor será:
 entre 0 - 10' C = 3
 entre 10 - 20' C = 2,5
 entre 20 - 30' C = 2
 entre 30' = 2
Otro factor ambiental estaría dado por el 02 disponible. Disminuyendo el 02 puede disminuirse el ritmo
respiratorio pero siempre que no pase de un mínimo, para no entrar en la fase de respiración anaeróbica
que es perjudicial en la conservación de las hortalizas.
Estaría dado por una concentración de 02 entre el 0,5 y el 5%. Es decir que se baja al nivel del 02
que en la atmósfera es del 20% hasta un límite mínimo que dependerá de las distintas hortalizas y oscila
generalmente entre 2-4%.
El C02 es un producto de la respiración. Si su concentración se aumenta en la atmósfera circundante,
la respiración disminuirá. Otro factor externo que puede afectar la respiración son las barreras físicas
a los gases lo que constituye los empaques fisiológicos o empaques con películas semipermeables para
atmósfera modificada. (Gallo Pérez, F. 1996)
Cuando se modifica la proporción de¡ aire o atmósfera que se halla en los depósitos se dice que se
están conservando las hortalizas en atmósfera controlada: 02 entre 3-6% y C02 entre 1-5%.
También se dice que se trabaja con atmósfera modificada cuando se refiere a modificación del ambiente
que rodea al productor: encerado, cobertura con plástico, etc. Incluye a la atmósfera controlada.
En lo que concierne a respiración ya se ha mencionado la producción de calor que acompaña al pro-
ceso. Debe distinguirse el calor de campo que es la temperatura que adquiere la hortaliza en el campo
debido a sus procesos vitales.
Calor específico de una hortaliza se llama a la temperatura se llama a la temperatura que tomará una
determinada hortaliza en base a su capacidad de calor que puede tomar en relación al mismo peso del
agua a una misma temperatura.
Se tomará en cuenta la proporción de agua que tiene dicho producto.
Calor específico está dado por la fórmula:
C.E. = (1-0.2) A + 0.2 donde A = % de humedad.
Calor vital es el que registra la hortaliza como consecuencia de los procesos vitales, especialmente el
de la respiración.
Calor sensible es el calor que tiene una hortaliza en determinado momento y es proporcional a su
temperatura.
Lógicamente para conservar las hortalizas debe bajarse la temperatura al cosecharse para reducir su
calor de campo, y luego disminuir la temperatura de los depósitos donde se procederá a su manipuleo y
conservación.

TRATADO DE HORTICULTURA | 103 • 527


Para medir la temperatura de los productos se utilizan distintos tipos de termómetros llamados «a
distancia» de medición directa o que registra gráficamente las oscilaciones térmicas. Al hacer el cálculo
del calor a contrarrestar debe también tomarse en cuenta además del calor de campo, el calor sensible de
los envases, y el calor vital el aumento de la temperatura por el trabajo de ventiladores, el sol que filtra
desde el exterior, y el calor sensible de los materiales que se hallan en los depósitos.

Cambios composicionales:
Durante la maduración de las hortalizas se producen cambios en su composición química que la afecta
en su período de post-cosecha.
Así tenemos que en maíz para choclo el % de azúcares se halla en alta proporción en el momento
oportuno de cosecha pero luego va decreciendo y aumentando el % de almidón y que va haciendo poco
apetecible. Así el mejor estado sería cuando los azúcares están en un 5-7 % y el almidón en un 11 %,
para luego decrecer los azúcares y aumentar aún más el almidón.
De acuerdo a la temperatura el cambio de azúcar a almidón se acelerará. Por lo tanto es conveniente
refrigerar de inmediato la cosecha.
En melones se producirán también cambios del % total de sólidos a medida que avanza la madurez.
Así que llegado a un cierto estado se cosecha, cuando los sólidos solubles alcanzan un 10 % (de acuerdo
a distintas variedades) pero separado de la planta no aumentan. Las temperaturas en este caso manten-
drán el estado comestible un mayor tiempo, pero debe cuidarse de no producir daños por enfriamiento,
al aplicarse bajas temperaturas. Este tema se desarrolla mas adelante.
En papas se producen también cambios en el contenido de almidón y azúcares de acuerdo a las tempe-
raturas que se somete la cosecha en los galpones de almacenaje. Cuando se someten los tubérculos a bajas
temperaturas (2 a 4º C) se producirá un aumento de azúcares a expensa del contenido de almidón.
Cuando la temperatura de conservación es de 14º C no muestra mayor variación.
Cuando se desea reconvertir el azúcar en almidón se someten los tubérculos a 24º C durante 2-4
semanas.
Ya hemos mencionado en tomate los diferentes cambios de maduración a partir del verde inmaduro
que se transforma en verde maduro, con la aparición de una ligera pigmentación que se irá intensificando
a medida que avanza la madurez, aún separados de la planta.
La temperatura influirá en la aceleración de este proceso. A temperaturas superiores a 30º C predo-
minará una pigmentación amarillenta en lugar del rojo o rosado, debido a que se inhibe el licopeno y se
desarrolla el caroteno.
Las mejores temperaturas de madurez están entre 150C y 20OC, alcanzando el tomate su color pleno,
manteniéndose en condiciones comerciales durante 2-3 semanas, a partir del verde maduro.
Si se desea apurar la madurez se aumentará la temperatura.
En papa hay desarrollo de clorofila si se exponen los tubérculos a la luz, lo mismo que hay pérdida de
vitaminas, especialmente la C si las hortalizas de hoja se las deja a temperaturas elevadas.
En espárragos cosechados y mantenidos con temperaturas elevadas se producirá aparición de clorofila,
crecimiento de tejidos o significación, con pérdida de palatabilidad. Por lo tanto en este caso se aconsejará
bajar temperaturas en manipuleo y transporte.

Daño por frío (chilling injury)


Ciertas hortalizas que se cultivan en la época primaveral estival, es decir que son susceptibles a heladas,
están sujetas a un daño fisiológico cuando se las somete a temperaturas entre 1 y 10º C, es decir que no
llegan a temperaturas de helada.
Esta ruptura fisiológica que se produce es conocida como daño por enfriamiento o daño de baja
temperatura y su conocimiento es importante al manejar cosechas de este tipo de hortalizas: tomates,
pepinos, sandías, zapallitos, berenjena, batata, etc.
TRATADO DE HORTICULTURA | 104 • 527
En cambio las que se cultivan durante la época fría o templada no tienen problemas: arvejas, lechuga,
espárrago. La excepción más notable estaría dada por el maíz dulce que requiere frío para mantener una
mejor palatibilidad, como ya fue explicado.
Los síntomas más evidentes son: decoloración interna y externa, moteado, podredumbres y fallas en
lograr una madurez adecuada. Estos síntomas se manifiestan una vez que los productos son sacados del
almacenaje en la que pudieron haber recibido temperaturas bajas y trasladas a temperaturas ambiente.
Por lo tanto en este caso deberán ser consumidas de inmediato.
Lógicamente el daño será proporcional al tiempo en que los productos son expuestos a esa baja tem-
peratura y la intensidad de la misma.
En tomates también puede producirse daño por enfriamiento en el campo si las temperaturas bajan por
debajo de 10º C día y noche durante los 7 días previos a la cosecha superando las 115 horas de exposición.
Si la suma de horas por debajo de 1 º C no supera las 20 horas no habrá problemas.
Los tomates son sensibles al daño por frío a temperaturas inferiores a 10°C si se les mantiene en estas
condiciones por 2 semanas o a 5°C por un período mayor a los 6-8 días. Los síntomas del daño por frío son
alteración de la maduración (incapacidad para desarrollar completo color y pleno sabor, aparición irregular
del color o manchado, suavización prematura), picado (depresiones en la superficie), pardeamiento de las
semillas e incremento de pudriciones (especialmente pudrición negra, black mold, causada por Alternaria
spp.). El daño por frío es acumulativo y puede iniciarse en el campo antes de la cosecha. 
En caso de haber daño por enfriamiento, este se manifestará en que los tomates cosechados al estado
de verde maduro, fallarán en tomar el color característico, produciéndose pérdidas por pudrición. Esto
puede suceder en la cosecha tardía de Amaicha del Valle, Santa María, la otoñal de Trancas, no así en
la zona primicia, ya que en la época de cosecha, Septiembre en adelante, las temperaturas medias son
superiores a las citadas.
En el país esta situación puede repetirse en las cosechas del Valle de Río Negro, Mendoza y otras áreas
donde los fríos de otoño e invierno alcancen los últimos tramos de la cosecha.
Podemos clasificar a las hortalizas por su susceptibilidad al daño por enfriamiento en-,
Alta: pepinos, berenjena, melón, batata, tomate verde, maduro.
Moderada: chaucha, calabaza, sandía, pimiento.
Baja: espárrago, melones maduros.
Ninguna: hortalizas de hoja: lechuga, repollos, etc.
Teniendo en cuenta los distintos conceptos vertidos se ha preparado la siguiente tabla donde se citan
las temperaturas de almacenaje recomendadas, humedad relativa y período aproximado de estaciona-
miento que pueden conservarse sin mayor pérdida de apariencia y sabor.

Hortalizas climatéricas y No climatéricas


Las hortalizas no climatéricas durante la división celular tienen una actividad respiratoria muy alta la
cual declina a medida que su etapa de división se completa, durante el crecimiento celular esta actividad
continúa disminuyendo a un ritmo menor el cual se conserva hasta su senescencia donde se puede presentar
un leve aumento de esta actividad. Después de cosechados no continúan con los procesos fisiológicos de
madurez. Los cambios que ocurren, son cambios causados por degradación o por efectos físicos como la
deshidratación. (Gallo Pérez, F. 1996)
Las hortalizas climatéricas tienen igual comportamiento que los no climatéricos hasta cuando termina
la etapa de crecimiento celular, en este momento el fruto está en la etapa de maduración, cuando esta
etapa está terminada inicia dentro de ella la maduración final (organoléptica o sensorial) que coincide
con un aumento en la actividad respiratoria hasta completa la maduración la que disminuye con el
envejecimiento del fruto, este incremento en la respiración, se denomina pico climatérico o climaterio.
Los Procesos fisiológicos son activados por el gas Etileno (C2H2) y su Producción aumenta. (Gallo Pérez,
F. 1996)

TRATADO DE HORTICULTURA | 105 • 527


En el siguiente Cuadro se representan ejemplos de frutos de acuerdo con el comportamiento de su
respiración

Fuente: Wilis, R.H.H. et al. 1989. Fisiología y Manipulación de Frutas y Hortalizas Post’Recolección. Pantástico, E.R. B.
Fisiología de la Postrecolección, Manejo y Utilización de Frutas y Hortalizas Tropicales y Subtropicales. 1979 y otros.

*INDICE DE MADUREZ (I.M.). EJ.


El índice de madurez se basa en cambios perceptibles que determinan el momento óptimo de cose-
cha.
Así pueden ser:

- Índices Sensoriales
 Visuales (color de la piel, pulpa, llenado del fruto, presencia de hojas secas, secado del cuerpo de la
planta
 Textura (tacto)

- Índices físicos
 Facilidad de abscisión o separación
 Tamaño
 Consistencia
 Sólidos solubles totales o Índice Refractométrico
 PH
 Pesos Secos y Frescos
 IC (Índice de Cosecha): El Índice de cosecha es un término que define la proporción de rendimiento
biológico como el representado por rendimiento económico; es otro medio que describe la partición
estacional de materia seca por la planta. Se lo conoce también como coeficiente de efectividad, el
índice de cosecha simplemente caracteriza el movimiento de materia seca hacia la parte cosechada
de interés comercial de la planta en por ciento (Crop Growth and Management Module. Certified
Crop Advisor. State Performance Objectives. 8pp.; Gallo Pérez, F. 1996. Manual de Fisiología, Pato-
logía, Postcosecha y Control de Calidad de Frutas y Hortalizas).

Gravedad Específica
 Índices Químicos
Acidez Total
Contenidos de Vitaminas, Acidos Orgánicos, Azúcares, Almidones, Aceite, Colorantes, etc.
 índices Fisiológicos
Rendimiento de pulpa, jugo
Respiración, producción de C02, Energía, consumo de 02
Producción de Etileno
 Índices por medio de cálculos:
Cantidad de días transcurridos después de la floración
Período vegetativo determinado
Unidades de calor.

TRATADO DE HORTICULTURA | 106 • 527


Ejemplos
** FRUTILLA:
 COLOR DEL FRUTO: ROJO SIN CUBRIR PARTE DE LA ZONA DEL CALIZ
 -SOLIDOS SOLUBLES TOTALES: 6-8º Brix
 -ACIDEZ TOTAL: 14-17 Meq/ 100 ml. jugo
 -I.M.= 0,4-0.5º Brix/ meq/100 mi jugo
Se determinó en Frutilla cv. Camarosa un ICF de fruta en manejo sin fertilización y con fertilización
de N-P-K-Ca-Mg mediante fertirriego (Brandán, et. al. 2005).
Tratamientos Indice de Cosecha de frutos maduros (%)
Control sin fertilización 23,157a
Con fertirriego 14,005a
Índice de Cosecha de frutos maduros (%) de frutilla cv. Camarosa, cultivada con solución nutritiva en
fertirriego. Lules, Tucumán. 2005. Medias seguidas por la misma letra en las columnas no difieren entre
sí por el Test de Tukey (p=0.05)

** TOMATE:
 COLOR DE LA PIEL VERDE CON TONOS ROJOS 0 ROSADOS.
 SOLIDOS SOLUBLES TOTALES: 5.0º Brix -ACIDEZ TOTAL: 15,0 Meq/100 mi jugo
El contenido mínimo de sólidos solubles (ºBrix) recomendado a la cosecha en los siguientes frutos
es:
Fruto
Ananá 12
Arándano
Azul 10
Frambuesa 8
Frutilla 7
Melón 10 – 12
Sandía 10
Fuente: Kader, 1998

Senescencia
Es el principio del fin, es decir marca el punto cuando se inicia el cambio de reacciones de síntesis y
transformaciones de degradación.

TRATADO DE HORTICULTURA | 107 • 527


Condiciones de almacenamiento óptimo para las principales especies de frutas
y hortalizas y la vida de poscosecha máxima esperada bajo esas condiciones

TRATADO DE HORTICULTURA | 108 • 527


Fuente: Cantwell, 1999; Sargent et al., 2000; McGregor, 1987. En: López Camelo, 2004.

Hortalizas mínimamente procesadas o 4ta Gama


Actualmente se presentan nuevas modificaciones en la venta de hortalizas, en las que las mismas se
clasifican, lavan y cortan solas, o en combinaciones varias, para ser utilizadas en ensaladas, y sopas, en
bandejitas envueltas con una película transparente y permeable. Este envase es también una parte que
tiene ver con la conservación del producto. Mediante el empleo de materiales adecuados (films) que poseen
una permeabilidad selectiva a los gases (CO2 y O2). De esta manera se crea en el interior de los mismos
una atmósfera modificada, con una concentración de CO2 más elevada y de O2 más baja, deteniendo
prácticamente la respiración y haciendo más lentos los procesos de senescencia.

TRATADO DE HORTICULTURA | 109 • 527


Figura: Bandejas con hortalizas 4ta gama

Exige una cadena de frío para disminuir el proceso de deterioro del producto, por cuanto al ser cortadas,
aumenta el área de entrada de patógenos y de respiración y/o transpiración. Generalmente se manejan
con atmósferas modificadas. Las especies más utilizadas para esta modalidad son: Lechuga, zanahoria,
remolacha, radicheta, repollo, apio, hojas de espinaca, mezcla de hortalizas para sopa, papa, perejil y ajo
(tipo provenzal) etc.

Reglamentación para cuarta gama


Las hortalizas mínimamente procesadas y empaquetadas deben encuadrarse según lo establecido por
el Código Alimentario Argentino, en la Resolución M.S. y A.S. Nº 34/96.
Se encuentran aquellas que tienen que ver con los datos que deben figurar en el etiquetado de la
mercadería, siendo estas:
 Denominación de venta del producto y su composición
 Contenido neto
 Nombre y domicilio del productor y/ o fraccionado y/o distribuidor o comprador
 Indicación de la fecha de elaboración o envasamiento
Se indicará el día, mes y año de envasamiento o la fecha de elaboración y la fecha deduración máxima,
Nº de certificado de autorización del producto otorgado por la autoridad sanitaria y Nº de inscripción del
establecimiento elaborador.

Patología en Postcosecha
Entre los Géneros de importancia fitopatológica se mencionan

TRATADO DE HORTICULTURA | 110 • 527


La mayor parte de los organismos presentes en los vegetales frescos son saprófitos, tales como co-
rineformes, coneiformes, micrococos, y pseudomonas, procedentes de¡ suelo, el aire o el agua. También
existen hongos como Aureobasidium, Fusarium y Alternaría.
También pueden encontrarse organismos estrictamente anaerobios.
Enfermedades que se trasmiten con el agua de riego proveniente de desechos humanos y animales:
hepatitis infecciosa, fiebre tifoidea, salmonellosis, gastroenteritis viral, cólera, amebiasis, etc.
El manipuleo, la maquinaria para clasificación de hortalizas contribuyen a aumentar la tasa de micro-
bios y a su distribución. En la recolección se daña el producto y constituye vía de entrada de patógenos.
El exceso de fertilización nitrogenada favorece el desarrollo de microorganismos. Asimismo algunos
nutrientes liberados en la cosecha favorecen el crecimiento microbiano.
En las hortalizas de 4ta Gama ó mínimamente procesados, los microorganismos desarrollan más rápi-
damente debido a la mayor disponibilidad de nutrientes y agua.
Las vías de contaminación de las hortalizas expuestas durante el manipuleo o por superficies de tra-
bajo, o por utensilios causan desarrollo de microorganismos. Temperaturas, humedad adecuada y tiempo
apropiado aseguran el incremento de la población bacteriana, que son las que más predominan en las
hortalizas crudas, si bien la tasa de hongos y levaduras puede ser significativa.

Principales enfermedades en postcosecha en hortalizas

Fuente: Jay, J.M. Microbiología Moderna de Alimentos, 1973.


Mossel, D.A.A. y Moreno, G.B et al Microbiología de los Alimentos
Fundamentos Ecológicos para garantizar y comprobar la inocuidad y la calidad de los alimentos. 1985.
Frazier, W.C. Microbiología de los Alimentos. 1976.
Federación Nacional de Cafeteros y Universidad Jorge Tadeo Lozano, 1985.
El lavado de las hortalizas puede eliminar hasta el 90% de la flora superficial.

Plagas
En tomate cosechado: Tuta absoluta ocasiona graves daños.
En repollo el áfido Brevycorne brassícae continúa atacando las hojas del repollo después de la cosecha
y con sus secrecíones azucaradas propician la invasión de hongos que merman la calidad del producto.

Transporte
El transporte de las hortalizas tanto en lo relacionado con las condiciones físicas (temperatura, hume-
dad), como la distribución de la carga (manzana libera etileno y acelera la maduración del pimiento), los
cajones de madera, cartón y bolsas se distribuirán de acuerdo al tipo de producto como el encendido y
el corte de la refrigeración en los camiones deben ser cuidadoso y en el menor tiempo posible. La cadena
de frío asegura un mayor tiempo de preservación de los alimentos.

TRATADO DE HORTICULTURA | 111 • 527


Bibliografia
Gallo Pérez, F. 1996. Manual de Fisiología, Patología, Postcosecha y Control de Calidad de Frutas y Hortalizas, Con-
venio SENA/REINO UNIDO- Colombia. s/pp.
López Camelo, A. 2004. Manual para la preparación y venta de frutas y hortalizas. Del campo al mercado. FAO.
Ploper, J. 1996. Cosecha y Post-cosecha. FAZ-UNT. Multicopia. 10pp.
Wocca, F. Cuarta Gama. En: Boletín de Calidad. Inspección de Frutas y Hortalizas. Corporación del Mercado Central
de Bs.As. Nº 1. 2005.
http://www.mercadocentral.com.ar/site2001/htm/red_alerta/boletin/indice1004/indice1004.htm
Suslow, T.V., Cantwell, M.2005. Tomate; Jitomate. Recomendaciones para mantener la calidad postcosecha. Posthar-
vest Technology. Research and Information Center. Trad. Por C. Pelayo. http://postharvest.ucdavis.edu/Produce/
ProduceFacts/Espanol/Tomate.shtml

Imágenes
http://www.glaubeaktuell.net/media/NAchrichten_Wirtschaft/tomate.jpg
http://usuarios.arsystel.com/p.m/a/ajo/ajo.jpg
http://www.pasturasdeamerica.com/Images/arveja001.jpg
http://www.mercadocentral.com.ar/site2001/htm/red_alerta/boletin/indice1004/Nota%207%20-%20Final%20
Residuos%20de%20plaguicidas/Maiz%20Dulce%20-.jpg
http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://web2.senasica.sagarpa.gob.mx/xportal/sen/qesen/Doc1288/
papa080904.jpg&imgrefurl=http://web2.senasica.sagarpa.gob.mx/xportal/sen/qesen/Doc1288/&h=180&w=14
8&sz=4&tbnid=TwmvohdSrDMJ:&tbnh=96&tbnw=78&hl=es&start=13&prev=/images%3Fq%3Dpapa%2BSol
anum%2Btuberosum%26svnum%3D10%26hl%3Des%26lr%3D%26sa%3DG
http://www.euroresidentes.com/Alimentos/imagenes/lechuga_iceberg.jpg
http://www.mercadocentral.com.ar/site2001/htm/red_alerta/boletin/indice1004/Nota%204%20-%20Final%20
Repollo/2-%20Repollo%20Blanco%20-.jpg
http://www.mercadocentral.com.ar/site2001/htm/red_alerta/boletin/indice1004/Nota%204%20-%20Final%20
Repollo/4-%20Repollo%20Crespo%20-.jpg
http://www.mercadocentral.com.ar/site2001/htm/red_alerta/boletin/indice1004/Nota%204%20-%20Final%20
Repollo/3-%20Repollo%20Colorado%20-.jpg
http://www.blogia.com/nomemuerdaslasunhas/upload/lechuguitaquealimentas.jpg
http://www.estarguapa.com/salud/imagenes/nutricion/zanahoria/zanahorias.jpg
http://www.horfres.com/iconos/n-remolacha.jpg
http://www.mercadocentral.com.ar/site2001/htm/red_alerta/boletin/indice0704/pimiento%20r.jpg
http://aged.ces.uga.edu/2004cds/cd1/Hot_Potatoes/Produce_Identification/honey%20dew%20melon%2029M.
jpg
http://www.seedquest.com/vegetables/melon/expo/nirit/photos/melody.jpg
http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.seedquest.com/vegetables/melon/expo/nirit/photos/melody.
jpg&imgrefurl=http://www.seedquest.com/vegetables/melon/expo/nirit/melody.htm&h=214&w=225&sz=11&t
bnid=rbdItESd2VAJ:&tbnh=97&tbnw=102&hl=es&start=4&prev=/images%3Fq%3Dmel%25C3%25B3n%2Bam
arillo%26svnum%3D10%26hl%3Des%26lr%3D%26sa%3DG
http://www.mercadocentral.com.ar/site2001/htm/red_alerta/boletin/indice1004/Nota%205%20-%20Final%20
Cuarta%20Gama/CUARTA%20GAMA(SONG).htm
http://www.todoagro.com.ar/upload/imgTODOAGRO/cebolla.jpg
http://laredondela.iespana.es/fresa/imagenes/cosecha/03300005.jpg
http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.redepapa.org/recoleccion.jpg&imgrefurl=http://www.rede-
papa.orgrecoleccion.html&h=733&w=1048&sz=162&tbnid=kr_2bH8DUyMJ:&tbnh=104&tbnw= 150&hl=es&s
tart=1&prev=images%3Fq%3Dcosecha%2Bpapa%26svnum%3D10%26hl%3Des%26lr%3 D%26sa%3DG
http://www.castrojeriz.com/Fiestas/Imagenes/Ristra_tumbada.gif
http://66.54.153.89/CSUag.ASP?WCI=Select_View2&WCE=CD;3605;0583;20;;;;;;&WCU=7/12/20048:22:57%20
PM;TT;5;4;1
http://www.seedsofchange.com/images/enewsletter/issue_37/garlic_curing.jpg
http://www.amhyco.com/TN_Envases_Fuente_del_A._5.jpg

TRATADO DE HORTICULTURA | 112 • 527


CAPITULO 7
SISTEMAS PRODUCTIVOS
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

Los objetivos de la clase sobre sistemas productivos son:


 Promover desde la educación y la capacitación agrícola/hortícola sostenible el conocimiento como
herramienta que hará la diferencia entre ricos y pobres.
 Considerar el desarrollo rural, la gestión sostenible de los recursos naturales y la reducción de la
pobreza, con un enfoque amplio y holístico, redefiniendo estrategias, responsabilidades y ampliando
objetivos. (Cumbre Mundial de la Alimentación, Roma, 1996)
 Cambiar el enfoque de la educación agrícola tradicional por la educación para el desarrollo rural y
la seguridad alimentaria en la educación superior agrícola.
Contribuir desde la sostenibilidad a:
 La definición de un enfoque sistémico para la educación, para el desarrollo rural y la seguridad
alimentaria, para todos los niveles.
 La investigación y la difusión de las mejores prácticas y estudios de caso que ilustren la contribución
de la educación a la agricultura sostenible, al desarrollo rural y a la seguridad alimentaria
 La capacitación de los que hacen y deciden las políticas y los administradores de la educación para
el desarrollo rural y la seguridad alimentaria.

Enfoque de sistemas
El objetivo fundamental del enfoque por sistemas es entender todo lo posible sobre su funcionamien-
to, con fines de reparar, copiar, comparar y mejorar. Para lograr esto hay que perfeccionar los métodos
de identificar, clasificar, copiar, comparar y mejorar los sistemas que son de nuestro interés. En Fig. 1 se
observa el significado y la meta de un enfoque por sistemas para el productor, administrador o investi-
gador de sistemas agropecuarios.

Análisis de Sistemas Agropecuarios


 Ser analista de un sistema agropecuario es una actividad continua y constante, que siempre debe
formar una parte del mismo manejo de cualquier unidad de producción agrícola o pecuaria.
 Considerar la finca en términos de sistemas es aplicar cierta filosofía a nuestra forma de ver las cosas,
en realidad es una nueva manera de pensar que facilita la toma de decisiones de manejo necesarias
para asegurar que el sistema siga en óptima eficiencia.
 No sólo se debe considerar sólo la rentabilidad económica del sistema, sino también su sostenibilidad
ecológica como factor actual de importancia creciente.

Administradores exitosos
 Ven el sistema como un todo.
 Comprenden las interacciones en el sistema.
 Adaptan y modifican los componentes en respuesta a cambios externos para mantener el equilibrio
de la empresa.
 Ej.: En la administración de una finca se producen enlaces entre Agronomía – Zootecnia – Economía
– Social - Otros

Cuidados a tener en cuenta


 Al modificar un componente en el sistema es necesario hacer ajustes simultáneamente a otros
componentes para contrarrestar cualquier efecto negativo.
TRATADO DE HORTICULTURA | 113 • 527
Hay que mantener el equilibrio en el sistema, analizando posibles conexiones entre las partes.

Característica de un sistema
“…puede reaccionar como un todo al recibir un estímulo dirigido a cualquiera de sus partes.”
Existen relaciones o conexiones de alguna forma u otra entre las partes individuales que constituyen
el sistema.

Sistema - Subsistema
Se pueden considerar los componentes como susbsistemas del sistema entero. El subsistema puede
funcionar como un sistema solo, si no fuera parte del sistema entero.
Los subsistemas constituyen c/u de las partes de un sistema (son sistemas más pequeños contenidos
en sistemas superiores).
Ej.: tomate en invernadero

Concepto de sistema
“Es un grupo de componentes que pueden funcionar recíprocamente para lograr un propósito común.
Son capaces de reaccionar juntos al ser estimulados por influencias externas.
El sistema no está afectado por sus propios egresos y tiene límites específicos en base de todos los
mecanismos de retroalimentación significativos (Spedding, 1979)

Sistema de producción. Concepto


Es el conjunto estructurado de actividades agrícolas, pecuarias y no agropecuarias, establecido por un
productor para garantizar la reproducción de su explotación; resultado de la combinación de los medios
de producción (tierra y capital) y de la fuerza de trabajo disponibles en un entorno socioeconómico y
ecológico determinado (adapt. de Dufumier, M.)

Consideraciones para la conceptualización de un sistema. Estudio de Caso: “Producción de


TOMATE EN INVERNADERO”
1 El propósito: Producir tomate
2. El límite: Alrededor del invernadero
3. El contorno: Ambiente externo, físico y económico (Ej.: Tomate para x consumidores)
4. Los componentes: Invernadero frío, plantas (incluye subsistema).
5. Las interacciones: Tº C – Hu – Luz – Planta (Consecuencia y efectos de interacción entre compo-
nentes)
6. Los recursos principales: Invernadero, plantas, fertilizantes, agroquímicos (incluye entradas)
7. Los ingresos o insumos: agua, plantas, fertilizantes – plásticos – alambres
8. Los egresos o salidas (salen del sistema): tomate – envases -
9. Los subproductos (no salen del sistema): rastrojos, alambres, invernáculo (por el uso y/o posible
conversión en otro proceso)
Estas consideraciones son de suma importancia porque indican cómo funciona el sistema.

Diseño y manejo de sistemas de producción sustentable


La unidad agrícola es considerada como un ecosistema global. La investigación y la producción no sólo
buscan altos rendimientos en cada rubro, sino optimizar el sistema como un todo.

Sostenibilidad
Es un concepto ético que implica opciones morales sobre diversos escenarios:
El medio ambiente: Conservación del hábitat y biodiversidad en respuesta a la sobre-explotación,

contaminación y degradación de recursos naturales
Seguridad en la disponibilidad de materias primas

TRATADO DE HORTICULTURA | 114 • 527
El crecimiento de la población

Protección de las generaciones futuras

Comercio mundial

Desarrollo sostenible
Se define desarrollo sostenible como “El desarrollo que satisface las necesidades del presente, sin
comprometer la posibilidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades” para lo
cual la protección ambiental deberá constituir, una parte integral del proceso de desarrollo y no puede
ser considerada de manera aislada o posterior a este. El objetivo principal es poner en marcha acciones
colectivas para enfrentar problemas ambientales que amenazan la sobrevivencia global (Geisse, 1993); se
considera como concepto de sostenibilidad la supervivencia humana (Mansveldt y Mulder, 1993).
El problema del desarrollo sostenible, se debe enfrentar, mediante la determinación de las necesidades
humanas que se desean satisfacer, sean estas sociales, culturales o económicas y cual es la potencialidad
de los recursos de los cuales se dispone. Las combinaciones son múltiples, pero se debe tratar de seleccio-
nar aquella que mejor se adecue a las características del hombre y de los recursos de cada situación en
particular. Dentro de las soluciones, con mucha frecuencia se seleccionan opciones extremas, aquellas en
que priman los aspectos sociales, económicos o políticos, en los que normalmente se evalúan las ganancias
al corto plazo o el beneficio de un grupo muy reducido de individuos o por otro lado opciones conser-
vacionistas, que mediante la exaltación de factores ambientales, asfixian y restringen el desarrollo de la
sociedad. Encontrándose el desafío en poder rescatar y valorar las soluciones integrales y equilibradas.
El problema de la sustentabilidad agrícola se sitúa en el contexto definido por la diversidad de ámbitos
y el uso múltiple del territorio, planteando el interrogante de cómo lograr responder a las necesidades
crecientes del hombre según la potencialidad de recursos naturales limitados. Para esto el hombre debe
conocer la capacidad que tienen los diferentes recursos, de manera de poder planificar su existencia y así
poder establecer sistemas de vida permanentes para la sociedad, lo que se traduciría en sistemas de vida
que permitan producir y conservar simultáneamente, lo que estará determinado en consecuencia, por el
uso adecuado y apropiado de los recursos

Sistemas productivos sostenibles


Los sistemas productivos son sistemas en los cuales los seres humanos, con base en la oferta de los
ecosistemas naturales, establecen, aprovechan, usan y/o manejan los bienes y servicios ambientales para
su beneficio.
La introducción de tecnologías inapropiadas, genera la pérdida de gran parte de la diversidad de muchos
de los sistemas de agricultura locales y de los conocimientos tradicionales. Estos modelos de producción
aunque, en algunos casos, aumentan el rendimiento de algunos cultivos no garantizan la sostenibilidad, y
generan fracasos para los pequeños campesinos, evidenciados en el deterioro y pérdida de los ecosistemas,
de los sistemas productivos y de la seguridad agroalimentaria. Esta situación es especialmente crítica para
el caso de los recursos fitogenéticos que sustentan la agricultura y la alimentación.
Como respuesta al fracaso de los modelos basados en la revolución verde han surgido numerosas
iniciativas y propuestas alternativas. Estas iniciativas tienen sus bases en el manejo de la biodiversidad
y en la combinación de la agricultura tradicional con técnicas y principios basados en la agroecología,
promoviendo un balance adecuado entre los recursos físicos y biológicos de predios para la producción.
Las prácticas agroecológicas, se combinan de acuerdo a las necesidades y condiciones específicas en
las que se desarrolla cada experiencia. En su mayor parte estas prácticas están relacionadas con el mejo-
ramiento del suelo, la diversificación de la producción, la protección sanitaria de los cultivos, mediante la
modificación de las condiciones que favorecen el desarrollo de plagas y enfermedades y la conservación
y regeneración de los recursos naturales.

TRATADO DE HORTICULTURA | 115 • 527


Agricultura sostenible
Objetivos:
 Conservación de los recursos naturales y protección del medio ambiente
 Viabilidad económica
 Equidad Social
La agricultura sostenible es un medio de recuperar la tierra y concienciar a las personas involucradas
dentro de la comunidad agrícola de que si no se hace con agilidad los procesos de conservación de la
naturaleza, tal vez en el futuro, las nuevas generaciones no podrán disfrutar de los paisajes el ambiente
existente actualmente.
“En la revolución verde de la agricultura sostenible, se deben adelantar investigaciones que permitan
medir y clasificar, la actividad agrícola y la satisfacción de las necesidades de los agricultores tratando de
mejorar su calidad de vida, relacionar el ambiente-hombre-naturaleza para el desarrollo y crecimiento
sostenible dentro de la sociedad.
Entre las estrategias para implementar la sostenibilidad se mencionan:
Elección de especies y cvs.

Diversificación de cultivos

Manejo del suelo

Manejo del agua

Uso eficiente de fertilizantes y pesticidas. En síntesis: desarrollar sistemas biológicos eficientes con

elevada capacidad de rendimientos y baja demanda de “inputs” materiales.

Prácticas conservacionistas del suelo


 Rotación
 Drenaje
 Manejo de rastrojos
 Conservación del agua
 Fertilizantes químicos
 Fertilizantes orgánicos
 Mejora del ciclo de nutrientes

Líneas de acción de FAO


 Integración de políticas agrícolas y ambientales
 Planificación del aprovechamiento de la tierra
 Mejora de tecnologías agrícolas; incremento de diversidad
 Conservación de recursos genéticos
 Lucha integrada contra plagas/enfermedades
 Incremento de fondos para protección ambiental

La agricultura hacia el 2010, según FAO


El elaborar políticas para la protección de los recursos agrícolas, la reducción de los efectos ambientales
negativos más generales y el avance hacia la sostenibilidad requiere que se tengan en cuenta los factores
que determinan el comportamiento frente a los recursos tanto de los pobres que viven en los países en
desarrollo como de la población no pobre en todo el mundo.
Competencia de agricultura y otros sectores por recursos hídricos Contaminación del agua (salinidad,
fertilizantes, plaguicidas) La contaminación del agua provocada por la agricultura (concentraciones de sal
en tierras de regadío, contaminación por fertilizantes y plaguicidas) seguirá aumentando probablemente
debido al largo período de tiempo que se necesita para una acción debidamente correctiva.

TRATADO DE HORTICULTURA | 116 • 527


Aprovechamiento intensivo de tierra = incremento de plaguicidas. Por lo que respecta a los plagui-

cidas, se supone que la mayor insistencia en el manejo integrado de plagas y las preocupaciones
por la salud y la conservación del ecosistema contribuirán a reducir la tasa de crecimiento de su
utilización. Pero un aprovechamiento más intensivo de las tierras (reducción de los barbechos, más
cultivo múltiple), así como el crecimiento superior a la media del sector hortícola, contribuirán a
incrementar, si bien en medida modesta, la utilización de plaguicidas en los países en desarrollo.
Cambio climático. Los efectos que llegará a producir el cambio climático son todavía inciertos, pero,

dada la evidencia actual, podrían perjudicar en particular a regiones ya vulnerables a las variaciones
climáticas actuales. Para el presente y el futuro más inmediato, el aumento de los niveles de CO2
parece tener efectos positivos en la agricultura en general, puesto que contribuye a incrementar
los rendimientos al acelerar el crecimiento de la biomasa vegetal y permitir una mejor utilización
del agua en muchos cultivos.
Mayor necesidad de conocimiento/información

Tecnologías sin riesgos y rentables

Investigación agrícola y biotecnología

La expansión e intensificación ulteriores de la agricultura contribuirán asimismo a intensificar las

presiones sobre el medio ambiente a nivel mundial. La deforestación afectará de forma negativa
a la función dual de los bosques como hábitat de biodiversidad y como sumideros principales del
carbono. La biodiversidad padecerá también probablemente las consecuencias negativas del ulterior
avenamiento de humedales para convertirlos a la agricultura, aun en el caso de que esta conversión
pueda afectar sólo a una proporción pequeña del total de humedales. Además, la agricultura segui-
rá contribuyendo al incremento de los gases con efecto de invernadero en la atmósfera (biomasa
quemada en el proceso de deforestación y emisiones de metano del cultivo del arroz y la cría de
rumiantes).
Progresos en la alimentación y la nutrición aunque no para todos

Raíces, tubérculos, plátanos: continúan siendo una parte importante del suministro total de alimentos

en los países de la zona tropical húmeda
Crecimiento ulterior del empleo de fertilizantes y, en menor medida, de plaguicidas en los países en

desarrollo

Sistemas productivos hortícolas


 Sistemas de semiforzado
 Sistemas de forzado
 Manejo sostenible de fertilización que incluyen:

Planes equilibrados
Concentraciones salinas moderadas
Fertilizantes bajos en sales
Reciclado de fertilizantes
Manejo de soluciones nutritivas y clima del invernadero acorde a exigencias del cultivo
Material de siembra – Protección fitosanitaria

Producciones integradas – Bromuro de Metilo

Buenas Prácticas Agrícolas – Buenas Prácticas de Manufactura – Normativas Internacionales

TRATADO DE HORTICULTURA | 117 • 527


Bibliografía
http://fortalecimiento.wwf.org.co/fortalecimiento/que_hacemos.php
http://www.semillas.org.co/areas_trabajo.htm
http://www.monografias.com/trabajos14/agricult-sostenible/agricult-sostenible.shtml
http://www.fao.org/docrep/003/V4200S/V4200S01.htm
http://www.alimentosargentinos.gov.ar/programa_calidad/proyectos_piloto/PP_FRUTAS_FINAS_tucuman.asp

TRATADO DE HORTICULTURA | 118 • 527


CAPITULO 8
CULTIVOS ORGÁNICOS
Ings. Agrs. María Teresa Divizia de Ricci
Profesora Adjunta de Cátedra Horticultura de la Facultad de Agronomía y Zootecnia. UNT.

1. HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LA AGRICULTURA


Hasta mediados del siglo XIX la teoría dominante proponía que el HUMUS era el nutrimento de las
plantas superiores. Poco antes de esas fechas varios investigadores, entre ellos Liebig, probaron que eran
algunos elementos minerales quienes eran imprescindibles para el desarrollo de las plantas. Mediante
ensayos sin suelo probaron que con agua y estos elementos minerales la planta podía vivir sin ningún
problema. Este fue el punto de partida para el comienzo de la fabricación masiva de fertilizantes mine-
rales, que por tener una concentración mucho mayor que los orgánicos eran mucho más eficientes en su
labor nutricional para la planta. Simultaneo a estos cambios en el aspecto nutricional surgieron avances
espectaculares en la síntesis de compuestos orgánicos, que revolucionaron la lucha contra las plagas,
haciéndose mucho más efectiva. Estos dos aspectos junto con los avances en la mecanización agrícola
hicieron que los rendimientos de los cultivos aumentaran de una forma espectacular.

2. EFECTOS DE LA REVOLUCIÓN AGRÍCOLA


Los grandes beneficios de estas técnicas de cultivo se han visto ensombrecidos por los riesgos
medioambientales que llevan asociados, máxime teniendo en cuenta que el 50% del territorio de la Unión
Europea se dedica a la agricultura. Los más importantes son:

3. DEGRADACIÓN DEL SUELO


La erosión y compactación del suelo es posiblemente el mayor problema medioambiental causado por
la agricultura convencional, afectando en Europa estos procesos a un 16% de su superficie. La tasa media
en la UE de pérdida de suelo por erosión se estima en 17 Tn por Ha y año, mientras que la tasa media de
formación del suelo está alrededor de 1 Tn por Ha y año. El área mediterránea está especialmente afectada,
con cifras en torno al 50-70% del suelo afectado con riesgo de erosión de moderado a alto. Los efectos
de pérdida de suelo y de contaminación por los sedimentos (contaminan con fertilizantes y plaguicidas
e inutilizan infraestructuras por colmatación) se estiman en un 25% de la producción agrícola generada.
Dada la preocupación que en todos los estamentos causa ésta pérdida de suelo, es frecuente que los
gobiernos emitan guías o normativa para su control : Buenas Prácticas Agrícolas(BPA).
Contaminación de aguas y suelos. Debido a compuestos inorgánicos (NO3-) u orgánicos (plaguici-

das).
Contaminación atmosférica. La primera causa es la contaminación por el uso de combustibles fó-

siles, tanto para maquinaria como para la producción de fitoquímicos. Otra fuente es la desnitrifi-
cación, que emite de óxidos de N, gases contaminantes peligrosos. Otra causa es la contaminación
por compuestos orgánicos volátiles, que pueden viajar grandes distancias y perjudicar debido a su
acumulación en las distintas cadenas alimenticias de los seres vivos.
Contaminación alimentaria. Debido a la aplicación de productos inadecuados, al desconocimiento de

su comportamiento en el medio natural o a la aplicación en un momento inadecuado los plaguicidas
pueden aparecer en los distintos alimentos vegetales y causar intoxicaciones graves en hombres y
otros animales.
Degradación de los ecosistemas. El uso excesivo de maquinaria, los baja variedad de variedades cul-

tivadas, la escasa aplicación de materia orgánica, el uso de aguas con exceso de sales son algunas
de las causas de la destrucción de la diversidad del medio que rodea los campos y de la destrucción
del suelo.

Soluciones a estos problemas


Estos problemas ponen en serio peligro múltiples ecosistemas, la vida de múltiples seres vivos y la
pérdida de suelo agrícola. Precisamente el suelo agrícola es un patrimonio fundamental, debido a que
el futuro de la agricultura pasa por administrar bien el suelo que se cultiva actualmente, dado que es
TRATADO DE HORTICULTURA | 119 • 527
pequeña la disponibilidad de suelo nuevo adecuado para la agricultura .
Para afrontar estos problemas surgieron varios sistemas.  El primer paso es el fuerte desarrollo de
sistemas de cultivo más efectivos, tanto en los aspectos de riego y fertilización como en el desarrollo
de la mecanización y uso de los distintos fitosanitarios. Estos métodos han buscado ser más selectivos y
ahorrar en consumo. Pasando de una agricultura basada en un creciente uso de insumos a métodos de
producción cada vez mas ahorrativos y eficientes. A la vez han surgido métodos de lucha contra plagas
cuyo fundamento no es el uso de plaguicidas de síntesis, sino el uso de productos de origen natural y de
diversos métodos basados en el uso de enemigos naturales: Manejo Integrado de Plagas (MIP).
Este proceso ha llevado hacia la llamada agricultura sostenible, que es aquella que busca satisfacer las
necesidades actuales sin comprometer el cumplimiento de las necesidades futuras. Este nuevo concepto
medioambiental no abarca solo a la agricultura, sino que conlleva aspectos sociales, económicos y políti-
cos, que deberían llevar a la creación de comunidades con un nivel de vida aceptable dentro de un medio
ambiente bien conservado y duradero en el tiempo. Centrándonos en el aspecto agrícola la producción
orgánica y la producción integrada son la base técnica de la agricultura sostenible. Sus métodos pueden
encarecer el producto debido a una menor producción y a un peor aspecto estético, sin embargo el be-
neficio medioambiental y alimentario hace en realidad rentable su producción. Sin embargo la última
palabra la tiene el consumidor y las autoridades, que deben premiar este tipo de producción. En todo caso
desde el punto de vista del productor estos métodos alternativos tienen gran importancia, pues conservan
el soporte de su empresa: el suelo.
Tanto la producción orgánica como la integrada tienen como criterio el uso de los residuos orgánicos
como fertilizante principal e incluso único. También se caracterizan por hacer uso de métodos de bajo
impacto ambiental para el control de plagas y por el uso de variedades autóctonas de los cultivos, cuestión
que puede hacer bajar los rendimientos pero incrementa el ahorro de insumos y la variedad genética de
las especies.
La agricultura orgánica es adaptable sobre todo a nivel de explotaciones familiares. Presenta una
postura estricta en el uso de insumos, eliminando los plaguicidas y fertilizantes sintéticos, recurriendo
únicamente a los residuos orgánicos como fertilizantes y a productos naturales como fotoquímicos.
La producción integrada, constituye un punto medio entre la agricultura de altos insumos y la orgá-
nica, teniendo una aplicación factible a grandes explotaciones. Este método hace uso preferente de los
residuos orgánicos y de métodos de bajo impacto ambiental en el control de plagas, pero no renuncia a
su uso en caso imprescindible.

LA AGRICULTURA ECOLÓGICA U ORGÁNICA


La agricultura ecológica (también se la denomina orgánica, si bien el nombre oficial es el de ecológica,
especificado en el Reglamento (CEE) Nº 2092/91) es definida como una metodología de producción agraria
que intenta respetar el entorno y producir alimentos sanos y en cantidad suficiente. Utiliza como modelo
a la Naturaleza, extrayendo información de ella aunándolo con los conocimientos técnicos y científicos
actuales. Sus objetivos principales los intenta cumplir mediante técnicas y productos que estén integra-
das en el agrosistema, de forma que :1.-no produzcan impactos ambientales, 2.- potencien la fertilidad
natural de los suelos y la productividad del agrosistema, 3.-no incorporen a los alimentos sustancias o
residuos que resulten perjudiciales para la salud o mermen su capacidad alimenticia ,4.-respeten los ciclos
naturales de los cultivos y 5.- aporten a los animales unas condiciones de vida adecuadas.
Esta metodología recupera la cultura agrícola y campesina y su sabiduría popular. También puede
ayudar a mantener zonas agrarias con especial riesgo de deterioro, así como ser una reserva genética
de razas y variedades vegetales autóctonas de la zona. La agricultura ecológica debe complementar
los conocimientos tradicionales, dándoles una explicación científica y mejorándolas en su fundamento
y aplicación cuando sea necesario. La metodología práctica usada en la producción ecológica se basa
fundamentalmente en :
Aumentar la diversidad de los cultivos. Bien mediante rotación de cultivos, asociación de estos o

mantenimiento de setos y vegetación de los márgenes
Usar de cubiertas vegetales para la conservación del suelo

TRATADO DE HORTICULTURA | 120 • 527
Integrar ganadería y agricultura. Para el mejor aprovechamiento del ecosistema, diversificación del

sistema y producción de estiércol.
Buscar la autosuficiencia: reciclado de nutrientes, uso de recursos propios del lugar, ahorro ener-

gético y uso de energías renovables.
Usar productos naturales en los métodos de cultivo. En caso de ser necesaria la adición de recursos

externos al sistema estos no deben ser de síntesis, sino de procedencia natural.

1.-Aumento de la diversidad de los cultivos


La simplificación de los sistemas agrícolas es con frecuencia el causante de gran parte de los deterioros
y perjuicios de la agricultura industrial actual. Esta diversidad mejora el aprovechamiento de los recursos,
dado que distintas plantas tienen sistemas radiculares, ciclos de cultivo y necesidades distintas. Además
la preponderancia total de una especie sobre otra hace más fácil la propagación rápida de las plagas y
dificultan su control, además disminuyen la posibilidad de existencia de enemigos naturales de esa plaga.
La agricultura ecológica aumenta esta diversidad mediante:
Rotación de cultivos. Aumenta la diversidad en el tiempo, siendo muy adecuado en cultivos no leño-
sos, como los hortícolas o los herbáceos. A la hora de planificar las rotaciones se deben disponer cultivos
con sistemas radicales y exigencias distintas y complementarias, si es posible. Es bueno alternar familias
de plantas así como obtener información sobre posibles incompatibilidades entre ellas. Es importante
intercalar abonos verdes y leguminosas, de cara a enriquecer el suelo con Nitrógeno.
Asociación de cultivos. Simultánea dos o más cultivos, de manera que ambos compartan la misma
parcela de cultivo. Es importante asegurarse que no exista competencia entre ellas (por agua o nutrien-
tes) y que no existan problemas de fitotoxicidad entre especies. La asociación de cultivos tiene también
como beneficio la lucha contra la erosión, especialmente en cultivos leñosos. Este aspecto se verá más
detalladamente en el uso de cubiertas vegetales.
Uso de setos y vegetación de los márgenes. El mantenimiento de esta vegetación en las lindes de la
parcela tiene amplios beneficios para el medio ambiente y para el cultivo. Tiene un beneficio climático
(como cortavientos por ejemplo), pueden atraer polinizadores (con frecuencia imprescindible en cultivos
frutales) usando plantas que florezcan en el momento adecuado, favorecen la presencia de insectos útiles,
dado que estas plantas sirven de alimento y refugio a múltiples organismos, y esta diversidad favorece el
control natural de las plagas. Además de estos beneficios para el cultivo no hay que olvidar el beneficio
pleno para el entorno, tanto desde el punto de vista de conservación de la biodiversidad como en el
aspecto paisajístico.

2.Cubiertas vegetales
En cultivos leñosos las rotaciones son a muy largo plazo y las asociaciones son poco frecuentes ,el
uso de cubiertas vegetales puede ser una buena alternativa. Estas cubiertas vegetales reciclan elementos
nutritivos, impiden la erosión del suelo y le dan estabilidad estructural, aumentan la actividad microbio-
lógica en el suelo y ayudan a conservar la materia orgánica del suelo. Además de todo esto esta cubierta
vegetal aumenta la biodiversidad de la parcela (sobre todo si es vegetación no cultivada) y puede ser
beneficioso para el control de plagas, albergando organismos útiles para el control natural (también es
posible es caso contrario, en que algún organismo no deseado utilice estas plantas como refugio). Sin
despreciar los otros beneficios posiblemente el más importante es del control de la erosión, que como se
ha mencionado es posiblemente el mayor riesgo de la agricultura actual.
Las cubiertas pueden ser vivas, tanto cultivadas como especies espontáneas seleccionadas) y no vivas,
como por ejemplo el mantenimiento de los restos procedentes del cultivo. Las cubiertas vivas tienen tal
vez mayores beneficios, pero también tienen gastos mayores, dependiendo de la cubierta elegida. Este
tipo de cubiertas en lugares de secano se mantiene durante las épocas de mas lluvia, dado que en las
épocas más secas podría suponer una competencia importante.

TRATADO DE HORTICULTURA | 121 • 527


3.- Integración de la ganadería y la agricultura:
Autosuficiencia y uso de recursos naturales
La integración de GANADERÍA y AGRICULTURA es una práctica importante para acercarnos a la autosu-
ficiencia y al uso de los recursos naturales en la fertilización. Aparte de esto la ganadería puede aprovechar
zonas de la finca inadecuadas para la agricultura, evitando en algunos casos episodios de degradación
importantes. También ayuda a la biodiversidad por la propia existencia del ganado y por la secuencia de
cultivos que impone su alimentación, dado que en las rotaciones se podría incluir pastos y forrajes.

FERTILIZACIÓN
 Aprovechado y mantenimiento de la fertilidad natural del suelo mediante la selección de cultivos,
rotaciones y asociaciones.
Aporte de residuos orgánicos.

Práctica del abono verde.

Potenciación de organismos benéficos como micorrizas y fijadores de N2. usando para ello inocula-

ciones y técnicas agronómicas adecuadas. Estos organismos mejoran la asimilabilidad de nutrientes
como el nitrógeno o el fósforo. También organismos más grandes, como p.e. las lombrices mejoran
la estructura del suelo de una manera importante
Corrección de los desequilibrios con aportes minerales.

El aporte mineral se debe limitar a aplicaciones puntuales, dado que en caso contrario se incurriría

en una contradicción con la filosofía de la agricultura ecológica y además se infringe la normativa
vigente. Los abonos verdes son cultivos cuyo objetivo es incorporarlos al suelo como abono. Sus
ventajas principales consiste en conservar nutrientes que de otra manera se podrían perder, proveer
de materia orgánica de descomposición rápida al suelo, mejora estructural del suelo, mayor retención
de agua y drenaje, aporte de N (fijación biológica) si la especie es adecuada...
Su implantación puede hacerse entre dos cultivos (rotación), asociada a un cultivo en todo su ciclo o
bien sembrarlo con el cultivo principal ya crecido. En este caso sería igual que las cubiertas vegetales ya
mencionadas, pero aquí hacemos más hincapié en el beneficio nutricional que aporta. Las especies utili-
zadas dependen de su finalidad, si queremos un aporte de nitrógeno se usan leguminosas, para obtener
materia orgánica de lenta descomposición se usan plantas de alto contenido en celulosa, como por ejemplo
las gramíneas verdes, pero no demasiado jóvenes. Para el aporte de materia orgánica de fácil descompo-
sición se puede usar especies con alto contenido en azúcares. También se seleccionan en función de los
horizontes que se desea que explore o en función de los nutrientes que deseamos que explote en mayor
medida, complementándose con el cultivo principal. Las familias más comunes son las leguminosas (caupi,
trébol, soja..), gramíneas (avena, centeno..) y crucíferas (mostaza, nabo, colza..). El abono verde se planta
en función de su ciclo biológico y se siegan o pastan cuando presenten unas características adecuadas
a su función o bien signifique una competencia importante para el cultivo principal. En general cuando
las plantas alcanzan los 10-15 cm se siegan. Este abono verde activa mucho la actividad del suelo y el
rebrote se ve muy disminuido por estas labores, que al no conllevar volteo e ir profundizando poco a poco
permiten la mineralización no demasiado rápida de las raíces.

LABOREO Y CONTROL DE PLANTAS ADVENTICIAS


Su función es conseguir las condiciones óptimas para el cultivo, preparando el suelo para la siembra
(en el caso de herbáceos), mantener el suelo en óptimas condiciones para el adecuado desarrollo del sis-
tema radicular, incorporación de abonos, control de plantas adventicias, manejo de plagas, la formación
de surcos y formaciones diversas (aporcar, recalzado, desaporcado..).
En este sentido la «agricultura ecológica» debe cumplir los siguientes principios:
1. Reducción al máximo del nº de laboreos, solo se laborea si es absolutamente necesario. Evitando así
un importante gasto de combustible y la degradación del suelo.
2. Conservación de la estructura del perfil del suelo, evitando la mezcla o la inversión de los horizontes
del suelo. Esto evita pérdidas de materia orgánica y la destrucción de un suelo para cuya formación
se requieren muchos años.
TRATADO DE HORTICULTURA | 122 • 527
3. No producir alteraciones bruscas de las condiciones del suelo, profundizando en las labores progre-
sivamente.
4. Producir el laboreo natural por las raíces y organismos del suelo, mediante rotaciones y asociaciones
con distinta profundización radical, favoreciendo la presencia de lombrices y similares, aportes de
materia orgánica y abonos verdes...
5. Trabajar el suelo en el momento adecuado (tempero)
6. No incorporar materia orgánica fresca en profundidad. De esta forma evitamos que la descomposición
de los residuos orgánicos sea inadecuada (si se realiza en ausencia de oxígeno se produce un tipo
de materia humificada de baja calidad para el suelo) y que no se produzcan sustancia fototóxicas
para las plantas.
7. Uso de cubiertas vegetales vivas o muertas, siempre que sea posible. Como se ha mencionado el
laboreo natural se potencia usando rotaciones y asociaciones de plantas con distintas caracterís-
ticas radiculares. Las raíces tienen una acción mecánica y una acción química. La acción mecánica
consiste en que allí donde hay raíces se generan poros que facilitan la aireación y drenaje del suelo,
mejorando su estructura. La acción química viene de las sustancias que generan los microorganis-
mos de la zona radicular, donde la actividad es muy superior a las zonas sin raíces. Estas sustancias
segregadas ayudan a formar los agregados del suelo. Además las raíces con una fuente de materia
orgánica que favorece de nuevo la consecución de una buena estructura. También los grandes
artrópodos, como las lombrices, tienen un importante papel en la consecución de una buena es-
tructura, debido a sus galerías y a la mezcla de segregaciones y tierra que devuelven al suelo tras
pasar por su sistema digestivo generan al devolver al suelo la tierra que engullen El control de las
plantas adventicias se realiza en «agricultura ecológica» mediante el diversos tipos laboreo y el uso
de acolchados y cubiertas vegetales para dificultar su desarrollo. La práctica del NO LABOREO sin
el uso de herbicidas puede ser posible, confiando únicamente el control de las hierbas adventicias
al uso de cubiertas, cosa que puede dificultar la práctica de ciertos cultivos.

CONTROL DE LA EROSIÓN EN LA AGRICULTURA ECOLÓGICA


Existe una amplia gama de medidas para controlar la erosión, siendo su implantación más problemática
por motivos económicos o por interferir con los métodos habituales de cultivo. Las medidas técnicas son
idénticas a las aplicables a la agricultura convencional o a la producción integrada, si bien en la agricul-
tura ecológica tal vez sea más fácil por la metodología intrínseca a este método de producción. La lucha
contra la erosión hídrica y eólica se basa en conseguir una estructura estable y adecuada, con agregados
estable y buena permeabilidad evitar en lo posible el laboreo, especialmente en épocas lluviosas, labrando
siguiendo las curvas de nivel siempre que sea posible, y usar cubiertas vegetales vivas o no.

PREVENCIÓN Y LUCHA CONTRA PLAGAS Y ENFERMEDADES - MIP


La agricultura ecológica basa metodología de control de plagas en:
1. Biodiversidad. Manejo general de la vegetación no cultivada. El empleo de setos en las lindes de las
parcelas y los cultivos adventicios entre las calles de los cultivos frutales pueden servir para hospedar
a enemigos naturales de las plagas (también podrían hospedar enemigos de las plantas, por lo que
se debe investigar cada caso). En general un aumento de la biodiversidad en el ecosistema agrícola
facilita el control de plagas.
2. Cultivos asociados y rotaciones. La variedad de los cultivos dificulta la dispersión de las plagas.
3. Empleo de variedades adaptadas. Uso de variedades autóctonas adaptadas al medio. Este tipo de
variedades han sufrido una selección genética natural que hace que tengan mayor resistencia a las
plagas de la zona.
4. Labores culturales.
5. Fertilización. Realización de una fertilización equilibrada. Una planta débil por la carencia parcial
de un nutriente es mucho más sensible a plagas, estando documentadas en la bibliografía muchas
enfermedades y plagas relacionadas con deficiencias nutricionales. También un exceso de fertiliza-
ción nitrogenada hace más sensibles a las plantas al ataque, pues al ser su desarrollo mucho mayor
TRATADO DE HORTICULTURA | 123 • 527
la pared celular es más delgada y contienen más azucares, lo que las hace más accesibles a insectos
y hongos.
6. Acondicionamiento del suelo. Un suelo con unas condiciones inadecuadas puede ocasionar daños
a las plantas y facilitar plagas, por ejemplo un exceso de agua puede favorecer el ataque de ciertos tipos
de hongos. También un manejo del suelo que cause heridas en las raíces de las plantas facilita la entrada
de plagas.

CONTROL DE PLAGAS
  Los métodos de control son similares a los de la producción, si bien en el caso de la agricultura
ecológica el uso de plaguicidas orgánicos de síntesis no está autorizado. Para el control de las plagas
la agricultura ecológica hace uso principalmente del uso de plantas cebo y repelentes, métodos físicos, 
control biológico y microbiológico y preparados de origen natural. Al igual que lo comentado en P. inte-
grada es importante el manejo de niveles umbral, no buscando nunca la aniquilación de una plaga, sino
mantenerlos dentro de un nivel poblacional en que el daño causado sea marginal.

CONCLUSIONES
 La agricultura intensiva e industrial debe ser (y en cierto modo está siéndolo) reconvertida a unos
métodos de producción con menor impacto ambiental.
Los métodos de producción agrícola de bajo impacto ambiental, producciones orgánica e integrada,

deben ser potenciados por las administraciones y apoyados por el consumidor, como modelo válido
de producción y mantenimiento de zonas rurales.
La producción integrada se adapta mejor a las grandes unidades de explotación, mientras que la

producción orgánica es más realizable en pequeñas fincas, en zonas de baja producción o en regiones
especial vulnerabilidad del medio ambiente.
Las producciones orgánica e integrada tienen potencialmente la posibilidad de producir alimentos

de mayor calidad alimentaria.

Bibliografía
1. whttp://www.crie.uji.es/agric/como.htm
2. Weeden, C.R., A. M. Shelton, and M. P. Hoffman. Biological Control: A Guide to Natural Enemies in North America.
http: //ww.nysaes.cornell.edu/ent/biocontrol/ accessed (3 april 2008).
3. http://ec.europa.eu/agriculture/qual/organic/index_es.htm
4. http://www.infoagro.com/agricultura_ecologica/agricultura_ecologica.htm Autora: María del Pilar Romera Pérez
,Ingeniera Técnica Agrícola e Ingeniera Agrónoma. Colaborador: Luis Guerrero Ingeniero Técnico Agrícola

TRATADO DE HORTICULTURA | 124 • 527


CAPITULO 9
ALTERNATIVAS AL BROMURO DE METILO
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

Introducción
La Convención de Viena y el Protocolo de Montreal son dos acuerdos internacionales, establecidos
gracias al consenso internacional en favor de la protección de la capa de ozono. La Convención de Viena,
de 1985, es un convenio–marco que tiene por objeto proteger la salud de las personas y el medio ambiente
contra actividades humanas que afectan la capa de ozono; básicamente, es un documento no vinculante.
E l Protocolo de Montreal es la herramienta que hace operativa la Convención de Viena; fue adoptado en
septiembre de 1987 y entró en vigor en 1990. Es la base legal de los esfuerzos mundiales para proteger la
capa de ozono y establece controles sobre producción, consumo y uso de sustancias que la dañan (SAO).
En 1992, el Protocolo de Montreal —en su reunión de Copenhague— creó el Comité de Opciones Técnicas
al Bromuro de Metilo (MBTOC, sigla en inglés), con el fin de facilitar el avance de tecnologías de reemplazo
para este producto. En 1994 el MBTOC definió como alternativas viables al bromuro de metilo (BM), una
serie de tratamientos químicos, físicos y biológicos para controlar plagas y enfermedades transmitidas a
las plantas a través del suelo. Los procedimientos no químicos se refieren al uso del vapor de agua (va-
porización), la materia orgánica (biofumigación), tratamientos con agua caliente, solarización de suelos,
substratos inertes y cubiertas con plástico. También incluyen los cambios de prácticas culturales, como
épocas de plantación, mejoramiento vegetal e injertos, rotaciones de cultivo, control biológico, barbechos,
cubiertas vegetales, bajas temperaturas, fertilización vegetal e irradiación (2).
En la atmósfera existen gases que atrapan la radiación infrarroja e impiden que el calor escape al
espacio, generando el efecto invernadero. Sin embargo, el incremento de las actividades productivas
aumentó la concentración de estos fluidos produciendo el calentamiento global y originando el cambio
climático, cuyos efectos son notorios en nuestro país.
Los principales responsables del calentamiento son el dióxido de carbono (CO2), proveniente de la quema
de combustibles fósiles y las emisiones del sector industrial, el metano (CH4), presente en los procesos de
digestión y en excreciones animales, el cultivo de arroz y la quema de residuos agrícolas, y el óxido nitroso
(N2O), formado por la denitrificación del nitrógeno orgánico del estiércol y la orina del ganado.
Años atrás la comunidad internacional suscribió el Protocolo de Kyoto, comprometiéndose a disminuir
las emisiones nocivas. Regularmente cada país debe publicar un inventario con una cuantificación de
sus gases. En este marco, el INTA es el responsable de evaluar los efectos de las actividades agrícolas y
ganaderas, y plantear diferentes formas para mitigar el calentamiento (4).
En Argentina, según un cálculo realizado por el INTA Castelar, en 1997 el sector agropecuario argentino
emitió 31,5 millones de tn de carbono equivalente (MTCE), aproximadamente el 41% de la producción
total de gases de efecto invernadero del país. La ganadería produce 26,3 MTCE y es el segundo emisor en
importancia después del sector energético. Las actividades agrícolas generan 5,2 MTCE (4).

TRATADO DE HORTICULTURA | 125 • 527


Según el texto del Protocolo de Montreal, ratificado por 183 establece la prohibición total del bromuro
de metilo, así de los clorofluorocarbonos (CFC) y otras sustancias agotadoras de la capa de ozono, que
filtra las radiaciones ultravioletas del Sol y garantiza la vida en la Tierra.
De acuerdo al tratado, el mundo industrializado debería eliminar en 2005 el uso de este peligroso
gas usado para fumigar cultivos, embalajes y depósitos, y responsabilizado por graves daños al medio
ambiente a la salud humana.
De amplio espectro y fácil aplicación, el bromuro de metilo se degrada con dificultad y se acumula
en cultivos, de ahí su peligro para las personas. Según la Organización de las Naciones Unidas para la
Agricultura y la Alimentación, FAO, el nivel de tolerancia en alimentación humana en 0,3 mg de bromuro
por kilogramo de peso corporal.
De acuerdo con especialistas, el bromuro de metilo puede causar, en grandes concentraciones, daños
mortales al aparato respiratorio, al sistema nervioso central y malformaciones congénitas. Está vinculado
además a un aumento del cáncer de próstata en trabajadores agrícolas, de acuerdo a un estudio estado-
unidense Instituto Nacional del Cáncer.
La FAO elaboró un reporte global sobre las alternativas al bromuro de metilo en fumigación agrícola,
con base en estudios de otros cuerpos técnicos de Naciones Unidas.
La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos sostiene por su parte que no hay una sola
alternativa para reemplazar el bromuro de metilo, pero sí varias herramientas que, usadas, en conjunto,
pueden sustituirlo con eficacia, aunque en el largo plazo.
Hace diez años, Estados Unidos inició una reducción gradual del bromuro de metilo, pero aún mantiene
un consumo anual de 21 toneladas.
Unas 10 mil toneladas anuales más del plaguicida se fabricarían en Estados Unidos si son aceptadas
las excepciones. Aumentaría así en 39 por ciento su uso en Estados Unidos especto de 1991.
Ambientalistas y activistas rechazan la demanda de la administración Bush, pero grupos de agricultores
la apoyan, sobre todo los cultivadores de tomate del estado de La Florida (3).

DESCRIPCIÓN DE LAS PRINCIPALES ALTERNATIVAS


PROPUESTAS POR FAO
El Cuadro 1 brinda una lista de las tecnologías más comunes como alternativas del bromuro de metilo
como fumigante de suelo.
1. Alternativas no químicas
1.1. Prácticas culturales

Rotación de cultivos
Para el propósito del control de plagas del suelo, la rotación de cultivos consiste en la plantación de
cultivos sucesivos que son no-hospedantes, hospedantes menos apropiados o cultivos trampas, para las
plagas del suelo objetivo. Muchas rotaciones incluyen barbecho, el cual consiste en dejar la tierra tem-
poralmente sin producción para reducir los patógenos del suelo y otras plagas eliminando hospedantes
o sustratos para su desarrollo, y exponiéndolos a condiciones ambientales adversas. La rotación de culti-
vos ha sido practicada desde tiempo ancestrales y es aún practicada como parte de un sistema agrícola
sostenible para el control de muchas plagas del suelo en cultivos en todo el mundo. La ausencia de un
hospedante apropiado permite la reducción del número de plagas y reduce el inóculo de los patógenos,
pero raramente elimina la plaga o el problema de enfermedad.

TRATADO DE HORTICULTURA | 126 • 527


Cuadro 1. Principales alternativas existentes al
Bromuro de Metilo como fumigante del suelo

1. Alternativas no químicas
1.1. Prácticas culturales.
Rotación de cultivos
Enmiendas de suelo y biofumigación
Sistemas de cultivo sin suelo
Variedades resistentes
Injertos
1.2. Control físico
Solarización del suelo
Vapor
Agua caliente
Inundación
2. Alternativas químicas
Isotiocianato de metilo (MITC)
Generadores de MITC
1-3 dicloropropeno
Cloropicrina

Enmiendas de suelo
La adición de materiales al suelo reduce o suprime algunos de los patógenos del suelo mediante la
estimulación de los microorganismos antagonistas, incremento de la resistencia de las plantas hospedantes,
brindando nutrientes extras, alterando el pH, u otros varios efectos ambientales.
Las enmiendas orgánicas tales como el compost de diferentes tipos (subproductos de la agricultura,
del área forestal e industrias de alimentos, etc.) estiércol, enmiendas orgánicas y residuos de cultivos,
todos pueden tener el efecto de controlar los patógenos del suelo y pueden ser fácilmente aplicados en
los sectores de plantas ornamentales y hortalizas.
La investigación previa ha probado la alta eficacia del calentamiento solar (solarización), combinada con
algunas enmiendas efectivas, tales como los residuos de crucíferas, estiércol, etc., Cuando estas enmiendas
se añaden al suelo, éstas quedan expuestas a la degradación microbiana, lo que resulta en la producción
de compuestos volátiles biotóxicos, tales como el alcohol, aldehídos, y otros compuestos volátiles que
puede estimular la germinación de propágulos fúngicos e incrementar el antagonismo microbiano en
el suelo. La actividad microbiana contra los patógenos del suelo puede debilitar los propágulos durante
la solarización, o suprimir su re-establecimiento después del tratamiento del suelo. Esto ha probado ser
efectivo para diferentes hongos del suelo (Verticillium spp. Rhizoctonia solani, Phytium spp., etc.), nemá-
todos y muchas malezas. El control de Phytium ultimum y Sclerotium rolfsii en el suelo expuesto a los
vapores han sido demostrados exitosamente en Italia.

Biofumigación
La biofumigación es definida como la acción de sustancias volátiles producidas por la degradación de
la materia orgánica para el control de las plagas del suelo. Esta técnica incrementa su eficacia cuando
forma parte de un sistema de manejo integrado de cultivos. Se ha visto que generalmente cualquier
materia orgánica puede actuar como biofumigante, dependiendo su actividad principalmente de la dosis
y del método de aplicación.
Con el propósito de lograr la fermentación de la materia orgánica debajo de la superficie del suelo, ésta
es irrigada a capacidad de campo y cubierta con láminas plásticas. Esta fermentación genera compuestos
volátiles que son letales para muchos microorganismos, incluyendo diferentes nemátodos, malezas y
hongos. La técnica puede resultar en la selección de una microflora beneficiosa. La actividad inhibitoria
depende de la desactivación térmica, la liberación de compuestos volátiles biotóxicos tales como amonio,
TRATADO DE HORTICULTURA | 127 • 527
metilisotiocianatos y otros compuestos de azufre, así como compuestos que estimulan los antagonistas
saprofíticos del suelo, tales como los aldehídos, los alcoholes, y/o toxinas alelopáticas.

Variedades resistentes
Hay ya disponibles variedades de muchos cultivos que son resistentes o tolerantes a uno o a algunos
patógenos específicos (y razas). Existen híbridos resistentes con resistencia múltiple a diferentes pató-
genos que son actualmente usados en la producción de hortalizas. En la mayoría de los casos, han sido
desarrolladas variedades nuevas para solucionar problemas específicos de plagas a través de técnicas de
hibridación de plantas, pero es cada vez más frecuente la modificación genética sistemática del germo-
plasma mediante el uso de nuevos procedimientos de biotecnologías.

Injerto
El injerto consiste en usar patrones resistentes para cultivos anuales (ejemplo, tomate, berenjenas) y
perennes (ejemplo, árboles frutales, cítricos, uvas) susceptibles para el control de patógenos del suelo. El
injerto de cultivos susceptibles en patrones resistentes es ahora posible para diferentes especies de cul-
tivos: tomate (híbridos resistentes a la marchitez provocada por Verticillium y Fusarium y Pyrenochaeta
lycopersici), pepino (Cucurbita vicifolia como patrón resistente a la marchitez por Fusarium) y melón
(Benincasa cerifera resistente a la marchitez por Fusarium). El injerto sobre patrones es muy popular en
el lejano oriente.

Cultivo sin suelo


El cultivo sin suelo se está expandiendo rápido aunque a un nivel bajo en comparación con el Norte
de Europa, no sólo para establecer puentes entre períodos de producción y circunstancias inusuales, sino
también como una respuesta a la necesidad de reducir el uso de los fumigantes de suelo. El cultivo sin
suelo representa una interesante alternativa a los sistemas agrícolas tradicionales de alto valor como rosas,
claveles, gerberas, lechugas, albahacas, etc. La selección del sistema de cultivo sin suelo más apropiado
para un ambiente dado descansa en factores técnicos, económicos y fitopatológicos. El cultivo sin suelo
es crecientemente adoptado en el caso de cultivos ornamentales (rosas, gerberas) y en algunos casos para
fresas en Italia. Actualmente en Italia se cultivan sin suelo un total de aproximadamente 100 ha.

Sistema de bandejas flotantes (floating)


Un ejemplo de esta técnica es el llamado “sistema flotante” usado en Brasil, consistente en cultivar
plántulas en bandejas de Styrofoam colocadas en una piscina con agua bajo un túnel plástico. El sistema
de flotación usa medios preparados y saneados comercialmente. El medio más comúnmente utilizado
contiene corteza de pino fermentada, vermiculita expandida y perlita. Actualmente, en el estado de Rio
Grande do Sul, al Sur de Brasil, el 60% de las plántulas de tabaco para transplante son producidos con el
sistema flotante. Este sistema es también el más común en Santa Catarina, el segundo estado más grande
productor de tabaco. Una ventaja importante del mismo es el hecho que la producción de plántulas de
tabaco requiere de 50 - 60 días en el semillero convencional hasta que alcanzan una altura de 15 - 20 cm.
En el semillero convencional, se necesitan tres meses para que las plantas completen su desarrollo. En el
sistema flotante de producción de plántulas para transplante se producen plantas de mayor uniformidad,
con un sistema de raíces más fuerte y a un costo de mano de obra más reducido. Este sistema es también
aplicable para la producción de muchas posturas de vegetales.

1.2. Control físico


Vapor
La vaporización es la introducción de vapor de agua dentro del suelo, bajo cubiertas plásticas para
aumentar la temperatura del suelo a niveles letales a las plagas del mismo. La temperatura del suelo y la
duración del tratamiento térmico determina si la eliminación de la flora del suelo es total (esterilización:
pocos minutos a 90-100°C), o si ocurre solamente parcialmente (pasteurización: mezcla de vapor y aire
a 70-80°C). La vaporización a presión negativa es una alternativa prometedora más rápida y eficiente
desde el punto de vista energético.

TRATADO DE HORTICULTURA | 128 • 527


Solarización
La aplicación de vapor es un proceso hidrotérmico, que utiliza la radiación solar capturada bajo una
cobertura de una lámina plástica para calentar el suelo (hasta una temperatura de 50-55°C a 5 cm. de
profundidad y de 40-42°C a 20-25cm. de profundidad) y desinfectarlo. La solarización tiene un complejo
modo de actividad, que puede controlar un amplio espectro de patógenos del suelo, malezas, insectos y
nemátodos, y que puede ser exitosamente combinada con otras medidas de control.
La solarización permite una drástica reducción de la intensidad de inóculo por inactivación térmica e
induce la reducción (cambio cuantitativo y cualitativo en la población de la microflora, estableciendo un
nuevo equilibrio biológico); también induce el fenómeno de respuesta de crecimiento aumentado (RCA)
afectando el crecimiento de la planta.

Tratamiento de agua caliente


El Centro Nacional de Investigación de Tsukuba (Japón), desarrolló este método. Para esto se aplica en
el campo agua hervida a 95 °C. El tratamiento elimina algunas plagas, incluyendo patógenos y malezas,
y su efectividad dura hasta tres años en áreas cultivadas protegidas. Es necesario mejorar el equipo de
producción de agua caliente, reduciendo su tamaño y disminuyendo sus costos para hacerlo accesible a
los agricultores. Este tratamiento no es apropiado para grandes áreas.

Inundación
Este es uno de los métodos más ampliamente utilizado en Japón en áreas cultivadas de berenjenas,
tomates, fresas, y pepinos. Las enfermedades del suelo y los nemátodos son controlados. Este método
parece ser una de las vías más prometedoras para el control de plagas del suelo en el futuro.

2. Alternativas químicas
Los productos químicos para la desinfección de suelo pueden ser de un amplio espectro de actividad
(fumigantes), o de un espectro de actividad específico sobre una plaga en particular (fungicidas y ne-
matocidas).
Los fumigantes son sustancias tóxicas que se aplican al suelo en forma de gas, polvo, agentes mojantes
o gránulos, para el control de diferentes hongos del suelo, bacterias, nemátodos, insectos y malezas. Los
fumigantes sólidos, una vez incorporados al suelo, se tornan volátiles de forma que penetran (fumigan)
completamente el suelo.
Estos compuestos químicos son seleccionados de acuerdo a varias características, tales como el espectro
de actividad; capacidad de penetración; período de espera entre tratamiento y plantación; disponibili-
dad y facilidad de uso; fiabilidad; idoneidad para diferentes condiciones ambientales; costo e impacto
ambiental.
Los fungicidas químicos y nematocidas son generalmente usados para un control más específico de
patógenos. Benomyl, Tolclofos metil, Prochloraz e Iprodione son algunos de los fungicidas comúnmente
usados en hortalizas y ornamentales. El fenamifos es actualmente utilizado como nematocida.
En los últimos años, el número de plaguicidas registrados para la desinfección del suelo ha decrecido
drásticamente debido a severas restricciones impuestas sobre su uso. Los gobiernos han sido informados
sobre los aspectos negativos de estos productos químicos en términos de impacto a la salud pública y el
ambiente. Se debe recalcar que ningún producto químico es de por si una alternativa, en términos de con-
sistencia y eficacia contra las plagas a controlar, para reemplazar el uso de pre-plantación del MeBr.

Isotiocianato de metilo MITC) y sus generadores


Metam sodio es un producto químico líquido para el suelo que produce isotiocianato de metilo. Se usa
como fumigante de pre-plantación y es efectivo en el control de artrópodos, algunas malezas y patógenos
del suelo, principalmente hongos y un número limitado de nemátodos. Se aplica al suelo directamente o
a través del sistema de irrigación, bajo una cubierta de polietileno transparente. Metam sodio tiene que
ser aplicado cuando las temperaturas del suelo están entre 15 y 30 °C. La dosis de aplicación es de 100
ml / m2 (con formulados al 32.7 % de i.a.). A altas concentraciones de inóculo, bajas temperaturas, o para
suelos pesados es necesario elevar la dosis hasta 800 ml / m2.
TRATADO DE HORTICULTURA | 129 • 527
Dazomet es un químico granulado para el tratamiento de suelo de preplantación y se ha informado
que controla malezas, nemátodos y hongos. Requiere una distribución mecánica en el suelo para una
buena distribución y eficacia. Durante el tratamiento, el suelo debe ser cubierto con láminas plásticas. La
dosis de aplicación es de 80-100 g / m2 (con formulaciones al 99% de i.a.).
1-3dicloropropeno (1,3-D).1,3 dicloropropeno es un líquido fumigante de pre-plantación que se eva-
pora y difunde rápidamente como gas en el suelo. Se aplica al suelo por inyección y brinda un control
efectivo de nemátodos, insectos, algunas malezas y algunos patógenos fungosos. Durante el tratamiento
el suelo debe permanecer cubierto con láminas plásticas.
1,3-D es usualmente aplicado en combinación con otros químicos tales como cloropicrina, metam so-
dio, etc. La dosis de aplicación es de 12 - 20 ml /m2 (con formulaciones al 97% de i.a.); en suelos pesados
se aplican dosis mayores. Se aplica con un inyector de boquillas montadas en dos niveles. Una bomba
peristáltica garantiza la distribución. El flujo del químico depende de la velocidad del tractor. Como 1,3
dicloropropano es altamente volátil, la cubierta plástica debe ser puesta sobre el suelo inmediatamente
después de la aplicación. Es muy recomendado ajustar la velocidad del tractor y la calibración de las
boquillas de la máquina a la hora de su aplicación.
En la actualidad se está experimentando con la Cianamida cálcica como herbicida en frutilla y lechuga
en campo (Tafí del Valle, Argentina).

Situación en Argentina
El bromuro de metilo se incluyó dentro de la lista de sustancias controladas por el Protocolo de Mon-
treal recién en 1992, en la llamada Enmienda de Copenhague. En 1995, los países industrializados dejaron
fijada su disposición de interrumpir la producción y el consumo del bromuro de metilo para el año 2005
en el marco del Protocolo de Montreal de las Substancias que Agotan la Capa de Ozono. Las naciones
en desarrollo se han mostrado más renuentes a comprometerse a calendarios de eliminación debido a la
importancia de esa sustancia química para sus economías agrícolas. Sin embargo, en 1997 se acordó la
eliminación total del bromuro de metilo para el año 2015.
No obstante ello, en el marco de las acciones del Protocolo de Montreal muchos de estos países se en-
cuentran anticipando los plazos de eliminación, por haber experimentado alternativas menos dañinas para
el medio ambiente y previendo restricciones futuras al comercio de productos que lo hayan utilizado.
Entre ellos se encuentra la Argentina, que ha decidido no permitir su uso para fumigación de suelos
más allá de 2007.
Como los países desarrollados deben dejar de usarlo en 2005 de acuerdo al compromiso que adquirieron
en el Protocolo de Montreal, y teniendo en cuenta los antecedentes de proteccionismo agrícola que todos
conocemos, es muy probable que los productos provenientes de países que continúen usando bromuro
de metilo sufran restricciones severas en el comercio internacional a partir de esa fecha.
Es por ello que la difusión de alternativas técnica y económicamente viables busca mantener e incluso
incrementar la competitividad de las producciones argentinas en los mercados de exportación (5).

TRATADO DE HORTICULTURA | 130 • 527


EVOLUCIÓN DEL CONSUMO DE BROMURO DE METILO EN ARGENTINA

Principales usos del bromuro de metilo en Argentina


La fumigación de suelos es el destino más importante del bromuro de metilo en el país, representando
casi el 91%. La tabla siguiente muestra el destino por sector de uso (5):

La Argentina es, junto con más de 160 países, signataria del Protocolo de Montreal, por el cual se
compromete a la eliminación del Bromuro de Metilo (BrMet) como fumigante de suelo y sustratos, por
su alto potencial de daño a la capa de ozono.
En este marco, entre 2000 y 2004 el Proyecto Tierra Sana -ejecutado por el INTA junto a la Organización
de la Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI)- entregó 6 Unidades Móviles de Desinfección
de Suelo y Sustrato, que permiten sustituir el uso del agroquímico. Los destinatarios fueron organizaciones
que nuclean a productores florícolas, hortícolas, frutícolas y viveristas de Mar del Plata, Moreno, Escobar,
Mendoza, Rosario y Neuquén.
Además del empleo de las Unidades Móviles, Tierra Sana propone la adopción de tecnologías alterna-
tivas como el uso de otros fumigantes y la solarización, entre otras. Como resultado del trabajo realizado
por el Proyecto sobre un total de 11 provincias argentinas, se logró que el empleo de BrMet disminuya
de 552, 08 toneladas en 2000 a 302,95 en 2003 (1).
En Misiones más de un 70% de la superficie cultivada con tabaco ya adoptó el sistema de hidroponia
para suplantar al bromuro de metilo. Por otro lado, Tucumán logró sustituir el 40%, mientras que Salta
reemplazó -con diversas alternativas- el 11% del total del pesticida usado en su área tabacalera.
Este es el resultado del esfuerzo conjunto de gobiernos provinciales, organizaciones de productores,
empresas tabacaleras y el INTA. Durante la presente campaña, alrededor de 2.300 productores asistieron
a 79 jornadas de campo donde se mostraron diferentes métodos para sustituir el bromuro de metilo. Por
otro lado, más de 90 técnicos participaron en diversas instancias de capacitación e intercambio.
Según indicaron los primeros resultados, la mejor alternativa al bromuro de metilo en tabaco es la
hidroponia, conocida como “almácigos flotantes”. Es totalmente divisible, adaptándose a todas las esca-
las productivas. Sus rendimientos son mayores a los tradicionales y sus costos anuales resultan menores,
constituyendo una ganancia en competitividad (4).
TRATADO DE HORTICULTURA | 131 • 527
Con la finalidad de buscar alternativas para reemplazar la utilización del bromuro de metilo la Sección
Horticultura de la EEAOC organizó, junto con la SUEC - Subunidad Ejecutora del Componente de Desarrollo
Tecnológico y Comercial del Programa provincial, una Jornada de Frutillas, con el objetivo de informar a
los productores los avances sobre los ensayos de productos químicos sustitutos del bromuro de metilo.
Se evaluó el producto comercial Telone en las zonas de producción de Lules y Tafí del Valle, se com-
probaron diferentes dosis y se observó un muy buen control de nematodos y de hongos del suelo. No
existieron problemas de toxicidad en las plantas de frutillas. Los rendimientos preliminares obtenidos
fueron superiores a los obtenidos con el uso del bromuro de metilo.
La información indica que se continuará investigando este producto, ya que los resultados son muy
promisorios (6).

Sitios de Interés relacionados con Alternativas al Bromuro de Metilo y Protocolo de Montreal


 Secretariado del Ozono, PNUMA
Protocolo de Montreal

Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos

Ministerio de Agricultura de Estados Unidos

Excepciones al uso de bromuro de metilo, solicitadas por Estados Unidos

Estudio del Instituto Nacional del Cáncer, Estados Unidos

FAO

Reporte de la FAO sobre alternativas al uso de bromuro de metilo

BIBLIOGRAFÍA
1.http://www.imperiorural.com.ar/imperio/INTA/institucionales/prozono_bromurometilo_16set02.htm#tabaco-
txt
2. http://www.inia.cl/platina/descarga/docs/tierraadentro/N68-p46_49.pdf.
3. http://www.tierramerica.net/2004/0313/conectate.shtml
4. http://www.inta.gov.ar/info/intainfo/ant/2003/bol215ecologia.htm
5. http://www.inta.gov.ar/balcarce/noticias/2005/diaMedioAmb.htm
6. http://www.sagpya.mecon.gov.ar/new/0-0/programas/prosap/newsletter/2005/index.php?news=2005-12.php
7. http://www.fao.org/DOCREP/005/Y1806S/y1806s08.htm

TRATADO DE HORTICULTURA | 132 • 527


CAPITULO 10
LA BATATA
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

I.- ESTUDIO DE LA PLANTA


1.1.- Origen. Clasificación Botánica
La batata, se denomina:

La clasificación botánica de la batata es:


Clase: Dicotyledoneae
Familia: Convolvulaceae
Sección: Batatas
Especie: Batatas
Nombre científico: Ipomoea batatas (L.) Lam.

Centro de Origen:
No se conoce con certeza el lugar exacto del lugar de origen de la Batata.
El Centro primario de diversidad genética se encuentra en el Noroeste de Sudamérica (Colombia,
Ecuador, y Norte del Perú).
Los centros secundarios se encuentran en el Sur del Perú y Centroamérica; China, Sureste de Asia,
Nueva Guinea, y Este de Africa.

TRATADO DE HORTICULTURA | 133 • 527


1.2.- Historia
La primera referencia histórica sobre la batata corresponde a los escritos de Oviedo y Valdez (1526),
que menciona su descubrimiento en la Hispaniola y Cuba durante el primer viaje de Colón y su cultivo
en España poco después.
En Méjico era cultivada por los aztecas y la llamaban “camotli”
En el norte de Argentina, la batata se cultivaba antes del descubrimiento de América.
En Tucumán, Argentina el nombre de la localidad de SIMOCA deriva del nombre “SIMUJA”, refirién-
dose a una variedad de batata, raíz silvestre que se encontraba en forma espontánea en esas tierras, es
decir significaba “tierra de las batatas”, y constituía una de las bases de la alimentación de los indios de
la zona.
En 1601 Clusius (de origen inglés) describe características varietales de batatas cultivadas en el Sur de
España, en la obra “Historia Plantarum”.
Una de las descripciones antiguas más completas corresponden a Sloane, en su obra “Jamaica Natural
History” en 1707, en la cual se describen características varietales, formas de cultivos y utilización de la
batata.
Después del descubrimiento de América, el cultivo de la batata se difundió a numerosas zonas del
mundo, incluso a zonas templadas.

1.3.- Distribución y Estadística


1.3.1.- Distribución Mundial.
La batata ocupa el segundo lugar en la producción mundial de cultivo de raíces y tubérculos des-
pués de la papa (FAO, 1987). Cerca del 80% de la batata cultivada en el mundo se encuentra en China
y virtualmente toda (98%) se produce en los países del tercer mundo. Latinoamérica posee el 2% de la
producción mundial; Africa 5%; otros países asiáticos: 6%; Asia ocupa el 90%.
La producción y valor económico de la batata en relación a 10 cultivos alimenticios líderes en países
en desarrollo se expresan en el Cuadro 1.

Cuadro 1.- Producción y valor económico de cultivos


alimenticios líderes en países en desarrollo.

Fuente: Potatoes for the Developing World. 1984. Datos: Estimaciones 1981.

1.3.2.- Usos de la batata.


La batata se cultiva en los países de las zonas tropicales y templadas del mundo.
Se aprovechan las raíces y el follaje. El consumo más difundido es el de las raíces como alimento de
consumo directo; de menor consumo son los brotes tiernos, ricos en proteína, betacaroteno y ácido as-
córbico (Vitamina C).
TRATADO DE HORTICULTURA | 134 • 527
Entre los usos de las raíces para el procesado en la industria se citan:
1. Crema o Dulce de batata
2. Batatitas en almíbar.
3. Batata glacé
4. Batata al natural en lata.
5. Batata deshidratada como: Harina - sopa juliana - puré instantáneo
6. Batatas fritas crocantes, o congeladas.
7. Almidón
8. Alcohol etílico (como uso potencial aún)
9. Miel por sacarificación de almidones
10. Bizcochos de batata
11. B-caroteno (de cvs. de pulpa anaranjada)
12. Mobby: bebida alcohólica de Jamaica producida por fermentación de batata
13. Fideos
14. Caramelos
15. Salsas
16. Bebidas como refrescos
17. Pan, a partir de harina con 20 - 30 % de batata.
18. Tortas
19. Jarabe de glucosa y fructosa.
20. Acido cítrico.
Tanto las raíces reservantes como las guías se destinan como alimento animal; para alimentos de cerdos
en el primer caso y para ganado vacuno en el segundo caso.
En países del Sudeste Asiático como China un elevado porcentaje de la producción se destina para
alimento animal, principalmente para cerdos.
Por su profuso y exhuberante desarrollo vegetativo, la batata tiene excelentes condiciones para
controlar las malezas, una vez que las guías cubren los bordos y parte de los surcos, con el consiguiente
ahorro de herbicidas; también tiene capacidad para prevenir la erosión hídrica y/o eólica, por su habilidad
de cubrir el suelo.

1.3.3.- Distribución nacional. Consumo. Destino.


En la República Argentina la batata se aprovecha principalmente por su raíz, en consumo directo (hervido
en sopas); como dulce o crema de batata y en menor escala para batatines en almíbar; empanadillas de
batata; batatas fritas como acompañante de carne de cerdo; horneadas con la piel; hervidas con la piel;
o después de hervidas en agua, se las come con leche caliente; y como forraje en menor proporción.
Las tendencias en la Argentina en cuanto a superficie cultivada, rendimientos y producción se expresan
en los gráficos 1, 2 y 3, respectivamente. Las principales provincias productoras de la República Argentina
se representan en la Figura 1.
En Buenos Aires la producción se localiza en los partidos de San Pedro, Baradero y Zárate. De la su-
perficie cultivada en esta provincia (5000 has) el porcentaje de acuerdo a la superficie (ha) por unidades
productivas es el siguiente: 15% de la superficie cultivada es de más de 100 has; 45% es de 25-100 has;
42% es de menos de 25has. En la pcia de Córdoba (6000 has) el 93 % de las explotaciones con batata tiene
menos de 25 has. En la pcia de Santiago del Estero (1200 has) el 80% de las explotaciónes son de menos
de 25 has. En la pcia de Tucumán (2900 has) el 80 % de las explotaciones comerciales son de 2-15 has.
Los precios más altos en Buenos Aires se obtienen de Diciembre a Marzo.

TRATADO DE HORTICULTURA | 135 • 527


1.3.4.- Distribución en Santiago del Estero
En Santiago del Estero la batata se cultiva en el Area de Riego del Río Dulce. La superficie cultivada y
el porcentaje de superficie en las diferentes zonas de dicha Area, se expresan en el Cuadro 2.

Cuadro 2.- Producción de Batata en Santiago del Estero.


Superficie cultivada y porcentaje de cada zona. 1990/91.

Del Cuadro precedente se desprende que la principal Zona productora de Batata en el Area de Riego
es la Zona II, que representa el 67% del área bajo cultivo, siguiéndole en importancia las Zonas V y IV
respectivamente.

Figura 1.- Principales provincias productoras de Batata en la República Argentina.

1.3.5.- Distribución en Tucumán


En la Pcia de Tucumán la batata se produce en la región de la Llanura Chaco-pampeana, en los Deptos
de Burruyacú y Leales, principalmente.
En los mismos las principales localidades productoras son: El Timbó, Los Gutiérrez (al Norte de la Pcia);
Simoca, Balderrama (Al Sur), Monteros, en el Depto homónimo. También se produce batata, en los Deptos
del sur de la Provincia.
La producción en Tucumán se observa en los Cuadros 3.1. y 3.2.

Cuadro 3.1.- Producción de Batata en la Pcia de Tucumán. Ciclo 1991/92.

Fuente:S.E.A.G.

TRATADO DE HORTICULTURA | 136 • 527


Cuadro 3.2.- Superficie implantada con Batata en Tucumán, según Departamentos

Fuente: Censo Nacional Agropecuario 1988.

La participación porcentual según zona de producción de Batata en el Mercado Central de Buenos


Aires, se expresa en el Cuadro 4.

Cuadro 4.- Participación porcentual de Batata, según zona de


producción en el Mercado Central de Buenos Aires. (M.C.B.A.)

Fuente: Chiesa, A. y Quiroga, D. Set. 1992: Abastecimiento Hortícola del Mercado


Central de Buenos Aires, U.B.A., F.A.; Cát. Hort.

De los Gráficos 1, 2 y 3, se desprende que la tendencia en la Argentina es de una reducción del área
cultivada con Batata, pero la producción y rindes por unidad de superficie tiende a incrementar; ello es
posible como consecuencia de la mejora en las técnicas de obtención de plantines de sanidad controlada,
manejo de cultivo y postcosecha. En el Taller Nacional, realizado en la Argentina en 1988, en colaboración
con el Centro Internacional de la Papa (C.I.P.), a fin de analizar la Problemática de la Producción y Uso de
la Batata en Argentina, así como una encuesta sobre los Factores Limitantes de dicho cultivo, se llegó a
la conclusión, que las enfermedades viróticas y los problemas de comercialización incrementan los riesgos
del cultivo y pueden limitar su producción y uso; asimismo se determinó que al no existir una demanda
mayor y exigente, los agricultores se conforman con obtener un beneficio mínimo, por lo que si bien los
problemas técnicos y fitosanitarios son factibles de resolverse, las soluciones para incrementar la demanda
se enfocan por las técnicas de postcosecha y la transformación industrial del producto.
La batata es un producto de bajo consumo per cápita en comparación con la papa.
Su ingreso se registra en el Mercado Central de Bs.As durante todo el año con una merma en los vo-
lúmenes que coincide con la plantación, (octubre-noviembre), período durante cual se incrementan los
precios y se verifica el ingreso de mercadería importada procedentes de Brasil y Paraguay.
En este momento se observan problemas de calidad, encontrando lotes con raíces livianas y esponjosas
debido al brotado.
En los Cuadros 5 y 6 se observan los ingresos mensuales en toneladas y por zonas productoras en el
Mercado Central de Buenos Aires.

TRATADO DE HORTICULTURA | 137 • 527


Cuadro 5. INGRESO MENSUAL EN TONELADAS Cuadro 6. INGRESO POR ZONAS PRODUCTORAS

Gráfico 1.- Tendencias de superficie con Batata en la Rep. Argentina, período 1961-1985.

Gráfico 2.- Tendencias de Rendimiento con Batata en la Rep. Argentina, período 1961-1985.

TRATADO DE HORTICULTURA | 138 • 527


Gráfico 3.- Tendencias de la producción de Batata en la Rep. Argentina, período 1961-1985.

Fuente: La Batata en la Argentina. Taller sobre Producción y Uso de la Batata.


Sgo del Estero-Argentina. 28-29 de Jun. de 1988. A. Boy et al Editores.

1.4.- Organografía. Anatomía de la raíz reservante


La planta de batata es de porte rastrero; si bien con la Mejora Genética del cultivo se ha incrementado
el número de cultivares con porte arbustivo (Ej. Morada INTA). Es de propagación vegetativa; es un cultivo
perenne, pero comercialmente se cultiva como anual. Se caracteriza por no poseer una madurez definida,
por lo cual se la puede cosechar en un período amplio de tiempo. Son frecuentes las mutaciones somáticas
en la batata: es así que en Morada INTA se ha observado en numerosas regiones del país una regresión en
la forma de hojas de pentalobulada a borde entero; incremento en la longitud de guías, número de raíces
por planta, reaparición de las manchas antociánicas en la pulpa (se denomina comúnmente “mechado”);
mayor o menor intensidad del color morado de la piel; piel de mayor o menor grosor.
El tallo puede ser de guías cortas (30 cm.) a guías largas (15 m, en líneas avanzadas en la F.A.Z., U.N.T.);
poco a muy ramificado.
En algunos casos el tallo es enroscante. Presenta variación en la longitud y diámetro de los entrenudos;
diferencias en la pigmentación de los tallos, de color verde a morado oscuro; con o sin pubescencia en
el ápice de los tallos
Las hojas son simples y aisladas. Existen diferencias en la forma de las hojas maduras (Figura 2); dife-
rente tamaño de la hoja madura; pigmentación de las nervaduras del envés de la hoja, de amarillo, verde
a moradas; color de la hoja madura de amarillo-verde, verde a morada; longitud del pecíolo de color
verde a morado
Es frecuente el dimorfismo foliar en la batata, es decir que en una misma variedad se presentan dos
formas diferentes de hojas. Para una mejor comprensión de las características botánicas de los diferentes
cultivares de batata, en los programas de mejoramiento se incluye a continuación las diferentes variables
que pueden tener el tallo, la hoja, la Raíz tuberosa y constantes organolépticas.

TRATADO DE HORTICULTURA | 139 • 527


Figura 2.- Forma general de la hoja
(Fuente: Descriptores de la Batata, CIP/AVRDC, IBPGR 1991).

Las raíces reservantes pueden variar en la forma (Figura 3); grosor de la corteza de muy delgada (menos
de 1 mm), a muy gruesa (más de 4 mm); color de la piel: de blanco a crema, amarillo, anaranjado, rosado,
rojo, rojo-morado, o morado oscuro; color de la carne (o pulpa) de blanco a crema, crema oscuro, ama-
rillo pálido, amarillo pálido, amarillo oscuro, anaranjado pálido; anaranjado oscuro; pueden presentarse
la carne fuertemente pigmentada con antocianinas. Las raíces reservantes pueden estar dispuestas en el
suelo en forma vertical, oblicua, dispersa o arracimada; con pedúnculos de inserción al tallo de cortos
(2-5 cm.) a largos. La superficie de la piel puede ser: lisa, venosa, con ojos irregular.

Figura 3.- Forma de la raíz reservante


(Fuente: Descriptores de la Batata, CIP/AVRDC, IBPGR 1991).

La planta de batata produce diferentes tipos de raíces. Las raíces son adventicias y se originan en las
guías o en ramificaciones laterales de otras raíces. Las raíces originadas de los entrenudos son delgadas,
y se diferencian en:
Raíces fibrosas, las cuales son lignificadas y no engrosan en diámetro, o sólo llegan a ser cordoni-
formes, menos lignificadas y con 5-15 mm de diámetro.
En los nudos se originan raíces gruesas y éstas tienden a diferenciarse en raíces cabliformes o en
raíces reservantes (de almacenaje). Las más recientes tienen pequeña lignificación y engrosan como
resultado de la división en el cambium vascular y algunos cambium anómalos, a través del cilindro
de la raíz. El tejido vascular de la raíz reservante tiene una distribución pentarca o exarca y posee
un felógeno que produce una delgada capa de periderma sobre la superficie de la raíz. Las raíces
reservantes no son tubérculos. La mayor parte de las mismas se originan en el primer nudo del tallo
TRATADO DE HORTICULTURA | 140 • 527
bajo el bordo del suelo al cual se unen por medio de un pedúnculo a raíces delgadas. (Figuras 4 y
5).
El almidón y los azúcares se acumulan principalmente en el parénquima fascicular originado en el
cambium primario, que se mantiene siempre en actividad. Son muy frecuentes los canales de látex en
todos los tejidos.
El color morado de la piel de la batata es producido por pigmentos antociánicos en los tejidos epi-
dérmicos.
Las flores son axilares y se presentan en forma aislada o agrupadas en inflorescencias de tipo cima
bípara. Las flores son completas (hermafroditas), con corola infundibuliforme (Figura 7). En la Cátedra de
Horticultura de la F.A.Z., U.N.T. de Tucumán, se ha descubierto, en el clon L.33, la presencia de la corola
profundamente partida, sin llegar a ser dialipétala, de color lila oscuro, y tamaño mediano.
La floración en la batata, puede variar en:
Hábito: desde sin floración a floración profusa

Color de la flor: desde blanco a morado

Forma del limbo de la flor: semiestrellado; pentagonal; redondeado (Figura 6)

Forma de los sépalos; pubescencia y color: verde a morado

Color del estigma: blanco a morado

Color del estilo: blanco a morado

Posición del estigma (Figura 8)

El fruto es una cápsula de forma redondeada, con dos lóculos, de 3-6 mm de diámetro. Las cápsulas
presentan variaciones en:
Producción de cápsulas con semilla: desde ninguno, escaso, ralo, moderado a denso.

Número de semillas botánicas por cápsula: 1 a 4

Color de las semillas: color marrón a negro. Las mismas presentan una cara cóncava y la otra con-

vexa. Miden de 2-4 mm de diámetro.
La semilla presenta un tegumento duro, por lo que para favorecer la germinación se las escarifica por
métodos mecánicos (con alicate) o químicos (ácido sulfúrico).
Los plantines presentan cotiledones bilobados.

Figura 4.- Anatomía de la raíz tuberosa.

TRATADO DE HORTICULTURA | 141 • 527


Figura 5.- Diferentes tipos de raíces en la batata.

Figura 6.- Forma del limbo de la flor.

Figura 7: Flor de la batata

Figura 8.- Posición del estigma

Fuente: Figuras 6, 7 y 8: Descriptores de la Batata, CIP/AVRDC, IBPGR 1991.

TRATADO DE HORTICULTURA | 142 • 527


1.5.- Sistemática varietal.
Los cultivares de mayor difusión en la República Argentina son:
1.5.1.- Morada INTA, de piel morada, pulpa crema. Puede contener pigmentos antociánicos en la pulpa
(carácter “mechado”). Ciclo de producción medio a tardío. Es el cultivar más difundido en la Argentina
actualmente. Se destina tanto para comsumo directo como para la industria del dulce. Vulgarmente se
la conoce como “arbolito” (en relación a su porte arbustivo erecto) y “pata de rana” (en referencia a la
forma partida de las hojas)
1.5.2.- Brasilera Colorada (Bolívar o Chanchera), de piel rosada. Tiene baja calidad comercial. Es de
ciclo de producción precoz. Este cv. es el que se utiliza para las producciones tempranas en San Pedro,
Bs. As. y es con la que se obtienen los mayores precios
1.5.3.- Criolla Amarilla, de piel rosada y pulpa crema. De buen sabor. De escasa presentación. Es el
segundo cultivar en importancia en la Pcia de Santiago del Estero, después de Morada INTA.
1.5.4.- Blanca Santafecina, de piel y pulpa blanca. La pulpa es de tipo seco; las raíces reservantes
presentan una veta blanca en el centro. Es de ciclo de producción medio. Es el de mayor difusión en la
Pcia de Tucumán.
1.5.6.- Famaillá 6, de piel y pulpa blanca, ligeramente cremosa. De sabor dulce. Se cultiva en Tucu-
mán.
1.5.7.- Brasilera Blanca, de piel y pulpa blanca. De sabor dulce. Se cultiva en Tucumán.
1.5.8.- Dulmantuc, de piel y pulpa crema. Es de ciclo precoz.
1.5.9.- Pinta, de piel rojo-morada y pulpa crema. Ciclo precoz. Es más precoz que Morada INTA.
1.5.10.- Gem
Creada en 1978 por INTA San Pedro (Argentina) La batata “Moradita”, un material vegetal duradero
21/11/01
Morada INTA, es una batata creada en 1978, por la Estación Experimental de San Pedro, en la Provincia
de Buenos Aires sigue siendo una de las preferidas en cuanto a su color de piel y pulpa, así como también
por su sabor. El banco de germoplasma del INTA San Pedro y el trabajo de la Asociación Cooperadora
siguen permitiendo a través de los años que el productor tenga una producción con las características
de la “Morada INTA”.
Mediante el cruzamiento de dos variedades, se obtuvo un producto con raíces tuberosas, más bien
cortas y engrosadas en su parte central, de muy buena forma, piel lisa y de atractiva coloración mora-
da. En el interior, la pulpa es de tonalidad amarilla cremosa, con o sin manchas de color naranja suave.
Desde su lanzamiento en 1978, la batata se reproduce en los campos, y en muchos casos la variedad ha
mutado, volviendo las vetas moradas que desmejoran su aspecto. Sin embargo, en la EEA San Pedro se
sigue multiplicando semilla de la variedad y produciendo plantines, para los productores que quieran
contar con un producto de calidad.
Por segundo año consecutivo, la Asociación Cooperadora del INTA San Pedro está ofreciendo plantines
de “Morada INTA” que garantizan la obtención de una batata sin degeneramiento. Siguiendo el “link”
www.inta.gov.ar/sanpedro/index.htm, se accede directamente a la “web” de esta estación del Instituto
Nacional de tecnología Agropecuaria argentino (Morales, Jorge).

TRATADO DE HORTICULTURA | 143 • 527


Variedades
Se dividen según el tipo de pulpa, en variedades de pulpa seca (las tradicionales en la Argentina), y
depulpa húmeda (por ahora solo presente en el mercado la Beauregard, llamada también batata zana-
horia)

Batata Beauregard

Entre las tradicionales encontramos:


Bolívar: de escasa calidad ; llamada también “Chanchera” ya que su superficie está muy surcada, y hay
un gran desperdicio al pelarla. No se observa ya en el mercado y su única virtud es la precocidad.

Batata Bolivar Bolivar vs. Morada Inta

Colorada: también ya sin ingresos significativos.


Blanca: antigua variedad que está volviendo a aparecer en el mercado.

Batata Blanca

Morada INTA o Pata de rana: es la más difundida ; de gran calidad, presenta en el corazón una mancha
morada que el público asocia con un defecto de calidad (tal vez daño por frío o por etileno). De acuerdo
a ello ha empezado a difundirse una selecciónque es la variedad Arapey (sin mancha).

TRATADO DE HORTICULTURA | 144 • 527


Morada INTA vs Arapey Bolivar Arapey

1.6.- Composición Química


La Composición Química y el Valor Nutricional de la batata en relación a la de la papa, así como el
Contenido de Carbohidratos, Vitamina A, Agua, Azúcares Reductores Proteínas y Materia Seca, se expresan
en los Cuadros 5, 6 y 7 respectivamente.

Cuadro 5.- Composición Química y Nutricional de la batata


y de la papa (x 100 g. de porción comestible).

Fuente: Circular CIP. 1989.

Cuadro 6.- Contenido de Carbohidratos y Vitamina “A”


en raíces de batata (x 100 g de peso fresco).

Fuente: Circular Técnica. CNP Hortalicas 3. Batata-Doce (Ipomoea batatas (L.) Lam.)
EMBRAPA. Brasil. 1989.

Cuadro 7.- Contenido de Agua, Azúcares reductores, Proteínas,


y Materia Seca de algunos cultivares de batata (% en peso fresco)

Fuente: Horticultura 1977, No2. EEA INTA San Pedro. Bs.As.

De los Cuadros 5, 6 y 7 se desprende que la Batata tiene mayor valor energético que la papa, mayor
contenido de Calcio, menor de Potasio; asimismo los cultivares de pulpa amarilla, naranja y/o roja con-
tienen más Vitamina A que las de pulpa blanca.
Para la industria del dulce se prefieren cultivares de alto contenido de materia seca, pulpa crema y/o
amarilla, bajo contenido de fibra y piel lisa, entre otros caracteres.

TRATADO DE HORTICULTURA | 145 • 527


1.7.- Fisiología de la Batata
La batata no presenta dormición; sí se ha determinado diferencia genética en el tiempo de brotación.
Así existen cultivares más tempranos que otros para brotar, cuando las condiciones de temperatura son
favorables.
La brotación de la batata es proximal, es decir que los brotes se inician en la zona de inserción del
pedúnculo con el tallo.
La dominancia proximal se puede eliminar, mediante:
El seccionamiento de las raíces tuberosas

Con la aplicación de productos como el 2,4D

Tratando las raíces durante un período de 12-15 hs, a altas temperaturas: 40-42º C.

1.7.1.- Fases del desarrollo.


1.7.1.1.- Fase inicial
En este período el desarrollo de las guías y de las hojas es lento y el de las raíces rápido, principalmente
de raíces absorbentes. Las raíces son adventicias, y se originan en los nudos de las guías y/o plantines.
A los diez días se produce el número máximo de raíces absorbentes; mientras que a los treinta días se
produce el máximo número de raíces tuberosas.
En esta etapa la planta utiliza casi todos los carbohidratos que se están produciendo.

1.7.1.2.- Fase intermedia.


Se produce un rápido desarrollo de guías y raíces absorbentes y se inicia el proceso de acumulación
de reservas en las raíces es decir se produce el desarrollo de raíces tuberosas.
En esta fase la planta efectúa un escasa utilización de los carbohidratos. A medida que el desarrollo
del follaje disminuye, se incrementa la tasa de tuberización.
En este período florece y fructifican las variedades floríferas.

1.7.1.3.- Fase final.


Se produce un rápido desarrollo de raíces tuberosas. Se paraliza el crecimiento del follaje. Se almacenan
los Carbohidratos en las raíces y se manifiesta el decaimiento de la parte aérea.
El proceso se representa en el Gráfico 4.

Figura 1.- Las tres fases del crecimiento y desarrollo de la batata


(1) Crecimiento de guías y raíces absorbentes.
(2) Desarrollo incial de raíces reservantes.
(3) Cese de crecimiento y desarrollo rápido de raíces reservantes.

TRATADO DE HORTICULTURA | 146 • 527


1.7.2.- Fisiología de la Reproducción Sexual
La batata presenta diferencia en su capacidad para florecer, en la compatibilidad del polen y en la
producción de cápsulas y semillas botánicas. Es así que existen cultivares floríferos y no floríferos. Los que
son floríferos pueden variar en el número de flores por racimo, número de flores por planta; asimismo
puede haber cultivares floríferos pero no fructíferos, escasamente fructíferos y muy fructíferos.
Es planta de días cortos. El tiempo de inicio de floración y el período de floración varía entre cultivares
y/o clones.
Las flores se abren en las primeras horas del día y se marchitan al anochecer. En la base de las corolas,
las flores contienen glándulas con néctar que atraen a los insectos.
Una vez que la flor se abre el estigma es receptivo por poco tiempo. La polinización se realiza gene-
ralmente por insectos. La cápsula puede contener de 1 a 4 semillas y madura en un mes aproximada-
mente.
La semilla no tiene una marcada dormición pero presenta una cubierta dura e impermeable y se mantiene
viable por 20 años. A fin de facilitar la germinación se puede escarificar la semilla por métodos mecánicos
(a mano con alicate, como se expresara en 1.4.), o mediante inmersión en ácido sulfúrico concentrado
durante 30 - 60 minutos y posteriormente se elimina el ácido lavando con agua.

1.8.- Genética y Mejoramiento


La batata es exaploide con 90 cromosomas. Hay una gran variabilidad del centro de las especies bo-
tánicas, por ser exaploides. Se sugiere que los progenitores de la batata cultivada son tetraploides (posi-
blemente Ipomoea trífida) y un diploide. Muchas de ellas provienen de México, Colombia, Ecuador, que
es donde se cree que está el centro de origen de la especie. También se supone que Méjico es el Centro
de Origen.
En general la batata produce semilla poco viable en numerosos cultivares; en otros casos existen ge-
notipos que no florecen fácilmente, como se expresara anteriormente (cultivar: Brasilera Blanca y Blanca
Santafecina).
La polinización de las flores es generalmente entomófila.
Entre los métodos para inducir floración en cultivares escasamente floríferos o no floríferos se usan
técnicas como:
Injerto en pie floríferos como Ipomoea setosa, Ipomoea trichocarpa, Ipomoea fistulosa.

La selección en material no florífero durante tres o más generaciones que se transformen en florí-

feras.
La tendencia actual es usar genotipos que florezcan abundantemente. Son famosos los trabajos de

Mejoramiento de la Batata, utilizando material florífero, realizados por el Dr. Alfred Jones, de la
Universidad de Carolina del Sur, EE.UU.
La solución genética en la etapa de INTRODUCCION, consiste en la selección en primer término de
plantas floríferas, y luego dentro de las plantas que florecen se selecciona el/los carácter/es que se buscan
en el Programa de Mejora Genética del cultivo; luego se selecciona por el apareamiento normal de los cro-
mosomas en forma bivalente. Esta característica varía de planta a planta. Existen plantas en las que no se
puede determinar el apareamiento por que se ligan; este proceso se denomina asociación secundaria.
No se ha encontrado asociación entre incremento de floración y disminución de rendimientos de
raíces reservantes.
En el Programa de Mejora Genética se debe contar con una colección de especies de Ipomoea batatas
silvestres y cultivadas de Sudamérica.
Como método de mejoramiento del cultivo se utiliza la técnica de polinización abierta y selección
masal. Cada planta en particular que parece promisoria, se la coloca en un vivero de policruzamiento
para diversos caracteres (Ej. resistencia a insectos, color de piel y pulpa, materia seca), y no para un sólo
carácter.
TRATADO DE HORTICULTURA | 147 • 527
La cátedra de Horticultura de la F.A.Z., U.N.T. de Tucumán, ha realizado numerosas experiencias ten-
dientes a lograr el mejoramiento de la floración y producción de semilla, así como a la obtención de raíces
tuberosas, con la colaboración del Centro Internacional de la Papa (C.I.P.), de Lima, Perú. Los mejores re-
sultados se obtuvieron mediante el uso de mulching plástico negro, conducción de plantas en espaldera y
poda; y en forma más reciente se ha incorporado la aplicación de AG3 para inducir la floración. Con dichos
resultados se ha logrado incrementar y mejorar la sanidad de la semilla botánica, con el objeto de cruzar
variedades obteniendo mejores rendimientos. En otro ensayo conducido en diversas regiones ecológicas
y diferentes altitudes (Finca El Manantial; San Javier y Tafí del Valle a 426; 1200 y 2000 m.s.n.m., respec-
tivamente), se obtuvo la mayor calidad en relación a la sanidad de las plantas y de las semillas botánicas
en Altitudes de 1200 m.s.n.m.. Se utilizaron en dichas experiencias cultivares no floríferos o escasamente
floríferos y clones floríferos (cvs. Morada INTA, Blanca Santafecina, Brasilera Blanca y clones L.1; L.29; y
L.62, del Programa de Mejoramiento de la mencionada cátedra).
Entre los objetivos del Mejoramiento de la Batata se citan:
a.- Altos rindes comerciales.
b.- Precocidad.
c.- Buenas aptitudes para consumo directo y/o industria.
d.- Buenas aptitudes para almacenaje.
e.- Tolerancia a insectos y / o enfermedades, en campo.
f.- Tolerancia a enfermedades en post-cosecha.
g.- Elevada producción de brotes para su propagación.
h.- Elevada tasa de floración y fructificación para la obtención de nuevos cultivares sin tratamientos
especiales.
i.- Elevado contenido de materia seca.
j.- Color de piel y pulpa según mercado consumidor. En EE.UU. con la selección masal se trata de
cambiar la frecuencia de cvs. de pulpa anaranjada y elevado contenido de materia seca
k.- Pulpa de tipo seco o húmedo a la cocción según mercado consumidor.
l.- Tolerancia a estrés por: sequía, calor, frío, salinidad.
m.- Resistencia a la oxidación y a bajo contenido en látex, que está ligado a la oxidación
n.- Cvs. de guía corta.
o.- Elevada calidad en las raíces definido en alto contenido de proteínas y vitaminas.
En la Argentina en el INTA Castelar se cuenta con un Banco de Germoplasma de batata.
En el Perú el C.I.P. dispone de un importante Banco de Germoplasma, como producto de recoleccio-
nes obtenidas en campo en dicho país, y de donaciones de Instituciones Nacionales e Internacionales. La
cátedra de Horticultura de la F.A.Z., U.N.T., ha donado 20 entradas de batata, de su colección de material
genético, al C.I.P.
Actualmente se utilizan técnicas complementarias de Ingeniería Genética a través de la manipu-
lación de genes para el Mejoramiento del cultivo, para caracteres puntuales.
En el anexo I y II se expresan guías de descripción de cultivares y/o líneas de Mejoramiento de la
batata.

TRATADO DE HORTICULTURA | 148 • 527


ANEXO I:
DESCRIPCION BOTANICA DE VARIEDADES DE BATATA
1.- TALLO.-
1.1.- Longitud:
Largos: mayor de 4 m
Medianos: entre 2 y 4 m.
Cortos: menor de 2 m.
1.2. - Grosor:
Gruesos: mayor de 6 mm
Medianos: entre 4 y 6 mm
Delgados: menor de 4 mm
1.3.- Color general y en las axilas:
Uniforme; irregular; verde oscuro.
1.4.- Color:
Verde oscuro; bronceado; purpuráceo; púrpura; púrpura oscuro.
1.5.- Pubescencia:
Abundante; mediana; escasa; glabra (en los extremos de la guía).

2.- HOJA
2.1.- Pecíolo:
2.1.1.- Longitud: corto, medio, largo.
2.1.2.- Glándulas foliares: invisibles, chatas, prominentes.
2.1.3.- Color (hoja madura): uniforme, irregular, verde claro, verde oscuro, bronceado,
purpuráceo, púrpura, púrpura oscuro; inserción en la lámina.
2.1.4.- Pubescencia: abundante, mediana, escasa, glabra.
2.2.- Lámina:
2.2.1.- Tamaño:
Grande: mayor de 10 cm
Mediana: entre 8 y 10 cm
Pequeña: menor de 8 cm
2.2.2.- Forma general: redondeada, oval, alargada.
Senos: agudo, liso, cordado, redondeado.
2.2.3.- Base:
Aurículas: prominentes, leves, redondeadas.
2.2.4.- Apice: puntiagudo, agudo, romo, torcido, con gancho, espínula chica.
2.2.5.- Borde: liso, ondulado, con dientes, lobulado, partido.
2.2.6.- Posición: erguida, horizontal, abarquillada, plana.
2.2.7.- Pubescencia: (en hoja joven) abundante, mediana, escasa, glabra.
2.2.8.- Color: Hojas jóvenes: amarillentas, verde bronceado/verde, verde oscuro,
purpuráceo, púrpura rojizo. Hojas adultas: idem
2.2.9.- Nervaduras: (cara inferior) sin color diferencial. Púrpura en la base, esfumán-
dose, púrpura.
2.2.10. Estrella: diferenciada, chica, grande.
2.2.11. Flores: Con o sin (Observación en época de floración).

TRATADO DE HORTICULTURA | 149 • 527


ANEXO II:
1.- CARACTERÍSTICAS
1.1.- Raíz tuberosa.
1.1.1.- Forma: redondeada, elíptica, fusiforme, irregular.
1.1.2.- Tamaño: pequeña, mediana, grande.
1.1.3.- Superficie: lisa, venosa, con ojos irregular.
1.1.4.- Epidermis:
Color: blanco, cremoso, amarillento, rosado, anaranjado, rojo, purpuráceo,
morado, púrpura oscuro, parduzco.
Suberificación: suave, intensa.
1.1.5.- Anillo del cambium: invisible, fino, grueso.
Color zona cortical: blanco, crema, amarillo, rosado anaranjado, salmón, púr-
pura, (uniforme, irregular).
Color zona médula: blanca, crema amarillo, rosado, anaranjado, salmón (uni-
forme, irregular)
Látex: escaso, abundante.
1.1.6.- Posición de la batata en el suelo: vertical, oblicua, superficial, profunda, agru-
padas, dispersas.
Distancia al tallo: pedunculada, sentada.

2.- CARACTERISTICAS ORGANOLEPTICAS (batata hervida 1 hora, estacionada 4 días)


2.1.- Consistencia: firme (seca), mediana, blanda (húmeda).
2.2.- Gusto: muy dulce, insípida, amarga.
2.3.- Buquet a: castaña; zapallo; batata típica.
2.4.- Grano: grueso, fino (mantecosa), fibrosa.

II.- PRODUCCION COMERCIAL


1.- Exigencias climáticas y edáficas. Interacción
La batata es un cultivo de clima templado-cálido. Se cultiva principalmente en zonas tropicales y sub-
tropicales, y en regiones templadas. El cero vital es de 12º C. Por debajo de esta temperatura se paraliza
el desarrollo vegetativo y la tuberización.
Las temperaturas óptimas son:
Fototemperaturas de 24 - 25º C

Nictotemperaturas de 18 - 21º C.

Con estas temperaturas se produce un óptimo desarrollo vegetativo; y la traslocación de fotoasimilados
desde la parte aérea hacia las raíces reservantes es máxima.
Las temperaturas máximas son 35º C.
La temperatura mínima en el momento de implante del cultivo es de 15º C
Es un cultivo muy sensible a heladas. Necesita un período libre de heladas de 120-150 días de acuerdo
a los diferentes cultivares.
El cultivo es perenne, pero se cultiva comercialmente como anual. Se cultiva hasta los 40º de Latitud,
desde el nivel del mar hasta las altas montañas en las regiones tropicales (2700 m.s.n.m.)
Es un cultivo exigente en alta luminosidad. Fotoperíodos de días cortos, promueven el engrosamiento
de las raíces reservantes, y la floración. Días largos, mayores de 13,5 hs. promueven el desarrollo de guías
en detrimento de las raíces reservantes e inhiben la floración.
La producción de materia seca aumenta con el incremento de la temperatura del suelo. A mayor tem-
peratura y luminosidad corresponde un menor ciclo de cultivo.
TRATADO DE HORTICULTURA | 150 • 527
La batata prefiere suelos sueltos y bien drenados. Suelos muy ricos en materia orgánica inducen un
excesivo desarrollo vegetativo en detrimento de la producción de raíces reservantes. En los suelos arci-
llosos y muy compactos se producen raíces deformes tipo “remolacha”. No tolera el encharcamiento de
los suelos, pues una aireación deficiente retarda la formación de raíces tuberosas.
Es medianamente tolerante a la salinidad, y tolera cierta acidez del suelo. El pH óptimo varía de 6 -
6,5.
Durante el ciclo de cultivo requiere 500 - 600 mm de precipitaciones. El período crítico de requerimiento
de humedad del suelo son los 40 primeros días desde la plantación. La humedad óptima del suelo es 45%
de capacidad de campo. Una humedad adecuada durante el ciclo del cultivo favorece un buen desarrollo
vegetativo, con lo que al incrementar el área foliar incrementa la tasa fotosintética, y el traslado de fo-
toasimilados a las raíces tuberosas, con un resultado final de incremento en los rindes comerciales.

Por ser de porte rastrero es tolerante a los vientos


Los requerimientos de fertilización de la batata dependen del tipo de suelo y de factores ambientales.
En general es poco exigente en fertilidad. Es conveniente efectuar la rotación del cultivo de la batata,
para evitar enfermedades, plagas, malezas y agotamiento de la fertilidad de los suelos.

2.- Propagación
Según el destino del material vegetativo, la batata puede propagarse por:

2.1- Cultivo de meristemas


Mediante la aplicación de técnicas combinadas de quimioterapia y/o termoterapia con cultivo de meris-
temas in vitro, es posible obtener material de alta sanidad, principalmente virus, entre otros métodos.

2.2.- Estacas uninodales


Consiste en cortar un trozo de guía, que contenga una hoja y una yema axilar y se implanta en camas
con sustrato de arena y otras mezclas en invernáculo.
Esta técnica se utiliza para la multiplicación acelerada de material in vitro de sanidad controlada, com-
binada con el uso de jaulas antiáfidos y multiplicación en zonas aisladas. Estos dos métodos (2.1 y 2.2) se
aplican en la Universidad Nacional de Córdoba y en el Instituto de Fitovirología del INTA, Pcia de Córdoba,
en coordinación con la Agencia de Extensión del INTA de Jesús María, con técnicos y productores de dicha
localidad. Se han obtenido hasta el presente óptimos resultados en la producción de material de sanidad
controlada con incrementos importantes en los resultados de producción de raíces comerciales.

2.3.- Plantines y/o guías de plantaciones de la campaña anterior.


Se extraen guías de batata de bordos sin cosechar de la campaña anterior.
En Julio-Agosto se efectúan riegos por surco y con el incremento de las temperaturas las batatas que
están bajo tierra, brotan al llegar la primavera
Según que las temperaturas se presenten elevadas con mayor o menor anticipación, el cultivo será
más o menos precoz. Con este sistema, a partir de un bordo se obtiene material para plantar 25 bordos,
es decir que se necesitan 4 bordos para plantar una hectárea.
Esta modalidad tiene como inconveniente, que se parte de material madre proveniente de los bordos, sin
selección previa, por lo que las guías y/o plantines pueden ser portadores de plagas y/o enfermedades.
De utilizarse este método se cortan las guías alejadas del lugar donde se implantarán en forma definitiva,
a fin de evitar la difusión de plagas y/o enfermedades; se harán tratamientos de inmersión preventivos
contra dichos problemas fitosanitarios y se descartará el material que presente síntomas de virus. Esta
modalidad está difundida en Tucumán y Santiago del Estero.
Las guías son secciones de tallo de 25 a 40 cm de largo, y para obtener óptimos rindes comerciales
deben poseer de 5 a 6 nudos cada trozo. El cultivar Morada INTA posee entrenudos cortos y el cv. Blanca
Santafecina es de entrenudos largos, por lo que el tamaño de las guías será menor en el primer caso y
mayor en Blanca Santafecina.
TRATADO DE HORTICULTURA | 151 • 527
La plantación en Tucumán, con este sistema se realiza en Noviembre y Diciembre, de secano después
de una lluvia.
En Santiago del Estero la plantación se realiza en Noviembre-Diciembre; se aplica un riego por inun-
dación en pre-plantación; y uno - dos riegos en post-plantación: a los 8-10 días y a los 40-45 días; en
otros casos sólo se aplica el riego de pre-plantación.

2.4.- Almácigos. Ventajas.


La producción de plantines a partir de almácigos permite realizar plantaciones tempranas, de elevada
sanidad si se parte de batatas “semillas”, libres de patógenos y/o plagas; y asimismo se obtiene material
vegetal de mayor uniformidad.
Al realizarse la producción de plantines en menor superficie, permite tener mayor superficie libre,
disponible para realizar las labores preparatorias en el lugar definitivo, en forma más organizada y con
suficiente anticipación. Asimismo es posible efectuar en el almácigo, un adecuado y oportuno control de
plagas, enfermedades, malezas, riegos, así como un mejor manejo de la temperatura con la utilización de
láminas plásticas, túneles plásticos y/o macrotúneles, de acuerdo a las exigencias climáticas de la batata,
y al clima del lugar.
Con la realización de almácigos y siempre que se tenga asegurado el riego en el lugar definitivo, per-
mite programar la producción comercial de la batata, de acuerdo a la oferta y a la demanda, logrando
asegurar los mejores precios del producto.
Entre los sistemas de almácigos utilizados para la producción de plantines se citan:
El almácigo está difundido principalmente en Buenos Aires y Córdoba.

2.4.1.- Almácigos con sistema convencional


Se emplean de 400 - 500 kg/ha de batatines. Se efectúan de 2 a 3 extracciones de plantines en di-
ferentes fechas, para cubrir los requerimientos de material vegetal para plantar una ha.; por lo que la
primera extracción se destina para la producción más temprana. Estas sucesivas extracciones son posi-
bles en virtud que la brotación de los batatines continúa después de cada extracción. Se menciona en
Buenos Aires, que si las condiciones ambientales son favorables, se pueden sacar plantines del almácigo
de tamaño adecuado para plantar cada 7-10 días. Se utilizan 10 kg/m2 de batatines. En este sistema se
requieren de 40 - 50 m2 /ha de almácigo. Se utiliza en Córdoba y Buenos Aires y en menor escala en Sgo
del Estero y Tucumán.
El almácigo se efectúa en San Pedro, Buenos Aires, a principios de Agosto, con la utilización de una
lámina de polietileno transparente de 20-30 micrones de espesor y 1,20 m de ancho, para una almácigo
de 0,80-1,00 m de ancho. En este caso el plástico va colocado sobre el suelo.
En Córdoba, y Santiago del Estero el almácigo se implanta en Julio. En Tucumán el almácigo se realiza
a fines de Junio, principio de Julio
El almácigo se cubre con un microtúnel de plástico de 50 - 100 micrones de espesor, sobre arcos de
alambre, hierro o mimbre, separados 2,00 m entre sí y con una altura de 0,30-0,40 m. Se coloca un alambre
en la parte superior del túnel, el que se extiende de un extremo al otro del almácigo, a fin de darle mayor
firmeza a al conjunto. A fin de facilitar el manejo del almácigo, en sus diferentes labores, es conveniente
que el largo del mismo sea de 40-50 m.
El microtúnel presenta como ventaja la de almacenar un mayor volumen de aire, en relación a la
lámina de polietileno. Cuando los plantines crecen no toman contacto directo con el plástico por lo que
están menos expuestos al daño por bajas y/o altas temperaturas. Este sistema presenta un mayor efecto
“invernadero”.
El almácigo se dispone en una zona del terreno aislado del exceso de humedad y de encharcamientos a
fin de evitar la incidencia de enfermedades; es importante que no se haya cultivado batata anteriormente;
el suelo debe estar suelto y con un adecuado contenido de materia orgánica, a los efectos de evitar el
encostramiento del terreno que impida una normal emergencia de los plantines; el terreno debe tener
un tenor óptimo de humedad, a fin de promover una adecuada emergencia de los mismos.
TRATADO DE HORTICULTURA | 152 • 527
Se debe arar y rastrear el terreno. En Corrientes se recomienda incorporar 4-5 kg de estiércol/m2 al
terreno.
En la cátedra de Horticultura de la F.A.Z., U.N.T., se efectuaron experiencias con el cv. Morada INTA, para
la producción acelerada de plantines de batata utilizando diferentes sustratos (aguja de pino, bagazo de
caña de azúcar y tierra), con la aplicación foliar de Urea (25 g/m2), en Macrotúnel. Se obtuvieron plantines
con un mes de adelanto con este sistema, en relación al almácigo tradicional de la región, sin plástico.
Las batatas a utilizarse en el almácigo, para la obtención de plantines, deben provenir de plantas sanas,
libres de enfermedades y/ó plagas, sin agrietado, que respondan a la variedad y de un peso promedio de
80 - 150 g. cada una, y en general es deseable que no superen los 250 g. de peso promedio cada una. Si el
tamaño de las batatas “semillas” es de menor peso al señalado, producen un mayor número de plantines
por batata. Presentan el inconveniente que pueden ser el resultado de batatas con virus.
Si son de mayor tamaño encarecen el costo de producción y se obtiene un menor número de plantines/
kg de batata utilizada.
Tampoco se deben colocar en el almácigo batatas de tamaño muy desuniforme (grande y pequeño) por
cuanto al quedar cubiertos con una capa de tierra de diferente espesor, la emergencia de los plantines
será irregular. En este caso conviene agruparlas de acuerdo al tamaño.
Una vez que se ha seleccionado el material de “semilla” se procede a su desinfección con fungicidas
como: Captan, Benomilo, Captafol, Metiltiofanato, Thiram y luego se disponen las batatas en el almáci-
go en posición horizontal y en forma paralela entre sí, separados de 1-2 cm entre ellas, a fin de evitar
la incidencia de enfermedades si alguno de ellas estuviera enferma. Luego se cubren con una capa de
tierra de 8 - 10 cm de espesor, sin compactar en forma excesiva para promover una fácil emergencia de
los plantines. Si la tierra del almácigo es muy arcillosa, y a fin de evitar posibles compactaciones en el
almácigo, se cubren los batatines con una mezcla de 2:1 de lombricompuesto y estiércol; ó 2:1 de tierra
de monte y arena de río.
Para el control de las malezas se pueden utilizar herbicidas preemergentes como: Metribuzín, Prome-
trina, Isómero, Linurón, Metrobromurón. Una vez que los plantines han emergido, aproximadamente dos
semanas después de su implantación se inicia el control de plagas mediante la aplicación de pulverizaciones
con insecticidas de contacto como Endosulfán o Decís, cada diez días.
Las temperaturas óptimas para un buen desarrollo de los plantines son de 22 - 25º C, y la humedad
del suelo del 60 - 80% de la capacidad de campo.

2.4.2.- Nuevo sistema de almácigos


La tendencia actual es efectuar almácigos con 1000 - 1200 kg/ha de batatines.
Al igual que en el anterior sistema se usan 10 kg/m2 de batatines. Se necesitan de 100 - 120 m2/ha de
almácigo. Las batatas se disponen a una profundidad de 5-10 cm. y se cubren con una capa de tierra. Se
aplica el herbicida. Se cubre el mismo con una lámina de polietileno transparente de 20-30 micrones de
espesor y 1,20 m de ancho, para un almácigo de 0,80-1,00 m de ancho. En este caso el plástico va colocado
sobre el suelo y permite conservar la temperatura y humedad del suelo. Está difundido principalmente
en San Pedro, Bs. As.
En este sistema se efectúa una extracción única de plantines. El objetivo de esta modalidad es obtener
la mayor cantidad de material de propagación para plantaciones tempranas.
El almácigo se efectúa en San Pedro, Buenos Aires a principios de Agosto; en Sgo del Estero y en
Tucumán a mediados de Julio.

2.4.3.- Otras técnicas para obtener material vegetal


Cuando se procura acelerar la brotación de la batata se utilizan las siguientes técnicas:
Prebrotado: Consiste en colocar las batatas “semillas” a temperaturas de 25-30º C y 80-85% de

humedad durante un mes.

TRATADO DE HORTICULTURA | 153 • 527


Camas calientes: Se dispone estiércol o compost vegetal bajo la batata “semilla”, lo que contribuye

a elevar la temperatura en el almácigo. Se utiliza en Mendoza para la obtención de material vege-
tal.

2.4.4.- Plantines o brotes seleccionados y estratificados en almácigos


Se utilizan 35 m2/ha de almácigo, con arena como sustrato. Se seleccionan los batatines por su sanidad,
de acuerdo a su tamaño, y que respondan a la variedad; se los desinfecta con productos como Thiram;
luego se dejan orear y se disponen los mismos en las camas a razón de 10-12 kg/m2.
De ser posible se debe efectuar el prebrotado de los batatines durante 6-8 semanas a 37º C y 85-90%
de humedad relativa.
A diferencia de los almácigos convencionales, en este tipo de almácigo se utiliza arena como sustrato
y los batatines de disponen en el mismo en posición vertical, con la parte proximal hacia arriba, a fin de
facilitar su brotación. A medida que emergen los brotes se van cubriendo con arena progresivamente
hasta llegar a agregar 5 cm. Los plantines se extraen cuando alcanzan de 15-20 cm de longitud.
Es importante tener en cuenta que existen diferencias en el tiempo de brotación de batata. Así el cv.
Morada INTA es de brotación más lenta que Criolla Amarilla, por ej.
Con la siembra de batatas en los meses de Julio-Agosto, en almácigos protegidos, con temperaturas
adecuadas (22-25º C) y humedad apropiada los brotes emergen desde los 15-20 días posteriores a la
implantación. La extracción de plantines maduros se realiza desde los 60 días, es decir entre Septiembre
(Tucumán, Sgo del Estero, Córdoba) a Octubre (San Pedro, pcia de Buenos Aires, Córdoba). Con el trasplante
en esta época, y con cvs. precoces, se obtenienen las primeras cosechas de batata temprana desde fines
de Enero a principios de Febrero.
En 1991 se vendieron en San Pedro, Bs. As. 216 km de polietileno cristal, para cubrir almácigos de
batata, por lo que se plantaron 4.500 ha de batata; se llegó a utilizar incluso el material de descarte de
lavaderos de batata, como “semilla”, por lo que habrían seleccionado material para incremento de virosis
(Información de Ing. Agr. A. Boy).

2.4.5.- Almácigos en líneas


Para iniciar el cultivo se compran batatas del cultivar de interés comercial. En los meses de Julio -
Agosto, se coloca el material vegetal en líneas separadas 0,80m etre sí y 0,20 m. entre cada raíz; se las
aporca para formar un bordo y cuando brotan en primavera se extraen los plantines y/o guías para su
plantación. Este sistema presenta el inconveniente que el material inicial no fue seleccionado por su
sanidad, por ausencia de plagas; por productividad, o por pureza varietal.
En Brasil se plantan las batatas a 0,30-0,40 cm entre cada raíz y 0,80 m entre bordos. Se utilizan 70-
100 kg de batatas para plantar 1 ha y se obtienen 20-25 guías por batata y por corte a los 60 días de
realizado el almácigo.
Otra variante en la realización de almácigos consiste en armar camas de 0,40m de ancho y 0,20 m de
alto. Cada cama se separa 1 metro de centro a centro. Las batatas selectas se disponen en las camas en
dos hileras en forma transversal y distanciadas 1-2 cm entre cada batata. Se le coloca un sistema de riego
por goteo, a fin de aportar 2-3 riegos semanales, de acuerdo a la lámina de reposición de humedad, según
el tipo de suelo, condiciones de temperatura y estado de desarrollo del material vegetal. Se utilizan 1.200
kg/ha de batata, para efectuar una extracción única destinada a producciones tempranas. Se coloca un
túnel de plástico cristal de 0,45 m de altura y 0,60 m de ancho.

TRATADO DE HORTICULTURA | 154 • 527


2.4.6.- Seccionamiento de batatas.
Consiste en realizar el almácigo con batatas “semillas” seccionadas en tres partes por su sección trans-
versal, a fin de romper la dominancia proximal, con lo cual se incrementa hasta 34% la producción de
plantines en relación a las batatas enteras de peso similar. Presenta el inconveniente de que con el corte
de raíces se pueden trasmitir enfermedades de tipo virosas, principalmente.

2.5.- Guías de los rastrojos.


Consiste en efectuar pasadas de rastra reversible sobre el rastrojo de batata en el terreno donde fueron
cosechadas. Al rebrotar en Agosto - Septiembre se efectúan dos cortes de guías para plantar de seca-
no, en Octubre/Diciembre, cuando se generalizan las lluvias en Tucumán. Este sistema puede presentar
problemas de plagas y/o enfermedades; mezcla varietal; asimismo el material no se selecciona ni por su
producción, ni por su calidad comercial.

2.6.- Batatines
Con el uso de batatines en el EEA INTA San Pedro de Bs. As., sólo se logró el engrosamiento de la pequeña
raíz o del trozo de raíz, la que incluso se deformaba y agrietaba, sin formar nuevas raíces tuberosas.

2.7.- Estratificación invernal de guías de batata


Se trocean las guías y se las cubre con plástico o paja a fin de protegerlas de las heladas, en la época
invernal.

2.8.- Plantación de guías viejas


Se parte de guías viejas obtenidas de plantaciones comerciales. Este método es más rápido y económico,
pero no se seleccionan las batatas, con lo que existe el riesgo de la propagación de plagas y enferme-
dades, y de la pérdida de pureza varietal. Es importante que la región sea libre de heladas o con escasas
probabilidades de heladas.
El suelo debe tener humedad apropiada o efectuarse la plantación con riego.
Para una plantación de 1 ha se requieren de 2000-2500 guías viejas; se plantan con una separación
de 0,80 m entre hileras y 0,30-0,40 m. entre guías. De esta forma puede obtenerse guías para realizar la
plantación a los 70-90 días posteriores de efectuado el almácigo. Esta modalidad se utiliza en Brasil.

2.9.- Por trozos de raíces


Consiste en realizar la plantación comercial de batatas troceadas; presenta como inconveniente que
se requieren muchas raíces y por cuanto al romperse de esta forma, la dominancia proximal emergen
varios tallos juntos, a modo de manojos.

2.10.- Semilla botánica


Este método se utiliza en los Programas de Mejoramiento Genético del cultivo. Consiste en realizr la
escarificación mecánica de la semilla con un alicate; o escarificación química con el uso de Acido Sulfú-
rico, concentrado; se sumergen las semillas durante 30 minutos, y posteriormente se lavan con agua las
mismas, a fin de eliminar restos del ácido.
Otro método que se ha utilizado en la producción de plantines (Bowkamp y Mc Ardle, 1987), para la
selección de genotipos de batata con raíces reservantes de elevados rendimientos, es la siguiente:
1. Se escarifican las semillas botánicas con ácido.
2. Se las pone a germinar en papel con agua a una temperatura de 30º C, durante dos días.
3. Se la siembra en contenedores utilizando el siguiente sustrato: 50% de perlite; 30% de turba; 20%
de suelo (en volumen).
4. El marco de plantación en los contenedores es de 2,5 x 2,4 cm.
5. Se colocan los contenedores con el sustrato muy húmedecido a temperaturas de 29,5º C durante
tres días.

TRATADO DE HORTICULTURA | 155 • 527


6. Se transfieren las plántulas a invernáculo con temperatura de 21º C, durante 25 días. Esta técnica
es útil en la selección para desarrollo precoz de raíces tuberosas, las que se las detecta al estado de
plántulas. Este método permite a los fitomejoradores evaluar un elevado número de plántulas.
De lo expuesto se desprende la necesidad de implementar un Progama de Certificación de Batata - se-
milla, libre de virus, y demás patógenos y/o plagas, a través de técnicas de termoterapia y cultivo in vitro
de meristemas, complementado con la selección clonal del material vegetal, que responda a los cultivares
originales. Mediante la aplicación de técnicas complementarias como la propagación acelerada de esta-
cas uninodales en invernáculos, en condiciones de temperatura y humedad apropiada; la utilización de
sustratos adecuados y debidamente desinfectados, complementado con el uso de jaulas antiáfidos para
la plantación del material original, es posible lograr “semilla” de batata de elevada sanidad y calidad,
para ser implantadas en áreas aisladas, libres de áfidos. Actualmente un esquema similar al expuesto se
desarrolla en la Pcia de Córdoba, con la participación del Sector Oficial y Privado.
La cátedra de Horticultura de la F.A.Z., U.N.T., conjuntamente con el C.I.P., han demostrado la factibilidad
técnica de obtención de material de propagación de Batata de alta sanidad, en zonas de altura como San
Javier y Tafí del Valle a 1200 y 2000 m.s.n.m., respectivamente, en condiciones de clima Subtropical.

3.- Plantación
3.1.- En el Cuadro 8 se expresan las principales provincias productoras de Batata, época de siembra;
modalidad de producción de plantines y/o guías; época de plantación; con riego o de secano. En la pcia
de Tucumán el cultivo de Batata de estación es el más difundido, con plantación de fines de Octubre a
Diciembre, de secano. La plantación tardía se realiza hasta mediados de Enero, sólo en años de sequía en
los meses precedentes, pues la producción es de secano. Actualmente existe la tendencia a incrementar la
plantación temprana con la utilización de plantines obtenidos de almácigos protegidos con microtúneles,
de acuerdo a lo expresado en 2.4.1.

3.2.- Distancia de plantación


En la distancia de plantación se debe tener en cuenta los siguientes factores:

3.2.1.- Cultivar
Existen cultivares de diferentes hábitos de crecimiento, con mayor a menor longitud de gúías; mayo
a menor área foliar; ciclo de producción temprana (Ej. cv. Bolívar) a tardía (Ej. cv. Morada INTA); produc-
ción concentrada a dispersa de las raíces reservantes; mayor a menor tamaño de raíces comerciales. En
cultivares tardíos las distancias deben ser mayores.

3.2.2.- Destino de la producción


Cuando el destino de la producción es para consumo directo en la Rep. Argentina se prefieren las batatas
de tamaño mediano a grande, por lo que si el cv. tiene tendencia a producir raíces reservantes de tamaño
muy grande, se deberá disminuir la distancia de plantación, o eliminar parcialmente el follaje. Para la
obtención de batatas destinadas a la elaboración de batatitas en almíbar, las distancias serán menores.
En EE.UU. se prefieren batatas de tamaño mediano a chico, y muy uniformes, de pulpa anaranjada.

3.2.3.- Tipos de suelos


Cuando los suelos son arcillosos y francos, las distancias serán mayores que cuando se trata de suelos
arenosos. Si los suelos son muy fértiles o se aplica fertilizantes, las distancias serán menores.

3.2.4.- Zonas de plantación


En regiones de temperaturas más bajas, los distanciamientos deben ser mayores.

3.2.5- Maquinarias disponibles


Se debe tener en cuenta las maquinarias disponibles para las diferentes etapas de manejo del cultivo,
desde el armado de bordos, plantación, labores culturales tales como descostille, carpidas en el bordo y/o
trochas, aporques a los bordos, riego y/o cosecha.

TRATADO DE HORTICULTURA | 156 • 527


Cuadro 8.- Principales provincias productoras de Batata: Epoca de siembra
de batata “semilla”; modalidad de producción de plantines y/o plantines
y/o guías; época de plantación; con riego o cultivo de secano.

En Tucumán las densidades de plantación más difundidas se expresan en el Cuadro 9

Cuadro 9.- Densidades de plantación y número de


plantas/ha utilizados en Tucumán.

(1) Distancias y número de plantines y/o guías más utilizados con el cv. Morada INTA
(2) Distancias y número de plantines y/o guías más utilizadas en
Brasilera Blanca y Blanca Santafecina en Tucumán

En la República Argentina las densidades de plantación más difundidas se expresan en el Cuadro 10.

TRATADO DE HORTICULTURA | 157 • 527


Cuadro 10. Densidades de plantación en batata y número de plantines/ha más difundidos en las
principales provincias productoras en la República Argentina.

(1) Distancias y densidad recomendada para variedades de guía corta como el cv. Morada inta.
(2) Distancias recomendadas para cultivares de guías largas como “Amarilla”
(3) Distancias recomendadas para cosechas tempranas

3.3.- Sistemas de plantación


Previo a la plantación se efectúa la preparación del terreno con 40 - 60 días de anticipación. Las
operaciones en general consisten en dos aradas y dos rastreadas con rastra de discos. Es importante la
realización de dichas labranzas en forma oportuna, a fin de promover una óptima descomposición del
rastrojo existente, almacenar humedad suficiente en el suelo, destruir malezas hospedantes de plagas y/o
enfermedades de la batata, así como preparar un buen lecho para promover un excelente desarrollo de
las raíces reservantes, y una óptima actividad de los microorganismos benéficos del suelo, tales como las
micorrizas que convierten los minerales del suelo y de la materia orgánica en descomposición en formas
accesibles para el cultivo y reducirían la resistencia al transporte de agua en la raíz. En el Pedemonte de
Tucumán se ha determinado la presencia de esporas de micorrizas VA en suelos cultivados con Batata, en
los cvs. Morada INTA, Brasilera Blanca y Blanca Santafecina, lo cual se correlaciona con la formación de
micelios, vesículas y arbúsculos en raíces de las mismas. (Brandán de Weht, C.I. et. al., 1994.)
Es importante realizar prácticas conservacionistas del suelo (como curvas de nivel), las que dependerán
fundamentalmente de la pendiente del terreno, tipo de suelo, precipitaciones durante el ciclo del cultivo,
y tipo de cultivar (capacidad para cubrir el suelo durante su desarrollo vegetativo).
Una vez preparado el suelo se realizan los bordos. Si bien otra modalidad en el transplante, consiste
en la preparación de camas a nivel del suelo, los bordos presentan la ventaja de facilitar y mejorar el
drenaje, así como la de favorecer un mejor desarrollo y forma de las raíces reservantes; asimismo facilitan
las labores de cosecha, dismnuyendo el riesgo de daño mecánico a las mismas.
En Sgo del Estero, previo al armado de los bordos, se realiza la nivelación del terreno y se aplica un
riego pre-plantación por inundacion en el área bajo riego del Río Dulce.
En Tucumán se realiza el cultivo principalmente de secano, entre Octubre y Diciembre; los bordos se
efectúan con arado de mancera en las pequeñas explotaciones y con un arado con tres aporcadores con
un tractor de 80 HP, en las explotaciones de mayor superficie, con una separación de 0,90 - 1,00 m entre
bordos y 0,30 - 0,40 m entre plantas, si bien existen otras distancias entre bordos y/o entre plantas como
se expresara en el Cuadro 8.
En Buenos Aires los bordos generalmente se hacen después de una lluvia, con aporcadores de 3; 5 ó 7
surcos los que se arman con dos pasadas de dichos implementos. La altura de los bordos varía de 25 - 40
cm. La menor altura se usa en suelos arenosos y la mayor altura en suelos pesados (arcillosos); en este
último caso para evitar que se produzcan deformaciones de las raíces tuberosas

TRATADO DE HORTICULTURA | 158 • 527


3.3.1.- Modalidad de plantación del material vegetal
En la modalidad de plantación de las guías o plantines es importante tener en cuenta los siguientes
factores:

3.3.1.1.- Cultivar
Si el cv. es de entrenudos cortos, como Morada INTA, se utilizan plantines o guías de 20 - 25 cm de
largo con 6 nudos, enterrándose por lo menos 3 nudos. Cuando se utilizan cvs. de entrenudos largos cmo
Blanca Santafecina, las guías miden de 30 - 40 cm de largo y poseen 6 - 8 nudos.

3.3.1.2.- Mano de obra


Depende de la mayor o menor disponibilidad de mano de obra, así como del costo de la misma, del
tiempo necesario para realizar la plantación por hectárea (jornales/ha), y de la superficie a plantar.

3.3.1.3.- Ciclo del cultivo


Cuanto menor sea el tiempo libre de heladas y menor el tiempo disponible desde el período de planta-
ción a cosecha, así como la precocidad requerida, mayor será el grado de mecanización de la plantación
y las labores de cultivo y de cosecha.
Al llegar el momento del trasplante, de 4-5 días antes, se suspenden los riegos en el almácigo, a fin de
rusticar el material de propagación y el día anterior al trasplante se aplica un riego abundante.
En el momento de plantar, se seleccionan en el almácigo los plantines más vigorosos.
Si se utilizan guías provenientes de bordos de batata sin cosechar, se seleccionan las más vigorosas, y
se debe utilizar, preferentemente, desde la parte media de cada guía y el extremo apical, ya que produ-
cen los mayores rindes comerciales, en relación a la parte basal de las mismas. Cuando se usan plantines
muy débiles y tiernos, están más expuestos a pérdidas por deshidratación, o de daño por efecto de altas
temperaturas.
Es importante eliminar en plantines y guías la parte basal, a fin de asegurar que estén libres de plagas
y/o enfermedades. En general se debe evitar el uso de guías de los rastrojos del cultivo, pues producen
rindes comerciales menores, por cuanto el riesgo de trasmisión de plagas y enfermedades es mayor. Otro
inconveniente que presenta esta modalidad es que se perpetúa la selección de material de propagación
pobre.
Una vez extraído el material se debe evitar su exposición prolongada al sol y/o altas temperaturas, a
fin de asegurar un elevado porcentaje de prendimiento. Una alternativa es colocar los plantines y/o guías
en un recipiente con agua, para evitar su marchitamiento, con lo cual se los puede almacenar durante
varios días. Otra modalidad es envolver el material de propagación en una lona y mojar todo; luego se
los coloca a la sombra; también se puede formar manojos y envolverlos en barro. Antes de plantar se da
al material un baño de fungicida como Benomilo al 1%.

3.3.2.- Formas de plantar


3.3.2.1.- Manual
3.3.2.1.1.- Con plantador manual
Consiste en utilizar una estaca de madera dispuesta en ángulo recto, puntiaguda.
Generalmente se utiliza en el trasplante de brotes o de plantines.
Se hace un agujero en el bordo con el plantador; se coloca el material vegetal en posición vertical en
dicho agujero; luego se presiona la tierra, con el plantador o con el pie, a fin de que tenga un estrecho
contacto con el plantín.
Otro plantador manual consiste en un mango de madera, en forma de T, de 30-40 cm de largo, con
el cual se presiona sobre el plantín y se entierra en el bordo, quedando en forma de U. Esta última mo-
dalidad se utiliza en Buenos Aires.

TRATADO DE HORTICULTURA | 159 • 527


3.3.2.1.2.- Azada batatera
La azada batatera es una hoja de acero de 10 cm de ancho, sostenida por un mango corto de madera.
Por lo general se utiliza en el trasplante de guías. El material se coloca en el suelo en forma acodada con
3 ó 4 nudos en posición horizontal, paralelo al bordo y con 3 - 4 nudos hacia afuera; luego se presiona
con otro golpe de azada la tierra contra el material a fin de establecer un mayor contacto entre la guía
y el suelo, con lo cual se impide que se sequen las guías. Otra modalidad de colocación de la guías es en
forma de U, con lo cual se asegura el prendimiento de las mismas.
Tanto en la utilización de plantines como de guías, es importante tener en cuenta que el número de
entrenudos enterrados tiene influencia tanto en el número, como en la tamaño de las batatas producidas;
así al enterrar más de 3-4 nudos se obtiene mayor número de batatas, pero de tamaño pequeño; y si se
planta el materia vegetal enterrando menos de 3 nudos, se obtienen menor número de batatas, pero de
mayor tamaño.
En general en el trasplante manual, los pasos en el manejo del material (plantín o guía) es el siguiente:
mientras un operario lleva el material vegetal en una lona de arpillera sujeta a su cintura, las deposita
sobre el bordo a las distancias correspondiente, otro operario efectúa el trasplante.
Estas dos modalidades están difundidas en Tucumán y Santiago del Estero.

3.3.2.2.- Semimecánico
3.3.2.2.1.- Arado de Mancera
Esta modalidad se utiliza en Santiago del Estero. Se colocan las guías o plantines en los costados del
bordo y se tapan con una pasada de dicho arado.

3.3.2.2.2.- Trasplantadora semi-mecánica, con rolos apretadores


El equipo consiste en un bastidor de hierro o madera en el que se coloca un azadón abridor y dos
rolos apretadores inclinados. Consta de 1, 2 a 4 azadones para la plantación de 1, 2, a 4 surcos, respecti-
vamente. El mismo dispone de un tanque para agua de 2.000 litros de capacidad. El agua cae en el lugar
donde está la base del plantín en el momento del trasplante. Una transplantadora de 2 y 3 cuerpos rinde
3-4 hectáreas por día. En los equipos de 1 y 2 cuerpos los plantines son alcanzados por el operario y en
las de 4 surcos, aparte del tractorista se necesita un operario más para que alcance los plantines a los 4
transplantadores. Este implemento también puede realizar la fertilización en el bordo de plantación, en
forma simultánea, con las otras operaciones.
Actualmente en la principal zona batatera de Córdoba se utiliza la trasplantadora semimecánica, con
tanque con agua, para 4 surcos de plantación. Cada operario recibe de otros tantos manojos de planti-
nes, los que de a uno se colocan en el bordo en forma horizontal y un pistón hunde con un golpe por la
parte central al plantín, en forma de “U”, agregando asimismo un chorro de agua, con lo que se asegura
el prendimiento del mismo.
Con este sistema se logra un ahorro de mano de obra muy importante. Está muy difundido en las pcias
de Buenos Aires (trasplante sin tanque de agua, sin riego), Córdoba (con trasplantadora con tanque de
agua, con riego) y Santa Fe, y en menor escala se utiliza en Sgo. del Estero.
En la campaña de 1993/94 se incorporó en Tucumán, el uso de la trasplantadora con rolos apretadores,
en las plantaciones de batata temprana ubicadas en la Región del Pedemonte.

4.- LABORES CULTURALES


4.1.- Refalle
Se puede efectuar la reposición de material hasta 10-15 días posteriores al transplante. No es con-
veniente el refalle posterior, por cuanto el material que prendió cubre al nuevo plantín, impidiendo un
óptimo desarrollo de los mismos, por efecto de competencia por la luz, agua, nutrientes y espacio.

TRATADO DE HORTICULTURA | 160 • 527


4.2.- Control de malezas
Entre las principales malezas en el cultivo de la batata en Tucumán, se citan las siguientes (Cuadro
11):

Cuadro 11.- Principales malezas presentes en el cultivo de la batata en Tucumán.

Las malezas producen daños directos por la competencia que se establece entre cultivos y maleza por
los factores que favorecen el crecimiento (agua, luz, nutrientes, etc.) en segundo lugar, por especies que
exudan sustancias fitotóxicas, las cuales contaminan y envenenan los cultivos (alelopatía), y en tercer
lugar, por la existencia de ciertas especies que parasitan los cultivos como insectos y roedores que se
hospedan en la maleza. Estos daños reducen la calidad y el rendimiento de los diversos productos agrí-
colas. Por otra parte, las malas hierbas elevan los costos de operación de las siembras y cosecha (Omar
Agundis Mata, 1984).
Algunas plantas de maleza complementan su agresividad por la liberación de sustancias tóxicas o
sustancias inhibidoras de crecimietno, a través de exudaciones por las raíces o de la lixiviación de materia
orgánica producida. En general, esas sustancias son absorvidas por otras especies, modificando el creci-
miento de las mismas, reduciendo o eliminando su habilidad de competencia. Esta interacción bioquímica
entre las plantas y microorganismos es llamada alelopatía. Las malezas reducen el alargamiento de las
raíces, desorganizan las células en las mismas, modificando, por lo tanto la agresividad de esas plantas
en la comunidad. La acción conjunta de alelopatía y competencia por los factores de crecimiento en la
comunidad de plantas se denomina interferencia.
La interferencia de malezas indica:
Cuándo eliminarlas, para evitar perjuicios en la producción

El período mínimo en el cual el herbicida precisaría tener acción residual en el suelo para contro-

larlas.
La época límite para aplicar un herbicida en post-emergencia.

El conocimiento del período crítico de competición permite definir las épocas más adecuadas de labores
de cultivo para cada especie de hortaliza.
Para las hortalizas que presenten período crítico de interferencia hay necesidad de mantener el cultivo
limpio en aquel período. Mientras que cultivos que no presenten ese período, generalmente, una o dos
carpidas realizadas en torno del período de convivencia serían suficientes. (Cuadro 12).

TRATADO DE HORTICULTURA | 161 • 527


Cuadro 12.- Período crítico de competencia de las malezas
en el cultivo de la batata.

Fuente: W. Pereira, 1989. CNP Hortalizas/EMBRAPA, Brasil.

(1).- Período de convivencia, o sea, tiempo máximo a partir de la plantación o emergencia en que el
cultivo puede convivir con la población de malezas sin sufrir faños y reducción de producción.
(2).- Período de control, o sea el período entre un tiempo máximo con interferencia y el tiempo
mínimo sin interferencia de malezas necesario para promover una producción racional.
(3).- Período crítico de interferencia, o sea el período entre un tiempo máximo con interferencia
y el tiempo mínimo sin interferencia de malezas necesario para promover una producción racional

De 4 a 6 semanas posteriores al transplante, la batata posee una óptima vegetación y empieza a cubrir
el suelo, por lo que hasta este período, es el momento crítico de control de malezas.
Se ha establecido que, cuando al cultivo de batata se lo mantuvo libre de malezas durante el ciclo, el
rendimiento con el cv. Morada INTA, fue de 37.093 kg/ha; cuando el cultivo estuvo libre a partir de los
10 días, el porcentaje de disminución de rendimientos fue del 4,2%; a partir de los 20 días del 11,4%; a
partir de los 30 días, del 13,7%; a partir de los 40 días, del 22,7%; a partir de los 50 días fue del 30,7% y
a partir de los 60 días fue del 41,7%; mientras que cuando las malezas estuvieron durante todo el ciclo,
el rendimiento del cultivo fue de 9.375 kg/ha, siendo el porcentaje de disminución del 75%.(Cattena, et
al., 1984)
De lo expuesto se deduce que el control de malezas debe efectuarse mientras el cultivo es todavía jo-
ven, hasta que se inicia la tuberización; y cuando las malezas son pequeñas; de esta forma el crecimiento
de las guías incrementará tan rápido, como tan rápido las malas hierbas sean eliminadas, y por ende el
incremento de rindes de raíces reservantes se verá favorecido.
En la cátedra de Horticultura, de la F.A.Z., U.N.T. de Tucumán, entre 1989 y 1991, se realizó una expe-
riencia en colaboración con el Centro Internacional de la Papa (CIP). Se aplicó mulching plástico negro en
los bordos de plantación en los cvs. Morada INTA, Blanca Santafecina y Brasilera Blanca, y líneas floríferas
L.2; L.29 y L.62, lográndose anticipar en un mes la cosecha de batata; asimismo se logró un efectivo con-
trol de las malezas, principalmente cebollín (Cyperus rotundus), una mayor conservación de la humedad
del suelo y mayor temperatura del mismo. Con dicho sistema se logra un importante ahorro de mano de
obra, un menor uso de herbicidas y no es necesario efectuar aporques.
La citada experiencia se realizó en la región del Pedemonte, San Javier, y Tafí del Valle, a 426; 1200 y
2000 m.s.n.m., respectivamente. En Tafí del Valle sólo se logró rindes comerciales en el cv. Blanca Santa-
fecina con la utilización de mulching plástico negro. Todo el material vegetal evaluado en esta localidad
de altura, mostró sin embargo la máxima sanidad.

4.2.1.- Métodos de control de malezas


4.2.1.1.- Control manual.
El control manual de las malezas se efectúa con azadas, arrancándolas a mano, principalmente des-
pués de una lluvia; o con machete. Esta labor se realiza en los bordos, antes que el cultivo cubra tanto
los lomos como los surcos.
Generalmente se efectúan de 2 a 3 labores de desmalezado - carpidas manuales - cuando las malezas
son pequeñas; esto es la primera labor de 20 - 30 días posteriores al transplante. A los 40 y 50 días, la
segunda y tercera labor, respectivamente. Este sistema se utiliza en Tucumán, generalmente en Fincas de
pequeños agricultores. En la localidad de Balderrama, Tucumán, se utilizan como material de propagación
las guías, por cuanto los plantines son más difíciles de arraigar por la presencia de malezas como Sorgo
de Alepo (Sorghum halepense) y cebollín (Cyperus rotundus).
TRATADO DE HORTICULTURA | 162 • 527
En otras zonas como El Timbó, importante como productora de Batata en Tucumán, se citan como
malezas predominantes en el cultivo: cebollín (Cyperus rotundus); brachiaria (Brachiaria spp.); pasto blanco
(Digitaria sanguinalis). La plantación en dicha zona se efectúa una vez que están armados los bordos,
después de una lluvia, y antes que las malezas desarrollen. Posteriormente el desmalezado en los lomos
lo realizan con azadas, machete o a mano como ya se explicara, precedentemente.

4.2.1.2.- Control semimecánico.


4.2.1.2.1.- Cultivador con tracción animal.
Este equipo se utiliza generalmente, para eliminar malezas en los surcos. Se efectúan de dos a tres
pasadas, hasta el momento en que las guías cubren el suelo, con carpidor de 3 uñas, con tracción animal.
Se utiliza en Tucumán.

4.2.1.3.- Control mecánico.


4.2.1.3.1.- Cultivador con tractor.
En este caso el equipo consta de tres cultivadores, que se acoplan al tractor, con levante hidráulico.
Existen diferencias en la realización de las labores de cultivo en los cvs. Morada INTA y Blanca Santa-
fecina. En el cv. Blanca Santafecina, se requiere mano de obra adicional para recoger las guías por cuanto
las mismas son de mayor longitud y con entrenudos más largos que en Morada INTA, de entrenudos corte
y porte erguido; por lo cual para evitar daños mecánico en las mismas, un operario las va colocando
sobre el bordo, y el tractorista, con el tractor y el equipo de cultivo va por detrás efectuando las labores
de control de malezas y/o aporque. Este metodo se utiliza en Tucumán.

4.2.1.3.2.- Cultivador rotativo


Se utiliza en Sgo del Estero. Primero se efectúa una pasada del cultivador rotativo y posteriormente
un aporcador.

4.2.1.3.3.- Carpidora de batata con rolo desterronador o “rolera”


El equipo consta de rolos desterronadores con púas con discos de limpieza; tanto los rolos como los
discos constan de palancas regulables.
La “rolera” destruye malezas pequeñas que están en el lomo, sin dañar los plantines de batata.
Presenta como inconveniente que por el peso y presión que ejerce sobre los bordos los aplasta, por
lo que se hace necesario rearmarlos después de una lluvia mediante labores de carpidas con un equipo
carpidor de rejas y latones. Estas dos labores se efectúan hasta que la planta cubre el suelo. Este método
está difundido en San Pedro, en la Pcia de Bs. As., Santa Fe y Córdoba. Presenta como ventaja sobre los
sistemas manual y semimecánico un importante ahorro de mano de obra, y mejor posibilidad de apro-
vechar el momento oportuno de efectuar las labranzas en el mínimo tiempo favorable, así como en el
estado óptimo de desarrollo de las malezas, con la humedad apropiada del suelo y con un tamaño de
la batata pequeño, antes que las guías cubran el suelo. Se aplica este método principalmente en el cv.
Morada INTA, cuyas guías son cortas y de porte erecto.

4.2.1.4.-”Chanchera” y “disquitos”
Estos dos implementos efectúan labores de carpida, control de malezas, y aporque a los lomos a fin
de mantener el suelo suelto alrededor de las raíces.

4.2.1.5.- Mixto
Es el resultado de labores combinadas en bordos y surcos con los métodos manual, semimecánico y/o
mecánico para el control de malezas; asimismo con algunas labores se realiza el descostille y aporque
del bordo, de 1 a 3 veces hasta que el cultivo cierra, combinado con carpidas con azada manual en los
lomos.
Las labores mixtas son las de mayor difusión en el cultivo de la batata en Tucumán y Santiago del
Estero. Algunas modalidades de control de malezas en Tucumán, se expresan en el Cuadro 13.
TRATADO DE HORTICULTURA | 163 • 527
Cuadro 13.- Diferentes modalidades de control de malezas en Tucumán

(1) Cuando las labores de aradas y rastreadas se efectúan desde agosto no se obtienen
óptimos resultados como en las labores tempranas en el control de la malezas.

4.2.- Aporques
Se realizan generalmente de 1-2 aporques, a fin de dejar la tierra mullida. Con esta labor se favorece
la emisión de raíces adventicias, se promueve una mayor y mejor tuberización y se rearman los lomos
después que se ha efectuado una carpida. En suelos con bordos compactos las raíces se tornan deformes
en forma de “remolacha”.
Se utilizan equipos de aporcar como la “chanchera” y los “disquitos”.

4.3.- Riegos
La batata es un cultivo tropical. Puede estar sometida a severos estrés tanto biótico (enfermedades,
insectos, malezas) como abióticos (sequía, inundaciones, salinidad, frío, luz inadecuada, deficiencia de
minerales). Ello ocurre principalmente cuando el cultivo se efectúa en suelos que no son muy apropiados
para el cultivo.
En un cuestionario a 62 investigadores de batata de 38 países (Horton, 1988, citado por Howerda et al,
1991) se señaló que en el área de produccion, los problemas más comunes son los realcionados con: baja
calidad y no disponibilidad del material de plantación; baja fertilidad de los suelos y sequía. En relación
a las condiciones hídricas, la batata no tolera condiciones de sequía en el momento de trasplante. Puede
tolerar algo de sequía cerca del final del ciclo de cultivo, pero difícilmente puede considerarse como
cultivo tolerante a la sequía.
Es decir que la batata es considerada moderadamente tolerante a condiciones de sequía, debido a su
hábito de crecimiento de porte bajo y a su extenso sistema de raíces.
La deficiencia de agua en el suelo reduce el desarrollo vegetativo, por cuanto disminuye la expansión
foliar, por lo que se reduce al Indice de Area Foliar (IAF) y como consecuencia es menor la intercepción
de la radiación solar por la planta. Si la planta crece con el contenido de agua en el suelo en estado de
marchitez permanente se recupera si la misma es de corta duración. Sin embargo las hojas viejas se des-
prenden y las hojas nuevas reducen su tamaño. Cuando el agua en el suelo se hace limitante en la parte
superior del perfil del suelo, las raíces se expanden hacia abajo donde el agua es más abundante. Ello es
TRATADO DE HORTICULTURA | 164 • 527
coincidente con observaciones efectuadas por la Cátedra de Horticultura de F.A.Z., U.N.T., en Fincas de
Productores de Batata Primicia en Tucumán, en suelo arenoso de baja capacidad de retención de humedad
y con problema de deficiencia de agua en la parte superior del perfil del suelo; los resultados comerciales
fueron escasos, con una elevada proporción de raíces ahiladas y largas como soga.
En material de selección avanzado del Programa de Mejora Genética de la Cátedra de Horticultura,
de F.A.Z., U.N.T. se han determinado diferencias en la tolerancia a estrés hídrico en suelos francos: se es-
tableció que en las líneas susceptibles a dicho estrés, las raíces tendían a profundizar, hacia las capas del
suelo con mayor contenido de humedad, alcanzando longitudes de hasta 0,50 m., obteniéndose escaso a
nulo desarrollo de las raíces reservantes; mientras que las líneas tolerantes formaron raíces tuberosas en
la parte superficial del suelo, con escaso a nulo desarrollo de raíces como “sogas”.
El estrés hídrico leve puede reducir la proporción de expansión foliar y el Indice de Area Foliar (IAF) en
estadíos más tardíos. El estrés hídrico severo puede producir el cierre estomático, disminuye la absorción
de CO2 y la producción de materia seca; así como una reducción en la fotosíntesis.
El grado de disminución de los rendimientos dependerá del grado de estrés hídrico, entre otros.
La batata puede tolerar excesiva cantidad de agua y crece bien en algunas situaciones húmedas en los
trópicos. Sin embargo las excesivas precipitaciones en el momento de cosecha en zonas templadas inducen
a podredumbres y problemas fisiológicos en post-cosecha. Asimismo deben evitarse excesivos riegos, ya
que una aireación pobre en el suelo puede causar un escaso desarrollo de raíces reservantes.
El agua es necesaria para un óptimo crecimiento de la batata y de acuerdo a Boswell (1950), citado
por Hlwerda et al., 1991, la batata requiere cerca de 25 mm de lluvias por semana. En condiciones de
Invernadero, determinaron que durante el establecimiento de trozos de tallo, la sequía redujo significa-
tivamente el peso de tallos y hojas y el área foliar, y similar tendencia, aunque no significativa se observó
en el número y peso de raíces.
La humedad óptima del suelo para el cultivo de batata es 45% de la capacidad de campo.

4.4.- Fertilización
Se ha determinado que una cosecha de batata de 15 tn/ha extrae aproximadamente: 60-70 kg de N;
15-20 kg de P2O5; 90-100 kg de K2O. (Fersini, 1975).
Un exceso de nitrógeno, retrasa la tuberización y favorece la formación de la parte aérea.
La relación K/N debe mantenerse alta, a fin de promover un buen dearrollo de raíces reservantes.
Para realizar una fertilización equilibrada, se debe realizar un análisis de suelo previo.
A modo de sugerencia se cita la siguiente fertilización:
25-30 tn/ha de estiércol descompuesto,40-80 UFN; 60-120 UF de P2O5; 100-240 UF de K2O. La fer-
tilización con el Nitrógeno puede fraccionarse en dos aplicaciones: 50-70 % se aplica de base y el resto
en cobertera.
En general en Tucumán no se fertiliza el cultivo de batata. Sin embargo se suele rotar el cultivo en
lotes donde se ha decepado la caña de azúcar.

4.5.- Control del vicio


Un exceso de vegetación va en desmedro del desarrollo de raíces tuberosas. Las causas del vicio son:
suelos ricos en nitrógeno y en materia orgánica. Se lo controla eliminando parcialmente las guías.

5.- Principales plagas


* Tipophorus nigritus “negrito”
La larva produce galerías en la parte externa de las raíces tuberosas y/u orificios, principalmente, y
en menor proporción galerías en las guías. El adulto se alimenta preferentemente de hojas. El ciclo del
negrito se cumple en el suelo.

TRATADO DE HORTICULTURA | 165 • 527


La modalidad de dejar la batata bajo los lomos sin cosechar, durante el período otoño-invernal, o dejar
el rastrojo de la batata facilita la perpetuación del negrito y del taladro.

* Ptericoptus acuminatus “taladro”


Las larvas producen galerías internas en las raíces tuberosas y en las guías de la batata.
El adulto se alimenta la corteza de las raíces y de las guías jóvenes.
El ciclo del taladro se cumple en el interior de la planta.

* Rizomatus spp.
* Nezara viridula: Chinches: succionan la savia de las hojas.
* Agriotes spp. Gusanos alambre. Atacan las raíces. Control con Carbofurán
* Coleópteros escarabeidos: Gusanos blancos; dañan las raíces. Control: con Carbofurán
* Diabotrica sp.: “vaquitas”
* Epicauta adspersa: “bicho moro”

6.- Principales enfermedades.


* Hongos
 Monilochaetes infuscans Hals ex Harter: Mancha de la corteza. Producen manchas en la corteza de
las raíces. Desmejoran la presentación. Control: con Benomilo.
Fusarium oxysporum (Schlet).

Rhizopus stolonifer (Ehremerg ex Fr.) Lind.

* Virosis:
 SPFMV: “moteado plumoso”
Se trasmite por pulgones.

Control:
 Eliminación de malezas hospederas de los pulgones.
Eliminar las plantas con síntomas de virus en el cultivo comercial.

Utilizar material de propagación de sanidad controlada, a partir de un esquema de producción de

plantas saneadas de virus por técnicas de termoterapia y cultivo in vitro de meristemas, y utilización
de jaulas antiáfidos en zonas aisladas, alejadas de cultivos comerciales.
Eliminar rastrojos de la batata.

6.- Cosecha
6.1.-Momento
El momento de cosecha de la batata está determinado por un cambio de color del follaje de verde o
morado a amarillo; y cuando al cortar una raíz tuberosa no libera látex. Una forma práctica de establecer
el momento de cosecha, es cuando se producen agrietamientos en los bordos, debido al desarrollo de las
raíces reservantes. Sin embargo desde el punto de vista comercial el momento de cosecha lo determina
el precio del mercado.

6.2.- Formas
Durante la cosecha la batata es arrojada por la arrancadora que pasa una cuchilla por debajo de las
raíces y una reja da vuelta el cultivo, exponiemdo las raíces sobre la superficie del terreno y el follaje
queda total o parcialmente enterrado.
Otra modalidad consiste en eliminar previamente el follaje y luego se procede a la extracción con
cosechadoras similares a las utilizadas en la cosecha de papa, o con rejas y en el lugar de la vertedera
van dispuestos dientes.

TRATADO DE HORTICULTURA | 166 • 527


En Tucumán el cosechero lleva las bolsas de trama plástica con capacidad para 50 kg, sujeta en la
cintura y va recogiendo las raíces de tamaño comercial y las coloca en el interior de las mismas. Se se-
leccionan las mejores batatas y se las coloca como “vista” en la parte superior de la bolsa; se cosen con
“boca abierta”. Esta batata generalmente se destina al mercado local y/o regional. Cuando el destino es
Mercados de Buenos Aires, la batata se lava y luego se embolsa.
En Córdoba la batata después de extraída por la arrancadora, se recoge en forma manual en canas-
tos, se colocan en bolsas y se llevan en un tractor con cargador a un galpón de lavado. Se descargan las
batatas en una planchada. Luego se lava la lava en un cilindro giratorio, donde reciben un chorro de
agua. Un operario selecciona las batatas, eliminando las dañadas, podridas o de tamaño muy grande; se
separa asimismo las que se utilizarán para la vista; con una boquilla de material galvanizado las embolsan,
mientras otro operario le pone la vista.
La batata se acondiciona de las siguientes formas:
Boca cerrada: se embolsa la batata lavada y se cose con una pequeña máquina manual. El destino

es el mercado de Santa Fe.
5 batatas cruzadas para la vista; para el mercado de Buenos Aires

Con boca redonda: el destino es el mercado de Rosario.

En Córdoba el descarte normal en el galpón alcanza el 3%; puede llegar al 7 - 10 % en el campo.
La batata descartada por tamaño grande se destina para la Industria del dulce.
La batata de descarte por tamaño chico, se utiliza para alimento animal.
En Buenos Aires, la batata se cosecha y se almacena en pilas que se cubren con paja y polietileno negro.
Con este sistema pueden conservarse hasta seis meses.
Esta modalidad de conservación se debe a que el período otoño-invernal es lluvioso y frío en dicha
provincia, y si el material quedara bajo tierra tendría pérdidas importantes, debido a pudriciones, prin-
cipalmente, y/o a daño por frío.
En Tucumán y Sgo del Estero, la batata se conserva bajo los bordos sin cosechar, en el período otoño-
invernal, por la escasez de precipitaciones en el mismo. Presenta el inconveniente que la presencia de
plagas y/o enfermedades producen importantes pérdidas comerciales. Asimismo están expuestas las raíces
a sufrir daño por heladas; por lo que para disminuir estos riesgos, conviene cerrar las grietas en el bordo
donde están las mismas.

6.3.- Rendimientos
Los rendimientos promedios en la pcia de Tucumán son de: 17184 kg/ha.
En la pcia de Córdoba se obtienen rindes de 25-28.000 kg/ha; siendo los valores normales de 18.000
kg/ha.
En la pcia de Córdoba la batata el pago se realiza con cheque y se cobra a los 60 días de efectuada
la operación.
Por 1 kg de batata lavada, clasificada y embolsada se paga el productor: 0,05$.
El costo de 1 ha de batata: plantación, limpieza de malezas, control de plagas y enfermedades, y lavado
es de 600 - 700 $/ha. En los Cuadros 14 y 15, se observa la relación costo/ganancia para dos costos/ha,
diferentes rindes/ha y un mismo precio de venta de batata.

TRATADO DE HORTICULTURA | 167 • 527


Cuadros 14 y 15.- Relación costo/ganancia para dos costos/ha, para
diferentes rindes/ha y para un mismo precio de venta de batata (1998)

De los Cuadros precedentes se establece que a mayores rindes/ha para un menor costo/ha, se obtiene
la mayor ganancia/ha ($812); así como cuando el costo/ha es mayor y los rindes/ha son bajos se trabaja
a pérdida ($ -390).
Por lo expuesto se concluye que en la medida que se parta de material de sanidad controlada, con el
manejo oportuno de la fecha de implantación del almácigo, con la densidad apropiada para cada cultivar,
con la humedad adecuada en cada etapa del cultivo, el manejo oportuno de problemas fitosanitarios,
con las menores pérdidas en cultivo, cosecha y postcosecha, con los menores costos/ha, obteniendo la
producción en las épocas de mayores precios del mercado, se obtendrán los mayores beneficios econó-
micos/ha en el cultivo de batata.

7.- Almacenamiento
Con Temperaturas de 11- 15º C y H.R. 85 - 90 %, la batata se conserva durante varios meses. En EE.UU.
se ha determinado que con estas condiciones la batata se conserva durante 2 años en buen estado co-
mercial. Con bajas temperaturas y durante un tiempo de exposicion prolongado, la batata sufre daño por
enfriamiento en el almacenamiento. Igual daño presenta la batata cuando se la deja en los bordos bajo
tierra y se producen temperaturas bajas por debajo de 10 oC. Para evitar dicho daño y posibles pudriciones,
se deben eliminar las grietas en los bordos.
Con la aplicación de Hidracida Maleica antes de la cosecha, la batata no brota durante el almacena-
je.

Bibliografía
Campeglia, O.G. 1993. Control de malezas en cultivos frutihortícolas. Agro de cuyo.
Manuales 5. C.R. Cuyo. INTA.
Folquer, F. 1978. La batata. Ed. Hemisferio Sur, Buenos Aires, Argentina.
Maradei, F. 2008. Batata. Mercado Central de Buenos Aires.
www.mercadocentral.com.ar/site2006/publicaciones/red_alerta/boletin/boletin6-05/...batata/batata... - 16k
Mitidieri, A.; et al. 1986. Las malezas de los cultivos hortícolas en la región litoral, su
identificación y control. IV Edición. Secretaría de Agricultura Ganadería y Pesca EEA. “San Pedro” del INTA

TRATADO DE HORTICULTURA | 168 • 527


CAPITULO 11
FRUTILLA O FRESA (Fragaria x ananassa Duch.).
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

I. LA PLANTA. PRODUCCIÓN COMERCIAL DE FRUTA


ESTUDIO DE LA PLANTA
Origen. Historia
Las frutillas modernas de fruto grande tienen un origen relativamente reciente (siglo XIX), pero las
formas silvestres adaptadas a diversos climas son nativas a casi todo el mundo, excepto África, Asia y
Nueva Zelanda.
Algunos escritores clásicos como Plinio, Virgilio y Ovidio, alaban su fragancia y sabor. Ellos se referían
a Fragaria Vesca, la común “Frutilla de los Bosques”, que creció en grandes superficies de Europa, especial-
mente en Francia e Inglaterra. La forma más conocida de ellas es la “Alpina”, aún cultivada y originaria de
las laderas orientales del Sur de los Alpes, mencionadas en los libros por el año 1400. En aquellos tiempos
se cultivó también Fragaria moschata que se distinguía por ser una planta de buen desarrollo y frutos
de un característico olor a almizcle. Alrededor de 1600, esta Fragaria moschata fue llevada por coloni-
zadores a América del Norte, donde se adaptó muy bien, especialmente en las costas del este. En 1614 el
misionero español Alfonso Ovalle descubrió por primera vez en Chile, en sitios cercanos a la población de
Concepción, frutos grandes de frutillas, que fueron posteriormente clasificados como Fragaria chiloensis,
conocidos vulgarmente como Fresal de Chile.
El padre Gregorio Fernández de Velasco menciona la existencia de las frutillas del Ecuador como fresas
quitensis, seguramente se refería a la variedad Fragaria chiloensis. En el año de 1714, Francois Frezier, un
experto ingeniero al servicio de Luis XIV de Francia, llevó algunas de estas plantas desde Concepción a
Europa, en un viaje marítimo que duró seis meses y en el que solo cinco plantas sobrevivieron.
Del cruzamiento de esta especie Fragaria chiloensis L. con Fragaria virginiana Duch se obtuvieron
plantas de mejor rendimiento y grandes frutos de muy buena calidad. Que han sido clasificados como
Fragaria x Ananassa Duch, especie híbrida a partir de la cual se han desarrollado las variedades actual-
mente cultivadas.
En 1795 se indica que T.A. Knight inició sus trabajos de mejoramiento a través de cruzamientos e hibri-
daciones utilizando materiales de Norteamérica y obtuvo dos variedades conocidas como Dowton y Eton.
Estas investigaciones estimularon para que posteriormente en Inglaterra en 1811 y 1814 se desarrolle el
mejoramiento de la frutilla bajo los auspicios de la “England´s Ronal Horticultural Society”.
En 1806, N. Keens creó la variedad “Keens Seedlings” y posteriormente la “Keens Imperial” en 1814,
que fueron utilizadas en todo el mundo como material de fitomejoramiento por sus excelentes caracte-
rísticas.
En 1834, en Estados Unidos de Norteamérica se creó la primera variedad comercial dioica conocida
como Hooey, más resistente al frío que las importadas de Inglaterra. Posteriormente Wilson (1851) me-
diante sus trabajos de fitomejoramiento transforma la producción de frutilla como cultivo de importancia
económica en todo el territorio de norteamérica.
A partir de 1900, la Universidad de California intensificó notablemente sus trabajos de mejoramiento
genético. En igual forma lo hicieron los países europeos y posteriormente países de otros continentes.

Situación en el mundo
La producción mundial de frutilla ronda los 3,6 millones de toneladas, y el principal productor es
Estados Unidos, seguido de España que el año pasado produjo 264.000 toneladas, de las que el 96 por
ciento corresponden a la producción de frutilla andaluza, y de ello, el 97 por ciento procede de Huelva,
mientras que el volumen de facturación supera los 300 millones de euros.
TRATADO DE HORTICULTURA | 169 • 527
Otros países productores son la China, Irlanda, Marruecos, Italia o Israel; y en España, además de en
Huelva, este fruto se cultiva en puntos de la provincia de Sevilla y en zonas de Cataluña.
España es en la actualidad el primer país del mundo exportador de frutilla y el segundo en producción,
sólo por detrás de Estados Unidos, ello debido principalmente a la provincia de Huelva que aglutina en
torno al 90 por ciento de lo que se produce en territorio español.
Con respecto a la exportación, España se sitúa a la cabeza, sobre todo en lo que en producción en
fresco se refiere, destinando en torno al 25 por ciento de ella a los mercados europeos y alrededor del 10
por ciento a otros mercados internacionales.
La importancia del sector de la frutilla en España en el empleo, sólo en Huelva concentra a 45.000
personas, buena parte de ellas inmigrantes con contrato en origen, “se hace desde un planteamiento de
integración social, dando oportunidades y haciendo de la inmigración un fenómeno que da respuesta a
los problemas labores”.

Situación actual en Argentina


Argentina produce 8.333 t anuales de frutilla, lo que representa el 9,55% del total de producción de
América del Sur; Chile aporta el 27,19%; Perú el 23,9%; Colombia el 23% (FAO, 2006). La superficie total
cosechada de Argentina es de 933ha (FAO, 2006). Las principales zonas de producción en Argentina están
localizadas en: Santa Fe, Tucumán y Buenos Aires. Otras provincias productoras son Corrientes, Misiones,
Salta, Jujuy, Río Negro y Neuquén. Los rendimientos varían según las regiones y variedades entre 8.000
kg a 40.000 kg.ha-1.
La tradicional cuenca frutillera argentina es la zona de Coronda en Prov. de Santa Fe. Se cultivan 450
ha., var. Camarosa, “de día corto” de Universidad de California, con rindes 35.000 kg.ha-1 promedio en
las últimas campañas, con rendimientos máximos de 65.000 kg.ha-1 en algunos casos. Coronda abastece
fundamentalmente el mercado de fruta fresca. Un porcentaje importante del volumen obtenido se destina
a industria. Está adquiriendo una importancia cada vez mayor la industria del congelado individual de
la frutilla (sistema IQF). Coronda comercializa en fresco alrededor del 60 % de su producción anual de
frutillas; el 40% es absorbido por el MCBA y el 20% restante en otros mercados de Buenos Aires, y en los
de Rosario, Córdoba y Santa Fe. Las industrias dedicadas al congelado de frutillas ofrecen las siguientes
variedades de productos finales congelados: en block sin azúcar, fileteada (5-6 mm); cubeteada (6x6x6
mm); congelada con sistema IQF en cajas de 13,600 Kg.
La mayor importancia del cultivo de la frutilla en Argentina es que en Tucumán se inicia la cosecha
de fruta temprana.
En la provincia de Tucumán, el cultivo ocupa actualmente una superficie aproximada de 650 ha con un
rendimiento promedio de 40 - 50 ton/ha. El 80% de la producción, se concentra en el Departamento de
Lules, caracterizado por la ausencia de lluvias durante el período de cosecha, baja frecuencia de heladas
y disponibilidad de agua para riego.
En Tucumán, empleando plantines del sur del país y variedad Camarosa, los rendimientos llegan a 65
tn.ha-1.; aproximadamente el 60% de la fruta se comercializa en fresco y el resto se congela e industria-
liza dentro y fuera de la provincia; la aplicación de innovaciones tecnológicas -nuevos cultivares, calidad
y sanidad de plantines, apropiada desinfección del suelo, empleo de microtúneles, fertirriego, manejo
nutricional y manejo adecuado en poscosecha- permitieron llegar a rendimientos de 40.000 kg.ha-1 e
incluso superarlos. Los productores pequeños emplean trabajo familiar, venden en el mercado local o a
compradores en tranquera, no disponen de cadena de frío, ni de empaque; del total cultivado en Lules,
representan apenas el 15 % de la producción. En este grupo se diferencian los productores tradicionales
con superficies de 1–1,5 hectáreas con rendimientos de 20.000–22.000 kg.ha-1 y los inmigrantes bolivia-
nos, con áreas aún menores (un cuarto, media o 1 hectárea) y con rendimientos de 15.000 kg.ha-1. El 85
% restante de la producción está en manos de empresas integradas de alta organización que disponen de
cámaras de frío, empaques, sistemas de transporte refrigerados, cadena comercial manejada con eficiencia
y capacidad de gestión. La difusión del cultivo en Tucumán tiene enorme importancia regional por el
alto requerimiento de mano de obra necesaria para las tareas de preparación y desinfección del suelo,
armado de camellones, colocación de la cinta de riego y del acolchado plástico, plantación, cuidado del
cultivo y cosecha.
TRATADO DE HORTICULTURA | 170 • 527
En frutilla fresca, el Mercado Central de Buenos Aires (MCBA) sólo comercializa una parte de la pro-
ducción nacional y el resto se canaliza por mercados concentradores del interior, o por ventas directas de
productores a supermercados. En frutilla para industria (congelada), un volumen significativo es absorbido
por la industria alimenticia local y constituye casi el 100% de las exportaciones de frutillas argentinas.
Las industrias productoras de frutillas congeladas se localizan mayormente en Tucumán, Santa Fe y
Corrientes. Santa Fe procesa el 40% de su frutilla preferentemente para heladería, repostería, yogurt, etc.,
también exporta fruta fresca y elaborada. Los precios de la frutilla destinada a industria son de la mitad
de los precios de la frutilla comercializada en fresco (tanto en el MCBA como de exportación). Los precios
de la frutilla varían según destino: fresco, industria, mercado local, nacional o exportación. El proceso
de congelado IQF requiere fruta de muy buena calidad. Según los datos del MCBA, el precio promedio
mensual en dólares.Kg-1 fue de 4, 25 en 1994 cayendo a 1,69 en noviembre del 2004.
Coronda (Santa Fe) y Lules (Tucumán) son las formadoras de precio en el mercado nacional debido a
los volúmenes de producción y los momentos en que ingresan al mercado.
La SAGPyA puso en marcha Proyectos Piloto en Santa Fe y Tucumán de “Implementación de las Bue-
nas Prácticas Agrícolas en producción de frutas finas: frutilla y arándano” (Normas Euregap) y Buenas
Prácticas de Manufactura en la producción e industrialización de frutillas, con el objetivo de elevar el
estándar de calidad de las producciones regionales través de la implementación de las normas de gestión
de la calidad requeridas por los clientes, favoreciendo de ese modo el acceso a los mercados nacionales
e internacionales. Entre las denominadas frutas finas el producto más exportado en volumen en 2005/6
fue la frutilla, con envíos de 6.500 toneladas y un valor de 6.113.000 dólares.
Los principales mercados para este producto fueron: Estados Unidos, 3.766 toneladas y 3.705.000
dólares; Brasil, 760 toneladas y 635.000 dólares; China, 749 toneladas y 574.000 dólares; Canadá, 450
toneladas y 428.000 dólares; México, 356 toneladas y 331.000 dólares y Chile, 185 toneladas y 169.000
dólares; entre otros. Los envíos a Canadá y China (fruta congelada) fueron muy significativos ya que los
antecedentes de exportación de frutilla a esos países eran prácticamente nulos. Chile entra en el mercado
con 25.000 t de frutilla, detrás de Colombia que produce 28.000 t.
La exportación argentina se concentra en los meses de octubre a enero. Argentina importa frutilla
(143 t) en el período de otoño-invierno, principalmente en junio.
La calidad de la frutilla argentina es competitiva con la de otros países productores como Brasil, EE.UU.,
España e Italia, de acuerdo a un estudio realizado por el INTA. Alemania, Francia, EE.UU., Canadá, Reino
Unido y Japón son los seis principales países importadores de frutilla fresca y congelada.
Es importante destacar para la programación de la actividad a futuro en los procesos actuales de
desinfección del suelo se emplea el bromuro de metilo que será prohibido por el SENASA dentro de dos
años por los perjuicios que ocasiona en el medio ambiente. Las instituciones oficiales (INTA, EAOC) están
trabajando en generar alternativas al Bromuro de Metilo, en Programas como Tierra Sana (INTA)
Tradicionalmente la frutilla, por su buen sabor, aroma y por sus propiedades vitamínicas (muy rica en
vitamina C), se utiliza para el consumo fresco, se procesa para dulces y mermeladas e integra un número
importante de productos como yogures, confituras, conserva, helados, bombón de frutilla.

Origen de la frutilla
La frutilla pertenece a la siguiente clasificación taxonómica:
Familia: Rosaceae
Subfamilia: Rosoideas
Tribu: Potentilla
Género: Fragaria

ESPECIES EUROPEAS
 F. vesca L. conocida como fresa de los bosques o de las 4 estaciones, es de frutos muy pequeños y
muy perfumados, de largo período de fructificación en Los Alpes (en la zona sur de los mismos). Las
flores son blancas y los frutos alargados.
TRATADO DE HORTICULTURA | 171 • 527
F. moschata Duch. de frutos más grandes y olor a almizcle, y de color violáceo oscuro.

F. viridis Duch. de frutos redondeados, base obtusa, de mayor tamaño que F. vesca.

F. fagoo de flor rosada a roja.

ESPECIES AMERICANAS
 F. virginiana Duch., originaria de Virginia, EE.UU. de frutos grandes y coloreados, poco firmes.
F. chiloensis (L.) Duch. de frutos grandes y raramente flores hermafroditas. Originaria de Chile. Los

estolones son gruesos, pueden llegar a tener 0,5-0,6 cm de diámetro. Los folíolos son ligeramente
redondeados.
En Tucumán se mencionan entre otros los siguientes géneros pertenecientes a la Familia y/o Tribus
de Fragaria:
Duchesnea sp.: Se encuentra en el estrato herbáceo de las Yungas en el Parque de Sierras de San

Javier, en la Pcia de Tucumán, Argentina, a una altitud de 1600 m, cohabitando con Fragaria sp.,
Rosaceae. La diferencia entre ambas es la siguiente:
Duchesnea sp: presenta flor solitaria, amarilla, receptáculo redondeado, insípido con aquenios ro-

jos y flor en racimo. Los aquenios se desprenden fácilmente del fruto y germinan sin tratamiento
ni sustratos especiales, lo que generaría una mayor fuente de variabilidad de Duchesnea sp. en la
naturaleza (Salazar, et al. 1998). Los frutos son redondeados y en el estado de fruto verde están
envueltos por el cáliz. También se encuentra en las altas montañas de Trancas en Potrero; tiene
hábito trepador.
Fragaria sp. presenta flores blancas, receptáculo cónico, aromático, dulce, aquenios ocre.

Potentilla fruticosa: Se encuentra ampliamente difundida en el estrato de 600 - 1000 m en la Sierras

del Aconquija (San Javier, Raco, San Pedro de Colalao) y Trancas (Potreros). Los frutos son pequeños,
color rojo vivo, con aquenios muy sobresalientes; y no tienen sabor.

Especie híbrida
 F. x ananassa Duch., es el producto de cruzamientos entre F. virginiana (de EE.UU.) y F. chiloensis (de
Isla de Chiloé, Chile), de frutos grandes; de este híbrido provienen las frutillas cultivadas actuales.

Descripción botánica
La frutilla es una planta herbácea y estolonífera de bajo porte (Fig. 1); es perenne y se la cultiva co-
mercialmente como anual o bianual.

Figura 1. Planta de frutilla

TRATADO DE HORTICULTURA | 172 • 527


Raíces
La frutilla es una planta vivaz, de porte herbáceo. Presenta raíces fasciculadas, en las que las de mayor
grosor poseen cambium vascular y suberoso, y raicillas absorbentes, las que son sin tejido de cambium y
absorben agua y nutrientes del sustrato y se renuevan permanentemente (Fig. 1).
El 90 % de las raíces y raicillas se distribuyen en los primeros 25-30 cm del suelo.
Las raíces son blancas durante el crecimiento de la planta; cuando alcanzan su madurez en el período
otoñal son de color marrón y almacenan azúcares insolubles de reserva en forma de almidón: Las raicillas
son blanquecinas y al final del ciclo del cultivo en el vivero viran también a marrón.

Fig. 2. Raíces y raicillas en planta de frutilla

Tallo (Corona). Estolones


Presenta un tallo corto, de forma cónica, llamado “corona” (Fig. 3). La corona tiene un tejido conductor
periférico que se dispone en espiral, uniendo a las hojas, las que se disponen en forma helicoidal en una
serie alterna 3/5, es decir que en 3 vueltas y 5 hojas se encuentran una sexta hoja en el mismo plano
longitudinal.
De la corona pueden originarse, a través de yemas axilares, nuevas coronas, a medida que la planta
envejece, pudiendo llegar a un húmero de 8-10.
Asimismo de la corona pueden originarse, en la base de las hojas, los estolones, que son tallos rastreros,
y se extienden sobre la superficie del sustrato; forman raíces adventicias que al profundizar en el suelo o
sustrato dan origen a una nueva planta; estos estolones una vez enraizado pueden emitir nuevos estolones
hasta formar una “torta”. Poseen 2 nudos.
Las coronas al igual que las raíces son órganos reservantes que almacenan almidón cuando las tem-
peraturas en el vivero de multiplicación están por debajo de 7º C.
La corona de frutilla representa una fuente importante de carbohidratos solubles y almidón para la
planta. Finalmente, los carbohidratos y compuestos volátiles son altamente influenciables por factores
genéticos y climáticos.
El almidón en la corona de frutilla se moviliza a metabolismo primario para llevar a cabo funciones
fisiológicas diversas durante las diferentes etapas de desarrollo de la planta vegetativa, de floración y de
fructificación.
Independientemente de la temperatura a la cual crecen las plantas, se observó una relación directa
entre el tamaño de la corona y el rendimiento de fruta expresada en gramos. Además el tamaño de las
coronas podría estar directamente relacionado con la cantidad de almidón que la planta acumula durante
su permanencia en el vivero de propagación, de tal manera que al implantar en el Pedemonte plantas
de frutilla con coronas grandes (15-18mm), la planta tendrá la reserva suficiente para completar varios
ciclos de floración.
El contenido de materia seca de los diferentes componentes de la planta sirve para determinar cuánto
de madurez fisiológica tienen las plantas de acuerdo al grado de acumulación de almidón que se almacena
en la corona (tallo) y raíces como órganos de reserva. Para determinar la madurez se extraen plantas de
TRATADO DE HORTICULTURA | 173 • 527
tamaño comercial, dado por el diámetro de corona, y el cambio de color blanco a beige/marrón de las
raíces; la longitud y el número de raíces; el cambio de color de las hojas de verde a rojizas.
Se determina el Índice de Cosecha de Planta (I.C.P.) en % de acuerdo a la siguiente fórmula:
Peso seco de Raíz + Peso seco de Corona
I.C.P. =  x 100
Peso seco total de la planta

Cuanto más frío in situ reciben las plantas en otoño mayor es el I.C.P con valores que van desde 37 en
Tafí del Valle a 54 en la Patagonia en plantas frescas.

Fig. 2. Planta de frutilla: tallo (corona) - estolón

Hojas
Las hojas desarrollan en roseta, siguiendo al tejido conductor, en forma helicoidal, por lo cual presentan
una mejor exposición al sol. Presentan 3 folíolos, con dos estípulas basales, de color rojizo. Los bordes de
los mismos se presentan aserrados, con pelos en el envés. Las estípulas son elementos protectores de las
yemas y coronas contra el frío del suelo, o heladas. Las hojas cuentan con 300-400 estomas/mm2, lo que
indica que tienen una amplia superficie de evaporación del agua por medio de la transpiración, lo que se
manifiesta con una elevada sensiblidad al suministro de agua, Humedad Relativa, temperatura, intensidad
lumínica y duración de la luz (Fig. 4).

Fig. 4. Hojas de frutilla

Inflorescencias
Las inflorescencias (Fig. 5) se originan en las yemas terminales del tallo, o en una ramificación de la
corona, en posición axilar. El racimo floral posee una bráctea similar a un folíolo. El tipo de inflorescen-
cia puede ser cimosa o racemosa. Las inflorescencias pueden ser de ramificación proximal o distal; uno
u otro tipo se manifiestan en floraciones otoñales (días cortos), y primaverales (días alargando). Existen
diferencias varietales en la longitud de la inflorescencia con respecto al follaje; con su consiguiente grado
de exposición al frío o a altas temperaturas.
Las flores son actinomorfas, hermafroditas, presentan un involucro bracteal subcalicino; cáliz gamo-
sépalo, pétalos libres, en número de 5-6, blancos a rojizos y rodean al receptáculo (hipanto), evaginado,
TRATADO DE HORTICULTURA | 174 • 527
de forma cónica a redondeada, el que en su base presenta 20-30 estambres, libres, con anteras estériles
o fértiles. Los pistilos están dispuesto en espiral sobre la superficie del hipanto, de número de 200 - 400,
con ovario súpero, unilocular, con un sólo óvulo. Producen hormonas que contribuyen a un buen desa-
rrollo del falso fruto. La polinización es alógama, generalmente, e intervienen en la dispersión del polen,
el viento y los insectos. Una polinización deficiente ocasionada por sequía, falta de insectos polinizadores,
o el viento, puede ocasionar frutos deformes, conocidos como “cara de gato” (cat face); también pueden
ser causa de polinización deficientes las heladas, daños por insectos, hongos, cuando la flor es imperfecta,
o porque los pistilos están muy cubiertos por los pétalos.

Fig. 5. Descripción de la planta de frutilla: falso fruto – planta – flor – inflorescencia – corona

Fruto
El fruto, que realidad es un falso fruto, se denomina “eterio”, es un poliaquenio y representa la parte
comestible. El mismo presenta diferencias, en forma, tamaño, color, firmeza, sabor, sólidos solubles, sólidos
insolubles, sólidos totales, pH, acidez, grado de profundidad o no de los aquenios en el receptáculo. El
color del fruto varía del rosa claro al violeta (Fig. 6)
El verdadero fruto, es un aquenio, que se distribuye sobre la superficie del “eterio” y varía de tamaño
y color verde a pardo rojizo.
Se estudió el contenido de almidón en plantas de frutilla durante la fructificación y se estableció su
importancia en los atributos de calidad del fruto. Los parámetros de calidad en la frutilla involucran la
apariencia (tamaño, color y forma), sabor que está dado principalmente por el contenido de carbohidra-
tos como glucosa, fructosa y sacarosa y el aroma que está constituido básicamente por ésteres como los
metil y etil butanoato y hexanoato.

Fig. 6. Fruto de frutilla

Madurez del fruto


La maduración del fruto en frutilla es un proceso genéticamente programado del desarrollo que en
estadíos tardíos se solapa con la senescencia La composición y características del fruto maduro es el re-
sultado de cambios bioquímicos y fisiológicos, que incluyen una pronunciada disminución en su firmeza
y que está asociado con el incremento de la susceptibilidad a daños físico y a enfermedades. El ablan-
TRATADO DE HORTICULTURA | 175 • 527
damiento de la fruta es principalmente el resultado de la acción de enzimas hodrolíticas que modifican
los componentes de carbohidratos de la pared celular. Al igual que todos los frutos no climatéricos el
etileno tiene poco o nada de efecto en el desarrollo del receptáculo del pseudofruto (Perkins - Veazie,
1995). Se ha propuesto que la auxina es la hormona primaria que controla la madurez de la fruta en
frutilla; se sintetiza en los aquenios (el verdadero fruto que está inserto en el receptáculo) y tiene efecto
positivo en los estadíos del crecimiento, que es la base de la maduración (Perkins - Veazie, 1995) (Per-
kins - Veazie, 1995). Se ha reportado que la auxina regula la transcripción de genes relacionados con la
madurez en frutilla (Manning, 1994; Medina-Escobar et al., 1997). Estudios realizado por Castillejo, et al,
2004 determinaron en relación a la regulación hormonal de la fruta de frutilla, tratamientos con auxina
incrementaron los niveles de FaPE1 (pectina esterasas) mRNA en frutas verdes, mientras que aplicaciones
exógenas con etileno desminuyeron los niveles de FaPE1 mRNA en madurez y senescencia de frutas. Esta
represión de la expresión de FaPE1 estaría involucrada en los cambios de textura que ocurren durante la
senescencia de la fruta.
Se estudiaron los mecanismos genéticos que rigen la maduración de frutas de frutilla. De principal
interés fue la biosíntesis de los compuestos de sabor y aroma, un proceso poco investigado en el nivel
molecular en las frutas. Se empleó una matriz molecular y bioquímica de los cambios que se producen
en frutillas durante su maduración. Aparte de la observación de la maduración del proceso en su con-
junto, también se realizaron estudios más precisos como el aislamiento y la caracterización de nuevos
genes que participan en el metabolismo de maduración de metabolitos como componentes l aroma. La
integración de las nuevas prácticas de genómica funcional como ESTs será un valioso enfoque tanto para
el descubrimiento de genes y para la comprensión de la biología de especies de plantas como la frutilla
(Aharoni, 2004).
Para el avance del conocimiento del proceso de desarrollo y maduración de los frutos en frutilla se
está investigando mediante técnicas moleculares. Es así que se aislaron una serie de genes que intervienen
en procesos directamente relacionados con la calidad del fruto como son la dureza, el color, contenido
de vitamina C y aroma de los frutos; asimismo se generó una base de datos de ESTs (Expressed Sequence
Tags) (8000 en la actualidad) de frutos de frutilla y se dispone de los primeros cristales con DNA de dichos
clones. Estas herramientas permiten es avanzar en el conocimiento de la función de los genes, o conjunto
de genes, que determinan las características del fruto que le dan calidad.
Actualmente se tiene como prioridad utilizar la plataforma de matrices para el análisis del transcriptoma
de frutos de 1) plantas transgénicas generadas en anteriores proyectos, 2) nuevas plantas tansgénicas que
se generen utilizando RNAi, 3) variedades y líneas de mejora de un Banco de Germoplasma de Fragaria, 4)
frutos de frutilla tratados con elicitores de estrés biótico y abiótico. Herramientas biotecnológicas de gran
interés en la mejora de la calidad de los frutos de frutilla es la disponibilidad de promotores adecuados,
potentes y específicos de diferentes estadios de desarrollo del fruto. Además de los promotores aislados
por el grupo, se proyecta utilizar un protocolo de expresión transitoria en frutos, al estudio de nuevos
promotores de frutos de frutilla. Finalmente, como parte importante de caracterización de la valiosa fuente
de variabilidad genética intra e interespecífica como es el Banco de Germoplasma se propone analizar
la composición de frutos maduros de una serie de líneas y entradas en los principales componentes de
calidad de los mismos, tales como antocianos, flavonas, fenoles, ácidos, azúcares y volátiles
(www.bmbq.uma.es/lbbv/index_archivos/fresa.htm).
Entre los resultados que se obtuvieron en el laboratorio de Biología molecular y bioquímica de la
Universidad de Málaga de España se mencionan:
Aislamiento y estudio de los siguientes genes relacionados con la maduración de los frutos de fruti-

lla: GalUR, PE, GAST-SNAKIN, MIP. De especial relevancia es el gen GalUR, que codifica una enzima
D-galacturonato reductasa.
Se demostró una ruta nueva de biosíntesis de ácido L-ascórbico (vitamina C) en frutos de frutilla.

Desarrollo de marcadores moleculares tipos AFLP y su aplicación en la identificación varietal y en

la mejora.

TRATADO DE HORTICULTURA | 176 • 527


Estudio de promotores específicos de frutos de frutilla por transformación transitoria. Concreta-

mente se han estudiado los correspondientes a los genes de frutilla GalUR y PE1. También se han
evaluado en frutilla promotores de otras especies tales como es de la Poligalacturonasa de tomate
y el del gen Fibrilina de pimiento.
Participación en la obtención de plantas transgénicas con mayor dureza de frutos, que ha sido el

primer aporte biotecnológico en esta especie.
Patentes con protección internacional de un gen implicado en la producción de vitamina C en plan-

tas (GalUR) y de su promotor, que se ha demostrado ser potente y específico de frutos maduros de
frutilla.
Secuenciación de unos 6.000 ESTs a partir de genotecas de cDNA de receptáculos y aquenios por

separado de frutos en estadío verde, y generación de una base de datos de acceso restringido en la
actualidad (http://fresa.uco.uma.es).
La aplicación de etileno en frutilla aumentaría el grado de esterificación de metilo de polisacáridos
pécticos y, en consecuencia, reduciría la estabilización de pectina mediado por las relaciones de calcio. La
incapacidad del calcio de formar puentes transversales daría lugar a la separación de la célula y tendría
un efecto negativo en la integridad de frutas. El contenido de calcio de muchos frutos se ha relacionado
con la calidad de la fruta en el almacenamiento. En el caso de las frutillas se ha demostrado que baños
en calcio demoran el decaimiento de fruta en poscosecha y mantienen su firmeza (García, et al., 1996).

FISIOLOGÍA DEL DESARROLLO


Fases del ciclo de crecimiento y repRoducción
En el desarrollo de la frutilla se distinguen las siguientes fases:

Fase de reposo vegetativo:


Es un estadío en el que existe escaso crecimiento de hojas; estas se presentan de color rojizo y secas.

Fase de iniciación de la actividad vegetativa


Esta etapa se caracteriza por la aparición de brotes turgentes y por la formación incipiente de hojas
en estado rudimentario. En nuestras condiciones esta fase se presenta en Abril - Mayo

Fase de botones florales verdes.


En este se observan los botones florales verdes, entre las hojas en estado rudimentario.

Fase de botones blancos.


En esta etapa se observan los botones en forma más visible, antes que los pétalos se abran.

Fase de iniciación de la floración


En esta etapa se presentan 3 - 5 flores abiertas por plantas.

Fase de plena floración


En esta fase se constata que el 50% de las flores está abierta.

Fase de fin de floración


Se observa la caída de los pétalos y se inicia el cuajado de frutos.

Fase de fructificación
En esta etapa los frutos verdes son muy visibles.
En la fase de floración y fructificación de Fragaria x ananassa -según Agius et al, 2003- se reconocen
siete etapas de desarrollo:
F1. Receptáculo de flor joven
F2. Receptáculo de flor madura
TRATADO DE HORTICULTURA | 177 • 527
F3. Fruta verde y aquenios verdes
F4. Receptáculo blanco y aquenios verdes
F5. Receptáculo blanco, con algunas manchas de color rosa y aquenios marrones
F6. Receptáculo virando a rosado
F7. Receptáculo rojo.
En el período de estolonización se observan las siguientes fases:
1. Formación de hojas
2. Inicio de estolonización
3. Formación de coronas
4. Engrosamiento de coronas
5. Formación de raíces y enraizamiento de los estolones primarios
6. Continúa la formación de coronas
7. Formación de estolones secundarios
8. Cesa la formación de coronas
9. Formación de estolones terciarios
10. Formación de estolones cuaternarios
11. Cesa el engrosamiento de coronas
12. Se debilitan las hojas externas de las plantas madres e hijas
13. Disminuye el contenido de clorofila en las hojas grandes
14. Aumenta el contenido de
15. Hojas con pecíolos cortos, hojas pequeñas
La escala BBCH (frutilla) identifica las etapas de desarrollo fenológico de fresa (Fragaria x ananassa
Duch.). Se trata de una versión específica de especies vegetales de la escala BBCH
Crecimiento y etapas fenológicas BBCH- claves de identificación de frutilla Código Descripción De
desarrollo principal 0: Brotación / Desarrollo
00 Dormición: Las hojas postradas y, en parte, muertas
03 Hinchazón de la yema principal
Estadío 1 de crecimiento principal: Desarrollo de la hoja
10 Emergencia de la primera hoja
11 Primera hoja desplegada
12 2ª hoja desplegada
13 3ª hoja desplegada
1. Los estados continúan hasta...
19 9 o más hojas, desplegadas

Estadío de desarrollo principal 4: Desarrollo de los estolones y plantas jóvenes


41 Inicio de formación del estolón formación: los estolones visibles (alrededor de 2 cm de largo)
42 Primera planta hija visible
43 Comienzo del desarrollo de raíces en la primera planta hija
45 Primera planta hija con raíces (listo para la plantación)
49 Varias plantas hija con raíces (listo para la plantación)

Estadío de desarrollo principal 5: Emergencia de la inflorescencia


55 Primera serie de flores en la parte inferior de la roseta
56 Elongación de la inflorescencia
57 Primeros botones florales emergidos (aún cerrados)
58 Etapa de globo temprano: primeras flores con pétalos formando una bola hueca
59 La mayoría de las flores con pétalos formando una bola hueca
TRATADO DE HORTICULTURA | 178 • 527
Estadío de desarrollo principal 6: Floración
60 Primeras flores abiertas (primarias o A - flor)
61 A partir de la floración: alrededor del 10% de flores abiertas
65 Floración plena: secundaria (B) y terciario (C) flores abiertas,

Primera caída de los pétalos


67 Flores desvaneciendo: la mayoría de los pétalos caídos

Estadío de desarrollo principal 7: Desarrollo del fruto


71 Receptáculo que sobresale de sépalo verticilo
73 Semillas claramente visible en el tejido receptáculo

Estadío de desarrollo principal 8: Madurez de la fruta


81 Comienzo de la maduración: la mayoría de las frutas de color blanco
85 Primera frutos tienen el color específico del cultivar
87 Cosecha principal: más frutas coloreadas
89 Segunda cosecha: más frutas coloreadas

Desarrollo principal 9: Senescencia, a partir de la latencia


91 Comienzo de la formación de yemas axilares
92 Hojas nuevas más pequeñas y acortamiento de la lámina tallo visibles
93 Muerte de hojas viejas: hojas jóvenes de curling; hojas viejas con color específico del cultivar.
97 Hojas viejas muertas

1 Normalmente después de las tres hojitas la yema de desarrollo


se produce en el crecimiento principales etapa 5
En ensayo efectuado con el cv. Camarosa con diferentes niveles de N-P-K, en vivero de altura en Tafí
del Valle, Tucumán, Argentina, se evaluaron los siguientes componentes morfológicos de las plantas en
el período de estolonizacion: número y diámetro de coronas por planta madre, número de estolones por
planta madre y serie de estolones, a los 108; 126 y 141 de implantado el vivero entre 2006 y 2007. En los
resultados obtenidos entre fechas se determinaron diferencias altamente significativas en: número de
coronas (por planta madre) en 2ª fecha (2.6757) y 3ª (2.6757) respecto a 1ª (2.0878); número de estolones
(por planta madre) en 3ª fecha (8.6216) respecto a 2ª (6.8986) y 1ª (6.8851); en diámetro de corona (cm)
entre 3ª fecha (2.6529) respecto a 1ª (2.2895) y 2ª (2.2847); en serie de estolones entre 3ª fecha (2.5203)
respecto a 1ª (2.0811) y 2ª (2.0676). En la 3ª fecha (marzo) se observaron incrementos con diferencias
significativas en los componentes evaluados según se observa en la siguiente Tabla:

Tabla. Comparación de Medias de Nº de coronas (por planta madre), Nº de estolones (por planta
madre), diámetro de corona (cm) y serie de estolones
y significancia estadística evaluadas en plantas de frutilla cv. Camarosa,
entre tres fechas, cultivadas con diferentes niveles de N-P-K en vivero
de altura, Tafí del Valle, Tucumán, Tucumán. 2006/2007.

Medias seguidas por la misma letra en las columnas no difieren entre sí por el Test de Tukey (HSD)

Durante el ciclo de producción de la frutilla, las fases desde “botones blancos a fructificación” se
repiten en forma reiterada, con algún solapamiento en el tiempo. Si no se utilizan sistemas de forzado
se presenta una fase de máxima producción de flores y fructificación entre los meses de Septiembre -
Octubre, en Tucumán.
TRATADO DE HORTICULTURA | 179 • 527
La frutilla presenta una relativa latencia a lo largo de la cual acumula un número de “horas de frío”,
que depende del cultivar, al término de la cual es capaz de producir una abundante formación de hojas
y flores, cuando los componentes del clima son favorables.
Algunas variedades tienen escasos requerimientos de horas - frío, como Chandler, Sweet Charlie, mien-
tras que otras manifiestan una fuerte dormición, por lo cual para producir vegetación y fructificación
abundante requieren acumular un elevado número de horas-frío. En esto se fundamenta la utilización
de plantas “frigo”.
La floración de la frutilla es el resultado de un equilibrio hormonal complejo en el que influyen un gran
número de factores externos, como frío, fotoperíodo, daños mecánicos, etc. y otros de carácter trófico,
como irrigación insuficiente, vigor de la planta, disponibilidad de nutrientes, etc.
En la inducción de la floración intervienen factores genéticos y ambientales que interactúan entre
sí.
Se ha estudiado el efecto de factores como: número de horas de frío, longitud del fotoperíodo con
diferentes fechas de plantación en el cultivo otoñal, en los cvs. Pájaro, Douglas, Chandler y Tufts, obser-
vándose diferentes respuestas según el cv.
La fecha de plantación óptima si bien depende del valor del fotoperíodo, varía de acuerdo al cv. El
tratamiento con bajas temperaturas mejora la producción precoz en Douglas, Pájaro y Chandler, si la
plantación se efectúa antes de la fecha de plantación óptima, de forma más notable en Pájaro y Douglas,
mientras que en Tufts un tratamiento con bajas temperaturas siempre es desfavorable. También se observa
una respuesta diferente, al tratamiento fotoperiódico de acuerdo al cv. En general los factores que indu-
cen el crecimiento vegetativo van en detrimento de la floración, con excepciones como la aplicación del
clormequat, que paraliza el crecimiento vegetativo sin inducir la floración, o la acción de los días largos
que en variedades reflorescientes favorecen la floración, sin paralizar el crecimiento vegetativo.
La formación de estolones, tanto en cvs. reflorescientes como en no reflorescientes, depende de la
temperatura-duración de del fotoperíodo. Se ha determinado que en ambos tipos de cvs. (reflorescientes
y no reflorescientes) la duración del período en que se forman los estolones se incrementa en condiciones
de altas temperaturas y días largos.
El comportamiento estacional de cvs. de frutilla de día corto es el siguiente:

7.2.- Comportamiento Estacional de la


frutilla en variedades de días cortos

Fuente: Verdier Martín. 1987. Propia.

Durante el período de reposo la frutilla puede tolerar condiciones de temperatura muy bajas (debajo
de -6° C); también durante las fases vegetativas y reproductivas los requerimientos térmicos son muy
bajos: el cero vital del punto de crecimiento es cerca de 5 °C; condiciones óptimas son 10-13 °C de noche
y 18-22 °C durante el día respectivamente.
Cuando se produce en la planta polen no viable se produce desarrollo anormal de los frutos, en for-
ma de frutos “eterios” deformados. Asimismo las bajas temperaturas, la iluminacón, el cv. y la actividad
polinizadora de los insectos pueden influir en la producción de frutos deformes.
TRATADO DE HORTICULTURA | 180 • 527
Se ha establecido que la aplicación de auxinas produce un incremento en la formación de estolones.
Así la aplicación de ANA (Ácido naftalén - acético) a 100 p.p.m. en el cv. Gorella, incrementa el número
de estolones.
Las auxinas juegan un papel importante en el normal desarrollo de los frutos de frutilla.
El efecto de los aquenios fecundados sobre el desarrollo del receptáculo se enmascara por la aplicación
de A.B.A. La aplicación de una mezcla de A.B.A. y ácido giberélico, mejora el desarrollo del fruto y produce
una disminución de las fallas producidas en la polinización.
Las giberelinas se utilizan frecuentemente para promover la producción de estolones en viveros, así
como en los sistemas de producción de frutilla por el método de “matted row”. En otros casos se las utiliza
para inhibir la formación de flores (en viveros), y para adelantar la producción de frutas en otros casos.
La eliminación de flores es una práctica muy difundida en las plantaciones de verano con planta
“frigo” con el fin de incrementar el desarrollo vegetativo después de la plantación, como en los sistemas
de “matted row”, en las que deja que las plantas formen estolones libremente, para incrementar la pro-
ducción de este material vegetativo.
Se ha encontrado que la eliminación de flores es más efectiva en el estímulo de producción de estolo-
nes que la aplicación de ácido giberélico. Sin embargo otros autores han establecido que la eliminación
de flores no incrementaba la formación de estolones, mientras que la aplicación de ácido giberélico a
100 p.p.m. sí producción incrementos. La explicación de estas diferentes respuestas puede ser atribuida
al efecto del clima sobre el nivel de AG endógeno de las plantas. Se ha determinado que la aplicación de
AG en condiciones de días cortos promueve la iniciación de estolones, y se inhibe la floración.
Se ha determinado que la aplicación de AG y CCC a plantas madres de frutilla, incrementa la produc-
ción de plantas del 50 - 100%
Por otra parte la aplicación de 27 p.p.m. de AG en el momento antes de la etapa de floración produce
un adelanto en el desarrollo de flores, mayor desarrollo vegetativo de las plantas, producción más precoz,
tamaño de fruto menor que las plantas sin AG, y un alargamiento del pedúnculo floral; este alargamien-
to facilita la cosecha, sobre todo cuando la producción comercial se efectúa en bordos altos; cuando
se efectúa en bordos bajos, la fruta toma contacto con el surco o trocha, con el consiguiente daño por
lluvias, riegos, u otras labores de cultivos; se observó este problema en Tucumán, en cultivos de frutilla
primicia, en bordos bajos, y riego por surco.

Composición química
La composición química de la frutilla se expresan en Cuadros es la siguiente (Cuadros 2 y 3):

Cuadro 2. Composición química de la frutilla /100g

Cuadro 3. Contenido de vitaminas de la frutilla/ 100 g de fruta.

Asimismo el fruto contiene:


Celulosa: 2,50%
Cenizas: 2,60 %
Otras sales minerales que contiene son: Manganeso; Cobre; Zinc; Azufre; Cloro; Magnesio; Yodo;
Aluminio.
Entre los azúcares que contiene se citan: glucosa, levulosa, sacarosa.
TRATADO DE HORTICULTURA | 181 • 527
Los constituyentes de las grasas son: ácidos linoleico, linoleínico y oleico.
Los ácidos orgánicos presentes son: cítrico, málico, salicílico, tartárico, y péctico.
Su delicado sabor, aroma, y su valor nutritivo, le otorgan a la frutilla usos a nivel familiar, industrial,
farmacéutico y medicinal.
El fruto presenta propiedades terapéuticas tales como: anticarcinóginas por su contenido de ácido
elágico; digestivas; analgésicas; contra cólicos de origen hepático; laxantes; ictericia; vitaminizante;
contra la gota y reumatismo articular. El consumo temprano de frutas que contienen ácido fólico, como
la frutilla evita la formación de espina bífida del bebé en la mujer gestante.

Mejoramiento genético de la Frutilla


La biotecnología emplea un organismo vivo con un propósito industrial. Biotecnología de alimentos
no es más que el uso de seres vivos en la producción de alimentos, lo que incluye toda la alimentación,
porque todo cuanto comemos son, o han sido, seres vivos, ya sean animales, vegetales, o alimentos o
bebidas fermentadas por un microorganismo.
Un alimento transgénico es aquel en cuyo diseño se utilizan técnicas de ingeniería genética.
Se han generado fresas transgénicas con contenidos elevados de vitamina C (15)

Descripción de la Región del Pedemonte de Tucumán, Argentina


Las condiciones climáticas que tiene Tucumán posibilitan que la fruti-horticultura se desarrolle con
cosecha a lo largo de todo el año, ya que la provincia si bien es pequeña -su superficie es de 22.524
km2- se puede ver en el mapa algunas zonas muy diferenciadas con climas determinado por la orografía
y la latitud; los suelos son muy distintos de acuerdo al origen geológico y desarrollo por influencia de
agentes climáticos.

Clima del Pedemonte


La temperatura media anual de la región es de 19º C. La temperatura media del mes más caliente
(enero) es de 25º C y la del mes más frío (julio) de 12º C.
El clima es subtropical con muy baja frecuencia de heladas, existiendo áreas donde este fenómeno no
tiene incidencia agrícola, las lluvias varían entre 900 y 1.200 mm. anuales.

Subregión del Pedmonte subhúmedo-húmedo


El área del Pedemonte suhúmedo-húmedo se extiende desde el Norte de Tafí Viejo hasta el Sud de
Santa Ana, a lo largo del faldeo serrano, ocupando el 4.80 % aproximadamente del terreno provincial.
Según los estudios realizados por Torres, el mesoclima de esta subregión es húmedo y perhúmedo
cálido, con precipitaciones anuales superiores a los 1.000m.
La evapotranspiración potencial es de 900 mm aproximadamente, de tal manera que el balance hídrico
es positivo.
Las lluvias están concentradas en el período estival-otoñal desde el mes de octubre hasta abril.
Hay un período invernal-primaveral, de dos a cuatro meses de duración de escasas precipitaciones,
pero la deficiencia hídrica en el suelo es nula o casi nula
Los suelos presentan texturas franco a franco limosas en superficie y franco limosa fina a arcillo-limosa
en el subsuelo.
Son suelos bien drenados en posición de relieve normal y algo excesivamente drenados en situación
de relieve excesivo debido a la permeabilidad moderadamente lenta a lenta y al predominio del escurri-
miento sobre la infiltración.
Son suelos bien provistos en Potasio y de bajo contenido en Fósforo total. La reacción química es
medianamente ácida a neutra (pH 5.8-7.1) en superficie y desde ligeramente ácida a moderadamente
alcalina en profundidad (Zuccardi y Fadda, 1985).
TRATADO DE HORTICULTURA | 182 • 527
Las actividades predominantes en el Pedemonte, a ambos lados de la Ruta 38 (según mapa de Tucu-
mán) son la horticultura de primicia (tomate y pimiento), citrus (naranja y limón), caña de azúcar, frutilla,
arándano. Los cultivos de invierno, hortalizas principalmente, requieren el aporte de agua de riego para
suplir el período de sequía (INTA, 2005).

Fig. 7. Mapa político de Tucumán

Cuadro 4. Síntesis de Característica de la Región del


Pedemonte (Subregión Pedemonte Subhúmedo Húmedo)

Cómo se relaciona la Región del Pedemonte


de Tucumán con el cultivo de frutilla
Esta región es una zona agroecológicamente apta para la producción de frutilla.
Las características agroclimáticas de Lules son óptimas para la producción de fruta en invierno y pri-
mavera. La estación invernal carece de lluvias de importancia, tiene un amplio período libre de heladas,
los suelos son de ph neutro a ácido y existe abundante dotación de agua de muy buena calidad.
En el corriente año, se registra un récord en plantación de frutilla. Se implantaron en Tucumán unas
450 hectáreas con plantas de primer año, y como quedaron de 2006 unas 180 hectáreas más se llegó a
una superficie cubierta de 630 – 650 ha con cultivo de frutilla.
Entre las ventajas de Tucumán para el cultivo de la frutilla se mencionan las siguientes:
Tiene un importante nicho como primicia -Produce contraestación del Hemisferio Norte-.

Produce frutilla durante varios meses (desde fines de junio a principio de Noviembre)

Hay un conocimiento de la actividad.

Existe tecnología de producción en el cultivo.

TRATADO DE HORTICULTURA | 183 • 527


Hay Instituciones de investigación y extensión como: Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT.,

Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres e INTA Famaillá abocadas a la experimen-
tación y/o transferencia en este cultivo. Desde 1997 opera el CIAL –Centro de Experimentación
Adaptativa de Lules- entidad creada a partir de un convenio entre el INTA y la Municipalidad de
Lules donde, como su nombre lo indica, se realizan ensayos adaptativos de nuevas variedades y de
prácticas de manejo en frutillas, especies hortícolas y frutales.
Existe una infraestructura de comercialización.

Desde el punto de vista social es una actividad de alta demanda de mano de obra

Puede ser una ventaja competitiva para el pequeño productor.

Se podría complementar y eficientizar la infraestructura de frío y packing existente.

Las innovaciones tecnológicas permitieron llegar a rendimientos de 40.000 – 50.000 kgs/ha. Para ello,
los camellones se hicieron más altos (lo que favorece la precocidad, pues se aprovecha mejor el calor en
el invierno) y se cambió el riego por manto por riego por goteo, realizándose además fertirrigación.
Se introdujeron nuevos materiales vegetales de día corto como:
Camarosa: de muy alto rendimiento, fruta muy firme, de muy buen color y sabor pero, sin la pre-

cocidad de las anteriores.
Ventana: presenta el inconveniente de la fruta que con el incremento de temperaturas en prima-

vera se ablanda fácilmente y el color interno es muy claro, no demasiada apta para la industria que
requiere color interno rojo intenso.
Para Lules, lo ideal es combinar un 80 % de Camarosa con un 20 % de variedades precoces logrando
de esta forma, a fines de mayo – principios de junio salir al mercado, lo que constituye una primicia ab-
soluta. Tucumán se mantiene en el mercado durante junio, julio, agosto y hasta mediados de septiembre,
fecha en que comienza a producir la zona de Coronda, en Santa Fe. A partir de esta fecha la producción
de Lules puede destinarse fundamentalmente a la industria.

Influencia del clima de la Región del Pedemonte en el cultivo de frutilla


La Región del Pedemonte tiene baja frecuencia de heladas. Los fríos moderados no afectan a la planta
y su morfología (flores, frutos, hojas, coronas). Sin embargo fríos intensos como los que se produjeron en
el presente año si bien no mata la planta, retrasaron el proceso de floración y fructificación en Tucumán;
asimismo la duración, frecuencia e intensidad de las heladas produjeron daños severos en la planta con
elevadas pérdidas que afectaron tanto a la cantidad (menores rendimientos) como a la calidad (caracte-
res organolépticos del fruto como: color, aroma, sabor; tamaño; forma; composición química del fruto)
con las consiguientes pérdidas económicas de la producción de primicia, que es la que mayores precios
alcanza.

Requerimientos térmicos
 Es una especie de clima fresco aunque existen variedades para zonas cálidas. Las temperaturas óptimas
diurnas están entre 15 y 18º C (incluso, hasta 25º C) y nocturnas entre 8 y 10°C.

Temperaturas críticas
Las temperaturas críticas en el cultivo de frutilla se expresan en el Cuadro 5.

Cuadro 5.- Temperaturas críticas en el cultivo de frutilla

TRATADO DE HORTICULTURA | 184 • 527


Entre los daños que se produjeron en la planta por efecto de heladas intensas y prolongadas en Tu-
cumán se mencionan:
Retraso en el crecimiento de la planta

Flores (anteras y polen): el color del polen vira de amarillo a marrón y pierde su viabilidad.

Pedúnculos florales: pierden la capacidad de sostener y alimentar a la flor o al fruto

Frutos verdes que no evolucionan a rojo maduro.

Frutos maduros (se ven translúcidos), cambian el color, olor y sabor y se pierden los frutos desde el

punto de vista comercial.
Frutos deformes conocidos como “cara de gato” (cat face) ocasionados por la baja polinización por

que no se abrieron las flores, o por que con las bajas temperaturas los agentes polinizadores como
las abejas no salieron de las colmenas a libar las flores cuando las temperaturas eran inferiores a
15º C.; en consecuencia no desarrollan los aquenios que quedan pequeños y agrupados en área del
falso fruto; esa parte del etéreo no crece normalmente y el fruto reduce su tamaño. Este tipo de
fruto carece de valor comercial.

Aspectos sociológicos del cultivo de frutilla


Importancia social
El cultivo de frutilla ocupa mano de obra intensiva, tanto en campo, cosecha y post-cosecha (empa-
que).

En campo
La difusión del cultivo de frutilla en la Provincia de Tucumán tiene enorme importancia regional por
el alto requerimiento de mano de obra necesaria en campo para las tareas de preparación y desinfección
del suelo, armado de los camellones, la colocación de la cinta de riego y del mulching, así como la plan-
tación, el cuidado del cultivo.

En cosecha
En cosecha, la recolección se realiza en forma manual y se deben seleccionar los frutos que sean ¾
maduros para la venta en fresco en producciones tempranas y color rojo maduro para la industria en el
período primaveral.
En promedio una hectárea de frutilla ocupa 300 a 350 jornales por año, principalmente en lo que es
la etapa de la cosecha.

En poscosecha
En poscosecha en los galpones de empaque se llegan a emplear hasta 4.000 personas en el año. Como
se explicara precedentemente, la producción en fresco de la frutilla va desde junio hasta septiembre. En
esa época los precios justifican que se venda la fruta en fresco. En adelante, la fruta comienza a ser indus-
trializada o se las pone en condiciones de frío (en cámara frigorífica a 20 grados bajo cero) y se exporta
como fruta congelada como fruta entera y cubeteado en sistema que se conoce como IQF (individual
quick freezing); en bloques; o fileteado (slice). Esto da la posibilidad de almacenarla, armando negocios
importantes. Tanto las grandes empresas frutilleras, como la Cooperativa ‘La Luleña’, cuentan con estas
cámaras y se abastece los mercados todo el año.» En cuanto a la industrialización, no se hace en Lules,
sino que se vende fundamentalmente a dos grandes empresas: Arcor y Dulcior. En Lules se hace algo de
dulce, pero de manera artesanal.

Tipología de los productores


En cuanto a la tipología de los productores, pueden diferenciarse estratos bien definidos.
Los productores pequeños emplean trabajo de tipo familiar, venden en el mercado local o a compradores
en tranquera, no disponen de cadena de frío, ni de empaque. Del total cultivado en Lules, representan
apenas el 15 % de la producción; todavía realizan riego por manto y sus camellones son bajos; suelen
manejar deficientemente la aplicación de plaguicidas.
TRATADO DE HORTICULTURA | 185 • 527
En este grupo pueden diferenciarse dos subestratos: los productores tradicionales con superficies de
1–1,5 hectáreas con rendimientos de 20.000–22.000 kgs/ha y los inmigrantes bolivianos, con áreas aún
menores (un cuarto, media o 1 hectárea) y con rendimientos de 15.000 kgs/ha. Estos últimos trabajan, en
general, en la economía informal, comprando en muchos casos plantines de segunda calidad y debilitando
la gestión comercial del producto (p.ej., la venden en la ruta), aunque también dentro de este subestrato
existen “productores de punta”.
El 85 % restante de la producción está en manos de empresas integradas de alta organización. Dispo-
nen de cámaras de frío, empaques, sistemas de transporte refrigerados, cadena comercial manejada con
gran eficiencia y capacidad de gestión. En este grupo figuran empresas como LA LOMA SA, FRAGARIA,
ARGENTE, ALVAREZ, BIANCIOTTI (ex TATEDETUTTI) con explotaciones que van desde las 28 hasta las 100
hectáreas, desarrollando también la producción de viveros propios con alta tecnología en La Patagonia
argentina.

Importancia del uso correcto de productos químicos en el cultivo de frutilla


Tucumán, como exportadora de frutilla, “debe usar adecuadamente los productos fitosanitarios a fin
de mantener la reconocida calidad de su producto”. “El mal uso de los productos no sólo puede afectar
la salud, sino también el futuro de Tucumán como proveedora de fruta fresca y congelada”. Por ello se
recomiendan estos procedimientos:
Utilizar responsablemente los productos fitosanitarios, lo que mejora la calidad del producto y

asegura las exportaciones:
Aplicar productos registrados y autorizados específicamente por el Senasa (Servicio Nacional de

Sanidad).
 Leer atentamente las indicaciones de las etiquetas
Aplicar las dosis recomendadas en los momentos adecuados, respetando los “tiempos de carencia”

de cada producto y despachando la mercadería luego de cumplido dicho plazo.
No fraccionar ni reenvasar los productos fitosanitarios y conservarlos en sus envases originales.

Utilizar la indumentaria adecuada.

Almacenar en forma segura los químicos, lejos de toda persona ajena a la actividad.

Usar los elementos específicos para las mezclas de productos.

Solicitar asesoramiento profesional especializado.

Fig. 8. Cultivo de frutilla en Lules, Tucumán

PRODUCCIÓN COMERCIAL DE FRUTA


Preparación de suelos. Desinfección de suelos.
Una buena preparación de suelos es fundamental para asegurar el éxito de la producción comercial
de frutas.
Si el suelo tiene un pie de arado, se pasa un subsolador; luego un arado, y rastras a fin de desmenuzar
los terrenos y dejarlo bien mullido.
TRATADO DE HORTICULTURA | 186 • 527
Luego si el suelo no tiene humedad suficiente, se riega a fin de que contenga de 25 - 50% de humedad
de la capacidad de campo; asimismo con este tenor de humedad germinan las semillas y las esporas de
hongos.
El Bromuro de Metilo ha demostrado ser hasta el presente, el producto más eficiente para lograr una
buena desinfección del suelo. Para que la aplicación de este producto sea efectiva, el suelo debe estar
húmedo y debe tener una temperatura óptima entre 16 y 27º C. A temperaturas menores de 16º C el gas
no difunde y a temperaturas superiores de 27º C el gas se volatiliza pronto. En EE.UU. la mezcla de 67:33
de Bromuro de Metilo y Cloropicrina, respectivamente, es la más utilizada. La dosis de aplicación de esta
mezcla es 400 kg/ha. Se sella el producto aplicado con un plástico cristal de 35 micrones. La aplicación
es en todo el terreno. Otra variable es aplicar sólo en las platabandas. Cuando se distribuye el producto
en las camas, a los 4 años se aplica en todo el terreno. El Vapam, presenta el inconveniente que tiene
escasa penetración en el suelo.
Es importante tener en cuenta que Argentina, como pais signatiario del Protocolo de Montreal de-
sarrolla alternativas al bromuro de metilo, por cuanto tiene vigencia hasta el 2015. Este producto se ha
demostrado que daña la capa de Ozono de la atmósfera.
De acuerdo a lo expresado por Kirschbaum, 2008, a través del Proyecto “Tierra Sana” se trabaja en la
búsqueda e implementación de alternativas al bromuro de metilo empleado en la desinfección de suelo
y los sustratos en los cultivos de frutilla, eliminando insectos, bacterias, hongos y semillas de malezas
(Kirschbaum, 2008).
Se estableció un cronograma de reducción para el uso de bromuro de metilo en frutilla, hasta llegar a
su reemplazo total en 2015. En el sector frutillero, los productores se sumaron a la propuesta, probando
las alternativas de desinfección, así como las tecnologías de aplicación propuestas. El objetivo del proyecto
“Tierra Sana” es acompañar al productor en la etapa de reconversión tecnológica que implica el reemplazo
del bromuro de metilo. El proyecto está financiado por el Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal.
Entre las alternativas evaluadas en el cultivo de frutilla para esta región, se mencionan:
Químicas: fumigantes líquidos generadores de “metiltiocionatos” como el metam sodio, metam

amonio y metam potasio (registrado en el país); “ioduro de metilo”; se lo está evaluando en campos
frutilleros de Lules, Tucumán y Coronda, Santa Fe.
Físicas: “solarización” que consiste en la desinfección mediante el empleo de energía solar, al calen-

tar el suelo húmedo cubierto con polietileno transparente y es la más amigables con el ambiente;
“biofumigación”, que es la corrección del suelo con materia orgánica que libera gases, los cuales
eliminan o controlan plagas; uso del “vapor de agua”, que consiste en un flujo de vapor que pasa
a través del suelo o sustrato, eleva la temperatura y destruye los organismos perjudiciales para el
cultivo.

Producción Argentina de Frutilla para fruta


La República Argentina posee actualmente una superficie cultivada con frutilla de 1500 has. Las
principales zonas productoras son: Coronda, en Santa Fe; Buenos Aires, Tucumán; Corrientes y en menor
escala, Jujuy, Salta, Córdoba, Mendoza y Río Negro.
La producción de fruta se realiza de: primicia, en Tucumán, Jujuy y Salta.
El período productivo de Tucumán se extiende desde Junio a Septiembre, para el mercado Nacional,
principalmente y la industria desde Septiembre a Noviembre. Para fruta fresca en menor proporción se
produce de Noviembre a Diciembre.
Tucumán es la primera provincia en ingresar con el producto al mercado nacional.
Las provincias de Santa Fe, (Coronda), y Corrientes, producen fruta desde fines de Agosto, y Septiembre
a Noviembre. En el caso de Coronda el destino es principalmente como fruta fresca para Buenos Aires y
los principales mercados del país; y fruta congelada para exportación. Utiliza para este fin plantas «fri-
gos», las que se implantan en Mayo, con material procedente principalmente de Viveros de Río Negro.
Corrientes produce fruta cuyo destino principal es para industria, en un 85 %. Para ello utiliza plantas
«frigo»principalmente.
TRATADO DE HORTICULTURA | 187 • 527
En el período primavera-estival, es decir desde Octubre a Abril - Mayo produce fruta fresca Buenos
Aires, con cvs. de Día Neutro, como Selva y Fern, principalmente y para industria.

Producción de frutilla con plantas frigo. La Plata. Pcia de Buenos Aires

Producción en Tucumán de Frutilla para fruta


En Tucumán, el área bajo cultivo con frutilla era en:

Tucumán es la principal provincia productora de fruta temprana del país. Esta zona se encuentra ubicada
en la región del Pedemonte, desde la localidad de Lules hasta Aguijares; representa el área más protegida
de heladas y comprende las localidades de Lules, La Reducción, y Famaillá, principalmente.
La plantación se realiza en Marzo-Abril (normalmente entre el 4 y el 14 de Abril); la cosecha se efectúa
en el período otoño- inverno-primaveral que abarca desde fines de Junio a Noviembre-Diciembre.
Los cultivares de mayor difusión son: Camarosa, en 90 %; se cultiva algo de Ventana.
Camarosa es un cultivar de mayores rindes; fruta firme; Ventana es un cv. De producción más temprana
que Camarosa, pero su fruta es más blanda y se la cosecha con color maduro, para evitar su reblandeci-
miento si se la deja madurar demasiado.
La producción de Mayo a Septiembre es de primicia y su destino es principalmente como fruta fresca
para abastecer a los principales mercados del país, como Buenos Aires, Santa Fe, y Córdoba. A partir de
Septiembre la producción se destina principalmente a la industria y al mercado local.
Actualmente las firmas de frutilla de Tucumán están exportando fruta congelada con IQF (fruta conge-
lada individualmente) a Inglaterra, Francia; y fruta congelada en bloque a Brasil. La producción de fruta
de estación en Valles de altura, como Tafí del Valle ubicado a 2.200-2.400 m.s.n.m.si bien tuvo tedencia
a desaparecer por problemas de enfermedades en fruta, principalmente antracnosis, tanto en cvs. Selva,
como Seascape, Diamante en las producciones de primero y segundo año estos cultivares fueron sustituídos
en la actualidad por el cv. Albión. El origen de estos plantines es de la pcia de Mendoza. Se obtiene fruta
de óptima calidad en estos Valles, cuando la producción nacional disminuye y los precios son elevados.
TRATADO DE HORTICULTURA | 188 • 527
Densidad de plantación
La densidad de plantación está determinada entre otros factores por:

El grado de desarrollo vegetativo del cultivar.


Así en el cv. Camarosa de un gran desarrollo vegetativo, el Dr. Victor Voth de la Universidad de California,
EE.UU. recomienda distancias de plantación de 0,45m, en platabandas de 4 hileras, lo que representa una
densidad de 55.000 ptas/ha. Con este espaciamiento se obtienen frutos de óptima calidad y excelentes
rindes comerciales y se previenen enfermedades como Botrytis, o Antracnosis del fruto.
En Tucumán las distancias utilizadas varían de 30 cm entre plantas y entre hileras, con una densidad
de plantación de 50.000-55.000 ptas/ha, de acuerdo al cv.; en Camarosa las distancias son: 40 cm./pta.
Separación entre bordos de 1,20m de centro a centro.

Epoca de plantación
En plantaciones tempranas la separación entre plantas es mayor que en plantaciones tardías. Esto es
debido principalmente que la planta tiene un mayor período de desarrollo vegetativo hasta que disminuyen
las temperaturas y acorta el fotoperíodo y se inicia el ciclo de floración-fructificación.

Tamaño del plantín


Las plantas frescas obtenidas en viveros de altura pueden alcanzar un grosor de corona de más de 15
mm de diámetro, y un abundante desarrollo radicular, por lo que al ser implantadas en el Pedemonte
pueden alcanzan mayor desarrollo vegetativo antes de iniciar la producción de fruta, que los plantines de
menor diámetro de corona y de menor desarrollo radicular. En general cuando la distancia entre plantas
es mayor, se obtiene fruta de mayor calidad y sanidad.

EN TUCUMAN
En TAFÍ DEL VALLE.
Está disminuyendo el área destinada a la producción de fruta por problemas principalmente fitosa-
nitarios, como Antracnosis en fruto, por cuanto las condiciones ambientales predisponen a la aparición
de esta enfermedad.
El INSIBIO desarrolla un Programa de Mejoramiento de frutilla en Tucumán para la obtención de cvs.
Tolerantes a esta enfermedad.

En la Región del Pedemonte, desde Lules a Aguilares


Aquí se emplean dos sistemas de plantación.
a).- Los bordos tienen un ancho de 60 cm. y una altura de 25-30 cm., la distancia entre los bordos
1-1,2 mts. Se planta en dos hileras a tres bolillos y la densidad de plantas es de 50-60.000 ptas/ha. El riego
puede ser por surco o bien por goteo, estando la cinta de riego en el medio de las 2 hileras de plantación.
Este sistema es el que está más difundido en la actualidad.
La densidad de plantación en el cv. Camarosa es de 42.000-45.000 ptas/ha
b).- Un sistema que se empleó consistía en el armado de bordos de 1 mt. de ancho, altura de 25cm. y
distancia entre bordos de 1,5 mts. Se plantaba en 3 hileras a tres bolillos y con 2 cintas de riego por lo
tanto la densidad de plantación es mayor de 70.000 ptas./ha. El inconveniente de esta modalidad de alta
densidad de plantas es que genera un microclima favorable al desarrollo de enfermedades como Botrytis
sp., principalmente en períodos lluviosos y/o nublados.
Algunos productores hacen desinfección de suelo con Bromuro de Metilo después de la preparación
de suelo; otros no lo hacen.
Las tareas de plantación son similares a las ya mencionadas para Trancas.
La época de plantación es del 20 de Marzo al 15 de Abril.

TRATADO DE HORTICULTURA | 189 • 527


El Rendimiento promedio es de 40-60.000 Kg./Ha. Con la incoporación de nuevos cultivares, material
de alta sanidad y calidad fisiológica, riego, fertilización y/o fertirriego diferenciado de acuerdo a las
exigencias de cada cultivar, empleo de microtúneles; coosecha y embalaje directo en campo en fruta
para venta en fresco y en cajones cosecheros de plástico en fruta destinada a industria, empleo de media
sombra para la recepción y traslado desde el campo a la planta de empaque, principalmente en períodos
de altas temperaturas en Octubre/Noviembre, se obtienen rindes de hasta 70.000 kg/ha en Tucumán.
El costo promedio de implantción de frutilla/ha en la Región del Pedemonte es de 10-12.000 $; con
el empleo de microtúneles el costo se incrementa a 15.000$/ha.

EN CORONDA, SANTA FE
4.1.1.1. Sistemas de plantación
Los dos sistemas de plantación más comunes son:

1 - Plantación de otoño con plantas frescas.


En este sistema se utilizan plantines cosechados en el mes de abril en el vivero y transplantados inme-
diatamente o con un breve período de frío en cámara. También se conoce como de otoño. Este sistema
es el que tiene mayor difusión en la actualidad.

Ventajas:
 Sistema de alta producción (pueden alcanzarse las 60 toneladas por hectárea)
Amplio período de cosecha (mediados de junio a fines de diciembre)

Período transplante – cosecha reducido (60 a 79 días)

Desventajas:
 Alto costo de inversión

2 - Plantación de verano con plantas frigoconservadas


Este sistema consiste en cosechar los plantines en el mes de julio y colocarlos en cámara frigorífica
durante 6 a 8 meses, para ser plantados en febrero o marzo del año siguiente.
Se conoce como plantación de verano con plantines “frigo”.

Ventajas:
 Bajo costo del plantín
 Menor mano de obra (en los sistemas en que no se utiliza microtúneles)
 Menor inversión de estructura (en los sistemas en que no se utiliza microtúnel)

Desventajas:
 Alta producción concentrada en pocos meses de cosecha (septiembre, octubre,
 noviembre y diciembre)
 Período de transplante – cosecha amplio (aproximadamente 170 días)
 Alto riesgo con las heladas tardías (en los sistemas en que no se utiliza
 microtúnel)

Cosecha
Se realiza en forma manual todos los días o cada dos días, según época del año. La fruta es colocada en
cajones plásticos, realizando en el momento de la cosecha una primera selección de fruta chica, mediana
y grande. En un recipiente adicional se colocan las frutas en mal estado o muy maduras.

TRATADO DE HORTICULTURA | 190 • 527


Cuadro. Sistemas de producción
Estimación promedio

Fuente: Cultivo de la frutilla en la zona de Coronda; INTA EEA Rafaela; 2004

En esta localidad la producción de frutilla alcanza promedios de 30.000 kg/ha.; si bien ya existen
productores que logran 60.000kg/ha. Se ha establecido que con producciones superiores a 30.000 kg el
cultivo es rentable.
Actualmente se está trabajando en la implementación de la “Denominación de origen” como estrategia
comercial para la exportación del producto.
Es importante destacar que 16 industrias procesan el 90% de la producción en Coronda (2003) para
diferentes tipos, entre los que se mencionan: fruta congelada, dulces, pulpa para yogurt, pulpa, para
heladería, industria láctea, conservas.
Asimismo en esta localidad santafecina se está instalando una fábrica para procesar 1.000 tn de fruta,
por ciclo completo de producción.
La cosecha de frutilla se generaliza entre Septiembre a Noviembre, si bien con la incorporación de
plantas frigo y el empleo de micro y macrotúneles se anticipa la producción en Julio-Agosto.

FERTILIZACIÓN EN EL CULTIVO DE LA FRUTILLA


Objetivos de la fertilización
 Promover un rápido y temprano crecimiento de la planta, así como obtener un buen desarrollo
radicular inicial, a fin de lograr elevados rindes comerciales de fruta.
Brindar un adecuado aporte de nitrógeno para la formación de botones florales

En Tucumán en general en el cultivo de frutilla para fruta se efectúa en bordos con desinfección, fer-
tilización de base y fertirriego con aplicación de N-P-K-Ca-Mg y microelementos de acuerdo a análisis
de suelo, al cultivar y a la etapa fenológica del cultivo.

Factores que afectan la absorción de nutrientes:


Entre los factores que afectan la absorción de nutrientes por la planta en el cultivo de la frutilla, se
citan:
Niveles de nutrientes.

Prácticas culturales empleadas

El genotipo utilizado

Morfología y características individuales de cada cultivar

Densidad de plantas

Vigor y sanidad de plantas

Micorrizas, Azospirillum. Población microbiana en general (Mengel and Kirkby, 1982, citado por

May and Prits, 1990)
El clima

Temperatura

Fotoperíodo

Intensidad lumínica

TRATADO DE HORTICULTURA | 191 • 527
Humedad relativa.

El suelo

Tipo

Humedad

pH

Contenido de materia orgánica

En el caso de la variedad: cultivar como Sweet Charlie tienden a tener un pico de producción y luego
disminuye o cesa la fructificación, por lo que requiere el aporte de nutrientes para promover la produc-
ción nuevamente. Camarosa es menos exigente en nutrientes pues su producción es más constante a lo
largo del ciclo de cultivo.
El contenido de materia orgánica del suelo es importante por cuanto incrementa la capacidad de
contener humedad en suelos arenosos; mantiene o mejora la estructura del suelo, mediante el agregado
de las partículas del mismo. Esto resulta en la obtención de un suelo liviano, con buen drenaje, bien ai-
reado y óptima penetración del agua lo que favorece una rápida y extensa ramificación radicular.(W.D.
Evans, et al)
Asimismo la materia orgánica también ayuda en la retención de nutrientes, impidiendo pérdidas por
lixiviación y en una liberación gradual de los mismos a lo largo del período de crecimiento.

Fuentes de materia orgánica


La materia orgánica se puede obtener mediante:
a. El cultivo e incorporación de abonos verdes, antes de implantar el cultivo.
Como ejemplos de abonos verdes se pueden citar: maíz, caupí, soja. Se debe incorporar el mismo al
suelo con suficiente antelación, a fin de promover una buena descomposición previa a la desinfección
del suelo o de la implantación del cultivo
b. La aplicación e incorporación de estiércol provee de materia orgánica y algunos nutrientes.
c. El uso de rastrojo aplicado antes de la plantación es un buen sustituto del estiércol.

Salinidad
Entre estos factores es importante tener en cuenta que la frutilla es extremadamente sensible a la
salinidad

Momento de respuesta de la planta a la fertilización.


Asimismo la planta responde a la fertilización después de tres semanas a un mes de aplicado el abono
(Maroto y López Galarza, 1988). Se debe evitar un excesivo abonado de base que puede repercutir por
un exceso de salinidad en el suelo.

Extracción de nutrientes y necesidades de fertilización


Extracciones totales (ha/año)
La extracción de nutrientes por la planta es importante conocer, a fin de mantener la eficiencia de
la misma.
Se ha estudiado la evolución de los nutrientes en los frutos, siendo la media de extracciones totales
(ha/año), la siguiente:
200 UFN; 110 UF P2 05 y 310 UF K2 0, lo que equivale a una relación aproximada de 2:1:3. (D.L.Orihuela
Calvo, 1995).
Al establecer las necesidades de fertilización es importante tener en cuenta:

Nitrógeno
Niveles foliares

TRATADO DE HORTICULTURA | 192 • 527


Con niveles de N-foliar de 2,0 -2,8 p.p.m.: existen síntomas de deficiencia.
>3 p.p.m.: Sin síntomas de deficiencia. (Ulrich, 1980, citado por Orihuela Calvo, 1995).
Los niveles foliares críticos y extracción de nutrientes por tonelada de producción de frutilla se ex-
presan a continuación:

Intervalos de concentración según


las fases fenológicas productivas de la frutilla
Los intervalos de concentración más frecuentes según las fases fenológicas productivas de la frutilla
se observan en el cuadro 1.(Lopes, et al, 1990, citado por Orihuela Calvo, 1995).

Cuadro 1.- Concentración de Nitrógeno foliar según fases fenológicas


productivas de la frutilla.(en el Algarve portugués)

Los meses de vida de la planta son una fuente importante de variación en los niveles de N - foliar. Los
niveles de N - foliar están ligados a la fisiología de la planta.
Se ha determinado que la fertilización nitrogenada influye en el aumento de la calidad y cantidad de
fruto por planta y por unidad de superficie (Shoemaker, 1978) ya que tiene un marcado efecto sobre el
crecimiento vegetativo,(Bould, 1974; Luckwill, 1970) la iniciación floral, la longevidad del saco embrio-
nario y la acumulación de carbohidratos durante el letargo.(Plancarte, 1976), citados por Becerril R., E.
y Barrientos Pérez, F., 1982).
Asimismo se ha determinado que el tratamiento de Nitrógeno, aplicado en base a las fases fenológicas
de la fresa y fraccionado en tres aplicaciones: al trasplante, al inicio del letargo y en la floración promovió
un desarrollo vegetativo y reproductivo equilibrado (Becerril, 1982).
En el cv. Camarosa, de un gran desarrollo vegetativo, se recomienda no superar 200 UFN, durante todo
el ciclo de producción de fruta.

Fósforo
Niveles de fósforo foliar
Los niveles de fósforo foliar en Huelva son los siguientes:
300 - 1.100 p.p.m.: Síntomas de deficiencias
1.500 - 13.000 p.p.m.: Sin síntomas de deficiencias (Ullrich, 1980)

FERTILIZACIÓN De base
1.- En las producciones comerciales de Lules, Tucumán se están usando algunas variantes tales
como:
Triple 15 con una dosis de aplicación de 400 Kg/ha. y un aporte, expresado en unidades de fertili-

zante, de N 60, P (P2O5) de 60 y K (K2O) de 60. Se aplica antes de hacer los bordos.
300 kg/ha de Fosfato diamónico en plantación al voleo o con la formación del bordo de planta-

ción.
TRATADO DE HORTICULTURA | 193 • 527
2.- Sulfato de Magnesio: 400 Kg./ha que aportan 40 U.F.

Otros Fertilizantes:
 Nitrato de Amonio: 48 Kg./ha. (33.5-0-0)
Nitrato de Potasio: 521 Kg./ha (13-0-46)

Nitrato de Calcio: 412 Kg./ha 19,4% de Ca.

Ácido Fosfórico: 70 lts./ha (0-85-0).

Sulfato de Magnesio: 100 Kg./ha (10%)

(!8-46-0) aporta N y P.

FERTILIZACIÓN FOLIAR
yoguen 3 + organix, se aplica 1 vez cada 8 días.
FERTILIZACIÓN DE COBERTERA (En Unidades de Fertilización durante los meses de cultivo)
Elemento Mayo Junio Julio Agosto Set. Oct. Total
Nitrógeno 0 20 24 39 32 30 145
Fósforo 0 5 13 18 18 6 60
Potasio 0 24 24 72 60 60 240
Calcio 0 8 20 24 20 8 80
Magnesio 0 0 0 2,5 5 2,5 10
Se implementa en sistemas de plantación con bordos mas altos y que presentan una separación de 1,5
mts. Se aplica 3 veces por semana (1-1,5 hs/año aproximadamente). Con este sistema se hace un mejor
uso del agua y se evita el ataque de hongos al cultivo, como ocurre con el riego por surco cuando el agua
entra en contacto con la fruta o las hojas, por salpicadura.

USO DE REGULADORES DE CRECIMIENTO


Se están usando Giberelinas (1 pastilla para 49 lts. de agua), para:
Anticipar floración.

Elongar el pedúnculo y facilitar la cosecha.

Desventaja de su uso:
 Al elongar demasiado el pedúnculo la fruta, en el caso de cultivos en bordos bajos las mismas están
próximas al suelo y por lo tanto son más propensa a contraer enfermedades, si se hace riego por
surco.
 Hay que manejar bien las dosis, porque malas aplicaciones del mismo inducen deformaciones del
fruto.

RIEGO DE FRUTILLA EN LULES, TUCUMÁN.


Actualmente se están utilizando dos sistemas de riego:

POR SURCO
Este sistema aún es empleado, principalmente por pequeños productores frutilleros. Se implantan en
bordos bajos y con una separación de 1 - 1,2 m. de centro a centro. En Lules se usa el agua que proviene
de los canales, se aplican 1 o 2 riegos por semana, según la temperatura (es el que se viene utilizando
desde hace tiempo).

POR GOTEO
En el cultivo de frutilla, y con el incremento del uso de acolchado plástico, el uso de fertilizantes vía
riego es común para suplementar los requerimientos de fertilización de esta especie.

TRATADO DE HORTICULTURA | 194 • 527


Entre las principales ventajas de la fertirrigación se pueden señalar las siguientes:
Reducida fluctuación de la concentración de nutrientes en el suelo a través de la estación de cre-

cimiento.
Facilidad de adaptar la cantidad y concentración de un nutriente específico respecto a los requeri-

mientos del cultivo.
Adecuado uso de mezclas de fertilizantes y/o fertilizantes líquidos balanceados con microelementos

que son difíciles de distribuir en el terreno.
Aplicación precisa de nutrientes de acuerdo a la demanda del cultivo por lo que se evita la concen-

tración excesiva de fertilizante en el suelo y lixiviación fuera de la zona de humedecimiento.
Aplicación de agua y fertilizantes solamente a un volumen determinado de suelo, donde las raíces

están más activas, incrementándose la eficiencia del uso del fertilizante y reduciendo su impacto
ambiental.
Reducción en el tráfico de maquinaría agrícola en el campo.

Fabricación “a la carta” de fertilizantes concentrados adaptados al cultivo, agua de riego y condi-

ciones climáticas durante todos y cada uno de los días del ciclo del cultivo.
Automatización de la fertilización.

Entre los posibles inconvenientes del sistema podemos citar:
Costo inicial de la infraestructura.

Obturación de goteros.

Necesidad de manejo del sistema por personal especializado. Un mal manejo de la fertirrigación puede

provocar daños como: acidificación excesiva, lavado de nutrientes y/o salinización del suelo

Cultivo sin suelo de frutilla (Jiménez et al, 2008)


El cultivo convencional de frutilla en suelo no solo enfrente problemas sanitarios y ergonométricos.
Los primeros se refieren a la contaminación de suelos por patógenos que ocasionan enfermedades. La
desinfección de suelo se torna cada vez más restrictiva por las dificultades de sustituir al bromuro de
metilo u otros fumigantes con eficiencia similar (Lieten, 1998; Paranpjpe, 2003). En relación con el tema
ergonométrico se evidencia por la elevada frecuencia de cosechas cercana al suelo. El cultivo sin suelo en
ambiente protegido sobre bancales o soportes encima del nivel del suelo es una alternativa que supera
estas dificultades. Este sistema permite aumentar la densidad de plantas y la productividad, disminuyendo
los costos de producción (Lieten, 1993; 1998; Moraes & Furlani, 1999; Paranjpe Et Al., 2003). En Europa el
sistema NFT es el más difundido en frutilla, en sistemas abiertos, con drenaje perdido de solución nutritiva
y plantas colocadas en sacos o vasos que contienen diferentes sustratos (Lieten, 1993).

Producción de plantines
El cultivo sin suelo permite um mejor control relacionado com la sanidad, precocidad y productividad
(Bish et al., 1997; Durner et al., 2002).
En Europa, las plantas madres provenientes de cultivo de tejidos se plantan en saco de plástico que
contiene el sustrato. El suelo sobre el que están los sacos se cubren con acolchado plástico. Las trochas
se cubren con paja de trigo. Las plantas madres emiten los estolones al final de la primavera, quando se
inicia a producción comercial de fruta preferentemente en invernáculos o túneles de polietileno (Bish et
al., 1997; Durner et al., 2002;). Se extraen las puntas del estolón, y se planta en bandejas con sustrato.
Estos plantines se denominan plug o tray plants y se adaptan al sistema de producción de frutilla en sus-
trato. El empleo de sustratos inertes evita la exposición del plantín a patógenos del suelo (Lieten, 1998;
Musacchi & Musacchi, 1998; Durner et al., 2002; Bish & Cantliffe, 2002). Estos plantines son más precoces,
y son útiles para la producción de frutilla cuando el valor del producto en el mercado es más elevado
(lieten, 1998; durner, 1999; durner et al., 2002; Bish & Cantliffe, 2002). Entre los sutratos empleados se
mencionan lana de roca, vermiculita, perlita, turba, arena, costra de píno, poliestireno (Bish & Cantliffe,
2002; Durner et al., 2002).

TRATADO DE HORTICULTURA | 195 • 527


Producción de fruta
Los sustratos permiten mejor control del tenor de oxigeno y una mayor inércia térmica de las raíces
si se compara con sistemas hidropônicos NFT (Hennion & Veschambre, 1997; Lieten, 1998). Se pueden
emplear sacos, macetas plásticas
Se emplean sustratos como; turba, perlita, lana de rocha, fibra de coco, con 3-4 plantas por saco, con
densidades entre 8 e 12plantas x m-2; o macetas de 2dm3 de volumen, con los mismos sustratos. Estos
recipientes se suspenden a diferentes alturas, aislando las plantas del suelo y facilitando la cosecha. La
producción varía según la época, y se obtienen de 5 a 10kg m-2 (Hennion & Veschambre, 1997; Baruzzi
& Faedi, 1998; Lieten, 1998; Lieten et al., 2004).
En Florida, EE.UU la densidad de 22 plantas m-2 alcanzó rendimientos de 86t ha-1. Los cultivares “Car-
mine”, “Treasure”, “Strawberry Festival” y “Camarosa” fueron las más indicadas (Paranjpe et al., 2003).
En sistema vertical, Furlani & Fernandes Júnior (2004) utilizaron, en la región de Jundiaí, SP, se utilizaron
sacos largos de polietileno de cerca de 2m de longitud y 0,20m de diámetro, con volumen de sustrato de
63 l., colgadas en el interior de un invernáculo de polietileno. El sistema es abierto con drenajes perdido
en donde la fertirrigación se efectúa a través de microtubos
Los turnos de riego en sistema de NFT dependen del estadio fenológico de la planta y de las tempe-
raturas del aire y de la solución nutritiva. Moraes & Furlani (1999) recomiendan turnos intermitentes de
10min, en climas con temperaturas medias de 26°C. Por otra parte, Villela Júnior et al. (2004), utilizan
turnos de riego de 15min e intervalos de 30min, aumentando para turnos intermitentes de 15min en las
horas más calientes del día.

Cultivo sin suelo experimental de frutilla en columnas con sustrato de turba y perlita.
Cátedra de Horticultura. FAZ – UNT.

Composición de la solución nutritiva (Martinez Tellez, 2005)


NUTRIENTE Ppm
Nitrato 161
Nitrato de Amonio 14
Fósforo 45
Potasio 284
Calcio 125
Magnesio 31
Fierro 1.5
Manganeso 0.8
Zinc 0.65
Boro 0.27
Cobre 0.05
Molibdeno 0.05
PH 5.83
Conductividad Eléctrica (CE) 1.6
TRATADO DE HORTICULTURA | 196 • 527
PRINCIPALES ENFERMEDADES Y PLAGAS
ENFERMEDADES MÁS COMUNES
 Antracnosis (Colletotrichum fragarie) que afecta corona, hojas y raíz.
 Viruela (Ramularia) ataca hoja.
 Tizón (Phomosis sp.) ataca hoja.
 Botrytis sp: Afecta el fruto.
 Podredumbre blanca (Sclerotium sp.) afecta la raíz.
 Rhizoctonia: ata
 ca pecíolos y estolones.
 Phytophthora cactorum: afecta el cuello de la planta y a los frutos.
 Sphaeroteca macularis f. sp. fragariae: oídio
 Mycosphaerella fragariae: Mancha púrpura
 Xanthomonas fragariae: mancha aceitosa.
 Sphaeroteca macularis: Oidio o cenizo
 Gnomonia comari. (forma asexual o anamorfo Zythia frariae
Lules, Tucumán. La fruta se reblandece sensiblemente y adquiere um color bronceado.
Está asociado principalmente a la parte aérea en las hojas y cáliz; produce severos daños en el cáliz,
afectando la conservación y calidad en postcosecha del fruto.
Antracnosis y Botrytis (en períodos lluviosos o cuando se utiliza riego por aspersión como complemento
del riego por goteo), son las mas importantes.
Bronceado norteamericano. Esta enfermedad en fruta se detectó en 2006 en Lules.

Manejo
Eliminar fuente de inóculo con:
 Desinfección de Suelo:
Física: Solarización
Química: Bromuro de Metilo. Está en vías de ser sustituido por otros productos, por destruir la capa
de Ozono de la atmósfera.
Eliminación de malezas hospedantes.

Compra de plantines sanos (método preventivo).
Control químico: Con pulverizaciones cuando se presentan los primeros síntomas.
Control biológico: Con las Micorrizas y Azospirillum: que generan en la planta cierta resistencia a
enfermedades.
Separación de la producción de plantines de viveros, de la producción comercial para fruta.
En el caso de Botrytis eliminación de residuos vegetales enteros (frutos, hojas, etc.) ha resultado tan
eficaz como los tratamientos antibotríticos, aunque no resultan suficientes; sin embargo los tratamientos
unidos a la eliminación de residuos vegetales enfermos son estadísticamente más eficaces.

PLAGAS COMUNES
Ácaros: Arañuela roja (Tetranychus urticae). Manejo.
El ácaro succiona la savia, cubriéndose el envés de la hoja de una tela que disminuye y hasta puede
hacer cesar la Fotosíntesis.

Manejo: Preventivo
1. Sacar hojas viejas de las plantas.
2. Eliminar malezas.
TRATADO DE HORTICULTURA | 197 • 527
3. Usar variedades resistentes: Chandler es ligeramente resistente.
4. Usar plantas comerciales libres de ácaros.
5. Efectuar controles en el estado de hoja erecta cuando el producto llega mejor al envés de la mis-
ma.
En este aspecto existe un grave problema y es el excesivo uso de productos químicos y que no se respetan
el tiempo de carencia que tiene cada producto. Y sobre todo que no hay control. Por ello hace poco se
publicó en el boletín oficial la Ley 28.198 que reglamenta el uso de productos químicos en Hortalizas.

Pulgones (Myzus persicae)


 Representa un serio problema en las producciones de frutilla para fruta en Valles de altura, princi-
palmente cuando se realizan producciones de frutilla en cultivos de dos años. Cuenta con enemigos
naturales (Vaquitas)

Trips (Frankliniella occidentalis)


Ratones de campo
 Comen los aquenios

Gusanos del suelo: gusano grasiento


 Matan la planta

Pájaros
 Comen los frutos.

Babosas
 Comen los frutos
En 2006 se manifestaron ataques de gusanos en fruta, por lo que se requiere un control del mismo

Residuo y Tiempo de carencia de Productos Químicos

TENDENCIAS MUNDIALES ACTUALES EN


EL MANEJO DEL CULTIVO DE FRUTILLA
La tendencia actual es:
Efectuar un control integrado de la arañuela roja y otras plagas

El cultivo biológico mediante la reducción de niveles de fertilizantes nitrogenados.

El uso de umbrales de presencia de malezas.

Cultivo forzado fuera de suelo bajo invernadero y aire libre, en sustrato de turba, perlita, lana de

roca, etc. muy concentrado en la variedad Elsanta, Lambada y similares
Cultivo en atmósfera enriquecida con CO2.

Existen actualmente avances en el concocimiento y control de enfermedades como la antracno-

sis; evaluación en campo de material procedente de micropropagación y estudio de marcadores
moleculares para genes de interés económico y agrícola de resistencia a P. cactorum, P. fragariae,
Xanthomonas
Reguladores de la madurez fisiológica de los frutos.

TRATADO DE HORTICULTURA | 198 • 527
COSECHA DE FRUTILLA
La frutilla es una fruta que posee una alta respiración (150 mg. CO2/Kg Hs.), lo que trae como conse-
cuencia una corta vida útil (5 a 7 días a temperatura ambiente), por lo tanto es una fruta muy delicada en
su manejo, ya que es muy manipulada tanto en el momento de cosecha como en el packing, afectándose
con esto la vida útil y la calidad organoléptica de la fruta.

MOMENTO OPORTUNO
Va a depender de los siguientes factores:
Variedad

Distancia al mercado

Temperatura: Hay que realizarla en horas frescas, lo ideal es a la mañana temprano. La temperatu-

ra tiene importancia en el preenfriamiento de la fruta en el packing, porque cuando más calor de
campo traiga más tiempo vamos a necesitar y mayor energía para el enfriamiento.
A mayor temperatura, la fruta transpira más, hay mayor pérdida de agua, por lo tanto una disminución
del peso.

FRECUENCIA
La cosecha se hace cada dos días o día de por medio y a medida que aumenta la temperatura se co-
secha todos los días, en la región del Pedemonte. La fruta para industria debe tener color rojo maduro
completo (Camarosa), en Ventana ¾ maduro porque la fruta es muy blanda.

FORMA DE COSECHAR LA FRUTA. Envases


La cosecha es manual, se corta la fruta con un golpe seco, tratando de no dañar la fruta ni las flores,
en la base del pedúnculo.
Toda la fruta que se va cosechando se la pone en canastos de plásticos negros, o rojos, de una capa-
cidad de 6 Kg.; estos cajones son apilables y así se los ubican en habitaciones o galpones hasta que son
cargados en camiones para ser llevados al packing.
Hay productores que hacen su propio envasado de la fruta y lo hacen en bandejas de plásticos entero
o enrejados (mayor ventilación) de 250 gr. y estos son puestos en cajones de maderas que llevan 4 ban-
dejitas en el lado más corto y 5 en el lado mas largo.

ACONDICIONAMIENTO EN POSTCOSECHA DE LA FRUTILLA


Principales problemas en postcosecha
Enfermedades
 Botritys cinerea: se origina en el campo en condiciones de exceso de humedad ocasionado por un
inadecuado manejo de los microtúneles (cierre hermético que impide una adecuada ventilación en
condiciones de bajas temperaturas). Camarosa presenta mayor incidencia en fruto
Rhizopus nigricans y Rhizopus stolonifer: podredumbre acuosa producida por hongos del género

Rhizopus. Afectan el fruto al estado maduro; penetra por heridas. El fruto se ablanda y se produce
un exudado. Con temperaturas por debajo de 10º C el hongo no desarrolla.
Mucor piriformis: el hongo desarrolla a temperaturas incluso inferiores a 0º C.

Peronospora fragariae: Mildiu: el fruto atacado presenta un aspecto coriáceo.

Sphaeroteca macularis: Oidio o cenizo: el fruto con Oidio presenta en su superficie un polvo blanco

muy fino. Altera el sabor del mismo.

TRATADO DE HORTICULTURA | 199 • 527


Climáticos
 Altas temperaturas: aceleran la maduración de la fruta tanto en planta como posterior a la cose-
cha.
Las altas temperaturas también pueden producir “golpe de sol” en frutos expuestos al sol, que sobre-
salen del follaje.
Bajas temperaturas: dañan los frutos principalmente inmaduros y en menor proporción a los frutos

maduros.

Mecánicos
Al ser la fruta delicada por su piel fina y pulpa acuosa y blanda, es susceptible de experimentar daños
durante el manipuleo en cosecha y postcosecha, tales como: heridas, golpes, aplastamientos.

Deficiencias nutricionales
 Deficiencias de calcio: los frutos son pequeños, duros, ácidos y presentan parches de semillas.
Deficiencia de nitrógeno: los frutos tienen buen color pero son de tamaño reducido. Frutos albinos:

carecen de color y se producen por una deficiente translocación de azúcares durante la madurez
del fruto.

Frutos deformes
 Se producen por una polinización deficiente. Las causas pueden ser variadas: falta de insectos poli-
nizadores; heladas; sequía; uso inadecuado del microtúnelo que no permite el ingreso de los agentes
polinizadores (abejas), etc.

Fisiología de Postcosecha de la fruta. Manejo


Con la disminución de la temperatura durante el proceso de conservación del fruto disminuye la ve-
locidad de respiración. En frutilla con temperaturas de -0,5 y 0º C se logra una baja actividad metabólica
sin experimentar daños por frío.
Cuando la fruta no se conserva a las temperaturas adecuadas, se producen pérdidas de peso, así como
una importante disminución de la calidad sensorial, por cuanto se ve afectada tanto la apariencia como
la textura del fruto, el olor y sabor. También la fruta que por contener un elevado contenido acuoso tiene
transpiración elevada lo que trae como consecuencia que la misma se arrugue y presente apariencia de
marchitez y envejecimiento. Para disminuir éstas pérdidas de agua del fruto se aumenta la humedad relativa
del aire que rodea al mismo, con lo que se reduce la evaporación del agua; y se reduce la temperatura.
Por lo expuesto es importante efectuar:
 Una manipulación delicada de la fruta.
 Una temperatura después de cosechada y durante la conservación de temperaturas entre 0 y 2º C.
 Una humedad relativa elevada durante la conservación, cercana a la saturación pero sin alcanzar-
la.

Control de calidad de frutas


Es de especial importancia para la selección de la materia prima por la industria conservera.
Tratándose de frutas al estado fresco como en frutilla, se recurre al examen visual para constatar sus
caracteres organolépticos, estado de conservación (ausencia de insectos, arañas, levaduras, y hongos),
madurez y limpieza, debido a la posible presencia de pesticidas tóxicos.
Los caracteres organolépticos cómo aspecto, color, olor, sabor y textura se determinan por el Análisis
Sensorial.
Para apreciar la textura se recurre a métodos instrumentales que aplican medidas mecánicas de la
resistencia del alimento a fuerzas mayores que la gravedad:
a) Penetrómetros, que se basan en medir la fuerza necesaria para penetrar en la muestra, o bien, la
profundidad de penetración por una fuerza dada. En frutas (bananas, frutillas) suelen usarse también
dinamómetros, medidores de la fuerza, necesaria para hacerlos pasar por cierta ranura.
TRATADO DE HORTICULTURA | 200 • 527
Color del fruto: rojo sin cubrir parte de la zona del caliz

Solidos solubles totales: 7-8º Brix

Acidez total: 14-17 Meq/ 100 ml. jugo

I.M.= 0,4-0.5º Brix/ meq/100 ml jugo

Se determinó en Frutilla cv. Camarosa un Índice de Cosecha de Fruta en manejo sin fertilización y con
fertilización de N-P-K-Ca-Mg mediante fertirriego valores promedios que se observan en el Cuadro 1.-

Cuadro. Indice de Cosecha de frutos maduros (%) de frutilla cv. Camarosa, cultivada con solución
nutritiva en fertirriego. Lules, Tucumán. 2005.
Medias seguidas por la misma letra en las columnas no difieren
entre sí por el Test de Tukey (p=00.5).

CONSIDERACIONES RELACIONADAS CON LA EXPORTACIÓN


En la exportación de esta fruta altamente perecedera juega un rol muy importante a tener en cuenta
un profundo análisis varietal así como una significativa mejora de los procesos de manejo del cultivo
(riego, fertilización, forzado de la producción), manejo de plagas y/o enfermedades y aspectos relacionados
con la cosecha, postcosecha, y marketing para poder competir con éxito. No menos importante resulta
la unidad del sector frutillero.
En la exportación de frutilla, si el mercado de destino es Europa prefiere frutos de calibre medio,
cónicos, color externo de frutos rojo vivo brillante a rojo ladrillo brillante, color interno rojo sin zonas
blanquecinas ni oquedades, fuertemente aromatizados con buen equilibrio en la relación azúcares/ ácidos
y una alta consistencia de la piel y pulpa.
Los consumidores franceses asocian el concepto de calidad de fruta con la variedad Garriguette y
los holandeses y otros grupos europeos con la variedad Elsanta; ambas variedades no se adaptan a las
condiciones agroambientales del sur de Europa.
Es así que existe una fuerte presión de los responsables de la frutilla del Benelux (Bélgica, Holanda
y Luxemburtgo) para imponer el modelo de las características sensoriales de la variedad “Elsanta”, esto
es:
Tamaño medio de frutos

Forma cónica

Color externo del fruto rojo brillante anaranjado.

Asimismo en países de centro y norte de Europa, los mercados de origen belgas, holandeses e ingleses
procuran como política de presión, llevar el producto fresco al día siguiente de la cosecha.
Dichos mercados requieren fruta en envases de 250 g de capacidad; de color rojo uniforme, con bajos
contenidos de residuos químicos. La frutilla se mantiene en cadena de frío de 2º C en origen, en el trans-
porte en camiones frigoríficos y se dispone en contenedores en el avión a 2º C.
Considerando a los productores españoles de la zona de producción de fruta temprana (Huelva) estos
prefieren variedades de frutilla de fácil cosecha, porte de planta intermedio, elevada productividad (> de
500 gr./ planta en cultivo en microtúnel y con utilización de plantas frescas) y precocidad; frutos medianos
a gruesos de forma cónica alargada a casi cilíndrica, constante; color exterior rojo brillante a rojo sangre
y rojo cardenal, y color rojo interno del fruto. En cuanto al sabor desean frutos de buen sabor, aroma,
adecuada proporción de azúcares/ácidos y resistencia al transporte y a elevadas temperaturas.
A continuación se describe las etapas de acondicionamiento de la frutilla para el mercado en fresco:

TRATADO DE HORTICULTURA | 201 • 527


Etapas de acondicionamiento de la
frutilla para el mercado en fresco
1.- COSECHA
2.- TRANSPORTE
3.- RECEPCIÓN
4.- PREENFRIADO
5.- CLASIFICACIÓN Y ENVASADO
6.- ENFRIADO
7 A.- CÁMARAS FRIGORÍFICAS
7 B.- ó 7.- DESPACHO
8.- TRANSPORTE
9.- DISTRIBUCIÓN Y VENTA
En síntesis la fruta después de cosechada se conduce al sector de clasificación, esta es manual y llevada
a cabo por personas que trabajan sobre mesadas. Aquella fruta que presenta un buen tamaño y no está
muy madura es puesta en cajitas de 250 g. en forma ordenada, luego estas cajitas se colocan de a 8 en
cajas de cartón que tiene perforaciones para permitir la aireación de la fruta y son apilables. Por otro
lado en un canasto se va colocando la fruta muy chica y que está muy madura (con destino a industria)
y en otro cajón el descarte.
Otro tipo de envase empleado en supermercados es: bandejas de telgopor con un peso en fruta que
varía de 750 - 900 gs. cada una, se envuenlve en resinite; se coloca una etiqueta con la fecha de envasado;
el precio por Kg. y el precio del contenido neto de frutilla.

MANEJO DE LA FRUTILLA EN EL PACKING PARA


FRESCO Y CONGELADO EN TUCUMÁN, ARGENTINA.
La fruta se despabila en el campo donde se la coloca en bandejas de plásticos de 6 Kg. apilados en
tarimas y se las traslada a la planta de empaque en tractor con acoplados; ésta es descargada y llevada
a cámaras de frío, que tienen una temperatura de 2º C, para quitarles el calor de campo de 24-26º C; de
este modo no se demora el congelado de la fruta; allí permanecen un cierto tiempo hasta que puedan
ser clasificadas en los siguientes grados:
Grado A: fruta madura
Grado B: fruta bien madura con mayor contenido de ºBx; es la que se exporta
Grado C: es fruta en bloque y está constituída por fruta madura, deforme, y no tan madura.
Luego la fruta se saca de la cámara y se lava en piletones donde se sumerge la fruta unos minutos.
En estos piletones el agua está a temperatura ambiente, y se le agrega hipoclorito a razón de 60-90ppm.
En laboratorio realizan ºBrix, concentración de hipoclorito a emplear en el lavado de fruta como des-
infectante. El agua es renovada continuamente. Luego la fruta continúa por una cinta móvil donde se
descarta la fruta podrida, fuera de tamaño o muy remadura. Esta cinta tiene un magneto para eliminar
clavos, arandelas aunque nunca se encontraron estos elementos.
La fruta se coloca en bandejas de congelado (hasta 5kg/bandeja). Se conducen a un túnel con tempe-
raturas de -20 a -22º C y se congela; en 8 hs elevan la temperatura de la fruta a -20º C; separan la fruta
en forma individual y pasa por mallas de acuerdo al tamaño en los siguientes calibres:
<25 mm de diámetro

25-35 mm de diámetro

35-40 mm de diámetro

> de 40 mm de diámetro

La fruta de cada calibre es recibida en bolsas de plástico en forma de IQG (Individual Quick Freezing)
en: grado A; grado B; luego se coloca en cajas con un peso de 13,5 kg/caja. Se las dispone en palets en
cámara frigorífica de mantenimiento a -20º C hasta hasta que llega el camión frigorífico con temperaturas
de -20º C hasta -30º C y se conduce la fruta al puerto de embarque.
En el empaque también se procesa fruta fileteada (Slices) (5 a 6mm) con azúcar y cubeteada (6x6x6mm)
con azúcar. La fruta debe estar rojo madura y de consistencia firme para que no se aplaste en el momento
TRATADO DE HORTICULTURA | 202 • 527
de ser guillotinada en filetes y/o cubos. En este caso el cultivar y la nutrición mineral en campo, princi-
palmente potásica, juega un rol imortante.
La frutilla para industria es requerida por firmas locales para la fabricación de mermeladas, yoghurt,
etc. Y para mercados externos.
Actualmente Tucumán y Coronda (Sta Fe) tienen en ejecución un Proyecto de implementación de
Buenas Prácticas Agrícolas y Buenas Prácticas de manufactura para asegurar la calidad agroalimentaria,
con sostenibilidad medio-ambiental.

Panorama varietal de la frutilla en Tucumán

El panorama varietal ha seguido con el dominio de la variedad Camarosa, de origen californiano,


seguida de las variedades Ventana, también de origen californiano.
En menor medida se han llevado a producción otras variedades como Sabrosa de España, Festival de
la Universidad de Florida, Albión (Tafí del Valle) de la Universidad de California.

Camarosa
Probablemente, el éxito de su persistencia como variedad mayoritariamente cultivada en Tucumán,
que ya alcanza una década, resida en dos aspectos bien diferentes:
Presentar una valoración notable en los diferentes parámetros cuantitativos y cualitativos que ha-

bitualmente se consideran, sin que tenga ni grandes defectos (los problemas de deformación en los
primeros frutos han sido resueltos por parte de los agricultores con la introducción de polinizadores)
ni tampoco grandes virtudes.
Adaptarse a los diferentes manejos que cada agricultor ha realizado.

Esta aptitud media buena de Camarosa puede estar provocando que el paso de un sistema de cultivo
monovarietal hacia uno multivarietal se esté retrasando algo más de lo que podría pensarse por parte de
los defensores de este segundo sistema; no obstante, nos encontramos inmersos en un proceso de transi-
ción que, independientemente de una u otra opción, nos debe llevar a una situación donde el consumidor
final pueda recibir un producto por el que se merezca pagar lo que realmente vale.

Ventana
La principal característica de esta variedad es su elevada precocidad y lo atractivo de sus frutos, pre-
cisamente en la primera parte de la campaña.
Con el objeto de aprovechar estas peculiaridades, en España se han desarrollado en las últimas cam-
pañas las plantaciones extratempranas (mes de septiembre) con planta enmacetada (try plant, plug
plant, etc.) en viveros de altura a lo largo del verano y que son distribuidas a los agricultores durante el
mes de septiembre (marzo en Tucumán) para ser plantadas. En Tucumán se inicia en Septiembre de 2008
esta modalidad con la diferencia que se empleará la variedad Albión (de días neutro) y a los plantines
enmaletados se los traerá al Pedemonte para que las plantas crezcan y produzcan fruta extratemprana
en el período otoñal.

TRATADO DE HORTICULTURA | 203 • 527


Albión
Una situación parecida a la de Ventana se da con Albión, aunque el número de macetas puestas en
cultivo no sea tan alto como en el caso de Ventana. El caso de Albión, variedad de día neutro california-
na, precoz y con fruto de una buena calidad, puede ser una opción interesante para uso de esta técnica
de plantación extratemprana en maceta, en tanto que la vida comercial y la calidad general del fruto
es superior a la que presenta Ventana. Esta variedad se está cultivando para fruta de verano en Tafí del
Valle (2000m.s.n.m.) desde 2007.

Sabrosa
Festival
Como se ha comentado, otras muchas variedades empiezan a encontrar un espacio en el mercado.
Entre ellas está Festival, variedad enfocada a satisfacer la demanda del mercado inglés. Esta variedad
presenta fruta precoz, con buen sabor y aroma y tamaño homogéneo.

Hacia la producción integrada de frutilla


Hasta mediados del siglo pasado en la producción agrícola se utilizaban productos y técnicas que prác-
ticamente no habían evolucionado desde los romanos que fueron los que revolucionaron la agricultura.
La verdadera evolución vino a mediados del siglo XX, cuando las ciencias se desarrollaron de una forma
rápida, lo que favoreció la demanda de productos agrícolas para alimentar a una población creciente. Las
técnicas que se usaban en agricultura no satisfacían la demanda de alimentos, las cosechas se perdían
por las plagas y enfermedades, las que al pasar de una producción extensiva a intensiva favorecieron su
dispersión ya que sus enemigos naturales no fueron capaces de seguir controlándolas; asimismo el hombre
fue responsable de la dispersión de las plagas por todo el mundo.
También a mediados del siglo XX la química, al igual que otras ciencias, evolucionó rápidamente y se
consiguieron productos de síntesis que también eliminaron los enemigos naturales de plagas y enferme-
dades. Asimismo se produjeron resistencias a estos productos y cada vez los productos eran más fuertes,
hasta que al final por muy fuertes que fuesen los productos ya no causaban el efecto deseado. También
se empezaron a utilizar masivamente abonos químicos produciendo la contaminación de acuíferos con
nitrógeno, bloqueo de los suelos con los demás elementos y propagación de algas en diques y reservorios
de agua por el aporte excesivo de nitrógeno y fósforo desde las explotaciones comerciales.
Se utilizaban herbicidas con efectos residuales que trajeron hicieron desaparecer la fauna y flora de los
suelos llegando a su esterilización. Se usaron maquinarias agrícolas más grandes y pesadas, conduciendo
a la compactación de los suelos o a incrementar la erosión.
De todas estas acciones surge que los alimentos llegaron a tener residuos de todos estos productos
tan altos que eran inaceptables para la vida de cualquier individuo.
Es así que se procuran alternativas a las prácticas y técnicas convencionales como es la producción
agro-ecológica, pero que de una forma rentable sólo se puede hacer en ciertos cultivos y que al presente
no puede satisfacer las necesidades de agro-alimentos de una población en constante crecimiento. Otra
alternativa es la producción integrada - término medio entre la producción ecológica y la producción
convencional.
En España la Junta de Andalucía define la Producción Integrada como el sistema agrícola de producción
que utiliza los mecanismos de regulación naturales, teniendo en cuenta la protección del medio ambiente,
la economía de las explotaciones y las exigencias sociales de acuerdo con los requisitos que se establezcan
para el producto en el correspondiente Reglamento de Producción (BOJA, 2000)
En esta producción se pueden utilizar todos los productos naturales y los de síntesis más respetuosas
posibles con la naturaleza. Los principios activos de los productos se pueden usar los de menor efecto
residual y que actúan sólo sobre la plaga o enfermedad que se desea controlar, sin perjudicar a sus
predadores. Se efectúa monitoreo de las plagas y se aplican en el umbral de “daño económico” a partir
del cual el costo del tratamiento es menor que el daño que ocasiona la plaga o enfermedad (Merayo
Fernández, 2001).

TRATADO DE HORTICULTURA | 204 • 527


En la producción integrada los fertilizantes no pueden pasar de las unidades de fertilizantes por hec-
tárea por cada elemento y para el cultivo de acuerdo al contenido en el suelo y a sus necesidades en las
diferentes etapas fenológicas.
Los herbicidas tienen que ser de contacto y no residuales. Para mantener la estructura del suelo se
deben efectuar sólo las labranzas requeridas por el cultivo y de acuerdo a las características del terreno,
para evitar compactación y/o erosión.
Se deben emplear cultivares adaptadas a los principales problemas bióticos y abióticos de la zona de
producción. La cosecha tiene que ser cuidadosa y la conservación poscosecha se debe efectuar de acuerdo
a los requerimientos de frío del producto (Merayo Fernández, 2001).
En Andalucía, España se aprobó el Reglamento Específico de Producción Integrada de Frutilla (fresas)
en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Bibliografía
Agius, F.; González-Lamothe R, Caballero JL, Muñoz-Blanco J, Botella MA, Valpuesta V. 2003. Engineering increased
vitamin C levels in plants by overexpression of a D-galacturonic acid reductase. Nature Biotechnology. 21:177-
81.
Aharoni, A. 2004. FUNCTIONAL GENOMICS IN STRAWBERRY. Acta Hort. (ISHS) 649:29-33. http://www.actahort.
org/books/649/649_2.htm
Análisis genómico de la madurez del fruto de fresa
www.bmbq.uma.es/lbbv/index_archivos/fresa.htm.
(http://fresa.uco.uma.es).
Brandán de Antoni, E.Z.; Fernández, R.R.; Mangiafico, J.; Villagra, E.; Antoni, H.J.; Jaldo, H. 2005. Partición de ma-
teria seca e índice de cosecha de frutas en plantas de frutilla cv. Camarosa con nutrición mineral con sistema
de fertirriego en Tucumán, Argentina. VIII Jornadas de Ciencia y Tecnología. 09, 10 y 11 de noviembre de 2005.
Universidad Nacional de Formosa. Secretaría General de Ciencia y Tecnología. 7pp.
Brandán, E.Z. 2006. La frutilla. FAZ-UNT. Multicopia. 29pp.
Brandán de Antoni, E.Z. 2006. Producción de frutillas en Argentina. Situación actual y perspectivas futuras. Con-
ferencia. XXIX Congreso Argentino de Horticultura. Catamarca.
La Cadena de Valor de la frutilla en la región Coronda. 2004. www.bcsf.com.ar/download.php?.file-Cadena_de_Va-
lor_Frutilla.pdf-
Castillejo, C.; De la Fuente, J.I.; Iannetta, P.; Botella, M.A. and Valpuesta, V. 2004. Pectin esterase gen family in strawbe-
rry fruit: study of FaPE1, a ripening-specific isoform. Journal of Experimental Botay, Vol. 55 (398):9009-918.
Elías, V. 2003. PRECOLOQIO NOA PROVINCIA DE TUCUMÁN. 12 de agosto de 2003. http://www.ideared.org/doc/
precoloquio_NOA_desgrabacion_completa.pdf
http://www.eeaoc.org.ar/noticias/noticia.asp?seccion=noticias&id=676
http://www.sagpya.mecon.gov.ar/new/0-0/agricultura/otros/frutas/frutillas/index.php
García, J.M.; Herrera, S.; Morilla, A. 1996. Effects of porstharvest dips in calcium chloride on strawberry. Journal of
Agricultural and Food Chemistry. 44, 30-33.
Gimenez, G.; Andriolo, J. E Godoi, R. 2008. Cultivo sem solo do morangueiro. Cienc. Rural [online]. Vol. 38, Nº. 1
pp. 273-279.
http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0103-84782008000100048&lng=pt&nrm=iso>. ISSN
0103-8478. doi: 10.1590/S0103-84782008000100048.
Historia de los cultivos de frutas finas en la Comarca de El Bolsón. Cultivo de la frutilla o fresa. www.foroswebgratis.
com/tema-historia_de_los_cultivos_de_frutos_finos_en_la_comarca_de_el_bolson... - 38k
HORTICULTURA - FRUTA ROJA: Frutilla, Tucumán se consolida como lider. 2007. Suplemento Rural La Gaceta.
Kirschbaum, D. 2008. PROYECTO PROZONO / PLAN NACIONAL ­DEL INTA. El proyecto “Tierra Sana” busca alternativas
al bromuro de metilo. La Gaceta Rural. www.lagaceta.com.ar/nota/299005/.../proyecto_“Tierra_Sana”_busca_al-
ternativas_al_bromuro_m... - 49k -
Lemme, M.C.; Jaime de Herrero, A.P.; Kirschbaum, D.S.; Nasca, A.J. 1996. ARTROPODOS ASOCIADOS AL CULTIVO DE
LA FRUTILLA, Fragaria x ananassa, EN TUCUMAN, ARGENTINA. VEDALIA 3: 51-52 (1996). NOTA DE INVESTIGA-
CIONISSN 1405-0420.
TRATADO DE HORTICULTURA | 205 • 527
http://www.controlbiologico.org.mx/Vedalia/Volumen%203_1996/030302.pdf.
Larsen M.; Poll L. 1992. Odour thresholds of some important aroma compounds in strawberries. Zeitschrift für
Lebensmittel Untersuchung und Forschung 195, 120–123.
Larsen M, Poll L, Olsen CE. 1992. Evaluation of the aroma composition of some strawberry (Fragaria x ananassa
Duch) cultivars by use of odour threshold values. Zeitschrift für Lebensmittel Untersuchung und Forschung
195, 536–539.
López, M.G.; Macías Rodríguez, L. 2003. “Estudio Molecular en Corona y Fruto de Fresa (Fragaria x ananassa) en
Diferentes Etapas de Desarrollo de la Planta y el Efecto del Clima”.
http://www.pncta.com.mx/pages/pncta_investigaciones_03h.asp?page=03e8
Manning, K. 1994. Changes in gen expression during strawberry fruit ripening and their regulation by auxin. Planta
194, 62-68.
Martinez Tellez.J. 2005. Validación de un sistema de producción vertical de fresas para mesa bajo invernadero con
sistema hidropónico en la Región de Cuauhtemoc, CHIH.folio 08-2005.
Medina-Escobar, N.; Cárdenas, J.; Valpuesta, V.; Caballero, J.L.; Muñoz-Blanco, J.L. 1997. Cloning and characerization
of cDNAs from genes differentially expressed during the strawberry fruit ripening process by a MAST-PCR-SBDS
method. Analytical Biochemistri 248, 288-296
Pérez, A.G.; Sanz, C.; Olías,R.; Ríos, J.J. and Olías; J.M. 1997. Aroma quality evaluation of strawberry cultivars in
Southern Spain. Third International Strawberry Symposium. Acta Hort., 439 Vol. 1,337-340.
Torres Bruchman, E. 1977. El clima de Tafí del Valle y sus posibilidades agropecuarias. FAZ.UNT, Rep. Arg. Publ. Esp.
9:5-6.
Vidal P. I. Fertirriego en berries. http://www.irrifer.cl/muestrapresentaciones.php?id=32.
Zabetakis y Holden, 1997.
Zuccardi, R.B. y Fadda, G.S. 1985. Bosquejo Agrológico de la Provincia de Tucumán. Miscelánea Nº 86. Univ. Nac,
de Tucumán. Fac. de Agron. y Zoot. 62pp.

TRATADO DE HORTICULTURA | 206 • 527


CAPITULO 12
FRUTILLA O FRESA (Fragaria x ananassa Duch.).
I. PRODUCCIÓN DE PLANTAS EN VIVEROS
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

Las principales zonas productoras de frutilla para fruta y de plantas en viveros en Argentina se ex-
presan en la Figura 1.
La provincia de Tucumán es productora de fruta en la Región del Pedemonte y en menor superficie
en Tafí del Valle ubicado a 2000 m.s.n.m. y de plantas eson las siguientes:

Actualmente el cv. Camarosa, domina la producción temprana de Tucumán. El nuevo cultivar que re-
sulta promisorio para producción de fruta temprana en Tucumán es Ventana obtenido en la Universidad
de California, EE.UU.
Para la producción estival de fruta en Valles de altura la demanda de plantas está orientada a los
cultivares Selva y Seascape y en menor proporción Diamante.

Forma de propagación. Ventajas. Desventajas.


La forma principal de multiplicación comercial de la frutilla es asexual, a través de los estolones que
se originan de la planta madre.

TRATADO DE HORTICULTURA | 207 • 527


Ventajas
Entre las ventajas de esta forma de propagación clonal se cita la de mayor importancia agronómica
que es:
1.- La descendencia conserva los mismos caracteres genéticos de la planta madre que le dio origen.

Desventajas
Como desventajas se mencionan:
Mayor posibilidad de transmisión de plagas como ácaros, nemátodos, pulgones; enfermedades

causadas por hongos, bacterias, virus y/o micoplasmas.
Se requiere mayor volumen de material vegetal, y mayor costo de transporte, frigoconservación e

implantación.
Por lo expuesto precedentemente es importante tener en cuenta que se debe partir de plantas madres
certificadas, sanas, libres de plagas y patógenos, lo que se logra por medio de las técnicas de termoterapia,
cultivo de meristemas in vitro, cultivo en jaulas antiáfidos de plantas ex-vitro, multiplicación de plantas en
viveros localizados en zonas que reúnan condiciones ecológicas y fitosanitarias apropiadas para posibilitar
la obtención de material de calidad morfológica, fisiológica, y sanitaria elevada.
Dado que la producción de frutilla ha experimentado un crecimiento elevado en la pcia de Tucumán
(360 has, en 1995; 280 has en 1996; 350 en 2005), principalmente como fruta fresca de primicia en
el mercado local y nacional, y para industria cuando el precio del producto disminuye, principalmente
desde Septiembre, es que es importante determinar los distintos tipos de plantas de frutilla, tipos de
viveros y nuevos tipos de plantines de vivero, así como la utilización de cultivares de acuerdo al destino
que estén adaptados a las condiciones ecológicas de las principales zonas productoras de la pcia, con un
manejo apropiado de cosecha y postcosecha de las plantas de viveros, que respondan a un Programa de
Certificación.

Producción de plantas de frutilla en Viveros


localizados en Valles de altura en Tucumán
Tafí del Valle
En la Ovejería, y La Carreras, se realiza la producción de plantas de frutilla a 2000 - 2.200 m.s.n.m. Las
mismas reciben in situ inducción de frío, por lo que se obtienen plantas frescas.
Este tipo de plantas se extrae desde mediados de Marzo a Abril y se utilizan para el período de pro-
ducción de fruta Temprana en las Pcia. de Tucumán, Salta y Jujuy.
El suelo se ara, se riega con riego por aspersión, a fin de acumular humedad en el perfil del suelo, y en
la segunda quincena de Agosto se aplica el Bromuro de Metilo al terreno. La operación consiste en:
Realizar dos pasadas de cincel y dos de rastra. Se riega el terreno con aspersores, a fin de facilitar

la acción del Bromuro de Metilo.
Efectuar dos pasadas dos pasadas de rastra de disco excéntrica, con una rastra de púa acoplada

detrás del otro apero. Estos equipos se enganchan a un tractor de 120 HP, el que a una velocidad
de 15 km/h con la 2da marcha de velocidad en baja, realiza las dos pasadas como se mencionara
precedentemente, a fin de poner el terreno con toda su humedad disponible para la siguiente labor
de:
Aplicación del Bromuro de Metilo, la que se realiza con tractores de 75 HP, a una velocidad de 20

km/h, con la 3era marcha de velocidad en baja. y un equipo que consta de dos discos que abren el
surco, dos rejas, 9 picos vertedores del Bromuro de Metilo, los que se entierran a 15-20 cm de pro-
fundidad, una barra porta plástico, en el que se coloca un rollo de plástico cristal de 3 m de ancho,
50 micrones de espesor, 300 m de longitud y 368 kg de peso; detrás del plástico están dispuestos
dos discos que en posición opuesta a los dos delanteros arriman tierra para sellar el plástico, el que
se entierra por sus costados. El plástico se corta con un cuchillo en cada extremo y se inicia la mis-
ma operación en el terreno vecino. El plástico queda cubierto 0,50 m de cada lado, quedando una
luz de 2 m neto. La separación entre cada plástico es de 0,50m aproximadamente. Cada garrafa de
TRATADO DE HORTICULTURA | 208 • 527
100 kg cubre con bromuro dos rollos de plástico cristal, es decir 600 m de longitud. La operación
de aplicación del Bromuro se realiza con un tractorista, y 4 operarios que van aplicando una palada
de tierra en el centro del plástico, cada 3-4m a fin de evitar que el mismo se dañe por el viento.
Se requieren 5 garrafas de Bromuro de Metilo de 100 kg cada uno y 10 rollos de plástico cristal de

300 m cada uno/ha.
En lotes en los que el cultivo precedente fue papa-semilla se aplica Bromuro de Metilo con cloropi-

crina en una relación de 98%: 2% respectivamente, a fin de favorecer el control de patógenos del
suelo, como Rhizoctonia spp.
La aplicación del Bromuro de Metilo se realiza con garrafas de 100 kg a una presión de 40 kg/cm2; o
con garrafas de 50 kg, y a una presión de 80 kg/m2, con la ayuda de una garrafa de gas Nitrógeno, que
contribuye a ejercer presión en el gas Bromuro y facilita su salida y aplicación en el terreno. El gas actúa 48
hs, se elimina el plástico y se deja ventilar 28 días, para eliminar todos los gases retenidos en el suelo.
El Bromuro de Metilo 70% (70% de Br M, y 30% de cloropicrina) controla hongos, nematodos, gusanos
del suelo, y malezas.
Se ha determinado que el Bromuro de Metilo afecta la capa de Ozono, por lo cual el Protocolo de
Montreal (Canadá) estableció el año 2015 para su eliminación. La Estación Experimental agro-industrial
Obispo Columbres ha evaluado el uso de 1,3 dicloropropeno + cloropicrina (65:35) como alternativa al
Bromuro de Metilo (98:2) que se usa en Lules y en Tafí del Valle para desinfectar los suelos. Los resultados
preliminares indican que el 1,3 dicloropropeno + cloropicrina permitiría obtener rendimientos iguales o
superiores hasta en un 30% al bromuro de metilo (Jaldo, et al., 2005)

Época de plantación
La época de implantación del vivero está comprendida entre el 15 de Septiembre y mediados de Oc-
tubre.
En algunos lotes la plantación se realiza en curvas de nivel, lo que reduce significativamente la ero-
sión hídrica en el período estival. Según las pendientes las curvas están distanciadas 50 m. entre sí con
pendientes de 0.1-1 %0. Cuando la pendiente es mayor del 1%0 se debe reducir la separación entre las
mismas.

Plantación. Densidad de plantación


La plantación se realiza en rotación con avena o papa semilla.
La densidad de plantación es de 20.000 a 25.000 ptas./ha. Entre las variedades usadas se citan: Cama-
rosa de tipos días cortos; Selva de tipo días neutros. La procedencia de las plantas madres es importada
de Estados Unidos (California), España y de Argentina (Mendoza)
La plantación se efectúa a nivel del suelo, o en camas bajas de 10 cm de altura y 1,10 m de ancho.
El marco de plantación empleado actualmente de acuerdo al cv el siguiente:
Cv. Camarosa: 1,40 m entre hileras y 0,40-0,50 m entre plantas.

Las labores de cultivo consisten en la eliminación manual de las malezas que rebrotan durante el pe-
ríodo de estolonización. Para esta labor los operarios utilizan guantes, en jornadas de 8 hs.
Posteriormente se aplican funguicidas preventivos como: Daconyl; Sumilex; Rovral; Sencrar. Shogún
(Averiguar los que son fungicidas o insecticidas)
Las pulverizaciones se realizan:
Con mochilas en forma manual

Mediante una pulverizadora con barra de 23 boquillas; esta es conducida en forma manual por dos

operarios; un tercer operario colabora en el traslado de la manguera. La máquina pulverizadora se
acciona mediante la toma de fuerza del tractor y tiene 500 l de capacidad.

TRATADO DE HORTICULTURA | 209 • 527


Manejo de malezas
Antes del inicio de estolonización las malezas se eliminan de la trocha con un vibrocultivador de dos
cuerpos.
Cuando el vivero se ha cubierto con estolones, las malezas se extraen en forma manual para no dañar
a los mismos. A medida que se arrancan las malezas estas se las coloca en la parte superior de las plantas
de frutilla, y luego se recogen y colocan en el interior de bolsas rejilla.
Entre las principales malezas se citan: ataco y nabo. El nabo frecuentemente es portador de pulgones
por lo que debe eliminarse de los viveros y de los terrenos que rodean a los mismos.

Manejo del Agua


Los requerimientos del agua dependen entre otros factores de:
El cultivar. Así Camarosa es un cv. exigente de agua. Cuando el nivel de contenido de agua del suelo

es menor del requerido por el cv., se refleja en una menor producción de estolones/pta. Como con-
trapartida los altos requerimientos de humedad del suelo por este cv. genera problemas de pérdidas
de hasta 5-10% por enfermedades.
La frecuencia de riego es cada 7-10 días y está sujeto a turno de riegos. El sistema de riego es pre-

surizado, o por extracción con bombas de pozos profundos.
Los aspersores están distanciados a 6 m. entre sí.
En viveros comerciales de Tafí del Valle se han determinado pH de 6,2-6,4; temperatura del suelo a
nivel radicular al mediodía a fines de Noviembre de 20-29º C, Humedad del suelo de 55-70%.

Fertilización. Labores culturales


Las plantas madres tienen mayores requerimientos de Nitrógeno que las plantas hijas. Esto es
debido a que las plantas madres requieren mayor cantidad de Nitrógeno para promover la estolonización.
En las condiciones de producción de plantines de frutilla en Tucumán y en otras zonas, como Mendoza,
y Río Negro se suspende el aporte de Nitrógeno de fines de Enero a principio de Febrero.
En viveros de frutilla se fertiliza con Nitrógeno y Fósforo en aplicaciones de base y en período de
estolonización. En Tafí del Valle, Tucumán se detectó presencia de endomicorrizas nativas en Duchesnea
sp y en vivero experimental.
Posterior al desmalezado, se aplica riego por aspersión y se procede a anclar los estolones con tierra
húmeda o con un pequeño alambre, por cuanto el viento mueve permanentemente a los mismos impi-
diendo su arraigue.

Fertilización. Algunas consideraciones a tener en cuenta


Numerosos factores influyen en la absorción y en la disponibilidad de nutrientes en frutilla, entre los
que se incluyen: pH (6,5 es recomendable para este cultivo), humedad, contenido de materia orgánica,
contenido de arcilla, composición mineral del suelo, uso de herbicidas, historia de la fertilización y el
tiempo. Usando una combinación de análisis de suelo, análisis de tejido de planta, el programa de aplica-
ción del fertilizante y la observación de la respuesta por el cultivo constituye el mejor aprovechamiento
en el manejo de nutrientes en el cultivo de frutilla. (http://www.nysaes.cornell.edu/pp/extension/tfabp/
newslett/nybn35.pdf.)
El nitrógeno en presencia del fósforo influye en: la fotosíntesis e hidratos de carbono, la actividad
vegetativa de las plantas, desarrollo de hojas y productividad. Su carencia reduce la superficie foliar,
frena la emisión de estolones y envejece las hojas. El fósforo es constituyente de compuestos esenciales
de síntesis proteica; interviene en la reproducción; en la floración; regula el metabolismo de hidratos de
carbono; su carencia disminuye las yemas florales y crecimiento de estolones. El potasio interviene en la
fotosíntesis, formación de proteínas, economía del agua, acelera la transferencia de glúcidos; equilibra el
nitrógeno, favorece la acumulación de hidratos de carbono; ejerce influencia sobre la floración (Hennion
et Veschambre, 1997; Branzanti, 1999).

TRATADO DE HORTICULTURA | 210 • 527


Cuando la planta experimenta temperaturas por debajo de 7º C en el vivero, acumula almidón en rizoma
y raíces principales y genera su potencial de vigor, que determinará su productividad, expresada en la
capacidad de emisión de raíces nuevas, factor determinante del rendimiento de la planta (Verdier Martín,
1987). Se realizaron experiencias tendientes a determinar la madurez fisiológica de plantas mediante el
Indice de Cosecha en viveros de altura en Tucumán (Brandán, et al, 1999: Brandán, et al. 2000).
La partición de asimilados, evidencia la forma en que las plantas distribuyen, durante su ontogenia,
la materia seca entre sus órganos. (Fis. Veg., FAZ, UNT.). El estado de las reservas de carbohidratos no
estructurales (azúcares, almidones, etc.) debe considerarse en la planeación de la fertilización ya que
funcionan como un sustrato sobre el cual actúan sobre todo N y P (Ariovich, et al. 1983;  Rufty, et al.
1988; Radin, and Eidenbock, 1986; Foyer, et al. 1994). Se reportó relación inversa entre reservas totales
de carbohidratos en corona y raíz y cantidad de N aplicados a las plantas de frutilla (Petit, et al.1974).
Las reservas son un factor crítico en la determinación de las respuestas futuras de la planta (Benavides
Mendoza, s/f).
La falta de fertilización cuando el suelo carece del nutriente requerido por la planta, la aplicación de
sólo un nutriente como N o la falta de aplicación de P, determina desde el inicio del período de estoloni-
zación una menor productividad de plantas en el vivero en un proceso irreversible. El Indice de Cosecha
de Plantas está correlacionado positivamente con el Nitrógeno y Potasio, en interacción con bajas tem-
peraturas en el período otoñal (Brandán y Alvano, 2003).
  El control de las respuestas de las plantas de frutilla con nutrición con N-P-K es posible apoyándose
en la comprensión del funcionamiento de estos procesos que permite generar herramientas prácticas de
manejo orientadas a la mayor productividad y calidad de las plantas; determina respuesta diferenciada
en fertilización con N-P-K, en aspectos morfológicos y fisiológicos con mayor eficiencia y economía en
la utilización de fertilizantes con conservación medio-ambiental, da lugar a menor cantidad de aplica-
ciones de pesticidas ya que el control de la nutrición y las respuestas de las plantas se relacionan con
menor susceptibilidad a plagas y enfermedades y por ende juega un rol fundamental en la producción
posterior de fruta.
Si bien la fertilización comprende sólo una pequeña fracción del costo de producción de frutilla,
la fertilización apropiada es importante para maximizar rindes y calidad de fruta, y para minimizar el
impacto negativo en el medio ambiente ocasionado por el lavado del exceso de fertilizante (Hochmuth
and Albregts, 1994).
Los productores deberían evitar de aplicar más nitrógeno que el requerido por el cultivo porque su
exceso puede incrementar la cantidad de frutas malformadas (Albregts and Howard, 1982) y puede con-
ducir a un crecimiento vegetativo excesivo y reducir los rendimientos. La aplicación de K más elevado
que el recomendado puede reducir el tamaño promedio de la fruta y los rendimientos (Albregts et al.,
l991; Albregts et al., l994).
Los elementos N-P-K y otros nutrientes del suelo se requieren para el desarrollo de coronas y estolones
vigorosos (Hoover, et al. 2004). Un adecuado aporte en preplantación de P asegurará un buen crecimiento
y estolonización. Las plantas requieren un buen desarrollo radicular para que tomen contacto y absorban
sufiente K. Excesivo K puede inducir una deficiencia de Mg (Atlantic Committee on Fruit Crops.2000). Las
raíces pequeñas y blancas (pelos absorbentes) extraen los nutrientes y agua del suelo (Fisher, 2001).

Fertilización de base
La fertilización se realiza de base con 18-46-0: 250-300 kg/ha. El fertilizante se distribuye al voleo
en todo el terreno.

Fertilización de cobertura
En cobertura se aplica 40 días posteriores a la plantación, Urea 40 Kg/ha alrededor de la planta madre
en la parte mas alta del terreno para favorecer que la humedad disuelva el producto y facilite la absorción
por las raíces. Luego se aplica en Noviembre, Diciembre, Enero. En total se efectúan 6 aportes de Urea a
razón de 250 UFN/ha (550 kg/ha total de Urea). En la primera semana de Febrero se aplica Superfosfato
triple (60 kg./ha).

TRATADO DE HORTICULTURA | 211 • 527


En viveros de Tafí del Valle se han encontrado deficiencias de Calcio y hierro.

Fertilización Foliar. Uso de Reguladores de Crecimiento


Se efectúan aplicaciones foliares con Yoguen 1 y Sampi.
Actualmente la fertilización se realiza a través del riego por aspersión en el que se aplican macro y
microelementos

Fenología del cultivo en diferentes cultivares de Frutilla en Viveros de Altura.


En las variedades de DC como Camarosa implantadas en Septiembre/Octubre emiten una inflores-
cencia en Octubre; en Noviembre a partir de 1-2 coronas que desarrolla la planta madre emiten la 1ra
serie de estolones. A fines de Noviembre tienen hasta 3 estolones principales y se inician los estolones
secundarios. En este momento se fijan los estolones al terreno para que emitan sus raíces y formen una
nueva planta.
En las variedades de DN como Selva, implantadas en Octubre, emiten una inflorescencia, poseen 1-2
coronas las plantas madres y todavía no inician la estolonización a fines de noviembre.

Manejo de plagas y enfermedades


Entra las plagas se citan: gusano grasiento, hormigas, pulgones.
Se aplica Fantom

Cosecha de plantines. Clasificación. Envase de plantines.


Se obtienen en promedio 15-20 plantas hijas/pta madre con un diámetro de corona de 10-15 mm
o más (20-22mm) y 25-30 plantas hijas/ madre con 7-15 mm de diámetro de corona. Se obtienen de
500.000-600.000 ptas/ha, lo que representa 50-60 ptas/m2
La cosecha de los plantines se realiza desde mediados de marzo a fines de Abril; cuando los mismos
están fisiológicamente maduros y han acumulado frío in situ, lo que facilita la traslocación de sustancias
de reserva a la corona y raíz de las plantas. El plantín se extrae a raíz desnuda, mediante la pasada de un
tractor con uno ó dos cultivadores tipo pie de pato.
La extracción de plantines tiene una importancia decisiva en la calidad del plantín, puesto que el
suelo en este momento debe tener humedad adecuada, y el tipo de terreno si es arenoso, facilita que
en el arrancado del plantín se separa fácilmente de las raicillas y no se dañen. Sin embargo si el terreno
está seco o muy apelmazado, en el momento de extraer las plantas se adhieren a las raicillas y estas se
desprenden, ocasionando importantes pérdidas de material vegetal, principalmente en el cv. Camarosa.
Todo el material arrancado se recoge en bolsas, se colocan en camiones y se lleva a galpones de cla-
sificación ubicados en el Pedemonte. En este lugar se limpian los plantines; se seleccionan de acuerdo al
diámetro de coronas, longitud de raíces y sanidad. Se hacen atados de 20 plantas (previamente deshoja-
das) y se ponen en cajas de cartón en un número de 1200 plantas por caja, con el rótulo de INASE, si el
material vegetal se destina para la venta.

Principales problemas en la producción de plantas en viveros de altura.


Entre los principales problemas que se han detectado se mencionan:
Sequía en el período primaveral y escasa disponibilidad de agua de riego.

Ataques de gusanos del suelo (Agrotys spp.)

Erosión hídrica en el período estival, cuando el vivero no se realiza con sistematización del terreno

o con rotación de cultivos.
Incidencia de malezas probablemente debido a que se distribuyen en el terreno por el agua de riego

o de lluvias e incide en el requerimiento y costo de mano de obra para el control manual de las
mismas.

TRATADO DE HORTICULTURA | 212 • 527


Falta de frío esto es temperaturas por debajo de 7º C en marzo-abril en el momento de arranque

de los plantines, por lo cual retrasa la madurez fisiológica de los plantines es decir se produce un
menor traslocación de azúcares solubles a insolubles (almidón) desde los folíolos hacia la corona
y raíz que son los órganos reservantes de las plantas, medido a través del Indice de Cosecha de las
plantas.
Deficiencias en el envasado y traslado de plantines en camiones que no siempre son frigoríficos. Se

colocan los plantines en bolsas de yute plástico y estos en cajones bin que se emplean para empacar
limones, y se disponen en camiones a temperatura ambiental.

TIPOS DE PLANTAS DE FRUTILLA


En la producción de frutilla temprana de Tucumán se utilizan plantines de viveros de diferentes pro-
cedencias:

Planta fresca
Se la define como aquella planta que se produce para ser plantadas inmediatamente desde su extracción
del vivero. Las mismas acumulan en el lugar de estolonización, es dcir “in situ” horas de frío por debajo
de 7º C. Los requerimientos en horas de frío dependen del grado de dormición del cultivar. Así por ej.
Chandler, que es el cv. más difundido actualmente en Tucumán tiene escasa dormición, por lo cual pude
ser utilizado para las producciones tempranas en la región del Pedemonte.

Plantas frescas verdes:


Son las plantas frescas a las que no se les eliminan todas las hojas al arrancarlas desde el vivero de altas
latitudes. Son utilizadas principalmente por productores de Coronda, Santa Fe para la obtención de fruta
primicia. Tienen mayor costo que las plantas frescas y ocupan mayor volumen en el transporte desde el
vivero al lugar de plantación para fruta. Ej. Mientras que en el camión frigorífico entran 300.000 plantas
frescas verdes (con hojas), en el camión entran 1.000.000 plantas frescas sin hojas.
Normalmente la producción de plantas de viveros de frutilla en Tucumán se realizaba en la Región
del Pedemonte y las efectuaba el propio productor, con material vegetal que extraía generalmente de la
producción comercial. Esta práctica llevó a la disminución de rindes y de calidad de la fruta debido entre
otros factores a:
La falta de utilización de plantas madres certificadas.

La presencia de plagas como: ácaros (Tetranychus telarius) y de enfermedades como: Antracnosis y

Phytophthora sp; principalmente
Mezcla varietal.

Utilización de plantines de tamaño muy heterogéneo

Falta de madurez fisiológica de los plantines usados.

Elevadas temperaturas y precipitaciones en el período de desarrollo de las plantas de viveros.

Falta de especialización en la producción de plantines.

Valles de altura
Tafí del Valle. Normalmente las plantas están listas para ser plantadas en Marzo-Abril. (Fig.)
Actualmente la actividad de producción de plantas de viveros de frutilla de Tucumán se ha trasladado
al Sur del paralelo 42 en el Sur de Argentina.

TRATADO DE HORTICULTURA | 213 • 527


Fig. Vivero de frutilla. Tafí del Valle, Tucumán

Altas latitudes: Chubut, Neuquén, Río Negro y Mendoza


Las plantas procedentes del sur de Argentina alcanzan mayor madurez fisiológica en Abril que en
Tafí del Valle en Tucumán. Así se determinó que el cv. Camarosa en Tafí del Valle presenta de 35-42 de
Indice de Cosecha de Platas en la misma fecha de extracción que en Esquel (Chubut), sin embargo en
esta localidad la planta del cv. alcanza 52 de Indice de Cosecha promedio. La producción de plantas por
planta madre es de 12 a 15, por lo que se incrementa la densidad de plantas madres/ha para compensar
la producción final (Brandán, inédito).
Estas plantas pueden conservarse en cámaras por breve período.

Plantas frigo
Es aquella que una vez arrancada del vivero se las conserva en cámaras frigoríficas, a temperaturas
mínimas (-2 a +2º C) hasta su plantación, por un período de 2 a 9 meses.
Estas plantas son extraídas del vivero cuando completan su madurez fisiológica, estado que se reconoce
por el color pardo rojizo de sus hojas; el porte general de la planta es achaparrado y no hay emisión de
nuevas raíces. Asimismo las plantas presentan una acumulación de almidones en la corona y raíces, sus-
tancias de reserva que le permiten a la planta su conservación como se explica en el párrafo precedente.
Generalmente se cultiva este tipo de planta para industria, por tener su producción concentrada y más
tardía que las de las plantas “frescas”. Antes de conservarlas en frío se les elimina las hojas.
Este tipo de planta se produce principalmente en el Depto San Carlos, Mendoza.

Plantas verdes (Green plants)


Eran plantas obtenidas en el Pedemonte de Tucumán, en condiciones de elevadas precipitaciones y
altas temperaturas. Estas plantas no reciben frío “in situ” y se las trasplanta con hojas verdes y con pilón.
Actualmente no se produce este tipo de viveros en Tucumán. Presentaban la ventaja de entrar más temprano
en actividad fisiológica, pero la desventaja es que son portadoras de plagas (ácaros) y/o enfermedades.

2.4.- Plantas “gordas” o “engrosadas”


Entre las novedades en la producción de plantas en viveros de frutilla, se menciona el creciente inte-
rés en Europa desde la década del ’70 por la producción de plantas engrosadas (“gordas”), con múltiples
coronas. Este tipo de plantas se obtuvieron en Holanda y se las conoce como: Waiting bed plants system.
Desde 1986 se han difundido en numerosos países tales como: Bélgica, Francia, Reino Unido, Italia, EE.UU.,
Canadá y España a partir de resultados experimentales para producciones de fruta programada.
Actualmente se ha iniciado la producción de este tipo de plantas en viveros de la Argentina. (Río
Negro, Mendoza).
La Cátedra de Horticultura de la F.A.Z., U.N.T., Tucumán ha realizado experiencias en viveros en 1994/95
en la Región del Pedemonte, tendientes a determinar el efecto de la eliminación de estolones y flores en
plantas madres y en la primera serie de estolones. Se obtuvieron en el primer caso plantas con 3 -4 coronas
TRATADO DE HORTICULTURA | 214 • 527
y en el segundo caso plantas con 1 - 2 coronas. Estas plantas se compararon en 1995 en la producción
de fruta temprana, con relación al control (plantas de 1 corona); obteniéndose los mayores rendimientos
tempranos en las plantas engrosadas (de 3-4 coronas y de 1-2 coronas) con relación al control. Se observó
disminución en el tamaño de frutos en las plantas con mayor número de coronas.
En 1995 se inició en Tucumán la utilización en forma experimental de plantas “gordas” procedentes
de viveros de Mendoza y Río Negro.
Estas plantas se caracterizan por tener un diámetro de corona de más de 14 mm y mayor desarrollo
radicular, tanto en longitud, como en número total de raíces.
En su etapa inicial, este material se comportó más tardío en la producción inicial de fruta, pero la
producción total fue mayor que las plantas frescas y verdes convencionales.
La utilización de este tipo de plantas está muy difundido en cultivos “sin suelos” en Holanda, Bélgica,
Finlandia, principalmente con el cv. Elsanta

Plantas frescas “verdes”


Estas plantas reciben frío “in situ” en los viveros de altura o de altas latitudes, y se las cosecha en
Marzo/Abril con algunas hojas verdes, a diferencia de las plantas frescas en las que si bien reciben frío
“in situ”, al cosecharlas en Marzo/Abril se les elimina sus hojas.

NUEVOS TIPOS DE PLANTINES DE VIVERO


En viveros holandeses, belgas e italianos se están produciendo plantines de frutilla a los que se los
denomina:

Planta A+
Son aquellas que presentan diámetro de corona mayor de 14 mm. Se las obtiene en los viveros de
estolones que ya han enraizado, mediante la separación de la planta madre, por medio de un corte, y un
mes después las hijas se separan de las otras hijas; y se eliminan las plántulas más jóvenes de la serie de
estolones, cuando la densidad es excesiva. Se obtienen de 100.000 a 150.000 plantas por hectárea.

Planta “WB” (Waiting bed)


Es de mayor tamaño que las anteriores (A+) y se las obtiene a partir de plantas frigo o frescas que se
colocan en camas de espera en distancias de 30 - 35cm x 30 - 35cm, con una densidad de 100.000 ptas/
ha.
En la República Argentina se las conoce como plantas “gordas”. Como ya se explicara anteriormente
están difundidas en Holanda y Bélgica, en cultivos sin suelos, en recipientes que se colocan en bandejas
a 1 m sobre el nivel del suelo.

Plantas “TP” (Tray plants)


Se hacen enraizar los estolones en el momento de inicio de formación de las raíces de las plantas de
viveros o de estolones colgantes, que se obtienen de plantas madres de cultivos sin suelo, y se los coloca
en macetines individuales o en celdillas de bandejas hasta que enraizan en ambiente protegido; y luego
se los trasplanta a contenedores de producción de fruta.
Estos nuevos tipos de planta se están utilizando en Europa, principalmente en cultivos protegidos sin
suelo, en Bélgica, Holanda, e Italia.
En EE.UU. se ha Evaluado el potencial de producir plantines de frutilla a partir del extremo del estolón
(tip) para la obtención de plantas en bandejas (plug) y su factibilidad económica. Entre las ventajas de su
producción se mencionan la posibilidad de obtener plantines de cultivares más tempranos para producción
extratemprana como Sweet charlie. Entre las desventajas de este método se mencionan la posibilidad de
trasmisión de enfermedades como Phytophthora y Anthracnose cuando las plantas madres de las que
provienen no son certificadas.
Los “tips” se obtienen de plantas madres en estado de dormición y se obtienen de 10 a 20 tips por planta
madre. Se ha determinado cuando se obtienen mayor número de tips por planta madre y se abarata el
TRATADO DE HORTICULTURA | 215 • 527
costo de los mismos. Al comparar la producción de “tips” entre plantas Fundación, Registrada y Certificada
de cvs. Chandler, Camaros, Sweet Charlie y Bish, se determinó que Camarosa fue la más prolífica en tip
útiles por planta, seguidas de Bish, Chandler y Sweet Charlie, respectivamente. Asimismo se obtuvieron
mayor cantidad de tip por planta en todos los cultivares en la primera cosecha 10 semanas posteriores a
la plantación comparadas con la 2ª cosecha obtenida 2 semanas posteriores a la 1ª cosecha.
En el costo de obtención de “tips” se debe tener en cuenta las plantas madres certificadas, la desinfec-
ción del suelo, el riego, el mulching plástico, la fertilización pre-plantación, fertilizantes solubles, labores
de precosecha, cosecha, clasificación de tips
En viveros de altura en Tucumán, (Tafí del Valle), una modalidad reciente de obtener plantines consiste
en efectuar la plantación de plantas madres de frutilla de cultivares de días cortos, como Sweet Charlie, en
bordos altos cubiertos con mulching plástico negro, con cintas de riego por goteo, en modalidad similar
a la producción de fruta, (tres hileras de planta por cama) pero se eliminan las flores a medida que se
forman y se dejan los estolones que se forman cuando los días alargan y las temperaturas incrementan.
Dichos estolones cuelgan del bordo y se los coloca en bolsitas de plástico negro con tierra para que
enraícen y se separan los plantines en el inicio del otoño, para ser implantados en el Pedemonte tucumano.
Su producción de fruta es más temprana que las de plantas frescas.

Plantas Premium
Se producen en vivero de alta latitud (Río Negro) con manejo convencional. Se plantan en Octubre.
Los plantines obtenidos se cosechan del vivero en marzo. Con estos plantines se realiza de inmediato un
nuevo vivero en la misma región; por efecto de las temperatura otoñales arraigan e inician su desarrollo;
se deteiene el crecimiento en invierno; en agosto con riego y fertilización reinician el crecimiento. En
febrero (ya de 2º año) se restringe el riego a fin de promover la madurez del plantín
A mediados de marzo se realiza la extracción de plantas del vivero; se implantan de inmediato en el
Pedemonte de Tucumán. La producción de frutas se inicia des principio a mediados de mayo, con un mes
de anticipación respecto al plantín de un año, de viveros de alta latitud.
El precio de los plantines “Premium” cuesta un 50% más que los plantines convencionales de un año. El
inconveniente de este sistema es que se producen pérdida de plantas al ser implantadas en el Pedemonte
cuando las temperaturas son aún elevadas y las precipitaciones abundantes.

TIPOS DE VIVEROS
La República Argentina presenta Valles de Altura y Altas Latitudes que favorecen la producción de
plantas de vivero de alta calidad fitosanitaria y óptimas condiciones fisiológicas.
Existe en la actualidad en Argentina una mayor tendencia a estar separada la actividad viverística, de
la producción comercial para fruta, principalmente al Sur del paralelo 42.

Viveros de altura
Son los viveros localizados en altitud y latitud tal, que los plantines que se obtienen de los mismos
alcanzan su madurez fisiológica en otoño, por la acción interactiva de las bajas temperaturas y fotoperíodo
acumulados, lo que permite lograr producciones tempranas.
Para el caso concreto de Tucumán, en el momento de decidir por plantines de altura de la Región, con
relación a los de altas latitudes (Chubut, Neuquén, Río Negro, Mendoza), se deberá efectuar un balance
entre las ventajas que representa la menor distancia de los viveros procedentes de valles de altura locales
(Tafí del Valle) al campo de producción de primicia, así como el menor tiempo de traslado, menor costo
de transporte, menor daño fisiológico de los plantines, pero cuando comparten la producción de plantas
con la producción de fruta existe mayores problemas fitosanitarios, mezclas varietales, comparado con los
procedentes de altas latitudes (Sur del país), que si bien se ven beneficiados por una mayor interacción
favorable de bajas temperaturas, y fotoperíodo de días más largos, presentan una menor tasa de multi-
plicación de plantines por planta madre, (12 a 15 plantas comerciales/pta madre); riesgo de extracción de
plantines que estén inmaduros fisiológicamente; posibilidad de sufrir daño fisiológico por temperaturas
no apropiadas en el transporte con las consiguientes pérdidas en la implantación del cultivo comercial.
TRATADO DE HORTICULTURA | 216 • 527
En los viveros de altura, se producen las “plantas frescas”. La altitud varía de 800 a 2000 m.s.n.m; acu-
mulan las horas de frío antes de su arrancado. Los viveros de altura rinden de 30 a 40 plantas comerciales
por planta madre en promedio.
La extracción de los plantines se realiza en Abril. Es importante tener en cuenta que para lograr
plantines de un desarrollo morfológico óptimo, madurez fisiológica apropiada y la mayor cantidad de
plantines por planta madre, además de lo que ya se expresara, se deben ser implantar las plantas madres
en el vivero, en el mes Septiembre/Octubre. De esta forma se obtienen la mayor cantidad de plantines
maduros en dicha fecha, y se asegura la obtención de elevadas producciones de fruta temprana en la
Región del Pedemonte. Este tipo de manejo difiere cuando se trata de obtener plantas “gordas”, como
se explica más adelante.

COSECHA DE PLANTINES DE VIVEROS


Se debe tener en cuenta que el plantín de frutilla no mejora su calidad después de extraído del vivero,
por lo que el mismo es el resultado de:
Origen de la planta madre

Estado fitosanitario de la planta madre y del vivero.

Manejo cultural del vivero, esto es: desinfección del suelo; riego y fertilización, control de malezas,

plagas (ej.: ácaros) y enfermedades, rotación.
Factores ecológicos tales como:

Suelo: tipo de suelo; pH, fertilidad, textura, estructura, calidad del agua de riego, contenido de cal-
cáreos.
Clima: temperatura, humedad, fotoperíodo, horas de brillo solar, velocidad del viento; actividad de
microorganismos benéficos, tales como las micorrizas VA, que mejoran la nutrición fosforada de las
plantas, etc.
Características varietales: se debe tener en cuenta que las variedades difieren en su capacidad de fijar
y enraizar sus estolones en el suelo, así en el cv. Camarosa cada estolón debe ser anclado mediante arrime
de tierra y presión hacia la plantita para promover la emición de raíces.
Asimismo se debe ajustar la densidad de plantación de acuerdo a la capacidad estolonífera de cada
variedad a fin de lograr que cada planta tenga el suficiente espacio para enraíce en forma adecuada, es
decir que cuando se incrementa la densidad de plantación en forma excesiva los jóvenes plantines no
disponen de espacio necesario y se superponen unos con otros sin poder tomar contacto con el suelo,
por lo que se obtiene un menor número de plantas enraizadas útiles por unidad de superficie. Ej: Sweet
Charlie.
Para que una variedad determinada tenga óptima respuesta productiva, se debe partir de un material
vegetativo de una calidad y un estado fitosanitario tal, que colocado en un ambiente de buenas condi-
ciones de suelo y clima, y manejo cultural apropiado exprese al máximo su potencial de producción de
fruta tanto en cantidad como en calidad.
Es importante recordar que las condiciones que permiten la fase de estolonización son: fotoperíodo
de día largo y temperaturas moderadamente altas (18-25º C), siempre que las condiciones de nutrición y
disponibilidad de agua para la planta sean adecuadas, y que hayan cumplido sus exigencias de frío.

La dormición
A fines del verano cuando los días se acortan y la temperatura disminuye su desarrollo se ralentiza
hasta que para en otoño. En este momento la planta entra en estado de dormición, es decir cesa la tras-
locación de fotoasimilados en los órganos reservantes (corona y raíz); la acumulación de sustancias de
reservas es máxima en dichos órganos.
Existen diferencias varietales en la capacidad de estolonización y momento de inicio de dormición de
la planta.

TRATADO DE HORTICULTURA | 217 • 527


La dormición concluye cuando la planta cumple sus requerimientos de frío. La dormición o sea las
horas de frío que necesita la planta depende de las variedades, por lo que se agrupan en:
a. variedades con débil dormancia; Ej. Chandler
b. variedades con dormición media: Ej: Pájaro.
c. variedades con fuerte dormancia, las que no se recomiendan para producciones primicia en cultivo
forzado.
Las variedades con débil dormancia son precoces, aptas para producciones tempranas y brotan más rá-
pidamente, por lo que se las cosecha del vivero de altura como plantas frescas y en forma más precoz.
Si las plantas van a ser frigoconservadas de 2 a 9 meses en cámaras frías se las extrae del vivero cuando
están en dormancia, o sea latente (parada), para que no se dañen. La planta de viveros de altura en el
momento de dormancia se la reconoce por el color rojizo de las hojas; no hay emisión de nuevas raíces
y ha acumulado en el vivero 1000 hs. de temperatura debajo de 7º C.
Si el arrancado de las plantas del vivero se realiza en el momento justo, esto es cuando alcanzan su
madurez fisiológica y un óptimo desarrollo de la corona y raíz, permitirá su trasplante en la zona de
primicia cuando las temperaturas aún son lo suficientemente elevadas, lo que favorecerá un mayor de-
sarrollo radicular y la producción de un mayor número de coronas por planta, previo a la llegada del frío
que es cuando los días acortan y se entra en la fase de producción de frutas. De allí la importancia de
utilizar variedades de corta dormición para producciones tempranas y de mayor dormición para plantas
frigoconservadas.

Determinación del INDICE DE COSECHA de plantines en viveros de altura


La cátedra de Horticultura de la F.A.Z., U.N.T., (Brandán, et al. 1998). ha determinado en los cvs. Sweet
Charlie, Milsei Tudla, Chandler y Oso Grande, el INDICE DE COSECHA de plantas frescas en vivero de altura
(Tafí del Valle). Se extrajeron plantas de tamaño comercial, dado por el diámetro de corona, y el cambio
de color blanco a beige de las raíces; la longitud y el número de raíces; el cambio de color de las hojas
de verde a rojizas,
Se determinó el Índice de Cosecha de acuerdo a la siguiente fórmula:
Peso seco de Raíz + Peso seco de Corona
I.C. =  x 100
Peso seco total

Se determinó la Producción de Materia Seca y la proporción de Materia seca (Índice de Cosecha) de


Coronas y Raíces con relación a la Materia Seca total de la planta, en el momento de cosecha, en Abril
de 1998.
Los Índices de Cosecha para los cvs en estudio fueron:
1.- Sweet Charlie = 37,93
2.- Milsei Tudla = 42,56
3.- Chandler = 43,96
4.- Oso Grande = 46,46
La cátedra de Horticultura de FAZ – UNT ha realizado numerosas investigaciones vinculando la ferti-
lización con N – P – K con el Indice de Cosecha de Plantas.
En Marzo-Abril se extraen las plantas del vivero por diferentes sistemas, tales como se citan a conti-
nuación:

TRATADO DE HORTICULTURA | 218 • 527


Arrancado de los plantines. Clasificación. Acondicionamiento.
Arrancado manual
 Extracción de plantas a raíz desnuda, con pala de punta; o extracción de plantas con pilón con palita
de mano y arrancado con las manos.
Las plantas se pueden extraer con o sin pilón. El plantín con pilón es el que se extraía comúnmente
de los viveros del Pedemonte, como plantas “verdes”. Se les extrae las hojas más viejas. Presentan el
inconveniente que además de ser destructivo de los suelos, constituyen un medio directo de transporte
de malezas, ácaros y encarecen el flete. Cuando se extrae el plantín con pilón de tierra es importante
asegurar de sacarlas con la mayor cantidad de raíces y no aplastarlas en el manipuleo para no destruirlas.
Si el terreno está muy seco es conveniente aplicarles un riego previo.
Eliminación de las hojas en el campo con una cortadora de césped, previo al arrancado manual o

mecánico.

Arrancado con arrancadoras mecánicas.


Presentan las siguientes ventajas sobre el sistema manual:
Requiere menos jornales.

Se efectúa la extracción de mayor cantidad de plantines en menor tiempo.

La arrancadora consta de:


 1 chuchilla dispuesta en posición horizontal con una leve inclinación hacia abajo y corta la tierra a
un profundidad aproximada de 0.20 m por debajo del sistema radicular de las plantas
Estas circulan a través de un sistema de rodillos giratorios y son arrojadas hacia atrás al terreno.

La arrancadora es accionada por la toma de fuerza del tractor.

Si la máquina se atasca con plantas o con piedras, un operario las retira con el empleo de una horquilla.
Esta operación se efectúa con el tractor detenido. En terrenos pedregosos se dañan las cuchillas.
Los operarios golpean las plantas a la altura de las raíces mediante la ayuda de una herramienta

de dos dientes con mango de 0,50 m de largo, con lo que eliminan la tierra adherida a las mismas.
Un operario abre el bolsón y otro obrero introduce las plantas en el mismo. En general se recogen
las plantas de tamaño comercial (con buen desarrollo radicular y de corona) sin clasificarlas por
tamaño.
Otra modalidad de embalaje de plantas consiste en el uso de cajones de plástico en los que se coloca

una bolsa plástica; se disponen las plantas comerciales en su interior sin clasificación, y una vez
completada su capacidad se cierran las bolsas y los cajones se trasladan al camión de transporte. Si
las temperaturas son bajas el traslado a la zona de producción del Pedemonte se realiza en camiones
sin refrigerar, en el mismo día en que se extraen las plantas.
En cualquier método que se utilice, se debe preservar el máximo de raíces; se debe realizar un riego
previo si el suelo está muy seco.

Clasificación. Acondicionamiento de plantas


En el galpón, en el Pedemonte se procede a acondicionar las plantas, que consiste en:
La eliminación de restos de estolones, y hojas

Clasificación de plantas de acuerdo al grosor de las coronas y al tamaño y cantidad de raíces

Embalaje en bolsas de polietileno, rociado con una lluvia de agua y colocación en cajas

Todas estas operaciones se efectúan en el menor tiempo posible para su posterior traslado implantación
en el lugar definitivo. Se debe evitar la exposición de las plantas a las altas temperaturas y/o vientos, a
fin de evitar su deterioro.
El calibre de las plantas se considera de acuerdo al diámetro de las coronas, que sea mayor de 8 mm.
Se eliminan las plantas menores a este diámetro, las plantas madres y las de muy escaso sistema radicu-
TRATADO DE HORTICULTURA | 219 • 527
lar (menos de 8 cm de longitud y/o escaso número de raíces). De esta manera se logran mayores rindes
comerciales y óptima calidad de fruta.
Actualmente existe la tendencia a separar las plantas de mayor grosor de corona y de abundante de-
sarrollo radicular, para producción de primicia. Con estas plantas se obtienen los mayores rendimientos
y producción temprana de fruta.
Es importante evitar las mezclas varietales en los viveros.
Se recomienda el traslado de las cajas con plantines en camiones frigoríficos a 2º C, y en un tiempo
cercano a 36 hs. debieran llegar a destino. Las cajas, conteniendo de 1000 a 1500 plantines, y debidamente
cerradas, deben tener un marbete con la identificación de la variedad, número de plantas, procedencia,
y certificación entre otros datos.
Las plantas para frigoconservación se las arranca del vivero, cuando están en dormancia, o sea han
llegado al reposo vegetativo, como se explicara precedentemente; esto es en Junio, con 1000 hs de frío
acumuladas. A las plantas se les elimina las hojas y se les puede aplicar un funguicida para evitar ata-
que de hongos. Se las coloca en cámaras frigoríficas a -2º C por un período de 2 a 9 meses, con 95% de
humedad. Las plantas frigo a medida que incrementa el tiempo de permanencia en cámaras frigoríficas
consumen sus reservas, por lo que actualmente existe la tendencia al incremento de empleo de plantas
frescas y plantas frigo con 2-3 meses de almacenamiento.

CERTIFICACIÓN DE PLANTINES DE FRUTILLA


En Argentina
La Certificación está a cargo de la Subsecretaría de Agricultura, representada por el INASE. Se esta-
blecen 2 categorías de plantines.
1. BÁSICOS: 0% de enfermedad y 100% pureza varietal.
2. CERTIFICADOS: 0,5% de virus 0,2% de pureza varietal y 1% nemátodes, y dentro de estos tenemos
2 subcategorías.
GENERACIÓN

CALIDAD GENÉTICA

La Resol de INASE 116/95 del 03/10/95 establece la obligación de mención de la variedad en el rótulo
de plantines de frutilla de la clase identificada (http://www.sagpya.mecon.gov.ar/new/0-0/inase/pag_web/
Normas.htm.).

Fiscalización de Plantines de
Frutilla en Mendoza, Argentina
Se fiscalizan alrededor de 40 ha en cada campaña;  las zonas
de producción son Tupungato y San Carlos. La fiscalización no
difiere mucho de la de papa, excepto que no hay restriccio-
nes en cuanto al uso de la tierra ni se controla la presencia
de plantas espontáneas, pero se realiza una fumigación de
los suelos con Bromuro de Metilo la cuál es constatada por
nuestro Programa.

Programa de Certificación de plantas libres de virus en EE.UU.


En EE.UU. el material avanzado del Programa de Mejoramiento Genético de la Universidad de Cali-
fornia, se lo sumerge en agua caliente a 55º C durante 5 minutos; luego se lo trata con una solución de
Hipoclorito y un fungicida como Captan o Benomilo. Luego las plantas se las coloca en maceta y se las
indexa de virus, mediante el injerto de hoja en Fragaria vesca o Fragaria virginiana. Se tratan las plantas
con termoterapia a 37º C durante 4 semanas. Se efectúa cultivo de ápices meristemáticos de 0,5 mm in
vitro en medio sólido.

TRATADO DE HORTICULTURA | 220 • 527


Cuando se regenera sólo una nueva plántula en la macropropagación (y no varias plantas obtenidas
de un meristema como en la micropropagación), se aclimata en un sustrato estándar en suelo; se indexa
nuevamente de virus. Las plantas saneadas - llamadas genitoras - se llevan a invernadero desde donde se
utiliza material para cultivo de tejido in vitro de los diferentes cultivares o líneas avanzadas.
Para identificar los cvs. se utilizan técnicas de isoenzimas. Con el método empleado de micropropa-
gación se garantiza la estabilidad genética del cultivar.
Asimismo se realiza control de plagas y/o enfermedades en los campos de producción de plantas de
vivero, por parte del Depto de Agricultura y Alimentación de dicho estado.
En EE.UU. en el estado de California, se da vital importancia al origen del plantín, esto es la altitud y
latitud del mismo, así como a las temperaturas que se registran en ellos. Se considera muy importante que
las temperaturas lleguen lo más próximo a Oº C, a fin de disminuir la tasa de respiración en las plantas
y favorecer el almacenamiento de almidones de reserva en raíces y corona, lo que posibilita los óptimos
rindes en la producción comercial de frutos.
El momento de implantación del cultivo determina el tamaño de los frutos. Así en plantaciones tardías,
se producen frutos de mayor tamaño que cuando se planta temprano.
Entre los factores determinantes del marco de plantación en vivero se mencionan:
Capacidad de producción de estolones del cultivar. Así Camarosa que es gran productora de estolones

en vivero se debe plantar a mayor espaciamiento.
Fase de multiplicación de plantas en cultivo de tejidos in vitro a partir de meristemas.

Se ha determinado en California, EE.UU. que las plantas de los cvs. que se obtienen a partir de cultivo
de meristemas, incrementan en un 50 % el número de estolones en el vivero, en relación a los que no
son de origen meristemático; en este caso el número de estolones, y el diámetro de coronas es menor; así
como la planta madre emite sus estolones en forma más tardía que los de origen meristemático.
En California se ha establecido que las plantas de Camarosa proveniente de viveros de altura menores,
en los que reciben pocas horas de frío, tiene mejor adaptación a zonas de producción de fruta con climas
más fríos; mientras que las que proceden de zonas más altas pueden ser plantadas en áreas más cálidas.
Cuando se le da frío artificial adicional de una semana en cámaras no beneficia a este cv. por ser muy
vigorosa.

SITUACION DE LA PRODUCCION DE
PLANTAS DE VIVEROS DE FRUTILLA
En España
En España el 95% de los viveros de frutilla se encuentra en el Norte en alturas mayores de 800 m.s.n.m.,
mientras que la producción de fruta está concentrada en su mayor parte, en el Sur, en la pcia. de Huelva.
Es decir que existe una tendencia creciente a separar los viveros como actividad especializada, alejada
de la producción de fruta. En este país se utilizan plantas “frescas” para la producción de fruta fresca
temprana.
La frutilla es un cultivo que tradicionalmente se propaga en forma vegetativa o asexual, por lo que
está más expuesta a contaminarse con diversas plagas y/o enfermedades. Por lo tanto es importante tener
en cuenta que para lograr óptimos rindes comerciales, y calidad de fruta en el momento requerido para
mercado fresco y/o para industria, se debe partir de plantines de buena sanidad, y calidad morfológica
y fisiológica.
En España la producción de plantas de vivero está sujeta a las condiciones fijadas por el Reglamento
Específico de Control y Certificación para Frutilla, y por las Normas Generales que afectan a las Plantas
de Vivero. También afecta a dichos viveros las normas relativas a los Registros de Variedades Comercia-
les y Protegidas; y las Normas de Protección Fitosanitaria, especialmente en lo relacionado al Comercio
Exterior de plantines de Frutilla.
En España el 95 % de los Viveros están localizados en la comunidad Autónoma de Castilla - León.

TRATADO DE HORTICULTURA | 221 • 527


Panorama varietal entre 1990-1996
Se observa un constante incremento de la superficie cultivada de Oso Grande desde 1990, en correlativo
descenso de la superficie dedicada al cv. Chandler. A partir de 1991 se incrementa la superficie dedicada
a la multiplicación de Tudla, y una pequeña superficie dedicada a Pájaro. A partir de 1995 se produce la
eclosión de Camarosa (de Origen Californiano, y Cartuno de Planasa, España).
En 1995 la superficie con Viveros de Frutilla era de 1003 ha., con una distribución por cultivares de
la siguiente forma: Oso Grande: 640 ha (64% del total); Camarosa: 124 ha (12%), Tudla: 110 ha (11%);
Chandler: 40 ha (5 % del total), Cartuno: 34 ha (3,5%) y 47 ha (4,5%) a otros cvs.
De lo expresado precedentemente se establece que, la estructura varietal plantada en Huelva, en 1995
era la siguiente: Oso Grande (70%), Camarosa (12%), Cartuno (3,5%) y otras (1,5%).
El cv. Camarosa es la var. que mejor cumple los resultados productivos de fruta y organolépticos; y
dentro de la nueva gama de Planasa, Cartuno es la de mejores características. Resta determinar si estos
cvs. cumplirán con los requisitos de calidad exigidos por el mercado europeo.
En la campaña de 1995 surge un nuevo cv. de origen español: Aldana (ex Calderona).
En 1999 los nuevos cultivares de frutilla en España corresponden a Tudnews de PLANASA,
Existe una tendencia al retroceso de Oso Grande hacia un 50 % de la superficie declarada de vivero y
un correlativo incremento de la superficie dedicada a Camarosa (cerca del 30%).
Se prevé para la campaña de 1996 en Huelva, el siguiente reparto varietal: Oso Grande (50%), Camarosa
(35%), Tudla (8%), Cartuno (4%) y otras (2%). El factor limitante será la disponibilidad de plantas de la
var. Camarosa, que será mucho más solicitada que Oso Grande.
Existe en España una marcada tendencia a separar la actividad viverística de la producción comercial;
y como se expresara precedentemente la zona de viveros está en Castilla-León, principalmente y la pro-
ducción para fruta está en Huelva en forma preponderante.
En países como Francia e Italia coexiste la actividad viverística con la producción de fruta.
En Castilla-León los Viveros están ubicados en latitudes de 41-43º Latitud Norte y en Altitudes de 800
a 1100 m.s.n.m. Se obtienen principalmente plantas “frescas” de altura, las que al recibir las horas de
frío y fotoperíodo requerido por las mismas, permiten la obtención de cosechas tempranas y frutas de
excelente calidad en la principal zona de primicia, Huelva. España es asimismo exportadora de plantines
de frutilla a países de la Cuenca del Mediterráneo.
En la actualidad España está considerando la posibilidad de realizar viveros en Polonia, en donde
existe una climatología adecuada para dicha actividad, esto es temperaturas frescas y fotoperíodo de
días largos, lo que aseguraría que las plantas trasloquen los fotoasimilados a los órganos de reserva en el
período (principio de octubre) en que la planta fresca es requerida por los productores de fruta temprana
de Huelva y Cádiz.
En 1998 se inició una experiencia con Chile y España, de introducción de plantas de frutilla cv. Milsei
Tudla desde Chile para ser implantadas en Huelva en Julio para adelantar la producción de fruta en los
meses de Diciembre-Enero que es cuando la fruta alcanza los mayores precios en España.

Clasificación de plantines
Las plantas se clasifican de acuerdo al diámetro de corona en:
Comercial: corresponde a plantines con diámetro superior a 8 mm y un óptimo desarrollo radicu-

lar.
Descarte: está constituido por los plantines de menor diámetro de corona y escaso desarrollo del

sistema radicular, así como las plantas madres. Luego los plantines son embolsados y dispuestos en
cajas. El traslado de los plantines se efectúa en camiones frigoríficos, y en el menor tiempo posible
llegan a la zona productora de fruta, con lo que se garantiza un efectivo prendimiento de los mis-
mos, y se asegura la menor pérdida posible.

TRATADO DE HORTICULTURA | 222 • 527


Programa de producción de plantas certificadas
Entre los factores que han posibilitado el notable crecimiento del área frutillera de Huelva, o sea 10.000
ha actuales, se citan el excelente manejo de la producción de plantas de viveros, tales como:
1.- Se aplica un Programa de Producción de Plantas Certificadas a partir de la importación de hasta
un 60 % de plantas madres de viveros “Seleccionadores” de California, Estados Unidos, principalmente
de Cultivares de Día Corto, como Camarosa. Este material se caracteriza por su elevada sanidad y pureza
varietal. El resto de material madre (40 %) se obtiene de 5 viveros “Seleccionadores “ de España.
Es importante destacar que se admiten las siguientes categorías de plantas de vivero:
a.- Material vegetal inicial F0.
b.- Plantas pre-base F1
c.- Plantas de base F2
d.- Plantas certificadas
e.- Plantas standard.
La producción de las tres primeras categorías: F0 - F1 - F2 están a cargo de Productores Obtentores y
Seleccionadores; mientras que las restantes están a cargo de Productores multiplicadores.

Limpieza de virus
2.- En la obtención del material inicial F0 se efectúa la limpieza de virus y demás patógenos, mediante
técnicas de Termoterapia in vivo y multiplicación in vitro de meristemas; así como la utilización de téc-
nicas de macro y micropropagación en el esquema de obtención de plantas certificadas libres de virus.
Se realiza el testado de virus tanto en Fo como en F1.

Número de subcultivos
3.- Se realizan de 4 a 5 subcultivos (repiques) in vitro y como máximo 10 subcultivos in vitro para
evitar la obtención de plantas fuera de tipo.

Manejo ex vitro del material in vitro


4.- Se ha demostrado que en la propagación in vitro no es necesaria la fase de enraizamiento por lo
que los pequeños tallos axilares que se obtienen en Laboratorio se los enraiza ex vitro en bandejas con
sustratos de turba y perlita, en invernáculos con cámaras húmedas. Luego se disponen los plantines en
macetas individuales y cada una produce un promedio de 100 plantas F1; estos hijuelos se almacenan
en cámaras frigoríficas y se implantan una parte en viveros de altura en la primavera y otra parte se
evalúa en Huelva en la producción de fruta; en éste lugar se elimina las plantas con fruta fuera de tipo.
Este material se implanta en viveros, con la realización en forma aleatoria de Test de virus. Los plantines
que se obtienen de F2 constituyen el material Certificado y es el que se vende como plantas madres al
productor frutillero para la producción comercial de fruta.

Desinfección de plantines
5.- Se efectúa la desinfección preventiva de plantines contra enfermedades de tipo fungosa, previo a
su implantación en el vivero.

Desinfección de suelos
6.- Se realiza la desinfección de los suelos destinados a la obtención con Bromuro de Metilo y Cloro-
picrina (representa un 88 % de los productos utilizados); o con Metam Sodio (constituye el 11 % de los
productos usados)
Es importante destacar que se está limitando el uso del Bromuro de Metilo por su posible acción ne-
gativa a la capa de ozono de la atmósfera.

Alternativas al Bromuro de Metilo


En viveros de altura en Castilla-León, (1999) valorando mediante inspección ocular con escala subjetiva
de 10 (vivero de aspecto y producción ideal) hasta 0 (desastre total), a dos semanas antes de la cosecha,
se ha obtenido una valoración de 8,2 en los testigos sin desinfección frente a 9,2 a 9,5 para el resto de
TRATADO DE HORTICULTURA | 223 • 527
los tratamientos químicos (Cloropicrina, Telone C-35, Dazomet, Bromuro de Metilo a 20 g/m2 VIF y Bro-
muro de Metilo a 40 g/m2) En 1999 se ha sustituído el Telone C-35 por C-17 e incorporado Dazomet a
50 gramos/m2. (López Aranda, J.M. 1999)

Densidad de plantación en viveros de altura


7.- Se utilizan en los viveros densidades medias de plantación de: 1,5 a 2,4 plantas madres por m2, si
bien pueden llegar a variar de 1,0 a 3,0 ptas/m2 en función de la mayor o menor capacidad de estolo-
nización de los cultivares, de la altitud del vivero, del tratamiento de frío previo que hayan recibido las
plantas madres, del tamaño de las mismas, de la latitud, de la fecha de implantación del vivero, del tipo
de suelo. Se obtienen normalmente de 30 a 40 plantas comerciales por cada planta madre, pudiendo
llegar hasta 50 plantas comerciales por planta madre.

Plantación
8.- Las operaciones de plantación y fertilización de base se efectúan en forma mecanizada.

Manejo del vivero


Fertilización
9.- La fertilización se efectúa de acuerdo al tipo de suelo, requerimientos del cultivo y temperaturas
del lugar.
En general se está utilizando fertilización de base con productos de liberación lenta; se aplica hasta
un 15 % de fondo, el resto de fertilizantes a base de N, P y K se aplica en cobertera en dos oportunida-
des, a medida que se va cubriendo el terreno con los estolones, hasta completar en forma orientativa las
siguientes dosis:
100 UFN; 100 UFP; 100 UFK.

Otra manera de aplicar el fertilizante es mediante fertilización de fondo y en planta durante los riegos
por microaspersión, hasta completar en total (fertilización de fondo y de cobertera):
100 - 150 UFN; 50-80 UFP; 200 UFK.

La última aplicación se realiza en mediados de Julio, momento en que los plantines entran en la fase
de dormancia (en el Hemisferio Norte).

Empleo de Bioactivadores
Actualmente se aplican en los viveros comerciales Bioactivadores a base de aminoácidos, con lo cual
se favorece la síntesis de proteínas e Hidratos de Carbono por la planta.

Riego
10.- El riego se aplica mediante aspersores o microaspersores, o combinando con riego por goteo
dispuesto en forma lateral a las hileras de las plantas madres.
Los microaspersores se colocan en distancias de 6 x 6 m.

Manejo Fitosanitatario
11.- Se realiza control preventivo de plagas y enfermedades. Especial atención se presta a la detección
de áfidos mediante el uso de trampas amarillas, y si fuera necesario se efectúa el control correspondiente.
Asimismo mediante el uso de Feromonas sexuales se determina la presencia de mariposas nocturnas, cuyas
larvas (Agrostis sp) atacan las yemas de las plantas, y se procede a su control.

Eliminación de flores
12.- Se eliminan las flores, a fin de evitar que los frutos que se formen sean una fuente de inóculos
de hongos; con esta práctica se estimula la estolonización.

TRATADO DE HORTICULTURA | 224 • 527


Determinación de horas de frío acumuladas por los plantines
13.- En España se determina las horas de frío acumuladas por las plantas, con el uso de aparatos espe-
cíficos que son los Biofenómetros, con los cuales se puede determinar el momento de madurez fisiológica
del plantín, lo que coincide con el cambio del color verde a rojo de las hojas, y de las raíces, así como el
achaparamiento de las hojas en las plantas hijas.
Es importante hacer notar que las plantas son requeridas por el Sector Productivo de Frutas desde fines
de Septiembre a mediados de Octubre, fecha en que los plantines aún no alcanzaron completamente su
madurez fisiológica; de allí la importancia de utilizar cultivares de bajo requerimiento de frío, para las
producciones tempranas.

Manejo de plantas después de cosechadas


14.- Previo a la extracción de las plantas del vivero, se les corta las hojas con cortadora de césped, y
se procede al arrancado mecánico de las mismas.
15.- Se llevan las plantas cosechadas a un galpón donde se las somete a un pre-enfriado previo a
temperaturas de 2º C, durante 3 a 4 horas en cámaras frigoríficas, para evitar que las altas temperaturas
del campo las fermente y se pierdan. Luego se les elimina restos de hojas y de estolones y se selecciona en
base al diámetro de las coronas (mayor de 8 mm) y del largo de las raíces (superior a 8cm); éstas plantas
constituyen el material comercial; el resto: es decir las plantas chicas (de menos de 8 mm de diámetro)
y de escaso desarrollo radicular (menos de 8 cm de largo) y las plantas madres son eliminadas. Luego las
plantas seleccionadas se colocan en bolsas de plásticos donde se las rocía con una lluvia de agua; se las
envasa en cajas, sin tratamiento fúngico, cuando se trata de plantas “frescas”, por tratarse de material que
se plantarán en poco tiempo. En cambio cuando se trata de plantas “frigo” que se cosechan cuando las
mismas alcanzaron su completa madurez fisiológica, se las trata con un fungicida en forma preventiva, y se
las almacena en cámaras frigoríficas durante un período de 2 a 9 meses, a temperaturas de -1,5 -2º C.
16.- Las plantas “frescas” una vez envasadas se las dispone en palets. El transporte desde la zona de
viveros a las zonas productoras de fruta se efectúa en camiones frigoríficos a 2,6º C de temperatura, con
los palets separados para facilitar la circulación de aire, y preferentemente en horarios nocturnos en un
tiempo aproximado de 36 horas, a fin de evitar su deterioro.
17.- En los casos en que se requieran plantas con hojas, esto es plantas frescas, en estado “verde” de
altura, por los productores freseros, la temperatura durante el transporte en camiones se efectúa a 5º C
desde la zona de viveros de altura, para evitar que se paralice el metabolismo de las mismas y/o dañen
las hojas verdes.

Bibliografía
Albregts, E. E., G. J. Hochmuth, C. K. Chandler, and J. A. Cornell. 1994. K requirements for drip irrigated strawberry.
Unpublished data.
Albregts, E. E., and C. M. Howard. 1982. Effect of fertilizer rate on number of malformed strawberry fruit. Proc. Fla.
State Hort. Soc. 95:323-324.
Albregts, E. E., C. M. Howard, and C. K. Chandler. 1991. Strawberry responses to K rate on a fine sand soil. HortS-
cience 26:135-138.
Análisis del Crecimiento Vegetal. En: Fisiología Vegetal. Cátedra de Fisiología Vegetal. F.A.Z. U.N.T. pp. 1-22. (s/
fecha).
Ariovich, D. et al. 1983. The Effect of Nitrogen and Phosphorus on Starch Accumulation and Net Photosynthesis in
Two Variants of Panicum maximum (Jacq.). Plant Cell Environ. 6:657-664.
Atlantic Committee on Fruit Crops.2000. Strawberry fertilizer recommendations for the Atlantic Provinces. Publi-
cation Nº ACC 1015 Agdex Nº 232/541.
http://www.nsac.ns.ca/lib/apascc/acfc/strawfer.htm.4pp.
Benavides Mendoza, s/f. Bases fisiológicas de la nutrición de cultivos. http://www.geocities.com/CapeCanaveral/
Runway/8787/bfisio.htm
Brandán, E.Z. y Alvano, I. 2003. Nutrición mineral con N-P-K y aspectos morfo-fisiológicos en plantas de frutilla
(Fragaria x ananassa Duch.) en vivero de altura; Tucumán, Argentina. Actas del XXVI Cong. Arg. de Hort. Paraná,
Entre Ríos. 7pp.
TRATADO DE HORTICULTURA | 225 • 527
Brandán, E. Z., et al. 1999. Determinación del Indice de Cosecha del plantín de frutilla (Fragaria x ananassa Duch.)
en diferentes variedades y épocas de extracción en viveros en Valle de Altura. XXII Cong. Arg. de Horticultura.
Tucumán. 4pp.
Brandán, E.Z et al. 2000. Plant Harvest Index and Mycorrhiza VA evaluation in strawberry (Fragaria x ananassa Duch.
cv. Selva) frigo plants in the highland nursery. Proceedings of the 4th International Strawberry Symposium.
ISHS. Vol 2:293-
Branzanti, E.C. 1989. La fresa. Ediciones Mundi-Prensa. 386pp.
España es el primer exportador de fresas del mundo y el segundo productor. 2008.
www.aol.es/noticias/story/España-es-el-primer-exportador-de-fresas-del-mundo-y-el.../index.html - 31k -
Fisher, P. 2001. Understanding the Strawberry at Renovation. The All Ontario Berry Grower.  Vol. 00, No. 2, June
2001. In: Massachusetts Berry Notes. Summer Edition 2001. Vol. 13, No. 12. July 5, 2001.
http://www.umass.edu/fruitadvisor/berrynotes/bn1213.htm.
Foyer, C.H., et al. 1994. Adaptations of Photosynthetic Electron Transport, Carbon Assimilation and Carbon Parti-
tioning in Transgenic Nicotiana plumbaginifolia Plants to Changes in Nitrate Reductase Activity. Plant Physiol.
104:171-178.
Hennion, B.; Veschambre, D. 1997 IIE Partie. La Fraise : Maîtrise de la production. Ctifl, Ciref. 299 pp.
Hochmuth, G and Albregts, E. E. 1994. Fertilization of Strawberries in Florida. Circular 1141, Florida Cooperative
Extension Service, Institute of Food and Agricultural Sciences, University of Florida. Publication date: September
1994.
Hoover, E. Rosen, C. & Luby, J. 2004. Commercial Strawberry. Production in Minnesota. http://www.extension.umn.
edu/distribution/horticulture/DG2836.html. 7pp.
INASE. Marco Normativo.
http://www.sagpya.mecon.gov.ar/new/0-0/inase/pag_web/Normas.htm
Jaldo, H.E.; Foros, A.C.; Lobo, R.; Giner, J.; Vallejo, L.; Bianciotti, D. 2005. Estudios preliminares de la mezcla 1,3 Di-
cloropropeno + Cloropicrina como alternativa al Bromuro de Metilo en la desinfección de suelos en cultivos de
frutilla, campañas 2003 y 2004, Lules, Argentina. XII Congreso Latinoamericano. XXVIII Congreso Argentino de
Horticultura. 6, 7 y 8 de Septiembre de 2005. General Roca, Río Negro, Argentina. Libro de Resúmenes. HV14;
pp. 289.
Kirschbaum, D. 2000. Frutilla y latitud sur: un complemento ideal para un futuro globalizado Integración Regional.
Año IV (26): 1-5.
López Aranda, J.M. 1998-2001. Alternativas al Bromuro de Metilo en el Cultivo de la Frutilla. II Reunión de Pro-
ducción Vegetal del NOA. Tucumán.
Merayo Fernández, J.A. 2001. Producción integrada en los cultivos.
http://www.cerespain.com/produccion_integrada_en_los_cultivos.html
Petit, R.D. et al.1974. Influence of Nitrogen and Irrigation on Carbohydrate Reserves of Buffalograss. J. Range
Management 27:279-282.
Radin, J.W. and M.P. Eidenbock. 1986. Carbon Accumulation during Photosynthesis in Leaves of Nitrogen and
Phosphorus Stressed Cotton. Plant Physiol. 82:869-871.
Reglamento Específico de Producción Integrada de Fresas. 2000. Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. 2000.
http://www.andaluciajunta.es/portal/boletines/2000/12/aj-bojaVerPagina-2000-
12/0,22892,bi%253D69490704888,00.html
Rufty, T.W., et al. 1988. Alterations in Leaf Carbohydrate Metabolism in Response to Nitrogen Stress. Plant Physiol.
725-730.
Torres Bruchmann, E. 1977. El clima de Tafí del Valle y sus posibilidades agropecuarias. Pub. Esp. Fac. de Agron. y
Zoot. U.N.T. 9: 5-6.
Verdier Martín, M. 1987. Cultivo del Fresón en climas templados. Edic. Agrarias. S.A. España. 374 pp.
Zuccardi, R.B. et al. 1985. Bosquejo Agrológico de la Provincia de Tucumán. Misc. Fac. de Agron. y Zoot. 86: 51-
54.

TRATADO DE HORTICULTURA | 226 • 527


CAPITULO 13
LA PAPA O PATATA (Solanum sp.)
Ing. Agr. Estela Z. Brandán de Antoni
Prof. Asoc. a/c de la Cátedra de Horticultura. Facultad de Agronomía y Zootecnia, UNT. Argentina.
Prof. Tit. de la Cátedra Horticultura. Facultad de Ciencias Agrarias, UNCa. Argentina.

Origen. Historia
La papa Pertenece a la familia de las Solanaceas género Solanum, sección Tuberarium, subsección
Hiperbasarthum, que abarca todas las especies que producen tubérculos.
De origen americano la serie 17 a «Tuberosa» incluye las papas cultivadas, entre las cuales señalamos,
de acuerdo al genomio “n” de 12 cromosomas.
Especies Diploides: (2n = 24 cromosomas): Solanum atenotomun.

Especies Triploides: (2n = 36 cromosomas): S. chaucha (Hibrida).

Especies Tetraploides: (2n = 48 cromosomas): S. tuberosum con 2 subespecies: “S. tuberosum” y

“andigenum”. S. acaule, S. stoloniferum.
Especies Pentaploides: (2n = 60 cromosomas): Solanum x curtilobum. (Hibrida).

Especies Sextaploides: (2n = 72 cromosomas): S. demissum.

Todas estas especies y tipos se encuentran diseminadas en Sud América y América Central y su impor-
tancia sobresale a partir de las expediciones rusas y otras que llegan al continente americano en busca
de especies nativas, a partir de 1925, para utilizarlas en cruzamientos. De las observaciones y colecciones
recogidas, puede considerarse que el centro de origen de la papa se la ubica en las montañas de Bolivia,
Perú, donde se halla la mayor diversidad de formas del género Solanum, sección “tuberarium2 y derivados
de las especies tetraploides: “andigenum”.
La mayor variabilidad genética de especies se concentra en el área de la meseta peruano-boliviana, y
de las 183 especies de este género el 74,3% es diploide, el 3,8% es triploide, el 14,8% es tetraploide, el
1,6% es pentaploide y el 5,5% es exaploide. También y por las formas encontradas en la isla de Chiloé
(Chile) se considera que allí es el centro del S. “tuberosum, Subespecie tuberosum, o sea la actual papa
cultivada en U.S.A., Europa, Argentina y demás países. Entre las variedades nativas de la isla de Chiloé,
en Chile se mencionan las siguientes: Azul, Mantequilla, Clavela, Bastoneza, Ñocha, Mojón de Gato, Boyo
de Chancho, Estrella, Reina Negra, Araucana, Chamizuda, Doma, Guaicaña, Guadacho, Lobo, Michuñe,
Murta, Morada, Negra, Notra, Siete semanas, Pachacoña, Oropana, Quila, Rosada, Blanca, Vaporina, Se-
dalina, Rolechana, Codina, Guapa, India, Zapatona, Frutilla, Huevo, Chiruca, Soldada, Chona, Bolera, etc.
Tales variedades antiguas se las puede gustar solamente cuando se visita a estos agricultores y se llega a
la hora de comer algo. Pocos saben que estas formas de papas dieron origen a la antigua papa europea,
y los cultivares que se encuentran en el mercado son descendientes de papas chilenas. En la siguiente
figura se muestran la gran variabilidad de papas nativas de Chiloé (Contreras s/f).

Fuente: Contreras, A. Univ. Austral de Chile

TRATADO DE HORTICULTURA | 227 • 527


En Bolivia y Perú se cultivan para consumo humano y animal formas de “S. andigenum” y otros So-
lanum.
A partir del descubrimiento de América en 1492, los conquistadores españoles y portugueses llevaron
a Europa diversas formas de Solanum andigenum, los cuales recién 100 años después fueron empleados
para alimentación humana, originados en cultivos realizados en Italia, Francia, España e Inglaterra.
A tal punto se difundió su cultivo en Irlanda que, a raíz del ataque de tizón tardío en 1845-47 que
eliminó las plantaciones de papa, condenando al hambre a la población, lo que provocó la emigración de
miles de habitantes hacia U.S.A.
A partir de 1925 y de la 1° expedición rusa dirigida por el famoso Bukasov, se sucedieron otras expe-
diciones holandesas, americanas, inglesas, en busca de material nativo que fueron coleccionados en sus
respectivos países, para incorporar genes de resistencia a plagas y enfermedades a las variedades cultivadas.
Se consideró que las distintas especies de Solanum tuberíferas que habían sobrevivido a millones de años,
por selección natural en su centro de origen, poseían los genes de resistencia a distintas enfermedades y
plagas, por lo cual identificarlos, aislarlos y utilizarlos en cruzamientos variados daría lugar a cultivares
con resistencia no solamente a parásitos sino a condiciones ecológicas (resistencia a heladas, suelos al-
calinos, altas temperaturas, etc.).
Las especies coleccionadas fueron instaladas en diversos sitios en U.S.A. Sturgeon Wisconsin) Rusia,
Inglaterra, pero salvo que se le dieran condiciones especiales de luz y temperatura, finalmente decaían.
Recién en 1970 por decisión internacional, Naciones Unidas, a través de F.A.O. y otras organizaciones
privadas decidieron instalar el centro de estudio de la papa en Lima-Perú.
Con el nombre del C.I.P. (Centro Internacional de la Papa) centralizándose así los estudios internacio-
nales y las colecciones de papa. El C.I.P. actualmente cuenta con numerosos investigadores, cientos de
formas en su colección y su acción abarca los distintos continentes para investigar, difundir y adiestrar
en el cultivo y utilización de la papa (Ploper, 1990).

Organografía
Hábito de crecimiento
La papa es una planta herbácea. Su hábito de crecimiento cambia entre las especies y dentro de cada
especie. Cuando todas, o casi todas, las hojas se encuentran cerca de la base —o en la base— de tallos cortos,
y están cerca del suelo, se dice que la planta tiene hábito de crecimiento arrosetado o semiarrosetado. Las
especies S. x juzepczukü, S. x curtilobum y S. x ajanhuiri, que resisten a las heladas, se caracterizan por
tener esos hábitos de crecimiento. Entre las demás especies se pueden encontrar los siguientes hábitos
de crecimiento: rastrero (tallos que crecen horizontalmente sobre el suelo), decumbente (tallos que se
arrastran pero que levantan el ápice), semierecto y erecto.
El hábito de crecimiento de la papa cambia entre las especies y dentro de cada especie. Cuando todas,
o casi todas, las hojas se encuentran cerca de la base – o en la base- de tallos cortos, y están cerca del
suelo, se dice que la planta tiene hábito de crecimiento arrosetado o semiarrosetado. Las especies S. x
juzepczukii, S. x curtilobum y S. x ajanhuiri, que resisten a las heladas, se caracterizan por tener esos há-
bitos de crecimiento. Entre las demás especies se pueden encontrar los siguientes hábitos de crecimiento:
rastrero (tallos que crecen horizontalmente sobre el suelo), decumbente (tallos que se arrastran pero que
levantan el ápice), semirrecto y erecto.

Raíces
Las plantas de papa pueden desarrollarse a partir de una semilla o de un tubérculo.
Cuando crecen a partir de una semilla, forman una delicada raíz axonomorfa con ramificaciones late-
rales. Cuando crecen de tubérculos, forman raíces adventicias primero en la base de cada brote y luego
encima de los nudos en la parte subterránea de cada talio. Ocasionalmente se forman raíces también
en los estolones. En comparación con otros cultivos, la papa tiene un sistema radicular débil. Por eso se
necesita un suelo de muy buenas condiciones para el cultivo de la papa. El tipo de sistema radicular varía
de delicado y superficial a fibroso y profundo.

TRATADO DE HORTICULTURA | 228 • 527


Las hojas aisladas, tallos y otras partes de la planta pueden formar raíces, especialmente cuando han
sido sometidos a tratamientos con hormonas. Esta habilidad de las diferentes partes de la planta de papa
para formar raíces es aprovechada en las técnicas de multiplicación rápida.
Las plantas que crecen de tubérculos, forman raíces adventicias en la base de cada brote.

Tallos
El sistema de tallos de la papa consta de tallos, estolones y tubérculos. Las plantas provenientes de
semilla verdadera tienen un solo tallo principal mientras que las provenientes de tubérculos-semillas
pueden producir varios tallos. Los tallos laterales son ramas de los tallos principales.
En un corte transversal, los tallos de papa presentan formas entre circulares y angulares. A menudo,
en las márgenes angulares se forman alas o costillas. Las alas pueden ser rectas, onduladas o dentadas. El
tallo es generalmente de color verde y algunas veces puede ser de color marrón-rojizo o morado.
Los tallos pueden ser sólidos o parcialmente tubulares debido a la desintegración de las células de la
médula.
Las yemas que se forman en el tallo a la altura de las axilas de las hojas pueden desarrollarse para
llegar a formar tallos laterales, estolones, inflorescencias y, a veces, tubérculos aéreos.
El sistema de tallos de la papa consta de tallos, estolones y tubérculos.

Estolones
Morfológicamente descritos, los estolones de la papa son tallos laterales que crecen horizontalmente
por debajo del suelo a partir de yemas de la parte subterránea de los tallos. La longitud de los estolones
es uno de los caracteres varietales importantes. Los estolones largos son comunes en las papas silvestres,
y el mejoramiento de la papa tiene como una de las metas obtener estolones cortos.
Los estolones pueden formar tubérculos mediante un agrandamiento de su extremo terminal. Sin
embargo, no todos los estolones llegan a formar tubérculos.
Un estolón no cubierto con suelo, puede desarrollarse en un tallo vertical con follaje normal.
Los estolones son tallos que crecen horizontalmente por debajo del suelo y pueden eventualmente
formar tubérculos por un agrandamiento de su extremo distal.

Tubérculos
Morfológicamente descritos, los tubérculos son tallos modificados y constituyen los principales órganos
de almacenamiento de la planta de papa. Un tubérculo tiene dos extremos: el basal, o extremo ligado al
estolón, que se llama talón, y el extremo opuesto, que se llama extremo apical o distal.

http://www.agrarias.cl/instituto/prod_sanidad_vegetal/webpapa/images/image4.jpg

Los ojos se distribuyen sobre la superficie del tubérculo siguiendo una espiral, se concentran hacia el
extremo apical y están ubicados en las axilas de hojas escamosas llamadas «cejas». Según la variedad, las
cejas pueden ser elevadas, superficiales o profundas. Cada ojo contiene varias yemas.

TRATADO DE HORTICULTURA | 229 • 527


Los ojos del tubérculo de papa corresponden morfológicamente a los nudos de los tallos; las cejas
representan las hojas y las yemas del ojo representan las yemas axilares. Las yemas de los ojos pueden
llegar a desarrollarse para formar un nuevo sistema de tallos principales, tallos laterales y estolones.
Generalmente, cuando el tubérculo ha madurado, las yemas de los ojos están en un estado de reposo y,
por ello, no pueden desarrollarse. Al cabo de cierto tiempo, que depende de la variedad, las yemas del ojo
apical son las primeras en salir del reposo. Esta característica se llama dominancia apical. Más tarde, las
yemas de los otros ojos se desarrollan para convertirse en brotes.
Los tubérculos son tallos modificados y constituyen los principales órganos de almacenamiento de la
planta de papa.
En la mayoría de las variedades comerciales, la forma del tubérculo varía entre redonda, ovalada y
oblonga. Además de estas formas, algunos cultivares primitivos producen tubérculos de diversas formas
irregulares.
En un corte longitudinal el tubérculo muestra los elementos siguientes, del exterior hacia el interior:
peridermo o piel, corteza, sistema vascular, parénquima de reserva y tejido medular o médula.
El peridermo o la piel es una delgada capa protectora en el exterior del tubérculo. Su color puede variar
entre blanco crema, amarillo, naranja, rojo o morado. Algunos tubérculos tienen dos colores. Cuando se
exponen a la luz por unos días, se tornan normalmente de color verdoso. La piel es generalmente suave
y en algunas variedades es tosca o áspera. La piel sale fácilmente al frotarla cuando el tubérculo no ha
madurado. Por eso, el daño de la piel es frecuente cuando se cosechan tubérculos antes de su madurez.
En la superficie de la piel se encuentran distribuidas las lenticelas (poros respiratorios) por las cuales se
efectúa el intercambio de gases entre el tubérculo y el ambiente. En condiciones húmedas, las lenticelas
aumentan de tamaño y se ven como puntos blancos prominentes.
La corteza está inmediatamente debajo de la piel. Es una banda delgada de tejido de reserva, que
contiene principalmente proteínas y almidones.
El sistema vascular conecta los ojos del tubérculo entre sí y al tubérculo con otras partes de la plan-
ta.
Dentro del anillo vascular se encuentra el parénquima de reserva, que es el tejido principal de alma-
cenamiento y ocupa la mayor parte del tubérculo. La médula constituye la parte central del tubérculo.
Todos los elementos, de la corteza a la médula, constituyen la carne del tubérculo, la cual en las va-
riedades comerciales es normalmente de color blanco, crema o amarillo pálido. Sin embargo, algunos
cultivares primitivos también producen tubérculos cuya carne es de color amarillo oscuro, rojo, morado
o bicolor.

http://www.agrarias.cl/instituto/prod_sanidad_vegetal/webpapa/images/image5.jpg

TRATADO DE HORTICULTURA | 230 • 527


Brotes
Los brotes crecen de las yemas que se encuentran en los ojos del tubérculo. El color del brote es una
característica varietal importante. Los brotes pueden ser blancos, parcialmente coloreados en la base o
en el ápice, o casi totalmente coloreados. Los brotes blancos, cuando se exponen indirectamente a la luz;
se tornan verdes.
El extremo basal del brote forma normalmente la parte subterránea del tallo, y se caracteriza por la
presencia de lenticelas. Después de la siembra, esta parte rápidamente produce raíces y luego estolones
o tallos laterales. El extremo apical del brote da origen a las hojas y representa la parte del tallo donde
tiene lugar el crecimiento del mismo.
Los brotes crecen de las yemas que se encuentran en los ojos del tubérculo.

Inflorescencia, flor
El pedúnculo de la inflorescencia está dividido generalmente en dos ramas, cada una de las cuales se
subdivide en otras dos ramas. De esta manera se forma una inflorescencia llamada cimosa.
De las ramas de la inflorescencia salen los pedicelos, en cuyas puntas superiores se encuentran los
cálices. Cada pedicelo tiene una coyuntura o articulación en la cual se desprenden del tallo las flores o los
frutos. Esta articulación es pigmentada en algunas variedades cultivadas. La posición de la articulación
es uno de los caracteres taxonómicos más útiles de la papa.
El pedúnculo forma una inflorescencia cimosa.
Las flores de la papa son bisexuales, y poseen las cuatro partes esenciales de una flor: cáliz, corola,
estambres y pistilo. Los estambres son el órgano masculino llamado androceo, y el pistilo es el órgano
femenino llamado gineceo.
El cáliz consta de cinco sépalos que se unen parcialmente en la base para formar una estructura con
forma de campana debajo de la corola. La forma y el tamaño de los lóbulos o partes no unidas de los sépalos
varían según la variedad. El cáliz puede ser de color verde, o estar parcial o totalmente pigmentado.
La corola tiene cinco pétalos, ligados en la base para formar un tubo corto y una superficie plana de
cinco lóbulos. Cada lóbulo termina en una punta triangular o acumen. La corola es generalmente redonda.
Algunos cultivares primitivos tienen corolas pentagonales o como estrellas. La corola puede ser de color
blanco, azul claro, azul, rojo, o morado en diferentes tonos e intensidades.
Las flores de la papa son bisexuales y poseen las cuatro partes esenciales de una flor: cáliz, corola,
estambres y pistilo.
El androceo consta de cinco estambres que alternan con los pétalos. Cada estambre consta de antera
y filamento que está unido al tubo de la corola. Las anteras generalmente están unidas en una columna
cónica alrededor del pistilo, pero en algunas variedades cultivadas pueden estar separadas. El color de las
anteras varía de amarillo claro a naranja intenso. Los granos de polen son esparcidos a través de poros
ubicados en la punta de la antera.
El gineceo de la flor consta de un solo pistilo que está compuesto de ovario, estilo y estigma. El ovario
es superior porque los sépalos, pétalos y estambres están unidos al receptáculo justo debajo del ovario.
En un corte transversal, el ovario presenta dos cavidades (o lóculos y, por eso, es bilocular) donde gene-
ralmente, hay numerosos óvulos distribuidos en la periferia de la placenta (placentación axilar).
El estilo es una prolongación del pistilo que conecta el estigma y el ovario. La longitud del estilo pue-
de ser mayor, igual o menor que la de los estambres. El estigma es la parte receptiva del pistilo, donde
germinan los granos de polen para crecer a través del estilo. Después de la fertilización, los óvulos se
desarrollan para convertirse en semillas.

TRATADO DE HORTICULTURA | 231 • 527


Fig. Flor, fruto y semilla de la papa
http://www.agrarias.cl/instituto/prod_sanidad_vegetal/webpapa/images/image3.jpg

Fruto. Semilla
Al ser fertilizado, el ovario se desarrolla para convertirse en un fruto llamado baya, que contiene nu-
merosas semillas. El fruto es generalmente esférico, pero algunas variedades producen frutos ovoides o
cónicos. Normalmente, el fruto es de color verde. En algunas variedades cultivadas, tienen puntos blancos
o pigmentados, o franjas o áreas pigmentadas.
El número de semillas por fruto llega a más de 200 según la fertilidad de cada cultivar. Las semillas son
planas, ovaladas y pequeñas (1000 - 1500 semillas por gramo). Cada semilla está envuelta en una capa
llamada testa, que protege al embrión y un tejido nutritivo de reserva llamado endosperma.
La forma del embrión es generalmente curva como una U y orientada hacia el punto de unión con
la placenta (hilium). El embrión tiene dos polos opuestos, de los cuales uno, la radícula, constituye el
primordio radicular y el otro, \aplúmula, contiene dos cotiledones.
Las semillas son también conocidas como semilla verdadera o botánica, para distinguirlas de los
tubérculos-semillas, o sea tubérculos utilizados para producir cosechas de papa.
El ovario presenta dos lóculos (arriba). La forma de embrión es generalmente curva como una U
(abajo).

TRATADO DE HORTICULTURA | 232 • 527


Morfología de la planta de papa.
Fuente: Huamán, 1986.

Panorama varietal de papa en Argentina


Argentina cuenta con una escasa diversificación del panorama varietal, que limita el acceso a diferen-
tes mercados por no poder satisfacer la demanda de distintas variedades. Sin embargo, con el desarrollo
industrial de la papa, se observa una evolución en la incorporación de nuevas variedades.
El panorama varietal es reducido ya que lo constituyen las variedades Huinkul y Ballenera de origen
nacional en un 60%, Spunta de origen holandés, de gran difusión en la década en un 30%, y Kennebec
y otras en un 10% en 1984-88 (Ploper, 1990).
En el período de 1994/96 se observa en el Sudeste, que Spunta incrementa su área hasta el 80%.
Otros cambios significativos en la distribución del área por variedad, es que las variedades nacionales
como Huinkul y Ballenera desaparecen como semilla fiscalizada, siendo reemplazadas por las variedades
Kennebec, Shepody, Russet Burbank y Atlantic, todas ellas de aptitud industrial.
En términos generales se puede afirmar que en el resto de las zonas, la tendencia a la incorporación
de nuevas variedades es similar al Sudeste. En este caso dado la alta concentración de la variedad Spunta,
el incremento de superficie de las nuevas variedades se hace en detrimento de esta variedad (Mosciaro,
2002).
De acuerdo a Huarte, 2007, se citan a continuación variedades destinada al:

Consumo en fresco
Spunta
Kennebec
Frital INTA
Araucana INTA
Calén INTA

TRATADO DE HORTICULTURA | 233 • 527


Industria de papas fritas en bastones
Innovador
Shepody
Asterix
Umatilla
Ramos
Frital INTA

Industria de papas fritas en hojuelas


Atlantic
Kennebec
Clones FL
Snowden

Papines
Variedades criollas
Variedades de INTA
A continuación se describen las principales características de las variedades de Argentina:
SPUNTA: semitemprana, tubérculos grandes alargados, ojos superficiales, piel blanca, carne amarilla

clara, altos rendimientos, bajo % de materia seca: 17-18%, semi resistente a sequía, inmune a virus
A, semiresistente a virus Y, muy sensible a Leaf Roll y a Phytophtora.
B. BALLENERA: Estación Experimental de Miramar de la Pcia de Bs. As. en 1946, semitardía, tubér-

culos grandes redondos semiachatados de piel y pulpa) blanca.
Rendimientos medianos a altos, follaje rústico, tolerante a virus. Porcentaje de materia seca: 22
% - 23 %. Industria.
HUINKUL: Estación Experimental Agrícola INTA en Balcarce en 1947. Es de media estación, pudiendo

cosecharse antes de Ballenera. Tubérculos redondeados, piel y pulpa blanca, de medianos a altos
rindes, follaje rústico porcentaje de materia seca 23%, para industria y consumo directo, tolerante
a virus.
KENNEBEC: de U.S.A. semitemprana, con bastante resistencia a Phytophtora. Tubérculos ovalados,

piel y pulpa blanca, de medianos rindes, consumo fresco e industria por tener 20 –22 % de materia
seca.
JAERLA: Cultivar originado en Holanda, con tubérculos grandes ovales, semitemprana, ojos superficia-

les, piel blanca y carne amarilla, rendimientos medianos, resistente a sequía, sensible a Phytophtora,
sensible a virus.
Atlantic, Fritolay: para industria.

Usos de la papa. Composición química


La década del ‘90 se caracteriza por una disminución de la papa fresca y un sostenido aumento de
demanda de productos procesados (papas fritas, papas en hojuelas, papas prepeladas envasadas etc.) en
todas partes del mundo, por efecto de locales de comida rápida, bocadillos, y cocidas preparadas. Ello
debido a que más mujeres se incorporan a la fuerza laboral, al crecimiento de la población urbana con
ingresos en constante aumento, al turismo que se nutre en locales de comida rápida.
La papa destinada al consumo animal, en esta misma década, ha disminuido por desplazamiento de
la explotación agrícola familiar hacia la producción de mayor escala y especialización. Elevados costos
de procesamiento de la papa y precios más competitivos de los cereales. En cuanto al uso de la papa-
semilla, la tendencia de todas las áreas productoras del mundo es economizar al máximo su uso, debido a
que este insumo es el más oneroso de la producción. Dentro de estas tendencias está el plantar parte del
tubérculo y no la totalidad de este, la mejor calidad del producto y el crecimiento del uso de la semilla
sexual. (Contreras, s/f).
TRATADO DE HORTICULTURA | 234 • 527
La papa es un tallo subterráneo, suculento, que presenta un alto contenido de hidratos de carbono,
vitaminas y minerales.

Cuadro. Principales componentes de la papa, rango y media.

Pese al bajo contenido proteico en la papa, este tiene un alto valor biológico. Es rico en Lisina, Leusi-
na e isoleucina. Es limitante en metionina y cistina. Presenta un alto contenido de vitamina C, tiamina,
riboflavina y niacina.
Las papas no producen gordura. Se requieren 37,5 kilos de papa para producir 45 gramos de grasa,
los que equivalen a:
1,5 huevos

11,2 panes corrientes

3,5 paquetes de galletas tritón

54 gramos de mantequilla

69,4 gramos de mayonesa

 45 cc. de aceite
Al freírlas, o agregarles margarina o mantequilla sube ostensiblemente el contenido calórico de las
papas.
 

Figura.- Distribución de principales componentes de la papa.

La papa tiene ventajas y desventajas comparativas en relación a otros cultivos alimenticios:


a) Tiene gran habilidad para producir mas calorías y proteínas, por unidad de superficie y por día que
muchos otros cultivos:

TRATADO DE HORTICULTURA | 235 • 527


b) Mayor calidad nutricional, en general, que cualquier otro cultivo alimenticio.
c) Gran flexibilidad para producirla en una gran diversidad de climas.
d) Requerimientos relativamente bajos de agua.
e) Gran germoplasma disponible para el mejoramiento.

Dentro de las desventajas se tiene:


f) Gran contenido de agua en los tubérculos que lo hacen un producto muy voluminoso, perecible y
de corta vida para un almacenamiento a largo plazo.
g) Este gran volumen dificulta su transporte.
h) Dependencia de los tubérculos, y en gran cantidad para su plantación.
i) Menor valor nutritivo, por kilo de producto crudo que cereales.
Los tubérculos de papa tienen diversos usos, así en la alimentación humana el producto se consume
fresco o procesado. Entre los productos procesados de la papa se mencionan: papa chips, bastoncitos
fritos, prefritos congelados, puré, harina de papa, papas deshidratadas, almidón y sus derivados como
dextrinas, alcoholes.
 En la alimentación animal se tiene consumo fresco crudo y/o precocido, deshidratado, subproducto
industrial como el bagazo proveniente de la obtención de almidón. Por último el uso de la forma gene-
ralizada de multiplicarse que es tubérculo-semilla.
 En la actualidad existe un creciente desarrollo del consumo de papas fritas, presentes en los restoranes
de «comida rápida» y ello está haciendo aumentar fuertemente la industria de productos procesados.

Cadena de papa en Argentina


Estructura de la cadena
Si bien la producción de Papa tiene cuatro destinos industriales para su transformación, el volumen
que involucran no supera el 18 % del total producido, estimándose en unas 450 mil toneladas. De las
cuales más del 50 % es utilizada por la industria de papa pre-frita congelada, siguiéndole en importancia
la industria del deshidratado y en menor medida la de snacks y Enlatado.
El destino más importante es el Consumo en Fresco, el cual se encuentra aproximadamente entre 1,8
y 2 millones de toneladas. La exportación requiere volúmenes poco interesantes, siendo en el último año
apenas superior a las 20.000 toneladas.

Localización de la cadena
La localización geográfica de la cadena de Papa se ubica principalmente en:
Producción: Las principales provincias productoras de papa son: Tucumán (7%) – Córdoba (45%) –
Mendoza (5%) y Buenos Aires (40%)

Industrias y su localización
Pre-Frita Congelada: provincia de Buenos Aires
Deshidratado: provincia de Mendoza y Buenos Aires
Snacks: provincia de Buenos Aires
Enlatado: provincia de Mendoza
TRATADO DE HORTICULTURA | 236 • 527
El principal destino de la producción es el consumo interno en fresco. Por otra parte la exportación de
papa fresca no cuenta con la importancia que debiera tener ya que la misma se concentra en los países
limítrofes cubriendo los desfasajes que a éstos se les presentan en el abastecimiento de sus mercados
por deficiencias imprevistas en su producción. Estas generalmente se deben a situaciones climáticas.
No pudiendo incursionar y menos aún mantener otros mercados, principal y fundamentalmente por la
calidad del producto.
Ratificando lo manifestado se puede verificar un considerable incremento en los despachos al exterior
en los años 1994 y 1998 y volúmenes poco significativos en el resto de los años.
En el período de 1993 hasta 2004, la participación en los destinos de un total de 17 países, son los
limítrofes los más habituales, y en forma esporádica otros países cuyos volúmenes son muy reducidos
pudiéndose tratar de embarques tipo muestra o incluso de papa semilla.
El comercio mundial de papa es de aproximadamente unas 9 millones de toneladas, siendo en gene-
ral un intercambio entre países muy cercanos, la participación argentina en este total es escasa, siendo
inferior al 1 %.
Conforme a la fuente de FAO, durante el año 2003 Argentina ocupó el 38º lugar como exportador
mundial de esta hortaliza con un volumen de sólo 11.855 toneladas, participando con el 0,13014 % del
total mundial en el cual intervienen 123 países con un volumen de 9.090.956 toneladas. Siendo los pri-
meros cinco países (Países Bajos, Alemania, Francia, Bélgica y Canadá) son responsables del 66,31 % del
total exportado. Si se contabilizan los primeros 10 países se observa el 80%, y un 90 % si se cuentan los
primeros 15 países. Esto demuestra una gran concentración del comercio mundial.
Si se analizan las exportaciones del MERCOSUR, éstas sumaron unas 12.826 toneladas en el mismo
período (2003), participando en el comercio mundial con el 0,14 %. Si incluyéramos a Chile y Bolivia
(MERCOSUR ampliado), prácticamente no varía la situación, ya que el volumen exportado sería de 13.569
toneladas y la participación del 0,15 %.
Con respecto a la comercialización de Argentina la papa se caracteriza por ser una hortaliza que se
produce básicamente para el consumo interno de los países, solo basta observar que en el comercio in-
ternacional participa con menos del 3 % de la producción mundial.
Argentina no es ajena a esta condición, destinando menos del 1 % de su producción al mercado ex-
terno. En los últimos 10 años, como países de destino figuran, Chile, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia,
y en menor medida y en forma aislada otra decena de países. Este comercio es bastante irregular ya que
se basa en las necesidades puntuales de los mercados internos de las naciones demandantes.
En los últimos años se ha registrado una demanda de volúmenes interesantes por parte de países eu-
ropeos, pero la calidad y sanidad del tubérculo que se produce no reúne los requisitos de estos destinos.
Por otro lado se tiene la certeza de que esas demandas no serían continuas, lo que implica la imposibilidad
de realizar un programa productivo con miras al abastecimiento habitual de los mismos.
En cuanto al mercado interno, éste se encuentra abastecido en forma regular a lo largo de todo el año
con una estacionalidad de precios escasamente diferenciada.

Fisiología del tubérculo – semilla


Los tubérculos presentan diversos estados fisiológicos que se indican a continuación:
Joven: Escasa brotación y Máximo brote.

Maduro: Múltiples brotes ramificados y pequeños.

Senil o viejo: brotes delgados múltiples.

TRATADO DE HORTICULTURA | 237 • 527


Estados fisiológicos del tubérculo.

Un tubérculo joven generalmente no brota y cuando esto ocurre presenta un solo brote en el extremo
apical. Tal situación no es deseable para una plantación ya que por un lado demorará más de 30 días
en emerger y por otro lado la planta tendrá un solo tallo principal, lo que es un factor negativo para la
obtención de altos rendimientos.
Un tubérculo fisiológicamente maduro es el ideal ya que ha sido cosechado en madurez normal, ha
estado un tiempo en almacenaje para cumplir su dormancia e inicia una brotación de más de una yema,
o bien se puede estimular a que ello ocurra con el fin de conseguir varios tallos principales.
Un tubérculo fisiológicamente viejo, es aquel que ya ha sufrido de la deshidratación y más de una
brotación. Se presenta arrugado y si tiene brotes estos son múltiples, muy ramificados y hasta pueden
presentar formación de pequeños tubérculos. Estos no son adecuados usarlos como tubérculo-semilla ya
que no se aseguran altos rendimientos.
Semillas obtenidas de regiones calientes y almacenadas a altas temperaturas llegan a ser fisiológicamente
viejos más pronto que aquellos desarrollados en regiones frías y almacenadas a bajas temperaturas.
Tubérculos de cultivares de corto período de dormancia alcanzan su edad senil más temprano que en
aquellas variedades de un largo período de dormancia. Los tubérculos viejos (arrugados, que tienen brotes
muy largos o se han desbrotado varias veces) presentan un desarrollo foliar menos abundante, maduran
más temprano, las plantas son más débiles y el rendimiento es inferior.
La calidad del tubérculo es esencial para generar una planta vigorosa y sana, y que pueda tomar del
suelo los nutrientes y agua que ésta requiere para potenciar su rendimiento. Esta calidad la determina la
forma de producción. Si hubo preocupación por un manejo adecuado del cultivo, con fertilización para
producción de tubérculo-semilla, si se controlaron enfermedades e insectos transmisores de enfermeda-
des, y se eliminaron plantas enfermas o anormales, si se cosechó y guardó en forma adecuada estamos
asegurando una óptima calidad de tubérculo-semilla. La edad fisiológica puede manejarse para conseguir
los objetivos que el productor desea, así:

TRATADO DE HORTICULTURA | 238 • 527


Estado fisiológico del tubérculo-semilla y sus respuesta.

En cuanto a calidad sanitaria, el uso de papa semilla proveniente de un sistema de producción que
garantiza pureza varietal y sanidad se refleja en los rendimientos a conseguir. Así el promedio nacional
es de 15 t/ha, el rendimiento de la papa bajo régimen de certificación es de 31 t/ha. Esto manifiesta
la importancia de la calidad del tubérculo semilla que garantiza altos rendimientos debido a que es un
material libre de enfermedades graves, o si las tiene están dentro de las tolerancias permitidas por las
normas de certificación de semilla.
Las degeneraciones observadas en el crecimiento de un plantel de papas se deben a problemas sanita-
rios provocados por virus. Un material corriente o de aquellas papas conseguidas sin garantía, aparecerán
graves situaciones de este tipo. Tales degeneraciones hacen disminuir el rendimiento en rangos de 10
a más del 70%. Además, si pié negro (Erwinia sp) estuviese en forma latente, y llevado este tubérculo a
condiciones de alta temperatura (18º a 20º C), aparecería la pudrición típica, con olor fuerte a pescado
podrido, exudados que contaminan otros tubérculos. Si ocurre en el suelo la planta mostrará un marchi-
tamiento prematuro, con la parte basal del tallo de color negro, unido a pudrición.
Los agricultores del centro y centro-norte del país reconocen las bondades de la papa-semilla del sur,
sin embargo, se dejan, uno o dos años, tubérculo-semilla propio y comprueban una alta infección, dege-
neramiento y pudrición de sus materiales. Ello se debe a que, si bien poseen clima adecuado al cultivo,
también esto es propicio para el desarrollo y proliferación de insectos y enfermedades. Por tal motivo es
recomendable usar siempre tubérculo-semilla de alta calidad.
(http://www.todopapa.com.ar/?OpcionID=CalidadPapaSemilla)

Fisiología del cultivo


La parte aérea de la planta de papa, desarrolla el proceso Fotosíntesis-Respiración, necesario para
formar Hidratos de Carbono que serán transportados a zonas de crecimiento aéreo (follaje, brotes, flores,
fruto), y subterráneo (raíces, estolones y tubérculos).
Para que este proceso se efectúe en forma óptima, se requiere de luz, temperatura, humedad y nu-
trientes los que deben estar en el medio donde ésta planta se desarrolle.
La asimilación neta es calculada por la sustracción de los carbohidratos usados en la respiración, de
los carbohidratos producidos en la fotosíntesis.
Para el consumo humano los tubérculos son importantes, y estos se desarrollarán con una óptima
asimilación de carbohidratos.

TRATADO DE HORTICULTURA | 239 • 527


Figura. Fases del desarrollo de una planta de papa en relación
a la eficiencia fotosintética. Fuente: Contreras, A. UACh.

La mayor producción está en relación directa con un tiempo breve de plantación a emergencia (fig.),
con el fin de iniciar, a la brevedad el proceso fotosintético. Por tal razón medida como prebrotación,
plantación superficial y plantar en suelos temperados (sobre 10º C) acelerará este proceso.
Una vez emergida la planta, y hasta su cobertura plena (fig.) (canopia cerrada), la fotosíntesis neta
conseguida es usada en el crecimiento general de la planta, tanto su parte aérea como radicular y estolo-
nífera. Dicho desarrollo es de alta intensidad de uso de nutrientes, y al igual que el proceso anterior debe
tenderse a hacerlo lo mas corto posible, ya que ambos procesos han estado construyendo la fábrica que
deberá trabajar a plena capacidad para la etapa final de tuberización y llenado. Prácticas como una mayor
densidad de plantación, suministro adecuado de nutrientes, abastecimiento oportuno de agua, clima con
temperaturas de 18 a 20º C y una alta intensidad lumínica favorecerán este desarrollo acelerado.
En la tercera (fig.) fase todo el proceso fotosintético debe traducirse en acumulación de hidratos de
carbono formados, en los tubérculos, y a proveer la energía para la respiración. El conseguir rendimien-
tos máximos estará en directa relación con una máxima fotosíntesis neta diaria y que esta ocurra en un
tiempo bastante prolongado.

Ayudan fuertemente a esta fase un adecuado abastecimiento de agua, temperaturas diurnas entre 18
a 24º C y temperaturas nocturnas bajo los 15º C. Después de plantación o aún antes, el tubérculo semilla
desarrolla brotes y raíces. Si el tubérculo/semilla ha desarrollado brotes antes de plantación, formará
inmediatamente raíces y la emergencia se acelera. La humedad del suelo es necesaria para la formación
de raíces y el temprano crecimiento de la planta. Baja humedad y baja temperatura la emergencia se
atrasa.
La temperatura ideal de brotación es de 18º C. Temperaturas inferiores retrasan el proceso de brotación
y emergencia, y temperaturas superiores, pueden estresar el tubérculo y generar enfermedades.

Crecimiento aéreo y de tubérculo


Después de la emergencia la parte aérea y las raíces se desarrollan simultáneamente. El crecimiento
de los tubérculos puede partir lentamente 2-4 semanas después de la emergencia y continúa en forma
constante a través de un largo período.
Bajo condiciones favorables el crecimiento de tubérculos puede ser 800-1000 Kg/ha/día. El potencial
productivo de la papa, sobre todo en un cultivar de período vegetativo largo, es superior a las 100 ton/
ha. Por tanto buscar una eficiencia productiva, tomando en cuenta la fisiología de la planta y sus reque-
rimientos, será posible llegar a valores de rendimiento mas elevados que el magro 15% de ese potencial
actual.
TRATADO DE HORTICULTURA | 240 • 527
Un excesivo desarrollo de follaje esta relacionado con un desarrollo tardío de tubérculos. El desarrollo
temprano presenta un follaje menos abundante.

Factores que influencian el desarrollo foliar y de tubérculos


Bajo condiciones de día corto las plantas muestran una tuberización temprana, los estolones son
cortos y el follaje permanece pequeño. Bajo condiciones de día largo ocurre lo contrario. La respuesta a
la longitud del día depende de la especie y de las variedades.
Días cortos y temperaturas bajas estimulan la iniciación de tubérculos. Temperaturas nocturnas bajas
son más efectivas que temperaturas diurnas bajas.
Bajo condiciones de día largo altas temperaturas restringen la formación de tubérculos.
Bajo días cortos y altas temperaturas, variedades de día corto inician y desarrollan los tubérculos
considerablemente más temprano que variedades de ciclo largo (Contreras, s/f).

FITOTECNIA
Los cruzamientos de diversas especies de Solanum tienden a incorporarse genes de resistencia a enfer-
medades y plagas y para ello se debe considerar que la papa florece u fructifica a fotoperíodos superiores
a 12 horas, lo que se da en el área de Tafí del Valle y S.E. de la provincia de Buenos Aires.
En aquellos lugares donde no se dan estas condiciones, los trabajos deben realizarce en invernáculos
y con luz artificial. Se preparan las flores, eliminando de lass plantas, que serán las plantas madres, las
Anteras en su estado inicial, para luego fecundar el estigma con polen extraído de las plantas machos. Se
aísla el cruzamiento con bolsitas especiales y a los 8 días se verifica si se ha producido el cruzamiento. Se
aísla todo el racimo mediante bolsitas de malla que impedirán que los frutos puedan caer (Figura 1).
Una vez cosechados los pequeños frutos se extraen las semillas y se las siembra en macetitas, utili-
zando tierra desinfectada y bien abonada, en invernáculos o en sitios sin peligro de heladas, realizando
las observaciones sobre el comportamiento de los plantines obtenidos. Una vez cosechados se clasifica el
material, eliminándose los plantines cuyos tubérculos no satisfacen y se plantan los restantes, prosiguiendo
la selección hasta la selección final en la cual quedarán o no los que respondan al objetivo elegido. Si se
buscan cruzamientos para obtener líneas resistentes a nematodos en las diferentes prueban a las que se
someterán los plantines se comprobará si los genes incorporados a los cultivares elegidos como receptores
le dan la característica de resistencia. Por ejemplo se cita, entre otros los siguientes:
Con resistencia a Virus Y: S. Stoloniferum.

Con resistencia Leaf Roll: S. Chacoense

Con resistencia Nemátodes: S. Vernei – S. infundibuliforme.

Con resistencia Heladas: S. Curtilobum – S. acaule.

Un método de mejoramiento genético de Solanum, lo constituye el mejoramiento asistido con mar-
cadores moleculares (Huarte, 2007)

Entre los principales objetivos buscados en los trabajos fitotécnicos figuran:


1. Resistencia a Tizón tardío.
2. Resistencia a Virus X – Y – A.
3. Resistencia a Leaf Roll (hoja enrollada).
4. Resistencia a Sarna común y Fusariosis.
5. Resistencia a Insectos.
6. Cultivares adaptados a altas y bajas temperaturas.
7. Cultivares adaptados a sequía.
8. Alta capacidad de adaptación a distintos suelos y ambientes.
9. Altos rendimientos.
10. Aumento de % de materia seca.
11. Selección de variedades tempranas y tardías.

TRATADO DE HORTICULTURA | 241 • 527


Importancia de la papa y producción
Se ha resaltado la importancia de la papa para la agricultura, la economía y la seguridad alimentaria
mundial (Diouf, J. 2008).
Es uno de los principales alimentos con que cuenta la humanidad desde hace siglos junto con el trigo, el
arroz y el maíz. Es el cultivo hortícola más importante en el panorama hortícola de numerosos países.
La papa es un alimento rico en carbohidratos y energía, y además se destaca como fuente de minerales,
vitamina C, B6 y aminoácidos, contribuyendo a una alimentación saludable por no contener grasas, ni
colesterol.
En relación a la producción de papa en el mundo la Federación Rusa, China, Polonia e India presentaron
superficies entre 3,3 y 1,0 millones de hectáreas. Sus rendimientos fluctuaron entre 11 y 17 t/ha.
 Los países con mayores rendimientos en orden decreciente son Los Países Bajos con 42t/ha, EE.UU
con 36t/ha, Alemania con 33 t/ha.
El consumo interno de papa (kg/cap) en los siguientes países es:
Belarusia ...................................... 172.3
Polonia .......................................... 132.1
Lituania ......................................... 131.3
Ucrania .......................................... 131.3
Estonia ........................................... 124.9
Irlanda ........................................... 124.1
Portugal ........................................ 128.1
Federación Rusa ...................... 120.8
Belgica-Luxemburgo ............ 106.6
Holanda ........................................ 91.1
Canadá ........................................... 80.9
..........................................................................
.........................................................................
Perú ................................................ 68.6
EE.UU .............................................. 62.6
Argentina ...................................... 57.9
Chile ................................................. 52.0
Uruguay ........................................ 36.5
Brazil ............................................... 14.6
México ........................................... 14,6
Fuente: Mirna Mosciaro extraidode FAO.
En: www.inta.gov.ar/balcarce/present/propapa/Panorama07Huarte.pdf

En Argentina, la superficie destinada a este cultivo entre los años 1930 y 1960, fue de 200.000 hectá-
reas. En la década del 90, se inició una disminución que en los últimos años llevó la superficie cultivada a
80.000 has. Sin embargo esta mengua fue acompañada por fuertes aumentos de rendimientos, de modo
que la producción anual estimada se halla actualmente entre 2 y 2,5 millones de toneladas (Torrandel,
2008; Mosciaro, 2002), según se observa en el Cuadro 1.

TRATADO DE HORTICULTURA | 242 • 527


Gráfico N° 1. Evolución del Cultivo de Papa en Argentina. 1968/69 - 2000/01.

Fuente: Área de Economía Y Sociología Rural – EEA INTA – Balcarce, sobre la base de datos de la
Secretaria de (SAGPyA – SIIAP (campañas 1970/71-1996/97) y FAO (campañas 1997/98-200/01). En:
Mosciaro, 2002.
Esta superficie requiere cerca de 4.000.000 de bolsas (50 Kg. c/u) de papa semilla que se producen
actualmente en distintas regiones del país, pero en su mayor % en S.E. de la provincia de Buenos Aires,
que además es la principal zona de papa consumo (Ploper, 1990).
En los siguientes gráficos se expresan la participación relativa de las principaltes provincias productoras
de papa en Argentina.

Gráficos. Participación Relativa Principales Provincias Productoras.


Promedio 1994/95-1996/97. En: Mosciaro, 2002.

El consumo nacional se estima en unos 57.9 Kg. por habitante y por año, por lo que es la hortaliza
más consumida.
Las zonas productoras de papa destinada al consumo en Argentina se expresan en el siguiente cua-
dro:

TRATADO DE HORTICULTURA | 243 • 527


Principales épocas de plantación y comercialización

Fuente: www.inta.gov.ar/balcarce/present/propapa/Panorama07Huarte.pdf

Las zonas y épocas de producción de papa en la provincia de Tucumán se presentan en la siguiente


figura:

Zonas y épocas de producción de papa en Tucumán.

La provincia de Tucumán tiene 4 zonas de producción ubicada en las áreas ecológicas diferenciadas
de su territorio.

Zona pedemontana o de primicia


Ubicada em el área caracterizada por heladas suaves, recostada sobre la ladera Este delAconquija, suelos
profundos, ricos em matéria orgánica, que se extiende desde Famaillá hasta Ciudad Alberdi, haciendo
centro en las localidades de Alto Verde, Alpachiri, Cocha Molle, principalmente. Las precipitaciones se
inician en Octubre por lo cual se requiere riego. Las temperaturas medias son 15-18º C, al iniciar el ciclo en
Junio-julio; en Octubre- Noviembre se elevan a 20-25º C. La cosecha se realiza en Octubre-Noviembre. En
zonas muy protegidas de heladas en esta zona, la siembra se realiza en Mayo y la cosecha en Septiembre,
por lo que es una producción muy temprana y esta cosecha inicia la campaña de papa primicia.
La cosecha abastece de inmediato el mercado local y nacional.
Si la cosecha se atrasa las precipitaciones de Noviembre-Diciembre impiden su recolección.

TRATADO DE HORTICULTURA | 244 • 527


1. Zona de llanura o semitemprana.
Se ubica en los departamentos del Este y S.E de la provincia: Graneros, Burruyacú, Leales, donde se
registran heladas de distinta intensidad que impiden la plantación temprana. Los suelos son de diferen-
te estructura y composición, con temperaturas medias amentando desde Septiembre hasta Enero. No
favorecen altos rendimientos. Sólo se cultiva donde hay sistema de riego. Se planta en Septiembre y se
cosecha a partir de Diciembre y mediados de Enero, comercializándose en los mercados locales.

2. Zona de Trancas o semitemprana


Se localiza en el Departamento de Trancas con características similares a la anterior. Abastece al
mercado local.

3. Zona de Tafí del Valle o semitardía


Es la segunda zona semillero del país en 1976, por sus características ecológicas especiales para la
producción de papa semilla certificada. Es zona diferenciada. Los suelos presentan pendientes, son de
poca profundidad; tienen tendencia a la erosión hídrica y eólica; presenta heladas intensas desde Junio
a Septiembre. El cultivo destinado a semilla se implanta en Octubre/Noviembre y se realiza con riego
por aspersión. La cosecha se realiza en Marzo-Abril y se almacena en depósitos protegidos de las bajas
temperaturas.

4. Zona de Granero o tardía.


Se localiza en el S.E de la provincia. A raíz de experiencias realizadas en la década del 60-70 se inició
el cultivo comercial de papa tardía en el S.O., en el Departamento de Graneros, con suelos de diferente
composición, evitando las zonas salitrosas, con heladas a partir de mediados de Mayo hasta fines de
Agosto.
Al igual que en la zona 2 los cultivos de papa se implanta a partir de la segunda quincena de Febrero
y hasta mediados de marzo, cosechándose en Mayo-Junio. El destino de la producción es el mercado
local. Compite con la papa procedente del S.E de Buenos Aires y de zonas semitardías y tardías (Mendoza,
Rosario)
El ataque de hongos (Phytophthora y otros) es el mayor inconveniente en esta zona, debido a las
precipitaciones que se registran desde Febrero a Abriles la Provincia. La papa semilla que se utiliza son
los semillones provenientes de la cosecha de papa primicia (Zona 1). Estos semillones provienen de semi-
lla certificada, que se cosechan en Octubre-Noviembre, por lo que la sanidad no es elevada en cultivos
tardíos (Ploper, 1990).

PRODUCCIÓN COMERCIAL DE PAPA CONSUMO


Clima
La papa está adaptada a clima templado, desarrolla óptimamente con fototemperaturas medias de
20-23º C y nictotemperaturas de 15-18º C; es sensible a heladas; el cero vital es de 8-10º C; es decir que
por debajo de 8º C y por encima de 28º C disminuyen los rendimientos.
Si se compara con la batata, la papa es más tolerante al frío.
Con relación al fotoperíodo prospera bien con días cuyos fotoperíodos son superiores a 11 horas de
luz y cuando la duración del fotoperíodo es de 15hs, el rendimiento es mayor, como por ej. S.E. de Buenos
Aires.
El cultivo de papa temprana de la provincia de Tucumán se inicia en Junio-julio, con fotoperíodos de
11 hs de luz y se desarrolla con fotoperíodos alargándose hasta 12,30 has, hasta que completa su ciclo
de cultivo en Octubre, Noviembre. No logra mayores rindes dado que al final de su ciclo inciden negati-
vamente las temperaturas más elevadas (25-28º C)
En la zona de Tafí del Valle (Tucumán) y Pucará (Catamarca), las temperaturas medias (12-15º C) y
el fotoperíodo superior a 12,30 has durante el ciclo de cultivo, permite la obtención de mayores rendi-
mientos.

TRATADO DE HORTICULTURA | 245 • 527


Suelo. Fertilización
La papa requiere suelos con buena estructura, fertilidad y buen drenaje. Se debe evitar implantar el
cultivo en suelos encharcados. Desarrolla con pH entre 6 y 7. La “sarna” de la papa (Streptomyces scabies)
no prospera en suelos ácidos (pH 6). Es exigente en N, P, y K por lo cual es recomendable realizar análisis
de suelos previos a la plantación para estimar la dosis de abonos a aportar.
La determinación de las necesidades de N se realizará con análisis de pecíolos y suelo
Las necesidades de Fósforo y Potasio se determinan sólo con análisis de suelo.
La aplicación de nutrientes se basará en análisis de suelo, de planta (N) y de acuerdo a los rendimientos
esperados.
Es importante recordar que el nitrógeno promueve el desarrollo de la parte aérea y la formación y
engrosamiento de los tubérculos. Un exceso de nitrógeno produce un retraso en la tuberización y un
desarrollo excesivo de la parte aérea.
El fósforo favorece el desarrollo radicular. La precocidad de la papa y el contenido de almidón están
influenciados por el incremento de fósforo.
El potasio ayuda a la formación de almidón. Genera resistencia a las heladas, sequía y enfermedades,
principalmente mildiu y favorece la conservación en poscosecha. Promueve un mayor porcentaje de
tubérculos grandes. El exceso de potasio bloque al magnesio.
Las extracciones de nutrientes (kg/ha) de una hectarea de papa, según diversos autores, son las si-
guientes:

El cultivo de papa requiere cantidades óptimas de N-P-K.


El N se aplicará en 2 dosis: al plantar y a los 30 días con el primer aporque después de la brotación.
Se recomienda el agregado de 18-46-0 en el momento de plantación y a los 30 días posteriores el
aporte de N (urea – sulfato de amonio) con el primer aporque, en cantidades superiores a 150 kg/ha, de
acuerdo a los resultados de análisis de suelo.
A continuación se expresa al análisis de nitrógeno (N-nitratos en ppm) en pecíolos en papa.

Análisis de Pecíolos en papa

Fuente: Huarte, 2007

Con relación a los Umbrales de referencia de la concentración de N-NO3 (g/kg) medido en base seca
de pecíolo en función de las etapas de desarrollo del cultivo de papa

TRATADO DE HORTICULTURA | 246 • 527


Fuente: Giletto, 2002. En: Huarte, 2007

Fuente: Huarte, 2007

Papa semilla
Se planta de 50-55 bolsas de 50kg/ha, esto significa 2.500 – 2750 kg de papa semilla/ha.
Los tubérculos grandes se cortan en trozos de 50-60 g c/u con 2-3 yemas a fin de obtener de 2-3 tallos
por planta, con lo que se alcanzan a tener una población de 150.000 a 160.000 tallos por ha., dado que
de cada tallo se obtienen tanto estolones como tubérculos.
Es importante que cada trozo de tubérculo a implantar tenga 2-3 yemas a fin de evitar falta de plan-
tas por trozos “ciegos” sin yemas o bien pérdidas de tallos recién brotados por daño por heladas tardías,
puesto que las yemas que queden brotarán reemplazando los brotes helados o dañados. Los trozos cor-
tados se desinfectan con fungicidas dejándolos cicatrizar durante un período de cuatro días, antes de su
implantación.
Al trocear la papa se elimina el efecto de la dominancia apical, promoviendo el brotado de las yemas
restantes. En el caso de cultivos destinados a la producción de semilla de papa se emplean tubérculos
enteros, principalmente semillones de 50-70g que estén en el estadio fisiológico de brotación múltiple.
En condiciones de buena disponibilidad de agua y nutrientes en el suelo, la producción de materia
seca del cultivo de papa está relacionada positivamente con la radiación interceptada, por lo cual a me-
dida que el cultivo produce hojas y va cubriendo el suelo aumenta su tasa de crecimiento. Cuanto más
duradera sea la cobertura vegetal del suelo y mayores los niveles de radiación incidente, mayor va a ser
la producción total de materia seca.
En las labores de preparación del suelo tradicional se incluyen las siguientes maquinarias:
Arado de rejas

Cinceles

Rastras de arrastre de disco y dientes

Cultivadores.

La labor debe ser profunda (no deberá ser inferior a 25cm) incorporándose el abonado de fondo, seguida
de un escarificado profundo, en la que se surca el terreno dejando una distancia de 0,70m – 0,80m.
En sistemas no convencionales se incluyen labores con:
Cinceles

Rastras rotativas accionadas por toma de fuerza

Formación de camellones

En la implantación del cultivo convencional los surcos se separan a 0,70 – 0,80m, y 0.20m entre tu-
bérculos en la línea. La semilla se planta a 0.08m de profundidad, dejando un bordo de 0,10m de altura
por la máquina plantadora.

TRATADO DE HORTICULTURA | 247 • 527


La plantadora efectúa las siguientes operaciones: siembra del tubérculo semilla, fertilización y aplica-
ción del herbicida pre-emergente.
A los 15 días posteriores de la plantación e inicio de brotación se desarma el bordo, mediante la pasada
de una rastra de dientes, a fin de eliminar malezas que también brotan.
A los 30-40 días posteriores a la plantación y cuando las plantas tienen una altura de 0,30-0,40m se
efectúa el primer aporque, con la aplicación de la fertilización nitrogenada restante.
A los 50-60 días se realiza el segundo y último aporque, que coincide con el cierre del cultivo. Poste-
riormente entrarán las máquinas pulverizadoras contra plagas y hongos, así como los cañones de riego,
riego por avance frontal, o riego por aspersión.

Riego
El agua es un elemento fundamental para la planta de papa, ya que constituye el 88/93% del peso
del follaje verde, en especial hojas y el 75/83% del peso del tubérculo, dependiendo de la especie y del
cultivar.
Más del 97% del agua que absorben las raíces de las plantas se pierde en el aire por transpiración y
solo una pequeña parte se utiliza para el crecimiento y desarrollo. Las hojas son los principales órganos de
transpiración a través de los estomas en lo que se llama transpiración estomática. También se elimina una
pequeña cantidad de agua a través de la cutícula como también a través de las lenticelas del tubérculo.
El cultivo de papa es exigente en agua en las diferentes etapas fenológicas. La máxima sensibilidad en
deficiencia de agua se produce en el momento de estolonización a los 15-20 días posteriores a la plan-
tación. Cuando se mantiene la humedad del suelo al 50% de la disponibilidad se obtienen los máximos
rendimientos.
Debe existir una importante provisión de agua en el período de estolonización, especialmente en los
últimos 30 días del ciclo.
El momento de llenado del tubérculo requiere que las plantas no sufran estrés hídrico ya que la dis-
ponibilidad de agua afectará o no el tamaño y peso de los tubérculos formados.
El cierre estomático que se produce por sequía reduce también la fotosíntesis y afecta el rendimiento
final. Se estima que el cultivo de papa requiere entre 600-700mm entre riegos y precipitaciones para
completar eficientemente su ciclo, compensando así la evapotranspiración del área, con las variantes
ocasionadas por la radiación, fotoperíodo, temperatura, estructura del suelo entre otros.
Entre los efectos fisiológicos más acentuados de la insuficiencia hídrica en la planta se mencionan:
Disminución del crecimiento celular

Disminución de la síntesis de las proteínas

Aumento del ácido abscícico

Disminución de las citocininas y giberelinas

Menor asimilación del CO2

Acumulación de azúcares.

Entre los sistemas de riego en papa se mencionan los siguientes:
Aspersión de traslado manual

Ala regadora con rollo

Cañones con rollo

Pivote central y avances frontales

Side roll

Goteo

Por acequia y caudal discontinuo

TRATADO DE HORTICULTURA | 248 • 527


Con relación a la eficiencia de estos sistemas de riego se citan los sigientes:

Eficiencia de los sistemas de riego

Principales plagas
 Polilla de la papa (Phthorimaea operculella)
 Gusano alambre (Agriotes sp.)
 Gusanos grises (Agrotis sp.)
 Pulgón del melocotonero y de la papa (Myzus persicae)

Nemátodos
 Nacobbus aberrans
 Meloidogyne

Enfermedades
Mildiu o Tizón tardío
Es provocada por el hongo Phytophthora infestans. Se desarrolla rápidamente con temperaturas bajas
y mucha humedad.
Síntomas: Manchas pequeñas de color verde claro a verde oscuro, de forma irregular. Bajo condicio-
nes favorables de medio ambiente, las lesiones progresan convirtiéndose en lesiones necróticas grandes
de color castaño a negro hasta finalmente matar la planta. Las fuentes de infección de nuevas plantas
ocurre por: papa semilla infectada, pilas de tubérculos contaminados, cultivos enfermos de papa vecinos
y otras plantas hospedantes.
Prevención: empleo de papa semilla sano, destrucción de las fuentes de inóculo antes de la plantación
y durante el período vegetativo, plantando en época adecuada, entierro de desechos de papa y follaje
enfermo; usando variedades resistentes, aplicar fungicida adecuados y a tiempo.

Tizón temprano:
Es ocasionada por Alternaria solani, el cual se desarrolla en alta temperatura y alta humedad.
Síntomas: Aparecen manchas necróticas en las hojas de color marrón a negro de diferentes tamaños
y con anillos concéntricos característicos, que pueden juntarse. En los tubérculos las lesiones son oscuras,
hundidas, de forma circular e irregular. Las mismas pueden aumentar de tamaño durante el almacena-
miento.
Alta temperatura y alta humedad favorecen el desarrollo del hongo. Esta enfermedad se propaga por
plantas guachas y cultivos vecinos enfermos.
Prevención: Se previene favoreciendo el desarrollo de las plantas vigorosas, rotación de cultivos, con-
trol con fungicidas, dejar madurar los tubérculos antes de extraerlos del suelo, evitar el manipuleo de la
semilla hasta el momento de la plantación.
TRATADO DE HORTICULTURA | 249 • 527
Sarna negra
Enfermedad provocada por el hongo Rhizoctonia solani y es común en suelos fértiles, ácidos y muy
húmedos o con falta de drenaje. En años lluviosos aumenta esta enfermedad.
Síntomas: En la superficie de los tubérculos maduros se forman esclerocios de color negro a castaño
oscuro. Otros síntomas en los tubérculos incluyen grietas, malas formaciones y concavidades y necrosis
en el extremo de unión con el estolón. En la base del tallo puede desarrollarse un micelio blanco felpudo.
Suelos contaminados, tubérculos con esclerocios, plantación tardía y superficial, el calor hará que el hongo
se desarrolle y afecte el brote impidiendo su emergencia.
Una planta adulta cuando presenta ataque de esta enfermedad, muestra amarillamiento y encartu-
chamiento de las hojas apicales, tuberculillos aéreos, una papa grande deforme y varias muy pequeñas.
Se presenta en casi todos los tipos de suelo y causa daños considerables, especialmente bajo condi-
ciones de humedad y frío.
Prevención: Plantaciones poco profundas, rotación larga de cultivo, desinfección del tubérculo-semilla
y aplicación de fungicida al suelo.

Fusariosis
Enfermedad típica de papas almacenadas, provocado por Fusarium solani. Las papas presentan un
moho algodonoso blanco o ligeramente rosado.
El hongo se desarrolla muy bien a temperaturas de 15 a 20º C y con humedad ambiente superior al
70%.
Síntomas: A nivel de una herida aparece una zona deprimida más oscura. La piel del tubérculo se
agrieta y se pliega en círculos concéntricos más o menos ondulados.
Debido a su influencia en la desecación, el tubérculo se momifica y la pulpa adquiere una textura
granulosa. No existe ningún aroma en particular.
Esta enfermedad se produce por lesiones, heridas o cortes al tubérculo.
El control de la enfermedad se realiza:
Evitar cortes, heridas o machucones de la papa

Al almacenar tener ventilación y alta humedad para que la piel cicatrice pronto

No mover las papas en la pila

Evitar cortar papas grandes para hacer papa semilla

Bacterias
 Sarna común (Streptomices scabies)
 Marchitez bacteriana (Pseudomonas solanacearum)

Virus
 Virus del enrollado de la papa (PLRV)
 Virus Y de la papa (PVY)
 Virus X de la papa (PVX)

Malezas. Manejo
Las labores de medio aporque y aporque en el cultivo de papa tienen como objetivos:
Aflojar superficialmente al suelo para evitar la pérdida de humedad y lograr el control oportuno de

malezas
Dar sostén a la planta y cubrir los estolones para favorecer la tuberización.

Se debe tratar en los aporques de no dañar el follaje y las raíces. Estas labores se realizan en general
en forma mecanizada.

TRATADO DE HORTICULTURA | 250 • 527


Empleo de herbicidas
De aplicación en pre-emergentes
Estos herbicidas conforman dos grupos básicos: los que se aplican en pre-emergencia de las malezas
y del cultivo (pre-emergentes), y los que se asperjan en pos-emergencia de las malezas y preemergencia
del cultivo por ser fitotóxicos para la papa.

Diuron
Es un herbicida que se aplica en preemergencia de las malezas y el cultivo. Controla especies de male-
zas latifoliadas tales como crucíferas, yuyo colorado, quínoa, verdolaga, y también las gramíneas anuales
más comunes de la zona.

Linurón
Su espectro de control es parecido al del diurón

Terbutrina
El único herbicida del grupo de las triazinas que esta registrado para ser utilizado en papa, controla
principalmente malezas del grupo de las latifoliadas y ejerce cierta acción sobre las gramíneas anuales

Metribuzin
Posee una gran plasticidad en cuanto al momento de aplicación, ya que se lo recomienda para ser as-
perjado en pre y post-emergencia. Controla la mayoría de las malezas anuales latifoliadas que interfieren
con el cultivo. Escapan parcialmente a su acción abrojo y chamico cuando se los aplica en pre-emergencia
de los mismos

Herbicida de aplicación en post-emergencia de las malezas y en pre-emergencia del cultivo.


Paraquat
Del grupo de los bipiridilos, debe ser aplicado en la post-emergencia de las malezas pero en la preemer-
gencia del cultivo por no tener ningún tipo de selectividad con el mismo. Es un herbicida de contacto,
que una vez aplicada se absorbe con gran fuerza a las arcillas y materia orgánica del suelo, por lo que
quedan totalmente inactivos y no poseen ninguna residualidad. Solo paraquat esta registrado para ser
utilizado en papa.

Cosecha
De acuerdo al ciclo del cultivar entre los 95 y 115 días en el NOA, especialmente en el área de primicia
de Tucumán, el cultivo alcanza su madures, produciéndose que se detecta por el cambio de color que
experimenta el follaje que vira de verde intenso a verde amarillento.

En la cosecha se emplean las siguientes modalidades:


Cosecha semimecánica
Las máquinas cosechadoras disponen de un disco rotativo que gira a alta velocidad, y desentierra la
papa arrojándola a la trocha; de este lugar es recogida por una cuadrilla de operarios que seleccionan,
descartando el semillón, los tubérculos madres y los que están podridos o dañados. La papa seleccionada
se coloca en bolsas de 50kg, se hace “la vista”, se cosen a boca abierta y se la carga en camiones que están
en la finca, y la transportan a los mercados de destino. En este sistema intervienen 20 operarios/ha.

Cosecha mecánica
Consiste en el empleo de una cosechadora que efectúa desentierra la papa mediante rejas, luego los
tubérculos son conducidos a través de cintas transportadoras y luego caen en carros que los trasladan a
depósito donde son almacenados para su posterior acondicionamiento para el mercado. En esta modalidad
participan 1-2 operarios.

TRATADO DE HORTICULTURA | 251 • 527


Después de cosechada la papa procedente de zonas tempranas y semitempranas (Tucumán, Salta,
Corrientes, Rosario, Córdoba) se envía a los mercados consumidores en bolsas de 50kg.
En las zonas semitardías, después de cosechada la papa se apila y se tapan con tierra y chala de maíz.
El maíz se siembra y cultiva en filas de modo que separa a la papa en parcelas.
Para evitar la brotación en el caso de papa para consumo se utilizan sustancias hormonales (No brot,
Cycocel y otros). En depósitos se emplea refrigeración con temperaturas de 2-3º C a los efectos de evitar
la brotación del tubérculo.
El rendimiento en Tucumán, en la zona de producción de papa primicia, los rendimientos varían de
20-30.000 kg/ha. En Balcarce se obtienen rendimientos de 30-40.000 kg/ha, lográndose rindes de hasta
50.000kg/ha. Estos resultados se explican por que el ciclo del cultivo es mayor de 125 días con fotope-
ríodos más largos (14-15 horas)

Producción de papa semilla


La superficie destinada a producción de semilla fiscalizada alcanza en Argentina en la campaña 96/97
aproximadamente las 4000 ha, correspondiendo la mayor participación a Buenos Aires que ronda el 37%
de la superficie sembrada, le siguen Mendoza con el 24% y Catamarca con el 22%, Córdoba detenta el
13% y el resto se realiza en Tucumán.
En el siguiente cuadro, se compara la superficie destinada a semilla y la producción fiscalizada por
zona productora, en el período comprendido entre las campañas 1984/1989 y 1993/1997, de lo cual se
desprende que la superficie cultivada se mantiene sin grandes oscilaciones, no obstante, puede apreciarse
variaciones en el área dedicada a la actividad en las distintas zonas. Tafí del Valle

Cuadro: Producción de semilla fiscalizada por área productora.

Fuente: Elaboración propia con datos de INASE. En: Bruno, et al, 1997.

Las óptimas condiciones ecológicas del Sudeste para producir papa y obtener altos rendimientos
-aunque con riesgos respecto a la sanidad-, hacen que dicha zona continúe siendo significativa al captar
alrededor del 40% del área cultivada en ambos períodos. Además, se ha logrado aumentar la superficie
destinada a semilla con la creación del área diferenciada de Orense en Tres Arroyos, hecho que provoca
que muchas empresas se inclinen a plantar allí, debido a la cercanía desde sus centros de operación y del
lugar de venta.
Durante el mismo lapso de tiempo, Malargüe aumentó el área sembrada (27%), en esta zona se ha
comenzado a multiplicar variedades tales como Bintje y Achat que tienen como destino el mercado de
Brasil.
A partir de la posibilidad de obtener semilla y multiplicación de materiales básicos en la Provincia de
Córdoba, con la incorporación de las zonas de serranías y la Pampa de San Luis, se provoca un cambio
que puede llegar a modificar los flujos de semilla en el país. En el último período considerado Córdoba
capta el 11% de la superficie destinada a semilla.
En cambio Catamarca y Tafí del Valle sufren un retroceso en el área sembrada del orden del 30% y
54% respectivamente. Esta situación se explica en parte, porque en un marco macroeconómico que provee
TRATADO DE HORTICULTURA | 252 • 527
mayor estabilidad, los productores varían su estrategia respecto al momento de adquisición y siembra en
otras zonas productoras, esto es posible debido a que existe desfasaje entre época de oferta y fecha de
siembra entre zonas. A la vez la semilla que proviene de estas áreas se ve encarecida por la incidencia del
flete, sobre todo cuando el valor del consumo en el mercado es bajo.
Respecto a la producción en las zonas diferenciadas, cabe señalar que las cifras oficiales se refieren a
los volúmenes de papa semilla fiscalizada y rotulada que se vende en el mercado.
El Sudeste de Buenos Aires continúa liderando el mercado por el peso del volumen producido que alcanza
en promedio cerca del 50% del volumen total de semilla ofertada en el último período considerado.
En la siguiente figura se observan las zonas semilleras de Argentina.

Por sus características de su multiplicación vegetativa se requiere contar con papa semilla de alta cali-
dad, en especial libre o con bajo % de complejos virósicos y de otras enfermedades y plagas. Ese el grave
problema que enfrentaron y afrontan la áreas productoras del NOA-NEA-Córdoba y Cuyo y otras que
utilizan variedades de origen importado para su producción de papa consumo ya que la semilla reprodu-
cida en SE de la provincia de Bs. As. Debe ser importada y multiplicada por una o dos generaciones, lapso
en el que el % de enfermedades virosas se incrementan con el consiguiente perjuicio para el productor
de papa consumo que utilizará esa simiente.
El constante aumento de la proporción de virus año a año, hace que anualmente deba importarse
esas variedades para realizar una o dos multiplicaciones. No así en el caso de las dos variedades de origen
nacional (Huinkul y Ballenera) por ser tolerantes a virus. Sin embargo, por sus características de ciclo
semitardío o tardío no son utilizadas en las regiones de producción temprana o semitemprana (NOA-NEA-
Rosario). Por lo tanto fue una inquietud técnica de los centros especializados del país ubicar una zona
semillero apta para poder multiplicar exitosamente variedades de ciclo precoz o de mediana madurez para
poder reemplazar la importación anual de papa semilla de esas variedades, con el consiguiente ahorro de
divisas, evitando así la dependencia absurda del país en su provisión de semillas.
Cabe aquí señalar el hecho de que la investigación nacional no ha logrado en más de 40 años producir
variedades que puedan reemplazar con éxito a las importadas.
Esta necesidad de contar con papa semilla de buena sanidad se planteó en Tucumán desde hace mas
de 30 años ya que la proveniente del SE de la provincia de Bs. As. pese a llevar el rótulo de “certificada”
se hallaba muy contaminada con virus, provocando con ello graves pérdidas para el productor.

TRATADO DE HORTICULTURA | 253 • 527


Era muy difícil controlar su calidad directamente, por la lejanía a la única productora de semilla del
país (SE de Bs. As.) a pesar de que se realizaron intentos serios por parte de la provincia de Tucumán
(Comisión de Técnicos y Productores de Papa en 1969) para poder establecer inspecciones sanitarias en
esos cultivos.
El problema de ubicar nuevas zonas semilleros en la provincia fue encarado por el Ing. Agr. José Plo-
per en 1949-1953 desde la Estación Experimental Agrícola de Tucumán (hoy Obispo Colombres) cuando
inició sus experiencias de producción en el área de Tafí del Valle con resultados poco concretos dada la
precariedad de medios y recursos técnicos disponibles en aquella época (Ploper, 1948/52), pero al agudi-
zarse el problema de papa semilla contaminada en la década del 60 (en 1966-1968 se detectaron cultivos
“certificados“ con más del 80% de plantas virosas) la estación Experimental reinició sus intentos de ubicar
zonas semilleros en la provincia con resultados positivos. (Ploper, y Rojas, 1970).
En ese mismo período y como consecuencia de los ensayos llevados a cabo en la Estación Experimental
Agrícola de Tucumán, se llegó a la conclusión de que la variedad Spunta podría reemplazar a la variedad
White Rose (la más cultivada en aquella época) por su extrema contaminación virósica. (Ploper, y Rojas,
1972).
Desde 1977 la variedad Spunta se difundió no solo en Tucumán sino en otras zonas del país ocupando
ahora un lugar importante en la estadística nacional. Los resultados exitosos de la producción de papa
semilla en Tafí del Valle (Ploper, et al.1968-1976. Rojas, et al. 1975) hicieron que la Secretaría de Agricul-
tura y Ganadería de la nación decretaran a dicha área como segunda zona productora de papa semilla en
1976 y a raíz de los estudios realizados se reconociera a Pucará (Provincia de Catamarca) como la tercera
zona semillero en 1981. Posteriormente, en 1983, se reconoce a Malargue (Provincia de Mendoza) como
la cuarta zona productora de semilla.
Argentina pasa por las etapas de ser:
Dependiente (hasta 1936), a la de Creación  de Cultivares Nacionales (Huinkul 1948) (1936-50),

Transición con la consolidación  de  los programas de mejoramiento (1972-83),

Autoabastecimiento (1984-90) con la implementación de técnicas de cultivo de tejidos, micropro-

pagación, in vitro, obtención de minitubérculos, de materiales pre-básicos y producción de semilla
pre-básica
Apertura 1990 en adelante: producción, industria, exportación con diversificación del panorama

varietal
En síntesis, Argentina pasa de un sistema predominante de importación a otro, donde mantiene impor-
taciones selectivas de variedades y de materiales básicos de mayor valor y con garantías para la multipli-
cación de los mismos en las zonas semilleras diferenciadas, a la vez que en función del autoabastecimiento
alcanzado, comienza a ser reconocido como un potencial exportador de semilla (Bruno, et al, 1997).

CULTIVO Y PRODUCCION DE PAPA SEMILLA


La producción de papa semilla requiere áreas con ecología apropiada para un buen desarrollo de la
planta, que como es sabido prospera mejor en suelos sueltos, bien drenados, provistos eficientemente de
N-P-K y demás elementos menores, con pH entre 6-7, provistos de humedad suficiente ya sea por riegos
o lluvias (requiere de 600-700 mm en su ciclo vegetativo), con fototemperaturas promedios de 23º C y
nictotemperaturas de 16-18º C con fotoperíodos mayores de 11 hs. y buena intensidad lumínica; pero
además y fundamentalmente para la producción de simiente de papa se considera indispensable que el
área en cuestión por sus condiciones ecológicas traben o impidan la proliferación de áfidos (Myzus sp.) y
en especial demoran la aparición de las poblaciones aladas de estos insectos por ser vectores de virus.
Por adecuarse a estas condiciones fue elegida el área de Tafí del Valle como sede del Programa de
producción de papa semilla, con resultados positivos ya que de 1/2 ha. en 1974, se plantaron y cultivaron
casi 600 has en 1984; idem en Las Estancias que ya cuenta con cerca de 1300 has. en 1984-85.
Una etapa importante en la producción de semilla es obtener la papa-semilla (original o plantel o
elegida) sana mediante:

TRATADO DE HORTICULTURA | 254 • 527


Prebásica
a) plantas libres de virus a partir de termoterapia y cultivo de meristemas “in vitro” y multiplicación
rápida “in vitro” y por esquejes uninodales.

Básica
b) selección clonal (en campo)
Es decir es necesario contar con un núcleo básico sin virus o con un bajísimo %, el que se irá reprodu-
ciendo año a año en mayores cantidades con un control sanitario estricto que impedirá la proliferación
de enfermedades (virus-hongos-bacterias) y que podrá ser vendido al productor de papa consumo con
alta garantía de sanidad.
Citando a Beukema, 1983, podría resumirse este concepto diciendo que el % de plantas que pueden
ser infectadas por virus dependerá de:
Número de fuentes de infección (dentro y fuera del campo)

Número de vectores y eficiencia de la transmisión del virus

Actividad del vector

Susceptibilidad de la variedad.

Bajo ciertas condiciones el grado de degeneración de una variedad es alto y en corto tiempo (pocas
generaciones) un cultivo casi sano registrará un alto grado de infección, pero si las condiciones del medio
y precauciones tomadas son apropiadas el grado de infección será bajo durante muchas generaciones
(caso Tafí del Valle).

Fiscalización de papa semilla


La papa semilla es de fiscalización obligatoria, esto significa que todo aquel que produzca semilla de
esta especie debe inscribir los cultivos para someterlos al control oficial. Esta regulación legal específica
está dada por la Resolución 249/98 que fue puesta en vigencia para la campaña 99/00.
La fiscalización incluye la recepción de la documentación para la inscripción de los cultivos, por lo
menos tres inspecciones en los cultivos, -en la primera se verifica el origen de la semilla y las condicio-
nes de siembra en general, en la segunda se controla el estado sanitario de los cultivos, determinando
porcentuales de los síntomas establecidos en la normativa, y en la tercer inspección se extraen muestras
para realizar pruebas de post  control-. Además, se controla la rotación de los lotes mediante la utiliza-
ción de GPS y la presencia de papa espontánea. La fiscalización concluye con el pedido de estampillas y
el control de comercio de la semilla.
El proceso de fiscalización se inicia con la inscripción de los cultivos, especificando en la solicitud de
inscripción los datos del solicitante, la especie, el cultivar, número y tamaño de los lotes y categoría de
la semilla utilizada entre otros datos.
Luego de la inscripción de los cultivos se realiza la primera inspección con el fin de verificar el origen
de los materiales utilizados en la siembra, el correcto rotulado y la categoría de los mismos, y el tamaño
aproximado de los lotes.
Cuando el cultivo se encuentra en floración se realiza una segunda inspección donde se determina,
a simple vista, el porcentaje de plantas enfermas y el estado general del cultivo, lo que da una idea de
los posibles rendimientos en cosecha; se cuenta con tolerancias previstas en la  misma norma, y si los
porcentajes determinados no se encuadran en las tolerancias preestablecidas el lote puede ser rechazado
por el inspector actuante. Una vez que el cultivo ha terminado su ciclo y antes de la cosecha, se toman
muestras, cuyo tamaño está predeterminado por la norma de acuerdo a la categoría, a las que se les
practican pruebas de sanidad anticipada, y en cuyos resultados se basa la categorización de los materiales
obtenidos en cada lote. 
Eventualmente se realizan inspecciones en la etapa de embolsado o envasado de dichos materiales.
Para terminar el proceso de fiscalización se otorgan los rótulos oficiales, los cuales deben ser solicitados
por el semillero, aunque previo a esto se da categoría a los lotes y se emiten los documentos de autori-
zación de ventas (D.A.V.).

TRATADO DE HORTICULTURA | 255 • 527


Las categorías contempladas en la ley son las siguientes:
Preinicial 0

Inicial - I

Inicial - II

Inicial - III

Fundación

Registrada

Certificada A y B

Es importante aclarar que, en semilla de papa, se produce una caída natural de categoría de una mul-
tiplicación a otra, aunque las pruebas de sanidad anticipada hayan arrojado resultados que se encuadren
dentro de las tolerancias de una categoría superior. 
Es decir, que a partir de esa simiente básica y con nulo o bajísimo % de virus (por ejemplo 1/4 ha) y
reproducida al año siguiente (por ejemplo 3 has) dará lugar su cosecha de “básica elegida” que a su vez
multiplicada dará lugar a la categoría “registrada” que reproducirá a su vez originará la “certificada A” y
“B” que son finalmente las clases que adquirirá el productor de papa-consumo.
Cada año deberá seleccionarse semilla básica, registrada y certificada “A” y “B” teniendo presente
que la superficie a utilizar se van incrementando ya que para seleccionar semilla “básica” será necesario
examinar y testear cuidadosamente para asegurar su sanidad y controlar la pureza varietal la que podrá
hacerse en superficies reducidas (por ejemplo 1 ha) en cambio al multiplicar para obtener “registrada”
permite una mayor extensión (por ejemplo 5 – 10 has) dado que las tolerancias en % de virus son mayo-
res y más aún para obtener las clases “certificadas A” y “B”, haciendo descarte de plantas con síntomas
virósicos para mantener todas las categorías dentro de la reglamentación vigente. Todo este proceso debe
realizarse por un equipo profesional (Ingeniero Agrónomo) Interdisciplinario de especialistas en plagas,
enfermedades y fitotecnistas quienes efectuarán las inspecciones visuales durante el ciclo de cultivo y
testear posteriormente en laboratorio muestras de tubérculos cosechados. La aprobación final estará a
cargo de los servicios oficiales de certificación en base a la respectiva reglamentación.
En el área destinada a la producción de papa semilla se deberá cumplir con otros requisitos como
ser:
Rotación de cultivos para un mejor control de plagas y enfermedades

Impedir la introducción de papas sin control sanitario

Control de malezas y otros cultivos hospedadores de plagas y enfermedades, Control de la erosión

en suelos con pendientes pronunciadas.
En relación al cultivo en sí para semilla, similar al de consumo, en forma muy resumida se aconseja:

Semilla
Se siembra de 2.500 a 2.800 kgs. utilizando papa acondicionadas en temperatura a 15-18º C y luz difusa
lo que promueve que los brotes estén verde y firmemente adheridos al tubérculo con lo que se facilita
el manipuleo de la semilla sin mayores desprendimiento; se trata el tubérculo semilla con agroquímicos
(curasemilla), prebrotada eficientemente y óptima edad fisiológica.

Troceado del tubérculo


Se cortan en pedazos de 40-60 gs. con 2-3 yemas.
Se aconseja plantar semillones prebrotados para evitar difusión de virus y fallas en plantaciones.

Preparación del suelo


2-3 aradas cruzadas y 5 rastreadas para dejar un suelo mullido.

Distancia de plantación
Se planta a una separación de 15 cm entre planta y 80 cm entre línea.

TRATADO DE HORTICULTURA | 256 • 527


Época de plantación
En Tafí del Valle se planta del 15 de octubre al 10 de noviembre. Cuando se realizan plantaciones
tardías disminuyen rendimientos y están más propensas a ataques de enfermedades.

Fertilización:
La determinación de las necesidades de N con análisis de pecíolos y suelo
Las necesidades de Fósforo y Potasio se determinan sólo con análisis de suelo
El cultivo de papa requiere cantidades óptimas de N-P-K.
El N se aplicará en 2 dosis: al plantar y a los 30 días con el primer aporque después de la brotación.

Labores de cultivo
Se aconsejan: bajada de bordo, 2 aporques y control de malezas. Una rápida emergencia (tubérculos
prebrotados y cierre del cultivo impedirá la proliferación de las mismas. Se pueden utilizar herbicidas que
venden las casas especializadas, cuidando las dosis a aplicar para evitar efectos colaterales. Pulverizaciones
con intervalos de insecticidas y fungicidas adecuados para prevenir ataques de plagas y enfermedades. Es
imposible en la zona de los valles los daños provocados por el tizón tardío. Mediante inspecciones periódicas
eliminar plantas con síntomas virósicos (a cargo de profesionales especializados), quema o eliminación
del follaje mediante desecantes, cuando los sistemas de alarma detecten la presencia de pulgones alados
en cantidades peligrosas para la contaminación por virus.

Fig. Vista de un cultivo de papa en Tafí del Valle, Tucumán

Cosecha
Se realiza después de la quema con herbicida como Paraquat a razón de 4 l/ha cuantas veces sea nece-
sario, sin necesidad de pasar mecánicamente, o eliminación del follaje, o por acción del fuego, o cuando
la plantas lleguen al final de su ciclo (130 días) por la acción de las bajas temperaturas (Huarte, 2007).
La cosecha de la papa semilla en Tafí del Vallesse efectúa con tractor y equipo de disco en forma similar
a la de papa consumo, que arranca la planta que queda enterrado y arroja la papa sobre la superficie.

TRATADO DE HORTICULTURA | 257 • 527


Cosecha de papa semilla. Tafí del Valle, Tucumán

La papa se almacenará en sitios protegidos de la acción de muy bajas temperaturas (galpones o parvas
temporarias) eliminándose los tubérculos golpeados y/o partidos. Las temperaturas en el almacenamiento
son de 4-8º C
Los rindes en el área de Tafí del valle y Pucará alcanzan promedios de 24-26.000 kgs/ha lo que indica
una interesante y positiva evolución técnica de la producción.

CONCLUSIONES
La evolución de las zonas semilleras de Tafí del valle (Tucumán) y Pucará (Catamarca) en la última
década ha significado un verdadero aporte a la economía de las provincias involucradas y del país ya que
la repercusión técnica de los cultivos de papa-semilla en dichas áreas ha sido tal que en la actualidad nos
encontramos ante una nueva etapa de este cultivo, como es el que parte de la zona SO de la provincia
de Bs. As., en reemplazo de la simiente importada. Es decir, reconociendo finalmente la calidad de esta
semilla, está adquiriendo papa-semilla de Tafí del Valle y Pucará de la variedad Spunta, reduciéndose así
la importación en forma significativa. La prevención de la erosión se realiza mediante el empleo de curvas
de nivel, rotación de cultivos en el que se incluye papa, poroto pallar, lechuga, avena, alfalfa.
En la producción de semilla de calidad se emplean plántulas obtenidas en centros reconocidos del
país a partir de técnicas micropropagación meristemáticas, propagación de esquejes uninodales en sis-
temas hidropónicos abiertos (SAH) en bandejas con aporte de macro y micronutrientes, y se cultivan en
condiciones controladas de luz y temperaturas en cámaras de cultivo. Es importante destacar que con
este sistema (SAH) a partir de 100 tubos se obtienen 10.000 plantas. A partir de unas pocas plántulas se
obtienen 180.000 plántulas en menos de dos meses; se obtienen minitubérculos los que se implantan
en invernáculos antiáfidos. Una vez obtenidos se implantan en condiciones de campo en Tafí del Valle
(Tucumán), Pucará (Catamarca) u otra zona diferenciada del país, obteniéndose semilla básica.
La papa semilla se conserva en cámaras bajo condiciones controladas de temperatura (4-8º C)
En la plantación de papa semilla se emplean semillones para su propagación en lugar de trocear tu-
bérculos; se emplean plantador de papas con canjilones, para evitar heridas que son focos de infecciones
virósicas.
Se experimentó, principalmente en CIP la nueva tendencia de multiplicación de papa mediante el uso
se semilla botánica.
Dado la importancia que este cultivo tiene para la economía de vastos sectores de la producción y del
consumo en el país, será necesario en los organismos privados y oficiales, continuar con la investigación,
experimentación, la capacitación y la extensión, de profesionales sobre los cuales recae la responsabilidad de
mantener la calidad de la simiente que provenga de estas nuevas zonas u otras similares a desarrollar.
La formación en la provincia de Tucumán en 1984 del comité para la Producción de la simiente básica
de papa que coordinan el accionar de todas las instituciones técnicas que actúan en la provincia (Secre-
taria de Agricultura y Ganadería, Facultad de Agronomía y Zootecnia de Tucumán, Estación Experimental
Obispo Colombres, INTA Famaillá y Secretaria de Agricultura y Ganadería de la Nación) con adhesión en
la provincia de Catamarca, es una respuesta clara y positiva para consolidar el trabajo técnico en esta
materia, pasando no solo en suplir la demanda nacional sino en la exportación de su producción.
TRATADO DE HORTICULTURA | 258 • 527
Bibliografía
Beukema, H:P. 1983. Ecophisology of the Potato. Storage principles. Secol production. International Agric. Centre-
Wageningen-Holland.
Bruno, G.; Brieva, S.; Iriarte, L. y Costa, A.M. 1997. Potencialidades y amenazas a la competitividad de Argentina en
el mercado de papa semilla. INTA EEA Balcarce. Página web al 20/10/2008.
http://www.inta.gov.ar/balcarce/info/documentos/econo/mercado/papasem/dinamica.htm
Contreras, A. La papa. Univ. Austral de Chile.
Contreras, A. La papa, un recurso vegetal chileno de importancia internacional. Instituto de Producción y Sanidad
Vegetal Facultad de Ciencias Agrarias. Univ. Austral de Chile.
Diouf, J. 2008. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). http://www.fao.
org.
Echeverría, H.; Suero, E. y Andrade, R. 1992. Radiación, temperatura, nutrientes y agua como determinantes de la
producción del cultivo de papa. Boletín Técnico 103. INTA EEA Balcarce. 20 p.
Enfermedades y plagas. www.todopapa.com.ar/?OpcionID=Plagas - 19k -
Huamán, Z. 1986. Botánica sistemática y morfología de la papa. (Boletín de Información Técnica 6). 2a ed. Revisada.
Lima, Centro Internacional de la Papa. 1986. 22 pp.
Huarte. 2007. Panorama 2007 de la Producción de Papa en la Argentina. EEA INTA Balcarce.
www.inta.gov.ar/balcarce/present/propapa/Panorama07Huarte.pdf -
Fiscalización de papa. Iscamen.
www.iscamen.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=23&Itemid=52 - 42k –
Malezas de la papa y su control. Información Técnica. www.argenpapa.com.ar
Mosciaro, M. 2002. Caracterización de la Producción y Comercialización de Papa en Argentina – 2002. www.elsi-
tioagricola.com/.../Caracterizacion%20de%2... - 100k.
PERFIL DESCRIPTIVO DE LA CADENA DE CEBOLLA Y PAPA. SAGPyA. República Argentina. 20pp.
Ploper, J. 1948/52. Memoria Secc. Horticultura. Revta. Ind. y Agr. De Tucumán. Tomo XXXVIII.
Ploper, J. Y Rojas, E. 1972. “Comportamiento de variedades de papas holandesas en la provincia de Tucumán. Rvta.
Ind. y Agr. de Tucumán. Tomo XLIX (2)
Ploper, J. y Rojas, E. 1970. “Informe preliminar de ensayo de obtención de papa- semilla en la provincia de Tucumán.
Rvta. Ind. y Agr. de Tucumán. Tomo XIIIL.
Ploper, J.; Rojas, E. y Virsoo, E. 1968-1976. Memorias Anuales de Secc. Horticultura de la Est. Exp. Agr. O.C. de Tu-
cumán. Misceláneas 33-39-46-50-56-59-62.
Rojas, E.; Virsoo, E. y Ploper, J. 1975. Producción de papa semilla en Tafí del Valle, provincia de Tucumán. Rvta. Ind.
Agr. de Tucumán. Tomo