Está en la página 1de 23

LO RENOVABLE FRENTE A LO AGOTABLE

Por recurso natural se entiende a todo componente de la naturaleza, susceptible de ser aprovechado en su estado natural por el ser humano para la satisfacción de sus necesidades. Esto significa que para que los recursos naturales sean útiles, no es necesario procesarlos, por ejemplo, mediante un proceso industrial. Al mismo tiempo, los recursos naturales no pueden ser producidos por el hombre.

Recursos Renovables

Los recursos naturales permanentes o inagotables, son aquellos que no se agotan, sin importar la cantidad de actividades productivas que el ser humano realice con ellos, como, por ejemplo: la luz solar, la energía de las olas, del mar y del viento.

Algunos recursos naturales inagotables:

-La luz solar y el aire. -Biomasa: bosques y madera. -Agua - Energía hidráulica (puede ser hidroeléctrica). -Radiación solar. -Viento. -Olas.

La luz solar, es una fuente de energía inagotable, que hasta nuestros días ha sido desperdiciada, puesto que no se ha sabido aprovechar, esta podría sustituir a los combustibles fósiles como productores de energía.

Recursos No Renovables

Fuentes de energía no renovables o agotables: Son aquellas que existen en cantidad fija y se agotarán. Entre ellas tenemos: los combustibles fósiles y los radioactivos.

Los principales recursos naturales no renovables son:

-Los minerales -Los metales -El petróleo -El gas natural -Depósitos de aguas subterráneas.

LO NATURAL FRENTE A LO ARTIFICIAL

Naturaleza, no es únicamente lo que se ve o lo que se mide: es lo que nuestra capacidad cognitiva de momento logra interpretar del ser y como permite la vida.

El sistema natural tiene una lógica integral, funcional y conjunta, es una lógica de carácter ecológico. Este sistema ecológico tiene por objetivo conformar, equilibrar un sistema de supervivencia natural; es un sistema de vida y de evolución funcionando en y con el entorno físico.

La evolución de nuestro planeta como naturaleza, es un proceso que incluye tanto los materiales no biológicos como los que constituyen toda la materia viva.

Dentro de un continuo desarrollo de estructuras y funciones en dirección contraria a lo que denominamos como entropía, se fueron conformando los componentes de un "sistema" que hoy es denominado como biosfera. En ese largo proceso macroscópico, y a partir de los átomos y moléculas más elementales.

Los cambios entre lo que definimos como vida y lo que no está vivo, nos permite definir estos cambios como fundamentos trascendentales más que casuales.

Las relaciones naturales contienen en su dinámica interior, procesos que han hecho posible la diferencia entre lo que es la vida y lo que no tiene vida; procesos simples y complejos que dieron lugar a esa diferencia fundamental que permitió alcanzar la gran variedad de niveles de existencia y la diversidad en la condición natural evolutiva de encontrar estrategias de existencia biológica variada.

LO ALTERNO FRENTE A LO CONVENCIONAL

Lo convencional

Se denomina energía convencional a los productos resultantes de las transformaciones o elaboración de recursos energéticos naturales (primarios) o en determinados casos a partir de otra fuente energética ya elaborada. El único origen posible de toda energía (secundaria) es un centro de transformación y, el único destino posible un centro de consumo.

Este proceso de transformación puede ser físico, químico o bioquímico modificándose así sus características iniciales.

Son fuentes energéticas secundarias la electricidad, toda la amplia gama de derivados del petróleo, el carbón mineral, y el gas manufacturado (o gas de ciudad).

El grupo de los derivados del petróleo incluye una amplia variedad de productos energéticos útiles que se obtienen a partir del procesamiento del petróleo en las refinerías, entre los cuales se encuentran las gasolinas, los combustibles diésel y otros.

Lo alterno

Una energía alternativa es aquella que se busca para suplir a las energías actuales, en razón de su menor efecto contaminante y de su capacidad de renovación.

La energía es fundamental para el desarrollo económico de un país y para el bienestar de su población. Forma parte del instrumental económico, pues se la requiere para activar todo tipo de maquinaria o herramienta y, aunque no se incorpora materialmente a los bienes o servicios producidos, tiene incidencia en los costos de producción. Además, es un bien de consumo final que se utiliza para la satisfacción (es decir, confort) humana.

En la actualidad, se están buscando soluciones para resolver y prevenir esta crisis y, también se están buscando los métodos precisos para evitar que se extienda. Es por ello que se emplearon las energías alternativas, ya que tienen la capacidad de no contaminar el medio ambiente y no afectan por lo tanto a la sociedad y, además, son renovables.

Estas energías renovables son: la energía eólica (que es producida por el movimiento del viento y se puede obtener a través de aerogeneradores. Esta energía es muy efectiva, pero el único problema es que no es posible instalar aerogeneradores en cualquier zona, porque es necesario que el viento sea constante); la energía hidráulica, (que es producida por la utilización del agua), la energía oceánica o mareomotriz, (que es obtenida por la utilización del agua en los océanos y los mares. Ésta se pone en uso, cuando el agua de la marea alta se embalsa); la energía solar (que utiliza la radiación solar con el uso de paneles solares. El único inconveniente es que los paneles solares son muy costosos en la actualidad); la energía geotérmica (que es el uso del agua que surge bajo presión desde el subsuelo. Ésta se obtiene a través de una perforación en la tierra y luego de ésta, se añade agua. Esta agua, al llegar a cierta temperatura se calienta produciendo vapor, el cual mueve alternadores de generación eléctrica); y la biomasa (que utiliza la descomposición de residuos orgánicos).

La discusión energía alternativa/convencional, no debe entenderse como una mera clasificación de las fuentes de energía, puestas que el término se gesta, de la mano de científicos y movimientos ecologistas y sociales, con el propósito de proponer un modelo energético alternativo al imperante en la actualidad.

La producción de energía no convencional o limpias, alternativas y renovables, son ventajosas en tanto y cuando se explote un tipo de recurso renovable y a su vez no producirán agentes contaminantes que perjudiquen la salud del medio ambiente y social.

LO PASIVO FRENTE A LO ACTIVO

Lo pasivo y activo

En la contabilidad de una empresa se llama Activo a lo que la empresa tiene y Pasivo a lo que debe.

Por tanto, Pasivos Ambientales son las deudas que una empresa tiene por daños ambientales, aunque estas no suelen incluirse en la contabilidad a menos que sean reclamadas social o judicialmente.

Los Pasivos Ambientales son los problemas ambientales que un proyecto o actividad existente, en su condición actual, genera frente a terceros por su construcción o por la presencia de los mismos.

Famosos Pasivos Ambientales son las deudas ambientales de Chevron-Texaco en Ecuador, las de British Petroleum por derrames en el Golfo de México en 2010, o de TEPCO en Japón por los accidentes de sus centrales nucleares en Fukushima en 2011.

Frente a la existencia de Pasivos ambientales es necesario recurrir no solo a una remediación o mitigación sino también a resarcir los daños.

FUENTES PRIMARIAS (Sol, Eólica, etc.)

Una fuente de energía primaria es toda forma de energía disponible en la naturaleza antes de ser convertida o transformada. Consiste en la energía contenida en los combustibles crudos, la energía solar, la eólica, la geotérmica y otras formas de energía que constituyen una entrada al sistema. Si no es utilizable directamente, debe ser transformada en una fuente de energía secundaria (electricidad, calor, etc.).

En la industria energética se distinguen diferentes etapas: la producción de energía primaria, su almacenamiento y transporte en forma de energía secundaria, y su consumo como energía final.

Así, por ejemplo, la energía mecánica de un salto de agua es transformada en electricidad y al llegar al usuario final ésta puede ser empleada para diferentes usos (iluminación, producción de frío y calor, etc.).

Se suele identificar con energía primaria la energía que resulta de la primera transformación (como por ejemplo el calor nuclear, la electricidad eólica o hidráulica) y como energía final la que llega finalmente al usuario (en el contador) pues son para las que se dispone de datos.

Fuentes de energía primaria

Existen diferentes fuentes de energía primaria, dependiendo de su capacidad de regeneración. Las procedentes de los combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas natural y uranio) tardan miles de años en generarse, por lo tanto, se agotan. Esto hace que, a pesar de haber sido las fuentes más empleadas históricamente, su uso se vaya haciendo cada vez más complejo y costoso.

Sin embargo, las fuentes de energía renovables (el agua, el sol, el viento, la biomasa, el calor interno de la tierra) están casi siempre disponibles en la naturaleza y seguirán estándolo incluso cuando las anteriores se hayan agotado.

Energía solar

La energía solar es la energía contenida en la radiación solar que es transformada mediante los correspondientes dispositivos, en forma de energía térmica o energía eléctrica, para su consumo posterior allá donde se necesite. El elemento encargado de captar la radiación solar y transformarla en energía útil es el panel solar.

Es el aprovechamiento de la energía que proviene del Sol. Se trata de un tipo de energía renovable. La energía contenida en el Sol es tan abundante que se considera inagotable. El Sol lleva 5 mil millones de años emitiendo radiación solar y se calcula que todavía no ha llegado al 50% de su existencia.

La energía solar, además de ser una fuente de energía renovable, es una energía limpia y supone una alternativa a otros tipos de energía no renovables como la energía fósil o la energía nuclear.

una alternativa a otros tipos de energía no renovables como la energía fósil o la energía

Panel solar.

Energía eólica.

La energía eólica es una fuente de energía renovable que utiliza la fuerza del viento para generar electricidad. El principal medio para obtenerla son los aerogeneradores, “molinos de viento” de tamaño variable que transforman con sus aspas la energía cinética del viento en energía mecánica. La energía del viento puede obtenerse instalando los aerogeneradores tanto en suelo firme como en el suelo marino.

del viento puede obtenerse instalando los aerogeneradores tanto en suelo firme como en el suelo marino.

Aerogeneradores.

CICLOS NATURALES

Son procesos naturales que reciclan elementos en diferentes formas químicas desde el medio ambiente hacia los organismos, y luego a la inversa. Agua, carbón, oxígeno, nitrógeno, y otros elementos recorren estos ciclos, conectando los componentes vivos y no vivos de la Tierra.

La Tierra completa es un ecosistema gigante formado por los seres vivos y los inertes.

Algunos elementos o compuestos que pertenecen a los factores abióticos, como el agua, el carbón, el oxígeno y el nitrógeno, son indispensables para que los seres vivos puedan vivir.

Estos materiales se encuentran de forma natural en los ecosistemas y constantemente se renuevan, dando lugar a los ciclos naturales de los ecosistemas.

Los principales ciclos naturales son:

- Ciclo del carbono-oxígeno -Ciclo del agua -Ciclo del nitrógeno

El agua es un compuesto muy abundante de la naturaleza que puede presentarse en tres estados: sólido, líquido y gaseoso. El hielo es un ejemplo del estado sólido; el vapor de agua, del gaseoso y el agua para beber, del líquido. Durante su ciclo, el agua pasa constantemente de un estado físico a otro. Así como el agua se renueva constantemente gracias a su ciclo natural, el oxígeno (O) y el carbono (C), también presentan un ciclo en su formación. Otro material indispensable para los seres vivos es el nitrógeno. El nitrógeno es un elemento que también se renueva en forma cíclica. Aunque 78% del aire que respiramos está formado por nitrógeno, ese nitrógeno no puede ser absorbido por el organismo.

Ciclo del carbono-oxigeno.

Así como el agua se renueva constantemente gracias a su ciclo natural, el oxígeno (O) y el carbono (C), también presentan un ciclo en su formación.

1. Las plantas absorben dióxido de carbono de la atmósfera.

2. El dióxido de carbono se usa en la fotosíntesis para formar compuestos que contienen

carbono; por ejemplo: la glucosa. También en la fotosíntesis se libera oxígeno al aire.

La contaminación ambiental eleva los niveles normales de dióxido de carbono disminuyendo la calidad del aire.

3. En la respiración, el oxígeno se combina con los nutrimentos de la comida para poder

formar energía; el dióxido de carbono se libera a la atmósfera como producto de la respiración.

4.

Cuando un animal se come a una planta, utiliza los compuestos de carbono que la planta

tiene almacenados.

5. Cuando un ser vivo muere, los organismos descomponedores aprovechan sus restos y los

reincorporan al medio ambiente; en este proceso también se libera dióxido de carbono y el

ciclo vuelve a empezar

se libera dióxido de carbono y el ciclo vuelve a empezar Ciclo del agua. Ciclo del

Ciclo del agua.

Ciclo del carbono-oxigeno.

El agua es un compuesto muy abundante de la naturaleza que puede presentarse en tres estados: sólido, líquido y gaseoso.

El hielo es un ejemplo del estado sólido; el vapor de agua, del gaseoso y el agua para beber, del líquido.

Durante su ciclo, el agua pasa constantemente de un estado físico a otro.

1. La energía del Sol calienta el agua de lagos, ríos, arroyos o mar.

2. El agua que está en la superficie se calienta y cambia a estado gaseoso formando vapor

de agua (evaporación).

3. El vapor de agua se enfría conforme va subiendo al aire.

4. El vapor de agua se condensa, originando gotas de agua que llenan las nubes.

5. Cuando las nubes están muy llenas, el agua se precipita a la Tierra en forma de lluvia,

granizo o nieve.

6. El agua de la lluvia escurre y se filtra a las capas bajas de la Tierra.

7. Las raíces de las plantas aprovechan el agua del suelo. Las plantas utilizan el agua para

llevar a cabo la fotosíntesis.

8.

El agua que no es utilizada por las plantas, se escurre a las capas inferiores de la Tierra,

dando lugar a la formación de ríos subterráneos o mantos acuíferos.

9. Una parte del agua del suelo se va escurriendo y filtrando, hasta llegar nuevamente a los

ríos, lagos o mar.

filtrando, hasta llegar nuevamente a los ríos, lagos o mar. Ciclo del nitrógeno. Ciclo del agua.

Ciclo del nitrógeno.

Ciclo del agua.

Otro material indispensable para los seres vivos es el nitrógeno. El nitrógeno es un elemento que también se renueva en forma cíclica.

Aunque 78% del aire que respiramos está formado por nitrógeno, ese nitrógeno no puede ser absorbido por el organismo.

1. En las raíces de algunas plantas existe un tipo de bacterias, llamadas bacterias nitrificantes, que convierten el nitrógeno atmosférico en unos compuestos, llamados nitratos, que pueden ser aprovechados por las plantas.

Los nitratos están formados por oxígeno y nitrógeno y son muy importantes porque se requieren para la formación de proteínas.

2. Los nitratos que no son absorbidos por la planta, se quedan en el suelo y pueden ser

aprovechados por otros vegetales.

3. Cuando los seres vivos mueren, las bacterias descomponedoras regresan nitratos al suelo.

4. Otras bacterias rompen los nitratos y liberan nitrógeno al aire, entonces el ciclo vuelve a

empezar.

5. El nitrógeno del suelo puede agotarse si cada temporada se cultiva el mismo tipo de

vegetal. Para evitarlo se debe practicar la rotación de cultivos.

Ciclo del nitrógeno. LA INTEGRACIÓN A UN ECOSISTEMA (GEOTERMICA). El fundamento técnico de la geotermia

Ciclo del nitrógeno.

LA INTEGRACIÓN A UN ECOSISTEMA (GEOTERMICA).

El fundamento técnico de la geotermia se basa en que la temperatura de la tierra se mantiene prácticamente constante a partir de una determinada profundidad (unos 10-20 metros). Debido a que esta temperatura es cercana a la temperatura de confort demandada en los edificios, la geotermia resulta ser actualmente el procedimiento más eficiente para una adecuada climatización de los espacios habitables, siendo además una energía renovable que aprovecha el calor del sol almacenado en la tierra.

Esta particularidad de temperatura constante es lo que diferencia a la tierra del aire, haciendo que el intercambio de calor de los edificios con el terreno mediante la circulación de tuberías de agua enterradas más el funcionamiento de una bomba de calor geotérmica sea más eficiente que el intercambio de calor de los edificios con el aire ambiente a través de las unidades exteriores que se instalan en fachadas y cubiertas.

El funcionamiento de un sistema geotérmico es el siguiente: en invierno el intercambiador enterrado absorbe calor del suelo a través de la bomba de calor proporcionando calefacción en el interior del edificio mientras que en verano la bomba de calor facilita la extracción de calor del edificio, es decir, lo refrigera, para cederlo al suelo.

Los sistemas de climatización geotérmica presentan las siguientes ventajas:

-Ahorros energéticos respecto a las bombas de calor convencionales de, aproximadamente,

un 50%. La causa de este ahorro es que esta tecnología intercambia calor con la tierra en vez de con el aire.

- Sistema silencioso con integración arquitectónica, ya que la bomba de calor geotérmica se ubica en un recinto cerrado (sala técnica, sótano, etc.), sin necesidad de elementos exteriores visibles en la fachada o cubierta, produciendo un nulo impacto visual.

- Alta durabilidad del sistema, entre 25 y 50 años, debido, entre otros factores, a que la bomba de calor geotérmica (uno de los elementos más caros de la instalación) no se encuentra a la intemperie.

- Bajo mantenimiento, en comparación con los sistemas convencionales.

- Disminución de los ruidos asociados al funcionamiento de las bombas de calor, al no existir compresores externos.

- Aprovecha una fuente de energía inagotable, mediante un sistema no sometido a las

posibles variaciones climatológicas que puedan afectar a otras energías renovables.

- Es independiente de combustibles fósiles, lo cual elimina calderas y depósitos de

combustibles. -Reduce las emisiones de CO 2 , a la vez que no produce otras partículas volátiles contaminantes.

las emisiones de CO 2 , a la vez que no produce otras partículas volátiles contaminantes.

Central geotérmica.

LA EVALUACIÓN DEL IMPACTO AMBIENTAL DE UNA ACTIVIDAD PRODUCTIVA.

Se llama Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) al procedimiento técnico-administrativo que sirve para identificar, evaluar y describir los impactos ambientales que producirá un proyecto en su entorno en caso de ser ejecutado, todo ello con el fin de que la administración competente pueda aceptarlo, rechazarlo o modificarlo.

La EIA se ha vuelto preceptiva en muchas legislaciones. Las consecuencias de una evaluación negativa pueden ser diversas según la legislación y según el rigor con que esta se aplique, yendo desde la paralización definitiva del proyecto hasta su ignorancia completa.

El EIA se refiere siempre a un proyecto específico, ya definido en sus particulares tales como: tipo de obra, materiales a ser usados, procedimientos constructivos, trabajos de mantenimiento en la fase operativa, tecnologías utilizadas, insumos, etc.

La realización en sí de la evaluación ambiental es de responsabilidad del prestatario. El gobierno del proyecto hace los arreglos para la evaluación ambiental; a menudo se elige consultores o una institución para elaborar los análisis. Cuando sea necesario emplear expertos internacionales para proporcionar habilidades no disponibles en el país receptor del crédito, es conveniente alentar también la participación de consultores locales, a fin de aprovechar los conocimientos locales y fortalecer su capacidad para futuros trabajos de evaluación ambiental.

La evaluación ambiental es más efectiva cuando los resultados, aunque preliminares, sean divulgados desde el inicio del proceso de preparación. En ese momento, alternativas deseables desde un punto de vista ambiental (sitios, tecnologías, etc.) pueden ser consideradas en forma realista, y los planes de implementación y operación pueden ser diseñados para responder a los problemas ambientales críticos para un máximo de efectividad de costos. Más tarde se vuelve muy costoso efectuar importantes cambios de diseño, seleccionar una propuesta alternativa, o decidir no continuar con un proyecto. Aún más costosas son las demoras en la implementación de un proyecto debido a problemas ambientales no contemplados en su diseño. Consecuentemente, es esencial integrar la evaluación ambiental dentro del estudio de factibilidad y del diseño.

El plan de implementación de la evaluación ambiental deberá posibilitar frecuentes reuniones de coordinación entre el equipo de evaluación ambiental y el del estudio de factibilidad, para intercambiar información sobre los problemas ambientales y las respuestas que estos requieren.

CAPTACIÓN DE LA FUENTE NATURAL

Las fuentes naturales son aquellas que emiten contaminantes atmosféricos que no provienen directamente de actividades humanas. Este apartado define las categorías en que se dividen; describe la metodología empleada, y explica las estrategias de recopilación, revisión y aseguramiento de calidad de los datos utilizados para estimar las emisiones de las fuentes naturales.

Fuentes de energía.

Renovables: Pueden utilizarse de manera continuada para producir energía, ya que se regeneran fácilmente (biomasa) o porque son una fuente inagotable (solar).

Ejemplo de ellas son las siguientes:

-Energía Hidráulica: obtenida a través de un curso del agua. -Energía Eólica: Proviene del viento. -Energía Solar: Proviene de la luz del sol como su nombre lo dice, esta puede ser transformada en dos tipos de energía, la eléctrica y la térmica. -Energía Geotérmica: proviene del calor interno de la tierra y también se puede transformar en energía eléctrica o calorífica. -Energía Marítima: Proviene del movimiento de subida y bajada del agua del mar. -Energía de ondas: Proviene del movimiento ondulatorio de las masas de agua. -Energía de Biomasa: Proviene del aprovechamiento energético del bosque o de sus residuos, de los residuos de la agricultura, de la industria alimentaria o el resultado de las plantas de tratamiento de aguas residuales o industriales.

No renovables: Una vez utilizadas tardan demasiado tiempo en regenerarse o bien nunca se podrán regenerar, también se pueden regenerar utilizando algún producto químico.

Ejemplo de ellas son las siguientes:

-Carbón: Combustible extraído mediante exploraciones minerales, suministra el 25 % de la energía primaria consumida en el mundo. -Petróleo: Se constituye por una mezcla de componentes orgánicos y es una de las principales energías utilizadas en los medios de transporte. -Gas Natural: Es utilizado como combustible en los hogares y en la industria. -Uranio: Elemento químico formado por combustible nuclear, tiene un potente poder calorífico.

Este tipo de clasificación tiene como base el ritmo de consumo de energía. Las no renovables son las que tenemos que dejar de utilizar.

TRANSFORMACIÓN DE ENERGIA A UNA FORMA TRANSFORMABLE.

Los tipos en los que se clasifica la energía según la forma en la que se manifiesta:

-Energía química: se encuentra en las reacciones químicas. Un ejemplo cercano a nosotros es el que se produce en las pilas, la electricidad se produce gracias a una reacción química. Siempre que se da una combustión se da una reacción química. -Energía térmica: se produce por el flujo de calor. -Energía eléctrica: se origina por el movimiento de cargas eléctricas. -Energía nuclear: se manifiesta en las reacciones nucleares. Cuando los protones y neutrones cuyo núcleo no es estable se desintegran formando átomos más ligeros se libera energía. -Energía mecánica: se produce con el movimiento de masas. Según las fuentes de energía, también podemos establecer una clasificación de las energías en dos tipos, renovables y no renovables:

Las energía renovables son aquellas cuya fuentes de energía se considera inagotable y la cantidad disponible no depende de la cantidad con la que se usa:

-Energía solar. -Energía eólica. -Energía mareomotriz que se obtiene de la subida y bajada de las mareas. -Energía hidráulica. -Energía geotérmica: se obtiene del calor interno de la tierra. -Energía de biomasa: se obtiene a partir de restos biológicos. Las energías no renovables, al contrario, son aquellas cuya cantidad en un futuro depende del a cantidad que se usa, estas fuentes son el petróleo, el carbón, el gas natural y la energía nuclear.

SISTEMAS DE FRANSFORMACIÓN DE LA ENERGIA

A partir de un tipo de energía, mediante un conjunto de transformaciones energéticas se

obtiene un tipo diferente.

transformaciones energéticas se obtiene un tipo diferente. Transformación de la energía. 1- La energía química se

Transformación de la energía.

1- La energía química se transforma en energía eléctrica utilizando una pila (como ya

hemos comentado anteriormente), durante este proceso, cuando se produce el calentamiento

de

la pila, decimos que hay pérdidas de calor.

2-

La energía química se transforma en energía térmica por medio de calderas de

combustión, incluso cuando quemamos leña.

3- La energía eléctrica se puede transformar en energía mecánica mediante el calentamiento

del motor, en este caso también se producen pérdidas de calor.

4-La energía eléctrica se transforma en calor, un ejemplo cotidiano son las placas de calor o bombas de calor.

5-

Energía mecánica a energía eléctrica.

6-

A partir de la energía hidráulica y eólica obtenemos energía mecánica.

7-

Gracias a la energía solar obtenemos energía eléctrica.

MEDIOS DE ALMACENAMIENTO DE ENERGÍA

Métodos de almacenamiento.

Electroquímicos

-Hidrógeno: El almacenamiento gracias al hidrógeno trata de, gracias a la energía eléctrica o térmica procedente de centrales térmicas, nucleares, eólicas… convertir compuestos químicos para convertirlo más adelante en energía eléctrica.

-Pilas de combustible: Las pilas de combustible son sistemas de almacenamiento electroquímicos que realizan una conversión de energía química-eléctrica, al igual que las baterías, pero con la diferencia que el combustible utilizado es reabastecido continuamente, es decir, dicho combustible procede de un tanque externo que permite un uso prolongado de este sistema, lo que le confiere una capacidad mucho mayor a la de una batería.

-Baterías: Las baterías suponen actualmente la principal forma de almacenamiento a pequeña escala, aunque están tomando importancia actualmente su utilización a gran escala; cuentan con multitud de aplicaciones, muchas más que cualquier otro tipo de sistema de almacenamiento, debido en parte, a que son el método más antiguo para almacenar energía.

-Baterías primarias: son lo que comúnmente se conocen como pilas, las cuales son de un solo uso, por lo que una vez utilizadas se desechan. Como cualquier batería, transforma la energía química en eléctrica, pero cuando se agotan los reactivos se termina su vida útil. El ejemplo más típico es la pila alcalina.

-Baterías secundarias: conocidas simplemente como baterías, son aquellas que pueden actuar cíclicamente un número determinado de veces, cargándose y descargándose, revirtiendo las reacciones químicas en su interior.

UTILIZACÍON DE LA ENERGIA

Conocemos que la energía eléctrica es una fuente de energía que se obtiene mediante el movimiento de cargas eléctricas (electrones) a través de conductores. Pero, además de conocer este fenómeno, es necesario saber para qué sirve la energía eléctrica, y qué beneficios aporta a la humanidad. Entre los sitios donde se aprovecha la electricidad podemos nombrar:

Fábricas: La industria utiliza aproximadamente la mitad de la energía eléctrica, una cuarta parte de su consumo de energía. La electricidad tiene muchos usos en las fábricas: se utiliza para mover motores, para obtener calor y frío, para procesos de tratamiento de superficies mediante electrólisis, etc. Una circunstancia reciente es que la industria no sólo es una gran

consumidora de electricidad, sino que, gracias a la cogeneración, también empieza a ser productora. Transporte: Tan sólo el transporte público (y dentro de él los ferrocarriles) emplea energía eléctrica. No obstante, se lleva ya tiempo trabajando en versiones eléctricas de los vehículos de gasolina, pues supondrían una buena solución para los problemas de contaminación y ruido que genera el transporte en las ciudades. Incluso es posible (aunque no habitual) emplear la electricidad para hacer volar un avión. Agricultura: Especialmente para los motores de riego, usados para elevar agua desde los acuíferos, y para otros usos mecánicos. Hogares: La electricidad se utiliza en los hogares para usos térmicos (calefacción, aire acondicionado, agua caliente y cocina), en competencia con otros combustibles como el butano, el gasóleo, el carbón y el gas natural, siendo la única energía empleada para la iluminación y los electrodomésticos. En el comercio, la administración y los servicios públicos (como los centros educativos):

De manera similar a como se utiliza en el sector doméstico, con el elemento añadido de un uso cada vez mayor de sistemas de procesamiento de la información y de telecomunicaciones, que necesitan electricidad para funcionar.

ENERGIA SOLAR

La energía solar es la que se aprovecha directamente de la radiación solar. La energía solar es la fuente principal de vida en el planeta: dirige los ciclos biofísicos, geofísicos y químicos que mantienen la vida en la Tierra, los ciclos del oxígeno, del agua, del carbono y del clima. El sol, nos suministra alimentos mediante la fotosíntesis y como es la energía del sol la que induce el movimiento del viento, del agua y el crecimiento de las plantas, la energía solar es el origen de la mayoría de las fuentes de energía renovables (la energía mareomotriz, energía de la biomasa, la energía hidroeléctrica, la energía eólica y de la energía solar). La actividad solar influye en la generación de muchos fenómenos en nuestro planeta (las manchas solares están relacionadas con alteraciones climáticas terrestres); el incremento de actividad solar provoca alteraciones del campo magnético terrestre, las ráfagas o llamaradas solares son responsables de las tormentas geomagnéticas las cuales producen apagones en plantas eléctricas, interferencia en la comunicación vía satélite y aparición del fenómeno luminoso o aurora boreal o austral, depende del hemisferio terrestre donde se presente el fenómeno. Otra forma de utilizar la energía solar es como fuente de sustento en otras clases de energía las cuales son aprovechables para el hombre. La energía del sol se puede aprovechar pasivamente sin la utilización de ningún dispositivo y/o aparato específico, mediante la adecuada ubicación, diseño y orientación de los edificios, empleando correctamente las propiedades fisicoquímicas de los materiales y los

elementos arquitectónicos de los mismos: aislamientos, protecciones y tipos de revestimientos, etc. La radiación solar incidente en la Tierra puede aprovecharse activamente, a través de la implementación de dispositivos ópticos o de otro tipo. Es un tipo de energía renovable y limpia, lo que se conoce como energía verde. Básicamente, recogiendo de forma adecuada la radiación solar, podemos obtener calor y electricidad. El calor se logra mediante los captadores o colectores térmicos, y la electricidad, a través de los llamados módulos o celdas fotovoltaicas. Ambos procesos nada tienen que ver entre sí, ni en cuanto a su tecnología ni en su aplicación. Los sistemas de aprovechamiento térmico: El calor recogido en los colectores puede destinarse a satisfacer numerosas necesidades. Ejemplo, se puede obtener agua caliente para consumo doméstico o industrial, o bien para dar calefacción a nuestros hogares, hoteles, colegios, fábricas, etc. Las “células solares” dispuestas en paneles solares, ya producían electricidad en los primeros satélites espaciales. Actualmente se perfilan como la solución definitiva al problema de la electrificación rural, con clara ventaja sobre otras alternativas. La energía solar puede ser perfectamente complementada con otras energías convencionales, para evitar la necesidad de grandes y costosos sistemas de acumulación. Así, una casa bien aislada puede disponer de agua caliente y calefacción solar, con el apoyo de un sistema convencional a gas o eléctrico que únicamente funcionaría en los periodos sin sol. ¿De qué depende la incidencia del Sol? - La hora - La inclinación de la Tierra respecto del Sol, variable a lo largo del año. - Condiciones meteorológicas - Grado de contaminación ¿De qué formas podemos aprovechar la energía del Sol? - Aprovechando el calor (conversión térmica) - Aprovechando la luz (conversión fotovoltaica).

ENERGIA EOLICA

La energía eólica tiene su origen en el viento, es decir, en el aire en movimiento. El viento se puede definir como una corriente de aire resultante de las diferencias de presión en la atmósfera provocadas, en la mayoría de los casos, por variaciones de temperatura, debidas a las diferencias de la radiación solar en los distintos puntos de la Tierra. Las variables que definen el régimen de vientos en un punto determinado son:

• Situación geográfica

• Características climáticas

• Estructura topográfica

• Irregularidades del terreno

• Altura sobre el nivel del suelo

Sólo un 2 % de la energía solar que llega a la Tierra se convierte en energía eólica y por diversos motivos, sólo una pequeña parte de esta energía es aprovechable. A pesar de ello, se ha calculado que el potencial energético de esta fuente de energía es unas 20 veces el actual consumo mundial de energía, lo que hace de la energía eólica una de las fuentes de energía renovables de primera magnitud. La energía del viento es de tipo cinético (debida a su movimiento); lo que hace que la potencia obtenida del mismo dependa de forma acusada de su velocidad, así como del área de la superficie captadora. Desde hace siglos el ser humano ha aprovechado la energía eólica para diferentes usos: molinos, transporte marítimo mediante barcos de vela, serrerías, pero es en la actualidad cuando su uso es casi exclusivo para la obtención de electricidad. Las máquinas eólicas encargadas de este fin se llaman aerogeneradores, Aero turbinas o turbinas eólicas. En definitiva, los aerogeneradores transforman la energía mecánica del viento en energía eléctrica.

ENERGIA DERIVADA DE LA BIOMASA

Biomasa y materia viva son la misma cosa. Cuando nos referimos a ella como fuente de energía de lo que hablamos es del conjunto de la materia orgánica, tanto de origen animal como vegetal, que puede ser utilizada con fines energéticos. La biomasa es una fuente de energía renovable, de hecho, es la fuente de energía renovable que más aporta en la actualidad a las necesidades de la humanidad. La energía de la biomasa proviene del Sol a través del proceso de la fotosíntesis. Ésta es el proceso por el cual las células vegetales son capaces de formar sustancias orgánicas a partir del CO2 presente en el aire y de otras sustancias simples, aprovechando para llevar a cabo el proceso la energía procedente del Sol. De las sustancias formadas, que llamamos carbohidratos, se puede extraer energía bien quemándolas directamente, o bien convirtiéndolas en un líquido combustible como el alcohol o el aceite, o incluso transformándolas en gas. La biomasa que podremos usar como fuente de energía se encuentra, principalmente, de dos formas: como cultivos con un aprovechamiento claramente orientado a la producción de energía o como un residuo de los trabajos forestales y agrícolas, o de sus industrias asociadas.

Cultivos energéticos

Las plantas que se cultivan con el fin de convertirlas en energía se llaman cultivos energéticos y como hay tantas plantas distintas pueden ser de tantas formas como uno se pueda imaginar. En la práctica, los cultivos energéticos se adaptan al clima y al suelo de cada lugar y así en lugares como los países nórdicos hay bosques orientados a producir madera que se quema en centrales eléctricas, mientras que en nuestras latitudes los cultivos

energéticos se orientan a plantas herbáceas. Así, por ejemplo, cereales y oleaginosas como la colza son cultivados de forma expresa con el objetivo de producir, respectivamente, alcohol o aceite, que tras un tratamiento podrán ser empleados en motores de automóviles.

Biomasa de los residuos

La mayoría de las plantas tienen un fin que no es el energético como por ejemplo alimentar el ganado o producir madera para los muebles. Pero de todos esos procesos siempre se genera un residuo que sí tiene un aprovechamiento energético. > Residuos forestales: los residuos del aprovechamiento de nuestros bosques son una fuente muy importante de recursos de biomasa. Entre ellos se encuentran restos de las podas, serrín, virutas, recortes y cortezas, que se generan tanto en el campo como en las industrias donde se aprovecha la madera, que son las principales consumidoras de este recurso con fines energéticos. > Residuos agrícolas: son de muchos tipos, desde las podas de olivos, vides y frutales hasta los residuos de cultivos herbáceos, como la paja de cereales. Parte de estos residuos se queda en el campo, para recuperar los nutrientes de la tierra, pero otra parte puede ser usada como combustible. Igual que en el caso anterior, dentro de este grupo se incluyen los residuos que se generan en las industrias que tratan los productos agrícolas, como el orujillo en el caso de la producción de aceite de oliva o las cáscaras de almendra en el caso de las industrias de frutos secos. Un caso particular dentro de este apartado lo constituyen los residuos de las granjas de animales, de los cuales puede extraerse el llamado biogás.

ENERGIA ANIMAL

En los animales encontramos principalmente cuatro tipos de energía, los cuales tienen un uso determinado en los diferentes procesos del individuo: química (la energía encontrada en los enlaces químicos, como en el ATP); eléctrica (la energía obtenida en la separación de cargas, como ocurre en las despolarizaciones de membrana); mecánica (la energía de los objetos en movimiento), y calor (que se debe al movimiento y la velocidad con la que se mueven los átomos de un objeto).

El flujo de la energía en el trabajo fisiológico

La principal fuente de entrada de energía al cuerpo se realiza a través de los alimentos en forma de energía química. Pero esta energía es toti potente y se puede transformar en otros tipos de energía.

Lo que no se aprovecha sale en forma de energía química a través de las heces. Pero lo que es absorbido se puede utilizar para diferentes procesos:

. Procesos de biosíntesis

Consiste en generar nuevos tejidos, moléculas, etc. que se pueden utilizar como reserva o como crecimiento del organismo. Otras sustancias biosintetizadas son las que se crean para expulsarse fuera del animal (gametos, exoesqueleto, piel descamada, pelo, etc.). Parte de la energía que se utiliza se pierde en forma de calor.

. Procesos de mantenimiento

Como ejemplos, la digestión, la circulación, los intercambios, la respiración, etc. Todos estos procesos, al final de ellos, lo único que producen es calor.

. Procesos para generar trabajo externo

Es el movimiento del animal o de partes del mismo. La generación de este movimiento es muy ineficiente, generando gran cantidad de calor.

EFECTO INVERNADERO

Efecto Invernadero, se refiere a un mecanismo por el cual la atmósfera de la Tierra se calienta, y es un mecanismo que ha existido desde que la Tierra tiene atmósfera (hace unos 4,000 millones de años). La atmósfera terrestre es una delgada capa de gases que rodea a nuestro planeta, para

darnos una idea de las escalas, la atmósfera equivale a envolver con papel aluminio un balón de futbol, el balón representando la Tierra, el grosor del papel aluminio al de la atmósfera. Esta delgada capa de gases que rodea al planeta, es muy importante dado que en ella residen los gases que son fundamentales para el desarrollo de la mayor parte de la vida en el planeta. La composición química de la atmósfera (que gases la forman y en que proporciones) incluye mayoritariamente a solo dos gases, Nitrógeno (N), en un 79% y Oxígeno (O2) en un 20%. El 1% restante está formado por diversos gases entre los que los más abundantes son el Argón (Ar) en un 0.9% y el dióxido de carbono (CO2) en aproximadamente un 0.03% (Fig. 1). Este último gas, presente en proporciones tan bajas, es de crucial importancia en el proceso de calentamiento de la atmósfera, como lo veremos a

continuación.

Dado que los gases de la atmósfera están sujetos a la atracción gravitacional de la Tierra, la

mayor densidad de gases se concentra cerca de la superficie terrestre, en los primeros 50 km, en donde podemos distinguir dos capas. La Tropósfera, que tiene unos 10 km en promedio de espesor y que tiene más o menos el 75% del total de la masa de la atmósfera; y la Estratósfera, que llega hasta los 50 km de altura y tiene un 24% de la masa total de la atmósfera (juntos Tropósfera y Estratósfera concentran el 99% de la masa total de la atmósfera). La Estratósfera es una capa importante porque en ella reside la capa de ozono

que filtra la luz ultravioleta. Sobre la Estratósfera hay otras capas que no revisaremos en este artículo y que tienen una densidad de gases muy baja.

este artículo y que tienen una densidad de gases muy baja. Si lanzáramos un termómetro en

Si lanzáramos un termómetro en un globo aerostático para registrar la temperatura de la Tropósfera a lo largo de los 10 km que la forman, veríamos que hay un patrón muy especial, las temperaturas más altas (cerca de 20 °C), se localizan justo en el punto de contacto de la atmósfera con la superficie sólida de la Tierra, y de allí para arriba la temperatura del aire va bajando paulatinamente hasta llegar a los 10 km, en donde se alcanza una temperatura de -60°C (Fig. 2). Este patrón podría parecer sorprendente si pensamos que la fuente de calor para la atmósfera es el Sol, por lo que esperaríamos entonces, que las capas más cercanas al Sol fueran las más calurosas.

Esto no es así, dado que los gases que forman a la atmósfera no pueden absorber la luz solar, de alta energía -ondas de longitud corta, cargadas hacia la luz visible y ultravioleta-, y dejan pasar la mayor parte hacia la superficie de la Tierra. Del total (100%) de la luz solar que nos llega al plantea, el 30% es reflejado como espejo hacia el espacio (termino conocido como albedo), la atmósfera retiene solo un 20% de la energía solar y el 50% restante llega hasta la superficie terrestre, calentándola.

Al calentarse la superficie de la Tierra transforma la luz solar (de alta energía) en

Al calentarse la superficie de la Tierra transforma la luz solar (de alta energía) en radiación de baja energía -ondas de longitud grande, cargadas hacia el infrarrojo- que refleja nuevamente hacia la atmósfera. Esa energía de onda amplia o infrarroja, si puede ser absorbida de manera muy eficiente por algunos de los gases atmosféricos, de manera particular el CO2 (pero también el vapor de agua, el metano y otros), siendo ésta la principal fuente de calor para la atmósfera, de allí que la temperatura más alta de la Tropósfera sea justamente el punto de contacto con la superficie del planeta.

A esto es a lo que llamamos efecto invernadero, y hace que la luz solar sea más eficiente para calentar la atmósfera y elevar su temperatura media. Sin el efecto invernadero que le da a nuestro planeta su atmósfera con 0.03% de CO2, estaríamos perpetuamente congelados, con una temperatura media global de cerca de -15°C (bajo cero) en lugar de los muy confortables 15 °C (sobre cero) que es la temperatura media del planeta. Es claro, entonces, que la composición de la atmósfera afecta de manera fundamental al clima; mientras más gases de invernadero como el CO2 se encuentren en la atmósfera terrestre, mayor será la temperatura global del planeta, y mientras menos haya, más fría será la Tierra.