Está en la página 1de 7

Capitulo 4

Psicoterapia

4.1 Definición.
La psicoterapia es un campo definido de acción dentro de la psicología (la cual ya hemos
definido en el capitulo 1), la psicoterapia expresada en forma amplia aborda sólo el
comprtamiento humano en sus manifestaciones físicas y mentales, instintivas e
intencionales, individuales y sociales. Según Wolberg, citado en Portuondo, 1980, “la
psicoterapia es una forma de tratamiento para problemas de naturaleza emocional en el cual
una persona entrenada al respecto establece deliberadamente una relación profesional con
el paciente con el objetivo de modificar, retardar o eliminar los síntomas patológicos
existentes, promoviendo así es desarrollo positivo de la personalidad del enfermo”
(Portuondo, 1980: 31)

De lo anterior nos podemos dar cuenta que la psicoterapia es una forma de tratamiento que
cae dentro de la psiquiatría como de la psicología clínica y que trata esencialmente con
trastornos emocionales. Esto incluye una serie de asuntos: en primera un trastorno
emocional puede manifestarse en el plano psíquico, o puede haber algún trastorno
somático de origen emocional, también pude suceder lo que suele llamarse “efecto
orgánico secundario” es decir cuando una alteración física de origen emocional carece de
sentido en si misma , pero es sin embargo provocada por un conflicto emotivo. También
existe el caso de que la repercusión psíquica o emocional de un trastorno físico, se trata
de un enfermo físico que al reaccionar a u enfermedad presenta o desarrolla un trastorno
emocional sobreañadido, reactivado o opuesto en marcha por su padecimiento físico.

Como podrá apreciarse los conflictos anteriormente señalados caen plenamente dentro de
terreno de la psicoterapia, además en la definición de esta actividad se destaca el hecho de
que la persona este entrenada al respecto. Esto establece una relación profesional; el
psicoterapeuta es el que pone las normas, establece un plan, usa determinadas técnicas etc.,
con el fin de modificar o eliminar los síntomas del paciente que solicita ayuda.

La psicoterapia trata además de modificar “estructuras” y patrones de comportamiento,


es decir, aquellas estructuras y patrones de conducta que han sido alterados por
conflictos , traumas o experiencias negativas durante la vida del paciente y que no aun
siendo síntomas propiamente dichos, ya son conductas anormales de acuerdo al concepto
generalizado de normalidad psicológica. También se destaca en la definición el hecho de
promover el desarrollo positivo de la personalidad, aunque esto solamente se aplica alas
psicoterapias profundas (reconstructivas).

4.2 Raíces históricas y filosóficas de la psicoterapia


Si bien las raíces históricas de la psicoterapia se encuentran fusionadas con las la
psicología clínica en general, se distinguen ciertos elementos que hacen de la psicoterapia
una disciplina con un campo de acción propio, que tiene raíces desde las épocas más
remotas de la existencia del hombre (como hombre) ya que como proceso humano la
psicoterapia comenzó desde el instante en que un ser humano influyo favorablemente
sobre otro por métodos psicológicos. Desde los tiempos mas remotos cada vez que
alguien se sentía mal buscaba ayuda y aparecía otro alguien que se la proporcionaba
utilizando métodos psicológicos

No cabe la menor duda que uno de los principales exponentes del modelo psicoterapeutico
es Freud (del cual ya se ha revisado suficiente en el capitulo 3) este personaje con una
orientación medica, es considerado uno de los primeros en utilizar un paradigma
psicológico (de los mas famosos aun) para dar explicación al hombre (y principalmente a
el desarrollo del comportamiento del mismo), su importancia no solo se centra en explicar
estos factores, sino que se extiende a la aplicación de su teoría a la actividad psicológica
diferente (o anormal, o disfuncional, como permita llamarle nuestro marco teórico) de las
personas y utilizando su teoría desarrollo una intervención terapéutica sobre la conducta
psicología de las personas. Con lo anterior se observa que la psicoterapia reclama un
campo propio de acción.

4.3 La psicoterapia que es y quien la ejerce

Como ya se menciona la psicoterapia es una intervención de un profesional en problemas


de índole emocional con la finalidad de realizar cambios en las estructuras
comportamentales de los pacientes. Además de que la psicoterapia aborda el
comportamiento humano en sus manifestaciones físicas y mentales, instintivas e
intencionales, individuales y sociales, bien sean estas normales o anormales, aplicando en
cada caso tecnologías especificas de intervención terapéutica. Así según Nieto Cardozo la
psicoterapia puede revestir dos formas básicas amplias “La primera se aplica a
comportamientos normales del desarrollo humano; es decir comportamientos exhibidos
o gravemente disfuncionales ni alterados, sin patología aguda o severa. La finalidad de
esta forma de psicoterapia es poner énfasis en el desarrollo del potencial humano
creativo y constructivo, y aumentarlo, mas que centrarse en la capacidad destructiva del
comportamiento humano... La segunda forma se enfoca en el comportamiento humano
grave o moderadamente disfuncional, con cierto rango o grado de patología, y la
solución de problemas psicológicos o conductuales que afectan al individuo y (o) a los
demás. La finalidad de esta forma de psicoterapia es ayudar y propiciar en la persona, en
la medida de lo posible, cambios emocionales, cognitivos y de comportamiento para
aliviar los problemas que la aquejan. a Tal tratamiento se le llama específicamente
psicoterapia y a los profesionales que la practican psicoterapeutas ” (Nieto, 1997:2)

Los profesionales que ejercen la psicoterapia son de tres tipos; 1os psiquiatras el cual es un
doctor en medicina que ha completado , al menos, tres años de entrenamiento residencial
en psiquiatra, se especializa en el diagnostico , tratamiento y prevención de los desordenes
mentales y emocionales. Trabajan en hospitales psiquiátricos, departamentos psiquiátricos,
etc.; 2 el psicoanalista es un psiquiatra , o un psicólogo clínico con grado doctoral e
psicología clínica, que ha recibido entrenamiento adicional en la técnica psicoanalítica y
ha sido analizado por un psicoanalista certificado por la Asociación psicoanalítica; 3 el
psicólogo clínico debe poseer un grado académico doctoral en psicología clínica y haber
completado al menos un año de internado en entrenamiento psicoterapeutico en una
institución profesionalmente reconocida . Sus tareas se enfocan tanto en las técnicas
diagnosticas como a la psicoterapia de individuos con desordenes emocionales o
mentales.

4.4 Propósitos y metas de la psicoterapia.


Se puede encontrar los propósitos y las metas de la psicoterapia en la definición antes
citada, por lo que ahora toca examinar estos mismos rubros pero tomando en cuenta los
enfoques teóricos y los niveles terapéuticos.

Los enfoques teóricos que persiguen propósitos y metas especificas se pueden dividir en
cuatro rubros amplios, los biológicos, por ejemplo las terapias somáticas como la
farmacoterapia, que busca identificar las deficiencias a nivel orgánico que propician las
alteraciones conductuales; los psicológicos, como las terapias psicoanalíticas, las
conductuales, las humanistas, etc.; los sociológicos, por ejemplo, las terapias de grupo, el
psicodrama, las terapias de pareja y familia etc.; y los filosóficos como la meditación
trascendental , las terapias existenciales (Nieto, 1997)

Así mismo se reconocen tres niveles de tratamiento que persiguen objetivos diferentes. En
un primer nivel es de soporte o ayuda en la que se fortalecen las defensas sanas que
existen en el individuo, en un segundo nivel se centra en la reeducación, en esta se hacen
esfuerzos deliberados de reajuste psíquico , modificación de metas de vida,
autorrealización de las potencialidades creativas existentes. Y un tercer nivel de carácter
reconstructivo en el que se persigue el insight de los conflictos inconscientes , con
esfuerzo para lograr cambios o modificaciones importantes de la estructura de carácter,
mayor crecimiento de la personalidad con desarrollo de nuevas potencialidades de
adaptación personal y social.

4.5 Principios y definiciones operacionales


Hay una serie de elementos que no se deben dejar de lado para que se considere que la
actividad que estamos realizando es psicoterapia, esos elementos que configuran una
situación como psicoterapeutica son:

 Toda psicoterapia, independientemente de su enfoque particular Implica una relación


interpersonal. Dentro de la mayor parte de las escuelas psicológicas que trabajan en el
campo clínico tal afirmación es autoevidente.
 Para merecer el nombre de psicoterapia, la relación interpersonal, exige que la persona
que tiene el rol de terapeuta (T) sea un profesional con una formación y
entrenamiento especiales.
 La persona que busca la ayuda se encuentra insatisfecha, o siente que las personas
que la rodean están insatisfechas con su comportamiento o con su manejo de las
experiencias emocionales o interpersonales, a esto se le añade una imposibilidad (real o
aparente) de que el individuo resuelva solo su dificultad.
 Los comportamientos adoptados por el terapeuta, a si como las técnicas, mecanismos
operativos a los que recurre para ayudara al sujeto, se desprenden en principio , de una
teoría mas o menos formal de los desordenes psicológicos, en general y del problema
del sujeto en particular.
 Toda psicoterapia busca provocar un cambio en el comportamiento del sujeto; lo que
varia son los niveles sobre los cuales se centra la actividad terapéutica.
 Todas las formas de psicoterapia utilizan los principios que aseguran el control social.
Así pues la psicoterapia puede ser vista como un proceso de influencia similar a un
proceso educativo (Pérez 1988).

4.6 El papel y la técnica del terapeuta.


Al igual que todos los elementos de la situación terapéutica, el terapeuta constituye una
dimensión extremadamente compleja con relación a la cual se esta muy lejos de conocer
incluso los rasgos más sobresalientes, como podrían ser la influencia de la personalidad,
de la orientación teórica, de la experiencia, de la edad, del sexo, de la posición
socioeconomica y del entrenamiento recibido. A continuación se describen características
que en la mayoría de los enfoques psicoterapeutico se consideran como adecuadas.

1. Entre lo que el terapeuta hace y lo que el dice que hace, hay una correlación que se
encuentra muy cerca del cero.
2. La neutralidad del terapeuta no existe: sus reacciones emocionales son prácticamente
inseparablemente de su actividad, (como el diagnostico, el pronostico el plan de
tratamiento) y en general de la manera en que se comunica con el sujeto.
3. La influencia del grado de experiencia del terapeuta sobre su comportamiento no es
muy clara, especialmente porque la mayoría de sus estudios han sido llevados a cabo
con la participación de terapeutas participantes. Hablando de experiencia aun se
desconoce la relación existente entre este actor y la efectividad del proceso
psicoeducativo.
4. En lo que se refiere a la personalidad del terapeuta, aun no hay un sustento teórico de
las características fundamentales que deba poseer un terapeuta. Además es altamente
probable que la importancia de esas características sea una función de la técnica
empleada y del problema tratado.
5. Las condiciones terapéuticas como la empatía, la autenticidad, etc.. son aun muy
utilizadas y reflejan el grado en que debe existir una relación interpersonal de confianza
en el sistema terapéutico.
6. Por ultimo el papel que juegan las expectativas del terapeuta y otros aspectos no
específicos de su comportamiento, el rol de estos elementos es demasiado obscuro
debido a su carácter (Pérez, 1988)

Lo anterior esquematiza la forma en que una persona es considerada como terapeuta. Pero
además esa persona también es parte de un sistema de actividad humano lo que conlleva a
que tenga características similares a las demás personas y que a continuación se
mencionan, considerando el grado de relevancia que tendrán en la practica
psicoterapeutica.
El terapeuta es una persona intencional que vive verdaderamente en forma transparente y
actualizada. Esta antes que nada comprometido con su propio crecimiento, físico,
intelectual, emocional, social, etc., pues sabe que deber ser un ejemplo de la conducta que
el espera que alcancen los demás. Muestra respeto hacia sus cuerpo, posee una
inteligencia adecuada y esta consciente de sus propias posibilidades y limitaciones
intelectuales. Posee un buen sentido común, humor, alegre, carácter socioafectivo sano y
atractivo que se manifiesta en sus relaciones interpersonales. Conoce las teorías e
investigaciones serias, relacionadas con su profesión, y es un diestro traductor de ellas en
su practica profesional (Nieto, 1997)

Atiende a las personas que lo consultan, tanto física, como mentalmente, por ello puede
leer y comprender su leguaje verbal y no verbal; escucha con atención y responde
adecuadamente desde el marco de referencial de la persona que los consulta, sin juzgarla.
Confía en las fuerzas constructivas que quien le pide ayuda posee, además de que se
interesa por la persona sin mostrase defensivo, es espontaneo. Todo lo anterior lo hace
con preocupación y respeto, sin olvidar que la ayuda es para la persona que lo consulta
evitando que sus propias necesidades interfieran en el proceso psicoterapeutico (Nieto,
1997)

Por ultimo el terapeuta sabe que los planes o programas de acción que conduzcan a
cambios de conducta constructivos para la vida cotidiana de quien pide ayuda, son
imprescindibles si se quiere que la terapia sea integral, además de que el proceso de
intimidad (de la relación paciente terapeuta) no debe ser un sustituto vicario para la propia
intimidad, sino una guía sana para la compresión de si mismo y de otras persona.

4.7 Modalidades de la psicoterapia


La psicoterapia se presenta en tres modalidades diferentes, la individual, la grupal y la
familiar que dependen fundamentalmente del marco teórico sobre el cual se estructuren así
como los objetivos que se persigan con cada una de ellas. Se pude ubicar a la terapia desde
u punto de vista donde se ubique el nivel de complejización por el cual se ha ido
presentando cada una de ellas. A sí se puede ubicar a la personal como la modalidad
pionera en la atención de la conducta (que llamare diferente a aquellos que los sistemas de
actividad humana que son considerados como adecuados) de las personas, a la grupal
como el intento de tener una visión mas integral de las personas como células (u elementos
funcionales) y por ultimo a la familiar como una visión mas totalizadora y concreta de una
persona como parte individual y colectiva de los sistemas de actividad humana.

4.7.1 Individual
En la terapia individual se refiere a la ubicación de la patología la cual se conceptualiza
que el desorden psicológico de se encuentra dentro de la psique de la persona; los
conflictos se presentan por que el individuo no ha resuelto adecuadamente ciertos
problemas de su experiencia presente o pasadas y la labor del terapeuta consiste en
ayudar al individuo a resolverlas.
Por otra parte en la terapia individual el enfoque del tratamiento se encuentra en el
individuo. El terapeuta se concentra en ayudar, de diversas maneras a la persona a
explorar su vida pasada y presente en lo que respecta a sus emociones , afectos, ideas,
comportamientos, etc., para a sí descubrir cual es el origen de los problemas que tiene y
que aspectos de su comportamiento pude cambiar.

Además en la modalidad individual, la unidad de tratamiento es la persona que acude a al


psicoterapia, pues se asume que la ubicación de la patología sólo radica en el individuo.
Por ultimo la terapia individual se extiende hasta que la persona ha trabajado y resuelto
lo mas posible sus conflictos psíquicos y vive mas satisfactoriamente su vida presente
(Nieto, 1997)

4.7.2 Grupal
Como ya se manejo la terapia individual fue influenciada por los movimientos que
remarcaban el aspecto importante de la relación de las personas como una variable
importante para el tratamiento adecuado de los problemas. El análogo de la relación en la
terapia de grupo es la cohesión el cual es considerado un concepto mas amplio que el de
relación, ql cual incluye no solo la relación del paciente con el terapeuta, sino también el
de la relación entre los participantes del grupo. El funcionamiento total del grupo
proporciona un trasfondo denso y multiestratificado de acción y reacción interpersonal
que no es posible en un esquema de terapia individual. Por lo tanto “ el grupo, no el líder,
es el agente primario del cambio, y es responsabilidad de este ultimo crear un clima en el
que puedan florecer numerosos significados de las relaciones entre los miembros” (Linn,
1988 :531). El objetivo es consistente con las informaciones que se tienen de los eventos
terapéuticos en la terapia de grupo, esto es, los miembros rara vez dan importancia dan
importancia a sus relaciones con el líder; casi siempre los eventos terapéuticos sobre los
que informan incluyen la interacción de los miembros del grupo. Resumiendo en la terapia
grupal hay una interacción de personas que al unirse son tomadas como la unidad en la
que recae la labor terapéutica, aunque cada una de ellas es considerada con una
problemática bien definida (Nieto, 1997)

4.7.3 Familiar
Por ultimo se menciona a la terapia familiar como un intento de establecer las relaciones
que guarda el paciente con las personas que lo rodean, en este caso su familia. La unidad
funcional para la ubicación y tratamiento de las problemáticas es la familia. En el capitulo
siguiente se amplia esta temática, que es la que conducirá la tema que nos interesa la
terapia familiar sistémica aplicada (Nieto, 1997).

Referencias bibliográficas.
 Linn. J. J. (1988) Psicoterapias contemporáneas. Modelos y métodos. España. Brouwer.

 Nieto c. (1997) psicoterapia, principios, métodos. México. Pax.


 Portuondo, A.,(1980) Psicoterapia. España. Biblioteca Nueva.
 Virel, A. (1985), Vocabulario de las Psicoterapias. España. Gedisa.