Está en la página 1de 14

CONTAMINACIÓN DE LOS MARES

La introducción por parte del hombre, directa o indirectamente de sustancias o


energía en el medio marino y sus estuarios, que produce o puede producir efectos
nocivos y daños a los recursos vivos y a la vida marina, peligros para la salud
humana, obstrucción a las actividades marítimas, incluidas la pesca y otros usos
legítimos del mar, deterioro de la calidad del agua de mar para su uso seguro y
deterioro de los lugares de recreo. La contaminación de los mares es un problema
de todos y entre todos debemos solucionarlo.

Contaminación de los mares | Antecedentes

Debido a la inmensidad y profundidad de los océanos, hasta hace poco el


hombre creía que podría utilizarlos para verter basura y sustancias químicas
en cantidades ilimitadas sin que esto tuviera consecuencias importantes. Los
partidarios de continuar con los vertidos en los océanos incluso tenían un eslogan:
«La solución a la contaminación es la dilución.».

Ahora, basta con fijarse en el delta del río Mississippi, en la denominada


“Zona Muerta” del tamaño del estado de Nueva Jersey, que se forma cada
verano en el delta del río o la extensión de plásticos en descomposición en el
Pacífico Norte, para darse cuenta de que esta política de la dilución ha servido
para llevar al borde del caos lo que hace un tiempo era un ecosistema oceánico
próspero.
Contaminación de los mares | Diversas Formas de Contaminación

Durante miles de años, los océanos han sufrido a irremediablemente el ataque de


manos del hombre, la degradación sobre todo en las zonas costeras, se ha
acelerado notablemente en los 3 últimos siglos, la mismo ritmo que se han
aumentado los vertidos industriales y las aguas filtradas procedentes de las
explotaciones agrarias, ganaderas y vertidos de ciudades costeras.

Muchos de estos contaminantes se acumulan en las profundidades del


océano, donde son ingeridos por pequeños organismos marinos a través de los
cuales se introducen en la cadena alimentaria global. Los científicos incluso
han descubierto que los medicamentos que ingiere el hombre y que no llegan a
ser procesados completamente por su organismo acaban en el pescado que
comemos.
Algunos de los contaminantes más comunes derivados de la actividad
humana son los plaguicidas, herbicidas, fertilizantes químicos, detergentes,
hidrocarburos, aguas residuales, plásticos y otros sólidos.

Los fertilizantes ricos en nitrógeno que utilizan los productores agrícolas,


acaban en las corrientes, ríos y aguas subterráneas locales, y más tarde se
depositan en los estuarios, bahías y deltas. Este exceso de nutrientes puede
provocar un crecimiento masivo de algas que consumen el oxígeno del agua,
generando zonas en las que no puede haber vida marina o apenas existe. Los
científicos han descubierto 400 zonas muertas con estas características por todo
el planeta.
Los residuos sólidos como bolsas, espuma y otros desechos vertidos en los
océanos desde tierra o desde barcos en el mar acaban siendo con frecuencia
alimento de mamíferos marinos, peces y aves que los confunden con comida, con
consecuencias a menudo desastrosas. Las redes de pesca abandonadas
permanecen a la deriva durante años, y muchos peces y mamíferos acaban
enredados en ellas. En algunas regiones, las corrientes oceánicas arrastran
billones de objetos de plástico en descomposición y otros residuos hasta
formar remolinos gigantescos de basura.

Contaminación de los mares | Contaminación Acústica

La contaminación acústica, no siempre se tiene en cuenta como otro tipo de


contaminación de los mares. En grandes masas de agua, las ondas sonoras
pueden propagarse a lo largo de kilómetros sin perder prácticamente
intensidad.
La presencia cada vez mayor de barcos de recreo, instalaciones petrolíferas,
sonidos de gran potencia o constantes procedente de los barcos como son lo
sónares, instalaciones petrolíferas e incluso ruidos como los producidos por
terremotos, pueden alterarsustancialmente los patrones migratorios de
algunas especies, la comunicación entre ellas, la caza e incluso la
reproducción de muchos animales marinos, nos sobresaltamos cuando
aparecen las ballenas o delfines varados en la arena de las playas, producida
posiblemente por la alteración de los radares y sonares de los barcos.

Contaminación de los mares | Tipos de Desechos

Una gran variedad de objetos usados habitualmente pueden convertirse en


desechos marinos, como son bolsas plásticas, globos, boyas, cuerdas,
desperdicios médicos, botellas de vidrio y de plástico, encendedores de
plástico, latas de bebidas, poliéstireno extruído, hilos de pesca, redes y
variados desperdicios de cruceros o plataformas petrolíferas son la mayor
parte de los residuos encontrados flotando. Los envases de seis anillos (para
latas) son usados para denunciar el daño que esta basura puede hacer a la vida
marina.

El 80 % de los desechos marinos son plásticos, un componente que se ha


acumulado rápidamente desde la segunda guerra mundial. Los plásticos se
acumulan porque no se biodegradan, aunque se pudiese photodegradar por
exposición al sol, lo hace cuando están secos, ya que el agua inhibe la fotólisis.

Redes Fantasmas

Redes de pesca dejadas o perdidas por pescadores en el océano, las


denominadas redes fantasma, pueden atrapar a peces, delfines, tortugas marinas,
tiburones, dugong dugones, cocodrilos, aves marinas, cangrejos y otras criaturas.
Estas redes restringen el movimiento, causando hambre, cortes, laceraciones e
infecciones, y la asfixia en animales que necesitan volver a la superficie para
respirar.

Nurdles y Bolsas de Plástico

Los nurdles, también llamados «lagrimas de sirena», son unas bolitas de


plástico generalmente de menos de 5 mm de diámetro y son un componente
importante de los desechos marinos. Se usan como materias primas en la
manufactura de plásticos, y se estima que entran en ambientes naturales por
derrames accidentales.

También se generan por el desgaste físico de desechos plásticos más


grandes. Los nurdles se parecen mucho a los huevos de peces, lo que lleva a
la confusión a muchos depredadores marinos al confundirlos,
provocándoles una muerte terrible.
Las bolsas comunes de mercado pueden obstruir el tracto digestivo cuando
son ingeridas y causar la muerte por hambre al restringir el movimiento de comida,
o por llenar el estómago y engañar al animal que pude sentir que está saciado.

Contaminación de los mares | Impacto Ambiental

Los plásticos y en general los desechos marinos, provocan la muerte de


animales. Las especies que necesitan salir a respirar como son las ballenas,
delfines, tortugas o aves marinas, se ahogan al enredarse en las redes de
pescar que los pescadores dejan abandonadas, ocasionando verdaderos
destrozos medioambientales.

Los desechos flotantes que muchos animales marinos ingieren por error, ya
que se asemejan a su comida habitual. Los detritos de plástico voluminosos
pueden quedarse permanentemente en el tracto digestivo de los animales,
causando la muerte por perforación de tejidos o el bloqueo del paso de comida.
Según un estudio de 1999 de la Marine Reacerch Foundation, la masa de plástico
era seis veces mayor que la de plancton.
Los aditivos tóxicos usados en la fabricación del plástico pueden contaminar el
agua y los alrededores cuando son expuestos al agua. Los contaminantes
hídrofobicos transmitidos por el agua se agrupan en la superficie como detritos
plásticos, haciendo que el plástico encontrado en los océanos sea más tóxico que
el hallado en tierra. Los contaminantes hídrofobicos se bioacumulan en tejidos
grasos, biomagnificándose a lo largo de la cadena alimentaría, causado gran daño
a los superpredadores. Algunos aditivos plásticos son conocidos por interrumpir el
sistema endocrino, cuando son consumidos, otros pueden deteriorar el sistema
inmune o hacer decrecer la tasa reproductiva.

No son peligrosos todos los desechos de actividades humanas en el océano.


El hierro y el hormigón, hacen poco daño al medio ambiente, al estar
generalmente inmóviles, e incluso pueden ser usados como
arrecifes artificiales, incrementando la biodiversidad de las zonas
costeras. Se han hundido barcos deliberadamente para este motivo. Algunos
organismos se han adaptado a vivir en ambientes con detritos de plástico, lo que
ha permitido a los seres adaptados a los desechos dispersarse alrededor del
mundo y convertirse en especies invasivas en remotos ecosistemas.

Contaminación de los mares | Los mares

Se puede definir el mar como una gran superficie de agua salada, de tamaño
menor que los océanos. Generalmente, los mares forman parte de algún océano y
comunican con este por algún tipo de canal o estrecho natural. También es
habitual que se sitúen entre dos masas de tierra relativamente cercanas, aunque
pertenezcan a distintos continentes (véase el Mar Mediterráneo). Sin embargo, los
océanos ocupan vistos terrenos en los que existen grandes separaciones entre las
áreas de tierra firme más cercanas. Existen diferentes tipos de mares:
Mares continentales: Si sitúan dentro de los continentes y comunican con el
océano por medio de estrechos. Un ejemplo sería el Mar Mediterráneo.

Mares litorales: Son como golfos dentro de los océanos, como el Mar de Noruego
o de Beaufort.

Mares cerrados: Su designación correcta sería “lagos endorreicos”. Son grandes


lagos que no comunican con el océano ni forman parte de él, como el Mar Caspio
o el Mar Muerto.

Una de las mayores catástrofes que existen en este planeta, desde mi opinión, es
la que nosotros mismos generamos. Cómo de forma constante seguimos
contaminando aquello que nos permite vivir, cómo destrozamos la tierra, el agua y
el aire como si no fuera a pasar nada, ciegos a los daños que no dejamos de
causar.

Tanto los ríos como los mares nos dejan imágenes insólitas, catastróficas en las
que nuestros residuos aparecen flotando o en el fondo de la tierra. En el caso de
los mares suele haber una mayor incidencia en la etapa estival ya que es cuando
hay una mayor afluencia de personas; es tan demoledor ver cómo en una ola hay
bolsas de basura, botellas o cualquier otro tipo de envase que destroza el medio
ambiente y la vida que se fragua por debajo del agua…

Ya no sólo son los sedimentos que vertemos de forma consciente al mar, no nos
olvidemos de los vertidos industriales y urbanos que se realizan de forma
constante al agua. Aunque no lo oigamos todos los días, aunque no lo veamos
con nuestros propios ojos, no dejan de realizarse vertidos de todo tipo de niveles
de contaminación con las consecuencias pertinentes.

Los residuos radioactivos están en el fondo del mar, un mar que nosotros
contaminamos o permitimos impasibles que lo hagan, un mar que nos alimenta y
¿Luego nos impresiona que cada vez haya enfermedades más raras? Nuestra
alimentación se deteriora.

Por hacernos eco de los datos, se cree que el 80% de las diversas
sustancias que contaminan los mares provienen de la propia tierra; esto es, de
suelo urbano o industrial. De esas fuentes terrestres, la denominada como
contaminación difusa es la más importante, la cual incluye focos diversos tales
como vehículos, camiones o tanques sépticos, así como tierras de cultivo y otros.

Contaminación de los mares | Evitar la contaminación de los mares es vital

Por todo lo indicado hasta este punto, luchar por la contaminación de los mares es
de vital importancia, especialmente porque alrededor de aproximadamente el 60%
de las especies,viven en la franja de 60 kilómetros más próxima a la costa. O si lo
preferís, lucha por ti y por cada uno de los que vendrán, porque todo acaba por
deteriorarse, por cambiar y no siempre es hacia mejor.

Lo único que puedo decir es ¡Despertar!. Despertar y mirar todo lo que os rodea,
atreveros a investigar y ver cómo eran las cosas antes, cómo eran las montañas,
cómo brillaba el cielo, los polos y cómo eran las aguas que ahora mismo
envuelven en su manto nuestros propios residuos.

Hasta que no seamos conscientes y aceptemos lo que estamos haciendo, lo que


está sucediendo e impliquemos al mundo en un cambio importante y
absolutamente necesario, seguiremos viendo este tipo de estampas.

Contaminación de los mares | Efectos negativos de la contaminación de los


mares

El efecto más evidente es el perjuicio que la contaminación de los mares por culpa
del ser humano supone para la biodiversidad de la zona. La contaminación del
agua provoca que miles de especies de animales y plantas marinos vean
destruidos sus hábitats naturales (y, por tanto, reducidas sus posibilidades de
supervivencia, Las Naciones Unidas han calculado que la contaminación afecta a
casi un tercio de los mares del planeta y que esto ha provocado la extinción de
casi el 40% de los ecosistemas en estado más crítico.

En algunos casos, como en los vertidos de petróleo, se trata de catástrofes


naturales que pueden provocar la destrucción total de ecosistemas enteros y la
muerte de miles, millones de animales y plantas. Además, se trata de un tipo de
contaminación muy difícil de limpiar, tanto por la naturaleza del vertido como por la
inmensa cantidad que suelen derramarse al mar.
Por supuesto, esto repercute en la calidad de los alimentos que los humanos
nos llevamos a la boca y en la actividad de las industrias pesqueras, que ven
drásticamente reducido su volumen de operaciones.

La contaminación en los mares no es fácil de erradicar. Una vez que está ahí,
resulta muy difícil eliminarla. Se necesitarían grandes infraestructuras y enormes
costes para limpiaralgunas de las islas de basura y puntos negros que ya existen
en el mundo. Pero, ¿quién está dispuesto a asumir esta titánica empresa? La
cantidad de vertidos en el mar ha crecido a un ritmo de x100 en las últimas
décadas, por lo que “limpiar” a la misma velocidad que se contamina, es cada vez
más difícil.

Por otro lado, toda la suciedad acumulada, ya sea petróleo, plásticos, productos
químicos u otras muchas sustancias, tardan mucho tiempo en desaparecer y
durante ese tiempo no solo contaminan el agua, sino que también el aire en
incluso la tierra a través de las mareas y corrientes, que hacen llegar buena parte
de la basura a las costas.

Contaminación de los mares | ¿Cómo podemos contribuir al cuidado del


mar?

La contaminación marina es un problema que afecta tanto a los seres humanos


(por ejemplo, repercute muy negativamente en el turismo, como el propio
medioambiente y a los ecosistemas marinos.

Aunque es cierto que para evitar la contaminación de los mares se necesita la


acción conjunta de gobiernos, instituciones y compañías, también es cierto que
también está en nuestra mano, en las personas, aportar nuestro grano de arena
para evitar la contaminación marina, sin mirar lo que hacen los demás y sin pensar
que es un trabajo en balde. Hay muchas maneras de actuar por nosotros mismo,
por ejemplo:

Acude siempre que sea posible a ayudar en labores de limpieza en casos de


vertidos. Tenemos el ejemplo del Prestige, en el que miles de voluntarios se
afanaron en limpiar las costas de Galicia y buena parte del norte de España.
Cuidar el mar y a las especies marinas también es estar ahí el primero siempre
que lo necesiten.

Por otro lado, no hace falta esperar a una catástrofe ambiental en el mar para
ponerse las pilas, movidos muchas veces por el impacto mediático más que por
motivos realmente ecológicos. Siempre puede echar una pequeña mano en lo que
se refiere a la contaminación de los mares, mismamente cuando vas a la playa y
retiras algún vidrio o plástico que flota en el agua y lo depositas en su lugar
correspondiente. Cada pequeño gesto cuenta.

De nada sirve hacer esos pequeños gestos si luego nosotros mismo no ponemos
cuidado y no nos importa tirar cigarros, botellas o bolsas de basura al mar.
Algunos de los que leéis este blog seréis jóvenes (o, al menos, lo habréis sido) y
sabréis lo que es un botellón en la playa, por ejemplo. No somos vuestros padres
ni las autoridades pertinentes para deciros lo bien o mal que está hacer botellón
en la playa, pero sí podemos deciros que, si lo vais a hacer, recojáis luego todas
las bolsas, botellas de cristal, refrescos, etc.
Si eres de los que viaja en el mar, a bordo de barcas, yates o la embarcación que
sea, no arrojes la basura por la borda. Puede parecer un ejemplo tonto, pero todo
contribuye a la contaminación de los mares. Por ejemplo, un gesto tan simple
como tirar las anillas de plástico de los refrescos puede provocar la muerte por
asfixia de peces.

Otra forma interesante de cuidar el mar y la fauna marina es ofrecer ayuda, ya sea
económica o de voluntariado, a alguna asociación que luche contra la
contaminación en los mares y océanos.

Los que sean más valientes y vivan en una zona donde haya problemas de
contaminación marina, también pueden intentar concienciar a su comunidad
local y tratar de proponer cambios a los gobiernos s instituciones de turno.
Muchas veces la unión hace el poder y si se presiona, muchas veces se consigue
que los mandatarios actúen.

Todos estos consejos son igual de válidos para la contaminación del agua en
general, no solo para la contaminación de los mares. También en lagos, ríos u
océanos la contaminación destruye ecosistemas marinos y provoca la muerte de
millones de seres vivos.

Aquí tienes un vídeo donde puedes ver todos los problemas en el mar
ocasionados por la contaminación, además de un enlace para acceder a mas
información.