Está en la página 1de 20

c c 

c
   

Adopción homoparental
Nuevas familias

PRESENTA
Marina Ivette Sánchez Villada

INGENIERIA EN SISTEMAS
COMPUTACIONALES
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
©© Un pequeño tropiezo puede impedir una gran caída. >>
Dedico el presente documento a Dios y a mi familia.
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
a 
Portada««««««««««««««««««««««««««««««««i
Dedicatoria««««««««««««««««««««««««««««««.ii
Índice general«««««««««««««««««««««««««««««iii
Resumen«««««««««««««««««««««««««««««««iv

c
 

1.1 Antecedentes del problema««««««««««««««««««««««.2


1.2 Planteamiento del problema««««««««««««««««««««««2
1.3 Objetivo general«««««««««««««««««««««««««««2
1.4 Justificación«««««««««««««««««««««««««««««2
1.5 Alcances y
limitaciones««««««««««««««««««««««««..2

cc


2.1 Antecedentes de la
investigación««««««««««««««««««««..5

ccc


3.1 Hipótesis
seleccionada««««««««««««««««««««««««..12
3.2 Desarrollo de la
solución«««««««««««««««««««««««..13

Conclusión««««««««««««««««««««««««««.14

Anexos««««««««««««««««««««««««««««...15

Bibliografía«««««««««««««««««««««««««««16


Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
 
En la siguiente investigación nos encontraremos con aspectos importantes que
influyen en la adopción de matrimonios entre personas del mismo sexo así como
definiciones, un poco de historia, aspectos a favor y en contra y aceptación por
parte de la sociedad, iglesia y comunidad científica.
Y

Y Y

Y
Y

Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y


c
  
Y

Y
 
La comunidad homosexual está demandando derechos de igualdad en todo el
mundo, diariamente se tienen noticias de cómo este grupo lucha por legalizar sus
uniones, de cómo buscan fórmulas para validarse y poder adoptar a niños sin
hogar, y de cómo sistemáticamente son rechazados, discriminados y no
respetados sus derechos fundamentales, por parte de la sociedad en general.
Desde el 21 de diciembre del 2009, se permite la adopción a parejas
homosexuales en la Ciudad de México. La ciudad de México es la primera ciudad
de Latinoamérica en permitir la adopción a homosexuales. Fue el Distrito Federal,
el primero en el país en autorizar la adopción a homosexuales, lo cual ha
provocado gran polémica dentro de algunos sectores específicos de la población
heterosexual, quienes se han estado manifestando en contra de dicha
determinación. El 21 se aprobó una reforma al Código Civil (art. 146) que permite
que dos personas se casen, independientemente de su sexo, género, razón o
condición. Ese mismo día, diputados locales del PAN quisieron reformar otro
artículo (art. 390-391) para prohibir que matrimonios homosexuales pudieran
adoptar. La reforma no se hizo, el artículo quedó como estaba. Los matrimonios
en general, sean homosexuales o heterosexuales, podrán adoptar. Sin duda
alguna la adopción Homoparental nace en México a raíz de la ley de Sociedades
de Convivencia, pues fue ese el punto de partida para poder llegar al matrimonio
entre personas del mismo sexo.
  
¿Deben tener el derecho legislativo para poder adoptar?
¿Podrían criar bien a un hijo?
¿Traería problemas psicológicos/sociales al niño?
¿Están preparados?
¿La sociedad está preparada para esto?
 
Examinar los elementos a favor y en contra de adopciones de matrimonios entre
personas del mismo sexo.

   
En esta investigación encontraremos un acercamiento concreto y específico al
concepto de familia homoparental, realizado con el fin de ampliar la opinión a más
personas, hacerles llegar información sobre el tema y darles a conocer los
aspectos a favor y en contra que se hay.
  
La falta de información ha permitido que a la gente le cause tabú, sin embargo, si
ya es algo arriesgado el hablar tanto de homosexualidad como de matrimonios«
¿Qué será si se habla de adopciones?


-2-
 
Esta investigación solo tomara en cuenta el estudio y análisis de la información
referente al problema de las adopciones entre parejas de homosexuales, tomando
en consideración aquellos elementos que aporten razones con los cuales se
puedan realizar juicios valorativos respecto al papel que juega la ley y la sociedad
ante este tipo de hechos.
 
La principal limitante para realizar ésta investigación es la falta de información de
la sociedad así como también las personas de mente cerradas, las personas
homofóbicas y la falta de interés por saber de este tema.

-3-
cc











 c 
De acuerdo al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), la
Adopción es una figura jurídica que busca garantizar el derecho, de niñas, niños y
adolescentes, a ser parte de una familia. Por lo general, la Adopción es percibida
como la mejor estrategia para crear un proyecto de vida digno y pleno para los
niños sin familia ya que permite conciliar la necesidad y el deseo de éstos de
formar parte de un núcleo familiar, con el deseo de muchas familias de tener un
hijo.
La adopción homoparental es la adopción de un niño por parte de una persona o
una pareja de personas homosexuales, formándose una familia homoparental.
Las familias homoparentales se dan cuando gays, lesbianas y personas
transgénero (LGBT) se convierten en progenitores de uno o más niños, ya sea de
forma biológica o no-biológica. Los hombres gays se enfrentan a opciones que
incluyen: "acogida, variaciones de adopciones nacionales o internacionales,
sustitutos ("tradicionales" o gestacionales), y acuerdos por parentesco, en donde
pueden ser co-progenitores junto a una mujer o mujeres con las que tienen una
relación cercana pero no de tipo sexual.´ Los progenitores LGBT pueden ser
también personas solteras que están criando niños; en menor grado, puede
referirse en ocasiones a familias con hijos LGBT.

En el censo de los Estados Unidos de 2000 , el 33% de las familias compuestas


por parejas de mujeres y el 22% de las compuestas por parejas de hombres
informaron tener por lo menos un hijo menor de 18 años viviendo en su casa#.
Algunos hijos no saben que tienen un progenitor LGBT, ya que éste puede no salir
del armario nunca ante sus hijos; existe cierta variabilidad con este tema. Las
familias homoparentales en general, y la adopción homoparental en particular, son
temas de continua controversia política en muchos países occidentales, y
frecuentemente son parte de las guerras culturales entre conservadores y social
liberales. En enero de 2008, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó
que las parejas del mismo sexo tienen el derecho a adoptar un niño.

La investigación científica ha mostrado de manera consistente que padres gays y


madres lesbianas son tan capaces y adecuados como los padres y madres
heterosexuales. La investigación ha documentado que no existe relación entre la
orientación sexual de los progenitores y cualquier tipo de medida sobre la
adaptación emocional, psicosocial y conductual del menor. La American
Psychological Association también señala que "los resultados de algunos estudios
sugieren que las habilidades como progenitores de madres lesbianas y padres
gays pueden ser superiores a los de progenitores heterosexuales equivalentes."

-5-
La literatura existente indica que el bienestar físico, económico y psicológico de los
progenitores se incrementa con el matrimonio, y que los hijos se benefician al ser
criados por dos progenitores que se encuentran dentro de una unión legalmente
reconocida.

Aceptación

Sociedad

Éste es uno de los derechos otorgados a los homosexuales que más debate y
oposición ha suscitado, mientras que hay 8 estados europeos en los que el
matrimonio entre personas del mismo sexo es apoyado por más del 50% de los
ciudadanos, las adopciones homoparentales sólo son aceptadas por más de la
mitad de la población en 3 estados (Países Bajos, España y Suecia), y hay 4
estados donde menos del 10% de la población está a favor, mientras que en
ninguno hay un porcentaje tan bajo de apoyo al matrimonio entre parejas del
mismo sexo. En Polonia, Malta y la República Checa, la adopción recibe menos de
la mitad del apoyo popular que el matrimonio.

Comunidad científica

Existe una amplia evidencia que muestra que los menores criados por
progenitores del mismo sexo se desenvuelven igual de bien que aquellos criados
por progenitores de distinto sexo. Más de 25 años de investigación documentan
que no existe relación entre la orientación sexual de los progenitores y cualquier
medida de adaptación emocional, psicológica y conductual del menor. Estos datos
han demostrado que no existe riesgo para los menores como resultado de crecer
en una familia con uno o más progenitores gays.

La catedrática Judith Stacey, de la Universidad de Nueva York, señala que: "En


escasas ocasiones existe un consenso tan amplio en cualquier área de las
ciencias sociales como en el caso de las familias con progenitores gays, por lo que
la American Academy of Pediatrics y todas las grandes organizaciones
profesionales con experiencia en el bienestar de los menores han emitido informes
y resoluciones apoyando los derechos de gays y lesbianas como progenitores".
Estas organizaciones incluyen a la American Academy of Pediatrics, la American
Academy of Child and Adolescent Psychiatry, la American Psychiatric Association,
la American Psychological Association, la American Psychoanalytic Association, la
National Association of Social Workers, la Child Welfare League of America, la

-6-
North American Council on Adoptable Children, y la Canadian Psychological
Association (CPA). La CPA ha mostrado su preocupación sobre el hecho de que
algunas personas e instituciones estén tergiversando los hallazgos de la
investigación psicológica para apoyar sus posturas, más basadas en otros
sistemas de creencias o valores. No hay investigaciones que apoyen la creencia
generalizada de que el género de los progenitores sea importante para el
bienestar de los menores.

Algunos grupos creen que los menores criados por progenitores homosexuales
desarrollarán también preferencias homosexuales o bisexuales, o que tendrán
más probabilidades de tener una relación del mismo sexo.

La Iglesia católica

Por parte de la Diócesis de La Paz no ha fijado hasta el momento una postura,


pero tomando lo que el arzobispo primado de México, el cardenal Norberto Rivera
Carrera, comentó en entrevista con un medio de comunicación capitalino, calificó
de aberrante, inmoral, arbitraria, inadmisible y condenables las reformas al Código
Civil del Distrito Federal que permite a matrimonios entre personas del mismo
sexo y la posibilidad de adoptar hijos.

La Conferencia Episcopal de México emitió un comunicado en el cual se habla de


que los católicos son libres de actuar según lo que crean conveniente y agrega en
este, que los derechos civiles los pueden ejercer los ciudadanos también así como
los que profesan esta religión. A su vez en este comunicado, dice que es
necesario hacer los censos necesarios antes de aceptar disposiciones que afecten
de manera importante el acontecer social.

Del mismo modo, en el Vaticano, el papa Benedicto XVI en un documento


publicado hace unos días, denominado la Exhortación Apostólica del Sacramento
de Amor; estableció que no es negociable de que la Iglesia católica cambie su
perspectiva y se reitera la oposición al matrimonio homosexual. También se insiste
en este documento, en que la familia debe estar fundada en el matrimonio entre
un hombre y una mujer.

Requisitos para adoptar

ARTICULO 390. EL MAYOR DE VEINTICINCO AÑOS, LIBRE DE MATRIMONIO,


EN PLENO EJERCICIO DE SUS DERECHOS, PUEDE ADOPTAR UNO O MAS
MENORES O A UN INCAPACITADO, AUN CUANDO ESTE SEA MAYOR DE
EDAD, SIEMPRE QUE EL ADOPTANTE TENGA DIECISIETE AÑOS MAS QUE

-7-
EL ADOPTADO Y QUE ACREDITE ADEMAS:

I. QUE TIENE MEDIOS BASTANTES PARA PROVEER A LA SUBSISTENCIA, LA


EDUCACION Y EL CUIDADO DE LA PERSONA QUE TRATA DE ADOPTARSE,
COMO HIJO PROPIO, SEGUN LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA PERSONA QUE
TRATA DE ADOPTAR;

II. QUE LA ADOPCION ES BENEFICA PARA LA PERSONA QUE TRATA DE


ADOPTARSE, ATENDIENDO AL INTERES SUPERIOR DE LA MISMA, Y

III. QUE EL ADOPTANTE ES PERSONA APTA Y ADECUADA PARA ADOPTAR.

CUANDO CIRCUNSTANCIAS ESPECIALES LO ACONSEJEN, EL JUEZ PUEDE


AUTORIZAR LA ADOPCION DE DOS O MAS INCAPACITADOS O DE
MENORES E INCAPACITADOS SIMULTANEAMENTE.

Si los adoptantes son casados, es suficiente con que uno de los dos reúna los
requisitos.

Procedimientos para adoptar

1. Acudir a la entrevista en el área de Trabajo Social de cualquiera de los Centros


Nacionales para iniciar los trámites.

2. Acudir a la Subdirección de Asistencia Jurídica para integrar el expediente


durante un lapso no mayor de dos meses, los cuales empiezan a contar a partir de
la entrevista con el área de Trabajo Social. El expediente debe estar compuesto
por la siguiente documentación:

- Presentar carta manifestando la voluntad de adoptar, señalando la edad y sexo


del menor que se pretende adoptar.

- Presentar copias certificadas de actas de nacimiento de los solicitantes y de los


hijos que pudiesen tener y de matrimonio, según sea el caso.

- En los casos de concubinato deberán cumplirse los requisitos de la legislación


aplicable.

- Dos cartas de recomendación de personas que conozcan a los solicitantes, que


incluya domicilio y teléfono de las personas que los recomiendan.

- Una fotografía a color tamaño credencial de cada uno de los solicitantes.

- Diez fotografías tamaño postal a color todas en su casa que comprendan

-8-
fachada y todas las habitaciones interiores de la misma, así como de una reunión

familiar en la que participen los solicitantes.

- Certificado médico de buena salud de los solicitantes, expedido por institución


oficial, así como exámenes toxicológicos; expedidos por institución pública o
privada, debidamente acreditada.

- Constancia de trabajo, especificando puesto, antigüedad y sueldo, o


documentación que acredite fehacientemente los ingresos que perciben los
solicitantes; así como cualquier otro documento que acredite su solvencia
económica.

- Identificación oficial con fotografía de cada uno de los solicitantes (credencial de


elector o pasaporte).

- Comprobante de domicilio

- Llenar y firmar la solicitud proporcionada por el DIF Nacional (para su recepción y


trámite deben cumplirse los requisitos anteriores).

- Estudios socioeconómicos y psicológicos, que practicará el DIF Nacional.

3. Presentarse al Centro Nacional signado para iniciar los estudios


socioeconómicos y psicológicos correspondientes. Los resultados de dichos
estudios estarán listos en un lapso no mayor a tres meses. En caso de ser
aprobados, se ingresa a la lista donde permanecerá hasta la asignación de la niña
o niño, que se hará basados en las necesidades de las niñas (os) y perfil
psicológico.

Durante este periodo se deberá asistir a la Escuela de Padres Adoptivos, cuya


duración es de seis a ocho meses de acuerdo a los requerimientos del grupo. De
no ser aprobada su solicitud de adopción, se brindará la orientación
correspondiente.

4. Una vez asignada la niña o niño, convivirán tres meses hasta que se concluya
el proceso legal de adopción.

5. Facilitar las acciones de seguimiento de la niña o niño adoptados, que realizan


los profesionales del área de Trabajo Social y Psicología de los Centros
Nacionales Modelo de Atención, Investigación y Capacitación, Casa Cuna, Casa
hogar y Centro Amanecer para niños.

-9-
Código civil federal

ARTICULO 390. EL MAYOR DE VEINTICINCO AÑOS, LIBRE DE MATRIMONIO,


EN PLENO EJERCICIO DE SUS DERECHOS, PUEDE ADOPTAR UNO O MAS
MENORES O A UN INCAPACITADO, AUN CUANDO ESTE SEA MAYOR DE
EDAD, SIEMPRE QUE EL ADOPTANTE TENGA DIECISIETE AÑOS MAS QUE
EL ADOPTADO Y QUE ACREDITE ADEMAS:

I. QUE TIENE MEDIOS BASTANTES PARA PROVEER A LA SUBSISTENCIA, LA


EDUCACION Y EL CUIDADO DE LA PERSONA QUE TRATA DE ADOPTARSE,
COMO HIJO PROPIO, SEGUN LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA PERSONA QUE
TRATA DE ADOPTAR;

II. QUE LA ADOPCION ES BENEFICA PARA LA PERSONA QUE TRATA DE


ADOPTARSE, ATENDIENDO AL INTERES SUPERIOR DE LA MISMA, Y

III. QUE EL ADOPTANTE ES PERSONA APTA Y ADECUADA PARA ADOPTAR.

CUANDO CIRCUNSTANCIAS ESPECIALES LO ACONSEJEN, EL JUEZ PUEDE


AUTORIZAR LA ADOPCION DE DOS O MAS INCAPACITADOS O DE
MENORES E INCAPACITADOS SIMULTANEAMENTE.

ARTICULO 391. EL MARIDO Y LA MUJER PODRAN ADOPTAR, CUANDO LOS


DOS ESTEN CONFORMES EN CONSIDERAR AL ADOPTADO COMO HIJO Y
AUNQUE SOLO UNO DE LOS CONYUGES CUMPLA EL REQUISITO DE LA
EDAD A QUE SE REFIERE EL ARTICULO ANTERIOR, PERO SIEMPRE Y
CUANDO LA DIFERENCIA DE EDAD ENTRE CUALQUIERA DE LOS
ADOPTANTES Y EL ADOPTADO SEA DE DIECISIETE AÑOS CUANDO
MENOS. SE DEBERAN ACREDITAR ADEMAS LOS REQUISITOS PREVISTOS
EN LAS FRACCIONES DEL ARTICULO ANTERIOR.

ARTICULO 392. NADIE PUEDE SER ADOPTADO POR MAS DE UNA


PERSONA, SALVO EN EL CASO PREVISTO EN EL ARTICULO ANTERIOR.

ARTICULO 393. EL TUTOR NO PUEDE ADOPTAR AL PUPILO, SINO HASTA


DESPUES DE QUE HAYAN SIDO DEFINITIVAMENTE APROBADAS LAS
CUENTAS DE TUTELA.

Acercarnos a la realidad homosexual implica un ejercicio personal completo, que


plantea el desafío de revisar ideas, valores, principios y prejuicios, que uno como
sujeto observador posee y que inevitablemente juegan un rol importante en la
construcción de una visión al respecto.

-10-













ccc

G

El niño adoptado por este tipo de matrimonios no tiene capacidad ni posibilidad de


tener los dos grandes componentes de la naturaleza humana, que son la
masculinidad y la feminidad. Cada uno aporta, en el mundo occidental, todo lo que
significan esos dos ingredientes. Pero además, la adopción en parejas gays
significa una explotación del niño, que no puede defenderse de esta situación y
que la acepta porque una pareja, que no es familia ni matrimonio, consigue
adoptarle.

La personalidad y la educación de todo lo que es la estructura de la forma de ser


del niño se notaría afectada y, finalmente, las repercusiones y los riesgos que este
tipo de adopción tiene un resultado del cual no se está seguro de lo que terminará
siendo.

En cuanto a las consecuencias sobre todo que es más fácil que el niño se
homosexualice. Además, el niño tiene un sesgo; le falta información.

El niño comenzara a creer que eso es algo normal, aunque es verdad que los
homosexuales existen y ellos tienen todos los derechos, como cualquier ser
humano, aunque evidentemente esa conducta incluye muchos aspectos de
desorden.

Los niños adoptados por parejas homosexuales tienen más posibilidades de sufrir
un desajuste de la personalidad, lo que en inglés se llama ³personality disorder´.
Narcisismo, inmadurez y obsesiones son algunas de las manifestaciones de estas
personas, que presentan, en definitiva, una personalidad no bien construida.

Toda la experiencia de la educación de un niño en familia, entendida ésta como el


núcleo de la sociedad, su célula más importante. Los dos primeros elementos en
que el niño se apoya para construir su personalidad son sus padres. En ellos basa
lo que se llama el modelo de identidad.

Además de que esos niños tendrán una personalidad más endeble, inmadura,
insegura, inestable y con autoestima baja. Por otro lado, todo niño adoptado
siempre tiene una problemática de aceptación de la adopción (¿quiénes son mis
padres?, ¿de dónde procedo?, etc.). Pero en este caso, además, la pregunta es
³de dónde procedo yo´ y ³por qué tengo yo estos padres que me han adoptado,
con unas características distintas a las naturales y habituales´.

-12-

 

No parece que la mejor opción para niños y niñas huérfanos sea el ser adoptado
por personas que pudieran tener un desarrollo inadecuado de su identidad sexual
y donde la sociedad es más excepcional que habitual, siendo la estabilidad un
factor importantísimo para el buen desarrollo de cualquier niño.
Además no se considera prudente aventurarse en el terreno de la adopción de
niños y niñas por parejas del mismo sexo cuando existen muchas listas de espera
de parejas heterosexuales aptas para la adopción.
Más bien se debería examinar y diferir la evidencia científica existente sobre la
insistencia de dichos problemas en un tipo u otro de parejas sin utilizar
argumentos de populismo.

Por ello, es adecuado que se dé en adopción solo a aquellos matrimonios muy


estables ya sea de heterosexuales u homosexuales aceptando para este último
mencionado, los efectos que se puede ocasionar en el niño (ya que no hay paso
atrás debido a que la adopción homoparental ya es legal).

-13-
 

La evidencia científica que señala que el entorno educativo óptimo para niños y
niñas es el de una pareja heterosexual establemente comprometida en el
matrimonio es abrumadora. Por otra parte, hay dudas razonables, basadas en
estudios científicos, que cuestionan seriamente la idoneidad de las parejas del
mismo sexo para adoptar niños y niñas. Entre los factores más frecuentemente
encontrados podemos señalar problemas de salud mental, como la ansiedad y la
depresión, la inestabilidad de las relaciones homosexuales y los estilos de vida
más arriesgados como, por ejemplo, el mayor abuso de sustancias. No existe
ningún estudio suficientemente amplio y satisfactoriamente realizado desde el
punto de vista metodológico que avale la inexperiencia, o al menos la indiferencia,
de la adopción de niños y niñas por parejas del mismo sexo con respecto a
parejas heterosexuales establemente comprometidas en el matrimonio. Por el
contrario, existen estudios aceptablemente diseñados que indican que los niños y
niñas criados por personas del mismo sexo presentan peores valores en
diferentes indicadores de salud o sociabilidad.
Antes de aprobar leyes que involucren a los niños, lo más prudente sería seguir
estudiando esta cuestión para esclarecerla más. Evidentemente, esta opinión no
se basa en una obsesión anti-homosexualidad» y no hay que perder de vista que
tampoco sería la mejor opción para los niños y niñas, que les adoptaran
heterosexuales promiscuos, con adicciones, una persona violenta o una persona
menor de edad. En la actualidad, hay largas listas de espera de parejas estables
que reúnen mejores condiciones que las personas descritas anteriormente.
Estamos hablando, de hecho, del problema de la idoneidad para ser padres
adoptivos y este debate debería afrontarse sin dejar de lado los datos científicos
disponibles al respecto. Se trata, en definitiva, de buscar siempre la mejor opción
disponible para estos niños.
Para la mayoría de nosotros, nuestra realidad ha sido el tener un padre y una
madre y a pesar de que muchos hayan tenido la suerte de lograr salir adelante
faltando uno de los dos o ambos, no parece prudente que la experiencia milenaria
de construir de este modo con éxito la familia humana se eche abajo mediante
nuevas leyes que no tienen en cuenta ni la experiencia pasada ni los datos
científicos que corroboran su éxito.

-14-
 

Quienes se oponen a que las parejas homosexuales adopten niños huérfanos no


solamente condenan a los homosexuales sino sobre todo a los huérfanos.

Extrañamente, quienes se oponen a que las parejas del mismo sexo adopten a los
huérfanos se comportan como si fueran los celosos padres de los hijos a quienes
ellas quieren adoptar. Si así fuera, quizá los entenderíamos: nadie querría perder
a sus hijos para que una pareja de mujeres o de hombres, o incluso de mujer y
hombre, los adoptara.

Lo que suelen omitir, imperdonablemente, los opositores a las adopciones


homoparentales es que los huérfanos necesitan ser adoptados por alguien,
quienes sean, siempre y cuando responsablemente los quieran y los saquen
adelante, para estar mejor de lo que están.

La postura de los opositores sería un tanto más sostenible, aunque en este caso
podrían ser tachados de egoístas y acaparadores, si fueran ellos quienes
quisieran y pudieran adoptar a los huérfanos o se hicieran cargo, a ultranza, de
que parejas heterosexuales los adoptaran para que no lo hicieran las parejas del
mismo sexo que rechazan.

Como no van a hacer lo anterior, no lo han hecho, no lo están haciendo, esos


opositores actúan y se expresan irresponsable y hasta cruelmente, pues a lo que
conduce su oposición es a que los huérfanos no sean adoptados y continúen
anhelando formar parte de una familia que les ofrezca mejores condiciones de
vida.

Aunque a uno le resulte ajeno el modo de vida gay, no me cabe la menor duda de
que las parejas homosexuales deben poseer los mismos derechos civiles que el
resto de los ciudadanos: poder legalizar su unión, tener la posibilidad de adoptar
(puesto que carecen de la de procrear, como también les ocurre a algunas parejas
heterosexuales), de divorciarse, de pelear por la custodia de sus hijos adoptados,
de ser respetados como cualesquiera seres humanos, etc.

Lo más importante, sin embargo, no es eso, sino que los huérfanos tengan la
oportunidad de ser adoptados por quienes sean capaces de otorgarles una vida
mejor que la que llevan en su orfandad y, si estos forman una pareja homosexual
responsable y cariñosa, qué bien; si forman una heterosexual igualmente
responsable y cariñosa, ni se diga.

El debate, pues, no debería centrarse, como estamos viendo hoy, en quién se


opone y quién está a favor de que las parejas homosexuales adopten niños

-15-
huérfanos, sino en quiénes van a adoptarlos, quiénes tienen la disponibilidad de
hacerlo, independientemente de su vida sexual (que no tiene por qué incumbir a
los hijos), y qué clase de sociedad atestigua tales adopciones, algunas de ellas
urgentes e impostergables.

u


J Noyola, Emmanuel (22 de enero); Adopción homoparental y opositores.


Formato HTML; Consulta 6 de junio de 2010; Disponible en
http://www.letraslibres.com/blog/blogs/index.php?title=adopcion_homoparen
tal_y_opositores&more=1&c=1&tb=1&pb=1
J Rotengber, Eva y Agrest Wainer, Beatriz (2007); Homoparentalidades.
Formato HTML; Consulta 6 de junio de 2010; Disponible en
http://www.aperturas.org/articulos.php?id=0000621&a=Homoparentalidades
-Nuevas-familias
J Mazzo, Iturriaga, Rodrigo (3 de abril de 2009); Familias homoparentales:
¿cómo influyen en los niños? Formato HTML; Consulta 7 de junio 2010;
Disponible en http://www.bcn.cl/carpeta_temas_profundidad/familias-
homoparentales
J "Matrimonio" homosexual en debate. Formato HTML; Consulta 7 de junio
de 2010; Disponible en http://www.aciprensa.com/Familia/matri-homo.htm
J Henríquez, Benito (12 de febrero de 2008); Prejuicios sexuales: parejas
homosexuales y sus hijos. Formato HTML; Consulta 7 de junio de 2010;
Disponible en http://www.elnaveghable.cl/admin/render/noticia/13230
J Sainz, María (1 de octubre de 2004); Los expertos, divididos ante la
adopción por parejas homosexuales. Formato HTML; Consulta 7 de junio
de 2010; Disponible en
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2004/09/30/pediatria/1096566915.htm
l

-16-