Está en la página 1de 2

Agujero Preauricular:

El agujero preauricular es un pequeño orificio localizado en la parte anterior de la oreja y se


encuentra asociado a otros defectos genéticos , que se manifiestan con malformaciones del oído
externo, fístulas, sordera y anormalidades renales. Frecuentemente, el trayecto del agujero se
infecta y puede formarse un quiste que favorece el drenaje de secreción en forma intermitente.
Estas lesiones requieren quitarse por cirugía
La herencia es dominante con penetración variable.
Son más frecuentes en las mujeres y pueden ser bilaterales.
Pueden estar asociadas a otras malformaciones auriculares como falta del conducto auditivo
externo, lóbulo bífido, paladar hendido, falta del desarrollo del maxilar y otras fístulas.
A simple vista se observa un orificio puntiforme en la zona anterior de la rama ascendente del hélix,
generalmente por delante y arriba del trago .

Por línea general los pacientes con estas fístulas llegan a la consulta por sus complicaciones
infecciosas:
*Drenaje espontáneo de material seropurulento
*Absceso preauricular
*Piodermitis más eccema
*Entre otras complicaciones

¿Quienes tratan estas afecciones?


En un primer momento pediatras, especialmente cuando están infectadas. El tratamiento definitivo
será quirúrgico

¿Cuál es el tratamiento?
El tratamiento inicial es médico, indicando antibióticos y antisépticos locales. Una vez controlada la
infección se indicará la cirugía..

APENDICE PREAURICULAR

Los apéndices pre-auriculares son relativamente frecuentes y consisten en formaciones de piel que
se localizan en la parte anterior de la oreja Pueden ser unilaterales o bilaterales, hereditarios y son
más comunes en las niñas. Se presentan generalmente como malformaciones aisladas. Algunos,
que tienen una forma pediculada, se pueden quitar con cierta facilidad. Se quitan principalmente
por razones estéticas

Los apéndices preauriculares son anomalías congénitas del pabellón auricular que se presentan
con relativa frecuencia.
Las mismas consisten en simples prominencias de piel excesiva hasta amplias complejas
malformaciones de piel y cartílago. En otras palabras, es un trozo de piel (casi siempre
acompañado de cartílago) que aparece en la oreja, junto al orificio que da paso al oído externo.

¿Cual es el tratamiento?
El tratamiento consiste en su extirpación, y si bien la mayoría de los pediatras prefiere diferir la
cirugía, su extracción podría programarse inclusive durante el periodo neonatal.
Sin embargo cuando estas malformaciones se fusionan con el pabellón auricular (delgada lámina
amarilla y fibrocartilaginosa verdadero armazón de la oreja), es aconsejable diferir la operación
hasta que se complete el crecimiento del cartílago (4 años).
Aun mas en estos casos el cirujano infantil deberá evaluar si es conveniente contar con el concurso
de un especialista en cirugía reparadora.
Tener mucho cuidado y es importante escuchar atentamente la opinión de los padres del niño, a
veces es motivo de una gran preocupación originada en una estética desfavorable, especialmente
cuando se los hace esperar algún tiempo.
A pesar de lo comentado, es conveniente valorar cada caso en particular. Las repercusiones
emocionales observadas son un factor a considerar a la hora de indicar el momento operatorio.
Cuando son muchos y grandes se recomienda su operación entre los 3-4 años, para evitar
inconvenientes escolares y la percepción distorsionada de la "noción cuerpo" adquirida a partir de
esa edad.
Por último es conveniente aclarar muy bien que no hay datos que corroboren de modo científico las
míticas asociaciones con malformaciones renales que se les atribuían a los portadores de
apéndices preauriculares. Luego los pediatras deberán emplear con mucho criterio el asociar a lo
que en la literatura no existe.