Está en la página 1de 2

Cantos de Entrada

1. Alrededor de tu mesa
Alrededor de tu mesa, venimos a recordar,
alrededor de tu mesa, venimos a recordar,
que tu Palabra es camino, tu Cuerpo, fraternidad,
que tu Palabra es camino, tu Cuerpo, fraternidad.

1. Hemos venido a tu mesa


a renovar el misterio de tu amor,
con nuestras manos manchadas,
arrepentidos buscamos tu perdón.

2. Juntos y a veces sin vernos,


celebramos tu presencia, sin sentir,
que se interrumpe el camino,
si no vamos como hermanos hacia Ti.

2. El Señor nos llama


El Señor nos llama y nos reúne,
somos su pueblo, signo de unidad.
Él está en medio de nosotros,
sirve a la mesa, nos reparte el pan.

1. Por todos los caminos nos sales al encuentro,


por todos hemos visto señales de tu amor.
Tu pueblo se reúne, Señor, a bendecirte,
a celebrar con gozo tu paso salvador.

2. Convocas a tus fieles, nacidos de las aguas,


a festejar unidos la nueva creación.
La sala del banquete se llena de invitados;
estamos reunidos y en medio está el Señor.

3. Revélanos al Padre, oh Cristo, nuestra fiesta,


aumenta la esperanza de nuestro caminar.
Tu Espíritu divino nos dé la fortaleza,
los bienes que esperamos nos haga pregustar.

3. Pueblo de Reyes
Pueblo de reyes, asamblea santa, pueblo sacerdotal,
pueblo de Dios, bendice a tu Señor.

1.- Te cantamos, oh Hijo amado del Padre,


te alabamos, eterna Palabra, salida de Dios.
Te cantamos, oh Hijo de la Virgen María.
Te alabamos, oh Cristo nuestro hermano, nuestro Salvador.

2.- Te cantamos a Ti, esplendor de la Gloria,


te alabamos, Estrella radiante que anuncia el día.
Te cantamos, oh Luz que iluminas nuestras sombras,
te alabamos, Antorcha de la nueva Jerusalén.

4.- Te cantamos, Mesías que anunciaron los Profetas,


te alabamos, oh Hijo de Abraham e Hijo de David.
Te cantamos, Mesías esperado por los pobres,
te alabamos, oh Cristo nuestro Rey de humilde corazón.

5.- Te cantamos mediador entre Dios y los hombres,


te alabamos, oh Ruta viviente del cielo.
Te cantamos, Sacerdote de la Nueva Alianza,
te alabamos, Tú eres nuestra paz por la sangre de la cruz.

6.- Te cantamos, Cordero de la Pascua eterna,


te alabamos, oh Víctima que borras nuestros pecados.
Te cantamos, oh Templo de la Nueva Alianza,
te alabamos, oh Piedra Angular y Roca de Israel.

7.- Te cantamos, Pastor que nos conduces al Reino,


te alabamos, reúne a tus ovejas en un redil.
Te cantamos, oh Cristo manantial de la gracia,
te alabamos, oh Fuente de agua viva que apaga nuestra sed.

8.- Te cantamos, oh Viña plantada por el Padre,


te alabamos, oh Viña fecunda, nosotros tus sarmientos.
Te cantamos, oh Cristo maná verdadero,
te alabamos, oh Pan de la vida que el Padre nos da.

9.- Te cantamos, Imagen de Dios invisible,


te alabamos, oh Rey de justicia y Rey de paz.
Te cantamos, Primicias de aquellos que duermen,
te alabamos a Ti el viviente principio y fin.

4. Qué alegría cuando me dijeron


Qué alegría cuando me dijeron: vamos a la casa del Señor,
ya están pisando nuestros pies, tus umbrales Jerusalén.

1.- Jerusalén está fundada,


como ciudad bien compacta,
allá suben las tribus,
las tribus del Señor.

2.- Según la costumbre de Israel,


a celebrar el nombre del Señor:
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David.

3.- Desead la paz a Jerusalén:


vivan seguros los que te aman,
haya paz dentro de tus muros,
en tus palacios seguridad.

4.- Por mis hermanos y compañeros,


voy a decir: la paz contigo.
Por la casa del Señor nuestro Dios,
te deseo todo bien.

5. Reunidos en el nombre del Señor


Reunidos en el nombre del Señor
que nos ha congregado ante tu altar;
/ celebremos el misterio de la fe
bajo el signo del amor y la unidad. (bis)

1. Tú, Señor, das sentido a nuestra vida,


tu presencia nos ayuda a caminar,
tu Palabra es fuente de agua viva
que nosotros sedientos a tu mesa venimos a buscar.

2. Purifica con tu gracia nuestras manos,


ilumina nuestra mente con tu luz
que la fe se fortalezca en tu Palabra,
y tu Cuerpo tomado en alimento nos traiga la salud.

6. Vienen con Alegría


Vienen con alegría, Señor
cantando vienen con alegría, Señor,
los que caminan por la vida, Señor,
sembrando tu paz y amor.

1. Vienen trayendo la esperanza


a un mundo cargado de ansiedad,
a un mundo que busca y que no alcanza
caminos de amor y de amistad.

2. Vienen trayendo entre sus manos,


esfuerzos de hermanos por la paz,
deseos de un mundo más humano
que nace del bien y la verdad.

3. Cuando el odio y la violencia


aniden en nuestro corazón,
el mundo sabrá que por herencia
le aguardan la tristeza y el dolor.