Está en la página 1de 12

IDENTIDAD CORPORAL

Vivimos en la sociedad de la imagen. El cuerpo aparece


constantemente en nuestra vida cotidiana a través de medios como la TV, el
cine o la prensa.....

El cuerpo erotizado especialmente el de la que es utilizado por la


publicidad y los medios de comunicación para vender sus productos
vinculados a muchos y diferentes temas.

Actualmente los ideales de belleza cambian según los dictámenes de


la moda arrastrando a un descontento normativo. Es decir que la gran
mayoría están insatisfechas con su cuerpo,¿en que medida influye esto en
su sexualidad? ¿No es acaso la sexualidad un lenguaje corporal?.

MARCO TEÓRICO

El cuerpo es nuestra carta de presentación, a través de él creamos


nuestra propia imagen y esa imagen es la que mostramos a los demás. Por
todo eso, y en la sociedad en la que vivimos es muy importante nuestra
apariencia física.

La etapa de transición más importante en la evolución del cuerpo es


la adolescencia.

La adolescencia es una etapa de transición entre la edad infantil y la


edad adulta. El adolescente ve como los cambios que se producen en su
cuerpo modifican su posición respecto al entorno. Los cambios corporales
afectan también el estado de ánimo y viceversa. Por eso la adolescencia es
la etapa más conflictiva de la vida y aquella en la que somos más
influenciables por todo lo que nos rodea.

Pero a pesar de ello, a lo largo de nuestra vida nos seguimos viendo


influenciados por una infinidad de factores que hacen que la percepción
hacia nuestro propio cuerpo no sea la más favorable.

INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:

Vivimos en la época de las nuevas tecnologías y de los medios de


comunicación, donde, por desgracia, la imagen representa todo lo que
somos o llegaremos a ser.

Los medios de comunicación, a través del cine, la prensa y más


extensivamente la televisión, marcan el canon de belleza en una época en la
que la extrema delgadez es el estereotipo ideal de belleza.

Los medios de comunicación ejercen su influencia directamente e


indirectamente al influenciar los valores que transmiten los grupos de
socialización primarios como son la familia y la escuela, quienes se
encargan de generar en primer lugar el espacio en el que se crean los
valores de referencia, en general y en particular en relación al cuerpo y sus
atributos. Una vez proyectado el mensaje los medios de comunicación
también se encargan de reforzarlo a través de la exposición selectiva y
repetida de contenidos e imágenes. Así los medios de comunicación
representan el principal vehiculizador de los estándares culturales de
belleza asociados al cuerpo. Y esta presión por la delgadez para las mujeres
se ha intensificado en los últimos años.
Pero el ideal de belleza femenino no ha permanecido estático sino que
ha ido mutando al son de los tiempos incorporando cada vez cuerpos más
delgados y esbeltos, y los medios de comunicación están siendo los
encargados de su “masiva” difusión.

Este excesivo énfasis en la delgadez ha llevado a que


mayoritariamente se considere el peso como indicador de la insatisfacción
corporal de las mujeres . De hecho la mayoría de los personajes femeninos
de TV están más delgados que la media de las mujeres.

Como contrapartida tan sólo un pequeño porcentaje de mujeres en los


países occidentales están dentro de estos criterios presentados en los
medios de comunicación así, las mujeres se exponen repetidamente a las
imágenes de los medios que envían el mensaje de que la mujer no es
aceptada y atractiva si no presenta ese estándar de belleza excesivamente
delgado. Además los contenidos de los mensajes que los medios de
comunicación lanzan sobre la imagen corporal de las mujeres de las
sociedades occidentales muestran la asociación de la imagen corporal con
belleza y éxito claramente inmersos en los estereotipos de género dentro de
los que se sobrevaloriza el cuerpo de la mujer sobre otras cualidades.

Wolf (1991) enumera tres mentiras entorno a los valores relacionados


con la imagen corporal que se difunden en los medios de comunicación: (1)
La belleza, la juventud y la delgadez son condiciones indispensables para el
acceso al poder; (2) Cualquier mujer puede conseguirlo con esfuerzo; y, (3)
Nunca serás lo suficientemente bella, joven y delgada.
Mentiras que están latentes en la sociedad en la que vivimos y que
debemos trabajar para que cambien. Si los medios de comunicación tienen
gran influencia en los estereotipos de belleza, ¿por qué no usamos los
medios de comunicación para cambiar los mensajes emitidos hasta ahora?.

En la actualidad se reconoce que no hay una única causa de los TCA


sino que son causados por la interacción de factores fisiológicos o
biológicos, evolutivos, psicológicos y socioculturales. De todos estos
factores es necesario prestar atención al conjunto de factores más externos
al sujeto y a los que pueden estar expuestos un mayor número de personas:
los factores socioculturales, dentro de los que los medios de comunicación
se erigen como portavoces.

Las investigaciones actuales sobre los TCA que se dirigen


especialmente hacia el estudio de las variables socioculturales analizan
cómo influyen en la autovaloración negativa de la imagen corporal y la
estimulación de comportamientos alimentarios desajustados.

Precisamente los primeros estudios encaminados a analizar la relación


de los medios de comunicación con los TCA destacaron como dato
“alarmante” el decremento de peso de las modelos, las actrices y
participantes de concursos de belleza a lo largo de la historia.

Otra variable a tener en cuenta es el sexo, hay que destacar la mayor


incidencia de los TCA en mujeres (razón mujer/varón 10/1). En primer
lugar nuestra sociedad sigue sometiendo a hombres y mujeres a
estereotipos de género en función de los que se describen sus cualidades
(cómo deben ser) y prescriben sus conductas (qué deben hacer). Dentro de
los estereotipos de género se ha reforzado y estimulado la mayor
objetivización del cuerpo de las mujeres. Lo que supone considerar que en
ellas su aspecto físico es más importante que en ellos, asociando en las
mujeres de forma mas dramática la delgadez como estándar sociocultural
de belleza.

SEXUALIDAD E IMAGEN CORPORAL EN MUJERES CON


TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria constituyen unos de los


problemas más importantes a prevenir en la juventud de hoy en día,
especialmente en las mujeres, que representan el colectivo más afectado.
En estos trastornos, además de la inadecuada relación con la comida,
aparecen síntomas destacados como son los relativos a las relaciones
afectivo-sexuales.

En España se estima que aproximadamente entre el 1 y el 4,5% de


las adolescentes desarrollan anualmente algún TCA, siendo la Anorexia
Nerviosa (AN) y la Bulimia Nerviosa (BN) los más frecuentes.

En los cuadros clínicos que engloban los TCA el común


denominador en relación a las características psicopatológicas, junto a la
inadecuada “relación” que se mantiene con la comida, es la distorsión de la
imagen corporal, la baja autoestima, una personalidad perfeccionista
autoimpuesta, la rigidez y un aislamiento afectivo y social.
- Imagen Corporal y Sexualidad

El siglo XX se ha caracterizado por el culto al cuerpo y a su


exhibición. Dentro de esta nueva realidad de sobre-exposición y sobre-
valoración del cuerpo, el ideal de belleza ha ido evolucionando hasta
incorporar cada vez cuerpos más delgados y esbeltos. Pero los estándares
socioculturales de belleza no han discurrido de forma paralela para ambos
sexos. Para las mujeres el valor en alza está representado por los “cuerpos
tubulares”, esbeltos y extremadamente delgados, en los que se desdibujan
las curvas y se revaloriza el volumen del pecho. Para los hombres el cuerpo
ideal es un cuerpo musculoso cultivado a través del ejercicio físico.

La mayor “objetivización” de los cuerpos de las mujeres contribuye a


son éstas las que reciben un mayor número de mensajes a través de los
medios de comunicación y la publicidad, sobre cómo perder peso y
alcanzar el atractivo físico a costa de tener un cuerpo extremadamente
delgado. En consecuencia son las mujeres las que muestran una mayor
preocupación por la imagen corporal y una mayor insatisfacción con ésta.

Las mujeres con TCA interiorizan en mayor medida que las mujeres
sin trastornos las actitudes socioculturales hacia su apariencia física. Es to
es aplicable también al colectivo de hombres que sufren TCA, sobre todo
los homosexuales.

Las medidas actitudinales de la imagen corporal ejercen mayores


tamaños de efecto que las perceptivas, lo que significa que la distorsión de
la imagen corporal de las mujeres con TCA está más vinculada a las
actitudes y creencias negativas sobre sí mismas, por tanto la insatisfacción
con su cuerpo, que a un déficit perceptivo.
El atractivo físico autopercibido condiciona la valoración del
autoconcepto, la autoestima. La aceptación de la imagen corporal emerge
como un elemento central en el desarrollo de relaciones afectivo-sexuales
satisfactorias, ya que quien no está reconciliado con su figura corporal y
auto-agrade su cuerpo, parece difícil que pueda relacionarse positivamente
con los demás. La sexualidad es un lenguaje “corporal” y la insatisfacción
con el cuerpo limita su potencialidad comunicativa.

- Sexualidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria

Un estudio realizado por Evans y Wertherm (1998) comprueban con


una muestra de 360 mujeres australianas que aquéllas con trastornos
muestran una menor proximidad y satisfacción en las relaciones íntimas;
también existe la presencia de un estilo de apego inseguro que se
corresponde con las dificultades y problemas relativos a la esfera relacional
con la pareja afectivo-sexual.

Gupta y colaboradores (1995) comprueban que las mujeres con TCA


han recibido un menor contacto físico y caricias durante la infancia que las
mujeres del grupo control sin trastornos; lo que podría ayudar a explicar los
problemas relacionales-afectivos, así como los problemas sexuales de estas
mujeres.

Los estudios sobre el funcionamiento sexual de las mujeres con TCA


plantean que aquellas diagnosticadas con AN tienen un peor
funcionamiento sexual, mantienen relaciones sexuales con menor
frecuencia, tienen una peor autoimagen y valoran más negativamente su
atractivo sexual. Las diagnosticadas con BN están más satisfechas consigo
mismas y con su imagen corporal que las anoréxicas y se involucran en
actividades sexuales con mayor frecuencia. No obstante, las chicas con BN
no significa que estas relaciones sexuales sean más satisfactorias, de hecho
se sienten insatisfechas y utilizadas; la causa de la frecuencia con la que
mantienen relaciones sexuales es que se sienten sin control sobre sus
impulsos y utilizan la sexualidad como medida de incrementar su
autoestima.

MARCO PRÁCTICO

Para hablar de todo ello hemos salido a la calle a preguntar a los


jóvenes. Estas son sus respuestas:

” IDENTIDAD CORPORAL”

Preguntas:

1. ¿Qué entiendes por libertad sexual y corporal?


2. ¿Crees que la sociedad se entromete en tu libertad?¿de que
manera?¿a través de que medios?
3. ¿Qué influencia tiene la publicidad en la sociedad?¿Influye en
ti?¿Qué imágenes salen de ella?
4. ¿Y el cine?¿Qué tipo de personas salen en las escenas de sexo en el
cine?
5. Según la publicidad y el cine ¿belleza es igual a sexo?
6. Mensaje positivo relacionando identidad corporal y sexualidad.
Opiniones de la calle:

1-¿Qué entiendes por libertad sexual y corporal?

Los entrevistados han respondido que esta es la posibilidad que cada


persona tiene para expresarse sexualmente independientemente de su
condición sexual.

2-¿Crees que la sociedad se entromete en tu libertad?,¿de que


manera?,¿a través de que medios?

Todos opinan que la sociedad interfiere el la libertad de cada persona


de una forma subliminal. A pesar de ello todos están de acuerdo en que la
culpa de esta intromisión está en cada uno de nosotros por permitirlo. Los
medios más utilizados son la tv, cine, moda, tendencias, publicidad y otras.

3-¿Qué influencia tiene la publicidad en la sociedad?,¿ influye en


ti?,¿qué imágenes salen de ella?

Su influencia es directa y muy grande hasta el punto de condicionar


la vida de las personas e incluso provocarle trastornos graves. Esta no
influye en nuestros encuestados que todos responden que no se dejan
influenciar o lo menos posible. Las imágenes que nos muestran no son
acordes con la realidad y por ello se deben omitir.
4-¿Y el cine?,¿Qué tipo de personas salen en las escenas de sexo en el
cine?

Salen personas que por lo general tienes unos estereotipos perfectos


pero que no se corresponde con la generalidad de la población. Son cuerpos
perfectos simplemente para hacer ese tipo de escenas.

5-Según la publicidad y el cine ¿belleza es igual a sexo?

Todos nuestros encuestados coinciden en que belleza no es igual a


sexo. Existen otras características que definen a una persona que provoca
por así decirlo que esta tenga relaciones tanto afectivas como sexuales con
otras personas. Es un mito creado pero que es falso.

6-Mensaje positivo relacionando identidad corporal y sexualidad.

Nosotros decidimos que hacer con nuestro cuerpo y nuestra


sexualidad.
Cada ser humano posee una libertad para hacer lo que crea más
conveniente y poder disfrutar de él mismo y de los demás.
La aceptación de nosotros mismos nos hace aceptar a los demás tal y
como son.
REFLEXIONES

Nuestro objetivo primordial es influir en la gente de manera positiva,


abriéndoles los ojos a aquellas personas que creen que la imagen corporal
lo es todo.

Vivimos dentro de un sistema económico capitalista basado en el


consumo, en el cual el cuerpo se ha convertido en un objeto de mercado.

El cuerpo aparece en nuestra vida cotidiana; en la revistas, en el cine,


en la televisión, etc, llegando a unir belleza con éxito y en las imágenes que
llegan a los espectadores, tanto la sexualidad como el erotismo son
utilizados para vender productos.

No es la cantidad de tiempo que uno emplee en ver la televisión o en


leer revistas lo que hace que una persona se vuelva vulnerable a la
insatisfacción corporal, es el contenido de las programaciones. Nos
muestran constantemente mujeres y hombres “perfectos”, dietas, moda e
incluso absurdos cuestionarios que nos dicen como debemos vivir nuestra
sexualidad.

Después de haber hablado con muchas personas diferentes y con


desiguales cualidades, tanto físicas, estética como intelectuales, hemos
llegado a la conclusión de que es mucha la juventud que no se deja
influenciar por lo dicho anteriormente. Se encuentran orgullosos de ser
como son y opinan que el saber vivir con el cuerpo que les ha tocado les
abre muchas puertas hacia la felicidad y al bienestar en sus relaciones
personales y con los demás.
Debemos saber que en la sociedad en la que vivimos se ha impuesto
unos prototipos, tanto de hombre como de mujer que no son reales, o por lo
menos no representan a la mayor parte de la población. Estos prototipos
están caracterizados por una extrema delgadez, altura y belleza absoluta.
Pues bien, el problema surge cuando nos proponemos objetivos o metas
que no podemos alcanzar. Resulta insalubre que una chica llegue a pesar 50
kilos si mide 1,80 de estatura.

Toda la juventud puede sentirse sometida al bombardeo constante


por parte de los medios de comunicación, pero son los adolescentes los que
pueden llegar a influenciarse en mayor mediada, debido a los cambios
corporales que se producen en esta etapa, llegando a darle demasiada
importancia a la imagen personal, repercutiendo enormemente en la propia
autoestima.

A continuación podemos demostrar que todo lo que nos muestran no


es real. Esperamos que os convenzáis y que os sea útil.

POWERT POINT
(Milagros del photoshop)