Está en la página 1de 10

CIVIL I.

INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.


TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

de carácter obligatorio y coercible, inspirado en un criterio de justicia, y


TEMA 5. ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA: LA
la disposición normativa que normalmente sirve de vehículo a aquélla.
CONSTITUCIÓN Y LAS LEYES. La noción de ordenamiento jurídico.
No obstante, no es necesario que exista una disposición o un texto
La norma jurídica: concepto, estructura, caracteres y clases. La
normativo concreto para que pueda hablarse de norma jurídica, ya que por
génesis de las normas jurídicas: las fuentes del Derecho. El sistema
ejemplo, las costumbres son normas jurídicas vinculantes, por otra parte,
de fuentes en el ordenamiento jurídico español: determinación y
las disposiciones normativas escritas no son todas ellas portadoras de una
jerarquía de las diferentes fuentes. La Constitución como norma
norma jurídica.
superior del ordenamiento jurídico. Significados del término ley. Los
requisitos formales y materiales de la Ley. Las clases de disposiciones 1.2. Disposiciones completas e incompletas.
estatales. Para resaltar lo dicho es tradicional recurrir a la distinción entre
1. ESTRUCTURA GENERAL Y CLASES DE NORMAS JURÍDICAS. disposiciones jurídicas completas e incompletas, las primeras serían
portadoras de una norma jurídica propiamente dicha, mientras que las
El Derecho es fundamentalmente un instrumento ordenador de la
disposiciones jurídicas incompletas requerirían ser combinadas con otras
convivencia social y, por tanto, se estructura sobre la base de un conjunto
del mismo carácter o con disposiciones completas a las que estén
de reglas que tratan de dar solución a los diversos conflictos sociales.
referidas.
Tales reglas son denominadas normas jurídicas para distinguirlas así de
Pueden clasificarse como incompletas:
otros tipos de reglas de conducta que caen fuera del mundo del Derecho,
 Las disposiciones que tienen por finalidad aclarar o desenvolver
por ejemplo, las reglas de cortesía o de buena educación.
conceptos o ideas fijadas en otras normas jurídicas.
El carácter propio de las normas jurídicas viene dado por su
 Las disposiciones de remisión o reenvío, en virtud de las cuales
obligatoriedad y la coercibilidad. Al afirmar que las normas jurídicas son
la solución a un supuesto de hecho determinado se ha de lograr aplicando
coercitivas se pretende resaltar que la falta de observancia o respeto a
reglas previstas expresamente por la ley para otro supuesto de hecho. Así
las mismas puede originar su imposición por la fuerza, conforme a los
pues, son disposiciones que no contienen en sí una regulación propia y que
instrumentos previstos por el Ordenamiento Jurídico.
se limitan a reenviar o remitir a una normativa ya existente.
1.1. Norma jurídica y disposición normativa.  Las disposiciones que se limitan a concretar la aplicación y
Las normas jurídicas se caracterizan por contener un mandato que eficacia, en determinados casos, de una verdadera norma.
vincula a todos los miembros de una determinada comunidad organizada, en 1.3. La estructura de la norma: supuesto de hecho y consecuencia
cuanto emanado de las instituciones o grupos sociales legitimados para jurídica.
ello. Tan norma jurídica es hoy en día una ley emanada de las Cortes
La existencia de una norma jurídica requiere que la disposición o
Generales, cuanto las costumbres campesinas relativas a ciertos contratos
texto a considerar contenga un mandato relativo a un conflicto de
agrarios.
intereses que, por su trascendencia social, merezca la contemplación del
Por ello, conviene desde ahora diferenciar claramente entre la
Derecho.
norma jurídica en sí, precepto regulador de la conducta de los ciudadanos,

Página 1 de 10. Tema 5.


CIVIL I.
INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.
TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

De tal manera, la norma jurídica precisa, al menos, dos elementos 1.5. Normas de Derecho común y de Derecho especial.
fundamentales: una realidad social a regular y un mandato o precepto Atendiendo a la generalidad de las normas jurídicas y a la
(prohibitivo o permisivo) referido a dicha realidad. Ambos elementos son especialización de las diversas ramas del Derecho, de forma instrumental
formulados en la norma con carácter general y abstracto y suelen ser y para evitar lagunas del Derecho, así como reiteraciones innecesarias, es
identificados por la doctrina con los nombres de supuesto de hecho y frecuente y necesario distinguir entre normas de Derecho común y de
consecuencia jurídica. Derecho especial.
Denomínese supuesto de hecho a las diversas situaciones fácticas Con semejante contraposición se pretende destacar que ciertas
a que están dirigidas las normas. Lo mismo puede tratarse de un acto normas o sectores normativos tienen por objeto la regulación de materias
humano, que de hechos naturales, así como cualesquiera otras situaciones o relaciones jurídicas determinadas y concretas o, mejor, están dirigidas
o circunstancias sociales que, por su generalizada existencia, aconsejen hacia un sector determinado de los destinatarios potenciales de las
ser reguladas. normas (los ciudadanos). Así pues, éstos vienen considerados como
La consecuencia jurídica ha de referirse en cambio al campo del integrantes de ciertos colectivos que están sometidos a un régimen
deber ser. Las reglas jurídicas son fundamentalmente reglas de carácter jurídico propio, al que se le considera especial, a los comerciantes y
preceptivo que contienen siempre una valoración del conflicto de intereses empresarios se les aplicará el Derecho mercantil, a los trabajadores por
que tienen a resolver, así como la atribución de derechos o imposición de cuenta ajena, el Derecho laboral...
obligaciones que comportan. La norma jurídica no puede entenderse nunca Frente a ello, al sector normativo que constituye el tronco común
en clave descriptiva. del Derecho y que regula las relaciones entre personas sin ulteriores
1.4. Abstracción y generalidad de la norma. calificativos, se le denomina Derecho común para resaltar que el mismo
tiene una mayor generalidad y, por consiguiente, cumple una función
La norma ha de ser formulada de forma general y abstracta, de tal
supletoria respecto del Derecho especial.
modo que el precepto o mandato valga para solucionar la generalidad de los
En nuestro Ordenamiento jurídico, la función del Derecho común
conflictos sociales que pueden plantearse, atendiendo de una parte a los
viene desempeñada por el Derecho Civil y, en particular, por el Código
destinatarios y, de otra, a la multiplicidad de los supuestos de hecho que
Civil, cuyo artículo 4.3. dispone precisamente que “las disposiciones de
puedan darse en la materia regulada por la norma.
este Código se aplicarán como supletorias en las materias regidas por
La nota de la generalidad significa que la norma no está dirigida a
otras leyes”.
una persona concreta y determinada, sino a una serie de personas o a la
colectividad toda. 1.6. Normas de Derecho general y de Derecho particular.
La abstracción viene requerida por la multiplicidad de los La generalidad de las normas jurídicas también tienen un
supuestos de hecho: la norma jurídica no puede contemplar el supuesto de componente territorial, en el sentido de que normalmente son de
hecho concreto sino que debe quedar circunscrita a un supuesto tipo que aplicación en todo el territorio de una comunidad política dada. En España,
permita su adecuación a una serie hipotética y pormenorizada de adquieren particular importancia los denominados Derechos forales, como
supuestos de hecho. subsistemas del Derecho civil aplicables en Aragón, Baleares, Cataluña,

Página 2 de 10. Tema 5.


CIVIL I.
INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.
TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

Galicia, País Vasco y Navarra. De otra parte, es obvio que las normas  Normas dispositivas, son mandatos normativos reguladores de
consuetudinarias, las costumbres, por su propia naturaleza, difícilmente supuestos de hecho que pueden ser sustituidos por las personas
encontrarán un campo de aplicación que coincida con todo el territorio interesadas en ellos por reglas diversas. En tal caso, la norma jurídica
nacional. Finalmente, es de destacar que el actual Estado Autonómico desempeña una función supletoria.
surgido de la Constitución española de 1978 implica, que en la medida de Hablando en términos muy generales, el Derecho civil está
sus competencias, cada una de las Comunidades Autónomas cuanta con un compuesto fundamentalmente por normas dispositivas. Por el contrario, el
Derecho propio. Derecho público (administrativo, fiscal o procesal) desconoce
Las normas se dividen, según los ámbitos territoriales de prácticamente la capacidad de autorregulación por los particulares.
aplicación en:
2. LA GÉNESIS DE LAS NORMAS JURÍDICAS: LAS FUENTES DEL
 Normas de Derecho general: aplicables en todo el territorio
ORDENAMIENTO JURÍDICO ESPAÑOL:
nacional, y
 Normas de Derecho particular: aplicables a límites 2.1. El planteamiento civilista y el significado de la expresión “fuentes
territoriales más reducidos: comarcas (fundamentalmente en las del Derecho”.
costumbres), regiones (los Derechos forales) o Comunidades Autónomas. Según dispone el artículo 1.1. del Código Civil, “las fuentes del
ordenamiento jurídico español son la ley, la costumbre y los principios
1.7. La imperatividad del Derecho: normas imperativas y dispositivas.
generales del derecho”.
En cuanto instrumento ordenador de las relaciones sociales, el
Desde un punto de vista puramente técnico, al hablar de fuentes
Derecho y las normas jurídicas que lo integran se caracterizan,
del Derecho se está haciendo referencia al cómo se generan las normas
genéricamente, por su imperatividad: el mandato contenido en la norma
jurídicas, al “modo de producción de las normas jurídicas” en un doble
tiene por finalidad ser cumplido.
sentido:
Sin embargo, el mandato normativo no tiene siempre el carácter de
 Formal, en cuanto modos o formas de manifestación del
una imposición o prohibición al ciudadano. Hay veces en que la norma
Derecho, ora a través de la ley o a través de costumbre: fuente en sentido
pretende resolver problemas sociales que pueden presentarse si las
formal.
personas al celebrar un determinado acto o contrato no son
 Material, al considerar las instituciones o grupos sociales que
particularmente previsoras. Esto nos obliga a distinguir entre:
tienen capacidad normativa (las Cortes Generales, el gobierno): fuente en
 Normas imperativas propiamente dichas (o de ius cogens),
sentido material.
caracterizadas porque el mandato normativo no permite modificación
Otros posibles significados de la expresión “fuentes del Derecho”:
alguna por los particulares. El supuesto de hecho regulado queda
 Al preguntarse sobre el porqué último del Derecho, se suele
obligatoriamente circunscrito a la previsión legal, sin que la voluntad
hablar de Fuente legitimadora del mismo, en el sentido que el
contraria de los sujetos intervinientes pueda derogarlo y sustituirlo por
Ordenamiento jurídico se asienta en las ideas comunes sobre la Justicia
otra regla diferente.
como último principio inspirador, o en las ideas generales del Derecho
Natural.

Página 3 de 10. Tema 5.


CIVIL I.
INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.
TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

 En sentido menos elevado, también se habla de fuentes de 3. LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 27 DE DICIEMBRE DE 1978.
conocimiento del Derecho para hacer referencia al instrumental del que se
3.1. Caracterización general de la Constitución Española.
sirven los juristas para identificar el Derecho positivo de una determinada
colectividad y un preciso momento histórico. En el preámbulo de la Constitución y, sobre todo, en su artículo 1 1,
se identifican los principios de libertad, justicia, igualdad y pluralismo
2.2. La consideración del tema desde el prisma constitucional. político como los valores superiores del ordenamiento jurídico.
Se ha afirmado que el título preliminar del Código Civil tiene “valor La Constitución promulgada el 29 de diciembre de 1978 se podría
constitucional”, pero no cabe duda de que mayor valor constitucional tiene caracterizar ante todo, porque es una Constitución bastante amplia, con
el propio artículo 1.2. de la Constitución Española: “la soberanía nacional 169 artículos. Es la más extensa de todas las anteriores salvo la de Cádiz.
reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. Junto su acusada longitud, ha de resaltarse igualmente que no es
Al ser la Constitución Española una derivación de dicha soberanía una Constitución ni original ni novedosa, sino que sigue modelos bien
nacional, es precisamente ella la que delimita el verdadero sistema conocidos.
normativo y donde se asientan las capacidades normativas de las De otra parte, la ineludible necesidad de buscar un consenso entre
instituciones y del pueblo. las diversas fuerzas políticas, de lograr soluciones de compromiso, ha
Conforme a ella, tanto el Estado central, a través de las Cortes traído consigo las otras características típicas de la Constitución
Generales, cuanto las diversas Comunidades Autónomas, a través de sus Española: la imprecisión y la ambigüedad. El aspecto positivo es que como
Parlamentos o Asambleas legislativas pueden dictar leyes en sus no es una ideología absoluta la que impregna la Constitución, permite que
respectivos territorios. gobiernen fuerzas políticas de distinto signo.
De otra parte, resulta que la tensión entre ley y costumbre que Por ello, la Constitución puede considerarse, en definitiva, como
planea en el articulado del Código Civil no es expandible a otros sectores una Constitución realista y adecuada a las circunstancias socioeconómicas
sistemáticos (o “ramas”) del Derecho, en los que la costumbre no actuales de la Nación.
desempeña papel alguno. Debe finalmente señalarse que la Constitución es rígida ya que su
Por otra parte, hay que tener en cuenta que si el Código Civil tiene reforma2 requiere un algo grado de consenso entre los parlamentarios que
una visión “interna” (o nacional) del sistema normativo y de fuentes del 1
Artículo 1. 1. España se constituye en un Estado social y democrático de
Derecho, la Constitución hace gala de una visión más “internacional” al
Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la
prever el ingreso en las Comunidades Europeas. libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
2
TITULO X. DE LA REFORMA CONSTITUCIONAL
Artículo 166. La iniciativa de reforma constitucional se ejercerá en los términos
previstos en los apartados 1 y 2 art. 87.
Artículo 167. 1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados
por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo
entre ambas, se intentará obtenerlo mediante la creación de una Comisión de
composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será

Página 4 de 10. Tema 5.


CIVIL I.
INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.
TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

representan al pueblo, como Diputados o Senadores, en las Cortes  Convocatoria de referéndum para ratificación del nuevo texto
Generales: constitucional.
a) Cualquier proyecto de reforma constitucional deberá ser
3.2. Eficacia normativa de la Constitución Española.
aprobado por una mayoría de tres quintos (60 por 100) de cada una de las
Con independencia de que la Constitución contenga ciertamente
Cámaras.
b) En caso de que la reforma afecte a toda la Constitución o a una algunas declaraciones programáticas, lo cierto es que no cabe negar el
valor propiamente normativo de la Constitución ya que se ha de
parte sustancial de la misma (Título preliminar, Derechos y Libertades de
los ciudadanos y sistema de monarquía parlamentaria), se exigen de forma caracterizar ante todo como norma jurídica superior del ordenamiento
jurídico.
cumulativa, los siguientes requisitos:
 Que se apruebe el proyecto por mayoría de dos tercios (66,66 Es una norma superior, porque en ella se define el propio sistema
de fuentes del Derecho y porque se autoconfigura como Constitución
por 100) de Diputados y Senadores y se proceda a disolver las Cortes
Generales y convocar nuevas elecciones generales. rígida, autoconcediéndose una superlegalidad formal, no se puede
modificar más que con los procedimientos reforzados de reforma
 Que las nuevas Cámaras aprueben el texto constitucional
igualmente por mayoría de dos tercios en cada una de ellas. constitucional y una superlegalidad material, de acuerdo con la cual todo el
resto del ordenamiento jurídico ha de adecuarse a la Constitución y a los
principios y valores constitucionales.
Así lo imponen, fundamentalmente, el artículo 9.1 de la
votado por el Congreso y el Senado.
2. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y Constitución: Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la
siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Constitución y al resto del ordenamiento jurídico; y, de otra parte, la
Senado, el Congreso, por mayoría de dos tercios, podrá aprobar la reforma. disposición derogatoria tercera: “Quedan derogadas cuantas disposiciones
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum se opongan a lo establecido en esta Constitución”.
para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su Los preceptos y principios constitucionales vinculan a los Jueces y
aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras. Tribunales en general, quienes, por tanto, no deben aplicar la legislación
Artículo 168. 1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una
preconstitucional cuando contradiga a la Constitución, pese a que el juicio
parcial que afecte al Título preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del
definitivo sobre la constitucionalidad e inconstitucionalidad de una norma
Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de
corresponda en exclusiva al Tribunal Constitucional.
dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del 4. LAS LEYES.
nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de
En Derecho, ley es un término utilizado en muy diferentes
ambas Cámaras.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum sentidos, comprendiendo en general todas las normas generales y
para su ratificación. abstractas dictadas por los poderes constituidos (ley material) y,
Artículo 169. No podrá iniciarse la reforma constitucional en tiempo de guerra o asimismo, aquellas disposiciones reservadas exclusivamente al poder
de vigencia de alguno de los estados previstos en el art. 116. legislativo (ley formal).

Página 5 de 10. Tema 5.


CIVIL I.
INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.
TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

El hecho de que puedan existir diversos tipos de disposiciones  La aprobación de los Estatutos de Autonomía de las diversas
normativas a la que genéricamente se las denomina leyes o disposiciones Comunidades Autónomas.
legales, obliga a establecer una jerarquía normativa 3 entre ellas,  El régimen electoral general.
consagrada por la Constitución (artículo 9.3: “La Constitución garantiza...  Las demás previstas en la Constitución.
la jerarquía normativa”). Esta última revisión de carácter genérico se extendería a las
siguientes materias:
4.1. Leyes Orgánicas y Leyes Ordinarias.
 Bases de la organización militar (artículo 8.2).
De acuerdo con la Constitución española vigente, las normas  Defensor del Pueblo (artículo 54).
legales emanadas directamente del poder legislativo asumen la forma de  Suspensión individual de la inviolabilidad del domicilio, secreto
leyes orgánicas o de leyes ordinarias, diferenciándose fundamentalmente de las comunicaciones y del plazo máximo de detención preventiva
entre ambas porque las primeras, por imperativo del artículo 81.2 de la (artículo 55) en caso de investigaciones relacionadas con el terrorismo.
Constitución, requieren ser aprobadas, modificadas o derogadas por  Abdicación, renuncia y orden de sucesión a la Corona (artículo
“mayoría absoluta del Congreso, en una votación final sobre el conjunto del 57.5).
proyecto (la mitad más uno del número total de diputados, con  Elección de Senadores provinciales (artículo 69.2).
independencia del número contrato de los presentes en la sesión),  Iniciativa legislativa popular (artículo 87.3).
mientras que las leyes ordinarias requieren sólo mayoría simple de votos  Modalidades de referéndum (artículo 92.3).
de los presentes en la sesión respectiva de ambas Cámaras.  Celebración de ciertos tratados internacionales (artículo 93).
Han de ser objeto de ley orgánica las siguientes materias (artículo  Régimen jurídico general de las Fuerzas y Cuerpos de
81.1): Seguridad (artículo 104.2).
 El desarrollo de los derechos fundamentales y de las  Composición y competencia del Consejo de Estado (artículo
libertades públicas. 107).
 Estados de alarma, excepción y sitio (artículo 116.1).
3
Principio de jerarquía normativa. El artículo 9.3 de la Constitución  Poder judicial (artículo 122).
Española garantiza el principio de jerarquía normativa como uno de los principios  Tribunal de Cuentas (artículo 136.3).
esenciales del ordenamiento jurídico. La jerarquía normativa consiste en asignar a  Alteración de los límites provinciales (artículo 141.1).
las normas distintos rangos según la forma que adopten, es decir, con  Régimen jurídico de las policías locales de las Comunidades
independencia de su contenido, de tal manera que la norma de rango inferior no Autónomas (artículo 148.1.22.ª).
puede contradecir a la norma de rango superior. La jerarquía formal no es otra  Referéndum autonómico del artículo 151.1.
cosa que un conjunto de reglas acerca de la validez de las normas consistente en  Competencias financieras de las Comunidades Autónomas
que las normas que ocupan una posición inferior pierden su validez, desaparecen
(artículo 157.3).
como normas, cuando contradicen a las que ocupan una posición superior. Pero la
 Tribunal Constitucional (artículo 165).
ordenación estrictamente vertical o piramidal de las fuentes resulta insuficiente y
hasta cierto punto incorrecta en nuestro actual sistema de fuentes.

Página 6 de 10. Tema 5.


CIVIL I.
INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.
TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

 Posible constitución de las ciudades de Ceuta y Melilla en 4.2. Las Leyes Autonómicas.
Comunidades Autónomas (disposición transitoria 5ª). Las Constitución de 1978 configura un Estado contrapuesto al
La Constitución Española pretende que determinas cuestiones sean Estado unitario: junto a las Cortes Generales, las diversas Comunidades
objeto de una norma legal que, al estar garantizada por una mayoría Autónomas cuentan con Parlamentos o Asambleas legislativas, que
parlamentaria cualificada, permita mayor estabilidad que la propia ley conforme a diversos procesos constitucionales, pueden dictar igualmente
ordinaria. Así pues, cabe afirmar que las leyes orgánicas encuentran leyes formales para su respectivo territorio y dentro del ámbito de sus
situadas jerárquicamente debajo de la Constitución pero por encima de las competencias.
leyes ordinarias, tanto desde el punto de vista objetivo, esto es, por Según la mejor doctrina, la relación entre ley estatal y ley
cuanto se refiere a las materias reservadas a la ley orgánica 4, cuando autonómica no debe plantearse desde el prisma de jerarquía entre ambas,
desde el prisma procedimental, al requerir mayoría absoluta del Congreso. sino conforme a las competencias respectivas, asumidas por las
Finalmente, la peculiar posición de las leyes orgánicas dentro del Comunidades Autónomas en sus Estatutos de Autonomía.
organigrama de las disposiciones legales, se pone de manifiesto porque la
4.3. La función legislativa del poder ejecutivo estatal.
Constitución prohíbe taxativamente (artículo 82.25 a contrario) que las
materias reservadas a la ley orgánica sean objeto de delegación legislativa Pese a la formulación y general aceptación del dogma de la división
de una parte y, de otra, que puedan ser objeto de iniciativa popular de poderes, el poder ejecutivo cuenta con la posibilidad de dictar
(artículo 87.36). disposiciones legales con rango o fuerza de ley.
Semejante función (o ampliación de funciones) se justifica,
4
Principio de competencia. pragmáticamente, resaltando que la tramitación parlamentaria de las leyes
En virtud del principio de competencia, que no aparece expresamente en sentido estricto es tan compleja y premiosa que resulta ineludible
mencionado en la Constitución, la regulación de ciertas materias sólo puede
aceptar que, bajo ciertas condiciones y circunstancias, el poder ejecutivo
hacerse mediante determinados tipos de normas, lo que conlleva la invalidación de
pueda dictar disposiciones normativas con rango de ley.
las demás normas cuando invadan esas materias reservadas o vedadas, si bien el
órgano productor de la norma puede ser el mismo. Así, si la norma invalora de una
Conforme a nuestra vigente Constitución, las manifestaciones de
materia resulta nula, no es porque contradiga lo dispuesto en la norma beneficiaria dicho fenómeno son dos: Decreto legislativo y Decreto-Ley.
de la reserva, sino simplemente por el hecho de haber invadido el terreno ajeno, 4.4. La legislación delegada y el Derecho Legislativo.
aún cuando la contradicción no se produjese. En el principio de competencia la
norma resulta nula por el simple hecho de haber regulado la materia vedada. El artículo 82 de la Constitución permite que las Cortes Generales
5
Artículo 82. 2. La delegación legislativa deberá otorgarse mediante una ley de deleguen en el Gobierno la potestad de dictar normas con rango de ley
bases cuando su objeto sea la formación de textos articulados o por una ley sobre materias que no estén reservadas a leyes orgánicas.
ordinaria cuando se trate de refundir varios textos legales en uno solo. La delegación ha de quedar suficientemente circunscrita y
6
Artículo 87. 3. Una ley orgánica regulará las formas de ejercicio y requisitos de delimitada, ya que en el esquema constitucional tiene carácter de
la iniciativa popular para la presentación de proposiciones de ley. En todo caso se excepcionalidad: por principio, la función legislativa corresponde a las
exigirán no menos de 500.000 firmas acreditadas. No procederá dicha iniciativa en
materias propias de ley orgánica, tributarias o de carácter internacional, ni en lo relativo a la prerrogativa de gracia.

Página 7 de 10. Tema 5.


CIVIL I.
INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.
TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

Cortes Generales. De ahí que el artículo 82.3 de la Constitución exija que La Constitución, enumera las materias que quedan excluidas del
la delegación se otorgue: Decreto-ley en el artículo 86.17, que no deberían ser otras que todas las
 De forma expresa, materias reservadas a la ley orgánica.
 Para materia concreta, y
4.6. La potestad reglamentaria del Gobierno y la Administración: los
 Con fijación del plazo para su ejercicio.
Reglamentos.
La finalidad de la delegación legislativa puede consistir en la
Junto a las leyes propiamente dichas, el cuadro de las
formación de un texto articulado o en la refundición de varios textos
legales preexistentes. En el primer caso se otorgará mediante una Ley de disposiciones legales se cierra con las normas de carácter general
dictadas por el Gobierno y, en general, la Administración: Decretos,
Bases, en el segundo caso, mediante una ley ordinaria, según establece el
artículo 82.2. En cualquiera de ambos casos, la disposición normativa Órdenes de las Comisiones Delegadas del Gobierno, Órdenes
Ministeriales, Resoluciones, etc.
dictada finalmente por el poder ejecutivo recibirá el nombre de Decreto
Legislativo. En realidad tales disposiciones son normas jurídicas, pero de
carácter reglamentario, es decir, los reglamentos son normas jurídicas
4.5. El Decreto-ley. dictadas por escrito, para la ejecución, desarrollo o complemento de leyes
En el caso del Decreto-ley es la propia Constitución la que habilita preexistentes por la Administración.
al Gobierno para dictar disposiciones normativas con rango de ley en casos El Reglamento es objeto propio, por tanto, del Derecho
de extraordinaria y urgente necesidad, que no puedan afrontarse Administrativo. La potestad reglamentaria de la Administración Pública,
oportunamente con el procedimiento legislativo ordinario, de cierta encabezada por el propio Gobierno de la Nación, se fundamenta hoy en una
lentitud, aunque sea por el procedimiento de urgencia. concreta previsión constitucional: “El Gobierno ejerce la función ejecutiva
La Constitución, configura los Decretos-leyes como disposiciones y la potestad reglamentaria de acuerdo con la Constitución y las leyes”
legislativas provisionales, con la finalidad de evitar que los Gobiernos (artículo 97). Por su parte, ya con anterioridad a la Constitución, la Ley del
acaben cayendo en la frecuente tentación de gobernar de espaldas a las Régimen Jurídico de la Administración del Estado atribuía competencia
instituciones parlamentarias, ya que la determinación de la existencia de reglamentaria a cada Ministro del Gobierno en el ámbito de su propio
“extraordinaria y urgente necesidad” es cuestión que compete al propio Departamento o Ministerio (artículo 14.3).
Gobierno. En consecuencia exige (artículo 86.2) que, una vez promulgados,
sean sometidos al control del Congreso de los Diputados antes de que
transcurra el plazo de treinta días, para que dicho órgano se pronuncie
sobre su convalidación o derogación.
7
Artículo 86. 1. En caso de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno podrá
dictar disposiciones legislativas provisionales que tomarán la forma de Decretos-
leyes y que no podrán afectar al ordenamiento de las instituciones básicas del
Estado, a los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos regulados en el
Título I, al régimen de las Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general.

Página 8 de 10. Tema 5.


CIVIL I.
INTRODUCCIÓN Y PARTE GENERAL. UNIDAD DIDÁCTICA I.
TEMA 5: ORDENAMIENTO JURÍDICO Y NORMA JURÍDICA.

4.7. El orden jerárquico de las disposiciones.


Las disposiciones legales propiamente dichas, así llamadas por
tener, técnicamente, rango de ley, quedan sometidas a la Constitución.
Los Reglamentos y sus disposiciones en sentido formal quedan
sometidos tanto a la Constitución como a las restantes leyes, aparte que,
entre ellos, existe una jerarquía normativa interna, expresamente
contemplada en el artículo 23 de la Ley de Régimen Jurídico de las
Administración del Estado:
 Decretos adoptados o acordados en el Consejo de Ministros.
 Órdenes acordadas por las Comisiones Delegadas del Gobierno.
 Órdenes Ministeriales.
 Disposiciones de autoridades y órganos inferiores
(Resoluciones, Circulares, Instrucciones, etc.) según el orden de su
respectiva jerarquía.
La distinción entre los dos grupos de disposiciones normativas es
fruto del hecho siguiente:
a) La constitucionalidad de las leyes es competencia del Tribunal
Constitucional en exclusiva y además no cabe plantear otra cuestión
respecto de las mismas.
b) La legalidad de los Reglamentos (órdenes, decretos, etc) es
controlable por cualquiera de los Tribunales ordinarios, como cualquier
otro acto jurídico dimanante de la Administración.

Página 9 de 10. Tema 5.



LECCIONES DE TEORÍA DEL DERECHO Y DERECHO NATURAL.
II.1. LAS “FUENTES MATERIALES” DEL DERECHO.
Al estudio de las fuentes materiales del Derecho le compete, sobre todo, establecer la identidad de las instancias o
factores que actúan como agentes creadores del Derecho en el seno de la organización social.
Así, es habitual que, al formular la pregunta por las fuentes materiales del Derecho, muchos autores se ocupen de
averiguar cuáles son los poderes o fuerzas sociales que intervienen en la producción de la normatividad jurídica. Otros, en cambio,
consideran más procedente la orientación de esa pregunta hacia la búsqueda de los “sujetos” (no los poderes o fuerzas sociales)
cuya actuación en el seno de la organización social termina siendo creadora de normatividad jurídica de cómo concreto,
constatable y suficiente.
El enfoque preferible parece ser el que intenta descubrir cuáles son los agentes o sujetos sociales que intervienen en la
producción de las normas, esté o no dentro del propio ordenamiento. En efecto, el factor del que va a depender en última
instancia el alcance y la fuerza normativa de las reglas de Derecho no es otro que el propio sujeto que las crea.
Los sujetos sociales que, a través de las diversas épocas y en las distintas sociedades, han actuado o actúan como
instancias productoras de las normas jurídicas son prácticamente ilimitados: los dioses, los reyes, la sociedad global, la familia, la
iglesia, los grupos o clases sociales, las ciudades, los juristas, los jueces, los parlamentos, los gremios, los comerciantes, los
sindicatos de trabajadores, las organizaciones de empresarios, los Estados, las comunidades regionales, la comunidad
internacional...
A su vez, en el ámbito de la jerarquía de las fuentes materiales del Derecho se han producido frecuentes interferencias
de carácter político. Las discusiones teóricas acerca de la preferencia de una fuente jurídica sobre otra suelen ser con mucha
frecuencia el simple reflejo de las pugnas políticas por la supremacía en el control jurídico de la vida social. Las discrepancias se
reducen finalmente al desacuerdo sobre las razones por las que las reglas jurídicas establecidas por unos sujetos han de
imponerse a las normas establecidas por los otros sujetos.
La primacía de unas fuentes materiales sobre otras varía profundamente, no sólo de unas épocas o otras, sino también
de unas a otras sociedades. La primacía ha ido pasando sucesivamente, a lo largo de la historia, de la comunidad global a los
órganos jurisdiccionales, de éstos al príncipe, de éste a las cámaras legislativas y, finalmente, de nuevo a los detentadores del
poder de gobierno o, en el mejor de los casos, a la conjunción de los órganos legislativo y ejecutivo.
Hoy se piensa de forma general que el Estado es la más alta y amplia fuente material de Derecho, pero que no tiene que
ser la única. Y se entiende asimismo que, junto a él, existen diversos sujetos sociales que, no siendo órganos estatales en sentido
estricto, desarrollan una constante actividad creadora de normas jurídicas. No obstante, parece que la validez formal de tales
normas sólo se logra plenamente a través de su integración en el ordenamiento jurídico estatal, por lo tanto, puede concluirse que
el Estado se constituye siempre, en última instancia, en garante y sustentador de la juridicidad de todas las normas, puesto que él
es en la actualidad el único sujeto social que dispone de una organización suficientemente capaz de garantizar la eficacia total de
la normatividad jurídica.

II.2. LAS “FUENTES FORMALES” DEL DERECHO.


En general, con el nombre de fuentes formales del Derecho se alude a los distintos modelos o tipos normativos en que
vienen expresadas las reglas que integran el Derecho. Así pues, en un sentido preciso, las fuentes formales del Derecho no tienen
carácter de verdadera fuente, sino que son más bien simples formas de expresión o concreción de la normatividad jurídica. La
referencia a las fuentes formales del Derecho suele incluir la mención implícita de los sujetos que de manera preferente emplean
ese tipo normativo como vehículo de las reglas de Derecho que crean.
A su vez, no es fácil determinar cuáles son las formas de manifestación de la normatividad jurídica que han de ser
consideradas en cada momento como “fuentes formales” del Derecho más representativa, ya que el dinamismo característico de
la organización social implica una gran movilidad histórica de las formas que los sujetos capaces de crear Derecho prefieren
emplear. Lo único que puede afirmarse es que las “costumbres”, las “leyes”, los “estatutos”, los “pactos”, los “precedentes
judiciales”, la “doctrina jurídica”, los “principios de Derecho”, las “sentencias”, las “resoluciones”... han sido hasta ahora las
formas expresivas utilizadas con más frecuencia. Y puede afirmarse también que, en la actualidad, son las costumbres, las leyes,
los precedentes judiciales y, en cierta medida, la doctrina jurídica, las fuentes formales del Derecho.
Finalmente, la gran importancia que le ha sido atribuida tradicionalmente a la fijación del orden de prioridad o jerarquía
de las diversas “fuentes formales” no radica en su propia significación, sino en la polémica real que encubre: la lucha por el
predominio de los sujetos cuya fuerza o poder jurídico se manifiesta a través de las diferentes formas cuya primacía se discute.