Disputas legales en torno a la “Sociedad en Predios Rústicos Hacienda “El Placer” en Nombre Colectivo”

En 2015 apareció Zaida Eljuri Alarcón, quien se presentó como heredera de la Sociedad en Predios Rústicos
Hacienda El Placer. Según ella, su tío Franco Eljuri, socio original había cedido sus derechos a su hermano Felipe
Eljuri Chalela, su padre. Al morir su padre, señalaba Zaida Eljuri, ella era la única heredera.

Como prueba de esto, la señora Eljuri presentó una escritura de Cesión de Derechos Sociales de Franco a Felipe
Eljuri Chalela fechada el 8 de marzo de 1977. La escritura aparecía como celebrada ante el Notario Ab. Eustorgio
Virgilio Tandazo Maridueña de la Notaría 12 del Cantón Guayaquil.

Los abogados de Segundo Reyes Gonzabay señalan que tal escritura fue sometida a una pericia documentológica
efectuada por un especialista en la materia por orden de la Unidad Judicial Norte 1 Penal de Guayaquil, por el
presunto delito de “Falsificación y uso de documento falso”. El hallazgo de la pericia es que las firmas de los
otorgantes de la cesión Franco Eljuri Chalela, Edelina Cabrera Viuda de Parodi, el beneficiario Felipe Eljuri
Chalela y la del propio notario Eustorgio Tandazo Maridueña no corresponden con las firmas auténticas.

Los cuestionamientos a la validez del documento de cesión no solo incluyen la falta de autenticidad de las firmas.
Mediante oficio N° CJ-DP09-SP-005-2017-PAZA de fecha 23 de enero del 2017 la Abg. Patricia de los Ángeles
Zúñiga Arreaga, Supervisora de la Secretaría de la Dirección Provincial y Archivo del Consejo de la Judicatura
del Guayas, entregó a Segundo Reyes Gonzabay y sus abogados 16 fojas en las cuales constan las escrituras
realizadas en el mes de marzo de 1977 por el notario décimo segundo del Cantón Guayaquil, Ab. Eustorgio
Virgilio Tandazo Maridueña. En el registro del Notario NO aparece registrada la cesión de derechos sociales
otorgada supuestamente el 8 de marzo de 1977 por Franco Eljuri Chalela a favor de su hermano Felipe Eljuri
Chalela. Adicionalmente, la escritura de cesión de derechos NO consta en el Registro Mercantil. Este es el
documento en que se fundamentó la solicitud de posesión efectiva de los predios de la Sociedad en Predios
Rústicos Hacienda El Place realizada por Zaira Eljuri Alarcón.

Después de 44 años de inactividad la posesión efectiva de la Sociedad En Predios Rústicos Hacienda El Placer En
Nombre Colectivo fue inscrita en el Registro de la Propiedad de Guayaquil el 19 de agosto de 2015 sin que se
evidenciara que sus coordenadas se superponían al registro previo de PESCAYO S.A.

Ante el Registro Mercantil la sociedad registraría cambios, 2 años después.

A los 46 años de su escritura de constitución, el 10 de febrero del 2017 se inscribió en el Registro Mercantil la
REFORMA DE ESTATUTOS de la sociedad, misma que fue otorgada ante el Dr. Humberto Moya Flores Notario
XXXVIII de Guayaquil. A continuación, el 4 de julio de 2017 se inscribieron ante el mismo notario: la conversión
del capital, prórroga de plazo, aumento de capital y reforma del estatuto de la Sociedad en Predios Rústicos
Hacienda “El Placer” En Nombre Colectivo. Mediante esta escritura se realizó la conversión de la moneda de
sucres a dólares, después de 17 años del proceso de dolarización del país, con ello el capital suscrito se convirtió
de doscientos mil sucres a ocho dólares. Además, con el Aumento de Capital por US$ 40.000 el capital suscrito
quedó en US$ 48.008. Finalmente, se cambió el nombre de la sociedad y esta pasó a llamarse “Sociedad En
Predios Rústicos Hacienda “El Placer” F. Eljuri En Nombre Colectivo”. Ninguna de estas acciones fue realizada
por los socios originales sino por parte de la supuesta heredera de Eljuri, su sobrina Zaira quien con el aumento
de capital a US$ 40,008 licuó la participación de la socia original, Edelina Cabrera Viuda de Parodi.

Según los abogados de PESCAYO S.A. la Fiscalía Provincial del Guayas, con Patricia Morejón dejó en el
limbo la investigación previa sobre la validez del documento de cesión de derechos entre los hermanos
Eljuri mientras que dio luz verde al proceso por invasión y tráfico de tierras que la beneficiaria de la
cuestionada cesión inició contra su cliente.