Está en la página 1de 4

ELABORACIÓN DE UN ENSAYO ACADÉMICO

La estructura básica de un ensayo


1. Carátula
2. Introducción
3. Cuerpo del Ensayo o Contenido
4. Conclusiones
5. Bibliografía

En virtud del contenido, algunos ensayos pueden incorporar anexos, que van ubicados antes de la
bibliografía

1. Carátula
Incluye: el nombre de la institución, nombre de la asignatura, nombre del docente titular de la misma,
título del ensayo, autor(es), fecha.
Si es un ensayo que postula para ser publicado en alguna revista indizada, se incluirá a modo de
introducción el resumen, brevemente se indica de lo que trata el tema de trabajo elegido.
En otra división, las palabras claves o términos que hacen destacar el contenido del ensayo. Tener
presente que se debe agregar la misma presentación en inglés cuando se solicite. Abstract y key words.

Puede incluirse, en dependencia del trabajo de investigación su estructura y contenido, el respectivo


Índice

2. Introducción
Se expone con claridad cuál es el tema y el problema por tratar en el ensayo, es decir, una aproximación
detallada destacando la importancia del mismo. Según el tipo de ensayo, indicar el objetivo e hipótesis,
siempre considerando el marco teórico tomado para abordar la investigación.

3. Cuerpo del Ensayo o Contenido


En el contenido se expone con claridad la idea central, tomando en cuenta los argumentos necesarios,
fundamentados con la bibliografía y medios consultados. Asimismo, considerar una explicación del tema
elegido, el análisis riguroso del mismo y demostrar la idea central. Importante tener en cuenta todo en
un discurso o redacción congruente, no por separado.

El hecho de comprobar la idea central establece que la redacción no solo reproduzca el conocimiento o
saber existente sobre un tema específico, sino, en exponer el conocimiento propio, lo que se ha aprendido
y lo que se considere necesario que la comunidad sepa, es la humilde contribución del ensayo.

4. Conclusión
La conclusión es una síntesis del argumento esencial del ensayo. Es decir, de lo expresado y sostenido,
respetando la coherencia, tener en cuenta que no es un resumen, aquí se debe resaltar la pertinencia de
la investigación. En esta sección, no tiene que expresarse nuevamente lo ya dicho, aquí se debe exponer
los argumentos e ideas propias. Es también recomendable señalar las limitaciones propias de la
investigación y las nuevas líneas de por abordar a partir del estudio efectuado.

5. Bibliografía
En esta sección, se coloca el listado de las fuentes utilizadas. Es importante la forma de efectuar las citas,
para ello es fundamental trabajar con las normas de la APA.

1
0
Recomendaciones Adicionales

Sobre la estructura interna del ensayo

La estructura interna es la forma que se aplicará para elaborar el ensayo, en otras palabras, el
procedimiento que se empleará, desde luego estos pasos no aparecen como una sección del documento.
Importante tener en cuenta que en la introducción se expone el problema de investigación, los objetivos,
la(s) hipótesis y el marco teórico. Ahora bien, cuando se incluye una página para explicar el objetivo
general y los objetivos específicos, se trata de trabajos que son elaborados con fines didácticos.

Procedimiento básico:
• Elección y delimitación del tema.
• Recolección de datos
• Planteamiento de un problema
• Elaboración de un esquema preliminar.
• Elaboración de fichas de información.
• Hipótesis y objetivos.
• Perspectiva teórica.

Elección y delimitación del tema


La elección del tema debe responder preferentemente a un interés investigativo propio.
Sobre el tema, es fundamental conocimiento y contar con recursos para las consultas de rigor.
La delimitación del tema facilita el trabajo, pues permite concentrar la atención en algo particular que
luego llegar a lo específico, para ello es imprescindible la búsqueda de información bibliográfica.
Para delimitar un tema:
Antes de delimitar un tema es bueno tomar conocimiento de aspectos generales ello permitirá encontrar
un punto de interés que motive desarrollarlo a profundidad. Así partir de su generalidad, para luego
delimitarlo en su particularidad y así llegar al asunto específico, el que finalmente se estudiará. Así se llega
al tema delimitado, para concentrarse en él y buscar información específica.

Recolección de datos
Una vez delimitado el tema, el paso siguiente es seleccionar el material para ello se debe efectuar las
búsquedas sobre obras que tratan sobre el tema. Una buena práctica el utilizar Google Académico,
herramienta que brinda una excelente gama de artículos científicos, con ello acceder a investigaciones
específica. Otra fuente de consulta son los repositorios de investigación de universidades, institutos y
centros de investigación. En el caso de Perú, el repositorio “Alicia”. Por otro lado, el Instituto de Estudios
Peruanos IEP, permite el acceso sus publicaciones, el enlace: http://repositorio.iep.org.pe/.
Una vez seleccionadas las obras sobre el tema, se revisa su índice, cuando se trata de libros, y en el
resumen o abstract, cuando se trata de artículos de revistas. También considerar otros medios como
películas y documentales.
Se recomienda utilizar ZOTERO, conocido gestor de referencias bibliográficas, de acceso libre, que trabaja
como una extensión del navegador Firefox. Permite a los usuarios crear su propia base de datos
(biblioteca) donde se puede: guardar, manejar, buscar, organizar y citar fuentes de todo tipo.

Planteamiento del problema de investigación


Plantear el problema de investigación es el aspecto clave en la realización de un ensayo. El problema
planteado guía el proceso de revisión bibliográfica para dar respuesta a la interrogante que se ha
propuesto. El planteamiento del problema de investigación puede hacerse por medio de una interrogante
o por medio de una descripción clara y sucinta.
¿Cómo plantear el problema de investigación? El problema debe responder concretamente al tema
delimitado. El inicio de la revisión de la literatura seleccionada es una forma de aproximarse al
planteamiento del problema de investigación, pues se encuentra algo que permite problematizar, es
decir, de la lectura surgen interrogantes. También es lícito plantear problemas de investigación

1
1
considerando el conocimiento propio que se tenga sobre el tema, que obedece necesariamente a las
lecturas y riqueza de información acumulada, y en razón a la especialidad. El problema planteado debe
reflejar con rigor el tema escogido, permitir la producción de conocimiento y la contratación de teorías o
tesis.

Esquema preliminar
Para establecer qué debe o no incluirse en un ensayo, es imprescindible la consulta previa de fuentes de
información seleccionada, un esquema preliminar permite: 1) tener un cuadro general del tema a
desarrollar; 2) contar con una guía de selección de datos 3) un valioso referente para la estructura final
del ensayo.
Este esquema provisional se va depurando a medida del avance de la investigación, base de del índice
definitivo.

Elaboración de fichas
La utilidad de las fichas radica en registrar notas de las fuentes consultadas sólo cuando se tiene
comprensión del tema específico a tratar, ello evitará registrar cosas no relacionadas con el tema. Una
vez conocido el tema y planteado el problema de investigación, falta recolectar información. Las fichas se
dividen en relación con las secciones establecidas en el esquema preliminar, es necesario numerarlas en
concordancia con la sección o apartado. Registrada la información pertinente que luego se utilizará en la
redacción final.

Objetivos e Hipótesis
La investigación documental, plantea la necesidad de contar con objetivos, generales y específicos, así
como la formulación de hipótesis.
El objetivo general refleja el fin primordial que debe alcanzarse con la investigación, el mismo que debe
expresarse de forma clara y precisa, evitando contradicciones.
Los objetivos específicos, por su lado, constituyen una unidad y cada una de ellas debe responder al
objetivo general. Por esa razón ningún objetivo específico debe exceder al objetivo general. Es preferible
plantearse un solo objetivo general en una investigación, y por cada capítulo, plantearse uno específico.
De esta forma cada uno de los objetivos específicos responderá por separado, pero con unidad de sentido,
al objetivo general de la investigación.

En cuanto a la hipótesis, esta es una suposición fundada o una respuesta preliminar sobre el tema que
investigamos. Ahora bien, la hipótesis no es cualquier suposición. Su fundamentación debe descansar en
la indagación preliminar que hicimos de las fuentes seleccionadas y consultadas. La hipótesis es premilitar
o anticipada pero fundamentada en la medida en que, una vez configurado conceptualmente el problema
a investigar, nos guía en su posible resolución. Como instrumento de conocimiento, la hipótesis posee un
valor explicativo del problema a investigar.

Perspectiva teórica
La perspectiva teórica es la forma como enfocar un asunto, problema o fenómeno en cuestión, es decir,
en estudio. Es el punto de vista que se adopta para analizar un problema o fenómeno de la realidad. La
perspectiva que asumamos puede ser propia -lo cual demanda una gran investigación y conocimientos
generales que permitan establecer una unidad de sentido-, o bien ajena. Esto quiere decir que se toma
como perspectiva de análisis alguna o algunas teorías existentes que nos permitan abordar críticamente
un fenómeno de la realidad.

Ahora bien, asumir una perspectiva teórica existente no significa que nuestro punto de vista crítico
desaparecerá, sino, más bien, que nuestra investigación estará respaldada por alguna teoría que de
alguna manera nos ayuda a explicar el problema que estábamos abordando de forma objetiva. Nuestra
producción de conocimiento no desaparece con la adopción de una perspectiva teórica, sino más bien lo
enriquece al permitirnos analizar un problema objetivamente permitiendo que lleguemos a conclusiones
propias con respaldo teórico.

1
2
Cómo hacer un argumento
Escribir un ensayo es desarrollar una idea. Desarrollar una idea requiere de argumentos. Y los argumentos
requieren de lectura para que tenga fundamentación.
La forma como desarrollemos una idea depende de los argumentos que tengamos para exponerla. La idea
puede hacerse acompañar de fuentes bibliográficas, o bien, ser una completa argumentación de nuestra
creatividad. Cuando se trata de un ensayo académico, si bien es cierto que lo más importante siempre
será la creatividad, requiere sin embargo apoyarse en fuentes bibliográficas a fin de que el problema y la
hipótesis tengan validez académica.

La lectura nos proporciona ideas. De estas ideas surge alguna idea central que nos gustaría desarrollar, y
a la cual hay que apoyar con argumentos que surgen de la lectura.

Algunos puntos para tener en cuenta a la hora de desarrollar una idea son los siguientes.
• Conocer suficientemente un tema.
• Tener una perspectiva definida para no reiterar sobre lo dicho innecesariamente.
• Tener una idea determinada que permita hilvanar de forma coherente la redacción de acuerdo
con el tema elegido y el problema planteado.

Algunos puntos para tener en cuenta a la hora de desarrollar un argumento son los siguientes.
• Escritura con propósito, es decir, saber hacia dónde se dirige.
• Tener una idea central bien definida. Esta idea estará fundamentada con razonamientos y
respaldada con pruebas, que vienen de fuentes bibliográficas o de cualquier otro tipo.
• Debe existir una coherencia lógica entre cada idea. Es decir, cada idea
• debe conducir lógicamente a la otra.

Hay que tener presente cuán importante es el planteamiento del problema y la formulación de una
hipótesis de trabajo en una investigación.
¿Por qué? Porque el problema planteado nos permitirá buscar específicamente el material que ocupamos
ahorrándonos tiempo y energía al saber exactamente qué es lo que ocupamos para desarrollar nuestro
tema, y en consecuencia, nuestra idea central. La hipótesis por su lado nos proporcionará una guía, pero
sobre todo, un instrumento de conocimiento al tratar de demostrar por qué consideramos que este o
aquel fenómeno se puede explicar de esta o aquella forma. La hipótesis, en este sentido, pasa a ser una
forma de conocimiento porque estaría explicando una forma nueva de comprender la realidad de un
fenómeno.

A modo de conclusión
Tener una idea y desarrollarla requiere de buenos argumentos, y los argumentos en el quehacer
académico se obtienen de la lectura de fuentes especializadas. La creatividad e imaginación serán siempre
los elementos más fundamentales, pero los que, por alguna razón, son los que con menos frecuencia se
manifiestan.
La escritura ensayística no hay que encasillarla como arte. Es un procedimiento al que todos podemos
tener acceso. Por lo tanto, hay en la escritura ensayística cierta técnica o método que nos permite llevarla
a cabo. Claro, una cosa es conocer el método o lo técnica y otra muy diferente es escribir bien a partir
solamente de esta técnica. Se requiere de conocimiento y creatividad para escribir ensayos. No porque
sepamos al dedillo el método científico es que podemos hacer ciencia. Pero si conocemos algunos pasos
fundamentales, como los que les he presentado, más el hábito de lectura o disposición por saber, la
escritura ensayística será más amena. Es decir, la lectura más estos pasos elementales nos permitirá
escribir buenos trabajos académicos, los cuales tendrán siempre aceptación por parte del profesorado.

Referencia: Guía para ensayos UNIVALLE.

1
3