Está en la página 1de 192

Catalogación en la fuente, biblioteca sede de la OPS

Organiza ción Panameri cana de la Salud. Curs o vi rtual pa ra codifi cadores de información médi ca Tomo 2
Washington, DC: 2017.

1. CIE-10. 2. Educa ción a dis tancia 3. Instrucción por medios vi rtuales. 4. Améri ca La tina . 5. Región del Ca ri be.
6. Sistemas de Informa ción de Salud. 7. Red La tinoameri cana y del Ca ribe pa ra el Fortalecimiento de los
Sis temas de Informa ción de Salud (RELACSIS) 8. Centro Mexi cano de Clasifi ca ción de Enfermedades (CEMECE).
9. Centro Argentino de Clasifica ción de Enfermedades (CACE). 10. Centros Colaboradores pa ra la familia de
clasifica ciones internacionales de la OPS-OMS.

ISBN y Clasifi ca ción en trá mite


(Es ta versión tiene ca rácter prelimina r. Se ruega NO reproduci r.)

© Organiza ción Pana mericana de la Salud, 2014. Todos los derechos reserva dos.

La Organización Panameri cana de la Salud dará considera ción a las solici tudes de autoriza ción pa ra reproduci r
o traduci r, íntegramente o en parte, alguna de sus publi caciones. Las solici tudes deberán di rigi rse al
Depa rtamento de Ges�ón del Conoci miento, Bioé�ca e Inves�gación (KBR), Organiza ción Panameri cana de la
Salud, Washington, D.C., EE. UU. (www.paho.org/publi cations /copyri ght-forms ).
La Unidad de Informa ción y Análisis de Salud (HA) del Depa rtamento de Enfermedades Transmisibles y
Análisis de Salud (CHA), 525, 23th Street. (NW) Washington, DC 20037, (healthanalysis@paho.org)
podrá proporci ona r información sobre cambios introducidos en la obra , planes de reedi ción, reimpresiones y
traducciones ya disponibles.

Las publica ciones de la Organi zación Panameri cana de la Salud están a cogidas a la protección previs ta por las
disposi ciones sobre reproducción de originales del Protocolo 2 de la Convención Uni versal sobre Derecho de
Autor. Reserva dos todos los derechos .

Las denomina ciones empleadas en es ta publica ción y la forma en que apa recen presentados los da tos que
con�ene no impli can, por pa rte de la Secreta ría de la Organiza ción Panameri cana de la Salud, jui cio alguno
sobre la condi ción jurídi ca de pa íses, terri torios , ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto del
trazado de sus fronteras o lími tes.

La mención de determinadas sociedades mercan�les o de nombres comerciales de ciertos productos no


impli ca que la Organización Panameri cana de la Salud los apruebe o recomiende con preferencia a otros
análogos. Sal vo error u omisión, las denomina ciones de productos patentados llevan en las publica ciones de
la OPS letra ini cial ma yús cula.

Es ta publi cación con�ene la opinión colec�va de un grupo internacional de especialistas y no representa


necesa riamente el cri terio ni las polí�cas de la Organiza ción Panameri cana de la Salud.

La Organización Panameri cana de la Salud ha adoptado todas las precauciones ra zonables pa ra veri fica r la
informa ción que figura en la presente publi cación, no obstante lo cual, el material publicado se distribuye sin
ga ran�a de ningún �po, ni expl ícita ni implíci ta. El lector es responsable de la interpretación y el uso que haga
de ese ma terial, y en ningún caso la Organiza ción Panameri cana de la Salud podrá ser considerada
responsable de daño alguno causado por su u�lización.

Diseño gráfico: Equipo de producción y comunicación RELACSIS.

210
Contenidos

Tomo 1

4 Presentación.

5 Fundamentos y características.

6 Estructura curricular.

13 Módulo 1 – Capacitación a distancia.

25 Módulo 2 – Terminología médica.

Tomo 2
212 Módulo 3 - Generalidades de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE)

220 Módulo 4 Estructura básica de la CIE-10

261 Módulo 5. El diagnóstico y su codificación

283 Módulo 6 Reglas y orientaciones para el registro y la codificación de la mortalidad

350 Módulo 7. Reglas y orientaciones para el registro y la codificación de la morbilidad

379 Módulo 8. Presentación estadística

395 Bibliografía

211
Módulo 3
Generalidades de la Clasificación Internacional de
Enfermedades (CIE)

212
Generalidades de la Clasificación Internacional de
Enfermedades (CIE)

Introducción

Antes de iniciar el aprendizaje para la codificación de la morbilidad y la mortalidad es necesario


tener en cuenta que la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) ha sufrido cambios a
lo largo de más de 100 años con objeto de adaptarla a las necesidades de cada época.

No obstante lo anterior, la vigencia de sus principios básicos y su organización han


permanecido en el tiempo, siendo enriquecidos con la incorporación de nuevas enfermedades
y motivos de atención como consecuencia de los avances de la medicina, con la adición de
procedimientos y reglas para mejorar el registro, codificación y selección de los diagnósticos,
con definiciones, recomendaciones y con la organización en listados de causas para el análisis,
entre otras mejoras.

Bajo la coordinación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a partir de la Sexta


Revisión, la CIE se ha consolidado como un estándar internacional para la generación de
estadísticas de mortalidad, morbilidad y otros motivos de atención.

Objetivos

Al final de este módulo el participante será capaz de:

1. Definir que es una Clasificación de Enfermedades


2. Definir cuál es la importancia de la CIE en los Sistemas de Información.

3. Describir cuál es el propósito y aplicaciones principales de la CIE


4. Mencionar desde cuándo se utiliza la CIE y cuántas revisiones ha tenido para su
actualización
5.- Definir el objetivo del nuevo título otorgado a la CIE. 10ª. Revisión

213
I - Los sistemas de información

1.- Antecedentes
Desde tiempos remotos el hombre, preocupado por conocer y explicarse los factores que
afectan su integridad física y mental, ha desarrollado metodologías para registrar y analizar las
causas de las enfermedades y muerte, como también las causas externas de las lesiones, de los
traumatismos y envenenamientos. Conocer la incidencia y prevalencia de las enfermedades, su
distribución geográfica, por sexo, por edades y su relación con algunas variables
socioeconómicas, le han permitido evaluar la situación de salud de la población, el impacto de
los programas de salud, la efectividad de los tratamientos y la distribución de recursos para
prevenirlos.
Para lograr lo anterior es necesario contar con un sistema de información de calidad que
permita conocer el comportamiento del fenómeno salud-enfermedad.
Un sistema de información basado en enfermedades requiere de una clasificación específica,
con claves predefinidas para facilitar su identificación, almacenamiento, agregación y otros
procesos. Este requerimiento se cumple mediante la aplicación de la Clasificación Internacional
de Enfermedades (CIE).

2.- Importancia de la CIE

El objetivo principal de los sistemas de información de mortalidad y de morbilidad es conocer


las causas de mortalidad, las enfermedades y otros motivos de atención que afectan a la
población; razón por lo que la mayoría de los países han adoptado la CIE; donde cada término
diagnóstico se encuentra dentro de un agrupamiento correspondiéndole un código, que es el
mismo en todos los países que usan esta clasificación, independientemente del idioma lo cual
garantiza la comparación internacional.
Sólo esto hace posible integrar información para analizar el comportamiento de las
enfermedades a través de los años, conocer su distribución dentro de un país y entre países,
con objeto de evaluar la situación de salud local, regional y mundial, establecer políticas y
programas para prevenir la mortalidad prematura, medir los daños a la salud, la demanda de
atención y planear la dotación de servicios sanitarios a la población.
Por lo general, los sistemas de información contienen otras variables relacionadas con la
persona y su ambiente tales como la edad, el sexo, la residencia habitual, el lugar de
ocurrencia del daño, la escolaridad, la ocupación, el sitio de atención, etc., que permiten
establecer asociaciones importantes para el análisis de los factores de riesgo en la morbilidad y
mortalidad y el establecimiento de medidas preventivas.
Un sistema de información basado en la morbilidad y la mortalidad como el que se describe
requiere de cuatro etapas básicas: diseño, captación, procesamiento y difusión y uso de la
información.

214
Diseño. Consiste en la elaboración del plan general del sistema para generar información
estadística; deberá incluir el objetivo general institucional; el diseño de los formatos
estadísticos; la aplicación informática; los procedimientos para la captura y procesamiento de
los datos; los catálogos, entre los que se encuentra la CIE, que permitan una codificación
estándar y el diseño de cuadros de salida o tabulados que satisfagan las demandas de los
usuarios.

Captación. Consiste en el registro sistemático y continuo de los datos en los formatos


primarios; actividad a cargo de los responsables de la atención del paciente o de los
certificadores de las defunciones. La recopilación deberá hacerse de forma periódica para su
procesamiento oportuno.

Procesamiento. Consiste en la codificación de los datos, su captura e integración a la base de


datos y su verificación, así como en la elaboración de tabulados y cuadros estadísticos para el
análisis. La codificación de las causas de defunción y los motivos de atención a la salud, deberá
hacerse conforme a la normatividad establecida en las clasificaciones vigentes y apegarse a las
reglas, que han sido diseñadas para favorecer su comparación. En esta etapa participan los
codificadores. La OMS recomienda que éstos sean capacitados y actualizados periódicamente
y se cuide su permanencia para no perder esta fuerza de trabajo calificada.

Difusión y uso de la información. Consiste en la distribución de la información procesada, para


ser utilizada por los usuarios en el el análisis de la situación de salud, evaluar los efectos de las
medidas, explicar los cambios y que modifiquen comportamiento de las enfermedades.
La OMS recomienda que la información se procese y use en el lugar donde ocurren los hechos,
de tal forma que sirva como fundamento para la toma de decisiones.

II - Sistemas de clasificación – Nomenclatura médica y Clasificación de


Enfermedades: diferencias.

La estadística es fundamentalmente una ciencia de CLASIFICACIÓN. Un conjunto de métodos


para clasificar, para estudiar cuantitativamente un fenómeno. Es necesario lograr una
uniformidad en las definiciones y sistemas de clasificación. Por ello, para el estudio específico
de las enfermedades y causas de muerte, es fundamental efectuarlo mediante una
clasificación, cuyo uso y aplicación sean uniformes, internacionalmente.
Podemos definir una clasificación estadística de enfermedades, como el agrupamiento
sistemático y ordenado de diagnósticos en categorías o grupos, según criterios
preestablecidos.
Toda afección mórbida o motivo de atención debe poder incluirse dentro de una categoría,
aún aquellos diagnósticos que la clasificación no los menciona específicamente. En
consecuencia, toda clasificación que agrupe enfermedades o diagnósticos afines, facilitará la

215
deducción de principios generales. Dicho agrupamiento, es lo que distingue a una
CLASIFICACIÓN de una NOMENCLATURA.

Definiremos a una nomenclatura médica, como un catálogo de términos médicos, cuya función
es ayudar al profesional médico a llegar a la expresión más precisa y uniforme del
padecimiento del paciente, o sea el diagnóstico.
Como la nomenclatura apunta a la afección individual, no puede ser utilizada como una
clasificación, aunque no está tan alejada de ella, ya que su organización – generalmente –
también es sistemática.

En este.punto.el.alumno deberá analizar.ambas definiciones para


distinguir claramente sus diferencias.

III - Antecedentes históricos del origen y desarrollo de la Clasificación


Internacional de Enfermedades

Antes de la CIE, en el siglo XVII, John Graunt realizó un tratado famoso sobre las tablas de
mortalidad de Londres con el que calculó que el 36% de los niños nacidos vivos en esa época,
morían antes de los seis años, tomando como base las muertes ocurridas por unas cuantas
causas registradas; aunque su clasificación era elemental, su cálculo parece haber sido
correcto.
En el siglo XVIII, Francois Dossier de Lacroix (Sauvages) publicó la “Nosología Methódica” que
fue el primer ensayo de clasificación sistemática de enfermedades y a ella siguieron otras
clasificaciones posteriores como la de “Genera Morborum” de Linneo y la “Synopsis
Nosologiae Methodicae”.
Posteriormente William Farr, del Registro General de Inglaterra y Gales, estableció los
principios que deben regir una clasificación de enfermedades y recomendó la adopción de una
clasificación uniforme, situación reconocida por el Primer Congreso Internacional de
Estadística (Bruselas 1853). Este congreso recomendó a William Farr y a Marc d’Espine la
elaboración de una clasificación y ambos presentaron listas independientes, que el Congreso
de 1864 integró en una sola con 139 rúbricas. Aunque esta clasificación no recibió aprobación
universal, el principio de clasificación de las enfermedades establecido por Farr sirvió de base
para la elaboración de la CIE.
La primera edición de la CIE fue el resultado de los trabajos de un comité dirigido por Jacques
Bertillon, a quien el Instituto Internacional de Estadística encargó la elaboración de una
clasificación de causas de defunción, la cual fue adoptada en la reunión del propio instituto en
1893 basada en la clasificación usada en París, en las clasificaciones inglesa, alemana y suiza y
en los principios de William Farr. Su primera aplicación en América del Norte la llevó a cabo el
Dr. Jesús E. Monjarás en San Luis Potosí, México, e incluyó tres listas de 44, 99 y 161 rúbricas
(enfermedades).

216
Posteriormente, en una reunión del Instituto Internacional de Estadística en Cristianía,
Bertillon presentó un informe sobre los progresos de la clasificación. Dicho informe incluía las
recomendaciones de la American Public Health Association (APHA) acerca de las revisiones
decenales de la clasificación, por lo que el Instituto la incluyó en su resolución junto a otras
recomendaciones de adopción de esta clasificación por las instituciones de estadística de los
países, a fin de facilitar la comparación de las estadísticas (Ottawa, 1898)
Desde entonces la CIE ha sido revisada, actualizada y editada en períodos aproximados de 10
años hasta llegar a la décima revisión, cuyo nombre completo es Clasificación Estadística
Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud, Décima Revisión, y que
abreviamos como CIE-10.

Revisiones de la CIE

Originalmente la CIE se había usado para elaborar estadísticas de mortalidad, por ser una de
las principales fuentes de información de salud y en muchos países constituye el dato de salud
más confiable.
Durante la Sexta Revisión de la CIE, aprobada en 1948, se aceptaron las solicitudes de
investigadores y usuarios para incorporar la morbilidad, lo cual propició un salto importante en
el número de categorías, para captar el fenómeno de la morbilidad fue necesario incluir
nuevos diagnósticos. Otro gran incremento se observó en la Décima Revisión, debido a que el
sistema de categorías se cambió de numérico a alfanumérico, lo cual permitió un aumento en
las categorías disponibles lo cual permitió el uso de más categorías para mayor especificación
de las enfermedades.

A diferencia de las revisiones anteriores, la CIE-10 ha sufrido


actualizaciones en 1999, 2003, 2006, 2008 y 2015, antes de la próxima

217
revisión (CIE-11), se ha modificado el número de categorías y se hicieron
además correcciones y modificaciones a los 3 volúmenes.

Las primeras cinco revisiones fueron convocadas por el gobierno francés


y a partir de la sexta revisión, publicada en 1948, por la Organización
Mundial de la Salud (OMS).

Se recomienda consultar: Historia del desarrollo de la CIE, en el


Volumen 2 de la CIE-10 que incluye más detalles sobre la
evolución de la CIE.

IV. La Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y


problemas relacionados con la salud, Décima Revisión (CIE-10).

Definición: “Una clasificación de enfermedades se define como un sistema de categorías a las


cuales se asignan entidades morbosas de acuerdo con criterios establecidos”. Aunque así lo
defina la OMS, es necesario resaltar que principalmente esa clasificación es un agrupamiento
de categorías.

1.- Fundamentos del título asignado a la Décima Revisión:

Uno de los cambios efectuados a la revisión en vigencia, es su título. Hasta la novena (9ª)
Revisión se llamó “Clasificación Internacional de Enfermedades y Traumatismos”, por ello su
denominación abreviada “CIE”.
La Clasificación actual, se denominó “Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y
Problemas Relacionados con la Salud”. El motivo de su cambio se debió a la necesidad de
reflejar el fin estadístico que ella posee, como también su aplicación, ya que va más allá de
clasificar enfermedades y traumatismos, al mencionar a “Otros Problemas Relacionados con la
Salud”.
En la actualidad, aún se conserva el acrónimo “CIE” para hacer referencia a ella.

2.- Características más destacadas de la Décima Revisión:

El conocimiento y la comprensión del propósito y estructura de la Clasificación Estadística


Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud – en ésta su 10ª
Revisión (de aquí en más CIE-10), es fundamental tanto para estadísticos (ya que les permite
obtener conclusiones respecto al comportamiento de la morbilidad y la mortalidad), como
para los analistas de la información de Salud (ya que la información real contribuirá a

218
implementar políticas adecuadas) y aún más para los codificadores (ya que les permitirá
utilizarla con mayor precisión).
Es necesario destacar de ella, tres aspectos fundamentales:
2.1.- Utilidad: Básicamente está destinada a clasificar las enfermedades y otros problemas de
Salud, los que son registrados en los hechos vitales, hospitalarios y otras áreas de salud.

2.2.- Propósitos: Se pueden resumir en tres:


• Convertir los términos diagnósticos expresados en palabras, a códigos alfanuméricos
para facilitar su almacenamiento y posterior análisis de la información.
• Posibilitar el registro sistemático, el análisis, interpretación y comparación de los datos
de mortalidad y morbilidad, recolectados en diferentes áreas geográficas, en
determinados espacios de tiempo.
o Efectuar el análisis de la situación en Salud de ciertos grupos poblacionales
o Realizar el control de la incidencia y prevalencia de enfermedades
o Estudiar problemas relacionados con las características y circunstancias de
personas afectadas, etc.
• Realizar estudios epidemiológicos generales y otros de administración de salud.

2.3.-Limitaciones: resulta inadecuada:


• Para ser utilizada como un índice de afecciones individuales, porque su finalidad, no
olvidemos, es el agrupamiento de ellas.
• Para efectuar estudios de tipo financiero, como la asignación de recursos o la
facturación de los servicios de salud, porque su finalidad no está dirigida a ello.

Una vez finalizado el estudio del presente módulo, el alumno se remitirá


al bloque “GUIAS PRÁCTICAS” para realizar ejercicios y / o actividades
para aplicar los conocimientos teóricos adquiridos.

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio

219
Módulo 4
Estructura Básica de la CIE–10

220
Estructura Básica de la CIE–10

Introducción

La aplicación de la CIE, ya sea para la asignación de códigos a términos diagnósticos; para la


selección de la causa básica de muerte en los certificados de defunción; para la reselección de
la afección principal en morbilidad; para identificar los códigos de enfermedades a manejar en
una base de datos; para solicitar información sobre motivos de egreso o causas de defunción,
entre otros usos, requiere del conocimiento básico de la estructura, del contenido y de su
adecuado manejo. Este conocimiento evitará cometer errores en la obtención o
interpretación de los datos, así como en los procedimientos de codificación y selección de
causas para ingresar a la base de datos.
Es necesario, que quienes aplican la CIE, conozcan los principios de la clasificación; las
orientaciones, lineamientos y reglas usadas en el proceso de codificación a fin de resolver los
problemas que se presentan con el registro de las causas de defunción y los diagnósticos de
egreso hospitalario o de atención ambulatoria.

Es muy importante que los codificadores se encuentren capacitados al detalle con el


contenido de los tres volúmenes, conozcan su estructura a fin de que puedan realizar su
trabajo con calidad y al mismo tiempo orientar a los usuarios ocasionales de la CIE.

Objetivos

Al final de este módulo el participante será capaz de:


1.-Enunciar los contenidos de los Volúmenes 1, 2 y 3 de la CIE-10.
2. Señalar cuáles son las clasificaciones de referencia de la Familia de Clasificaciones de
la OMS.

3.- Identificar que es un capítulo, un grupo, una categoría y una subcategoría.


4.- Mencionar las convenciones utilizadas en los volúmenes 1 y 3.

5.- Detallar las tablas utilizadas por el volumen 3 y cuál es el objetivo de ellas.
6.- Mencionar las características y utilidad de las listas especiales de tabulación para la
mortalidad y la morbilidad que aparecen en el Volumen 1
7.- Cómo se utiliza la morfología de los tumores en la asignación de códigos.
1.- Estructura básica de la CIE

221
Su estructura fue desarrollada a partir de la propuesta de William Farr (1807-1883) con
propósitos prácticos y epidemiológicos. Es un sistema de clasificación de eje variable. La
propuesta original ha resistido la prueba del tiempo y se encuentra identificada en los
capítulos de la CIE-10. Al interior de la clasificación, las enfermedades se agrupan en los
siguientes ejes:
• Enfermedades epidémicas (como las infecciosas y parasitarias)
• Enfermedades constitucionales o generales (como la diabetes, la desnutrición, el lupus
eritematoso sistémico, etc.)
• Enfermedades localizadas ordenadas por sitio anatómico (como las enfermedades del
corazón, del aparato digestivo, etc.)
• Enfermedades del desarrollo (como las enfermedades perinatales, anomalías
congénitas, las del embarazo, parto y puerperio)
• Traumatismos (como las fracturas, esguinces, contusiones y las causas externas que los
producen como los accidentes y las agresiones)
Los grupos señalados anteriormente con asterisco (*), se llaman grupos especiales, esto
significa que las afecciones se clasifican primeramente en alguno de estos grupos. Ellos tienen
preferencia sobre el grupo de enfermedades localizadas por sitio anatómico. Por ejemplo, una
enfermedad infecciosa intestinal se clasifica dentro del grupo de enfermedades epidémicas y
no en el grupo de enfermedades localizadas en el sistema digestivo (sitio). Una anomalía
congénita del corazón se clasifica dentro de las enfermedades del desarrollo (malformaciones
congénitas) y no como una enfermedad del sistema circulatorio.

2.- Diseño de la CIE-10


La Décima Revisión de la CIE, se edita en tres volúmenes que se usan conjuntamente en la
codificación.

El volumen 1. Lista Tabular.


Contiene las clasificaciones principales, su mayor parte está dedicada a:

• La lista de categorías de tres caracteres que constituye el “núcleo” de la clasificación y


es el nivel obligatorio para notificar al banco de datos de la OMS.
• La lista tabular de inclusiones y subcategorías de cuatro caracteres que da mayor
detalle a la clasificación.
Ambas listas presentan los títulos de los 22 capítulos en que se divide la clasificación y los
agrupamientos o bloques de categorías que conforman los capítulos.
También contiene la clasificación morfológica de los tumores; las listas especiales para la
tabulación de los datos; las definiciones y el reglamento de nomenclatura adoptado por la
Asamblea Mundial de la Salud, en el cual se establecen las responsabilidades de los estados
miembros de la OMS en relación con el uso de la CIE y la generación y publicación de
estadísticas de morbilidad y mortalidad.
El volumen 2. Manual de Instrucciones. Provee orientaciones a los usuarios de la CIE. Contiene
las instrucciones para el registro y la codificación de las causas de muerte y de las

222
enfermedades o motivos de atención, así como definiciones y lineamientos para la
presentación estadística y un resumen de la historia de la CIE.
El volumen 3. Índice Alfabético. Es un complemento esencial ya que contiene un gran número
de términos que no están en el Volumen 1.
Aunque refleja las instrucciones de la lista tabular para codificar una enfermedad asociada a
otra o que se presenta en circunstancias especiales (período perinatal, embarazo, etc.), no es
posible que se expresen todas estas variaciones en el índice, motivo por el cual los Volúmenes
1 y 3 deben ser usados conjuntamente.
Cada volumen contiene además orientaciones específicas y otros aspectos relacionados con la
CIE y las estadísticas derivadas, los cuales se precisarán al referirse a cada uno de ellos. El
codificador debe revisar estos volúmenes para conocer su contenido y aprender su manejo en
la codificación.
2. 1 Volumen 1

El contenido principal del Volumen 1 es la clasificación propiamente dicha que se presenta


ordenada alfabética y numéricamente en dos formas: “La Lista de categorías de tres
caracteres”, que constituye el núcleo de la clasificación, y su forma expandida que es la “Lista
Tabular de inclusiones y subcategorías de cuatro caracteres”.
Este volumen comprende además otros temas necesarios para el conocimiento y manejo de la
CIE-10, lo cual se describe en su índice; a saber:
1. Introducción

2. Notas de agradecimiento
3. Actualizaciones

4. Centros Colaboradores de la OMS para la Familia de Clasificaciones Internacionales


5. Informe de la Conferencia Internacional para la Décima Revisión de la Clasificación
Internacional de Enfermedades
6. Lista de categorías de tres caracteres (Ordenada por capítulos y agrupamientos)

7. Lista tabular de inclusiones y subcategorías de cuatro caracteres (Ordenada por


capítulos y agrupamientos)
8. Morfología de los tumores [neoplasias]
9. Listas especiales de tabulación para la mortalidad y la morbilidad
10. Definiciones propuestas por la CIE para algunos términos fundamentales
11. Reglamento de nomenclatura

Leamos estos puntos detalladamente en las páginas del comienzo del


Volumen 1

223
2.1.1 Contenido principal del Volumen
Lista de categorías de tres caracteres.

La lista de categorías de tres caracteres es el núcleo de la clasificación (con 2036 categorías en


la edición de 1995, 2045 en la edición de 2008 y 2047 en las actualizaciones 2012). Es el
mínimo obligatorio para reportar al banco de datos de la OMS y para comparaciones
internacionales; originalmente estuvo organizada en 21 capítulos, en la actualización del 2006
se agregó el Capítulo XXII Códigos para propósitos especiales.

Orden jerárquico del Volumen 1

• Capítulos. Dentro de la CIE los capítulos son el primer nivel de organización.

La lista de categorías (A00-Z99) está organizada en 22 capítulos, a partir de la actualización del


2006, los códigos “U” pasan a formar el nuevo Capítulo XXII Códigos para propósitos especiales
(U00-U99).
• Cada letra se asocia a un capítulo en particular (ocurre en la mayoría de los capítulos),
excepto en los siguientes:
• La letra “D” se comparte entre el Capítulo II Tumores [neoplasias] (C00-D48) y el
Capítulo III (D50-D89) Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos, y
ciertos trastornos que afectan el mecanismo de la inmunidad.
• La letra “H” se comparte entre el Capítulo VII (H00-H59) Enfermedades del ojo y sus
anexos y el Capítulo VIII (H60-H95) Enfermedades del oído y de la apófisis mastoides.
Asimismo existen capítulos que por su tamaño comprenden más de una letra. Estos son:
• Capítulo I
Ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias (A00-B99)
• Capítulo II
Tumores [neoplasias] (C00-D48)
• Capítulo XIX
Traumatismos, envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas externas
(S00-T98)
• Capítulo XX
Causas externas de morbilidad y mortalidad (V01-Y98)
En la Lista de categorías de tres caracteres; así como, en la Lista tabular de inclusiones y
subcategorías de cuatro caracteres, los capítulos se identifican con un número romano y el
nombre en letra negrita, así como el rango de categorías que lo conforman.

224
Capítulo IX
Enfermedades del sistema circulatorio (I00–I99)
Al revisar la Lista de categorías como la Lista tabular se puede observar que no han sido
utilizadas todas las rúbricas (categorías y subcategorías) disponibles, las cuales podrán ser
usadas para futuras expansiones o para clasificar nuevas enfermedades, como recientemente
se han modificado y agregado:
J09 Influenza debida a ciertos virus de la influenza aviar identificado

Gripe aviar
Incluye:

Influenza AH1N1 pandémica 2009 [gripe porcina]


Influenza AH5N1 epidémica [influenza aviar]

Capítulo XXII

U04.9 Síndrome respiratorio agudo grave (SRAG), no especificado

En este momento del estudio verificaremos si en la Lista de tres


caracteres existen las categorías: D49, D90-D99, P97-P99

Como podemos observar algunas categorías no fueron utilizadas, como ocurre con: E91-E99,
H96-H99, K94-K99, T99 e Y99. Esto deberá tomarse en consideración ya que si por error se
utilizara una de estas rúbricas, los sistemas de captura con controles programados las
rechazaran.
La clasificación mantiene un orden sobre la base de varios ejes como fue recomendado por
William Farr. Dada su funcionalidad gran parte de este diseño ha perdurado hasta la fecha:

Capítulo I Ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias, es un capítulo que


agrupa enfermedades epidémicas y a nivel de grupos se observan dos ejes
principales, tales son:
• Grupos amplios de organismos infecciosos (bacterias, rickettsias, vírus, hongos,
artrópodos, parásitos)
• Modo de transmisión, (agua y alimentos, vectores, sexual, etc.)

Capítulo II Tumores [Neoplasias] es un capítulo que a nivel de grupos se pueden observar dos
ejes principales

• Primero comportamiento del tumor: (maligno, in situ, benigno, incierto o


desconocido).

225
• Dentro de los grupos organizados según su comportamiento, el siguiente eje de
clasificación a nivel de categoría es por sitio anatómico del tumor: (Boca, faringe,
esófago, etc.), excepto unas pocas categorías de tres caracteres que se refieren a la
morfología; tales como melanomas, leucemias, linfomas.
Buena parte de los capítulos están organizados por sitio anatómico como ocurre con los
sistemas:
• XI Enfermedades de sistema digestivo
• VI Enfermedades del sistema nervioso
• IX Enfermedades del sistema circulatorio, etc.

 Grupos. Constituyen el segundo Nivel de Organización dentro de la CIE.

Son bloques homogéneos de categorías de tres caracteres dentro de un capítulo, que reúnen
enfermedades que tienen características en común. Los grupos se presentan en forma de
título con letra negrita, seguido entre paréntesis del rango de las categorías que lo conforman.
Fiebre reumática aguda (I00-I02)
Enfermedades cardíacas reumáticas crónicas (I05-I09)
Enfermedades hipertensivas (I10-I15)
Otros trastornos y los no especificados del sistema circulatorio (I95-I99)

 Categorías. Es la unidad básica, la lista de categorías conforman los capítulos y los


grupos
Una categoría es una rúbrica (clave o código) al cual se ha asignado una enfermedad o un
problema relacionado con la salud, de acuerdo con criterios establecidos. La principal
innovación en la CIE-10 es el uso de códigos alfanuméricos de tres caracteres, con una letra en
la primera posición (A-Z) seguida de dos números (00-99). Gracias a ello el tamaño de la base
de codificación respecto a la Novena Revisión (la cual era solamente numérica, conformada
por códigos de tres dígitos, de la categoría 000-999) creció más del doble e hizo posible que a
la mayoría de los capítulos se les asignará una letra o grupo de letras.

El término arteriosclerosis se codifica en I70.9 que corresponde a la categoría:

Categoría: En la “Lista tabular de inclusiones y subcategorías de cuatro


caracteres” las categorías se presentan con letras blancas sobre un
rectángulo en fondo negro

226
Analicemos la composición de la rúbrica que corresponde a la arterioesclerosis:

I 7 0 . 9

1er. carácter 2do.carácter 3er. carácter punto decimal 4to. carácter

(Categoría) (Subcategoría)

Cada letra puede contener hasta 100 categorías:


A00-A99 = 100
B00-B99 = 100
C00-C99 = 100

Z00-Z99 = 100

Comentario: es necesario aclarar que se puede utilizar la palabra rúbrica,


para denominar a las categorías de tres y a las subcategorías de cuatro
caracteres.

En las actualizaciones del 2006 la letra “U” pasa a formar el Capítulo XXII: Códigos para
propósitos especiales (U00-U99), sin cambiar el propósito original para el que se había
reservado desde la primera edición de la CIE-10: en dos grupos, los códigos:

U00-U49 Asignación provisoria de nuevas afecciones de etiología incierta o de uso emergente.


U50-U99 Códigos para investigaciones y subclasificaciones alternativas. Por ejemplo, cuando
se someta a prueba una clasificación alternativa para un proyecto especial.

 Subcategorías: Son las rúbricas de cuatro caracteres. Dan mayor especificidad a los
diagnósticos; resultan de la subdivisión de las categorías a las cuales se le agregan
cuartos caracteres precedidos por un punto decimal. Cada categoría contiene un
número variable de subdivisiones y pueden tener hasta un máximo de 10 que van del
.0 al .9

227
Este nivel de especificidad es de gran utilidad para múltiples propósitos; por ejemplo, para el
estudio específico de una enfermedad y sus variantes, complicaciones, distintos órganos o
partes del cuerpo afectadas por ella. En general las subdivisiones se utilizan para clasificar
circunstancias, etiología o características específicas de la afección contenida en la categoría.

Existen dos subcategorías destinadas por lo general a la misma finalidad:


• El cuarto carácter .8 se reserva para “otras variantes”, las que por su frecuencia e
importancia, no ameritan un código propio (cabe aclarar que en algunas categorías no
se incluye este carácter).
• El cuarto carácter .9 se usa mayormente para darle el mismo significado que el título
de la categoría sin añadir ninguna información adicional. Este carácter sin otra
especificación está siempre incluido cuando la categoría posee apertura de
subcategorías. Es utilizado para aquellos trastornos que el médico no especificó, y que
debieran especificarse.
Los cuartos caracteres se presentan a continuación de cada categoría. Cuando existen cuartos
caracteres comunes a un grupo de categorías, para evitar repeticiones, estos localizan en otra
parte, por lo general al comienzo del grupo de las categorías involucradas y al inicio del
Capítulo XX las subdivisiones referentes al “lugar de ocurrencia de la causa externa”.

a) Diabetes mellitus (E10-E14), los cuartos caracteres son los mismos para las
categorías: E10-E14; Para evitar repeticiones las subdivisiones no se presentan a
continuación de cada categoría; en su lugar existe la siguiente referencia o
leyenda: “para el cuarto carácter ver las subdivisiones antes de E10”. Al inicio de
la lista de las subdivisiones, viene la siguiente instrucción: “Las siguientes
subdivisiones de cuarto carácter son para ser usadas con las categorías E10–
E14:”
b) Enfermedades glomerulares (N00-N08), existen subdivisiones de cuarto
carácter comunes para las categorías N00-N07, las subdivisiones se localizan
antes de la categoría N00. No aplican para el caso de la categoría N08, en virtud
de que ésta tiene sus propias subdivisiones de cuarto carácter.
c) Embarazo terminado en aborto (O00-O08), en este grupo existen
subdivisiones comunes para las categorías O03-O06 las cuales se localizan antes
de la categoría O03.

228
d) Capítulo XX Causas externas de morbilidad y mortalidad (V01-Y98), en la
mayoría de las categorías donde existen subdivisiones comunes, las referencias
y las subdivisiones se localizan al inicio de los grupos y no de las categorías como
en el resto de los capítulos, excepto las subdivisiones relacionadas con el “lugar
de ocurrencia” que se localizan al comienzo del Capítulo XX.
e) Observemos: Las situaciones de subcategorías comunes a un grupo de
categorías comienzan con la leyenda: “Las siguientes subdivisiones de cuarto
carácter, se usan con las categorías….
Cabe destacar que los ejemplos mencionados, no son los únicos que existen dentro de la CIE-
10.
Existen categorías que no tienen subdivisiones, éstas por lo general clasifican afecciones únicas
dada su frecuencia, severidad o vulnerabilidad a las acciones de salud pública, como es el caso
de A33 Tétanos neonatal, C33 Tumor maligno de la tráquea, I10 Hipertensión esencial
(primaria), etc.
Para las categorías sin subdivisiones, se recomienda utilizar una “X” en reemplazo del cuarto
carácter que no posee, con el propósito de mantener la longitud estándar de los códigos, en
los sistemas de procesamiento de datos.

Comentario: Los casos en que no aparecen las subdivisiones de cuarto


carácter ubicadas debajo de la categoría, el codificador deberá tener
cuidado al completarla codificación con la subdivisiones revisando si
existe alguna instrucción a continuación del título de la categoría o en
caso de que corresponda a una causa externa del Capítulo XX (V01-Y98)
revisar las instrucciones para las subdivisiones al principio de los grupos,
si no hay instrucción a nivel de categoría o de grupo para asignar una
subcategoría, entonces sin temor a equivocarse anote .X en la cuarta
posición; ¡recuerde! las subdivisiones referentes al lugar de ocurrencia
se localizan al principio del Capítulo XX

C52 Tumor maligno de la vagina


C52.X Tumor maligno de la vagina

Fractura del cuello del fémur causada por resbalón por piso irregular en el patio
de su casa.

Su codificación:
Causa Externa: W01.0 (Caída en el mismo nivel por deslizamiento, tropezón y traspié en
vivienda).

229
Naturaleza de la lesión: S72.0 (Fractura del cuello de fémur)
Procedimiento de búsqueda. El índice ofrece el código W01.– El punto y guion que reemplaza
la subcategoría indica que esta categoría, comprende subdivisiones, cuya instrucción se
localiza en el Volumen 1 al inicio del grupo al que corresponde, después del título.
Caídas
(W00–W19)
[Ver nota al inicio de este capítulo sobre o lugar de ocurrencia]
Código del lugar de ocurrencia

El código del lugar de ocurrencia de la causa externa debe separarse del código de tres
caracteres del Capítulo XX, usando las siguientes categorías como variable separada. Los países
que no desean o no pueden utilizar una variable separada pueden seguir clasificando el lugar
de ocurrencia de la causa externa usando las siguientes subdivisiones de cuatro caracteres con
las categorías W00–Y34 excepto X59.–, Y06.– y Y07.–. Esta es una recomendación de la CIE-10,
en las actualizaciones de 2012

.0 Vivienda
Apartamento
Casa (residencial)

Recordemos: cuando en una categoría de tres caracteres no se observa


la presencia de cuartos caracteres, fijarse después del título de la
categoría y si se trata de información clasificable en el Capítulo XX,
revisar la instrucción al comienzo del grupo al que pertenece la
categoría en cuestión.

Recordemos: toda categoría que no posea apertura de cuarto carácter,


en su reemplazo (como cuarto carácter), se le debe agregar una “X”.

230
Estructura de la Lista tabular de la CIE-10 en el Volumen I
Ejemplo:

CAPÍTULO GRUPOS CATEGORÍAS SUBCATEGORÍAS

IX Enfermedades del Fiebre reumática I00 Fiebre reumática I01.0 Pericarditis


sistema circulatorio Aguda (I00-I02) sin mención de reumática aguda
(I00-I99) . complicación .
cardíaca

I01 Fiebre reumática


con complicación
cardíaca

Morfología de los tumores [Neoplasias]

Los tumores primariamente se clasifican en el Capítulo II de acuerdo a su comportamiento y


sitio anatómico.

Esta clasificación puede usarse de forma adicional opcional para clasificar el tipo morfológico
de los tumores. Los códigos de morfología constan de cinco caracteres, precedidos por la letra
M. Los cuatro primeros identifican el tipo histológico del tumor y el quinto separado con una
diagonal indica el comportamiento: /0 Benigno, /1 Incierto si es benigno o maligno, /2
Carcinoma in situ, /3 Maligno, sitio primario, /6 Maligno sitio metastásico y /9 Maligno incierto
si el sitio es primario o metastásico.
En la nomenclatura que aparece en esta clasificación los códigos de morfología incluyen el
código de comportamiento; apropiado para el tipo histológico; sin embargo el código de
comportamiento deberá cambiarse si el registro del tumor indica otro comportamiento o se
dispone de otra información adicional.

Recomendación: Esta clasificación no se debe utilizar en la codificación


de la morbilidad y de la mortalidad. La CIE-10 la ofrece para quien
requiera conocer la morfología [tipo histológico] y usarlo en estudios
especiales de forma opcional adicional a los códigos de comportamiento
y sitio anatómico del Capítulo II donde primordialmente se clasifican las
neoplasias.

La Clasificación morfológica de los tumores (Códigos M) se utiliza en los


Registros del cáncer [Neoplasias malignas]

Listas especiales para la tabulación.

231
Son listas cortas basadas en la lista de categorías de tres caracteres, se ofrecen para ser usadas
en la elaboración de cuadros estadísticos, (formada por rúbricas que contienen categorías
individuales dada su importancia epidemiológica o grupos de categorías que tienen
características en común) en vista de que la lista de categorías de tres caracteres o la Lista
tabular de subcategorías de cuatro caracteres son demasiado largas para la tabulación y para
el análisis de la información.
La CIE-10 propone cuatro listas para la mortalidad (las listas 1 y 2 para la mortalidad general y
las listas 3 y 4 para la mortalidad infantil y del niño) las rúbricas que conforman las listas de
mortalidad van precedidas de un dígito que identifica el número de la lista en cuestión, dado
que las rúbricas que conforman las listas son las mismas inician con 001 y terminan en 901, y
una lista más de tabulación para la morbilidad, ésta no contiene dígito verificador por ser única
.
2. 1. 2 Uso del volumen I

Para la codificación de los diagnósticos el Volumen I desempeña un rol muy importante, ya que
una vez localizada la rúbrica correspondiente de un determinado diagnóstico en el Volumen 3
(Índice Alfabético), deberá comprobarse siempre y leer cuidadosamente los términos de
inclusión y exclusión a nivel de categoría, grupo y capítulo en este volumen para asignar el
código definitivo.

Para la interpretación correcta de los títulos de las rúbricas (categorías y subcategorías) de los
términos de inclusión y de exclusión; es importante que el codificador conozca, los conceptos
básicos, así como el significado y uso de las convenciones.
• Conceptos básicos:
• Términos de inclusión
• Términos de exclusión
• Descripciones de glosarios
• Sistema de cruz o daga (†) y asterisco (*)
• Otras codificaciones dobles opcionales
• Quintos caracteres opcionales

• Convenciones usadas:
• Paréntesis ( )
• Corchetes [ ]
• Dos puntos :
• Llave }
• Siglas SAI y NCOP
• Punto y guion.-
• La “y” en los títulos

232
Términos de inclusión. Son términos diagnósticos listados que se añaden después de los
títulos de las rúbricas, como ejemplo de información que debe clasificarse en ellas, los cuales
pueden ser:
-Sinónimos del título de la rúbrica.
-Padecimientos o condiciones diferentes, pero que por su naturaleza deben ser clasificados
dentro de esa rúbrica.
-Sitios anatómicos o productos farmacéuticos, los cuales deben leerse siempre junto con el
título de la categoría o subcategoría.

D24 Tumor benigno de la mama


Mama:
•partes blandas
•tejido conjuntivo

A la categoría D24 se le asignó tumor benigno de mama, la rúbrica se utiliza para codificar un
tumor benigno de la mama sin mayor especificación y cuando se especifica cualquiera de las
estructuras descritas en los términos de inclusión; en la lectura de los términos de inclusión se
le antepone el título de la categoría:
• Tumor benigno de la mama partes blandas
• Tumor benigno de la mama tejido conjuntivo
• Así como el término contenido en el título: Tumor benigno de la mama

Todas las formas como el médico haya registrado este diagnóstico, se codifican en
D24.X

Estos términos de inclusión listados son una guía del contenido de la categoría, son términos
importantes o comunes que pertenecen a la rúbrica, cabe mencionar que estas listas no son
exhaustivas, algunos términos solo se localizan en el Índice alfabético (Vol. 3) por lo cual se
recomienda siempre consultarlo, antes de codificar cualquier información diagnóstica.
Existen también notas precedidas de la palabra “incluye” seguidas de una lista de términos,
después de un capítulo, grupo y categoría, son descripciones diagnósticas generales comunes a
un grupo de categorías o a todas las subcategorías de una categoría de tres caracteres; según
la ubicación de la nota.
Términos de exclusión. Son notas precedidas por la palabra “excluye” que listan afecciones.
Estos son términos que por el título del capítulo, grupo y rúbricas podrían sugerir que pudieran
clasificarse en estas pero, en realidad se clasifican en otra parte; a continuación del término
excluido, entre paréntesis se indican las rúbricas referentes al capítulo, grupo de categorías,
categoría o subcategoría donde realmente se clasifican.

233
En este momento del estudio, el alumno acompañará esta
ejemplificación con el Volumen I de la CIE-10, con las actualizaciones del
2015 en forma impresa o electrónica, llevando a cabo su propia
experiencia.

a) A nivel de capítulo: debajo del título de los capítulos, se pueden presentar


notas de inclusión y de exclusión:

Capítulo I Ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias (A00–B99)


Incluye: enfermedades generalmente reconocidas como contagiosas o
transmisibles.
Excluye: ciertas infecciones localizadas —ver los capítulos de los
correspondientes sistemas del cuerpo, enfermedades infecciosas y parasitarias
que complican el embarazo, parto y puerperio [excepto tétanos obstétrico],
enfermedad por virus de la inmunodeficiencia humana [VIH] que complica el
embarazo, parto y puerperio (O98.7).

Como bien podrá observarse la nota de exclusión, indica cuáles enfermedades infecciosas, no
se hallan incluidas en este Capítulo I, indicando en qué capítulo(s), grupo, categoría o
subcategoría se clasifican, mediante la mención de una referencia de los códigos encerrados
entre paréntesis.

b) A nivel de grupo de categorías: debajo del título del grupo, igualmente


pueden observarse notas de inclusión y/o de exclusión.

Tuberculosis (A15–A19)

Incluye: infecciones debidas a Mycobacterium tuberculosis y Mycobacterium


bovis

Excluye: Enfermedad por virus de la inmunodeficiencia humana [VIH]


…resultante en tuberculosis (B20.0)
…neumoconiosis asociada con tuberculosis (J65)
…secuela de tuberculosis (B90.–)
…silicotuberculosis (J65)

…tuberculosis congénita (P37.0)

234
c) A nivel de categoría: debajo del título de la categoría, igualmente pueden
observarse notas de inclusión y o de exclusión.
A19 Tuberculosis miliar

Incluye: poliserositis tuberculosa


tuberculosis:
• diseminada
• generalizada

d) A nivel de subcategoría: se puede observar debajo del título, si la


subcategoría posee una nota de exclusión
A41.4 Sepsis debida a anaerobios
Excluye: gangrena gaseosa (A48.0)
Cabe aclarar que cuando las notas de inclusión o de exclusión se hallan al principio de un
capítulo, son aplicables a todas las rúbricas (categorías y subcategorías) del capítulo, si se
ubican al comienzo de un grupo, son aplicables para todo ese grupo (categorías y
subcategorías) y si se localizan al comienzo de una categoría, afectan a las subcategorías de
dicha categoría, y cuando se hallan incluidas en una subcategoría, son aplicables sólo a ella.

Glosarios y otras definiciones.


Se emplean para clarificar el contenido de las rúbricas, existen glosarios en los Capítulos V,
Capítulo XX y Capítulo XXI.

Glosario del Capítulo V: Trastornos mentales y del comportamiento:


Este Capítulo contiene un glosario de términos para que los especialistas lo utilicen al registrar
los diagnósticos apegados a estas definiciones. Esta recomendación se incluye dado que la
terminología de los trastornos mentales varía entre países; un mismo nombre se puede usar
para describir afecciones diferentes. El codificador no debe utilizar las definiciones para
codificar, sólo debe ajustarse al término escrito por el profesional.

Observemos: Por ejemplo la categoría F20 Esquizofrenia. En ella se


menciona una breve síntesis de las características propias de la
enfermedad y sus distintos tipos.Con el Vol.1 en mano, el alumno leerá
lo específico de esta categoría.

235
Glosarios del Capítulo XX:
Comprende definiciones relacionadas con los accidentes de transporte; como auxiliar para el
codificador; clarifican el contenido de la rúbrica cuando se desconoce la terminología usada en
el informe, o no se describen en forma satisfactoria los hechos; así como, cuando no se
especifica el papel de la víctima, el modo de transporte, o la contra parte si se trata de un
choque o colisión.

Observemos: Con el Vol. 1 en mano el Glosario del Capítulo XX


“Definiciones relacionadas con accidentes de transporte” (Se encuentran
al inicio del capítulo, después de los “Códigos de actividad”).

Glosario del Capítulo XXI:


Contiene algunas definiciones que aclaran el contenido de las rúbricas, como guía para la
correcta codificación de las atenciones por otros motivos o factores que influyen en el estado
de salud y contacto con los servicios de salud, que no necesariamente implican una
enfermedad, trastorno o traumatismo pero generan costos; es decir, personas que no estando
enfermas solicitan atención por una condición presente como:
•Donar un órgano o tejido
•Recibir una vacuna
•Discutir un problema que no es por sí misma una enfermedad

Estos glosarios se encuentran básicamente en las categorías Z60 a Z63.


Z60.1 Problemas relacionados con situación familiar atípica
Problemas Relacionados con la crianza de los niños donde no se da la situación
familiar de convivir con ambos padres biológicos, sino con uno solo de ellos u
otra(s) persona(s).

Sistema de cruz o daga (†) y asterisco (*)

A partir de la Novena Revisión de la CIE se incluyó este sistema que permite asignar dos
códigos a una misma enfermedad. Un código de cruz o daga (†) se refiere a la enfermedad
básica generalizada y otro con un asterisco (*) para la manifestación de la enfermedad en un
órgano o localización en particular.
La doble clasificación de daga y asterisco permite clasificaciones para presentaciones
estadísticas alternativas de la CIE, destacándose que el código de daga es el código primario y
debe ser siempre utilizado. El código de asterisco (manifestación clínica) jamás debe ser
utilizado solo, no obstante para la codificación de morbilidad la secuencia de daga y asterisco
puede ser revertida cuando las manifestaciones de una enfermedad son el foco primario de la
atención. Las estadísticas que incorporan los códigos de daga son las que se adecuan a la

236
clasificación tradicional para la presentación de datos de mortalidad y de otros aspectos de la
atención médica.
El código de asterisco puede ser usado principalmente en las estadísticas de morbilidad para la
planificación y la evaluación de la atención médica, entre otras.

Meningitis tuberculosa A17.0† G01*.


Hospitalizado en el Servicio de Neurología

Para esta expresión diagnóstica la CIE-10 ofrece doble codificación. La instrucción para su uso
es que en la codificación de la mortalidad, el código primario es el código de daga o cruz
A17.0†; mientras que para la morbilidad, los códigos de daga y asterisco se usan
indistintamente; (daga (†) si la afección tratada es la afección primaria y asterisco (*) si la
afección tratada fuese la manifestación), en este caso es el código primario G01* por referirse
a la manifestación (de acuerdo al servicio de atención); vemos entonces que de acuerdo a la
información registrada, en morbilidad los códigos de asterisco y daga o cruz pasan a ser
adicionales opcionales, respectivamente.

Recordemos: En la codificación de la mortalidad, el código primario es el


código de daga o cruz (†), mientras que para la morbilidad el código de
daga o cruz (†) y asterisco (*) se usan indistintamente como códigos
primarios (el código de daga o cruz (†) si la afección primaria o básica es
la tratada, pero si la afección tratada fuese la manifestación se usa el
código de asterisco (*).

Los códigos de cruz y asterisco en la Lista tabular pueden presentarse en las tres formas
siguientes:

I. La daga o cruz (†) y el asterisco (*) aparecen a cada lado del título de la rúbrica
(categoría o subcategoría).
Todos los términos de inclusión llevan la doble codificación y tienen el mismo código
alternativo.

Comprobemos: con el Volumen 1 la categoría A17.0

A17.0† Meningitis tuberculosa (G01*) Leptomeningitis tuberculosa


Tuberculosis de meninges (cerebral) (espinal)

Esto indica que la meningitis tuberculosa, afección identificada en el título de la subcategoría


así como sus términos de inclusión: leptomeningitis tuberculosa, tuberculosis de meninges,
tuberculosis de meninges cerebral, tuberculosis de meninges espinal, se codifican con ambos
códigos; siendo el código primario A17.0 † y como código adicional opcional G01.X*

237
II. La daga o cruz (†) aparece sola en el encabezado de la rúbrica y a ese nivel no existe el
código de asterisco alternativo.

El presente ejemplo demuestra que todos los términos listados bajo esta rúbrica son objeto de
codificación doble, con el mismo código de daga, pero con diferente código de asterisco, dado
que la manifestación se produce en diferentes estructuras.

III. En el título de la rúbrica no aparece el código de la cruz ni el código de asterisco, pero


sí en algún término de inclusión.
Comprobemos: con el Volumen 1, la subcategoría A18.4
A18.4 Tuberculosis de la piel y el tejido subcutáneo
Eritema indurado tuberculoso
Escrofuloderma
Lupus:
•exedens
•vulgaris:
•SAI
•del párpado † (H03.1*)
En el ejemplo anterior el único término sujeto a la doble codificación es: lupus vulgaris del
párpado † (H03.1*). Después del término aparece la daga o cruz, seguida del código de
asterisco entre paréntesis la codificación doble queda A18.4† (H03.1*)

238
Recomendación:

Comentado brevemente este sistema de Doble Codificación, es


conveniente que el alumno se remita al Volumen 2 punto 3.1.3 para
efectuar una lectura comprensiva de él y del punto siguiente, referido a
“Otras codificaciones dobles opcionales”, aplicando luego lo aprendido
mediante la resolución de Guías Prácticas a indicar por el Tutor.

Subdivisiones suplementarias para uso a nivel de quinto carácter o subsecuentes:

Las subdivisiones a nivel de quinto carácter son subclasificaciones diferentes a las de cuarto
carácter; se usan de forma adicional opcional. Estas subdivisiones se ofrecen en los Capítulos
XIII, XIX y XX, la información que capta cada una de ellas es de diversa índole; a saber:

Capítulo XIII Enfermedades del sistema osteomuscular y del tejido conjuntivo:


En este capítulo los quintos caracteres se usan con el propósito de clasificar el sitio anatómico
comprometido, cuando en el diagnóstico viene mencionado, y se codifica en alguna rúbrica
donde no se hace referencia al sitio. La instrucción para su uso se localiza a continuación de los
títulos de las categorías en las que aplican. También se ofrece la opción para uso de quintos
caracteres en alteraciones de la rodilla, dorsopatías y con lesiones biomecánicas.
Capítulo XIX Traumatismos, envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas
externas:

Este capítulo utiliza quintos caracteres para indicar fracturas abiertas o cerradas y
traumatismos intracraneales, intratorácicos e intraabdominales con o sin herida abierta. La
instrucción para su uso se localiza después del título de las categorías correspondientes.
Capítulo XX Causas externas de morbilidad y mortalidad:

La instrucción para usar subdivisiones de quinto carácter se da con el propósito de conocer la


actividad que realizaba la víctima en el momento del suceso; dicha instrucción se localiza al
principio del Capítulo XX, Vol. 1, inmediatamente después de las subdivisiones de cuarto
carácter para identificar el lugar de ocurrencia con la que no se debe confundir; esta
advertencia se incluye dado que los codificadores confunden frecuentemente la instrucción.

239
Recomendación:

El alumno se remitirá al Volumen 1, ubicando los capítulos mencionados


identificando lo manifestado sobre el uso del quinto carácter de uso
opcional.

• Convenciones usadas en la Lista tabular de inclusiones y subcategorías de cuatro


caracteres
La CIE, a lo largo de los Capítulos, Grupos, Categorías y Subcategorías del Volumen I utiliza
algunas convenciones especiales, las cuales deben ser entendidas de manera muy clara por los
codificadores. Estas convenciones son usadas con el propósito de evitar repeticiones y facilitar
la lectura de los títulos de las rúbricas así como los términos de inclusión y exclusión. Las ocho
convenciones, usadas en la Lista tabular son:

( ) Paréntesis
[ ] Corchetes
: Dos puntos
} Llave
SAI Sin otra especificación o no especificado
NCOP No clasificado en otra parte
Y en los títulos
.- Punto y guion

Debiendo ser el Volumen II de la CIE-10, el material básico de lectura


permanente que acompañará a este módulo de apoyo, el alumno se
remitirá a él y en el punto 3.1.4, leerá detenidamente cuál es la utilidad
de cada convención.

Ya realizada la lectura de las convenciones se presenta el siguiente cuadro resumen


ejemplificando cada caso en particular:

Paréntesis ( ): Esta convención en el Volumen 1 [Lista tabular] se utiliza para


cuatro propósitos; a saber:

240
Usos de los paréntesis en la Lista tabular Ejemplo

a) Para encerrar palabras complementarias


a un término diagnóstico sin que estas I10.X Hipertensión esencial (primaria)
afecten la codificación
D07.1 Carcinoma in situ de la vulva

b) Para encerrar el código al cual se refiere Tumor intraepitelial vulvar [TIV], grado III, con
un término de exclusión o sin mención de displasia severa
Excluye: displasia severa de vulva SAI (N90.2)

Enfermedades del esófago, del estómago y


c) Para señalar las categorías que del duodeno (K20-K31)
comprende un capítulo o un grupo
Excluye: hernia hiatal (K44.–)

A18.7† Tuberculosis de glándulas


suprarrenales (E35.1*)
E35.1* Trastornos de las glándulas
d) Para encerrar el código de asterisco en suprarrenales en enfermedades clasificadas
una categoría de daga y el código de en otra parte
daga en una categoría de asterisco
Enfermedad de Addison tuberculosa (A18.7†)

Síndrome de Waterhouse–Friderichsen
(meningocócico) (A39.1†)

Corchetes [ ]: Se localizan en el Volumen I.


Los corchetes se utilizan en tres situaciones, a saber:

Uso de los corchete en la Lista tabular Ejemplo:

a) Para encerrar sinónimos, palabras


F98.5 Tartamudez [espasmofemia]
alternativas o frases explicativas

C02.8 Lesión de sitios contiguos de la lengua


b) Para referirse a notas previas
[Ver nota 5, al inicio de este capítulo]

c) Para referirse a un conjunto de F10 Trastornos mentales y del


subdivisiones de cuarto carácter, comportamientodebidos al uso de alcohol
previamente establecido, común a un [Para el cuarto carácter ver las subdivisiones
grupo de categorías antes de F10]

Dos puntos: Se utilizan para listar términos de inclusión y exclusión. Significa que el término
que antecede a los dos puntos no es un término completo, deberá complementarse con uno o
más de los términos listados después del símbolo.

241
J99.8* Trastornos respiratorios en otras enfermedades clasificadas en otra parte
Trastornos respiratorios en:
• amebiasis (A06.5†)
• crioglobulinemia (D89.1†)
• espondilitis anquilosante (M45†)
• esporotricosis (B42.0†)
• sífilis (A52.7†)

Los términos relacionados con la convención se leen de la siguiente forma: Trastorno


respiratorio en amebiasis, Trastorno respiratorio en crioglobulinemia, Trastorno respiratorio
en espondilitis anquilosante, Trastorno respiratorio en esporotricosis y Trastorno respiratorio
en sífilis.

Llave}
La llave indica que las palabras que preceden y siguen al símbolo no son términos completos;
los términos de la izquierda, deben complementarse con el término que está a continuación de
la llave.
J98.5 Enfermedades del mediastino, no clasificadas en otra parte

Fibrosis
Hernia del mediastino
Retracción

La lectura correcta de los términos encerrados con la llave es: Fibrosis del mediastino, Hernia
del mediastino y Retracción del mediastino.

SAI: Estas siglas provienen de la expresión latina “sine alter indicatio” cuyo significado en
castellano es “sin otra indicación” o “no especificado”.

Se utilizan para identificar los términos inespecíficos, sirven como advertencia de que la
descripción diagnóstica está expresada en términos generales, en tales casos sería preferible
solicitar más información acerca de la naturaleza o sitio de la afección descrita en términos
generales para mejorar la información.

242
L28.0 Liquen simple crónico
Liquen SAI
Neurodermatitis circunscrita

El término de inclusión asociado con esta convención se lee como: liquen. Como se puede ver
en la subcategoría L28.0 el término liquen seguido de las siglas SAI, significa que este es un
término general, que existen variantes (como L. albo y L. atrófico) que se clasifican en otra
parte, las cuales son preferibles a ésta por ser más específicas; pero si está informado por el
médico como Liquen, y no hubo aclaración, no se puede codificar con otro cuarto dígito que
no sea el “0”.

Recomendación: Ver otras variantes en el Volumen III

NCOP: Significa “no clasificado en otra parte”


Cuando aparece en el título de una categoría de tres caracteres sirve como advertencia de que
algunas variantes especificadas de la afección listada pueden aparecer en otras partes de la
clasificación

J16 Neumonía debida a otros microorganismos infecciosos, no clasificados en


otra parte
Excluye: neumocistosis (B59)
neumonía:
• SAI (J18.9)
• congénita (P23.–)
• ornitosis (A70)

Estas siglas si bien suele utilizarse en el Volumen I, es más frecuente encontrarlas en el


Volumen III.
“Y/O” en los títulos.
A18.0 Tuberculosis de huesos y articulaciones

Los términos posibles contenidos en el título de la subcategoría y su lectura es:


Tuberculosis de los huesos, Tuberculosis de las articulaciones, Tuberculosis de los huesos y
articulaciones.

243
.- (Punto y guion).
Este símbolo se encuentra tanto en el Volumen I como en el Volumen III. Cuando acompaña a
categorías de tres caracteres seguida de un punto y guion, indica que la categoría en cuestión
tiene subdivisiones de cuatro caracteres, y que el codificador deberá completar y determinar la
subcategoría apropiada en función de la información que se vaya a codificar.
Enfermedades debidas a protozoarios (B50-B64)
Excluye: amebiasis (A06.-)
Otras enfermedades intestinales debidas a protozoarios (A07.-)

El codificador deberá cuidar de hacer bien la selección de la subcategoría a buscar, ya que el


mismo Volumen 3 nos puede dar la indicación de donde localizarlo dentro de este, ej: Nota
después del término Quemadura; o ya en el Volumen I, ser parte de una lista para un grupo de
categorías, ej: códigos para el grupo del W00-Y34, excepto X59.-, Y06.- y Y07.-. Ver en el
Volumen 1 “Código del lugar de ocurrencia”, al inicio del capítulo XX

2. 2. Volumen 2
2.2.1 uso del volumen 2

Este Manual contiene:


1.- Introducción
2.- Descripción de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y
Problemas Relacionados con la Salud
3.- Cómo utilizar la CIE
4.- Reglas y orientaciones para la codificación de la mortalidad y la morbilidad
5.- Presentación estadística
6.- Historia del desarrollo de la CIE
7.- Apéndices

Recordemos: Este volumen es la base para el conocimiento de la CIE-10


por lo que se solicita volver a él toda vez que se tenga que consultar algo
referido a ella. Releerlo e interpretarlo significa conocer la clasificación
por dentro y no solo asignar un código.

Descripción de la CIE (Apartado 2) se brindan los conocimientos necesarios acerca de la


importancia de la Clasificación, su propósito y aplicabilidad, su estructura y organización.
Cómo utilizar la CIE (Apartado 3) se describen las convenciones utilizadas en los volúmenes 1 y
3 para la interpretación de los títulos de las categorías o subcategorías (rúbricas), así como los

244
términos de inclusión y exclusión y las situaciones en los que se pueden usar dos códigos para
algunas afecciones, tales como “el sistema de daga y asterisco” (cruz † y asterisco *) todo lo
cual debe ser conocido por los codificadores.

Reglas y notas para la codificación de la mortalidad y la morbilidad - (Apartado 4)


El Volumen 2 contiene en los apartados 4.1.1, 4.1.2 y 4.1.3 conceptos básicos del registro de
las causas de muerte; así como, el “modelo internacional de certificado médico de causa de
defunción” y las orientaciones para la certificación y registro de las causas de defunción y en el
apartado 4.4.1 describe las orientaciones para el registro de la morbilidad, para el personal
que brinda la atención médica. Estos conceptos son de gran importancia para el personal
médico responsable del registro de las causas de muerte y de las afecciones que motivaron la
atención. Gran parte de la información depende de la calidad con la que se llenan estos
registros, de ahí la importancia de que los médicos conozcan estos lineamientos y llenen
correctamente estos formularios que constituyen la fuente primaria de los datos.
El contenido principal del Volumen 2, de mayor relevancia para el codificador son “Las reglas y
orientaciones para la codificación de la mortalidad y la morbilidad”, las cuales deberán ser
conocidas y aplicadas conforme a la normatividad de la CIE; su objetivo es lograr que la
codificación y la selección de una causa (única) para que el análisis de la información sea
homogénea en cualquier parte del país y del mundo. Estas reglas se verán de manera detallada
en los siguientes módulos, motivo principal del curso.
Presentación estadística – (Apartado 5)
Este apartado contiene las recomendaciones para la presentación estadística de los datos para
comparación internacional, así como las orientaciones para la presentación de cuadros
estadísticos con datos nacionales o locales; es un material de gran relevancia para las personas
que participan en el desarrollo de sistemas de información y en el análisis de la información
tanto de las variables diagnósticas como de otras variables relacionadas.

5.6 Recomendaciones en relación con los cuadros estadísticos para comparación


internacional

En este punto la CIE-10 define los lineamientos a seguir cuando se publiquen datos estadísticos
sobre mortalidad y morbilidad con base en la CIE. De las recomendaciones de la OMS, las más
importantes son las siguientes:

Debe haber concordancia con las listas contenidas en la CIE-10 (Listas de tres y cuatro
caracteres, una de las listas especiales de tabulación para la mortalidad y la lista de tabulación
para la morbilidad).

Las clasificaciones por edad deben seguir las agrupaciones descritas en el apartado 5.6.

La clasificación geográfica también deberá estar de acuerdo con la división administrativa de


cada país y también se recomienda distinguir a las ciudades con más de un millón de
habitantes, y agregados de tipo urbano y rural.

245
Estándares, recomendaciones y requerimientos para informes sobre salud materna e
infantil
La CIE-10 presenta en los apartados 5.7 y 5.8 las definiciones relacionadas con la salud
materna e infantil y requerimientos para informes de mortalidad materna. Estas secciones
deben ser revisadas y aprendidas por los usuarios tanto para la codificación como para la
presentación estadística y el análisis. Con ello es posible mantener la comparación al interior
del país y con otros países.

Otras recomendaciones versan sobre el cuidado que deberá tenerse ante las situaciones
siguientes:

El Volumen 2 de la CIE-10 contiene además recomendaciones acerca de la proporción de


muertes clasificadas en causas mal definidas (Capítulo XVIII). Esta proporción se usa como un
indicador de calidad de los datos y cuando es elevada debe ser revisada. Se advierte además
sobre los problemas con la integración de información de morbilidad y que las definiciones y
orientaciones aprobadas son para el uso de episodios de atención a la salud y para la selección
de causa única.

• Precauciones cuando las listas de tabulación incluyen subtotales. Deberá tenerse


cuidado cuando se usan las “listas para tabulación” recomendadas en el sentido de
que hay grupos, categorías o subcategorías individualizadas que pueden estar
incluidas en un subtotal.
• Generación de información de las poblaciones pequeñas. Para las estadísticas de
poblaciones pequeñas se recomienda usar grupos grandes de rúbricas por ejemplo por
grupos o por capítulos de la CIE-10.
• Celdas vacías y celdas con frecuencias bajas. Recomienda que cuando se usa una de las
listas especiales para la tabulación en el caso de que no existan datos en ninguna de
las celdas se omitan esas rúbricas.

El Volumen 2 también incluye recomendaciones tales como: responsabilidad para la


certificación médica de la causa de defunción, modelo de certificación médica de causa de
defunción, confidencialidad de la información médica, selección de la causa para la tabulación
de la mortalidad.

Historia del desarrollo de la CIE - (Apartado 6)


Contiene una breve reseña histórica de la CIE, su origen y evolución en cada una de las
revisiones efectuadas y los trabajos previos para la décima revisión. El primer ensayo de una
clasificación sistemática de enfermedades fue hecho por Francois Bossier de Lacroix (conocido
como Sauvages) en el siglo XVIII. Destaca la influencia de William Farr en el diseño de la
primera clasificación de Bertillon cuyas bases han tenido repercusiones hasta nuestros días.
Origen Un siglo antes se había iniciado el estudio estadístico de las enfermedades con el
tratado de John Graunt sobre las tablas de mortalidad de Londres, con el estudio de la
mortalidad de niños que nacieron vivos y murieron antes de los 6 años, como no se registraba
la edad de los fallecidos, seleccionó aquellas defunciones propias de este grupo etario; a pesar
de que su clasificación fue elemental, su cálculo de que un 36% de las defunciones ocurrían
antes de cumplir los seis años resultó ser correcta a la luz de los conocimientos ulteriores.

246
Adopción de la Lista Internacional de Causas de Defunción
La primera Lista Internacional de Causas de Defunción preparada por Jacques Bertillon (1851-
1922) fue presentada en el primer Congreso Internacional de Estadística en 1893; contenía tres
clasificaciones o listas con 44, 99 y 161 categorías respectivamente, y estaba basada en la
clasificación de causas de defunción utilizadas por la ciudad de París que en la revisión de
1855; era una síntesis de las clasificaciones inglesa, alemana y suiza.
A partir de entonces se llevaron a cabo las revisiones periódicas para actualizarla con la
participación de distintos países, organizaciones e instituciones médicas y de estadística,
siendo las primeras cinco convocadas por el gobierno francés. Hasta entonces era utilizada
para la elaboración de estadísticas de mortalidad. En la quinta revisión se reconoció la
necesidad de contar con una clasificación para estadísticas de morbilidad. Sin embargo esta
necesidad ya había sido señalada por William Farr.
A partir de la Sexta Revisión, la actualización de la CIE ha quedado a cargo de la Organización
Mundial de la Salud con el concurso de los países, organizaciones y centros colaboradores. Se
recomienda que los codificadores conozcan la historia de la CIE a través de la lectura de este
apartado en el Volumen 2.

Apéndices (Apartado 7. )

Apéndice 7.1 Lista de afecciones improbables de provocar la muerte (ver sección 4.1.9, Regla
B)
En la Décima Revisión, en su edición del 2003 se agrega un apéndice con una lista de
“afecciones improbables de provocar la muerte” que sirve como auxiliar a los codificadores en
la aplicación de la regla de modificación B “Afecciones Triviales”. El codificador tiene que
consultar esta lista para ver si la causa seleccionada inicialmente corresponde a una afección
trivial (afección que por sí misma es improbable que provoque la muerte).

Dada la gran aceptación y utilidad de este apéndice en las sucesivas ediciones de la CIE-10 se
han agregado otros apéndices para ser usados como auxiliares para la aplicación correcta de
las Reglas de Selección y Modificación de la Causa Antecedente Originaria; tales como:

Apéndice 7.2 Lista de afecciones que pueden causar diabetes; es un auxiliar para revisar las
secuencias aceptables para la diabetes debida a otras enfermedades, auxiliar en la aplicación
del Principio General y las Reglas de Selección 1 y 2.

Apéndice 7.3 Lista de afecciones que pueden ser consideradas como consecuencia directa de
procedimientos médicos, dicho apéndice sirve como auxiliar para la aplicación de la regla 3.
Apéndice 7.4 Lista de afecciones que afectan el proceso de tragar, igual que el anexo 7.3 es
auxiliar para la aplicación de la Regla 3 “Consecuencia directa presumida”.
Apéndice 7.5 Clasificación de prioridad de los códigos de naturaleza de la lesión; es auxiliar
para elegir el código adicional de la naturaleza de la lesión en los casos en que en las causas de
defunción se informen múltiples lesiones, cuando la causa básica es una causa externa de la
lesión.
2. 3. Volumen 3

247
El Volumen 3 es el Índice Alfabético del Volumen 1. Su contenido es el siguiente:
• Introducción
o Ordenamiento general del Índice
o Convenciones usadas en el Índice
• Sección I Enfermedades y naturaleza de la lesión
• Sección II Causas externas de la lesión
• Sección III Tabla de medicamentos y productos químicos

La introducción describe la estructura y uso del índice, así como las notas para facilitar la
localización de los términos diagnósticos y sus códigos.

El Volumen 3, además de contener el índice alfabético, refleja las disposiciones de la Lista


tabular; por ejemplo, en las situaciones en las que cambia la codificación cuando un término
diagnóstico se informa junto con otro, o en circunstancias especiales (ciertas afecciones que
complican el embarazo), sin embargo no puede mostrar todas las variantes de los términos
que aparecen en el Volumen 1.
El Índice contiene muchos más términos que el Volumen 1, así como sinónimos que pueden
ser informados en los registros y no aparecer en la lista tabular, por lo que se le considera
complemento esencial del Volumen 1.
El orden (alfabético) y su estructura como ha sido organizado el índice, facilitan una rápida
localización de los términos diagnósticos y con ello el código respectivo. El Índice es el
documento que se consulta inicialmente al codificar un término diagnóstico, consta de tres
secciones, a saber:
La sección I: presenta el índice de enfermedades, síndromes, signos, síntomas, lesiones,
traumatismos y otras razones de contacto con los servicios de salud cuyos términos están
contenidos en los capítulos I-XIX, XXI y XXII, (categorías A00-U99 y Z00-Z99. Incluye además
dos tablas, una con las complicaciones del aborto según tipo y otra con los tumores
[neoplasias] ordenados por sitio anatómico, ofrece cinco códigos posibles para cada sitio,
según el comportamiento (Maligno primario, Maligno secundario, In situ, Benigno y
Comportamiento incierto o desconocido).
La sección II: presenta el índice de causas externas de morbilidad y mortalidad. Esta sección
comprende los términos referentes a las circunstancias del accidente o violencia que
provocaron la lesión o la muerte; tales como accidente, agresión, caída, homicidio, lesión
autoinfligida, etc. No constituyen diagnósticos médicos sino descripciones de los hechos y
estos términos se clasifican en el Capítulo XX (V01 a Y98). Esta sección contiene una tabla para
accidentes de transporte terrestre.

La sección III: Tabla de medicamentos y productos químicos. Contiene el índice de


medicamentos y productos químicos que causan envenenamiento u otros efectos adversos en
estricto orden alfabético; para cada sustancia en 5 columnas provee 5 códigos posibles; 1 para
la naturaleza de la lesión, y 4 para identificar la causa externa según la intencionalidad:

Naturaleza de la lesión, Capítulo XIX


1.- (códigos T36-T65) para la clasificación del envenenamiento

248
Causa externa, Capítulo XX con 4 códigos posibles según la intencionalidad notificada en el
informe médico:
2.- Envenenamiento accidental (X40-X49)
3.- Envenenamiento suicidio (intento) (X60-X69)
4.-Envenenamiento no determinado (cuando no se pudo determinar entre accidental o
intencional) (Y10-Y19)
5.- Efectos adversos, uso terapéutico (Y40-Y59).

El orden de prioridad en la codificación de la mortalidad para la “causa básica de defunción” el


código de la causa externa tendrá preferencia, mientras que el código de la naturaleza de la
lesión es de uso adicional opcional y para la morbilidad el código para la “afección principal”
será el código de la naturaleza de la lesión y un código de la causa externa será adicional
opcional, según la intencionalidad.
El índice (Volumen 3) y la lista Tabular (Volumen 1) son complementarios y siempre deben ser
usados conjuntamente en la codificación. Una vez localizado el término diagnóstico o causa de
defunción y su código en el índice, éste debe ser ratificado en el Volumen 1, o bien
completado, cuando el índice da un código de tres caracteres seguido de un punto y guion.

2. 3. 1. Estructura del Volumen III (Índice Alfabético)


Términos principales. Para evitar repeticiones el índice se ha organizado por términos
principales impresos en negritas, que inician en el primer margen de la izquierda y son
seguidos hacia abajo de una serie de términos en letras claritas llamados modificadores.
En sus tres secciones, el índice presenta los términos diagnósticos, las causas externas y las
sustancias químicas en “términos principales” y “términos modificadores”, para evitar
repeticiones de palabras.

Los “términos principales” corresponden a las palabras que denotan la enfermedad, el tipo de
lesión, la causa externa, el motivo de la atención o el tipo de sustancia y poseen un
ordenamiento alfabético.
Los términos principales se refieren al tipo de enfermedad o motivo de atención y raramente a
su localización; estos pueden encontrarse de diversas formas tales como:

• Enfermedad
• Síndrome
• Insuficiencia
• Deficiencia
• Disfunción
• Trastorno
• Tumor
• Fractura

249
• Herida
• Esguince
• Embarazo
• Parto
• Caída
• Vuelco
• Accidente
• Atención
• Cáustico
• Cloro

Términos modificadores son calificativos de los términos principales que se localizan a


continuación del término principal; también están organizados en orden alfabético y aparecen
en letra más clara. Se presentan en dos formas:
a) Entre paréntesis ( ) Conocidos como Modificadores no esenciales, llamados así porque no
cambian la codificación del término al que acompañan
b) Indentados1 precedidos de uno o más guiones (- -), Modificadores esenciales, reciben este
nombre porque cambian la codificación del término principal, van seguidos del código que les
corresponde y dando mayor especificidad al término principal.

1)Indentación: es un anglicismo (de la palabra inglesa indentation) de


uso común en informática,1 que significa mover un bloque de texto
hacia la derecha insertando espacios o tabuladores, para así separarlo
del margen izquierdo y mejor distinguirlo del texto adyacente; en el
ámbito de la imprenta, este concepto siempre se ha denominado
sangrado o sangría.

250
Pueden referirse al sitio de la enfermedad, afección o lesión como por ejemplo:
-cardíaca
-hepática
-renal
-cerebral
-intestinal
-pulmonar
-cráneo
-pierna
-abdomen
-piel
-ovario
También expresan evolución o alguna otra característica de la enfermedad, lesión o motivo de
la atención como:
-aguda
-subaguda
-crónica
-recurrente
-intersticial
-generalizada
-diseminada
-difusa
-incierta
-benigno
-maligno
-precoz
-tardía
-obstructiva
-esencial
-idiopática
-complicada
-completo
-incompleto
-primaria
-secundaria
-vehículo
-ocupante
-accidental
-intencional
-prenatal

251
A veces el término principal describe de forma completa a una enfermedad (término
completo) y no tiene modificadores; en este caso, va acompañado del código que le
corresponde.

Veamos cómo se procede:

1) Colecistitis aguda: Término compuesto por dos vocablos. Lo primero es determinar cuál de
ellos expresa la enfermedad (colecistitis o aguda). En este caso el término que expresa la
enfermedad es colecistitis: a éste se le denomina término principal; la palabra “aguda”
modifica al término colecistitis. En consecuencia se le denomina término modificador.
2)
Diagnóstico: Arteriosclerosis de la aorta
Término principal Término modificador

3)
Diagnóstico: Pancreatitis intersticial aguda

Término principal Términos modificadores

Recordemos: con algunas excepciones, en el Índice Alfabético se


comienza a buscar el diagnóstico, por el estado patológico o nombre de
la enfermedad

El uso de términos principales y modificadores, tiene por finalidad ampliar las posibilidades de
combinaciones diagnósticas, sin caer en repeticiones. Por ello la CIE-10, en este Volumen
emplea un sistema de indentación, que consiste en cumplir con los siguientes pasos para
ubicar un diagnóstico:

Primer paso:
El término principal está ubicado siempre a la izquierda de una columna, escrito “ en negritas”.
Puede contener o no, el código que le corresponde.

Observemos que cada página de este Volumen se halla dividida en dos


columnas.

252
Segundo paso:
Debajo del término principal, un poco más adentro y precedido por guiones (o indentados), se
hallan los términos modificadores, los que pueden llevar o no, los códigos correspondientes.
Comprenderemos esto más claramente a través de los siguientes ejemplos:

1) Nos remitiremos al Volumen 3, Sección I, para asignarle el código al diagnóstico


“HIPERTENSIÓN”.

El Primer paso a cumplir, es buscar el diagnóstico Hipertensión (que es el término principal), al


que luego de los términos que aparecen encerrados entre paréntesis, se le asigna el código
“I10” que por no poseer apertura de cuarto carácter, quedaría como I10.X (éste es el código
para Hipertensión, sin más especificidad). Realizado el Primer paso, se procede a ubicar en el
Volumen 1 el código, el cual antes de tomarlo como definitivo se tendrán que leer las notas de
inclusión y de exclusión de la categoría, grupo y capítulo. (Si no está complicando al embarazo
o no está comprometida con los vasos coronarios o el pulmón y no se trata de un neonato
como se menciona en las notas del grupo I10-I15, será el código definitivo).
2) En este caso codificaremos el diagnóstico “HIPERTENSION CARDIORRENAL”

Primer paso: nos remitimos al Volumen 3, en la Sección I, buscando el término principal


“HIPERTENSION”. Como se puede observar, la complicación CARDIORRENAL, no está incluida
dentro de los términos encerrados entre paréntesis y que se clasifican en I10. En consecuencia,
continuamos con el Segundo paso: debajo del término principal (Hipertensión) observamos los
siguientes términos indentados o modificadores esenciales para buscar los componentes que
acompañan al termino principal (recordemos que en el sistema de indentación, cada guion
reemplaza la palabra que le precede)
Hipertensión (.........), (........) I10

- benigna intracraneal G93.2

- cardiorrenal (enfermedad) I13.9 (éste es el código buscado), el guión sustituye al termino


hipertensión; su lectura es: Hipertensión cardiorrenal

Resultado: I13.9 Hipertensión cardiorrenal


3) Codificaremos el diagnóstico:
“Hipertensión Cardiorrenal con Insuficiencia Renal y Cardíaca”
Primer paso: en el Volumen 3, Sección I, buscamos el término principal:
Hipertensión (.........), (........) I10. Debemos continuar hasta conseguir todos los
componentes de la expresión diagnóstica.

253
Segundo paso: comenzamos la búsqueda dentro de los términos indentados, a fin de localizar
los términos modificadores necesarios, para obtener el código correcto.
Hipertensión (.........), (........) I10 (termino principal)

-benigna intracraneal G93.2


-cardiorrenal (enfermedad) I13.9 (primer término modificador, el guion sustituye a
Hipertensión)
- - con (segundo término modificador, el segundo guion sustituye a cardiorrenal)
- - - insuficiencia renal I13.1 (tercer término modificador, el tercer guion sustituye a “con”

- - - - e insuficiencia cardíaca (congestiva) I13. 2 (cuarto y último término, el cuarto guion


sustituye a insuficiencia renal) su lectura es: Hipertensión cardiorrenal con insuficiencia renal y
cardíaca.
Resultado: I13.2 Hipertensión cardiorrenal con insuficiencia renal y cardíaca
4) Codificaremos el diagnóstico “Parto por cesárea debida a rigidez del cuello uterino”
asignándole el código: O34.4

Recordemos: dentro de los términos principales, los modificadores que


aparecen indentados, también siguen un orden alfabético

Para llegar a este resultado, buscaremos en el Volumen 3, Sección I, al comienzo de la


primera columna empezando a hacer las combinaciones correspondientes, hasta llegar al
comienzo de la segunda columna, donde en su primera y segunda línea, encontraremos la
combinación definitiva y su código (O34.4).

Primera Columna Segunda Columna

Parto—continuación(Término principal)

– por—continuación (primer modificador)


– – – – rigidez (cuarto modificador)
– – cesárea—continuación (segundo
modificador) – – – – – cuello uterino O34.4(quinto
modificador)
– – – debida a—continuación …(tercer
modificador)

De esta manera se procede en todos los casos, dentro de las secciones I y II de este
Volumen.

254
Observemos: que numerosas patologías pueden estar mencionadas en
este Volumen 3, en dos o más oportunidades como términos principales,
pero expresadas de distintas maneras. Esto tiene por objeto, facilitar la
búsqueda al codificador.

Ejemplo: “Parálisis agitante”: puede aparecer como tal o con una


referencia de buscarlo de otra forma (como Parkinsonismo), esto permite
que algunas variantes de parálisis agitante podemos localizarlas bajo el
término “Parkinsonismo”, si así viene descrito en el diagnóstico.

Parálisis, paralítico(a) (de) (completa) (incompleta) (ver también Paresia)


G83.9
– acomodación H52.5
– histérica F44.8
– agitante (ver también Parkinsonismo) G20

Es frecuente encontrar en el índice el código completo a cuatro caracteres, en estos casos


sólo basta verificarlo en la Lista tabular para confirmarlo o verificar si existe alguna nota
que modifique la codificación.

Cuando el código que aparece tiene sólo tres caracteres, significa que no tiene
subdivisiones o subcategorías. Sin embargo deberá hacer la revisión de la categoría en el
Volumen 1 para cerciorarse que esto sea así. En este caso opcionalmente se puede agregar
una X separada por un punto decimal, sirve para que el capturista de datos entienda que
dicha categoría no tiene subdivisiones, la X se captura o no, dependiendo si el sistema de
captura lo acepta.
Cuando en el índice aparece la categoría de tres caracteres, seguida de punto y guion (.-),
indica que el cuarto carácter existe y que hay que buscarlo en el Volumen 3 después del
término principal o en la Lista tabular (Volumen 1) después de la categoría en cuestión o al
principio del grupo cuando se trata de una causa externa (V01-Y98). Esta situación es más
frecuente en la Sección II del Índice (causas externas de lesión).
2.3.1.1 Convenciones usadas en el Volumen 3

Para facilitar la búsqueda y la lectura correcta de los términos y expresiones diagnósticas


contenidas en el índice es necesario conocer el significado y el sentido de las convenciones
usadas en el índice algunas de ellas son igual que las utilizadas en la Lista tabular:

• Punto y guion
• Paréntesis
• NCOP
• Signos especiales
• Referencias cruzadas: “Ver” y “Ver también”

255
.- Punto y guión. En algunos casos el cuarto carácter se reemplaza por un guión; indica al
codificador que la categoría en cuestión tiene cuartos caracteres y que deberá buscar en la
lista tabular, para completar el código. Ejemplo: Estrangulamiento autoinfligido.
Estrangulamiento (accidental) W76.–
– autoinfligido (no especificado como accidental ni intencional) Y20.– (indica que el
estrangulamiento autoinfligido y el no especificado se codifican en Y20.-)
El código para la descripción de los hechos es Y20,- (el punto y guion significa que dicha
categoría tiene subdivisiones de cuarto carácter)
En la lista tabular verificamos la categoría; aparentemente no tiene desgloses y no hay
instrucción para ello después del título de la categoría.
Y20 Ahorcamiento, estrangulamiento y sofocación, de intención no determinada

En consecuencia nos remitimos al principio del grupo donde corroboramos la instrucción


de buscar las subdivisiones al inicio del capítulo.

Eventos de intención no determinada (Y10–Y34)


[Ver nota al inicio de este capítulo sobre o lugar de ocurrencia]

En raras ocasiones éstos pueden presentarse en otra parte; situaciones donde se indica el
cuarto carácter cuando se representa por un punto y guion:
• Mediante una tabla en el índice (ver; embarazo terminado en aborto).
• Mediante nota, después de un término principal en el índice (ver, Quemaduras).
• Mediante referencia cruzada en el volumen 1 (Ver; Sección II causa externa).

Paréntesis ( ) El uso de paréntesis en el índice al igual que en el Volumen 1 se utiliza para


encerrar palabras complementarias que no modifican el código asignado al diagnóstico.
Absceso (embólico) (infeccioso) (metastásico) (múltiple) (piógeno) (séptico)
L02.9
- cerebro (embólico), (cualquier sitio) G06.0

Hipertensión, hipertensivo(a) (acelerada) (benigna) (esencial) (idiopática)


(maligna) (primaria) (sistémica) I10
– portal (debida a enfermedad crónica del hígado) (idiopática) K76.6

Significa que Absceso puede ir acompañado con cualquier calificativo de los que se
localizan entre paréntesis y la codificación no cambia; tal como “Absceso embolico” o
“Absceso piógeno” Los Términos entre paréntesis pueden aparecer también después de
un subtérmino; en el caso de la hipertensión portal que puede o no calificarse como
idiopática y de las dos formas la codificación es K76.6

256
Los paréntesis en el índice también se utilizan para
• encerrar ciertos códigos de uso opcional adicional; por ejemplo, los códigos de la
morfología de los tumores [neoplasias], como en Mola vesicular

Mola
– vesicular (ver también Mola, hidatídica) (M9100/0) O01.9;

• rangos o clasificaciones; Ejemplo: Morón


Morón (C.I. 50-59) F70.-
• referencias cruzadas específicas; Ejemplo: Ruptura de tímpano
Ruptura
tímpano (membrana) (no traumática) (ver también Perforación, tímpano) H72.9
NCOP (No Clasificado en Otra Parte) sirve como advertencia de que ciertas variantes de la
afección seguida de esta abreviatura pueden aparecer en otra parte. Se añade a los
términos clasificados en categorías residuales (inespecíficos o mal definidos).

Malformación (congénita) - (ver también Anomalía) Q89.9

- abdomen Q89.9
- - pared NCOP Q79.5
Significa que otras malformaciones especificadas de la pared del abdomen pueden ser
clasificadas en otra parte; Ejemplo: Gastrosquisis*

Gastrosquisis (congénita) Q79.3


*Es un defecto congénito en el cual los intestinos del bebé protruyen o se salen del
cuerpo a través de un defecto en un lado del cordón umbilical.

Referencias cruzadas. Las referencias cruzadas “Ver” y “Ver también” se usan para evitar
repeticiones innecesarias de términos, prefijos y sufijos
• “Ver” orienta al codificador a buscar bajo otro término. Ver índice alfabético;
Ejemplo: Inflamación de hueso.

Inflamación, inflamatorio(a) (con exudado)


– hueso – ver también Osteomielitis
Indica que el término médico correcto para “Inflamación hueso” es “Osteomielitis”. Al
buscar este último, el codificador encontrará varias formas bajo el término Osteomielitis:
Osteomielitis (infecciosa) (séptica) (supurativa) M86.9
– aguda NCOP M86.1
– – hematógena M86.0
– crónica (antigua) M86.6

257
– – con drenaje del seno M86.4
– – hematógena NCOP M86.5
– – multifocal M86.3
– equinocócica B67.2† M90.2*
– esclerosante, no supurativa M86.8
– especificada NCOP M86.8
– Garré, de M86.8
– gonocócica A54.4† M90.2*
– mandibular, maxilar (aguda) (crónica) (inferior) (neonatal) (superior) (supurativa) K10.2
– no supurativa M86.8
– órbita H05.0
– peñasco H70.2
– Salmonella (arizonae) (colera-suis) (enteritidis) (typhimurium) A02.2† M90.2*
– sifilitíca A52.7† M90.2*
– – congénita (precoz) A50.0† M90.2*
– subaguda M86.2
– tifoidea A01.0† M90.2*
– tuberculosa – ver Tuberculosis, hueso
– vértebra M46.2
Cuando un término modificador no aparece debajo de una entrada en el Índice, se sigue la
referencia “ver también”; Ejemplo: Parálisis agitante sifilítica
Parálisis, paralítico(a) (de) (completa) (incompleta) (ver también Paresia) G83.9
– acomodación H52.5
– – histérica F44.8
– agitante (ver también Parkinsonismo) G20
– – arteriosclerótica G21.4
– – con demencia G20† F02.3*

Si la expresión diagnóstica o causa de defunción fuera “parálisis agitante” ésta se codifica


en G20, igual que Parkinsonismo; pero si se acompañara de otro calificativo, el codificador
deberá revisar los modificadores bajo “Parkinsonismo” (sólo sí ese modificador no se
localiza bajo Parálisis agitante, se debe ir a buscar bajo Parkinsonismo).
Retomando nuestro ejemplo: “Parálisis agitante sifilítica”. Se inicia la
búsqueda de este diagnóstico en el Volumen 3, bajo el término principal
“Parálisis”:
Parálisis, paralítico(a) (de) (completa) (incompleta) (ver también Paresia) G83.9
– acomodación H52.5
– – histérica F44.8
– agitante (ver también Parkinsonismo) G20
– – arteriosclerótica G21.4
– – con demencia G20† F02.3*

258
El alumno acompañará la resolución de este ejemplo, con el Volumen 3 e
irá siguiendo las explicaciones que se dan a continuación:

Como puede observar, debajo del término: Parálisis, solo se localiza “agitante”; en los
términos de segundo nivel sólo hay dos modificadores “arteriosclerótica” y “con demencia”;
no aparece el segundo modificador “sifilítica”.
El siguiente paso es seguir la referencia “Ver también Parkinsonismo”, sinónimo de parálisis
agitante, ya que solo nos falta el segundo modificador “sifilítica”.
Parkinsonismo (idiopático) (primario) G20

– sifilítico A52.1† G22*


Al hacer uso de la referencia y buscar bajo el término Parkinsonismo, podemos observar que
aparece el modificador “sifilítico” y en este momento se completa la expresión diagnóstica
para lo cual la CIE ofrece dos códigos (cruz y asterisco) para su codificación: A52.1+ G22*.
Signos especiales Los signos especiales siguientes se encuentran con algunos códigos o
términos del índice:
• † (daga o cruz) y *(asterisco). Se usan para identificar el código de la etiología y el
código de la manifestación, respectivamente en los términos sujetos a la codificación
doble.
• # (Numeral) y ◊ (Rombo). Se incluyen con algunos términos de la lista de sitios bajo
“Tumor”; estos advierten al codificador que debe leer las notas 2 y 3, respectivamente,
al comienzo de la lista o tabla de tumores por sitio y comportamiento del Índice:
La nota 2 se relaciona con los sitios marcados con el símbolo de numeral #; indica que los
tumores de los sitios marcados con este símbolo en la tabla de Tumores, deben clasificarse
como tumores malignos de la piel de esos sitios, si la variedad de estos tumores es carcinoma
de células escamosas o carcinoma epidermoide; y como benignos de esos sitios si la variedad
es papiloma.
La nota 3 señala que cuando se codifica un término que describe un carcinoma de cualquier
tipo, que no sea intraóseo u odontogénico, en los sitios marcados con el rombo ◊, éste debe
considerarse como diseminación metastásica desde un sitio primario no especificado y
codificarse en C79.5

Recomendación: Revise estas notas al inicio de la tabla de tumores en


el Índice.

259
Tablas: En la presente revisión de la CIE, se han incorporado en este Volumen 3, tablas para
agilizar la búsqueda de afecciones, sustancias o circunstancias, que de otra forma sería más
dificultosa la ubicación de su código.
Es así como en la Sección I, encontramos las siguientes:
a) Existe una tabla para efectuar todos los cruces posibles entre Abortos con distintas
complicaciones y tipos de ellos.
b) La Tabla de tumores, es otra que está organizada según lugar anatómico (ordenada
alfabéticamente) y el comportamiento de ellos.
En la Sección II, nos encontraremos con la tabla de “Accidentes de transporte terrestre”.-

La Sección III, en sí misma constituye una tabla y así se denomina: “Tabla de medicamentos y
productos químicos”. Ordenada alfabéticamente se desarrolla ésta, mencionando sustancias
que pueden ocasionar efectos nocivos. Mediante sus cinco columnas, clasifica en la primera la
lesión producida y en las cuatro que le continúan, las circunstancias en que ocurrió (accidente,
suicidio, no determinada, etc).

Una vez finalizado el estudio del presente módulo, el alumno se remitirá


al bloque “GUIAS PRÁCTICAS” para realizar ejercicios y/o actividades
para aplicar los conocimientos teóricos adquiridos.

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio

260
Módulo 5
El diagnóstico y su codificación: estructura

261
El diagnóstico y su codificación: estructura

El diagnóstico y su codificación

Introducción

La primera actividad del codificador es asignar códigos a cada uno de los diagnósticos anotados
en los formatos de registro para efectuar posteriormente la selección de la causa básica de
defunción, o de la afección principal que fue el motivo de la atención.
Debe traducir de palabras a códigos, la información que recibe en los formatos de registro
permanente; es decir, los de uso hospitalario donde codificará la morbilidad y motivos de
atención ambulatoria y el certificado de defunción el caso de defunciones tanto generales
como fetales.
El volumen 2 contiene las instrucciones para asignar estos códigos, pero se requiere además
conocer el significado de convenciones, términos aplicables a cada volumen, abreviaturas,
restricciones de uso y especificaciones que se encuentran tanto en el Índice Alfabético
(Volumen 3), como en la Lista tabular (Volumen 1), los cuales facilitarán la consulta y
localización del código correcto o más apropiado para cada causa.

Una vez comprendido el significado de esta terminología y nomenclatura es posible utilizar con
facilidad los tres volúmenes para poder asignar el código a cada patología o problema de salud
registrado.

El conocimiento profundo de la CIE 10 por el codificador es fundamental. Es un proceso que


demanda tiempo y esfuerzo. El codificador debe tener muy en clara la responsabilidad que
significa conocer la clasificación y cómo se aplica, ya que de su trabajo depende el perfil de la
morbilidad y de la mortalidad de un lugar geográfico determinado. La información que surja de
los códigos ingresados, llevará a adoptar medidas sanitarias, programas de salud, etc.

Es necesario que el codificador tome conciencia de la importancia que tiene su trabajo


efectuado correctamente y para ello debe capacitarse.

En este módulo se presentan las orientaciones básicas para la codificación, que consiste en la
aplicación de ocho pasos a seguir para la correcta asignación de códigos a los términos
diagnósticos, apoyándose para ello en el índice Alfabético (Volumen 3) y en la Lista Tabular
(Volumen 1).
Objetivos
Al final del módulo el participante será capaz de:
1.- Con base a lo aprendido, manejar correctamente los volúmenes 1 y 3 de la CIE-10.

2.- Enumerar los pasos necesarios para la asignación de un código a un término diagnóstico.
3.- Asignar los códigos a cada término diagnóstico de los ejercicios planteados.

262
1. Codificación del diagnóstico

Aun cuando no se requiera procesar y analizar todas las causas, es conveniente


codificar y capturar toda la información registrada en los formularios estadísticos de
registro permanente (Consulta externa, Urgencias, Egresos hospitalarios, Certificados
de defunción, etc.) por ser parte del proceso de codificación y de utilidad para otros
propósitos, tales como facilitar la selección de causa única para la tabulación tanto de
morbilidad como de mortalidad, hacer análisis o estudios con enfoque de causa
múltiple, para estudios específicos de afecciones que participan en la cadena de
acontecimientos; independientemente si figuran o no como la causa básica pero que
se registran como contribuyentes o asociadas, así como aquellas otras afecciones que
son parte de la comorbilidad en los egresos hospitalarios y en otros registros de
morbilidad.

2. Etapas de la codificación

La codificación se lleva a cabo en dos etapas:

• La codificación primaria, que consiste en la asignación de códigos a cada término


diagnóstico registrado en los formularios estadísticos. Esta codificación se debe
realizar de forma textual y a imagen, no se deben asociar las causas entre sí ya que
es parte del proceso para la selección de la Causa Básica de Defunción, o de la
Reselección de la Afección Principal en el caso de morbilidad.

• La elección de la causa básica de defunción o la reselección de la afección


principal, las cuales servirán para elaborar las estadísticas de mortalidad y de
morbilidad para el análisis de la información por causa única.

3. Orientaciones básicas para la codificación

Las orientaciones para la codificación que se ofrecen en el Volumen 2 de la CIE-10,


son una herramienta obligada para los codificadores de información médica tanto de
mortalidad como de morbilidad para evitar errores en la codificación primaria.

Recordemos que las orientaciones básicas para la codificación se resumen en 8


pasos; a saber:

1. Identificar el tipo de información a codificar para buscarla en la sección apropiada


del Índice alfabético (Volumen 3) de la CIE-10.
2. Localizar el término principal para el padecimiento, traumatismo, causa de
defunción o motivo de atención en el Volumen 3.
3. Leer y orientarse por las notas que aparecen debajo del término principal.
4. Leer los términos encerrados entre paréntesis y los términos indentados hasta que
todas las palabras contenidas en el diagnóstico hayan sido tomadas en cuenta. Dichas
notas, no siempre son aplicables.

263
5. Seguir las referencias cruzadas (ver) y (ver también) en el Índice alfabético.
6. Una vez localizado el código, verificarlo en la Lista tabular (Volumen1) y
completarlo cuando el Índice Alfabético (Volumen 3) ofrece un código de tres
caracteres seguido de un punto y guion.
7. Revisar si existen notas de inclusión y exclusión que sea necesario tomar en
consideración en el Volumen1, a nivel de capítulo, grupo, categoría y subcategoría.
Dichas notas no son siempre aplicables.
8. Asignar el código correcto.

Como podemos observar, los cinco primeros pasos para la asignación de


un código se llevan a cabo con ayuda del Índice alfabético (Volumen3), y
los tres últimos se complementan con la Lista tabular (Volumen1).

Ahora veamos las orientaciones básicas una a una:

1. Identificar el tipo de información que se vaya a codificar para buscar en la


sección apropiada del Índice alfabético (Volumen 3). Recuerde que el índice
comprende tres secciones; a saber:

 Sección I: Se utiliza si la información que se va a codificar corresponde a una


enfermedad o naturaleza de la lesión, clasificable en los capítulos: I al XIX, XXI y
XXII.
 Sección II: Se utiliza, si la información a codificar es la causa externa de una
lesión o traumatismo, clasificable en el Capítulo XX.
 Sección III: Será consultada cuando se tenga identificado el medicamento o
producto químico que ocasionó el envenenamiento, o los efectos adversos del
medicamento si la intoxicación fue accidental, por suicidio (intento), no
determinado, o un efecto adverso de una sustancia apropiada administrada
correctamente.

Sección(es) donde se
Diagnóstico o causa de muerte
Localiza la información
Fractura de radio y cubito por caída en
Secciones I y II
mismo nivel
Síndrome postpolio Sección I
Herida por arma de fuego Secciones I y II
Traumatismo cerebral, fue empujado de
Secciones I y II
lugar elevado en riña
Sección III (provee los códigos
Envenenamiento accidental
para la naturaleza y para la
por insecticida
causa externa)

264
2. Localizar el término principal del padecimiento, traumatismo, causa de
defunción o motivo de atención en el Volumen 3 (Índice alfabético).

Recuerde que el término principal por lo general es el nombre de la enfermedad,


traumatismo o motivo de atención y que algunas afecciones están expresadas en
forma adjetiva o de epónimo.

Ejemplos de diagnósticos o causas de defunción:


• Síndrome de colon irritable psicógeno
• Infarto agudo transmural del miocardio

Los términos principales son: Síndrome e Infarto, Verifíquelos en el Índice alfabético


(Sección I)

3. Leer y orientarse por las notas que aparecen debajo del término principal.

Las notas del Volumen 3 se utilizan para distintos propósitos; por ejemplo para indicar
restricciones en la codificación, para dar instrucciones de subdivisiones de cuartos
caracteres comunes, etc.

Analicemos en el Índice alfabético los siguientes términos y la nota de instrucción:

Término principal Nota Tipo de instrucción

Paro – ver también


Nota – La categoría I46.9 no deberá usarse Restricción para su
Detención
para codificación básica primaria cuando la uso en mortalidad
– cardíaco I46.9
única información disponible en un
certificado sea ―paro cardíaco, a no ser
que haya pruebas claras (como resultado
de investigaciones clínicas o
epidemiológicas) que indiquen que, en este
caso, lo más probable es que se trate de
una forma terminal de enfermedad
cardíaca. De lo contrario, deberá
codificarse R99 (muerte con asistencia
médica) o R98 (sin asistencia médica).

265
Quemadura Nota – Las siguientes subdivisiones de Subdivisiones de
(electricidad) (gas, cuarto carácter se usan con las categorías cuartos caracteres
líquido u objeto T20–T25, T29 y T30 comunes
caliente) (llama)
(radiación) (térmica)
(vapor) T30.0 .0 Grado no especificado

.1 Primer grado

Eritema

.2 Segundo grado

Flictenas o ampollas, pérdida epidérmica

.3 Tercer grado

Necrosis profunda de tejidos subyacentes

Pérdida de la piel en todo su espesor

4. Leer los términos encerrados entre paréntesis y los términos indentados hasta que
todas las palabras contenidas en el diagnóstico hayan sido tomadas en cuenta

Ejemplos: Revise los siguientes términos en el Índice alfabético:


• Gangrena seca arteriosclerótica
• Infarto agudo de miocardio transmural

Gangrena, gangrenoso(a) (cutánea) (húmeda) (seca) (úlcera)


(Término principal)
(ver también Necrosis) R02

– abdomen (pared) R02 (modificador )

– apéndices epiploicos – ver Gangrena, mesenterio (modificador)

– arteriosclerótica (general) (senil) I70.2 (modificador)

Infarto (Término principal)

– miocardio (agudo o con duración indicada de cuatro semanas


(modificador)
(28 días) o menos) I21.9

– – transmural (pared) I21.3 (modificador)

266
5. Seguir las referencias cruzadas (ver) y (ver también) en el Índice alfabético.

“Ver” orienta al codificador a buscar bajo otro término.


“Ver también” orienta al codificador a buscar en otra parte cuando el adjetivo no se localiza
después del término principal o subtérmino.

Diagnóstico o causa de muerte Tipo de referencia

Inflamación, inflamatorio(a) (con


Inflamación hueso exudado)
– hueso – ver también Osteomielitis

Ruptura
Ruptura hueso
– hueso – ver Fractura
Parálisis, paralítico(a) (de) (completa) (incompleta)
(ver también Paresia) G83.9
– acomodación H52.5
Parálisis agitante
– – histérica F44.8
– agitante (ver también Parkinsonismo)
G20
Inflamación, inflamatorio(a) (con exudado)
Inflamación vejiga
vejiga (ver también Cistitis) N30.9

Hiperbilirrubinemia
Hiperbilirrubinemia neonatal
– neonatal (transitoria) (ver también
por incompatibilidad a Rh
ictericia, feto o recién nacido) P59.9

6. Una vez localizado el código, verificarlo en la Lista tabular (Volumen 1) y completarlo


cuando el Índice Alfabético ofrece un código de tres caracteres seguido de un punto y guión.

Ejemplo: Con ayuda del Índice alfabético, y de la Lista tabular, verifique las subdivisiones; para
Diabetes mellitus (E10-E14).

Í ndice alfabético
Diabetes, diabético(a) (mellitus) (compensada) (familiar) (grave) E14.–
– insulinodependiente (tipo 1) E10.–
– no
– – cetósica E11.–
– – estable E10.–
– insulinodependiente (del joven) (tipo 2) E11.–

267
– tipo
– – I E10.–
– – II (obeso) (no obeso) E11.–

Lista Tabular
E14 Diabetes mellitus, no especificada
[Para el cuarto carácter ver las subdivisiones antes de E10]
Subdivisiones antes de E10:
Las siguientes subdivisiones de cuarto carácter son para ser usadas con las
categorías E10–E14:

.0 Con coma
.1 Con cetoacidosis
.2† Con complicaciones renales
.3† Con complicaciones oftálmicas
.4† Con complicaciones neurológicas
.5 Con complicaciones circulatorias periféricas
.6 Con otras complicaciones especificadas
.7 Con complicaciones múltiples
.8 Con complicaciones no especificadas
.9 Sin mención de complicación

Como podemos observar, existen 10 subcategorías comunes para la Diabetes mellitus según las
complicaciones.

7. Revisar s i existen notas de inclusión y exclusión que sea necesario to mar en


cons ideración en el Volumen 1, a nivel de capítulo, grupo, categoría y subcategoría. Dichas
notas no siempre aplicables.

Diagnóstico o Codificación Ubicación de la nota


Causa de muerte
Embarazo complicado Categoría:
con preeclampsia O14.1 Preeclampsia severa O14 Preeclampsia
severa Excluye: preeclampsia superpuesta (O11)

268
Subcategoría
C80.9 Tumor maligno, sitio primario no
C80.9 Tumor maligno,
especificado
Tumor maligno sitio primario no
Excluye: cáncer múltiple secundario SAI
especificado
(C79.9) tumor maligno secundario, sitio no
especificado (C79.9)
Categoría:
Choque, no clasificado en otra parte
Excluye: choque (debido a): anafilác�co
(debido a):
• SAI (T78.2)
Reacción adversa a los alimentos (T78.0)
• Suero (T80.5
• Anestesia (T88.2)
Complicando o consecutivo al aborto,
Choque séptico R57.2 Choque sép�co
embarazo ectópico o molar (O00–O07,
O08.3)
• Eléctrico (T75.4)
• Obstétrico (O75.1)
• Postoperatorio (T81.1)
• Psíquico (F43.0)
• Rayo (T75.0)
• Traumá�co (T79.4)
síndrome del choque tóxico (A48.3)

Grupo:
Trastornos endocrinos y metabólicos
transitorios
específicos del feto y del recién nacido (P70–
Recién nacido P74.1 Deshidratación del P74)
con deshidratación recién nacido Incluye: alteraciones endocrinas y
metabólicas transitorias causadas por la
respuesta del niño a factores endocrinos y
metabólicos maternos,
o a su adaptación a la existencia extrauterina

8. Asignar el código correcto.


Con este paso final se anota al lado del término diagnóstico, el código correcto.

269
Diagnóstico o causa de muerte Código

Embarazo complicado por enfermedad por VIH (SIDA) O98.7

W87.9
Quemadura por corriente eléctrica en el tronco
T21.0

Cuando la categoría no tiene desdoblamiento hasta un cuarto carácter, deberá anotar “X” en la
cuarta posición, si así se ha previsto en el sistema de captura; en la codificación manual es
recomendable anotar .X, para indicar al capturista que se trata de una categoría sin
subdivisiones.

Diagnóstico o causa de muerte Código

Síndrome postpoliomielí�co G14.X

Diabetes mellitus tipo 1 con retinopatía E10.3

Fractura de la base del cráneo debida a derrumbe


S02.1, X34.0
de vivienda causado por terremoto

 Para Mortalidad, Este diagnóstico se codifica:

X34.0 Código preferencial y como código adicional (S02.1)

 Para Morbilidad, Este diagnóstico se codifica:

S02.1 Código preferencial y como código adicional (X34.0)

REPASO
Revisemos cada uno de estos pasos con otro diagnóstico:

I.- Infarto agudo de miocardio transmural

1. Establecer en qué sección del Índice Alfabético, debe ser buscado:

¿En qué sección del volumen 3 se debe buscar el término en cuestión?


a) Sección I
b) Sección II
c) Sección III

Respuesta= a) Sección I. Por tratarse de una enfermedad

270
2. Localizar el término principal:

¿Cuál de los componentes es el término principal?


a) Infarto
b) Agudo
c) Miocardio
d) Transmural

Respuesta= a) Infarto. La palabra infarto describe la enfermedad.

3. Leerlas notas de bajo del término principal.

¿Qué tipo de nota existe debajo del término principal?

Respuesta= No existe ninguna nota a este nivel.

4. Leer todos los términos después del término principal: los encerrados entre
paréntesis y los términos indentados localizados de bajo del término principal hasta
que todas las palabras se localicen.

¿Dónde se localizan cada uno de los componentes o términos del diagnóstico?

Respuesta= Después del término principal “Infarto”, aparece el término


indentado “miocardio” (agudo o con duración indicada de cuatro semanas (28 días) o
menos) y en el siguiente nivel de indentación aparece “transmural” (pared) I21.3.

Infarto (Término principal)

– miocardio (agudo o con duración


indicada de
(modificador)
cuatro semanas (28 días) o menos)
I21.9

– – transmural (pared) I21.3 (modificador)

5. Seguir cuidadosamente cualquier referencia “ver” y “ver también”.

¿Qué referencia existe en la expresión diagnóstica del ejemplo anterior?

a) Ver
b) Ver también
c) Ninguna

271
Respuesta= c) No hay referencia alguna.

6. Diríjase a la lista tabular de inclusiones y subcategorías de cuatro caracteres del


Volumen 1 para verificar si el código corresponde al diagnóstico en cuestión.

Respuesta= I21.3 Infarto transmural agudo de miocardio, de sitio no


especificado. La expresión diagnóstica se localiza textualmente en el título de la
subcategoría.

7. Oriéntese por los términos de inclusión y exclusión que estén debajo del código
seleccionado o en el título del capítulo, del grupo o de la categoría.

¿Existe una nota de inclusión o de exclusión que reafirme el uso de la rúbrica en cuestión, si así
es especifique el nivel de localización?

a) Subcategoría
b) Categoría
c) Grupo
d) Capítulo
e) No existe

Respuesta= b) categoría:

Infarto agudo de miocardio


Incluye: infarto del miocardio especificado como agudo o con una duración
establecida de 4 semanas (28 días) o menos desde su inicio.

8. Asigne el código.

¿Cuál es el código correspondiente a la expresión diagnóstica del ejemplo?

Respuesta= I21.3 Infarto transmural agudo de miocardio, de sitio no


especificado .

II.- Revisemos cada uno de estos pasos con otro diagnóstico: En un registro de
egreso hospitalario, se tiene el siguiente diagnóstico:

Afección principal: Fractura de cabeza de fémur al caer accidentalmente por las


escaleras de una tienda comercial.

Respuesta= S72.0 Fractura de la cabeza de fémur

272
Es el código de la naturaleza de la lesión que se utilizará como código primario para la
estadística de morbilidad. Se busca en la Sección I del Índice Alfabético.
La caída por las escaleras es la causa externa para la codificación de morbilidad. Ver
Sección II el cual será utilizado como código adicional opcional.

Sección II
Caída (accidental) W19.-
- desde, fuera
- - escalera W10.El punto y guion indica que la categoría tiene subdivisiones en la Lista
tabular, de esta forma se localiza en ella:

W10 Caída en o desde escalera y escalones


Incluye: caída (en) (desde):
• declives o pendientes
• escalera mecánica
• que implica hielo o nieve en escalera y escalones
• rampa

Esta categoría pertenece al grupo


Caídas
(W00–W19)
[Ver nota al inicio de este capítulo sobre o lugar de ocurrencia]

Revisa las subdivisiones de cuarto carácter al inicio del capítulo. El código de lugar de
ocurrencia es: .5

.5 Comercio y área de servicios

Aeropuerto

Banco

Café

Casino

Centro comercial

Depósito

Edificio para oficinas

Estación (autobús) (combustibles) (radio y televisión) (servicio) (tren)

Garaje (comercial)

Hotel

Mercado

273
Puesto de gasolina

Restaurante

Supermercado

Tienda o almacén

Excluye: garaje de residencia privada (.0)

El código de Causa Externa es: W10.5 para mortalidad será el código principal y para
morbilidad será el código adicional opcional.

III.- Revisemos cada uno de estos pasos con otro caso. El siguiente diagnóstico
aparece en un registro de egreso hospitalario

Afección principal: Intoxicación por ingestión de alcohol metílico.

1. Establecer en qué sección del Índice Alfabético, debe ser buscado:


a) Sección I
b) Sección II
c) Sección III

Respuesta= a) Sección I, por tratarse de una Intoxicación.

2. Localizar el término principal

a) Intoxicación
b) Ingestión
c) Alcohol
d) metílico

Respuesta: a) Intoxicación, es el término principal.

3. Leerlas notas de bajo del término principal.

Respuesta= No existe ninguna nota a este nivel

4. Leer todos los términos después del término principal encerrados entre
paréntesis e indentados hasta que todas las palabras se localicen.

Respuesta= Término principal “Intoxicación” y después con un indentado


alcohol metílico F10.0

274
Intoxicación (término principal)

– acuosa E87.7

– alcohol metílico (ver también Alcoholismo) F10.0 (primero y único modificador)

5. Seguir cuidadosamente cualquier referencia “ver” y “ver también”.

Respuesta= Viene una referencia cruzada: (ver también Alcoholismo) F10.0; sin
embargo no la usaremos en virtud de que toda la información se localizó de bajo del
término principal.
6. Diríjase a la Lista tabular de inclusiones y subcategorías de cuatro caracteres del
Volumen 1 para verificar si el código corresponde al diagnóstico en cuestión.
La lista tabular solo presenta la categoría y una referencia para el uso de cuarto
carácter:

F10 Trastornos mentales y del comportamiento debidos al uso de alcohol


[Para el cuarto carácter ver las subdivisiones antes de F10]
Antes de F10:
Las siguientes subdivisiones de cuarto carácter son para ser usadas con las
categorías
F10–F19:
.0 Intoxicación aguda
Excluye: intoxicación cuando significa envenenamiento (T36–T50)
Embriaguez aguda (en el alcoholismo)
Embriaguez SAI
Intoxicación patológica
“Mal viaje” (drogas) Trance y posesión en la intoxicación por sustancia

Respuesta= F10.0 El término diagnóstico se localiza en la subcategoría

7. Oriéntese por los términos de inclusión y exclusión que estén en el nivel de


categoría, grupo y capítulo.

Respuesta= En la subcategoría .0 existe un término de Exclusión:

Excluye: intoxicación cuando significa envenenamiento (T36–T50); sin embargo, en el


diagnóstico no se informa que haya sido por envenenamiento, por ello nos seguimos
quedando con F10.0

A nivel de grupo existe otra nota de exclusión:

Excluye: abuso de sustancias que no producen dependencia (F55). Y sabemos que el


alcohol produce dependencia, por ello no hacemos caso a esta nota.

275
8. Asigne el código.

Respuesta= F10.0 Intoxicación por ingestión de alcohol metílico.

CODIFICACIÓN DE TUMORES

Los tumores se clasifican en el Capítulo II de la CIE bajo su comportamiento y sitio


anatómico. La CIE contiene además un apéndice en el Volumen 1 con una
nomenclatura codificada para la morfología de los tumores (Códigos M).

La clasificación permite el uso de doble código si se desea usar los códigos M (como
un código ADICIONAL) para describir en forma completa los tumores:

a) Desde el punto de vista del comportamiento y localización anatómica en el Capítulo


II, clasificación de uso obligatorio para la tabulación de la mortalidad y morbilidad.

b) Desde el punto de vista de su morfología (Clasificación suplementaria para la


morfología de los Tumores [neoplasias]), códigos de uso opcional al código del
Capítulo II, si además se desea conocer el tipo histológico.

El capítulo II: Tumores [neoplasias] (C00–D48), contiene los siguientes grandes grupos
de tumores:

Tumores malignos
C00–C97 Use código adicional (U85), si desea identificar la
resistencia, no respuesta y propiedades
refractarias de los tumores a las drogas
antineoplásicas.
C00–C75 Tumores malignos, que se declaran o se
presumen como primarios, de sitio anatómico
especificado, excepto de los tejidos linfático,
hematopoyético y similares
C00–C14 Labio, cavidad bucal y faringe
C15–C26 Órganos digestivos
C30–C39 Órganos respiratorios e intratorácicos
C40–C41 Huesos y cartílagos articulares
C43–C44 Piel
C45–C49 Tejidos mesoteliales y tejidos blandos
C50 Mama
C51–C58 Órganos genitales femeninos
C60–C63 Órganos genitales masculinos C64–C68 Vías
urinarias
C69–C72 Ojo, encéfalo y otras partes del sistema
nervioso central

276
C73–C75 Glándula tiroides y otras glándulas endocrinas
C76–C80 Tumores malignos de sitios mal definidos,
secundarios y de sitios no especificados
C81–C96 Tumores malignos (declarados o presuntos como
primarios) del tejido linfático, de los órganos
hematopoyéticos y de tejidos afines
C97 Tumores malignos (primarios) de sitios múltiples
independientes
D00–D09 Tumores in situ
D10–D36 Tumores benignos
D37–D48 Tumores de comportamiento incierto o
desconocido [ver nota antes de D37]

El significado de los códigos de morfología, se localizan en la Lista Tabular:

♣ Morfología de los tumores [neoplasias]


Los códigos de morfología constan de 5 caracteres; los cuatro primeros identifican el
tipo histológico del tumor y el quinto separado mediante una diagonal indica su
comportamiento.

Los códigos de comportamiento son:

/0 Benigno

/1 Incierto si es benigno o maligno


Malignidad límite1
Bajo potencial de malignidad1

/2 Carcinoma in situ Intraepitelial


No infiltrante No invasor

/3 Maligno, sitio primario

/6 Maligno, sitio metastásico


Maligno, sitio secundario

/9 Maligno, incierto si el sitio es primario o metastásico

1Excepto los cistadenomas del ovario en M844-M849, que son considerados malignos
Proceso de búsqueda de tumores en el Índice alfabético

♣ Identificar en el Índice alfabético, el término principal, de acuerdo a la forma en que


el médico haya registrado el tumor o neoplasia.

277
♣ Analizar notas, modificadores no esenciales y esenciales, buscar el máximo nivel
de indentación y seguirlas referencias cruzadas, hasta completar todas las
palabras contenidas en el diagnóstico.
♣ Cuando el Índice proporciona ambos códigos: siempre presenta en primer lugar
el código de morfología, junto a un dígito adicional separado por una diagonal (/)
que indica el comportamiento del tumor, enseguida presenta el código del Capítulo II
(C00-D48), es el código primario para la mortalidad y morbilidad, este código
deberá ser verificado en la Lista tabular, donde además se debe verificar si existen
notas de inclusión y de exclusión que sea necesario considerar y por último,
asignar el código al diagnóstico.
♣ Cuando el Índice sólo proporciona el código de morfología; por lo general, va
acompañado de la nota “Ver Tumor” seguido del comportamiento o del sitio
anatómico y comportamiento.
Si el médico en el diagnóstico registró: Acantoma, o Angioqueratoma; al
iniciar la búsqueda de los términos en el Índice alfabético (Sección I),
localizamos:

Acantoma maligno (M8070/3) – ver Tumor, maligno


Angioqueratoma (M9141/0) – ver Tumor, piel, benigno

Podemos observar que únicamente nos proporcionó el código de morfología y no el


del Capítulo II (C00-D48), por lo tanto debemos seguir la referencia cruzada para
encontrar el código correspondiente, en la Sección I del Volumen 3, letra “T”, bajo
“Tumor por sitio”, que nos ubica en la tabla que contiene diferentes códigos para un
mismo tumor, dependiendo del comportamiento del mismo; hay 5 columnas, una por
comportamiento.
Maligno Comportamie
In situ Benigno nto incierto o
Primario Secundario desconocido

C80.9 Siguiendo la
instrucción de la
Tumor (de) referencia cruzada; C79.9 D09.9 D36.9 D48.9
aquí se codificaría
Acantoma

D23.9
Siguiendo la
instrucción de
– piel (no
C79.2 la referencia
melanótico C44.9 D04.9 D48.5
cruzada; aquí
)
se codificaría
Angioquerato
ma

278
El resultado de la codificación de este ejercicio es:
Acantoma maligno C80.9 (M8070/3)
Angioqueratoma D23.9 (M9141/0)

El siguiente paso es verificar el código en la Lista tabular, revisar notas de inclusión y


de exclusión y por último, asignar el código al diagnóstico:
Acantoma maligno C80.9 (M8070/3)
Angioqueratoma D23.9 (M9141/0)

Diagnóstico: Osteosarcoma

En la Sección I del Índice alfabético, se localiza el término principal:

Osteosarcoma (M9180/3)- ver también Tumor, hueso, maligno

En virtud de que el Índice no proporciona el código del Capítulo II, se debe seguir la
referencia cruzada: “ver también”, Tumor, hueso, maligno;
El siguiente paso, es buscar Tumor por sitio y comportamiento en la letra “T” en la
tabla de tumores por sitio:

Maligno Comportamiento
Tumor (de) In situ Benigno incierto o
Primario Secundario desconocido

-Hueso (periostio)
C41.9 C79.5 D16.9 D48.0

Nota relacionada con el símbolo €:


3. El carcinoma de cualquier tipo que no sea intraóseo u odontogénico, de sitios
marcados con el signo € (p. ej. Isquion €) debe considerarse como diseminación
metastásica de un sitio primario no especificado y debe codificarse en C79.5.

Respuesta: Osteosarcoma C41.9 (M9180/3).


La nota anterior no aplica dado que no se trata de un carcinoma

Diagnóstico: Adenocarcinoma de la corteza suprarrenal

279
En este caso el médico registró el tipo histológico del tumor y también la localización el
mismo. Revisemos cada uno de estos pasos, vistos anteriormente:

1. Establecer en qué sección del índice, debe ser buscado:

Por tratarse de una enfermedad se debe buscar en la Sección I.

2. Localizar el término principal:

El término principal es: Adenocarcinoma

3. Leer las notas debajo del término principal:

Adenocarcinoma (M8140/3) -“ver también” Tumor, maligno

Debajo del término principal existe en un recuadro una nota que advierte que la lista
que le sigue no contiene todos los posibles adjetivos modificativos para este tipo de
tumor por lo que hay que leer con cuidado toda la lista para ver si se encuentra lo
informado por el profesional, de no ser así debemos seguir la referencia cruzada y
buscar el nuevo término principal.

4. Leer todos los términos después del término principal encerrados entre paréntesis
e indentados hasta que todas las palabras se localicen.

Adenocarcinoma (M8140/3) – ver también Tumor, maligno

– corteza suprarrenal (M8370/3) C74.0

Después del término principal Adenocarcinoma, aparece con un indentado: corteza


suprarrenal, con esto hemos verificado que todas las palabras contenidas en el
diagnóstico se tomaron en cuenta.

5. Seguir cuidadosamente cualquier referencia “ver” y “ver también”.

No es necesario seguir la referencia cruzada “ver también”, que aparece al lado del
término Adenocarcinoma; en virtud de que en los términos indentados se localiza el
sitio afectado (corteza suprarrenal).

6. Diríjase a la Lista tabular de inclusiones y subcategorías de cuatro caracteres del


Volumen 1 para verificar si el código corresponde al diagnóstico en cuestión.

La subcategoría C74.0, corresponde a: Tumor maligno de la corteza de la glándula


suprarrenal.

280
7. Oriéntese por los términos de inclusión y exclusión que estén en el nivel de
categoría, grupo y capítulo. No existen términos de inclusión, ni de exclusión a tomar
en cuenta.

8. Asigne el código

Adenocarcinoma de la corteza suprarrenal: C74.0 (M8370/3)

En el registro médico, el profesional informó: Tumor maligno de la cara ventral


de la lengua:

El primer paso es buscar en el Índice alfabético, el término según su morfología


como “Tumor maligno”.

Tumor (de) —continuación


– maligno (M8000/3)

El Índice proporciona solo el código para la morfología, para obtener el código del
Capítulo II, se debe buscar en la Tabla de “Tumores por sitio” (Sección I del Índice),
conforme al comportamiento y sitio especificado en la descripción diagnóstica.

Como señalamos anteriormente esta tabla está conformada por 6 columnas; en la


primera de ellas se busca el sitio anatómico del mismo, las columnas siguientes tienen
los códigos de los sitios para cada comportamiento del tumor.

Comportamiento
Maligno Incierto o
Tumor (de) In situ Benigno desconocido

Primario Secundario

-lengua, lingual C02.9 C79.8 D00.0 D10.1 D37.0

- - cara(dorsal) C02.0 C79.8 D00.0 D10.1 D37.0

- - - ventral C02.2 C79.8 D00.0 D10.1 D37.0

Respuesta:
Tumor maligno de la cara ventral de la lengua: Código: C02.2 (M8000/3)

281
Recomendación: Leer atentamente las notas que están en la parte
inferior de la Lista (Tabla) de tumores, en la Sección I del Índice
alfabético (Volumen3).

Antes de asignar el código correcto al diagnóstico registrado por el médico; se


recomienda leer las notas Introductorias del Capítulo II del Volumen 1. Se presenta a
continuación un breve resumen de las mismas:
♣ Existe un Grupo de categorías C76-C80, en las que se codifican los tumores
malignos cuando en el registro no fue informado el sitio de origen o bien el profesional
los consigna como “diseminados”, ”esparcidos” o “extendidos”, en estos casos el sitio
primario se considera desconocido. Tener en cuenta que se procede de esta manera
una vez que se hayan agotado todos los medios para llegar a obtener la información
acerca del sitio del tumor.
♣ Algunos tumores tienen actividad funcional, en esos casos siempre se codifica
como afección principal el tumor y se puede utilizar como código adicional el que
corresponda del Capítulo IV para indicar la actividad funcional.
♣ En este capítulo la CIE-10, agrupa por sitio anatómico dentro de grandes grupos de
comportamiento. La morfología (histología) de los tumores se ofrece en una sección
aparte que se denomina “Morfología de los tumores (Neoplasias)”, se ubica
después del Capítulo XXII y se presenta en este volumen para aquellos que se
requiera identificar el tipo histológico del tumor. NO debe ser utilizada para la
codificación de la afección principal, ni de la causa básica de defunción. El código a
asignar para la codificación de los registros de morbilidad y de mortalidad, es el que se
presenta en el CAPÍTULO II Tumores (neoplasias) por sitio anatómico y
comportamiento del tumor, es decir tumores: malignos, in situ, benignos y de
comportamiento incierto o desconocido.
♣ Si bien en los diversos Capítulos de la CIE 10, el dígito. 8 se utiliza para “otros u
otras formas de” en una categoría de 3 caracteres”; en donde ha sido necesario
agregar una subcategoría para “otros”, se le asignó generalmente la subcategoría
.7. La subcategoría .8 se utiliza para tumores malignos que comprenden
dos o más subcategorías de la misma categoría de tres caracteres donde no se
conoce el punto de origen. En algunas ocasiones los tumores sobre pasan los
límites de las categorías de tres caracteres dentro de ciertos sistemas, por ello se
crearon 13 subcategorías .8.
♣ Los tumores malignos de tejidos ectópicos se codificarán según el sitio anatómico
mencionado.

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio.

Una vez finalizado el estudio del presente módulo, el alumno se remitirá


al bloque “GUIAS PRÁCTICAS” para realizar ejercicios y/o actividades
para aplicar los conocimientos teóricos adquiridos.

282
Módulo 6
Reglas y orientaciones para la Codificación de la
Mortalidad

283
Reglas y orientaciones para la Codificación de la Mortalidad

Introducción

Las estadísticas de mortalidad son de particular importancia para evaluar los daños de la salud
de la población. Su registro y codificación son muy importantes. En este módulo se abordará
todo lo que debe conocer el médico que certifica una defunción, así como los pasos que debe
seguir el codificador en la selección de la causa básica de defunción que servirá para análisis de
la información de mortalidad por causa única. Se presentan diversos ejercicios para aclarar
cuándo y cómo se aplican las reglas para la selección y las notas para usar en la codificación de
la causa básica de defunción, así como las notas para la interpretación de los diagnósticos de
causas de muerte. La información que en este módulo se maneja está contenida en el
apartado 4.1 del Volumen 2 de la CIE-10.

Objetivos
Al finalizar el módulo el participante será capaz de:
1. Describir el procedimiento para la certificación de las causas de muerte en el modelo
internacional de certificado médico de causa de defunción.
2. Describir de manera general los pasos a seguir para la selección de la causa básica de
defunción.
3. Describir los conceptos básicos, tales como: causas de defunción, causa básica de defunción,
causa antecedente originaria, secuencia y “altamente improbable”.

4. Explicar el uso del calificativo “altamente Improbable”.


5. Definir qué es Principio General, Regla 1, Regla 2 y Regla 3.

6. Enunciar las condiciones para la aplicación del Principio General, Regla1, Regla 2 y Regla 3.
7. Enunciar las condiciones de las reglas de modificación A, B, C, D, E y F.
8. Seleccionar la causa básica de defunción con base en los procedimientos para la selección y
modificación de la causa antecedente originaria en los ejercicios proporcionados en las Guías
Prácticas.
9. Enunciar algunos ejemplos de las “Notas a usar en la codificación de la causa básica de
defunción”.

284
La codificación de las causas de defunción para generar las estadísticas respectivas fue el
propósito inicial de la CIE, ya que la información obtenida es de gran relevancia para evaluar la
situación de salud y su medición resulta menos compleja que la morbilidad.

Los indicadores de la mortalidad por causa de muerte son usados frecuentemente por las
autoridades sanitarias, por organismos nacionales e internacionales y por investigadores,
sirven para múltiples propósitos.

Esta información es usada por los países para la toma de decisiones, para la planeación de los
servicios, para evaluar la situación de la salud a nivel mundial a través de la OMS y otros
organismos. Sirve para monitorear el comportamiento de la mortalidad y asesorar a los países
en la prevención de la mortalidad prematura.

Sin embargo, conviene destacar que para que la información sea útil debe cumplir con criterios
de calidad, tales como la cobertura completa, la confiabilidad y la oportunidad de los datos.
Este desafío significa que todas las defunciones de un país deben ser registradas, las causas de
muerte deben ser correctamente codificadas y los datos deben ser capturados, procesados y
publicados uno o dos años después de que ocurren los hechos, o mejor aún a intervalos más
cortos.

La codificación correcta de las causas es responsabilidad del codificador que efectúa esta
acción de manera manual o con la ayuda de un sistema de codificación automatizado. En gran
medida la calidad de codificación y selección de la causa básica depende mucho de la calidad
del registro de las causas en el certificado de defunción, por lo cual debe difundirse el
procedimiento correcto de la certificación de la cadena de acontecimientos (causas) que
llevaron al individuo a la muerte y las causas que contribuyeron a ella.

Las estadísticas de mortalidad son generadas de acuerdo a la causa básica de defunción. Esta
única causa se selecciona por dos motivos principales: a) la causa básica sirve para propósitos
epidemiológicos, ya que es la que inicia la cadena de acontecimientos que llevaron a la muerte
y su conocimiento es útil porque los esfuerzos sanitarios deben encaminarse a prevenirla; b)
aunque puedan captarse y procesarse todas las causas anotadas en los certificados de
defunción su procesamiento y análisis es más complejo, requiere de recursos adicionales que
no siempre están al alcance de los países.

285
Certificados de defunción
Las causas de muerte se registran en el Certificado de Defunción. En ellos se recoge la
información de cada persona fallecida, utilizándose en las instituciones con fines
administrativos, epidemiológicos, estadísticos y legales.

Los certificados de defunción varían en su diseño y contenido entre países y en general pueden
contener los siguientes apartados:
• Datos del fallecido
• Datos de la defunción
• Datos del certificante
• Datos del informante
• Datos del Registro Civil
Los certificados pueden incluir preguntas que permitan clasificar y establecer la causa de
defunción:

• Lugar de la defunción

• Presunción de intencionalidad, en el caso de muertes por traumatismos


envenenamientos y otras causas externas
• Relacionadas con accidentes y violencias en cuanto al lugar de ocurrencia y relación
con el trabajo
• Relativas al embarazo actual y al ocurrido dentro del año que precedió a la muerte

El procesamiento y la tabulación de todos estos datos permitirán analizar el comportamiento


de las causas de defunción por grupos de edad, sexo, región geográfica, ocupación o condición
de trabajo, nacionalidad, grado de escolaridad, seguridad social, sitio de atención y de
defunción, persona que certifica, etc.

La información complementaria sobre lesiones es muy importante para la codificación de las


causas externas; en tanto que la relacionada con la condición de embarazo sirve para la
búsqueda intencionada de las defunciones maternas mal certificadas.

Los tabulados son utilizados para analizar la influencia de estos factores en el comportamiento
de las enfermedades, definir prioridades en la atención para algunos grupos de edad, sexo,
condición socioeconómica o región y establecer medidas de prevención.

El apartado para el registro de las causas de muerte se basa en el “Modelo internacional de


certificado médico de causa de defunción”, recomendado por la Asamblea Mundial de la Salud
en el apartado 4.1.3, Volumen 2, CIE-10. Este apartado es similar en los certificados de
defunción de los países, aunque haya diferencias en el número y características de las variables
sociodemográficas incluidas.

286
Registro de las causas de muerte
Para efectuar el registro adecuado de las causas de defunción en el certificado es necesario
comprender las definiciones básicas, tales como: “causas de defunción” y “causa básica de
defunción” que serán descritas en este apartado.

Las causas de defunción a ser registradas son “todas aquellas enfermedades, estados
morbosos o lesiones que produjeron la muerte o contribuyeron a ella, y las circunstancias
del accidente o de la violencia que produjo dichas lesiones”.

Esta precisión fue adoptada en la Vigésima Asamblea Mundial de la Salud celebrada en 1967,
para orientar al certificador a registrar la información relevante y de interés; esta definición no
comprende síntomas ni modos de morir, como paro cardíaco o insuficiencia respiratoria,
cuando son el resultado final de un proceso de enfermedad.

Las reglas y orientaciones que se verán a continuación se basan en la selección de una causa o
afección única que se usará para la elaboración de cuadros estadísticos o tabulaciones; dicha
causa fue definida en la Conferencia para la Sexta Revisión de la CIE como la causa básica de
defunción, concepto que deberá ser difundido, entendido y aclarado por todos aquellos que
participan en el proceso para la generación de las estadísticas de la mortalidad y por los
usuarios de la información.

Causa básica de defunción es la enfermedad o lesión que inició la


cadena de acontecimientos patológicos que condujeron directamente a
la muerte o las circunstancias del accidente o violencia que produjo la
lesión fatal

Modelo internacional de certificado médico de causa de defunción

287
En la parte I el certificante debe anotar las causas (una por línea) que condujeron directamente
a la muerte, de acuerdo a un orden de causalidad y cronología.

En la línea I a) se recomienda al certificante anotar la causa directa de la muerte; esto es la


enfermedad, traumatismo o complicación que causó la muerte; no anotar la manera o modo
de morir, ejemplo: debilidad cardíaca, paro cardíaco, paro cardiorrespiratorio, astenia, etc.

En algunas ocasiones podrá ocurrir que una sola causa describa los acontecimientos; es
suficiente anotar esta causa en la línea I a).

Si la muerte ocurriera por más de una causa observe que debajo de cada una de las líneas a),
b) y c) de la Parte I, aparece la frase “debido a (o como consecuencia de)”, indican al
certificante que deberá anotar las causas en una relación causal, esto es la enfermedad
anotada en a) es “debida a” la anotada en b), ésta a su vez es “debida a” la anotada en c) y la
anotada en c) es “debida a” d) si hubiera una cuarta causa.

La inclusión de la línea d) es una recomendación que hizo la Asamblea Mundial de la Salud, a


fin de ofrecer más espacio para anotar las causas de muerte.

Este diseño de la Parte I tiene como base el concepto de prevención, ya que desde el punto de
vista de la salud pública es necesario romper la cadena de sucesos o controlar la enfermedad
en algún momento de su evolución.

En la Parte II se deben anotar aquellos padecimientos que contribuyeron a la muerte pero que
no estuvieron relacionados con la enfermedad que condujo directamente a ella.

Es muy importante anotar el tiempo aproximado entre el comienzo de cada afección y la fecha
de la muerte; esta información ayuda al médico a establecer correctamente la cadena de
acontecimientos y facilita después al codificador para la selección de la causa básica.

Para evitar confusiones la última afección anotada en la Parte I se


denominará “causa antecedente originaria” para señalar que es
preliminar y que puede ser modificada por alguna regla o nota de la
CIE. La expresión “causa básica” es la que se obtiene al final del proceso
y se empleará para la captura y posterior tabulación

Los siguientes son ejemplos de certificación con más de una causa o componente en la cadena
de acontecimientos:

288
Ejemplo 1

Femenino, 51 años

Parte I
a) Embolia pulmonar 1 hora
b) Fractura patológica del fémur 1 día
c) Cáncer secundario del fémur 2 meses
d) Carcinoma de la mama 2 años
Parte II
Hipertensión arterial esencial 10 años

En este ejemplo la causa antecedente originaria (Carcinoma de la mama) fue anotada


correctamente en la última línea de la Parte I, las causas anotadas en b) y c) son causas
intervinientes o intermedias y la anotada en a) es la causa directa.

Es imprescindible que para el estudio del presente módulo, se realice en


forma permanente la consulta al Volumen 2 de la CIE-10. En este
módulo se le brindarán orientaciones y aclaraciones para ayudar a
comprender los distintos temas. Pero es necesario aclarar que éste no
reemplazará nunca al Volumen 2, por el contrario será un complemento.

Ejemplo 2

Masculino, 3 meses

Parte I
a) Perforación intestinal 1 mes
b) Gastroenteritis por gramnegativos 3 meses
Parte II
Prematurez 3 meses

En este ejemplo la causa antecedente originaria es la gastroenteritis por gramnegativos,


anotada en b), mientras que la causa directa (y ocasionada por la gastroenteritis) es la
perforación intestinal registrada en a).

En la Parte II de ambos certificados de defunción se han anotado otros estados patológicos


importantes que contribuyeron a la muerte, pero que no estuvieron relacionados con la causa
antecedente originaria.

289
No es raro encontrar problemas de registro en los certificados de defunción; el codificador
deberá revisar cada dato anotado y la congruencia de la información, sobre todo entre las
causas de defunción y su relación con la fecha de aparición, edad, sexo y las circunstancias en
el caso de las muertes accidentales y violentas para solicitar mientras sea posible la aclaración
con el certificante.

Recomendaciones generales para el llenado del certificado de defunción por el


profesional médico
1. Seleccionar el tipo de certificado que se debe llenar, sobre todo en aquellos países que
contemplan certificados independientes (muerte fetal y defunción general).
2. Consultar el Volumen 2 de la CIE-10, Sección 4, las definiciones relacionadas con las
causas de defunción y las orientaciones para el registro.
3. Leer cuidadosamente las instrucciones para el llenado del certificado de defunción.
4. El certificado de defunción no es una historia clínica; anotar sólo un diagnóstico en
cada renglón.
5. No informar la manera de morir como “síncope o paro cardíaco, debilidad cardíaca,
paro cardiorrespiratorio”, etc.; registre en lo posible causas específicas de muerte.
6. No informar términos incompletos, como “meningitis”, “bronquitis”, “hepatitis”, etc.;
cuando pueda anote algún adjetivo que lo describa de forma más completa, ejemplo:
“meningitis tuberculosa”, “bronquitis enfisematosa”, “hepatitis viral tipo A”, etc.

7. No utilizar siglas o abreviaturas al informar la causa de la defunción (como EVC, por


enfermedad cerebrovascular, IAM, por infarto agudo del miocardio, HTA, SIRPA, EPOC,
IRA, etc.) a menudo estas siglas pueden confundir al codificador.
8. No omitir los datos de la columna “Intervalo aproximado entre el comienzo de la
enfermedad y la muerte” ya que permiten establecer la secuencia de acontecimientos
y la selección de la causa básica de muerte.
9. En caso de defunciones de mujeres con antecedente de embarazo y la presencia de
complicaciones relacionadas con éste, no omitir llenar los apartados que tengan que
ver con la muerte materna.
10. En las muertes por traumatismos, envenenamientos o cualquier otra consecuencia de
causa externa, llenar siempre los datos solicitados, así como la información
complementaria de la descripción de cómo ocurrieron los hechos.

290
Ejemplos relacionados para orientar al profesional médico sobre el empleo del
modelo internacional para el registro de la causa de muerte
El registro de los datos del certificado de defunción es la fuente más importante de
información sobre mortalidad, de gran interés para la programación y evaluación de las
acciones de salud y el cumplimiento de las políticas correspondientes, como así mismo para las
investigaciones médicas y epidemiológicas. La calidad de esta información está asociada a los
datos que se captan, especialmente la causa de muerte.

Por razones de competencia profesional corresponde al médico tratante la responsabilidad de


suministrar esta información. Por consiguiente, de él depende que las estadísticas reflejen lo
más fielmente posible el perfil de la mortalidad.

Ejemplos:

1. Hombre de 66 años de edad. Murió el 20 de diciembre de 2012. Padecía de diabetes


mellitus tipo 1 desde hacía 15 años. Fue intervenido quirúrgicamente en 2006 para extirpación
de vesícula biliar por colelitiasis; seis meses antes de su muerte desarrolló glomeruloesclerosis
diabética y 5 días previos presentó insuficiencia renal aguda, seguida de coma hiperglicémico
de 3 días de duración, que produjo un paro respiratorio y la muerte.

Registro correcto de las causas

Causa de defunción Intervalo aproximado entre


el comienzo de enfermedad
y la muerte
a) Coma hiperglicémico
I 3 días
debido a (o como consecuencia de)
b) Insuficiencia renal aguda
5 días
debido a (o como consecuencia de)
c) Glomerulosclerosis diabé�ca
6 meses
debido a (o como consecuencia de)

d) Diabetes mellitus tipo 1 15 años

II

La causa que inició la cadena de acontecimientos que llevaron a la muerte es la diabetes


mellitus tipo 1 que le originó una glomerulosclerosis diabética; ésta a su vez le produjo
insuficiencia renal aguda que se complicó con un coma hiperglicémico y finalmente ocurrió el
paro cardiorrespiratorio. El antecedente de colelitiasis no tiene que ser anotado puesto que
ocurrió seis años antes y fue resuelto con anterioridad.

291
2. Hombre de 42 años. Obrero de la construcción que estaba trabajando en un andamio
en el piso 12 cuando cayó accidentalmente. La muerte fue instantánea evidenciando
traumatismos múltiples.

Registro correcto de las causas

Intervalo aproximado entre


Causa de defunción el comienzo de enfermedad
y la muerte
a) Traumatismos múltiples
I Segundos
debido a (o como consecuencia de)

b) debido a (o como consecuencia de)

EN CASO DE MUERTE VIOLENTA (únicamente)

a) Indicar si fue por:

Accidente (X) Suicidio ( ) Homicidio ( ) Se ignora ( )

b) Cómo se produjo: Describir las circunstancias y situación en que aconteció como por
ejemplo, caída de andamio, herido por arma de fuego, intoxicación por psicotrópico, etc. Si fue
accidente de transporte indicar el tipo de vehículo y si el fallecido era peatón, conductor,
acompañante, pasajero, etc.

Caída accidental de un andamio mientras trabajaba

c) Lugar donde ocurrió el hecho: Obra en construcción

3. Hombre de 55 años. Padecía desde hacía años de depresión con crisis frecuentes. En
la mañana del día de su muerte se disparó en su domicilio un tiro en el pecho con un
revólver, permaneciendo con vida durante 13 horas. En la autopsia se identificó una
lesión perforante de pulmón.

Registro correcto de las causas

Causa de defunción Intervalo aproximado entre el


comienzo de enfermedad y la
muerte
I a) Lesión perforante de
pulmón 13 horas
debido a (o como consecuencia de)
debido a (o como b) debido a (o como consecuencia
consecuencia de) de)

292
EN CASO DE MUERTE VIOLENTA (únicamente)

a) Indicar si fue por:

Accidente (X) Suicidio ( ) Homicidio ( ) Se ignora ( )

b) Cómo se produjo: Describir las circunstancias y situación en que aconteció como por
ejemplo, caída de andamio, herido por arma de fuego, intoxicación por psicotrópico, etc. Si fue
accidente de transporte indicar el tipo de vehículo y si el fallecido era peatón, conductor,
acompañante, pasajero, etc.

Disparo por arma de fuego

c) Lugar donde ocurrió el hecho: Domicilio

Selección de la causa antecedente originaria


Conceptos generales sobre el proceso de selección de la causa básica de defunción.

Una vez codificadas cada una de las causas anotadas en el certificado de defunción, es
necesario seleccionar la causa antecedente originaria (CAO), y si es necesario; modificarla, para
obtener la causa básica de defunción la cual deberá capturarse en un campo separado para su
procesamiento y tabulación que servirá para el análisis de la mortalidad por causa única. Esto
se lleva a cabo mediante las reglas de selección y modificación de la causa antecedente
originaria.

Causa antecedente originaria (CAO) es la enfermedad o lesión que se


menciona sola en la última línea utilizada de la Parte I del certificado de
defunción seleccionada por el Principio general, o si las causas no
fueron debidamente informadas, la que resulte de la aplicación de las
reglas de selección 1 ó 2, y 3.

Se denomina CAO porque en ocasiones, puede no ser la más útil e informativa para la
tabulación por lo que será necesario verificar siempre si puede modificarse, a través de una o
más de las cuatro reglas de modificación A, B, C y D que tienen como objetivo mejorar la
información.

El Volumen 2 de la CIE contiene en sus apartados 4.1 y 4.2 las definiciones, procedimientos,
reglas y notas para efectuar esta selección, las cuales deben ser consultadas y comprendidas
para lograr una codificación de calidad.

En el apartado 4.3 se localizan las orientaciones para la certificación y codificación de la


mortalidad perinatal, que se usa sólo en los países que utilizan un certificado de defunción
perinatal, por ello no será tratado en este módulo.

293
Los países que usan un certificado de defunción para la mortalidad general y otro para muerte
fetal o mortinato, la certificación y codificación de las muertes perinatales deberán seguir las
mismas pautas usadas en los apartados 4.1 y 4.2 que son las que se verán en este módulo.

Selección de la causa básica de defunción (CB). El apartado 4.1.4 del Volumen 2, contiene los
procedimientos para la selección de la causa básica de defunción para la tabulación de la
mortalidad. Los cuales se resumen en 4 puntos:

1. Si aparece anotada una sola causa de defunción (en la parte I o en la parte II del
certificado de defunción), ésta es la causa básica que se utiliza para la tabulación por
la aplicación de la regla de causa única.
2. Si se registra más de una causa de defunción; primero se determina la CAO por
aplicación del Principio General o las reglas de selección 1 ó 2 y/ó 3.
3. Revisar si es posible cambiar la CAO con objeto de obtener un código más útil para la
información, mediante las reglas de modificación de la Regla A (RA) a la Regla D (RD),
previstas por la CIE-10.
4. Si la causa seleccionada corresponde a un traumatismo, envenenamiento o a alguna
otra consecuencia de causa externa; deberá seleccionarse la causa externa de las
categorías V01-Y89 del Capítulo XX, (Ver; Volumen 2; secciones 4.2.11 - 4.2.13).

294
* Al aplicar estas reglas de modificación en algunos casos se requiere regresar a la etapa de selección.

Nota: En la aplicación del Principio General (PG) y de las reglas de selección R1, R2 y R3
deberán consultarse las secuencias rechazadas y las secuencias aceptadas, nota 4.2.2, Vol. 2
(antes “altamente improbable”).

Selección de la causa antecedente originaria


Si el primer paso para la selección de la causa básica de defunción es determinar la CAO;
¿cómo se determina ésta?

En teoría la CAO debe ser la causa anotada por el médico en la última línea utilizada de la Parte
I del certificado de defunción y de esta manera ser elegida por el Principio General; por el
contrario, si las causas de defunción no fueron debidamente informadas, ésta deberá
determinarse mediante la aplicación de las reglas de selección 1 ó 2 y / ó 3.

Principio general
El Principio General establece que cuando en el certificado de defunción se registre más de
una afección, se debe seleccionar la afección informada sola en la última línea de la Parte I,
únicamente si dicha afección pudiera haber dado lugar a todas las informadas arriba de ella.

El Principio General no aplica cuando se ha informado más de una afección en la última línea
utilizada de la Parte I, o cuando se informa una sola pero ésta no da origen a “todas” las
informadas arriba de ella

La CIE recomienda que cuando no se pueda aplicar el Principio General,


debe hacerse la aclaración con el informante. Si esto no fuera posible,
deberá intentarse la aplicación de las reglas de selección, iniciando por
la Regla 1 y si ésta tampoco procede, entonces se aplicará la Regla 2. En
todos los casos re revisará si aplica o no la Regla 3.

REGLA 1

Esta regla se aplica cuando no haya sido posible aplicar el Principio General y existe una
secuencia informada que termine en la afección registrada primero, en la línea I a). Si hay
más de una secuencia informada, se selecciona la causa que origina la primera secuencia.
(Apartado 4.1.7 del Volumen 2).

REGLA 2

La regla 2 aplica en el caso en que no existe secuencia informada que termine en la afección
registrada en la línea I a). En este caso se debe seleccionar la afección que se menciona
primero en la línea I a).

El Principio General y las reglas de selección 1 y 2 se aplican en la Parte I del certificado de


defunción ya que en teoría la causa antecedente originaria debe ser registrada en este

295
apartado. En los certificados de defunción donde es aplicable el Principio General ya no aplican
la regla1 ni la regla 2.

El siguiente paso, es evaluar si es o no aplicable la Regla 3 con las otras causas informadas en
cualquier parte del certificado de defunción y que no fueron tomadas en cuenta al aplicar el
Principio General o reglas de selección 1 ó 2.

REGLA 3

La afección seleccionada por alguna de las reglas anteriores, debe ser consecuencia directa
(obvia), de otra que no haya sido informada en correcta relación de causalidad, esto es, que
figure en la Parte II o al lado de la causa seleccionada en la Parte I. En este caso es aplicable
la regla 3 y se selecciona esta última como la causa antecedente originaria (CAO).

Estas reglas de selección se verán con detalle más adelante, ya que es necesario comprender
los conceptos de secuencia y de relación causal “Secuencias rechazadas y aceptadas para la
selección de la causa básica de muerte en las estadísticas de mortalidad”, antes denominadas
“altamente improbable”.

Para aplicar el Principio General y las reglas de selección 1, 2 y 3, se deben consultar las
“Secuencias rechazadas y aceptadas para la selección de la causa básica de muerte en las
estadísticas de mortalidad”, apartado 4.2.2. También es necesario tener conocimiento de la
evolución de las enfermedades y de sus complicaciones, ya que la pregunta que se hace el
codificador es si existe relación causal o secuencia entre las causas anotadas en el certificado
(si una causa es “debida a” otra).

SECUENCIA

Este término se utiliza en la CIE para referirse a la existencia de una relación entre dos causas
anotadas en líneas sucesivas en la Parte I del certificado de defunción. La secuencia indica que
una causa anotada en una línea superior es “debida a” otra registrada en la línea inmediata
inferior. En el modelo de certificado, la causa que se registre en la línea I a) es “debida a” la
anotada en b), ésta es “debida a” la anotada en c) y que a su vez es “debida a” la registrada en
d); en el caso de que la cadena de acontecimientos sea de cuatro causas o componentes.

Para leer las secuencias primero se inicia con la causa directa de la muerte, la afección
mencionada primero en la línea (a) preguntando si la afección anotada en la siguiente línea (b)
de la Parte I puede dar lugar a la causa directa; si así fuera el siguiente paso es verificar si la
causa registrada en b) es “debida a” la anotada en c), lo mismo si existiera otra causa en d). Si
hay más de una causa de muerte en una línea del certificado, es posible tener más de una
secuencia informada.

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE-10, edición 2015 y revisará el concepto de secuencia, ítem 4.1.5

296
El Principio General es aplicable aunque no exista una secuencia como la descrita
anteriormente, la condición es que la causa anotada sola en la última línea utilizada de la Parte
I haya dado origen a todas las anotadas arriba de ella, aunque el orden de estas últimas no
esté en forma secuencial. La secuencia encuentra su mayor aplicación en la Regla 1

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE-10, edición 2015 y revisará el punto 4.2.2 para leer los incisos de
“Secuencias rechazadas y aceptadas para la selección

Interpretación de “Secuencias rechazadas y aceptadas para la selección de la causa básica de


muerte en las estadísticas de mortalidad”

Las secuencias rechazadas y aceptadas se utilizan desde la Sexta Revisión de la CIE para indicar
cuando una relación causal es inaceptable y se debe consultar siempre (apartado 4.2.2 del
Volumen 2). Es una guía para juzgar la aceptabilidad de las secuencias al aplicar el Principio
General o las reglas de selección. Presenta varias relaciones que se consideran “secuencias
rechazadas” puesto que ciertas causas no pueden ser aceptadas o informadas como “debidas
a” otras. Se muestran en 14 incisos: del inciso (a) al inciso (n). Es importante destacar que esta
relación no contiene todas las “secuencias rechazadas” pero sí las más comunes.

Cuando un codificador tenga dudas acerca de las relaciones causales o secuencias entre las
causas registradas en un certificado de defunción no previstas por esta guía, es recomendable
consultar la literatura médica o preguntar al médico certificante de preferencia, no obstante,
se le deberá capacitar en los conceptos básicos de la CIE; tales como, “que es una clasificación
de enfermedades” “causas de defunción”, “causa antecedente originaria” “secuencias
informadas”, “relación causal”, “consecuencia directa” y principalmente deberá conocer que
es la “presunción de causa intercurrente”

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio

Aplicación del principio general y de las reglas de selección


Una vez revisados los conceptos de “secuencia” y “Secuencias rechazadas y aceptadas para la
selección de la causa básica de muerte en las estadísticas de mortalidad” será más fácil
entender la aplicación del Principio General y las reglas de selección enunciadas previamente,
que constituyen el primer paso para obtener la causa básica de defunción.

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE, punto 4.1.7 para leer el enunciado del Principio General.

297
 Principio General (PG)

El Principio General establece, que cuando en el certificado de defunción se registre más de


una afección, se debe seleccionar la afección informada sola, en la última línea de la Parte I,
únicamente si dicha afección pudiera haber dado lugar a todas las informadas arriba de ella.
Condiciones para su aplicación:
1. Que se informe una sola causa en el último renglón utilizado de la Parte I del
certificado de defunción.
2. Que dicha afección pueda originar a todas las informadas arriba de ella.

Masculino, 81 años

Parte I
a) Insuficiencia hepática 15 días K72.9
b) Obstrucción de vías biliares 22 días K83.1
c) Carcinoma de cabeza de páncreas 6 meses C25.0

PG: Sí aplica, se selecciona C25.0 (carcinoma de cabeza de páncreas) cumple con las dos
condiciones; el carcinoma se informa solo y da origen a las afecciones informadas arriba. Causa
seleccionada: C25.0 (carcinoma de cabeza de páncreas)
El Principio General no aplica cuando se hayan informado más de una afección en la última
línea utilizada de la Parte I, o bien cuando se informa una sola, pero ésta no de origen a
“todas” las afecciones informadas en las líneas superiores.

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE, punto 4.1.7 para leer el enunciado de la Regla 1.

Reglas de selección
La CIE recomienda que cuando no se pueda aplicar el Principio General, lo ideal es hacer la
aclaración con el informante. Si esto no es posible, deberá intentarse la aplicación de las reglas
de selección, iniciando por la Regla 1 y si esta no procede, entonces se aplicará la Regla 2.

 REGLA 1 (R1)

Esta regla se utiliza cuando no haya sido posible aplicar el Principio General y exista una
secuencia informada que termina en la afección que se informa primero [en la línea I a)]. Se
selecciona la causa que origina esta secuencia. Si hay más de una secuencia informada que
termina en la afección que se menciona primero, se selecciona la causa que origina la primera
secuencia. (Apartado 4.1.7 del Volumen 2).

298
Condiciones para su aplicación:
1. Que no haya sido posible aplicar el Principio general
2. Que exista una secuencia informada que termine en la afección mencionada (anotada)
primero, en la línea I a)

1:

Femenino, 82 años

Parte I
a) Deshidratación E86.X
b) Diabetes mellitus E14.9
c) Insuficiencia renal N19.X

PG: No aplica; la insuficiencia renal no da origen a todas las afecciones informadas arriba de
ella, según las “secuencias rechazadas”, inciso (d) “la diabetes mellitus, no puede ser debida a
ninguna enfermedad, excepto a las enfermedades que producen daño al páncreas”.

R1: = E14.9 (Diabetes mellitus); hay una secuencia informada, la deshidratación es una causa
aceptada de la diabetes mellitus, informada en b); la secuencia termina en la afección
mencionada primero.

Causa seleccionada: E14.9 (Diabetes mellitus)

2:

Masculino, 52 años

Parte I
a) Infarto del miocardio 3 horas I21.9
b) Insuficiencia cardíaca congestiva 10 días I50.0
c) Neumonía 4 días J18.9

PG: No aplica; la neumonía no origina las afecciones informadas arriba de ella, según las
“secuencias rechazadas”, inciso l) la insuficiencia cardíaca no puede ser “debida a” la
neumonía, la fecha de aparición de la neumonía es posterior.
R1 = I50.0 (Insuficiencia cardíaca congestiva); existe una secuencia: el infarto al miocardio es
una causa aceptable de la insuficiencia cardíaca congestiva, la secuencia termina en la afección
informada primero (infarto al miocardio).
Causa selecionada = I50.0 (Insuficiencia cardíaca congestiva).

299
En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la
CIE – punto 4.1.7 para leer el enunciado de la Regla 2.

 REGLA 2 (R2)

La Regla 2 aplica cuando no existe una secuencia informada que termine en la afección
mencionada en primer lugar (Línea I a)). Se debe seleccionar la afección que se menciona
primero, Línea I a).
Condiciones para su aplicación:
1. Que no puedan aplicarse el Principio General ni la Regla 1.

1:

Femenino, 51 años

Parte I
a) Cáncer de útero 2 años C55.X
b) Anemia 1 año D64.9
c) Insuficiencia respiratoria 3 días J96.9

PG: No aplica; la insuficiencia respiratoria no da origen a las causas registradas arriba de ella;
según las secuencias rechazadas: incisos:(b) un tumor maligno no puede ser informado como
“debido a” ninguna otra enfermedad y (l) “conflicto de duración de las afecciones”; la
insuficiencia respiratoria, es posterior a las afecciones informadas arriba.
R1: No aplica; No existe secuencia informada que termine en la afección mencionada primero,
en la línea I a) según “secuencias rechazadas”, incisos (b) y (l). El cáncer de útero no es una
causa aceptada de la anemia, además hay conflicto con la duración entre ambas afecciones.
R2=C55.X. (Cáncer de útero) Se selecciona por no haber secuencia informada.
Causa seleccionada: C55.X (Cáncer de útero).

2:

Masculino, 19 años

Parte I
a) Enfermedad reumática del corazón y arteriosclerosis I09.9, I70.9
b)
c)

300
PG: No aplica; se informaron más de una causa en la única línea usada de la Parte I del
certificado de defunción.
R1: No aplica; no existe secuencia informada, las afecciones no están anotadas en líneas
sucesivas.
R2 =I09.9 (Enfermedad reumática del corazón) se selecciona la afección informada primero,
por no haber secuencia informada.
Causa seleccionada: I09.9 (Enfermedad reumática del corazón).

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE – punto 4.1.7 para leer el enunciado de la Regla 3.

 REGLA 3 (R3) Consecuencia directa presumida de otra afección

Cuando ya se tiene una causa seleccionada mediante la aplicación del Principio General o por
alguna de las reglas de selección 1 ó 2, a continuación se debe revisar la posibilidad de utilizar
la Regla 3, la cual aplica en función de la causa seleccionada con otras causas informadas
(Parte I ó Parte II) en el certificado de defunción que no hayan participado en esta primera
selección.
Para verificar en que situaciones aplica la Regla 3 la CIE-10 ofrece una serie de notas
designadas “Consecuencia directa presumida de otra afección”, apartado 4.1.7, Volumen 2.

Esta regla aplica cuando la causa inicialmente seleccionada es una consecuencia directa
(obvia) de otra causa anotada en el certificado de defunción.

REGLA 3. La afección seleccionada por alguna de las reglas anteriores, debe ser consecuencia
directa “obvia” de otra que no haya sido informada en correcta relación causal; esto es, que
figure en la Parte I, al lado de la causa seleccionada o en la Parte II, en este caso es probable
hacer uso de la Regla 3. Si cumple con las condiciones para su aplicación se seleccionará esta
última como la CAO.
Una vez que se haya revisado si aplica o no la Regla 3, se habrá obtenido la Causa Antecedente
Originaria (CAO). El objetivo de esta regla es asegurar que se seleccione la causa que inició la
cadena de acontecimientos que llevaron al individuo a la muerte, cuando por error el
certificante haya registrado la CAO en otro lugar.

Condiciones para su aplicación:


1. Haber seleccionado previamente una causa mediante la aplicación del Principio
General o de las reglas de selección1 ó 2.

301
2. Tener plena seguridad que la causa seleccionada sea una consecuencia directa de otra
afección informada a un lado de la causa seleccionada o en la Parte II del certificado.

También pueden servir como guía las siguientes orientaciones:


• Que “las secuencias rechazadas” no restrinjan la selección de esta nueva causa.
• La causa que se intenta seleccionar sea del mismo sistema, aparato, órgano y/o
patología que la inicialmente seleccionada.

Nota.- Esta nueva afección debe ser igual o más grave que la inicialmente seleccionada.

La CIE-10 contiene una lista: “Consecuencia directa presumida de otra afección”, que el
codificador podrá consultar para determinar si la causa seleccionada por PG, R1 ó R2, es
consecuencia directa de la causa que se pretende seleccionar mediante la Regla 3; ver
Volumen 2 de la CIE.

1:

Masculino, 26 años

Parte I
a) Caquexia R64.X
b) Desnutrición E46.X
c) Sarcoma de Kaposi C46.9

Parte II Síndrome de inmunodeficiencia humana adquirida B24.X


PG: C46.9 (sarcoma de Kaposi) se informa solo en la última línea de la Parte I y da origen a
todas las afecciones informadas arriba de ella.

R3: B24.X (Síndrome de inmunodeficiencia humana adquirida) el sarcoma de Kaposi es una


consecuencia directa del SIDA; Ver. “Notas de consecuencia directa presumida de otra
afección”, Vol. 2 edición 2015, Ítem 4.1.7 después de la Regla 3.

Causa Antecedente Originaria: B24.X (Síndrome de inmunodeficiencia humana adquirida).

2:

Masculino, 57 años

302
Parte I
a) Paro cardíaco I46.9
b) Insuficiencia respiratoria aguda J96.0
c) Neumonía J18.9
Parte II
Nefrectomía 2 semanas N28.9*

PG: J18.9 (Neumonía). Se informa sola en la última línea usada de la Parte I y da origen a las
afecciones informadas arriba de ella.
R3: N28.9 (Trastorno del riñón y del uréter, no especificado). La neumonía es consecuencia
directa de la operación informada en Parte II (Ver notas de consecuencia directa presumida de
otra afección, edición 2015).
Causa Antecedente Originaria: N28.9 (Trastorno del riñón y del uréter, no especificado).

La nefrectomía no puede ser codificada con la CIE-10 por tratarse de una


operación. Cuando no se informa la afección ni los hallazgos de dicha
operación, y la CIE no indica ningún código específico, se codifica en la
categoría residual para el órgano o lugar indicado por el nombre de la
operación.

Nefrectomía se codifica en:

N28.9 Trastorno del riñón y del uréter, no especificado

Ver Volumen 2, nota 4.2.6 Complicaciones de la atención médica y


quirúrgica, A. Cirugías y otros procedimientos, sin mención de la causa.

3:

Masculino, 62 años

Parte I
a) Hemorragia cerebrovascular 3 días I61.9
b) Hipertensión arterial sistémica 1 año I10.X
c) Pielonefritis crónica 18 meses N11.9
Parte II
Hiperplasia de la próstata 3 años N40.X

303
PG: N11.9 (Pielonefritis crónica). Se informa una sola causa en la última línea usada de la Parte
I y da origen a todas las afecciones informadas arriba de ella.

R3: N40.X (hiperplasia de la próstata), la pielonefritis crónica seleccionada por PG es


consecuencia directa de la hiperplasia (Ver notas de consecuencia directa presumida de otra
afección, Volumen 2, edición 2015).

CAO: N40.X (Hiperplasia de la próstata).

4:

Masculino, 58 años

Parte I
a) Broncoaspiración J98.8
b) Hemorragia de tubo digestivo K92.2
c) Várices esofágicas sangrantes I85.0
d)
Parte II
Cirrosis hepática alcohólica K70.3

PG: I85.0 (Várices esofágicas sangrantes). Se informa una sola causa en la última línea utilizada
de la Parte I del certificado y da origen a las afecciones informadas arriba de ella.

R3: K70.3 (Cirrosis hepática alcohólica) las várices esofágicas sangrantes seleccionadas por PG,
son consecuencia directa de la cirrosis (Ver notas de consecuencia directa presumida de otra
afección, CIE-10, Volumen 2, edición 2015).

CAO: K70.3 (Cirrosis hepática alcohólica)

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio

Modificación de la causa antecedente originaria


La CAO obtenida mediante la aplicación del Principio General o las reglas de selección 1, 2 y/o
3, puede en ocasiones no ser la afección más útil e informativa para la tabulación; por ejemplo,
si por el procedimiento anterior se obtiene como CAO la senilidad o una afección generalizada

304
como la hipertensión y la arteriosclerosis, habría sido preferible seleccionar la manifestación u
otra afección consecuencia de la edad.

Por tal razón en algunas ocasiones puede ser necesario modificar la selección y ajustarse a los
requerimientos de la clasificación, bien sea utilizando un código único para dos o más causas
informadas o dando preferencia a otra causa en particular.

• Reglas de modificación

Es imprescindible que para el estudio del presente módulo, se realice en


forma permanente la consulta al VOLUMEN 2 de la CIE-10. En este
módulo se le brindarán orientaciones y aclaraciones para ayudar a
comprender los distintos temas. Pero es necesario aclarar que éste no
reemplazará nunca al Volumen 2, por el contrario será un complemento.

Las reglas de modificación que se tratarán a continuación tienen como objetivo mejorar y
precisar aún más la información sobre mortalidad y debe revisarse siempre si es posible su
aplicación después de la selección de la CAO; los procesos interrelacionados de selección y
modificación se han separado con fines didácticos.

Algunas reglas de modificación pueden requerir que se apliquen nuevamente las reglas de
selección, lo que no será difícil para los codificadores con experiencia, pero es importante
recordar que hay que realizar todo el proceso de selección, modificación y, si fuera necesario,
reselección. Después de aplicar las reglas de modificación hay que revisar si se puede aplicar
de nuevo la Regla 3. Las reglas de modificación están contenidas en los apartados 4.1.8 a
4.1.10 del Volumen 2 de la CIE-10.

Es posible que algunos de los ejemplos no reúnan las condiciones para la


aplicación de ninguna regla de modificación; en consecuencia, la CAO
será la Causa Básica de Defunción (CB).

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE, puntos 4.1.9 y 4.1.10 para leer el enunciado de la Regla A

• Regla A. Senilidad y otras afecciones mal definidas (RA)

Regla “A” (RA) Cuando la causa seleccionada es mal definida y se informa en el certificado una
afección clasificable en otra parte (en códigos distintos a las afecciones mal definidas),
reseleccione la causa de defunción como si la afección mal definida seleccionada no hubiera
sido informada, excepto cuando esa afección modifique la codificación.

Si las otras afecciones registradas en el certificado son mal definidas (mencionada en esta
Regla A, ver a continuación) o son “afecciones triviales” (Ver siguiente Regla B y Apéndice 7.1

305
Lista de afecciones improbables de provocar la muerte), la causa de muerte no debe ser
reseleccionada. Esto es, la Regla A no se aplica.

Las siguientes afecciones se consideran mal definidas:

I46.1 Muerte cardíaca súbita, así descrita

I46.9 Paro cardíaco, no especificado

I95.9 Hipotensión no especificada

I99 Otros trastornos y los no especificados del sistema circulatorio

J96.0 Insuficiencia respiratoria aguda

J96.9 Insuficiencia respiratoria, no especificada

P28.5 Insuficiencia respiratoria del recién nacido

R00-R94, R96-R99 Síntomas, signos y hallazgos anormales clínicos y de


laboratorio, no clasificados en otra parte. Tome nota
que la categoría. R95 (Síndrome de la muerte súbita
infantil) constituye una excepción a lo que se indica
en esta regla.

Condiciones para su aplicación:

1) Que la CAO corresponda a las causas mal definidas: I46.1, I46.9, I95.9; I99 J96.0, J96.9
ó P28.5 o al Capítulo XVIII: R00-R94, R96-R99, excepto R95.

2) Que se informe en el certificado de defunción otra(s) afección(es) clasificable(s) en


código(s) distinto(s) a los antes señalados y los correspondientes a las afecciones poco
probables de causar la muerte (triviales) en el Apéndice 7.1.

A1:

Femenino, 70 años

Parte I
a) Senilidad y neumonía hipostática R54.X, J18.2
b) Artritis reumatoide M06.9

306
PG: No aplica; se informa una sola afección en la última línea usada de la Parte I pero ésta no
da origen a la senilidad.

R1: No aplica; no hay secuencia informada que termine en la afección mencionada primero, la
senilidad (causa directa) no es una causa aceptable de la artritis reumatoide informada en (b)

R2 = R54.X (senilidad). Se selecciona la causa que se menciona primero

R3: No aplica; la senilidad no es consecuencia directa de la neumonía hipostática, informada al


lado de la causa seleccionada

CAO: R54.X (senilidad)

RA = Se ignora la senilidad; cumple con las dos condiciones 1) la CAO es mal definida
(senilidad) y 2) se informan en el certificado otras causas clasificables con códigos distintos a
las mal definidas y a afecciones triviales; se rehace la selección.

PG =M06.9 (artritis reumatoide); se informa sola en la última línea y da origen a la afección


arriba de ella.

R3: No aplica, no existen elementos para su aplicación

RA: No aplica, la artritis reumatoide no es mal definida

Causa modificada = M06.9 (artritis reumatoide)

A2:

Femenino, 54 años

Parte I
a) Anemia D64.9
b) Esplenomegalia R16.1

PG= R16.1 (esplenomegalia) se informa sola en la última línea usada de la Parte I del
certificado de defunción y da origen a la anemia, informada arriba.

R3: No existen elementos para su aplicación.

CAO: R16.1 (esplenomegalia).

RA = Se ignora la esplenomegalia por ser una causa mal definida y por informarse otra causa
clasificable en códigos distintos de las afecciones mal definidas. Se rehace la selección.

PG= D64.8 (Anemia esplenomegálica). Aunque se selecciona la anemia D64.9, la


esplenomegalia previamente seleccionada modifica la codificación de la anemia (en el índice
se encuentra el término combinado Anemia esplenomegálica). Este es el otro aspecto de la
Regla A (“excepto si modifica la codificación”).

307
R3: No existen elementos para su aplicación

RA: No aplica; la anemia esplenomegálica no es una causa mal definida

Causa modificada: D64.8 (Anemia esplenomegálica).

A3:

Masculino, 53 años

Parte I
a) Degeneración miocárdica y enfisema I51.5, J43.9
b) Senilidad R54.X

PG = R54.X (senilidad) se informa sola en la última línea usada de la Parte I y da origen a las
informadas arriba de ella.

R3: No existen elementos para su aplicación.

CAO: R54.X (senilidad).

RA= Se ignora la senilidad por ser una causa mal definida e informarse otras causas
clasificables en códigos distintos, se rehace la selección.

PG: No; las dos afecciones restantes se informan en la línea I a).

R1: No aplica. Las afecciones restantes no se informan en líneas sucesivas.

R2= I51.5 (degeneración miocárdica), aunque por índice existe degeneración

miocárdica senil, ésta no modifica la codificación.

R3: No; la degeneración miocárdica no es consecuencia directa del enfisema.

RA: No; no reúne las condiciones para su aplicación.

Causa modificada: I51.5 (degeneración miocárdica)

A4:

Masculino; 63 años

Parte I
a) Paro cardíaco I46.9
b) Abdomen agudo R10.0

308
PG: R10.0 (Abdomen agudo) se informa sola en la última línea usada de la Parte I y da origen a
la informada arriba

R3: No existen elementos para su aplicación

CAO: R10.0 (Abdomen agudo)

RA: No; cumple con la primera condición (la CAO es una afección mal definida) pero la segunda
condición no, el paro cardíaco también es mal definido.

Causa modificada = R10.0 (Abdomen agudo)

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE, los puntos 4.1.9 y 4.1.10 para leer el enunciado de la Regla B y sus
incisos

Regla B. Afecciones triviales (RB)


Esta regla cambia en su descripción y aplicación, a partir de las actualizaciones del 2006. El
cambio sustantivo en la aplicación de la Regla B, es que en caso de que la afección trivial (AT)
sea informada como causa antecedente originaria de otra(s) enfermedad(es), la regla “B” no
se aplica, la AT no se desecha.

La Regla “B” ahora se presenta desglosada en tres incisos; a saber:

A) Si la causa seleccionada es una afección trivial que por sí misma es improbable que
provoque la muerte, y en el certificado de defunción se informa una afección más
grave (cualquier afección excepto una mal definida -RA- u otra afección trivial -
Apéndice 7.1 Lista de afecciones improbables de provocar la muerte-), rehaga la
selección de la causa básica como si la afección trivial no hubiese sido mencionada;
excepto si la Afección Trivial se informa como la causa de la otra afección.
B) Si la muerte ocurre como resultado de una reacción adversa al tratamiento de la
afección trivial, seleccione la reacción adversa.
C) Cuando una afección trivial se informa como causando cualquier otra afección, la
afección trivial no se descarta; es decir, la Regla B no es aplicable.

Condiciones para su aplicación:

1. Que la CAO sea una afección trivial.


2. Que se informe una afección más grave o una reacción adversa al tratamiento de la
afección trivial.

309
Consideraciones importantes en la aplicación de la Regla B:Para
determinar si la CAO seleccionada es una afección trivial consulte el
Volumen 2, en su Apéndice 7.1 Lista de afecciones improbables de
provocar la muerte

Regla B. Inciso (A):

Masculino, 35 Años

Parte I
a) Caries dental K02.9
Parte II
Diabetes E14.9

PG: K02.9 (caries dental) está sola en la única línea usada de la Parte I del Certificado de
defunción.
R3: No aplica, la caries no es una consecuencia directa de la diabetes.
CAO: K02.9 (caries dental)
RA: No aplica; la CAO no es mal definida

RB = Se ignora la caries dental. Cumple con las dos condiciones la CAO es una afección trivial y
se informa una afección más grave en el certificado, que en este caso es la diabetes (E14.9).
Causa modificada: E14.9 (Diabetes mellitus)

Después de desechar la (s) causa (s) de la Parte I del certificado de


defunción por aplicación de las reglas de modificación RA o RB, y no
queden más causas informadas en la Parte I del certificado; se
reselecciona la primera informada de la Parte II del certificado. En esta
parte no aplica el PG ni las reglas de selección 1 y 2. Después de haber
seleccionado la primera de la Parte II y si hay otra mencionada al lado
de ésta es posible aplicar regla 3, si cumple las condiciones para ello.

310
Regla B. Inciso (B):

Femenino, 38 años

Parte I
a) Hemorragia intraoperatoria Y60.0 (T81.0)
b) Amigdalectomía J35.9
c) Hipertrofia de las amígdalas J35.1

PG: J35.1 (Hipertrofia de las amígdalas) se encuentra sola y da origen a las informadas arriba
de ella. R3: No aplica; no hay elementos para su aplicación.
CAO: J35.1 (Hipertrofia de las amígdalas).
RA: No aplica; la CAO no es afección mal definida.
RB: Y60.0 se selecciona la hemorragia durante el acto operatorio (cumple con las dos
condiciones 1) la CAO es una afección trivial y 2) la muerte ocurrió como resultado de la
reacción adversa al tratamiento de la afección trivial).

Causa modificada: Y60.0 (T81.0) Hemorragia intraoperatoria

Regla B. Inciso (C):

Femenino, 51 años

Parte I
a) Septicemia A41.9
b) Impétigo L01.0

PG: L01.0 (Impétigo) se encuentra sola en la última línea de la Parte I


R3: No aplica; no existen elementos
CAO: L01.0 (Impétigo)
RA: No aplica, la CAO no es una afección mal definida

311
RB: No aplica, cumple con las dos condiciones la CAO es una afección trivial y se
informa una afección más grave, la excepción de la regla dice que si la afección trivial se
informa como la causa de otra afección (septicemia), la RB no aplica.
Causa modificada: L01.0 (Impétigo)

Regla B, inciso (A):

Femenino, 43 años

Parte I
a) Bursitis, colitis ulcerativa M71.9, K51.9

PG: No aplica; no cumple con la primera condición, se informan dos causas en la única línea
usada de la Parte I.
R1: No aplica; cumple con la primera condición pero no hay secuencia informada; las
afecciones no se informan en líneas sucesivas.
R2: M71.9 (Bursitis). Se selecciona la afección que se menciona primero.
R3: No aplica; la bursitis no es una consecuencia obvia de la colitis ulcerativa.
CAO: M71.9 (bursitis).
RA: No aplica, la CAO no es mal definida.
RB: se rehace la selección por ser la bursitis una afección trivial y por informarse una causa
más grave.
PG: K51.9 (colitis ulcerativa).
R3: No hay elementos para su aplicación.
RA: No aplica; la causa modificada no es mal definida.
RB: No aplica; la causa modificada no es trivial.
Causa modificada: K51.9 (colitis ulcerativa).

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE, puntos 4.1.9 y 4.1.10 para leer el enunciado de la Regla C

312
 Regla C. Asociación (RC)

Cuando la causa seleccionada está asociada, en virtud de una disposición de la Clasificación o


de las “Notas para usar en la codificación de la causa básica de defunción”, con una o varias
de las otras afecciones que figuran en el certificado de defunción, codifique la combinación.

Cuando la disposición de asociación se refiere a la combinación de una afección como


“debida a” otra, se realiza la combinación sólo cuando en el certificado aparece
explícitamente la relación causal correcta o cuando esta pueda inferirse luego de aplicar las
reglas de selección.

Cuando se presenta un conflicto de asociaciones asocie con la afección a la cual se hubiera


asignado la muerte como si la CAO no hubiera sido informada. Haga después todas las
asociaciones que sean posibles.

Los códigos de la combinación que expresen una variedad más específica de la afección
seleccionada, que la CAO deben ser usados cuando esto sea posible. Sin embargo, cuando el
código de la combinación pertenece a una categoría de tres caracteres, diferente a la del
código de la categoría de la CAO, el código de la combinación debe identificar claramente la
CAO. Todo el detalle posible debe ser retenido en la codificación de causas múltiples.

Condiciones para su aplicación:

1) La CAO deberá estar asociada con otra(s) causa(s) informada(s) en virtud de una
disposición de la clasificación o de las “Notas para usar en la codificación de la causa
básica de defunción” (4.1.11).
2) El resultado de la asociación es generalmente un término que combina dos o más
enfermedades o bien otra enfermedad que tiene mayor importancia desde el punto de
vista epidemiológico.
Existen dos tipos de asociaciones:
1. “Con mención de…”
2. “Como la causa antecedente originaria de…”

Una buena parte de estas relaciones se encuentran establecidas en la


CIE-10, Volumen 2, apartado 4.1.11 Notas para usar en la codificación
de la causa básica de defunción.

313
“Con mención de”: Significa que la otra causa con la que se vaya asociar la causa seleccionada
puede aparecer en cualquier posición dentro del certificado; esto es: al lado, arriba, por debajo
de la CAO, incluso, en la Parte II del certificado de defunción.

“Como la causa antecedente originaria de”: Significa que la otra causa con la que se pretende
hacer la asociación, debe aparecer en relación causal correcta o es mencionada como “debida
a” la causa antecedente originaria. Ver a continuación:

C1:

Femenino, 76 años

Parte I
a) Neumonía J18.9
b) Aterosclerosis I70.9
Parte II
Infarto agudo del miocardio I21.9

PG: I70.9. La aterosclerosis está anotada sola y da a la neumonía informada arriba.


R3: No; la aterosclerosis no es consecuencia directa del infarto agudo del miocardio.
CAO: I70.9 (Aterosclerosis)
RA: No; la CAO no es una afección mal definida.
RB: No; la CAO no es una afección trivial.
RC = I21.9 (Infarto agudo del miocardio); existe asociación
I70.- Aterosclerosis “con mención de” I20-I25 (enfermedades isquémicas del corazón)
codifique en I20-I25. La asociación se representa como sigue: I70.9/I21.9 = I21.9
Causa modificada: I21.9 (Infarto agudo del miocardio)

Ver apartado 4.1.11, Volumen 2 de la CIE-10 en donde aparece de la


siguiente forma:

I70.- Aterosclerosis
Con mención de:
I20-I25 (enfermedades isquémicas del corazón),
codifique en: I20-I25

314
Recordar que para asociar las causas; siempre se comienza por la CAO
seleccionada por Principio General o por alguna de las reglas de
Selección. A partir de la CAO se intenta asociar por alguna de las dos
formas ya mencionadas (1 ó 2).

C 2:

Masculino, 70 años

Parte I
a) Parkinsonismo G20.X
b) Arteriosclerosis I70.9

PG: = I70.9 Arteriosclerosis, se informa sola y da origen al Parkinsonismo


R3: No; no existen elementos para su aplicación.
CAO: I70.9 Arteriosclerosis
RA: No; la CAO no es una afección mal definida.
RB: No; la CAO no es una afección trivial.
RC: G21.4 Parkinsonismo vascular.
En este caso, la Arteriosclerosis se asocia sí y solo si, se reporta como la “causa antecedente
originaria” del Parkinsonismo (G20.X):
I70.9/ G20.X = G21.4
Causa modificada: G21.4 Parkinsonismo vascular

Ver el apartado 4.1.11 del Volumen 2 de la CIE-10, edición 2015, aparece


de la siguiente forma:
I70.9 aterosclerosis generalizada y la no especificada cuando se
menciona como la causa antecedente originaria de:
G20 (Enfermedad de Parkinson), codifique en G21.4

Conflicto de asociaciones.

Cuando se presente un conflicto de asociaciones, asocie con la afección a la cual se hubiera


asignado la muerte, si la causa básica inicialmente seleccionada no hubiera sido informada.
Haga después, todas las asociaciones que sean aplicables.

315
El conflicto de asociaciones se presenta cuando la CAO seleccionada
puede asociarse con más de una de las causas registradas en el
certificado.

La CIE da la instrucción de asociar con la afección a la cual se hubiera asignado la muerte si la


causa inicialmente seleccionada no hubiera sido informada; la siguiente asociación se busca a
partir del primer resultado de asociación con las otras causas que no fueron tomadas en
cuenta, si existe una segunda asociación, se vuelve a tomar este resultado para buscar
asociación con el resto de las causas que no hayan participado y así sucesivamente, hasta
agotar todas las posibilidades; el resultado de la última asociación es la causa modificada por
RC.

C 3:

Masculino, 70 años

Parte I
a) Accidente cerebrovascular I64.X
b) Aterosclerosis y enfermedad hipertensiva del corazón I70.9, I11.9

PG: No aplica. Se informan dos causas en la última línea usada de la Parte I del Certificado de
Defunción.
R1: I70.9; Existen dos secuencias informadas: el accidente cerebrovascular es una causa
aceptada de la aterosclerosis y de la enfermedad hipertensiva del corazón, se selecciona la
aterosclerosis por ser la causa que inicia la primera secuencia.
R3: No; la aterosclerosis no es consecuencia directa de la enfermedad hipertensiva del corazón
informada al lado de la causa seleccionada.
CAO: I70.9 (Aterosclerosis)
RA: No; la CAO no es una causa mal definida.
RB: No; la CAO no es una afección trivial.
RC= La Aterosclerosis (I70.9), se asocia tanto con la enfermedad hipertensiva del corazón
(I11.9), como con el accidente cerebrovascular (I64.X), vea el recuadro siguiente:

316
Ver el apartado 4.1.11, Volumen 2 de la CIE-10, Edición 2015, donde
aparece de la siguiente forma:

I70.- Aterosclerosis
Con mención de:
I10-I13 (Enfermedades hipertensivas), codifique en: I10-I13
I60-I69 (Enfermedades cerebrovasculares),
Codifique en: I60-I69

Existe conflicto de asociaciones. La regla C dice: asocie con la causa a la que se hubiese
asignado la muerte, si la causa inicialmente seleccionada no hubiera sido informada; en
consecuencia, si la aterosclerosis no hubiese sido informada; la causa seleccionada por
Principio General hubiese sido la enfermedad hipertensiva del corazón (I11.9). Se asocia
I70.9/I11.9 = I11.9; la regla dice: haga todas las asociaciones que sean posibles; sin embargo,
se puede observar que el resultado I11.9 ya no tiene asociación con I64.X en el listado de
asociaciones en el apartado 4.1.11 del Volumen 2.
Causa modificada: I11.9 Enfermedad cardíaca hipertensiva

Femenino, 37 años

Parte I
a) Ataque epiléptico G40.9
b) Alcoholismo crónico F10.2

PG = F10.2 (Alcoholismo crónico) Se reporta una sola causa en la última línea usada de la Parte
I del Certificado de Defunción y da origen a la causa informada arriba. R3: No aplica, no existen
elementos
CAO: F10.2 (Alcoholismo crónico)
RA: La CAO no es mal definida
RB: La CAO no es una afección trivial
RC: No aplica
Existe una disposición para la asociación mediante el Índice; a saber:
Epilepsia, epiléptico G40.9
– relacionada con
– – alcohol G40.5

317
G40.5 (Síndromes epilépticos especiales), no obstante, la RC dice: si el título de la
rúbrica de asociación no identifica la CAO, es preferible no aplicar la RC.
Causa Modificada; F10.2 (Alcoholismo crónico).

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio.

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE, Edición 2015, puntos 4.1.9 y 4.1.10 para leer el enunciado de la
Regla D.

 REGLA D. Especificidad (RD)

Cuando la causa seleccionada describe una afección en términos generales, y además figura
en el certificado un término que proporciona información más precisa acerca de la
localización o de la naturaleza de dicha afección, prefiera el término más informativo. A
menudo esta regla se aplicará cuando el término general pueda ser considerado como un
adjetivo que califica al término más preciso.

Las condiciones para su aplicación son:

1. Que la CAO describa una afección en términos generales.


2. Que se informe otra afección con información más precisa acerca de la localización o
naturaleza de dicha causa; o bien, que el término general califique al término más
preciso, el cual debe estar en correcta relación causal (informado arriba de él).

D 1:

Femenino, 64 años

Parte I
a) Hemorragia cerebral I61.9
b) Accidente cerebrovascular I64.X

318
PG =I64.X. El accidente cerebrovascular se informa solo en la última línea de la Parte I del
Certificado de Defunción y da origen a la causa informada arriba (Hemorragia cerebral)
R3: No; no existen elementos para su aplicación
CAO: I64.X Accidente cerebrovascular
RA: No; la CAO no es una causa mal definida.
RB: No; la CAO no es una afección trivial.
RC: No; la CAO no se asocia con la hemorragia cerebral, no existe la combinación en las notas
del apartado 4.1.11 del Volumen 2.
RD =I61.9 Hemorragia cerebral, se prefiere la hemorragia cerebral por ser un tipo de accidente
cerebrovascular específico.
CB: I61.9 Hemorragia cerebral

D 2:

Masculino, 57 años

Parte I
a) Infarto del miocardio I21.9
b) Pericarditis I31.9
c) Uremia N19.X

PG: N19.X. La uremia se informa sola en la última línea de la Parte I del certificado de
defunción y da origen a las causas informadas arriba de ella.
R3: No; no existen elementos para su aplicación.
CAO: N19.X (Uremia)
RA: No; la CAO no es una causa mal definida.
RB: No; la CAO no es una afección trivial.
RC: No; la CAO no se asocia con ninguna de las que se informan en el Certificado de Defunción.
RD: N18.5 (pericarditis urémica). La uremia es un término general, que califica al término más
preciso (pericarditis), y se informa en relación causal correcta (arriba de la uremia). El término
pericarditis urémica existe en el Índice Alfabético (Volumen 3 de la CIE-10).
Causa básica: N18.5 Enfermedad renal crónica, etapa 5 (que contempla a la pericarditis
urémica como término de inclusión).

319
En las actualizaciones que tuvo la CIE-10 (2009-2012), se eliminaron las reglas E y F; las
situaciones que regularmente eran resueltas con la aplicación de estas reglas, ahora se
solucionan mediante las Notas para usar en la codificación de la causa básica de defunción.
Apartado 4.1.11 y las Notas para la interpretación de los diagnósticos de causas de muerte.
Apartado 4.2

En este momento de su estudio el alumno se remitirá al Volumen 2 de la


CIE-10. Edición 2015. Apartado 4.1.11 y las Notas para la interpretación
de los diagnósticos de causas de muerte. Apartado 4.2

Notas para usar en la codificación de la causa básica de defunción

El proceso de selección de la causa básica de defunción termina con la aplicación de las reglas
de modificación; las “Notas para la interpretación de los diagnósticos de causa de muerte” se
aplican durante el procedimiento de selección y modificación de la CAO.
Estas notas son de dos tipos; a saber:

♣ Las que están orientadas a la asignación de códigos (codificación primaria).


♣ Las que están orientadas a la selección de la causa básica.
Estas notas deberán consultarse durante la codificación de las afecciones o causas de muerte
que presentan problemas en su interpretación y para determinar si es posible reemplazar la
causa seleccionada. Situaciones en las que aplican:
• Diagnósticos poco precisos, en desorden, incompletos, sinonimias populares,
epónimos, falta de especificidad, afecciones incongruentes con el sexo o con la edad,
etc.

• Resolver problemas de interpretación de diagnósticos y de secuencias de


enfermedades, sobre todo en el caso de los tumores.

• Dar preferencia a una enfermedad en particular por razones epidemiológicas


importantes.

• Combinar afecciones en un solo código cuando la CIE lo permita.


En estos casos el codificador se encuentra ante el dilema para codificar de una u otra forma y
seleccionar una u otra causa; sin embargo si se aplican al pie de la letra estas notas, las reglas
de selección y modificación vistas anteriormente serán aplicables sin dificultad.

320
Es importante recordar que antes de los procedimientos para la
selección y modificación de la CAO se deberá realizar la codificación
primaria que consiste en codificar a imagen y de manera textual cada
una de las causas informadas en el certificado; sin embargo, mediante la
aplicación de estas notas la codificación primaria para algunas
afecciones cambia según el sexo, edad del fallecido, en algunos casos
por el intervalo registrado en cada una de ellas o bien por el orden en
que se registraron las causas, etc

Las notas que proporcionan esta información valiosa que todo codificador deberá conocer y
revisar para resolver situaciones especiales; se explican a continuación y se encuentran en el
Volumen 2 de la CIE-10. Éstas son:
• Notas para usar en la codificación de la causa básica de defunción. Apartado 4.1.11
• Notas para la interpretación de los diagnósticos de causas de muerte. Apartado 4.2

Notas para usar en la codificación de la causa básica de defunción

(Volumen 2, apartado 4.1.11) se usa como Auxiliar en la aplicación de la Regla de modificación


“C” Asociación y deberán consultarse siempre al aplicar esta regla.
Estas notas se usan en tres situaciones:
1. Asociación del código seleccionado con otro(s) de las causa(s) informada(s) en el
certificado.
2. Instrucciones de códigos que no se deben utilizar en la codificación de la causa de
muerte.
3. Códigos que se deben utilizar sólo en situaciones especiales.
Además de las notas existen dos cuadros resumen que deberán consultarse en la aplicación de
la regla de modificación “C”:
• Tabla 1 Resumen de asociaciones según los códigos.
• Tabla 2 Resumen de códigos que no se deben utilizar como causa básica de defunción.

La Tabla 1 fue revisada y explicada ampliamente con motivo de la


aplicación de la Regla “C” (Asociación), destacando los dos tipos de
asociaciones “con mención de” y “como causa antecedente originaria
de”; por lo cual, en este apartado sólo se destacarán las otras notas que
no son estrictamente asociaciones; tales como “códigos que no se deben
utilizar en la codificación de la causa básica de muerte” y “códigos que
solo pueden ser usados en situaciones especiales”.

321
Es recomendable que durante el proceso de modificación de la Causa Antecedente Originaria
(CAO), antes de determinar el código final revisar las notas del apartado 4.1.11 con el
propósito de identificar las instrucciones y restricciones de uso de los códigos ya que de lo
contrario podrían cometer errores que afectarían la estadística.

Notas para la interpretación de los diagnósticos de causas de muerte


Estas contribuyen a mejorar la codificación de los diagnósticos, la aceptabilidad de las
secuencias y la codificación de la Causa Básica. Dan respuesta a un buen número de
situaciones que se presentan al momento de realizar la codificación primaria y seleccionar la
CAO; sin embargo algunas situaciones no planteadas tienen que ser resueltas por acuerdos y
reglas locales (nacionales), otras interrogantes también pueden ser planteadas a los Centros
Colaboradores y a la propia OMS cuando son de particular relevancia.
Las notas se refieren a las siguientes situaciones:
4.2.1. Presunción de causa intercurrente
4.2.2 Secuencias rechazadas y aceptadas para la selección de causa básica de muerte en las
estadísticas de mortalidad
4.2.3. Efecto de la duración en la clasificación
4.2.4 Secuelas
4.2.5 Consistencia entre sexo del paciente y el diagnóstico
4.2.6 Complicaciones de la atención médica y quirúrgica
4.2.7 Tumores [neoplasias] malignos
4.2.8 Participación de múltiples tipos de sustancias psicoactivas
4.2.9 Fiebre reumática con compromiso cardíaco
4.2.10 Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas.
4.2.11 Naturaleza de la lesión
4.2.12 Envenenamiento por drogas, medicamentos y sustancias biológicas
4.2.13 Causas externas
4.2.14 Expresiones que indican diagnóstico dudoso
4.2.15 Virus de la inmunodeficiencia humana [VIH]
4.2.16 Muerte debida a causas maternas (obstétricas)

4.2.1. Presunción de causa intercurrente


Esta nota hace referencia a aquellas ocasiones en las cuales se informa una causa como
“debida a” otra, sin que la primera que se menciona sea consecuencia directa de la segunda.
La presunción de que hay otra(s) causa(s) está permitida con el propósito de aceptar la
secuencia tal como ha sido informada; sin embargo, dichas causas presuntas no deben ser
usadas para modificar la codificación.

322
Femenino; 32 años

Parte I
a) Choque hipovolémico R57.1
Debido a (como consecuencia de)
b) Desprendimiento prematuro de placenta O45.9
Debido a (como consecuencia de)

En este caso el médico informó que el choque hipovolémico fue “debido a” desprendimiento
prematuro de placenta; la primera no es consecuencia directa de la segunda, omitió registrar
la hemorragia postparto entre la primera y la segunda; para aceptar la secuencia es necesario
presumir la hemorragia como causa intercurrente, esta no debe tomarse para modificar la
codificación ni la causa básica.

4.2.2 Secuencias rechazadas y aceptadas para la selección de causa básica de muerte en las
estadísticas de mortalidad.
Esta guía es auxiliar para aplicar el Principio General y las reglas de selección para obtener la
CAO y debe ser consultada siempre. Con el estudio de esta guía es posible reconocer con
mayor rapidez la aceptabilidad o no de una determinada relación causal y secuencias entre los
diagnósticos registrados en los Certificados de Defunción (CD). Esta nota fue tratada antes del
Principio General. Refleja la importancia que ciertas afecciones tienen para la salud pública,
más que su aceptabilidad desde el punto de vista puramente médico. Dichas instrucciones se
aplican siempre, aun cuando la relación entre las causas se considere médicamente correcta o
no.

Ver apartado 4.2.2 del Volumen 2 de la CIE-10, Edición 2015

4.2.3. Efecto de la duración en la clasificación

El intervalo reportado entre la aparición de cada enfermedad y la fecha de la defunción, es


importante para la selección de la CAO, ayuda a verificar si existe relación causal y a juzgar la
aceptabilidad de las secuencias. Ver también, inciso (l), del apartado 4.2.2 Volumen 2.
En otras situaciones la duración puede ser deducida del diagnóstico aunque no se haya
registrado el intervalo aproximado; por ejemplo en las enfermedades congénitas; así como
para codificar ciertas causas; como ejemplo: muerte maternas por causas obstétricas directas
e indirectas pero que ocurren después de 42 días a los 11 meses, después de terminado el
embarazo, la codificación cambia a O96.-; o las ocurridas por causas obstétricas directas e

323
indirectas y que ocurren 1 año o más después de terminado el embarazo, en cuyo caso se
debe utilizar la categoría O97.-
La CIE-10 tiene categorías para identificar ciertas enfermedades y traumatismos como la causa
de secuelas o efectos tardíos. En muchos casos, estas secuelas incluyen causas presentes un
año o más después de la enfermedad o traumatismo (ver nota 4.2.4 a continuación.

4.2.4 Secuelas
Las categorías B90-B94, E64.-, E68, G09, I69.-, O97 y Y85-Y89 son para codificar la causa básica
de muerte si esta resultó de los efectos tardíos (residuales) de una enfermedad determinada o
de un traumatismo, y no durante la fase activa.

• Cuando las afecciones fueron registradas con el calificativo “secuelas de…” en la


codificación primaria, se buscan estos términos en el Volumen 3 tal como vienen
registrada (“secuelas de…”) y se asigna el código respectivo.

• Cuando la causa no se menciona explícitamente como “secuelas de…” y arriba de esta


se informan afecciones crónicas, o con una duración de 1 año o más, efectos tardíos o
residuales de dicha enfermedad o traumatismo revisar las notas mencionadas a
continuación:

Las condiciones para el uso de estas categorías se localizan en el


Volumen 2, apartado 4.2.4 y en el Volumen 1 debajo de las categorías
para “secuelas de…”; estas son:
B90-B94 Secuelas de enfermedades infecciosas y parasitarias
E64.- Secuelas de la desnutrición y de otras deficiencias nutricionales.
E68.- Secuelas de hiperalimentación.
G09 Secuelas de enfermedades inflamatorias del sistema nervioso
central.
I69.- Secuelas de enfermedad cerebrovascular.
O97 Muerte por secuelas de causas obstétricas directas.
Y85-Y89 Secuelas de causas externas de morbilidad y de mortalidad

324
1.-

Masculino, 68 años

Parte I
a) Fibrosis pulmonar J84.1
b) Tuberculosis pulmonar antigua1 B90.91

Procedimiento:

PG = B90.9 (Secuela de tuberculosis respiratoria)


R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: B90.9 (Secuela de tuberculosis respiratoria)
RA-RD: No reúne las condiciones para su aplicación
R3: No existen elementos
CB: B90.9 Secuela de tuberculosis respiratoria
1
La codificación primaria B90.9 (Secuela de tuberculosis respiratoria), dado que se le especifica como antigua, nota
4.2.4)

2.-

Femenino, 65 años

Parte I
a) Fibrosis pulmonar J84.1
1 2
b) Secuelas de tuberculosis pulmonar B90.9

2
La codificación primaria de secuelas de tuberculosis pulmonar se codifica en B90.9. El índice
proporciona un código que incluye la expresión diagnóstica.

Procedimiento:
PG: B90.9 (Secuela de tuberculosis respiratoria)
R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: B90.9 (Secuela de tuberculosis respiratoria)
RA-RD: No reúne las condiciones para su aplicación
R3: No existen elementos
CB: B90.9 Secuela de tuberculosis respiratoria

325
3.-

Femenino, 72 años

Parte I
a) Insuficiencia renal 18 meses N19.X
b) Escarlatina B94.83

Procedimiento:
PG=B94.8 (Secuelas de otras enfermedades infecciosas y parasitarias especificadas)
R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: B94.8 (Secuelas de otras enfermedades infecciosas y parasitarias especificadas)
RA-RD: No reúne las condiciones para su aplicación.
R3: No existen elementos
CB: B94.8 Secuelas de otras enfermedades infecciosas y parasitarias especificadas
3
Su codificación atiende a que la CIE-10 ofrece un código para “secuelas de escarlatina”; la condición es que se
informe como secuela o como efectos tardíos o residuales, o bien que se informe una afección resultante con un año
o más o calificada como crónica.

4.2.5 Consistencia entre el sexo del paciente y el diagnóstico.


La CIE-10 contempla algunas categorías que están limitadas a un sexo; si los datos registrados
en el certificado señalan que existe inconsistencia entre el sexo de la persona fallecida y la
causa de muerte y esto no puede ser aclarado, la muerte debe codificarse en R99 (“Otras
causas de mortalidad mal definidas o no especificadas”).

Categorías limitadas a un sexo

Las siguientes categorías sólo son aplicables al sexo masculino:

B26.0, C60-C63, D07.4-D07.6, D17.6, D29.–, D40.–, E29.–, E89.5, F52.4,


I86.1, L29.1, N40–N51, Q53-Q55, R86, S31.2-S31.3, Z12.5.

Las siguientes categorías sólo son aplicables al sexo femenino:

A34, B37.3, C51-C58, C79.6, D06.–, D07.0-D07.3, D25-D28, D39.–, E28.–


,E89.4, F52.5, F53.–, I86.3, L29.2, L70.5, M80.0-M80.1, M81.0-M81.1,
M83.0,N70-N98, N99.2-N99.3, O00-O99, P54.6, Q50-Q52, R87, S31.4,
S37.4-S37.6,T19.2-T19.3, T83.3, Y76.–, Z01.4, Z12.4, Z30.1, Z30.3, Z30.5,
Z31.1, Z31.2,Z32-Z37, Z39.-, Z43.7,Z87.5, Z97.5.

326
4.-

Femenino, 4 meses
Parte I
a) Criptorquidia R99.X4

Causa única: R99.X (Otras causas mal definidas y las no especificadas de Mortalidad)
Causa básica = R99.X (Otras causas mal definidas y las no especificadas de Mortalidad)
4
El código R99 asignado y no Q53.9; existe inconsistencia entre el sexo y el diagnóstico, en caso de que existieran dos
o más afecciones a continuación aplicarían las reglas para la selección y modificación de la CAO

4.2.6 Complicaciones de la atención médica y quirúrgica


A. Cirugías y otros procedimientos, sin mención de la causa.
Cuando en un certificado de defunción se informa el nombre de una operación como causa de
muerte sin mencionar la causa por la que se realizó, ni el problema encontrado durante el
procedimiento y el Índice alfabético no proporciona ningún código:
• Solicite aclaración acerca de la causa que motivó el procedimiento. En caso de no
obtener respuesta de parte del certificante, codifique como enfermedad no
especificada para el órgano o lugar indicado por el nombre de la operación, sin hacer
presunción de la causa; por ejemplo, apendicectomía se debe codificar en K38.9
(enfermedad de apéndice).

• Si el nombre de la operación no indica un órgano o sitio, se codifica en R99.X (otra


causa mal definida y la no especificada de mortalidad). En caso de presentarse un
incidente1 terapéutico, codifique en la categoría apropiada O74, O75.4 ó Y60-Y84 ó
una complicación posoperatoria.

• Si se presenta un incidente1 durante el procedimiento, codificar en: O74, O75.4 ó Y60-


Y69. Si se presenta una reacción anormal sin incidente al momento del procedimiento
codifique en Y83 -Y84 (Procedimientos quirúrgicos y otros procedimientos médicos
como la causa de reacción anormal del paciente o de complicación posterior, sin
mención de un incidente en el momento de efectuar el procedimiento).

1)
Llámase Incidente terapéutico: a Corte, punción, perforación, hemorragia, objeto extraño dejado accidentalmente
en el cuerpo, fallas en la esterilización, en dosificación, medicamentos o sustancias biológicas contaminados, sangre
incompatible, etc.

327
1.

Masculino de 19 años

Parte I
a) Tiroidectomía E07.91
1
Codificar en E07.9 (Trastorno de la glándula tiroides, no especificado) es la categoría residual para la tiroides por
tratarse de una operación.

CU: E07.9 (Trastorno de la glándula tiroides, no especificado)

CB: E07.9 (Trastorno de la glándula tiroides, no especificado)

2.

Femenino de 57 años

Parte I
a) Laparotomía R99.X6
6
Codificar en R99.X (Otra causa mal definida y la no especificada de mortalidad). El nombre de la operación no
indica un órgano o sitio en particular.

CU: R99.X (Otras causas mal definidas y las no especificadas de mortalidad)


CB: R99.X (Otras causas mal definidas y las no especificadas de mortalidad)

3.

Masculino de 32 años

Parte I
a) Punción accidental Y60.0 (T81.2)7
b) Laparotomía R99.X7

7
La laparotomía se codifica como Otras causas mal definidas y las no especificadas de mortalidad dado que el
nombre de la operación no indica un órgano o sitio. La punción accidental se codifica como Y60.0 (T81.2) por ser un
incidente terapéutico al momento de la operación.

PG = R99.X (Otras causas mal definidas y las no especificadas de mortalidad)


R3: No existen elementos

328
RA = Se ignora R99.X y se rehace la selección
PG = Y60.0 (Punción accidental)
RA-RD: no reúne las condiciones
R3: No existen elementos
CB: Y60.0 (Punción accidental)

Es imprescindible que para el estudio del presente módulo, se realice en


forma permanente la consulta al VOLUMEN 2 de la CIE-10, edición 2015.
En este módulo se le brindarán orientaciones y aclaraciones para ayudar
a comprender los distintos temas. Pero es necesario aclarar que éste no
reemplazará nunca al Volumen 2, por el contrario será un complemento

B. Dispositivos médicos asociados a incidentes adversos debidos a causas externas


clasificadas en otra parte.

Cuando la muerte ocurre por un incidente relacionado con un dispositivo médico y el incidente
es ajeno al mal funcionamiento o rotura de ese dispositivo, sino que más bien debido a una
causa externa, se debe codificar la Causa Externa.

1.

Masculino de 74 años
Parte I
a) Neumonía por aspiración J69.0
b) Hemorragia de la tráquea R04.8
c) Caída de la cama mientras estaba conectado al respirador W06.2

Parte II
Terapia respiratoria consecutiva a trasplante de hígado K76.9

PG = W06.2 (Caída de la cama de hospital)


R3 = No existen elementos
CAO = W06.2 (Caída de la cama de hospital)
RA-RD = No aplican
R3: No existen elementos
Causa básica: W06.2 (Caída de la cama de hospital)

329
4.2.7 Tumores [neoplasias] malignos
Esta nota, por su complejidad, se tratará por separado, al final de este módulo ya que tiene
varios componentes.

4.2.8 Participación de múltiples tipos de sustancias psicoactivas


Cuando una afección clasificable en F10-F19 ó F55 se selecciona como CAO, y se registran en el
certificado una o más de otras afecciones que también se clasifican en F10-F19 o F55, proceda
de la siguiente manera:

Nota Sustancias participantes Seleccione


registradas en el CD
Una afección se registra
i Seleccione esta
como la causa de muerte
Ninguna afección de las
ii reportadas se especifica Solicitar la aclaración al certificante
como la principal

Codifique conforme a la prioridad siguiente:


1) opiáceos (F11)
2) cocaína (F14)
3) otros estimulantes, incluida la cafeína (F15)
4) drogas sintéticas clasificadas, en F19
5) Abuso de antidepresivos y analgésicos no opiáceos,
No se puede obtener clasificadas en F55
iii
aclaración al respecto.
6) cannabinoides (F12), sedantes o hipnóticos (F13),
alucinógenos (F16), tabaco (F17), disolventes volátiles
(F18), sustancias distintas a las drogas sintéticas
clasificadas (F19) y abuso de antidepresivos y
analgésicos no opiáceos (F55)
7) alcohol (F10)

Cuando se informe más


de un trastorno mental y
Codifique el que se menciona en primer lugar
del comportamiento en el
mismo grupo prioritario,

330
1.-

Masculino, 38 años.

Parte I
a) Edema agudo pulmonar J81.X
b) Edema cerebral G93.6
c) Intoxicación etílica moderada F10.0 (F14.2*)
d) Síndrome de dependencia a la cocaína F14.2 (F10.0*)

* La prioridad en la asignación de los códigos de las sustancias psicoactivas es con base a las
indicaciones de la Tabla (nota 4.2.8)

Procedimiento:

PG: No aplica la intoxicación etílica F10.0 no da origen a todas las informadas arriba de ella en
particular al síndrome de dependencia a la cocaína F14.2
R1 = F14.2 (Síndrome de dependencia a la cocaína) El edema agudo pulmonar es una causa
aceptable del Edema cerebral y este a su vez es aceptable del Síndrome de dependencia a la
cocaína
R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: F14.2 (Síndrome de dependencia a la cocaína)
RA-RD: No reúne las condiciones para su aplicació
R3: No existen elementos
Causa básica, F14.2 (Síndrome de dependencia a la cocaína)

2.-
Femenino, 15 años.

a) Edema pulmonar minutos J81.X


b) Abuso de morfina e intoxicación aguda por opio F11.1*, F11.0*

* Codifique la sustancia que se menciona en primer lugar, en la codificación primaria se respeta el orden por
pertenecer al mismo grupo prioritario.

Procedimiento:
PG= No aplica, hay dos causas en la última línea que el médico utilizó de la parte I

331
R1 = F11.1 (Abuso de morfina); se presentan dos secuencias: 1. El edema pulmonar es causa
aceptable del abuso de morfina y 2. El edema pulmonar es también causa aceptable de la
intoxicación aguda por opio; se selecciona la sustancia que inicia la primera secuencia.
R3: No reúne las condiciones para su aplicación pues el abuso de morfina no es consecuencia
obvia directa de la intoxicación aguda por opio.
CAO: F11.1 (Abuso de morfina)
RA-RD: No reúne las condiciones para su aplicación
R3: No existen elementos
Causa básica: F11.1 (Abuso de morfina)

4.2.9 Fiebre reumática con compromiso cardíaco


¿Cómo codificar un “proceso reumático” cuando no se especifica como activo o inactivo?;
codifique como activo o agudo, cuando se especifica junto “con mención de” o especificado
“como”; según se muestra en la segunda columna

Proceso reumático “con mención de” o “como” Codifiquen en:


Afección cardíaca Reumática
(excepto una afección terminal Debida a fiebre reumática I01.-
o la endocarditis bacteriana) descrita como aguda y subaguda

Carditis I01.9
Endocarditis I01.1
Intervalo de 1 año
Enfermedad cardíaca I01.9
o
Miocarditis I01.2
Menores de 15 años
Pancarditis I01.8

Puede considerarse aguda en


Pericarditis I01.0
cualquier edad

1.-

Masculino; 27 años

Parte I
a) Endocarditis I01.11
b) Fiebre reumática aguda I00.X

1
La endocarditis se codifica como reumática aguda con base a la nota 4.2.9 enfermedad cardíaca debida a fiebre
reumática aguda

332
Procedimiento:
PG = I00.X (Fiebre reumática aguda)
R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: I00.X (Fiebre reumática aguda)
RA-RC: No reúne las condiciones
RD = I01.1 (Endocarditis reumática aguda)
R3: No existen elementos para su aplicación
Causa básica: I01.1 (Endocarditis reumática aguda)

2.-

Femenino; 13 años

Parte I
a) Insuficiencia cardíaca I50.9
b) Miocarditis I01.22

2
Se codifica como miocarditis reumática aguda según la nota 4.2.9 da la instrucción de codificarla como reumática
aguda si la edad del fallecido es menor a 15 años

Procedimiento:
PG = I01.2 (Miocarditis reumática aguda); se informa sola en la última línea usada de la Parte I
y da origen a la Insuficiencia cardíaca, informada arriba de ella.
R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: I01.2 (Miocarditis reumática aguda)
RA-RD: No reúne las condiciones para su aplicación
R3: No existen elementos para su aplicación
Causa básica: I01.2 (Miocarditis reumática aguda)

4.2.10 Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas.

Este apartado da instrucciones para la codificación de las deformidades y anomalías


cromosómicas cuando no se les especifican como congénitas.

333
Si el intervalo de una afección registrada en un certificado de defunción indica que la afección
existió desde el nacimiento, codifique esta afección como congénita, aunque no se le
especifique como tal.

Cuando en el certificado no haya indicación de que fueron adquiridas después del nacimiento,
se advierte, que algunas afecciones pueden considerarse como congénitas, cuando causen la
muerte en las edades que se mencionan a continuación:

1.-

Femenino, 15 días

Parte I
a) Hidrocéfalo Q03.91
b) Membrana hialina P22.0

1
La codificación primaria para hidrocéfalo atiende a la instrucción de la nota 4.2.10 dice que si la edad del fallecido
es de menos de 4 semanas, se le codifique como congénita.

Procedimiento:
PG y R1: No aplican por el inciso k) de las “secuencias rechazadas”
R2 = Q03.9 (Hidrocéfalo)
R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: Q03.9 (Hidrocéfalo)
RA-RD: No reúne las condiciones
R3: No existen elementos para su aplicación
Causa básica: Q03.9 (Hidrocéfalo)

334
2.-

Masculino, 3 semanas

Parte I
a) Hipoplasia pulmonar P28.02
b) Membrana hialina P22.0
c) Prematurez extrema P07.2

2
La hipoplasia pulmonar con mención de inmadurez, prematuridad, gestación corta o bajo peso al nacer, si se
mencionan juntas en un CD se codifica en P28.0 y no como Hipoplasia pulmonar congénita Q33.6.

PG = P07.2 (Prematurez extrema)


R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: P07.2 (Prematurez extrema)
RA-RB: No reúne las condiciones para su aplicación

RC= P22.0 Membrana hialina; por nota 4.2.11 para la categoría P07: ”Esta categoría no se debe
usar para la codificación de la causa básica si hay alguna otra causa de mortalidad perinatal,
excepto si la causa informada fuera P28.5
RD: no aplica
R3: no existen elementos
Causa básica: P22.0 (Membrana hialina)

4.2.11 Naturaleza de la lesión

Naturaleza de la lesión es el daño provocado en el organismo por alguna


circunstancia externa; por ejemplo una herida, fractura, quemadura,
ruptura de víscera, etc. se clasifican primordialmente en el Capítulo XIX
(S00-T98), contiene además los envenenamientos y algunas otras
consecuencias de causas externas, según el tipo de la lesión. Sin
embargo, existen otros capítulos de la CIE que consideran la posibilidad
de codificar algunas consecuencias de causas externas.

Los códigos para las causas externas (V01-Y89) deben utilizarse como códigos primarios
cuando se vaya a tabular por causa única y en la tabulación de la mortalidad que incluya
traumatismos, envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas externas.
Se recomienda que un código del Capítulo XIX (S00-T98) se utilice adicionalmente para
identificar la naturaleza de la lesión y permitir así tabulaciones pertinentes.

335
Existen nuevas instrucciones para la codificación y selección de la naturaleza de la lesión. La
edición 2015 de la CIE-10 ofrece el Apéndice 7.5 “Clasificación de prioridad de los códigos de
naturaleza de la lesión de la CIE-10”. Las clasificaciones van del 1 al 6; siendo 1 la clasificación
de prioridad más alta mientras que 6 es la más baja.

Cuadro resumen de las instrucciones para tal fin:

Nota Lesiones registradas en el CD Seleccione Observación

T. superficiales y T. triviales; La lesión principal de la Parte I ó II como si el T.


a Ver prioridades en el apéndice 7.5
comprendidos en el Apéndice 7.1 superficial o trivial no hubiera sido informado

La lesión mencionada en la Parte I aunque las


T. graves (no superficiales ni triviales)
b mencionadas en Parte II tengan una calificación Ver prioridades en el apéndice 7.5
en las Partes I y II
mayor

Cuando sólo se mencionan lesiones


Estos se seleccionan como lesión principal Ver prioridades en el apéndice 7.5
graves en la Parte II

Más de una lesión grave se registra en La lesión principal con base a la prioridad más
c Ver prioridades en el apéndice 7.5
la Parte I alta

Más de una lesión grave es registrada


Prefiera una lesión especificada sobre una
d en la Parte I con la misma calificación La lesión mencionada primero como principal.
lesión clasificada en el rango de T00-T07
de prioridad

4.2.12 Envenenamiento por drogas, medicamentos y sustancias biológicas

Cuando están involucradas combinaciones de medicamentos que se clasifican de forma


diferente, proceda de la manera siguiente

A) Selección de la causa básica de muerte:


Nota Combinaciones de sustancias Seleccione
i Uno de los componentes se especifica como la sustancia que provocó la muerte Dicho componente
ii Ningún componente ha sido especificado como la causa de la muerte Solicitar al médico la aclaración.
III Cuando NO se pueda obtener esta aclaración:
Alcohol con una droga La droga

Múltiples drogas En la categoría apropiada para "Otros".


iv Afecciones clasificables en F10-F19 con mención de :

intoxicación en X40-X49 (accidental) X40-X49


X60-X69 (autoinfligido) X60-X69

X85-X90 (agresión) X85-X90


Y10-Y19 (intensión no determinada) Y10-Y19
Cuarto carácter .0 (intoxicación aguda) X40-X49, X60-X69, X85-X90 o Y10-Y19

Varias afecciones clasificables en F10-F19 reportadas en el CD Consulte la sección 4.2.8

336
En las situaciones de envenenamiento por múltiples drogas al asignar el
código adicional opcional del Capítulo XIX deberá identificarse la droga
más peligrosa, Ver a continuación

B) Identificación de la droga más peligrosa para codificar y seleccionar el código de la principal


naturaleza de la lesión aplicando las siguientes instrucciones:

Combinaciones de sustancias Seleccione


Uno de los componentes de la combinación se informa como el responsable de la
Ese componente es la naturaleza de la lesión principal
muerte.
No se especifica ningún componente como la causa de la muerte, en las
La droga
combinaciones de alcohol con una droga.
Dicha categoría; por ejemplo, mezcla de antiepilépticos
La clasificación provee una categoría específica para la combinación de las drogas
(T42.5)
Si no se dispone de una categoría apropiada para la combinación, seleccionar código en el siguiente orden de prioridad:
1 Opiáceos en más de una subcategoría T40.0-T40.2 En T40.2

2 Cocaína T40.5 En T40.5

3 Psicoestimulantes con abuso potencial T43.6 Incluye: Anfetamina y derivados En T43.6


4 narcóticos sintéticos y los no especificados (T40.3-T40.4, T40.6)
En T40.4
T40.3 con T40.4
En T40.6
T40.3 - T40.4 con otros narcóticos y los no especificados (T40.6)
5 Antidepresivos Combinación en T43.0-T43.2 En T43.2

6 Analgésicos combinados en más de una subcategoría T39.0-T39.4 En T39.8

7. Drogas y sustancias no listadas arriba La mencionada primero.

En las combinaciones de medicamentos con alcohol Los medicamentos.

Si se registra más de una droga del mismo grupo prioritario La primera mencionada.

4.2.13 Causas externas

Estas notas, contienen las instrucciones para la codificación de los traumatismos,


envenenamientos y otras consecuencias de causas externas. La codificación para estas causas
es doble; como código primario se codifica la causa externa perteneciente al Capítulo XX (V01-
Y98) y de forma adicional opcional se codifica la naturaleza de la lesión, Capítulo XIX.

Si la naturaleza de la lesión se clasifica en los capítulos I-XVIII, se usan los códigos de estos
capítulos como código primario para la causa básica y el de la causa externa; si se desea, se usa
como código adicional opcional.

Cuando se informa una cadena de acontecimientos cuyos componentes son traumatismos,


envenenamientos y otras consecuencias de causas externas debidas a eventos externos, el

337
procedimiento para la selección de la CAO se hace de la forma habitual seleccionando el
primer evento externo (Capítulo XX) que haya iniciado la cadena de acontecimientos

1.
Masculino; 43 años

Parte I
a) Asfixia R09.0
b) Ahogamiento T75.1
c) Conductor de automóvil, sale de la V48.5
carretera, cayendo en un río

PG = V48.5 (Conductor de automóvil lesionado en accidente de tránsito sin colisión) R3 = No


existen elementos para su aplicación
CAO: V48.5 (Conductor de automóvil lesionado en accidente de tránsito sin colisión)
RA-RD: No reúne las condiciones para su aplicación
Causa Básica: V48.5 (Conductor de automóvil lesionado en accidente de tránsito sin colisión) y
como código adicional opcional (T75.1)

Procedimiento general para la codificación de los traumatismos.

La codificación de las defunciones por traumatismos, envenenamientos y otras consecuencias


de causas externas, se realiza con base al Capítulo XIX para describir la naturaleza de la lesión y
en el Capítulo XX donde se describe la causa externa, para ello la CIE-10, da orientaciones para
la correcta clasificación.

Ver en el Volumen 2 de la CIE-10, Edición 2015, las notas 4.2.11


Naturaleza de la lesión, 4.2.12 Envenenamiento por drogas,
medicamentos y sustancias biológicas y 4.2.13 Causas externas

Para la codificación y selección de la causa básica en este tipo de registros se recomienda


seguir los siguientes pasos:

a) La codificación primaria o múltiple en un certificado de defunción.

Consiste en la asignación de códigos a imagen y de forma textual; esto es, si se informan dos,
tres o más causas en cada línea del certificado de defunción, de igual forma deberán
codificarse y capturarse. Al momento de codificar cada causa no se debe relacionar con otra de

338
las registradas en el certificado, excepto que se trate de un término compuesto expresado así
por el certificador (médico) o que exista una instrucción específica en este apartado 4.2 “Notas
para la interpretación de los diagnósticos de causa de muerte”; la asociación de una causa con
otra corresponde al proceso de modificación de la Causa Antecedente Originaria (Ver reglas
de modificación C y D).

1.

Masculino, 47 años

Parte I
a) Septicemia A41.9
b) Sangrado de tubo digestivo K92.2
c) Quemaduras de II y III grado X12.0, T31.7
d) en el 70% de la superficie corporal

Fue presunto: Accidente


Lugar: donde ocurrió: Hogar
Descripción breve en que se produjo la lesión: se vació una olla con agua caliente
La codificación primaria es con base a las Notas 4.2.11 y 4.2.13

Procedimiento:
PG= X12.0 (Contacto con otros líquidos calientes)
R3: No existen elementos para su aplicación
CAO: X12.0 (Contacto con otros líquidos calientes)
RA-RD: No reúne las condiciones
R3: No hay elementos
CB= X12.0 (T31.7) (Contacto con otros líquidos calientes)

2.

Masculino, 13 años

Parte I

339
a) Neumonía bilateral J18.9
b) Osteomielitis fémur derecho M86.9
c) Contusión V49.9, T14.0

Fue presunto: Accidente


Lugar donde ocurrió: Vía pública
Descripción breve en que se produjo la lesión: Pasajero de automóvil que sufrió accidente el
10/08/2009 con contusión, hizo fiebre el 21/08/2009 y fallece el 27/08/2009
La codificación primaria dual es con base a las notas 4.2.11 y 4.2.13

Procedimiento:
PG= V49.9 (Ocupante de automóvil lesionado en accidente de tránsito no especificado)
R3: No hay elementos para su aplicación
CAO: V49.9 (Ocupante de automóvil lesionado en accidente de tránsito no especificado)
RA-RD: No reúne las condiciones para su aplicación
R3: No hay elementos para su aplicación
CB: V49.9 (T14.0) (Ocupante de automóvil lesionado en accidente de tránsito no especificado)

4.2.14 Expresiones que indican diagnóstico dudoso

Esta nota da instrucciones precisas para codificar los diagnósticos que fueron registrados como
dudosos; es decir, aquellos que se les antepone una expresión de duda; tal como
aparentemente, presumiblemente, posiblemente; los diagnósticos mencionados sin estas
expresiones difieren sólo en el grado de seguridad del certificador, por lo que se deben
codificar como definitivos.
Cuando el médico certificante utilice el término “o”, o una expresión equivalente que indique
que la muerte fue debida a una causa o a otra, aplique las siguientes instrucciones:

1.- Una afección referida como de un sitio o de otro.

a. Codifique en la categoría residual para el grupo o sistema anatómico.

Ejemplo 1

Parte 1
a) Cáncer del riñón (C64.X) o de la vejiga (C67.9)

340
Procedimiento:
CB: C68.9 (Tumor maligno de órgano urinario no especificado). Se clasifica en la categoría
residual del grupo C64 – C68. ya que la glándula suprarrenal y el riñón se encuentran en
distintos sistemas anatómicos.

b. Los sitios reportados se localizan en sistemas distintos, codifique en la categoría residual


para la enfermedad o afección especificada si no existe categoría residual para el grupo o
sistema.

Ejemplo 1

Parte I
a) Cáncer de la glándula suprarrenal (C74.9) o del riñón (C64.X)

Procedimiento:
CB: C80.9 (Tumor maligno primario de sitio no especificado). Se codifica como tumor maligno
primario de sitio no especificado (C80.9), ya que la glándula suprarrenal y el riñón se
encuentran en distintos sistemas anatómicos.

2.- Un sitio o sistema, o una afección u otra

a. Las afecciones mencionadas se clasifican en diferentes subcategorías de la misma categoría


codifique en la subcategoría correspondiente para no especificada

Ejemplo 1

Parte I
a) Enfermedad aterosclerótica del corazón (I25.1) o aneurisma coronario (I25.3)

CB: I25.9 (Enfermedad isquémica crónica del corazón, no especificada). Se codifica en la


subcategoría para Enfermedad isquémica crónica del corazón, no especificada I25.9.

b. Las afecciones registradas se clasifican en categorías distintas, codifique en la categoría


residual para la enfermedad general, siempre que la CIE-10 la contenga.

Ejemplo 1

Parte I
a) Infarto al miocardio (I21.9) o aneurisma coronario I25.3

341
Se codifica en la categoría residual para la enfermedad general: I25.9 (Enfermedad isquémica
crónica del corazón).

CB: I25.9 (Enfermedad isquémica crónica del corazón, no especificada)

c. Las afecciones registradas pertenecen a distintas categorías. La CIE-10 no provee un código


de categoría residual para la enfermedad general, codifique en la categoría residual para la
enfermedad, el sitio o sistema.

Ejemplo 1

Parte I
a) Tuberculosis (A16.9) o cáncer de pulmón (C34.9)

CB: J98.4 (Otros trastornos del pulmón). Se codifica en la categoría residual para el sitio

3.- Una afección u otra, un sitio u otro.

Diferentes afecciones de sistemas corporales distintos se mencionan como uno u otro,


codifique en: R68.8 (Otros signos generales especificados)

Ejemplo 1

Parte I
a) Cólico de la vesícula biliar (K80.2) o trombosis coronaria (I21.9)

CB: R68.8 (Otros síntomas y signos generales especificados). Se codifica en otros signos
generales especificados R68.8

4.-Una enfermedad o lesión

La causa se especifica como debida a una enfermedad o lesión, codifique en R99 Otras causas
mal definidas y las no especificadas de mortalidad

Ejemplo 1

Parte I
a) Oclusión coronaria (I21.9) o lesión de guerra (Y36.9)

Se codifica como otras causas mal definidas y las no especificadas de mortalidad R99.X

342
CB: R99.X (Otras causas mal definidas y las no especificadas de mortalidad)

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio.

4.2.15 Virus de la inmunodeficiencia humana [VIH]

Cuando una transfusión sanguínea con sangre infectada para el tratamiento de otra afección,
resulta en una infección por VIH, se codifica la enfermedad por VIH como la causa básica, no la
afección tratada.

Ejemplo 1

Parte I
a) Sarcoma de Kaposi 1 año C46.9
b) Enfermedad por VIH 3 años B24.X
c) Transfusión sanguínea 5 años
d) Hemofilia desde el nacimiento D66.X

PG: No reúne las condiciones para su aplicación, no se acepta que la enfermedad por VIH se
informe como “debida a” ninguna enfermedad.
R1 = B24.X (Enfermedad por VIH). El sarcoma de Kaposi es una causa aceptable de la
Enfermedad por VIH
R3: No hay elementos para su aplicación
RA-RC: No reúne las condiciones para su aplicación
RD = B21.0 (Enfermedad por VIH resultante en sarcoma de Kaposi)
R3= No hay elementos para su aplicación
CB: B21.0 (Enfermedad por VIH resultante en sarcoma de Kaposi)

Notas para la interpretación de causas de muerte y tumores (neoplasias) malignos

Cuando en el certificado de defunción se informa un tumor, es necesario leer las notas


introductorias del capítulo II, Volumen 1; la introducción del Índice alfabético (Volumen 3) y el
apartado 4.2.7 Volumen 2, que dan orientaciones específicas para su codificación.
La codificación de los tumores en ocasiones resulta compleja debido a la falta de precisión en
el registro, por ello conviene revisar los aspectos más importantes para su codificación. Un

343
registro adecuado de las neoplasias [tumores], debe contener tres elementos: morfología,
comportamiento y el sitio del tumor.

Ejemplo: Melanoma maligno de la piel del brazo. El diagnóstico señala que se trata de un
tumor que se origina en los melanocitos de la piel, de comportamiento maligno y localizado en
el brazo.

Por lo menos el médico deberá especificar el comportamiento (maligno primario, maligno


secundario, benigno, in situ, incierto) y el sitio donde se localiza el tumor. En algunos casos el
término morfológico utilizado lleva implícito el comportamiento y en ocasiones el sitio
anatómico afectado (exclusivos del sitio); por ejemplo: Adenoameloblastoma (es de
comportamiento benigno y se localiza en el maxilar inferior), Adenocarcinoma de ovario (es de
comportamiento maligno y se puede localizar en diversos sitios, en este caso es necesario que
el registro se acompañe con el sitio anatómico de localización) la descripción diagnóstica
incluye el sitio lo cual permitirá dar una mejor codificación.

La CIE-10 clasifica los tumores bajo dos modalidades:


♣ Por su comportamiento (benignos, de comportamiento incierto o desconocido, in situ
y malignos), y por su sitio anatómico, como se observa en el Capítulo II, Volumen 1. Los
códigos de este capítulo son de uso obligatorio para la mortalidad y deben ser usados
para la selección de la causa básica de defunción.

♣ Por su composición histológica (morfología). Esta clasificación es para uso adicional


opcional (no es obligatorio su uso en las estadísticas), clasifica las neoplasias por su
tipo histológico; sin embargo, aunque esta clasificación no es de uso obligatorio; es
importante, dado que la búsqueda inicial se hace mediante el nombre derivado de su
morfología y el código del capítulo II o con una referencia para localizar el código del
Capítulo II, bajo tumor por sitio (tabla de tumores [neoplasias].
En la Sección 1 del índice alfabético se debe localizar el código, buscando el término tumor o
sus diferentes denominaciones. Para los tumores de localización y comportamiento únicos en
el Índice aparecen los dos códigos: el morfológico y el del Capítulo II; mientras que para los
tumores que pueden presentarse en distintos sitios solo aparece el código morfológico y una
referencia para buscarlo en la tabla de “tumores por sitio y comportamiento”.

La tabla de tumores por sitio anatómico, se ubica en el Índice alfabético después del término
tumor yuxtaglomerular (M8361/1) D41.7

La estructura de esta tabla. Presenta como término principal la palabra Tumor, seguida de una
lista referente a sitios anatómicos que se desplazan hacia la derecha, con diferentes niveles de
indentación; por ejemplo:

344
Tumor (de) – continuación Léase como:
- ganglio Tumor de ganglio
- - basal Tumor de ganglio basal
- - linfático Tumor de ganglio linfático
- - - abdominal Tumor de ganglio linfático abdominal
etc.
etc.
- - - miembro Tumor de ganglio linfático de un miembro
- - - - inferior Tumor de ganglio linfático del miembro inferior
- - - - superior Tumor de ganglio linfático del miembro superior

En la tabla, a la derecha de cada sitio se encuentran cinco posibles códigos, se elige uno de
ellos con base a su comportamiento bien sea este: Maligno Primario, Maligno Secundario, In
situ, Benigno y de Comportamiento incierto o desconocido.
No en todos los casos los tumores anotados por el médico se acompañan del comportamiento
(maligno, benigno, etc.) y con frecuencia solamente se informa la descripción morfológica, con
términos como: Mesonefroma, Adenoma, Enfermedad de Bowen, Osteosarcoma,
Retinoblastoma, Adenocarcinoma, etc. En el Índice alfabético estos términos se acompañan de
referencias tales como: ver también tumor, benigno; ver tumor, maligno; etc.
En la sección I del índice alfabético, los términos relacionados con los tumores se acompañan
del código morfológico, (inicia con la letra M seguido de cuatro dígitos y un quinto dígito que
indica el comportamiento del tumor separado por una diagonal (/)).
Antes de la clasificación morfológica de los tumores, el Volumen1 presenta una tabla que
muestra los códigos de comportamiento y su correspondencia con los códigos del Capítulo II;
Ver a continuación:

345
4.2.7 Tumores [neoplasias] malignos

Estas notas pretenden abarcar las formas más comunes en que pudieran expresarse los
tumores malignos [neoplasias]; cuando un tumor maligno es considerado como la causa de
muerte; el primer paso es determinar el sitio primario que será el seleccionado como la causa
básica; el propósito de esta sección es lograr que mediante su aplicación, se seleccione el
código más apropiado.

4.2.7.1 Introducción
4.2.7.2 Implicación de malignidad
4.2.7.3 Sitio primario
4.2.7.4 Tumores malignos de sitios contiguos
4.2.7.5 Sitios comunes de metástasis
4.2.7.6 Cáncer metastásico
4.2.7.7 Sitios con prefijos o definiciones imprecisas
4.2.7.8 Tumor maligno de sitio no especificado con otras afecciones registradas
4.2.7.9 Enfermedades infecciosas y tumores malignos
4.2.7.10 Tumores [neoplasias] malignos y enfermedades circulatorias

Las notas deben ser consultadas cuando se codifiquen los tumores, para
evitar errores tales como:

• Clasificar un tumor de comportamiento maligno cuando es de comportamiento benigno.


• Clasificarlo en un sitio cuando su localización es otra
• Seleccionar un tumor que no es el responsable de la muerte en el caso de que se informen
más de un tumor de sitios múltiples independientes

• Seleccionar un tumor secundario cuando se trata de un tumor primario


• Seleccionar otra enfermedad en lugar del tumor maligno

A continuación se presentan cuadros resumen de las diferentes notas de tumores:

346
Una vez concluidos estos tres pasos se habrá obtenido la
causa básica de defunción. Es importante recordar que habrá ocasiones
donde no aplique ninguna regla de modificación ni nota específica; en
consecuencia la CAO será la CB.

Una vez concluidos estos tres pasos se habrá obtenido la causa básica de
defunción. Es importante recordar que habrá ocasiones donde no
aplique ninguna regla de modificación ni nota específica; en
consecuencia la CAO será la CB.

347
Ya finalizado el estudio del Módulo, el alumno se remitirá al archivo de
presentación interactiva insertado en el presente bloque del Entorno
Virtual.

Dicho archivo constituye una síntesis de los principales puntos


estudiados.

348
Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante
cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio.

Remitirse al bloque “GUÍAS PRÁCTICAS” para resolver ejercicios y aplicar


los conocimientos teóricos adquiridos.

349
Módulo 7
Reglas y orientaciones para la codificación de la morbilidad

350
Reglas y orientaciones para la codificación de la morbilidad

Introducción

En este módulo se abordará todo lo referente a la morbilidad, y las orientaciones dirigidas a los
codificadores para la correcta codificación de la afección principal.

Se presentan también ejercicios para aclarar cuándo y cómo se aplican las notas específicas
por capítulo y las reglas de reselección de la afección principal cuando esta ha sido registrada
de manera incorrecta.
La información que en este módulo se maneja está contenida en el apartado 4.4 del Volumen
2 de la CIE-10.

Objetivos

Al finalizar el módulo, el participante será capaz de:


1.- Definir qué es “afección principal”
2.- Definir qué son “otras afecciones”
3.- Enunciar al menos cinco “orientaciones para el registro” de la información diagnóstica
4.- Identificar cuándo es necesario efectuar la reselección de la afección principal
5.- Efectuar la “reselección de la afección principal” con apoyo de las reglas de morbilidad
6.- Mencionar la importancia de aplicar las notas específicas por capítulo

Reglas y orientaciones parala codificación de la morbilidad

Desde que se comenzó a trabajar con agrupamientos de causas de muerte, imperfectos en un


principio, pero útiles de igual manera, se reconoció la necesidad de aplicarlos para clasificar
además afecciones no mortales, por ello, a partir de la sexta (6ª) Revisión, se prepara la
Clasificación Internacional de Enfermedades para ser aplicada en la clasificación de la
morbilidad..

351
La CIE-10, con las transformaciones que se le efectuaron, se encuentra preparada para dar
respuesta a las necesidades de los administradores de servicios de salud, epidemiólogos, etc.,
que requieren precisiones en la codificación de afecciones y rapidez en la ubicación de casos
en los Índices de diagnóstico, ya sea para efectuar auditorias médicas, estudiar casos desde el
punto de vista clínico, evaluar distintos aspectos de la actividad médica, etc. Las estadísticas de
morbilidad, constituyen actualmente una fuente de información esencial para implementación
de políticas y programas de salud (en su administración y seguimiento); para investigaciones
clínicas, en especial en estudios de incidencia de afecciones en determinados grupos de
población; para estudios epidemiológicos, etc.

En general, las modificaciones sufridas para el cumplimiento de lo mencionado, se pueden


resumir en:

a. Aumento de categorías y subcategorías para asignarlas a la mayor cantidad de afecciones o


motivos de atención posibles.

b. Inclusión de afecciones en los distintos capítulos de la CIE-10, que por su importancia


responden a los requerimientos de las distintas especialidades médicas, a los fines de mejorar
su uso en el rubro clínico respectivo.

c. Mejoramiento del sistema de daga (cruz) y asterisco, con el fin de alcanzar un nivel de
detalle adecuado, para el estudio de ciertas patologías, cuyas manifestaciones en algún órgano
o en una localización particular del organismo, representan por sí mismas un problema de
salud; siendo ésta última en muchas ocasiones la razón de la atención médica (ver condiciones
de esta actualización en el Módulo No. 4).

d.Facilitar la codificación múltiple, clasificando con un segundo código, la subyacencia de


ciertas afecciones, la actividad funcional relacionada con ciertas patologías, la causa externa
cuando el diagnóstico se refiere a un traumatismo o bien a alguna otra afección debida a una
causa externa.

1. Registro y Codificación de la morbilidad

Según los casos se puede efectuar el análisis de la información por causa única o por causas
múltiples. Independientemente de las alternativas mencionadas, la calidad de la especificación
de un diagnóstico, a cargo del profesional que atendió al paciente y determinó su
padecimiento es fundamental, para obtener una información estadística de la morbilidad
exacta. Para ello el profesional médico deberá aclarar su expresión diagnóstica todo lo
necesario para que el codificador pueda clasificarla adecuadamente en las categorías de la CIE-
10.

La imprecisión en los diagnósticos trae como consecuencia ineludible la solicitud de aclaración


de esa información; es decir, que se debe enviar ese diagnóstico a su fuente, o sea al
profesional que lo efectuó para el aporte de mayor información (si la hubiera). Esto demanda
tiempo y demora en obtener el dato.

352
En los casos en que el médico tratante o la persona que está otorgando la atención (por las
características del caso), no pueda llegar a establecer un diagnóstico preciso al finalizar un
episodio de atención médica, es conveniente que aporte otros datos, como por ejemplo:
síntomas, problemas o hallazgos que permitan ubicar y clasificar ese caso.

Es necesario destacar que el codificador debe tener en cuenta que la imprecisión en la


clasificación de un diagnóstico, incrementará el grupo de afecciones mal definidas y códigos
residuales dentro de las estadísticas de morbilidad que no aportan elementos suficientes para
la planificación de servicios, ni para la toma de decisiones; de ahí la importancia que tiene,
adquirir un buen conocimiento en la aplicación de la CIE-10.

En este momento de su estudio, el alumno deberá remitirse (antes de continuar con la lectura
del módulo), al Vol. 2 de la CIE-10, puntos: 4.4, 4.4.1 y 4.4.2), a fin de conocer el grado de
especificidad que debe aportar el profesional médico en el registro de los diagnósticos, como
también la manera de codificarlos, siguiendo las orientaciones que la CIE-10 contempla para
ello.

Definición de afección principal y otras afecciones

1. Afección Principal:
a. La CIE-10 define a la afección principal utilizada en el análisis de la morbilidad por
causa única, como “la afección diagnosticada al final del proceso de atención de la
salud como la causante primaria de la necesidad de tratamiento o investigación
que tuvo el paciente”.
b. “Si hay más de una afección así caracterizada, debe seleccionarse la que se
considera causante del mayor uso de recursos. Si no se hizo ningún diagnóstico,
debe seleccionarse el síntoma principal, hallazgo anormal o problema más
importante como afección principal”.
2. 2. Otras Afecciones:

La CIE sugiere, siempre que sea posible, que los registros deben contener en forma separada
otras afecciones o problemas que fueron atendidos durante el episodio de atención de la salud
que se definen como:

a) Aquellas que coexistieron durante el episodio de atención y afectaron el


tratamiento del paciente.
b) Aquellas que se desarrollaron durante el episodio de atención y afectaron al
paciente.

No deben registrarse en "Otras afecciones" aquellas que hayan afectado


anteriormente al paciente pero que no lo afectan en el episodio actual
de atención.

353
Registrar separadamente

Afección principal: Apendicitis aguda K35.8

Otras afecciones:

Choque séptico R57.2

Desequilibrio hidroelectrolítico E87.8

Fiebre R50.9

Aún cuando el análisis de la morbilidad se realice con base a una sola causa y para ello se
utiliza la “afección principal”; las otras afecciones, pueden ser procesadas cuando se tiene
algún interés especial por analizar todas las causas tratadas o investigadas, además de que
sirven al codificador como apoyo para la codificación y reselección de la “afección principal”.

Además de las afecciones, los registros captan otro tipo de información,


tales como, las características de la persona atendida, la duración de la
atención, el sitio de la atención, los procedimientos diagnósticos y
terapéuticos aplicados, que son de gran utilidad para la codificación y el
análisis de la morbilidad.

Orientaciones para el registro de la información diagnóstica para el análisis de la morbilidad


por afección única
Es esencial informar al personal médico sobre la importancia del adecuado registro de los
diagnósticos, esto permite entre otras cosas: proporcionar una buena atención al paciente y
constituye además una fuente valiosa de datos epidemiológicos y estadísticos, que sirven de
sustento en la planificación de los servicios de salud y en la toma de decisiones para la
implementación de medidas preventivas.
Es preciso entonces que el codificador conozca los siguientes lineamientos generales, para que
pueda asesorar al médico en el registro adecuado de la afección principal:

• Como se mencionó anteriormente, la persona a cargo del tratamiento del paciente es


quien debe registrar la afección principal tratada en ese episodio de atención de la
salud y todas las otras afecciones que fueron atendidas en el mismo episodio.
• Cada término diagnóstico registrado por el médico, debe ser tan claro y explicativo
como sea posible para que la afección principal pueda ser codificada en la categoría
más apropiada de la CIE-10.
ApendicitisK37.X
Apendicitis agudaK35.8
Apendicitis aguda con peritonitis generalizada K35.2

354
La CIE proporciona diferentes códigos de acuerdo a la especificidad con que el médico haya
registrado el diagnóstico, esto repercute en la calidad de la información. En este ejemplo
podemos observar que mientras más específico sea el diagnóstico registrado, el código
también lo será.
• Si el médico tratante no pudo establecer un diagnóstico definitivo al finalizar el
episodio de atención, deberá registrar la información que permita el mayor grado de
especificidad. Dicha información puede ser un síntoma u otro problema de salud. Debe
evitar calificar a los diagnósticos como dudoso, sospechoso, probable, en virtud de que
la CIE-10, no contempla códigos cuando los diagnósticos vienen acompañados de
alguno de estos adjetivos, y da la instrucción de que se codifique el diagnóstico
mencionado como definitivo.

Ante la duda, es preferible que el médico registre un término como:


Dolor de cabeza, en lugar de: “sospecha de cisticercosis”
Dolor abdominal, en lugar de: “probable cáncer de estómago”

• Existen episodios de atención que no constituyen diagnósticos como tal, sino otras
razones que condicionan a las personas a acudir a los servicios de salud, como por
ejemplo: el seguimiento de afecciones previamente tratadas”, inmunización, solicitud
de certificado médico para ingresar a un empleo, etc., en estos casos, la CIE-10,
contempla códigos que corresponden al capítulo XXI. En estas situaciones, el médico
debe registrar las circunstancias que ocasionaron el episodio de atención o contacto
con los servicios de salud.

El alumno deberá leer el Capítulo XXI y analizar en detalle cada


indicación del mismo.

• Cuando un episodio de atención de la salud corresponde a varias afecciones


relacionadas por ejemplo traumatismos múltiples, el médico debe seleccionar como
afección principal la que ha sido claramente la más grave y la que ha exigido mayores
recursos; las otras deben registrarse como “otras afecciones”.
Si no hay una afección predominante se pueden registrar términos como
“Fracturas Múltiples”, “Traumatismos múltiples”, o “infecciones múltiples debidas al
SIDA”, listando cada una de las fracturas, traumatismos o infecciones, según sea el
caso. Ejemplo:

Paciente que ingresa al servicio de urgencias con fracturas en codo, muñeca y tobillo.
Afección principal: Fracturas en múltiples regiones del cuerpo
Otras afecciones: Fractura de codo
Fractura de muñeca
Fractura de tobillo

355
En este ejemplo, el médico no pudo determinar ninguna de ellas como la
más grave, por ello registró fracturas múltiples, señalando en las otras
afecciones cada una de ellas.

• Cuando el motivo de la atención está dirigido al tratamiento de una afección


correspondiente al Capítulo XIX “Traumatismos, Envenenamientos y otras
consecuencias de Causas Externas”, es importante que el médico registre también las
circunstancias que originaron la lesión.

Afección principal: Fractura del fémur.

Descripción de los hechos: El paciente se cayó de las escaleras de su casa.


Si el tratamiento corresponde a una afección residual que es una secuela de una enfermedad
que no está presente o no está activa, tanto la secuela (motivo por el que demanda atención),
como su origen deben describirse en forma completa, aclarando que la enfermedad original ya
no está presente.
Se trata de un hombre de 50 años de edad, quien refiere haber padecido poliomielitis aguda
cuando era niño. Actualmente acude al servicio médico por presentar problemas de escoliosis.

En este caso, el médico a cargo de la atención deberá registrar:


Afección principal: escoliosis secundaria a poliomielitis aguda en la infancia

Se recomienda leer detenidamente los ítems 4.4, 4.4.1 del Volumen 2 de


la CIE-10, donde se localizan otros ejemplos de cada orientación.

Orientaciones para la codificación de la “afección principal” y “otras afecciones”

Los alumnos deberán leer detenidamente la sección 4.4.2 del Volumen 2 de la CIE 10, ya que
en los ítems siguientes se presentan los lineamientos en forma general y los ejemplos del libro
no están plasmados en estas páginas.

Lineamientos Generales:
El médico tratante es el que debe consignar la afección principal y las otras afecciones, de tal
manera que la afección principal mencionada será la que se aceptará para la codificación. En el
caso en que sea obvio que no se siguieron las orientaciones que se describieron en párrafos
anteriores, el registro que estuviera en duda, será devuelto a su lugar de origen para su
aclaración. En caso de no poder realizar dicho procedimiento, el codificador deberá aplicar

356
alguna de las reglas que la CIE-10 ofrece en la sección 4.4.3, del Volumen 2, que ayudarán a la
reselección de la afección principal.

La reselección deberá hacerse apegado a las reglas, con el propósito de


contar con información estándar que sea susceptible de análisis y
comparaciones.

Las siguientes orientaciones las debe usar el codificador cuando tenga dudas del código que
debe utilizar:

• Códigos adicionales opcionales y sistema de daga o cruz y asterisco

El codificador debe tener cuidado en aquellas situaciones en que la CIE-10 ofrece la opción de
usar dos códigos para una misma afección, traumatismo, envenenamiento u otra consecuencia
de causa externa con el propósito de que se codifiquen y capturen los códigos conforme la
normatividad.

• Códigos adicionales opcionales

A veces se indica un código preferencial para la “afección principal”, en forma conjunta con
otro código adicional optativo para dar mayor información. Esto está especialmente indicado
para el análisis de causa múltiple.

• Codificación de las afecciones en las que se aplica el sistema de daga y asterisco

En la codificación de las afecciones en las que se aplica el sistema de daga y asterisco debieran
siempre que se pueda utilizar ambos códigos para la afección principal ya que indican dos
formas diferentes de expresar una misma afección. La doble clasificación de daga y asterisco
permite clasificaciones para presentaciones estadísticas alternativas de la CIE. El código de
daga, es el código primario y debe ser siempre utilizado. El código de asterisco (manifestación
clínica) no debe ser utilizado solo. No obstante para la codificación de morbilidad la secuencia
de daga y asterisco puede ser revertida cuando las manifestaciones de una enfermedad son el
foco primario de la atención. Si la afección tratada es la enfermedad básica, el código primario
sera el de daga o cruz; por el contrario, si la atención estuvo dirigida a la manifestación o
complicación de la enfermedad básica, el código preferencial será el de asterisco, es
importante para ello apoyarse en la información complementaria del registro en cuestión, ya
la manifestación o complicación debe estar relacionada con la especialidad y/o tratamiento
que recibió el paciente.
Las estadísticas que incorporan los códigos de daga son las que se adecuan a la clasificación
tradicional para la presentación de datos de mortalidad y de otros aspectos de la atención

357
médica. El código de asterisco puede ser usado principalmente en las estadísticas de
morbilidad para la planificación y la evaluación de la atención médica, entre otras.

Ejemplo 1:
Afección principal: Meningitis tuberculosa A17.0† G01*
Otras afecciones:______________________________

Explicación del ejemplo:


Si el principal motivo de atención es la Tuberculosis el código primario será A17.0 † y el
adicional G01*
Si el principal motivo de atención es la Meningitis el código primario será G01* y el adicional
A17.0 †

Ejemplo 2:
Afección principal: Demencia en enfermedad de parkinson G20† F02.3*
Otras afecciones: Mareo R42.X
Información complementaria:
Servicio: Psiquiatría

En este caso, apoyándonos en el servicio de atención, la afección principal será: F02.3*


(Demencia en la enfermedad de Parkinson) y el código complementario será: G20.X †
(Enfermedad de Parkinson)
Si no tuviésemos la información complementaria, el código primario sería: G20.X †, y el
adicional: F02.3*

• Codificación de sospecha de afecciones, síntomas, hallazgos anormales y situaciones


en que no hay enfermedad

El codificador debe tener mucho cuidado al utilizar los códigos de los Capítulos XVIII y XXI para
la codificación de la afección principal si el registro de la morbilidad corresponde a un paciente
hospitalizado; ya que por lo general en estas unidades se tienen recursos para integrar un
diagnóstico, a menos que la estancia haya sido breve. Deberá tener en cuenta que, si no se ha
obtenido un diagnóstico más preciso al finalizar la hospitalización, o si ciertamente no hubo
una enfermedad o lesión realmente codificable; entonces podrá utilizar los códigos de estos
capítulos; cabe señalar además que es necesario que revise las Reglas MB3 y MB5, que le serán
de utilidad en el momento de reseleccionar la afección principal en estos casos.
Si en el resumen médico, la afección principal está registrada con términos como “sospecha
de”, “posible”, “dudosa”, y no es posible efectuar la aclaración, la “afección principal” se
codifica de acuerdo a lo siguiente:

a) Los diagnósticos expresados como sospechosos o dudosos deben codificarse como


definitivos, en la categoría correspondiente.

358
1. Afección principal: Posible úlcera de estómago
2. Se ubicará y codificará como Úlcera de estómago K25.9
3. Afección principal: Probable Gastritis K29.7
Se ubicará y codificará como si el diagnóstico estuviera confirmado ; es decir, que
realmente posee una gastritis. La duda en este caso es obviada.
b) Cuando la atención fue por sospecha de una afección específica, la cual fue descartada
al final del episodio de atención, se debe asignar el código de la categoría Z03.-
(Evaluación y observación médicas por sospecha de enfermedades y afecciones),
destinado para estos casos.

• Codificación de causas múltiples

Esta nota advierte al codificador de la existencia de categorías y subcategorías que incluyen el


término “múltiple” para codificar como “afección principal” dos o más traumatismos o
patologías relacionadas cuando el médico considero que ninguna de ellas fue predominante.
También se deben codificar cada una de las afecciones que estuvieron involucradas en el
diagnóstico registrado.

• Codificación de categorías combinadas

Existen en la CIE algunas categorías que combinan dos afecciones o una afección asociada a un
proceso secundario, en un único código. Estas categorías llamadas combinadas son las que se
utilizarán como el código que le corresponde a la afección principal donde la información
registrada lo permita. En el Índice alfabético (Volumen 3), se indica la combinación con la
identación “con” que aparece debajo del término principal. En muchos casos se registra más
de una afección como principal, el codificador deberá verificar si se pueden combinar en un
único código, apoyándose como se mencionó en el Volumen 3.

• Codificación de las causas externas de morbilidad

La CIE-10 recomienda usar la doble codificación en estos casos, lo cual permite contar con
información sobre el daño provocado y la causa o circunstancia que lo provocó.
En este caso, el código a usar o código preferencial para la “afección principal” debe ser el que
describe la naturaleza de la lesión, que por lo general será clasificable en el capítulo XIX. Los
códigos para la causa externa de la lesión (Capítulo XX) se usarán de forma opcional adicional.

• Codificación de secuelas de algunas afecciones

Las secuelas pueden ser descritas como padecimientos de afecciones antiguas que ya no están
presentes, efectos tardíos de afecciones actualmente no presentes. La CIE-10 ofrece algunas
categorías para la codificación “secuela de.” ciertas enfermedades.

359
En morbilidad, el código preferencial es el que describe la naturaleza de la secuela y no el
código para “secuelas de.” propiamente dicho, excepto cuando no se indique en qué consiste
la secuela. El código para “secuelas de” se usa de forma adicional opcional al de la naturaleza
de la secuela.

Es importante señalar que es suficiente que a la afección causal, el


médico la registre como “antigua”, “vieja”, “no presente actualmente”,
etc., o que la afección resultante sea descrita como “efecto tardío de…”,
o “secuela de…” para aplicar estos criterios a la codificación. No hay
intervalo mínimo de tiempo establecido.

• Codificación de afecciones agudas y crónicas

Si se registra una afección principal como aguda y crónica al mismo tiempo y la CIE tiene
códigos separados para cada una, pero no para la combinación, debe codificarse como
afección principal la mencionada como aguda.

• Codificación de afecciones postoperatorias y de complicaciones

El Capítulo XIX tiene categorías para algunas complicaciones relacionadas con los
procedimientos quirúrgicos y de otros tipos, esas categorías se extienden desde T80 a T88, un
ejemplo de ello es una infección de herida quirúrgica. También existen otras categorías para
codificar afecciones que ocurren como consecuencia de procedimientos o técnicas específicas
que se encuentran en la mayoría de los Capítulos pertenecientes a los sistemas corporales.
En algunos casos se registra como afección principal diagnósticos informados como que
sucedieron posterior a un procedimiento quirúrgico, ante esta situación deberá codificarse la
afección y se puede agregar un código adicional opcional entre Y83-Y84 correspondiente al
Capítulo XX, para identificar la relación con el procedimiento.

Reselección de la afección principal

En la codificación de la morbilidad los formularios de captación correctamente llenados,


facilitan los procedimientos para la codificación y selección de la “afección principal”; sin
embargo, es frecuente encontrar incongruencias en los registros, entre los diagnósticos o
motivos de atención y la información relacionada con la atención, lo que hace necesario el uso
de las reglas para la reselección de la “afección principal” (MB1 a MB5), las cuales deberán
usarse como última instancia, solo en caso que no se logre aclarar las inconsistencias.
Es recomendable informar a los médicos, los problemas encontrados en el registro de las
causas y capacitarlos en los procedimientos para el correcto llenado de los formularios, así
como en los conceptos de “afección principal” y “otras afecciones”.

360
Problemas en el registro de la afección principal y proceso de reselección

En ocasiones, la revisión del registro hace suponer que el médico no anotó en el sitio indicado
o en forma adecuada la “afección principal”, lo que hace que el codificador, primero se
cuestione sobre la calidad del llenado, ubicando posteriormente al médico responsable para
aclarar las dudas. Para ello el codificador debe tener conocimientos de terminología médica,
de las enfermedades, de los procedimientos asociados y los servicios de atención que le
permita cuestionar el registro médico, es importante que disponga de un diccionario de
terminología médica, o bien consultar otras fuentes como por ejemplo en Internet.
Algunas de las situaciones que habitualmente se presentan en los registros son:

• •La “afección principal” registrada no tiene relación con el servicio de atención o el


tratamiento dado al paciente.
• •La “afección principal” se anotó como “otra afección”.
• •Se registraron dos más enfermedades en el renglón destinado para la “afección
principal”.
• •Se registró un signo o síntoma como “afección principal” y la afección que ocasionó el
síntoma o signo se registra como “otra afección”.
• •Como “afección principal” se registró una afección descrita en términos generales.
• •Como “afección principal” se registraron diagnósticos alternativos.
Cuando no es posible aclarar el registro cuestionado, el codificador deberá reseleccionar la
“afección principal” con base a las reglas MB1, MB2, MB3, MB4 o MB5 (descritas en el
apartado 4.4.3, Volumen 2 de la CIE-10).

Reglas para la reselección de la Afección Principal

• ¿Cuándo aplicar la REGLA MB1?

Se podrá aplicar cuando en el lugar correspondiente a la Afección principal, se encuentre


informado un diagnóstico poco importante o una afección de duración prolongada o un
problema incidental, etc., y en los correspondientes a las otras afecciones existe una patología
que demuestra, ya sea por el servicio de internación o por el tratamiento médico o quirúrgico
efectuado, que es la Afección principal tratada.

1. Femenino, 49 años
Afección principal: Rinofaringitis J00.X
Otras afecciones: Dolor abdominal R10.4
Quiste de ovario derecho sangrante N83.2

Información complementaria:
Procedimiento: Ooforectomía ovario derecho.
Servicio: Cirugía.

361
Es obvio que el médico registró mal la afección principal, en virtud de que la Rinofaringitis no
se relaciona con la información complementaria. La afección que debe ser reseleccionada
como afección principal, es el quiste de ovario derecho sangrante. Porque el tratamiento está
referido a él y el servicio de internación que lo contabilizó como paciente, es Cirugía.

Código de la Afección principal: N83.2 (Quiste de ovario derecho sangrante).

Ejemplo:
2. Masculino, 75 años
Afección principal: Artritis reumatoide M06.9
Otras afecciones: Diabetes mellitus E14.9
Hernia femoral estrangulada K41.3
Arteriosclerosis generalizada I70.9

Información complementaria:
Procedimiento: Herniorrafia
Servicio: Cirugía
Días estancia: 14

En este ejemplo, la Artritis reumatoide es una afección de duración prolongada, en relación


con el procedimiento que le realizaron al paciente y de las otras afecciones, la que se relaciona
con el procedimiento y con el servicio es la Hernia femoral estrangulada.
Código de la afección principal: K41.3 (Hernia femoral estrangulada).

• ¿Cuándo aplicar la REGLA MB2?

Cuando varias afecciones que no pueden codificarse en forma combinada se registran en el


renglón destinado para la “afección principal”, y otros detalles presentes en el registro indican
que una de ellas es la afección principal por la cual se atendió al paciente, se debe
reseleccionar dicha afección. En caso contrario, reseleccionar la afección registrada en primer
lugar.

1. Masculino, 9 años
Afección principal: Resfriado, Fiebre, Amigdalitis aguda, Desviación del tabique
nasal J00.X, R50.9, J03.9, J34.2
Otras afecciones: - - -

Información complementaria:
Procedimiento: Amigdalectomía
Servicio: Otorrinolaringología

362
En este caso la patología que debe ser reseleccionada como afección principal es Amigdalitis
aguda. El médico registró varias afecciones como Afección principal, y de todas ellas, la que se
relaciona con el tratamiento y al servicio, es la Amigdalitis aguda.

Código de la afección principal: J03.9 (Amigdalitis aguda).

2. Masculino, 71 años
Afección principal: Catarata, Meningitis estafilocócica, H26.9, G00.3,
Enfermedad isquémica del corazón I25.9
Otras afecciones:

Información complementaria:
Procedimiento:
Servicio: Neurología
Días estancia: 35

Se informa más de una afección como afección principal y éstas no pueden codificarse en
forma combinada. Por lo tanto, a través de la Regla MB2, se reselecciona la Meningitis
estafilocócica como Afección principal; en este caso, el Servicio indica que esta afección fue la
que recibió tratamiento.

Código de la afección principal: G00.3 (Meningitis estafilocócica).

• ¿Cuándo aplicar la REGLA MB3?

Cuando la afección mencionada como “afección principal” es un síntoma de una afección


diagnosticada y tratada; es decir, si se registra un síntoma o signo que generalmente se
clasifica en el Capítulo XVIII o un problema clasificable en el Capítulo XXI, en la línea destinada
para la “afección principal”, y éste es una manifestación obvia de una afección mencionada en
otra parte, y fue por esta última que se dio atención al paciente, reseleccione esta como la
“afección principal”.

En esta regla siempre lo que está informado en la Afección principal,


tiene una relación con una de las patologías anotadas en los otros
diagnósticos (específicamente es un signo, síntoma o manifestación de
otro diagnóstico informado).

363
1. Masculino, 79 años
Afección principal: Caquexia R64.X
Otras afecciones: Hipertensión I10.X
Carcinoma gástrico C16.9
Neumonía J18.9

Información complementaria:
Procedimiento:
Servicio: Gastroenterología.

Se informa como afección principal, un signo clasificable en el Capítulo XVIII (Signos, síntomas
y hallazgos clínicos y de laboratorio, no clasificados en otra parte). A través de la Regla MB3, se
reselecciona el Carcinoma. La Caquexia es un síntoma de esta patología, pero no es la afección
principal.
Código de la afección principal: C16.9 (Carcinoma gástrico).

2. Femenino, 2 años
Afección principal: Tos R05.X
Otras afecciones: Tosferina A37.9
Anemia aplásica idiopática D61.3

Información complementaria:
Tratamiento: Se estableció antibioticoterapia
Servicio: Pediatría
Días estancia: 6

A través de la Regla MB3, se reselecciona como Afección principal la Tosferina, ya que la tos es
un signo de esta patología.

Código de la afección principal: A37.9 (Tosferina, no especificada).

• ¿Cuándo aplicar la REGLA MB4?

Cuando como Afección principal se encuentra anotada una afección descrita en términos
generales, y en otras afecciones, se registra un diagnóstico relacionado con esta afección, que
proporciona información más precisa sobre el sitio o naturaleza de la afección, se deberá
reseleccionar este como la “afección principal”.

364
1. Femenino, 45 años
Afección Principal: Neumopatía J98.4
Otras afecciones: Hemoptisis R04.2
Fiebre R50.9
Neumonía tuberculosa A16.2

Información complementaria:
Servicio: Medicina interna

A través de la Regla MB4, se reselecciona como Afección principal la Neumonía tuberculosa,


(afección especificada que se relaciona con la neumopatía). La Neumopatía es una expresión
general de la patología especificada, Neumonía Tuberculosa.

Código de la afección principal: A16.2 (Neumonía tuberculosa).

2. Masculino, 56 años
Afección principal: Accidente cerebrovascular I64.X
Otras afecciones: Diabetes mellitus E14.9
Hipertensión I10.X
Hemorragia cerebral I61.9

Información complementaria:
Tratamiento:
Servicio: Medicina interna
Días estancia:

A través de la Regla MB4, se reselecciona como Afección principal la Hemorragia cerebral, ya


que el Accidente cerebrovascular está descrito en términos generales y se informa la
hemorragia cerebral que es un término más específico que describe a la anotada como
“afección principal”.

Código de la afección principal: I61.9 (Hemorragia cerebral).

• ¿Cuándo aplicar la REGLA MB5?

Cuando como Afección Principal se encuentra expresado un síntoma o signo debido a varias
enfermedades. Como no se sabe cuál de ellas lo produce, se reselecciona el síntoma o signo.
Esta regla también menciona que cuando se registran dos o más afecciones como opciones
diagnósticas en la “afección principal”, se debe reseleccionar la afección registrada en primer
lugar.
Como puede observarse esta regla se aplica en dos situaciones:

365
1) Cuando se registra como “afección principal” un síntoma o signo que pudo deberse a
“una” u “otra” enfermedad.

1. Masculino, 77 años
Afección principal: Cefalea debida a neuralgia del trigémino o a sinusitis aguda
(R51.X, G50.0, J01.9)
Otras afecciones:
Información complementaria:
Tratamiento :
Servicio:
Días estancia

La Regla que se aplica es MB5, porque se informa como afección principal un signo o síntoma
que puede deberse a la neuralgia del trigémino o a la sinusitis aguda; en este caso, se
reselecciona el síntoma.

Código de la afección principal: R51.X (Cefalea).

2) Cuando se registra como “afección principal” dos o más afecciones expresadas como
opciones diagnósticas.

2. Masculino, 57 años
Afección principal: Colecistitis aguda o pancreatitis aguda (K81.0 K85.9)
Otras afecciones:
Información complementaria:
Tratamiento:
Servicio:
Días estancia
En este caso, se aplica la Regla MB5, ya que se registran dos afecciones como afección
principal y éstas se informan como opciones diagnósticas; se reselecciona K81.0 (Colecistitis
aguda), que es la primera informada.

Código de la afección principal: K81.0 (Colecistitis aguda).

Resumen para la aplicación de las reglas de reselección


Desglosando las características de la "afección principal" para aplicar cada una de las reglas,
tenemos las siguientes condiciones:

366
Condiciones del término que aparece Reseleccione como “afección
Regla como "afección principal" principal”

Sea menos importante en relación al servicio La afección que sí tiene


MB1 o tratamiento suministrado al paciente. relación con el servicio o
tratamiento
- Sea signo o síntoma (R00-R99)
Generalmente. La afección primaria que
- Sea circunstancia o problema origina el signo, síntoma,
MB3 circunstancia, problema o
(Z00-Z99).
- Sea manifestación de otra manifestación
enfermedad.
Sea un término que describe en forma La afección más
MB4 general a una patología y exista uno específica relacionado
más específico. con el término

Regla Condiciones del término que aparece Reseleccione como


como "afección principal" "afección principal"

La afección hacia la cual


1) Si orienta específicamente hacia alguna orienta la información
d e l a s a f e c c i o n e s q u e a p a r e c en disponible
como “afección principal".
La primera de las afecciones
MB2 2) Si orienta de igual manera hacia más de registradas hacia las cuales
una de las afecciones registradas como orienta la información
"afección principal". disponible
3) Si no existe información complementaria La afección que se registró
primero

Regla Condiciones del término que Reseleccione como


aparece como “afección “afección principal”
principal”
1) Si refiere un signo o síntoma (R00­ R99)
que se debe a una u otra enfermedad como
"afección principal" El signo o síntoma
MB5 2) Si se registra una enfermedad u otra
como “afección principal” La afección que se registró
(enfermedad 1 ó enfermedad 2) primero
(enfermedad 1 vs enfermedad 2)
(enfermedad 1 contra enfermedad 2)

367
Cuando el diagnóstico está bien definido y demuestra que es el principal
motivo de la atención, no es necesaria la aplicación de las reglas de
reselección

2. Notas específicas por Capítulo En el apartado 4.4.4 del Volumen 2 de la CIE-10, se localizan
orientaciones para algunos capítulos en forma particular que facilitan la reselección de la
afección principal.

Existen notas específicas para los siguientes capítulos:

•Capítulo I
•Capítulo II
•Capítulo III
•Capítulo IV
•Capítulo V
•Capítulo VI
•Capítulo VII
•Capítulo VIII
•Capítulo IX
•Capítulo XV
•Capítulo XVIII
•Capítulo XIX
•Capítulo XX

Capítulo I: Ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias

• La CIE incluye categorías y subcategorías para la enfermedad de VIH que resultan en


varias otras enfermedades. Esas categorías van desde “B20 a B24” y son las que deben
utilizarse para la afección principal según lo haya registrado el médico. Las categorías
B20 y B21 tienen el cuarto dígito “.7” para las afecciones resultantes en varias otras
enfermedades simultáneas de cada una de esas categorías. La subcategoría B22.7 se
utiliza cuando el médico tratante informa afecciones que pertenecen a las categorías
B20-B22.

El alumno deberá leer atentamente el apartado 4.4.4 Notas específicas


por Capítulo, en el Volumen 2 de la CIE-10, la Correspondiente a: B20-
B24 Enfermedad por virus de la inmunodeficiencia humana VIH (SIDA)

368
1. Afección principal: Tuberculosis pulmonar y enfermedad por citomegalovirus en
enfermedad por VIH(B20.0, B20.2)

En este caso el médico registró varias afecciones, como “afección principal”, en virtud de que
el código de cada una pertenece a la categoría B20.- (B20.0 y B20.2 respectivamente), y se
requiere seleccionar una sola afección como afección principal; esta nota señala que se debe
codificar en B20.7 (Enfermedad por VIH, resultante en infecciones múltiples).

2. Afección principal: Tuberculosis pulmonar y sarcoma de Kaposi en enfermedad por


VIH(B20.0, B21.0)
Aquí el médico también registró varias afecciones, como “afección principal”, pero a diferencia
del ejemplo anterior, los códigos no quedan en la misma categoría (B20.0 y B21.0), la nota nos
dice que se codifique la “afección principal” en B22.7 (Enfermedad por VIH, resultante en
enfermedades múltiples clasificadas en otra parte).
La nota también menciona: a) que además se pueden utilizar códigos del grupo B20-B24 en
forma adicional opcional si se desea codificar individualmente cada afección que el médico
registró y b) que si la afección asociada es anterior a la infección por VIH, no debe codificarse la
combinación, y entonces se aplicarán las reglas de reselección de la afección principal.

♣ En este Capítulo también se incluyen categorías para las secuelas de enfermedades


infecciosas y parasitarias (B90-B94), que no deben utilizarse para la codificación de la
afección principal en el caso en que esté registrada la naturaleza de la afección
residual.

Afección principal:

Osteomielitis crónica por secuelas de sífilis M86.6 (B94.8)

En este caso el médico registró la naturaleza de la secuela, entonces de acuerdo a esta nota la
Osteomielitis crónica M86.6 es la afección principal; y el código de la secuela (B94.8), se puede
utilizar como código opcional.

Recomendación: leer nuevamente el apartado 4.4.2 Volumen 2


“Codificación de las secuelas de algunas afecciones.

369
♣ Los códigos del Grupo “Bacterias, virus y otros agentes infecciosos (B95-B98)”, no
deben utilizarse para la codificación de la afección principal ya que se utilizan como
códigos adicionales opcionales para identificar los agentes infecciosos u organismos
causantes de enfermedades clasificadas fuera del Capítulo I.

Afección principal: Infección de vías urinarias por pseudomonas (N39.0, B96.5)

El código para la “afección principal” debe ser: N39.0 (infección de vías urinarias), y como
código adicional opcional se utiliza B96.5 (Pseudomonas como causa de enfermedades
clasificadas en otros capítulos).

Capítulo II: Tumores (neoplasias)

Los tumores en la CIE-10 se clasifican según los siguientes ejes:

a) comportamiento del tumor


b) sitio anatómico comprometido
c) morfología del tumor.

La nota señala que:

♣ Un tumor sea primario o metastásico, que se menciona como la causa primordial de la


atención ofrecida al paciente en un episodio determinado, debe registrarse y
codificarse como la “afección principal”.

Afección principal: Cáncer de mama C50.9

Otras afecciones: Diabetes mellitus E14.9

Cirugía: Mastectomía

En este caso, el registro es correcto y el codificador debe respetar la afección principal que el
médico seleccionó; por ende, el código para la “afección principal” es: C50.9.
♣ Cuando se menciona como “afección principal” un tumor primario que fue extirpado
en una ocasión anterior, codifique como afección principal el tumor de localización
secundaria, la complicación actual, o una circunstancia codificable en el Capítulo XXI
Contacto con los servicios de salud por razones que no son enfermedades, que haya
sido la razón principal para el tratamiento o investigación.

370
Afección principal: Cáncer de mama extirpado hace 4 años Z 85.3

Otras afecciones: Cáncer secundario de pulmón C78.0

Procedimiento: Broncoscopia con biopsia

En este caso la afección principal se codifica en: C78.0, ya que la atención está dirigida al tumor
maligno secundario del pulmón. Se puede utilizar el Z85.3 (Historia personal de tumor maligno
de la mama) como código adicional opcional

Capítulo III “Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos, y ciertos


trastornos que afectan el mecanismo de la inmunidad

Algunas afecciones que se clasifican en este capítulo pueden ser el resultado del uso de
medicamentos o de otras causas externas. En ese caso deberá codificarse la afección
registrada por el profesional médico como Afección principal y pueden utilizarse los códigos
del Capítulo XX como códigos adicionales opcionales.

Afección principal: Anemia por deficiencia de folato


provocada por trimetoprima (D52.1, Y41.8)

En este caso, la afección principal se codifica en: D52.1, y Y41.8 como código adicional
opcional.

Capítulo IV “Enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas”

Con este capítulo sucede lo mismo que con el anterior, algunas afecciones pueden ser el
resultado del uso de medicamentos o de otras causas externas, en esos casos pueden utilizarse
los códigos del Capítulo XX como códigos adicionales opcionales, pero nunca como códigos de
la afección principal.
En el Grupo de Diabetes mellitus comprendido entre los códigos E10-E14, el cuarto carácter
dependerá de la información que el médico tratante registre. El cuarto carácter .7 deberá
utilizarse únicamente cuando el profesional registre como afección principal más de una
complicación sin preferencia de ninguna de ellas. Se recomienda que se usen códigos
individuales para cada una de las complicaciones.

371
Afección principal: Diabetes mellitus insulinodependiente con nefropatía y retinopatía (E10.2,
E10.3)

En este caso el médico registró dos complicaciones de la diabetes como afección principal, sin
darle preferencia a ninguna de ellas; esta nota señala que la “afección principal” se debe
codificar en la subcategoría .7 (complicaciones múltiples). El código correcto es: E10.7, y como
códigos adicionales: E10.2; E10.3. Estos códigos son muy importantes cuando se analiza la
información por causa múltiple.

Códigos que no deben utilizarse como afección principal:

• Síndrome carcinoide E34.0, si se registra un tumor carcinoide, a no ser que la atención


principal estuviera dirigida al síndrome endocrino mismo.
• Secuelas de la desnutrición y de otras deficiencias nutricionales E64.- y
• Secuela de hiperalimentación E68, no deben utilizarse en forma preferencial como
afección principal si se registra la naturaleza de la afección residual. Pero sí pueden
utilizarse como códigos adicionales opcionales.

Afección principal: Retraso mental, como secuela

de desnutrición proteicocalórica (F79.9, E64.0)

En este caso, la afección principal se codifica en: F79.9 (Retraso mental) y E64.0 como código
adicional opcional

Capítulo V “Trastornos mentales y del comportamiento”

• Este capítulo incluye en las categorías y subcategorías definiciones que no deben ser
utilizadas por los codificadores. El código de la afección principal se debe seleccionar
de acuerdo con el diagnóstico registrado por el médico. Señala además que en algunas
categorías se pueden usar códigos opcionales.

Capítulo VI “Enfermedades del sistema nervioso”

Al igual que en los capítulos III y IV, algunas afecciones que se clasifican en este capítulo
pueden ser el resultado del uso de medicamentos o de otras causas externas y se puede usar
un código del capítulo XX si se desea identificar la droga.

372
Afección Principal: Encefalitis post vacuna BCG (G04.0, Y58.0)

Como “afección principal” principal se codifica: G04.0 Encefalitis aguda diseminada (post
inmunización) y como código adicional opcional Y58.0 (Efectos adversos de la vacuna BCG).

• Códigos que no deben utilizarse como afección principal:


o G09 “Secuela de enfermedades inflamatorias del sistema nervioso central”, no
debe ser utilizado como código preferencial para la “afección principal” si se
informa en el registro la afección residual.
o El Grupo comprendido entre G81 a G83 “Síndromes paralíticos”, no deben ser
utilizados como códigos preferenciales para la “Afección principal” si se
registra una afección actual a menos que la atención esté dirigida a la parálisis
como tal.

Capítulo VII “Enfermedades del ojo y sus anexos”

La categoría H54.- Ceguera y deficiencia visual (binocular o monocular) no debe ser utilizada
como código para la “Afección principal” si se registra simultáneamente la causa, a menos que
la atención se haya dirigido a la ceguera, en cuyo caso se puede utilizar como código adicional
opcional.

Capítulo VIII “Enfermedades del oído y de la apófisis mastoides”


Las categorías H90.- Hipoacusia conductiva y neurosensorial y H91.- Otras hipoacusias, no
deben ser utilizadas como código para la “Afección principal” si se registra simultáneamente la
causa, en cuyo caso se les puede utilizar como código adicional opcional

Capítulo IX “Enfermedades del sistema circulatorio”


La categoría I15.- Hipertensión secundaria no debe ser utilizada como código para la “Afección
principal” si se registra simultáneamente la causa, en cuyo caso se puede utilizar como código
adicional opcional
La categoría I69.- Secuela de enfermedad cerebrovascular no debe ser utilizada como código
para la “Afección principal” si se registra simultáneamente la naturaleza de la afección
residual, en cuyo caso se lo puede utilizar como código adicional opcional

373
Capítulo XV “Embarazo, parto y puerperio”
La categoría O08.- Complicaciones consecutivas al aborto, al embarazo ectópico y al embarazo
molar, sólo se debe utilizar como “afección principal” si el episodio de atención corresponde a
una complicación actual de un aborto, de un embarazo ectópico o de un embarazo molar,
ocurridos en un episodio de atención previo. Esta categoría puede utilizarse como código
adicional opcional para indicar las complicaciones asociadas o ampliar los detalles de la
complicación en el caso en que esté informado en el registro de morbilidad alguna afección
comprendida entre las categorías O00-O07.

Afección Principal: Aborto retenido con endometritis (O02.1, O08.0)

En este caso, el código para la afección principal es: O02.1, y para la complicación (O08.0), que
se usará como un código adicional opcional.
• Las categorías: O80-O84 Parto, pueden utilizarse como “afección principal”
Únicamente cuando la información registrada es un parto o un método de parto. Estas
categorías pueden utilizarse como códigos adicionales opcionales para indicar el
método o tipo de parto, en el caso en que no se utilice una clasificación de
procedimientos para tal fin.

1.-Afección principal: Atención de parto único espontáneo de vértice

En este caso, el código de la afección principal es: O80.0, en virtud de que el médico no
registró ninguna complicación.

2.-Afección principal: Parto con fórceps bajo

En este caso el médico sólo registró el método del parto (la aplicación de fórceps), por ello el
código para la afección principal es el método de parto (O81.0).

3.-Afección principal: Parto por cesárea debido a presentación fetal de nalgas

En este caso, el código de la afección principal es: O32.1 (Atención materna por presentación
de nalgas). En este registro el médico justificó el motivo de la cesárea. Como código adicional
opcional se puede usar: O82.- (parto por cesárea).

374
• Las categorías O98.- y O99.- Enfermedades maternas clasificables en otra parte, que
complican el embarazo, el parto o el puerperio; se codifican como afección principal
cuando se informa alguna afección que es de otro capítulo pero que complica o es
agravada por el embarazo o fueron la causa de la atención obstétrica.

Se pueden utilizar los códigos pertinentes de otros capítulos para


especificar las afecciones en particular.

Afección principal: Anemia D64.9


Otras afecciones: Embarazo Z33.X

El código de la afección principal debe ser: O99.0 (Anemia que complica el embarazo), y como
código adicional se codifica: D64.9 (Anemia).

Capítulo XVIII “Síntomas, signos y hallazgos anormales clínico y de laboratorio, no


clasificados en otra parte”
Es necesario leer cuidadosamente la introducción que está debajo del título de este Capítulo
en la que se indica claramente en que casos deben utilizase estos códigos.

Las categorías de éste Capítulo no deben ser seleccionadas como


afección principal a no ser que el síntoma, signo o hallazgo haya sido la
principal afección tratada o investigada en ese episodio de atención.

Capítulo XIX “Traumatismos, envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas


externas”
A continuación se destacarán ciertas características de éste capítulo que contribuyen a
codificar correctamente la afección principal:

a) Lesiones múltiples: cuando se mencionan lesiones múltiples y ninguna de ellas se


menciona como afección principal, hay que codificar en una de las categorías o
subcategorías que existen para este fin:
• del mismo tipo en la misma región del cuerpo, por lo general cuarto
carácter .7 de las categorías S00-S99.

Afección principal: Herida del cuero cabelludo y herida del oído (S01.0, S01.3)
En este caso, se codifica la afección principal como S01.7 (heridas múltiples de la
cabeza). Note que los códigos pertenecen a la misma categoría en virtud de que

375
ambas lesiones son del mismo tipo (heridas), y se ubican en la misma región del cuerpo
(cabeza).
• de diferentes tipos en la misma región corporal, por lo general el
cuarto carácter .7 en la última categoría de cada grupo, como S09, S19,
S29 etc.

Afección principal: Herida del cuero cabelludo y fractura de los huesos de la nariz
(S01.0, S02.2)
En este caso, se codifica la afección principal como: S09.7 (traumatismos múltiples
de la cabeza), se codifica en la subcategoría .7 de la última categoría del grupo S00-S09; en
virtud de que son dos tipos diferentes de lesiones (herida y fractura).
• y del mismo tipo en diferentes regiones corporales: T00-T05.

Afección principal: Herida de la nariz y Herida del pie (S01.2, S91.3)


En este caso la afección principal se codifica como: T01.8 Heridas que afectan otras
combinaciones del cuerpo.
Esta nota tiene sus excepciones que debemos considerar cuando se registren lesiones
múltiples y ninguna de ellas se identifica como la “afección principal”:

b) Excepciones: en este párrafo se destaca cual es la prioridad en la selección de la afección


principal ante diferentes formas de registro por parte del profesional médico tratante:
•Cuando se registran lesiones internas junto con lesiones superficiales y/o heridas
abiertas solamente, codifique como “afección principal” las lesiones internas.
•Cuando se registran fracturas del cráneo y de los huesos faciales con lesión
intracraneal asociada, codifique la lesión intracraneal como la “afección principal”

•Cuando se registra hemorragia intracraneal con otras lesiones limitadas a la cabeza,


se selecciona la hemorragia intracraneal como “afección principal”

•En el caso de fracturas con heridas abiertas en el mismo sitio, se codifica la fractura
como afección principal.

Cuando se selecciona como afección principal una categoría correspondiente a traumatismos


múltiples, se puede codificar cada lesión por separado como códigos adicionales opcionales.
Este Capítulo tiene un grupo T90-T98 “Secuelas de traumatismos, de envenenamiento y de
otras consecuencias de causas externas” que no debe ser utilizado para codificar la afección
principal cuando se registra la naturaleza de la afección, en este caso pueden utilizarse como
códigos adicionales opcionales.

376
Capítulo XX “Causas externas de morbilidad y mortalidad”
Este Capítulo no debe utilizarse para la codificación de la “Afección Principal, ya que dicha
afección será siempre la naturaleza de la lesión, la cual se codifica en el Capítulo XIX; pero se
recomienda su utilización como código adicional opcional en los registros de morbilidad.

Resumen de notas con restricción, por capítulo, en la codificación de la afección principal

377
Ya finalizado el estudio del Módulo, el alumno se remitirá al archivo de
presentación interactiva insertado en el presente bloque del Entorno
Virtual.

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio.

Remitirse al bloque “GUÍAS PRÁCTICAS” para resolver ejercicios para


aplicar los conocimientos teóricos adquiridos.

378
Módulo 8
Presentación Estadística

379
Presentación estadística

Introducción

Este módulo presenta las regulaciones en relación con las estadísticas para comparación
internacional, así como orientaciones para la presentación de cuadros estadísticos con los
datos nacionales y locales.

Se recomienda que las personas encargadas del análisis de la información intervengan en el


desarrollo de la metodología para el procesamiento de la información (incluyendo la
codificación), no solo en lo que se refiere a los datos diagnósticos sino también con respecto a
los otros datos estadísticos que se van a entrecruzar en la tabulación de la información.

Tanto los codificadores como los usuarios de la información derivada de la CIE, deberán revisar
los contenidos de los Volúmenes 1 y 2, puesto que constituyen auxiliares básicos para la
crítica, interpretación, análisis y difusión de los datos.

En este módulo se describen estas recomendaciones, se analizan a detalle las listas cortas y se
dan sugerencias para su elaboración, además de revisar las definiciones y recomendaciones
para la presentación estadística.

Objetivos

Al finalizar la lección el alumno estará en condiciones de:

1. Mencionar la importancia las listas de tabulación para mortalidad


2. Identificar cuántas listas de tabulación para la mortalidad contempla la CIE-10, y en
qué Volumen se localizan
3. Mencionar las principales características de la lista de tabulación para morbilidad
4. Identificar las diferencias entre las listas condensadas y las seleccionadas de tabulación
para la mortalidad
5. Mencionar las recomendaciones para la presentación de cuadros estadísticos para
comparación internacional
6. Describir los criterios para notificar la información
7. A partir de la información estadística, construir tasas y razones
8. Aplicar los criterios de revisión y verificación de la información

380
Para el análisis de la información la CIE-10 provee listas especiales para la tabulación, estas son
listas cortas que agrupan categorías con características comunes; así como definiciones y
recomendaciones para la presentación de los datos y para la construcción de indicadores que
constituyen estándares internacionales para la comparabilidad de los datos. Además de las
listas recomendadas, los países pueden elaborar sus propias listas, para esto deberán observar
ciertos lineamientos en la formación y selección de los grupos de causas antes de su
presentación en cuadros estadísticos.

Otros elementos que se deben tomar en cuenta son las bases de datos que integran
enfermedades, motivos de atención y causas de defunción y que contienen variables
sociodemográficas tales como: edad, sexo, escolaridad, residencia habitual, lugar de
ocurrencia del hecho, estado civil, etc., que son usadas en la presentación estadística para
conocer algunos factores asociados con la morbilidad y la mortalidad.

Todo esto es importante considerar en la codificación y en la verificación de la calidad de la


información, ya que algunas enfermedades sólo se presentan a determinada edad o son
privativas de un sexo.

Las recomendaciones para la presentación estadística se encuentran en


el apartado 5 del Volumen 2 de la CIE-10.

Listas especiales recomendadas para la tabulación de la mortalidad y de la


morbilidad

La conversión de los registros administrativos en información estadística requiere:

• El procesamiento electrónico de los datos, con base en determinados criterios


conceptuales y operativos, con el fin de evaluar la consistencia de los registros
(cobertura, información completa, continuidad, rigor conceptual, etc.) para
posteriormente, seleccionarlos, corregirlos y organizarlos como una serie de datos
comparables.

• La comprensión del contexto de la fuente, el valor de la información para quienes la


elaboraron, aunado al significado que se le dio a cada concepto y a los datos
correspondientes.

• Su presentación en tabulados, cuadros resumen, gráficos otras formas de diseminación


de la información que sintetizan el universo de datos administrativos.

• Su interpretación convierte los datos numéricos en datos significativos para la


comprensión de determinado fenómeno demográfico, económico, social o cultural.

381
La CIE-10 recomienda el uso de listas de causas y afecciones que agrupan las categorías para
facilitar la revisión, análisis y las comparaciones nacionales e internacionales, pero esto no
impide que cada país elabore sus propias listas, adaptadas a su realidad epidemiológica.

Se hace uso de códigos numéricos con prefijos para identificar los grupos de causas en las
cuatro listas especiales de tabulación para la mortalidad, con el fin de evitar las confusiones
entre una lista y otra, estas listas tienen la finalidad de facilitar la comparación a lo largo del
tiempo, permitiendo dar seguimiento al comportamiento y frecuencia de las principales
patologías, determinar la población en riesgo, diseñar estrategias para algún grupo en
particular, establecer programas de acción para dirigir las intervenciones, elaborar guías
clínicas y formular políticas de salud, entre otras.

Es importante señalar, que a cada uno de los componentes de estas listas también se les
denomina genéricamente causas (con excepción de los grupos residuales), y cada componente
contiene enfermedades únicas o grupos de enfermedades (categorías) afines, porque tienen
etiología o comportamiento similar, y esto difiere del concepto de causa para cada categoría o
subcategoría de la lista detallada.

Para la mortalidad se diseñaron cuatro listas que se identifican por un número o prefijo: las
listas condensadas (listas 1 y 3) y las listas seleccionadas (listas 2 y 4).

♣ Listas de tabulación para la mortalidad:


• Lista 1 Mortalidad general – lista condensada (103 causas)
• Lista 2 Mortalidad general – lista seleccionada (80 causas)
• Lista 3 Mortalidad infantil y del niño – lista condensada (67 causas)
• Lista 4 Mortalidad infantil y del niño – lista seleccionada (51 causas)

Listas condensadas de mortalidad

Se denominan así porque contienen el total de categorías de tres caracteres para cada capítulo
en un número manejable de causas para facilitar el análisis. Los criterios de agrupamiento han
sido conformados por su importancia epidemiológica y su frecuencia.

Listas seleccionadas de mortalidad

Contienen categorías que sirven para dar seguimiento al comportamiento de causas de muerte
que tienen importancia epidemiológica a nivel nacional e internacional. A diferencia de las
listas condensadas, estas listas no contienen totales por capítulo, excepto para algunos
capítulos.

Lista de tabulación para la morbilidad:

Para la presentación de las causas de egreso hospitalario o los motivos de atención

382
ambulatoria, se dispone de una lista única para la morbilidad (298 causas).

Es una lista condensada en la que cada categoría aparece una sola vez y los totales para grupos
de enfermedades y para cada capítulo de la CIE pueden obtenerse por la suma de rúbricas
secuenciales.

La lista permite presentar datos sobre pacientes hospitalizados y, con adaptaciones adecuadas
en las que se condensen algunas rúbricas y se expandan otras. Sirve también para presentar
información de otras fuentes, tales como atención ambulatoria y encuestas e investigaciones
sobre salud. La lista de morbilidad incluye los códigos de las categorías con asterisco, que se
utilizan cuando se quiere incluir en el análisis el código de asterisco para clasificación doble. La
lista se puede utilizar para la tabulación de los códigos tanto de daga como de asterisco y, por
tal razón, es muy importante señalar en cada cuadro cuál de los dos tipos de códigos se utilizó
para su elaboración.

Se recomienda al alumno revisar estas listas que se encuentran después


de la morfología de los tumores en el Volumen 1, y en los apartados 5.4
y 5.5 del Volumen 2

Otras listas recomendadas con base en los códigos de la CIE-10:

Existen otras listas propuestas por la OPS/OMS para la tabulación de la mortalidad, no


incluidas en la CIE-10; de igual manera que las listas cortas para la tabulación (vistas
anteriormente), tienen como propósito contar con información susceptible de comparación.

♣ Lista 6/67. Ofrece una visión panorámica de las causas de muerte; se divide en seis
grandes grupos de causas y en 67 subgrupos; a saber:

Grupo Contenido
0 Signos, síntomas y afecciones mal definidas
1 Enfermedades transmisibles
2 Neoplasias
3 Enfermedades del sistema circulatorio
4 Ciertas afecciones originadas en el período perinatal
5 Causas externas
6 Todas las demás enfermedades

♣ The Global Burden Disease (GBD). Lista desarrollada por la OMS, para la medición
de la carga de la enfermedad y de la situación de la salud de los países. Contiene
135 causas o agrupaciones, distribuidas en tres niveles, además de grupos
residuales.

El primer nivel tiene tres grandes grupos de causas y uno más de causas mal definidas:

383
I. Enfermedades transmisibles, maternas, perinatales y nutricionales.
II. Enfermedades no transmisibles
III. Causas externas de morbilidad y mortalidad

En general todas las listas presentan grupos de categorías que facilitan y


permiten comparar y analizar la información a través del tiempo y el
espacio. La OMS recomienda que los países desarrollen sus propias
listas, que sirvan de base para obtener las principales causas de muerte.

Selección de las principales causas de mortalidad y de morbilidad.

Listas utilizadas

Las listas cortas de tabulación han sido diseñadas para conocer las tendencias de las causas de
mortalidad y morbilidad; con frecuencia los directivos, administradores de la salud y usuarios
en general, solicitan información sin tanto detalle; por ejemplo listas con las 10 ó 20
principales causas.

Para responder a estos requerimientos se recomienda partir de una lista que, bajo criterios
preestablecidos, agrupe las enfermedades o causas de defunción, ordenadas de mayor a
menor (de acuerdo a su frecuencia) y de ésta hacer la selección de las principales por orden de
frecuencia, no deben participar en esta selección los grupos con causas mal definidas y
residuales, que inician con la leyenda “Otras” o “Las demás” ni grupos que contengan
síntomas, signos y hallazgos anormales, clínicos y de laboratorio, no clasificados en otra parte
(Capítulo XVIII).

Estas listas son muy útiles, dado que en pocas causas se tiene un panorama general del
fenómeno, generalmente representa entre el 60% a 70% de los registros; de esta manera, es
posible efectuar la planificación de los servicios y la programación de actividades para prevenir
enfermedades, la mortalidad prematura y planificar los servicios de atención primaria. Son
recomendables para publicaciones periódicas.

Recomendaciones para la presentación de cuadros estadísticos para comparación


Internacional

Cuadros estadísticos:

Una vez que la información ha sido capturada y revisada, la congruencia y consistencia, se


procede a la elaboración de cuadros estadísticos para su análisis; el diseño de estos cuadros se
puede considerar desde la presentación sencilla y cruce entre dos o más variables, cobertura

384
geográfica y temporalidad; todo dependerá del propósito y alcance de las estadísticas
requeridas, así como de los límites prácticos de su tabulación.

En la elaboración y diseño de cuadros estadísticos, es importante considerar información que


satisfaga las demandas de los usuarios y permitan la comparabilidad con otras áreas, niveles,
países, etc.; para tener claro el contenido y alcance; es recomendable incluir en su título
elementos clave, como son: contenido, tiempo, etc.

La CIE-10 con el fin de promover la comparabilidad, propone estándares para expresar las
características, particularmente cuando se publiquen cuadros basados en otras clasificaciones.

La elaboración de cuadros estadísticos con base a la CIE-10 debe tener concordancia con
alguna de las siguientes listas:

♣ La lista detallada de categorías de 3 y 4 caracteres.


♣ Una de las listas especiales para la tabulación de mortalidad.

♣ La lista especial de tabulación de morbilidad.

La clasificación por edad para propósitos generales debe contemplar los siguientes grupos:

♣ Menos de 1 año, 1 a 4 y en adelante grupos quinquenales hasta los 84 años, para


terminar con 85 años y más.

♣ Menos de 1 año, 1 a 4, y en adelante grupos decenales hasta los 74 años, para


terminar con 75 años y más.

♣ Menos de 1 año, 1 a 14, 15 a 44, 45 a 64 y 65 y más.

La clasificación geográfica según corresponda debe estar de acuerdo con:

♣ Cada división administrativa principal (estado, departamento, provincia, municipio o


delegación, localidad o ranchería, etc.).

♣ Cada ciudad o zona urbana de 1 millón de habitantes y más o la ciudad más grande con
al menos 100,000 habitantes.

♣ Un agregado nacional de zonas urbanas con 100,000 habitantes o más (incluir la


definición usada).
♣ Un agregado nacional de zonas urbanas con menos de 100,000 habitantes.
♣ Un agregado nacional de zonas rurales (incluir la definición usada).

385
La CIE-10 recomienda que los países donde la certificación médica de las
defunciones es incompleta o se limita a realizarse sólo en algunas zonas
geográficas, los datos correspondientes a defunciones no certificadas
por médico se publiquen por separado.

Estándares y recomendaciones relacionadas con los informes sobre mortalidad fetal,


perinatal, neonatal e infantil.

Las siguientes definiciones han sido adoptadas por la Asamblea Mundial de la Salud en relación
a la comparabilidad (resoluciones WHA20.19 y WHA43.24) de acuerdo con el Artículo 23 de la
Constitución de la Organización Mundial de la Salud.

Estas secciones se localizan en el apartado 5.7 del Volumen 2 de la CIE-


10, es importante que el alumno las revise porque le serán de utilidad
tanto en la codificación, como en la presentación estadística y el análisis
de la información.

♣ Las definiciones relacionadas con el feto ó recién nacido y el período perinatal son
resumidas en las próximas páginas, aunque se recomienda consultar la CIE-10
Volumen 2 para un detalle completo.

 Nacimiento vivo: “es la expulsión o extracción completa del cuerpo de su madre,


independientemente de la duración del embarazo, de un producto de la
concepción que, después de dicha separación, respire o dé cualquier otra señal de
vida, como latidos del corazón, pulsaciones del cordón umbilical o movimientos
efectivos de los músculos de contracción voluntaria, tanto si se ha cortado o no el
cordón umbilical y esté o no desprendida la placenta. Cada producto de un
nacimiento que reúna esas condiciones se considera nacido vivo”.
 Defunción fetal (feto, mortinato): “es la muerte de un producto de la concepción,
antes de su expulsión o extracción completa del cuerpo de su madre,
independientemente de la duración del embarazo; la muerte está indicada por el
hecho de que después de la separación, el feto no respira ni da ninguna otra señal
de vida, como latidos del corazón, pulsaciones del cordón umbilical o movimientos
efectivos de los músculos de contracción voluntaria”.
 Peso al nacer: “es la primera medida de peso del feto o recién nacido hecha
después del nacimiento” (preferiblemente durante la primera media hora de la
expulsión).
 Peso bajo al nacer: Menos de 2500 g (hasta 2499 g inclusive).
 Peso muy bajo al nacer: Menos de 1500 g (hasta 1499 g inclusive).
 Peso extremadamente bajo al nacer: Menos de 1000 g (hasta 999 g inclusive).

386
 Edad gestacional: Se expresa en días o semanas completas y se cuenta a partir del
primer día del último período menstrual.
 Pretérmino: Menos de 37 semanas completas.
 A término: De 37 a menos de 42 semanas completas de gestación.
 Postérmino: De 42 semanas completas y más de gestación.
 Período perinatal: De las 22 semanas completas de gestación, a los 7 días
completos después del nacimiento.
 Período neonatal: Del nacimiento a los 27 días completos de vida.

♣ Criterios para notificar la información

 Para muertes fetales y nacidos vivos; de ser posible deben incluirse en las
estadísticas todos los fetos y recién nacidos que pesen al menos 500 gramos al
nacer, (ó 22 semanas ó que midan 25 cm. de la coronilla al talón).
 En las estadísticas perinatales para comparación internacional no se recomienda
incluir al grupo “extremadamente bajo peso al nacer” (menos de 1000 gramos), a
menos que haya razones que justifiquen lo contrario y debe notificarse su
inclusión.
 Los países deben publicar estadísticas en las que tanto el numerador como el
denominador de todas las tasas y razones se limiten a fetos y recién nacidos que
pesen 1000 g ó más.
 Las tasas y razones de mortalidad fetal, perinatal e infantil deben especificar
siempre el denominador que puede estar constituido por nacimientos vivos y
muertes fetales.

♣ Construcción de tasas y razones

La CIE recomienda que las tasas y razones que se publiquen, deberán especificar siempre el
denominador, que puede estar constituido solamente por los nacimientos vivos o por el total
de nacimientos (nacimientos vivos y muertes fetales). Sugiere sean publicados los datos de:

 Razón de muertes fetales: muertes fetales sobre nacidos vivos por 1000.
 Tasa de mortalidad neonatal: muertes de menores de 28 días sobre nacidos vivos
por 1000.
 Tasa de mortalidad neonatal precoz: muertes de menores de 7 días sobre nacidos
vivos por 1000.
 Tasa de mortalidad perinatal: Muertes fetales y muertes neonatales precoces
sobre nacidos vivos por 1000.
 Tasa de mortalidad Infantil: Muertes de menores de un año sobre nacidos vivos
por 1000.

Razón o relación: Es la medida relativa más sencilla que se puede


establecer, es simplemente el cociente de dos datos absolutos.

387
Generalmente se basa en datos de subgrupos distintos o de diversa
naturaleza. Su interpretación se limita a señalar el número de unidades
existentes de los datos del numerador por cada unidad del denominador.

Tasa: Es también una medida relativa que se obtiene por medio de un


cociente, pero en este caso el numerador representa al número de
personas afectadas por hecho demográfico y el denominador representa
la población expuesta al riesgo de ser afectada por este hecho en un
tiempo determinado. Se recurre a la utilización de la población a mitad de
período o la población media para aproximar su valor. Normalmente las
tasas se multiplican por alguna constante que puede ser 1,000; 10,000 ó
100,000.

♣ Estándares y requerimientos para los informes relacionados con la mortalidad


materna:

En el apartado 5.8 del Volumen 2 y en la última parte del Volumen 1 de la


CIE-10, están las definiciones para uso internacional respecto a la
mortalidad materna. Tales definiciones son utilizadas para la construcción
de indicadores (tasas y razones de mortalidad materna), que junto con la
mortalidad infantil y otros indicadores son utilizados en la evaluación de
la situación de salud de los países o regiones.

Al igual que la mortalidad infantil, las cifras de mortalidad materna reportadas por los países
con frecuencia no reflejan la realidad, debido a problemas en la certificación de las causas de
defunción, en donde se omite mencionar las complicaciones obstétricas que llevaron a la
muerte y por lo tanto, una cifra no despreciable de ellas se codifican como no maternas. Esta
situación hace que se subestime la razón de mortalidad materna.

Para disminuir este problema, la 43ª Asamblea Mundial de la Salud en 1990, recomendó a los
países incluir preguntas en los certificados de defunción que permitieran explorar si la fallecida
en el momento de la muerte; había estado embarazada, en el parto, o en el puerperio, incluso
si estuvo embarazada en el año previo a la muerte; con el fin de investigar si las causas de
defunción tuvieron relación o fueron complicaciones del embarazo, parto o puerperio.

Varios países han tomado en cuenta esta recomendación; incluso algunos llevan a cabo la
búsqueda intencionada de muertes maternas mal registradas o mal clasificadas, con objeto de
evitar la subestimación de la mortalidad materna.

La investigación de cada caso de muerte materna confirmada o sospechosa, permite rectificar

388
o ratificar la causa básica de la defunción que fue obtenida del certificado. Esta actividad
realizada con el apoyo de los médicos y comités de mortalidad materna corrige la mala
certificación de las causas anotadas y brinda información adicional sobre los factores que
condicionan la muerte, lo que se utiliza en la aplicación de medidas preventivas inmediatas.

Para la construcción de indicadores y análisis de la información relacionada con la mortalidad


materna, la CIE-10, contempla las siguientes definiciones:

 Defunción materna: Es “la muerte de una mujer mientras está embarazada o


dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo,
independientemente de la duración y sitio del embarazo, debida a cualquier causa
relacionada con o agravada por el embarazo mismo o su atención, pero no por
causas accidentales o incidentales”.
 Defunción materna tardía: Es “la muerte de una mujer por causas obstétricas
directas o indirectas después de los 42 días pero antes de un año de la terminación
del embarazo”.
 Defunción que ocurre durante el embarazo, el parto o el puerperio: Es la “muerte
de una mujer mientras está embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la
terminación del embarazo, independientemente de la causa de la defunción
(obstétrica y no obstétrica)”
 Defunciones obstétricas directas: “Son las que resultan de complicaciones
obstétricas del embarazo (embarazo, parto y puerperio), de intervenciones, de
omisiones, de tratamiento incorrecto, o de una cadena de acontecimientos
originada en cualquiera de las circunstancias mencionadas”.
 Defunciones obstétricas indirectas: “Son las que resultan de una enfermedad
existente desde antes del embarazo o de una enfermedad que evoluciona durante
el embarazo, no debidas a causas obstétricas directas, pero si agravada por los
efectos fisiológicos del embarazo”

Para cada una de estas definiciones se puede obtener la razón de mortalidad materna (RMM),
usando como denominador a los nacidos vivos, generalmente se expresa por una constante de
100,000.

Para comparaciones internacionales se utiliza la RMM basada en la


definición de defunción materna, que incluye sólo las muertes
obstétricas directas e indirectas ocurridas durante el embarazo o dentro
de los 42 días después de la terminación del embarazo (parto o aborto) y
además se deben agregar las defunciones ocurridas por tétanos
obstétrico, y otras como depresión puerperal y osteomalacia puerperal,
que se encuentran fuera del Capítulo XV (Embarazo, parto y puerperio).

389
♣ Otras recomendaciones de la CIE-10:

El Volumen 2, contiene además recomendaciones acerca de la proporción de muertes


clasificadas en causas mal definidas (Capítulo XVIII). Esta proporción se usa como un indicador
de calidad de los datos, de tal forma que cuando es elevada debe ser revisada. Otras
recomendaciones que deberán tenerse ante las situaciones siguientes:

 Debe tenerse cuidado cuando se usan las “listas para tabulación” recomendadas
en el sentido de que hay grupos, categorías o subcategorías individualizadas que
pueden estar incluidas en un subtotal.
 Para las estadísticas de poblaciones pequeñas se recomienda usar grupos grandes
de rúbricas; por ejemplo, por capítulos de la CIE-10.
 Cuando no exista información de algunas causas, o bien éstas sean poco
frecuentes; recomienda que se omitan esas rúbricas en la publicación de un
cuadro estadístico.

Criterios de revisión y verificación de la información

Aunque no están contenidos como tales en la CIE-10, los criterios siguientes se incluyen en
este módulo como un auxiliar para mejorar la calidad de la información durante el
procesamiento de los datos (codificación, captura y revisión). A estas otras recomendaciones
las denominamos criterios de consistencia de la información, aplicables en los diferentes
niveles donde se procesan los datos, actividad que puede ser realizada por el codificador, el
estadístico, el epidemiólogo y por los responsables
de los programas sustantivos, quienes comunicarán su visto bueno para liberar la información
según el nivel administrativo vigente de cada institución.

Esta verificación también se lleva a cabo en las áreas administrativas del nivel nacional donde
se integra la información en salud. Significa que la información pasa por varios filtros con el
único fin de difundir y disponer de estadísticas de salud que garanticen no solo su
oportunidad, sino la calidad de la misma para la toma de decisiones en tiempo y forma.

♣ Criterio de magnitud

 Que el número de defunciones o egresos hospitalarios para cada período sea


similar al observado en los años recientes (uno a dos).
 Que las tasas de mortalidad o morbilidad no tengan grandes fluctuaciones.
 Que la cifra de defunciones o egresos hospitalarios procesados coincidan con los
casos recibidos y los que se enviarán al siguiente nivel.

Las diferencias del 10% o más deben ser investigadas; es decir debemos estar seguros de que
el aumento o disminución de defunciones o egresos, tenga una justificación real y que no se
trate de un error. Por ejemplo, el aumento de defunciones debido a un desastre natural o un
brote epidemiológico.

390
♣ Distribución por causas de defunción y afección principal

 Qué el número de defunciones por causa o afección principal observe una


frecuencia similar a la mediana del último quinquenio.

♣ Categorías limitadas a un sexo y a un rango de edad

 Que no existan defunciones en las que se ignore la edad o el sexo. El número de


casos donde se ignore la edad o el sexo deberá ser el mínimo posible,
particularmente en el nivel hospitalario donde se dispone de los expedientes
clínicos.
 Que no existan afecciones fuera de los límites de edad y sexo. La CIE-10 ofrece en
el volumen 2; apartado 3.1.5 (categorías limitadas a un sexo), relaciones de
códigos con características comunes, entre ellas, las categorías limitadas a un sexo.
Asimismo, en la sección 4.2.5 se dan orientaciones para el manejo de
inconsistencias entre el sexo del paciente y el diagnóstico.

Localice en el volumen 1 los siguientes códigos A33, A34, A35:

Como se puede observar para el Tétanos hay un código para:

• Cuando es adquirido antes de los 28 días de edad


• Relacionado con el embarazo (mujeres de 10 a 54 años)

• Cuando es adquirido a los 28 días y más de edad no relacionado con el


embarazo

♣ Vigilancia epidemiológica:

Tiene como propósito describir y explicar la salud de la población, identificar los elementos
que la componen, comprender las fuerzas que la gobiernan a fin de intervenir en el curso de su
desarrollo natural. Investiga la distribución, frecuencia y determinantes de las condiciones de
la salud de la población.
Se entiende como el conjunto de actividades encaminadas a permitir en forma continua el
seguimiento de la salud; como es el caso de los factores de riesgo, a fin de establecer las
medidas de control necesarias; es decir, llevar el control de enfermedades erradicas o en
proceso de erradicación; éstas deberán ser rectificadas o ratificadas, previo estudio
epidemiológico.

391
Poliomielitis
Viruela
Peste
Fiebre amarilla
Sarampión, entre otras

♣ Afecciones triviales (afecciones improbables de provocar la muerte):

Vigilar que no aparezcan afecciones triviales como causa básica de defunción, excepto cuando
se informe como causando cualquier otra afección (en una secuencia aceptable), o bien que
sea la única causa registrada en el certificado de defunción. Aún en estos casos se debe
investigar lo sucedido; principalmente si la muerte ocurrió en una unidad hospitalaria en
donde es posible analizar el expediente clínico e investigar con el médico tratante.

La definición dada para afecciones triviales en la mortalidad son


afecciones que por sí mismas son improbables de provocar la muerte. La
OMS incluyó en el Volumen 2, el Apéndice 7.1 Lista de afecciones
improbables de provocar la muerte, desde la edición 2003 de la CIE-10.

♣ Criterio de revisión en la calidad de la codificación

Verificar que coincida el código con el diagnóstico registrado por el médico; es decir, que la
causa anotada reciba el código más específico de acuerdo con la descripción del certificante y
vigilar que no aparezcan códigos que no existan en la CIE-10.

Eclampsia del embarazo O15.0

♣ Criterio de revisión de restricciones clasificatorias en mortalidad y morbilidad

 Verificar que entre las afecciones seleccionadas para el análisis de causa


única no aparezcan códigos restringidos para la causa básica de defunción, o
para la afección principal en morbilidad. Para el caso de mortalidad ver Tabla
2. “Resumen de códigos que no se deben utilizar en la codificación de la
causa básica de defunción”, esta tabla se localiza en el apartado 4.1.12 del
volumen 2; además de los códigos de asterisco (ver sección 3.1.3) del mismo.

392
Para el caso de la morbilidad ver sección 4.4.4 Notas específicas por Capítulo.

Ejemplo: La nota para el uso de los códigos B95-B98 procede para mortalidad
como para morbilidad. Revisar notas 4.1.11 y 4.4.4; respectivamente; ver,
también Volumen 1, donde encontrará en algunas ocasiones para estos
códigos una nota que indica que “estas categorías nunca deberán ser usadas
como códigos primarios, son previstas para usarse solamente como códigos
suplementarios o adicionales cuando se desea identificar el (los) organismo(s)
infeccioso(s) en enfermedades clasificadas en otros capítulos”.

 Que la proporción de categorías poco específicas o residuales en muertes


accidentales, agresiones y lesiones intencionalmente infligidas sea baja;
deberá buscarse aclaración o información complementaria con los peritos,
médicos forenses y ministerios públicos para evitarlos.

♣ Criterios de problemas determinados:

 Que no aparezcan errores de captura en los programas específicos para la


mortalidad y Morbilidad.
 Que no aparezcan como causa básica de defunción ni como afección principal
códigos de uso opcional adicional.
 Que no aparezcan en recién nacidos códigos de afecciones exclusivos para
muertes fetales y a la inversa.
 Que los certificados de defunción en donde se sospeche de una defunción
materna sean estudiados por los comités de mortalidad respectivos y se
utilice la información de las causas de muerte que los comités de mortalidad
materna hayan determinado.

 Que no aparezca como causa de muerte parto (O80-O84); solo se acepta


como motivo de atención en morbilidad cuando no se registre cualquier otra
afección o complicación clasificable en el Capítulo XV, o fuera de éste.
 Verificar los casos codificados con códigos Y35-Y36 (intervención legal y
operaciones de guerra) y de manera especial revisar las de procedimiento
quirúrgico y médicos como causa de reacción anormal del paciente o de
complicaciones ulteriores (Y40-Y84), así como la categoría X59 (exposición a
factores no especificados que causan otras lesiones y las no especificadas).
 Que no aparezca diabetes mellitus de tipo y complicación no especificados
como causa básica de defunción o como afección principal en hospitalización.

393
Con ello damos cumplimiento a los atributos de la información estadística: permanencia,
exactitud y veracidad, esto implica cumplir con la: oportunidad, integridad, precisión,
accesibilidad, consistencia y homogeneidad

Entendemos por:

o Oportunidad: Reducción mínima de tiempo entre la recolección, procesamiento y


envío de información a nivel directivo.
o Integridad: Cuando es completa y exhaustiva, es decir, cuando la estadística
incluye todos los eventos que pretende contar.
o Homogeneidad: Debe obtenerse considerando criterios uniformes (métodos y
fuentes) para su integración. La definición de variables debe corresponder a un
marco conceptual estandarizado.
o Consistencia (y/o congruencia): Cuando las cifras son lógicamente explicables.
o Precisión (en el diagnóstico): Es el nivel mínimo aceptable de especificidad que
requiere el reporte de los datos.
o Accesibilidad: Se relaciona con la factibilidad, facilidad y velocidad para obtener la
información.

Finalmente para fortalecer la confiabilidad de los datos, es conveniente construir los siguientes
indicadores:

 % de muertes certificadas por médico


 % de muertes certificadas por el médico tratante
 % de muertes que ocurren en hospital
 % de muertes en las que se realizó autopsia
 % de muertes por causas mal definidas
 % de muertes con causas mal definidas dentro de los grupos
 % de muertes registradas

394
Bibliografía:

1. Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con


la Salud. Décima Revisión (CIE-10). Volúmenes 1, 2 y 3. OPS/OMS, Edición 2015

2. De la Loza Saldivar, Arnoldo. Estadística Médica y de la Salud. IMSS.1990

3. Norma Oficial Mexicana. NOM-035-SSA3-2012

4. Fuentes de información estadística. Instituto Nacional de Estadística y Geografía


(INEGI).

5. Grant, Miriam. Calidad de la información estadística, aspectos conceptuales

6. Becker, Roberto. Preparación de listas cortas para la tabulación de datos. Programa


Especial de Análisis de Salud. OPS/OPMS.

7. Becker, Roberto. Lineamientos básicos para el análisis de la mortalidad. Programa


Análisis de la Situación de Salud y sus Tendencias. OPS/OPMS. Publicación No.
PNSO/92-15

Ya finalizado el estudio del Módulo, el alumno se remitirá al archivo de


presentación interactiva insertado en el presente bloque del Entorno
Virtual.

Dicho archivo constituye una síntesis de los principales puntos


estudiados.

Se recomienda la consulta permanente al TUTOR asignado, ante


cualquier duda, inquietud o necesidad de requerir una guía en cualquier
otra cuestión durante el estudio.

Remitirse al bloque “GUÍAS PRÁCTICAS” para resolver ejercicios para


aplicar los conocimientos teóricos adquiridos

395
Aviso legal
El financiamiento para la impresión de este documento en mayo de 2017, proviene de la Agencia de los Estados
Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) bajo los términos del Acuerdo Cooperativo AID-OAA-A-11-00015.

El contenido es responsabilidad de los autores y no necesariamente refleja las opiniones de USAID o el Gobierno de
los Estados Unidos.

396