Está en la página 1de 1

¿A QUE SE DEBE QUE SE SIEMBRE MÁS MAIZ A NIVEL MUNDIAL?

El maíz es uno de los alimentos básicos más importantes que conoce el ser humano ya que en
torno a él se pueden realizar gran cantidad de preparaciones así como también pueden obtenerse
de él numerosos productos derivados (por ejemplo, harinas, aceites, etc.). Subsecuentemente, el
maíz es altamente utilizado como alimento de gran parte de los ganados que luego son
consumidos o utilizados como productores de alimento, por lo cual su importancia es enorme.

Cultivo de maíz desde diferentes puntos:

 AGRICULTURA: Hoy en día se produce en todos los continentes excepto en la


Antártida y es altamente valorado debido a que brinda mayor rendimiento que muchos
otros granos, por lo tanto no es costoso. Es uno de los tres cultivos más importantes del
mundo, junto con el trigo y el arroz.
El maíz se adapta a una amplia variedad de suelos donde puede producir buenas
cosechas empleando variedades adecuadas y utilizando técnicas de cultivo
apropiadas.
El maíz también es importante porque facilita la siembra de otras plantas como
la calabaza o el frijol. Al cultivarse en la misma parcela o milpa, hay un
intercambio de propiedades entre ellas, lo que enriquece su valor nutricional.

 SOCIAL: E l maíz es, junto al trigo y a otros cereales, uno de los alimentos básicos de
toda la Humanidad ya que permite la generación de una gran variedad de preparaciones
y platos que son tanto accesibles en términos económicos como ricos en energía y
nutrientes. Por otro lado, el maíz es también altamente utilizado como alimento de
ganado o de animales de los cuales se obtiene otros alimentos como la leche. De este
modo, ya sea para consumo humano o animal, la producción del maíz es importantísima
para numerosos países y regiones que la generan para consumo interno o que la
exportan a aquellas regiones en las que el maíz no puede crecer.

 ECONOMICO: En la mayoría de los países en desarrollo donde el maíz blanco es un


importante alimento básico, el principal objetivo político es elevar la producción y la
autosuficiencia aumentando la superficie y/o los rendimientos. En el pasado, las
políticas de precios consistían en precios mínimos al productor, la compra garantizada y
los controles de las importaciones administrados por organismos paraestatales. A
medida que avanzó el proceso de liberalización de los mercados en muchos países, la
amplia variedad de medidas de intervención para regular la producción interna y el
comercio internacional se redujeron al mínimo o se eliminaron por completo.