Está en la página 1de 18

EVALUACIÓN AUDIOLÓGICA

SUBJETIVA BÁSICA

Manual de autoinstrucción
para estudiantes
del área Audiología

Volumen II

Fonoaudiólogo
Prof. Juan Leyton Meléndez

2006
63

EVALUACIÓN DE LA LECCIÓN
DISCRIMINACIÓN DE LA
PALABRA 14
Parámetros de estudio :

L
a evaluación de la discriminación de la palabra es parte fundamental de la audiometría verbal o
logoaudiometría. En ella se buscan una serie de parámetros cuantitativos que nos darán cuenta del nivel
de recepción verbal del paciente. De esta manera, podremos : a) seleccionar más claramente las
subpruebas de apoyo al diagnóstico y b) aportar al topodiagnóstico audiológico.

Los parámetros de estudio son :

ƒ Umbral de detección de la palabra ó SDT 29 : mínimo nivel de intensidad al cual el paciente es capaz
de detectar el habla, sin entender, al menos el 50% de las veces. Este umbral se relaciona con los
umbrales auditivos para tonos puros en las 2 mejores frecuencias entre 250 y 4000 Hz.

ƒ Umbral de reconocimiento de la palabra ó SRT 30 : mínimo nivel de intensidad al cual el paciente es


capaz de reconocer y repetir palabras correctamente el 50% de las veces. Este nivel generalmente se
encuentra entre 8 y 9 dB sobre el SDT y tiene una alta correlación con el promedio tonal puro.

ƒ Umbral de máxima discriminación ó UMD : algunos clínicos insisten en llamar umbral al UMD siendo
que es una medida supraumbral. El UMD corresponde a la intensidad en la cual el paciente obtiene el
máximo nivel de discriminación posible. Este generalmente se alcanza entre 20 a 30 dB sobre el SRT.

ƒ Índice de reconocimiento del habla o porcentaje de discriminación de la palabra : corresponde a la


expresión porcentual del número de palabras correctamente repetidas por el paciente en la intensidad
del UMD. También puede ser obtenido al realizar el dictado de palabras a una intensidad de 30 dB por
sobre el PTP.

Para realizar la evaluación de la discriminación de la palabra se requiere de un material fonético


elaborado y estandarizado y que reúna los siguientes requisitos :

a. Diferenciación fonética de las palabras para que no se confundan entre si.


b. Proporcionalidad entre los distintos sonidos del idioma.
c. Igual audibilidad, para que sean igualmente captadas por el oído.
d. Familiaridad o que tenga significado para el paciente.

Existen diversos materiales fonéticos para la evaluación de la discriminación de la palabra. En la


lengua española se usan listados de palabras monosilábicas con y sin sentido, bisílabos, polisílabos, frases
balanceadas, etc.

El nivel de máxima discriminación y la intensidad a la que se obtiene es influído directamente por el


tipo de material fonético utilizado (Figura Nº 30).

29 Speech Detection Threshold.


30 Speech Reception Threshold.
64

Figura Nº 30. Rendimiento de los diferentes materiales fonéticos.

Redundancia v/s Sensibilidad :


Menos Más
Sílabas

Redundancia Sensibilidad a la
de la información pérdida auditiva
Palabras

Frases
Más Menos

La discriminación de la palabra se hace más fácil al usar frases o palabras bisilábicas dado que
presentan mayor redundancia extrínseca. En cambio, es más difícil identificar los monosílabos debido a que
son menos redundantes. Sin embargo, estos últimos son el material más sensible en identificar alteraciones
auditivas.

Material fonético en Chile :


En Chile se han usado durante largo tiempo las listas de monosílabos elaboradas por Rosenblüt y Cruz
(Tabla Nº 4). Estas listas fueron testeadas en 75 sujetos jóvenes, otológicamente sanos, en el Servicio de
Otorrinolaringología del Hospital San Juan de Dios en el año 1961. Son 150 monosílabos con sentido, que
fueron seleccionados por familiaridad, frecuencia de uso y agrupados al azar en 3 listas de 50 cada una. Estas
listas no tienen un balance fonético.
65

Tabla Nº 4. Listas de monosílabos chilenos de Rosenblut y Cruz.

LISTA A LISTA B LISTA C


Les Lid Ser Di Sor Fin
Tos Sur Han Ves Brin Un
Sus Bar Tus Sal Chal Dios
Son Por Con Ras Piel Su
Cal Tal Flor Pez Do Cruel
Ten Fez Gris Me La Hay
Clan Ley Flan Plan Frac Cruz
Voy Hiel Ver Bien Faz Buey
No Te Bus Van Zar Lo
Riel Vid Ti Es Lis Nuez
Mal Hoy Das Le Re Gil
Rol Don Fiel Piel Cual Cuy
Tez Di Hoz Vas Se Pies
Dos Ven Col San Gran Tren
Tul Mes Juez Nos Ruiz Mil
Gas Red Yo Tres Tras Paz
Pan Mi Can Pos Del Dial
Gol Voz Par Des Lar Sud
Si Mas Doy Sol Fa Da
Den Ve Pues Las Seis Club
Crin Soy Rey De Sin Ir
Ved Pon Tu Ton Muy Diez
Coz Dar Cien Res Mal El
Sed Los Luz Dan Fe Tan
Pus Ron Haz Miel Vil Va

También, debido al casi inexistente material fonéticamente balanceado para la realidad nacional, se
puede hacer uso de las listas de palabras del Dr. Tato. Estas consisten en 12 listas de 25 palabras bisilábicas
fonéticamente balanceadas según la realidad Argentina (Tabla Nº 5).

Tabla Nº 5. Lista de bisílabos fonéticamente balanceados de Tato.

LISTA A-1
Lastre Sexto Suela Cine Pera
Molde Letra Diosa Vega Fina
Menta Surco Piano Diva Tero
Cinco Selva Duque Kilo Beca
Persa Cieno Milla Duna Reno

LISTA A-2
Néstor Cebra Peine Duro Timo
Simple Cesta Rioja Lira Celo
Cifra Negro Diana Seco Niña
Banco Delta Queso Mesa Pena
Celda Laudo Cena Nube Tiro

LISTA A-3
Templo Cedro Suiza Dije Lacra
Sastre Lince Viola Vena Nido
Cisne Fardo Suave Polo Nena
Nardo Conde Roque Cura Cero
Pluma Ciega Meta Neto Tira
66

Tabla Nº 5 Continuación. Lista de bisílabos fonéticamente balanceados de Tato.

LISTA A-4
Timbre Sonda Duela Jade Pesa
Martes Disco Miope Seda Nuca
Siglo Lunes Riacho Lina Seña
Norte Parto Dique Seno Luna
Talco Viena Sello Nora Cera

LISTA B-1
Sangre Félix Nueva Dote Rito
Perlas Quince Barrio Peva Moda
Lista Cerco Delia Tuno Eco
Panes Mirna Nula Veda Queda
Tersa Cielo Lleno Musa Sino

LISTA B-2
Carlos Ganso Genio Vale Rusa
Centro Berna Cauto Peña Inca
Padre Lente Celia Fase Luso
Quinta Denso Mira Cemo Tiza
Sobre Miedo Dedo Pelo Neri

LISTA B-3
Marcos Orden Naipe Mula Lugo
Trenza Parte Serio Cepa Nelly
Venus Cinta Lema Vela Risa
Censo Nieto Quinta Ledo Deca
Dardo Fresa Cuajo Divo Seto

LISTA B-4
Burgos Crema Muela Pura Nilo
Trance Jaspe Necio Lona Onda
Quiste Dulce Denia Daño Lado
Barco Lance Chino Yeso Eses
Tarde Siete Roma Pica Pina

LISTA C-1
Planes Libre Zueco Perra Nexo
Celtas Dante Tieso Cano Guía
Níquel Sidra Mario Cita Mina
Pardo Cardo Llave Nudo Enes
Monte Feria Buque Lisa Seso

LISTA C-2
Carmen Tigre Mueca Reto Doce
Sendos Sonda Biela Nave Pino
Verde Niños Lacio Nulo Lote
Presa Curas Jaques Asno Filo
Cerdo Tapia Neta Misa Pira

LISTA C-3
Prensa Freno Diego Vino Lino
Blonda Lacre Rueda Tela Zeta
Terna Mundo Media Sebo Tino
Astro Canes Peso Pila Urna
Cerca Luisa Queja Esos Mide
67

Tabla Nº 5 Continuación. Lista de bisílabos fonéticamente balanceados de Tato.

LISTA C-4
Grande Sable Radio Nicho Zona
Postre Cejas Dueña Útil Llano
Cerda Madre Sepia Beso Lima
Carne Males Cuna Cola Unto
Perno Dieta Quite Lino Hoces

Otro material existente, aunque no formal ni balanceado es la lista de términos conocidos (Tabla Nº 6),
palabras de menor complejidad y más útiles en adultos mayores y niños. Es importante considerar que esta
lista ha sido confeccionada para ser usada en niños mayores de 6 años, pues a esta edad ya se ha
desarrollado el lenguaje, y especialmente el sistema fonológico, en forma completa.

Tabla Nº 6. Lista de términos conocidos.

LISTA A LISTA B LISTA C


Barco Sol Camioneta Juguetes Tambor Calendario
Libro Montaña Niño Tenedor Iglesia Soldado
Brazo Cortina Manzana Bota Cruz Pájaro
Pescado Moto Loza Pantalón Escopeta Autito
Puerta Loza Zapato Cebolla Naranja Puerta
Pelota Cuaderno Caja Bosque Campana Dinero
Amigo Flor Radio Calcetín Leña Billetera
Automóvil Reloj Camisa Pizarrón Plata Tinta
Palo Tren Tío Señorita Moneda Sábana
Mamadera Leche Pájaro Viento Mantel Manta
Silla Cuchara Viento Arena Frazada Televisión
Plato Tierra Playa Nieve Guitarra Cartera
Taza Anillo Barro Plato Paquete Basurero
Ventana Payaso Cuchillo Micro Papelero Plancha
Avión Hoja Pelo Pelo Hueso Patio
Escuela Compañero Media León Bandeja Pañal
Perro Delantal Tigre Goma Caluga Fósforo
Guagua Cama Limón Brazo Cordel Doctor
Hospital Pan Mosca Limón Cigarro Escoba
Mesa Árbol Pato Zapato Lámpara Corneta
Hermano Bandera Gallina Tetera Piano Llave
Cielo Colegio Hijo Lapicera Pito Azúcar
Estufa Mantel Ojo Pistola Laguna Refrigerador
León Televisión Piedra Corbata Vaca Galleta
Luna Camión Estuche Regla Bebida Torre

Para niños pequeños contamos con dos listados útiles. Una es la lista de palabras balanceadas31 para
niños, elaborada por Tato y cols (Tabla Nº 7), y otra es una lista informal de bisílabos para niños del
Fonoaudiólogo Cristian Godoy32 (Tabla Nº 8).

31 Balanceadas fonéticamente para Argentina.


32 Palabras sin balance fonético.
68

Tabla Nº 7. Lista de bisílabos fonéticamente balanceados para niños, de Tato y cols.

LISTA A-1
Piano Pera Queso Rueda Disco
Silla Banco Barco Nene Dedo
Vela Negro Niña Timbre Perla
Cama Lata Tigre Ojo Cielo
Fuego Sapo Pluma Brazo Cubo

LISTA A-2
Peine Vino Lápiz Verde Lana
Cinta Radio Luna Pelo Media
Pato Casa Agua Tiza Nube
Plato Boca Rojo Mesa Ojo
Vaso Puerta Calle Diente Taza

LISTA A-3
Saco Sopa Nido Rosa Carta
Nudo Perro Caja Mano Hombre
Bota Gato Moño Mono Cuadro
Auto Gota Árbol Clavo Burro
Vaca Lentes Llave Uña Túnel

LISTA B-1
Leche Panes Risa Balde Trenza
Letra Gorro Regla Crema Hoja
Fiaco Arco Bote Fruta Cara
Gordo Goma Cuna Verde Ala
Torta Libro Pala Rata Fleco

LISTA B-2
Ola Rulo Uva Indio Zorro
Rama Lengua Palo Pulpo Huevo
Pico Labio Cuello Pozo Tapa
Pata Roto Techo Pollo Hacha
Pila Jarra Humo Carne Pecas
69

Tabla Nº 8. Lista de bisílabos para niños.

Llista A Lista B Lista C


Casa Agua Caña
Faro Cama Sapo
Seda Moño Quema
Cola Foca Foco
Coma Vaca Mano
Leña Baja Pipa
Pata Mula Copa
Cine Queso Tilo
Lote Sopa Mina
Vela Pinta Viejo
Buque Chala Kino
Joya Foto Chile
Pera Aro Fila
Bote Cara Llora
Chino Bota Pato
Mesa Taco Malo
Nudo Lobo Hoja
Tina Bala Tope
Fome Sano Lima
Loco Cera Beso
Pala Yate Chola
Mama Hijo Papa
Oro Copa Codo
Tira Jugo Gato
Hija Lana Miga

Consideraciones antes de evaluar :


ƒ Recuerda realizar el dictado de palabras a una voz normal, conversacional, con prosodia lo más
regular posible y a una velocidad moderada. Al respecto algunos clínicos recomiendan realizar el
dictado con prosodia plana para no confundir al paciente.

ƒ No te acerques mucho al micrófono del audiómetro. Esto puede generar distorsión de la señal de
entrada del mismo.

ƒ No eleves la voz si el paciente no escucha. Calibra el equipo o sencillamente, dependiendo de la


pérdida auditiva del paciente, prueba con mayor intensidad.

ƒ Debes realizar un chequeo y calibración de la salida del micrófono diariamente. Si el audiómetro es de


uso compartido, este chequeo deberás realizarlo entre paciente y paciente.

ƒ El chequeo consiste en verificar que el nivel de salida del micrófono, en dB HL, esté acorde con el nivel
de intensidad de la voz del examinador y con la intensidad programada en el audiómetro.

ƒ Para ello observamos en el vu meter o en el monitor de control de salida del audiómetro, que la barra
luminosa o la aguja indique valores cercanos al 0 (neutro) (Figura Nº 31) mientras hablamos o
dictamos algunas palabras.

ƒ Si el indicador muestra que el sonido está saliendo con mayor intensidad esto quiere decir que hay un
alto riesgo de que nuestra voz se distorsione (Figura Nº 32).

ƒ Por el contrario, si el indicador muestra que el sonido está saliendo con menor intensidad, es probable
que esta sea insuficiente para que el paciente nos escuche (Figura Nº 33).
70

Figura Nº 31. Salida adecuada para la voz. La barra verde cercana a 0 dB indica que la salida no se ha desplazado en
intensidad.

Figura Nº 32. Salida excesiva para la voz. La barra roja indica que la salida se ha desplazado a mayuores intensidades con
lo cual la voz se distorsiona.
71

Figura Nº 33. Salida insuficiente para la voz. La barra roja indica que la salida se ha desplazado a menor intensidad. Esto
quiere decir que a la intensidad programada de salida de voz, para este caso 60 dB, la salida tendrá 20 dB menos (valor
del indicador), es decir 40 dB.

Procedimientos para búsqueda del umbral de detección de la


palabra SDT :
ƒ Se activa el micrófono del audiómetro y se verifica que tenga una adecuada salida.

ƒ Para la búsqueda del SDT puedes utilizar términos conocidos, bisílabos familiares o frases. Al respecto
existe mucha discrepancia entre los clínicos. Algunos recomiendan el uso de palabras espondáicas,
pero estas son muy escasas para el idioma español. Otros recomiendan utilizar el habla espontánea, a
través de una conversación con el paciente.

ƒ Se puede utilizar tanto el método descendente como ascendente.

ƒ Se entregan instrucciones claras y precisas al paciente, adaptando nuestro lenguaje a su nivel socio-
cultural y dependiendo del método que se va a emplear.

Instrucciones y procedimientos para el método ascendente :


“ Voy a hablarle por el micrófono y usted me escuchará por los fonos, primero por un oído y
luego por el otro. Le diré algunas palabras. No quiero que las repita, solamente avíseme con el botón o
con la mano cuando crea estar escuchando algo aunque no entienda “

ƒ Se programa la intensidad de la voz en 0 dB HL y se comienza a hablar al paciente o dictar palabras


subiendo en pasos de 5 en 5 dB.

ƒ Si se utilizan palabras en lugar de habla espontánea debemos dictar 3 a 4 palabras en cada


incremento de 5 dB.
72

ƒ El SDT corresponderá a la primera vez que detecta conversación espontánea, sin discriminar o,
cuando detecta voz en 2 de 3 a 4 palabras (al menos el 50% de las veces).

Instrucciones y procedimientos para el método descendente :


“ Ahora usted va a escuchar algunas palabras. No las repita, solo quiero que me avise cuando
las deje de escuchar completamente. Luego me avisa cuando crea estar escuchando algo aunque no
entienda “

ƒ Se programa la salida a una intensidad cómoda para el paciente, esto es generalmente a 30 o 40 dB


sobre su PTP.

ƒ Se comienza a dictar 3 a 4 palabras en cada decremento de 5 dB.

ƒ Cuando el paciente avise que no percibe absolutamente nada se incrementa en pasos de 5 dB hasta
que detecta voz en 2 de 3 a 4 palabras (al menos el 50% de las veces). Este nivel de intensidad
corresponderá al SDT.

Procedimientos para búsqueda del umbral de reconocimiento


de la palabra SRT :
ƒ Se activa el micrófono del audiómetro y se verifica que tenga una adecuada salida.

ƒ Para la búsqueda del SRT se recomienda el uso de palabras espondáicas o bisílabos.

ƒ Antes de realizar la prueba se debe realizar una familiarización del paciente con las palabras a utilizar.

ƒ Para ello se presenta un listado de palabras a una intensidad cómoda para el paciente (30 a 40 dB
por sobre el PTP) a través del audiómetro o sencillamente cara a cara con el paciente a voz
conversacional.

ƒ En la familiarización se dictan las palabras y el paciente repite. No se realiza contabilización de los


aciertos.

ƒ Lo importante es que la lista utilizada para la familiarización no sea la misma que se aplicará en la
evaluación, para evitar la participación de la memoria auditiva.

ƒ Para la búsqueda del SRT se puede utilizar tanto el método descendente como ascendente. Sin
embargo se recomienda el método descendente.

ƒ Se entregan instrucciones claras y precisas al paciente, adaptando nuestro lenguaje a su nivel socio-
cultural :
“ Voy a hablarle por el micrófono y usted me escuchará por los fonos, primero por un oído y
luego por el otro. Le diré algunas palabras. Usted debe repetir lo que entienda …… Repita la
palabra………“

Método descendente – Opción 1 :


ƒ Se programa la intensidad de la voz a 30 ó 40 dB por sobre el PTP y se dicta la primera palabra. Si el
paciente la repite en forma incorrecta se aumenta el nivel de inicio de la prueba en 20 dB cada vez
hasta que repita correctamente.
73

ƒ Cuando repite correctamente la primera palabra se disminuyen 10 dB y se dicta una nueva palabra.
Tras cada palabra correctamente repetida se disminuyen 10 dB hasta que cometa el primer error.

ƒ A la intensidad a la cual comete el primer error se aumentan 15 dB y se dictan 4 palabras. Si repite


correctamente las 4 se bajan 5 dB y se repiten otras 4 palabras. Este paso se repite hasta que repita
correctamente 2 de 4 palabras (50%).

ƒ Si en 5 dB pasa de oír más de la mitad a menos de la mitad, el SRT estará a la mínima intensidad a la
que repitió correctamente más de la mitad de las palabras.

Método descendente – Opción 2 33 :


ƒ Se programa la intensidad de la voz a 30 ó 40 dB por sobre el PTP y se dicta la primera palabra. Si el
paciente la repite en forma incorrecta se aumenta el nivel de inicio de la prueba en 20 dB cada vez
hasta que repita correctamente.

ƒ Cuando repite correctamente la primera palabra se disminuyen 10 dB y se dicta una nueva palabra.
Tras cada palabra correctamente repetida se disminuyen 10 dB hasta que cometa el primer error.

ƒ A la intensidad a la cual comete el primer error se dicta una segunda palabra. Si esta es repetida
correctamente se disminuye de 10 en 10 dB hasta que cometa 2 errores consecutivos a la misma
intensidad.

ƒ Al nivel en el cual repite dos palabras consecutivas en forma errónea se incrementan 10 dB y este es
el nivel inicial de la prueba.

ƒ Presenta 2 palabras en la intensidad inicial obtenida anteriormente. Si las repite correctamente realiza
decrementos de 2 dB realizando el mismo procedimiento, o, dicta cinco palabras con decrementos de
5 dB.

ƒ Continua este proceso si 5 de las 6 primeras palabras son repetidas correctamente. Si esto no se
cumple incremente la intensidad en 4 – 10 dB.

ƒ El método descendente termina cuando el paciente responde incorrectamente a 5 de las últimas 6


palabras presentadas.

ƒ El SRT se obtiene aplicando la siguiente fórmula, en donde el factor de corrección equivale a 1 :

SRT = (Nivel inicial – Respuestas correctas) + Factor de corrección

Procedimientos para cálculo del umbral de máxima


discriminación UMD y búsqueda del porcentaje de
discriminación :
ƒ Se activa el micrófono del audiómetro y se verifica que tenga una adecuada salida.

ƒ Para la búsqueda del porcentaje de discriminación se recomienda el uso de palabras espondáicas o


bisílabos.

33 El método 2 es recomendado por la American Speech-Language and Hearing Association ASHA.


74

ƒ El método recomendado es el descendente.

ƒ Se entregan instrucciones claras y precisas al paciente, adaptando nuestro lenguaje a su nivel socio-
cultural :
“ Voy a hablarle por el micrófono y usted me escuchará por los fonos, primero por un oído y
luego por el otro. Le diré algunas palabras. Usted debe repetir lo que entienda ……. Repita la
palabra……….“

Método 1 :
ƒ Se programa la salida del micrófono del audiómetro a 30 dB sobre el SRT. Esta intensidad equivale al
UMD.

ƒ Se selecciona la lista a utilizar y se dictan 25 palabras en el oído de mejor audición.

ƒ Se consigna el número de errores, o en su defecto el número de aciertos.

ƒ Cada palabra correctamente repetida equivale a un 4% por lo que al final se harán los descuentos de
los errores para obtener el porcentaje de discriminación.

ƒ Luego se realizan los mismos pasos para el oído de peor audición, teniendo en cuenta que se deberá
enmascarar el oído contralateral si la situación lo amerita.

Método 2 :
ƒ Se programa la salida del micrófono del audiómetro a 30 dB sobre el PTP de la vía aérea. Esta
intensidad equivale al UMD.

ƒ Si el paciente tiene audición normal, y si su UMD según este método es inferior a 45 dB HL por
convención comenzaremos a 45 dB HL

ƒ Se selecciona la lista a utilizar y se dictan 25 palabras en el oído de mejor audición.

ƒ Se consigna el número de errores, o en su defecto el número de aciertos.

ƒ Cada palabra correctamente repetida equivale a un 4% por lo que al final se harán los descuentos de
los errores para obtener el porcentaje de discriminación.

ƒ Luego se realizan los mismos pasos para el oído de peor audición, teniendo en cuenta que se deberá
enmascarar el oído contralateral si la situación lo amerita.

Para el cálculo del porcentaje de discriminación puede ser de utilidad la Tabla Nº 9. En ella se muestra
la cantidad de palabras correctas y/o de palabras erradas y el porcentaje correspondiente.
75

Tabla Nº 9. Porcentajes de discriminación para listas de 25 palabras

BUENAS MALAS % BUENAS MALAS %


25 0 100 12 13 48
24 1 96 11 14 44
23 2 92 10 15 40
22 3 88 9 16 36
21 4 84 8 17 32
20 5 80 7 18 28
19 6 76 6 19 24
18 7 72 5 20 20
17 8 68 4 21 16
16 9 64 3 22 12
15 10 60 2 23 8
14 11 56 1 24 4
13 12 52 0 25 0

Prueba de Marx :
La prueba de Marx es un elemento que debemos tener presente en caso de estar frente a un paciente
con hipoacusia severa a profunda o anacusia. Debemos aplicarla en casos en que el nivel de pérdida auditiva
exceda el nivel de intensidad que nos entrega el micrófono del audiómetro.

Procedimientos para la Prueba de Marx :


ƒ Se entregan instrucciones claras y precisas al paciente :
“ Voy a hablarle fuerte por un oído. Por el otro escuchará un ruido fuerte. Quiero que me diga
si escucha algo de mi voz, por débil que sea “
ƒ Se programa la máxima salida por el micrófono del audiómetro para el oído a estudiar.

ƒ Al oído contralateral se aplica el máximo de enmascaramiento posible, dentro del límite de tolerancia
del paciente. Si la anacusia o hipoacusia profunda es bilateral y simétrica no se aplicará
enmascaramiento.

ƒ Se procede a realizar preguntas simples al paciente o se conversa en forma espontánea durante unos
segundos.

ƒ Se consignan los resultados agregando siempre la intensidad a la que fue realizada la prueba y el nivel
de enmascaramiento aplicado, puesto que estos varían de audiómetro en audiómetro.

ƒ Dependiendo de lo observado las respuestas serán :


a) Marx 0 : si el paciente no percibe voz sino nada mas que el ruido enmascarante.

b) Solamente advierte presencia de voz : si el paciente percibe la presencia de sonido pero no lo


identifica como palabra.

c) Escucha pero no entiende : si el paciente detecta palabras pero no las entiende claramente o
las confunde.

Aplica las distintas subpruebas de la audiometría verbal.


169

LECCIÓN
LOGOAUDIOMETRÍA
19
C
omo vimos en la Lección Nº 14, las pruebas de discriminación de la palabra forman parte importante de
la audiometría verbal o logoaudiometría. Durante este proceso, debemos tener en cuenta que al evaluar
la palabra hablada es importante diferenciar entre lo que significa oír, escuchar y comprender.

Oír, corresponde a la percepción del sonido por el oído; escuchar es cuando se está atento a lo que se
oye y comprender es cuando entendemos y damos significado a los sonidos o fonemas que escuchamos.

La logoaudiometría evalúa fundamentalmente la capacidad de comprender el lenguaje hablado, a


través de la discriminación de la palabra. Por lo tanto, el objetivo de esta prueba es conocer la discriminación
del oído para las palabras entregadas, es decir, la recepción del mensaje oral, estableciendo el porcentaje de
palabras repetidas correctamente.

La logoaudiometría es un complejo proceso de evaluación que consta de dos pruebas fundamentales :


la prueba de porcentajes de discriminación, aplicada en una audiometría normal y la prueba de búsqueda de
umbrales logoaudiométricos. Generalmente en la clínica se utiliza el término logoaudiometría para referirse a
esta última prueba.
La prueba de los umbrales logoaudiométricos fue vista parcialmente en la Lección Nº 14. Por ello,
profundizaremos más la técnica y analizaremos la técnica para la prueba de los porcentajes de discriminación.

Prueba de los umbrales logoaudiométricos y porcentajes de


discriminación :
Esta prueba busca fundamentalmente 4 umbrales : umbral de la voz (UV), que se correlaciona con el
SDT, umbral de la palabra (UP), umbral de captación (UC) que se correlaciona con el SRT y umbral de máxima
discriminación o máxima inteligibilidad (UMD). Haremos mención a la técnica clásica descrita por De
Sebastián por ser la forma más rápida de obtener la información.

Procedimientos :
ƒ Se colocan los fonos al paciente y se abre la salida a través del micrófono.

ƒ Se entregan instrucciones claras y precisas, adaptando nuestro lenguaje al nivel socio-cultural del
paciente :
“ Usted va a escuchar unas palabras. Preste atención y avíseme cuando crea estar escuchando
algo, aunque no entienda “.
ƒ Se comienza la prueba en el oído de mejor audición. Si es necesario, se deberá aplicar
enmascaramiento contralateral.
170

ƒ Se parte desde 0 dB e incrementando en pasos de 5 en 5 dB hasta que el paciente nos indique que
oye la voz pero no entiende lo que se dice. Este es el umbral de la voz y se consignará en el gráfico.

ƒ Luego se dan las siguientes instrucciones :


“ Ahora usted va a escuchar unas palabras. Preste atención y repítalas después de mi “.

ƒ Se sigue aumentando de 5 en 5 dB y se indica al paciente que repita las palabras en cuanto crea
entenderlas. La intensidad a la cual repite correctamente la primera es el umbral de la palabra.

ƒ Continuamos el procedimiento dictando de 10 en 10 dB las listas de discriminación y consignando los


porcentajes obtenidos para cada intensidad.

ƒ La prueba finalizará cuando se obtenga el 100% (umbral de discriminación o de máxima


inteligibilidad), se llegue al máximo de discriminación para nuestro paciente, cuando se llegue al nivel
de molestia auditiva o a la máxima salida del audiómetro.

ƒ Se registran los resultados en el gráfico.

ƒ Como información adicional, se puede registrar en el gráfico la intensidad a la cual se repiten


correctamente el 50% de las palabras. Este corresponde al umbral de captación o inteligibilidad.

ƒ Luego se realizan los mismos procedimientos para el oído de peor audición.

Consignación y resultados esperados :


Los umbrales se anotan en un gráfico llamado logoaudiograma (Figura Nº 50), que no todos los
formatos de audiometría adjuntan. Se utilizan los mismos símbolos que para la vía aérea y con los colores
correspondientes. Se deben especificar, con el nombre correspondiente, cada uno de los umbrales.

Figura Nº 50. Logoaudiograma.


171

Como muestra la
Figura Nº 51, en un sujeto
normal se espera encontrar
una curva similar a una letra
“S” itálica, con un máximo de
discriminación cercano a los
45 a 50 dB (A). En cambio,
cuando existe una hipoacusia
de conducción todos los
umbrales se desplazan,
encontrando el máximo de
discriminación a mayor
intensidad pero siempre
llegando al 100% (B).

Figura Nº 51. Resultados esperados en un paciente con audición normal (A) y un


paciente con hipooacusia de conducción (B).

Como se observa en la Figura Nº 52, en las hipoacusias sensorio-neurales sin reclutamiento los
umbrales se encuentran desplazados a mayor intensidad y no se alcanza el máximo de discriminación (C). Si
se sigue aumentando la intensidad de dictado la discriminación se mantiene, no mejora ni empeora. En las
hipoacusias sensorio-neurales con reclutamiento (D) también se espera encontrar los umbrales desplazados y
en la medida que se alcanza el máximo posible, si se aumenta la intensidad empeora la discriminación. En las
hipoacusias neurales (E), el umbral de máxima discriminación es muy bajo y muchas veces no se correlaciona
con el nivel de pérdida auditiva.

Figura Nº 52. Resultados esperados en un paciente con hipoacusia sensorio-neural sin reclutamiento (C), hipoacusia
sensorial con reclutamiento (D) e hipoacusia neural (E).
172

Aplica la logoaudiometría clásica y consigna los resultados en las gráficas que se adjuntan.