Está en la página 1de 6

4.3.

DISCUSIÓN DE RESULTADOS

Finalmente procederemos a presentar la discusión de resultados a la luz de los datos

obtenidos en la presente tesis.

4.3.1 RESPECTO DE LA HIPOTESIS ESPECIFICA N°1

”Pedir el consentimiento del cónyuge influye vulnerando el goce del bien propio

que se le ha donado, heredado u legado en las familias del distrito de Huancayo

en el 2018.”

De conformidad con los resultados mostrados anteriormente, ello en relación a

los resultados obtenidos en la tabla N°1, el 76% de los encuestados considera que

no están de acuerdo a pedir el consentimiento de su cónyuge para poder gozar de

un bien propio que le ha sido heredado, donado o legado, ya que eso pertenece a

su esfera de bienes propios. Por lo tanto la eficacia de los actos realizados al

amparo del Art. 303º del Código Civil, se ajusta a la previa demostración del

carácter privativo de los bienes materia del acto de administración o de

disposición que se practique. Correspondiendo a cada cónyuge la administración

y disposición de sus bienes propios, es preciso preguntarnos si dicha facultad es

ilimitada, o si por el contrario tiene algunas limitaciones, como lo sería por

ejemplo el interés del consorcio que parece inspirar el Art. 304º del Código Civil.

No obstante la norma gurda silencio a este respecto, sin embargo consideramos

que en la medida que concurra con el interés en la celebración del acto de

disposición de los bienes propios del cónyuge un interés legítimo contrapuesto del

cónyuge no propietario que resulte dañado con el acto de disposición, éste último

podrá oponerse invocando el ejercicio abusivo del derecho por parte de su

consorte (Art. II del Título Preliminar del Código Civil). Se observa en la tabla

N°2 que el 81% de los encuestados considera que no están de acuerdo en que el
consentimiento de su cónyuge para que pueda gozar de su bien propio tiene que

ser de manera expresa, con el cual se corroboró que conforme a lo establecido en

el artículo 304 del Código Civil que ningún cónyuge puede renunciar a una

herencia o legado o dejar de aceptar una donación sin el consentimiento del otro

existiendo una contradicción con el articulo anterior de al libre disposición de su

bien propio.

4.3.2 RESPECTO DE LA HIPOTESIS ESPECÍFICA N°2

“Pedir el consentimiento del conyugue influye vulnerando el uso del bien propio que

se le ha donado heredado u legado en las familias del distrito de Huancayo en el

2018.”

Podemos observar a través de los resultados obtenidos en la tabla N°5 que se tenga

que pedir el consentimiento de su cónyuge para que usted pueda hacer uso del

bien propio que le ha sido donado, heredado u legado, el 90% de los encuestados

considera que no está de acuerdo que se tenga que pedir el consentimiento de su

cónyuge para que pueda hacer uso del bien propio que le ha sido donado, heredado

u legado se debería regular expresamente el no consentimiento del conyugue para

poder hacer uso del bien donado ,heredado u legado , pues con ello se permitirá

la libre disposición del bien.

4.3.2 RESPECTO DE LA HIPOTESIS ESPECÍFICA N°3

“Pedir el consentimiento del conyugue influye vulnerando el disfrute del bien


propio que se le ha donado, heredado u legado en las familias del distrito de
Huancayo en el 2018.”
Con relación a la tabla N° 9 podemos observar que de los resultados obtenidos

tenemos que el 90% de los encuestados considera que no esta de acuerdo que se

tenga que pedir el consentimiento de su cónyuge para que pueda disfrutar del bien

propio que le ha sido donado, heredado u legado. Los ordenamientos jurídicos


contemporáneos reconocen el principio de igualdad entre el hombre y la mujer,

como el principio organizacional moderno de la sociedad de gananciales, razón

por la cual consideramos que cada conyuge puede disfrutar de su bien propio,

puesto que a ambos por igual les corresponde la propiedad y la administración

sobre los bienes que integran el patrimonio común. Ayudar al cónyuge adquiriente

de una herencia, para que este pueda tener una mejor administración de sus bienes

propios, como también de la libre disponibilidad y que ello no afecte el

consentimiento del otro cónyuge oponente.

4.3.4 RESPECTO DE LA HIPOTESIS GENERAL

“Pedir el consentimiento del cónyuge influye vulnerando la libre disposición del


bien propio en las familias del distrito de Huancayo en el 2018”.
Basándonos en los resultados obtenidos conforme se describió en la tabla N°11
obtuvimos como respuesta de los cónyuges que el 86% de los encuestados
considera que se condiciona su derecho de libre disposición de su bien propio para
que pueda disfrutar de este, cuando se requiere el consentimiento de su cónyuge
para poder disfrutarlo. En ese sentido, logramos coincidir por cuanto se puede
demostrar que con éste resultado la vulneración del derecho a su libre disposición
en la administración del bien de una de los cónyuges, si bien es cierto el
matrimonio determina el surgimiento de relaciones de carácter personal entre los
cónyuges, con los consecuentes derechos y deberes recíprocos, pero además
derivan de él consecuencias de índole patrimonial, ya que la comunidad de vida
crea la necesidad de atender las obligaciones que el hogar común y la vida del
grupo familiar van exigiendo; por ello es necesario organizar un régimen referido
a la propiedad y al manejo de los bienes que cada uno adquiere o que adquieren
ambos.
Finalmente se encuentra demostrado con nuestras hipótesis que la norma debe
modificarse para el entendimiento, más claro de quienes perciben una herencia,
para que ellos puedan tener una buena administración de sus bines propios, sin
que el otro cónyuge se vea afectado.
CONCLUSIONES

Las conclusiones a las que arribamos, ello en concordancia con los objetivos e
hipótesis de la presente tesis, resultan ser las siguientes:

1. Se logró determinar que pedir el consentimiento del cónyuge influye vulnerando


el goce del bien propio que se le ha donado, heredado u legado en las familias del
distrito de Huancayo en el 2018 lo cual se pudo verificar de las encuestas
realizadas a los cónyuges, en donde la mayoría de los encuestados se muestran en
contra del Artículo 304° del código civil con respecto al consentimiento de su
cónyuge para el goce del bien propio.
.
2. Se logró determinar que pedir el consentimiento del cónyuge influye vulnerando
el uso del bien propio que se le ha donado heredado u legado en las familias del
distrito de Huancayo en el 2018.

3. Se logro determinar que el consentimiento del cónyuge influye vulnerando el


disfrute del bien propio que se le ha donado, heredado u legado en las familias del
distrito de Huancayo en el 2018..

4. Como conclusión general.se logro determinar que pedir el consentimiento del


cónyuge influye vulnerando la libre disposición del bien propio en las familias del
distrito de Huancayo en el 2018. Existiendo una clara contradicción entre la libre
disposición y la necesidad del consentimiento del cónyuge para su libre
disposición.
RECOMENDACIONES

1. La mejor regulación del artículo 303° la cual se da en contradicción del articulo

404, que garantiza la libre disposición de los bienes propios del cónyuge y esto

ayudaría a una mejor interpretación del artículo y buena aplicación en la práctica

de los casos concretos incluyendo el desarrollo, prueba o evaluación con el

propósito de contribuir al conocimiento.

2. Buscar dar solución a que el cónyuge goce de libertad al poder tomar decisiones

respecto a sus bienes propios sin intervención del consentimiento del otro

cónyuge, ya que como sabemos los bienes propios son patrimonios que se

encuentra fuera de la sociedad de gananciales.

3. Ayudar al cónyuge adquiriente de una herencia, para que este pueda tener una

mejor administración de sus bienes propios, como también de la libre

disponibilidad y que con ello el consentimiento del cónyuge no influya

vulnerando el disfrute del bien propio que se le ha donado, heredado u legado en

las familias del distrito de Huancayo en el 2018,.

4. Como recomendación general se dio la propuesta de la derogación del artículo


304° del Código Civil que establece “Ninguno de los cónyuges puede renunciar a
una herencia o legado o dejar de aceptar una donación sin el consentimiento del
otro.”, articulo que contradice al artículo 303° que dice “Cada cónyuge conserva
la libre administración de sus bienes propios y puede disponer de ellos o
gravarlos”.
.