Está en la página 1de 15

Osteopatía basada

en la evidencia
Dr. François Ricard, D.O., FT, Ph.D.
Dr. Ángel Oliva Pascual Vaca, D.O., FT, Ph.D.

Evidencia científica y bases de la osteopatía

Χ − Zα/2 • σ , X + Zα/2 • σ
√n √n
R
S

2
n=
E
Osteopatía basada
en la evidencia
EVIDENCIA CIENTÍFICA Y BASES DE LA OSTEOPATÍA
DIRECCIONES INTERNACIONALES DE LA ESCUELA DE OSTEOPATÍA DE MADRID

ESPAÑA • Lisboa • Uberlândia


• Madeira • Vitória
CENTRAL ESPAÑA: • Monçao
• Alcalá de Henares • Porto
CHILE
San Félix de Alcalá, 4 • Concepción
28807 Alcalá de Henares. Madrid RUSIA • Santiago de Chile
Tel.: +34 91 883 39 10 • San Petersburgo
COLOMBIA
centralosteopatia@ • Bogotá
escuelaosteopatiamadrid.com
• Almería AMÉRICA CENTRAL ECUADOR
• Badajoz • Cuenca
ANTILLAS FRANCESAS • Quito
• Barcelona • Martinique
• Bilbao PARAGUAY
• Cádiz COSTA RICA • Asunción
• Ciudad Real • San José
• Córdoba PERÚ
PANAMÁ • Lima
• Elche
• Panamá
• Granada
• Madrid
URUGUAY
• Montevideo
• Molina de Segura
• Málaga AMÉRICA DEL SUR
• Oviedo ARGENTINA
• Palma de Mallorca • Buenos Aires
AMÉRICA DEL NORTE
• Salamanca • Córdoba CANADÁ
• Santander • Mendoza
• San Sebastián • Rosario
MÉXICO
• Sevilla • Guadalajara
• Tenerife BOLIVIA • México D.F.
• Úbeda • Querétano
BRASIL
• Valencia • Araçatuba
• Valladolid • Belém
• Vigo • Belo Horizonte
ÁFRICA
• Zaragoza • Brasília ANGOLA
• Campinas
EUROPA • Campo Grande
ALEMANIA
• Cascavel ASIA
• Cuiabá
ITALIA • Curitiba HONG KONG
• Cosenza • Florianópolis
• Roma • Fortaleza
• Savona • Manaus ORIENTE PRÓXIMO
• Torino • Porto Alegre ISRAEL
• Udine • Recife
• Verona • Ribeirão Preto
• Rio de Janeiro
PORTUGAL • Salvador
AUTOR
• Algarve • São Paulo e-mail:
• Coimbra f.ricard@escuelaosteopatiamadrid.com

Para más información: www.eominternacional.com o www.escuelaosteopatiamadrid.com


o contacte con nosotros en el e-mail: centralosteopatia@escuelaosteopatiamadrid.com
OSTEOPATÍA BASADA EN LA EVIDENCIA
Autores: Dr. François Ricard, D.O., FT, Ph.D.
Dr. Ángel Oliva Pascual Vaca, D.O., FT, Ph.D.
Editorial: Medos Edición S. L.

El autor de esta obra ha verificado toda la información con fuentes confiables


para asegurarse de que esta sea completa y acorde con los estándares
aceptados en el momento de la publicación. No obstante, no puede garantizar
que la totalidad de la información aquí contenida sea exacta o completa y no se
responsabiliza de los errores u omisiones o de los resultados obtenidos del uso
de esta información.

El autor ha hecho todos los esfuerzos por localizar a los titulares del copyright
del material fuente utilizado. Si por error u omisión no se ha citado algún titular,
se subsanará en la próxima reimpresión.

© 2017, DR. FRANÇOIS RICARD


© 2017, MEDOS EDICIÓN, S. L.
www.medoslibrosalud.com
info@medoslibrosalud.com

Todos los derechos reservados. Ni este libro ni ninguna de sus partes podrán ser
reproducidos ni archivados en sistemas recuperables, ni transmitidos de ninguna
forma o por ningún otro medio, ya sea mecánico, electrónico, fotocopiadoras,
grabaciones o cualquier otro sin el permiso previo de la Escuela de Osteopatía
de Madrid y Medos Edición.

ISBN: 978-84-945882-3-5

Depósito legal: M-33318-2017


Impreso en España, noviembre 2017
1 INTRODUCCIÓN
A LA OSTEOPATÍA

La osteopatía es una terapia reciente nacida en Estados Unidos, cuyo pro-


motor fue el Dr. Andrew Taylor-Still (1828 – 1917), quien enunció los grandes
principios de esta medicina natural.

1.1. DEFINICIÓN DE LA OSTEOPATÍA


La osteopatía es un sistema de medicina que hace hincapié en la teoría de
que el cuerpo puede producir sus propias remedios, gracias a relaciones
estructurales normales, condiciones medioambientales y nutrición norma-
les»1,2.
La osteopatía «difiere de la alopatía principalmente en su mayor atención
a la mecánica del cuerpo y en los métodos manipulativos en el diagnóstico y
el tratamiento» (OMS).
La osteopatía (también denominada «medicina osteopática») descansa
sobre la utilización del contacto manual para el diagnóstico y el tratamien-
to. Ella toma en cuenta las relaciones entre el cuerpo, el espíritu, la razón,
la salud y la enfermedad. Coloca el acento sobre la integridad estructural y
funcional del cuerpo y la tendencia intrínseca del organismo a autocurarse.
Los osteópatas utilizan una gran variedad de técnicas terapéuticas
manuales para mejorar las funciones fisiológicas y/o sostener la homeostasia
alteradas por disfunciones somáticas (las estructuras del cuerpo), es decir, una
alteración o una degradación de la función de los componentes afectados del
sistema somático: las estructuras esqueléticas, articulares y miofasciales, así
como los elementos vasculares, linfáticos y neurológicos correlacionados.

9
OSTEOPATÍA BASADA EN LA EVIDENCIA

Los osteópatas utilizan su conocimiento de las relaciones entre la estruc-


tura y la función para optimizar las capacidades del cuerpo por autorregular-
se y autocurarse. Este acercamiento holístico de hacerse cargo del paciente
está fundado sobre el concepto de que el ser humano constituye una uni-
dad funcional dinámica, en la cual todas las partes se conectan entre ellas. La
medicina osteopática favorece la salud, facilita la recuperación y la preven-
ción de los síntomas de repetición, a través de su tratamiento no quirúrgico,
sin tratamiento medicamentoso3.

1.2. PRINCIPIOS DE LA OSTEOPATÍA


En 1899 y 1910, Still escribió sus dos libros principales, que son «Phyloso-
phy of Osteopathy»4 y «Osteopathy Research and Practice»5. En sus obras de
referencia, A. Still hace una síntesis de todas sus observaciones y de su prác-
tica, y plasma cuatro grandes principios sobre los cuales se basa la medicina
osteopática:
• El cuerpo es una unidad; la persona es una unidad compuesta de cuer-
po, espíritu y pensamiento.
• El cuerpo puede de mantener la autorregulación, la autocuración y el
mantenimiento de la salud.
• La estructura y la función se ponen recíprocamente en correlación.
• El tratamiento racional está basado en la comprensión de los principios
fundamentales de la unidad del cuerpo, la autorregulación, y la correla-
ción entre estructura y función.
Aunque a la osteopatía se la relaciona fundamentalmente con problemas
que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de for-
ma global, como un todo, restableciendo el equilibrio perturbado median-
te técnicas manuales dirigidas a cualesquiera de los tejidos afectados, sean
estos del sistema musculoesquelético, visceral, nervioso, etc.

1.3. LESIÓN OSTEOPÁTICA  DISFUNCIÓN SOMÁTICA


Corresponde a una disparidad tridimensional de movilidad de un elemento
conjuntivo, sea cual sea.

10
CAPÍTULO 1  INTRODUCCIÓN A LA OSTEOPATÍA

Se caracteriza por una restricción de movilidad, uno o varios de los pará-


metros fisiológicos del movimiento.
Función alterada o modificada de los componentes relacionados con el
sistema somático (estructura del cuerpo).
Estructuras esqueléticas, artrodiales, miofasciales y sus elementos vascu-
lares, linfáticos y nerviosos relacionados.

1.4. HIPERMOVILIDAD REACCIONAL COMPENSADORA


En el cuerpo, toda pérdida de movilidad articular de un elemento se hace
en perjuicio de otra zona que deberá compensar esa falta de movilidad con
un hiperfuncionamiento, una hipermovilidad: esta zona de hipermovilidad
puede ser supra o subyacente a la fijación articular.
La zona de hipermovilidad compensadora se caracteriza por una hipoto-
nía muscular. Es el asiento de los dolores espontáneos debidos a la inflama-
ción de los tejidos periarticulares (músculos, ligamentos, cápsulas articula-
res) y puede causar una irritación de las raíces nerviosas por culpa del edema
y de la anoxia tisular. Por regla general, los signos clínicos están unidos a la
zona hipermóvil, los test de movilidad son negativos.

1.5. NOCIONES DE HOLISMO EN MEDICINA


OSTEOPÁTICA
En osteopatía los sistemas musculoesqueléticos, visceral y craneal son inse-
parables, repercuten uno sobre el otro.
Muchas veces el sistema neurovegetativo es el guion entre estos sistemas
interdependientes.
El aparato locomotor, particularmente el tronco, está íntimamente rela-
cionado con las vísceras:
• Existen dolores referidos al aparato locomotor que se originan en los
órganos.
• A partir del peritoneo parietal, las vísceras presentan conexiones anató-
micas directas sobre el esqueleto.
• Las vías neurológicas del sistema musculoesquelético comparten las
vías ortosimpáticas del sistema visceral.

11
OSTEOPATÍA BASADA EN LA EVIDENCIA

En todos estos casos el tratamiento debe hacerse con la osteopatía visce-


ral, y es imposible ignorar las vísceras en el tratamiento de las patologías del
aparato locomotor.
Las viscerales reciben una inervación ortosimpática que depende de la
médula (y por tanto del sistema vertebral), pero también del parasimpático
craneal y pélvico.
El X-nervio neumogástrio (nervio vago) sale del cráneo por el foramen
yugular, un lugar muy frecuente de irritación de este nervio y que repercute
en el sistema visceral (Ver figura 1.1).

Anatomía Permite la comprensión de la fisiología y la patología.

Fisiología Permite entender la patología y dónde actuar.

Patología médica Indica cómo y dónde actuar.

Patología osteopática Indica cómo y dónde actuar.

Conjunto de técnicas

Estructura SNV Visceral Vascular


(musculoesquelética y miofascial)

Figura 1.1. Razonamiento del tratamiento visceral en medicina osteopática.

BIBLIOGRAFÍA
1. World Osteopathic Health Organization. Osteopathic glossary.
(www.woho.org, accessed 19 April 2008).
2. Benchmarks for training in Osteopathy. World health organization.
In: http://apps.who.int/medicinedocs/documents/s17555en/s17555en.pdf
3. American Association of Colleges of Osteopathic Medicine. Glossary of
Osteopathic Terminology. In: http://www.aacom.org, revised 2002.
4. Still AT. The philosophy of osteopathy. 1899. ATSU. In: https://www.atsu.edu/
museum/subscription/pdfs/Still,%20A.T/STILLThePhilosophyofOsteopa-
thy1899.pdf
5. Still AT. Osteopathy Research and Practice. 1910.
In: https://archive.lib.msu.edu/DMC/Osteopathy/osteopathyresearch1910b.pdf

12
2 CONCEPTOS
NEUROFISIOLÓGICOS
EN OSTEOPATÍA

2.1. EXPLICACIÓN NEUROFISIOLÓGICA DE LA FIJACIÓN


EN LA DISFUNCIÓN SOMÁTICA VERTEBRAL
Irwin Korr describió la lesión osteopática desde un punto de vista neurofisio-
lógica; la llamó disfunción somática1-3 (Ver figura 2.1):
• Durante el brusco acercamiento mecánico de las inserciones muscu-
lares, los husos neuromusculares están relajados; el sistema nervioso
central, como ya no recibe más informaciones propioceptivas de los
husos neuromusculares, va a amplificar las descargas de la motoneu-
rona gamma hasta que los husos neuromusculares envíen de nuevo
señales.
• La gravedad, por influencia de los músculos antagonistas y de los cen-
tros laberínticos tiende a volver a dar al músculo su longitud inicial, lo
que aumenta todavía más las descargas del huso neuromuscular esti-
rado: el huso neuromuscular va a mandar descargas constantemente,
por lo que rechazará estirarse y, por lo tanto, resistirá cualquier alarga-
miento.
• El huso neuromuscular está en actividad, ya que está estirado perma-
nentemente: cuando las fibras musculares están relajadas siempre hay
estiramiento de las fibras intrafusales.
• El músculo ya no puede relajarse, hay un espasmo que fija la vértebra
e impide la movilidad de algunos parámetros, ya que en seguida los
husos neuromusculares, en hiperactividad, provocan la contracción del

13
OSTEOPATÍA BASADA EN LA EVIDENCIA

músculo, y cuanto más estiramos longitudinalmente el músculo, más


resiste, ya que el estiramiento aumenta todavía más la hiperactividad
gamma.
LESIÓN OSTEOPÁTICA = HIPERACTIVIDAD GAMMA

Control superior (reticulado)


E.R.S izquierda
Ia (espasmo del
músculo transverso
ad gamma
Hiperactivid espinoso izquierdo)

Alfa

Figura 2.1. Disfunción somática vertebral.


La restricción de movilidad puede ser debida a:
• Adherencias.
• Las propiedades viscoelásticas del ligamento.
• La hiperactividad gamma del músculo en espasmo, responsable de
la sensación de cordón a la palpación y a la resistencia del músculo a
dejarse estirar.
Los husos neuromusculares se vuelven no funcionales.

2.2. FACILITACIÓN MEDULAR


El término «segmento facilitado» fue presentado por Denslow4 en 1947 y lue-
go por Irvin Korr2,5-9.

14
CAPÍTULO 2  CONCEPTOS NEUROFISIOLÓGICOS EN OSTEOPATÍA

El modelo original propuesto era muy sencillo: la entrada de influjos y


aferencias anormales a partir de las estructuras vertebrales y/o de las estruc-
turas viscerales convergería sobre el mismo segmento del raquis.
Este bombardeo repetido disminuiría la resistencia sináptica que facili-
ta así la trasmisión de los impulsos al sistema eferente facilitado (músculos
esqueléticos y vísceras).
Esto permitiría en menor grado a los estímulos correspondientes tener
una mayor descarga eferente.
Debido a que el sistema simpático controla la función arterial, para
muchos osteópatas esta teoría valida el concepto original de la ley de la arte-
ria de Andrew Taylor Still de 1892.
La entrada repetida y anormal de aferencias de las estructuras vertebrales
y/o de las estructuras viscerales convergería en el mismo segmento medular.
Este bombardeo repetido disminuiría «la resistencia sináptica» que facili-
ta por lo tanto la trasmisión de impulsos al sistema eferente «facilitado» (sis-
tema musculoesquelético y vísceras). Esto permitiría a un menor grado a los
estímulos correspondientes de tener una mayor descarga eferente.
Los segmentos facilitados serán más activos que los demás:
• Las fibras musculares inervadas por los segmentos facilitados tendrá
un tono demasiado elevado, que producirá modificaciones morfológi-
cas, químicas y metabólicas (que pueden transformarse en fuentes de
irritaciones crónicas). Esto incluye las fibras musculares lisas viscerales
y estriadas esqueléticas.
• El umbral de percepción del dolor estará disminuido: habrá facilitación
de las fibras espinotalámicas.
• La facilitación ortosimpática produce una simpaticotonía que afecta a
la piel:
– Aumento de la actividad sudorípara, que disminuye la conducción
eléctrica de la piel.
– Vasoconstricción, que produce una ausencia de reflejo histamínico a
la palpación de la piel y zonas más frías en la termografía.
Todos los tejidos que reciben una inervación motriz (músculos, vasos,
glándulas) a partir del segmento facilitado, están expuestos a una excitación
o inhibición. La hiperactividad reaccional de las neuronas facilitadas produce

15
OSTEOPATÍA BASADA EN LA EVIDENCIA

una hiperactividad, o una hipoactividad si se trata de neuronas inhibidoras


de los tejidos inervados por estas neuronas.
La facilitación de la excitación-inhibición de las vías motrices produce asi-
metrías posturales.
Toda actividad nerviosa, por ejemplo, cortical, será canalizada hacia las
zonas facilitadas: las neuronas eferentes de estas zonas van a descargar de
manera intensa en el tejido que inervan.
Consecuencias a corto plazo
La facilitación es responsable de modificaciones de la textura de los tejidos,
debido a una simpaticotonía local cutánea6,7:
• Dermalgia refleja.
• Sudoración excesiva.
• Hipotermia con palidez de la zona cutánea.
Se produce una facilitación de las fibras espino talámicas que transmiten
el dolor. Esta facilitación, igualmente es responsable de una predisposición a
las agresiones físicas8.
Hay perturbación del tono ortosimpático, cuya repercusión varía según
los tejidos2,4,8,9 (Ver figura 2.2):
• Modificaciones de las secreciones glandulares.
• Alteraciones de la función visceral.
• Isquemia por angioespasmo neurógeno intravisceral.
Consecuencias a largo plazo
La sobreactividad muscular prolongada provoca fibrosis y modificaciones
metabólicas.
La sobreactividad de las fibras espinotalámicas produce una sobreactivi-
dad de las fibras motrices que repercute sobre los aparatos musculoesquelé-
tico y visceral.
La sobreactividad simpática es responsable de4,8,9:
• Anoxia local (espasmos de las arteriolas).
• Estado inflamatorio de los tejidos y edema.
• Alteración de la permeabilidad capilar.

16
CAPÍTULO 2  CONCEPTOS NEUROFISIOLÓGICOS EN OSTEOPATÍA

• Atonía o espasmo visceral con consecuencias sobre la digestión y la


absorción.
• Alteración de la economía del cuerpo.

2 S

A
D
1
3

Huso neuromuscular

5 Placas motrices

V M

La metámera, fisiología y patología, basado en Irwin Korr.


A – Angiotoma 1 – Médula espinal
D – Dermatoma 2 – Raíz posterior sensitiva
M – Miotoma 3 – Raíz anterior motriz
S – Esclerotoma 4 – Ganglión simpático latero-lateral y ramas comunicantes
V – Viscerotoma 5 – Ganglión visceral plexiforme

Figura 2.2. Metámera patológica.

Los conceptos de Irwin Korr1,5,8 sobre los mecanismos de la disfunción


somática están confirmados por otros estudios:
• Kottke10 et al. (1975) indican que los husos neuromusculares de los
músculos presentan dos tipos de fibras sensitivas, cada uno con ter-
minaciones sensibles al estiramiento en las fibras musculares a sacos
nucleares y a cadenas nucleares en los husos neuromusculares. El esti-
ramiento de los husos neuromusculares produce respuestas reflejas
motoras a partir de las fibras sensitivas primarias.
• Kang11 et al. (2001) en su estudio indican que los estímulos vertebrales
no sensibilizan la musculatura profunda del raquis: sus datos no confir-

17
OSTEOPATÍA BASADA EN LA EVIDENCIA

man la hipótesis según la cual los husos neuromusculares en caso de


estimulaciones vertebrales participan en la creación de un espasmo
muscular, ni en modificaciones tónicas, ni que existe una evidencia que
confirme el ciclo dolor-espasmo-dolor a nivel lumbar.
• Sung12 et al. (2005) sugieren que tras una manipulación vertebral se
producen cambios bruscos en la descarga neural de los mecanorecep-
tores de los músculos profundos del raquis lumbar, lo que explica la
relajación producida a nivel muscular: esto confirma las hipótesis de
Korr sobre el mecanismo de acción de los OMT (Osteopathic Manipulati-
ve Treatment = tratamiento osteopático manipulativo).
• Pickar (2002) en su estudio informa que los cambios mecánicos debi-
dos a las manipulaciones vertebrales actúan sobre el SNC; mensajes
aferentes por parte de los husos neuromusculares y de los receptores
de Golgi son estimulados por las manipulaciones vertebrales. El fenó-
meno de la facilitación central se conoce por aumentar el estado de
recepción sensitiva de las neuronas centrales a la vez que inhiben los
mensajes dolorosos.
• Según Pickar13 (2002) las manipulaciones vertebrales a partir de la
estimulación de los tejidos blandos paravertebrales, entre los cuales
se encuentran los husos neuromusculares, al alterarse las aferencias y
eferencias del SNC así como la excitabilidad de las neuronas motores,
producen una estimulación del sistema simpático y una modificación
de los reflejos somatoviscerales.
• Zhu14 et al. (1993) sugieren que a través de los receptores de los husos
neuromusculares en caso de espasmo de los músculos lumbares, las
manipulaciones vertebrales disminuyen los potenciales cerebrales
evocados en caso de lumbalgia.
• Kang15 et al. (2002) indican que la estimulación eléctrica de las cápsulas
facetarias lumbares actúa también sobre los dos segmentos lumbares
adyacentes, produciendo una estimulación de los músculos profundos
del raquis lumbar (transverso espinosos). Estos datos confirman las teo-
rías de Denslow y Korr.
• Karen16 et al. (2011) han demostrado que en la palpación de disfuncio-
nes somáticas existía, en caso de lumbalgia, una densidad mineral ósea

18
CAPÍTULO 2  CONCEPTOS NEUROFISIOLÓGICOS EN OSTEOPATÍA

más elevada: este es un argumento para reconocer la calidad de la pal-


pación, así como la existencia anatómica de las disfunciones somáticas.
• El estudio de Kang15 et al. (2002) señala que la estimulación eléctrica de
las cápsulas articulares facetarias produce una actividad EMG, lo que
confirma los trabajos de Irwin Korr sobre el papel de los propioceptores
y del sistema muscular en las disfunciones somáticas, así como del con-
cepto de facilitación medular propuesto por Denslow.
• El estudio de Idahl17 et al. (1995) señala que la estimulación eléctrica
de las cápsulas articulares facetarias produce una actividad EMG; esto
confirma también los trabajos de Irwin Korr sobre el papel de los pro-
pioceptores y del sistema muscular en las disfunciones somáticas, así
como del concepto de facilitación medular propuesto por Denslow.
• Solomonow18 et al. (1998) ponen de manifiesto que la estimulación
eléctrica de los ligamentos interespinosos produce una actividad EMG
de la musculatura profunda de la columna vertebral, lo que señala una
posible asociación del sistema ligamentario como elemento que parti-
cipa en la producción de las disfunciones somáticas, que sería un ele-
mento más a añadir a los conceptos de Irwin Korr.
• Según los trabajos de Holms19 et al. (2002), la cápsula, el disco inter-
vertebral y los ligamentos vertebrales pueden ser el inicio del espasmo
muscular paravertebral, que fija la disfunción somática: estos elemen-
tos deberían pues asociarse al concepto de la disfunción somática de
Korr.
• Según Sato20 (1992) la estimulación de los músculos y de las articulacio-
nes produce un reflejo somatovisceral y diferentes respuestas neurove-
getativas ortosimpáticas o parasimpáticas en función de los órganos:
estos mecanismos podrían producirse en caso de manipulación verte-
bral.
En 1995 Sato21 informa también que se producen respuestas de las vís-
ceras y de los tejidos paravertebrales debidas a estimulaciones somá-
ticas. Estas causan eferencias ortosimpáticas que crean reflejos soma-
toviscerales, lo que confirma los trabajos de Korr sobre este tema. Este
confirmó en 1997 la existencia de reflejos somatoviscerales de origen
medular responsables de respuestas neurovegetativas, hormonales e

19

También podría gustarte