Está en la página 1de 9

FACULTAD DE CIENCIAS Y EDUCACIÓN

LICENCIATURA EN EDUCACIÓN BÁSICA
CON ÉNFASIS EN INGLÉS
Espacio académico: Narrativas Transmedia
una propuesta pedagógica desde la creación
Presentado por:
Ingrid Carolina Ávila Ramírez ​(20152165808)
Saray Daniela Díaz Arenas ​(20151165042)
Jairo Andrés Velázquez ​(20151165027)
Janis Gabriela Leal ​(2017116508)

La cotidianidad de la nada

Acto I
Escena I

Interior de una sala de alcohólicos anónimos/ 6 pm

Unas cuantas personas se encuentran reunidas en una de las típicas reuniones de alcohólicos
anónimos, escuchan atentamente el testimonio de algunos personajes que ahogan sus penas
en el vicio del alcohol.

Susana:

Un poco nerviosa al principio pero lo va superando a medida de que su discurso avanza.

Em.. Buenas noches a todos, mmm.. mi nombre es Susana y supongo que soy alcohólica,
Dicen que el reconocer los problemas es el primer paso para resolverlos.. ¡absurdo! Yo me
dedico a resolver problemas de otros, por experiencia sé, que la mayoría de personas dan el
primer paso reconociendo sus problemas y el segundo paso es, o culpar a otro o cederlo a
gente que al igual que yo, se dedica a resolverlos. (​Risa irónica). ​Lo siento, mm creo que lo
mejor es que les explique un poco sobre mi.

por que solo el alcohol y yo. no hablo solo de ellos. ganó muchísimo dinero. mi nombre es Sebastián Rojas y soy alcohólico. pero era mi obligación ser fuerte e intenté continuar mi vida a pesar del profundo vacío que llevaba en el pecho. Me labre mi futuro a pulso. ni me faltó el pan. estudie fuertemente. En un intento de aligerar el peso de la culpa con la que ahora cargo puedo remontar el inicio de mis desdichas a uno de los sucesos más frustrantes a lo largo de mi vida. por eso sé que no me puedo quejar o ¿puedo? Ahora tengo mi propia firma de abogados y brindo asesoría psicológica si el caso lo requiere. sabemos el monstruo que se esconde en mi interior. me especialice en derecho familiar. hazlo por él’’ y toda esta . al igual tuve dificultades como todos. Me sentí completamente desprotegido y vulnerable. Supongo que encontré en el alcohol un escape a ese mundo lleno de apariencias. necesitas continuar tu vida. de esos que se ven tan elegantes y confiados. Ni me sobró. Mi madre temía que me suicidara así que me persuadió de iniciar una terapia donde tres vece por semana lo único que escuchaba era: “no tienes por qué seguir mortificandote. Pero no puedo dejar que nadie se me acerque. tengo un buen trabajo.Tuve una niñez y una juventud promedio y como fue promedio. un poco más tarde Sebastian: cabizbajo y con la mirada perdida titubea y luego con voz firme inicia Hola. hablo de mi. ni siquiera soy fea y de vez en cuando surgen interesados. pero detrás de esa fachada sus hogares se derrumban. sé que no debería quejarme. estudié psicología y derecho. gane becas. Entraba en una edad difícil y el cambio fue notorio. Cada dia veo desfilar ante mi. Supongo que soy feliz. Ya les dije que no me podía quejar. ya no tengo familia. un sin fin de personajes bien vestidos. | Escena II Misma locación. Tenía apenas 12 años el día que mi hermano mayor falleció ante mis ojos luego de que en medio de la acera de enfrente una bala perdida le arrebatara la vida al ser que más admiraba en este mundo. o por lo menos debería. pase a ser un niño taciturno y solitario. los amos del universo.

Una parte de mi era consciente del callejón sin salida al que me acercaba y creo que eso es lo que más me asusta ya que. fiesta y todo tipo de relaciones tóxicas que pudiesen silenciar aquellos pensamientos suicidas y depresivos. pero aun siquiera he empezado a hablar de la perfección de esos dos soles que tenía por ojos. No sé a ciencia cierta si para estar de nuevo junto a mi hermano o si simplemente tenía asco de la vida misma y de las buenas costumbres. mi vida era un total caos. Sara era de estas mujeres que . de esa sonrisa que me devolvió a la vida. Pero como es bien sabido. su rubio y lacio cabello dibujaban el camino hacia su fina cintura. En cualquiera de los casos la situación se me salía de las manos. Me metía todo el tiempo en líos pues poco me importaba mi integridad física. una vez que tocas fondo solo queda salir a la superficie pues fue entonces como a mis 20 años conocí a la mujer que cambiaría el rumbo de mis días para siempre. pero por siniestro que suene se que en el fondo me agradaba. estaba lastimando de la forma más vil y deleznable a la única persona que tenía en el mundo. Ella sin duda alguna era hermosa. Incluso debo admitir. pero todas ellas eran tan destructivas para mí como yo mismo. Eran cafés como si quisieran justificar mi adicción por ellos. Pensándolo ahora con más calma creo que esa era la prueba irrefutable de que más bajo no podía caer. Intentaba llenar vacíos emocionales con todo tipo de adicciones entre ellas la bebida. encontré refugio en amistades. ella era mucho mejor. en todo este tiempo de degradación a mi mismo no hubo siquiera un momento de arrepentimiento. era promiscuo y hacía sufrir a cualquier pareja que intentase amarme. Conservaba unas pocas amistades. aunque no me enorgullece. que de cierta forma disfrutaba con el sufrimiento ajeno en especial cuando era a causa mía. eran tan expresivos que describir lo que me hacía sentir con sus miradas lascivas es imposible. un esbelto cuerpo no de modelo no. Conforme el tiempo fue pasando me hacía mayor. eran gigantes como si pretendieran hacer honor a la grandeza de su ser. Se que deben estar pensando que exagero. Era real.palabrería barata que de ninguna manera podía sentir reconfortante mientras que las constantes pesadillas sobre el accidente continuaban agobiándome en las noches. no se alcanzan a imaginar cuantas horas de mi vida pasé admirando su asombroso rostro y grabando en mi memoria la perfección de su sonrisa. Mi madre poco podía hacer por mi si la última cosa de la que quería escuchar era de rehabilitarme. aparentemente mi único objetivo era destruirme. quería manipular a todos a mi antojo. fácilmente escondía todo un universo en sus ojos. mi aspecto ya no era igual puesto que poco me preocupaba la manera en la que lucía.

ella me ayudó a reparar mi vida creyó en mí como nadie lo había hecho y me devolvió la confianza que necesitaba para retomar las riendas de mi vida. Para mi nunca existió el deseo de realizarme de lo contrario encontraría la fuerza necesaria para seguir con mi vida sin mi amada. nos casamos y construimos un hogar. Pero definitivamente no puedo. Pues bien. Jamás pude dejar del todo la bebida y aunque esta inefable mujer se entregaba devota y totalmente a mi buscaba la emoción y adrenalina que las aventuras saben dar. andaba con una y con otra mujer a pesar de que estar solo me dejaban más vacío de lo que estaba. todo lo que hice todo fue gracias a Sara y por Sara. en otras palabras. perdí mi empleo. seguía levantándome a diario. imposibles de ignorar y difícilmente pueden pasar por tu vida sin dejar una huella. acostumbrado siempre a las constantes peleas y regaños naturalice su inconformidad y ahora que se encuentra fuera de este mundo no he hecho otra cosa que emborracharme y lamentarme. Sin Sara no puedo ni quiero seguir. Escena III Misma locación. pero aparentemente aún me sentía vacío. Hace ya dos de que encontré el cadáver de Sara en la sala de nuestro apartamento. Era total y absolutamente mi culpa y yo siquiera había reparado en lo mal que se encontraba. yendo a trabajar y cumpliendo con la rutina por ella. dinero. como les iba diciendo. La imagen de ese maravilloso rostro pálido y sin vida me agobian incluso más que la nota que dejó junto a su cuerpo donde ratificaba como era el único responsable de su suicidio. Lo tenía todo amor.demandan atención. crecimos juntos me ayudó a terminar una carrera. mi esposa estaba pasando por una depresión severa y yo no lo notaba. todo lo que logré. En efecto. volví a ese laberinto sin salida del que Sara había logrado sacarme. pero conforme lo hacía su sonrisa era menos frecuente y perdía el brillo en sus ojos. a conseguir un trabajo estable. una posición digna en la sociedad y aun no era feliz. pero les puedo asegurar que tenía mucho más tiempo de estar muerta. Un poco fastidiada y con aires de superioridad . más tarde Raquel. Descubrí que jamás tuve un propósito. Sara siempre sumisa y abnegada fue perdonando una a una las infidelidades de las que se percataba.

incluso en algunas drogas. Lo que mis padres nunca supieron es que la mayor parte de mis ingresos provenian de mi afición de buscar la compañía de personas adineradas. soy alcohólica. y finalmente vender los más finos licores a los hombres que pagaban por mi compañía ¿Por qué no? Para mi no hay mucha diferencia entre vender mi cuerpo. gordo en fin. perdí el tiempo buscando atención donde no la iba a encontrar. Quizás no habría probado el alcohol. marcó demasiado todas y cada una de mis decisiones. hombre mujer. Digo no es que sea culpa de ellos.Buenas tardes mi nombre es Raquel. me refugié en más de una botella de vino. nunca me faltó nada. Quizás solo quería ganar la atención de mis padres. pero si me hubieran brindado la atención suficiente. no me importaba quién fuera. me hacían sentir deseada. ahora sé que soy una mujer con sueños y metas. En tono reflexivo El caso es que el hecho de que una botella de vino fuera constantemente mi compañía. Me parece una ironía porque se supone que yo era la acompañante. En fin. lindo. no lo sé. ¿Por qué estoy aquí? y pues la respuesta es la misma de ustedes. solo diré que yo no tengo toda la culpa. en el sexo. estudie y me independicé. no quiero llegar a los 40 y que me tilden de perdedora. a veces me pregunto. lo que sí sé en que cuando contrataban mis servicios. quisiera montar una fábrica de vinos con el nombre de mis padres. mis padres deberán tener responsabilidad en esto. feo.. Eso se lo dejo a mojigatos moralistas. mis amigos lo probaron en las fiestas. mis padres me dieron todo. y si no hubiera estado tan sola en casa. Quiero cambiar mi vida. nada pesado. o morir por sida así que por eso estoy aquí. muchos tipos de alcohol. mi trabajo o mis ideas. terminé mi carrera de administración de empresas. como cualquier adolescente. Hoy tengo 29 años y en lo que llevo de mi corta vida. bueno. o ¿si lo hubiera hecho? Claro. No les vengo con un gran discurso. . Como cualquier persona. como si no les pagaran para consumirse lentamente en una oficina.

era mucha plata. Mi historia comenzó cuando era apenas un joven. siempre me gustó ver cómo la gente podía darse el gusto que quisiera y yo sabía que era capaz de hacerlo como ellos.com. lo suficiente para pagar la cirugía de mi mamá. le intenté despertar pero ella no me escuchaba. a punto de dar fin a la reunión. son lo único que me hacen verla. no quería ser un ratero. todas las ideas pasaron muy rápido. tomé como pude un taxi y la llevé al hospital. me pude salir después pero ya no sabía nada de el mundo y no quería saber nada de nadie. no quería ser una deshonra para mi mamá.html . no tengo más que decir. es una adaptación de los extractos de la nota de suicidio de Mitchell Heisman. Si estoy aquí es por cosas del amor y porque quisiera recobrar mi vida.blogspot. me gusta mucho el trago y las drogas. billeteras. tomado de este enlace http://autores223. necesitaba una cirugía y nosotros no teníamos cómo pagarla. plata. me golpearon hasta que no pudieron mas y me encanaron.co/2015/01/mitchell-heisman-y-su-nota-suicida. como una risa a esta vida. entre ellas la que me tiene acá. un día llegué a mi casa y me encontré que mi mamá estaba en el piso. entre en la habitación y de mi mamá solo quedaba una sábana. los médicos dijeron que era un derrame cerebral. me gusta el alcohol y las drogas. Alfredo Rodriguez entristecido y algo tímido Mi nombre es Alfredo. pero sabía que debía cumplir mis sueños y mis metas por mi mamá. salí a la calle y nadie me quiso ayudar. le pedí ayuda a los vecinos y ninguno me quiso ayudar. pedí como pude todo lo que ellos tenían y terminé con una bolsa llena de relojes. había un revólver en mi casa. me fuí corriendo al hospital. lo tomé y me fui a robar en una tienda que estaba cerca a mi casa. Acto II Escena I1 1 El diálogo de esta escena. me gustaba hacer cosas de la gente de mi edad. Escena IV Misma locación. así que me devolví a la tienda a devolver pero ahí estaba la policía y me llevaron a la cárcel. me gusta estar en el bar bebiendo quizá para olvidar lo que pasó.

cambias. Susana: No te quejes no hay razón para ser tan pesimista. que evocan los recuerdos y los sentimientos de los personajes. tomas una mala decisión y debes vivir otra vida. Alfredo: Y de pronto te enfrentas a una dificultad. ¿Porque debo dejar lo único que me hace sentir viva? Sebastian: ¿Será que veo la autodestrucción como el único camino para volver a ver su sonrisa? Raquel: Pienso que elegí esta vida pero quizás ella me eligió a mi. con su rápido ir y venir. Sebastian: Tampoco la hay para ser optimista Raquel: Ser neutral no es que sirva mucho Alfredo: Y ¿qué pasará después? La vida es tan inconstante Susana: Puedes ir caminando y pensar en suicidarte Sebastian: Y que pase un camión y te atropelle Raquel: . me tentó con sus rápidas recompensas. Susana: A veces me pregunto porque continuó haciendo esto. eres como otra persona. una que no te pertenece.Sucesión de imágenes atemporales.

una caída. por que se supone que la vida solo es una y debemos probar de todo. FIN . Alfredo: Así no podamos tomar nada en serio. las emociones y el deseo: estos son los trucos evolutivos que promueven la supervivencia de nuestra especie Susana: La felicidad y tristeza de los seres humanos actuales. Escena II Unos pies avanzan lentamente por una azotea. Raquel: Pero. silencio. son una ilusion para disipar el tedio Sebastian: Son ilusiones bioquímicas que se desarrollaron para propagar los genes. acercándose poco a poco a un precipicio. Susana: ¿Que diferencia hay entre la vida de un académico y la vida de un indigente? Sebastian: Todos estamos destinados a sentir Raquel: Evolucionamos para sentir Alfredo: El placer.Y hacemos esto. cada pensamiento y cada emoción vuelve al mismo punto Alfredo: La vida no tiene ningún sentido. cada palabra. la felicidad.

Intereses relacionados