Está en la página 1de 5

Estamos acostumbrados a pensar que el pueblo de Israel estuvo cuatrocientos años

esclavizados en Egipto, construyendo ciudades para ellos, fabricando ladrillos de


barro...

Cuando hacemos un estudio acerca de lo que la Biblia nos habla acerca de este hecho,
descubrimos la realidad de estos hechos, pero también la inexactitud del tiempo real de
esclavitud, debido a varios factores que hemos pasado por alto.

Antes de continuar repasando uno por uno los textos de la Biblia que hablan del tema,
hagamos unas breves reseñas que nos pongan en situación:

1) Cuando hablamos de Egipto, nos imaginamos las fronteras que existen hoy día, pero
cuando sucedió la historia de Abraham, Isaac, Jacob, José y Moisés, las fronteras eran
otras. ¿Es eso importante? Veremos más adelante que sí.

2) Cuestión de términos. Tendremos que manejar con sabiduría los términos "opresión"
y "esclavitud" pues no son lo mismo, y ese es el matiz que nos hace entender que la
"dura servidumbre" no duró 400 años, sino menos de la mitad.

2.a) OPRIMIDOS: Sufrir abusos, estar apretados por alguna situación (personas o
cosas).

2.b) ESCLAVITUD: Sumisión a una autoridad o poder tiránico que suprime la libertad.

Gen 15:13 (version RV60) Entonces Jehová le dijo (a Abram): -Ten por cierto que tu
descendencia habitará en tierra ajena, será esclava allí y será oprimida cuatrocientos
años.[7]

Gen 15:14 Pero también a la nación a la cual servirán juzgaré yo; y después de esto
saldrán con gran riqueza.[8]

Gen 15:15 Tú, en tanto, te reunirás en paz con tus padres y serás sepultado en buena
vejez.

Gen 15:16 Y tus descendientes volverán acá en la cuarta generación, porque hasta
entonces no habrá llegado a su colmo la maldad del amorreo.[9]

Si nos fijamos en este texto, habla de que sería esclavizada (no dice cuanto tiempo) y
oprimida (esos sí, 400 años)
De modo que en principio, no podemos asegurar que los 400 años se refieran a
esclavitud como se entiende y define arriba, ni como tenemos entendidos, sino más
bien, que todo ese tiempo, se experimentaron rachas de opresión, momentos de
aprieto (que INCLUYE el tiempo de esclavitud)

Pero si ahondamos más aún, y en vez de buscar la traducción tradicional Reina-Valera,


buscamos las palabras hebreas de las que se traducen estas dos, nos podemos llevar
una sorpresa, pues en lugar de esclavitud y opresión, los originales citan:

Aw-Bad: Servir. Trabajar como servicio a otros, o a veces auto-impuesto.

Aw-Naw: Aflicción

De donde no podemos sostener en ningún caso 400 años de esclavitud, sino de


aflicción, momentos en que se vieron forzados a servir (p. ej. Jacob a Labán, y el propio
tiempo de privación de libertad en Egipto)

Además, si quieres ver algo más claro al respecto, nota que la nueva traducción RV del
año 2000 ha cambiado su léxico notablemente, ajustándose a lo recién mencionado,
pues dice:

(RV2000) Entonces dijo a Abram: Ten por cierto que tu simiente será peregrina en tierra
no suya, y les servirán, y serán afligidos cuatrocientos años.

Resumimos pues que estos 400 años no fueron de esclavitud todos ellos, sino (y ahora
sería bueno dar un vistazo al mapa adjunto y al texto que sigue) el tiempo que no
poseyeron una tierra propia y tuvieron que vivir de prestado en otra tierra. Pero nota
una cosa: ¡Desde el patriarca Abraham hasta el fin del Éxodo, todo el tiempo el pueblo
hebreo se movió DENTRO de Egipto!

Eso explica que el siguiente pasaje bíblico (versión RV60) hable de HABITAR y no de
ser esclavizados, y más adelante veremos que este tiempo no comprende solo el
espacio de tiempo desde la muerte de José al éxodo, pues, como vimos en Gen. 15;16,
la promesa le fue dada a Abram, aclaraba que abarcaría cuatro generaciones (esto es,
Isaac, Jacob, José, y sus descendientes traídos por Moisés) pues la promesa
empezaba allí, con Abram y en aquel lugar, y terminaría al paso de esas cuatro
generaciones, en la tierra que dejaría de ser tras la conquista propia, dando fin al
"vagar como extranjeros" del pueblo de la promesa:

Exo 12:40 El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto fue de cuatrocientos
treinta años.[16] Exo 12:41 El mismo día en que se cumplían los cuatrocientos treinta
años, todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto.

Como aclaración a esto, podemos citar otro pasaje escritural que dice (versión RV95):

Gal 3.17 Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios en Cristo no puede
ser anulado por la Ley, la cual vino cuatrocientos treinta años después [16]; eso habría
invalidado la promesa...

Nota de la Biblia de Estudio Reina-Valera del 1995: [16] Cuatrocientos treinta años
después: Alusión a Ex 12.40, según la versión griega (LXX), donde esta cifra incluye el
tiempo que los israelitas estuvieron en Canaán y Egipto, o sea desde Abraham hasta
Moisés.

Quizás ahora, teniendo en cuenta todo este contexto bíblico, y la diferencia de


"conceptos" podamos entender mejor el texto siguiente (versión NVI):

Exo 1:5 En total, los descendientes de Jacob eran setenta. José ya estaba en Egipto.
Exo 1:6 Murieron José y sus hermanos y toda aquella generación. Exo 1:7 Sin
embargo, los israelitas tuvieron muchos hijos, y a tal grado se multiplicaron que fueron
haciéndose más y más poderosos. El país se fue llenando de ellos. Exo 1:8 Pero llegó
al poder en Egipto otro rey que no había conocido a José, Exo 1:9 y le dijo a su pueblo:
"¡Cuidado con los israelitas, que ya son más fuertes y numerosos que nosotros! Exo
1:10 Vamos a tener que manejarlos con mucha astucia; de lo contrario, seguirán
aumentando y, si estalla una guerra, se unirán a nuestros enemigos, nos combatirán y
se irán del país."
Si nos fijamos en el verso 8, vemos que no hay una larga sucesión de faraones, sino
que José muere, y sus hermanos, pero el pueblo sigue multiplicándose, de modo que
pasa algo de tiempo (unos años, no muchos) y de repente, muere el faraón y su
inmediato sucesor ve al pueblo de Israel como una amenaza, por lo que empieza la
tiranía contra ellos (impuestos, trabajos forzados, e incluso la intención de matar a los
recién nacidos varones, tiempo inmediato en el que nace Moisés, de quien conocemos
bien la historia. Solo tienes que leer el primer capítulo del Éxodo, y continuar un poco el
segundo, para ver la rápida sucesión de todos estos hechos. Si todo sucedió de un
faraón a otro, no cabían los 400 años en medio (ningún faraón vivió eso) ni tampoco
habría sido posible cumplir la promesa de Dios a Abram, la de volver tras la cuarta
generación.

Si eso aún no nos convence, tenemos una buena orientación en la tabla de cronología
bíblica que ofrece la Biblia de Referencias Thomson, donde (de modo no exacto pero si
muy aproximado) data la muerte de José en el año 1635 a.C. y el nacimiento de Moisés
en el 1571 a.C. ¡Solo 64 años de diferencia! De esos 64 años, algunos pasarían hasta
la sucesión del faraón que entronó a José hasta la del que inició la esclavitud, pero es
difícil precisar esto... Si te gustan los números redondos, la verdadera esclavitud
faraónica podría haber sido de 40 a 60 años, a lo que habría que sumar el tiempo que
transcurrió desde que Moisés nació hasta que volvió de Madián con el propósito divino
de guiar al pueblo a salir libre de aquella situación, y el tiempo de las placas etcétera.
Según la misma fuente, sucedió sobre el 1491 a.C. lo que nos daría una cifra
relativamente exacta del tiempo de la cautividad: 144 AÑOS.

ANEXO: Sería interesante saber que el lugar donde habitaban los descendientes de
José era de lo mejor de Egipto, y además fronterizo al este con los otros pueblos (no
vivían mezclados con los egipcios), por lo que vio en ellos esa entidad de pueblo
potencialmente peligroso.

Gosén (lugar de pasto)

Gosén es de importancia especial para nosotros porque fue el hogar de los israelitas
durante su estancia en Egipto. Estaba en el lado oriental del Nilo y se extendía del
Mediterráneo al mar Rojo; contenía 2.331 kms.2 de tierras aluviales, llanas y ricas. Era
una sección excelente de Egipto y estaba admirablemente adaptada para hatos y
rebaños de Israel y era amplio como para dar lugar al crecimiento maravilloso de los
israelitas. El Nilo los separaba del resto de Egipto y lo hizo ser un pueblo separado. Es
todavía un distrito hermoso y productivo, separado de Arabia por el canal de Suez. Es,
por tanto, la provincia extrema hacia Canaán y parece haber estado cerca del palacio
de Faraón de José. La aparente facilidad con que Moisés iba y venía de Israel a
Faraón, a algunos los ha llevado a pensar que el rey vivía allí. Menfis era la capital,
pero los primeros faraones podrían haber tenido palacios allí, y Ramsés II, el faraón del
tiempo de Moisés, podría haber vivido allí parte del tiempo, pues Gosén es llamado "la
tierra de Ramesés" (Génesis 47:11). Podría él haber vivido allí durante el tiempo de las
cosechas.

José prometió Gosén a sus hermanos, Génesis 45:10.

Israel entró a Gosén y José los encontró e instituyó allí, Génesis 46:28-34. A petición
suya, Gosén le fue asignado por hogar a Israel, Génesis 47:1-12. Israel prosperó y se
multiplicó grandemente allí. Génesis 47:27.

Jacob fue llevado de allí a Canaán para ser sepultado, Génesis 50:1-14 (vea v. 8).

Dios no permitió las plagas allí como las permitió en el resto de Egipto, Éxodo

8:22; 9:26.