Está en la página 1de 12

1

Universidad Tecnológica de Panamá. Facultad de IngenieríaCivil. Manejo de Cuencas


Hidrográficas.

Procesos hidrológicos y usos del suelo

Precipitación

Es cualquier forma de hidrometeoro que cae del cielo y llega a la superficie terrestre. Este fenómeno
incluye lluvia, llovizna, nieve, aguanieve, granizo. La cantidad de precipitación sobre un punto de la superficie
terrestre es llamada pluviosidad, o monto pluviométrico.

La precipitación es una parte importante del ciclo hidrológico, responsable del depósito de agua dulce en
el planeta y, por ende, de la vida en nuestro planeta, tanto de animales como de vegetales, que requieren del
agua para vivir. La precipitación es generada por las nubes, cuando alcanzan un punto de saturación; en este
punto las gotas de agua aumentan de tamaño hasta alcanzar el punto en que se precipitan por la fuerza de
gravedad.

Según la definición oficial de la Organización Meteorológica Mundial, la lluvia es la precipitación de


partículas líquidas de agua, de diámetro mayor de 0,5 mm o de gotas menores, pero muy dispersas. Si no
alcanza la superficie terrestre no sería lluvia, sino virga, y, si el diámetro es menor, sería llovizna. La lluvia se
mide en milímetros. Depende de tres factores: la presión atmosférica, la temperatura y, especialmente, la
humedad atmosférica.

Lluvia
2

La nieve es precipitación en forma de pequeños cristales de hielo, generalmente ramificados,


provenientes de la congelación de partículas de agua en suspensión en la atmósfera, que se pueden agrupar al
caer y llegar a la superficie terrestre en forma de copos blancos, los cuales a su vez y en determinadas
condiciones de temperatura se agrupan formando una capa sobre la superficie terrestre.

Nieve

El granizo es una precipitación en forma de glóbulos de hielo que se originan en los cumulonimbos muy
desarrollados y caen separados y con violencia sobre la superficie terrestre.

Granizo
3

Medición de las precipitaciones

Los valores de precipitación, para que sean válidos, deben ser científicamente comparables. La
precipitación pluvial se mide en mm, que equivale al espesor de la lámina de agua que se formaría con la
precipitación de un litro de lluvia sobre una superficie plana e impermeable, de 1 m2. Los instrumentos más
frecuentemente utilizados para la medición de la lluvia y el granizo son los pluviómetros y pluviógrafos.

Pluviómetro

El pluviómetro es un instrumento que se emplea en las estaciones meteorológicas para la recogida y


medición de la precipitación. La cantidad de agua caída se expresa en milímetros de altura. El diseño básico de
un pluviómetro consiste en una abertura superior (de área conocida) de entrada de agua al recipiente, que luego
es dirigida a través de un embudo hacia un colector donde se recoge y puede medirse visualmente con una regla
graduada o mediante el peso del agua depositada. Normalmente la lectura se realiza cada 12 horas. Un litro
caído en un metro cuadrado alcanzaría una altura de 1 milímetro.

Estos instrumentos deben ser instalados en locales apropiados donde no se produzcan interferencias de
edificaciones, árboles, o elementos orográficos como rocas elevadas.

Pluviógrafos

Es un aparato registrador que sirve para registrar en forma continua la cantidad total y la duración de lluvia
caída en milímetros (mm), de los registros puede definirse no sólo la altura de la precipitación caída sino
también, cuanto ha caído, permitiendo analizar la distribución de la lluvia en el tiempo.
4

Precipitación e intercepción
5

Los ecosistemas y agroecosistemas dominados por árboles juegan un papel preponderante en la


regulación de los flujos hídricos. Este rol implica una disminución de la ocurrencia de crecidas máximas de los
ríos y quebradas, así como de movimientos en masa en las vertientes, y un mantenimiento más prolongado de
los flujos subsuperficiales (Ataroff y Rada 2000). Ese efecto regulador depende en buena medida de las
características de la vegetación en sus compartimientos aéreos y subterráneos.

El dosel arbóreo, dosel forestal o también llamado en ocasiones canopia o canopeo (del inglés canopy y
este del latín Canopus, famosa ciudad egipcia conocida por sus grandes lujos) da nombre al hábitat que
comprende la región de las copas y regiones superiores de los árboles de un bosque.

Especialmente en las selvas, el dosel arbóreo alberga una flora y una fauna única y especializada que no
se puede encontrar en ninguna otra capa del bosque. De ellos, el dosel es el compartimiento que recibe el mayor
impacto del agua atmosférica afectando los flujos subsecuentes, por lo que se espera que los cambios que se
produzcan en la estratificación y cobertura de la vegetación tengan como consecuencia una modificación de
esos flujos.

El primero y uno de los principales cambios que la vegetación genera en los flujos hídricos son el monto
y la dinámica del agua que efectivamente llega al suelo, debido a la retención por parte del dosel. Esta fracción,
comúnmente denominada intercepción, depende fuertemente de las características de cobertura, arquitectura y
estructura del dosel y su relación con la precipitación es un reflejo de esas características.

Distintos tipos de vegetación o cambios ocurridos en ellos por intervención humana, tienen como
consecuencia la ocurrencia de doseles diferentes, cada uno de los cuales exhibe un comportamiento hídrico
propio y que corresponde a una relación particular de precipitación versus intercepción. Dado que el agua
6

interceptada constituye una de las mayores fuentes de retorno a la atmósfera por evaporación, la relación entre
precipitación e intercepción es de gran importancia en el balance hídrico.

Varios autores han propuesto modelos analíticos para evaluar esta relación, sin embargo, los
requerimientos de esos modelos implican que sus variables deben medirse en forma continua, o por lo menos
horaria (Rutter et al. 1975, Rutter y Morton 1977, Gash et al. 1995).

Un ejemplo es la experiencia en Costa Rica de la intercepción de precipitación en dos especies forestales


nativas: Vochysia guatemalensis Donn. Sm. y Vochysia ferruginea Mart. Publicado en la Revista Forestal
Mesoamericana Kurú (Costa Rica) Volumen.9, n°22, Junio, 2012 ISSN: 2215-2504 por Dorian Carvajal-
Vanegas y Julio Calvo-Alvarado.

Palabras clave: intercepción de precipitación, precipitación de copas, escorrentía de fuste, hidrología forestal,
Vochysia ferruginea, Vochysia guatemalensis, Costa Rica.

~ Precipitación de copas: mediciones de la lluvia en pluviómetros.


~ Escorrentía de fuste o por el tronco: lámina de agua que circula sobre la superficie del tronco.
~ Vochysia ferruginea Mart: nombre común mayo.
~ Vochysia guatemalensis Donn: nombre común mayo.

La intercepción de precipitación en plantaciones de V. ferruginea Mart. y V. guatemalensis Donn. Sm. fue


estudiada en la estación biológica La Selva, Heredia, Costa Rica. Se realizaron mediciones diarias de
precipitación bruta (en áreas sin arboles), precipitación de copas y escorrentía fustal de agosto a noviembre del
2004. Se determinó estadísticamente si el número de pluviómetros utilizados fue el correcto para una precisión
aceptable.

Pluviómetros a cielo abierto (2a), pluviómetros bajo dosel (2b) y collares para la recolección de agua en fustes
(2c) en plantaciones de Vochysia guatemalensis en la Estación Biológica La Selva, Heredia, Costa Rica.

El porcentaje de precipitación de copas para V. ferruginea fue de 87,65% de la P precipitación bruta, en


V. guatemalensis fue del 92,12%. Los porcentajes de escorrentía de fuste fueron 2,98% y 3,39% de la
precipitación bruta respectivamente. Las pérdidas totales por intercepción en V. ferruginea fueron de 9,37% de
la precipitación bruta, en V. guatemalensis fueron de 4,49%.

La intercepción de precipitación (I) se define como el agua atrapada y retenida en la vegetación, follaje y
tallos que no llega efectivamente al suelo mineral. Esta agua interceptada se pierde por evaporación directa
7

hacia la atmósfera y por tanto no llega a las aguas subterráneas o a los ríos y lagos (Calvo-Alvarado 1996;
Cavelier y Vargas 2002; León Peláez et al. 2010).

Los flujos que intervienen en la intercepción son: la precipitación de copas (PC) que es el agua que pasa
a través del dosel (Pidwirny 2006) y la escorrentía de fuste (E) que es el agua que escurre por la corteza de una
planta (Wang et al. 2004). La intercepción se representa mediante la siguiente ecuación:

I= P- (PC + E)

La intercepción también se ve afectada por la capacidad de almacenamiento de copas que es la cantidad


máxima de agua que puede retener el follaje antes de escurrir (Dunkerley 2000; Cavelier y Vargas 2002). Este
valor depende de la naturaleza de la superficie de intercepción, forma, tamaño, textura, viento entre otros
factores (Jackson 1975; Klaassen et al.1998).

Por lo tanto los objetivos del estudio realizado fueron uno, generar información que permita realizar una
evaluación comparativa del efecto de las especies V. ferrugiena y V. guatemalensis, dos especies nativas, en el
ciclo hidrológico en agrosistemas de plantación forestal, específicamente midiendo la intercepción de la
precipitación diaria y el otro desarrollar a partir de la información colectada modelos de regresión que permita
estimar la intercepción de la precipitación en función de las características de la plantación de cada especie y la
precipitación bruta a cielo abierto.

Valores promedios de intercepción en bosques del neotrópico rondan el 14,8% de la precipitación bruta
con una variación desde 5% hasta 26,6% (Cavelier y Vargas 2002). En plantaciones forestales de Pinus patula,
Quercus humboldtii y Cupressus lusitanica, ubicadas en la cordillera central de Antioquia, Colombia, León
Peláez et al. (2010) encontraron valores de pérdidas por intercepción de 19,1%, 14,5% y 10,2% de la
precipitación respectivamente. Jiménez-Rodríguez (2005) reporta para un bosque secundario de bajura del
caribe costarricense una intercepción del 23,55%.

Este conocimiento básico es aplicado en el manejo forestal y de cuencas, dado que es necesario en
algunos casos seleccionar especies que promuevan el mayor flujo de agua (áreas que requieren abastecimiento)
y en otros casos que se reduzcan el mismo (áreas que requieren regulación y control de régimen de caudales).

Química de las precipitaciones

El agua de las precipitaciones- lluvia presenta una serie de características químicas ventajosas. Por una
parte es un agua extremadamente limpia en comparación con las otras fuentes de agua dulce disponibles. Por
otra parte es un recurso esencialmente gratuito e independiente totalmente de las compañías suministradoras
habituales. Precisa de una infraestructura bastante sencilla para su captación, almacenamiento y distribución.

Usos del agua de lluvia

Para muchos usos caseros, la calidad del agua no precisa ser la de "apta para el consumo humano". Nos
referimos al empleo en la lavadora, el lavavajillas, la limpieza de la casa, la cisterna del inodoro y el riego en
general. En estos casos el agua de lluvia puede reemplazar perfectamente al agua potable. Además al ser un
agua muy blanda nos proporciona un ahorro considerable de detergentes y jabones.
8

Evapotranspiración y humedad del suelo

Balance hídrico

El concepto de balance hídrico se deriva del concepto de balance de materia, es decir, que es el
equilibrio entre todos los recursos hídricos que ingresan al sistema y los que salen del mismo, en un intervalo de
tiempo determinado.

La evaporación
Es un proceso físico que consiste en el paso lento y gradual de un estado líquido hacia un estado
gaseoso, tras haber adquirido suficiente energía para vencer la tensión superficial.

A diferencia de la ebullición, la evaporación se produce a cualquier temperatura, siendo más rápido


cuanto más elevada aquélla. No es necesario que toda la masa alcance el punto de ebullición. Cuando existe un
espacio libre encima de un líquido, una parte de sus moléculas está en forma gaseosa, al equilibrase, la cantidad
de materia gaseosa define la presión de vapor saturante, la cual no depende del volumen, pero varía según la
naturaleza del líquido y la temperatura. Si la cantidad de gas es inferior a la presión de vapor saturante, una
parte de las moléculas pasan de la fase líquida a la gaseosa: eso es la evaporación. Cuando la presión de vapor
iguala a la atmosférica, se produce la ebullición.

En hidrología, la evaporación es una de las variables hidrológicas importantes al momento de establecer


el balance hídrico de una determinada cuenca hidrográfica o parte de esta. En este caso, se debe distinguir entre
la evaporación desde superficies libres y la evaporación desde el suelo. La evaporación de agua es importante e
indispensable en la vida, ya que el vapor de agua, al condensarse se transforma en nubes y vuelve en forma de
lluvia, nieve, niebla o rocío.

La transpiración
Es la evaporación de agua en un ser vivo. Tanto plantas como animales transpiran. En animales la
transpiración ocurre en la piel, porque en ella se ubican las glándulas sudoríparas (glándulas productoras de
9

sudor) que fabrican el sudor que sale por los poros. En los mamíferos es el proceso que permite regular la
temperatura corporal sobre todo en ambientes cálidos o en momentos de alta actividad física. La transpiración
es un proceso fisiológico que está controlado principalmente por el sistema nervioso.

En las plantas, el agua llega en gran cantidad a las hojas, absorbida por las raíces, pero de la misma, sólo
una pequeña parte se utiliza en la fotosíntesis. El resto, pasa al exterior en forma de vapor a través de las
estomas, proceso conocido como transpiración vegetal.

Estomas

Evapotranspiración potencial. (ETP)

Existe acuerdo entre los diversos autores al definir la ETP, concepto introducido por Charles Thornthwaite
en 1948, como:

- Máxima cantidad de agua que puede evaporarse desde un suelo completamente cubierto de vegetación,
que se desarrolla en óptimas condiciones, y en el supuesto caso de no existir limitaciones en la
disponibilidad de agua. Según esta definición, la magnitud de la ETP está regulada solamente por las
condiciones meteorológicas o climáticas, según el caso, del momento o período para el cual se realiza la
estimación.
10

El concepto de ETP es ampliamente utilizado y desde su introducción ha tenido gran influencia en los
estudios geográficos del clima mundial; de hecho su diferencia respecto de las precipitaciones (Pp - ETP) ha
sido frecuentemente usada como un indicador de humedad o aridez climática. También ha influido sobre la
investigación hidrológica y ha significado el mayor avance en las técnicas de estimación de la
evapotranspiración.

Evapotranspiración de referencia o evapotranspiración del cultivo de referencia (ETo)

La noción de ETo ha sido establecida para reducir las ambigüedades de interpretación a que da lugar el
amplio concepto de evapotranspiración y para relacionarla de forma más directa con los requerimientos de agua
de los cultivos. Es similar al de Evapotranspiración potencial, ETP, ya que igualmente depende exclusivamente
de las condiciones climáticas, incluso en algunos estudios son considerados equivalentes, pero se diferencian en
que la ETo es aplicada a un cultivo específico, estándar o de referencia, habitualmente gramíneas de 8 a 15 cm
de altura uniforme, de crecimiento activo, que cubre totalmente el suelo y que no se ve sometido a déficit
hídrico.

Es por lo anterior que en los últimos años está reemplazando al de ETP.

Evapotranspiración real. ET real

La evapotranspiración real es la cantidad de agua, expresada en mm/día, que es efectivamente evaporada


desde la superficie del suelo y transpirada por la cubierta vegetal. En general cuando se aborda el punto de la
evapotranspiración real se hace referencia a la que se obtiene en un balance hídrico en el suelo.

En un balance hídrico, la evapotranspiración potencial (o de referencia) sólo se lleva a cabo cuando el


suelo dispone de bastante agua para suplirla, de modo que en los períodos sin humedad en el suelo el valor de la
pérdida de humedad puede ser menor que el calculado, es lo que se conoce como evapotranspiración real, que
para un mes en concreto sería la suma de la precipitación en ese periodo y la reserva de agua del suelo al inicio
del mismo.
11

Solo cuando el valor de la perdida de humedad anterior supera a la evaporación potencial (o referencia),
puede satisfacerse ésta y, en este caso, coincide con la real, el exceso de agua permanece como reserva del
suelo. En los períodos más húmedos, dicho exceso, puede superar a la capacidad de reserva y existirá una
evacuación de la sobrante por drenaje o escorrentía superficial si la permeabilidad del suelo es inferior a la
intensidad de la precipitación.

Cuanto mayor es la evapotranspiración real de una zona mayor es la formación de biomasa vegetal en la
misma, si bien existe una limitación en función de la fertilidad del suelo, que podría constituirse en el factor
limitante del crecimiento. Son muchos los autores que (principalmente en agroclimatología, e ingeniería del
riego) que asimilan el concepto de evapotranspiración real (ETreal) y el de evapotranspiración del cultivo
(ETc). Así el concepto de ETc hace referencia al agua que es evaporada desde el suelo y transpirada por la
planta.

Desde el punto de vista de la programación del riego, la ETreal es fundamental, tanto en lo que se refiere
a la frecuencia de la aplicación, como la cantidad de agua a aplicar. Por otro lado, estimaciones adecuadas de la
ETreal de un cultivo permiten cuantificar la disponibilidad del recurso y determinar el dimensionamiento de las
obras hidráulicas. En agricultura, la ETreal se calcula indirectamente usando la potencial ETP o de referencia
(ETr), la cual es corregida por un coeficiente de cultivo específico para cada especie agrícola.
12

Métodos para medir la evapotranspiración

Los métodos pueden clasificarse en métodos directos e indirectos. Los primeros proporcionan
directamente el consumo total del agua requerida, utilizando para ello aparatos e instrumentos para su
determinación. Los segundos en forma directa y bajo la utilización de fórmulas empíricas, obtienen los
consumos de agua a través de todo el ciclo vegetativo de la planta.

Métodos directos

Miden directamente los consumos por evaporación y requieren para su determinación la instalación de
aparatos, el cuidado de ellos y seguir la metodología específica en cada paso. Son aplicables para zonas donde
se tiene una agricultura establecida, ya que proporcionan valores mucho más apegados a la realidad y sirven a la
vez para ajustar los parámetros de los métodos empíricos. Los métodos más utilizados son: el del lisímetro, del
evapotranspirómetro de Thornthwaite, los atmómetros y el método gravimétrico.

Métodos indirectos o empíricos

Los métodos más comunes para estimar la evapotranspiración son:

1. Thornthwaite
2. Turc
3. Blaney y Criddle
4. Racional utilizando la curva de Hansen
5. Grassi y Christensen
6. Tanque evaporímetro tipo A
7. Penman simplificado

La mayor parte de ellos son demasiado teóricos ya que han sido deducidos bajo condiciones definidas
entre regiones y su aplicación precisa de una serie de datos que generalmente no se tienen a la disposición. El
método de Thornthwaite calcula la evapotranspiración potencial mediante los datos existentes de las
temperaturas medias mensuales, el de Turc utiliza la precipitación y temperatura medias de una cuenca, y los de
Blaney y Criddle y Grassiy Christensen hacen uso de la radiación solar.

Tarea Nr 2.

Explique el componente Recursos Hídricos de la Ley General del Ambiente o 41 de 1 de julio de 1998. Para
ser enviada entre el período 19 al 31 de agosto de 2018.