Está en la página 1de 23

uUnidades 1 a la 3 de Geopolitica 2018

UNIDAD I

DEFINICION: Es la ciencia que estudia la influencia de los factores geográficos en


la vida y evolución de los Estados, a fin de extraer conclusiones políticas

Guia al estadista en la conducción de un Estado en política interior y exterior y


orienta al militar en la defensa

OBJETO: El objeto de estudio de la geopolítica es la causalidad espacial de los


sucesos políticos y sus efectos.

Dicho de otra manera estudia en un territorio dado la influencia que los sucesos
políticos causan sobre ese territorio

Se nutre especialmente de otras disciplinas de envergadura tales como la historia,


las relaciones internacionales, la geografía política, la ciencia política y sociología.
Realiza el estudio del medio ambiente, de acuerdo a sus características
económicas, culturales y recursos de un estado.

La geopolítica se centra en el poder político en relación con el espacio geográfico.


En particular, las aguas territoriales y el territorio terrestre en correlación con la
historia diplomática. Académicamente, la Geopolítica analiza la historia y las
ciencias sociales con referencia a la geografía y la política. La "geopolítica crítica"
reconstruye las teorías geopolíticas clásicas, mostrando sus funciones políticas e
ideológicas para las grandes potencias en el sistema capitalista

METODOLOGIA GEOPOLITICA: METODO ANALITICO


Cual es el método o la forma por medio de la cual se llega a concretar esa idea
política ¿Qué hacer? Hablando por supuesto de las responsabilidades de un
gobierno dentro del contexto del mismo Estado, para tal se recordara que el
Estado se organiza para alcanzar las más altas aspiraciones del conglomerado
que lo conforma, de allí que se plantean en su inicio los Objetivos Nacionales
Permanentes que no son mas que “la convicción intima y deseo fundamental de
una nación de alcanzar cierto fin, es la aspiración de una nación para alcanzar
ciertos resultados tales como el bienestar y la seguridad” definido en una solo
frase el Bien Común.
Anteriormente se hacia referencia al campo de estudio de la ciencia política y al
respecto de la pregunta cual es el método o forma de concretar una idea, una
Concepción Política. “El que hacer”, se puede observar que es aquí en donde se
encuentra la aplicación practica del análisis geopolítico, dado que la geopolítica
persé es según el General Agusto Pinochet “una rama de las ciencias políticas,
que efectúa análisis del pasado y del presente, además de sacar conclusiones
para el futuro del Estado, señalando posibles objetivos del Estado y la forma como
se piensa alcanzarlos. “
Entonces se deduce que la actividad geopolítica es meramente análisis, que
provee al conductor político de escenarios, condiciones y propuestas que lo
guiarán en el planteamiento de los Objetivos Nacionales Actuales o también
llamados de gobierno, sustentados por una concepción política que no es más que
una ideología o pensamiento. Hasta este punto se puede apreciar como se
despeja la ecuación a la pregunta “Que hacer” la cual es determinada por el
Conductor Político.

El análisis geopolítico hace referencia a categorías de análisis de diversa


naturaleza. Por una parte, intenta establecer las formas de relación entre los
espacios geográficos, es decir los espacios y territorios, y los grupos humanos
organizados en la forma de unidades políticas (comunidades, pueblos, naciones,
Estados), y por el otro, pretende develar el sentido de la relación entre las distintas
unidades políticas contemporáneas en el tiempo en el marco de dichos espacios o
soportes.

Se trata, por tantos, de dos tipos de relaciones distintas.

Lo geopolítico releva de una determinada representación del espacio geográfico –


y de las demás formas de espacio- que reside en la mente y hasta en el
subconsciente individual y colectivo de los individuos y los grupos humanos
organizados.

Solo podemos analizar geopolíticamente aquello que está en relación entre sí y


aquello cuya relación es discernible al análisis.

GEOESTRATEGIA

La geoestrategia es una rama de la geopolítica, mientras que la geopolítica es


ostensiblemente especulativa, examinando las características geográficas y
políticas de diversas regiones, especialmente el impacto de la geografía en la
política, la geoestrategia implica el planeamiento comprensivo, asignando los
medios para alcanzar metas nacionales o asegurar activos de importancia militar o
política.

DETERMINISMO AMBIENTAL

Inicia con Karl RITTER

er (s. XIX) • Escuela Alemana • Se interesó por la Geogra6a del Medio Oriente,
Asia y Africa (por donde no había viajado). • Noción de “sistema” (como un
sistema complejo) • Aportes metodológicos de representación cartográfica. La
naturaleza determina la evolución de los pueblos. Historicismo. Iniciador de la
historia de la Geogra6a Humana. RiFer • Concebía a la naturaleza como un todo
armónico en el que se desarrolla la sociedad. • Estudió la organización del espacio
(GEOPOLÍTICA): cómo y por qué se estructura de una manera y no de otra?. •
Conocimientos: Historia de los hombres, Historia de los pueblos, Distribución local
de los productos: Naturales, animales y humanos. • A pesar del desorden aparente
de la Yerra… En las diferencias entre superficies y formas, está el secreto del
funcionamiento del sistema interno del planeta. Este sistema es una expresión de
una infinidad de fuerzas, cuyos efectos están siempre en constante interacción. •
Estas fuerzas influyen en la naturaleza y la historia…y determina la vida de los
organismos vegetales y animales!! • Y es el resultado de las diferencias y amplitud
irregular de la extensión de Yerras y aguas, • De las temperaturas variables, • Del
movimiento y variaciones en la dirección de los vientos, • Y de la ubicación e
interacción general de estos elementos. • POR LO TANTO, PARA RITTER: EL
HECHO DE QUE LOS CONTINENTES TENGAN SUPERFICIES DIFERENTES,
EXPLICA EL PODERÍO DE LOS PUEBLOS (raza, talla, color, lengua,
nacionalidad, religión, organización políYca, formas de vida, etnias… Ejemplo:
Asia: origen de civilizaciones humanas). • Y LA POSIBILIDAD QUE TIENEN DE
DOMINARLOS!! • El aparente caos o azar en el funcionamiento de la Yerra…es
resultado de una ley cósmica que ha determinado necesariamente todo el proceso
de desarrollo de la humanidad!! • La desigual distribución de la naturaleza, es
fundamental para el desarrollo de los intercambios universales. • Ejemplo: la
superficie de Europa (aparentemente pequeña y limitada), • “ES LA CONDICIÓN
DE SU LIBERTAD Y DE SU CAPACIDAD DE DOMINACIÓN” Friedrich Ratzel •
Pionero de la Antropogeogra6a • Fundador de la Geogra6a PolíYca Moderna • Las
diferencia entre los pueblos son interpretadas como diferencias de civilización la
cual, expresa un determinado nivel de uYlización de la Naturaleza. Padre del
Difusionismo Todos los inventos se han extendido por el mundo desde centro
nucleares por medio de migraciones. Las diferencia entre los pueblos son
interpretadas como diferencias de civilización la cual, expresa un determinado
nivel de utilización de la Naturaleza. La energía del pueblo está condicionada por
las condiciones naturales en que se desarrolla. fuerza del pueblo + condiciones
naturales NIVELES DE CIVILIZACIÓN

El Posibilismo humano

La región como definición conceptual parece en Francia a finales del siglo XIX
como consecuencia del desarrollo de la llamada geografía humana, la cual va a
heredar de los naturalistas las concepciones acerca de las regiones naturales y las
va reestructurar, incorporando criterios de índole social.

Su principal exponente sería Paul Vidal de la Blanche, geógrafo, historiador y


filósofo, criticó el determinismo ambiental y el modo de observar las concepciones
acerca del espacio regional como construcciones naturales donde el hombre solo
forma parte pasiva del mismo, adecuándose a las condiciones del medio.

Vidal de la Blanche observó desde la geografía el espacio como un todo


interrelacionado, pero a su vez con elementos distintivos para cada uno de los
paisajes geográficos. El hombre aparece, según Vidal, en el entorno natural como
elemento trasformador del mismo y se convierte en su quehacer en parte integra
del contexto geográfico.

Las regiones para Vidal de la Blanche constan de varias acepciones en su


concepción: primeramente se observan como entornos naturales desprovistos de
trasformaciones, pletóricos de vínculos evolutivos en la escala biosférica; luego, el
agregado humano no exime a las regiones de su condición natural porque “…el
hombre es parte íntegra del paisaje. Él lo modifica y lo humaniza en cierto
modo…”1 , simplemente se le agrega un componente

concientemente trasformador que otorga elementos histórico culturales al espacio


regional; posteriormente la región concebida como tal que es la suma inseparable
de todos los elementos naturales y humanos, el cúmulo de trasformaciones y
relaciones que se establecen entre la naturaleza y el hombre como elementos en
los cuales se observa una relación, según Vidal de la Blanche, de tipo simbiótica,
el conjunto de relaciones que a escala social se llevan a efecto y los elementos
periféricos al modelo conceptual de región que actúan como entes trasformadores
y que constituyen pares al protagónico pero con características distintas en su
formación histórica

Diferencia entre Geografía, Geopolítica y Geoestrategia

La diferencia entre geopolítica y geoestrategia es que la Geopolítica maneja


elementos relacionados a la política internacional en favor del desarrollo del
espacio geográfico, mientras la Geoestrategia solo evalúa la forma más adecuada
de manejar los recursos que el espacio ofrece.

La Geopolítica es una ciencia ligada a la Geografía que estudia los efectos del
espacio geográfico, a niveles físicos y humanos, sobre la política internacional y
las relaciones implícitas. Este busca entender por medio de metodología de
estudio los elementos de la política exterior.

La Geoestrategia no es una ciencia directa, sino que funciona como una


ramificación de la geopolítica que estudia los problemas estratégicos tanto
militares como económicos para el manejo de los recursos dentro del espacio
geográfico.

En tanto la geografía es la ciencia que estudia y describe la superficie de la Tierra


en su aspecto físico, actual y natural, o como lugar habitado por la humanidad.
geografía política Parte de la geografía que estudia la distribución y organización
política de la superficie terrestre. Es una ciencia descriptiva.

La geopolítica en el conjunto de las ciencias políticas


. Dentro de la política encontramos disciplinas como la psicología, la antropología
política, la economía política y la geopolítica. En esta última, cobra especial
relevancia el estudio de las relaciones internacionales. Para llevar a cabo su
estudio, se tienen en cuenta los efectos de la geografía a varios niveles y los
acontecimientos sociopolíticos. Mediante el estudio de estas y otras variables se
busca entender las relaciones políticas y predecir las repercusiones que tendrán
unas y otras acciones a niveles internacionales y macroeconómicos. Es por esto
que los estudios que se realizan son principalmente de causalidad entre unos y
otros sucesos políticos, ya sean a corto o largo plazo. Obviamente, como ocurre
con la meteorología, cuanto más nos alejamos del presente, más difícil se hacen
las predicciones geopolíticas. Intentar mejorar la certeza con la que se realizan
tales predicciones es también un área de investigación central dentro de esta
disciplina. El término geopolítica es ambiguo y abarca bastantes áreas del
conocimiento, lo que dificulta concretar una definición. Además, para aumentar la
confusión, las definiciones que se dan a nivel académico en las universidades y
las que se suelen usar en la calle y en entornos laborales distan mucho; sin
embargo podemos concluir que la geopolítica es el estudio conjunto de relaciones
internacionales y fenómenos históricos, políticos y sociales.

Los precursores de la geopolitica

La geopolítica es una disciplina que fundó el geógrafo de origen sueco Rudolf


Kjellén. En 1900, con su libro Introducción a la geografía sueca, expuso los
rudimentos básicos de la misma. En 1916 produjo su libro más importante: "El
Estado como forma de vida", donde el término geopolítica fue utilizado por primera
vez. Los principios de dicha ciencia en el pensamiento geoestratégico habían sido
tratados por el también geógrafo alemán Friedrich Ratzel. Según éste, los Estados
tienen muchas de las características de los organismos vivientes. También
introdujo la idea de que un Estado tenía que crecer, extender o morirse dentro de
"fronteras vivientes", por ello tales fronteras son dinámicas y sujetas al cambio. Es
en su obra Politische Geographie en la que escribe las "Leyes del crecimiento de
los Estados".
A principios del siglo XX varios geógrafos anglosajones amplían las reflexiones de
Ratzel a problemas militares y estratégicos.

Así geógrafos como el almirante estadounidense Alfred Thayer Mahan postulaban


la importancia estratégica del dominio naval como clave para la dominación
mundial ("Quien domine el mar domina el comercio mundial; quien domine el
comercio mundial domina el mundo"); dichos preceptos se hallan contenidos en su
obra The Influence of Sea Power upon History, 1660-1783 y es considerada una
de las obras más influyentes sobre dicha temática. Actualmente es conocida como
la Teoría del poder naval.3

Otro geógrafo que también contribuye al desarrollo de la geopolítica es sir Halford


John Mackinder, quien en el año de 1904 frente a la Real Sociedad Geográfica
desarrolló su tesis denominada "El Pivote Geográfico de la Historia"4 y de la cual
se desprende la teoría del Heartland ("corazón continental") o "área pivote"
(actualmente el territorio de Rusia y de las antiguas Repúblicas Soviéticas) en la
que explica que el control de las grandes zonas continentales facilitaría el dominio
del mundo. Un excelente ejemplo de la aplicación de estas teorías geopolíticas
sobre todo de los autores estadounidenses es la compra de los territorios donde
ahora se encuentra el extenso estado de Alaska, el cual en su momento fue
comprado por los Estados Unidos de Norteamérica al Imperio ruso, y que ha
contribuido a mantener a los estados asiáticos bajo control con respecto
a Canadá y en general, a la parte norte del continente americano.

La geopolítica tuvo gran interés en la Alemania de principios del siglo XX y alcanzó


una gran difusión durante el nazismo. El alemán Karl Haushofer modernizó la
geografía política, utilizándola como instrumento que justificaba la expansión
territorial de Alemania durante el Tercer Reich y desarrollando las teorías de
Ratzel del espacio vital (Lebensraum).2 De todas formas, existen ciertas
actuaciones del régimen nazi que no se corresponden con las teorías de Ratzel y
Haushofer, como la cesión del Tirol del Sur a los italianos, zona poblada en su
mayoría población germana.
Países como Rusia, China y Japón dieron también gran importancia a esta ciencia
durante los años 1930 y 1940 como camino para alcanzar un poder global. La
utilización propagandística de la geopolítica acarreó, tras la derrota alemana, su
descrédito, olvido y proscripción, sobre todo en el ámbito académico. No obstante,
otras personas, como militares o diplomáticos, siguieron interesándose por esta
rama de la geografía.

Es a partir de los años 1970 cuando la Geopolítica reaparece con una "nueva
corriente": la Geopolítica Crítica. Actualmente hay varias corrientes de
pensamiento geopolítico sin embargo, las que dan origen a la
denominada Geopolítica Crítica son dos, principalmente. La primera de ellas es la
escuela francesa encabezada por Yves Lacoste quien en las décadas de 1970 y
1980 publica su obra La Geografía: un arma para la guerra en la que describe de
manera breve, lo acontecido durante la Guerra Fría (principalmente la Guerra de
Vietnam); también es director de la revista Hérodote, que comenzó a publicarse en
años setenta.5

La otra escuela es la corriente inglesa en la que la primera mención y estudio lo


realiza Peter Taylor en su obra Geografía Política: Economía-Mundo, Estado-
Nación y Localidad, en él habla brevemente de lo que se ha venido estudiando
como geopolítica crítica. Menciona que son los geógrafos políticos los que están
examinando de manera formal y práctica su estudio.6

Otra de las distinciones principales de la geopolítica crítica y, de los geógrafos


políticos es que “…desconfían de todo marco teórico general que ordene el
conocimiento, incluido el análisis de los sistemas-mundo […]. Ellos no consideran
que sus investigaciones creen una nueva escuela de pensamiento sino que
constituyen una <<constelación>> flexible de ideas, <<parasitarias>> de otras
creaciones del conocimiento puesto que realizan intervenciones tácticas en la obra
de otros en lugar de permitirse algún tipo de reflexión estratégica general propia”6

El interés en esta disciplina ha vuelto a crecer actualmente al amparo de las


tensiones internacionales surgidas en todo el orbe; conceptos como sistemas-
mundo, desarrollismo, Economía-mundo, centro-periferia, semiperiferia, poder,
clase, Estado-nación, localidad, códigos geopolíticos, imperialismos,
decolonización, imaginaciones geopolíticas, Estados territoriales y Globalización
son términos geopolíticos comúnmente utilizados por esta corriente de
pensamiento.

Actualmente, algunos de los autores más destacados de esta corriente de


pensamiento son: Yves Lacoste, Peter Taylor, Colin Flint, John
Agnew, Christopher Chase-Dunn, Michael Hardt, David Harvey, Antonio
Negri, Immanuel Wallerstein y Heriberto Cairo Carou, entre otros.

Otros importantes aportes durante la segunda mitad del siglo XX fueron los
de Alexander Seversky (1894-1974), quien codiseño el avión de combate Republic
P-47 Thunderbolt, principal avión de los EE.UU. a partir de 1942, quien en su obra
el “Poder Aéreo: clave para la sobrevivencia” sostuvo que por su eficiencia y
rapidez el poder aéreo tiene mayor importancia que el terrestre y el marítimo y
enunció su máxima "quien logre la supremacía aérea obtendrá el poder global".

Asimismo y en las misma época, Nicholas Spykman, considerado uno de los


pensadores geopolíticos más importantes del siglo XX, postuló en su obra
"Estados Unidos frente al Mundo“ (1942), que "quien logre el control de las áreas
periféricas o Rimland del continente Euroasiático gobernaría Eurasia". Desarrollo
las ideas de Mackinder aunque contrapuso las propias y es considerado el
ideólogo de la contención durante la guerra fría, y de la proyección del poder
nacional norteamericano aún en el siglo XXI.

UNIDAD II

La escuela geopolítica alemana

Escuela geopolítica alemana

Se sustenta en las siguientes premisas.


El espacio vital: justifica la expansión o invasión de un estado sobre otros.

Las fronteras del "espacio vital" de un estado debe ser auténticamente "naturales",
es decir deben acabar donde brinden seguridad, armonía y recursos al Estado.

Economía: Un Estado debe producir casi todos sus bienes que necesita, caso
contrario debe "amalgamar" o absorber territorios que puede contribuir a
consolidar la gran economía.

Ritter

Geógrafo alemán fundador de la geografía humana moderna, ayudó a definir el


alcance de la geografía y de su relación con otras ciencias y acentuó la influencia
del ambiente natural en el desarrollo y las actividades del hombre.

Ritter declaró en 1817 que los estados evolucionaban como si fuesen seres
vivientes, y que la historia de los pueblos se hallaba determinada por su geografía
e influida por el clima de su territorio. Fundamentos básicos para los postulados de
la geopolítica.

Ritter fue profesor de la Universidad de Berlín y fundó la Sociedad Geográfica de


Berlín. Su obra más importante es "Die Erdkunde" obra conformada por 19
volúmenes sobre geografía universal. Se destaca también su "Geografía
comparada".

Treitschke

Treitschke nació en Dresde, Alemania. Como historiador se hizo famoso por sus
estudios, pero sus opiniones políticas le mantuvieron al margen de ser profesor en
una escuela pública.

En ese momento Treitschke tenía un fuerte carácter liberal y deseaba ver a


Alemania unida en un único Estado con gobierno parlamentario. Sus ásperas
reflexiones, en las que evocaba la virilidad y la grandeza de las naciones,
incrementaron la violencia de los nacionalismos europeos. Sus opiniones políticas,
unidas al contexto en el que se desarrollaron y a algunos trabajos para las
universidades de Kiel y Heidelberg, le hicieron obtener un puesto de profesor
en Berlín en 1874.

Tres años antes, en 1871, había pasado a formar parte del Reichstag, donde sería
una de las figuras de mayor importancia hasta su muerte. Tras la muerte
de Heinrich von Sybel le sucedió como editor del Historische Zeitschrift. Sus
apariciones en la vida pública siempre estaban cargadas de opiniones violentas e
injuriosas. Se mostró siempre muy partidario de la expansión colonial y contrario
al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. Tanto es así que fue una de las
principales figuras de un sentimiento chovinista antibritánico a fines del siglo XIX.
En el Reichstag, Treitschke fue miembro en primer lugar del Partido Nacional
Liberal, pero en 1879, tras aceptar la política comercial de Bismarck, empezó a
cambiar, y finalmente se pasó a los Moderados Conservadores.

También fue impulsor de toda suerte de ataques antisemitas. Según él,


los judíos alemanes se negaban a aceptar la cultura y la sociedad alemana. En
este sentido acuñó su popular frase "¡Los judíos son nuestra desgracia!",
adoptada posteriormente como eslogan por el periódico nazi Der Stürmer. Debido
a su destacado papel en la vida pública, cada una de sus afirmaciones despertaba
un amplio revuelo

Ostwald Spengler

Fue un filósofo de la Historia alemana, autor principalmente del libro La


Decadencia de Occidente (1918), de gran impacto y alcance mundial en el Periodo
de Entreguerras, pero relativamente olvidado desde la segunda mitad del siglo
pasado hasta la fecha.

Ahora, a consecuencia de la interpretación por el historiador norteamericano


Samuel Huntington de la pasada guerra de los Balcanes, que llevó a la
desmembración de Yugoslavia y de los ataque a la Torres Gemelas de Nueva
York por el radicalismo islámico, como un “choque de Civilizaciones”, está
volviendo a despertar el interés actual por su concepto de las Civilizaciones como
círculos culturales (Kulturkreise) irreductiblemente cerrados, que inevitablemente
tienden a chocar entre sí cuando entran en contacto. Ortega y Gasset se apoyó
en Spengler para decir que la llamada Primera Guerra Mundial no había pasado
de ser una guerra entre los imperios occidentales (inglés, francés, alemán, ruso y
austro-húngaro). No había por tanto sido realmente mundial o global, como
diríamos hoy, pues era una guerra interna de la propia Civilización europea sin
afectar seriamente a otras grandes Civilizaciones, como la Hindú o la China.

En el título de su obra se diagnosticaba la decadencia de la gran Cultura


europea que, pasada ya su época clásica, comenzaba a declinar ahogándose en
terribles guerras intestinas por intereses puramente económicos y pronosticaba
por ello el final de su democracia y la llegada de un poder cesarista despótico.
Dicho nuevo poder no serían, en su opinión, precisamente los nazis hitlerianos,
que lo condenaron a una especie de ostracismo, pues el “socialismo prusiano” de
Spengler proponía una aristocracia meritocrática regeneracionista que no
encajaba con la dirección del socialismo nazi integrada mayormente por cuadros
de partido brutalmente racistas e ignorantes. Dicho poder sería para Spengler más
bien Rusia, la llamada Tercera Roma. Su error más importante fue entonces
infravalorar a la otra posibilidad de poder que eran los norteamericanos, un pueblo
también joven frente a la decadente y envejecida Europa. El pueblo ruso era visto
por Spengler como un “pueblo de pueblos” que llevaría la promesa de una nueva
civilización, una nueva Roma. En esto creemos que se equivocó, pues otros ven
ahora la Tercera Roma naciente en USA.

Pero, quizás lo que todavía puede perdurar y ser actual de Spengler es su Historia
comparada de las grandes Civilizaciones, que se han desarrollado a lo largo de la
Historia mundial, tratando de obtener algunas leyes históricas que se deducen de
las analogías y repeticiones que se extraen de su estudio histórico positivo, según
el enfoque que trata de delimitar la “fisionomía” de las grandes Culturas o
Civilizaciones históricas. Es lo que podemos constatar en el reciente libro de
Carlos X. Blanco, Ostwald Spengler y la Europa fáustica, en el que el autor trata
de volver a leer a un Spengler que sigue siendo famoso, pero que ha sido
relegado y postergado en el actual ámbito universitario español. Spengler dice que
las civilizaciones son mortales, que pueden morir y que tal es su destino común.
No son pueblos o épocas, sino culturas, irreductibles las unas a las otras, los
motores de la historia mundial. Estas culturas no son creadas por los pueblos,
sino, al contrario, son los pueblos los que son creados por las culturas. La
Antigüedad, por ejemplo, es una cultura separada, similar pero totalmente distinta
de la cultura fáustica occidental. Todas las culturas obedecen a las mismas leyes
orgánicas del crecimiento y de la decadencia. El espectáculo del pasado nos
informa, pues, sobre lo que todavía no ha sucedido”.

De este enfoque se deduce que la Civilización Occidental no seguirá progresando


indefinidamente como si fuese inmortal, pues ninguna Civilización anterior lo ha
conseguido. Lo más razonable es pensar que acabará declinando como las
anteriores. Esto no sería un mero pronóstico pesimista, sino un diagnóstico
resultado de la observación y el conocimiento histórico, de la misma manera que
no nos convertimos en agoreros pesimistas por decir que la vida humana se
encamina necesariamente hacia la muerte, pues ello es “ley de vida” a la que no
cabe más que resignarse. Más bien nos permite organizar con más realismo
nuestro plan de vida y nuestras expectativas futuras de una forma adecuada a la
edad en que nos encontramos. El viejo no puede volver a ser joven, pero puede
orientar y aconsejar el camino que deberían seguir los más jóvenes.

Kjellen

Rudolf Kjellen (1864-1922) fue un jurista sueco, profesor de historia y gobierno en


las universidades de Goteborg y Upsala, autor de numerosas obras, entre las que
destacan El Estado como Forma de Vida y Una Perspectiva Histórica Mundial.
Acuñó el término Geopolitik (geopolítica) a finales del año 1899.

Kjellen recibió influencia de los historiadores von Treitschke, Seeley y von Ranke,
de quienes tomó las ideas del determinismo histórico en el análisis e interpretación
de las relaciones naturaleza-sociedad y territorio-sociedad.También recibió
influencia del geógrafo Federico Ratzel, en cuya obra descubrió que el ejercicio
del poder estatal se ejerce sobre un segmento de tierra organizada y en una
porción de la humanidad.

En su obra El Estado como Forma de Vida definió un sistema político sustentado


en las categorías de espacio (geopolítica), economía (ecopolítica), población
(demopolítica), sociedad (sociopolítica) y constitución nacional (cratopolítica). A la
geopolítica la definió de la siguiente manera: “La geopolítica es el estudio del
Estado como un organismo geográfico o fenómeno en el espacio; esto es, como
país, territorio, área o, más exactamente, como imperio (Reich)”.

Para Kjellen el Estado no puede y no debe ser una abstracción legal, sino que es
una comunidad cambiante y viviente, en el cual interactúan el territorio, los seres
humanos y la nación, por lo que, un concepto realista del mismo debe tomar en
consideración no sólo su estructura moral, racional y legal, sino también los
elementos inorgánicos manifestados en la vida real del Estado, esto es, en los
impulsos instintivos, amorales o inmorales de sus habitantes, y ve como natural el
instinto de los hombres y naciones de satisfacer sus ambiciones a expensas de los
otros.

Haushofer

Karl Haushofer, nació el 27 de agosto de 1869, en München, hijo de Max


Haushofer y de Frau Adele Frass de Haushofer. En 1887 Haushofer completa
sus estudios en la Escuela de Guerra de Bavaria e ingresa al Regimiento de
Artillería de Campo Príncipe Regente Luitpold."

En 1896 contrajo matrimonio con Martha Mayer-Doss, que era una joven medio
judía, un hecho significativo en consideración al futuro del joven oficial. Dos años
después se convierte en oficial del Estado Mayor.
A la vuelta del siglo, en 1903, Haushofer es designado profesor en la Academia de
Guerra de Bavaria, realizando una destacada labor docente.

Antes de ser asignado por el Estado Mayor Bávaro para estudiar al Ejército
Japonés, Haushofer realiza un extenso viaje de estudio por la India, Japón, Corea,
Manchuria y el norte de China, regresando dos años después a Alemania.

En noviembre de 1913 escribe su libro "Dai Nihon" ("Gran Japón") donde analiza
las enormes fuerzas armadas japonesas, su posición en el mundo y su
futuro. Ese año recibe su doctorado en la Universidad de Munich.

Participa en la Primera Guerra Mundial alcanzando el rango de Mayor General y


Comandante de Brigada en el Frente Occidental. En julio de 1919 renuncia al
ejército para dedicarse a la geografía en la ciudad de Munich. Entabla una
relación de amistad con Rudolf Hess la que se mantiene de ahí en adelante.

El 24 de julio de 1921, conoce a Hitler, quien es atraído por la "Teoría del Hábitat"
de Haushofer, una idea totalmente agresiva e imperialista, de la cual nutrió su
filosofía el Partido Nacionalsocialista. Ese mismo año en nombrado Profesor
Honorario de la Universidad de Munich.

Haushofer fue el padre fundador de la "geopolítica" que popularizó la teoría de


Mackinder que dice que Eurasia era el epicentro para la dominación del
mundo. Fue también geógrafo que justificaba la idea de que Alemania necesitaba
expandir sus fronteras para albergar a su creciente población. Esas ideas fueron
tomadas por Hitler para a su vez justificar la necesidad de adquirir el "espacio
vital" para el Tercer Reich. Haushofer se convirtió en el principal asesor político
de Hitler y sus teorías conocidas como "Weltpolitik" fueron la piedra angular de las
aspiraciones nacionalsocialistas.

Entre los meses de junio y noviembre de 1924, Haushofer visita varias veces a
Rudolf Hess y Adolf Hitler, quienes se encuentran encarcelados en la Fortaleza de
Landsberg donde permanecen recluidos durante año y medio debido a su
participación en el Putsch realizado por Hitler.

Ese año Haushofer crea la "Revista de Geopolítica" que le sirve órgano de difusión
de sus ideas.

En el año de 1925 publica su "Manual de Geopolítica del Océano Pacífico" que es


considerado durante décadas como el patrón de trabajo en el tema.

En 1933 es designado Profesor de Metodología en Geografía de la Universidad de


Munich. Entre los años 1934 y 1937 ocupa el cargo de Presidente de la Academia
Alemana.

Durante los primeros años de la guerra ocupa el cargo de Presidente del Consejo
Germánico para la Etnografía de los Países Ocupados.

En mayo de 1941, después del famoso vuelo a Inglaterra de Rudolf Hess,


Haushofer pierde influencia en el Partido Nacionalsocialista y la Gestapo comienza
a investigarlo.

En julio de 1944, después del intento de asesinato de Hitler, su hijo Albrecht


Haushofer quien es un miembro activo de la resistencia es apresado en compañía
de varios miembros de su familia y enviado al Campo de Concentración de
Dachau, donde es ejecutado poco después.

En 1946, después de la guerra, la prensa lo hace corresponsable de la política


expansionista del Partido Nacionalsocialista y se retira a Bavaria, donde pasa sus
últimos meses de vida en compañía de su esposa.

Unidad III

Escuela geopolítica británica

Mackinder

Unidad III
La Teoría del Heartland, también llamada "Teoría de la Región Cardial", "Teoría
del Corazón Continental", "Área Pivote" o "Isla Mundial", fue desarrollada por
el geógrafo y político inglés Halford John Mackinder (1861-1947) y posteriormente
por James Fairgrieve, y la cual postula que el dominio de un área concreta del
mundo permitiría dominar a éste.

Localización del área pivote según Mackinder.

Esa área pivote o región cardial es representada por Asia Central y Europa
Oriental, y está rodeada de una franja intermedia donde se encuentran los ámbitos
terrestre y marítimo. La teoría establece que en esa zona el poder terrestre tendría
una mayor ventaja frente al dominio marítimo por su inaccesibilidad por mar, el
aprovechamiento de los rápidos medios de comunicación terrestres y por la
explotación de los recursos del área. Se afirma que la nación que lograra
conquistarla se transformaría en una potencia mundial.

En más detalle y según Mackinder, la superficie de la Tierra se puede dividir en:

• La Isla-Mundial, que comprende los continentes de Europa, Asia, y África,


siendo el más grande, más poblado, y más rico de la tierra, de todas las
combinaciones posibles.

• Creciente interior o marginal, en el que se incluyen las islas británicas y las


islas de Japón.

• Tierras del creciente exterior o insular, donde forman parte los continentes
de América y Oceanía.

El Heartland o Área pivote se encuentra en el centro de la Isla-Mundial, se


extiende desde el río Volgahasta el Yangtze y desde el Himalaya hasta el océano
Ártico. El Heartland de Mackinder fue la zona gobernada por el Imperio ruso y
después por la Unión Soviética, menos el área alrededor de Vladivostok.

En el año 1919 Mackinder resumió esta teoría con esta frase:

"Quien gobierne en Europa del Este dominará el Heartland; quien gobierne


el Heartland dominará la Isla-Mundial; quien gobierne la Isla-Mundial controlará el
mundo."

Cualquier poder que controlase la Isla-Mundial controlaría más del 50 % de los


recursos del mundo. El tamaño del Heartlands y su posición central, le convierte
en la clave para controlar la Isla-Mundial, según pensaba Mackinder.

Esta teoría se desarrolló al amparo de la fascinación que tenía Mackinder por el


crecimiento del poder ruso.

Toynbee

Arnold Joseph Toynbee (1889-1975) fue un historiador británico. Especialista


en filosofía de la historia, estableció una teoría cíclica sobre el desarrollo de las
civilizaciones. Según Toynbee, las civilizaciones son el resultado de la respuesta
de un grupo humano a los desafíos que sufre, sean naturales o sociales.

Así, una civilización crece y prospera cuando su respuesta a un desafío tiene éxito
y además estimula una nueva serie de desafíos; una civilización por su impotencia
para enfrentarse a los desafíos que se le presentan. Dio gran importancia a
los factores religiosos en la formulación de las respuestas a los desafíos.

Los ciclos históricos de Toynbee no llevan a una concepción cíclica de la historia,


sino a una en que la historia marcha "hacia adelante", pero con retrocesos que
son purificaciones de aspectos negativos que impiden seguir progresando.

Toynbee negó el determinismo en la evolución de las civilizaciones, negando que


éstas deban perecer finalmente (en oposición a historiógrafos como Oswald
Spengler) y defendiendo la probabilidad de que la moderna civilización occidental
pudiera escapar a la norma general de decadencia de las civilizaciones.

Su obra más reconocida e influyente es Estudio de la Historia. En ella, en la fase


de desintegración de las civilizaciones, aparecen cuatro tipos de salvadores de la
sociedad:

El salvador por la espada


El salvador por la máquina del tiempo (el que apela al escapismo temporal para
proponer un conjunto de proyectos "futuristas", lejanos en el tiempo y diferentes de
la deficiente realidad presente
El filósofo detrás del rey
Y el dios encarnado

Sin embargo, todos estos salvadores están condenados al fracaso en su misión de


salvar a la civilización, si bien el dios encarnado puede crear un nuevo tipo
superior y trascendente de sociedad, más allá de la civilización, cual es la religión
universal, que a veces cristaliza en unaiglesia universal.

Dentro de la teoría de la historia de Arnold J. Toynbee, el movimiento de caída y


recuperación es el proceso en tres tiempos y medio a través del cual una
civilización se desintegra, cuando este proceso no es interrumpido por irrupciones
foráneas.

Los ciclos históricos de Toynbee

En las tesis histórico filosóficas de Arnold J. Toynbee cobran decisiva importancia


ciertos ciclos históricos, que le otorgan un carácter dialéctico al devenir de la
historia universal. Los más importantes son:

Incitación y respuesta

Paternidad y filiación

Retiro y regreso

Cisma y renacimiento o regeneración

Caída y recuperación

Toynbee concibe la historia como un movimiento de progresiva "espiritualización"


(eterealización, en la jerga toynbeana), en donde las sucesivas sociedades han
ido construyendo una trama social de complejidad y tamaño cada vez mayores.

En ese sentido, los ciclos históricos de Toynbee no llevan a una concepción cíclica
de la historia, sino a que la historia marcha "hacia adelante", pero con retrocesos
que son purificaciones de aspectos malos o negativos que impiden seguir
progresando.

Para explicar esto emplea la metáfora de las "ruedas de carreta", que giran
monótonamente sobre su propio eje y no van a ninguna parte por sí mismas, pero
que sirven a un fin más trascendente que la rueda en sí misma, cual es el impulsar
el vehículo completo que apoyan, hacia adelante.

Dentro de la teoría de la historia de Arnold J. Toynbee, el movimiento de caída y


recuperación es el proceso en tres tiempos y medio a través del cual una
civilización se desintegra, cuando este proceso no es interrumpido por irrupciones
foráneas.

Esquema del ciclo de recuperación y recaída

PRIMER TIEMPO:

Primera caída: Colapso de la civilización, generación de los estados parroquiales,


e ingreso en el tiempo de angustias.

Primera recuperación: Cese temporal o disminución de las guerras intestinas del


tiempo de angustias, y relativa estabilidad política entre los estados parroquiales.

SEGUNDO TIEMPO:
Segunda caída (primera recaída): Paroxismo del tiempo de angustias, por
recrudecimiento de las guerras intestinas entre los estados parroquiales.

Segunda recuperación: Aniquilación de los estados parroquiales y fundación


del estado universal.

TERCER TIEMPO:

Tercera caída (segunda recaída): Crisis del estado universal.

Tercera recuperación: Restauración del estado universal.

TERCER TIEMPO Y MEDIO:

Caída final: Destrucción última del estado universal, paso a la fase de interregno,
instauración de estados sucesores bárbaros, y término de la desintegración de la
civilización (no hay recuperación subsiguiente).

Este esquema puede verse afectado por irrupciones externas, ya que una
civilización en desintegración es especialmente vulnerable a los invasores
procedentes de otras civilizaciones.
Paul Kennedy

Se ocupa de los problemas que la explosión demográfica, las grandes


migraciones, la degradación del medio ambiente, la revolución en las finanzas y
comunicaciones, las posibilidades de expansión de la producción agrícola, la
biotecnología, la robótica y la automatización, han de presentar para el futuro. En
tal sentido, efectúa prospecciones hasta el año 2025, deduciendo la existencia de
una serie de desafíos que por exceder el plano de lo puramente militar, aunque sin
descartarlo y aún pudiendo potenciarlo, requieren respuestas estratégicas
integrales, en las cuales se utilicen de manera armónica todos los recursos del
poder nacional.