Está en la página 1de 39

VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 1

CSL112-Discipulado

CSL112-Discipulado: El Llamado de Dios.


Pastor ObedHUERTA

INTRO.

TIENES un LLAMADO? COMPORTATE COMO TAL, NO ESPERES


QUE LLEGUE EL TIEMPO…

Vaya a Dios mismo, y pida el llamado de Dios; puesto que El por cierto tiene un llamado
para usted, de alguna manera El te guiara hacia tu llamado. Por nuestra relacion con Dios
obtenemos una sabiduria y discernimiento mas profundos que lo que nos conocemos1 a
nosotros mismos; una compasion, una unidad con la voluntad y amor divinos.
ENTRAMOS EN EL PROPIO PLAN DE DIOS PARA NOSOTROS Y SOMOS
CONDUCIDOS POR EL, CONSINTIENDO, COOPERANDO, RESPONDIENDO A EL Y
TRABAJANDO CON LA EXACTITUD MAS BELLA A ESE BUEN FIN POR EL CUAL SU
CONSEJO INVISIBLE NOS RODEO Y NOS ENVIO AL MUNDO. De esta manera nunca
podemos estar perdidos para encontrar nuestro camino hacia el consejo y el plan de Dios.

Por todos lados vemos que Dios esta obrando de acuerdo a un plan que va mas alla de
nuestra comprension, todo bajo su control y conocimiento, razon por la cual Jesus les
dice a sus discipulos:

Mt. 10:29,31 No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ninguno de ellos
cae a tierra olvidado de vuestro Padre, Asi que no teman, mas valen ustedes que
muchos pajarillos.
Si Dios incluye hasta el pajarillo insignificante en su plan y benefica voluntad y si el alma
del hombre supera en valor todo lo que este mundo puede ofrecer, es irracional llegar a
la conclusion de que El tiene un plan individual y un proposito para cada vida humana?

1
Bushnell, Horacio

P. OBED HUERTA
Cada uno de nosotros somos la expresion de una idea unica y nuestro proposito en la
vida debe ser cooperar con Dios para que se lleve a cabo esa idea. El plan de Dios en
nuestra vida no es como el plano de un arquitecto o como ei itinterario de un agente de
viajes, todo completo con fechas, lugares, horarios, etc. No somos automatas controlados
por una computadora en el cielo. LA DIRECCION DIVINA CONCIERNE A PERSONAS
DOTADAS CON EL PODER DE ELEGIR COSAS Y TOMAR DECISIONES, algunas de
las cuales afectaran en gran manera nuestro futuro. El hecho de haber sido creados a la
imagen de Dios, le da una dimension eterna a estas decisiones.

UN LLAMADO: ES un ANHELO COHERENTE CON NUESTRAS CONVICCIONES


QUE SE PROFUNDIZA DIA A DIA, TARDE O TEMPRANO ES UN ASUNTO DE
OBEDIENCIA O DESOBEDIENCIA.

TENEMOS UN LLAMADO A UNA RELACION PERSONAL CON DIOS.


Juan 17:3 Esta es la vida eterna: que te conozcan, que se familiaricen contigo, que te
perciban a Ti, , el unico Dios verdadero y a Jesucristo a quien has enviado.

Filipenses 3:10 Porque nuestro proposito determinado es que podamos conocerle


progresivamente mas intimamente entendiendo las maravillas de su persona
fuertemente y claramente, y que podamos de la misma manera conocer el poder que
fluye de su resurreccion y que ejerce sobre los creyentes; que podamos participar de sus
sufrimientos al ser continuamente transformados en espiritu a su semejanza aun a su
muerte.

Filipenses 1:21; Galatas 2:19-20; Filipenses 4:13; 1Corintios 15:10.


TENEMOS UN LLAMADO A FORMAR PARTE DE SU REDENCION DEL MUNDO.

El llamado a la salvacion es al mismo tiempo un llamado a participar en la obra redentora


de Dios en el mundo. El momento en que una persona es llevada a una relacion personal
con Dios, tiene una experiencia con los propositos eternos de Dios. Es imposible estar
en relacion con Dios y no ser transformados y empapados de su deseo para con la
humanidad. 2Corintios 3:18, 2Pedro 3:9, Juan 3:16. Dios desea que participemos en su
obra de redencion a la humanidad. Debemos permitir que todo lo que implica su salvacion

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 3
CSL112-Discipulado

se haga practico en nuestra vida. Filipenses 2:3-13, Juan 15:16 Estamos en mision con
Dios en este mundo.

Todo creyente es llamado por Dios a la Salvacion, Dios quiere traer de regreso a un
mundo perdido y no quiere que nadie perezca. Dios siempre esta obrando mediante su
iglesia para salvar a los perdidos –tu y yo- a los que El salva los involucra como
colaboradores consigo mismo en su proposito eterno de salvar a un mundo perdido.
2Corintios 6:2 Cuando Dios nos salvo fue un momento estrategico, ya que su plan no
solo es salvarme sino que participe en la salvacion de otros.

TENEMOS UN LLAMADO A LA OBEDIENCIA.


Si todo creyente pensara con cuidado en su relacion personal presente con Dios, se daria
cuenta que su mas grande reto no es saber la cual es la voluntad de Dios para su vida,
sino saberla no obedecerle.

El llamado de Dios requiere solo una cosa de todo creyente: Obediencia. Una vez que
sabemos la iniciativa de Dios para nosotros sin discusion debemos responder en
obediencia, es la manera de experimentar a Dios de una forma milagrosa en la vida diaria
–Hudson Taylor-

1Samuel 15:22 Mejor es obedecer que multitud de sacrificios.

Efesios 4:1 … os ruego que andeis como es digno de la vocacion con que fuisteis
llamados.
LA DIRECCION y GUIANZA de DIOS.

Las circunstancias que rodean nuestra vida no son accidentales, sino que permitidas por
un Padre que es todo sabiduria y amor, El sabe como podemos glorificarle mejor y al
mismo tiempo lograr lo mejor para nosotros. Cuando esto se convierte en una conviccion,
se cree y se lo acepta, entonces cada parte de la vida se convierte en importante, y la
vida misma se torna un viaje de descubrimiento de Dios y de nosotros mismos. Cuando
Dios nos guia su intencion es conducirnos a una madurez completa y a una creciente
semejanza a Cristo. Todo el proceso de direccion se encuentra ideado para que se
incremente nuestro conocimiento de Dios mismo, no solo de su voluntad Hebreos 12:7-
10 Si soportais la disciplina, Dios os trata como a hijos, porque que hijo es aquel a
quien el Padre no disciplina? Pero si os trata sin disciplina de la cual todos han sido
participantes, entonces sois bastardos y no hijos. Tuvimos a nuestros padres terrenales

P. OBED HUERTA
que nos disciplinaban y los venerabamos. Porque no obedeceremos mejor al Padre y
viviremos? .

Isaias 48:17 Asi ha dicho Jehova, redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehova Dios
tuyo, que te ensena provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.
Dios trata con nosotros de manera personal e individual porque somos unicos, usara
distintos metodos dependiendo de quienes somos. Nada escapa de la mirada compasiva
de Dios –aun sus cabellos estan contados Mt.10:30- El hace planes para nosotros en
Amor Jeremias 29:10-11.

Es comun encontrar obstaculos en el camino, Dios nos esta adiestrando y perfeccionando


para la eternidad, los obstaculos perfeccionan nuestra fe y carácter. La disposicion de
hechos no esta en nuestras manos, sino en las de Dios, cicunstancias fuera de nuestro
control que no podemos regularlas ni acomodarlas a nuestra conveniencia. La unica
certeza que tenemos es Dios y regresamos a El.

Salmo 32:8; 48:14; 25:8-9; Isaias 58:11

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 5
CSL112-Discipulado

MITOS ACERCA de la DIRECCION de DIOS.

1.-Que si entregamos nuestra voluntad a Dios, El nos pedira que hagamos cosas dificiles
que no queremos hacer. Solo si son para satisfacer SUS intereses mas elevados y lo
MEJOR para nosotros.

2.- Que si hay algo que queremos hacer desesperadamente, es probable que Dios no
quiere que lo hagamos. Dios solo frustra aquellos deseos contrarios a su voluntad. Salmo
37:4-5; 2Co. 5:9

3.- Que si tomamos una direccion equivocada y no cumplimos con la voluntad de Dios,
estamos destinados a una vida inferior de ahí en adelante. Jeremias 18:1-6 Ya sea
porque Dios nos movio en otra direccion o porque pecamos, o porque tomamos la
decision equivocada en un instante importante, El Perdona y Restaura 1Juan 1:8;
Romanos 12:2.

4.- Que nuestras intuiciones son la voz directa de Dios. “engañoso es el corazon del
hombre”. Mt. 15:19.

5.- Que cada puerta abierta o situaciones favorables constituyen un llamado de Dios.

6.- Que una puerta cerrada es el fin del asunto. Puede ser que si, puede que solo este
cerrada la puerta de enfrente. Busca una puerta trasera, una ventana.

7.- Que recibimos direccion de Dios poniendo nuestra mente en blanco. Colosenses 1:9.

P. OBED HUERTA
1 Cor. 1:28
EL LLAMADO.
¿Por qué vine a esta tierra? ¿Cuál es la voluntad de Dios para mi vida? ¿Cuál es el propósito de
Dios para mi vida?¿ Por que estoy en esta tierra?¿Cuál es mi destino?¿Cuál es mi
potencial?¿Cuál es mi pasión? Estas y otras preguntas son las que se hacen millones de
creyentes alrededor de la tierra.

¿QUÉ ES UN LLAMADO?
Cará (hebreo)
raíz primaria: encontrar, sea accidentalmente o de una manera hostil:-acontecer, encontrar,
sobrevenir, suceder, venir, recibir. Acosar a quien se encuentra.

Viene del término griego “kaleo” y se usa para convocar o invitar. Otros sinónimos de esta palabra
son: propósito, potencial, pasión, voluntad de Dios, destino, don, talento. Gálatas 1:15, Efesios
4:1

El verdadero éxito de una persona consiste en:


1. Conocer el propósito o llamado de Dios para su vida.
2. Desarrollar ese llamado de Dios al máximo.
3. Dejar un legado en la tierra por medio de ese llamado.

EN LA POSICIÓN CORRECTA MIENTRAS EL LLAMADO LLEGA.


Eliseo, jalando la última yunta.
1Reyes 19:19-21 Partió de allí Elías y encontró a Eliseo, hijo de Safat, quien estaba
arando; tenía doce medias hectáreas de tierra para arar y estaba en la duodécima.
Elías se le acercó y le tiró encima su manto (magnificencia). 20 Inmediatamente,
dejando sus bueyes, Eliseo corrió tras Elías: "Permíteme, le dijo, que vaya a abrazar
a mi padre y te seguiré". Pero Elías le respondió: "¡Puedes volverte, era algo sin
importancia!"21 Eliseo se alejó pero para tomar la yunta de bueyes y sacrificarlos;
asó su carne con el yugo (quema tus riquezas) y se la sirvió a su gente, luego se levantó,
salió tras Elías y entró a su servicio.

Eliseo tenía siervos pero aun así, se puso al arado, su corazón estaba en la posición correcta
para ser llamado. El era un hombre humilde, estaba arando tierra, cuando Dios le tenía una

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 7
CSL112-Discipulado

misión más honorable que era sembrar. Vs. 19-20


Eliseo quemó lo que le ataba a su pasado, a su dependencia material. V. 21
Josué, llamado por Dios y reconocido por Moisés. Números 27:18-23, Deuteronomio 31:1-7

BUSCA EL ENTORNO ADECUADO.-


Busca un lugar, donde tu talento y habilidad natural sean usados, donde aprendas a pulir tus
capacidades, donde sea pulido tu carácter.
Josué estuvo en el desierto 40 años, Pablo 17 años de soledad.
Busca el lugar, Donde aquello que anhelas hacer en el futuro este en un presente, aprende, piensa, ten
visión, mejora lo que hay.
Quizás el lugar no sea el mas cómodo, ni siquiera se acerca a lo que soñaste, pero existen los
elementos necesarios para ti. Quizás no es el lugar de tu futuro, pero ahí es donde serás pulido.

QUIEN ESTA EN TU FUTURO.-


Busca alguien, que haga lo que tu quieres hacer, alguien que quizás no hace lo que tu quieres
en el futuro, pero tiene el carácter y la sabiduría para guiarte. Y Sírvele!!! Hónrale!!!. Con tu talento,
tu capacidad, tu tiempo, tu oído.
Esa persona será usada por Dios, para que tu llegues a tu futuro, LAVA SUS MANOS.
2Reyes 3:11 Pero Josafat dijo: ¿No hay aquí un profeta del SEÑOR para que
consultemos al SEÑOR por medio de él? Y uno de los siervos del rey de Israel
respondió, y dijo: Aquí está Eliseo, hijo de Safat, el que vertía agua en las manos
de Elías.
Bendícele, se DISCRETO en sus fallas, no los ventiles, cuida su espalda, ayúdale a MEJORAR
su trabajo.
Nunca sabrás que tan bien sirves a alguien, hasta que alguien te sirva a ti. Célalo Números 11:28 cuida
de esa persona, de su familia, ora e intercede por el.
Moisés le dio la confianza a Josué Éxodo 17:9 para cosas importantes.
A quién sirves, es tu protección Num 27:18 Y el SEÑOR dijo a Moisés: Toma a Josué, hijo de Nun,
hombre en quien está el Espíritu, y pon tu mano (protección, provisión) sobre él; a quién Dios ponga
sobre ti, aunque no lo creas, será usado para tu Guianza y dirección te protegerá de caer, su
sabiduría te protegerá de errores fatales, de tonterías, te ayudara a enfocarte y te disciplinará.

P. OBED HUERTA
Durante tu servicio, mantente en la presencia de Dios Josué en el Tabernáculo. Éxodo 33:11
No dejes de buscar a Dios, no te olvides que sobre todas las cosas Dios es tu futuro, El tiene toda
tu vida en sus manos.
Esa persona te ayudara a cimentar tu identidad en Cristo, para tu futuro: Oseas (libertador) por
Josué (Salvado por Jehová, Salvador de Jehová). Números 13:16

TIENES QUE PARTICIPAR EN TU LLAMADO.-


Aférrate a lo que Dios te ha llamado. 2Reyes 2:4 Elías, por su parte, volvió a decirle:—Quédate aquí,
Eliseo, pues el Señor me ha enviado a Jericó. Pero Eliseo le repitió:—Tan cierto como que el Señor y
tú estáis vivos, te juro que no te dejaré solo. Así que fueron juntos a Jericó.
No puedes fracasar sin tu consentimiento, no puedes triunfar sin tu participación. Involúcrate ya
en tu futuro.
Disciplina, Corrección, Aprendizaje, Tenacidad (vuelve a intentar), son elementos en el crecimiento, sin
esto la excelencia no llega.

AQUELLOS QUE ACUDEN AL LLAMADO.

Dios le lleva más allá de quién sirve Números 14:30; Josué 24:15 Lo nuevo que Dios hace, es
mejor, no te preocupes por llenar los zapatos de quien se va, o de hacerlo mejor, SI DIOS TE
PUSO, SIEMPRE SERÁ MEJOR.
Delante de los Grandes. 2Reyes 5:1-27 “Eliseo ante Naamán”
Inmortalidad. 2Reyes 13:21 Y cuando estaban sepultando a un hombre, he aquí, vieron una banda de
merodeadores y arrojaron al hombre en la tumba de Eliseo. Y cuando el hombre cayó y tocó los huesos
de Eliseo, revivió, y se puso en pie.

AUN CUANDO NOS HALLAMOS IDO, NUESTRA VIDA DARÁ VIDA A OTROS, NUESTRO
TESTIMONIO ANIMARÁ A OTROS.

EL LLAMADO ES DADO POR DIOS


“Y nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios, como lo fue Aaron”. Hebreos
5:4; 1Co. 1:1
La palabra de Dios le llama honra al llamado, y éste no lo hace un hombre, una organización o la
familia, tampoco se hereda; es una honra dada por Dios. nadie se puede llamar a sí mismo pastor,

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 9
CSL112-Discipulado

apóstol, evangelista o cantante, sino que es Dios quien hace el llamado. Hay muchas personas
que se llaman y se envían solas.
I.- DIOS ES QUIEN NOS HACE EL LLAMAMIENTO A SERVIR EN SU OBRA
(Marcos 3:13-19).
1.- El Señor Jesús hizo el llamamiento a los discípulos. Ellos no se llamaron así mismos
al servicio (v. 13).
a.- El Señor Jesús los llamó para que aprendieran de Él (v. 14 a).
El Señor Jesús escogió a un número reducido: doce.
El Señor Jesús vio en ellos sus enormes potencialidades, no lo que eran en ese momento,
sino aquello que llegarían a ser.
b.- Una vez aprendieran del Maestro, serían enviados (vv. 14 b, 15).
Es necesario cumplir el proceso. ¿Has cumplido tú el proceso de estar con Cristo y
aprender de Él?
¿Acaso por el afán de servir a Dios aquí y ahora, interrumpiste el proceso?
2.- El Señor Jesús escogió de entre la sociedad a los que Él quiso (vv.16-19).
a.- Aquellos que fueron llamados, estaban en el propósito eterno de Dios (2 Timoteo
1:81-0).
b.- Aquellos que fueron escogidos, en casos como el de Judas, no tenían claro su
llamamiento. Sus motivaciones eran erradas.
¿Tienes claro el llamamiento que Dios he ha hecho?
¿Has contemplado la posibilidad de renunciar al ministerio cristiano al pensar que el
llamamiento al ministerio cristino no era para ti?

II.- DIOS ES QUIEN CONCEDE AUTORIDAD EN EL MINISTERIO CRISTIANO


(Marcos 6:6-9).
1.- El Señor Jesús los envió en equipos de dos discípulos (vv.6, 7).
a.- Dios no nos llamó a trabajar solos. Todos trabajamos para Su obra. No estamos
llamados a crear "repúblicas independientes".

P. OBED HUERTA
b.- Cuando trabajamos en equipo, no llevamos solos toda la carga. Trabajar en
equipo significa volcar nuestros esfuerzos hacia un objetivo común. No puede tener
cabida en la iglesia un "espíritu de competencia".
2.- El Señor Jesús les concedió autoridad (v. 7) sobre las dimensiones:
a.- Material: para cambiar las circunstancias.
b.- Espiritual: sobre los demonios.
3.- El Señor Jesús es quien envía la provisión (vv.8, 9).
a.- Si has recibido de dios la visión para desarrollar una misión grande, confía que Él
dará la visión, la provisión y la bendición.
b.- ¿Acaso has renunciado a tus sueños tan solo porque piensas que la visión que
recibiste de Dios es demasiado grande e irrealizable?

III.- A DIOS ES A QUIEN EL MINISTRO REPRESENTA ANTE EL MUNDO


(Marcos 6:10-13).
1.- La presencia de Dios iba con los apóstoles, y acompaña hoy a sus representantes:
los ministros del evangelio (vv.10, 11).
a.- ¿Eres consciente de tu condición como representante de Dios?
b.- ¿Has sido fiel a tu condición de ministro delante de Dios?
2.- Si nos rechazan al ejercer como ministros delante de cristo, no nos rechazan a
nosotros sino a Dios porque somos quienes lo representamos como ministros (v.11).
a.- ¿Has sentido rechazo por proclamar el evangelio?
b.- ¿Estuviste tentado a renunciar al ministerio cristiano cuando te rechazaron?
3.- Quien tiene conciencia de su llamamiento divino, vuelca todos sus esfuerzos para
cumplir la misión que le ha sido encomendada (v. 12).
4.- Desarrollar confianza plena en Dios nos llevará a ser instrumentos de poder en las
dimensiones física y espiritual (v.13).
a.- ¿Eres consciente del poder que fluye en ti?
b.- ¿Has puesto el poder que fluye en ti al servicio de la extensión del reino de Dios?
Conclusión:

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 11
CSL112-Discipulado

Hay una enorme diferencia entre ser un profesional predicador, es decir quien teniendo
una ocupación secular debe renunciar a ella para entrar en el ministerio cristiano, y el
predicador profesional, es decir, quien hace de la proclamación del Evangelio su trabajo
y llega a ser tan rutinario, que pierde la pasión por ganar las almas para Jesucristo.
Dios es quien hace el llamamiento. Quien ha sido llamado por Dios, está preparado para
afrontar dificultades y, si tiene conciencia plena del alcance de su llamamiento, no se dará
por vencido ante las primeras dificultades.
Si nuestro llamado proviene de Él, nos concede la autoridad para ejercer
ministerialmente, poniendo en derrota las fuerzas de Satanás que en ocasiones quieren
ponernos tropiezo.
Todos aquellos que trabajamos en el ministerio cristiano debemos evaluar
constantemente nuestro llamado y fortalecernos en Dios. Él comprende los problemas y
frustraciones que podamos enfrentar, y nos concederá la fuerza necesaria para vencer
los problemas.

¿CÓMO PODRÍAMOS DESCRIBIR A UNA PERSONA QUE TIENE UN


LLAMADO DE DIOS?
“Por eso dije: ¡No me acordaré más de ti ni hablaré más en su nombre! No obstante, había en mi
corazón como un FUEGO ARDIENTE metido en mis huesos. Traté de resistirlo, pero no pude”.
Jeremías 20:9

EL CASO DE SAMUEL.
I. CUANDO DIOS LLAMA, DIOS TOMA LA INICIATIVA.
Es El quien llama. El sabe lo que quiere de nosotros. Nos llama no porque nos necesita, sino
porque quiere compartir con nosotros Su obra grande y divina.
Uno de los significados de la palabra “llamó” es “dirigirse a alguien por nombre”. Y dirigirse a
alguien por nombre implica que uno conoce a esa persona. Tal vez Samuel no conocía a Dios;
pero Dios le conocía a él. Anhelaba una relación personal con aquel joven y usarle en gran
manera. Desde antes de nacer, le había destinado para Su servicio.
Cuando Dios llama, Dios toma la iniciativa. La tomó al su madre concebir y al llamarlo
personálmente en aquella noche.

P. OBED HUERTA
1 Samuel 3:1-10 Dice la Biblia en el v. 1, que Samuel ministraba o servía a Jehová en el Templo.
Su mamá Ana le prometió a Dios que si le daba un hijo, lo dedicaría a él y lo traería a Su Casa;
Dios la escuchó y ella cumplió su promesa.

En el principio del capítulo 3, hay otra nota muy interesante pero también muy triste. Dice “que la
Palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; que no había visión o revelación con frecuencia.”

Aunque Dios había hablado dirécta y audíblemente a Moisés y a Josué, Su Palabra se hizo rara
durante el tiempo de los jueces. Para cuando vino Elí, no habían profetas trayendo el mensaje de
Dios. Los sacerdotes eran corruptos y ni siquiera seguían Su Ley. Por 300 años, el pueblo no
escuchó nada o casi nada de parte de Dios.
En medio de todo, Dios toma la iniciativa, y se comunicó personalmente, con un joven llamado
Samuel.
Era de noche, todos estaban durmiendo, y Jehová llama a Samuel por primera vez. Samuel
responde “Heme aquí,” pensando que era Elí quien lo llamaba. Esto sucede tres veces. A la
tercera, Elí reconoce que era Dios quien lo llamaba, e instruye a Samuel como responder.

El v. 10 es hermoso. Dice que “Jehova vino, se paró allí y lo llamó como las otras veces. ‘¡Samuel!
¡Samuel!’” El respondió “Habla porque tu siervo oye.”

Hay varias cosas que podemos aprender de este pasaje acerca del llamado de Dios.

II. CUANDO DIOS LLAMA, DIOS CONTINÚA LLAMANDO HASTA QUE RESPONDEMOS.
Dios no llamó a Samuel una vez, sino 4. Persistió llamándole, hasta que respondió. Quería hacer
tantas cosas en y a través suyo, que no le dejo quieto. Finalmente, aquel joven con gran potencial,
respondió.

III. CUANDO DIOS LLAMA, ESPERA QUE RESPONDAMOS EN OBEDIENCIA Y SUMISIÓN. (v.
10)
La contestación de Samuel era típica del siervo que escucha y obedece el plan de Dios. (Gén.
22:1; Ex. 3:4; Isa. 6:8).

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 13
CSL112-Discipulado

La respuesta de Abraham, Moisés, Isaías y Samuel, fué una de obediencia y sumisión. La misma
que Dios espera de tí y de mí.
Una de las verdades centrales que NO PODEMOS SEGUIR A DIOS Y QUEDARNOS DONDE
ESTAMOS. Necesitamos hacer AJUSTES en nuestra vida, para PODER HACER lo que Dios
quiere que hagamos. La obediencia nos va a costar a nosotros, pero también a aquellos que
están a nuestro alrededor.

Cuando sentimos el llamado de Dios, ya sea para seguirle en servicio o recibir su salvación,
NECESITAMOS ABANDONAR TODO LO QUE NOS IMPIDE SEGUIRLE (mi trabajo, mi colonia,
Ale su familia, trabajo, ciudad). El MEJOR lugar donde podemos estar, es en el centro de la
VOLUNTAD DE DIOS.

Dios nos ha llamado a todos para servirle. Ha algunos, les llama a servirle de una manera más
activa y regular; a poner todo a un lado y dedicar sus vidas, su tiempo, su totalidad para El y Su
reino. ¿Eres tu uno de esos? Si lo eres, responde en obediencia y sumisión

EL CASO DE ABRAHAM.
La elección y el llamado de Abraham tiene un carácter único en todo el Antiguo
Testamento. El escritor de Hebreos lo resume muy bien en estas breves frases: «Por la
FE Abraham, siendo llamado, OBEDECIÓ para salir al lugar que había de recibir como
herencia; y salió de UR2 sin saber a dónde iba.» (Heb. 11:8).
El llamado de Abraham fue UN LLAMADO A SALIR, a dar la espalda al mundo.

LLAMANDO A GENTE ORDINARIA.


En una civilización idólatra como la caldea3 él también lo era (Josué 24:2). Era sólo una
piedra tomada de la cantera del mundo (Isaías 51:1-2). Abraham estaba a gusto en esa

2
La ciudad de Ur, también llamada Mugheir era una ciudad antediluviana, destruida por el diluvio y
reedificada después. Poco antes de Abraham llegó a ser la ciudad más espléndida del mundo: centro de
manufactura, agricultura, y comercio marítimo, en una tierra de fertilidad y riqueza fabulosas. Cerca del
tiempo de Abraham fue eclipsada por Babilonia
3
Ur era ciudad babilónica, y Babilonia tenía muchos dioses y diosas. Se adoraban el fuego, el sol, la
luna, las estrellas y diferentes fuerzas de la naturaleza. Nimrod fue reconocido como la deidad principal.
La forma más común de su nombre era Marduk. «Sin», dios de la luna, era la deidad principal de Ur, la

P. OBED HUERTA
cultura; sin embargo, Dios, en su soberanía LE ESCOGIÓ como primicia y ejemplo de
todos los hombres de fe que habrían de venir, hombres en los cuales él se agrada.
Abraham se diferenció mucho de Abel, Enoc y Noé. Éstos parecen haber sido hombres
de decisión, no fue así con Abraham. Él era un idólatra en una civilización idólatra. Pero
la obra de Dios comenzó con tal hombre4. Fue Dios, en su soberanía que le escogió, «no
por las obras, sino por el que llama» (Rom. 9:11).

LAZOS FAMILIARES (Eliseo (1Re. 19:19-21), Lc. 9:61-62) Y TROPIEZOS.


El caminar de Abraham no estuvo exento de titubeos y tropiezos. Si confrontamos
Génesis 11:31, 12:1 y Hechos 7:2-4 podemos ver una verdad muy: los LAZOS familiares
impidieron que Abraham respondiera completamente al llamado de Dios. En vez de tomar
él la iniciativa, la tomó Taré y se enredó en Harán. Así, EL QUE NO FUE LLAMADO
GUIABA, Y EL QUE FUE LLAMADO LE SIGUIÓ. Así que, aunque fue llamado para
trasladarse a Canaán, Abraham se quedó en Harán –un punto intermedio, hasta que la
muerte rompió el lazo que le unía con su padre Taré.

Esto nos muestra que las influencias de la naturaleza son siempre contrarias a la
realización de la vocación de un hijo de Dios, y por eso, hay que cuidarse de ellas. Si no
estamos conscientes de la grandeza del llamado que hemos recibido, ellas nos llevan a
contentarnos con menos de lo que Dios ha señalado para nosotros. (Fil. 3:13-14). Sin
embargo, Dios, que había llamado a Abraham a Canaán, no descansó mientras éste
estuvo en Harán. Siendo Harán una estación no contemplada por Dios en el itinerario de
Abraham, éste NO RECIBIÓ NINGUNA NUEVA REVELACIÓN ALLÍ.

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD


Pero Dios, que llama, es persistente, y cuando Abraham tenía ya setenta y cinco años,
Dios le llamó por segunda vez (Gén. 12:1). Hasta aquí Abraham no había sido íntegro en

ciudad de Abraham. Su esposa, Ningal, (o Ishtar) era adorada en cada ciudad como diosa madre. Era la
deificación del sexo; por lo cual, en su honor, se requería el libertinaje.
4
En sus tradiciones, los judíos afirman que Taré era un fabricante de ídolos, pero que su hijo Abraham
tenía desde muchacho celo contra la idolatría, rompiendo y burlándose de los ídolos fabricados por su
padre. En la creencia de ellos, fue por sus virtudes que Abraham se hizo depositario de las promesas y
esperanzas del género humano

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 15
CSL112-Discipulado

su obediencia, pero Dios no le abandonó (Hech. 7:4), y le trajo a Canaán. Su llegada a


Canaán tiene gran significado, porque ERA EL PODER DE DIOS QUE ENTRABA A
POSEER LA TIERRA. Donde Dios toma posesión, allí Abraham tiene su herencia.
Sin embargo, apenas Abraham entró en Canaán, SU FE FUE PROBADA (seras probado,
cuando crees que llegaste, recién inicias). La tierra no estaba en condiciones de ser
disfrutada a discreción, porque allí habitaba el cananeo (12:6 b). Todo esto pudo hacerle
dudar momentáneamente del llamamiento de Dios. Sin embargo, en seguida se renueva
la promesa y su fe se fortaleció (12:7).
Abraham se estableció entre Bet-el y Hai, donde plantó su tienda y edificó un altar. Estos
dos elementos hacen patentes los dos rasgos principales del carácter de Abraham,
porque fue un adorador de Dios y un extranjero en el mundo.

Tres altares
En Canaán, Abraham edificó 3 altares. Ellos señalan los 3 puntos más importantes de la
vida en la Tierra Prometida. Cada uno de ellos fue santificado por un altar. Veamos qué
significa cada uno.
a) Siquem ( Gn. 12:7): «Siquem» significa «hombro», que es el lugar de mayor fuerza
del HOMBRE. Canaán es el lugar de la victoria de Dios, donde los enemigos son echados
definitivamente. Dios nos permite estar plenos, satisfechos y fuertes individualmente.
b) Bet-el (Gn. 12:8; 13:4): «Bet-el» significa «Casa de Dios». Es necesario ver la Casa
de Dios, es decir, la IGLESIA, el cuerpo de Cristo. Como hijos de Dios venimos a ser uno,
y desaparece la vida individual. Siquem debe llegar a ser Bet-el.
c) Hebrón (Gn. 13:18). «Hebrón» significa «una unión» o «comunión». Si Bet-el
representa la vida del Cuerpo de Cristo, Hebrón representa el principio de vivir esa vida.
Bet-el nos conduce a Hebrón. SIN COMUNIÓN, los hijos de Dios NO PUEDEN AVANZAR
mucho. Es preciso VIVIR LA VIDA DEL CUERPO, es decir, dar y recibir, corregir y aceptar
la corrección de los demás miembros.

Tres pruebas
En la vida de Abraham en Canaán hay tres altares, pero también hay tres pruebas,
relacionadas con la tierra.

P. OBED HUERTA
a) Egipto. A causa de que «hubo hambre en la tierra» (Gn. 12:10), Abraham descendió
a Egipto. Allí, aunque se enriqueció, no tuvo altar, y más encima se enredó en su propio
engaño, de tal suerte que fue reprendido por un incrédulo, y su misma esposa se vio
expuesta a una vergüenza. Abraham no valoraba suficientemente a Canaán, porque no
supo permanecer en el lugar donde Dios le quería. Abraham no había visto que SU
LLAMAMIENTO estaba LIGADO A LA TIERRA (iglesia, ciudad, ministerio), y que debía
permanecer en ella y guardarla5. (Isaías 31:1). Sin embargo, Dios en su misericordia le
restauró a su misma condición anterior, en el mismo lugar, entre Bet-el y Hai ( Gn. 13:3-
4).
b) Lot (Capítulo 13). En cuanto a dejar a su PARENTELA, Abraham nunca había
obedecido completamente. Lot, que no seguía a Abraham guiado por una fe personal ni
por un llamamiento, sino por un simple afecto familiar, tenía un corazón mundano.
Esto quedó en evidencia el día en que los pastores suyos litigaron con los de Abraham.
Esta disputa no hizo más que sacar a luz la mundanalidad que había en Lot y la fe que
había en Abraham. A la hora de escoger, Lot escogió la llanura, aparentemente la mejor
parte; Lot no era un llamado, sino un voluntario; y TODOS LOS QUE CORREN SIN SER
LLAMADOS, ACABAN POR CAER. Cuando la marea de la fe sube, ellos se unen y
reciben los beneficios de los verdaderamente creyentes, pero tarde o temprano su
corazón queda al descubierto. Los extranjeros que salieron de Egipto con los israelitas y
que les instigaron a pecar (Núm. 11:4), así aconteció con Ananías y Safira (Hechos 5:1-
11) y con Simón el mago (Hechos 8:9-24).

Abraham, en cambio, dejó que Lot escogiera, porque confiaba en que Dios cuidaba de
él. «La fe deja siempre a Dios el cuidado de fijar la herencia, como asimismo le
encomienda a él la forma de ser introducido en la misma. La fe siempre queda satisfecha
con la porción que Dios otorga, y puede decir: «Las cuerdas me cayeron en lugares

5resultados trágicos de la desobediencia de Abraham:1. Entristeció a Dios. Nuestros pecados siempre


lo hacen. (Sal. 78:40; Ef. 4:30).
2. Debilitó su propia fe, porque más tarde volvió a mentir por causa de su esposa (Gn. 20).
3. Fue un mal testimonio para Lot.
4. Fue el causante de que Faraón sufriera. (Gn. 12:7).
5. Tomó a Agar como criada de Sara su mujer (Gn. 16:3).
6. Proveyó de un mal ejemplo para su hijo Isaac, quien habría de caer también en la misma falta.

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 17
CSL112-Discipulado

deleitosos, y es hermosa la heredad que me ha tocado» (Salmo 16:6). «Quizá Lot tenía
mejor tierra, pero Abraham tenía mejor título. Lot parecía tener el paraíso, pero Abraham
tenía la promesa.» (M. Henry). La recompensa para Abraham fue inmediata, porque Dios
le confirmó la promesa (Gn. 13:14-15), y le libró de una compañía que era un estorbo
para su caminar. Lot se fue acercando más y más a Sodoma (Gn. 13:12), pero Abraham
volvió a Mamre, donde edificó de nuevo altar a Jehová. (Gn. 13:18).

c) La batalla de los reyes (Capítulo 14). Aquí tenemos a Lot en problemas. Pero cuando
Lot estuvo en problemas, Abraham intervino para socorrerlo. Aunque Abraham no
aprobaba la conducta de su sobrino, en la hora de necesidad, su amor permanecía
intacto. Luego de la victoria, Abraham es bendecido por Melquisedec y es tentado por el
rey de Sodoma. Sin embargo, la bendición de Melquisedec le prepara bien para vencer
la tentación ¿En qué consistió esta tentación? En aceptar el ofrecimiento del rey, una
recompensa por la victoria.
Abraham no podía aceptar nada procedente de una ciudad corrupta (trabajo en entornos
corruptos). La fuente de su prosperidad y riqueza era Dios. Así, la mayor batalla que hubo
de enfrentar Abraham no fue ante Quedor-laomer, sino ante el rey de Sodoma.

EL CASO DE ISAÍAS. Isaías 6:1-9


Había muerto el rey Uzías, después de haber dirigido los destinos de Judá por cincuenta
y dos años. Su administración fue caracterizada por paz y prosperidad. El trono estaba
vacante, por lo tanto eran horas de desesperación y angustiaba. Isaías como todo buen
creyente ACUDE AL TEMPLO, BUSCANDO LA ASISTENCIA DE DIOS, quien le otorga,
en lo que parecía, su hora más desesperante, una visión extraordinaria. El llamado de
Dios en la vida del profeta ISAÍAS SE PRODUCE CUANDO ÉL PUEDE VER, PORQUE
DIOS DESCORRE EL VELO, VE HACIA TRES DIRECCIONES:

I. UNA MIRADA HACIA DIOS (vs. 1-4)


1. Todo llamado al ministerio tiene su comienzo con una EXPERIENCIA PROFUNDA
CON DIOS. Isaías descubre a Dios como:
 a) Soberano “sentado en su trono reinando”

P. OBED HUERTA
 b) Omnisciente “conocía todo lo que estaba aconteciendo y el propio profeta sintió
ser denunciado”
 c) Omnipresente “llenaba toda la tierra”
 d) Pero aprendería además que él es Santo: “Dios estaba separado de todo”, todo
aquel que anhele representarlo deberá también ser “santo”
 e) Dios no ha cambiado (Ap. 4: 8)
2. Esa visión es la que nos hace responsables y nos impulsa a comprometernos con la
misión. Después de una visión similar, tanto fue el impacto recibido que:
 a) Moisés (Ex. 3:1-12)
 b) Saulo de Tarso (Hch. 9: 1-9 y 1Cor. 15: 8)
 c) Quedaron comprometidos con los planes de Dios de por vida.
3. Según la experiencia que hayamos tenido con Dios, así la expondremos,
comunicaremos a los demás. Por lo tanto, no puede haber llamado al ministerio SIN una
PREVIA MIRADA ESPIRITUAL hacia Dios.

II. UNA MIRADA HACIA SÍ MISMO (vs. 5-7)


1. Debemos reconocer nuestras flaquezas y debilidades. Note que no fue HASTA QUE
TUVO UNA VISIÓN DE DIOS QUE ISAÍAS NO SE PERCATABA DE SUS PROPIOS
PECADOS. Un encuentro con Dios nos hace ver como Dios nos ve.
 a) En el capitulo anterior había pronunciado contra el pueblo una serie de ayes (Is.
5),
 b) Pero ahora es él quien dice “ay de mí”.
 c) Su conciencia es despertada. Ahora estaba siendo medido por la vara de Dios.
Encontrarnos con Dios, nos quebranta y nos vuelve más humildes, necesitados de
él..
2. Note la amplia confesión de Isaías “Ay de mí” que:
 a) “Soy muerto” (Ex. 33:20) Un mortal viendo al Alto y Sublime era algo imposible.
 b) “Soy hombre de labios inmundos”; producto de un corazón inmundo

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 19
CSL112-Discipulado

 c) “Habito en medio de un pueblo de labios inmundos” note que se estaba dejando


influenciar. “Que ellos se conviertan a ti, y no tu...” Como la confesión fue
específica, abundante también fue el perdón otorgado por Dios.
3. No debemos salir a servir al Señor sin antes ser limpios. NO deberíamos predicar a la
gente lo que todavía nosotros mismos no HEMOS EXPERIMENTAMOS. Dios suplió la
necesidad de Isaías con el carbón ardiente. Note que ante la urgente oración por
necesidad de limpieza, Dios contestó con total ligereza. Hoy ante la necesidad de
limpieza tenemos: Por nuestra parte la confesión y de parte del cielo la aplicación de la
preciosa sangre de Cristo. Hay posibilidad de limpieza de tus pecados (1 Jn. 1: 7, 9)
4. Debemos entender que Dios no se nos REVELA por nuestras cualidades, sino POR
PURA GRACIA y por gracia nos usa, él bien pudiera usar a los seres angelicales, pero
nos usa a nosotros, claro luego de que somos limpios de pecado.
5. Él sigue llamando a creyentes a su obra, pero pocos responden a él. Muchos no lo
hacen por sentirse indignos, al mirarse a sí mismo.

III. UNA MIRADA HACIA LOS DEMÁS (vs. 8-13)


1. Debemos conocer al pueblo al ministramos. Una vez que ya la necesidad es suplida
en nosotros, podemos recién preocuparnos por los demás.
2. Debemos entender que la misión no era nada fácil. Si observamos los capítulos 1 al 5
notaremos la caótica condición espiritual del pueblo. Era un pueblo que lo que menos
quería era escuchar un mensaje de Dios, y mucho menos de arrepentimiento de sus
pecados.
3. Debemos entender que DIOS SE NOS REVELA CON UN PROPÓSITO:
 a) Dios inquieta a Isaías con un fuerte interrogante
 b) Isaías responde a Dios con un “sí” contundente y se pone a su disposición
4. Toda visión que no es seguida por DISPOSICIÓN jamás nos conducirá a la MISIÓN.
 a) La pregunta del Señor sigue vigente todavía. ¿Cuál será tu respuesta?
 b) ¿Estarías dispuesto a ir dondequiera que el Señor te dirija o envíe para ganar
almas para él?

P. OBED HUERTA
 c) ¿Te levantarías a predicar sin que te importe como es que responderá la gente
frente a tu mensaje?
5. Que al mirar a la gente, a la necesidad, puedas mirar como mira el Señor a las
multitudes (Mt. 9:36-38). La compasión es diferente a sentir lástima. LA COMPASIÓN
NOS MUEVE a hacer algo para suplir esa necesidad; y el Señor lo hizo, ahora espera
por ti.

EL CASO DE JUAN EL BAUTISTA.


“Vino un hombre llamado Juan. Dios lo envió” (Juan 1:6, NVI)
Este versículo peculiar se refiere a Juan el Bautista: “Vino un hombre… Dios lo envió”.
La mayoría de los grandes hombres de Dios pueden testificar que sus ministerios son
precisamente el balance de estos dos componentes del pasaje: DIOS ENVÍA y ellos
deciden IR.

ALGUNOS PRINCIPIOS BÍBLICOS QUE NOS HABLAN DEL LLAMADO DE


DIOS PARA NUESTRAS VIDAS:

1- EN EL TIEMPO DE DIOS, NO EN EL NUESTRO.


Juan el Bautista es producto de un milagro. Zacarías y Elizabeth estaban ya muy grandes
para procrear. Sin embargo, Dios decide iniciar el ministerio de ellos como padres a pesar
de la edad de ellos. ¡Era el tiempo perfecto!: Así Juan sería contemporáneo de Jesús y
sería clave en preparar el camino al Señor y enderezar sus sendas.

2- DIOS LLAMA A HOMBRES Y MUJERES COMUNES


Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus
lomos; y su comida era langostas y miel silvestre. (Mat 3:4)
Tal vez la apariencia de Juan el Bautista no era precisamente lo que hoy escogeríamos
como co-pastor en una iglesia, pero Dios sí lo había escogido y eso era lo importante.
Cuántas veces hemos pecado menospreciando un llamado, un ministerio o una labor,
creyendo que por las ropas finas y el esplendor puede venir alguna salvación. No estamos

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 21
CSL112-Discipulado

en contra de los sacos y las corbatas, pero sí tenemos claro que la unción y el poder de
Dios pueden derramarse a través de vasos sencillos y hasta poco llamativos.
Lea a continuación esta traducción de Isaías 53:2-3 un pasaje clásico del llamado de
Jesús: “No había en él hermosura o majestad como para que nos fijáramos en él. No
había en él nada atrayente como para que nos gustara. La gente lo despreció y hasta sus
amigos lo abandonaron; era un hombre lleno de dolores y conocedor del sufrimiento. Y
como alguien a quien otros evitan, lo despreciamos y no pensamos que fuera alguien
importante”.

En otras palabras, no nos dejemos impresionar por las apariencias y no busquemos ser
populares, sólo busquemos ser obedientes a aquél que nos llamó. Es a Ël a quien
debemos agradar.

3- LUGAR
En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea (Mat 3:1) Qué
equivocados estamos ahora con la moda de predicar y desarrollar ministerio en grandes
auditorios, llenos de fama y esplendor. EL DESIERTO TAMBIÉN ES UN PÚLPITO
DIGNO. Algunos hombres importantes y claves para el Reino de los cielos han perdido
la visitación de Dios porque esperan predicar en palacios y cuando ven las señales que
apuntan al desierto en vez de obedecer reprenden “al enemigo”.

4- INTEGRIDAD HASTA LA MUERTE


Juan, refiriéndose a Jesús dijo: “Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe”, y
constató, sin ningún tipo de celos, el cumplimiento de su predicción (Jn 3:25-30).
Su ministerio fue muy breve, pero gozó de gran fruto. Hacia el final del año 31 d.C., fiel a
su misión, reprochó a Herodes el tetrarca el adulterio en que vivía con la mujer de su
hermano Felipe y fue encarcelado.

Deseoso de saber qué giro iba a tomar la obra de Jesús, Juan envió a dos de sus
discípulos para inquirir de Jesús si Él era el Mesías prometido. Esto nos muestra que está
bien tener dudas y preguntar a Dios. El Señor les respondió en relación a sus obras.

P. OBED HUERTA
Cuando los dos discípulos se volvían a Juan, Jesús elogió a Juan el Bautista (Mat 11:2-
15).
Aunque no hizo ningún milagro fue el más grande de los profetas, en el sentido de que tuvo el
privilegio de preparar al pueblo para la venida del Cristo y de revelarlo como tal.
Y muchos venían a él, y decían: Juan, a la verdad, ninguna señal hizo; pero todo lo que Juan dijo
de éste, era verdad. (Jn 10:41 )
No estamos en contra de las señales y prodigios, pero nuestro enfoque es obedecerle a Él. -
No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad
de mi Padre que está en los cielos. (Mat 7:21)
A Juan el Bautista su llamado le costó la vida.

5- ¿CÓMO CONOCER LA VOLUNTAD DE DIOS PARA MI VIDA?


A través de la voz del Espíritu Santo (Hc.13). La profecía es para confirmación, no para guía.
Somos guiados por el Espíritu Santo. Él nos indica “sí” o “no”. En Hch 16 vemos ejemplos de
ambos casos: les impide ir a Bitinia y les permite ir a Tesalónica
A través de las Escrituras: leerlas, estudiarlas, meditar en pasajes, memorizar versículos.
A través de padres (cuando eres hijo) o el cónyuge si eres casado (a)
A través de las circunstancias: Dios obra y habla a través de las situaciones. Cuando no podemos
alcanzar aquello que anhelamos generalmente es un NO, pero NO SIEMPRE.
A través del liderazgo o autoridad: estar sujetos a una autoridad que nos dé consejo, opinión,
seguimiento, corrección y ánimo.
Estos cinco componentes se entremezclan y aunque no siempre estén alineados su balance y
promedio nos permiten conocer bastante bien la voluntad de Dios para nuestras vidas.

6- ¿QUÉ PASA CUANDO NO PASA NADA?


Si la nube se mueve uno se mueve / Si la nube se detiene uno se detiene: algunos
ministros caen en confusión y sorpresa porque “no sienten nada”, no ven luz ni dirección.
Una muy buena posibilidad es que, como en el Antiguo Testamento, la Nube de Gloria
está detenida.

Algunas razones para que esto suceda es que Dios quiere que descansemos en Él, que
meditemos en Él, que crezcamos en un área específica porque la siguiente etapa requiere
de nosotros más fuerza, decisión y propósito.
CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 23
CSL112-Discipulado

Otra posible razón es que Él quiere que crezcamos en la certeza de que no es por obras,
para que nadie se gloríe. Cuando de repente “no hacemos nada” nos vemos obligados a
CRECER en identidad de hijos y no de siervos.

7- EL PRIMER LLAMADO NO ES NEGOCIABLE


Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, PARA QUE FUÉSEMOS
SANTOS Y SIN MANCHA delante de él, en amor habiéndonos predestinado PARA SER
ADOPTADOS hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
PARA ALABANZA DE LA GLORIA DE SU GRACIA, con la cual nos hizo aceptos en el
Amado, (Ef 1:4-6). NO PUEDES NEGARLO, NO PUEDES ELEGIR SER ESCOGIDO,
AUNQUE SI PUEDES ELEGIR DESOBEDECER.

8- ES UN PRIVILEGIO SER LLAMADO AL MINISTERIO: ¡!


“Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que
anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a
Sion: ¡Tu Dios reina!” (Is 52:7 ). Siendo un privilegio servirle, hemos de hacerlo con
EXCELENCIA. Decíamos al principio que se trata de un BALANCE entre la soberanía de
Dios y nuestro libre albedrío para responder, una mezcla entre “Dios nos envía” y
“nosotros vamos”.
Por tanto, en nuestra respuesta al llamado somos responsables de actividades como
orar, buscarle, ayunar y sobre todo prepararnos para toda buena obra: TODA LA
ESCRITURA ES INSPIRADA POR DIOS, y útil para enseñar, para redargüir, para
corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,
ENTERAMENTE PREPARADO PARA TODA BUENA OBRA. (2Ti 3:16-17)
PREPARARNOS en su palabra, estudiarla, conocerla y amarla es NUESTRA PARTE. Es
Él quien nos da la sabiduría y la revelación para ponerla por obra. Su amor nos cubre y
Él será fiel en hacer SU parte si nosotros hacemos la nuestra.

La esencia de nuestro llamado es servirle al Señor en obediencia, siendo íntegros


de corazón, hablando SUS palabras y no las nuestras. Así nos cueste la vida.

P. OBED HUERTA
LA NATURALEZA DEL LLAMADO DIVINO (Ex. 3: 1-22)
INTRODUCCIÓN: En nuestro último tema consideramos la forma cómo Dios escuchó el
clamor de su pueblo, y su decisión de venir para librarles de la esclavitud. Nuestro énfasis
estuvo en la atención que Dios tiene para con sus hijos, en especial cuando ellos pasan
por el "valle del dolor y la aflicción". Todo esto porque Dios es nuestro Redentor, pero
también es el amigo cercano que no deja postrado al que sufre. Ahora nos encontramos
frente a lo que va a ser el más grande acontecimiento que se registra en el Antiguo
Testamento: la liberación de Israel de la mano esclavizante de los egipcios. Para lograr
eso, DIOS NECESITA DE UN INSTRUMENTO. Él requiere de una persona dispuesta, de
una persona llamada para la tarea. Aquí seguimos viendo la manera cómo ha trabajado,
y trabaja nuestro Dios.
Cada vez que Él emprende la tarea de liberación, busca a alguien que a pesar de sus
dudas, limitaciones y complejos, puedan decir "¡sí!". Ningún otro tema cautiva más en la
Biblia que el que tiene que ver con el llamado divino. Cuando uno ve a Dios llamando a
Israel, un pueblo esclavo e insignificante, se pregunta, ¿POR QUÉ DIOS NO LLAMÓ A
OTRA NACIÓN DE MAYOR ABOLENGO y demás renombre como Egipto o Babilonia,
cunas de la civilización antigua? Parece, pues, extraño que Dios eligiese a una nación de
esclavos para ser su pueblo. Pero lo mismo ha pasado con los hombres y mujeres que
Él llama. La Biblia nos dice que "lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo
que no es, para deshacer lo que es" (1 Cor. 1:28) En el llamado divino, el asunto no es
qué tan importante es la persona llamada, sino cuán importante es el Dios que llama.
Seguro que fue esto lo que llevó a Jesús a decir: "No me elegisteis vosotros a mí, sino
que yo os elegí a vosotros" (Jn. 15:16)
En el pasaje de hoy, de donde se desprende nuestro tema, tenemos una historia
maravillosa; hablamos del espectacular llamado a Moisés.
Las verdades de este llamado son aplicadas para cada vida. Por un lado tenemos al
incomparable Dios que llama. Hay todo un asunto intrigante en la manera soberana de
su llamado. Él no ha hace una escogencia como lo haría un gerente para su compañía.
Él no siempre llama a los mejores porque de ellos Él sacará lo mejor. Veamos la
naturaleza en ese llamado.

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 25
CSL112-Discipulado

I. EN EL LLAMADO DIVINO HAY UN CONOCIMIENTO PERSONAL v.2


Uno de nuestros muy conocidos himnos dice: "Señor, tú me llamas por mi nombre desde
lejos, por mi nombre cada día tú me llamas". El llamado de Dios no se dispersa en medio
de la multitud. No hay tal cosa como un llamado colectivo, de modo que quien primero lo
escuche, lo agarre. Dios llamó a Moisés por su nombre. Por el nombre que le concedió
la hija del Faraón cuando lo sacó del agua. El nombre "Moisés" significa "sacado de las
aguas". Con ese nombre fue conocido en el palacio real, de donde algunos historiadores
han dicho que llegó a ser un príncipe y guerrero del imperio. Pero ahora ese mismo
Moisés está en el desierto, pastoreando las ovejas de su suegro Jetro. Allí llegó después
de haber dado muerte al egipcio que peleaba con el israelita.
Por seguro, en ese lugar desierto Moisés tuvo tiempo para la profunda meditación. Debe
recordarse que la vida de un pastor llega a ser una vida solitaria. De este modo, a la
mente de Moisés vendría una y otra vez la imagen de su amado pueblo esclavizado, su
anhelo de libertarlos, pero también los recuerdo de su fracaso con la muerte que dio al
egipcio. En la vida de Moisés, como en la de muchos, hay una historia combinada de
fracasos y de buenos anhelos. Y aquí es donde entra en acción el Dios que salva y llama
de una manera personal.
Debe haber una "zarza ardiente" en la vida de cada persona donde sentimos, no solo el
llamado, sino también nuestra indignidad al saber que estamos pisando tierra santa v. 5.
Pueden haber muchas personas en el mundo, pero el Señor te conoce y te llama por lo
que tú eres. ¿No es esto maravilloso?

II. EN EL LLAMADO DIVINO HAY UNA REVELACIÓN PERSONAL v.6


El Dios de la Biblia tiene personalidad. No es una entelequia ni una cosa abstracta. Su
revelación aquí no es como la de otro Dios, sino como el "Dios de Abraham, Dios de Isaac
y Dios de Jacob" v.6. Eso habla de historia, de llamado y de propósito. Un estudio de
cada uno de estos personajes nos indica la manera como Dios se manifestó a ellos, y la
forma cómo les aseguró las promesas de lo que ahora va a *****plir a través de Moisés,
en la gran liberación de su pueblo. Pero Moisés estaba preocupado por el nombre de
Dios. Para él esto era muy importante porque él llegó a conocer los nombres de los

P. OBED HUERTA
"dioses" egipcios y la manera como se dirigían a ellos. De modo que Moisés temía ser
rechazado por su pueblo por que ellos no conocían a la deidad que le hablaba. Dios le
había dicho quién era, pero Moisés quería conocer su nombre. A él le preocupado si el
pueblo le preguntara por el nombre del Dios que representaba v.13, y, ¿qué le
respondería? Para Israel el conocer el nombre de una persona lo relacionaba con su
naturaleza, carácter, atributos y su propio ser. Dios conocía a Moisés por su nombre, pero
¿cuál es el nombre del Dios que llama? De modo que para Moisés no era suficiente saber
quién era Dios sino cuál era su nombre. Note la forma cómo Dios se revela. Él dijo primero
"yo soy el Dios...", y luego, "Yo soy el que soy" v.14. Se ve que tal revelación no tuvo al
principio toda la trascendencia en la vida de Moisés, pues va a presentar varias
objeciones a su llamado, entre las que incluye el asunto del nombre del Dios que va
representar.
Moisés supo que Dios era una persona, pues se comunicaba. Supo que Él estaba
preocupado por su pueblo oprimido, pues habla de oír su clamor y manifiesta venir a
liberarlos; sin embargo, aparece como un Dios ausente. ¿Qué había pasado con Él
durante cuatrocientos años? ¿Cómo iba el pueblo a reconocerlo? Pero lo cierto es que
Dios no se revela con un nombre específico; es más, hacerlo así sería limitarlo.
Dios se revela al hombre no tanto para que se le conozca por su nombre sino por lo que
hace; en un sentido esto es el significado de la expresión "yo soy el que soy". Nos da
mucho gozo el saber que hay un Dios que se nos ha revelado de una manera personal.
Eso nos habla de un Dios cercano, amigo, compañero, protector y sustentador. Con este
Dios dirigiendo nuestra vida, cualquier empresa es posible.

III. EN EL LLAMADO DIVINO HAY EXCUSAS HUMANAS v.11, 12; 4:2, 10,
13
Esta historia se ha repetido siempre. Son contados los "Isaías" que han dicho "Heme
aquí", al primer llamado de Dios. La naturaleza humana asume un continuo rechazo
frente al llamado divino. Moisés es la representación típica a las diferentes objeciones
que ponemos cuando Dios nos exige trabajar en su obra. La verdad es que estamos más
presto para trabajar en el mundo que trabajar en la Casa de Dios.

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 27
CSL112-Discipulado

Notemos la naturaleza de cada excusa en la vida de Moisés, todas


aplicables a la vida contemporánea
1.¿Quién soy yo? V. 11. Esta fue la primera excusa que Moisés presenta al llamado divino.
Moisés pronto descubrió que él no era el hombre adecuado para esta abrumadora tarea.
Aún más, los recuerdos de su fracaso en Egipto, así como sus propios complejos, le llevó
a negarse para ser usado en la manera como Dios estaba pensando. Esta es la objeción
que casi todos presentamos a la hora de hacer algún trabajo para el Señor. Nos
consideramos tan poca cosa, sin ningún mérito o capacidad, que nos preguntamos al
igual que Moisés”¿Quién soy yo?” para hacer este trabajo en la obra del Señor. Pero a
la primera excusa el Señor dice: “Ve, porque yo estaré contigo...“ v.12. Con esta
respuesta Dios dice que lo más importan no es quién soy yo, sino quién es está conmigo
para *****plir la tarea.
Cambiaríamos de opinión si descubriéramos al Dios que nos comisiona ir. No somos tan
débiles para acometer la tarea.
2.¿Qué les voy a decir? V.13. En la segunda objeción, Moisés plantea el asunto de lo que
les va a decir a su gente. Él estaba preocupado acerca del Dios que le enviaba: ¿Quién
era Él? ¿Cuál era su nombre? ¿Cuál era su mensaje? A él le preocupado la reacción de
los israelitas cuando le preguntaran acerca del nombre Dios. Y es que el temor de hablar
acerca del Dios que amamos nos enfrenta a la misma excusa de Moisés. ¿Qué voy a
decirle a la gente? Si le hablo del Dios que me ha salvado, lo más probable es que seré
rechazado. Si le hablo que pertenezco a determinada iglesia, lo más probable es que
seré confrontado con la incredulidad y hasta las burlas de las personas. Pero a la excusa
de Moisés, el Señor responde: “Así dirás a los hijos de Israel: Yo soy me envió a vosotros”
v.14. El temor de lo que van a decir mientras hablo debe ser superado por la fe del Dios
que nos envía.
3. No ve van a creer v. 4:1 Moisés fue un hombre duro de convencer. Al principio fue un
pesimista y resistente a la encomienda divina. Su actitud testaruda se debió a que no
quería regresar a Egipto. A lo mejor había en él el temor de ser castigado por la forma
cómo huyó. Y en entre esos temores estaba el que tenía que ver con su pueblo mismo.
Él estaba convencido que su gente no le iba a creer. Pensaba que ninguno de ellos iba a

P. OBED HUERTA
aceptar la idea que Dios le había enviado como profeta o líder en medio de ellos. Para
esta objeción, el Señor le presenta tres señales que Dios haría en medio de ellos:
convertir la vara en culebra, convertir la mano en lepra y convertir las aguas del río en
sangre. Con todo y estas señales, él tenía dudas. Esta actitud de Moisés nos revela que
hay creyentes incrédulos. Hay creyentes convencidos que Dios no podrá cambiar a
determinadas personas. Por esa actitud no testifican ni esperan la salvación de otros.
4. No se hablar bien v. 4:10. Esta fue la cuarta excusa. No se sabe cuál era en verdad el
problema de Moisés con relación a esta excusa. Algunos sugieren que tenía un problema
de nacimiento; a lo mejor era un tartamudo. Otros creen que Moisés hizo referencia a su
falta de elocuencia; a la facilidad de palabras para comunicarse con una multitud tan
grande. Y aquí es donde la respuesta de Dios sigue dejando sin argumento al hombre
que Él quiere usar. Note la manera cómo Dios responde a esta nueva excusa: “¿Quién
dio la boca al hombre? ¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve o al ciego! ¿No soy yo
Jehová?” v. 12. Esta excusa de Moisés nos hace ver que muchas veces es mejor
quedarse con éxito fácil, que arriesgarse a un gran fracaso. Nuestra cómoda excusa por
no saber hablar bien está conduciendo a la mucha gente a una eternidad sin Cristo. No
importa que no sepamos hablar bien, Dios soltará la lengua al momento de testificar de
su nombre. ¡Para Dios no hay excusa!
5. Búscate a otra persona v. 4:13. Cuando Moisés presentó esta última objeción colmó a
Dios con su paciencia. Si pudiéramos usar una expresión común sería algo así como,
‘sacó a Dios de sus casillas’ (expresión popular). El v.14 es elocuente cuando habla del
enojó de Dios con Moisés. Le había buscado la vuelta a todas sus negativas excusas. Le
había mostrado por qué él era el hombre para la tarea. Le había mostrado con señales
que él era un Dios poderoso. Y cuando Dios pensaba que ya el hombre no tenía más
argumento, ahora le dice que se busque a otra persona para que haga el trabajo. Esta
actitud es tan parecida a la que asumen tantos creyentes al momento de servir al Señor.
Resulta más fácil que otros hagan el trabajo, que comprometerme a hacerlo yo mismo.
Moisés como muchos de nosotros era tardo para decir “sí” pero era rápido para decir
“no”. ¿Nos parecemos o no a Moisés?

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 29
CSL112-Discipulado

CONCLUSIÓN: El servicio en la obra del Señor no es opcional. Este es el más grande


problema que enfrenta la iglesia de hoy. Pero un cristiano de carácter maduro sabe que
aun cuando su cuerpo se agote por la edad, no es el fin de todo pues puede seguir
sirviendo y luchando a través de la oración. Por otra parte, si los creyentes emplearan la
creatividad que tienen para inventar excusas para no cumplir con el Señor, y la usaran
para servirlo, la obra sería más próspera. Dios nos llama porque nos conoce; revela su
nombre para que se le conozca, y espera un “heme aquí", no una excusa para hacer su
trabajo.
Pedro: "Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús"
(Mateo 14:29). Vimos como Pedro necesitaba de gran fe para salir del bote, el necesitaba
primero escuchar y reconocer el claro llamado de Dios; "Entonces le respondió Pedro, y
dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas" (Mateo 14:28).
No fue solamente fe que permitió a Pedro caminar sobre el agua, sino tuvo que aplicar
su fe al llamado de Jesús. Era Jesús quien proveyó una firme fundación debajo de los
pies de Pedro mientras caminaba. Pedro no tuvo un don especial para caminar sobre
agua - él simplemente oyó el llamado y obedeció en fe.
Si Pedro hubiera navegado en ese mismo lugar al día siguiente y hubiera salido del bote
sin ser llamado, se hubiera hundido como una piedra - garantizado! Pedro no hubiera
podido mandar al agua que lo sostuviera ni "reclamar" una sólida fundación para Sus
pies. Su fe no lo hubiera mantenido sobre el agua ni por una fracción de segundo. Su
"éxito" en el agua no se debió tanto a la magnitud de su fe como lo fue el escuchar
apropiadamente y después aplicar su fe al llamado de Jesús.

Eliseo: Dios le elige directa y especialmente (1 Re 19,16) para que vaya en seguimiento de Elías
(1 Re 19,l9ss), al cual sucederá después de la misteriosa desaparición de éste, heredando su
espíritu en la medida establecida por la Ley para los primogénitos: el doble que los otros
herederos [2 Re 2,1-15]. Su condición de "hombre de Dios" se revela principalmente en los
prodigios de todo género con que está entretejida su vida. Los obra por si mismo, para personas
particulares y para comunidades enteras. Eliseo escogido mientras trabajaba. Escogido por
Dios, no por Elias. Su manto, responsabilidad y autoridad. El traia la ultima yunta, por lo

P. OBED HUERTA
tanto no volteaba hacia atrás… Lc 9.61, servía a Elias IReyes 19.21 Eliseo dio un banquete de
celebración, un banquete
de despedida, para su familia y amigos, proveyendo todo él mismo. El plato principal lo constituyó su
medio de vida. Elías estaba quemando puentes detrás de él. Nos recuerda los magos convertidos de
Éfeso que quemaron sus libros de hechicería (Hechos 19.19).
«Después se levantó y fue tras Elías, y le servía» (1º Reyes 19.21b). Eliseo no titubeó. Se despidió y
luego siguió a Elías, Como Dios eligió a Eliseo, lo ha elegido a usted, de un modo diferente, pero
especial. Al darle a usted vida, talentos y tiempo, Él le ha equipado para hacer una obra que nadie
más puede hacer.
Puedo oír objeciones que dicen: «Pero yo no tengo talentos especiales»; «Soy demasiado joven»;
«Soy demasiado viejo»; «Estoy muy ocupado criando a mi familia»; «No hay nada que pueda hacer
para el Señor». En segundo lugar, Dios puede usar a alguien que está dispuesto a formarse. Después
que Eliseo recibió la comisión, él viajó con Elías, aparentemente durante muchos años, formándose
para la obra que le esperaba. No viajó como «ministro asociado», ni como «vicepresidente a cargo de
pieles de oveja», ni como «heredero forzoso». El viajó como siervo. «Después […] fue tras Elías, y le
servía» (1º Reyes 19.21; énfasis nuestro).
En 2º Reyes 3.11 dice que «servía a Elías», aunque la traducción literal sería que “derramaba agua
sobre las manos de Elías»; esto es, hacía las tareas más humildes. Si Dios ha de usarnos, debemos
ser siervos dispuestos.
Mientras Eliseo servía, él estaba recibiendo formación en el trabajo. Elías le estaba diciendo, en
efecto: «Obsérvame cuando hago esto; luego, trata tú». Esta es la clase de formación de la que los
Estados Unidos dependieron durante muchos años. Esta es la manera como los animales y las aves
forman a sus menores. A menudo es la mejor clase de formación. No obstante, Eliseo comenzó a
imbuirse del espíritu de Elías mucho tiempo antes que recogiera el manto de este y golpeara el río.
Había participado del espíritu de Elías día tras día a medida que andaba con el profeta de fuego sobre
los caminos polvorientos del reino del norte y subía los montes. Había aprendido qué significaba ser
profeta al pasar largas y frías noches de invierno con Elías a la intemperie. El caminar y el acampar
con nuestras familias o con los muchachos exploradores, puede ser una aventura entretenida, pero
caminar con el hombre indómito de Galaad habría sido otra cosa. Elías no creía en lujos. No obstante,
Eliseo
perseveró. Cuando llegó el momento de que él recogiera el manto, estaba preparado.
Dios tiene una obra para usted; Él le ha dado talentos y habilidades para ser usadas para Su
gloria (Mateo 25). Esto no significa que el uso de ellas sea automático. Lo más probable es que, sea
necesaria la preparación, tal vez años de preparación, para usarlas plenamente para el Señor. En
tercer lugar, Dios puede usar a alguien que sea capaz de resistir hasta el final. Elías pasó su último

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 31
CSL112-Discipulado

día sobre la tierra, con Eliseo. Después de viajar de Gilgal a Bet-el y a Jericó, llegaron al río Jordán.
Elías se quitó su manto, lo enrolló y golpeó el agua.14 Las aguas se separaron, y ellos pasaron por lo
seco (2º Reyes 2.8). Cuando estuvieron al otro lado, Elías dijo: «Pide lo que quieras que haga por ti,
antes que yo sea quitado de ti» (vers.o 9a). Deseaba dejar a su fiel seguidor un presente de despedida,
una expresión de amor. Eliseo respondió: «Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre
mí» (vers.o9b). Eliseo deseaba ser el heredero espiritual de Elías (Deuteronomio 21).15 Elías le dijo a
Eliseo que su petición sería concedida si veía a Elías cuando era quitado de él (vers.o 10). El versículo
11 comienza diciendo: «Y aconteció que yendo ellos y hablando…». ¿No le gustaría a usted saber de
qué hablaban? ¿Hablaban de los grandes días de la vida de Elías? ¿Hablaban acerca de la
confrontación que se llevó a cabo en el monte Carmelo y de otros eventos espectaculares? Tal vez
se rieron juntos al recordar incidentes cómicos que ocurrieron cuando estaban juntos.
Mientras caminaban y hablaban, «he aquí un carro de fuego con caballos de fuego» se interpuso entre
Eliseo y Elías. A través del polvo arremolinado, no obstante, Eliseo todavía podía ver a Elías.
Conforme el polvo se aplacaba, Eliseo caminó hasta el sitio del cual Elías había sido tomado. El manto
de Elías estaba puesto sobre el suelo.18 Aparentemente, todo lo demás que pertenecía a Elías, aun el
resto de sus vestidos, fueron tomados con él. El manto, no obstante, quedó atrás. Eliseo vio el manto,
cuando volvió al río Jordán.19 Las emociones encontradas debieron de haber entrado en conflicto entre
sí en su mente: entusiasmo por lo
que podría ser, inquietud por lo que podría no ser. Recogió el manto y se dirigió al Jordán (vers.o 13).
Cuando llegó a la lodosa corriente, enrolló el manto y golpeó el agua,20 gritando: «¿Dónde está Jehová,
el Dios de Elías?» (vers.o 14a). En las palabras de Eliseo no se observa duda alguna en cuanto a la
existencia de Dios. Él estaba preguntando: «¿Estás aquí, Señor? ¿Recibí la doble porción? ¿Se
separarán las aguas para mí, como se separaron para Elías?». ¡Las aguas se separaron! (Vers.o 14b.)

BOSQUEJO DE LA LECCIÓN
INTRODUCCIÓN
A. Muchas ocupaciones de la vida tienen sus símbolos especiales de identificación y autoridad. Para Elías,
era su manto (1º Reyes 19.13, 19; 2º Reyes 2.8), que estaba hecho de piel, pelo o algún otro material
áspero (2º Reyes 1.8; 2.8; Zacarías 13.4; Mateo 3.3–4).
B. En la lección anterior, el manto cayó sobre Eliseo cuando Elías fue tomado en un torbellino. Deseamos
terminar esta serie con este desafío: Deje que el manto caiga sobre usted.

P. OBED HUERTA
I. DIOS TODAVÍA NECESITA SU REPRESENTANTE EN ISRAEL.
A. Dios todavía necesitaba Su representante en Israel después que Elías fuera trasladado.
1. Elías había hecho un excelente trabajo.
a. Antes que Elías entrara en escena, ni siquiera la honra de labios dada a Jehová, era concebible; pero
después que vino, vemos que hay profetas de Jehová que hablan con valentía, que se invoca el nombre
de Jehová y que se establecen escuelas de los profetas.
b. Uno de los hijos de Acab quitó las estatuas de Baal (2º Reyes 3.2).
2. Esto no significaba que ya se había hecho todo. El culto a Baal seguía (2º Reyes 10.18ss), y otros males
im-peraban.
B. Dios todavía necesita a Sus representantes en Israel hoy.
1. Mucho se hizo en el pasado.
a. Existen congregaciones de la iglesia del Señor alrededor del mundo.
b. El evangelio entra en gran parte del mundo.
2. No debemos creer que el trabajo ha terminado.
a. Todavía hay almas en las tinieblas.
b. «El culto a Baal» sigue con nosotros: Se adora la prosperidad, el poder y las posesiones (Hebreos 13.5).
c. Abundan los actos degradantes de inmoralidad sexual (Gálatas 5.19–21).
d. Nuestra nación está llena de pena, dolor y degradación. Miles de hogares se están desintegrando.
II. DIOS PUEDE USAR UNA CLASE ESPECIAL DE REPRESENTANTES.
A. Dios puede usar a alguien que está presto a ser usado por Él.
1. Cuando Elías echó su manto sobre Eliseo, este estuvo presto a responder (1º Reyes
19.15–16, 19–22).
2. En cierto sentido, Dios lo ha elegido a usted para que sea Su representante en Israel. Él desea que usted
le dedique su tiempo, sus talentos y su vida. ¿Está usted presto para ser usado por Él?
B. Dios puede usar a alguien que está dispuesto a formarse.
1. Después que Eliseo recibió la comisión de Dios, él fue durante varios años un profeta en período de
formación, cuando viajaba con Elías (1º Reyes 18.21;
2º Reyes 3.11). Así, cuando Elías fue trasladado y el manto cayó sobre Eliseo, este estuvo preparado para
llevar a cabo el trabajo de aquel.
2. Dios le ha dado a usted una obra que hacer y la habilidad para hacerla, pero es necesaria la preparación
para hacerla.
C. Dios puede usar a alguien que sea capaz de resistir hasta el final.
1. Eliseo fue perseverante. Cuando Elías procuró que se quedara en cada uno de los lugares que visitaron
el último día de su vida, Eliseo insistió en seguir con él. Como resultado de esto, se le
galardonó cuando el «espíritu de Elías» reposó sobre él (2º Reyes 2.8–18). No obstante, después de esto
era necesario que Eliseo siguiera la obra de ellos, permaneciendo fiel hasta el final.

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 33
CSL112-Discipulado

a. Eliseo recibió bendiciones cuando el manto de Elías cayó sobre él. El respeto que se tenía a Elías ahora
se tenía a Eliseo (2º Reyes 2.15–16; cf.4.1; 6.1–2).
b. También recibió pesadas responsabilidades de ayudar a los que tenían necesidades y de castigar a los
que eran irrespetuosos de Dios (vers.os 19–25).
2. Si Dios ha de usarnos, nosotros también debemos ser perseverantes.
a. Seremos bendecidos como representantes de Dios en Israel, y lo seremos aquí (Hebreos 13.6) y en la
eternidad (Mateo 25.21, 23). No obstante, también tendremos mayores responsabilidades (Santiago 3.1;
Hebreos 13.17; Hechos 14.22; etc.).
b. Dios puede usarnos si resistimos hasta el final (Mateo 10.22; Lucas 9.62).
CONCLUSIÓN
A. «Prestos, dispuestos y capaces» son palabras que usamos para describir a los que están ansiosos por
comenzar a trabajar. Esas palabras también se usan para describir la clase de persona que Dios puede
usar.
B. ¿Qué hubiera hecho usted si Elías le hubiera echado ese manto? Espero que hubiera
dicho: «¡Estoy presto para ir!». ¡Envuélvase en el manto, y diríjase al frente a servir!

HAY TRES TIPOS DE LLAMADO:


1. El llamado general
Es aquel que debe llevar a cabo todo cristiano. Por ejemplo: evangelizar, interceder, dar y servir.
El llamado general en el Señor es hacer cualquier cosa dentro y fuera de la Iglesia.
2. El llamado especial
Es la voluntad especial de Dios para un individuo, en la cual se le da unción, autoridad y
habilidades especiales para cumplirlo.
3. El llamado específico
Es el llamado que Dios nos hace para servirle en un área específica. Éste va más allá de dos
primeros llamados, porque no sólo debimos haber cumplido con el llamado general, sino también,
con el especial, para que luego se nos dé el llamado específico.

LAS TRES ETAPAS DEL LLAMADO.


Mr. 3:13-15
1) Llamó (los llamó) Llamado
2) Establecer (los estableció) Preparación
3) Enviar (los envío) Separación

P. OBED HUERTA
Estas son las 3 etapas:
1) Llamado 2) Preparación 3) Separación
DIOS TE PREPARA
La etapa de la preparación comienza después que hemos recibido el llamado. Ahora bien,
entra el proceso de la preparación que es muy importante para que cumplamos su
propósito de una forma efectiva.

La calidad de su preparación va a determinar la calidad de su desempeño en el futuro


El proceso de la preparación no es un tiempo perdido.

¿EN QUÉ ÁREAS NECESITAMOS SER PREPARADOS?


· En nuestro carácter
Dios tiene que cambiar y suavizar nuestro carácter, romper áreas de nuestra vida, como
lo son: la ira, la inseguridad, los temores, los celos, la envidia, la impaciencia y el orgullo.

¿CUÁNTO TIEMPO DURA LA PREPARACIÓN?


Desde que Dios nos llama hasta que Él nos envía y aparta para su obra, el tiempo de
preparación dependerá de tres condiciones, estas son:
a. Obediencia.
b. Compromiso.
c. Fidelidad.

Dios no va a esperar que usted sea una persona perfecta para enviarlo, pero sí que sea
maduro espiritualmente para que no resulte una piedra de tropiezo y cause vergüenza al
nombre de Jesús.

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 35
CSL112-Discipulado

Hombres de Dios
Tiempo de Preparación
Llamado Final
Moisés
40 años en el desierto
Libertador del pueblo Judío
José
17 años en una prisión
Al palacio como gobernador
Josué
40 años en el desierto
Capitán del ejército de Dios
Jesús
30 años de rechazo
Rey de Reyes
Pablo
17 años de soledad
Apóstol de los gentiles
David
15 años de persecución/rechazo
Rey de Israel.

TIEMPO DE PREPARACION: SIRVIENDO A UN SIERVO


No todos empiezan de frente en un Ministerio propio después de recibir el llamado,
primero se empieza sirviendo a un siervo de Dios.

Ejemplos Bíblicos que empezaron como Siervos de Siervos


Éxodo 33:9-11.- Josué servía a Moisés.
Nunca se apartó del medio del tabernáculo.
Josué 1:1

P. OBED HUERTA
Josué siervo de Moisés, Josué veía ver a Moisés cara a cara hablar con Dios,
aprendió, uno aprende al lado de un siervo de Dios.

ELISEO CON ELIAS


I Rey 19:19-21.- Eliseo como profeta, primero empezó sirviendo, no entró de frente
a profetizar.
Eliseo fue llamado y estaba trabajando secularmente.

2 Rey. 3:11 .- Servía a Elías


Otra traducción le lavaba las manos.

1. DIOS LO SEPARA O LO ORDENA AL MINISTERIO


Cuando el tiempo de preparación ha terminado, entonces Dios lo lleva al siguiente
paso que es separarlo, consagrarlo, ordenarlo para su uso exclusivo, como lo fue
en el caso de Bernabé y Saulo. Éste es el momento de ser ungido, y la unción lo
respaldará. Hechos 13.2

2. DIOS NOS ENVÍA


Ésta es la etapa y el momento cuando Dios nos desata a servir exclusivamente en
el ministerio. Cuando se llega a este punto, ha pasado el tiempo necesario desde el
momento en que fuimos llamados por Dios. Éste es el momento donde nuestra
cobertura nos envía con su bendición. En esta etapa, la persona ya debe conocer
cual es su llamado, debe estar en el tiempo correcto para ser enviados y debe ir al
lugar correcto; y además, ya debe tener un cierto grado de madurez espiritual; es
decir, no ser perfecto, sino que aunque tenga faltas y debilidades, haya logrado
tener un cierto grado de madurez espiritual.

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 37
CSL112-Discipulado

EL LLAMADO DE DIOS A LIDERAR.


(Porqué y cómo nos llama Dios a liderar)
“Entonces dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra
semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado,
y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra.” Génesis
1:26
Los cristianos jan debatido el tema del liderazgo por siglos. ¿Es Bíblico liderar? ¿No
somos llamados a ser seguidores en vez de líderes? ¿Acaso no somos llamados a
ser siervos y no regidores? ¿Podemos honestamente creer que el liderazgo es una
idea Bíblica?
Cuando estudiamos la Biblia cuidadosamente, vemos que ciertamente es una idea
de Dios. No solo es Dios el Líder por excelencia, sino que nos ha llamado a liderar
también.

NACIDO PARA LIDERAR


Considere esto: La primera descripción del hombre en la Biblia involucra liderazgo.
Dios nos diseñó para liderar, tener autoridad y tomar dominio. De acuerdo a Génesis
1:26 – 31, usted y yo nacimos para liderar. Estudie la escritura…
“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra
semejanza, y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias,
en toda la tierra, y en todo animal que se arrastre sobre la tierra.” (Génesis 1:26)
1. Ser creados a la imagen de Dios significa que hemos sido creados para
liderar.
De acuerdo con el verso 26, somos creados a la imagen de Dios. ¿Qué significa
esto? Una clave la encontramos en la siguiente frase: “y señoree” Parte de lo que
significa ser a la semejanza de Dios es saber que hemos sido confeccionados para
liderar y señorear.
2. Dios dio a los hombres autoridad sobre la tierra.
Debemos estar cómodos con dos posiciones. La primera posición es que estamos
bajo la autoridad de Dios. La segunda posición es estar en autoridad sobre la tierra.

P. OBED HUERTA
Dios nos ha dado este llamado y debemos descubrir lo que significa liderar como
Dios lo hace.
3. Si Dios nos dijo que señoreemos, debemos tener la actitud para hacerlo.
Dios nunca nos manda a hacer algo sin habernos equipado para llevarlo a cabo.
Usted y yo tenemos la habilidad para liderar porque Dios nos creó y nos mandó
hacerlo. Basado en sus dones y personalidad, usted tiene la habilidad de liderar en
alguna área.

SIENDO SAL Y LUZ


En el Nuevo Testamento Dios confirma este llamado de influenciar a otros. Vea
Mateo 5: 13-16 “Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal pierde su sabor, ¿con
qué será salada? No vale más para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada
por los hombres. “Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un
monte no puede ser escondida. Tampoco se enciende una lámpara para ponerla
debajo de un cajón, sino sobre el candelero; y así alumbra a todos los que están en
la casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, de modo que vean vuestras
buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”

La sal influencia la comida que tomamos y la luz influencia la casa en la cual vivimos.
Jesús nos está llamando a abrazar nuestro llamado a influenciar y brillar a donde
quiera que vayamos.
El apóstol Paablo tomó muy en serio este llamado al decir: “Conociendo, pues, el
temor del Señor, persuadimos a los hombres…” (2Cor. 5:11)

PERMISO DIVINO PARA LIDERAR


Muchos de nosotros nos sentimos como Moisés cuando estuvo frente a Dios en la
zarza que ardía en Éxodo 3-4. Se sintió incompetente y nada preparado para
liderar, sin embargo eso es lo que Dios lo llamó a hacer. Muchos líderes potenciales
en la Biblia tuvieron miedo y huyeron de su llamamiento. Dios les tuvo que dar
permiso para hacerlo.

CSL112-Discipulado-El Llamado
VANGUARDIA-Instituto Bíblico La Fuente 39
CSL112-Discipulado

La mayoría de nosotros podemos hacer una lista del porqué no lideramos


efectivamente, como Moisés lo hizo. Cuando Dios le llamó, él tenía inmediatamente
5 excusas por las cuales no podía liderar.
Tome nota de cómo Dios responde a ellas.
Excusa uno: ¿Quién soy yo? (Éxodo 3:13)
Moisés luchó con su identidad. Simplemente no se sentía calificado. El pensaba que
Dios había escogido al líder equivocado. La respuesta de Dios: No importa quien
eres, Yo te he llamado, Yo estoy contigo.
Excusa dos: ¿Quién eres tú? (Éxodo 3:13)
Moisés luchó con la intimidad. Él no conocía a Dios lo suficiente como para poder
dárselo a conocer a las personas. Su relación con Dios era débil. La respuesta de
Dios: YO SOY EL QUE SOY. Soy todo lo que necesitas.
Excusa tres: ¿y que si no me escuchan? (Éxodo 4:1)
Moisés luchó con la intimidación. Se preocupó sobre la reacción de las personas
hacia él. La reapuesta de Dios: Cuando haya terminado, ellos escucharán. Confía
en mí.
Excusa cuatro: Nunca he sido un buen orador. (Éxodo 4:10)
Moisés luchó con la incompetencia. ¿Quién lo seguiría si no podía hablar bien? La
respuesta de Dios: ¿Quién crees que hizo tu boca? Soy la fuente de tus dones.
Excusa cinco: Se que puedes hallar a alguien más. (Éxodo 4:13)
Moisés luchó con un sentimiento de inferioridad. Se comparó a sí mismo con otras
personas más capaces y se sintió inferior. La respuesta de Dios: Bueno, dejaré que
vaya Aarón contigo… pero sigo llamándote a ti.
PREGUNTA: ¿Qué excusa tiene usted para no liderar bien? ¿Cuál cree usted que
sería la respuesta de Dios?
El liderazgo es influencia. J. Oswald Sanders lo dijo primero. El liderazgo es
influencia.

P. OBED HUERTA