Está en la página 1de 2

¿DESPUÉS DE CUÁNTO TIEMPO UNA DEUDA IMPAGA PRESCRIBE Y YA NO SE

PUEDE EXIGIR JUDICIALMENTE?

FUENTE : http://gestion.pe/tu-dinero/despues-cuanto-
tiempo-deuda-impaga-prescribe-y-ya-no-se-
puede-exigir-judicialmente-2167514

PÁGINA WEB : DIARIO GESTIÓN.PE

FECHA DE : ONCE DE AGOSTO DE DOS MIL DIECISEIS


PUBLICACIÓN (11/08/2016)

PONENTE : ABOG. CÉSAR MEDINA

TEMA : ¿DESPUÉS DE CUÁNTO TIEMPO UNA DEUDA


IMPAGA PRESCRIBE Y YA NO SE PUEDE EXIGIR
JUDICIALMENTE?

DURACIÓN : 04:15

ESTADO : TRANSCRITO

¿En cuánto tiempo una deuda prescribe judicialmente?


Una deuda, en principio, prescribe a los diez (10) años. Son diez años que
un privado tiene para cobrar una deuda. Ahora, ¿qué pasa si esa deuda está
contenida en un título ejecutivo, léase un ACTA DE CONCILIACIÓN o un
TÍTULO VALOR? Para ejecutarla con ese título, uno tiene tres (3) años. Y si
pasan esos tres años, evidentemente la acción prescribe. Pero igual tengo los
diez años del plazo general para cobrar la deuda. Este es en el caso de las
deudas que tienen como acreedor a un privado.
Hay otras deudas que son las deudas de SUNAT. Aquí la prescripción es
de cuatro (4) años. Y esos cuatro años se computan recién desde el primer día
hábil del año siguiente, que es a partir del cual se es exigible la deuda tributaria.
¿Qué facilidades existen para cobrar deudas con un título valor?
Cuando yo tengo una deuda que está contenida en un título valor, no
tengo que pasar por un proceso judicial tan largo como si solamente tuviese una
serie de facturas o contratos (que no tienen título ejecutivo). Si yo tengo un Título
Valor tengo muchas más facilidades para que un Juez me conceda un embargo,
antes de interponer mi demanda judicial.
Entonces, como existe este beneficio en la Ley, el plazo para accionar es
corto. El plazo es de tres (3) años. Pero si se me transcurre ese plazo de tres
años, igual tengo el plazo de diez (10) años. Pero en plazo, lo que me faltarían
ya no serían diez (10) sino siete (7) años para completar los diez (10) años.
Y allí ya no solamente tendría que adjuntar el Título Valor, sino los
contratos, las facturas, o cualquier otro tipo de documentación que una vía más
larga acrediten que existió una deuda. Allí perdí mi derecho a cobrar de una
manera mucho más fácil y directa la deuda, porque tenía el Título Valor.
¿El plazo de diez años rige también para las deudas con tarjetas de crédito?
Este plazo de diez (10) años también rige para las deudas con tarjeta de
crédito. Es un plazo que rige para todas las deudas que se tengan entre privados.
Ya sea por una tarjeta de crédito o simplemente cuando una persona te prestó
una suma de dinero y que no está necesariamente afiliada a la Asociación de
Bancos.
¿Luego de estos días años, quiere decir que la entidad privada no puede
ejecutar ninguna acción de cobro, de embargo?
Lo que sucede es que la prescripción tiene el siguiente fundamento:
sancionar al acreedor que no fue diligente para cobrar a tiempo una deuda. Pero
hay una situación: la prescripción tiene que ser alegada por la parte. No es
declarada de oficio por un Juez. Entonces, transcurridos los diez años, una
persona podría solicitar que se afecten una serie de bienes o demandar al
deudor, y lo que habría que hacer es, como deudor, oponer esa excepción de
prescripción. Entonces, no es algo que se tenga que declarar de oficio por el
Juez, sino que es un medio de defensa que tiene que ser invocado por el deudor.
Distinto es a los plazos de caducidad. En estos plazos, el Juez está
obligado de oficio y sin pedido de la otra parte declararlo. Entonces, hay que
estar muy atentos con el cómputo de los plazos para que, en su oportunidad
cuando ya hayan transcurrido el período para exigir una deuda, que el deudor
sepa que ya no tiene la obligación de asumir la misma.
¿Necesita algún documento el deudor para ya señalar que ha prescrito al
deuda?
No, porque cuando sea notificado con la demanda, evidentemente, el
demandante va a tener que adjuntar los documentos que hagan referencia a la
obligación. Y allí estarán los datos de a partir de cuándo se hizo exigible el cobro
de la deuda.
Si estuviésemos en el supuesto de que el acreedor no adjuntase
documento, evidentemente el deudor, deberá tener guardados los mismos para
que en su oportunidad ejerza su derecho de defensa. Por eso siempre hay que
tener ordenados y guardados los documentos que tienen que ver con las
obligaciones que tenemos para que en su momento evitemos cualquier tipo de
sorpresa o un demandante malicioso que quiera adjuntar documentos fraguados,
para tratar de demostrar de que no se le venció el plazo.
FIN DEL VÍDEO