Está en la página 1de 7

CONTRATO DE COMODATO

Es contrato de comodato es aquel por virtud del cual una persona llamada
comodante se obliga a conceder en forma gratuita y temporal el uso de una cosa no
fungible a otra llamada comodatario, quien se obliga a restituirla al término del
contrato.
CARACTERÍSTICAS
1. Es un contrato traslativo de uso. No transfiere ni el dominio ni el goce del
bien. Si hubiese esa transferencia existiría posiblemente otro contrato.
2. La concesión del uso siempre es temporal. La ley no establece limitaciones
para pactar el plazo que convenga alas partes y solo indica que termina con
la muerte del comodatario, si no se pacta plazo, el comodante puede exigir
la restitución de la cosa cuando le parezca
3. Es un contrato gratuito y por lo tanto implica una liberalidad por parte del
comodante.
4. El objeto del contrato deben ser bienes no fungibles; esto es, que el
comodatario no se libera de su obligación de restituir, sino entregando
precisamente los bienes recibidos y no otros, aun cuando sean de la misma
especie y calidad.
5. El comodato siempre regula una conducta específica del comodante en
beneficio del comodatario. El poder de disposición no es directo respecto de
la cosa, si no que se ejerce a través de la conducta del comodante, quien
debe de conceder el uso y entregar la cosa.
CLASIFICACIÓN
 Bilateral, porque genera obligaciones para ambas partes contratantes.
 Gratuito, ya que sólo genera provechos para el comodatario y gravámenes
para el comodante.
 Consensual, porque se perfecciona por el simple consentimiento de las
partes, sin depender de la entrega de la cosa y porque la ley no impone
necesariamente ninguna formalidad para la validez del contrato.
 Principal, porque tiene existencia por sí mismo y no depende de un contrato
diverso u obligación preexistente.
 Nominado, por la regulación que de él hace la ley.
 Tracto sucesivo, porque las prestaciones de las partes se ejecutan o
cumplen en un plazo determinado, mientras conserve la posesión de la cosa
el comodatario, o sea que las prestaciones no pueden cumplirse en un solo
acto.
LOS ELEMENTOS
Consentimiento: el consentimiento en este contrato, es la unión acorde de
voluntades de las partes, una para conceder el uso de un bien en forma temporal
y gratuita y la otra para recibirlo, usarlo y restituirlo en el plazo convenido o
cuando sea requerido para ello por la primera.
No se requiere que las partes convengan expresamente respecto a del uso y
del plazo de duración del contrato, ya que, a falta de estipulación en relación al
uso, el comodatario debe emplearla conforme a su uso ordinario, conforme a la
naturaleza misma de la cosa; y si no se determinó uso o plazo en el contrato,
se presume por disposición legal, que el comodante se reservó el derecho a
pedir restitución cuando le pareciere.
Objeto: la cosa, como contenido de las obligaciones de dar de las partes, debe
ser un bien no fungibles. Los bienes fungibles son aquellos que tienen unos en
relación con otros, el mismo poder liberatorio al momento de efectuarse un
pago. En el contrato, el comodatario no se libera de su obligación de restituir si
no es entregándole la misma cosa que recibió.
Además, el objeto debe de ser de bienes que no se consuman por su primer
uso, ya que así fuese, el comodatario no podría restituir las cosas recibidas y
necesariamente habría que devolver otra de la misma especie y calidad y en
ese supuesto, existiría una transmisión de dominio de los bienes, y el contrato
ya no sería de comodato, sino mutuo. A pesar de lo anterior, se pueden
proporcionar bienes consumibles por su primer uso, siempre y cuando no sean
utilizados conforme a su uso ordinario, sino que se usen en tal forma que no se
consuman para que el comodatario pueda cumplir su obligación de restituirlos
individualmente.
Forma: la Ley no impone forma alguna para la validez de ese contrato, y por lo
tanto las partes las partes pueden escoger libremente la manera de exteriorizar
su voluntad.
Es conveniente para efectos de prueba, celebrar el contrato por escrito-, pero
no es indispensable que se haga en esa forma ni para su validez, ni para probar
su existencia.
CAPACIDAD DEL COMODANTE
Pueden celebrar este contrato los propietarios de bienes y los que tengan
facultades expresas del dueño de celebrar el contrato, como lo serían los
apoderados especiales.
El usufructuario, aun cuando no sea propietario del bien puede celebrar el
contrato de comodato, por estar autorizado por la ley. Además de los
apoderados especiales, pueden dar en comodato los bienes de sus
representados los apoderados generales para actos de dominio, en vista de
que gozan de todas las facultades de dueño y si pueden lo más que es enajenar,
por lo menos que es conceder el uso, en cambio para actos administración no
pueden dar en comodato bienes por existir una prohibición expresa (Código Civil
del Distrito Federal) y menos los apoderados generales para pleitos y
cobranzas.
Los representantes legales como los que ejercen la patria potestad, tutores,
representantes de los ausentes, los albaceas, etc., no pueden dar en comodato
los bienes de sus representados y tampoco lo pueden hacer el arrendatario, el
comodatario, el usuario y el habituario y en general los que administren bienes
ajenos a no ser que tengan facultades expresas del dueño para ello.
OBLIGACIONES DEL COMODANTE
 Entregar la cosa objeto del contrato al comodatario para que éste la use
según lo convenido o conforme a su naturaleza. No siendo un contrato
real, al perfeccionarse por el simple acuerdo de voluntades, nace la
obligación del comodante de entregar la cosa y como la ley no establece
disposiciones supletorias en esta materia, para el caso de que las partes
no hayan convenido respecto al tiempo, lugar y modo de entrega, deben
de aplicarse las reglas generales en materia de obligaciones.
 Puede exigir la devolución de la cosa aun antes de que venza el plazo
fijado en el contrato, si le sobreviene la necesidad urgente de ella, si
prueba que existe peligro de que perezca si continua en poder del
comodatario o si éste ha autorizado a un tercero servirse de ella, sin su
consentimiento.
 Si el comodante puede exigir la devolución de la cosa antes de que venza
el plazo fijado en el contrato si le sobreviene necesidad urgente de ella,
puede pensarse que no existe obligación de su parte por entregarla, pero
no basta con que diga que tiene una necesidad urgente de ella, sino que
deberá comprobar esa necesidad, a riesgo de incumplir con su obligación
y así no deja arbitrio el cumplimiento de esa obligación.
 Debe rembolsar al comodatario de los gastos urgentes y necesarios para
la conservación de la cosa que este haya efectuado y que por la premura
no hubiera podido dar aviso al comodante para obtener previamente la
autorización respectiva.
 Debe indemnizar al comodatario de los daños y perjuicios que le originen
los defectos de la cosa, si los conocía y no le dio aviso oportuno. Esta
indemnización está dirigida a reparar un daño causado no a proteger el
uso de un bien exento de vicio.
CAPACIDAD DEL COMODATARIO
Éste sólo requiere la capacidad general, pudiendo los incapaces celebrar contrato
por conducto de sus representantes legales.
La ausencia de vicio en el consentimiento y la licitud en el objeto, motivo o fin, no
presentan reglas especiales en este contrato y por lo tanto se regulan por las
disposiciones generales.
OBLIGACIONES DEL COMODATARIO
Las obligaciones se desprenden del cumplimiento de la obligación del comodante
de entregar la cosa, dado que el comodatario mal podría usar, conservar y devolver
una cosa que no ha recibido.
 Debe usar la cosa conforme a lo convenido o a lo que es normal según su
naturaleza y no puede conceder ese uso a un tercero sin autorización del
comodante. Técnicamente no está obligado a usar, sino que tiene el derecho
a hacerlo, pero si usa la cosa, deberá hacerlo en los términos convenidos o
conforme a su naturaleza.
 Debe conservar la cosa empleando al efecto toda su diligencia y es
responsable de su perecimiento y de todo deterioro que sufra por su culpa; y
por disposición legal la pérdida o deterioro de la cosa en poder del
comodatario, se presume por su culpa, mientras no pruebe lo contrario. Para
que el comodatario no sea responsable de la pérdida o deterioro, debe probar
que los daños se produjeron por el sólo efecto del uso para el que fue
prestada y sin su culpa, por culpa del comodante, o por caso fortuito o fuerza
mayor. No obstante lo anterior, el comodatario también responde de la
pérdida o deterioro de la cosa en su poder, aunque provenga de un caso
fortuito o por fuerza mayor, en los siguientes supuestos:
a) Si la cosa fue estimada al prestarla.
b) Si la emplea en uso diverso al convenido o al que sea conforme a su
naturaleza ordinaria.
c) Si el siniestro acontece vencido el plazo fijado en el contrato para la
devolución.
d) Si pudiendo evitar el daño empleando una cosa propia no lo hizo.
e) Si pudiendo salvar sólo una, prefiere la propia en vez de la recibida en
comodato.
En caso de que el deterioro imputable al comodatario sea tal que la cosa no
pueda destinarse a su uso ordinario, puede el comodante exigir su valor,
abandonando su propiedad al comodatario.
 Debe entregar o respetar al comodante los frutos, productos o accesiones de
la cosa ya que éstos no le corresponden al comodatario en ningún caso.
 Debe hacerle saber al comodante la necesidad de las reparaciones
extraordinarias para la conservación de la cosa.
 Debe hacer los gastos ordinarios que se requieran para el uso y conservación
de la cosa.
 Debe restituir la cosa en su individualidad a la terminación del contrato, y no
puede retenerla con el pretexto de que no le hayan devuelto lo que por
expensas o por cualquier otra causa le debiera el comodante.
La restitución debe hacerse en el lugar, tiempo y modo convenidos y a falta de pacto
expreso, se aplicarán las normas supletorias que señala la ley para las obligaciones
de dar.
CAUSAS DE TERMINACIÓN
Este contrato termina y por lo tanto se actualiza en ese momento la obligación del
comodatario o de sus causahabientes de restituir la cosa, en los siguientes casos:
 Por el vencimiento del plazo fijado en el contrato.
 Por la voluntad del comodante antes que de venza el plazo, en los siguientes
casos:
a) Si en el contrato no se determinó el uso que deba darse a la cosa.
b) Si el comodatario concede el uso a otra persona sin estar autorizado
para ello.
c) Si prueba la necesidad urgente de la cosa.
d) Si prueba que existe peligro de que perezca si continúa en poder del
comodatario.
 Por voluntad del comodante si no se estableció plazo en el contrato.
 Por muerte del comodatario.
 En los demás casos normales de terminación de los contratos como lo son:
por nulidad, por resolución, por pérdida de la cosa, por haberse cumplido la
condición resolutoria, etc.

CÓDIGO CIVIL DEL ESTADO DE YUCATÁN


Artículo 1529.- El comodante conserva la propiedad de la cosa prestada. El
comodatario adquiere el uso, pero no los frutos y accesiones de la cosa prestada.
Artículo 1530.- Si el préstamo se hace en consideración sólo a la persona del
comodatario, los herederos de éste no tiene derecho de continuar en el uso de la
cosa prestada.
Artículo 1531.- El comodatario debe emplear en el uso de la cosa de la misma
diligencia que en el de las suyas propias; en caso contrario, responde de los daños
y perjuicios.
Artículo 1532.- El comodatario no puede destinar la cosa a uso distinto del
convenido; de lo contrario, es responsable de los daños y perjuicios que ocasione.
Artículo 1533.- El comodatario responde de la pérdida de la cosa si la emplea en
uso diverso o por más tiempo del convenido, aun cuando aquélla sobrevenga por
caso fortuito.
Artículo 1534.- Si la cosa perece por caso fortuito de que el comodatario haya
podido librarla empleando la suya propia, o si no pudiendo conservar más que una
de las dos, ha preferido la suya, responde de la pérdida de la otra.
Artículo 1535.- Si la cosa ha sido valuada al prestarla, su pérdida, aun cuando
sobrevenga por caso fortuito, es de cuenta del comodatario, quien deberá entregar
el precio si no hay convenio expreso en contrario.
Artículo 1536.- Si la cosa se deteriora por sólo efecto del uso para él que fue
prestada, y sin culpa del comodatario, éste no es responsable del deterioro.
Artículo 1537.- El comodatario no tiene derecho para repetir el importe de los
gastos ordinarios que se necesiten para el uso y conservación de la cosa prestada.
Artículo 1538.- Tampoco tienen derecho el comodatario, para retener la cosa a
pretexto de lo que por expensa o por cualquier otra causa le deba el dueño.
Artículo 1539.- Siendo dos o más comodatarios, están sujetos solidariamente a las
mismas obligaciones.
Artículo 1540.- El comodatario tiene obligación de restituir la cosa prestada,
terminando que sea el plazo convenido o satisfecho el objeto del préstamo.
Artículo 1541.- Si no se ha determinado el uso o el plazo del préstamo, el
comodante podrá exigir la cosa cuando le pareciere. La prueba de haber convenido
uso o plazo, incumbe al comodatario.
Artículo 1542.- El comodante podrá exigir la devolución de la cosa antes de que
termine el plazo o uso convenido, sobreviniéndole necesidad urgente de ella,
probando que hay peligro de que esta permanezca si continua en el poder del
comodatario o si éste ha autorizado a un tercero a servirse de la cosa, sin
consentimiento del comodante.
Artículo 1543.- Durante el préstamo el comodatario ha tenido que hacer, para la
conservación de la cosa, algún gasto extraordinario y de tal manera urgente que no
haya podido dar aviso de él, al comodante, éste tendrá obligación de reembolsarlo.
Artículo 1544.- Cuando la cosa prestada tiene defectos tales que puedan causar
perjuicios al que se sirva de ella, el comodante es responsable de éstos, si conoció
los defectos y no dio aviso oportuno al comodatario.
Artículo 1545.- El comodato termina por la muerte del comodatario.
BIBLIOGRAFÍA
Código Civil del Estado de Yucatán
Zamora y Valencia, Miguel Angel. (1992). Contratos Civiles. (Cuarta edición).
México. Editorial Porrúa.