Está en la página 1de 10

31 de agosto de 2010

LECTURA

1Cor 2, 10-16

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: El Espíritu lo penetra todo, hasta lo más íntimo de Dios. ¿Quién puede
conocer lo más íntimo del hombre, sino el espíritu del mismo hombre? De la misma
manera, nadie conoce los secretos de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no
hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para que
reconozcamos los dones gratuitos que Dios nos ha dado. Nosotros no hablamos de
estas cosas con palabras aprendidas de la sabiduría humana, sino con el lenguaje que
el Espíritu de Dios nos ha enseñado, expresando en términos espirituales las
realidades del Espíritu. El hombre puramente natural no valora lo que viene del
Espíritu de Dios: es una locura para él y no lo puede entender, porque para juzgarlo
necesita del Espíritu. El hombre espiritual, en cambio, todo lo juzga, y no puede ser
juzgado por nadie. Porque ¿quién penetró en el pensamiento del Señor, para poder
enseñarle? Pero nosotros tenemos el pensamiento de Cristo.

Palabra de Dios.

Comentario: El Espíritu Santo nos instruye en nuestro interior con una instrucción que
sobrepasa lo intelectual. Hay misterios de Dios que no se pueden explicar como un
teorema matemático. El Espíritu nos da el poder comprenderlos y saborearlos con un
conocimiento más interior, haciendo que tengamos experiencia de Dios y lleguemos a
gustar de su bondad.

SALMO

Sal 144, 8-14

R. El Señor es justo en todos sus caminos.

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; el


Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas. R.

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la
gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino


es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R.

El Señor es fiel en todas sus palabras y bondadoso en todas sus acciones. El Señor
sostiene a los que caen y endereza a los que están encorvados. R.

1
EVANGELIO

Lc 4, 31-37

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús bajó a Cafarnaún, ciudad de Galilea, y enseñaba los sábados. Y todos estaban
asombrados de su enseñanza, porque hablaba con autoridad. En la sinagoga había un
hombre que estaba poseído por el espíritu de un demonio impuro; y comenzó a gritar
con fuerza: "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con
nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios". Pero Jesús lo increpó, diciendo: "Cállate
y sal de este hombre". El demonio salió de él, arrojándolo al suelo en medio de todos,
sin hacerle ningún daño. El temor se apoderó de todos, y se decían unos a otros:
"¿Qué tiene su palabra? ¡Manda con autoridad y poder a los espíritus impuros, y ellos
salen!". Y su fama se extendía por todas partes en aquella región.

Palabra del Señor.

Comentario: "La acción del demonio, según narran los evangelios, está destinada a
producir algún tipo de sufrimiento en el hombre. De este modo ataca lo más
profundamente humano: el deseo universal de felicidad. El hombre, víctima del mal,
no puede ser feliz. Y esto está expresado en los relatos evangélicos, en posesiones
que producen enfermedades, impedimentos para recibir la Palabra de Dios liberadora,
impureza, etc. Los exorcismos, o expulsión de los demonios, expresan, del mismo
modo que las curaciones, la victoria del Reino de Dios sobre el antireino, sobre el mal
y sobre todo lo que oprime al hombre" (José Luis D´Amico, Este es el Hombre, Ed.
Docencia).

2
1 de septiembre de 2010

LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto 3, 1-9.

Hermanos: Yo no pude hablarles a ustedes como a hombres espirituales, sino como a


hombres carnales, como a quienes todavía son niños en Cristo. Los alimenté con leche
y no con alimento sólido, porque aún no podían tolerarlo, como tampoco ahora, ya que
siguen siendo carnales. Los celos y discordias que hay entre ustedes, ¿no prueban
acaso, que todavía son carnales y se comportan de una manera puramente humana?
Cuando uno dice: "Yo soy de Pablo", y el otro: "Yo de Apolo", ¿acaso no están
procediendo como lo haría cualquier hombre? Después de todo, ¿quién es Apolo,
quién es Pablo? Simples servidores, por medio de los cuales ustedes han creído, y
cada uno de ellos lo es según lo que ha recibido del Señor. Yo planté y Apolo regó,
pero el que ha hecho crecer es Dios. Ni el que planta ni el que riega valen algo, sino
Dios, que hace crecer. No hay ninguna diferencia entre el que planta y el que riega;
sin embargo, cada uno recibirá su salario de acuerdo con el trabajo que haya
realizado. Porque nosotros somos cooperadores de Dios, y ustedes son el campo de
Dios, el edificio de Dios.

Palabra de Dios.

Comentario: También hoy vemos divisiones dentro de la Iglesia, como éstas que
señala san Pablo. A veces parecemos seguidores de tal o cual sacerdote o agrupación
y no de Cristo. Cada persona, cada grupo, es una piedra en la construcción de la
Iglesia. No endiosemos a nadie, porque somos todos discípulos y discípulas de
Jesucristo.

SALMO

Lectura del Libro de los Salmos 32, 12-15. 20-21

Respondemos: ¡Feliz el pueblo que el Señor se eligió como herencia!

¡Feliz la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que él se eligió como herencia! El
Señor observa desde el cielo y contempla a todos los hombres. R.

Él mira desde su trono a todos los habitantes de la tierra; modela el corazón de cada
uno y conoce a fondo todas sus acciones. R.

Nuestra alma espera en el Señor; él es nuestra ayuda y nuestro escudo. Nuestro


corazón se regocija en él: nosotros confiamos en su santo Nombre. R.

3
EVANGELIO

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 4, 38-44.

Al salir de la sinagoga, Jesús entró en la casa de Simón. La suegra de Simón tenía


mucha fiebre, y le pidieron que hiciera algo por ella. Inclinándose sobre ella, Jesús
increpó a la fiebre y ésta desapareció. En seguida, ella se levantó y se puso a
servirlos. Al atardecer, todos los que tenían enfermos afectados de diversas dolencias
se los llevaron, y él, imponiendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba. De
muchos salían demonios, gritando: "¡Tú eres el Hijo de Dios!" Pero él los increpaba y
no los dejaba hablar, porque ellos sabían que era el Mesías. Cuando amaneció, Jesús
salió y se fue a un lugar desierto. La multitud comenzó a buscarlo y, cuando lo
encontraron, querían retenerlo para que no se alejara de ellos. Pero él les dijo:
"También a las otras ciudades debo anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios,
porque para eso he sido enviado". Y predicaba en las sinagogas de toda la Judea.

Palabra del Señor.

Comentario: "El año de gracia anunciado por Jesús en la sinagoga de Nazaret es una
palabra que se realiza porque el mal es expulsado, porque una mujer es levantada de
su postración, porque un nuevo modo de relación entre las personas es posible en el
seguimiento de Jesús. El Ungido ha elegido un camino lento para concretar la
liberación: no va a Jerusalén a firmar decretos sino que empieza en la periferia, no
reúne a gobernantes ni a dirigentes sino a pescadores, enfermos y mujeres. Esto se ha
cumplido hoy: la Buena Noticia se anuncia a los pobres" (Gloria Ladislao, Palabras y
Pasos, Ed. Claretiana).

4
2 de septiembre de 2010

LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto 3, 18-23.

Hermanos: ¡Que nadie se engañe! Si alguno de ustedes se tiene por sabio en este
mundo, que se haga insensato para ser realmente sabio. Porque la sabiduría de este
mundo es locura delante de Dios. En efecto, dice la Escritura: "Él sorprende a los
sabios en su propia astucia", y además: "El Señor conoce los razonamientos de los
sabios y sabe que son vanos". En consecuencia, que nadie se gloríe en los hombres,
porque todo les pertenece a ustedes: Pablo, Apolo o Cefas, el mundo, la vida, la
muerte, el presente o el futuro. Todo es de ustedes, pero ustedes son de Cristo y
Cristo es de Dios.

Palabra de Dios.

Comentario: La mayor sabiduría es dejarnos instruir por Dios. Ciertamente, hay entre
nosotros personas sabias que enseñan, como en aquel tiempo lo eran Pablo, Apolo,
Pedro y otros tantos. Ellos fueron verdaderos servidores. Pidamos al Espíritu Santo la
sabiduría que nos hará gustar las cosas de Dios.

SALMO

Lectura del Libro de los Salmos 23, 1-4b. 5-6

Respondemos: Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella.

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes,
porque él la fundó sobre los mares, él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El


que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su Salvador. Así son los que
buscan al Señor, los que buscan tu rostro, Dios de Jacob. R.

EVANGELIO

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 5, 1-11.

En una oportunidad, la multitud se amontonaba alrededor de Jesús para escuchar la


Palabra de Dios, y él estaba de pie a la orilla del lago de Genesaret. Desde allí vio dos
barcas junto a la orilla del lago; los pescadores habían bajado y estaban limpiando las
redes. Jesús subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que se apartara un
poco de la orilla; después se sentó, y enseñaba a la multitud desde la barca. Cuando
terminó de hablar, dijo a Simón: "Navega mar adentro, y echen las redes". Simón le
respondió: "Maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero
si tú lo dices, echaré las redes". Así lo hicieron, y sacaron tal cantidad de peces, que
las redes estaban a punto de romperse. Entonces hicieron señas a los compañeros de
la otra barca para que fueran a ayudarlos. Ellos acudieron, y llenaron tanto las dos
barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús y le
dijo: "Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador". El temor se había apoderado de él
y de los que lo acompañaban, por la cantidad de peces que habían recogido; y lo
mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, compañeros de Simón. Pero

5
Jesús dijo a Simón: "No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres".
Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron.

Palabra del Señor.

Comentario: "Admiremos la habilidad del modo de proceder de Dios para conquistar a


los que a su vez debían enseñorearse del orbe de la tierra; me refiero a los santos
apóstoles, que, aunque expertos pescadores, cayeron no obstante en las redes de
Cristo, y al echar después ellos la red del mensaje evangélico ganaron para el Maestro
la pesca de todo el mundo. Y todavía se echa la red y la llena Cristo llamando a
conversión a quienes se encuentran en las profundidades del mar, como dice la
Escritura, es decir, entre las olas y tempestades del mundo" (San Cirilo de Alejandría,
Comentario sobre San Lucas).

6
3 de septiembre de 2010

Viernes 3 - San Gregorio Magno, - papa y doctor de la Iglesia. (MO). Blanco.

Gregorio desempeñó la política en Roma hasta que ingresó como monje benedictino.
Fue el primer monje elegido Papa, en el año 590. Su pontificado se destacó por el
impulso misionero, el cuidado de la liturgia ?de allí proviene el canto llamado
"gregoriano"? y su tarea como teólogo y maestro del pueblo fiel. Se destacan sus
homilías y comentarios a las Sagradas Escrituras.

LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto 4, 1-5.

Hermanos: Los hombres deben considerarnos simplemente como servidores de Cristo


y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, lo que se pide a un
administrador es que sea fiel. En cuanto a mí, poco me importa que me juzguen
ustedes o un tribunal humano; ni siquiera yo mismo me juzgo. Es verdad que mi
conciencia nada me reprocha, pero no por eso estoy justificado: mi juez es el Señor.
Por eso, no hagan juicios prematuros. Dejen que venga el Señor: Él sacará a la luz lo
que está oculto en las tinieblas y manifestará las intenciones secretas de los
corazones. Entonces, cada uno recibirá de Dios la alabanza que le corresponda.

Palabra de Dios.

Comentario: La lectura continúa con el conflicto planteado que leíamos los días
anteriores: cuando la comunidad se siente dependiente de un pastor o cuando el
pastor se siente dueño de la comunidad. Ante esto Pablo remarca la condición de
servidor del pastor, al cual se le exige fidelidad a Dios. Ni la comunidad ni el pastor
mismo pueden juzgar, eso se lo reserva el Señor. Por eso es necesario que el pastor
sea fiel en su responsabilidad de animar a la comunidad.

SALMO

Lectura del Libro de los Salmos 36, 3-6. 27-28. 39-40

Respondemos: ¡La salvación de los justos viene del Señor!

Confía en el Señor y practica el bien; habita en la tierra y vive tranquilo: que el Señor
sea tu único deleite, y él colmará los deseos de tu corazón. R.

Encomienda tu suerte al Señor, confía en él, y él hará su obra; hará brillar tu justicia
como el sol y tu derecho, como la luz del mediodía. R.

Aléjate del mal, practica el bien, y siempre tendrás una morada, porque el Señor ama
la justicia y nunca abandona a sus fieles. R.

La salvación de los justos viene del Señor, él es su refugio en el momento del peligro;
el Señor los ayuda y los libera, los salva porque confiaron en él. R.

7
EVANGELIO

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 5, 33-39.

Los escribas y los fariseos dijeron a Jesús: "Los discípulos de Juan ayunan
frecuentemente y hacen oración, lo mismo que los discípulos de los fariseos; en
cambio, los tuyos comen y beben". Jesús les contestó: "¿Ustedes pretenden hacer
ayunar a los amigos del esposo mientras él está con ellos? Llegará el momento en que
el esposo les será quitado; entonces tendrán que ayunar". Les hizo además esta
comparación: "Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo para remendar uno viejo,
porque se romperá el nuevo, y el pedazo sacado a éste no quedará bien en el vestido
viejo. Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres;
entonces el vino se derramará y los odres ya no servirán más. El vino nuevo se pone
en odres nuevos. Nadie, después de haber gustado el vino viejo, quiere vino nuevo,
porque dice: el añejo es mejor".

Palabra del Señor.

Comentario: Estos defensores de la ortodoxia no pueden ver más allá de lo que


marcan las reglas y las leyes. Estando Jesús, que es el signo vivo de las promesas de
Dios cumplidas, ¿qué es lo que hay que agregar? ¿Qué más habría que esperar? A
veces "agregamos" prácticas piadosas sin tener presente que quizá lo estemos
haciendo simplemente por "cumplir lo que marca la Ley".

8
4 de septiembre de 2010

LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto 4, 6-16.

Hermanos: Yo les puse mi ejemplo y el de Apolo, a fin de que aprendan de nosotros el


refrán: "No vayamos más allá de lo que está escrito", y así nadie tome partido
orgullosamente en favor de uno contra otro. En efecto, ¿con qué derecho te distingues
de los demás? ¿Y qué tienes que no hayas recibido? Y si lo has recibido, ¿por qué te
glorías como si no lo hubieras recibido? ¡Será que ustedes ya están satisfechos! ¡Será
que se han enriquecido o que se han convertido en reyes, sin necesidad de nosotros!
¡Ojalá que así fuera, para que nosotros pudiéramos reinar con ustedes! Pienso que a
nosotros, los Apóstoles, Dios nos ha puesto en el último lugar, como condenados a
muerte, ya que hemos llegado a ser un espectáculo para el mundo, para los ángeles y
los hombres. Nosotros somos tenidos por necios, a causa de Cristo, y en cambio,
ustedes son sensatos en Cristo. Nosotros somos débiles, y ustedes, fuertes. Ustedes
gozan de prestigio, y nosotros somos despreciados. Hasta ahora sufrimos hambre, sed
y frío. Somos maltratados y vivimos errantes. Nos agotamos, trabajando con nuestras
manos. Nos insultan y deseamos el bien. Padecemos persecución y la soportamos.
Nos calumnian y consolamos a los demás. Hemos llegado a ser como la basura del
mundo, objeto de desprecio para todos hasta el día de hoy. No les escribo estas cosas
para avergonzarlos, sino para reprenderlos como a hijos muy queridos. Porque,
aunque tengan diez mil preceptores en Cristo, no tienen muchos padres: soy yo el que
los ha engendrado en Cristo Jesús, mediante la predicación de la Buena Noticia. Les
ruego, por lo tanto, que sigan mi ejemplo.

Palabra de Dios.

Comentario: ¿Cuál es el objetivo de todo apóstol? Hacer conocer y amar a Cristo. Por
esto, el apóstol es capaz de pasar sufrimientos e injurias. Todo su ser está volcado a
aquellas personas a las que evangeliza, para enriquecerlas con el bien más preciado
que puede dar: la Buena Noticia de Jesucristo.

SALMO

Lectura del Libro de los Salmos 144, 17-21

Respondemos: ¡El Señor está cerca de aquellos que lo invocan!

El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus acciones; está cerca
de aquellos que lo invocan, de aquéllos que lo invocan de verdad. R.

El Señor cumple los deseos de sus fieles, escucha su clamor y les da la salvación; el
Señor protege a todos sus amigos y destruye a los malvados.

Mi boca proclamará la alabanza del Señor: que todos los vivientes bendigan su santo
Nombre, desde ahora y para siempre. R.

9
EVANGELIO

Lc 6, 1-5

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Un sábado, en que Jesús atravesaba unos sembrados, sus discípulos arrancaban


espigas y, frotándolas entre las manos, las comían. Algunos fariseos les dijeron: "¿Por
qué ustedes hacen lo que no está permitido en sábado?". Jesús les respondió: "¿Ni
siquiera han leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre,
cómo entró en la Casa de Dios y, tomando los panes de la ofrenda, que sólo pueden
comer los sacerdotes, comió él y dio de comer a sus compañeros?". Después les dijo:
"El Hijo del hombre es dueño del sábado".

Palabra del Señor.

Comentario: ¿Acaso se puede apelar a alguna argucia legal cuando se pasa hambre?
Cuando hay una necesidad humana básica e impostergable, no se puede soportar que
haya leyes destinadas a que esa situación persista. Con la misma libertad del rey
David, con la misma libertad de Jesús, procuremos los recursos y los procedimientos
para paliar el hambre.

10