Está en la página 1de 124

I

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


- ALFREDO GÓMEZ CERDÁ

1http

://image.slidesharecdn.com/laspal

abrasmagicas- ..

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas

LA Á
S G
I
P
A C
L A
A S
B
R
A
S

M
121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


-

2 :

h /

t /

t i

p m

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


a i

g d

e e

. s

s h

l a

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


r c

e o

c m

d /

n l

. a

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


s r

p a

a s

l m

a a

b g

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


i I

I
a n
d
i
c
e
s

C
á
p
i
t
u
- l
o
1
¿A qué podemos
jugar esta
tarde? .

C
á
p
i

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


t
u 1
l 1
o
C
2 á
p
i i
A t
u
m l
i o
3
n Alí Pérez. el pirata.
o

m
C
e
á
p
d
i
u
t
e
u
l
l
e
o
4
n Una idea
a extraordinaria ......................
d „........
a
!
C
. á
p
. i
t
.
u
.
l
o
.
5
No puedes volverte atrás
. ....31

.
C
.
á
.
p
.
i
t
.
u
.
l
121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


o -
6

i
Q
u
é

a 3http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasma
b
u
r
r
i
m
i
e
n
gicas-
t
o
!

C
á
p I
i
t
u
l
o
7
¿Un , ...
41

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


a
Argumento: n
t
e

R y
a
m t
ó o
n d
o
e s
s
r
u e
n c
u
n r
i r
ñ e
o n

c a
o
n é
l
u
n a
a
l
i a
m
a h
g o
i r
n a
a
c d
i e
ó
n j
u
d g
e a
s r
b .
o
r V
d i
121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


v d
e a

c d
o e
n
t
t o
a d
n o
t ,
a
h
i a
n s
t t
e a
n
s d
i e
d
a q
d u
e
s
u t
s i
e
f n
a e
n
t g
a a
s n
í a
a s
s
d
q e
u
e h
a
s c
e e
r
o
l p
v i
i s
121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


. o

E c
s o
o n

l s
e u

v i
a n
t
a r
a
o n
c s
a i
s g
i e
o n
n t
a e
r
m
a a
l d
g r
ú e
n .

d E
i s
s t
g e
u
s l
t i
o b
, r
o
s
o e
b s
r
e l
a
t
o p
d r
121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


i i
m l
e .
r
a

i
n
c
u
r
s
i
ó
n

d
e
l

a
u
t
o
r

e
n

l
a

l
i
t
e
r
a
t
u
r
a

i
n
f
a
n
t
121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


-

4 :

h /

t /

t i

p m

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


a i

g d

e e

. s

s h

l a

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


r c

e o

c m

d /

n l

. a

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


s r

p a

a s

l m

a a

b g

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


i s

c -

121002094910-phpapp01 /95/las-pala. 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


1 flequillo castaño le llegaba hasta las cejas
y... y... No se me ocurre nada más. iAh, sí!
Resulta que era malísimo, rematadamente malo.
Bueno... no exactamente. ¿Cómo podría
explicároslo? Lo que quiero decir es que
Margarita, su madre, decía eso a todo el mundo:
—Tengo el peor hijo de todos los hijos —solía
comentar con cualquiera—. Me va a matar a
disgustos.
—Mujer, es sólo un muchacho —solía
disculparle el interlocutor de tumo.

Capitulo 1 —Es travieso, desobediente, mentiroso,


respondón, holgazán... Es, es, es... Acabará
¿A qué podemos jugar esta tarde? con .mi paciencia y con mis nervios. Es bruto,
sucio, vago... y meón.
— ¿Meón?
—Enuresis infantil, dice el doctor. iPamplinas,
LA CIUDAD donde Ramón vivía era, más o menos, digo yo! Lo que me faltaba. Sí, a pesar de lo
como todas. Ya sabéis: mucha gente, muchos grande que le ves. iRamón, déjate la nariz!
automóviles, muchas chimeneas, mucho ruido... iCochino!
Era una de esas ciudades que tienen mucho de Margarita era una de esas madres que hablan tanto,
todo y que, sin embargo, carecen de cosas tan tanto, que a menudo se olvidan de escuchar.
elementales como unos poquitos árboles, una
Pero... ¿cómo era Ramón? Pues, la verdad, yo
cigüeña anidando en Io alto de una torre, un
creo que era un niño como tú o como yo, o como
río limpio... Si, era una ciudad normal y
el Cipri, o como Rúper, o como cualquiera de
corriente. De todas formas, da lo mismo cómo
los muchos amigos del barrio y el colegio que
fuese su ciudad yr si me apuráis, ni siquiera
por las tardes llenaban de polvo y estrépito el
es importante que se trate de una ciudad.
pequeño I
La casa donde Ramón vivía también era normal
y corriente, como casi todas, tal vez como la
tuya y la mía. Era una de esas casas grandotas,
con muchísimos vecinos; y Ramón estaba
encantado de tener tantos vecinos, sobre todo
porque entre ellos estaban el Cipri y Rúpet,
sus dos mejores amigos.
jardín de la plaza del Árbol Solitario. Era...
Ramón era un niño alto y grande, muy crecido alegre, juguetón, cariñoso, simpático, listejo
para su edad; de ojos grandes, a veces -sólo había sacado un insuficiente en la
incisivos, a veces distantes; un largo primera evaluación- y devorador de cuentos y

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


televisión. Sobre todo, era un niño con una —Los buenos y los malos.
imaginación... iBuf! iQué imaginación! — Pues yo quiero ser una princesa buena.
iFabuIosa! Su mente estaba siempre preparando
—i Ya lo tengo! —Ramón, en unos segundos, había
algo verdaderamente extraordinario. Y eso, digo
yo, no puede ser malo. imaginado toda la IEscuchadme! Por un lado
estarán los piratas, yo seré su jefe.
Fijaos si era grande su imaginación, que
todos los amigos le buscaban siempre que —iEso no vale!
querían divertirse de verdad. Y es que los —Para eso he inventado el juego, ino
juegos que inventaba Ramón eran fenomenales. te digo!
—1Eh, Ramón! —le gritaba el Cipri—. ¿A qué —Bueno.
podemos jugar esta tarde?
—Por otro lado habrá una princesa muy fea que
—Pues... pues... —arrugaba la nariz para pensar vivirá en una isla en medio del océano.
mejor—. ¿Qué os parece si jugamos a los piratas?
—¿Será divertido? —preguntaba el escéptico —¿Y por qué tiene que ser fea? —se
Rúper. extrañaba Juana.
—Tiene que serlo. Acabo de leer un libro —iDejadme terminar! Era una princesa muy fea,
de piratas y me lo he pasado bomba. muy fea, con un ojo a la virulé y una vermga en
—Pero, ¿crees que en esta plaza la punta de la nariz, con los dientes amarillos y
podremos...? torcidos...
—iPor supuesto! Juntaremos dos bancos para — Como Ampari to.
hacer un galeón, y nos dividiremos en dos — i Idiota, idiota! iAsí serás tú!
grupc»s. —Cuando el rey, su padre, la vio por primera vez,
—¿Para qué? —era la típica pregunta de se dio un gran susto y se cayó
Amparito la dientes.
patas fea
arrib era?
a por
las
escal
eras
de su
palac
io. —
¿Tan

mage.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /95/las- tus hijos viniese a mi palacio
pala... 1 y conociese a Robustiana».
Ese era Ramón. Cuando se sentía
rodeado por todos los amigos, que
escuchaban atentamente sus
divertidas ocurrencias, se olvidaba
de todo. Amparito la dientes se
convertía ante sus ojos en la
— iHorrible! Era paticoja, horrible Robustiana, la princesa
jorobada y con un brazo más largo más desdichada del mundo porque no
que otro. Tan fea que asustaba a encontraba novio que la llevase a
los perros y a los gatos, desbocaba un palacio con jardines encantados
a los caballos y espantaba a todos y surtidores de agua; y el Cipri
los príncipes —la imaginación de era Petronilo, su padre, rey de
Ramón no se detenía. Petronilandia, fiero guerrero en su
juventud y sabio monarca en su
—¿Y por qué tiene que vivir
madurez, cuya mayor desgracia era
en una isla en medio del
la fealdad de su única hija, a la
océano?
que no habia conseguido casar ni
—Su padre la quiso casar con un con el horrible Feo-CH-Té, el
principe que trajese parabienes y príncipe &iino más espantoso de
prosperidad a su reino y, para toda la China, y a la que había
ello, escribió cartas a los reyes desterrado, harto de tanto fracaso
vecinos: «Querido colega —les diplomático, a una isla solitaria
decía— tengo una hija casadera, en medio del océano; él mismo se
Robustiana..» —¿Y por qué se convertía en un pirata en toda
llamaba Robustiana? regla.
—IPorque si! —Yo seré el rey de los
—Es un nombre muy feo; podria piratas.
llamarse Lindaflor, como la princesa de —¿Cómo te llamarás?
un cuento que me compraron el dia de mi
cumple. —No ]o sé. Pero me faltará una
pierna, que se tragó de un bocado un
—¿Cómo va a llamarse tiburón una vez que fui arrojado al
Lindaflorr con lo fea que era? mar por un pirata enemigo, envidioso
cura que la bautizó se negó a de mis hazañas.
llamarla Lindaflor. i Y dejadme —Andarás a la pata coja.
terrninar! El rey escr.lbia: —No; me ataré el palo de una
«...me gustaría que alguno de escoba.

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


Y cuando camine, meteré mucho ruido: —Llevaré un parche negro atado al
plaf, plaf, plaf... Me faltará un ojo, cogote. También me faltará la mano
que me arrancó de cuajo un águila con izquierda. —¿Se la comió ek tiburón?
sus garras.
— iQué asco!

mage.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


1

19-05-201
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


http://image.slidesharecdn.com/laspalabr
asmagicas-121002094910-
phpapp01/95/las-pala... S1

—No;
me la
cortaro
n de un
tajo,
con una
espada,
un día
que
abordam
os a un
velero
holandé
s para
saquear
lo.
Llevaré
un
muñón
con un
garfio
de
acero.
Y
entonc
es su
mente
volaba
libre
como
el
viento
, y se
escapa

http ://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 /95/Ias-


pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


ba de calave
la ra, en
plaza, Io
del alto
barrio del
, de palo
la mayor.
ciudad Y...
... Y bueno,
llegab no sé
a al cómo
océano decirl
. Y en o.
su Entonc
cerebr es...,
o siempr
resona e
ba el ocurrí
fragor a lo
de las mismo,
olas se le
rompie olvida
ndo ba que
contra tenía
el ganas
casco de
del hacer
navío, pipí
y sus y...
ojos y...
sólo Bueno,
veían ya os
el lo
flamea imagin
r de áis:
la sus
bander pantal
a ones
negra, comenz
con aban a
dos mojars
huesos e de
cruzad repent
os e y la
debajo mancha
de una le
http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /95[las-pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


llegab os de
a casi Europa.
hasta —Yo
las también
rodill quiero
as. ser
—Seré pirata,
el seré tu
pirat ayudant
a más e —
temid Rúper
o de era
todo siempre
e] el
mar. primero
en

entusia
iEres
smarse
fenóm
con las
eno,
histori
Ramón
as de
!
Ramón.
—Mi
—Te
guarida
nombro
estará
capitán
en el
desde
fondo
este
de una
momento
gruta,
. Te
en una
encarga
escarpa
rás de
da isla
otear
del
constan
Caribe.
temente
Allí
la
guardar
línea
é mis
del
tesoros
horizon
,
te con
robados
este
a los
catalej
barcos
o.
más
—¿Con cuál?
poderos
—Con éste.
http ://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 /95/Ias-
pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


Para y
Ramón, habia
los que
dedos regres
doblado ar a
s de casa
sus antes
manos de que
se se
habían impaci
convert entase
ido ya n los
en un padres
auténti respec
co tivos.
catalej Subi
o. endo
El las
juego escale
habia ras,
quedad sin
o darse
dispue cuenta
sto. ,
Al día Ramón
siguie se
nte había
empeza atado
rían el
la pañuel
gran o a la
aventu frente
ra de ,
los tapánd
pirata ose un
s y la ojo, y
prince cojeab
sa a
Robust visibl
iana; emente
pero ,
hoy se fingie
había ndo
hecho una
tarde piema

http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /95[las-pala... 19-05-2015


Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


de cada
madera día,
: de la
plaf, que
plaf, tan
plaf, fácilm
plaf, ente
plaf.. se
. alejab
Cuan a.
do —iMe
Margar vas a
ita, matar
su de un
madre, susto!
abrió —
la gritaba
puerta Margari
, ta al
estuvo borde
a de la
punto histeri
de a—. iNo
desmay puedo
arse. más!
Dio un ¿Por
grito qué te
que has
hizo puesto
que el ese
niño, pañuelo
de en el
golpe, ojo?
cayese ¿Por
en el qué
mundo venías
de la cojeand
realid o?
ad, de —Es
su que..
realid .,
ad mamá,
concre lo
ta de que

http ://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 /95/Ias-


pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


ocurr o
e... í
Yo r
era !
un
pirat —
a muy S
valie í
nte ,
y...
— u
i n
U
n p
i
p r
i a
r t
a a
t
a c
! o
j
i o
L
o q
u
q e
u .
e .
.
m
e
1
f
a
l
t
a
b
a —
il)éj
p ame
o de
r pirat

http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /95[las-pala... 19-05-2015


Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


as y palabr
quíta a más,
te a
ese pesar
pañue del
lo de interr
la ogator
cabez io
a consta
inmed nte a
iatam que le
ente! sometí
Y a la
Ramón impaci
bajaba encia
la de
mirada Maroar
, ita.
obedec

ia a
¿Cuánd
su
o vas
madre
a
y
dejar
entrab
de
a en
pensar
casa
en
en
esas
silenc
tonter
io.
ías?
Todo
Más
se
vale
desvan
que te
ecía
preocu
en su
pes de
cerebr
hacer
o y
pipi
entonc
cuando
es no
debes,
era
rrüra
capaz
cómo
de
traes
articu
los
lar
pantal
una
ones.
sola
http ://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 /95/Ias-
pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


¿Cuánd cortad
o o la
dejará lengua
s de y se
hacért la
elo hubies
encima e
? ¿Qué arroja
trabaj do a
ó te los
cuesta tiburo
...? nes.
¿Por De
qué no nada
pones servía
un n los
poco zarand
más de eos de
interé Margar
s? ita.
Pero —iNo
RamÓn presta
no s
podía atenci
contes ón a
tar, nada!
era Por
como eso te
si de han
repent suspen
e se dido
hubies una
e evalua
quedad ción,
o y no
mudo, me
como explic
si o cómo
tambié no te
n un suspen
pirata den
enemig más,
o le con lo
hubies distra
e ído
que
http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /95[las-pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


eres. enclen
i Y que y
todo los
te niños
pasa se
por no reirán
comer! de ti.
Además
Y , si
ahora te lo
llegam haces
os a encima
otro , es
de los por no
comer.
grande jTe lo
s digo
suplic yo! No
ios de tienes
Ramón: fuerza
s ni
la
para
comida aguant
. Pero arte
dejare lo
mos necesa
que rio,
como
siga
hace
hablan todo
do el
Margar mundo.
ita. Pero
esto
—No
no va
puedes
a
manten
quedar
erte
así,
con lo
mañana
poco
sin
que
falta
comes.
te
Te
llevar
quedar
é al
ás

http ://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 /95/Ias-


pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


médico
.
-10-

121002094910-
phpapp01

http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /95[las-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


d
u
e
l
e
C
n
a
a
p
d
i
a
t
!
u
l
o AL DÍA siguiente, por la
tarde, después del colegio,
2 cuando los niños del barrio se
reunían en la plaza del Arbol
i Solitario, Ramón no estaba.
Andaban un poco desconcertados,
A pues no sabían cómo continuar
m el juego de los piratas que
habían iniciado la tarde
í anterior. Todo eran miradas al
portal de Ramón, y a las
n ventanas de su piso, con la
esperanza de descubrir el
o motivo de la ausencia.

m Por fin, llegó; pero había


algo raro en su aspecto: eta su
e ropa, demasiado limpia; y su
pelo, demasiado peinado; y sus
zapatos, demasiado brillantes.
http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


Todos duele
corrier nada.
on
—¿Y
hacia
por qué
él.
quiere
— llevart
Estáb e al
amos médico?
esper —
ándot pregunt
e ó
para Amparit
jugar o, que
a los no
pirat entendí
as — a nada
le de
dijo nada.
el —Ella
Cipri dice
. que
—Hoy no puedo jugar. estoy
—¿Por qué? ¿Qué te en
ocurre? Babia,
que las

cosas
Nada,
me
que
entran
mi
por un
madre
oido y
me
me
quier
salen
e
por el
lleva
otro.
r al
médic —i
o. Buf!
— Eso
¿Está debe
s de
enfer ser
mo? muy
grave
—A no .
me

http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


—Pues P
a mi é
no me
duele r
nada. e
Marga z
rita, ,
también
más
arregla e
da que l
de
costumb
re, p
salía i
va del r
portal.
a
Ramón
fue t
hacia a
ella,
!
pero
antes
se —
volvió S
al
grupo u
de e
amigos n
y les
a
gritó:
—i Ya
sé r
cómo a
voy a
r
llama
rme! o
— ¿Cómo? .

i
1
A
l
í

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


dient
es.


iSeré
un
pirat
a
viejo
,
cansa
do de
lucha
r con
todo
el
mundö
!
Marga
rita
le
cogió
de la
mano
y, de
un
tirón
, le
hizo
echar
a
andar
.
—iAlí
Pérez
, qué
tonte
ría!

comen

entre

http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


121002094 ntes:
al
910- médic
phpapp01/ o.
95 nas- —iNo
pala... quier
o ir
al
médic
o!
INO
Camin
estoy
aron un
malo!
buen

rato en
Cálla
silenci
te,
o y,
respo
sólo
ndón.
cuando
[rás
estaban
donde
cerca
yo te
del
diga.
ambulat
Esto
orio,
no
Ramón
puede
se
conti
atrevió
nuar
a
así.
protest
—¿El qué?
ar
levemen —
te. Pues.
—¿Dónde vamos, ..
mamá? esto.
..
— Acaba
iDónd rás
e conmi
vamos go,
a ir! mi
Parec pacie
e ncia
menti tiene
ra un
que límit
lo e.
pregu
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


A el
pesar docto
de que r.
a Ramón —Pues
no le no lo
dolía entie
nada, ndo,
aquella con
tarde lo
fueron malo
al que
médico es.
y, No se
claro, lo
el puede
doctor imagi
]e nar
examinó usted
, le .
auscult —Es
ó, le
miró la
norma
gargant l en
a con un
una niño
tablita de su
y le edad.
hizo
sacar —
la Además,
lengua no come
diciend nada.
o Nada de
«aaaaa» nada-
. Siempre
está
— desgana
Tiene do, no
usted entiend
un o cómo
hijo le
sano puede
y encontr
fuert ar sano
e — y
concl fuerte.
uyó
http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


iSi vitamin
supiese as que
las por lo
fatigas visto
que abrían
tengo el
que apetito
pasar .
para Marga
que rita no
coma un quedó
poco! satisfe
El cha.
médico, Estaba
en segura
vano, de que
trataba a su
de hijo le
demostr pasaba
ar a algo y
Margari ella
ta que tenia
su hijo que
estaba saberlo
sano y .
que los Durante
problem el
as que camino
le de
plantea vuelta
ba eran anduvo
natural dándole
es y vueltas
lógicos a su
. Pero, cabeza
al y en
final, seguida
se la encontr
tuvo ó una
que solució
quitar n,
de
encima
recetán
AL
dole
DÍA
unas
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


SIGUIEN or,
TE, por muy
la arregl
tarde,
tampoco ado y
llegaba peinad
Ramón a o.
la —iQué
plaza. fasti
Y los dio!
amigos —
estaban comen
contrar tó
iados, Rúper
pues el —.
juego Otra
de los vez
piratas que
tendría le
que lleva
aplazar al
se otra médic
vez. o.
Cuand —A lo
o mejor
está
vieron
malo
salir de
a verda
Ramón d.
del —Pero
portal él
de su dice
que
casa,
no le
ya iba duele
de la nada.
mano Ramón
de su los
madre miró y
y, no
como pudo
el día evitar
anteri guiñar
http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


un ojo go y
y tiró
camina con
r con fuerza
una de su
pierna hijo.
tiesa,
como
imagin -13-
aba a
Alí
Pérez
el
pirata
.
Margar
ita http://image.sli
dio un
desharecdn.com/laspalabrasm
respin
agicas-

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


1 —Su hijo está perfectamente.

—Es un niño despierto y reflexivo. Su


imaginación es grande y su inteligencia normal,
Le noto sólo cierta inseguridad, tal vez algún
conflicto familiar no resuelto a tiempo, falta
de comprensión, en fin... Tendría que seguir
—iDeja de hacer el tonto! Vamos a llegar algunas sesiones más.
tarde.
Margarita salió hecha una furia del gabinete
—A mí no me duele nada. de don Anastasio. iQué desfachatez! iSugerirle
—No vamos al médico, vamos al colegio. a ella que no comprendía a su hijo! Aquella
—No nadie, ya estará cerrado. visita sirvió para confirmar su teoría de que
Sin embargo, había alguien esperándolos. los psicólogos no servían para nada.
Margarita había concertado una cita con don
Anastasio, el psicólogo, para ver si él podía
corregir los males de su hijo, que la inepcia A LA TARDE siguiente, en la plaza, los niños
del médico no había sabido remediar. estaban sentados en corro frente al portal de
Don Anastasio también examinó a Ramón, aunque de Ramón.
otra manera. Le hizo tests y muchas preguntas.
—¿Qué tal, don Anastasio? —preguntaba la —¿Vosotros creéis que hoy bajará a jugar?
impaciente Margarita. —preguntaba Juana.
—Bien, bien —respondía el psicólogo—. Thora voy a —Yo creo que sí —decía el Cipri—. Seria demasiado
hacer que pinte un poco. que hoy también le llevase al médico.
—¿Que pinte?
—Eso creo yo —ratificó Amparito.
—Sí, que haga dibujos y los asocie Pero sus esperanzas pronto se desvanecieron.
entre sí. A ver, a ver... Margarita otr.a vez volvía a la carga, con su
hijo bien arreglado y bien peinado de la mano.
Con interés observaba las reacciones del niño e iba El niño caminaba cabizbajo y, al pasar junto al
anotando todas sus conclusiones en un bloc. Al final se corro de amigos, los rrú•ó de reojo. De repente,
dirigió a Margarita. algo se encendió en
su cerebro y comenzó a gritarles:

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


14 http —iQue te calles! iQue he dicho que
te Ellles! iQué vergüenza! iTodo el
mundo nos está mirando!
—Son mis amigos.
—Que te calles!
—No quiero volver con don
Anastasio.
—Hoy no vamos a ver a ese
://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /95/las- psicólogo.
Era el maestro quien los estaba
esperando, el muy paciente don Victor, a
quien Margarita abrumó con los problemas
de su hijo.
—No estudia nunca —le decía.
—Pues yo le tengo por un buen
alumno —aseguraba don Víctor.
pala. . .
— Pero si le suspendió en una
evaluación.
—Si, en la primera; pero desde
entonces se ha aplicado mucho y estoy
seguro de que aprobará el curso sin
dificultad.
—¿Usted cree?
I — Naturalmente.
Margarita sintió de nuevo que era
ella la incomprendida, no su hijo,
y no dio su brazo a torcer- Pensaba
antes que todos estaban equivocados
y que, al fin y al cabo, ella era
la madre de Ramón y le conocía
—iPrincesa Robustiana! iNo te mejor que nadie.
apures por tus desdichas! IPronto iré Las tres intentonas de enderezar
a sacarte de esa isla! iConfía a su hijo, como ella decía, sólo
siempre en Alí Pérez el pirata! sirvieron para que se volviese más
Margarita tuvo que darle un intransigente, más segura de sí
pescozón para que se callase. misma, más autoritaria y más
vociferante. Ramón tuvo que pagar

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


las consecuencias. Las reprimendas Yo tengo que aguantarte y lavar
a veces adquirían tonos dramáticos. pantalones, el pijama y las
—iMe matarás a disgustos! ¿No me crees? i sábanas. iA tu edad! Ningún niño de
Ya lo verás, desvergonzado! Estoy tu edad se lo hace encima.
enfermando poco a poco. Y es que no paro —Sí...

contigo. Si por lo menos no te orinases...


—iNo me contradigas! Y si se lo
—El médico dijo...
hacen, peor para ellos. ¿Por qué no
— i Ya sé lo que dijo el médico! me haces caso y sigues mis consejos?
No hace falta que me lo repitas. Lo que te digo es por tu bien. Pero
Ese médico no sabe nada de ti. Yo tú.- como si oyeses llover.
soy quien te conoce. No, yo y yo!
- 1

Lo único que te preocupa es leer cuentos por


la noche, en la cama, en vez de dorrnir.
15http://image.slidesharecdn.corn/laspalabrasmagicas- /95 nas-

pala...
Por eso estás tan débil, por
eso te pasa Io que te pasa.

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


- Capi
tulo
3
Alí Pérez, el pirata

16http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /95/las-
AL CUARTO DÍA, Ramón bajó a
refugiarse a la plaza del Árbol
Solitario. Se sentó en un banco y
permaneció en silencio, cabizbajo,
hasta que le vieron el Cipri y los
demás.
—iEh, Ramón! —le gritaron—. Estamos aquí.
Creíamos que tampoco bajarías hoy.
pala... 1
Pero RamÓn no los oyó. Continuaba
pensativo, creyéndose el ser más
culpable del mundo. Se martirizaba
repitiéndose constantemente una
terrible pregunta: «¿Por qué seré
yo tan malo?»
— ¿Qué te pasa? —le preguntó
Juana, que ya se había
acercado hasta é].
—¿Por qué seré yo tan malo? —pensó
otra vez voz alta, sin darse cuenta de
que toda la panda estaba ya
rodeándole.
—¿Eh? ¿Qué dices? —Juana no
esperaba una respuesta
semejante.
—Se quedado dormido —dijo
Rúper—. Estará soñando.

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


—INO estoy dormido! — entusiasmarse con la idea del
reaccionó por fin, enfadado. juego. Si normalmente se
—iC)ye! —intervino el Cipri — entusiasmaba en unos segundos, en
. ¿De verdad piensas que eres esta ocasión tardó por lo menos
tan malo? minuto y medio.
—Pues... creo que sí.
—¿Y por qué motivo?
-17_
—Todo lo que hago le parece mal a mi
madre, y todo lo que digo, y yo creo
que hasta todo lo que pienso. Y es
que... debo de ser malísimo.
Quedaron unos momentos en
silencio y por la mente de cada
uno pasó una imagen terrible de
Margarita, con un dedo tieso,
acusatorio, señalando a su hijo,
sin dejar de amenazarle un solo
http ://image. sl idesharecdn.comflaspalabrasmagicas- /95/1
instante.
—¿Y qué pasa con los piratas? —
preguntó Amparito la dientes, al cabo de
unos instantes y para romper el silencio
que se había apoderado del grupo.
—i Es verdad! —se entusiasmó
Rúper—. Hoy podemos seguir
jugando. as-pala...
A Ramón le costó algo más de
trabajo que el acostumbrado

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página I

Alfredo Gómez palabras mágicas


http ://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- /9
—Lo primero es saber quién
será cada uno.
—Yo soy tu capitán —le recordó Rúper,
temeroso de que algún oportunista de última
hora tratase de quitarle el puesto.
—Tú, Cipri, serás Petronilo.
El Cipri rezongó un poco, ya que intuía
que detrás de ese nombre tan feo no
encontraría las aventuras apasionantes que
esperaba vivir.
—i Yo no quiero ser
Petronilo!
—Si empezamos así, me marcho,
No se puede jugar con
vosotros.
—Es que Petronilo
es un nombre muy
feo. —iQué va!
Petronilo era el
rey.
—iEl rey! —exclamó el Cipri
sorprendido.
—Pues claro, el rey de
Peb•onilandia.
—iHaberlo dicho antes! —el Cipri estaba
encantado de ser el rey—. ¿Habéis oído?
jSeré el rey!
—¿Y por qué el rey no se Llama
Fernando, o Alfonso, como todos los
reyes? — preguntó la candida Amparito,
que tenia la virtud de complicarlo todo
a última hora.
—¿O Juan Carlos? —remató Juana.

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


—i Porque sí! — —¿Qué
estalló Ramón—. Y princ
como sigáis esa?
protestando, no —Robustiana.
juego.

—No —i Yo no quiero
te ser ésa! Dijiste que
enfad era tan fea que
es, espantaba a todos
hombr los príncipes
e. azules. Y que tenía
—Si una verruga en la
es nariz y un ojo a la
que virulé.
sois —Y los dientes
unos grandes y
pesad retorcidos, como tú
os. —Rúper se llevaba a
matar con Amparito y
—Anda, continúa. aprovechaba
Si Petronilo es un cualquier ocasión
nombre muy bonito. para meterse con
Cuando era más ella.
pequeño, tenia una
gata que se llamaba —
Petronila —dijo el ildio
Cipri para ta,
contentarle. idiot
a,
—Además, como era idiot
rey de Petronilandia a!
—Juana también había
dado marcha atrás —, —i Ya no juego! —
pues le queda muy sentenció Ramón,
bien. molesto por tantos
inconvenientes.
—De acuerdo,
continuaré —una vez
más, Ramón se había
dejado convencer—:
Amparito, tú serás
la princesa.

-50http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


/95/las-pala... acabó por
Sus palabras olvidarse de su
fueron como un enfado y cedió a
mazazo. Todos se los deseos de la
quedaron callados, panda, que eran
mirándose, los suyos. Si se
arrepintiéndose hizo de rogar
interiormente de durante cinco
haber protestado minutos, fue
las decisiones de porque se
Ramón, que, al fin encontraba muy
y al cabo, tenía importante así.
derecho a deúiir ¿Quién no ha sido
quién debería ser alguna vez un
cada uno, que para poquito vanidoso?
algo ha de servir —
inventar juegos. iPetr
¿O no? La misma onilo
Amparito estaba ya ! —el
dispuesta, y Cipri
resignada, a ya
asumir su papel de había
princesa, aunque dejad
ésta fuese la o de
mismísima ser
Robustiana, la el
«miss» universo de Cipri
las princesas por .
la otra punta, con —¿Qué?
la única condición
de que dejasen sus — Ese
dientes montó
tranquilos. n de
arena
En esta ocasión, será
tardaron por lo tu
menos cinco palac
minutos en io.
convencerle de
nuevo. Ramón, —
aunque Io estaba ¿Tan
deseando, se hizo peque
de rogar: pero ño?
como en realidad — Es
era quien más sufic
deseaba jugar, iente

-51http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


. vasallos pueden ser
Alli doña Fina, la
cabré frutera, y Juan, el
is del estanco. Y toda
los la gente que pasa
dos. por la plaza.
Robus —No van a querer
tiana jugar —protestó el
, ve Cipri en voz baja,
con mientras se dirigía
tu a su montán de
padre arena, digo, a su
. palacio.
—Voy —i Los demás,
volan venid conmigo!
do. Seremos los piratas.
— El Juntaremos dos
terre bancos a esa farola.
no de —i A
alred la
edor orden
será !
tu —Tú, quítate la
reino camisa y átala en
. lo alto del palo
—¿Y mayor, será
qué nuestra bandera.
haré
en mi —
reino ¿Qué
? palo
— mayor
Reina ?
r,
¿te
—iLa
parec farol
e a!
poco? ¿Cuál
—Pero va a
si no ser?
tengo —Es
vasal que
los. si se
—Pues te los manch
imaginas. Tus a, mi
-52http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


madre E
... s

t
á
i
E
b
s
i
e
u
n
n
.
a

o
r
d
e
n
!


/95/Ias-pala...

-53http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-phpapp01 19-05-2015


Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


1 —¿Mejorar, dices, con esa
nariz que parece la mejor
berenjena del huerto de
palacio?
—Al fin y al cobo, mi cara no
es más fea que tu nombre,
Petronflo.
El Cipri y Amparito se vieron — iDescarada! Fuera de mi
de repente abandonados por casa, digo, de mi palacio! Te
todos. destierro a una isla abandonada
— i Eh! ¿Y nosotros qué en medio del océano.
hacemos? —gritaron.
Ramón se volvió en plena Ramón estaba entusiasmado.
Mientras Robustiana partia con
carrera: lágrimas en los ojos hacia su
—Destierra a tu hija a una destierro, él libraba una feroz
isla en medio del océano. Esa batalla contra Wifredo el
boca de riego será la isla. Tarta-ta-ta-mu-do, el corsario
El Cipri entonces se vol vió teutón más bruto que se
a Amparito, se aclaró la conocía. La batalla era
garganta, frunció el ceño, puso tremenda, los dos barcos se
cara de rey y dijo: habían embestido, los dos palos
—Robustiana, ¿qué acción mayores se habían tronthado a
horrible habré cometido para causa de los cañonazos previos
merecer una hija tan fea como y las velas flotaban sin
tú? sujeción alguna sobre sus
cabezas.
—No es para tanto, papá
—iEsa via de agua! iTaponad
Petronilo. Mírame de perfil,
esa via de agua! —gritaba a
verás cómo mejoro.
-54-

http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


sus FUE
hombr UNA
es. batalla
—No tremend
se a. iQué
puede digo
, es tremend
demas a! Fue
iado peor,
grand mucho
e. peor,
por lo

menos
Entonce
tremend
s...
ísima.
itodos
Los dos
a la
barcos
lucha!
se
Nos
hundier
quedare
on
mos sin
juntos,
barco,
con sus
pero
palos
demostr
mayores
aremos
troncha
a
dos y
Wifredo
sus
el
velas
Tarta-
entrela
ta-ta-
zadas,
mudo
como
que no
una
hay
gran
pirata
tela de
en el
araña.
mundo
Sólo
capaz
hubo un
de
supervi
igualar
viente:
se con
Alí
Alí
Pérez,
Pérez,
el
que soy
viejo
yo.
lobo de
mar,
que, a
Alfredo Gómez
pesar —i
de que Tierr
le a! —
faltaba gritó
una , y
piema, comen
un zó a
brazo y nadar
un ojo, hacia
consigu ella.
ió i Y
asirse qué
a un casua
madero lidad
que !
flotaba Preci
a la samen
deriva. te en
Estuvo aquel
nadando la
ni se isla
sabe estab
cuánto, a...
pero Pero.
por Io ..
menos
una
semana
y dos
días.
La
humedad
le
llegaba
hasta
los
huesos. 121002094
De
910-
repente
, una phpapp011
mañana, 95/Ias-
bajo la pala...
luz
rojiza
del
amanece
r, su —i Es
único
ojo tardísimo! —
divisó gritó
una Amparito la
isla.
dientes.
-56-
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


—íEs verdad! hacia sus casas
—ratificó respectivas;
Rúper, tras una todos iban con
ojeada a su el temor de una
nuevo reloj más que
digital, que probable
hasta tenía luz reprimenda a
incorporada causa del
para verlo por retraso. Bueno,
la noche. todos, no. En
—Mañana la cabeza de
Ramón aún
seguiremos, es resonaba el
un juego fragor de las
estupendo. ¿Qué espadas
viene después, chocando, el
plaf-plaf-plaf-
Ramón? —Pues, plaf-plaf de su
no lo sé bien. pata de palo
Como os dijer sobre la
Alí Pérez era cubierta de
madera, incluso
un pirata algo podía sentir
viejo y muy sobre su.
cansado de cuerpo la
luchar... humedad
terrible del
—¿Y por qué océano.
se llamaba Cuando
Margarita le
Alí Pérez? — abrió la
preguntó puerta, se
Amparito—. quedó mirándole
Qué nombre de arriba a
abajo. Fue una
tan de esas miradas
raro! que a
—Es que era mitad cualquiera le
hacen sentir un
moro y mitad escalofrío de
español. pies a cabeza.
Bueno, a
Se separaron cualquiera
y corrieron
menos a Ramón.
Alfredo Gómez
El seguía ¿Qué voy a
nadando a brazo hacer?
partido, con la
esperanza de Ramón bajó
alcanzar la poco a poco la
isla. mirada y
descubrió el
—¿Has visto rodal en sus
cómo traes pantalones. A
los medida que
pantalones? regresaba a la
realidad, su
—le dijo su cuerpo se iba
madre—. encogiendo y no
iEstán deseaba más que
mojados otra convertirse en
tortuga y
esconder la
— Claro, mamá, es cabeza, las
que se hundieron manos y las
piernas dentro
los barcos y nos del caparazón.
tuvimos que En su cerebro
arrojar al agua. se diluía como
el humo el
—¿Qué mismísimo Alí
tontería es Pérez, y su
ésa? barco, y la
isla, y la
—Los demás, princesa
creo que se Robustiana...
ahogaron; sólo —¿Qué voy a
yo pude hacer
agarrarme a un contigo?
madero. Llevo Y la pregunta
nueve días y terrible volvia
nueve noches a tomar cuerpo,
nadando. forma y
—i Te has sentido: «¿Por
vuelto a qué seré yo tan
orinar, malo?»
cochino! — —Quítate esa
estalló ropa y ponte
Margarita—- el pijama!
¿Qué voy a
hacer contigo?
-58-
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


t
r
a
o
r
C d
a i
p n
i a
t r
u i
l a
o
4 LA
AQUEL

U NOCHE
soñó
n con las
catarat
a as del
Niágara
. Qué
i fastidi
o! No
d lo pudo
evitar.
e Antes
a de
acostar
se se
e le
había
x ocurrid
o ojear
Alfredo Gómez
un muy
libro seguro.
de Podría
geograf soñar
ia y... todos
estab los
an las días
dichosa con
s ellas
catarat y...
as! No, no,
iQué decidid
cantida amente
d de no
agua quería
cayendo visitar
sin las
cesar! catarat
Los as del
hombres Niágara
que .
pasaban Por
por un la
puente mañana,
colgant trató
e de de
madera disculp
parecía arse
n ante
hormigu una
itas. Margari
iCuánto ta más
le irritad
gustarí a que
a ver de
esas costumb
catarat re.
as!
Pero — Es
verlas que..
de . he
verdad, soñad
no en o con
fotogra las
fía. catar
Aunque. atas
.., del
pensánd Niága
olo ra
bien, y...
no
estaba

-60-
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


Por la n
tarde, alreded
y por or y le
primera animaro
vez en n como
muchos mejor
días, sabían.
Ramón Ninguno
no se
tenía atrevió
ganas a
de mencion
jugar, ar el
ni juego
siquier de los
a a los piratas
piratas .
. Como —Yo
los tengo
amigos un
ya primo
conocía de
n sus quince
problem años
as y que se
los mea en
compren la cama
dían, —
se comentó
sentían Juana—.
solidar El
ios. médico
—Eso le ha
le dicho
puede que
pasar tiene
a la
cualq columna
uiera vertebr
—le al
conso partida
laban en dos.
. —
Se iHala!
sentaro iCómo
Alfredo Gómez
va a les sus
tener dudas.
la A él
columna también
vertebr le
al habían
paräda! hecho
—Rúper radiogr
no afias
podía de la
creérse columna
lo. vertebr
—Se al y
lo análisi
dijo s de
el todo
médic tipo y,
o, para su
ilist desgrac
o! ia,
estaba
—Si complet
tuviese amente
la sano.
columna No
vertebr existía
al causa
partida física
, se para
moriría que se
. Nunca orinase
se encima,
podría y sin
poner embargo
derecho ...
.
Ramón
sabía
perfect
amente
a qué
se
refería
Juana;
sin
embargo
, no
tenía
http://image.slidesharecdn.com/laspal
ganas abrasmagicas- 1 21002094910-
ni de phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
aclarar

-62-
Página de

Alfredo Gómez Ce- palabras mágicas


1 Finalmente, animado por todo
el grupo, Ramón aceptó llevar a
1 cabo aquella idea tan
magnifica.

POR LA NOCHE, cuando


Margarita se disponia a colocar
El Cipri llevaba unos minutos la mesa para cenar, RamÓn se
sin hablar, lo cual era síntoma acercÓ a ella y se ofreció a
inequívoco de que alguna idea ayudarle con los cubiertos.
estaba rondando su cabeza. Es —iQué mosca te habrá picado!
que -se me había olvidado —le dijo Margarita, no
decirlo- el Cipri era e] de las acostumbrada a la colaboración
grandes ideas. El siempre espontánea de su hijo.
encontraba solución a todo. I Y
—Ninguna. Quiero ayudarte a
qué sol uciones! i Fenomenales!
poner la mesa.
De repente, dio un grito que
—¿Qué estarás tramando? —
sobresaltó a todos:
Margarita no confiaba en las
—i Ya está!
buenas intenciones de su hijo—.
— ¿Qué idea se te ha Algo malo, seguro.
ocurrido? —Rúper, que le había
—No, mamá. He tomado la
estado observando, no dudó un
determinación de volverme
instante que el Cipri había
bueno. A partir de ahora seré
hallado la solución definitiva.
obediente, haré todo lo que me
— i Escuchadme! digas. Todo, todo, todo...
Todos le rodearon con
—Ya veremos.
ansiedad para que les contase
con detalle su extraordinaria —Te lo aseguro, mamá. Todo,
idea. Yo no os diré de qué se todo, todo, todo, todo... —
trataba, porque fácilmente lo Ramón insistía tanto porque eso
podréis deducir si continuáis formaba parte del plan.
leyendo. Sólo os advertiré una
cosa: era una idea arriesgada y
hasta un poco peligrosa.
—No sé, no sé... —Ramón no lo
veía muy claro.
—i Te digo que resultará! —
insistió el Cipri.

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez Ce- palabras mágicas


http://image.slidesharecdn.com/laspalabr
asmagicas- 1

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez Ce-— palabras mágicas

http://image.slidesharecdn.com/laspalabr
asmagicas- 121002094910-
phpapp01/95/1as-pala...

Marga
rita
se
limitó
a
mirarl
e de
soslay
o y a
encoge
rse de
hombro
s, sin
duda
pensan
do que
la
buena
dispos
ición
de su

19-05-201
Página I de I

Alfredo Gómez Ce- palabras mágicas


hijo como
durarí buena
a ciudada
na,
poco, corrió
como al
ya televis
había or y
ocurri escuchó
atentam
do en
ente;
otras pero
ocasio Ramón,
nes, y que no
no le entendí
dio a bien
Io que
mayor
un
import señor
ancia. muy
Y serio y
resultó con
que, al corbata
cabo de queria
unos decir,
minutos se dio
, salió media
por la vuelta
televis y se
ión el puso a
mismísi cantar
mo el
preside himno
nte del de los
gobiern piratas
o, que , una
informa canción
ba al que se
pais había
sobre inventa
cosas do él
muy solo.
importa Marga
ntes. rita, a
Margari la que
ta, el
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez Ce-— palabras mágicas


himno mando
de los de su
piratas bajel,
impedía rodeado
oir con por
clarida todo su
d el ejércit
discurs o
o del pirata,
preside diriöen
nte del do con
gobiern su
o, iba relucie
a nte
reprend garfio
er a su de
hijo; acero
pero lo un
pensó extraño
dos y
veces, abigarr
contó ado
hasta orfeón,
cinco y inconsc
se ienteme
contuvo nte,
. Se también
levantó elevó
de la el
silla y volumen
subió de su
un poco voz.
el Esta vez Margarita
volumen no Io pensó dos
del
veces ni contó
televis
hasta anco.
or.

Ramón iCáll
, que ate!
se veía —le
ya dijo.
encaram Pero
ado en como
el estaba
puente tan
de
19-05-201
Página I de I

Alfredo Gómez Ce- palabras mágicas


entusia ron que
smado y bebían
como el a todas
volumen horas:
del Al
televis í
or era Pé
ya más re
que z
conside el
rable, pi
Ramón ra
no la ta
oyó. .
Siguió
i
arremet
iendo C
con su h
himno i
de los
piratas n
, y -
procura p
ba
o
poner
la voz n
lo más -
ronca p
posible
, ya ó
que se n
imagina !
ba que
todos
los A
piratas l
debían í
tener
la voz
muy P
cascada é
, a
r
causa
de las e
botella z
s de
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez Ce-— palabras mágicas


e
l d
e
t
e p
r r
r i
o n
r c
e
d s
e a
s
l
o y
s
t
m e
a s
r o
e r
s o
s
y .
iChin-pon-pón!
l Al
o í

s
re
z,
b qu
a e
so
r y
c yo
o .
s —¿Así
, es como

19-05-201
Página I de I

Alfredo Gómez Ce- palabras mágicas


vas a donde
obedece debía
r? — comenza
Margari r el
ta plan
estaba del
hecha Cipri.
una Ramón,
furia—. no
INO te obstant
da e, lo
vergüen pensó
za! unos
Promete momento
s cosas s; pero
que no finalme
vas a nte se
cumplir decidió
. . Y
—Pero entonce
es s, se
que.. calló;
. — pero se
balbu calló
ceó por
el complet
niño. o, es
decir,

se
iSile
calló
ncio!
definit
îCáll
ivament
ate
e.
de
una
vez!
iNo
quier
o
volve
r a
oírte
!
Y
aquí es
http://image.sli
desharecdn.com/laspalabrasmagicas-

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


1 Como Ramón tenía que fingirse
mudo, no pudo protestar y se
resignó con paciencia.
El doctor le examinó
concienzudamente, notaba algo
extraño e insistía una y otra
vez en sus exploraciones.
El disgusto de Margarita fue —El niño está bien... —
enorme. Imaginaos, pensó que su comentó.
hijo se había quedado mudo. —¿Cómo puede decir eso,
Lloró desconsolada largas horas doctor? —intervino Margarita.
y, en vano, Pn.ldencio -el
padre de Ramón, del que todavía —Quiero decir que no observo
no he hablado porque tenía lesión alguna que le impida
pluriempleo y nunca estaba en hablar. Más bien me inclino a
casa- trató de consolarla, pensar que existen otras
asegurándole que seria un mal causas, algo psicológico. —
pasajero. ¿Psicológico?
A Ramón le conmovieron mucho —Sí, tal vez su estado
las lágrimas de su madre; a emocional..., algún
punto estuvo de romper el plan conflicto...
del Cipri y contarle toda la Aquellas palabras sirvieron
verdad; pero no lo hizo. Y ni para que Margarita volviese a
él mismo se explicaba el pensar que aquel médico no
porqué. Tal vez su experiencia sabia nada. Abandonó el
le decía que los planes del ambulatorio furiosa, hablando
Cipri nunca fallaban, o al en voz alta por los pasillos,
menos nunca habían fallado asegurando que se quejaría a
hasta la fecha. quien tuviese que quejarse, que
Al día siguiente, y en las cosas no iban a quedarse
vista de que Ramón seguia así, que tendrían que oírla a
ella...
sin hablar, Margarita le
Por la tarde, llevó al niño
puso la ropa de los
al gabinete de don Anastasio,
domingos, le lavó las orejas el psicólogo. El Cipri y los
y le peinó con colonia. demás los vieron cruzar la
—Te llevaré inmedia tamente calle desde la plaza.
al médico —le dijo. Cuchithearon algo en voz baja
cuando Ramón los miró de reojo.

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


Don quiso
Anast oir
asio, más.
despu
és de Agarró
oir a a su
Marga hijo
rita, por un
fn.mc brazo
ió el
y le
ceño:
sacó
—iLo
que del
me gabine
temía te sin
! — contem
dijo. placio
— nes.
¿ Cóm
o?
—Sin
duda
se
trata
de un
probl
ema
de
afect
ivida
d. http://image.slidesharecdn.com/laspalabr
Marga asmagicas- /9 5(las-pala...
rita,
que
intuía
hacia
donde Ramón
queria estaba
deseand
llegar
o
don volver
Anasta a casa;
sio, pero,
no como se

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página de

Alfredo Gómez palabras mágicas


temía, normal.
no iban Que no
a falte
regresa al
r sin colegio
hacer .
una Pondré
visita todo mi
al muy empeño
pacient en él
e don y,
Víctor. entre
El todos,
maestro estoy
escuchó seguro
angusti de que
ado el podremo
relato s
de consegu
Margari ir
ta y buenos
lamentó resulta
sincera dos.
mente Como
Io Margari
ocurrid ta
o: esperab
—Mi a más
consejo cosas
—dijo— de las
es que que don
el niño Víctor
procure podía
seguir ofrecer
haciend le,
o una también
vida
-73-

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


abandon
ó el
colegio
con muy
malos
modales
.
Descons
olada,
y al
borde
de un
ataque
de
histeri
a,
regresó
a su
casa.
—iLo
que me
faltaba
: un
hijo
mudo!
iMe voy
a
volver
loca!
iA mí
sí que
nadie
me comp
rende!

http

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página de

Alfredo Gómez palabras mágicas


1 mundo,
excepto
I ante el
Cipri y
los
demás,
natural
mente.
Prude —¿Qué
ncio, tal?
más —le
resigna pregu
do, ntaba
trataba n por
de la
calmarl tarde
a en la
durante plaza
los del
pocos Árbol
momento Solit
s que ario.
pasaba —
en Parec
casa. e que
bien

Y EL respo
CASO
ndía
fue que
Ramón Ramón
permane —.
ció Hoy
mudo no me
ante
ha
todo el
-75-

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


regañ seg
ado uim
ni os
una jug
sola and
vez — o a
ILO los
ves! pir
— ata
decía s?
el
—No
Cipri
pod
,
emo
orgul
s —
loso
ase
—. Ya
gur
os
ó
dije
que Ram
mi ón
plan —.
daria Alg
resul uie
tado. n
— pod
Bue ría
no, ver
bue me
no hab
— lan
cor do
tó y..
Rúp .
—Pues no hables.
er
—. —Es
¿Cu que es
preciso
ánd que
o hable.
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página de

Alfredo Gómez palabras mágicas


Ali vamos
Péru a
tiene poder
que termi
llegar narlo
a la .
isla —Si
donde queréis
ha sido —los
desterr consoló
ada la Ramón—
princes os
a puedo
Robusti ir
ana y contand
tiene o lo
que que
declara pasará.
rse a Además,
ella, — os
iPues puedo
qué enseñar
fastidi también
o! el
— Yo himno
tambi de los
én lo piratas
sient , que
o. me
—iJo! inventé
pero el otro
es día.
que —¿Y
este cómo
juego es?
nunca

-77-

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas



Escuc i
had: Y
« o
Q -
u h
i c
n T
c h
e o
!
h
o i
m Y
b
r u
e n
s a

v b
a o
n t
e
e l
n l
a
e
t d
e
c
o r
f o
r n
e !

d L
e a
l
b
m e
u b
e i
r d
t a
o
. y
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página de

Alfredo Gómez palabras mágicas


u
e n
l a

d b
i o
a t
b e
l l
o l
a
s
e d
e
l
l r
e o
v n
a !
r —iNo
o vale!
n —
prote
e stó
l Rúper
airad
r ament
e e.
s
t
—¿Por
o qué?
. —
Ampar
ito
i la
Y
dient
-79-

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


es no isla
habia del
adivi tesoro»
. Pero
nado si él,
el efectiv
fraud amente,
e. se
— había
Porque inventa
ésa es do un
la himno
canción de
de los piratas
piratas , ¿por
de «La qué a
isla última
del hora lo
tesoro» había
. Lo cambiad
leí o por
durante la
las canción
vacacio favorit
nes, es a del
un borrach
libro o Bill,
lleno el
de viejo
aventur pirata
as. del
baúl y
Ramón la
bajó la cicatri
cabeza. z en Ja
Le mejilla
habían , que
descubi un dia
erto. tomó
Por Io asiento
visto en la
no era posada
el del
único «Almira
lector nte
de «La Ben-
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página de

Alfredo Gómez palabras mágicas


bow»? http://image.sli
¿Por
qué?
desharecdn.com/laspalabrasmagicas-
Ramón /9¶las-pala...
era
así, un
poco

-81-

121002094910-phpapp01 19-05-2015
Página de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


1 —Yo creo que es una mentira —
aseguraba Ruper.
—Pues yo creo que es verdad —
replicaba Amparito.

inseguro de sí mismo. Aunque le


gustaba su himno, pensó que la
canción de «La isla del tesoro»
tendría mayor aceptación.
—Eres un b•amposo.
—Os aseguro que me he
inventado de verdad un himno de
los piratas, iOs lo aseguro!
—¿Y por qué no Io cantas?

—Ahora mismo. Ya veréis.


Procuró enronquecer la voz,
haciendo esfuerzos con su
garganta y emitiendo extraños
gruñidos. Pero cuando iba a
arrancarse, Juana dio la voz de
alarma.
—iCuidado! iQue viene!
Margarita ya cruzaba la calle
en busca de su hijo, y es que
últimamente se preocupaba más
de él, e incluso iba a buscarle
todas las tardes hasta la
plaza. Tuvo palabras dulces
para los niños y, de la mano,
se le llevó a casa.
En el grupo, aún quedaba
la duda de si Ramón se
habría inventado de verdad
un himno de los piratas.

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de

Alfredo Góme palabras mágicas


-30- l
o
5
No puedes volverte
atrás
http
://image.slidesharecdn.com/laspalabras
magicas-
1 PASAR
ON
algunos
dias.
El
trato
de
Margari
ta
volvió
a
endurec
C erse un
poco.
a Como
nunca
p recapac
itaba
i sobre
ello,
t pues ni
u se daba
cuenta.
-83-

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


— el
iRamó plato
n, no hasta
salte arriba,
s! aunque
Y las
Ramón lenteja
dejab s nunca
a de le
salta habían
r. gustado
— .
iRamó —iTe
n, no he
dicho
te
que
hurgu comas!
es la Por eso
nariz te has
! quedado
Y mudo:
Ramón por no
se comer.
sacab Te
a el tendré
dedo que
de la llevar
nariz de
. nuevo
—i al
Ramón médico
, para
come! que te
recete
Y más
Ramón vitamin
procura as.
ba
comérse Como
lo Ramón
todo, no
aunque podía
su hablar,
madre se
le aburría
llenaba bastant

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de

Alfredo Góme palabras mágicas


e. Y si iEra
antes fantástico!
leía iY qué
mucho, tipo Huck
ahora Finn! iY
Io hada qué río
aún el
más. Mississ
Siempre ippi!
llevaba Quedó
algún absorto
libro entre
consigo sus
. Una páginas
no±e, . Tanto
ya en le
la gustaba
cama, , que
abrió se
uno que olvidó
había por
sacado complet
de la o del
bibliot sueño
eca del que
barrio tenía y
esa permane
misma ció con
tarde; la luz
se encendi
titulab da
a: «Las leyendo
aventuras con
de avidez
Huckleber y sin
ry Finn».
Qué libro!
-85-

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


respiro leer
. cuent
Marga os en
rita, vez
cuando de
iba a dormi
acostar r!
se, Si
observó hubiese
que la podido
luz de hablar
la le
habitac habria
ión de explica
su hijo do que
permane Huck
cía Firm
encendi era un
da. Se chico
acercó increíb
sigilos le,
amente, amigo
miró del
por la misrnís
rendija irrro
de la Tom
puerta Sawyer
entreab y del
ierta negro
y, al Jim...,
ver a y que
Ramón el río
despier Mississ
to, ippi...
entró Pero no
de podía
golpe. decir
—i nada,
Eso porque
es! — debia
le continu
repro ar
chó—. fingién
iDedí dose
cate mudo.
a
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Góme palabras mágicas


— http://image.slidesharecdn.com/laspalabr
¿Cuánta
s veces
asmagicas-
he de
repetír
telo?
Las
camas
sirven
para
dormir,
no para
leer
cuentos
v
orinars
e en
ellas.
INO
quiero
volver
a verte
leyendo
!

-87-

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas

http://image.slidesharecdn.com/laspalabr
asmagicas-

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


1 Desde la plaza, el Cipri y
la pandilla los vieron pasar
y a todos llamó la atención
el rostro desencajado de
Margarita
— ¿No crees que nos estamos
Antes de dormirse, dudó si pasando? —preguntó Rúper al
continuaría con el plan del Cipri.
Cipri a la mañana siguiente; —Pues... yo creo que..., la
pero Io hizo. Y el plan verdad... no sé • ... —el Cipri
consistía, ni más ni menos, que se rascaba la cabeza tratando
en dejar de leer cuentos o, más de clarificar sus muchas dudas.
bien, en dejar de ver, es El médico volvió a reconocer
decir, fingirse ciego. a Ramón. Puso todo su empeño y
Al día siguiente, todo eran sabiduría, además de su mejor
lamentaciones de Margarita: voluntad; pero resultó inútil.
—¿Qué he hecho yo para —Pues no lo entiendo, señora
merecer este castigo? Nadie —decía el médico—. Es un caso
sabe lo que sufro con este hijo de lo más raro.
que, encima de mudo, se me ha
—No irá a decirme que no sabe
quedado ciego.
lo que le pasa.
Entre SOIIOZOS y suspiros, —No se nota nada en los ojos
arregló a su hijo, le lavó de su hijo. No tiene ningún mal
las orejas y le peinó con y, sin embargo, está ciego.
colonia.
—Te llevaré al médico. —i Eso ya lo sé!
Ramón bajó la cabeza, —En fin, la ciencia a veces
resignado. no llega a comprender ciertos
fenómenos.

-89-

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


Marga del
rita no ambulat
le dejó oño.
termina —Te
r. Le lleva
llamó ré a]
inepto psicó
repetid logo.
as Y el
veces y psicólo
aseguró go
que también
hablarí volvió
a con a
el examina
ministr rle. Lo
o de hizo
Sanidad con
, si delicad
era eza,
preciso amabili
, para dad y
que le pacienc
echasen ia
de ilimita
allí. das.
Inútilm Consult
ente, ó
el libros,
doctor fichero
trató s,
de gráfico
justifi s,
carse y escalas
de ..
calmarl
a un — Lo
poco; sient
pero o,
ella pero
tiró de he de
su hijo reite
y casi rarle
a lo
rastras que
le sacó le

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


dije orar
la conmi
vez go.
anter
ior.
—iNo
he
venido
para
que
vuelva
a
repetir
me las
mismas
tonterí http
as! ://image.slidesharecdn.com/laspalabras
Quiero
que magicas-
aire a
mi
hijo!

—¿Qué
Lamen
insinúa
to
? ¿Que
que
estoy
piens
trastor
e
nada?
así.
iLo que
Yo no
me
puedo
faltaba
hacer
por
otra
oír!
cosa
Esto no
sino
se
orien
puede
tarle
tolerar
un
.
poco.
Hablaré
Usted
con el
tambi
directo
én
r para
tendr
que le
ía
despida
que
n, y
colab
/95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


con la través
Junta del
de sistema
Padres, Braille
y con todo ,
el mundo. tampoco
quedó
Como bien
siempre parado.
, Margari
Margari ta le
ta insultó
hablaba y
y amenazó
hablaba como a
, sin los
escucha demás.
r Io
que los
demás
trataba PASAR
n de ON
explica dos
rle. seman
as.
Aquel
la Ramón
misma , con
tarde muchos
visitó esfuerz
al os,
maestro siguió
. Don fingién
Víctor, dose
a pesar mudo y
de su ciego.
ofrecim Dejó de
iento ir al
desinte colegio
resado y
pora apenas
dar si
clases salía
extraor alguna
dinaria tarde
s al de
niño a casa.

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


Margari a
ta le salir
llevaba se a
hasta la
la calle
plaza y , hay
le mucho
dejaba s
unos coche
momento s.
s en —
compañí Descu
a de su ide.
pandill —Que
a. no
—Por vaya
favor a
— trope
rogab zar y
a a a
los caers
niños e.
—,ten Podrí
ed a
cuida abrir
do de se
él. una
—No brech
se a en
preoc la
upe, cabez
señor a.
a —el —No
Cipri nos
procu separ
raba aremo
poner s de
cara él.
de Marga
niño rita
bueno tenía
. miedo
—Que de que
no a su
vaya hijo

/95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


pudiese calle,
ocurrir no
le puedo
alguna leer
otra cuentos
desgrac , tengo
ia, por que
eso estar
sólo siempre
algunos callado
días le -. iMe
bajaba aburro!
a la

plaza.
Ahora
Y Ramón
no
deseaba
puedes
más que
volvert
nada
e atrás
que
—le
llegase
decía
este
el
momento
Cipri—.
.
¿Sigue
—i Ya riñéndo
no te tu
aguanto madre?
más! — —Pues
se eso es
quejaba lo
cuando malo.
su Los
madre primero
ya se s días
había me
marchad trata
o—. No bien,
sé qué pero en
es cuanto
peor. se
Estoy acostum
harto. bra...
No
—Entonces tienes que
puedo seguir hasta el final, no hay
salir a otra soluäón.
la

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


— http
¿Está
s
://image.slidesharecdn.com/laspalabras
segur magicas-
o?

Compl
etame
nte.
verdad que te has inventadoun himno?
—Qué
fastidi —Ya os dijeque sí.
o! — —Yo
comentó
no me
Amparit
o—. No ID
sé creo.
cuándo —i
vamos a Yo,
termina si! i
r el Yo,
juego sí! —
de los Ampar
piratas ito
. estab
a
segur
a de
-34- que
Ramón
se lo
habia
inven
tado.
—Os
l
o

d
e
m
o
s
t
/95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


r z
a
r e
é l

a p
h i
o r
r a
a t
a
m .
i i
s
m C
o h
. i
n
E -
s p
c o
u n
c -
h p
a o
d n
: !

A A
l l
í í

P P
é é
r r
e e
z
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


e d
l e

t p
e r
r i
r n
o c
r e
s
d a
e s

l y
o
s t
e
m s
a o
r r
e o
s s
.
y iChin-pon-pon!
Al
l í

o
re
s z,
qu
b e
so
a
y
r yo
c .
o Ramón
s había
, puesto
/95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


la voz himnos
ronca de
y piratas
—. Me
procur gusta
ado más que
guiñar el de
un «La
ojo, isla
del
lo
tesoro»
cual .
le
—No
result exage
aba res.
sumame —De
nte verda
difíci d.
l,
—¿Y
pues taaándo
jamás podremo
había s
aprend cantarl
ido a o todos
juntos?
guiñar
—era
un Amparit
ojo. o y sus
—iEs eternas
estupen pregunt
do! — as.
dijo —
Rúper
al
Pues.
fina], ..
reconoc cuand
iendo o
que pueda
Ramón volve
era
capaz r a
de habla
compone r y a
r ver.

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


— —Ya
Dijiste entiend
el otro o —
dia que intervi
cuando no
Alí Rúper
Pérez — . Ali
el Pérez
pirata se casa
llega a con
la isla Robusti
se ana
declara para
a la heredar
princes el
a reino
Robusti de
ana — Petroni
Amparit landia,
o y
estaba luego,
muy desespe
interes rado
ada en por la
conocer fealdad
el de su
desenla esposa,
ce de la tira
la a un
historia. pozo.
—Sí, —iDe
claro eso
. nada!
—¿A —
pesar prote
de lo stó
fea Ampar
que ito—.
era? No
—Es que Ali Pérez quier
descubrió en la playa o que
un pergamino en el me
que se decía que
Robustiana era una tiréi
princesa, hija del s a
rrûsmísimo Petronilo
de Petronilandia.

/95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


un -
pozo.
—Te
ataremo
s una
cuerda
a la
cintara
y te
sacarem 35http://image.slidesharecdn.com/laspal
os en
seguida
. No
dará
tiempo
a que
te
ahogues
, abrasmagicas-121002094910-phpapp01

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015


Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


1 Antes de marcharse, el
Cipri le dijo a Ramón algo
por lo bajo:
—Continúa, ya no puedes
volverte atrás.

—iNo juego, no juego y no


juego!
—No te tiraremos a un pozo —puntualizó Ramón—. No le
caso a éste.
—Si me tiráis a un pozo, no
juego. No volveré a jugar con
vosotros nunca jamás. ENunca
jamás!
—iQue no te tiraremos! Que
así no es el juego!
—iLo ves! —Amparito más
tranquila, sacó la lengua a
Rúper.
— i Dientes!
—ildìota! ildiota!
Amparito y Rúper iniciaban
una nueva trifulca. Y es que
hay que ver lo mal que se
llevaban. Bueno, no mu&o. En
realidad, no sabian estar el
uno sin el otro, y
viceversa. Son cosas raras
que pasan muy a menudo. No
dejaron de discutir hasta
que vieron a Margarita salir
del portal de su casa y
acercarse al grupo en busca
de su
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


- u
l
o
6
36http://image.slidesharecdn.com/laspal
i
Q
u
é
abrasmagicas- a
b
u
r
r
i
m
i
e
n
C t
a o
p !
i
t
121002094910-phpapp01
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


COMO bolsill
RAMÓN o de su
no padre V
podia se
hablar, pasaba
tampoco el dia
podía con él
diverti pegado
rse a la
cantand oreja.
o el Era su
himno único
de los entrete
piratas nimient
; como o.
no Pero,
podía fijaos
ver, qué
tampoco fatalid
podía ad:
termina Margari
r «Las ta
aventur odiaba
as de e]
Huckleb sonido
er0' constan
Fin.n», te del
que transis
había tor. Se
dejado reprimi
a ó
medias, cuanto
o pudo,
cualqui ya que
er otro veía
libro. que era
Para no el
aburrir único
se entrete
demasia nimient
do, se o del
apropió niño;
del pero
pequeño una
transis tarde,
tor de a pesar
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


de sus elo
buenos mucho,
propósi pero
tos, que
estalló mucho,
: decidió
—iQué continu
horribl ar con
e el plan
zumbido del
! ¿No Cipri
puedes y, por
descone tanto,
ctar un se
momento fingió
ese sordo,
chiSme? complet
iMQ amente
descomp sordo,
one como
oírlo! una
iMe tapia.
crispa A
los Margari
nervios ta le
! iMe dio un
da colapso
dolor y se
de cayó
cabeza, patas
náuseas arriba
...! sobre
iDe el
todo! tresill
INO o,
quiero donde
que permane
vuelvas ció
a hasta
oírlo! que
Y Prudenc
Ramón, io la
después reanimó
de mojándo
pensárs le la
frente
121002094910-phpapp01
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


con un vez,
pañuelo como
humedec una
ido. Se sombra
lamentó fugaz,
de su pasó
mala por su
suerte cabeza
y de la la idea
cadena de que
de Eo que
desdich hacía
as que no
se estaba
cebaba bien.
en ¿Qué
ella. hacer?
Ramón Tendría
se que
volvió volver
de a
espalda hablar
s para con el
no ver Cipri y
a su los
madre demás,
en no
aquel estaba
estado; dispues
de lo to a
contrar que su
io madre
estaba volvies
seguro e a
de que sufrir
romperí ofro
a el colapso
plan de por su
Cipri y
le Pero
confesa Margar
ría ita se
toda la
verdad. repuso
Por en
primera seguid
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


a. través
Lavó a de un
su aparato
y a
hijo, entrega
le r un
peinó, informe
le escrito
perfum a la
madre
ó...
en el
De que se
sobra certifi
sabia caba la
Ramón pérdida
que de
audició
otra
n del
vez muchach
volver o.
ía a Antes
llevar de que
le al Margari
ta
médico
, al
psicól
ogo y
al
maestr
o.
El
médico
los
recibió http
con ://image.slidesharecdn.com/laspalabras
frialda magicas- 121002094910-
d y
phpapp01195/1as-pala. .. 19-05-2015 1
distanc
iamient
o. Se
limitó
a mirar
al niño
a
121002094910-phpapp01
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


reaccio io se
nase, negó a
dos recibir
enferme la, no
ras la estaba
habían dispues
sacado to a
de la tolerar
consult por más
a, de tiempo
manera sus
que en imperti
esta nencias
ocasión .
no tuvo Sigui
posibil ó
idades insisti
de endo y
armar fue en
otro busca
escánda del
lo, maestro
como , a
acostum quien
braba. encontr
Con ó con
el su buen
enfado humor y
consigu su
iente, santa
se pacienc
dirigió ia
al habitua
gabinet les. La
e del y trató
psicólo de
go y, explica
en rle
vano, cómo
llamó a él,
la como
puerta maestro
varias , nada
veces. podia
Don hacer.
Anastas
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


—Su á
hijo tener
necesit mucha
a un pacie
colegio nda y
especia mostr
l, una ar a
enseñan su
za hijo
especia todo
l y un el
maestro cariñ
espeúl. o
Además, posib
usted le.
deberá —i Es
aprende usted
r a un
hablar inúti
con él l! —
a le
través dijo
del al
lenguaj maest
e de ro a
las modo
manos. de
«iLo despe
que me dida.
faltaba —
a mi!», Señor
pensó a...
Margari —Ni
ta, señora
aunque ni
esta gaitas.
vez no Es tan
se inútil
affevió como
a ese
decirlo psicólo
en voz go
alta. engreíd
— o y
Deber como el

121002094910-phpapp01
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


médico. plaza
Ustedes un
son los ratito
que
tienen por
la de las
todo Io tardes
que le . El
ha Cipri
pasado
y los
a mi
hijo. demás
Los voy estaba
a n por
denunci ello
ar a la muy
policía
contra
para
que los riados
metan , pues
en la no
cárcel, había
se lo forma
tienen
de
más que
merecid tener
o. notici
as de
Ramón
MARG y de
ARITA si el
no plan
volvió estaba
a dando
sacar result
a su ado.
hijo a —
la Pobre
Ramón —
calle, se
ni lamenta
siquie ba
ra a Juana—.
la Lo que
Página I de

Alfredo Gómez palabras mágicas


se solos?
tiene —era
que una
aburrir pregunt
encerra a
do todo inoport
el día una de
en su Rúper,
casa. quien,
— en el
Tendr fondo,
á deseaba
tiemp apodera
o de rse del
sobra persona
para je
inven central
tarse .
el —De
final eso
del nada.
juego Ramón
de es
los quien
pirat inven
as. tado
—Ya lo creo. el
—Pero juego
si .
segui —
mos Ademá
así, s, él
nunca
vamos es
a Alí
poder Pérez
termi el
narlo pirat
.
a. Y
—¿Y sin
por qué
no
él,
jugamos no
nosotro hay
s histo
121002094910-phpapp01
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


ria necesar
que io para
valga prosegu
ir el
. juego,
Todos incluso
estaban la
de misma
acuerdo Amparit
en o, que
esperar ya se
a Ramón había
el convenc
tiempo ido de
que que no
fuese
seria http://image.slidesharecdn.com/laspalabr
arrojad
a a un
asmagicas-
pozo.

-
3
8
-
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


De repente, el Cipri dio un
respingo tremendo. Todos le
miraron con ansiedad, algo se
le había ocurrido.
—i Ya lo tengo! —dijo—.

Seremos nosotros quienes


vayamos a su casa. Le haremos
una visita.
—Claro —dijo Rúper para si
—. Es lo más lógico. ¿Por
qué no se me habrá ocurrido
a mí?
Subieron las escaleras
procurando no hacer mucho
ruido, y sortearon quién
llamaría al timbre de la
puerta. Margarita les abrió y
se emocionó algo al verlos, se
le notaba en los ojos y en la
voz.

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala...
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- tortilla a la. francesa y a mí
lo que me gusta es el huevo
—Pasad, pasad. Sois muy frito.
amables. —Entonces... hay que
—Nos gustaría ver un rato a continuar.
—¿Tú crees?
—Es necesario.
—Me parece que hemos ido
Ramón —dijo el Cipri—. Como
demasiado lejos. Además, no
ahora no baja a la plaza... sé si podré soportarlo.
—Pero él no puede veros, ni Todos, inducidos por el
oíros, ni hablaros. Cipri, animaron a Ramón, y
—No importa, nos éste, finalmente, aceptó con la
conformaremos con hacerle condición de que, pasase lo que
compañía durante un rato. pasase, sería la última vez.
—iQué buenos sois! —¿Has pensado ya Io que le
Margarita los acompañó hasta sucederá a la princesa
la habitación de Ramón y allí Robustiana? —Amparito estaba
los dejó un rato. De esta forma algo intranquila por su suerte.
pudieron hablar con él, muy —Ya os lo dije. Alí Pérez, el
bajito, para que nadie pudiese pirata, se casará con ella.
escucharles. —iQué estupendo! Qué
¿Qué tal? estupendo! —Amparito no podía
creérselo—. Me casaré con Ali
—Fata] —Ramón estaba
Pérez.
desesperado—. Esto es
insoportable. —iBah! —Rúper puso un gesto despectivo—.
iVaya boda! Un pirata cojo, manco, tuerto y
—Y tu madre... ¿qué? viejo con una princesa horrorosa.
—Ya no me regaña. Claro, que — i Envidia que te da!
a lo mejor lo hace porque Los pasos de Margarita en el
piensa que no puedo entenderla. pasillo interrumpieron la
Sólo se enfada a la hora de la animada charla. Al despedirlos,
comida. volvió a agra decerles el
—¿Por qué? detalle de la visita y les dijo
que podrían volver siempre que
—Se empeña en que coma más de
quisiesen, Io cual llenó de
lo que cabe en mi estómago.
gozo a todos.
Además, siempre me hace

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala...
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


de ojos, se comió todo. Se
había quedado harto, pero
golpeó con la cuchara sobre el
plato, lo cual significaba que
deseaba comer más.
Margarita quedó gratamente
sorprendida: era la primera vez
que su hijo le pedía más
comida. Le volvió a llenar el
plato hasta el borde y observó
http atónita cómo Ramón llevaba una
://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- y otra vez hasta su boca la
cuchara repleta de comida.
Cuando acabó el segundo plato,
volvió a golpear con la cuchara
C y Margarita le sirvió un
tercero, y luego un cuarto...
a hasta que se acabó toda la
pi cena. Ramón se había comido su
ración, la de su madre y la de
tu su padre. Y no satisfecho, se
levantó de la silla y a tientas
lo anduvo hasta la cocina, abrió
el frigorífico y comenzó a
7 comerse todo lo que encontraba.

¿Un globo? Margarita, sorprendida


más, no le puso tasa; al
aún

contrario, pensó que aquél era


un buen síntoma. A la mañana
siguiente, hizo una compra
RAMON estaba resuelto. gigantesca en el mercado con el
Seguiría una vez más el plan fin de que su hijo pudiese
del Cipri, pero sólo una. «ib comer a gusto. i Y ya lo creo
última vez! -repitió que comió! No dejó ni rastro y,
mentalmente varias veces-. iLa a pesar de que estaba
última vez! iLa última vez!» completamente lleno, pidió más,
Aquella noche, a la hora de y más, y más...
cenar, se sentó a la mesa
Por lo menos pasó una semana
decidido. Esperó a que le
comiendo sin cesar, durante la
sirviesen en un abrir y cerrar

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala...
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


cual engordó considerablemente: Margarita comenzó a
sus carrillos se hincharon y preocuparse, pero no se atreviÓ
enrojecieron, su cara se a quitarle la comida por si
redondeó como una hogaza y su aquel apetito desenfrenado
vientre se dilató, formando servia para que se fuese
michelines en las caderas. Sus recuperando de sus males. El
brazos y piernas parecían Cipri y los demás subían
rollos de came. puntualmente todas las tardes a
ver a Ramón.
—Buenas tardes, doña http://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 12
Margarita —le decían.
—Pasad, pasad. Ramón está en su cuarto.

—¿Sigue comiendo tanto?


—Cada dia más. Engorda sin
cesar.

-41-

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala...

Alfredo Gómez palabras mágicas


—Tenga cuidado, no vaya a barcos de vela y de los otros, aviones
hincharse tanto como un haciendo piruetas, castillos medievales con
globo. guerreros acorazados, paisajes... Es que
—¿Un globo? daba gusto verle dibujar. A los profesores
les hacía caricaturas y se las pasaba a los
—Una vez leí un cuento en el que un compañeros por debajo del pupitre. Al"ún día
había castigado don Víctor a la clase entera
por culpa de las caricaturas de Nicolás;
pero a nadie le importó quedarse hasta las
niño se inflaba como un globo y echaba a seis haciendo problemas de matemáticas.
volar.
Así es que, al día siguiente, Nicolás
—iQué horror! acompañó al Cipri y los demás.
—Era sólo un cuento. —Buenas
Todas las tardes, el Cipri y Margarita tardes,
mantenían la misma conversación. En seguida doña
comprenderéis por qué. Margarita
. —
Pasad,
COMO RAMÓN estaba ya desesperado y niños,
aseguraba que no soportaría más tiempo
continuar fingiéndose mudo, sordo y ciego, y pasad.
teniéndose que comer por añadidura enormes —Y Ramón... ¿sigue comiendo
cantidades de alimentos, tuvieron que tanto?
adelantar el final. —Sí, cada día más.
—Sería mejor esperar unos —Habrá que tener arlidado, no vaya a ser
días —comentaba el Cipri. que se convierta en globo y...
—îNo, no y no! —Ramón no —¿En globo?
concedería más treguas.
—Yo tengo un cuento en que
—Bueno, está bien, como ocurre así.
quieras. Lo haremos mañana. — i Qué barba ridad!
— ¿Y por qué no hoy?
—Necesitaremos ayuda de
Nicolás.
Nicolás era el mejor dibujante de la
clase. Don Victor decía que sus cuadernos
estaban llenos de garabatos; pero, qué va!
Eran dibujos estupendos: caballos saltando,

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala... 19-0


Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


http://image.slidesharecdn.com/laspal verlo
s.
abrasmagicas-
—Rápido, manos a
—Un la obra —dijo el
niño Cipri — . No hay
se tiempo que perder.
convi Juana se quedó
erte junto a la puerta,
en vigilando. Amparito
globo abrió la ventana de
y par en par. Rúper
echa sacó de un bolsillo
a de su pantalón un
volar globo y comenzó a
. hincharlo, hasta que
—iQué se quedó sin aire y
barba se lo pasó al Cipri.
ridad Era un globo
! grandísimo, el más
iQué grande que habían
barba encontrado en las
ridad tiendas de globos
! del barrio.
Entraron en la —Creo que es
habitación de Ramón, suficiente —dijo
quien estaba a punto el Cipri, que
de perder la también se había
paciencia. Es que, quedado sin aire.
como habréis visto,
Era un globo
el plan del Cipri se
tremendo: Rúper le
las traía. aaro, que
calculó un metro y
él mismo recono(ió
pico de diámetro.
al final que se
Nicolás sacó su caja
había «pasao un
de acuarelas y
pelín», eso dijo.
comenzó a pintar
— sobre él. iY cómo
Creí pintaba! En cinco
que minutos pintó la
no cara de Ramón, y
llega luego su cuerpo, sus
ríais brazos, sus manos,
nunca sus piernas, sus
— pies... No faltaba
excla detalle. Aunque le
mó al pintó una oreja más

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala...
Página I de 1

Alfredo Gómez palabras mágicas


grande que la otra y i
la nariz un poco p
torcida, todos r
alabaron el retrato i
y coincidieron en el
gran parecido que a
había logrado.
— R
M a
é m
t ó
e n
t .
e

d
e P
b r
a e
j f
o i
e
d r
e o

l e
a n
c
c e
a r
m r
a a
r
— m
l e
e
e
d n
i
j e
o l

e a
l r
m
C a

/95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas


r ra!
i iDoña
o Marga
, rita!
—¿Qué

h ocurr
a e?
y —iPor
la
m venta
á na!
s Marga
rita
s se
i acerc
t Ó a
i la
o venta
na y
a lanzó
l un
l grito
í .
. —iHijo mío! iHijo
Y mío! —y alargaba
Ramón los brazos hacia
se la calle,
escon desesperada.
dió El viento fue
aumentando y el
en el globo se elevó
armar mucho, remontó los
io. más altos tejados de
Rúper cogió el la ciudad y se
globo y Io echó por perdió finalmente
la ventana; el entre las nubes.
viento lo balanceaba
de un lado para
otro. El Cipri avisó
a Margarita.

iSeño
121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala...
Página I de 1

Alfredo Gómez palabras mágicas


http
-43- ://image.slidesharecdn.com/laspalabras
magicas-

/95/Ias-pala... 19-05-2015
Página I de I

Alfredo Gómez palabras mágicas

http://image.slidesharecdn.com/laspalabr
asmagicas- 121002094910-phpappO I

121002094910-phpapp01 /95/Ias-pala...
Pági

Alfredo Gómez palabras mágicas


Todos los niños observaban a Margarita, iAh! Al día siguiente pudieron continuar
quien, de repente, se quedó en silencio y se el apasionante juego de los piratas.
tapó los ojos con las manos abiertas. Así
permaneció durante unos instantes.
Era una reacción un poco extraña, al menos —¿DE VERDAD vas a casarte con Robustiana?
—Rúper no podía creérselo.
—Sí.
—Pero... ¿Io has pensado
ninguno de los niños la esperaba, ni bien?
siquiera el Cipri. ¿Qué había sucedido? Algo —Claro. Cuando Alí Pérez descubre el
muy sencillo. Margarita, en ese instante pergamino va en busca de Robustiana y...
preciso, había comprendido un montón de . cuando la encuentra, ivaya chasco!
cosas a la vez, asi, de golpe y porrazo. De pronto, Ramón ya se había convertido en
Pasa algunas veces, lo aseguro. Fue como si Alí Pérez el pirata. Podía verse cómo
en su cerebro se encendiese una luz cojeaba, y cómo uno de sus brazos terminaba
brillante. Entonces, y entre el desconcierto en un muñón, y cómo uno de sus ojos se había
de los niños, se volvió hacia el armario y cerrado de forma extraña. Por supuesto,
Amparito también había dejado de ser
—iQué torpes somos a veces los mayores, Amparito.
qué torpe he sido contigo! Nunca te he — ¿Quién eres tú?
querido escuchar, pensé que eras demasiado
pequeño. Perdóname, Ramón. Perd óname, hijo —Ali Pérez, el terror de los
mio. mares. ¿Y tú?
Eran las palabras mágicas. —Soy la pobre Robustiana.

Se abrieron las puertas del armario y
Ramón salió. Estaba muy serio, las lágrimas ¿
a punto de saltarle de los ojos y la cabeza L
agachada. Se acercó a su madre y le dijo: a
—Me he portado mal contigo, sé que te he
hecho sufrir; pero no quería hacerlo.
p
Perdóname, mamá.
r
Eran las palabras mágicas.
i
Lo que sucedió después cualquiera se lo
n
puede imaginar. Fue un final feliz, sobre
todo, porque desde aquel día los dos c
aprendieron a pronunciar las palabras e
mágicas. s

/95/Ias-pala... 19
Pági

Alfredo Gómez palabras mágicas


a —iBasta de insultos! ¿Te
? quieres casar conmigo?
—Sí.
— Alí Pérez y Robustiana se casaron, pero no
S creáis que llevaron una vida tranquila y
reposada. iQué va! Si yo os contase...
i
.

-45-

http://i mage.slidesharecdn.confflaspalabrasmagicas- 121002094910-


phpapp01
—iVálgame el cielo! Jamás he
visto una princesa tan fea.
—iPues anda que tú! Se ve que no te has
visto últimamente en el espejo.
— Los piratas no
utilizamos esas
cosas. —Qué
adefesio!
—No será para tanto.
—iQué piltrafa!
—Más respeto, princesa. Ten en cuenta
que llevo nueve días con sus noches
nadando sin cesar.
— Qué birria!
/95/Ias-pala... 19
Pági

Alfredo Gómez palabras mágicas


Fin

http ://image.slidesharecdn.com/laspalabrasmagicas- 121002094910-


phpapp01

/95/Ias-pala... 19