Está en la página 1de 16

UNIDAD 5, 6 y 7: Primer infancia, infancia y adolescencia.

Psicología evolutiva:

Parte de la psicología que se ocupa del estudio de los procesos de cambios psicológicos que ocurren
a lo largo del ciclo vital

Etapas del ciclo vital:

 Primera infancia (de 0 a 3 años).

 Segunda infancia (de 3 a 6-7 años).

 Tercera infancia (de 6-7 a 12 años).

 Adolescencia (de 12 a 18 años).

 Madurez.

Primera infancia:

Desarrollo psíquico y psicomotor:

Forma de desarrollo que indica el crecimiento medio de todos los individuos con una variación de
más menos 2 años.

Al nacer todos los niños tienen una serie de reflejos como succión, aciqueos, presión, andar
automático, etc.

Desarrollo del control postural:

 Control de la cabeza (3 ó 4 meses)

 Posición sentada (4 ó 5 meses)

 Gateo ( 8 meses)

 Sostenerse de pie y caminar (10 ó 12 meses)

Los dos primeros años de vida llamados lactancia se caracterizan por el crecimiento y desarrollo
acelerados.

Al nacer los niños tienen una serie de reflejos sencillos, como seguir con la mirada luces que se
desplazan, succionar un dedo…

La capacidad de moverse de un lado a otro y alargar la mano son limitados.

 0 meses: Posición fetal.

 1 mes: Levanta el mentón.

 2 meses: Levanta el pecho.


 3 meses: Busca y agarra objetos:

 4 meses: Se sienta con ayuda.

 5 meses: Se sienta en el regazo y sujeta objetos.

 6 meses: Se sienta en la silla alta.

 7 meses: Se sienta solo.

 8 meses: Se sostiene de pie con ayuda.

 9 meses: Se sostiene de pie sujetándose en muebles.

 10 meses: Gatea.

 11 meses: Camina con ayuda.

 12 meses: Se pone de pie apoyándose en los muebles.

 13 meses: Trepa por los escalones.

 14 meses: Camina sin ayuda.

 15 meses: Se para solo.

Adquisición del lenguaje:

Empieza a captar cosas sencillas.

Reflejos:

 Golpe ligero sobre el puente de la nariz el bebé cierra fuertemente los ojos.

 Luz brillante repentina, cierra los ojos.

 Presión del dedo contra la palma de la mano los dedos del niño se cierran alrededor de la
mano.

 Presión sobre las yemas de los pies, flexión de los dedos del pie.

 Cosquillas en los labios, voltea la cabeza hacia la misma dirección

 Introducción de un dedo en la boca, succión.

La agudeza visual se adquiere muy pronto, a las 2 semanas el lactante es capaz de captar la
diferencia entre una densa área gris y un cuadrado con franjas.

Los indicios del habla son primeras emisiones sonoras, en las primeras semanas de vida su
comunicación verbal es el llanto. De 8 a 6 semanas sonidos gutuales en respuesta a sensaciones
gratas o una fuerte emoción. Seis meses aproximadamente aparece el balbuceo que es la etapa
preliminar del habla. Cada lactante balbucea en distinto grado. Esta demostrado que esta actividad
se incrementa por el reforzamiento.

Después de los 9 ó 10 meses el balbuceo incluye anta todo sonidos que utilizan los padres, el niño
se centra en sonidos básicos, después de pronunciar la primera palabra el vocabulario se enriquece.

A los 2 años cuenta con más de 200 palabras u a los 3 casi 1.000.

El habla en las primeras etapas se caracteriza por varios rasgos interesantes: al inicio es olofrástica
(palabras aisladas para expresar deseos y significativos complejos).

La primera teoría del desarrollo lingüístico afirma que los niños aprenden a hablar en función del
condicionamiento operante.

La segunda respuesta relativa a los mecanismos que presiden. La adquisición del lenguaje se centra
en el proceso de aprendizaje observacional. Los humanos tienen un sistema intrínseco que
denomina dispositivo para la adquisición del lenguaje que funciona desde el nacimiento y permite
que el niño entienda intuitivamente las principales reglas de la gramática.

Inteligencia sensoro-motriz:

Desde el momento de nacer, los niños intentan comprender el extraño y nuevo mundo al que han
llegado.

La respuesta está en el conflicto o tensión de 2 procesos esenciales: asimilación y adaptación.

La asimilación representa la tendencia a aplicar ideas y hábitos antiguos a objetos y problemas


nuevos.

La primera etapa abarca desde el nacimiento hasta los 18-24 meses de edad y se llama etapa
sensoro- motriz, durante este periodo el lactante aún no sabe emplear símbolos, lenguaje e imágenes
que representan a los objetos. Más o menos entre los 18-24 meses los lactantes desarrollan la
capacidad de formar imágenes mentales de hechos y objetos que se hallan en el mundo circundante.

Segunda infancia:

Desarrollo del lenguaje:

A los tres años el niño comienza a construir oraciones largas integradas por varias palabras. En los
primeros años que asisten a la secuela empiezan a dominar el significado de términos que describen
las relaciones de parentesco.

Inteligencia preoperativa:

Surge el pensamiento representativo. El niño puede usar palabras, imágenes, para referirse a
entidades que existen en su entorno. Imitan gestos y movimientos de distintos modelos.

Propiedades del pensamiento infantil:


 Animismo: concibe las cosas como si estuvieran vivas y dotadas de intenciones, puede usar
un palo para representar un caballo.

 Egocentrismo: solo puede captar una situación desde su punto de vista.

Prelógica (inteligencia intuitiva):

 Desarrollo del lenguaje.

 Búsqueda del orden y constancia.

 Pensamiento animista.

 Egocentrismo.

Al final de la primera etapa se inicia el periodo preoperacional, el siguiente avance fundamental


hacia la madurez intelectual, esta etapa se alarga hasta los 7 años aproximadamente.

Los procesos de ideación del niño son inmaduros, esencialmente egocéntricos.

En esta etapa los niños entienden verdaderamente los términos comparativos y no pueden hacer una
serialización (ordenar objetos)

Desarrollo psico-social:

El desarrollo social en el que intervienen niños se observa que se interrumpe al habla, se niegan a
compartir juguetes y golosinas, y por lo general muestran una falta absoluta de urbanidad.
Conforme los niños crecen en tamaño físico y actividades intelectuales, adquieren madurez social.

La atención se centra más bien en 2 procesos que repercute notablemente en el ajuste social
posterior: apego a la madre (amor inicial del niño por su progenitora) y la tipificación sexual
(proceso por el cual el niño se hablará del proceso moral).

Tercera infancia:

Desarrollo de la inteligencia:

El niño realiza operaciones concretas, con objetos presentes. El descubrimiento de las relaciones
entre objetos por su forma y color le permitirá construir esquemas má complejos.

Realizar operaciones concretas se debe a un esquema de pensamiento: las conservaciones.

Operaciones concretas (inteligencia lógico- concreta).

 Operaciones mentales sobre objetos concretos.

 Clasificación de objetos.

 Seriación.

 Transitividad.
Desarrollo moral:

Nivel 1: Premoral.

Estadio 1: orientación al castigo y obediencia, las normas se acatan por obediencia y miedo al
castigo.

Estadio 2: hedonismo ingenuo, la acción justa es la que satisface las necesidades de uno.

Adolescencia:

Cambios físicos y psicológicos:

 Cambios físicos:

La transformación física del cuerpo y la maduración sexual durante esta etapa marca el comienzo de
la adolescencia. Los adolescentes experimentan cambios físicos muy acusados: desarrollo acelerado
de peso y estatura, desarrollo de características sexuales secundarias y adquisición de la capacidad
reproductora.

 Cambios psicológicos:

La adolescencia sigue a la pubertad, y puede situarse entorno a los 16-18 años, cuando el desarrollo
físico ha terminado. El final de la adolescencia es difícil de determinar, depende de factores
psicológicos y sociales.

La adolescencia es una fase de reafirmación del yo, el individuo toma conciencia de si mismo y
adquiere mayor control emocional.

En esta etapa se produce un deseo de alcanzar mayor independencia y libertad. Quiere más
autonomía y busca nuevas experiencias. Pierde la confianza básica en la familia.

Razonamiento moral:

-deductivo.

Identidad personal:

Esta búsqueda de identidad se produce en las dimensiones cognitiva, afectiva y social, y origina
cambios que influirán en la individuación y socialización de la persona.

Piaget “El nacimiento de la inteligencia en el niño”


Primera parte “Las adaptaciones sensoriomotrices elementales”

La inteligencia de apoya a la vez que se constituye en los procesos innatos y adquiridos. (Hay
una organización básica innata, un organismo preparado)

Cap. 1 “El primer estadio: El ejercicio de los reflejos”

Durante las primeras semanas de vida existen comportamientos reflejos variados. Las reacciones
sensorio motrices heredadas preparan mediante la experiencia al bebe para adaptarse al mundo
exterior y para adquirir conductas.

Los reflejos de succion: acto instintivo, en un principio. Puede constituirse en conducta psicológica
a partir de su sistematización, a partir de una identidad funcional.

El ejercicio de los reflejos: Desde el nacimiento hay asimilación y acomodación. (Son


funcionales, generalizadoras y recognoscitivas) El ejercicio reflejo lo permite.

Primero, el contacto del labio con el pecho materno implica un acto de acomodación (acomodarse
para recibir lo que va a asimilar, la leche). Modifica el acto reflejo y una progresiva coordinación de
los reflejos entre si. Segundo, el contacto del labio con otros objetos involucra la acción del reflejo
que se generaliza. Hay acomodación en cuanto a una búsqueda con movimientos mas organizados,
para el acto de succión. Hay asimilación funcional en cuanto a la necesidad de repetición, y
al reconocimiento práctico. (El bebe construye progresivamente acciones mejor adaptadas)

En la repetición de la acción se produce un proceso circular, funcional (funciona para si mismo) y


acumulativo: hay incorporación progresiva de objetos variados al esquema de succión (el objeto
succionado ya no es alimento para el organismo sino para la actividad misma)

Con el tiempo, cuando el bebe tiene hambre, comienza una búsqueda dirigida y va discriminando
los objetos que son diferentes al pecho materno: Inicio de diferenciación en el esquema de la
succión y con ello asimilación cognoscitiva (de reconocimiento motor), que permite al bebe adaptar
la actividad necesaria a situaciones determinadas, sistematiza su esquema de acción.

La adaptación progresiva de los esquemas supone una organización psíquica (y fisiológica


también), ya que el acto ha presentado y presenta una significación (se produce adquiriendo cada
vez alguna cualidad nueva de algo ya percibido), y acompañado de una búsqueda dirigida.

“Los ejercicios sucesivos del mecanismo reflejo constituyen unas totalidades organizadas y los
tanteos y las búsquedas visibles desde los comienzos de este aprendizaje están orientados por
la estructura misma de estas totalidades”

La asimilación, hecho primero de la vida psíquica. Ver de pag. 65 a 71. Es funcional,


generalizadora y reconocedora (cognoscitiva). El funcionamiento de los órganos engendra, una
necesidad psíquica que desborda desde el principio la simple satisfacción orgánica.

.
Cap. 2 “El segundo estadio: Las primeras adaptaciones adquiridas y la reacción circular
primaria” ( 1 – 4 meses)

El límite inferior de este estadio son las Adap. Adq. No heredadas. El límite superior son los
movimientos intencionales.

Con las Adaptaciones Adquiridas, la asimilación y la acomodación comienzan a diferenciarse.


Cuando hay coordinación mano-boca, no por un encuentro azaroso. La repetición se orienta hacia
un resultado nuevo, un acto nuevo, hay asimilación de los objetos al esquema del acto, hay
acomodación cuando hay coordinación: reacción circular, es un ejercicio funcional que conduce al
mantenimiento o al descubrimiento de un resultado nuevo interesante: chuparse sistemáticamente el
pulgar o la lengua, es asimilar los objetos a la actividad de la succión. Son las adaptaciones
adquiridas.

Hay organización, partir de las coordinaciones de los esquemas heterogéneos del sistema
sensoriomotor. La acomodación trabaja mediante diferenciación del esquema existente e
integración de nuevos elementos sensoriomotores entre los que ya lo constituyen.

Los hábitos adquiridos relativos a la succión: las sensaciones y sensibilidades (percepciones) del
acto de mamar se asimilan al esquema del acto, esto permite luego, que se desencadene el ciclo total
del acto de la succión. Se constituye un esquema único de asimilación y acomodación. Hay
reconocimiento significativo de un cuadro externo. La acomodación se impone a la asimilación.

Con la coordinación entre la visión y la succión, se complejizan los mecanismos, habrá


reconocimiento a partir de la coordinación entre dos esquemas de asimilación.

La visión: Al principio constituyen un alimento para la actividad de la visión (reflejo), mas tarde
por acomodaciones se enriquecerá la percepción visual. (reacción circular). (ídem actividad de la
succión)

Tres etapas en el paso de la asimilación funcional (por repetición, mirar por mirar) hacia la
asimilación que supone la adaptación (mirar para ver, el objeto queda incorporado a los esquemas
visuales ya elaborados) por reciprocidad de las estructuras del sujeto a las estructura de las cosas: la
generalizadora, la de reconocimiento y la coordinación de los esquemas de asimilación visual. El
ejercicio de la mirada produce la generalización de su actividad. Hay
una diferenciación complementaria del esquema global a esquemas individuales, que conduce
al reconocimiento. Progresivamente van diferenciándose cuadros visuales. Hay organización de los
cuadros visuales en la medida en la que le confiere significación.

La fonación y la audición: Idem. Ver pag. 116, 126, 127 “...en la medida en que los sonidos que
escucha son análogos a los sonidos que él mismo emite, no puede mas que concebirlos por medio
de los esquemas auditivo-vocales correspondientes.”

Desde el tercer mes hay coordinación entre la vista y la audición. Buscará las correspondencias
entre lo que escucha y lo que ve.
La prensión: (cuando se logra constituir, luego permite las primeras formas de la acción
intencional, característica que une la adaptación orgánica con la inteligente).

La primera etapa, es refleja y el bebe cierra la palma de la mano cuando se le hace contacto. No
hay ejercicio sistemático como en la succión. Hay asimilación funcional o reproductora

En la segunda etapa, hay algunas reacciones circulares que se dan independientemente de la


coordinación con otros esquemas. Son movimientos autónomos de la mano que prolongan la
actividad refleja. Hay asimilación por repetición (agarrar por agarrar) y comienzo de acomodación
(orienta la mano y los dedos cuando hay contacto con el objeto; y también caen en su propio
cuerpo.). No hay asimilación generalizadora ni cognitiva. Solo hay una extensión de los esquemas
primitivos. La mirada sigue los movimientos de la mano.

En la tercera etapa hay coordinación entre la succión y la prensión. Hay interés por los objetos
que la mano toca. Hay organización progresiva de los esquemas; hay adaptación mutua
conacomodación y asimilación reciproca, chupa lo que toca, toca lo que chupa. Mantiene la
mirada dentro de un cuadro interesante (donde la mano se mueve). Hay
asimilación generalizadora y por lo tantoreconocedora (los esquemas se diferencian)

En la cuarta etapa, hay prensión cuando percibe su mano a la vez que el objeto deseado. Solo
sucede dentro del campo visual en el cual se encuentra su mano.

En la quinta etapa, hay coordinación entre la visión y la prensión propiamente dicha (agarra lo
que ve) sin limitación relativa a la posición de la mano en un campo visual.

Hay organización de los esquemas de la prensión, en cuanto que hay coordinación (visión,
succión, prensión), y el objeto adquiere significaciones, consistencia y por lo tanto interés.

Conclusiones: Estas conductas establecen la transición entre lo orgánico y lo intelectual (les falta la
intencionalidad –diferenciar los medios de los fines- , y la movilidad –adaptación a circunstancias
nuevas-) Ver pag 191, 192 y 194.

Segunda parte “Las adaptaciones sensoriomotrices intencionales”

Cuando un niño de ocho meses aparta un obstáculo para alcanzar un objetivo, hay
intencionalidad porque la necesidad desencadenada por el objeto a alcanzar no queda
satisfecha sino por medio de actos intermedios (obstáculos a superar)

Cap. 3 “El tercer estadio: Las reacciones circulares secundarias y los procedimientos
destinados a prolongar los espectáculos interesantes”

La reacción circular primaria: El objetivo no es anticipado. Hay reproducción de los actos, que
tengan un resultado interesante en el medio exterior (ya no en el propio cuerpo). Es
la transición entre las operaciones pre-inteligentes y los actos realmente intencionales. Hay
coordinación entre la visión y la prensión y ello permite la progresiva solidificación de los objetos
del mundo exterior. En cuanto a la consolidación del espacio, no tiene en cuenta las relaciones
espaciales de los objetos entre si; y los grupos son subjetivos ya que dependen de la acción
inmediata.

Las reacciones circulares secundarias: son conservadoras y asimiladoras, porque prolongan las
reacciones primarias (esquemas ya existentes). En cuanto se consolidan, el interés se centra en el
resultado exterior y no en la actividad en cuanto tal. (no, todavía, sobre los objetos en cuanto tales)

Los hechos y la asimilación reproductora, los movimientos se centran en un resultado producido


en el medio exterior, y la acción tiene como objetivo mantener ese resultado. Toma objetos y los
mueve, sacude, frota, hace sonar, etc. En las reacciones circulares primarias, las acciones eran
producidas sin comprender las relaciones entre los movimientos de sus manos y los cuadros, sin
entender que él era la causa del efecto mismo. Surge la reacción circular secundaria cuando un
esfuerzo fortuito de la acción es comprendida como resultado de la actividad. En cuanto a la
asimilación, es una prolongación de la reacción circular primaria y el interés se exterioriza sobre las
relaciones entre las cosa en función de la coordinación progresiva de los esquemas primarios
presentes. (mirar, sacudir, etc)

La acomodación y la organización de los esquemas, en cuanto a la acomodación, en las


reacciones circulares secundarias, consiste en recuperar los movimientos que originaron el resultado
observado. No precede a la asimilación. El contenido de cada experiencia no podría ser asimilado
sin una acomodación que la contrarreste. Entonces, los movimientos se van diferenciando y
constituyéndose en acciones para sacudir, para frotar, para balancear, etc

Sin coordinarse unos con otros en series intencionales, los diferentes esquemas se
interconectan entre si.

Los medios se van diferenciando de los fines, a partir de que un movimiento (agitar la cadena) se
relaciona siempre con el mismo objeto/objetivo (agitar el sonajero), entonces su función de medio
es descubierta por azar. Anuncian la inteligencia.

La asimilación reconocedora y el sistema de las significaciones, derivan de la reacción circular


secundaria. Implica clasificar el dato. Asimila al esquema reconocedor, mediante el gesto motor los
hechos que suceden, mira su mano….mira la cadena….mira como se agita el sonajero. Al mismo
tiempo que se le atribuye una significación, en pag. 254, explica la formación del significado. Los
objetos comienzan a consolidarse y a adquirir permanencia. Al mirar un objeto (sonajero)
comprende de que se trata (para sacudir), en consecuencia una búsqueda activa del objeto y
progresivas previsiones, que no siempre es independiente de la acción (el cordón es algo cuya
significación es el esquema de “tirar para mover el sonajero”)

La asimilación generalizadora y la constitución de los procedimientos destinados a prolongar


los espectáculos interesantes, quiere ver prolongarse los espectáculos y realiza los esquemas
conocidos, a la vez que se generalizan. Intenta ejercitar una acción (conocida) sobre cualquier clase
de fenómenos (sacudir un objeto lejano) sin lograr un contacto real. Si por casualidad se produce un
efecto, lo quiere repetir. La reacción circular secundaria se conserva como subestructura, y en los
siguientes estadios.
Cap. 4 “El cuarto estadio: La coordinación de los esquemas secundarios y su aplicación a las
nuevas situaciones”

8-9 meses.

Primeras conductas propiamente inteligentes: promovido por la coordinación entre los esquemas
secundarios entre si, para ello el sujeto tiene que proponerse alcanzar un objetivo no directamente
accesible. ( que haya intencionalidad). Entonces hay distinción de los objetivos y de los medios;
y coordinación intencional de los esquemas. Busca el objeto desaparecido, el mundo se va
distanciando del yo. Al objeto se lo piensa en relación con otros objetos. Idem con la dimensión
espacial, y puede concebir la relación causa y efecto a partir de la acción de un objeto.

La aplicación de los esquemas conocidos a las situaciones nuevas: Busca medios (esquemas
conocidos) para alcanzar un objetivo; y los pone a prueba para superar el obstáculo para llegar al
objetivo. Hay subordinación de los medios a los fines, mediante la coordinación de los esquemas
independientes. No trata de separar los obstáculos, sino que busca intermediarios entre el sujeto y el
objeto. Por ejemplo: Agarrar para chupar, es un acto único por la asimilación reciproca inmediata
entre los esquemas presentes. No importa que los medios se hayan tomado de otras reacciones
circulares, importa que se ajusten a una nueva situación, que se acomoden al objetivo novedoso.
(hay un ajuste preciso de los medios a los objetivos precisos). En cuanto a la reacción circular
secundaria, se da cuando el esquema se generaliza, utilizando los medios conocidos para objetivos
de la misma calidad.

En un principio, existe una asimilación reciproca en esta reacción circular secundaria, por ejemplo:
el esquema de “tirar el cordón” se coordina con el esquema de “agarrar”. Sin dejar de tener el
objetivo en la mente (fin) busca los medios conocidos para alcanzarlo. Progresivamente dicha
asimilación se complejiza (se generaliza): se establecen relaciones entre los esquemas y otros
objetos; además de que se reagrupan (un principio de clasificación). Esta asimilación reciproca se
acompaña además de unas relaciones físicas (causales, temporales y espaciales) entre los objetos.

La asimilación, la acomodación y la organización características de los sistemas móviles. En


cuanto a los esquemas móviles, Piaget se refiere a genéricos, que el esquema “tirar del cordon” se
aplica a una serie de objetos colgados del techo de la cuna y no solamente al sonajero primitivo.
Estos esquemas móviles son construidos por el niño, y son susceptibles de combinaciones variadas;
y se aplican a las relaciones entre las cosas exteriores, no solamente a las cosas en su único vínculo
con la actividad. Entonces, los esquemas secundarios se desprenden de su contenido para ser
aplicados a muchos objetos. Las relaciones se multiplican. Los esquemas se hacen mas flexible y
mas complejos.

Acá, la acomodoacion de los objetos esta subordinada a la asimilación reciproca. Todavía no hay
invención de medios ni de fines, hay coordinación entre dos grupos de esquemas, unos sirven de
medios y otros de fines, donde se ajustan los últimos a las circunstancias que motiva esa unión.
En cuanto a la organización de los esquemas, por su coordinación se afirma un orden interno en
términos de totalidades. Dichas totalidades (esquemas) implican coordinaciones (conjuntos) y, en
consecuencia diferenciaciones (entre los elementos de los conjuntos).

“Las coordinaciones de los esquemas propias de este estadio constituyen una organización
nueva, que, por encima de los esquemas, constituye una totalidad que actualiza el equilibrio
existente entre ellos desde los estadios precedentes”

La característica de estas totalidades es la relación reciproca entre sus elementos. Hay relación de
reciprocidad entre los esquemas y entre los objetos.

El reconocimiento de los indicios y su empleo en la previsión: Es “previsión” Hay


reconocimiento de unos indicios que se relacionan con cierta previsión independientemente de la
propia acción; se separa de la acción puramente circular. Los esquemas se hacen móviles y están
sujetos a combinaciones indefinidas. No hay todavía deducción porque no hay representación.

La exploración de los objetos y de los fenómenos nuevos y las reacciones secundarias


derivadas: ¿Qué hará cuando se encuentre con fenómenos completamente nuevos para el?
Comprenderlos. Esto quiere decir, que definirá el objeto por su uso; mediante los esquemas sensorio
motrices que posee (ídem generalización de esquemas secundarios), y se prepara para entrar en las
reacciones circulares terciarias (5º estadio). Explora el objeto, no el objeto en sí mismo. Primero lo
manipula y luego le aplica los esquemas conocidos. Lo define a través del uso. En relación a las
reacciones secundarias derivadas de esta exploración, si bien intenta asimilar el objeto desconocido,
ante un fenómeno novedoso: o lo asimila sin problema y punto; o el objeto se resiste (por sus
propiedades desconocidas), entonces el niño busca repetir indefinidamente lo que acaba de
descubrir. El problema es saber cuales esquemas encajan con el objeto para comprender. Las
conductas en la aplicación de los medios conocidos a las nuevas situaciones no tienen por única
función prolongar el resultado sino adaptarse a la novedad.

Cap. 5 “El quinto estadio: La reacción circular terciaria y el descubrimiento de los nuevos
medios mediante experimentación activa”

Hay experimentación o búsqueda de la novedad, aparece la coordinación dirigida a través de la


búsqueda de medios (procedimientos) nuevos. El niño se adapta a las situaciones desconocidas.

La reacción circular terciaria, descubre la experiencia para ver, no se limita a reproducir el


resultado nuevo obtenido, ahora los provoca. Varía los resultados, de manera que no se produzcan
de la misma forma.

Desde el estadio de los reflejos, las reacciones circulares combinaciones o coordinaciones de


esquemas con los esquemas simples.

La reacción circular terciaria tiene una variación superior a diferencia de las precedentes: Arrojar a
lo lejos, hacer rodar los objetos…. De diferente distancia, de diferente forma. En la repetición busca
comprender la condición necesaria para que se produzca el resultado.
La acomodación requiere interés por si misma y se diferencia de la asimilación para luego
convertirse cada vez mas en su complementaria. El interés por la novedad resulta de la asimilación,
debido a la relación que tiene con el fenómeno nuevo. Cuanto mas complejo es el esquema de
asimilación, mas interesante resulta la novedad, entonces la acomodación se convierte en el fin.

El descubrimiento de los nuevos medios mediante experimentación. Conducta del


soporte, atraer hacia si un objeto mediante el soporte sobre el cual esta ubicado. La actividad se
apoya en la coordinación mediante la búsqueda de medios nuevos, acomodando los esquemas (en
vias de coordinación) con los datos desconocidos de la situación nueva. Trata de encontrar medios
novedosos (adecuados) para resolver la situación novedosa. El problema esta ahora en llegar al
objetivo que estaría planteado ante la necesidad anterior al acto. Por ejemplo, quiere alcanzar el
pato, agarra la manta y el pato se mueve (lo entiende por los esquemas conocidos, secundarios), y
como sabe que unos intermediarios pueden actuar sobre los objetos, encuentra una relación entre la
manta y el pato: Movida por la necesidad de alcanzar el pato, tira del soporte.
Tanteo=acomodación=medio al servicio de la prosecución de un fin. La acomodación es
acumulativa, el medio es redescubierto cada vez con mayor precisión. Conducta de la cuerda, tirar
hacia un objeto, por su prolongación. La acomodación es el reajuste a la acomodación nueva de
los esquemas anteriores ya constituidos y está dirigida por la asimilación, por el esquema que
asigna un objetivo a la acción actual, como por esquemas que sirven de medios que la
acomodación diferenciara. La acomodación es dirigida por dos tipos de asimilaciones: por los
esquemas iniciales (el esquema del objetivo y el de los medios) que se ajustan a la situación nueva;
y por los esquemas auxiliares evocados en el curso del camino, que significan el resultado de la
experiencia, en función del objetivo primero. La conducta del bastón, es un instrumento (no una
prolongación). La acomodación esta dirigida por el esquema de el objetivo (agarrar el objeto
lejano), y por los esquemas coordinados a este (golpear, etc). Los esquemas anteriores le otorgan
significación al descubrimiento, bajo lo efectos del golpe del bastón, comprende la posibilidad
mediante los desplazamientos sucesivos, de atraer el objeto en cuestión. La acomodación esta
dirigida también por una asimilación inmanente a la acomodación y resultante de ella como la
reacción circular resulta de las novedades que la hacen nacer.

El descubrimiento de los nuevos medios mediante experimentación activa, una acomodación de


los esquemas conocidos a la nueva situación, permite diferenciarlos en un esquema relativamente
adecuado, pero este ultimo sin estar todavía estructurado (en un principio es estructurante). Ha una
comprensión acumulativa.

Conclusiones, el acto inteligente lo constituye la subordinación de los medios a la finalidad, al


objetivo. Hay 3 tipos de conductas para llegar a los fines, mediante el descubrimiento de medios no
directos. El primero, “la aplicación de los medios conocidos a las nuevas situaciones”, que consiste
en ajustar un esquema conocido a la nueva situación. El segundo “El descubrimiento de los nuevos
medios mediante experimentación activa”, en el cual el sujeto se ve obligado a diferenciarlo, y el
ajuste se muda en transformación. Entonces de la diferenciación de los esquemas iniciales salen
unos nuevos esquemas que implican un descubrimiento real. El tercero, “la invención de los nuevos
medios mediante combinación mental”, el tanteo se interioriza y por medio de una comprensión
progresiva. Los nuevos esquemas son susceptibles de combinarse con los anteriores.
UNIDAD 8,9 Y 10: Envejecimiento, mediana edad y vejez:

Cambios Psicológicos y sociales.

El envejecimiento es un proceso gradual, natural, universal, inexorable, estructurado en torno


al tiempo y evidenciado por cambios a nivel biológico, psicológico y social.

Los cambios psicológicos , a los que los Adultos Mayores se enfrentan tienen que ver en primer
lugar con la idea de tiempo.

El tiempo es inexorable, no se detiene, nos muestra

 que hemos vivido,

 que nuestros mayores ya son viejos o no están,

 *que los hijos ya no dependen de nosotros, se independizan y hacen sus propias vidas, el
"nido vacío";

 *los nietos nos significan la abuelidad,

 *la muerte de personas cercanas nos hacen pensar que la muerte propia también es posible.

La muerte está significada por la vida y desde muy chicos sabemos de su existencia, pero al entrar
en la etapa del envejecimiento ya no se nos aparece como la muerte de los otros sino que se nos
hace presente como propia. Sabemos que la muerte no es propiedad de ninguna edad, llega en
cualquier momento, pero es sin duda más esperable en la vejez.

El tiempo es una dimensión en la que transcurre nuestra vida pero durante la juventud, el tiempo es
algo que no tiene límites, uno se maneja con el "algún día", pareciera que fuera algo eterno.

En esta etapa del envejecimiento tomamos conciencia del tiempo nuestro, que es finito, acotado y
tiene un fin. La toma de conciencia también tiene que ver con la identidad, el mirar a los amigos en
sus cambios, encontrarse con alguien después de varios años, los cumpleaños también se encargan
de recordar los años que cumplimos nosotros y nuestros hijos.

La crisis de identidad, ya la veremos en otra clase, está ligada a una suerte de balance vital que se
hace, se mira para atrás, se mira para adentro, uno se introspecciona para tratar de reconocerse.

Junto al encuentro del tiempo aparece la vivencia de pérdidas, que marcan profundamente el
proceso del envejecer.

¿ a que llamamos pérdida? (Pérdidas y Duelo son temas de otra clase )

Decimos que pérdida es la vivencia por la cual se siente que ya no se tiene algo significativo, real o
no. Un ser querido, un objeto importante, una actividad relevante, un rol( laboral, parental), el
cuerpo joven, habilidades, disminución de algunas funciones sensoriales, un accidente, una
mudanza, el casamiento o salida del hogar de un hijo, etc.
El proceso del envejecimiento está marcado por las pérdidas, especialmente al comienzo del
mismo.

Algunas veces una pérdida aparentemente menor, desencadena un aparecer de pérdidas anteriores
significativas que quedaron sin elaborar.

La pérdidas se elaboran a través del proceso de duelo.

Decimos brevemente acá que el duelo es un trabajo psíquico natural, normal, que no está
exclusivamente vinculado a una pérdida por muerte, y que lleva un período para su
elaboración. Rabia, desesperación, impotencia, negación, acompañados por tristeza son
sentimientos que siempre acompañan a este proceso que siempre lleva un tiempo hasta su
resolución.

Una crisis de identidad es lo que acontece en mayor o menor medida.

Preguntas como:

¿ quién soy? Qué hice hasta ahora? Y ahora qué? Porqué no hice tal cosa?

Que haré de ahora en adelante... Las crisis producen inquietud, angustia, desconcierto, a veces
repercuten en el cuerpo con distintas dolencias. Aparece el aguijón de la soledad, el aburrimiento, la
rutina, la temida depresión.

Es útil recordar que la depresión como enfermedad aunque muchas veces diagnosticada, no es tal,
ya que no es tan frecuente.

Lo que aparece es un estado depresivo con síntomas como tristeza, sensación de vacío, desgano,
falta de motivación.

En la gran mayoría de los casos todo esto es producto de esa crisis de identidad, propia del
encuentro con las pérdidas y los cambios.

A veces se hace necesario la intervención del especialista pero otras se puede actuar a través de lo
que insistimos como Promoción de salud y Educación para el envejecimiento previniendo un mal
envejecer.

Es importante poder posicionarse en el proceso del envejecer.

Y qué es posicionarse en el proceso del envejecer?

Ya habíamos dicho que uno de los objetivos de la Educación para el Envejecimiento era conocer,
elaborar y asumir este proceso.

Esto significa tomar conciencia de que se está accediendo a una etapa de la vida en que la que se
registran pérdidas y ganancias, y facilitar a través de esta toma de conciencia nuevos roles a
desempeñar, nuevas formas de vida o actitudes frente a la misma, y con esto una inserción activa,
participativa en la sociedad.
Y en esto es cuando aparece la necesidad de conectarse con su mundo interno, la interioridad al
decir de Salvarezza o la subjetividad como lo apunta Conde.

De todos modos es lo que nosotros llamamos toma de conciencia de su situación de envejescentes,


con limitaciones y posibilidades y el posicionarse frente a esto.

Se podrá decir y desde luego que se dice, que resulta doloroso mirarse y reconocer los cambios, lo
que uno ya no puede o lo que los otros ya no les permiten, enfrentarse con dos ideas que sin duda
inquietan: la idea de vejez , equiparada en el estereotipo cultural solamente a deterioro y pérdidas y
la idea de muerte propia. Además como hacerlo y al mismo tiempo ubicarse en un mundo tan
rápidamente cambiante!!!

No consiste en hacer una alabanza de las pérdidas, aprendamos a decir: esto ya no puedo, pero sin
quedarse ahí, porque tomar conciencia significa al mismo tiempo aprender a comunicarse con
uno mismo y registrar los deseos, las posibilidades, las motivaciones, lo que si se puede, que no es
poco, es diferente del antes pero se puede ser pleno, creativo, placentero y rico en intercambios y
aportes que solamente lo da la experiencia, la vida vivida.

Tomar conciencia significa además reconstruir la propia historia reforzando así la identidad y
logrando la integración del pasado con el presente.

Tener acceso a la educación se hace entonces muy importante, tomándolo como proyecto,
aprendizaje, formación, reflexión, no meras actividades , sino actividades con sentido, facilitando lo
creativo en sus distintas formas e insertándose en la corriente de la sociedad que les signifique
pertenencia.

Otro aspecto significativo en relación a los cambios psicológicos es el relativo a los miedos.
(También los miedos serán vistos en una clase especial).

Miedo a la vejez, al deterioro, a la dependencia, a la muerte, a la soledad.

Si bien están ligados entre sí, tiene siempre el sello de lo singular, de lo diferente en cada individuo.

Cuáles son los cambios sociales?

La mayor parte de estos cambios tienen que ver con la situación que se plantea con la jubilación,
que generalmente sin preparación previa, obliga a un cambio muy grande en la forma de vida, al
parecer con mayor incidencia en el hombre que en la mujer, pero esto según el lugar central o no
que el trabajo ocupa para ellos.

Los Adultos Mayores no están acostumbrados a usar el tiempo libre y al jubilarse, con un gran
tiempo libre en disponibilidad.... se enfrenta con un factor que impregna la crisis de identidad que
aqueja a muchos Adultos Mayores.

Hugonot, gerontólogo francés dice: " se relaciona la jubilación con la soledad, con una vivencia
de inutilidad, un encontrarse con un tiempo libre para el que no se está preparado".
Muchas veces la jubilación es el detonante del envejecimiento, hasta se ha dicho que uno no se
jubila porque es viejo, sino que se vuelve viejo porque se jubila.

La jubilación se da por ley a determinada edad y deviene un cambio brusco en el modo de vida del
sujeto. La jubilación , cuyo nombre refiere a "júbilo", estaba determinada en función de una
recompensa por los años de trabajo y la necesidad de liberar puestos de trabajo. Merecido logro, sin
duda, no siempre es vivido así por todos en la misma forma y en la misma edad, así algunos
profesionales, artistas, algunos docentes y todos aquellos a los que el trabajo satisface están en
condiciones de seguir unos años más.

Además , el monto de las jubilaciones, en la mayoria de los paises, es inferior a los sueldos de los
activos y es insuficiente para que el jubilado , que dispone del tiempo libre para poder hacer salidas,
viajes, reuniones, se ve impedido porque sus ingresos solo le permiten sobrevivir. Por supuesto que
esto no es asi en algunos paises de los llamados desarrollados.

La inserción laboral siempre otorga un rol social generalmente unido a otras personas con las que se
interactúa cotidianamente. La pérdida de este rol puede crear una sensación de vacío, de
desvalorización, de inquietud frente a todo este tiempo libre del que se dispone abruptamente.

El periodo de envejecimiento se caracteriza psicológicamente por los esfuerzos que debe realizar el
individuo para adaptarse a los cambios biológicos y limitaciones físicas y a las nuevas condiciones
de vida que supone el envejecimiento.

los momentos críticos más importante por los que tiene que pasar todo anciano son: pérdidas de
relaciones afectivas significativas, especialmente la pérdida de la pareja, la aparición de una o más
enfermedades que constituyen una amenaza para la vida o una limitación de la capacidad de
autonomía.

No cabe duda de que a pesar de que la vejez tiene elementos positivos y de que se puede vivir de
forma satisfactoria, es una edad de pérdida. El anciano vive con la esperanza de perder lo menos
posible, de conservar los logros obtenidos. Un buen aprendizaje en la frustración y en la aceptación
de los impedimentos que se van a encontrar a lo largo de la vida supone, indudablemente, la mejor
forma para prepararse para la tercera edad.

LOS CAMBIOS PSICOLÓGICOS LOS PODEMOS DIVIDIR EN TRES GRANDES ÁREAS:

1. Cognitivos: los que afectan a la manera de pensar, asi como las capacidades de tipo intelectual.

2. Los afectivos y de personalidad: los que afectan a la forma de sentir y expresar afecto y la forma
de interpretar los hechos de la realidad.

3. Los sexuales: es decir, los que afectan al deseo sexual y a la actividad sexual.