Está en la página 1de 109

Inicial

1
“Vivir con valores”, es un libro de trabajo dedicado a nuestros
alumnos, quienes como tú, apreciado alumno tenemos el deber de
inculcar los valores.

Para tus padres y profesoras, es una guía importante que usarán


para acompañarte en el camino de aprender y practicar valores.

Este importante trabajo te ofrece entretenidas lecturas, anécdotas,


adivinanzas, noticias y juegos. Empleando tu inteligencia y
destreza para resolver cada uno de nuestros ejercicios,
respondiendo en algunos casos preguntas abiertas y críticas, para
un mejor desarrollo intelectual de ustedes amiguitos.

2
Presentación 02

I. VALOR DE LA RESPONSABILIDAD

Ficha N° 01: Lectura de la Responsabilidad 05

Ficha N° 02: La responsabilidad en las profesiones 09

Ficha N° 03: Mi responsabilidades 13

Ficha N° 04: Mi responsabilidad en el aula 14

II. VALOR DEL RESPETO

Ficha N° 01: Lectura del Respeto 18

Ficha N° 02: Respetando a los seres vivos 23

Ficha N° 03: Respetando a los demás 27

III. VALOR DE LA SOLIDARIDAD

Ficha N° 01: Lectura de la Solidaridad 29

Ficha N° 02: Siendo solidario con todos 33

Ficha N° 03: Soy Solidario con mis amigos 35

Ficha N° 04: Personajes Solidarios 36

IV. VALOR DE LA HONESTIDAD

Ficha N° 01: Lectura de la Honestidad 39

Ficha N° 02: Actitudes de la honestidad 44

Ficha N° 03: Debemos ser honestos con nuestras familias 46

Ficha N° 04: Somos personas honestas 48

V. VALOR DE LA PUNTUALIDAD

Ficha N° 01: Lectura de la Puntualidad 51

Ficha N° 02: Seamos puntuales 54

3
Ficha N° 03: Soy puntual 57

Ficha N° 04: Todos somos puntuales 60

VI. VALOR DE LA AMISTAD

Ficha N° 01: Lectura de la Amistad 63

Ficha N° 02: Soy amigo con todos 67

Ficha N° 03: Soy amigo de los animales 69

Ficha N° 04: Jesús es mi amigo 72

VII. VALOR DE LA GRATITUD

Ficha N° 01: Lectura de la Gratitud 74

Ficha N° 02: La palabra mágica GRACIAS 77

Ficha N° 03: Agradeciendo a Dios 81

Ficha N° 04: Significado de la palabra GRATITUD 82

VIII. VALOR DEL AMOR

Ficha N° 01: Lectura del Amor 85

Ficha N° 02: El amor frente a los amigos 90

Ficha N° 03: El amor al prójimo 93

Ficha N° 04: Dios es amor 95

4
 Lee atentamente el cuento:

A Sergio no le gustaba nada tener que


hacer los deberes del colegio. Así que
un día tuvo una idea: construir un
robot que hiciera los deberes por él.
Tras mucho trabajar, Sergio consiguió
adaptar un viejo robot camarero en un
robot hace-deberes. La tarea le llevó
toda la tarde. Cuando acabó, Sergio se
sintió muy orgulloso de su trabajo.

-Te llamaré DeberixPlus -dijo Sergio.

-Me gusta -respondió el robot.

A Sergio no le costó mucho adaptar a DeberixPlus a su nueva


función. Como camarero, el robot ya tenía habilidades para escribir.
En la cabeza le colocó una gran bombilla que se iluminaba cada vez
que el robot solucionaba un problema o tenía una idea.

-Lo mejor son tus patines, montón de latón -le dijo Sergio al robot-.
Con ellos podrás ir súper-rápido a buscar las cosas que necesites para
hacer las tareas.

-¿Qué tarea tenemos para hoy? -preguntó DeberixPlus.

-¡Es cierto! ¡Los deberes! -exclamó Sergio-. Toma, aquí tienes. Hazlo
mientras me doy una ducha y ceno un poco. Con tanto trabajo he
olvidado merendar y estoy hambriento.

Al día siguiente Sergio fue al cole con sus deberes hechos por
DeberixPlus. Pero cuando la maestra los corrigió vio que había
muchos fallos y que estaba todo muy mal escrito. Esto disgustó
mucho a la profesora y le mandó repetirlo.

Cuando Sergio regresó a casa regañó severamente a DeberixPlus.

-Hiciste mal la tarea, zoquete -dijo Sergio-. Más te vale esforzarte


más esta tarde.

Pero al día siguiente la tarea volvía a estar mal, con muchos errores y
con muy mala presentación. La maestra, pensando que Sergio estaba
tomándole el pelo, le dijo que tenía que repetir todo y que, si no lo

5
hacía bien, tendría que ir al colegio a hacer los deberes por las
tardes.

Cuando Sergio llegó a casa llamó a DeberixPlus y, muy enfadado, le


dijo:

-A ver, montón de chatarra, ¿se puede saber qué pasa con mis
deberes?

DeberixPlus no entendía por qué Sergio estaba así.

-¿No dices nada? -preguntó Sergio-. Haz bien mis deberes o te


llevaré a desguace.

DeberixPlus hizo los deberes todo lo bien que pudo, pero al día
siguiente, cuando Sergio abrió el cuaderno, vio que aquello estaba
aún peor que las últimas veces. Así que tuvo que quedarse por la
tarde a hacer los deberes del día y a repetir todo lo que estaba mal
los días anteriores.

Ya en casa, Sergio llamó a DeberixPlus.

-Los deberes que me hiciste ayer son un desastre -dijo el muchacho-.


¿Es que no sabes nada?

-No mucho, la verdad -respondió DeberixPlus-, pero aprendo rápido.

Sergio se dio cuenta de que el que no había hecho un buen trabajo


era él.

-Lo siento, DeberixPuls. Te he regañado demasiado sin darme cuenta


de que debía haber comprobado lo que sabes. No pasa nada. Te
convertiré en mi compañero de estudios para que aprendas. Seguro
que enseñándote a ti será mucho más divertido hacer los deberes.

Autora: Eva María Rodríguez

6
 Completa con las vocales el nombre de los dos personajes que
aparecen en la lectura:

a,e,i,o,u

S __ rg __ __

D __ b __ r __ x
P __ l s

 Marca con una x la respuesta correcta:

a. ¿Qué no le gustaba hacer a Sergio?

b. ¿Qué tenía Deberix Puls en la cabeza?

7
 Observa el código y encontrarás la palabra :

R= P= O= A=

I= E= N= S=

B= L= D=

 Recorta y pega donde corresponde los deberes de Sergio:

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

8
 Repasa con tu lápiz por los puntitos.
 Luego colorea a tu gusto.

Yo soy

9
Yo soy

10
Yo soy

11
Yo soy

12
 Colorea la carita, según la responsabilidad que debes realizar:

 Dibuja una responsabilidad que desarrollas en tu casa:

13
 Colorea tus responsabilidades:

14
 Decora la mano colocando papel crepe en forma de bolitas
alrededor de la mano:

15
 Completa las oraciones, recortando los carteles:

con las tareas.

a los compañeros y docentes.

Asistir a clases.

el orden.

respetar mantener

cumplir temprano

16
 Decora con plumones:

17
 Lee atentamente el cuento:

Rosita vive en una bonita casa de


madera junto a un bonito lago, cerca
de un hermoso bosque. Rosita era
muy feliz allí. Lo que más le gustaba a
la niña era escuchar el canto de los
pájaros, observar su vuelo y buscar
sus nidos. Aunque nunca cogía
ninguno.

Un día, Rosita encontró un pajarito


herido. Rápidamente, Rosita cogió al pajarito y lo llevó a casa. Allí le
limpió y curó las heridas.

Después, con mucho cuidado, la niña salió de la casa y lanzó al


pajarito. Pero el pajarito este no pudo mantener el vuelo y acabó
aterrizando torpemente en el suelo.

Rosita fue corriendo a recoger al pajarito a ver si estaba bien. Su


papá, que había visto todo lo que había pasado, le preguntó a la
niña:

-¿Qué pasa, Rosita? ¿Todo bien?

-No, papá -respondió la niña-. He curado a este pajarito herido, pero


no puede volar.

-Creo que tiene un ala rota -dijo su papá-. Vamos dentro. Te


enseñaré a curar las alas rotas de los pajaritos.

Rosita observó a su papá mientras curaba al pajarito.

-¿Ya está? ¿Ya puede volar? -preguntó Rosita.

-No, pequeña - dijo su papá-. Ahora el pajarito debe reposar unos


días para que se cure del todo.

18
Rosita vació una vieja jaula de pájaros que utilizaba para jugar con
sus peluches y metió allí al pajarito. Pero cuando se despertó a la
mañana siguiente, el pajarito había desaparecido.

Rosita salió corriendo en busca de su papá, llorando porque el


animalito había desaparecido. Juntos, padre e hija, buscaron al
pajarito por toda la casa. Pero fue su mamá la que encontró al
pajarito, aterido de frío, en el porche.

-Casi se lo come el gato, Rosita -dijo su mamá-. Debes tener más


cuidado.

Rosita cogió al pajarito, lo metió de nuevo en la jaula y se fue a


desayunar. Pero al regresar, el pajarito había desaparecido.

Esta vez el pajarito no estaba muy lejos, pero lo suficiente como para
convertirse en presa fácil del gato. Menos mal que Rosita lo vio a
tiempo y lo recogió.

Rosita estaba decidida a descubrir el misterio. ¿Quién habría la jaula?


¿Cómo conseguía el pajarito salir? Para descubrirlo, la niña lo encerró
y se escondió detrás de la cama.

Al poco Rosita vio que el pajarito habría la puerta de la jaula sin


mucha dificultad con el pico y que se lanzaba fuera volando como
podía, y saltanto cuando le daban sus pequeñas patitas.

-¿Así que esas tenemos, pajarito? -dijo la niña-. No quieres estar


encerrado, ¿eh?

Descubierto el misterio, la niña preparó un nido de pájaros en una


cajita de cartón, a la que recortó uno de los lados para que el pajarito
pudiera ver desde su nido.

-Te pondré de cara a la ventana para que veas el bosque -dijo Rosita-
. No tengas miedo. En cuanto estés listo podrás marcharte.

El pajarito se quedó con Rosita en su habitación varios días hasta


que, una mañana, al abrir la ventana, decidió que ya era hora de
volver a casa.

19
Todas las mañanas el pajarito vuelve a ver a Rosita y le dedica un
hermoso canto junto a la ventana.

Autor: Eva María Rodríguez

 Aparea el nombre de cada personaje

Rosita Papá Pájaro

 Repasa por los puntitos:

20
 Completa cada oración

vive en una bonita casa de madera.

Rosita encontró un herido.

Rosita salió corriendo en busca de su

Casi se lo come el

------------------------------------------------------------------------------

21
 Colorea a tu gusto:

22
 Colorea

 Repasa por los puntos el valor:

a la naturaleza.

a las plantas.

al agua.

al planeta Tierra

23
 Dibuja como respetas al medio ambiente:

 Recorta letras del periódico y forma la palabra RESPETO

24
 Colorea con plumones y pega plastelina marrón al perrito:

25
 Ayuda al perrito a llegar hasta su hueso:

 Dibuja y colorea:

Respetando a mi
Respetando el planeta mascota
Tierra

26
 Señala con flechas según corresponda:

RESPETO A mis padres.

A mis padrinos.
RESPETO

A mis
amigos.
RESPETO

 Completa con vocales:

a - e -i - o - u
R ___sp___t___ ___ m___s p___dr___s.

R ___sp___t___ ___ m___s __m__g__s.

27
 Marca con una x:

 Colorea el buen trato:

28
 Lee atentamente el cuento:

En casa de Jaime había una vez un


ladrón muy escurridizo al que nadie
había conseguido atrapar. Jaime había
intentando por todos los medios pillar
al que se comía sus cereales favoritos,
pero no había hecho grandes
progresos.

Jaime había probado cerrando la


puerta del armario con cinta adhesiva,
colocando cascabeles y campanillas en
el tirador e incluso colocando delante
del paquete de cereales elementos
pegajosos para disuadir al ladrón. Pero no había conseguido nada.

Al principio, Jaime sospechaba de Manuel, su hermano mayor, pero lo


había descartado hacía tiempo. Para ello se pegó a él durante 24
horas seguidas. Pero ese día también habían desaparecido los
cereales.

Jaime investigó durante días hasta que descubrió que el ladrón


escurridizo no era otro que un pequeño ratón de campo.

-¿Por qué no usas una trampa para ratones? -le dijo un día Manuel a
su hermano.

-No quiero hacer daño al ratón -respondió Jaime-. Solo quiero que
deje de comerse mis cereales.

Durante días Jaime pensó en el modo de atrapar a aquel ladronzuelo


sin dañarle, hasta que un día su paciencia se consumió por completo,
cuando en el paquete de cereales no quedaba absolutamente nada.

-¡Voy a encontrarte y a acabar contigo! -gritó Jaime.

Jaime diseñó una trampa muy ingeniosa. Colocó como cebo un

29
puñado de cereales en un cuenco. Cuando el ratón cogiera los
cereales caería sobre él una jaula que le dejaría allí encerrado hasta
que alguien abriera el armario.

La trampa funcionó. Cuando Jaime abrió la puerta del armario y se


encontró al ratoncito le dijo:

-¡Te pillé! Voy a dejarte encerrado para que no vuelvas a robar mis
cereales.

El pobre ratón estaba muy nervioso. No dejaba de mirar a todas


partes y de girar sobre sí mismo.

Jaime supuso que era por la angustia de verse encarcelado, pero


pronto se dio cuenta de que lo que le pasaba era otra cosa.

Horas después apareció por allí una ratoncita seguida de una docena de
ratoncitos chiquitines. Cuando Jaime lo vió entendió lo que pasaba.

- ¡Pobre ratón! Solo llevabas comida a tu familia. Te echaré una mano.

Jaime cogió un cuenco con cereales, lo dejó en el suelo y soltó al ratón.


El ratón cogió lo que pudo y se fue corriendo. Su familia le siguió. Jaime
también.

-Ahora que sé dónde os escondéis os traeré cereales todos los días -dijo
Jaime.

Y así lo hizo. Todos los días, Jaime iba un par de veces a dejar cereales y
otras viandas cerca de la guarida de los ratones. Por fin puede
levantarse tranquilo sabiendo que nadie le roba sus cereales.

Autor: Eva María Rodríguez

30
 Marca con una x:

1. ¿Quién era el pequeño ladrón?

2. ¿Cómo se llama el niño?

a) Jaime b) Juan

3. ¿Qué alimento se comía el ladrón?

4. ¿Quién apareció con una docena de ratoncitos?

31
 Delinea el dibujo con plumón:

32
 Colorea a tu gusto:

33
 Dibuja lo que te indica debajo de cada círculo:

Regalando tu ropa Prestando mi lápiz

SOLIDARIDAD

Ayudando a una animalito

34
35
 Lee con ayuda de tu profesora y colorea:

La madre TERESA DE CALCUTA fue una monja católica que


realizo una gran tarea humanitaria por todo el mundo.

Cuido a enfermos y amparo a los huérfanos y hambrientos. La madre


TERESA DE CALCUTA vivió para servir a los pobres y recibió el
premio Nobel de la PAZ.

36
La Princesa Diana llevaba una agenda de compromisos solidarios, y fue
conocida como la "reina de corazones".

Fue presidenta y madrina de 100 organizaciones de caridad, entre las que se

destacan el hospital de niños de Londres Great Ormond Street , especializado en

tratamiento de cáncer, el Centrepoint, una organización para los sin techo, The

National Aids Trust, de lucha contra el SIDA.Sus viajes humanitarios incluyeron

visitas a hospitales, escuelas en Angola, Australia, Bosnia, Egipto, India, Pakistán,

Argentina, y por toda Europa.

37
Su actividad solidaria se centra en ayudar los niños y niñas de Colombia
para que tanto ellos como sus padres mejoren su calidad de vida. Gracias a su
fundación más de 6.000 niños y niñas pueden ir al colegio. Además fomenta la
solidaridad, un ejemplo de ello es que protagonizó el anuncio de una empresa con
la única condición de que la institución colaborase con su causa.

38
 Lee atentamente el cuento:

Hace muchos años vivió en Siracusa,


una ciudad de la Antigua Grecia, un
inventor y matemático al que acudían
todas las personas que necesitaban
solucionar algún problema o misterio.
Se llamaba Arquímedes.

Un día, Arquímedes recibió a un


famoso arquitecto llamado Vitruvio. No
sabía que esta visita cambiaría la historia para siempre.

Vitruvio llevaba consigo una corona que había sido mandada fabricar
por el gobernador de la ciudad. El gobernador había encargado una
corona de oro puro, pero sospechaba que el orfebre le había
engañado mezclando plata con el oro.

Vitruvio entregó su corona a Arquímedes y le encargó que solucionara


el dilema y descubriera si la corona era de oro puro o si el
gobernador había sido engañado. Pero eso sí, no podía estropearla
para conseguirlo.

- ¡Pues en menudo lío me ha metido ahora el tipo este! -exclamó


Arquímedes cuando se quedó solo-. ¡A ver ahora cómo soluciono yo
este dilema! Me voy a dar un baño, a ver si me relajo un poco, que
me ha dicho por ahí un amigo filósofo que relajarse despierta la
creatividad.

Y eso hizo Arquímedes. Mientras calentaba cubos de agua y los iba


echando en la bañera, Arquímedes iba pensando en algo.

- Si me dejaran fundir la corona sería muy fácil averiguar si hay plata


o no mezclada con el oro. Porque el oro es más denso que la plata
aunque ocupen el mismo espacio. Es como el hierro y la madera. Si
cojo un cubo de madera y otro del mismo tamaño pero hecho de
hierro, los dos ocuparán el mismo espacio, pero el de hierro pesará
mucho más el de madera.

39
Y dándole vueltas al asunto se quitó la ropa y se metió en la bañera
mientras decía:
- Si yo fuera hierro me hundiría hasta el fondo.

Entonces se dio cuenta de que, según se metía en la bañera, el agua


subía.

- ¡Por todos los dioses del Olimpo! Pero, ¿qué es esto? Ahora me voy
a imaginar que soy de madera. Entonces, flotaría un poco y no
llegaría hasta abajo.

Arquímedes se levantó un poco, imaginando ser de madera. Entonces


observó que el agua bajaba un poco. Entró y salió de la bañera un
montón de veces, unas veces imaginando ser de hierro y otras de
madera. El agua siempre subía, pero en el caso del hierro, que es
más denso, el agua subía más que cuando se hacía pasar por un
trozo de madera.

- Esto tiene que ser por la densidad -pensó Arquímedes.

Entonces Arquímedes se dio cuenta de que había resuelto el misterio.


Y olvidando por completo que estaba desnudo, salió a la calle
gritando "¡eureka, eureka!", que en griego antiguo significa "lo he
encontrado".

Pero, ¿qué había encontrado Arquímedes?

El oro y la plata son como el hierro y la madera: uno pesa más que el
otro comparando dos trozos del mismo tamaño. Por lo tanto, para
comprobar si la corona era de oro o no, lo que tenía que hacer
Arquímedes era introducir en la bañera un trozo de oro equivalente al
oro que el orfebre decía haber usado para hacer la corona. Si subía el
mismo volumen de agua cuando sumergiera la corona que cuando
sumergiera el bloque de oro, significaría que el orfebre había sido
honesto. Pero si al introducir la corona subía menos agua, sería señal
de que el oro estaba mezclado con plata, que es menos densa y, por
lo tanto, levanta menos agua.

Desafortunadamente, cuando Arquímedes metió la corona en la


bañera descubrió que subía menos agua que cuando metía el bloque

40
de oro.

Cuando Arquímedes comunicó a Vitruvio su descubrimiento él le


felicitó. Acto seguido ordenó arrestar al orfebre, al que castigaron por
estafador.

Y así fue como Arquímedes pasó a la historia. A su famoso


descubrimiento le bautizaron como el Principio de Arquímedes, una
de las teorías más importantes que se aplican a la ingeniería y a la
ciencia moderna.

Autor: Eva María Rodríguez

 Responde:

1. ¿Cómo se llama el inventor y matemático?

2. ¿Cómo se llamaba el arquitecto?

41
 Marca con una x el valor que es mencionado en la lectura:

 Forma la palabra solidaridad con letras del periódico:

42
 La palabra HONESTIDAD empieza con la letra H, rodea los
dibujos que contenga la letra h y colorea los dibujos que NO
contenga dicha letra:

43
 Completa con las palabras que se encuentran en las nubes:

mentir
sincero

1. Ser ________________________________ en las relaciones.

2. No _________________________________ a mis compañeros


ni familiares.

 Colorea si eres niño o niña:

44
 Lee atentamente con ayuda de tu profesora y colorea:

45
 Escribe porque el niño está triste o alegre completando con las
vocales:

a,e,i,o,u

Está triste

Porque ……

M N T

46
Está alegre

Porque ……

D C L V RD D

 Colorea:

47
 Comprende y lee atentamente:

¿Qué significa?

48
 Pega papel crepé al contorno de la flor y colorea el tallo y las
hojas:

Al decir lo que
pienso
Haciendo las
tareas

Cuando no digo
mentiras
SOY

HONESTO
Al jugar limpio

Al devolver lo
que no es mío Al cumplir
Al comer las
todas las promesas
verdura

49
 Decora con plumones:

50
 Lee atentamente el cuento:

Mael siempre llegaba tarde a todos los sitios.


Por eso sus padres le regalaron un reloj. Mael estaba muy contento
con su reloj, que era la envidia de todos sus amigos.

-Ahora ya no volverás a llegar tarde -le decían todos.

Pero Mael seguía siendo el último en llegar. Antes todo el mundo le


regañaba, pero con reloj ya no tenía excusa, así que se enfadaban
con él. Pero daba igual, Mael seguía llegando tarde.

A Mael se le ocurrió retrasar su reloj para enseñar a todos la hora


cuando llegara, para demostrar así que no llegaba tarde. Así que,
cuando estaba a punto de llegar, Mael retrasaba el reloj a la hora que
habían quedado y lo enseñaba.

Al principio coló el truco, hasta que un día a Mael se le olvidó volver a


poner el reloj en hora en todo el día, con lo que el retraso que se
acumuló al día siguiente fue de media hora. Todo el mundo se dio
cuenta del truco y Mael se llevó un buen castigo.

Al día siguiente, con el reloj en hora, Mael volvió a llegar tarde a clase
y a todas las citas del día. Los padres de Mael llamaron a su hijo para
tener una de esas charlas serias.

-No sé por qué os enfadáis tanto conmigo -le dijo un día Mael a sus
padres-. Yo siempre salgo cinco minutos antes.

-Mael, hijo -le dijo su madre-, pero no a todos los sitios se tarda en
llegar solo cinco minutos. Al colegio, por ejemplo, tardas casi diez

51
minutos andando.

Mael puso una alarma diez minutos antes. Al principio funcionó, pero
con el tiempo Mael se fue relajando y empezó a caminar más
despacio, convencido de que llegaba a tiempo. Antes siempre iba
muy deprisa, porque se daba cuenta de que llegaba tarde. Pero
ahora.... El caso es que Mael volvió a ser el último en llegar, y encima
llegaba tarde.

Una tarde, cuando Mael llegó, se quitó el reloj y lo dejó en su mesita


de noche, como siempre, y se fue a merendar, sus padres se colaron
en su cuarto. Mael los pilló saliendo de allí, pero no dijo nada.

Al día siguiente, Mael llegó puntual a clase nadie se lo creía, ni


siquiera él. Mael también llegó puntual a todas las citas del día. Al día
siguiente pasó lo mismo, y al siguiente también.

Todo un misterio para todos, incluso para Mael, que estaba haciendo
lo mismo de siempre.

Como estaba siendo tan puntual, los padres de Mael le prepararon


una pequeña sorpresa para celebrar sus tres días seguidos de
puntualidad.

Pero en la fiesta, Mael se dio cuenta de que su reloj no marcaba la


misma hora que otros relojes que había por ahí.

-¿Qué pasa aquí? -preguntó Mael.

-Sin que te dieras cuenta -confesó su madre-, adelantamos tu reloj


cinco minutos. De esa manera, saldrías cinco minutos antes sin darte
cuenta.

-Pues ha funcionado, vaya que sí -dijo Mael.

Desde entonces, Mael lleva el reloj siempre un poco adelantado.


Aunque sabe realmente lo que pasa, no ha vuelto a llegar tarde. De
hecho, suele llegar un poco antes, porque la satisfacción de llegar
puntual le hace sentir muy bien.

Autor: Eva María Rodríguez

52
 Completa con las vocales el personaje de la lectura:

a-e-i

R _____ L ______ J
M _____ ______ L 10 49
24 10

 Colorea la respuesta correcta:

1. Mael siempre llegaba ……………………..

temprano tarde

2. Sus padres le regalaron un ……………………

juguete reloj

3. Mael se le ocurrio ………………….. su reloj

atrazar adelantar

53
 Coloca las horas en las que realizas tus actividades:

levantarme Ir a la escuela

Dormir
Almorzar

Hacer las
Cenar
tareas

54
 Corta y elabora tu reloj en una cartulina:

55
 Ordena las letras y encuentra el nombre del instrumento de
tiempo que nos ayuda a ser puntuales:

J R L E O

 Colorea a tu reloj:

56
 Leemos y completamos la lectura:

 Colorea el valor que significa llegar temprano:

57
 Completa las oraciones con la palabra PUNTUALIDAD:

La es respetar mi turno en una cita médica.

La es llegar temprano a mis clases.

La es presentar las tareas a tiempo.

 Repasa por los puntitos debajo de la viñeta:

58
59
 Observa el cuadro y ubica rápidamente los dibujos en su
casillero:

60
 Luego encierra la palabra correcta que corresponde a la relación
número - letra:

reloj- puerta

gallo - elefante

Haciendo la tarea – planchando la ropa

Sol - tenedor

Durmiendo – lapicero

luna - mesa

almorzando - espejo

Yendo al colegio - refrigeradora

levantándose - bañándose

leyendo - bailando

61
 Dibuja una si eres puntual y una cara si no has sido
puntual durante todo el mes:

Asistencia del mes de …………………………………..

Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes

 Dibuja cuando llegas temprano a la escuela:

62
 Lee atentamente el cuento:

Ernesto llegó una tarde a clase muy


preocupado. A su clase había llegado un
niño enorme y tenía mucho miedo.

-Mamá, no quiero ir a clase. El niño


nuevo es muy grande y me da miedo.
Parece un gigante de los de los cuentos.

-Pero, ¿por qué no va a clase con los de


su edad? -preguntó mamá.

-Porque tiene seis años, como nosotros -


dijo Ernesto-. Pero es muy grande,
mamá, incluso más que los mayores de
sexto.

-No te preocupes, que seguro que no pasa nada -dijo mamá.

Al día siguiente, Ernesto volvió al cole, pero ni se acercó al niño nuevo.


En realidad, nadie se acercaba a él.

Pasaron los días y los niños empezaron a perderle un poco el miedo, al


ver que no hacía nada a nadie. Pero seguían sin acercarse. Así que el
niño grande estaba siempre solo, siempre triste.

Todos los días, al salir de clase, todos los niños pasaban delante de un
parque de camino a sus casas. Un día, había allí un grupo de muchachos
con ganas de meterse con niños pequeños. Pero cuando vieron al niño
grande, tan solo y tan triste, pensaron que sería mucho más divertido
meterse con él.

Durante días, los chicos del parque insultaron y zarandearon al niño


grande, le tiraron bolas de papel y le lanzaron globos de agua. El niño
grande corría todo lo que podía mientras los demás lo miraban con
pena.

Pero un día, hartos ya de que el niño grande no reaccionara, los


muchachos que iban por el parque decidieron pasar de él y buscar otra

63
diversión.

Ese día al niño grande le extrañó que nadie le tirara nada ni que se
pusiera en medio de su camino. Ya casi había salido del parque cuando
empezó a escuchar gritos y llantos tras él.

El niño grande se dio la vuelta y vio cómo los muchachos que antes se
metían con él estaban jugando con unas pequeñas mochilas mientras
unos niños pequeños intentaban recuperarlas.

Sin pensarlo dos veces, el niño grande echó a correr hacia ellos. Cuando
los muchachos lo vieron llegar dejaron todo salieron corriendo. Tal fue el
miedo que les dio ver correr con cara de furia a aquel muchacho tan
grande.

Desde ese día, todos los niños quieren estar con el niño grande, pues
con él se sienten seguros. Todos están muy arrepentidos por no haberle
hecho caso y no haberle defendido, pero al niño grande no le importa.
Lo único que le interesa es demostrar que pueden confiar en él.

-Hola, Ernesto -dijo mamá--¿Qué tal con el niño nuevo, ese tan grande
que te daba tanto miedo?

-Resulta que es un chico genial, mamá -dijo Ernesto. Y le contó toda la


historia.

-Parece que tu nuevo compañero no solo tiene un gran cuerpo, sino que
también posee un gran corazón.

Autor: Eva María Rodríguez

64
 Aparea cada personaje con su nombre:

mamá

Niño nuevo

Ernesto

 Colorea como se siente el niño cada vez que va al colegio:

65
 Escribe La palabra AMISTAD con bolitas de papel crepé:

66
 Escribe el nombre de tus amigos del aula:

1. _________________ 11. _________________

2. _________________ 12. _________________

3. _________________ 13. _________________

4. _________________ 14. _________________

5. _________________ 15. _________________

6. _________________ 16. _________________

7. _________________ 17. _________________

8. _________________ 18. _________________

9. _________________ 19. ________________

10. _________________ 20. ________________

 ¿Cómo se llama tu mejor amigo?:

 ¿Cómo se llama tu mejor amiga?:

67
 Recorta el diploma de la AMISTAD y entrégale a tu mejor amigo o
amiga:

------------------------------------------------------------------------------

68
 Busca el nombre de cada animal:

69
 Dibuja el significado de la adivinanza:

70
 Pega la foto de tu mascota:

71
 Canta la siguiente canción:

72
 Colorea a Jesús y sus amigos:

 Repasa con colores:

73
 Lee atentamente el cuento:

El Bosque de la Alegría es un bosque


lleno de flores de Pascua que son las
flores de la Navidad, con sus hojas rojas
y sus tallos verdes y brillantes inundan
todos los caminos y los llenan de vida.
Los animales están muy emocionados
porque la Navidad está a punto de
llegar: solo quedan unos días.

En este bosque las fiestas solo se


celebran si todos están unidos sin que
nadie se quede solo. Para la organización de la fiesta cada uno tiene sus
deberes. El águila es el encargado de preparar un discurso para todos,
las ardillas de hacer
unas sabrosas empanadillas de bonito y verduras, el oso llevará ricos
turrones, los sapos se han preparado una canción con su croac-croac
sonoro, los monitos llevarán un pastel de carne muy jugoso… y así el
resto de habitantes
del bosque, serpientes, loros, zorros…

El 25 de diciembre llegó y todos acudieron a la cena muy guapos, con


sus lazos en la cabeza, sus pelos bien repeinados y sus patitas limpias.
El bosque de la alegría está de fiesta. El águila presentó la ceremonia y
todos los
animales escuchaban atentos. Cuando el águila acabó su discurso, el
elefante pidió la palabra y todos miraron hacía él. ¿Qué sucedía? ¿Se
había enfadado el elefante?

- Hola chicos. Esto me da mucha vergüenza. Ya sabéis que soy muy


tímido. Os he traído para todos una pizarra hecha con piedras de la
laguna donde me gustaría que escribierais un mensaje para todos y
poder unirlos. El pájaro Carl pasará por las mesas y así podremos dejar
un mensaje de agradecimiento.

Todos los animales aplaudieron, pues les pareció muy buena idea.
Cuando acabaron de cenar todos dedicaron unos minutos para escribir
los mensajes y cuando todos acabaron el elefante pidió que cada uno de

74
ellos saliera a leer lo que
había escrito. Fue un momento maravilloso. Unos agradecían cuando
otro animalito le había dejado su cueva una semana de tormentas para
poder dormir. Oro escribía sobre el futuro y cómo tenían que cuidar
entre todos el
bosque para que siguiera siendo verde y sano. Otras, como las
hormigas, agradecían al resto de animales que las tuvieran en cuenta a
pesar de su tamaño. El leopardo pedía el deseo de que el bosque de la
alegría siguiera
siendo tan divertido y nunca llegaran a conocer a la tristeza y así hasta
que al final del todo el elefante sacó su pizarra y solo se leía AYUDAR.

- ¿A qué te refieres? ¿Qué necesitas? – preguntó preocupada Juana la


Jirafa.

- No necesito ahora mismo nada Juana, solo recordaros que con esta
palabra nunca nos faltará de nada y seguiremos alegres y felices.
Ayudarnos los unos a los otros.

Antes de que pudiera acabar todos aplaudían al elefante y se abrazaban


disfrutando la llegada de la Navidad y con el compromiso del año que
viene seguir ayudándose los unos a los otros.

Autor: Silvia García

75
 Colorea el animal que participan en la lectura:

 Completa con los deberes que cada animal tiene que desarrollar
en la fiesta del 25:

a- e - i -o - u

águila = D _____ S C _____ R S _____

ardillas = _____ M P _____ N _____ D _____

oso = T _____ R R _____ N _____ S

sapos = C _____ N C _____ _____ N

Monitos = P _____ S T _____ L D _____ C _____ R N _____

76
 Descubre y colorea las letras para formar una palabra mágica:

La palabra descubierta es

A M

C W Ñ I

G P R T A F

………………………………………………….

 Busca letras en las revistas o periódicos y pégalos dentro del


recuadro, luego forma la palabra GRACIAS

77
 Busca letras en las revistas o periódicos y pégalos dentro del
recuadro, luego forma la palabra POR FAVOR:

78
 Colorea el sombrero donde dice POR FAVOR y GRACIAS:

79
 Decora la tarjeta a tu gusto:

80
 Lee atentamente y colorea las imágenes:

 Recorta y arma el organigrama visual:

------------------------------------------------------------------------------

81
82
 Encierra las palabras que demuestran EDUCACION al recibir algo:

¡Dame!
¡Toma!
¡Tráeme!
¡Auxilio!
¡Te acordaste!
¡Gracias!
¡Muchas gracias!
¡Bien!
¡Ya lo recibí!
¡ok! 83
 Decora la palabra GRACIAS:

GRACIAS

84
 Lee atentamente el cuento:

Érase una vez una reina que dio a luz a un


niño muy feo con un copete de pelo sobre la
frente. La reina comenzó a llorar en cuanto lo
vio, pero un hada que estaba presente en el
momento de su alumbramiento le dijo:

- No os preocupéis majestad, porque será un


niño muy inteligente y además tendrá el don
de poder hacer inteligente a la persona de la
que se enamore.

Al oír sus palabras la reina se consoló un poco, y lo cierto es que con el


tiempo, el pequeño demostró sobradamente su inteligencia. Riquete el
del Copete, pues así lo llamaba todo el mundo, acabó convirtiéndose en
un joven locuaz e ingenioso del que todo el mundo quedaba encantado.

Pasados siete u ocho años la reina de un reino vecino dio a luz a dos
niñas. Al ver a la primera, bellísima, la reina se puso muy contenta, pero
pronto el hada que había estado presente durante el nacimiento de
Riquete el del Copete no tardó en advertirla de que la princesa sería tan
hermosa como estúpida. La Reina se entristeció cuando oyó esto, pero lo
hizo aún más cuando vio que la segunda niña a la que acababa de dar a
luz era terriblemente fea.

- Tranquila majestad, vuestra hija tendrá tanta inteligencia como


fealdad.
- Pero, ¿y qué ocurrirá con la mayor? ¿No podríais darle algo de
inteligencia?
- Lo siento mucho, todo lo que puedo hacer es concederle el don de
convertir hermosa a la persona de la que se enamore.

Pasaron los años, y con ellos las virtudes, pero también los defectos de
las dos princesas se acentuaban más y más. Al verlas a las dos todo el
mundo se acercaba a la mayor para admirarla, pero en seguida perdían
el interés cuando la oían decir tonterías constantemente. De modo que
la pequeña acababa captando todo el interés gracias a su interesante
conversación.

85
La princesa mayor se sentía tremendamente sola y por eso un día
decidió ir al bosque a llorar en soledad. Allí se encontró con un
hombrecillo muy feo. Se trataba del príncipe Riquete el del Copete, que
había venido en su busca desde muy lejos pues estaba enamorado de su
belleza.

- No entiendo que hace llorando una criatura tan bella como vos.
- Preferiría ser tan fea como vos y tener inteligencia en lugar de ser tan
bella y tan tonta.
- Señora, si esa es la causa de todos vuestros males creo que podré
ponerle fin.
- ¿Ah sí? ¿Cómo?
- Tengo el don de hacer inteligente a la persona a la que más ame, y esa
sois vos, así que sólo tenéis que casaros conmigo…

La princesa no supo que decir, pero rápidamente Riquete el del Copete


añadió:
- No os preocupéis, no tenéis que responderme ahora. Podéis tomaros
un tiempo para pensarlo.

Al cabo de un tiempo la princesa, que estaba deseando tener


inteligencia, dijo a Riquete el del Copete que se comprometía a casarse
con él dentro de un año.

Desde ese mismo instante algo cambió en la princesa. Podía expresarse


fácilmente y lo hacía con gran corrección y exquisitos modales. Cuando
volvió al palacio todo el mundo quedó maravillado ante el cambio tan
extraordinario que había experimentado y no tardaron en llegar
príncipes de reinos vecinos que buscaban conquistar su corazón.

Llegó uno rico y apuesto y aunque le gustó desde el primer momento


decidió ir a pensar al bosque. Allí se encontró con un grupo numeroso de
cocineros que preparaban un gran banquete.

Pero cuando preguntó para quien trabajaban le respondieron que para la


boda del príncipe Riquete el del Copete que se celebraba al día siguiente.
¡La princesa lo había olvidado por completo al volverse inteligente y
olvidar todas sus tonterías!

En ese momento el príncipe Riquete el del Copete apareció por allí.

- Disculpadme pero creo que no voy a poder corresponderos como vos

86
esperáis.
- ¿Por qué? ¿Qué ha ocurrido? ¿Hay algo en mi que no sea mi fealdad y
no os guste?
- No no lo hay. Sois un hombre inteligente, bueno y educado
- Entonces está en vuestra mano convertirme en el hombre más bello de
entre todos los hombres.
- ¿En mi mano? - dijo la princesa sorprendida
- La misma hada que me concedió el don de hacer inteligente a quien
amase os concedió a vos al nacer el don de hacer hermosa a la persona
a quien amáseis.
- Nada me gustaría más. Deseo con todo mi corazón que os convirtáis
en el príncipe más hermoso y agradable del mundo.

Y en cuanto la princesa pronunció estas palabras Riquete el del Copete


se convirtió en el hombre mejor plantado y más agradable que jamás
había conocido.

Hay quien dice que nada tuvo que ver el hada y que todo fue fruto del
amor de la princesa, que fue capaz de hacerle ver todas las cualidades
buenas de su amante por encima de la fealdad de su rostro y de su
cuerpo.

Autor: Charles Perrault

87
 Con ayuda de tu profesora coloca el inicio del nombre de cada
dibujo y encontrarás el nombre del príncipe:

88
 Une los números y encontrarás el animal donde se traslada el
príncipe:

89
 Colorea las hojas de los sentimientos que nos unen a los demás,
colorea el tronco del árbol:

90
 Colorea de forma libre la palabra LOVE:

91
92
 Lee atentamente cuento del Señor Samaritano y coloréalo:
 Luego recorta los dibujos:

93
 Pega los dibujos en el orden correspondiente:

94
 Pintamos cada camino siguiendo a cada personaje, para descubrir
quién de todos actuó como prójimo del hombre que necesitaba
ayuda:

95
 Recorta, colorea y arma el triángulo de la navidad:

96
 Colorea el dibujo:

97
 Ayuda a que Pedro llegue donde Dios:

98
 Pega la foto de tu bautizo:

99
100
101
102
103
104
105
106
107
108
109