Está en la página 1de 6

1

"Dio, no importa lo que suceda, vive de manera noble y orgullosa. Si lo


haces, seguramente podrás ir al cielo".

¿Me pregunto si mi madre, quien siempre solía decirme eso, logro ir al


cielo al final? Aunque ella vivió en la parte baja de la sociedad, ella vivió con un
orgullo que nunca perdió en todo el curso de su vida. Pero mientras eso haya sido
cierto, ser así, específicamente comportarse así, no porque ella era así, no creo que
ella haya logrado el boleto para ir al cielo.

No lo creo.

Ella era nombre, orgullosa, al igual que pura, correcta y hermosa, de hecho,
casi una diosa, pero al mismo tiempo era una tonta mujer sin esperanzas.
Odio esa estupidez irremediable.
Como esto, por ejemplo:

Mientras éramos tan pobres, solíamos preocuparnos sobre la comida de ese


día… Mientras que tanto ella como yo, su hijo, estábamos en un ambiente donde
sufrimos el hecho de tener el estomago vacio, ella compartió la miserable suma de
dinero que había obtenido trabajando con los niños hambrientos del barrio.

Y no era solo con los niños, con la gente anciana, incluso animales. Ella era
caritativa y bendecía a esos “debiluchos”, como si fuese su deber. Esa palabra
"Amabilidad". Ella haría lo posible para darla libremente a aquellos a su alrededor.
¿Que era aquello sino algo estúpido?
Uno no puede hacer nada más que detestarlo.

El estilo de vida donde ella misma se ponía (al igual que a su familia)
ciertamente era noble y orgulloso, pero en un pueblo marginal, no había quien
valorara esa nobleza orgullosa.

Dependiendo del lugar, como donde vivía la familia Joestar, esa clase de
pueblo idílico, dicho carácter habría sido reconocido de manera razonable... pero en
ese pueblo era peor que una alcantarilla, para ser honesto, ella era el hazmerreir.

Los niños que estaban a su cuidado al igual que la gente anciana, todos se
reían de mi madre.
Ellos rugían de la risa como si fueran espectadores de una broma
exageradamente entretenida siendo repetida una y otra vez.
Y cuando escuchaba esa risa. No me sentía realmente con muchos ánimos.
Tenían toda la razón, pensé. Lo pensé tanto que quise reír junto con ellos…
mi ira hacia mi madre tomo tal precedencia, por supuesto, no lo hice. Pero llegué al
grado en el que sentí que lo haría.

Mi madre era tonta.


Irremediablemente tonta.

Ser así puede, como ustedes esperarían, ser el hijo de una madre de la cual
se burlaban, algunas veces era menospreciado. Y no podía dejar que esa gente que se
burlaba de mi madre se saliera con la suya, pero cuando lo hacía, mi madre me
castigaba.
En vez de aquellos que se burlaban de ella, ella me reprendía por enfurecerme.
"No debes hacer eso, Dio. No debes vivir confiando en la violencia de esa
forma. Si cometes tales actos, no iras al cielo."
Pensándolo bien, esa era su frase favorita. Las palabras en sí mismas tienen
significados concretos. Quizás eran como un encantamiento.

Simplemente diciendo tales cosas dejaron una fuerte impresión en mi. Solo
necesitaba decir la palabra "cielo" y sentía como si ella pudiera ser salvada… tuve
que pensar en eso, porque de otra forma los sentimientos de esa mujer eran
completamente incomprensibles para mí.
No, incluso si pensaba comprenderlo, ella era indudablemente imposible de entender,
pero... pensándolo ahora, siento que probablemente trajo una luz razonable en su
vida, la cual solía ser motivo de burlas.
Pero como sea, ella, mi madre, tomo cada oportunidad para decirme eso
cuando era un niño pequeño.

Si haces esto, puedes ir al cielo.


Si haces aquello, no podrás ir al cielo.
Cielo, cielo, cielo.

Y cada vez, eso me enfurecía… mi mentalidad infantil aprendió a


enfurecerse severamente. Pensé en ello como palabras irracionales.
No podía perdonar a mi madre.

Es por eso cuando veía al ebrio de mi padre cometer sus actos violentos en
contra de ella, de hecho me hacía sentir aliviado. "Eso te mereces" pensaba.
Pensándolo ahora, parece algo tonto pero.... cuando era niño, me agradaba
mucho más mi padre que mi madre. Sentía que el pobretón, insignificante y
desesperanzado de mi padre era mucho mejor que mi noble y orgullosa madre.
Si mi madre era "caritativa" o quizás "una donante", entonces podía pensar que mi
padre era un "sustractor".
Pensando en mi relación con la Familia Joestar, una conexión destinada a
sobrevivir más de 100 años, este hábito de robar puede haber sido impetuoso..... Lo
que el "sustrajo" de George Joestar fue la causa.

Nunca lo vi trabajar.
Nunca vi que se ganara algo por sí mismo.

Aunque las apuestas, y actos de extorsión, el "sustrajo" dinero y comida de


las personas del pueblo… él nunca "consiguió", solo "sustrajo". Siempre hacía eso.
La manera en que vivió su vida hasta su muerte era todo lo opuesto a mi madre.
Y en el pueblo, mi padre era quien era el correcto. La forma de vida de mi padre fue
honesta y correcta.
Al final, pensé que la forma en que mi padre vivió, tan desinhibida y sagaz era
genial. No diría que buscaba ser como él, sino que lo respetaba.
Realmente parece una tontería mirar hacia atrás ahora, pero... yo no estaba en mis
sentidos, pero pensaba en su forma en que vivir como muy habilidosa. Siempre
tomando lo que era de los débiles. Y en respuesta a la necesidad, o incluso sin la
necesidad, pisotearía a otras personas. Para mí, un niño aún inocente, no podía ser el
“más fuerte”.

Yo lo observaba.
Era fuerte, con estilo y genial.
En ese agujero destartalado de pueblo, a sabiendas de que mi padre era
como la persona más grande de mi vida, y mi único orgullo.

Pero mi madre lo repudiaba.


Ella lo criticaba francamente.
"Querido, por favor, deja de hacer eso. Vamos a devolver todo el dinero
que robaste. No debes hacer estas cosas. Si haces este tipo de cosas, no serás capaz
de ir a cielo".

Cada vez que ella decía eso, ella era golpeada.


Una estúpida mujer golpeada por su estupidez.
Cuando se desplomaba, él la pateaba violentamente y le lanzaba botellas de
licor.
Sólo me enteré más tarde, pero el pequeño hermano o hermana que podría
venir a acompañarme se perdió en aquella violencia, al parecer.
Es una historia cruel. Es una historia cruel, ¿no es así? Sin duda lo es.
Pero entre esa violencia diaria, fue franca hasta el final.
En esa vida en el peldaño más bajo de la sociedad, en ese ambiente terrible,
hablaba de la justicia, la ética y la moral. Ella practicaba con pasión las cosas que no
servían para nada, como si fueran tesoros.

Me gustaría que sólo hubiera cerrado la boca.


Por lo menos, me gustaría que hubiera pasado por alto las acciones de mi
padre… si hubiera hecho eso, al menos, hubiera escapado de esa violencia.

No. Cuando pienso en mi padre, en sus delirios borrachos, probablemente


no podías escapar por completo sin importar lo que hicieras... Pero cuando yo era un
niño, en un intento de hacerlo, me quedaba tranquilo y me alejaba de él cuando
bebía, y eso reducía al mínimo la cantidad de daño que recibía.

Un niño podía darse cuenta de eso, pero ella nunca lo hizo. Todo lo
contrario.
Cuando mi padre bebía mucho y se emborrachaba hasta irse de espaldas, ella
protestaba.

"No bebas demasiado licor. "

Y cosas similares.
Ella decía cosas obvias como eso.

Terminaba golpeada por decir cosas como esas… ¿Qué se iba a ganar
exactamente al decir cosas como esa? Si piensas en ello, debe ser fácil averiguarlo.
Al verla tratar de hablar con mi padre a pesar de que ella no hacía nada para
defenderse de ser golpeada no podría expresarse como otra cosa más que
humorística.

Es extraño.
No puedo dejar de cuestionármelo.
Incluso si ella no podía escapar de la burla, debería por lo menos haber sido
capaz de escapar de la violencia... Así que, ¿por qué no lo hizo?
Es como yo pensaba, ¿era simplemente una tonta? ¿No era inteligente?
¿Era mi madre realmente un idiota sin esperanza?
Eso está mal.
Ahora que han pasado de cien años, sé que está mal.
Ahora que conozco el tan nombrado mundo exterior y el mundo siguiente a
ese.

Es cierto que mi madre, al menos, tenía inteligencia y educación…Incluso


cuando en esta condición de pobreza no podía ir a la escuela a menudo, quien me
enseñó varias cosas en lugar de un maestro, no era otro más que ella.
Es porque tuve esa educación básica que pude vivir con tal determinación
más tarde. Nunca le di las gracias a mi madre mientras estaba viva, aunque… no
pensaba que esa “educación” pudiera haber servido para algún propósito, pero de no
ser por ella, dudo seriamente poder haber vivido en esa refinada residencia Joestar.
Nunca me preocupé por el linaje de mi madre, pero cuando investigué,
descubrí que esa mujer pudo haber provenido de las altas esferas de la sociedad.
Si se me permite decir algo prejuicioso, ese refinamiento, dignidad y la
piedad suyos no eran al menos nacidos de la pobreza... Debieron haber sido cosas
nacidas de una vida de lujo. ¿Pero por qué tal mujer se casaría con ese hombre o por
qué cayó en este pueblo miserable? No puedo llamarlo nada más que misterios.
Hablando de eso, mi padre me dijo una vez algo mientras estaba ebrio.
Algo sobre fugarse con mi madre. Y, "¿Cómo es eso de por amor y romance? " y
otras tonterías inútiles así... lo ignoré como cualquier inconsistencia de borracho,
pero no sé si realmente era cierto o no. Lo ignoré ya que parecía una historia
increíblemente difícil de tragar, pero aunque no puedo confirmarlo como una verdad,
puede no haber sido una tontería tampoco.
Tal vez ese padre mío dijo algo verdadero... Aunque no hay manera de
saberlo.

"Dio, no culpes a tu padre. Tu padre es realmente una buena persona.


Simplemente no debería beber. Si sólo dejara de beber, estoy seguro de que tu padre
trabajaría diligentemente."

Ahora bien, esto era una tontería, pensé. Mi madre me decía esas cosas con
una mirada seria en su rostro... me costó toda mi energía no gritar en contra de eso.
Quería preguntarle cómo alguien podía ser tan ingenuo.

¿Es realmente una buena persona?


¿Si tan sólo deja de beber?
¿Cómo o por dónde lo miras, o en qué modo tratas de explicarlo para poder
pensar de esa manera…? Todo lo que pude pensar era que mi madre había perdido
la cordura por ser golpeada tantas veces.
Uno asumiría que, al menos eran una pareja concordante. Pero en verdad,
no importa cómo lo veas, eran una pareja increíblemente dispareja.
A pesar de vivir como la esposa de ese padre de mala vida, para mi madre
quien hizo de hacer el bien un principio… que anhelaba ir al cielo, debe haber sido
equivalente a la tortura.
O tal vez para ella, eso era lo más "caritativo" que podía hacer.

Tal vez pensó que acercarse a ese padre mío, permanecer casada con él para
toda la vida, era una misión que otorgada por Dios. Algo por ese estilo
Es una hipótesis audaz de la que no tengo base, pero a menos que piense
que fue algo como eso, realmente no puedo entenderlo.
Su vida era demasiado incomprensible.

Ella era el hazmerreír del pueblo, pero aún así trató de ayudarlos.
Fue golpeada hasta sangrar, pero aún así trató de servir a ese padre mío.
Todos los días, trabajaba al borde del colapso. Y como era de esperarse, un
día ella realmente colapsó y falleció, en serio no logro entenderla.

Al final, ¿me pregunto si fue al cielo?


No creo lo haya hecho.
Seguramente, no pudo ir a ninguna parte.

Ella no tenía ningún lugar a donde llegar ni a donde regresar.