Está en la página 1de 67

INTRODUCCION A LA

BIBLIA

TOMO 1
ASPECTOS INTRODUCTORIOS

VICTOR H. VENEGAS
INTRODUCCIÓN A
LA BIBLIA

INTRODUCCIÓN GENERAL

TOMO 1
ASPECTOS INTRODUCTORIOS

POR
VÍCTOR H. VENEGAS
Digitado por

Ruth Venegas B.

SECABIP
(Seminario de Capacitación Bíblica Permanente)

Página 1 de 66
INDICE Página

Introducción (Importancia del tema)…………………….. 3 - 4


1-Beneficios del Estudio de la Biblia……………………… 7 - 12
2-Opiniones de personajes célebres sobre la Biblia……… 13 - 16
3-Evidencias de la inspiración divina de la Biblia……….. 17 - 21
4-El término Biblia y otros………………………………… 22 - 23
5-Otros títulos dados a la Biblia por las propias
Escrituras………………………………………………….. 24 - 25
6-El personaje central de la Biblia (Jesucristo)…………. 26 – 50
7-El propósito de la Biblia………………………………… 51- 56
8-Los términos Antiguo Testamento y Nuevo
Testamento………………………………………………… 57 – 61
Bibliografía………………………………………………… 62 - 64

Página 2 de 66
INTRODUCCIÓN

1. IMPORTANCIA DEL TEMA.

El conocimiento general de las Escrituras (origen, propósito, forma


y otros aspectos) son determinantes en el aprovechamiento del
estudio de la Biblia; el manejo general de éstos elementos básicos es
indispensable para que el propósito por el cual fue escrita halle
cumplimiento en sus lectores. Una información, por lo menos básica
en ésta área, hará que el estudio de la Biblia no sólo sea lo más
provechoso posible para el crecimiento personal de la vida espiritual
del creyente, sino que le capacitará para acercarse a ella con la
actitud y las herramientas básicas para su correcta interpretación,
aun cuando luego sea necesario que el estudiante profundice su
estudio por áreas para un máximo aprovechamiento.

2. OBJETIVO A ALCANZAR.

El propósito de éste estudio es que el estudiante al concluirlo


conozca para su correspondiente aplicación práctica:

I. El origen divino de las Sagradas Escrituras.


II. Los beneficios personales y colectivos de su estudio.
III.Los libros que la componen (autor, fecha, tema
central, época que abarca el libro)
IV. Los métodos de estudio para su máximo
aprovechamiento.

Página 3 de 66
Al terminar el curso el estudiante estará en capacidad de:

A. Responder a las objeciones básicas contra la inspiración


divina de la biblia.
B. Explicar a satisfacción, por qué las versiones protestantes no
ecuménicas tienen menos libros que las versiones católicas.
C. Reconocer cuáles son los códices y manuscritos bíblicos
más confiables y por qué.
D. Emplear diferentes métodos de estudio bíblico en su
crecimiento personal y en el cumplimiento de su misión al
predicar la Palabra de Dios a otros.
E. Repetir de memoria los alfabetos hebreo y griego.
F. Utilizar correctamente las concordancias bíblicas en
español, en hebreo y en griego.
G. Dar un uso apropiado a los léxicos y diccionarios bíblicos
en español, en hebreo y en griego.
H. Utilizar el programa de Sword en su estudio personal de la
Biblia.
I. Hacer un sabio uso de los comentarios bíblicos.
J. Extraer el mayor provecho de herramientas de estudio
bíblico tales como: historia, geografía, biografías,
cronología, arqueología, exégesis, armonías y otras.

Página 4 de 66
INDICE GENERAL DEL
CONTENIDO

Volumen 1 ASPECTOS INTRODUCTORIOS


1. Beneficios del estudio de la biblia.
2. Opiniones de personajes célebres respecto a la Biblia.
3. Evidencias de la inspiración divina de la biblia.
4. El término BIBLIA.
5. Títulos dados por las propias Escrituras a la Biblia.
6. CRISTO, el tema central de la biblia.
7. El propósito de la biblia.
8. Los términos Antiguo y Nuevo Testamento.

Volumen 2
Los Libros Apócrifos

Volumen 3
Los libros del Antiguo Testamento.

Volumen 4
Los libros del Nuevo Testamento.

Volumen 5
1. Los idiomas originales de la biblia.
2. El texto del Antiguo Testamento.
3. Los Masoretas y el Antiguo Testamento.
4. El texto del Nuevo Testamento
5. La división de la Biblia en capítulos y versículos.
6. Algunos métodos para el estudio de la biblia.
7. El uso de herramientas para el estudio de la biblia.

Página 5 de 66
(Concordancias, diccionarios, léxicos, geografías, armonías,
etc.).
8. El periodo Intertestamentario.
9. Abreviaturas y explicación de la forma de citar la
bibliografía en éste curso.

Página 6 de 66
1. BENEFICIOS DEL ESTUDIO DE LA BIBLIA.

En una época como la nuestra, absorbida por el trajín diario, la crisis


económica, la incertidumbre mundial, el acelerado cambio
climático, el constante crecimiento de fenómenos naturales con sus
correspondientes desastres mundiales, y la cada vez menos posible
paz mundial, ¿en qué puede ayudarnos el estudio de la biblia
personal y colectivamente? ¿Es acaso que el estudio de la Biblia es
un intento fallido más en la búsqueda insaciable de la realización
del ser humano? ¿Hay en su estudio concienzudo algo que realmente
amerite dedicarle tiempo de calidad? ¿Será la aplicación de los
principios bíblicos la solución a la crisis existencial de la
humanidad? ¿Qué hay en ella que no hay en otros libros o fuentes
de información? ¿Qué la hace diferente de las demás obras
literarias? ¿Es productivo el tiempo dedicado a su estudio? ¿En qué
nos beneficia?
A continuación algunas declaraciones en torno al beneficio del
estudio de la Biblia, provenientes de ella misma.

1. Produce prosperidad espiritual

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni


estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se
ha sentado. Sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su
ley medita de día y de noche, será como árbol plantado junto a
corrientes de aguas, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no cae;
y todo lo que hace prosperará. Sal. 1:1-3

Página 7 de 66
2. Fortalece la voluntad contra el pecado.

En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.


Sal. 119:11

3. Proporciona sabiduría.

Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus


mandamientos, porque siempre están conmigo. Sal. 119:98

Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo


de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las
Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la
salvación por la fe en Cristo Jesús. 2 Tim.3: 14,15

4. Produce gozo y alegría.

Por heredad he tomado tus Testimonios para siempre, porque son


el gozo de mi corazón. Sal.119:111

Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue


por gozo y por alegría de mi corazón, porque tu nombre se invocó
sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos. Jer. 15:16

5. Produce crecimiento en el conocimiento de la verdad, para no ser


engañados.

Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera


de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para
engañar emplean con astucia las artimañas del error, si no que

Página 8 de 66
siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es
la cabeza, esto es, Cristo. Efe. 4: 14,15

6. Conduce hacia la salvación.

Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia,


recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede
salvar nuestras almas. Sant. 1:21

7. Produce fe.

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.


Rom. 10:17

8. Protege contra las asechanzas del mal.

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos
los dardos de fuego del maligno.

Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del espíritu, que es


la palabra de Dios. Efe. 6:16,17

9. Alumbra el camino.

Lámpara es a mis pies tu palabra


Y lumbrera a mi camino.
Sal. 119:105

Página 9 de 66
10. Produce el nacimiento espiritual.

Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de


incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece
para siempre. 1 Ped. 1:23

11. Oírla y creerla lleva a la vida eterna.

De Cierto, de Cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al


que me envió, Tiene vida eterna; y no vendrá una condenación,
mas ha Pasado de muerte a vida. Jn 5:24

Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes


palabras de vida eterna. Jn. 6:68

12. Guardarla libra de la muerte eterna.

De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra,


nunca verá muerte. Jn. 8:51

13. Limpia la vida de quien la obedece.

Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.


Jn. 15:3

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.


Sal.119:9

Página 10 de 66
14. En el que la guarda se perfecciona el amor de Dios.

Pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor


de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en
él. 1 Jn.2:5

15. Expande el entendimiento.

La exposición de tus Palabras alumbra; hace un entender los


simples. Sal.119:130

16. Tenerla equivale a tener la verdad.

La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tu


justicia. Sal.119:160

Santifícalos en tu verdad; Tu palabra es verdad. Jn. 17:17

La biblia contiene todos los principios que los hombres


necesitan comprender, a fin de prepararse para esta vida, o para
la venidera. Estos principios pueden ser comprendidos por
todos. Nadie que tenga disposición para apreciar su enseñanza
puede leer un solo pasaje de la Biblia sin obtener de él algún
pensamiento útil. (1/119)

Su estudio es

El estudio más elevado que puede emprender el hombre. Aviva


la mente y eleva el alma como ningún otro estudio podría
hacerlo. (1/122)

Página 11 de 66
En la palabra de Dios está la energía creadora que llamó los
mundos a la existencia. Esta palabra imparte poder, engendra
vida. Cada orden es una promesa, aceptada por la voluntad,
recibida en el alma, trae consigo la vida del ser infinito.
Transforma la naturaleza y vuelve a crear el alma a imagen de
Dios. (1/122)

No hay nada que esté mejor calculado para vivificar la mente y


fortalecer el intelecto que el estudio de la palabra de Dios.
Ningún otro libro es tan potente para elevar los pensamientos y
dar vigor a las facultades, como las amplias y ennoblecedoras
verdades de la Biblia. (2/233)

Página 12 de 66
2. OPINIONES DE PERSONAJES CELEBRES SOBRE LA
BIBLIA. (3/12-14)

Al ocuparme en la lectura bíblica, uso mi tiempo muy bien.


Acepte usted todo lo que pueda entender de éste libro por
medio de su razón y después tome el resto por fe. Haciendo
esto será mejor hombre mientras viva y al llegar a la hora de su
muerte. Creo que la biblia es el mejor regalo que Dios ha dado
al hombre. Todo el bien que el Salvador del mundo nos
proporcionó se nos comunica en éste libro y si no fuera por él,
no sabríamos la diferencia entre el bien y el mal. Toda cosa
provechosa al hombre se contiene en la Biblia (Abraham
Lincoln, presidente norteamericano del siglo XIX).

La Biblia es la enseñanza más pura que se ha registrado con


letras humanas… es la mejor pieza literaria que haya salido de
la pluma del hombre. (Tomás Carlyle, historiador escocés del
siglo XIX).

He pasado setenta años de mi vida estudiando aquel libro con


el fin de satisfacer mi corazón; es la Palabra de Dios. La
Biblia, obviamente tiene un origen muy especial, que la
distingue mucho de todos los competidores. Creo firmemente
que este libro es la roca inconmovible de las Sagradas
Escrituras y estoy dispuesto a arriesgar mi vida por esta
verdad. (Guillermo E. Gladstone, primer ministro británico del
siglo XIX).

Página 13 de 66
La biblia posee más evidencias acerca de su autenticidad que
cualquier historia profana (Sir Isaac Newton, físico inglés del
siglo XVIII).

La Biblia no es un libro común y corriente, sino una creatura


viviente, que tiene un poder único que conquista a todo el que
se opone. (Napoleón Bonaparte, Emperador francés del siglo
XIX).

Creo que el conocimiento bíblico sin carrera universitaria es


más deseable que la carrera universitaria sin el conocimiento
bíblico. La Biblia ha ejercido más influencia en el desarrollo
de la literatura inglesa que todas las demás influencias juntas.
(Guillermo Lyon Phelps, presidente de universidad del siglo
XIX). ( Enseñó por 41 años en la universidad de Yale (4)

Es imposible gobernar bien al mundo sin Dios y la Biblia.


(Jorge Washington, presidente norteamericano del siglo
XVIII).

He examinado detenidamente las evidencias de la religión


cristiana y si tuviera que servir de jurado en su juicio, sin
titubear daría mi veredicto a su favor. (Alejandro Hamilton,
estadista norteamericano del siglo XVIII).

El arte y la literatura están [...] bajo su dependencia. Sin este


libro, ni los escultores de Chartres, ni los mosaicos de Ravena,
ni Miguel Ángel, ni Rembrandt, ni el Greco, nos llenarían de
asombro. (Daniel Rops) (5/7).

Página 14 de 66
(Profesor de Historia en el liceo de Chambéry, el escritor más
leído de Francia después de la guerra, en los medios católicos)
(6).

La Biblia es para mí el libro. No veo como alguien puede vivir


sin ella. (Gabriela Mistral, insigne poetiza chilena (laureada
con el Premio Nobel de Literatura) (7/9).

He conocido noventa y cinco de los hombres más grandes del


mundo en mis tiempos, y ochenta y siete de ellos eran
seguidores de la biblia. (W. E. Glastone).

Este libro es el secreto de la supremacía inglesa. (La Reina


Victoria)

La existencia de la Biblia como libro para el pueblo, es el


mayor beneficio para la raza humana jamás experimentado.
(Inmanuel Kant, filósofo).

Que siga avanzando la cultura mental, que sigan progresando


las ciencias naturales en extensión y profundidad cada vez
mayores, y que la mente humana se ensanche cuanto quiera,
más allá de la elevación y la cultura moral del cristianismo, tal
como brilla en los evangelios, no podrá pasar(Goethe).

Nadie puede leer los evangelios sin tener el sentimiento de la


realidad de Jesús. El poder de su personalidad está grabado en
cada una de sus palabras. (Alberto Einsten).

Página 15 de 66
La Biblia es el libro que enjugó el mayor número de lágrimas y
mejoró el mayor número de corazones. (Renán, nada menos
que un incrédulo dijo esto).

Os confieso que la majestad de las Escrituras me llena de


admiración, como la pureza del Evangelio me inspira el
corazón. (Jean Jacques Rousceav, filósofo y escéptico).

Concluimos estas citas de opiniones célebres sobre la biblia con una


declaración muy concluyente al respecto:

La Biblia es un libro que ha sido combatido, atacado, demolido


y derribado en más ocasiones que ningún otro libro del que
jamás se haya oído. Cada poco tiempo alguien se levanta y
trata de derribar este libro. Pero es como tratar de derribar un
sólido cubo de granito. Sigue siendo tan grande en una
posición como en otra, y cuando uno lo tumba hacia uno de los
dos lados, parece continuar en la misma posición, y al
tumbarlo otra vez, sigue en pie. No pasa mucho tiempo sin que
alguien saltar la Biblia; pero cuando cae a tierra siempre cae
sobre sus pies y corre aún más rápido por el mundo. Hace un
siglo, en tiempos de Voltaire, derribaron la biblia y en
apariencia se la había demolido por completo. Voltaire dijo
que en menos de 100 años el cristianismo habría sido barrido
de la existencia y había pasado a la historia…Pero la palabra
de Dios permanece para siempre. (H.L. Hastings)(8/43).

Página 16 de 66
3. EVIDENCIAS DE LA INSPIRACIÓN DIVINA DE LA
BIBLIA.

Las evidencias de la inspiración divina de las Sagradas Escrituras


pueden abordarse desde diferentes ángulos, a continuación algunas
de esas evidencias.

I. Su poder transformador de vidas.

El poderoso efecto del estudio concienzudo y sincero de la Biblia en


la vida de aquellos que empeñan corazón y alma en el
entendimiento, comprensión y práctica de los principios contenidos
en ella, es por así decirlo: la más irrefutable evidencia de su origen
divino.
La Historia es testiga de la impactante experiencia de la
transformación de la vida para bien, de hombres y mujeres por los
que todas las ramas del intelecto humano juntas no podían hacer
nada excepto encerrarlos en prisiones, sean estas carcelarias o
psiquiátricas como último recurso, a fin de evitar mayores
desgracias para ellos mismos y para sus potenciales víctimas.
Ninguna ciencia humana puede explicar cómo una persona
deteriorada hasta sus límites en la esfera de lo moral y ético, puede
convertirse en un elemento ejemplar de la sociedad, por el estudio de
la Biblia. Esto sólo puede entenderse por la aceptación del origen
divino de este libro. Su poder transformador es irrefutable; y es una
de las maravillosas y múltiples evidencias de su origen divino.
Esto se debe a que el que está en Cristo: “nueva criatura es, las cosas
viejas pasaron, todas son echas nuevas” (2 corintios 5:17). Es así
como el asesino Saulo de Tarso, vino a ser el apóstol Pablo, y como

Página 17 de 66
el impetuoso Juan, el hijo del Trueno, llegó a ser el discípulo del
amor, y así por el estilo.
El poder transformador de la Biblia evidencia su divina procedencia,
aun cuando no hubiera otra, pero hay y muchas.

II. Su contenido científicamente avanzado.

Hay información de la Biblia en el área de la ciencia, en sus


diferentes ramificaciones, que evidencian un conocimiento científico
muy avanzado a la época, y en algunos casos aún a nuestro tiempo;
algunos ejemplos, mezclando varias ramas de la ciencia:

a. Las estrellas como incontables.

El astrónomo griego Hiparco las contó [según el] aseverando


que había 1,056y después de algún tiempo, Ptolomeo confirmó
el conteo de su predecesor. Sólo después de la invención del
telescopio por Galileo en 1610 se comenzó a cuestionar la
veracidad de sus cálculos. Ahora los astrónomos calculan que
hay más de 100,000 millones de estrellas sólo en nuestra
galaxia e infinidad de ellas más allá. (3/9,10).

Burgel cree que supera en mucho los 50 mil y Jeans lo eleva a


400 mil millones… […] sólo en nuestro sistema, y contando
tan sólo las que tienen luz propia, o lo que es lo mismo, las que
son verdaderos soles y serán, a su vez, como el nuestro, centros
de otros astros opacos innumerables, sus satélites […] (9/25).

Página 18 de 66
Me pregunto si no les hubiera sido más sencillo a los astrónomos y
otros hombres de ciencia, simplemente leer y aceptar humildemente
la información bíblica registrada en Jeremías 33:22, donde se lee:

Como no puede ser contado el ejército del cielo, ni la arena del


mar se puede medir, así multiplicaré la descendencia de David
mi siervo […]

O en Génesis 15:15, donde en referencia al patriarca Abraham se


dice:

Y he aquí llevo Fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta


las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu
descendencia.

Las estrellas son incontables, la Biblia lo dijo antes de que la ciencia


lo comprobara.

b. Una tierra esférica.

Hablando de Dios, el profeta Isaías declaró: “ÉL está sentado


sobre el círculo de la tierra” (Isaías 40:22). El término hebreo
que Isaías empleó para círculo es la palabra Khug, que indica
una esfera que es redonda -como opuesta a algo plano,
cuadrado, o rectangular-. Desde luego, la gente […] por
muchas generaciones […] enseñó que la tierra era plana. No
obstante, la Biblia contenía conocimiento científico, previo,
que fue siglos adelantado para su tiempo. [El tiempo en que se
escribió]. ¿Cómo supo Isaías que la tierra era redonda

Página 19 de 66
[esférica], en vez de plana como la opinión popular sugería?
(10).

Eso sólo puede darse por inspiración divina.

c. El camino por donde viaja la luz.

El señor preguntó a Job: ¿Por dónde va el camino a la


habitación de la luz,[…] (Job 38:19). Se dice que la luz viaja
en un camino (hebreo Derek), que es literalmente un sendero o
carretera recorrida. (Gén. 16:7) […].
Hasta el siglo diecisiete, se creía que la luz era transmitida
instantáneamente. Luego, Don Isaac Newton sugirió que la luz
estaba compuesta por partículas pequeñas que viajan en línea
recta.
Cristian Huygens propuso la Teoría ondulatoria de la luz, y
Olaus Roemer midió la velocidad de la luz como evidenciada
por su dilación mientras viaja a través del espacio. Ahora los
científicos saben que la luz es una forma de energía llamada
energía radiante, y que esta viaja en ondas electromagnéticas
en línea recta a la velocidad de más de 186,000 millas por
segundo (o 660 millones de millas por hora). ¿Cómo pudo el
autor de Job [Moisés] haber hablado de la luz viajando en un
sendero o camino, cuando esa información no sería descubierta
hasta varios milenios más tarde? (10).

d. El peso de aire.

Desde los días de Aristóteles, a través de la Edad Media y


hasta el renacimiento, el mundo científico creía que el aire no

Página 20 de 66
tenía ningún peso. Pero la Biblia, con miles de años de
anticipación, ya revelaba que el aire sí tenía peso. (Job 28:25).
No fue sino hasta que el italiano Torricelli, en el año 1643,
inventó el barómetro, que se confirmó esta verdad científica
bíblica.

e. Corrientes Oceánicas.

Tres mil años atrás la Biblia describió “senderos del mar”


(Salmo 8:8). Mathew Maury el padre de la oceanografía [lo
comprobó]. […] hoy los navegadores marinos cuentan con
información específica que siguen estas corrientes marinas,
disminuyendo así, por muchos días el tiempo requerido para
navegar por los océanos.

Página 21 de 66
4. EL TÉRMINO “BIBLIA”, Y OTROS.

Algunos datos sobre la Biblia como libro.

El término Biblia.

La palabra “Biblia” procede del griego “biblia” (libros). El


singular es Biblión. “Biblos” es una forma de Biblión, y
significa simplemente cualquier clase de documento escrito.
Originalmente biblos significaba un documento escrito en
papiro, una clase de papel fabricado con una planta egipcia
[…] [fue así como] al antiguo puerto fenicio de Gebal (cerca
del moderno Gebeil, unos 40 kilómetros al norte de Beirut) los
griegos le cambiaron el nombre por Biblos (Biblus) porque era
una ciudad famosa por la fabricación de papiros para escribir.
Además los habitantes de “Biblos” se hallan entre los primeros
que iniciaron la evolución de la escritura e inventaron uno de
los primeros alfabetos. Era por tanto natural que los griegos
llamaran al lugar “Biblos” y siglos más tarde, al inventarse el
“códice” (un libro con páginas dobladas en forma de
acordeón), persistió el término y llegó a significar “Libro”.
Nuestra palabra “Biblia” significa simplemente un “Libro”.
(13/13).

El primer uso de la palabra biblia para designar las Sagradas


Escrituras, se encuentra en los escritos de Crisóstomo [347-407
d.C., ]. En el transcurso del tiempo el nombre fue adoptado en
la iglesia occidental, y de ahí pasó a, los distintos idiomas
europeos. (14/123).

Página 22 de 66
El plural neutro [del término Biblia, en griego] tiene un sentido
colectivo, marcando el importante hecho de que la Biblia no es
meramente un libro, sino una gran cantidad de libros. […]
(15/114,115).

Dicho de otra forma:

Un término sinónimo de “la Biblia” es “los escritos” o “las


Escrituras” […] usado frecuentemente en el N.T. para hacer
referencia a los documentos del A.T. en conjunto o en parte.
(16/182).

Con el tiempo, los cristianos que hablaban latín usaron la


forma plural biblia para denotar todos los libros del Antiguo y
del Nuevo Testamento. (17/18).

Página 23 de 66
5. OTROS TIULOS DADOS POR LAS PROPIAS
ESCRITURAS A LA BIBLIA.

Las Escrituras.
(Mt. 21:42; Mc. 14:49; Jn. 5:39; Lc. 24:32; Hch. 18:24; Rom. 15:4)

Sagradas Escrituras.
(2tim. 3:15)

Santas Escrituras.
(Rom. 1:2)

La Palabra de Dios.
(Rom. 3:2)

La Palabra de Jehová.
(Sal. 33:4; Ose. 1:1; Joel. 1:1; Am. 8:12; Mi. 1:1; etc.)

La ley de Moisés, los profetas y los salmos.


(Alusión al Antiguo Testamento) (Lc. 24:44)

La ley y los profetas.


(Alusión abreviada al Antiguo Testamento)
(Mt. 5:17; 11:13; Hch. 13:15)

Escrituras.
(Alusión a los primeros escritos del Nuevo Testamento) (2 P. 3:16)

Página 24 de 66
No hay en las escrituras un hombre que haga alusión a la Biblia en
forma completa, abarcando a los 66 libros que la componen; esto se
debe a que las únicas “Escrituras” conocidas durante la primera
mitad del siglo I de la era cristiana eran las del Antiguo Testamento
y para esa misma época no más se empezaba a escribir el Nuevo
Testamento.

El término “Escritura” en singular usualmente se refiere a un


determinado pasaje del Antiguo Testamento más que al
Antiguo Testamento en su conjunto. (Marcos 2:10; Lucas 4:21,
Santiago 2:8)(13/14).

Ya para el siglo XIII, “los libros” el griego plural neutro “Biblia”,


mediante un solecismo (error cometido contra la pureza de un
idioma), pasaron a denominarse “el libro” (Biblia, con sentido
femenino singular) (la Biblia), y éste término fue adaptado por las
lenguas europeas modernas. La evolución del término “Biblia” del
plural al concepto singular es considerada por algunos como
providencial, pues subraya la unidad de los libros del Antiguo con
los del Nuevo Testamento.

Página 25 de 66
6. EL PERSONAJE CENTRAL DE LA BIBLIA.
(JESUCRISTO)

El Hijo de Dios, Jesucristo, es el tema central de la Biblia.


A pesar de que la Biblia se compone de 66 libros (39 en el AT
y 27 en el NT), no obstante, es en realidad un solo libro y su
tema unificante es Cristo.
El Antiguo Testamento prepara el camino para Cristo y lo
predica en Tipología y en profecía. Los Evangelios por su
parte lo presentan como el Redentor en su manifestación
divino – humana. Los hechos de los Apóstoles como el objeto
de la predicación, y a su evangelio (el de Cristo) propagándose
por todo el mundo. Las Epístolas exponen su obra redentora y
defienden dicha obra a la vez que atacan todo lo que se le
oponga; el Apocalipsis lo revela como la consumación de
todos los planes y propósitos de Dios, desde “la simiente” de la
mujer (Gn. 3:15), con (Apoc. 12:1-6), prometida en el paraíso
perdido, hasta el “Alfa y la Omega” (Apoc. 22:13) que se hace
realidad en el paraíso reconquistado por él. Él es El “Principio
y el fin”, “El Primero y el Ultimo”, en los planes de Dios para
el hombre.
A manera de ejemplo, de Cristo como el centro de toda la
Biblia, veamos brevemente como es el centro también de cada
libro, ya sea en alusión directa o a través de la Tipología o la
profecía.

Cristo en todos los libros de la Biblia.

Jesucristo, el Hijo de Dios, es el hilo dorado y unificador de


todas las Sagradas Escrituras. En torno a él se aglutinan todas

Página 26 de 66
las figuras mesiánicas sean éstas personas o cosas, todo gira en
torno a él.
Algunos ejemplos, entre tantos:

A. En el Antiguo Testamento.

EN GENESIS:

1. Es el Creador, al lado del Padre y del Espíritu.


Esto puede verse fácilmente al comparar dos textos, uno del
Antiguo Testamento y el otro del Nuevo.
(Génesis 1:1 con Juan 1:1-3)

Génesis 1:1.
“En el principio creó Dios los cielos y la tierra”

Juan 1:1-3.
“En el principio era el verbo, y el Verbo era con Dios, y el
Verbo era Dios.
Éste era en el principio con Dios.
Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que
ha sido hecho, fue hecho.

2. Es la simiente de Dios. ( Génesis 3:15)

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tú simiente


y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás
en el calcañar. “

La simiente que heriría a satanás en la cabeza es Cristo. Por


eso se lee en Gál. 3:16.

Página 27 de 66
“Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su
simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de
muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es
Cristo.”

3. Es el sacrificio más excelente de Abel. (Génesis 4:4.)

“Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de


lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a
su ofrenda”.

Y pablo comentando esto dice, en He. 11:4:

“Por la fe Abel, ofreció a Dios más excelente sacrificio que


Caín…”

4. Es el Sumo Sacerdote; representado por la orden de


Melquisedec (Sacerdote y Rey). Sin principios de días.
(Gn 14:18-20) En He. 7:17 leemos:

“Pues se da testimonio de él:


Tú eres sacerdote para siempre,
Según el orden de Melquisedec.”

5. Es el esposo que obtiene su esposa, después de ser herido en


el costado. (Gn. 2:21,22).

Gn 2:21, dice que Adán fue herido en su costado “mientras


dormía”. También Cristo, mientras estaba muerto, mientras
dormía el sueño de la muerte. (Jn. 19.33, 34).” Más cuando
llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las
piernas. Pero uno de los soldados le abrió el costado con una
lanza, y al instante salió “sangre y agua”.
Página 28 de 66
6. Es el descanso,
Representado por Noé, cuyo nombre significa eso:
Descanso, según Gn. 5.29. “y llamó su nombre Noé,
diciendo: este nos aliviará de nuestras obras, y de trabajo de
nuestras manos…”. El hebreo dice: “éste nos hará
descansar”. (18/56).
Todo esto apuntaba hacia Cristo como nuestro “reposo”, en
medio del turbulento diluvio de la vida humana manchada
por el pecado, desde donde cristo nos dice: “Venid a mi
todos los que estais trabajados y cargados, y yo os haré
descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de
mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis
descanso para vuestras almas.”
Es el arca que ofrece descanso y seguridad en nuestro
diluvio actual.

7. Es el mediador, representado por la intercesión de Abraham


por Sodoma y Gomorra. (Gn. 18:23-33).

8. Es el sacrificio del unigénito, simbolizado en el sacrificio


del unigénito de Abraham. (Gn. 22:2). Comparar con Jn.
3:16-18.

9. Es el Hijo para el que padre busca esposa.


(Gn. 24), comparar con Apoc. 19:7; 21:2,9.

10. Es el enviado por el padre a sus hermanos. (Gn. 37:14)

Página 29 de 66
“E Israel le dijo: Ve ahora, mira cómo están tus hermanos y
cómo están las ovejas, y tráeme la respuesta. Y lo envió al
valle de Hebrón, y llegó a Siquem”.
Comparar con Jn. 3:17.

11. Es el odiado por sus hermanos a los que vino a salvar.


(Gn.37:11)(37:20); y a quien planean matar. Comparar con
Mat. 21:37, 38, 39.
“Finalmente les envió a su hijo, diciendo: Tendrán respeto a
mi hijo. Mas los labradores, cuando vieron al hijo, dijeron
entre sí: Este es el heredero; venid, matémosle, y
apoderémonos de su heredad. Y tomándole, le echaron fuera
de la viña, y le mataron”.

12. Es el príncipe que salva a su pueblo.


Gn. 45:7. “Y Dios me envió delante de vosotros, para
preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por
medio de gran liberación”.
Hch. 5:31. “A este Dios ha exaltado con su diestra por
Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y
perdón de pecados”
Jn. 10:10 b. “…yo he venido para que tengan vida, y para
que la tengan en abundancia”.

13. Es el verdadero José, que nunca haría mal ni pecaría


contra Dios. (Gn. 39:9).
1P. 2:22: “El cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su
boca.”

Página 30 de 66
14. Es el benefactor de sus hermanos, que solo le buscaban el
mal. (Gn. 47:12, 6, 11 ,13). Él bendecía, mientras ellos
buscaban para él la muerte. (Lc. 23:34).

EN ÉXODO.

1. Es el verdadero libertador de su pueblo, de la esclavitud de


Egipto, representado por Moisés. Hch.7:34,35.
“Ciertamente he visto la aflicción de mi pueblo que está en
Egipto, y he oído su gemido, y he descendido para librarlos.
Ahora, pues, ven, te enviaré a Egipto.
A este Moisés, a quien habían rechazado, diciendo: ¿Quién
te ha puesto por gobernante y juez?, a éste lo envió Dios
como gobernante y libertador por mano del ángel que se le
apareció en la zarza”.
Cumplimiento en Cristo (Rom. 11:26). “…Vendrá de Sion el
libertador, que apartará de Jacob la impiedad…”.

2. Es el maná verdadero. Jn. 6:32,33.


“Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio
Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan
del cielo.
Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da
vida al mundo”.

Y cuando le piden: “Señor, danos siempre este pan. (Jn.


6:34).

“Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene,


nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed
jamás”. (Jn 6:35).

3. Es el agua de la roca y la roca al mismo tiempo (Ex. 17:1-


7)
Página 31 de 66
Es la roca golpeada. (Nm. 20:11).

4. Es el autor y dador de la ley. (El ángel del pacto). (Hch.


7:30.35).

5. Es el verdadero tabernáculo a través del cual Dios habitó


entre nosotros. (Ex. 25:8 con Jn. 1:14).

6. Es el verdadero sacrificio del altar del holocausto, y el altar


mismo.

7. Es el agua de la fuente y la fuente del agua.

8. Es la luz del candelabro.

9. Es el pan de la mesa.

10. Es el incienso del altar.

11. Es el velo que oculta la gloria de Dios.

12. Es la sangre del propiciatorio a favor del pecador


arrepentido.

13. Es el Sumo Sacerdote que lleva los nombres de sus hijos


en su vestidura.

14. Es la ofrenda de todo sacrificio aceptable a Dios.

15. Es la ley de Dios personificada.

Página 32 de 66
EN LEVÍTICO.

1. Es el sacrificio por excelencia.


2. Es el que preserva a sus hijos de lo inmundo.
3. Es el macho cabrío dedicado a Jehová.
4. Es la santidad de Jehová en persona.
5. Es la verdadera pascua, sacrificada por nosotros.
6. Es el pan sin levadura, (su cuerpo sin pecado).
7. Es la primicia de las ofrendas (resurrección).
8. Es la causa del verdadero Pentecostés (ungimiento
sacerdotal en el santuario verdadero en el cielo).
9. Es el anunciador del juicio de Dios, anunciado por las
trompetas, tiempo después del pentecostés.
10. Es el mediador del Día de Expiación.
11. Es el verdadero templo de sus hijos limpiados y
perdonados durante el día de expiación, y representado en
las moradas nuevas en la fiesta de las cabañas, que apuntan
al lugar a donde llevará a sus hijos a partir de su segunda
venida.

EN NÚMEROS.

1. Es el único con derecho a contar a sus hijos.


2. Es el Josué que introduce a su pueblo a la tierra
prometida.
3. Es la sangre de la vaquillona roja ofrecida en holocausto.
4. Es el que reparte la heredad de sus hijos en nombre de su
padre.

EN DEUTERONOMIO.

1. Es el que vuelve a dar la ley de Dios al hombre,


ejemplificando su obediencia con su propia vida.
2. Es el que renueva el pacto de Dios con su pueblo.
Página 33 de 66
3. Es el único ministerio válido, como sólo había un santuario.
4. Es la verdadera cuidad de refugio.

EN JOSUÉ.

1. Es el que derrota a los enemigos de su pueblo en su ruta a la


tierra nueva.
2. Es lo señalado por cada cuidad de refugio.

EN JUECES.

1. Es el que juzga a su pueblo.


2. Es el liberador de los que le siguen y entran en su pacto.

EN RUTH.

1. Es el pariente cercano que redime.

EN SAMUEL.

1. Es el profeta de Dios por excelencia.


2. Es el profeta de Dios que unge a sus reyes y sacerdotes.
3. Es el David que derrota a Goliat, en el nombre de Jehová,
con los medios dispuestos también para todo el que los
desee usar, pues están al alcance de todos.

EN REYES.

1. Es el Rey de Reyes y Señor de Señores.


2. Es el que hace descender el verdadero fuego del cielo (El
Espíritu Santo), para que consuma el sacrificio.
3. Es el que hace que el aceite no se acabe, por su intercesión.

Página 34 de 66
EN CRÓNICAS.

1. Es el constructor del templo, para la morada de Dios.

EN ESDRAS.

1. Es el reconstructor de ese templo descuidado.

EN NEHEMÍAS.

1. Es el constructor de “muros”, “fortalezas” para proteger a su


pueblo.

EN ESTER.

1. E el que intercede por su pueblo, ante el soberano.

EN JOB.

1. Es el sufriente sin causa.


2. Es el esposo cuya esposa le falló en su angustia.
3. Es el mediador de sus hijos.
4. Es el justo ante Jehová.
5. Es el vindicador del nombre de Dios.
6. Es el que no abrió su boca en defensa de sí mismo.
7. Es el calumniado por sus amigos.
8. Es el recompensado en abundancia.

EN SALMOS.

1. Es que se deleita en la ley de Jehová.


2. Es el unido-rey.
3. Es el que pide ayuda en la aflicción extrema.
4. Es el pastor.
5. Es el jehová Rey de Gloria.
Página 35 de 66
6. Es al que le horadan las manos y los pies.
7. Es el ángel de Jehová.
8. Es el que pide ser librado de sus enemigos.
9. Es el que pone su confianza en Jehová.
10. Es el Rey de la tierra.
11. Es el más hermoso de los hijos de los hombres.
12. Es nuestro amparo y fortaleza.
13. Es el juez.
14. Es el que borra nuestras rebeliones.
15. Es la Roca de la salvación.
16. Es el Dios misericordioso.
17. Es el que protege de los enemigos.
18. Es el que hace resplandecer su rostro sobre sus hijos.
19. Es el que pide misericordia sobre Israel.
20. Es el Jehová del pacto eterno.
21. Es Jehová, el castillo nuestro.
22. Es el altísimo que ofrece abrigo bajo sí.
23. Es el que libra en tiempo de angustia.
24. Es el que dominará sobre todo como Rey.
25. Es el que cuida de su creación.
26. Es el que no puede compararse con los ídolos.
27. Es el autor de los Testimonios y la ley de Dios.
28. Es el omnisciente Jehová.
29. Es el que recibe la alabanza de toda la creación, junto a
su padre.
30. Es el que Jehová ordena que se adore igual que a él
mismo.

EN PROVERBIOS.

1. Es la sabiduría de Dios personificada.

EN ECLESIASTÉS.

1. Es el todo del Hombre, fuera del cual todo es vanidad.


Página 36 de 66
EN CANTAR DE LOS CANTARES.

1. Es el amado de la esposa.
2. Es el que ama a la esposa.
3. Es el incomparable en su belleza.

EN ISAÍAS.

1. Es el siervo de Jehová.(El siervo sufriente)


2. Es el Rey universal.
3. Es el Santo entre los Santos.
4. Es el labrador de la viña.
5. Es el cargador o portador del pecado.
6. Es el ungido de Jehová.
7. Esla vara del trono de Isaí.
8. Es el Rey Justo.
9. Es el que introduce a Israel en Sion.
10. Es el Jehová que trae salvación.
11. Es el Jehová que consuela a Sión.
12. Es el incomparable Dios de Israel.
13. Es el creador que estuvo solo en la creación.
14. Es el único Dios entre todo dios falso.
15. Es el que juzga a Babilonia.
16. Es el Señor del Sábado.
17. Es sobre quien desciende el Espíritu de Jehová.

EN JEREMÍAS.

1. Es el esposo al que su esposa le ha sido infiel.


2. Es el que juzga a Jerusalén.
3. Es el Dios cuyo pacto ha sido violado.
4. Es el creador del nuevo pacto.
5. Es el que escribe su ley en el corazón de sus hijos.

Página 37 de 66
6. Es el que perdona sus pecados, (y no se acuerda más de
ellos).
7. Es el que juzga Babilonia y toda nación pagana.

EN LAMENTACIONES

1. Es el que sufre y se angustia por la condición de su pueblo.


2. Es el que pide misericordia para Jerusalén.
3. Es el que no desecha para siempre, sino que es
misericordioso.

EN EZEQUIEL.

1. Es el que se traslada en su trono, en su santuario.


2. Es el que sella a su pueblo.
3. Es el que abandona el templo.
4. Es el que reprende a los príncipes de Israel.
5. Es el que juzga la idolatría.
6. Es el esposo al que se le ha sido infiel.
7. Es el que juzga a las naciones.
8. Es el que salva individualmente, no en grupos.
9. Es el que expulsa a Satanás.
10. Es el que reprende al atalaya mudo.
11. Es el que infunde vida a los huesos secos.
12. Es el que llena el templo con su gloria.

EN DANIEL.

1. Es el dador de sabiduría.
2. Es el protector de sus fieles.
3. Es el revelador.
4. Es el Dios ofendido que hace justicia.
5. Es el controlador de la historia.
6. Es el que purifica el santuario.
7. Es el que hereda a sus hijos.
Página 38 de 66
8. Es el que viene de oriente.
9. Es el que identifica y anula al anticristo.
10. Es el que limpia y purifica a su pueblo.
11. Es el que escucha la oración individual de quien le clama
de corazón.
12. Es el que cumple sus promesas.
13. Es el autor de la profecía.

EN OSEAS.

1. Es el esposo fiel.
2. Es el que ama incondicionalmente.
3. Es el que reprende a la esposa que ama.
4. Es el que ruega a su esposa que vuelva a Él.

EN JOEL.

1. Es el que invita a la conversión al venir a él.


2. Es el que derrama el Espíritu.
3. Es el que da dones.
4. Es el que libera.

EN AMÓS.

1. Es el juez de Israel.
2. Es el león que hace justicia.
3. Es el que condujo a Israel por el desierto.
4. Es el que llama al arrepentimiento.
5. Es el que anuncia el Juicio.

EN ABDÍAS.

1. Es el que juzga la deslealtad entre hermanos.

Página 39 de 66
EN JONÁS.

1. Es el que estaría tres días y tres noches en el corazón de la


tierra.
2. Es el misericordioso Jehová.

EN MIQUEAS.

1. Es el defensor del pobre y débil.


2. Es el que hace juicio contra los dirigentes de Israel.
3. Es el Jehová que reinará universalmente.
4. Es la luz y la libertad.

EN NAHÚM.

1. Es el Dios que hace justicia.

EN ABACUC.

1. Es el Dios que en su justicia salva y fortalece.

EN SOFONÍAS.

1. Es el juez que salva al remanente.

EN HAGEO.

1. Es el edificador del nuevo templo.


2. Es el que llena con su gloria el nuevo templo.
3. Es el que escoge a los suyos.

EN ZACARÍAS.

1. Es el ángel de Jehová que intercede.


2. Es el Jehová restaurador.
Página 40 de 66
3. Es el Jehová que redime.
4. Es el futuro Rey de Sión.
5. Es el reprendedor de los pastores inútiles.
6. Es el que defiende a su pueblo.

EN MALAQUÍAS.

1. Es el que reprende la infidelidad de Israel.


2. Es el que anuncia el juicio.
3. Es el que reprocha el robo del diezmo y las ofrendas.
4. Es el que promete bendecir al fiel.
5. Es el Jehová que viene en toda su gloria, precedido por el
profeta Elías.

B. EN EL NUEVO TESTAMENTO.

EN MATEO.

1. Es el Salvador.
2. Es el Rey que viene en su gloria y en la del Padre.
3. Es el juez de los hombres.
4. Es el hijo del dueño de la viña.
5. Es el novio en las bodas del cordero.
6. Es el vindicador de la ley de Dios.
7. Es el tesoro escondido.
8. Es la perla de gran precio.
9. Es el sembrador.
10. Es el que gobierna sobre las fuerzas de la naturaleza.
11. Es el creador, proveedor de alimento.
12. Es el esposo que viene.
13. Es el portador de los pecados.
14. Es el autor del discipulado.

Página 41 de 66
EN MARCOS.

1. Es el Hijo de Dios.
2. Es el sanador.
3. Es el hijo del hombre.
4. Es el dador de dones.

EN LUCAS.

1. Es el ungido por el Espíritu.


2. Es el intérprete y cumplimiento del Antiguo Testamento.

EN JUAN.

1. Es el verbo de Dios.
2. Es Dios.
3. Es Dios hecho hombre.
4. Es el verdadero pan.
5. Es el buen pastor.
6. Es el que envía al Espíritu junto con su padre.
7. Es el camino.
8. Es la verdad.
9. Es la vida.
10. Es la luz.

EN HECHOS.

1. Es el que ascendió y prometió El Espíritu Santo.


2. Es el autor de la vida.
3. Es el ángel de Jehová.
4. Es el que llama y envía a Pablo.
5. Es el centro de la predicación de la iglesia.

Página 42 de 66
EN ROMANOS.

1. Es la justicia de Dios.
2. Es el poder de Dios.
3. Es el evangelio de la Buena Nueva de Dios para los
hombres.
4. Es el que recoge al Israel de Dios.
5. Es el que justifica.
6. Es el que da nueva vida.
7. Es el que predestina para salvación.
8. Es el que llama.
9. Es el que glorifica.
10. Es el que da victoria sobre el pecado.
11. Es el que elige a Israel.
12. Es el salvador de los injertos.
13. Es el Señor.

EN 1 CORINTIOS.

1. Es la sabiduría.
2. Es la justificación.
3. Es la santificación.
4. Es la redención.
5. Es el juez.
6. Es la cabeza del varón.
7. Es el autor del nuevo pacto.
8. Es el co-dador de los dones.
9. Es el amor personificado.
10. Es las primicias.

EN 2 CORINTIOS.

1. Es el Hijo de Dios.
2. Es el olor grato a Dios como mediador.
3. Es el quitador del velo.
Página 43 de 66
4. Es el autor de la nueva criatura.

EN GÁLATAS.

1. Es el Hijo de Dios.
2. Es el que redime de la maldición de la ley.
3. Es el enviado de Dios.
4. Es el que liberta del yugo de la esclavitud del pecado.

EN EFESIOS.
1. Es el poder que mantiene unida a su iglesia.
2. Es el Creador de un nuevo pacto.
3. Es el fundamento del edificio.
4. Es el que llena con toda la plenitud de Dios.
5. Es el sacrificio de olor fragante a Dios.

EN FILIPENSES.

1. Es el iniciador y el que concluye la obra de Dios en sus


hijos.
2. Es el Dios que se humilla para salvar.
3. Es el nombre ante quien toda rodilla debe doblarse.
4. Es la cusa, la fuente del regocijo del cristiano.

EN COLOSENSES.

1. Es el primogénito, la causa originadora de toda creación.


2. Es el primogénito de entre los muertos, (el más importante).
3. Es en quien había toda la plenitud de la Deidad.
4. Es en donde está escondida la vida de sus hijos.
5. Es el que se sentó a la diestra de Dios.

EN 1 TESALONICENSES.

1. Es el Señor a quien mataron.


Página 44 de 66
2. Es el Señor que viene.

EN 2 TESALONICENSES.

1. Es el juez.
2. Es el que está pronto en venir.
3. Es el que es suplantado por el hombre de pecado.
(haciéndose pasar por él).

EN 1 TIMOTEO.

1. Es el Rey de los siglos.


2. Es el inmortal.
3. Es el invisible.
4. Es el único y sabio Dios.
5. Es el Dios Salvador.
6. Es el sólo Soberano.
7. Es el Rey de Reyes y Señor de Señores.
8. Es el único que tiene inmortalidad.
9. Es el que habita en luz inaccesible.
10. Es el que ninguno de los hombres ha visto (en su
naturaleza divina), ni puede ver. (actualmente).

EN 2 TIMOTEO.

1. Es el que quitó la muerte (segunda).


2. Es el Señor.
3. Es el que sella a los suyos.
4. Es el juez.
5. Es el que viene.
6. Es el Rey.

EN TITO.

1. Es el Señor.
Página 45 de 66
2. Es el Ungido.
3. Es el gran Dios.
4. Es el Salvador.
5. Es el que se dio a sí mismo por nosotros.
6. Es el que justifica en su gracia.
7. Es el Dios bondadoso.
8. Es el Dios misericordioso.

EN FILEMÓN.

1. Es el Señor.
2. Es el Ungido.
3. Es el dador de bienes.
4. Es el libertador.
5. Es el amo.

EN HEBREOS.

1. Es el creador.
2. Es la imagen misma de Dios, de su sustancia.
3. Es el resplandor de su gloria.
4. Es el sustentador.
5. Es el purificador.
6. Es el que se sentó a la diestra de la majestad en los cielos,
en las alturas.
7. Es el Hijo.
8. Es el primogénito.
9. Es el Señor.
10. Es el que permanece para siempre.
11. Es el autor de la salvación.
12. Es nuestro hermano.
13. Es el que participó de carne y sangre.
14. Es el Sumo Sacerdote según la orden de Melquisedec.
15. Es el único mediador eficaz.
Página 46 de 66
16. Es el perfecto.
17. Es el verdadero sacrificio que quita el pecado.
18. Es el camino nuevo y vivo.

EN SANTIAGO.

1. Es el Ungido.
2. Es el Soberano.
3. Es el que exalta al que se humilla.
4. Es el juez.
5. Es el Señor.
6. Es el sanador.

EN 1 PEDRO.

1. Es el Ungido.
2. Es el que será manifestado.
3. Es el que estaba en los profetas.
4. Es el Santo.
5. Es la principal piedra del ángulo.
6. Es el que padeció una sola vez.
7. Es que nos lleva a Dios.
8. Es el que fue muerto en la carne.
9. Es el que fue vivificado en Espíritu.
10. Es el que padeció en la carne.
11. Es el que terminó con el pecado.

EN 2 PEDRO.

1. Es el Ungido.
2. Es el que nos hace partícipes de su naturaleza divina.
3. Es el Rey.
4. Es el que recibió del Padre honra y gloria.
Página 47 de 66
5. Es el que libra de la tentación.
6. Es el señor que viene.

EN 1 JUAN.

1. Es el verbo de vida.
2. Es la vida eterna.
3. Es el Ungido.
4. Es el abogado para con el Padre.
5. Es la verdad.
6. Es la luz.
7. Es el que se ha de manifestar.
8. Es el que deshace las obras del diablo.
9. Es el amor.
10. Es el salvador del mundo.
11. Es el verdadero Dios.
12. Es el que vino en carne.

EN 2 JUAN

1. Es el Ungido.
2. Es el que vino en carne.
3. Es el Hijo.

EN 2 JUAN.

1. Es la verdad.
2. Es Dios.

EN JUDAS.

1. Es el Ungido.
2. Es el Arcángel Miguel.
3. Es el Señor.
Página 48 de 66
4. Es el misericordioso.
5. Es que nos puede guardar sin caída.

EN EL APOCALIPSIS.

1. Es el Ungido.
2. Es el manifestador.
3. Es el Testigo fiel.
4. Es el primogénito de los muertos.
5. Es el Soberano de los reyes de la tierra.
6. Es el que viene.
7. Es el Alfa y la Omega, el Principio y el fin.
8. Es el que vive y estuvo muerto.
9. Es el que vive por los Siglos de los Siglos.
10. Es el que tiene las llaves de la muerte y del Hades.
11. Es el que tiene las siete estrellas en su diestra.
12. Es el que anda en medio de los siete candelabros de oro.
13. Es el conoce toda obra, todo trabajo y toda paciencia.
14. Es el primero y el postrero.
15. Es el que estuvo muerto y vivió.
16. Es el que tiene la espada aguda de dos filos.
17. Es el Hijo de Dios.
18. Es el que tiene ojos como llamas de fuego.
19. Es el que tiene pies semejantes al bronce bruñido.
20. Es el que tiene los siete espíritus de Dios.
21. Es el que tiene las siete estrellas.
22. Es el Santo.
23. Es el Verdadero.
24. Es el que tiene la llave de David.
25. Es el que abre y ninguno cierra y cierra y ninguno abre.
26. Es el Amén.
27. Es el testigo fiel y verdadero.
28. Es el principio de la creación de Dios.
29. Es el cordero como inmolado.
30. Es el León de la tribu de Judá.
Página 49 de 66
31. Es la raíz de David.
32. Es el cordero que recibe la alabanza, la gloria, la honra y
el poder por los siglos de los siglos.
33. Es el ángel fuerte envuelto en una nube, con el arco iris
sobre su cabeza.
34. Es que jura por el que vive por los siglos de los siglos.
35. Es hijo que está por ser dado a luz.
36. Es el hijo que el dragón intenta matar.
37. Es el hijo que es arrebatado para Dios y para su Trono.
38. Es Miguel que lucha contra satanás le vence y le expulsa
del cielo.
39. Es el cordero en pie sobre el monte Sión.
40. Es el cordero que fue inmolado desde el principio de
mundo.
41. Es el todopoderoso que reina.
42. Es la lumbrera que ilumina la nueva Jerusalén.
43. Es el Señor que viene.

Página 50 de 66
7. EL PROPÓSITO DE LA BIBLIA.

1. Darnos a conocer la salvación a través de Jesucristo.

“…estas cosas se han escrito para que creáis que Jesús es el


Cristo, el hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su
nombre.” (Jn. 20:31).
“Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los
profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él
decían”. (Lc. 24:27).

“…ellas son las que dan testimonio de mí”. (Jn. 5:39).

2. Demostrar que Jesús es el Cristo, el “ungido de Dios”.

“Porque con gran vehemencia [Apolos] refutaba públicamente


a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el
Cristo”. (Hch. 18:28).

3. Producir en nosotros esperanza.

“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra


enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la
consolación de las Escrituras tengamos esperanza” (Rom.
15:4) (Sal. 119:81).

4. Manifestar el ministerio que estaba oculto.

“Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la


predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que
se ha mantenido oculto desde tiempos eternos.
Pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de
los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado

Página 51 de 66
a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe”.
(Rom. 16:25,26).

5. Confirmar a Cristo en su misión mesiánica.

“Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí:


Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las
Escrituras” (1 Co. 15:3).

“Y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a


las Escrituras” (1 Co. 15:4)

6. Dar sabiduría.

“Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste,


sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has
sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio
para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús”. (2 Ti. 3: 14-
16).

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar,


para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. (2 Tim.
3:16)

7. Enseñar, redargüir, corregir, instruir.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar,


para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”. (2 Ti.
3:16).

8. Que el hombre sea perfecto. (el hombre de Dios).

“A fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente


preparado para toda buena obra”. (2 Ti. 3:17).

Página 52 de 66
9. Guardar a sus hijos de las sendas de los violentos.

“En cuanto a las obras humanas, por la palabra de tus labios


Yo me he guardado de las sendas de los violentos”. (Sal.
17:4).

10. Sanar y librar dela ruina.

“Envió su palabra, y los sanó, Y los libró de su ruina”. (Sal.


107:20).

11. Limpiar el camino.

“Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu


palabra”. (Sal. 119:9).

12. Vivificar al abatido.

“Abatida hasta el polvo está mi alma; Vivifícame según tu


palabra”. (Sal. 119:25)(119:107)(119:154).

13. Sustentar al ansioso.

“Se deshace mi alma de ansiedad; susténtame según tu


palabra”. (Sal. 119:28)(119.116).

14. Iluminar el camino.

“Lámpara es a ms pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”


(Sal. 119:105).

“La exposición de tus palabras alumbra, hace entender a los


simples.” (Sal. 119:130)

Página 53 de 66
15. Ordenar los pasos.

“Ordena mis pasos con tu palabra y ninguna iniquidad se


enseñoree de mí”. (Sal. 119:133).

16. Dar entendimiento.

“…dame entendimiento conforme a tu palabra”. (Sal.119:169).

17. Dar gozo y alegría al corazón.

“Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me


fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se
invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos”. (Jer. 15:16).

18. Que el hombre tema a Dios.

“Oh Jehová he oído tu palabra, y temí…” (Habacuc 3:2).

19. Dar vida.

“El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el


hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.
(Mt. 4:4)(Lc. 4:4).

“…las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”.


(Jn. 6:63).

“Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes


palabras de vida eterna”. (Jn. 6:68).

Página 54 de 66
20. Hacer discípulos.

“Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si


vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente
mis discípulos” (Jn. 8:31).

21. Dar a conocer la verdad.

“Si vosotros permanecéis en mi palabra…conoceréis la


verdad…” (Jn. 8:31, 32).

22. Santificar a sus hijos.

“Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad”. (Jn 17:17).

23. Multiplicar los discípulos.

“Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se


multiplicaba grandemente en Jerusalén…” (Hch. 6:7).

24. Traer salvación.

“Él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu
casa”. (Hch. 11:14).

“… a vosotros es enviada la palabra de esta salvación”. (Hch.


13:26 b).

“Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu


corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si
confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu
corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”.
(Rom. 10:8,9).

Página 55 de 66
25. Reconciliar al hombre con Dios.

“…Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no


tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos
encargó a nosotros la palabra de la reconciliación”. (2 Co.
5:19).

26. Producir el nuevo nacimiento.

“Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de


incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece
para siempre”. (1 Pe. 1:23).

Página 56 de 66
8. LOS TÉRMINOS ANTIGUO TESTAMENTO Y
NUEVO TESTAMENTO.

Testamento:

En lenguaje corriente “Testamento” es la última voluntad de


una persona, en la que ésta dispone de sus bienes para el
momento de su muerte.
Pero no es ese el sentido que tiene en la Biblia, en el cual
significa “pacto” o convenio. Sería más apropiado hablar de
Antiguo Pacto y Nuevo Pacto, pero la traducción (a partir de
Tertuliano) desde hace mucho ha establecido el empleo de la
palabra “Testamento”. (13/18).

El término “Testamento” procede de la palabra latina


Testamentum, siendo esta la traducción del vocablo griego
diatheke. Pero diatheke no sólo significa “Testamento” si no
también “pacto” o convenio entre dos partes. La última
acepción [pacto] es la más usada en el nuevo testamento. En el
Antiguo Testamento la versión de los Setenta emplea diatheke
como traducción de la voz hebrea berith, la cual siempre
significa “pacto”. […]
De acuerdo con las antiguas versiones griegas de la Escritura,
éstas [Las Escrituras] debieran llamarse más bien “EL Antiguo
Pacto” y el “Nuevo Pacto”, o mejor aún, “los libros del
Antiguo Pacto” y “los libros del Nuevo Pacto”. (7/93).

Testamento, en efecto, no significa otra cosa más que alianza,


aplicándose la palabra hebrea berith a esa alianza que, desde el
llamamiento oído por Abraham, existía entre el todo poderoso
y el pueblo al que había encargado ser su testigo y su porta
voz. (5/34).

Página 57 de 66
Los términos “Antiguo Pacto” y “Nuevo Pacto”

Son más propios que los que actualmente llevan [Antiguo


Testamento y Nuevo Testamento] (14/124)

Los términos “Antiguo Testamento y Nuevo Testamento”

Fueron adoptados y empleados por los padres griegos que


vivían hacia fines del siglo II. (14/124).

La idea de última voluntad antes de morir, implícita en el


término “Testamento” no es muy acorde con el pacto de Dios o
los pactos de Dios con su pueblo, puesto que Dios no muere,
su voluntad la sigue expresando, y en el caso de Cristo al
ejecutar el Nuevo Pacto, es lo mismo puesto que resucitó, el
sigue vivo, y sigue dando a conocer su voluntad actualmente,
no sólo habló antes de morir, sino que siguió hablando ya
resucitado. De ahí que el término más apropiado es “pacto”.
Cada vez que en este curso se utiliza el término “Testamento”
debe ser entendido dentro del significado de “pacto”, en el
sentido de “alianza”.

EL ANTIGUO TESTAMENTO.

Es el título para referirse a la Biblia Hebrea. (19).

¿Qué es el Antiguo Testamento?

1. Es lo que Dios reveló en los primeros tiempos al género


humano, todo en lo que en su providencia consideró
necesario preservar. (20/7).

De acuerdo con la evidencia interna, el Antiguo Testamento


fue escrito durante un período de aproximadamente mil años
(de 1400 a 400 A.C), por al menos treinta autores diferentes.
Página 58 de 66
La paternidad literaria de ciertos números de libros es
desconocida. La lengua original de la mayor parte del Antiguo
Testamento fue el hebreo, una rama de la gran familia de las
lenguas semíticas. […] (21/2).

El Antiguo Testamento lo componen 39 libros iniciando con el


libro de Génesis y concluyendo con el libro del Profeta
Malaquías.

Los distintos libros del Antiguo Testamento se dividen en tres


partes en el canon hebreo, esto es la ley, profetas y escritos. A
esta división se refiere Jesús en Lucas 24:44 con la expresión
“la ley de Moisés, los profetas y los Salmos”.
En Luc. 16:16-29 tenemos la expresión más breve “Moisés y
los profetas” donde el término “los profetas” se refiere también
al tercer grupo llamado generalmente “Libros poéticos” en la
actualidad. “La ley” se aplica a otros Libros bíblicos fuera de
los libros de Moisés como, por ejemplo, en Juan 10:34; 15:25 a
los Salmos, y en 1 Cor. 14:21 a Isaías. Un caso especial en
Juan 12:34, donde el término ley se aplica a todo el Antiguo
Testamento. Sin embargo, donde se refiere estrictamente a la
primera sección de la Biblia [los primeros cinco libros],
tenemos los siguientes nombres que casi siempre se refieren a
su contenido: “El libro de la ley de Yahvé” (2 Cron. 17.9), “la
ley de Yahvé” (1 Cron. 22:12), el “libro de la ley de Moisés”
(Neh. 8:1), “la ley de Moisés” (II Cron. 23:18), “el libro de
Moisés” (Neh. 13:1), o simplemente “la ley” (esto es, l Torá,
Neh. 8:2).
En el Nuevo Testamento se emplean los siguientes términos
[para referirse a los primeros cinco libros de Moisés] “la ley” o
ς(Lc. 10:26), “la ley del Señor” (Lc. 2:23-39), o también
“la ley de Moisés” (Hch. 28:23). (22/8,9).

Página 59 de 66
Las tres partes en la que los judíos dividieron el Antiguo
Testamento. (23/17).

1) La ley. (los cinco libros de Moisés desde Génesis hasta


Deuteronomio)
2) Los profetas. (incluyen ocho libros. Había cuatro libros de
los Profetas Anteriores: Josué, Jueces, 1 y 2 Samuel
(combinados como un libro) y 1 y 2 de Reyes (como un
libro). También había los Profetas Posteriores: Isaías,
Jeremías, Ezequiel y los doce Profetas Menores (como un
libro).
3) Los escritos. (incluyen once libros: Salmos, Job, Proverbios,
Ruth, Cantar de los Cantares, Eclesiastés, Lamentaciones,
Ester, Daniel, Esdras-Nehemías (como un libro) y 1 y 2
Crónicas (como un libro).

EL NUEVO TESTAMENTO.

El Nuevo Testamento prosigue la historia comenzada en el


Antiguo Testamento […]
En el Antiguo Testamento, Dios había prometido dar
bendición y redención al hombre por medio del Mesías, y el
Nuevo Testamento es el registro de que Dios hizo
precisamente esto. (24/10).

Desde el siglo II el nombre “Nuevo testamento” se la ha dado a


la colección de los libros sagrados escritos en el primer siglo
(25/9).

Esta colección de libros sagrados fue colocada al lado de la de


los libros del Antiguo Testamento con la misma autoridad que
ellos. (25/9).

Página 60 de 66
El Nuevo Testamento, basándose en el modelo del Antiguo, se
suele a veces dividir en Libros históricos, didácticos y
proféticos. (26/18).

1) Históricos: Los cuatro evangelios; los Hechos de los


Apóstoles.
2) Didácticos: Las cartas de San Pablo a los: Romanos, 1 y 2
Corintios; Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 y 2
Tesalonicenses, 1 y 2 Timoteo, Tito, Filemón, Hebreos; la
carta de Santiago, las cartas de Pedro (1° y 2°), las cartas de
Juan (1° y 2° y 3°), la carta de Judas.
3) Profético: El Apocalipsis de Juan.

Hay acuerdo general en que los libros del Nuevo Testamento


son los 27 ya citados. (27/3).

Estos documentos fueron escritos en el breve espacio de poco


más de cincuenta años, probablemente desde el principio del
año 45 D.C hasta el 100 D.C, aproximadamente. Las alusiones
históricas que hay en ellos cubren todo el primer siglo, y el
fondo cultural de su pensamiento retrocede hasta el siglo
cuarto o quinto A.C. (28/160).

Página 61 de 66
BIBLIOGRAFÍA
1. La Educación, Elena G. de White, Publicaciones
Interamericanas, Pacific Press Publishing Association Montain
View, California, EE.UU. de N.A. y Asociación Casa Editora
Sudamericana, Buenos Aires, Argentina, 1974.
2. La Educación Cristiana, Elena G. de White, Publicaciones
Interamericanas, Pacific Press Publishing Association,
Mountain View, California, EE.UU. de N.A. 1975.
3. La Biblia, Cómo se convirtió en Libro, Terry Hall, Ediciones
Las Américas, A.C., México, 1991.
4. Wikipedia, The free Encyclopedia.
5. ¿Qué es la Biblia? Daniel Rops, Editorial Casal I Vall-
Andorra, 1958.
6. Wikipedia, La Enciclopedia Libre. (es.wikipedia.org.).
7. El Libro Siempre Nuevo, José Silva Delgado, (Introducción a
la Biblia, Editorial Vida, Florida, United States of America,
1983.
8. Will The Old Book Stand? ¿Sobrevivirá el Antiguo Libro? Por
H.L. Hastings p.11, citado en Solucione sus Problemas con la
Biblia, Arturo S. Maxwell, Ediciones Interamericanas, EE.UU.
de N.A. 1972.
9. A Dios Por La Ciencia, P. Jesús Simón, S.J., Editorial Lumen,
Colección Labaro, Barcelona 1954.
10. Evidencias Científicas De La Inspiración de la Biblia, por
Bert Thompson, PhD., Apologetics Press, Ciencia y Religión.
11. Evidencias Científicas De La Creación Bíblica, Por el Dr.
Armando Alducín. (www.vidanuevapara elmundo.org.mx) o
es.scribd.com/doc/2024 874/EVIDENCIAS CIENTÍFICAS
DE LA CREACIÓN BÍBLICA.

Página 62 de 66
12. 44 Hechos Científicos Corroborados Por la Biblia, Publicado
por Grecia Stephanie Salas Garza.
13. Introducción A La Biblia, Donald E. Dermaray, Facultad
Latinoamericana De Estudios Teológicos y Editorial Unilit,
Impreso en Colombia, 2001.
14. Introducción Popular al estudio de las Sagradas Escrituras,
A.R. Miles, Editorial Caribe Miami, Fla., 1977, impreso en
España.
15. Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado, Vila-Escuain, Editorial
Clie, (Barcelona) España, impreso en Colombia, 1985.
16. Nuevo Diccionario Bíblico, Directores: J.D. Douglas y N.
Hillyer, Ediciones Certeza, Primera Edición en Español,
1901, impreso en Chile.
17. Compendio Portavoz De Teología, Paul Enns, Editorial
Portavoz, 2008, Impreso en los Estados Unidos de América.
18. Conociendo a Jesús En El Antiguo Testamento, Eugenio
Danyans, Cristología y Tipología Bíblica, editorial clie,
(Barcelona) España, 2008.
19. Cómo Disfrutar La Biblia, Una Guía Para Un mejor
Entendimiento Y Disfrute De La Palabra De Dios., por E.W.
Bullinger, Traducción Española: Juan Luis Molina.
20. Los Libros De La Biblia, Antiguo Testamento, por Joseph
Angus y Samuel G. Green, Clie, (Barcelona) España, 1985.
21. Habla El Antiguo Testamento, Un Completo Examen De La
Historia Y La Literatura Del Antiguo Testamento, por Samuel
J. Schultz, Outreach Publications, Grand Rapids, Michigan,
E.U.A., Tercera edición 1987.
22. Introducción al Antiguo Testamento, por F. Lange, Profesor
del Seminario Concordia, Villa Vallester, Argentina, Casa

Página 63 de 66
Publicadora Concordia, ST. Louis, Iglesia Luterana, Sínodo
de Misuri, Printed in Argentina, 1962.
23. Panorama Del Antiguo Testamento, Manual del Estudiante,
por el Dr. John Wesley Adams, el Dr. Roger D. Cotton, y el
Dr. Quentin Mc Ghee, Serie fe y Acción. 1722 S. Glenstone,
W-163, Springfield, Missouri 65804, U.S.A.
24. Panorama Del Nuevo Testamento, Comentario Bíblico
Portavoz, Paul N. Benware, editorial Portavoz, USA, 1993.
25. Manual de Sagrada Escritura III. Nuevo Testamento, por
Benjamín Martín Sánchez, Ediciones Palabra, Madrid, 1976.
26. Iniciación A La Biblia I, Historia De La Promesa,
Introducción General Y Antiguo Testamento, por Wilfried J.
Harrington, O.P., Editorial “Salterrae”, Santander, Printed in
Spain, 1967.
27. Iniciación Bíblica, Introducción Al Estudio De Las Sagradas
Escrituras, publicada bajo la dirección de A. Robert y A.
Tricot, Traducción de Juan M. Abascal, Editorial Jus.
México, 1957.
28. Nuestro Nuevo Testamento, Estudio Panorámico del
Nuevo Testamento, Merrill C. Tenney, Edición Revisada y
aumentada, editorial Portavoz, U.S.A., 1961

Nota explicativa sobre la bibliografía.


En este y en los siguientes tomos de este estudio, la forma en la que
esta utilizada la bibliografía es la siguiente: el primer número del
paréntesis en cada cita corresponde al número del libro en la
bibliografía, y el siguiente número seguido de la raya inclinada,
corresponde a la página de ese libro, lo que significa que en algunas
ocasiones el libro va a ser el mismo, lo que varía es la página.

Página 64 de 66
PARA MAYOR INFORMACION SOBRE MATERIALES
AFINES, (FOLLETOS, LIBROS, VIDEOS Y OTROS)
SIRVASE COMUNICARSE CON EL AUTOR DE ESTE
MATERIAL A TRAVÉS DE LOS SIGUIENTES MEDIOS

TELEFONOS:
(+506) 24-75-17-04
(+506) 87-87-34-55
(+506) 89-54-04-83
(+506) 85-61-85-78
(+506) 86-20-23-30

CORREO ELECTRONICO
venegasvh@yahoo.com

SECABIP
(SEMINARIO DE CAPACITACIÓN BÍBLICA PERMANENTE)

Por: Víctor H. Venegas


Costa Rica, Enero 2016

Página 65 de 66
Página 66 de 66