Está en la página 1de 8

XIII ERIAC

DÉCIMO TERCER ENCUENTRO


REGIONAL IBEROAMERICANO DE CIGRÉ
Puerto Iguazú 24 al 28 de mayo de 2009 XIII/PI-C1 -07
Argentina

Comité de Estudio C1 - Desarrollo de Sistemas y Economía

GESTION DE ACTIVOS, EXPERIENCIAS EN EL CÁLCULO DE VIDA UTIL E


IMPACTO DE LA SUPERVIVENCIA DE LOS BIENES EN EL DESARROLLO DE
SISTEMAS ELÉCTRICOS

E. R. Vion* C. H. Salzman A. Di Paolantonio

* ORGANIZACIÓN LEVÍN S.A.


FIUBA Dpto. Electrotecnia PROY I033
Universidad de Belgrano Ingeniería- Grupo GEIISE

Resumen - Se presenta un análisis comparado de distintas estrategias para establecer la vida útil de
los activos al momento de su incorporación, y sus procesos de corrección a través del tiempo, conforme las
expectancias remanentes derivadas de las exigencias y particularidades del sistema eléctrico donde sirven,
incluyendo estrategias innovadoras sobre el tema.

La divulgación de estos datos, recogidos de nuestro universo de estudio (más de 160 recopilaciones en bases
de activos fijos de empresas del sector eléctrico, de 10 países de Latinoamérica), será de utilidad para:

• En el ámbito regulado: reconocimiento de casos reales de durabilidad de los activos y su impacto


relacionado con las tarifas, según un relevamiento de las condiciones técnicas (estado de aptitud
para la prestación del servicio) de la red, demás instalaciones y del resto de los bienes. Incluyendo
el análisis del estado de obsolescencia y depreciación, que revistan el carácter de necesarias, de
modo que su aporte resulte beneficioso para el conjunto del país (condiciones óptimas de seguridad,
calidad y precio). Asimismo el impacto en el desarrollo de los sistemas eléctricos.

• En materia de capital privado: A partir de la metodología de cálculo de expectancias de vida para


definir la vida útil de bienes y el impacto en el desarrollo de los sistemas eléctricos, evitando una
inmovilización excesiva de recursos, improductiva respecto de la básica e indispensable
remuneración del capital que exige todo accionista, mejorando así la aplicación de los recursos del
sistema en su conjunto.

Dado que la prestación de los servicios de electricidad está condicionada por la idoneidad de la
infraestructura disponible, y que ésta requiere de suficiente antelación entre su planificación y puesta en
servicio, una vez construida necesita, una constante adaptación para ajustar su evolución a la cambiante
realidad. Se procura desarrollar un criterio que pondere la vida útil remanente de manera práctica,
simplificada pero confiable, a punto tal que resulte de fácil implementación en sus conclusiones.

Proponemos un abordaje diferente para evaluar las instalaciones tal cual como se encuentran, según la
influencia de las previsiones en materia de inversiones, y asegurando las políticas de seguridad industrial y
medio ambiente.

Este estudio considera las aplicaciones que emanan de las normas internacionales de contabilidad
(International Accounting Standad): NIC 36 - Impairment of Assets; NIC 16 - Property, Plant and
Equipment; y NIC 8 - Accounting Policies, Changes in Accounting Estimates and Errors.
* Av. Díaz Vélez 3873, Piso 6 – (C1200AAF) Buenos Aires – Argentina
tel.: +54 (11) 6320-0050 / fax: +54 (11) 6320-0099
e-mail: eduardo.vion@levinglobal.com
El valor de expectancia de vida óptimo que hemos propuesto para la gestión económica, será aquel que al
estudiar las categorías de los bienes permita evaluar de una manera objetiva, las instalaciones existentes,
considerando los aspectos patrimoniales y los vinculados con estos.

Palabras-clave: Vida útil, expectancia, antigüedad o edad de los bienes, gestión económica,
inversiones, mantenimiento, obsolescencia, funcionalidad, VNR, NIC.

I. INTRODUCCIÓN

Basándonos en las experiencias en la gestión de activos, los objetivos de estudio fueron divididos en dos
grupos de interés:

I.A Lapsos de vida útil para equipos e instalaciones utilizados por empresas prestadoras de
servicios de electricidad.
I.A.i Conforme las declaraciones contables, reconocer cuáles pronósticos de vidas útiles son los
más empleados al momento de contabilizarse una adquisición. Estas evidencias contables
definen las figuras de las amortizaciones esperadas para los activos fijos.

I.A.ii Para el mismo conjunto de estudio arriba indicado, establecer una vida útil que refleje, a
modo de promedio general y con la mejor estimación con base técnica, la pérdida de capacidad
para la prestación de un servicio. Estas estimaciones técnicas orientan sobre las depreciaciones,
causada por el desgaste, roturas, deterioros por el paso del tiempo, falta de competitividad,
obsolescencia, etc.

I.B Cumplimiento de los pronósticos de vida útil, obtenidos en el paso anterior (I.A), conforme se
verifica un aumento de la edad de servicio de los activos.
I.B.i Para las unidades que se encuentran prestando servicio activo, se mide su edad cronológica
desde la puesta en marcha inicial (vida útil transcurrida) y se proyecta desde el conocimiento
técnico conforme las actuales condiciones de operación y estado de mantenimiento, la
expectativa de uso futuro, conforme las actuales condiciones de operación y estado de
mantenimiento. Sumadas “edad transcurrida” y “expectativa de vida futura”, nos manifiestan
una nueva dimensión de la vida útil, que puede ser cotejada con la estimación inicial.

La información elaborada basada en nuestras experiencias y las conclusiones que se desprenden de nuestros
análisis, sirven para la aplicación de las recomendaciones de las Normas Internacionales de Contabilidad
(IFRS), en particular las IFRS 16 y 36, tanto en la acertada medición de la vida útil al momento inicial,
como en las revisiones periódicas durante sus años de empleo efectivo.

II. ELEMENTOS DEL MODELO DE ANÁLISIS

II.1 Las Normas Internacionales de Contabilidad

La Norma Internacional de Contabilidad N° 16 (IFRS 16) determina el tratamiento contable que debe ser
dado al material inmovilizado, al momento de activación de adquisiciones, a la determinación de importe en
libros, a la reglamentación de vidas útiles y a los cargos por amortización.

En el ámbito de esta norma, la vida útil se define como: “el período durante el cual se espera utilizar el
activo depreciable por parte de la empresa; o bien el número de unidades de producción o similares que se
espera obtener del mismo por parte de la empresa.” (IFRS 16 - § 6).

En el caso de las empresas de Transporte y Distribución de Energía Eléctrica, por las características
intrínsecas de sus equipos, optamos por un tratamiento simple: con base en el tiempo de vida y su desgaste.

2
La revisión de la magnitud de la vida útil otorgada a los activos debe ser objeto de revisión periódica: “La
vida útil de un activo debe revisarse periódicamente y si las expectativas actuales varían significativamente
de las estimaciones previas, deben ajustarse los cargos a resultados del ejercicio corriente y de los futuros.”
(IFRS 16 - § 49)

Otra norma vinculada es la IFRS Nº 36, referente al valor de recuperabilidad de los activos, donde se
enuncian los síntomas que podrían explicar un posible deterioro en el valor de los activos de larga duración y
normaliza como efectuar la verificación de estos indicios.

Estos “tests” de verificación de la IFRS 36, recomiendan en materia de vida útil de los activos fijos utilizar
lapsos de vida realistas y actualizados a las condiciones de operación verificadas en la práctica.

II.2 Conceptos Destacados

Se indican los principales conceptos empleados en nuestros análisis.

Amortización: La amortización contable representa la distribución sistemática y racional del costo de los
activos fijos tangibles, durante el período presunto de su aprovechamiento económico. No representa una
erogación de dinero, no es un concepto financiero, sino que es un concepto económico, y se la representa en
una cuenta llamada regularizadora que resta del valor de origen del bien.

Depreciación: La depreciación es la pérdida de valor de servicio no restaurada por el mantenimiento


habitual, incurrida con relación al consumo, agotamiento o la perspectiva de retiro en el curso del servicio.
Sus causas son derivadas del hecho de estar en operación, y contra las cuales no hay protección mediante
seguros. Entre estas causas se encuentran el desgaste, roturas, deterioros, acción del tiempo, inadecuación,
obsolescencia, cambios en la construcción y otras exigencias de las regulaciones de contexto (medio
ambiente, higiene y seguridad).

Relación entre Depreciación y Amortización: Si bien ambas definiciones presentan enfoques


complementarios, apuntan a un último objetivo común: proveer el retorno total de la inversión de capital
realizada en activos que pierden el valor de servicio, apropiando éste retorno a lo largo de su vida útil.

Vida Útil: La vida útil es el pronóstico de vida total en años, que se estima técnicamente razonable para cada
bien, según la incidencia actual de los factores que afectan a la vida económica de los mismos, tales como: el
deterioro físico por uso, por tiempo transcurrido, la obsolescencia tecnológica y otros aspectos que generan
una inadecuada capacidad de prestación de servicios del bien.

Obsolescencia: La obsolescencia sobreviene cuando algunos de los bienes bajo estudio funcionan de forma
inadecuada para la misión que desempeñan.

Los adelantos técnicos producen, en diferente medida, una ventaja competitiva de los elementos modernos
sobre los antiguos, ya sea sobre la calidad de sus productos como sobre su costo de operación.

Por otro lado, la obsolescencia funcional refleja una posible mala adecuación de un bien para responder
adecuadamente a la demanda. Puede ser fruto del desarrollo de un mercado, que requiere de otra economía
de escala para su aprovechamiento, y consecuentemente el equipamiento instalado no resulta óptimo.

Condiciones Operativas: Este parámetro tiene en cuenta el nivel de utilización (desgaste) y el estado por el
transcurso del tiempo que poseen los distintos componentes de cada unidad operativa a una determinada
fecha. Su determinación está contenida dentro de las tareas que se desarrollan en la etapa de la inspección
física "in situ", en donde se puede constatar en forma total o por muestreo las condiciones de marcha de las
instalaciones y equipamiento.

Condiciones de Mantenimiento: La condición de mantenimiento tiene en cuenta el estado de conservación


general observado en cada caso y los cuidados brindados en esta materia. Si bien en la práctica este análisis

3
es realizado en forma conjunta con el de condición operativa, en virtud de ser de naturalezas distintas se
detallan aquí por separado.

Edad: Es la porción de vida útil total consumida, medida entre el momento en que se incorporó el
componente de la instalación a la actividad productiva y la fecha actual.
Para el cálculo de la edad, se adopta como inicio de la misma la "fecha de puesta en marcha" del bien,
ocurrida luego del período de prueba y arranque.

Expectancia de Vida Útil Futura: Este concepto es la vida útil restante probable. Se estima sobre la base de la
expectancia de vida útil según especificaciones del proveedor, condiciones de operación y estado de
mantenimiento del bien, planes de retiro conocidos al momento del análisis, entorno económico de la
operación en su conjunto y del bien en particular, atraso tecnológico, información del personal de dirección
de las empresas y el criterio del perito basado en la experiencia obtenida en empresas de similares
características.

Implica un pronóstico sobre el momento en que habrá de retirarse el bien de la condición de servicio, basado
en premisas técnicas, funcionales o económicas. Su determinación resulta influenciada por aspectos de
estrategia empresarial, obsolescencia, condición operativa y estado de mantenimiento.

II.3 Criterios para nuestras estimaciones técnicas de vida útil y expectativa de vida remanente

Hemos desarrollado una metodología basada en los siguientes aspectos generales:

• Análisis de la información técnica y contable a fin de lograr que los criterios de vida útil de los
bienes reflejen adecuadamente la realidad observada.
• Análisis del historial operativo de los bienes de planta y vidas útiles empleadas.
• Verificación física por muestreo de las condiciones generales y particulares de estado, operación y
mantenimiento de los bienes, para corroborar que los datos informados por las compañías se ajustan
a la situación observada.
• Preparación de pronósticos que establezcan las expectancias de vida futura de las unidades
productivas.
• Evaluación de las estadísticas y desarrollo de las vidas estimadas, incluyendo la comparación de las
estimaciones actuales y propuestas con los criterios utilizados en diversa empresas a nivel mundial.
• Revisión de la razonabilidad de utilizar las expectancia desarrolladas en este estudio, considerando
que en el futuro previsto se puedan utilizar todas las instalaciones con la presente condición de
estado y obsolescencia tecnológica.
• Elaboración del informe detallado y sumarización de los resultados alcanzados que se indican en el
cuadro de valores insertado más adelante.
• La metodología considera el estudio de las variables que inciden en la determinación de las vidas
útiles de los principales componentes de las instalaciones, para ratificar o redefinir las mismas en
base a las conclusiones obtenidas en el mencionado análisis.

En la Figura siguiente se expone las distintas aristas metodológicas:

4
A partir de lo anterior, nuestras áreas de actividad se concentraron en cuatro subcapítulos: (i) recopilación de
documentación existente; (ii) captura de información de campo; (iii) evaluación de la información obtenida;
y (iv) conclusiones del estudio.

Conocido el estado de envejecimiento de los principales componentes investigados, así como sus probables
estándares de fiabilidad y disponibilidad a corto y mediano plazo, mediante distintos procedimientos técnicos
se estima el horizonte de vida útil futura (expectativa de vida) aplicable a las distintas categorías de bienes.

Las recomendaciones vienen acompañadas de una revisión amplia sobre las tablas de vida útil de los
distintos tipos de bienes. Para este fin, se analizó curvas de supervivencia derivadas de estudios estadísticos,
ponencias presentadas en jornadas y congresos internacionales, bibliografía especializada en teorías de
depreciación, información de asociaciones técnicas, recomendaciones de fabricantes y estándares o
sugerencias derivadas de normas reconocidas (API, ASME, ASTM, NEC); e información sobre el historial
de altas y retiros de unidades o componentes dentro de las empresas en estudio.

El trabajo de esta actividad quedó concluido con la selección de los rangos de vida útil más representativos
para cada caso.

Es de esperar que la tarea sobre los bienes analizados en forma individual permita igualmente conclusiones
generales de expectativas de vida futura que puedan proyectarse sobre todo el universo de activos fijos,
incluso aquel conjunto de bienes menores o complementarios.

5
Los guarismos promedio de cada familia de bienes (o rango de vidas útiles más representativos), que fueron
establecidos sobre las unidades inspeccionadas, podrán ser aplicados para ajustar (corregir o actualizar)
aquella parte del universo no alcanzada por la inspección.

Tal situación se apoya en la teoría de la frecuencia relativa o probabilidad frecuencial, en donde la ley de
convergencia estadística hace que, cuanto mayor sea la muestra, la probabilidad resultante de ésta tiende a
converger en el valor de la probabilidad del universo.

III. CONCLUSIONES
En el trabajo se concluye proponiendo los valores obtenidos sobre la base de la experiencia desarrollada
actualizada sobre materiales observados en nuestro país y en el extranjero que aportan una fundamentación
para pronosticar la vida útil remanente de las unidades operativas estudiadas en función de criterios técnicos
y económicos, permitiendo determinar asimismo su depreciación y su relación con la contabilidad
patrimonial

Para definir el tamaño de nuestro universo de estudio, hemos recurrido a nuestra base de datos de más de 166
trabajos realizados, que acumula el detalle de los activos fijos de más de 122 empresas de generación,
transportista y/o distribución, de 10 países de Latinoamérica, que alcanzan a más de 155 centrales de
generación con más de 30 mil MW de potencia nominal, 47 mil Km líneas de transmisión, más de 84 mil
MVA de transformación, más de 33 millones de clientes atendidos por las distribuidoras, con
aproximadamente 80.000 GWh de energía vendida, áreas de coberturas de más de 1,4 millones de km2 y
aproximadamente 200 mil Km de líneas de media y baja tensión.

Adicional a ello hemos utilizado las normas vigentes en los entes reguladores de varios países de
Latinoamérica así como publicaciones internacionales u organismos especializados como CIGRÉ (Comité
Internacional de Grandes Redes Eléctricas).

Este informe expone nuestras consideraciones para cada uno de los sectores operativos de la empresa de
generación, transmisión y/o distribución en los que, según nuestro criterio, deben definirse las vidas útiles:

EXPECTANCIAS POR VIDA ÚTIL EN


ANTIGÜEDAD EN AÑOS AÑOS
35 a 44

25 a 34

20 a 24

15 a 19

10 a 14
DE 45

MIN–
Entre

Entre

Entre

Entre

Entre

Entre

Entre

MÁX
MÁS

PRO
5a9

0a4

BLE
DESCRIPCIÓN BA

GENERACIÓN
Turbo Generadores Hidráulicos y de Vapor 10 15 15 17 20 23 25 30 20 – 55 30
Turbo Generadores de Gas - - 5 7 10 15 20 25 20 – 35 25
Motogeneradores 5 10 15 15 17 20 23 25 20 – 50 25
Otros Equipos e Instalaciones 5 5 7 10 15 20 25 30 15 – 50 30
Maquinaria Geotérmicas N/A N/A N/A 17 20 23 25 30 5 – 40 30
Pozos Geotérmicos N/A 10 15 15 17 20 23 25 5 – 55 25
Construcciones Civiles 25 25 30 35 40 40 45 50 30 – 80 50
SUB-ESTACIONES
Transformadores de potencia 10 10 17 20 23 25 30 40 35 – 55 40
Interruptores en Aire Comprimido 13 13 20 23 25 25 30 40 30 – 50 40
Interruptores en Vacío 13 13 20 23 25 25 30 40 30 – 50 40
Interruptores en Aceite 3 3 5 10 N/A N/A N/A N/A 30 – 50 40
Interruptores de Gas SF6 N/A 10 17 20 23 25 30 40 30 – 50 40
Desconectadores y seccionadores de tierra
10 10 17 20 23 25 30 40 30 – 50 40
de uso mecánico
Transformadores de Corriente, Tensión y
10 10 17 20 23 25 30 40 30 – 50 40
Combinados sellados para playas

6
EXPECTANCIAS POR VIDA ÚTIL EN
ANTIGÜEDAD EN AÑOS AÑOS

35 a 44

25 a 34

20 a 24

15 a 19

10 a 14
DE 45

MIN–
Entre

Entre

Entre

Entre

Entre

Entre

Entre

MÁX
MÁS

PRO
5a9

0a4

BLE
BA
DESCRIPCIÓN

Otros Equipos e Instalaciones y equipos tipo interior 5 5 10 15 15 17 20 30 25 – 50 30


Construcciones Civiles 13 13 20 25 30 35 40 50 45 – 60 50
ALTA TENSIÓN
Líneas de 69 y 138 KV 15 15 20 25 30 35 42 45 30 – 60 45
Líneas 230 KV 15 15 20 25 30 35 42 45 30 – 60 45
Líneas 345 y 500 KV 15 15 20 25 30 35 45 50 30 – 60 50
Cables aislación seca 5 10 20 25 30 35 42 45 40 – 55 45
REDES DE MEDIA TENSIÓN
Cables y Líneas de 2,4; 13,8 y 34,5 KV 3 3 10 18 20 25 30 40 35 – 50 40
REDES BAJA TENSIÓN
Líneas 1 2 10 18 20 25 30 40 35 – 45 40
Accesorios y Otros 1 1 3 8 10 15 20 30 25 – 45 30
CABINAS Y PLATAFORMAS
Transformadores 5 5 12 15 18 20 25 35 30 – 50 35
Otros Equipos 5 5 12 15 18 20 25 35 30 – 50 35
Construcciones Civiles 13 13 20 25 30 35 40 50 45 – 60 50
CONEXIONES
Aéreas 4 7 10 12 15 20 20 25 20 – 50 25
MEDIDORES
Electromecánicos 1 3 3 7 10 15 20 25 10 – 45 25
Electrónicos 1 3 3 7 7 10 10 10 8 – 15 10
ALUMBRADO
En General 4 4 8 12 15 15 18 20 15 – 50 20
N/A: No Aplicable pues no se encontraron casos de análisis

Las principales conclusiones a las que hemos arribado una vez finalizado el presente informe, se pueden
resumir en los siguientes puntos:

Aún cuando en una empresa presenta la mayoría de sus bienes cerca del final de su vida útil en los registros
contables, se puede en ciertas circunstancias constatar que un importante conjunto de estos equipos e
instalaciones continúan prestando servicios en forma continua, con un comportamiento satisfactorio.

Para aquellos bienes que aún conservan parte de su valor sin amortizar, hemos propuesto los criterios que
rigen la definición de las vidas útiles contables actuales, para determinar, cuando corresponda, la redefinición
de vidas de los bienes de uso, sobre la base de las condiciones de operación, estado de mantenimiento,
calidad de producto entregado y obsolescencia.

Que hemos encontrado fundamentación cierta para pronosticar que la vida útil remanente en varias unidades
operativas difiere de la estimación contable actualmente empleada.

Que la presente contribución es una base útil para desarrollar el cálculo económico. Determinar las tasas de
depreciación, dado que reflejará adecuadamente la pérdida de capacidad para prestar servicio de los bienes,
considerando un importante número de factores como utilidad económica, desgaste, roturas y obsolescencia.

Que las alícuotas de amortización generadas por las expectancias de vida propuestas en esta contribución, se
ubican dentro de un rango razonable, y si dichas tasas son aplicadas apropiada y consistentemente,
obtendremos una razonable provisión anual por depreciación de los activos fijos.

7
En todos los casos es necesario realizar mediciones con métodos más específicos para detectar desvíos o
características operativas de sistemas que no se corresponden con las compañías que fueron analizadas.

Referencias Bibliográficas

[1] Stone & Webster management Consultants Referencia a curvas de IOWA 1992..

[2] Turvey R. and Anderson D. Electricity Economics-Word Bank.

[3] Peter Eisen - .Accounting.A streamlined course for students & business people

[4] IEEE Brown book-Recomended Practice for Power System Analysis-IEEE St 399.

[5] Andres Suarez Suarez - Desiciones óptimas de inversión y financiación en la empresa.

[6] Carlos Slosse y otros.- Auditoría

[7] Aquisições, Fusões & Incorporações Empresariais – Edições Aduaneiras

[8] Valuation – Measuring and Managing the Value of Companies

[9] 60 Years for Valuation Expertise – The American Society of Appraiser International Appraisal Conference 1996

[10] Business Valuation – The American Society of Appraiser International Appraisal

[11] Cost Estimation of Water Resources Projects – United Nations

[12] Power – Extending power plant life, Vol 150 No 3, Abril 2006

[13] IFSR Normas Internacionales de Contabilidad. IFRS, NIC16 Property, Plant and Equipment; NIC 36- Impairment of Assets y
NIC 8 - Accounting Policies, Changes in Accounting Estimates and Errors.

AGRADECIMIENTO:
Los Autores Ings Eduardo Vion, Carlos Salzman y Lic Aldo Di Paolantonio agradecen a ORGANIZACIÓN
LEVIN SA Dirección de Valuaciones y al Proyecto UBACyT - FIUBA I033 ( La Crisis Energética y el Uso
Eficiente de la Energía) del grupo GEA, Departamento de Electrotecnia de la Facultad de Ingeniería de la
Universidad de Buenos Aires y al proyecto GEIISE de la UNIVERSIDAD DE BELGRANO Facultad de
Ingeniería por el apoyo financiero, tecnológico y de datos. E-mail: eduardo.vion@levinglobal.com,
csalzman1@gmail.com aldo.dipaolantonio@levinglobal.com