Está en la página 1de 4

La ética aplicada: deontología profesional y bioética

Ética aplicada: conceptos

La ética aplicada es la rama de la ética que consiste en el análisis de cuestiones


morales específicas y controvertidas, como el aborto, los derechos de los
animales o la eutanasia. En los últimos años, los problemas éticos aplicados se
han subdividido en grupos convenientes, como la ética médica, la ética
empresarial, la ética ambiental y la ética sexual.
En términos generales, se necesitan dos características para que un problema
se considere un "problema ético aplicado". En primer lugar, el tema debe ser
controvertido en el sentido de que hay grupos importantes de personas tanto a
favor como en contra del tema en cuestión. El problema de los disparos desde
el coche, por ejemplo, no es un problema ético aplicado, ya que todos están de
acuerdo en que esta práctica es extremadamente inmoral. Por el contrario, el
tema del control de armas sería un problema ético aplicado, ya que existen
grupos importantes de personas tanto a favor como en contra del control de
armas.
El segundo requisito para que un problema sea un problema ético aplicado es
que debe ser un problema claramente moral. En un día cualquiera, los medios
nos presentan una serie de cuestiones delicadas como políticas de acción
afirmativa, homosexuales en el ejército, compromiso involuntario de las personas
con discapacidad mental, prácticas comerciales capitalistas versus socialistas,
sistemas de atención de la salud públicos versus privados o conservación de la
energía. Aunque todos estos temas son controvertidos y tienen un impacto
importante en la sociedad, no son todos cuestiones morales. Algunos son solo
temas de política social.1 El objetivo de la política social es ayudar a que una
sociedad determinada funcione de manera eficiente diseñando convenciones,
como leyes de tránsito, leyes tributarias y códigos de zonificación. Los problemas
morales, por el contrario, se refieren a prácticas más universalmente obligatorias,
como nuestro deber de evitar la mentira, y no están confinados a sociedades
individuales.

La ética aplicada pretende ser una ética de la autonomía

La ética aplicada, por tanto, pretende ser una ética de la autonomía


complementada por una ética de la responsabilidad, y esta tiene que hacerse
cargo de un triple reto:
1. Cómo forjar y mantener la autonomía trascendental kantiana, autonomía de
un sujeto ético capaz de la recreación moral, sin sucumbir ni a una mera
voluntad de placer utilitarista ni a una voluntad de poder nietzscheana, ambas

1
Fieser, James. «Ethics». Internet Encyclopedia of Philosophy (en inglés).
incapaces de responder de una teoría de la justicia a la altura de la política y
economía mundial del siglo XXI.
2. Cómo respetar y promover las idiosincrasias culturales, también
trascendentales, para aquella autonomía que ha superado su enclaustramiento
monadológico moderno y ha de recrear sus tradiciones morales en un contexto
plural.
3. Cómo asumir todo ello en entornos moralmente cambiantes, sin muchas
certezas, y cómo hacerlo superando el punto de vista de Jonas y su heurística
del miedo.

Principios normativos en ética aplicada

Llegar a una breve lista de principios normativos representativos es en sí mismo


una tarea desafiante. Los principios seleccionados no deben enfocarse
demasiado estrechamente, como una versión del egoísmo de actos que podría
enfocarse solo en el beneficio a corto plazo de una acción. También se debe
considerar que los principios tienen mérito entre las personas de ambos lados
de un problema ético aplicado. Por esta razón, los principios que apelan al deber
para con Dios generalmente no se citan, ya que esto no tendría ningún impacto
en un no creyente involucrado en el debate. Los siguientes principios son los
más recurridos en discusiones éticas aplicadas:
 Beneficio personal: reconozca la medida en que una acción produce
consecuencias beneficiosas para el individuo en cuestión.
 Beneficio social: reconocer hasta qué punto una acción produce
consecuencias beneficiosas para la sociedad.
 Principio de benevolencia: ayudar a los necesitados.
 Principio de paternalismo: ayudar a otros a buscar sus mejores intereses
cuando ellos mismos no pueden hacerlo.
 Principio de daño: no dañar a los demás.
 Principio de honestidad: no engañar a los demás.
 Principio de legalidad: no viole la ley.
 Principio de autonomía: reconocer la libertad de una persona sobre sus
acciones o cuerpo físico.
 Principio de justicia: reconocer el derecho de una persona al debido
proceso, una compensación justa por el daño causado y una distribución
justa de los beneficios.
 Derechos: reconocer los derechos de una persona a la vida, la
información, la privacidad, la libertad de expresión y la seguridad.
Los principios anteriores representan un espectro de principios normativos
tradicionales y se derivan tanto de enfoques consecuencialistas como basados
en el deber. Los dos primeros principios, beneficio personal y beneficio social,
son consecuencialistas, ya que apelan a las consecuencias de una acción, ya
que afecta al individuo o la sociedad. Los restantes principios están basados en
el deber. Los principios de benevolencia, paternalismo, daño, honestidad y
legalidad se basan en los deberes que tenemos hacia los demás. Los principios
de autonomía, justicia y los diversos derechos se basan en los derechos
morales.
Problemas en ética aplicada

Como se señaló, hay muchos temas controvertidos discutidos hoy por los
especialistas en ética, algunos de los cuales se mencionarán brevemente aquí.
Ética biomédicase enfoca en una variedad de problemas que surgen en
entornos clínicos. Los trabajadores de la salud se encuentran en una posición
inusual para lidiar continuamente con situaciones de vida o muerte. No es
sorprendente, entonces, que los asuntos de ética médica sean más extremos y
diversos que otras áreas de ética aplicada. Surgen problemas prenatales sobre
la moralidad de la madre sustituta, la manipulación genética de los fetos, el
estado de los embriones congelados no utilizados y el aborto. Surgen otros
problemas sobre los derechos del paciente y las responsabilidades del médico,
como la confidencialidad de los registros del paciente y la responsabilidad del
médico de decir la verdad a los pacientes moribundos. La crisis del SIDA ha
planteado los problemas específicos del examen obligatorio de todos los
pacientes para el SIDA, y si los médicos pueden negarse a tratar a los
pacientes de SIDA. Otras cuestiones se refieren a la experimentación médica
en humanos, la moralidad del compromiso involuntario y los derechos de los
discapacitados mentales. Finalmente, surgen problemas al final de la vida
acerca de la moralidad del suicidio, la justificabilidad de la intervención suicida,
el suicidio asistido por un médico y la eutanasia.
El campo de la ética empresarial examina las controversias morales
relacionadas con las responsabilidades sociales de las prácticas comerciales
capitalistas, el estado moral de las entidades corporativas, publicidad
engañosa, abuso de información privilegiada, derechos básicos de los
empleados, discriminación laboral, acción afirmativa, pruebas de drogas y
denuncia de irregularidades.
Los problemas en la ética ambiental a menudo se superponen con asuntos
comerciales y médicos. Estos incluyen los derechos de los animales, la
moralidad de la experimentación con animales, la preservación de especies en
peligro, el control de la contaminación, la gestión de los recursos ambientales,
si los ecosistemas tienen derecho a una consideración moral directa, y nuestra
obligación para las generaciones futuras.
Los temas controvertidos de la moralidad sexual incluyen la monogamia versus
la poligamia, las relaciones sexuales sin amor, las relaciones homosexuales y
las relaciones extramatrimoniales.
Finalmente, hay cuestiones de moralidad social que examinan la pena capital,
la guerra nuclear, el control de armas, el uso recreativo de drogas, los derechos
de bienestar y el racismo.
2

2
Fieser, James. «Ethics». Internet Encyclopedia of Philosophy (en inglés).
Bibliografía

Fieser, James. «Ethics». Internet Encyclopedia of Philosophy (en inglés).