Está en la página 1de 124

HOMEOPATÍA,

REIKI,

ACUPUNTURA,

REFLEXOLOGÍA

PÁG. 22

MEDICINA

ALTERNATIVA

NÚMERO 449

OCTUBRE 2018

www.muyinteresante.es

Las batallas más sang ientas de la historia

PÁG. 94

VIROSFERA

PÁG. 30

ASÍ DOMINAN LOS VIRUS LA VIDA TERRESTRE

PALEO

PÁG. 112

DESCUBRE LOS DINOS IBÉRICOS

DOSIER

PÁG. 72

LOS PRODIGIOS DE LA ESTIMULACIÓN CEREBRAL

Siempre tiene que haber algo entre el antes y el después.

Cuando pensabas que no quedaba nada más por ver, descubres una nueva dimensión con el nuevo Audi Q8 y su diseño llamado a revolucionarlo todo. Toda la potencia de un SUV, sus líneas de coupé, pantallas táctiles y hápticas y su tecnología de alto nivel de asistencia a la conducción, te darán la bienvenida a la octava dimensión.

www.audi.es/Q8

GETTY

GETTY / RETOQUE DE LA IMAGEN: JAVIER LINARES

ISTOCK

J. M. EDDINS JR. / U.S. AIR FORCE

TKM GETTYARCHIVO

MUY 449 Octubre 2018

SUMARIO

22

4

94

60

FOTO DE PORTADA: TARA MOORE / GETTY

86

54

EN PORTADA

22

El gran timo de la medicina alternativa

30

El universo que vive dentro de la vida: la virosfera

72

Dosier: los prodigios de la estimulación cerebral

94

Las 10 batallas más sangrientas de la historia

112

Descubre los dinos ibéricos

72

DISCOVERY

8

Muy Data

10

Actualidad

18

Sala bit

CURIOSITY

40

Preguntas y Respuestas

44

Neuropecados: hipocresía

46

De palabras

47

Libros

48

Días contados

50

Muy Lab

52

Muy Escéptico

MÁS REPORTAJES

54

Internet de las cosas:

todo conectado a todo

60

El misterio de los eventos luminosos transitorios

66

¡Si las camas hablaran!

86

¿Hasta dónde llegará Netflix?

EXPLORER

102

Hi-Tech

106

Motor

120

Comunidad Muy

122

Próximo número

Una combinación de botánicos seleccionados entre más de 40 plantas aromáticas de excelente calidad provenientes de todos los rincones del mundo. 150 años de tradición y maestría. Mezclado y equilibrado según la tradición, todavía hoy. La elaboración del vermouth como forma de arte. Cada gota. Día a día.

EL ARTE DEL VERMOUTH

www.disfruta-de-un-consumo-responsable.com 15°

MARTINI Y EL LOGO

SON MARCAS REGISTRADAS

4B4CD7*KKLLON ””=z&

[[[STRING5]]]

4B4CD7*KKLRSP( +”!z!”!$!z

EDITORIAL

Confianza ciega en simples placebos

n la VIII Encuesta de Percepción Social de la Ciencia, realizada por la Fundación Española para la Ciencia

y Tecnología (FECYT) en 2016, podemos leer que la

creencia en las prácticas seudocientíficas tendría su origen en la necesidad humana de controlar aspectos importantes de la vida y sobre los que los individuos perciben un alto nivel de incertidumbre. Como la salud es uno de los aspectos de mayor rele- vancia para nosotros y, en ocasiones, se conjuga con mucha incer- tidumbre, no es de extrañar que recurramos a creencias y terapias sin base científica que prometen conservar y mejorar la calidad de vida. Así, la encuesta revela que en el caso de la homeopatía y la acupuntura, el 59% y el 68,6% de los españoles, respectivamente, confían en su eficacia para tratar algún tipo de enfermedad. Sus principales consumidores –y defensores– son personas con esta- tus socioeconómico elevado y alto nivel educativo, en definitiva, gente con un alto poder económico. Y esto es así a pesar de que

las diferentes medicinas alternativas no han demostrado hasta la fecha ser más eficaces que un placebo y que, en muchos casos, se venden como naturales e inocuas. Pero es- to no importa a los creyentes. El periodista Luis Alfonso Gámez analiza en esta edición de MUY por qué resultan tan populares y có- mo podemos desenmascararlas.

E

Enrique Coperías, director.

ecoperias@zinetmedia.es

@TapasDeCiencia

Más MUY en tu quiosco:

DE HATSHEPSUT

A CLEOPATRA

LAS MUJERES MÁS PODEROSAS A ORILLAS DEL NILO

DOSSIER

DEL IMPERIO

ANTIGUO A

LA DINASTÍA

PTOLEMAICA

LOS SECRETOS DE LAS PIRÁMIDES

COLOSALES MAUSOLEOS DIGNOS DE LOS REYES SAGRADOS

www muyhistoria es

Nº104

4 95€

FARAONES

Y DIOSES

TODOPODEROSOS REPRESENTANTES TERRENALES DE LA DIVIN DAD

EL ESPLENDOR DE

EGIPTO

LA EDAD DE ORO DEL PAÍS DE LOS FARAONES

MUY Historia

6 Egipto

Un paseo por la edad de oro del país del Nilo, del Imperio Antiguo a la di- nastía ptolemaica, los se- cretos de las pirámides

CRIMEN

24

ASESINAS

MORTALES

DENTRO

MUJERES

ASESINAS

NOS ADENTRAMOS EN LAS MENTES DE

LASASESINASMÁSINFAMESYDEPRAVADAS

4 95 €

ARCHIVOS DE CASOS FOTOS DE LAS ESCENAS DEL CRIMEN

MUY Crimen

Mujeres asesinas

La Abuela Caníbal, la Madrina del Vudú, la Viu- da Negra de Japón y otras criminales infa- mes y depravadas.

www.muyinteresante.es

4,95

Núm. 20

ALIMENTACIÓN

HIPERHIDROSIS

TECNOLOGÍA

MINDFUL EATING

MENTE SANA

¿ERES DE

ASÍ PUEDES

OCHOAPPS

IRA, ESTRÉS,

EJERCICIOS

VERDAD

CONTROLAR

TRISTEZA

LOS

PARAMANTENER

INTOLERANTEA

EL SUDOR

PARA QUE NO

SENTMIENTOS

TU CEREBRO

LA LACTOSA?

EXCESIVO

TENGASQUE IR AL MÉDICO

QUEENGORDAN

EN FORMA

MUY Estar Bien

En este número te expli- camos, entre otros temas, cómo prevenir y contro- lar la peligrosa hiper- tensión y las claves de la intolerancia a la lactosa.

REDACCIÓN

Director: Enrique Coperías (ecoperias@zinetmedia.es).

Director de Arte: Óscar Gómez (ogomez@zinetmedia.es).

Redactor jefe: Abraham Alonso (aalonso@zinetmedia.es).

Editores: Pablo Colado, jefe de Edición (pcolado@zinetmedia.es);

Luis Otero (lotero@zinetmedia.es); Francisco Jódar (fjodar@

zinetmedia.es); y Raquel de la Morena (rdelamorena@zinetmedia.es)

Edición Gráfica: Manuela Arias, jefa (marias@zinetmedia.es).

Cierre y ayudante de Edición Gráfica:

Javier Linares (jlinares@zinetmedia.es).

Secretaria: Julia Gordo (jgordo@zinetmedia.es).

Colaboradores: Miguel Á. Sabadell (editor de ciencia), Cristina

García-Tornel (correctora de estilo), Carlos Aguilera, Albert Chust, Luis Alfonso Gámez, Laura González de Rivera, José Manuel González, Dani Jiménez, Ángel Jiménez de Luis, Gonzalo López Sánchez, Jesús Marchamalo, Ramón Núñez, Marta Peirano, José A. Peñas, Elena Sanz, Valérie Tasso y José Miguel Viñas.

Editores online: Mª Victoria González (mvgonzalez@zinetmedia.es), Laura Marcos (lmarcos@zinetmedia.es) y Sarah Romero (ladymoon@ gmail.com). Equipo de vídeo: Jesús Nicolás (jnicolas@zinetmedia.es),

Pablo Cantudo (pcantudo@zinetmedia.es), Adriana Toca (atoca@

zinetmedia.es)

DEPARTAMENTO CREATIVO

Jefe: Eduardo Román. Jefes de Diseño: María Somonte, Luis Miguel González, Cristina Martín, Mónica Ibaibarriaga, Juan de la Rosa, Jaky González y Sara Calavia. Diseñadores: Óscar Álvarez, Abel Cuevas, Juan Elvira, Marga Esteban, Esther García, Daniel Montero y Javier Vicente.

EVENTOS Y RR. PP.

Responsable: Inés Pérez (iperez@zinetmedia.es),

Claudia Olmeda (colmeda@zinetmedia.es).

DIRECCIÓN Y TELÉFONO

Calle Áncora, 40, 28045 Madrid; tel.: 913 470 100 Correo electrónico: minteresante@zinetmedia.es

Consejera Delegada: Marta Ariño

Director General Financiero: Carlos Franco

Directora Brand Development: Begoña Eguillor

Director Comercial del Grupo: Ángel Navarro

Adjunto al Director Comercial: Javier Puig (jpuig@zinetmedia.es).

DEPARTAMENTO DE PUBLICIDAD Y DELEGACIONES

Director Comercial Área Divulgación:

Santiago Brioso (sbrioso@zinetmedia.es). Jefe de Publicidad: Pablo Oliveros (poliveros@zinetmedia.es). Coordinación: Raúl Pardos (rpardos@zinetmedia.es). BARCELONA. Travessera de Gràcia, 47-49, 2.ª planta. 08021, Barcelona. Tel.: 93 240 10 00. Directora de Publicidad: Mery Pareras (mpareras@ zinetmedia.es) Jefe de Publicidad: Javier Muñoz (jmunoz@zinetmedia.es). LEVANTE. Quart, 2, puerta 2. 46001, Valencia. Tel.: 96 391 01 91. Ramón Medina (rmedina@zinetmedia.es). ANDALUCÍA y EXTREMADURA. Tel.: 95 409 99 86. Silvia Robles (srobles@guadalmedia.com). PAÍS VASCO y NAVARRA. Tel.: 94 444 18 00. Koldo Marcilla (km@ edicionextra.com) PUBLICIDAD INTERNACIONAL. Jefa de Publicidad Internacional: Verónica Carrasco (vcarrasco@zinetmedia.es). PUBLICIDAD ONLINE. Celia Delgado (cdelgado@zinetmedia.es). Acciones Especiales: Lorena Sobrón (lsobron@zinetmedia.es).

SUSCRIPCIONES

Calle Áncora, 40 – 28045, Madrid; tel.: 902 054 246 e-mail: suscripciones@zinetmedia.es Web: www.suscripciones.zinetmedia.es

Editada por Zinet Media Global, S.L. Distribuye: Logista Publicaciones

PRINTED IN SPAIN

Esta publicación es miembro de la Asociación de Revistas de Información (ARI) y tiene controladas sus ventas por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD).

Depósito Legal: M.33.426/1980. ISSN 1130 - 4081 Depósito Legal Pocket:

M.13.071/2013 © Copyright 2017 Zinet Media Global, S.L. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa de la empresa editora. MUY INTERESANTE no se hace responsable del extravío, deterioro o devolución de originales no solicitados, sobre los que tampoco garantiza correspondencia.

NO ERAS MUY DE ROAST BEEF, HASTA QUE PROBASTE EL ROAST BEEF.

SABOR A OTRO NIVEL

Horno SteamP

4 niveles de vapor. Gusto y textura únicos. Sonda térmica. Al punto que tú elijas. Capacidad y ventilador XXL. Cocción uniform

POR CARLOS AGUILERA & FRANCISCO JÓDAR

8

DISCOVERY

MUY DATA

45.000.000

Número de

jugadores

de `Fortnite´,

el título del

momento

VIDEOJUEGOS Nacieron hace poco más

de medio siglo y son una

de las formas de ocio

más populares en el

mundo, España incluida

15,8 millones

de españoles son jugones y dedican

6,6 horas semanales a su afición

4,8M/S

E l

44%

son mujeres y el

56% hombres

Velocidad a la que avanzaría Mario, el protagonista de `Super Mario Bros´, si fuera humano

En 2017

se vendieron en nuestro país

9.648.658

unidades de videojuegos y

1.483.800

consolas

s ositivos

Es aña?

Consolas

23%

359 millones

Euros facturados en 2017 por la industria española de los

videojuegos.

El cine facturó

597 millones

Móvil

21%

Tableta

11%

Consola portátil

10%

Otros

13%

PC

22%

Los mejores

jugadores de

e-sports ganan más de

1958

Primer videojuego de la historia:

`Tennis for two´

3.000.000

de euros anuales

495

millones

Copias vendidas

del `Tetris´, el videojuego

más exitoso

693

Media de horas que lleva terminar `Monster Hunter 3 Ultimate´

CATERS NEWS

DISCOVERY

ACTUALIDAD

UNAS RESIDENCIAS MARCIANAS

A HUEVO

os pioneros que colonicen un día ese mundo situa- L do a una media de 225 millones de kilómetros de la Tierra y al que llamamos Marte en honor al dios

de la guerra de los romanos, necesitarán residen- cias que los mantengan vivos. Podrían ser como las MARSHA, diseñadas por la firma neoyorquina AI Spacefactory para el 3D- Printed Habitat Challenge, un concurso convocado por la NASA en busca de soluciones habitacionales para el planeta rojo. Un brazo robótico unido a un róver las imprimiría en 3D con materiales marcianos: una mezcla de fibra de basalto extraída de rocas del lugar y ácido poliláctico, un plástico biodegradable

que se produciría a partir de plantas cultivadas en Marte. La mezcla, ultrarresistente y eficaz contra la radiación, serviría para levantar una estructura de cuatro pisos con dos capas: una aislante y anclada al suelo, y otra que funciona como hábitat.

UN PEDACITO DE LA TIERRA. Estas burbujas de vida albergarían hasta cuatro personas. Una gran claraboya en su techo y las ventanas de las paredes darían paso a la luz solar, pero no a su dañina radiación. Las aberturas se han diseñado para que la iluminación interior se asemeje a la terrestre, de forma que se respeten los ritmos circadianos de los astronautas.

10 LA CONQUISTA DE MARTE

El planeta rojo lleva décadas en el punto de mira de la humanidad. Estados y empresas invierten millonadas en preparar misiones que nos lleven a ese mundo desolado que quizá acabe siendo nuestro hogar.

20-7-1976

Se posa en Marte la Viking 1,

la primera nave humana en llegar a su superficie. Las primeras fotos cercanas las tomó la Mariner 4 el 14-7-1965, fecha en la que sobrevoló el planeta.

2030

La NASA planea enviar misiones tripuladas en esa

década. El presupuesto inicial aprobado por el gobierno de EE. UU. supera los 17.000 millones de euros.

520 DÍAS

Duración del viaje (ida, es- tancia de un mes y vuelta).

La radiación sufrida por los astro- nautas equivaldría a la de hacerse 60 tomografías computarizadas.

¿Cómo lograr que la estancia en Marte no sea un suplicio? El espacio habitable de las MARSHA tendrá cuatro niveles comu- nicados por escaleras. El piso bajo albergará un laboratorio hú- medo (pensado para trabajar con sustancias químicas); el pri- mero, la cocina y un laboratorio seco (destinado a mediciones); y los dos superiores se destinarán al descanso, los baños, el ocio y el ejercicio. Sus moradores dormirán en una especie de cápsulas-dormitorio que les proporcionarán cierta privacidad.

2024

Elon Musk, fundador de Space X,

dice que su empresa llevará seres humanos a suelo marciano en esa fecha tan cercana. La misión estaría precedida por un primer envío de material en el año 2022.

Sigue la actualidad científica en

www.muyinteresante.es

100 PERSONAS

Viajeros que transportará a

Marte el BFR, la nave de Space X de 48 metros de longitud y 9 de diámetro. Entrará en la atmósfera del planeta a una velocidad de 7,5 km/s.

LOS MISTERIOS DE M. A. S.

POR MIGUEL ÁNGEL SABADELL

EN BUSCA DE LA PÉROUSE

n 1785 zarparon de Brest (Francia) dos fragatas, E L’Astrolabe y La Boussole. Iban a bordo 225 hom- bres entre oficiales, tripulación y científicos. Al

mando, Jean-François de Galaup, conde de La Pé- rouse. Su propósito era pasar cuatro años explorando el Pacífi- co, incluyendo las costas de Extremo Oriente, y visitar Australia. El rey Luis XVI estaba entusiasmado, tanto que ayudó a fijar el itinerario. Los navíos llegaron en enero de 1788 a la costa norte de la bahía de Botany, en el sudeste de Australia, donde perma- necieron seis semanas. Antes de partir, La Pérouse pidió a los británicos allí asentados que enviaran unas cartas al ministerio de Marina francés en las que detallaba su ruta de regreso, que incluía adentrarse en el Índico a través del estrecho de Torres, que separa Australia de Nueva Guinea. Nunca volvió.

EN 1791, LA ASAMBLEA NACIONAL FRANCESA fletó una expe- dición en busca del navegante, sin éxito. Se dice que el 21 de enero de 1793, Luis XVI, camino de la guillotina, preguntó a sus verdugos: “¿Hay noticias de La Pérouse?”. Nada se supo del destino del marqués y sus hombres hasta 1826, cuando un ma- rinero irlandés llamado Peter Dillon encontró objetos europeos en Tikopia, una pequeña isla de las Salomón, situadas casi 3.000 kilómetros al noreste de la bahía de Botany. Los nativos le dijeron que provenían de un atolón cercano, Vanikoro, al que Dillon navegó en 1827 convencido de que allí encontraría lo que quedara de los barcos de La Pérouse: halló entre los arrecifes de coral balas de cañón, anclas y otros restos que se identifica- rían en París como pertenecientes a la perdida expedición.

LOS ISLEÑOS DE VANIKORO contaron a Dillon que los super- vivientes del naufragio de las fragatas francesas habían cons- truido allí una pequeña embarcación con madera de los barcos perdidos y de los árboles de la isla. Al acabarla, zarparon. ¿Qué les pasó? ¿Murieron de sed y hambre en el mar? ¿Naufraga- ron de nuevo? En 2017 se recuperó un artículo publicado en diciembre de 1818 en un periódico indio (The Madras Courier) que resuelve parte del misterio. El texto narra que, en septiem- bre de ese mismo año, se rescató en el estrecho de Torres a un náufrago indio, Shaik Jumaul, que relató que había visto en islas cercanas espadas y mosquetes “hechos de forma diferente a la inglesa”. Cuando preguntó a los lugareños de dónde los habían sacado, un anciano le explicó que treinta años antes, un barco de hombres blancos había naufragado cerca de allí. Los nati- vos habían matado a los tripulantes, excepto a un niño, al que adoptaron. Se sabe que entre los hombres de La Pérouse había un crío, el grumete François Mordelle. ¿Fue el último supervi- viente de la expedición? Los isleños mostraron a Shaik Jumaul la ropa del joven náufrago, y recordaron que los había dejado en una canoa, acompañado por dos chicas. ¿Qué sería de él?

11

ADRIÀ LÓPEZ-BAUCELLSARCHIVE

COLLECTION

DISCOVERY

ACTUALIDAD

LOS MURCIÉLAGOS PIERDEN SU REFUGIO SAGRADO

Según las tradiciones de Madagascar, estos mamíferos velan por los espíritus de los ancestros.

EL HONGO LETAL QUE LOS ESTÁ DIEZMANDO

EN CANADÁ Y ESTADOS UNIDOS, las poblaciones de murciélagos sufren, desde hace ya una déca- da, una epidemia causada por el hongo Pseudo- gymnoascus destructans, que ha acabado con entre cinco y siete millones de sus congéneres. El llamado síndrome de la nariz blanca –por el aspecto que adquieren sus hocicos– los ataca du-

as cuevas del Parque Na- L cional de Tsimanampet- sotsa, en la isla de Ma-

dagascar, siempre han tenido una gran importancia cultural y espiritual. Consideradas espacios sa- grados entre el mundo sobrenatural y el nuestro, los lugareños no entraban en ellas por temor a ser castigados por los espíritus, lo que contribuía a la super- vivencia de las seis especies de murcié- lagos que nidifican en su interior. Sin embargo, un equipo de la Universidad de Helsinki (Finlandia) ha realizado un estudio entre dos grupos étnicos de la zona –los tanalanas y los vezos– que indica que eso ha cambiado. “Solo uno de cada cinco entrevis- tados reconoció poner en práctica los

12 rante la hibernación y les causa dolorosas lesiones cutáneas que los despiertan en pleno invierno. Desorientados, fallecen de frío al salir a cazar insec- tos. Por suerte, el Servicio Forestal estadounidense ha descubierto que la luz ultravioleta mata el hon- go, y se espera que pronto apliquen ese hallazgo.

tabúes que inhiben la caza y el con- sumo de murciélagos”, explica Ricardo Rocha, coautor del estudio e investi- gador de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Además, hasta un ter- cio de los entrevistados reportaron consumo de murciélagos en sus co- munidades, “algo sorprendente en un área donde hasta ahora comer murcié- lago estaba prohibido por las normas tradicionales”, asegura Rocha. Los investigadores señalan que si los valores espirituales asociados tanto a los murciélagos como a las cuevas siguen erosionándose al ritmo actual, la efectividad de los sitios sa- grados para proteger a las poblacio- nes de estos mamíferos voladores se verá gravemente amenazada.

El Pseudogym- noascus destruc- tans crece en el hocico y otras zonas sin pelo, como las alas.

INSPIRADOS EN TUS DESEOS DE MOVILIDAD

CON LA GAMA DE ELÉCTRICOS CITROËN

CITROËN

E-MEHARI

CITROËN C-ZERO

CITROËN E-BERLINGO MULTISPACE TAMBIÉN DISPONIBLE BERLINGO ELECTRIC FURGÓN

El futuro está en marcha. Recárgate de optimismo con la gama de vehículos 100% eléctricos de Citroën y enciende tu ganas de tener un vehículo lleno de ventajas. Esta gama viene con baterías que se cargan como un rayo, con cero malos humos y con un consumo que da sentido al #masquerentable. Tu nuevo Citroën eléctrico y tú, conectaréis desde el principio.

CERO GRAMOS CO 2 /KM

30 CARGA RÁPIDA 80% EN 30 MINUTOS (2)

2

CONSUMO MEDIO: 2€/100 KM

GAMA DE ELÉCTRICOS CITROËN

DESDE 19.690€ (1)

BATERÍA GARANTIZADA 8 AÑOS Ó 100.000 KM (3)

(1) PVP recomendado en Península y Baleares de C-Zero 19.690€ (IVA, transporte y Operación Promocional incluida) para clientes particulares que financien un capital mínimo de 6.000€ y una permanencia mínima de 36 meses, a través de PSA Financial Services Spain EFC, S.A. Oferta válida para vehículos matriculados antes del 31/10/2018. No se incluyen los gastos asociados a la financiación (comisión de apertura e intereses) que pueden consultarse en la web http://www.citroen.es/configurador.html. PVP recomendado para el cliente que no financie: 20.490€. (2) Equipamiento Serie en C-Zero, Opcional en Berlingo y no disponible en E-Mehari. (3) E-Mehari batería garantizada con kilometraje ilimitado mediante contrato de alquiler.

SHUTTERSTOCK

14

DISCOVERY

ACTUALIDAD

¿ TIENES TENDENCIA A LA IRA? QUIZÁ TE CREAS MÁS LISTO DE LO QUE ERES

as personas iracundas se creen L más inteligentes de lo que son realmente. Esa es la conclusión

a la que ha llegado el psicólo- go Marcin Zajenkowski, de la Universidad de Varsovia (Polonia), tras dirigir un estudio que ha sido publicado recientemente en la revista Intelligence. Los investigadores encuestaron a 520 estu- diantes para evaluar con qué facilidad y con cuánta frecuencia montaban en cólera. Tam- bién les preguntaron acerca de cómo valora- ban su propia capacidad intelectual y, final- mente, les realizaron un test de inteligencia. Los resultados mostraron que aquellos con mayor tendencia a la ira tendían a sobresti- mar su intelecto. Por contra, quienes mos- traban un perfil neurótico –con rasgos como ansiedad irracional o angustia abrumadora– subestimaban su capacidad. Un detalle –poco sorprendente– que des- cubrieron los investigadores es que uno de los rasgos que compartían aquellos que ha- bían sobrevalorado su propia inteligencia era el narcisismo. Según Zajenkowski, dentro del grupo de los coléricos, las personalida-

des de aquellos más proclives a los enfados estaban asociadas a “ilusiones narcisistas”.

CREÍDOS, PERO NO TONTOS. Una puntuali- zación importante que resaltan los autores del estudio es que, si bien los iracundos so- brevaloran su inteligencia, eso no significa que sean menos listos que los demás. Tam- poco han podido demostrar que exista una relación causa-efecto entre la propensión a los enfados y la percepción erróneamente optimista de las propias capacidades menta- les. Puede que ambas se den en las mismas personas, pero bien podrían ser característi- cas comunes de un tipo de personalidad sin que la una influya sobre la otra. Haría falta investigar mucho más sobre el tema. Otro aspecto importante que no ha anali- zado el estudio polaco es cómo afectan los ataques de ira al nivel de inteligencia auto- percibida en el calor del momento, es decir, si la cólera potencia el que nos creamos más listos. De ser así, significaría que aquellas personas que no se enojan con facilidad también podrían sobrestimar su inteligencia durante un arrebato puntual de ira.

¡La ira también tiene be- neficios! ¡Es una fuerza motivacional para lograr metas, nos ayuda a no callar ante situaciones injustas, nos permite conocernos mejor a no- sotros mismos al delatar qué nos saca de quicio y puede ser útil en algu- nas negociaciones!

5 CLAVES PARA LIDIAR CON LA IRA

1. ACEPTA LA REALIDAD

No tiene por qué gustarte eso que te está haciendo enfurecerte, pero no sirve de

nada luchar contra la realidad

y negarte a ti mismo que es un hecho que está ahí. Cuanto antes consigas aceptar lo que sucede, antes podrás empezar a trazar un plan de respuesta adecuado frente a la situación que te molesta.

2. CÁLMATE

Es fácil caer en una espiral de furia desbocada que te haga cometer errores o decir co- sas de las que te arrepientas luego. Tómate un tiempo para relajarte y distraer tu mente antes de reaccionar; haz algo que te haga sentir bien: date un baño caliente, piensa en cosas positivas o, simplemen- te, respira hondo varias veces.

3. TOMA PERSPECTIVA

Trata de comprender de ma- nera correcta la raíz del pro- blema y, en su caso, qué es lo que lo perpetúa. Imagínate que le estuviera sucediendo

a otro: ¿qué le aconsejarías?

Si te molesta la actitud de alguien, intenta ponerte en su lugar y comprender por qué actúa así, sus motivaciones.

4. PIENSA EN LOS RIESGOS DE LA IRA

Cuando por fin estés contem- plando el problema con mayor perspectiva, serás capaz de reflexionar acerca de los pro-

blemas que podría causar –a los demás y a ti mismo– gritar- le a alguien, lanzar amenazas

o romper algo si te dejas do- minar por la cólera.

5. HAZTE VALER

Usa el poder de tu ira para fijar límites a quienes intenten ha- certe daño, pero trata también de canalizar esa energía hacia tareas productivas, como esta- blecer lazos estables con otras personas o lograr los objetivos que deseas alcanzar.

Impagable

Así es el nuevo People S 125 de la marca especializada en scooters. Porque ningún otro ofrece tantísi- mo por tan poco.

People S 125 2.988 €

Y es que solo KYMCO puede pre- sentar un scooter por 2.988 € con un motor de última generación de 4V con bajísimas emisiones y sono- ridad, un sistema de frenos ABS de

vanguardia, potentes dispositivos luminosos full LED, cofre para cas- co integral más 6,5 l. de capacidad

sumado a un seguro a terce-

extra

ros con cobertura de robo incluido en el precio y a numerosos servicios exclusivos de la marca gracias a su

programa GENIUS.

ALAMY

CORTESÍA JORNADAS DE DIVULGACIÓN INNOVADORA D+i

DISCOVERY

El emperador Vitelio (15-69 d. C.) fue apre- sado por soldados sublevados, que lo entregaron a la plebe para que lo lincharan, como muestra este cuadro del pintor fran- cés Rochegrosse.

ACTUALIDAD

“ ¿ TÚ TAMBIÉN, AÑO DE POCAS LLUVIAS?”

l 20% de los 82 emperadores que tuvo la an- E tigua Roma fueron asesinados mientras aún ostentaban el poder. Y según una nueva y cu-

riosa teoría, quizá fuera culpa de las sequías. Los investigadores canadienses Cornelius Christian, de la Universidad Brock de Ontario, y Liam Elbourne, de la Universidad St. Francis Xavier de Nueva Escocia, han uti- lizado los datos de un estudio de 2011 que analizaba las precipitaciones que se produjeron en Francia y Alemania cada primavera de los últimos 2.500 años –a partir de la observación de los anillos de robles fosilizados– para establecer una correlación aproximada entre los años en que hubo pocas lluvias y los años en que se produjeron motines militares y asesinatos de emperadores romanos.

EJÉRCITO HAMBRIENTO, EJÉRCITO DESCONTENTO. El estudio, publicado en Economic Letters, apunta que la es- casez de lluvias en aquellas zonas –donde por entonces estaban las fronteras del Imperio romano y se apostaban muchas de sus legiones– conllevaba malas cosechas. Es- tas generaban hambre y descontento entre los soldados, lo que a su vez derivaba en motines y en el socavo de la seguridad del emperador, quien, al ver mermado el apoyo que recibía de los legionarios, era mucho más proclive a ser asesinado. “Generalmente hay una sequía que precede al asesinato del emperador”, afirma Christian. Por su parte, el historiador Jonathan Conant, de la Uni- versidad Brown (EE. UU.), considera la hipótesis “plau- sible”, pero señala que hay muchos factores que inter- vienen en los asesinatos políticos y que gran parte de los magnicidios se produjeron en el siglo III, un periodo “de inflación masiva, brotes de enfermedades y guerras externas”, elementos que fomentaron la inestabilidad ge- neralizada en el Imperio romano.

JORNADAS DE DIVULGACIÓN INNOVADORA D+i EN ZARAGOZA

LAS MUJERES Y NIÑAS EN LA DIVULGACIÓN DE LA CIENCIA pro- tagonizan este año todo un bloque de contenidos –con debate abierto incluido– de las jornadas de Divulgación Innovadora D+i que tendrán lugar en Zaragoza los días 26 y 27 de octubre. Con su dinamismo habitual, el programa incluye diálogos, de- bates, talleres, charlas y espectáculos. ¿Qué espacio y visibilidad tenemos divulgadoras y divulgadores? ¿Qué clichés alejan a las niñas de las ciencias? ¿Cómo hacer evolucionar una iniciativa divulgadora de éxito? ¿Qué novedosas fórmulas plantean llevar la ciencia al Congreso, de crucero o a la carta de un chef? Ante una selección de casos inspiradores reflexionará el colectivo de divulgadores, venidos de toda España, que se da cita en el Centro de Arte y Tecnología Etopia: comunicadores, científicos, periodistas, profesores, programadores culturales, personal de museos, artistas

16 Las jornadas D+i darán la oportunidad de escuchar a Ramón Núñez, fundador de los Museos Científicos Coruñeses, y serán escenario del estreno en triple formato –radioteatro, cine y teatro en directo– de El enigma Agustina, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC). Un demandado taller mostrará cómo evaluar el

impacto de las actividades de divulgación. Y no faltarán los pro- yectos inclusivos financiados por la convocatoria D+i TOP. Todos los detalles de esta iniciativa que organiza la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, en colaboración con el Ayunta- miento de Zaragoza y con el patrocinio de L'Oréal-Unesco For Wo- men in Science, están en su web: www.divulgacioninnovadora.com.

‘El enigma Agustina’ es un proyecto audiovisual del Instituto de Astrofí- sica de Andalucía que reivindica a las científicas de inicios del siglo XX.

DE MUY PARA MITSUBISHI

MITSUBISHI OUTLANDER PHEV 19MY EL ‘0 EMISIONES’ MÁS DESEADO

onducir un vehículo 0 emisiones C como el nuevo Mitsubishi Out- lander PHEV 19MY tiene enormes

ventajas: cuidas el medioambien- te y te ahorras un dineral en combustible; según donde vivas, aparcas gratis en zonas azules y verdes y accedes al centro aunque haya contaminación; disfrutas de descuentos

Solo los coches eléctricos y los

híbridos enchufables (PHEV, por sus siglas en inglés) con una autonomía eléctrica de más de 40 kilómetros tienen derecho a esta etiqueta. Es el caso del Mitsubishi Outlander PHEV, el 0 emisiones más vendido en España durante los últimos cuatro años, que ahora llega en una versión renovada. Su tecnología reúne lo mejor de dos mun- dos: permite un uso eléctrico en el día a día, combinado con un funcionamiento híbrido si hay que cubrir largas distancias. Es suave, si- lencioso y muy fácil de conducir, y se puede

en peajes

cargar en cualquier enchufe (no hace falta un cargador especial) en cinco horas, con un cos- te muy inferior al del gasóleo o la gasolina.

ECOLÓGICO Y ASEQUIBLE. Bajo la exigen- te nueva homologación WLTP, en valores correlados, su consumo combinado es de tan solo 1,8 l/100 km, sus emisiones de CO2 de 40 g/km y su autonomía en eléctrico de 54 km. Si se hace un recorrido diario siempre en eléctrico, las emisiones tienden a 0. El nue- vo Mitsubishi Outlander PHEV 19MY ha eleva- do su potencia combinada de 203 CV a 230 CV, y en eléctrico alcanza los 135 km/h. Sus dos motores eléctricos brindan una tracción per- manente que lo hace eficaz y seguro en cual- quier circunstancia, y el nuevo motor 2.4 es más suave y poderoso que el 2.0 de la anterior versión. Este SUV 4x4 híbrido enchufable es único en su categoría: reúne potencia, segu- ridad, respeto al medioambiente y confort.

DISEÑO

RENOVADO

El aspecto del Outlander ha experimentado cambios nota- bles: cuenta con nuevas ópti- cas bi-LED, unas espectacula- res llantas de aleación de 18” y un cuadro de instrumentos que ofrece mucha más infor- mación. Nuevos materiales en tapicerías y molduras, detalles cromados y unos asientos con refuerzos especiales para la zona lumbar rematan el interior de un vehículo híbrido enchufable que destaca por su amplitud y comodidad.

SHUTTERSTOCK

DISCOVERY

SALA BIT

POR

MARTA PEIRANO

MOZART ES MÁS LENTO QUE TERMINATOR, PERO GANA MÁS PASTA

FRENTE A LA IMPARABLE REDUCCIÓN DE TIEMPOS Y COSTES QUE ACARREA LA AUTOMATIZACIÓN, TODAVÍA HAY TRABAJOS EMINENTEMENTE CREATIVOS –A LOS QUE PODRÍAMOS LLAMAR SLOW JOBS– FUERA DEL ALCANCE DE MÁQUINAS Y ROBOTS.

ay cosas que hacen mejor que nosotros. Por H ejemplo, contar. Son más precisos y menos olvi- dadizos, no se cansan, no se ponen enfermos, no

se quejan y no quedan a escondidas para beber carajillos y montar sindicatos. Son más fuertes y más rápidos. Si no han desmantelado por completo el mercado de trabajo es porque, en un panorama laboral embrutecido, los huma- nos salimos más baratos que los robots y no funcionamos a pilas. Esa ventaja competitiva no durará mucho. Si las oscuras promesas del cambio climático se cumplen, pronto resulta- rá mucho más caro comerse un tomate que cargar un coche eléctrico. Y todavía existe la ley de Moore.

AUNQUE EN ALGO AÚN LES GANAMOS. Es verdad que ellos pueden ejecutar un quinteto de Mozart sin perder una nota, reescribir Ana Karenina sin olvidar una coma, pintar un au- torretrato de Rembrandt que parezca un Rembrandt y ganar a un campeón de go. Pero no pueden inventar a Mozart, a Tolstói, a Rembrandt o el juego del go. Hacer todas estas co- sas requiere la existencia de todas estas cosas; las máquinas son incapaces de crear.

PARA COMPONER SU QUINTE- TO DE CUERDA EN SOL MENOR, Mozart necesitaría el mismo

tiempo hoy que necesitaba en

1787. Y esa pieza precisa el mis-

mo tiempo para tocarla también.

Tolstói tardaría lo mismo hoy en escribir Ana Karenina que en

1877. El método Montessori re-

quiere las mismas condiciones

18 para enseñar con éxito a un gru- po de niños que cuando Maria Montessori lo diseñó en los años treinta. Y a un médico le hace falta idéntico esfuerzo para dife-

renciar un colon irritable de un tumor estomacal, aunque la tecnología le ayude a verificarlo y a tratarlo con eficacia. Lo mismo se aplica a los desempeños del artesano espartero, el quiropráctico o los profesores de universidad: no permiten acelerar producción ni reducir costes sin cambiar fundamen- talmente el resultado. Si llamamos comida lenta a lo opuesto de la comida rápida, llena de sal, azúcar y grasa y vacía de contenido nutricional, también podríamos empezar a cono- cer estos oficios como slow jobs.

HACE YA CINCUENTA AÑOS QUE LOS ECONOMISTAS Wi- lliam J. Baumol y William G. Bowen observaron que los suel- dos de esos trabajos tan lentos subían tanto como los de las industrias que habían acelerado su productividad, creando un error de mercado, puesto que generaban gasto sin au- mentar la recaudación. Lo bautizaron como enfermedad de los costes. En los últimos años, el propio Baumol destacó una paradoja: con la última revolución tecnológica, los trabajos de alta productividad tienden a valer cada vez menos, mien- tras a que los de baja productividad les ocurre lo contrario. Quizá su primer cálculo estaba equivocado.

EL INCREMENTO DE PRODUC- TIVIDAD, LA ACELERACIÓN Y EL RECORTE de costes son la sal, el azúcar y la grasa de la eco- nomía: parece que la alimentan cuando en realidad la engordan y le destrozan la salud. La pre- gunta no es si las máquinas nos van a quitar el trabajo, sino có- mo vamos a hacer para eliminar los trabajos deshumanizantes, para así emplear mejor nues- tro tiempo, nuestro cerebro y nuestra capacidad de inspirar, cuidar e inventar.

DE MUY PARA BANCO MEDIOLANUM

HISTORIA DE UN NAUFRAGIO CON FINAL FELIZ

Se acaban de cumplir diez años de la quiebra de Lehman Brothers, considera- da como punto de no retorno de la crisis que hizo tambalearse a la economía mundial. A priori afectados directamente por esa bancarrota, los clientes con productos estructurados de Banco Mediolanum lograron salvar sus ahorros.

n septiembre de 2008, el E Grupo Mediolanum afrontaba una situación compleja. Te-

nía más de 10.000 clientes que habían invertido más de 200 millones de euros en productos estructurados que utilizaban los bonos de Lehman Brothers como subyacente. En España, los clientes afectados de Banco Mediolanum, la enti- dad española propiedad del grupo italiano, ascendían a poco más de 1.400, con una inversión total de 45 millones de euros.

EN EL CONTRATO QUEDABA CLARO que el emisor –Lehman Brothers– era responsable de la devolución de la in- versión, no el creador del producto. Sin embargo, Ennio Doris, fundador y presidente del Grupo Mediolanum, era consciente de que había un problema. “Dar la espalda a los clientes era quebrar su confianza e ir en contra de nuestros principios de trabajar en el interés de ellos”, relata Massimo Doris, consejero delegado del Grupo e hijo del fundador.

Cuando la crisis de las hipotecas subprime empezó a mostrar su verdadera dimensión, en la mente de Ennio Doris comenzó a madurar la idea de restituir el capital a los afectados si era necesario. Como hijo de una familia modesta, de niño vivió las dificultades económicas de un hogar humilde; en 1982 fundó lo que hoy es Grupo Mediolanum para ser útil a los clientes. Estaba convencido de que cuando estos le confiaban su dine- ro, le entregaban sus ahorros, su vida. Con esta filosofía, no podía fallarles. De este modo, el 18 de septiembre de 2008, tres días después de la quiebra de Lehman Brothers, Ennio Doris anunció que tomaría medidas para que las personas que suscribieron esos productos estructurados no sufrieran el impacto de la bancarrota del banco de inversión estadounidense.

“SIEMPRE HEMOS DICHO QUE SOMOS UN BANCO DIFERENTE, y esta es la oca- sión de demostrarlo”, dijo Ennio Doris. Y así fue. Conjuntamente, los socios

mayoritarios, la familia Doris y Fininvest decidieron aportar 120 millones de eu- ros para evitar a los clientes el impacto de la quiebra de Lehman Brothers en los productos estructurados que ha- bían contratado con Mediolanum. Durante varias semanas se trabajó con el departamento legal para encontrar el meca- nismo de restitución. Y no fue sencillo. Por ejemplo, dar simplemente el dinero a los clientes se habría considerado una dona- ción, con el consiguiente coste para ellos.

FINALMENTE, EN LAS POSTRIMERÍAS DE OCTUBRE, EL GRUPO MEDIOLANUM anunció la solución: sustituir el bono de Lehman por uno de otra entidad, de ma- nera que el cliente recuperaría su inver- sión cuando venciera el producto. El coste del cambio lo asumieron los accionistas mayoritarios. “Fue una operación única en el mercado”, afirma Massimo Doris. El apoyo a los clientes y la confian- za que generó entre ellos esta decisión representaron un punto de inflexión. Así, al año siguiente, y mientras el sec- tor financiero vivía uno de los peores años de su historia, Mediolanum logró su récord histórico de crecimiento. “No es un mero eslogan: en Medio- lanum, el cliente está de verdad en el centro”, concluye Massimo Doris.

MAZDA SKYACTIV-X, MOTOR DEL FUTURO

SKYACTIV-X es el nuevo y revolucionario motor de combustión interna patentado por Mazda.

E l nuevo Mazda3, que llegará al mercado en 2019,

será el primer modelo de la marca equipado con

el revolucionario motor de gasolina SKYACTIV-X.

Con esta innovación, Mazda ha dado con el san-

to grial que buscaban los ingenieros del auto-

móvil: lograr crear un motor de combustión interna que combina las altas prestaciones de un motor de ga- solina con la eficiencia, el par y la respuesta de un dié- sel. Se trata del primer motor comercial de gasolina del mundo que usa la ignición por compresión: en él, la mezcla de combustible y aire se enciende espontánea- mente al ser comprimida por el pistón, que se ayuda de

la chispa solo cuando resulta necesario.

Esta tecnología comienza con el nuevo Mazda3 y continuará en la nueva generación que este mode- lo inaugura. Así, SKYACTIV-X consigue unos niveles

excepcionales de respeto al medioambiente, potencia

y aceleración, pero sin añadir peso extra como en el

caso de la hibridación tradicional. Este revoluciona- rio sistema logra una respuesta del motor sin prece-

El Mazda KAI Concept es el prototipo que adelanta el diseño del nuevo Mazda3, el primer modelo en equi- par SKYACTIV-X. Llegará a las carreteras en 2019.

SKYACTIV-X es un revolucionario motor que logra lo que los ingenieros llevaban mucho tiempo buscando: usar la ignición por compresión en un gasolina. Gracias a ello mejora hasta un 30% la potencia y reduce hasta un 30% el consumo.

dentes y un aumento del par y la eficiencia de hasta el 30 % con respecto al aplaudido motor de gasolina Mazda SKYACTIV-G actual.

EN 2035, EL 84 % DE LOS AUTOMÓVILES AÚN USARÁ MOTORES

DE COMBUSTIÓN INTERNA. Por eso Mazda lo seguirá perfec- cionando mientras también desarrolla tecnologías eléc- tricas e híbridas. El aspecto del nuevo Mazda3 no diferi- rá mucho del prototipo Mazda KAI Concept. Se trata de un elegante compacto de cinco puertas cuyo diseño lla- ma de forma poderosa la atención, con una belleza flui- da y profunda. Mazda ha condensado perfectamente su última reinterpretación del diseño KODO, que significa ‘alma del movimiento’, a partir de la convicción de que “menos es más”, eliminando aspectos superfluos para concentrarse en lo esencial, en las líneas puras. Este concepto inspira el diseño de la nueva generación de to- dos los modelos de la marca, dando un salto cualitativo en calidad, diseño y en la conexión entre el conductor y el coche que caracteriza a Mazda.

DE MUY PARA MAZDA

POR UN MUNDO SOSTENIBLE

Mazda plantea una visión a largo plazo de desarrollo tecnológico para ayudar a resolver los problemas de los individuos, el planeta y la sociedad. Manteniendo siempre el placer de la conducción, la marca pretende ampliar las medidas dirigidas a la reducción del dióxi- do de carbono (CO 2 ) teniendo en cuenta las emisiones a lo largo de todo el ciclo de vida del vehículo, desde las producidas en la fuente de energía hasta el mismo funcionamiento del coche. El objetivo es alcanzar en 2030 una reducción del 50 % respecto a los niveles de 2010 y del 90 % en 2050. Mazda es consciente de que en 2035 el 84% de los vehículos aún usará motores de combustión interna, por tanto es la tecnología que tiene más potencial para redu- cir las emisiones reales mundiales de dióxido de carbo- no. Por eso seguirá perfeccionando estos motores mien- tras también ofrece una amplia paleta de tecnologías para cada cliente a partir de 2019: eléctricos, híbridos enchufables, autonomía de rango extendido, etc.

El diseño KODO (‘alma del movimiento’) evoluciona hacia la pureza de líneas en la nueva generación de modelos de la marca inaugurada por el Mazda3.

SALUD

El timo de la

medicina

alternativa

Homeopatía, acupuntura, reiki, reflexología, cromoterapia, nueva

Muchos españoles confían en estas y otras

prácticas presuntamente terapéuticas, a pesar de que no existen pruebas científicas de su eficacia. Si solo son un placebo, ¿por qué resultan tan populares? Es más, ¿cómo podemos desenmascararlas?

medicina germánica

Texto de LUIS ALFONSO GÁMEZ

GETTY

ÍUUIIIOO

El efecto de muchos de los medicamentos propios de la me- dicina alternativa es comparable al de chupar un árbol: ninguno.

GETTY

24

o hacer nada”. Esa es la mejor terapia contra el cáncer de mama. Lo dijo el pasado mes de enero el mediático naturópata Txumari Al faro en el congreso “Un mundo sin cáncer:

lo que tu médico no te cuenta”, celebrado en Barcelona. Su audiencia estaba compues ta mayoritariamente por mujeres a las que también contó que si un niño tiene un tu mor maligno es porque no fue deseado por su madre. Cuando estas y otras barbaridades como que el origen de esta enfermedad es emocional y que el tamaño del tumor resulta

proporcional al conflicto que la ha causado trascendieron gracias

a vídeos colgados en YouTube, los medios de comunicación esta

llaron en indignación. Las cadenas de radio, canales de televisión

y periódicos que habían promocionado durante décadas a Alfaro

como un entrañable curandero lo tildaron de repente de peligroso charlatán, aunque no decía nada nuevo. Este navarro, que se hi zo famoso en 1996 como conductor de La botica de la abuela, un programa de TVE en el que fomentaba remedios tan caseros como inútiles, es un veterano apóstol de la nueva medicina germánica, que sostiene que el cáncer surge por causas emocionales y, por lo tanto, culpa al enfermo tanto de padecerlo como de no curarse, si no lo supera. O, en el caso de los niños, a sus madres. El éxito de este curandero es un síntoma de una realidad que la mayoría de los analistas ignoró cuando en febrero el Centro de In vestigaciones Sociológicas reveló que cuatro de cada diez españoles creen que la acupuntura, la homeopatía, el reiki, la quiropráctica, la reflexología, la sanación espiritual, la osteopatía y otras seudote rapias curan enfermedades “para las que la medicina convencional no funciona”, alivian los efectos secundarios de tratamientos con vencionales y ayudan a la prevención y a tener una vida sana.

ENTONCES SE ACHACÓ LA BUENA IMAGEN Y LA POPULARIDAD DE ESTAS PRÁC-

TICAS –dos de cada diez españoles reconoce que se ha sometido

a alguna por recomendación de su médico– a la pasividad de las

autoridades y a la condescendencia de las universidades y las or- ganizaciones de profesionales de la salud. Nadie habló del decisivo papel de los medios de comunicación, que durante décadas las han presentado como alternativas deseables frente a la medicina cien- tífica. Magacines de televisión y revistas femeninas –por citar dos de los más escandalosos ejemplos de respaldo a la anticiencia– han publicitado impunemente desde los pases de manos del reiki para

APITERAPIA

El veneno que inoculan las abejas a través de su aguijón se utiliza para tratar diversas dolencias, algunas tan graves como el cáncer. No existen estudios rigurosos que avalen su eficacia.

paliar los efectos de la quimioterapia hasta la homeopatía como método de vacunación. ¿Os imagináis que un periodista otorgara el mismo crédito a un partidario de la teoría de

la Tierra plana que a un defensor de la esferi- cidad de nuestro planeta? Pues es lo que hasta

hace poco pasaba en muchos grandes medios,

donde se guardaba un prudente equilibrio en- tre las llamadas terapias alternativas o com- plementarias y la medicina oficial. “La equi- distancia que se enseña en las facultades de Periodismo va muy bien para la política y las relaciones personales, pero no para la ciencia. Aún hoy, los medios enfrentan a un estafador (homeópata, adivino, quiropráctico…) con un científico. Al público se le está diciendo así que ambos tienen sus razones”, resume Suso Fernández, farmacéutico y uno de los impul- sores de FarmaCiencia, el movimiento de far- macéuticos españoles contra la homeopatía. Por eso, no es de extrañar que, según la

VIII Encuesta de Percepción Social de la

Ciencia, realizada a finales de 2016 por la Fundación Española para la Ciencia y la Tec- nología (FECYT), el 59,8 % de los ciudadanos confíe “mucho, bastante o algo” en la acu- puntura y el 52,7 % lo haga en la homeopa- tía. Además, la creencia en la efectividad de esas dos seudoterapias aumenta con el nivel de estudios: solo el 16,9 % de la población sin formación académica o que no ha completa- do la básica confía mucho o bastante en la homeopatía, porcentaje que se dispara hasta el 30,9 % entre quienes han acabado la Se- cundaria y al 26 % entre los universitarios.

A MAYOR EDUCACIÓN, MAYOR CREDIBILIDAD. La

acupuntura tiene todavía mayor éxito entre

el colectivo con estudios superiores, ya que un 40,1 % de los universitarios cree en ella, frente al 13,9 % entre aquellos sin estudios o que no han terminado los básicos. Estos da- tos demuestran que el sistema educativo no propicia el pensamiento crítico en el terre- no de los engaños relacionados con la salud. Habrá que ver en el próximo sondeo de la FECYT si el aparente descrédito que ha su- frido la homeopatía en los últimos dos años ha minado su aceptación en España. Pero ¿de qué hablamos al referirnos a las terapias alternativas? De prácticas que nun- ca han demostrado más efectividad que la de actuar como placebos, y que, en muchos casos, se venden como naturales e inocuas. Las hay que van contra el sentido común y los fundamentos del conocimiento científi- co, como la homeopatía, con sus diluciones extremas y el principio de que cuanto más se diluye una sustancia, mayor es su efecto terapéutico (ver recuadro en la siguiente doble página). Otras se escudan en ener-

gías desconocidas para la ciencia: son las

llamadas terapias energéticas, un subcon- junto del que forman parte la acupuntura, el reiki, la reflexología, el biomagnetismo, la magnetoterapia y la cromoterapia, entre

GETTY

El 60 % de los españoles confía “mucho, bastante o algo” en la acupuntura, y el 53 %, en la homeopatía

ACUPUNTURA

Es una de las denominadas terapias energéticas, llamadas así porque, supuestamente, manipulan una energía indetecta- ble por medios técnicos y cuyo desequilibrio sería la causa de las enfermedades. De origen chino, la acupuntura se basa en la idea de que en nuestro cuerpo hay una red de canales –de los que tampoco tiene constancia la ciencia– por la que fluye el chi, la energía vital cuyos atascos se solucionarían pinchando con agujas en determinados puntos. Sus practi- cantes nunca han demostrado que existan ni esa supuesta energía vital ni los canales, ni ser capaces de curar nada. De lo que sí hay pruebas es de enfermedades transmitidas en los centros de acupuntura a través de las agujas.

otras. La energía que supuestamente se manipula para curar enfermedades no es siempre la misma, pero tales disciplinas comparten una cosa: solo el practicante de cada terapia puede percibir la energía correspondiente, ya que, sostienen, la ciencia no ha desarrollado aún siste- mas de detección de estas misteriosas y benéficas fuerzas naturales. El engaño está servido, como han demostrado numerosos casos. Pero eso no importa a los creyentes, en muchas de las ocasiones personas desesperadas que su- fren enfermedades para las que la medicina científica no tiene solución a día de hoy. “Las denominadas medicinas alternativas dan una respuesta a situaciones clínicas y de sufrimiento de las

personas que en muchos casos no se pueden abordar de forma científica. Las creencias y las expectativas no cubiertas son el caldo de cultivo en los pacientes vul- nerables”, dice Vicente Baos, médico de familia y pro- motor de la plataforma No Sin Evidencia, contraria a las terapias sin base científica. Guillermo Quindós, cate- drático de Microbiología en la Facultad de Medicina y

Enfermería de la Universidad del País Vasco, diagnostica que estos tratamientos son populares porque “dedican el tiempo apropiado a los afectados para que puedan de- tallar sus dolencias; usan términos sencillos y seducto-

res (energía, voluntad, fe, fuerza

complejas; abusan de las pruebas, verdaderas o falsas,

para explicar cosas

)

25

GETTY

26

PLANTAS MEDICINALES

La Sociedad Española de Oncología Médica de- claró en 2016 que “algunas plantas medicina-

les [

cáncer afronten mejor su enfermedad”. Pero re- cordó que “no todo lo natural es inocuo, porque

puede interactuar con los tratamientos oncoló- gicos”. Numerosos seudoterapeutas recomien- dan productos basados en plantas medicinales que no han demostrado su eficacia. Lo grave es que esto lleva a algunos enfermos a abandonar los fármacos contrastados por la medicina.

]

pueden ayudar a que los pacientes con

que apoyan los principios científicos de ca- da seudomedicina, pero ocultan sus vacíos racionales y sus errores; proyectan una vi- sión global de la persona; y hacen que los pacientes se impliquen emocionalmente y tengan fe en el terapeuta”. A todo esto hay que sumar, según Fernández, que “la con- fianza en la ciencia hace creer a mucha gen- te que hay remedio para todo”, y por eso “no se acepta que existen dolencias de poca entidad o muy graves sin solución”. Si se trata de una enfermedad real, el ma- yor peligro de las seudoterapias –hasta de las más inofensivas, como el reiki con sus pa- ses mágicos de manos– es que lleven al en- fermo a renunciar a un tratamiento médico que realmente funciona, o a retrasarlo. “La promoción y el uso de productos homeopá- ticos conlleva riesgos importantes. En pri- mer lugar, que suponga para el paciente una demora en la búsqueda de atención médica apropiada, basada en las pruebas, o, peor aún, que lo disuada de hacerlo. En segundo

Dos estafas separadas por un siglo

NUEVA MEDICINA GERMÁNICA

La creó a principios de los años 80 el mé- dico alemán Ryke Geerd Hamer. Sostiene que el cáncer tiene su origen en un con- flicto emocional que es el último causan- te del tumor, y que el enfermo se curará si supera el trauma. La primera víctima de Hamer fue su propia esposa: murió en 1985 a consecuencia de un cáncer contra el que se trató con la seudoterapia inventada por su marido, que fue inhabili- tado como médico en Alemania dos años después. Entre sus seguidores españo- les destacan Txumari Alfaro y Enric Cor- bera, que ha creado su propia seudotera- pia hameriana, la bioneuroemoción.

QUIROPRÁCTICA

La inventó en la década de 1890 el ten- dero canadiense Daniel D. Palmer. Según la leyenda, un día un conocido le contó que años antes se le había salido de si- tio una vértebra y que se había quedado sordo. Palmer dedujo que la causa de la sordera era que la espina dorsal no es- taba alineada, y le puso la vértebra en su sitio, tras lo cual el hombre recuperó la audición. Con el tiempo, Palmer conclu- yó que las enfermedades las causan los bloqueos en la columna del flujo de una energía vital, que pueden curarse me- diante manipulaciones vertebrales que acaban con esos atascos.

ISTOCK

Las seudoterapias pueden matar, porque llevan a los pacientes a abandonar los tratamientos que sí funcionan

lugar, que socave la confianza del paciente y del público en la naturaleza y el valor de la prueba científica para la toma de decisiones en la atención de la salud y otras priorida- des sociales”, advertía en septiembre de 2017 el Consejo Asesor Científico de las Academias Europeas (EASAC), or- ganización formada por veinticinco academias científicas nacionales de la Unión Europea, y las de Noruega y Suiza.

EL DAÑO CAUSADO POR CUALQUIER SEUDOTERAPEUTA –aunque

el EASAC centraba su dictamen en la homeopatía, sus afirmaciones pueden extenderse a todas las prácticas no contrastadas científicamente– va más allá del indi- viduo y afecta a toda la sociedad, ya que los seudomé- dicos alimentan la desconfianza hacia el conocimiento

basado en pruebas. Hoy hay niños en el mundo desa- rrollado que mueren por infecciones superables con un antibiótico común porque sus padres han preferido la homeopatía. Y pacientes de cáncer que fallecen prema- turamente por ponerse en manos de la nueva medicina germánica o la ortomolecular y abandonar la quimiote- rapia, renunciar a la radioterapia o no someterse a ciru- gía, como hizo Steve Jobs. Para eludir cualquier responsabilidad directa o indi- recta en casos como estos, los practicantes de las antes llamadas medicinas alternativas han empezado a deno- minarlas complementarias. Así, si el enfermo se cura –lo que sucederá siempre gracias a la medicina cientí- fica–, se apuntan el tanto. Siguiendo esta línea de razo-

HOMEOPATÍA: AGUA CON AZÚCAR VENDIDA A PESO DE ORO

E s la más popular de las seudoterapias. Su principio básico es que una sustancia que provoca los mis-

mos síntomas que una enfermedad puede curar esta; y que cuanto más pequeña es la dosis administrada de esa sustancia, mayor es su efecto. De ahí que los com- puestos presuntamente curativos se diluyan en agua en proporciones a veces equivalentes a disolver una aspi- rina en el Atlántico. Esta medicina alternativa fue creada por el médico alemán Samuel Hahnemann en 1796. Los productos homeopáticos se componen básica- mente de agua y azúcar, y nunca han demostrado más efectividad que el placebo. Pero se benefician de una legislación europea a su medida, fruto de las presiones de las poderosas industrias del sector alemana y fran- cesa, que les otorga la categoría de medicamentos sin demostrar que sanen algo; solo han de probar que son seguros, como una gominola. La venta en farmacias, obligatoria al considerar- se medicamento, otorga a la homeopatía un plus de credibilidad ante los consumidores. Es algo con lo que quiere acabar el Ministerio de Sanidad, que cuenta con el apo- yo de las sociedades científicas españolas de farmacéuticos para sacar esta práctica de los des- pachos de farmacia. Otra posi- ble vía que explora el Gobierno, dentro de los límites que marca la directiva europea (la 92/73/CEE, actualizada en la 2001/83/CE), es que los productos homeopá- ticos dejen claro en el etiquetado que no se ha demostrado que curen nada. El paso definitivo, obviamente, sería trabajar en Bru- selas para modificar esa norma, dado el consenso existente en la comunidad científica mundial so- bre la inutilidad y los riesgos de la homeopatía. En el último cuarto de siglo,

España ha incumplido sistemáticamente la directiva eu- ropea sobre el control de los productos homeopáticos. La norma obligaba desde 1992 a que estos preparados se inscribieran en un registro y contaran con una auto- rización de la Administración sanitaria nacional para su venta, algo que nunca se ha hecho. “Los productos ho- meopáticos se han vendido aquí sin autorización y sin pagar tasas de comercialización durante más de veinti- cinco años”, dice el abogado Fernando Frías, miembro del Círculo Escéptico y experto en seudoterapias. El anterior Gobierno del PP iba a regularizar la situa- ción de forma muy generosa con las multinacionales de la homeopatía: no les iba a cobrar las tasas atrasadas y les iba a hacer una millonaria rebaja en las nuevas, frente a las que pagan las medicinas de verdad. Veremos qué hace el Gobierno de Pedro Sánchez.

27

GETTY

REIKI

Lo creó en 1922 el monje budista japonés Mikao Usui. Su teoría: por el cuerpo fluye una energía cuyo bloqueo nos enferma. Los expertos en reiki dicen eliminar esos cercos me- diante la imposición de manos. En 1996, Emily Ro- sa, una niña estadouniden- se de nueve años, hizo un trabajo escolar que de- mostró el engaño: 21 prac- ticantes del toque terapéu- tico (una versión del reiki) debían detectar a ciegas la presunta energía vital desprendida por la mano de Emily. Solo lo hicieron el número de veces previs- to por el azar. El resultado se publicó en la prestigio- sa revista médica JAMA.

El negocio es el negocio: los colegios de farmacéuticos son el último apoyo profesional con el que cuenta la homeopatía

28

namiento, el sacerdote ruso ortodoxo que bendice cada cohete en Baikonur antes del despegue podría decir que practica la ingeniería espacial complementaria y que el mérito de que la nave funcione correctamente es de él. La presión de la comunidad escéptica en las redes sociales no so- lo ha hecho que los medios critiquen las seudoterapias. También ha logrado en los dos últimos años que entidades como la Organización Médica Colegial, la Real Academia de Farmacia y las tres sociedades científicas farmacéuticas españolas las rechacen. “Vamos por buen camino”, dice Baos, que ha luchado para que los colegios de médicos se planten ante las terapias no científicas. El único refugio para las seudoterapias entre los especialistas españoles en salud son los cole- gios de farmacéuticos, “una vergüenza para la profesión”, sentencia Fernández. “En muchos colegios profesionales cabe de todo. El ne- gocio es el negocio y los profesionales se colegian para que se defien- dan lo mejor posible sus intereses económicos”, apunta Quindós.

FUERA DE NUESTRAS FRONTERAS, LOS CIENTÍFICOS TAMBIÉN SON UNÁNIMES:

HAY QUE PONER COTO A LAS SEUDOTERAPIAS, porque ninguna ha demos-

trado ser más que un placebo. Y no porque no se hayan estudiado.

Los dos grandes centros de investigación sobre estas prácticas de los Institutos Nacionales de la Salud estadounidenses (el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral y la Oficina de Medicina Com- plementaria y Alternativa del Cáncer) no han desarrollado ninguna terapia efectiva contra ninguna enfermedad en más de veinticinco años, pese a gastar miles de millones de dólares de los contribuyentes.

La esperanza de vida se ha duplicado en Oc- cidente en el último siglo gracias la potabili- zación de las aguas y el saneamiento, la higie- ne, el control de los alimentos y los adelantos

científicos: antibióticos, vacunas

en el oriente originario –real o ficticio– de muchas seudoterapias, la esperanza de vida solo ha crecido de forma espectacular tras la llegada de la llamada medicina occidental. “Los chinos no quieren saber nada de las tonterías de antes y aquí se las compra- mos acríticamente”, lamenta Baos, quien, al igual que otros expertos, piensa que no hay fórmulas mágicas para erradicar estas y otras creencias porque “el cerebro quie- re ser engañado cuando sufre”. Quindós señala que “esta condena puede aliviarse fomentando una enseñanza que promueva el conocimiento científico, la reflexión y el pensamiento crítico. Es un reto difícil pero apasionante que choca con muchos intere- ses económicos y religiosos”. Conviene te- ner siempre presente que la medicina cien- tífica no lo cura todo, pero la mal llamada alternativa no cura nada. Si curara algo, sería simplemente medicina.

Mientras,

PUBLIRREPORTAJE

La importancia de la Vitamina B para tu espalda

La vitamina B nos aporta numerosos beneicios para la salud como contribuir al correcto funcionamiento del sistema nervioso.

En algunas situaciones, nuestros niveles de vitamina B pueden disminuir: nuestro cuerpo puede necesitar mayor cantidad de la que ingerimos o la absorción se puede ver disminuida por algunas patologías.

La deiciencia de vitamina B podría manifestarse como dolor de espalda entre otros síntomas. Estas molestias (ya sea en las cervicales, dorsales o lumbares) pueden impedirnos desarrollar con normalidad nuestro trabajo. Cuando esto sucede, nuestra prioridad principal es recuperarnos en el menor tiempo posible.

Si ya estamos tomando un tratamiento antiinlamatorio, la vitamina B también puede ayudarnos. Hidroxil® contiene dosis terapéuticas de vitaminas B1, B6 y B12 que tratan la deiciencia de vitamina B que podría manifestarse como dolor de espalda, entre otros síntomas. Además, Hidroxil® ha demostrado ser útil como refuerzo del tratamiento antiinlamatorio para el dolor de espalda.

Una vez recuperados, resulta vital prevenir las recaídas. Mejorar nuestra forma física, evitar el sobrepeso o corregir nuestra higiene postural nos ayudará a reducir el riesgo de sufrir este tipo de molestias en un futuro.

No olvides cuidar tu espalda, ¡también en el trabajo!

¿Sabías que

?

La vitamina B puede reforzar tu tratamiento antiinlamatorio contra el dolor de espalda.

Una web con mucho más

Descubre toda la información sobre la vitamina B, consejos de prevención del dolor de espalda, test del dolor y mucho más en hidroxil.com

4 reglas de oro para cuidar tu espalda en el trabajo:

1

Usa calzado cómodo y que se adapte bien al pie.

2

Mantén tu peso ideal.

3

Evita el sedentarismo. ¡Estira las piernas a menudo!

4

Evita el estrés. Encuentra un buen equilibrio emocional.

Prevención y tratamiento de deiciencia de las vitaminas B1, B6 y B12, debido al aumento de las necesidades, reducción del consumo o de la absorción, que podrían manifestarse como síntomas de dolor de espalda, en convalecencias o dietas insuicientes. Para adultos y adolescentes mayores de 14 años. No se debe utilizar más de 14 días seguidos sin consultar a su médico.

Lea las instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutico.

Prevención y tratamiento de deiciencia de las vitaminas B1, B6 y B12, debido al aumento de las necesidades, reducción del consumo o de la absorción, que podrían manifestarse como síntomas de dolor de espalda, en convalecencias o dietas insuicientes. Para adultos y adolescentes mayores de 14 años. No se debe utilizar más de 14 días seguidos sin consultar a su médico.

Lea las instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutic

¡No te olvides de Hidroxil!

Consulta con tu farmacéutico cómo la vitamina B puede reforzar tu tratamiento antiinlamatorio para el dolor de espalda.

BIOMEDICINA

Si colocáramos en línea todos los virus que habitan en la Tierra, la hilera ten- dría una longitud de cien millones de años luz.

AGE FOTOSTOCK

Los conocemos por ser causantes de terribles enfermedades, pero la importancia de los virus va mucho más allá: son las entidades “vivas” más abundantes y diversas del planeta, han jugado un papel clave en la evolución de las especies y están por todas partes, desde las nubes hasta nuestro intestino. Aun así, la virosfera sigue siendo un misterio, un territorio casi ignoto que la ciencia trata de explorar.

31

Texto de GONZALO LÓPEZ SÁNCHEZ

GETTY IMAGES

a vida en la Tierra está dominada por unos seres diminutos, invisi- L bles y poco conocidos: los virus. Son tan pequeños que, si uno de ellos tuviese el tamaño de la cabeza de un alfiler, en comparación nuestra altura sería de 50 kilómetros. Además, estos microbios son extraor- dinariamente abundantes. Un solo mililitro de agua de mar puede contener 180 millones de virus, casi cuatro veces más que el número de habitantes que hay en España, y dar un trago mientras se está na- dando puede significar engullir tantos virus como humanos viven en Europa. Dado que los virus están por todas partes, los científicos han

calculado que en la Tierra deben de existir unos 10 quintillones, es de- 32 cir, un uno seguido de 31 ceros, lo que se traduce en que hay un millón de veces más virus en la Tierra que estrellas en el universo. Desde hace dos décadas, para los investigadores cada vez resulta más evidente que los virus no son meros causantes de enfermedades, como el ébola y la gripe, sino que también jue- gan un papel fundamental en el mundo viviente. Las nuevas y más baratas técnicas de se- cuenciación masiva, capaces de rastrear grandes cantidades de material genético, están mos-

Según la ley española que regula la protec- ción de los trabajadores contra el riesgo biológi- co, todos los organis- mos clasificados en el nivel más alto de peli- grosidad son virus, co- mo el ébola, el junín, el machupo o el hendra.

PATRICK LANDMANN/SCIENCE PHOTO LIBRARY

GETTY

PHILIPPE PSAILA/SCIENCE PHOTO LIBRARY

Algunos tipos de vi- rus, como los retrovi- rus, los adenovirus y los herpesvirus, se emplean en terapias génicas para introdu- cir los genes terapéu- ticos en las células.

trando la gran abundancia y diversidad de estas entidades. No solo infectan y regulan el crecimiento de poblaciones de microor ganismos, plantas y animales, alterando por ejemplo los ciclos del carbono, del nitróge no y del fósforo en los océanos: los nuevos

estudios muestran que, aparte de su papel como malvados patógenos, los virus son vehículos transmisores de genes que generan cambios en los orga nismos más complejos. Esto les hace ser claves, por ejemplo, en la evolución de la fotosíntesis y hasta del cerebro humano. Por todo ello, Curtis Suttle, biólogo de la Universidad de Columbia Británica (Canadá), comenzó en 2005 a hablar de un nuevo concepto que ya empezaba a cobrar cuerpo entre los biólogos: virosfera.

“LA VIROSFERA ES EL CONJUNTO DE LUGARES DE LA TIERRA DONDE EXISTEN

LOS VIRUS Y QUE ESTÁN INFLUIDOS POR ELLOS

explica Suttle . También

puede referirse a todos los diferentes virus que existen. Creo que es un concepto importante, porque enfatiza el papel de los virus en el eco sistema global”. El famoso biólogo y divulgador estadounidense Ed ward Osborne Wilson asegura que la cantidad y diversidad de genes de los virus supera a la de todas las otras formas de vida juntas. Hoy se estima que pueden existir del orden de 100 millones de virus diferen tes, cuando en total apenas se han descrito 1,9 millones de especies de seres vivos. “En términos de diversidad, los virus son una parte muy considerable de toda la diversidad de la Tierra”, afirma Suttle. Los científicos estiman que, cada día, en los océanos, los virus matan al 20 % de las bacterias marinas. Esa actividad viral libera cada año cientos de miles de millones de toneladas de carbono a la cadena alimentaria. “Los virus son grandes moduladores de los ciclos de nutrientes”, asegura Suttle. Pero no solo eso. Como las in fecciones virales son específicas –puesto que los virus solo suelen atacar a una especie o a varias parecidas–, estos microorganismos deciden la composición de seres vivos en los ecosistemas. Lo que sucede en los océanos puede estar ocurriendo en este mo-

mento en las raíces de los árboles de los bosques, en las gotas de agua que flotan en las nubes o, sin ir mas lejos, en tu microbiota intes- tinal. Sin embargo, los virólogos apenas han comenzado a rascar

Asesinos

El virus del Ébola se detectó por pri- mera vez en 1976.

silenciosos

L a palabra virus proviene del término que en latín se usaba para decir veneno. Y con razón. Los

virus están entre los agentes más despiadados y que más muertes han causado en la historia de la humanidad. La viruela y la gripe han aniquilado a cientos de millones de personas y han hecho de- saparecer civilizaciones enteras. Hoy en día, el

virus del sida, el de la hepatitis B y los rotavirus ma- tan a millones cada año. Minuto a minuto, los virus –se conocen 263 variedades capaces de infectar

a los humanos– siguen causando enfermedades y sufrimientos terribles por todo el mundo.

Uno de los motivos por los que resultan unos asesinos tan eficaces es que los virus son los parásitos perfectos: minúsculos agentes infeccio- sos compuestos por lo mínimo indispensable para multiplicarse dentro de las células de otros orga- nismos. Como no se valen por sí mismos, no se los considera seres vivos de pleno derecho. Nor- malmente solo están constituidos por una simple cápsula de proteínas –la cápside– y una mínima cantidad de información genética (en forma de ADN o de ARN). Eso les basta para reconocer a sus víctimas e inyectarles su material genético con el

fin de lograr que estas fabriquen más virus, a veces

a costa de la vida de las células atacadas. Algunos virus son auténticos especialistas en adaptarse y evolucionar muy rápido. Pueden cam- biar de estación a estación –como la gripe– o inclu- so en cuestión de minutos y dentro de un mismo tejido infectado, y generar a veces lo que se conoce como cuasiespecies. Ningún otro organismo de la naturaleza es capaz de competir con su capacidad de mutación y su velocidad de multiplicación.

En 1994, los mo- nos colobos con- tagiaron el ébola a muchos chim- pancés, ya que estos los cazan y devoran –en la imagen, un crá- neo de colobo–.

33

34

Virus a la carta

dsDNA

Invertebrados

Vertebrados

L a clasificación elaborada por el biólogo y premio Nobel estadounidense David Baltimore agrupa a los virus en

Entomopoxvirinae

Chordopoxvirinae

siete grandes categorías, establecidas en función del tipo de genoma y el método de replicación de cada uno de ellos:

dsDNA (ADN bicatenario), ssDNA (ADN monocatenario), dsRNA (ARN bicatenario), ssRNA+ (ARN monocatenario positivo), ssRNA– (ARN monocatenario negativo), ssRNA-RT (ARN monocatenario retrotranscrito) y dsDNA-RT (ADN bicatenario retrotranscrito).

Baculoviridae

Hongos

Phycodnaviridae

Bracovirus

Fusselloviridae

Bacterias

Rhizidiovirus

Iridovirus

Chloriridovirus

Ranavirus

Lymphocystivirus

Papillomaviridae

Polyomaviridae

Corticoviridae

Ichnovirus

Tectiviridae

SNDV

Vertebrados

Podoviridae

Ascoviridae

Rudiviridae

Plasmaviridae

Siphoviridae

Lipothrixviridae

Myoviridae

dsDNA-RT

Hepadnaviridae

Plantas

Bacterias

Caulimovirus

Cystoviridae

Partitivirus

Badnavirus

Hypoviridae

Nimaviridae

Totiviridae

Varicosavirus

Aquabirnavirus

 

Avibirnavirus

Orthoreovirus

Orbivirus

Coltivirus

Rotavirus

Aquareovirus

Cytorhabdovirus

Nucleorhabdovirus

Tenuivirus

Ophiovirus

Chrysoviridae

100 nm

Filoviridae

Bunyaviridae

En esta infografía se combina la clasifi- cación de Baltimore con subgrupos es- tablecidos en fun- ción del tipo de or- ganismos a los que atacan los virus:

animales, plantas, bacterias, hongos

Hongos

Phytoreovirus

Fijivirus

Oryzavirus

Alfacryptovirus

Betacryptovirus

Plantas

Cypovirus

dsRNA

Entomobirnavirus

Invertebrados

Arenaviridae

Vertebrados

Tospovirus

Rhabdoviridae

Los virus no son meros agentes causantes de enfermedades; también han jugado un papel crucial en el origen y la evolución de la vida

Plantas

Bornaviridae

Invertebrados

ssRNA-

la superficie de toda esta complejidad. Yong Zhen Zhang, investigador del Cen tro de Control y Prevención de Enferme dades de China, señala: “Nuestro actual conocimiento de los virus proviene de los agentes causantes de enfermedades por motivos puramente prácticos . Y solo de aquellos que pueden ser cultivados en un laboratorio. Por tanto, nuestra compren sión de los virus está sesgada y muy frag mentada”. Zhang participó recientemente en una investigación publicada en la revista Na ture en la que, de una tacada, se anuncia ba el descubrimiento de 214 nuevos tipos de virus. Lo lograron porque miraron donde nadie lo había hecho con mucho

interés antes: en el genoma de 186 espe cies de peces, anfibios y reptiles, verte brados que normalmente no están entre las prioridades de los virólogos, mucho más interesados en las aves y los mamífe ros incluido, claro está, el ser humano .

Zhang descubrió que los animales esconden en su ADN las señales del paso por ellos de una enorme cantidad de virus, y que hay evidencias de que estos entes víricos y los vertebrados han estado conviviendo duran- te cientos de millones de años. “Nuestro trabajo revela que los virus que todavía nos infectan son antiguos y tienen una historia evolutiva que se remonta a los primeros vertebrados; quizá incluso hasta a los primeros animales”, explica el científico. A pesar de la presencia de esos virus en los genomas, no hay rastro de enfermedades. “Por tanto, creo que de- bemos reconsiderar el papel de los virus, y dejar de verlos como meros agentes causantes de enfermedades. Parece que han tenido un papel muy importante en el origen y la evolución de la vida”, asegura Zhang.

LOS INVESTIGADORES COMIENZAN A ESTUDIAR LA EVOLUCIÓN MOLDEADA POR LOS VIRUS COMO SI FUERAN EXPLORADORES EN UN NUEVO CONTINENTE. Hay dos

preguntas fundamentales: ¿son los virus importantes para la evolución de los vertebrados? y ¿son beneficiosos para ellos?”, apunta Kristian Andersen, científico del Instituto de Investigación Scripps, en La Jo- lla (California). Este investigador estudia la dinámica de las epidemias combinando la computación y la metagenómica. “La respuesta a am- bas preguntas es casi con toda seguridad que sí”, afirma. Para demostrarlo, toma varios ejemplos del vertebrado más estu- diado: el Homo sapiens. Recuerda la presencia de retrovirus, como el virus del sida, especializados en traducir el ARN a ADN, integrados en

A

Ad

I

Pa

De

O

INFOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO PEÑAS

BRIAN BELL/SCIENCE PHOTO LIBRARY

sfarviridae

Herpesviridae

noviridae

Bacterias

Microviridae

ssDNA

Plantas

Invertebrados

 

Parvoviridae

 

Mastrevirus

Entomoparvovirinae

Topocovirus

Plectrovirus

Curtovirus

Begomoviridae

Parvoviridae

Chordoparvovirinae

Vertebrados

Retroviridae

ssRNA-RT

Circoviridae

Errantivirus

ovirus

Nanoviridae

Metavirus

Pseudoviridae

Astroviridae

Arteriviridae

Togaviridae

Vertebrados

HEV

Caliciviridae

Picornaviridae

Betanodavirus

Flaviviridae

Flaviviridae

Coronaviridae

Sequiviridae

Tombusviridae

Sobemovirus

Luteoviridae

Tymoviridae

Umbravirus

ramyxoviridae

ltavirus

Comoviridae

Idaeovirus

Dicistroviridae

Tobamovirus

Tobravirus

Picornaviridae

Nodaviridae

Ourmiavirus

Allexivirus

Carlavirus

Foveavirus

Potexvirus

Bromovirus

Cucumovirus

Llarvirus

Alfamovirus

Narnaviridae

Hordeivirus

Capillovirus

Trichovirus

Vitivirus

Potyviridae

Tetraviridae

Togaviridae

Roniviridae

Benyvirus

Inver-

tebrados

Pomovirus

Furovirus

Pecluvirus

Plantas

rthomyxoviridae

Bunyaviridae

Orthobunyavirus

Hantavirus

Nairovirus

Phlebovirus

Rhabdoviridae

Lyssavirus

Vesiculovirus

Ephemerovirus

Vertebrados

Barnaviridae

Leviviridae

Closteroviridae

Hongos

Bacterias

ssRNA+

En la Universidad de Greenwich (Londres), los investigadores estudian el virus del riza- do amarillo del tomate, que se transmite a través de la mosca blanca y provoca una gran disminución de la producción agrícola.

el genoma humano. Como si fueran en- miendas añadidas a una constitución, las instrucciones genéticas de estos virus son parte de los genes que nos hacen ser lo que somos como especie. “Tal vez han jugado un papel en la evolución contro- lando el funcionamiento de los genes y modificando los cromosomas”, explica Andersen. Además, las personas suelen estar infectadas por virus inocuos o in- cluso beneficiosos. “Casi todo el mundo está infectado por algún anellovirus –de la familia Anelloviridae– y, aunque no sabemos si desempeñan o no una fun- ción, es posible que sean beneficiosos, dada su abundancia —prosigue. Y ofrece ejemplos más claramente positivos—: El virus de la hepatitis C ha mostrado efec- tos positivos, como unas mayores tasas de supervivencia, en personas infecta- das con el ébola o el VIH”.

¿LOSVIRUS“INVENTARON”NUESTROCEREBRO?

Desde hace al menos dos décadas se sabe que el ADN de los organismos eucario- tas –plantas, animales y hongos– está repleto de secuencias de origen vírico,

y que estas componen al menos la mitad

del genoma de todos los mamíferos. Mu- chas de ellas se expresan en el cerebro, aunque todavía se desconoce su función. Recientemente, una investigación diri- gida por Jason Shepherd, científico de la Universidad de Utah (EE. UU.), identifi- có el origen viral de un importante gen neuronal, el llamado Arc. Este gen es fundamental en el encéfalo de los mamíferos para la consolidación de la memoria y para la plasticidad de las conexiones neuronales y, por tanto, resulta clave en el aprendizaje. Además, sus mutaciones están implicadas en va- rios desórdenes neurológicos. El equipo de Shepherd observó en ratones que la proteína Arc puede autoensamblarse en

cápsides muy parecidas a las de los virus

y que esas estructuras podían integrar su

propio ARN mensajero, igual que en el caso de los virus. Hay otras señales del importante papel de los virus en la evolución de los orga- nismos más complejos. Por ejemplo, los bacteriófagos que infectan a las cianobac- terias, unas de las mayores productoras de oxígeno en los océanos, transportan genes de la fotosíntesis que han adquirido de sus propias víctimas –por recombina- ción genética entre su ADN y el del hués- ped infectado, el cual producirá nuevos virus que incorporen ya dichos genes–. Los daños intracelulares asociados a la infección viral provocan un descenso en la actividad fotosintética de las ciano- bacterias, pero los genes fotosintéticos que inyecta el bacteriófago sirven para acelerar la maquinaria fotosintética de

35

PEGGY GREB/US DEPARTMENT OF AGRICULTURE/SCIENCE PH

SINC

En este laboratorio de virología, los biólogos moleculares introducen os- tras en una máquina de procesamien- to de alta presión para analizar la posible presencia de virus dañinos.

Hasta ahora los científicos solo han conseguido identificar el 1% de los virus que habitan en la superficie de los océanos

su hospedador y que siga generando virus. Son unos seres egoístas, sí, pero gracias a su actividad los virus constituyen una reserva de diversidad genética muy influyente en la evolución de la vida. Matthew B. Sullivan, investigador de la Universi- dad Estatal de Ohio (EE. UU.), estudia la coevolución de virus y bacterias en los océanos y su peso en los ciclos biogeoquímicos de la Tierra. “Normalmente pensamos en los virus como asesinos de células, y lo son, pero también mueven genes de un huésped a otro. Creemos que unos 10 29 al día”, estima Sullivan.

EL PROBLEMA ES QUE ESTAMOS REALMENTE CIEGOS ANTE

LO QUE ESTÁ OCURRIENDO. “Queremos comprender el papel de los virus en comunidades complejas: sue-

36

Pero durante muchos años

sencillamente los hemos considerado como puntos, y ahora apenas hemos comenzado a ponerles nombre y asignarles genomas a esos puntos para comprender quiénes son –prosigue Sullivan–. El reto es que los vi- rus no tienen ningún gen compartido, así que no po-

demos usar los genomas como códigos de barras para organizarlos taxonómicamente”. Se calcula que hasta el momento, en los océanos, solo se ha identificado el 1 % de los virus que viven en la superficie. A principios de este año, un artículo publicado en la revista Nature anunciaba el hallazgo del que pue-

los, océanos, humanos

El virus Cafeteria roenbergensis es uno de los más grandes y complejos que se conocen, con 700.000 pares de bases de ADN. Infecta a la mayor parte del zoo- plancton marino, el cual ocupa un lugar clave en la cadena trófica oceánica.

SHUTTERSTOCK

SHUTTERSTOCK

38

Así actúa un bacteriófago

D escubiertos hace cien años, los vi- rus que atacan solo a las bacterias

–bacteriófagos o simplemente fagos– carecen de motilidad propia: necesitan entrar en contacto directo con la super- ficie de una bacteria y dar al azar con el receptor adecuado –proteínas, lipopoli- sacáridos, ácidos teicoicos o flagelos– para acoplarse a él. Por eso cada fago solo puede atacar a determinados tipos de bacteria, aquellos que tengan los re- ceptores propicios.

MATERIAL

GENÉTICO

(ADN O

ARN)

VAINA

Una vez acoplados a la superficie celu- lar, los fagos, como si fueran jeringuillas, introducen en la bacteria su material ge- nético –que almacenan en su cápside– a través de su cuerpo y su placa basal. Es- tos genes harán que la bacteria comien- ce a reproducir nuevos virus.

FIBRAS DE

LA COLA

ESPÍCULAS

de ser uno de los tipos de virus más abundantes del planeta, al que llama- ron Autolykiviridae. Los investigadores lograron descubrirlo al modificar la metodología de rastreo genético. Nuestro modo de apreciar la virosfera se está transformando gracias a la metagenómica, que estudia el material genético presente en un determi- nado lugar y obtenido directamente de muestras ambientales. Tal como explica Steven W. Wilhelm, investigador de la Universidad de Tennessee (EE. UU.) y colega habitual de Sullivan, “la metagenómica ha mostrado el enorme potencial y la vasta diversidad de estrategias de lo que los virus parecen estar haciendo”. Aparte de identificarlos, Wilhelm está muy inte- resado en poder cuantificar la actividad de los virus, para lo cual recurre a potentes herramientas bioinformáticas y estadísticas. Si quieres saber lo importantes que son los leones, tienes que saber cuántas presas se comen. Otra ambiciosa iniciativa científica es el Global Virome Project, una in- vestigación colaborativa a nivel mundial que, durante el próximo dece- nio, tratará de comprender mejor las epidemias estudiando la ecología y la diversidad de los virus. Su objetivo es detectar, diagnosticar y descubrir virus, centrándose en los animales que pueden contagiar al ser humano.

CON TODO, LA ESPECTACULAR VIROSFERA TODAVÍA GUARDA MÁS SORPRESAS. Algu-

nos científicos han encontrado en las montañas bacterias y virus propios de los océanos. ¿Cómo han logrado llegar hasta allí? Los investigadores han descubierto que por encima de nuestras cabezas hay una corriente de virus que circula volando por la atmósfera terrestre, a más de 3.000 metros de altitud. En España, en las montañas de Sierra Nevada, cada día pueden depositarse hasta 700 millones de virus por metro cuadrado. “Se

trata de un fenómeno general en la troposfera libre del hemisferio norte, dentro del cinturón de polvo –una franja por la que viajan las partículas en suspensión del desierto del Sáhara–”, explica Isabel Reche, profesora e investigadora de la Universidad de Granada. “Sospechamos que una buena parte de esos virus son marinos. Pero todavía estamos en el proceso de caracterizarlos”, puntualiza la investigadora.

CÁPSIDE

(CABEZA)

CUELLO

PLACA BASAL

La imagen de arriba representa el ataque de unos virus bacteriófagos a una bacteria –estas tienen un tamaño mucho mayor que los virus–, en la cual inyectan su propio material genético.

Reche lleva años estudiando cómo

las bacterias viajan adheridas a par- tículas minerales del suelo –polvo–,

a matrices orgánicas –producidas en

el mar– o a aerosoles. Pero el año pa-

sado demostró que los virus también se desplazan así. Además, resulta que, como son tan diminutos –más incluso que las bacterias–, pueden viajar miles de kilómetros. Existen evidencias de transporte desde el Sá- hara al Amazonas; se han encontrado microbios viables provenientes del

Sáhara en los Alpes y en los Pirineos;

y se sospecha que el polvo y las ma-

trices orgánicas los protegen frente

a la radiación ultravioleta, un agente

esterilizante natural. Hasta las nubes están vivas. “Se ha observado que hay bacterias que son capaces de reproducirse dentro de las nubes. Estas son buenos nú- cleos de condensación –las semillas que comienzan a formar las primeras gotas– y estamos tratando de averi- guar si esos microbios influyen en la formación de nieve”, explica Reche. La virosfera, por tanto, no solo vi- ve dentro de la vida: también habita en las tormentas. Hagas lo que hagas, vayas a donde vayas, los virus estarán allí, invisibles y omnipresentes.

SHUTTERSTOCK

DE MUY PARA NANOGEN

NANOGEN Cabello sano y redensificado

uestro cuero cabelludo, por natura- N leza, tiende a acumular impurezas que, si no se limpian adecuadamen-

te, pueden producir picores, cabello graso y, en algunos casos, afectan incluso al gro- sor y el crecimiento del pelo.

Dermatológicamente probados, los champús

desarrollados por Nanogen inciden en la limpieza –ya que exfolian profundamente los poros y eli- minan las impurezas– al tiempo que contribuyen

a engrosar cada pelo. ¿Cómo? Gracias a unos fac-

tores de crecimiento que son absorbidos por los

folículos capilares y estimulan el crecimiento sa- ludable. Los aminoácidos redensificantes forman una espuma densa que rodea cada filamento de cabello y proporciona nutrición profunda, fuerza

y un efecto espesante instantáneo.

El suero vegetal de alto rendimiento de Na- nogen, por su parte, es la forma más rápida de conseguir una mayor densidad y grosor para tu pelo, ya que lo regenera y le aporta, además, un aspecto saludable. Está especialmente formulado para proporcionar a los hombres el más alto nivel de regeneración capilar sin necesidad de consul- tar con un especialista.

Champú

5 en 1

densificador

Los productos del tratamiento de engrosa- miento capilar de Nanogen son adecua- dos para aque- llos que estén usando mi- noxidil para frenar la caída.

Suero vegetal

recimiento

Más información en nanogen.net o en el teléfono gratuito 900 400 222

GETTYGETTY

SHUTTERSTOCK

CURIOSITY

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿ PODEMOS BRONCEARNOS DEBAJO DEL AGUA?

Necesitamos los rayos UVB para sintetizar en la piel la vitamina D, pero una sobreex- posición puede ser muy dañina.

arte de la radiación ul- P travioleta que nos llega de nuestra estrella está

constituida por los de- nominados rayos ultravioleta UVB. Aunque el 90% de los mismos son absorbidos en la atmósfera, los que alcanzan la superficie terrestre son los responsables de que nuestra piel adquiera la característica tonalidad bronceada que desarrollamos cuando tomamos el sol, pero también de la sensación de ardor e incluso las que- maduras que aparecen en nuestra piel cuando nos exponemos demasiado. En este sentido, el agua puede pro- porcionarnos una sensación de fres- cor, pero, en realidad, no nos protege por completo. De hecho, refleja los rayos UV y llega a aumentar su in- tensidad hasta un 10%. Es más, al- rededor del 60% de la radiación UVB alcanza nuestra piel aún estando su- mergidos 50 cm bajo la superficie, y algunos estudios muestran que es po- sible observar los efectos biológicos de los rayos ultravioleta a decenas de metros de profundidad. Así, podemos ponernos morenos mientras nadamos o simplemente nos relajamos chapo- teando en una piscina.

¿ LAS ABEJAS ENTIENDEN EL CONCEPTO CERO?

La mención más antigua co- nocida al cero se encuentra en el manuscrito Bakhshali, un texto matemático indio datado entre los siglos III y IV. Durante mucho tiempo se ha venido pensando que los humanos éramos la úni- ca especie capaz de concebir un concepto tan abstracto como este, que define de forma numé-

40 rica un valor nulo y que ha con- tribuido notablemente al avance de la ciencia. Sin embargo, otros primates y algunos loros tam- bién pueden entenderlo.

Ahora, un equipo de investi- gadores australianos y franceses ha averiguado que las abejas forman parte asimismo de este club. Para determinarlo, los cien- tíficos entrenaron a un grupo de estos insectos, de modo que, entre unas cartas marcadas con figuras geométricas, identifica- ran aquellas en las que apare- cían menos elementos. Cuando incluyeron una en blanco –el cero–, volaron inmediatamente hacia ella, reconociéndola como la de menor valor.

¿HAY LUNAS GASEOSAS?

Es muy poco probable que los astrónomos se topen algún día con un objeto de este tipo. Para que se forme una luna ga- seosa sería necesario que esta fuera lo suficientemente grande como para evitar que su atmósfera, integrada por un volátil conjunto de gases en movimiento, se perdiera en el espacio, entre otras cosas, como consecuencia de la influencia de la gravedad del mundo alrededor del cual se encontrara orbitan- do. Eso significa que debería ser enorme, prácticamente del mismo tamaño que este último. Y en ese caso, no se trataría realmente de un satélite, sino que formaría un sistema binario con el cuerpo principal. Tampoco es fácil que se den estas hipotéticas parejas de mundos gaseosos, pues, durante su for- mación, ambos tenderían a chocar o a apartarse.

El tirón de la gravedad del planeta alrededor del que se encontrara orbitando socavaría la atmósfera de una hipotética luna gaseosa.

REUTERS / JUAN MEDINA

SHUTTERSTOCK

DE MUY PARA CERVECEROS DE ESPAÑA

¿ DE DÓNDE VIENE LA PALABRA CAÑA?

ntre las acepciones que contempla el Diccionario de la lengua española, encontramos estas dos: “vaso, generalmente de forma cilíndrica o ligeramente có-

nica, alto y estrecho, que se usa para beber vino o cerveza” y también “líquido contenido” en dicho recipiente. ¿Pero por qué recibe ese nombre? Existen diversas versiones sobre su origen, pero una de las más extendidas es que se la llama así por la cerveza a presión; en concreto, por el con- ducto –o cañería– que une el barril con el grifo y por el que circula la bebida cuando el camarero va a servírnosla. También

E

hay quien relaciona este nombre con la expresión dar caña, vinculada al vendedor ambulante, propio del siglo XIX y de la zona de Andalucía, que llevaba un depósito de bebida a la es- palda –normalmente vino– y que disponía de una caña ancha que le servía de unidad de medida. Pero cuidado, porque una caña no es lo mismo en todas partes. En la mayoría de los sitios se entiende que es un vaso de cerveza de unos 20 centilitros, pero hay quien lo relaciona con un volu- men mayor. De hecho, si la pides en el País Vasco, probablemente te pondrán lo que en Madrid se conoce como un doble.

¿ Y QUÉ TIPOS DE ALIMENTO COMBINAN BIEN CON LA CERVEZA?

Dependiendo de cómo sea esta bebida –dulce, amarga, con más o menos cuerpo, frutal, etc.–, podemos maridarla, entre otros productos, con quesos, pescados y mariscos, alimentos picantes y especiados, sabores orientales, carnes y, ¡sorpresa!, hasta choco- late. Así, si por ejemplo necesitas elegir una cerveza para un plato de carne, la asociación Cervece- ros de España recomienda, en una

de sus guías, “adecuar el maridaje a los condimentos o la salsa para acertar en la combinación. Cuanto más fuerte sea el sazonamiento, más oscura y de mayor cuerpo de- be ser la cerveza escogida”. A la hora de maridar, ten en cuenta que los contrastes funcio- nan y que debes buscar el equi- librio entre los aromas y sabores de la comida y la bebida –ninguna debe imponerse a la otra–.

CATERS

ARCHIVO TK

SHUTTERSTOCK

CURIOSITY

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿ POR QUÉ LLAMAMOS VACA MARINA AL MANATÍ?

los manatíes se les conside- A ra la versión acuática de las vacas porque, al igual que

ellas, son unos apacibles mamíferos herbívoros que se pasan el día pastando: en una sola jornada, un manatí adulto es capaz de engullir unos 50 kg de algas y plantas, el equivalente a un 10% de su propio peso. En rea- lidad, pese a estas semejanzas con las vacas, sus parientes en tierra firme son los elefantes. Diversos estudios han demostrado que los manatíes son tan inteligentes como los delfines a la hora de realizar tareas, y eso que poseen uno de los cerebros más pequeños –en relación a su masa corpo- ral– de todo el reino animal. Seres so- ciables y pacíficos, nadan muy despacio –a poco más de 5 km/h–, pero, si se lo proponen, pueden esforzarse y alcanzar los 30 km/h. Aunque solo un ratito.

Al romper la barrera del sonido, se forma un disco blanco de vapor de agua condensado por la presión de la onda de choque.

¿ QUÉ ES EL NÚMERO MACH?

El físico y filósofo austriaco Ernst Mach (1838-1916) fue quien pro- puso esta medida de velocidad relativa que se emplea para expre- sar la velocidad de un objeto con respecto a la velocidad del sonido –1.236 km/h a nivel del mar–. De este modo, si decimos que algo se mueve a Mach 1, significa que lo hace a la velocidad del sonido; si

42 se desplaza a Mach 2, viaja el do- ble de rápido, y así sucesivamente. El ámbito en el que se usa con mayor frecuencia es la aviación, donde resulta especialmente útil para expresar la velocidad de

las aeronaves. Al ser un número adimensional –ya que toma como referencia la velocidad a la que se desplaza el sonido y esta fluctúa en función de variables como la al- titud o la temperatura–, el número Mach nos informa de si un avión ha superado la velocidad del soni- do o no con independencia de las condiciones de la atmósfera. Se denomina subsónico al vuelo con una velocidad inferior a Mach 0,8; transónico cuando la velocidad es de entre 0,8 y 1,2; su- persónico si se sitúa entre 1,2 y 5; e hipersónico si supera el Mach 5.

Los manatíes ayu- dan a mantener una alta biodiversidad de peces gracias a sus heces, que ferti- lizan el lecho marino.

¿LOS NIÑOS NUNCA SE CANSAN?

Cuando los adultos intentamos seguir el ritmo de los niños, a veces nos da la sensación de que poseen algún secreto mágico que los vuelve inagotables. ¿De dónde sacan tanta energía? De una fuente que está vedada para ti, adulto, si no eres deportista. Investigadores de la Universidad Clermont Auvergne, en Francia, realizaron un estudio con niños y adultos y descubrieron que el metabolismo de los pequeños obtenía energía del glu- cógeno y las grasas de manera aeróbica, es decir, con la intervención del oxígeno de la sangre, mientras que en los adultos que no solían hacer deporte el metabolismo era anaeróbico –sin oxígeno–, lo que produce más ácido láctico, el cual, al acumularse en los tejidos, perturba las contracciones de los músculos y da lugar a la fatiga. Además, los investigadores franceses confirmaron que, tras realizar un esfuerzo físico, los niños recobran su rit- mo cardiaco normal más rápido que los adultos.

CURIOSITY

NEUROPECADOS CAPITALES

LA HIPOCRESÍA

HAZ LO QUE YO DIGA Y NO LO QUE YO HAGA

ESTA FRASE REPRESENTA LA ESENCIA DE UN COMPORTAMIENTO DEL QUE POCOS NOS LIBRAMOS. Y ES QUE TU CEREBRO SABE CÓMO LIDIAR CON LA DIFERENCIA ENTRE TUS ACTOS Y TUS PRINCIPIOS.

44

n hipócrita es el tipo de político que cortaría una se-

cuoya, montaría un escenario y luego se subiría en él a pronunciar un discurso sobre la conservación medioam-

biental”. Es la clarividente definición que aportó en cierta ocasión el demócrata estadounidense Adlai E. Stevenson (1900-1965). En otras palabras, la hipocresía consiste en practicar de forma reincidente el “haz lo que yo diga, pero no lo que yo ha- ga”. Y no es ni mucho menos exclusiva de los políticos. ¿Cuántos de nosotros aseguramos estar muy preocupados por el medioambiente,

pero malgastamos agua a mansalva y no hacemos nada por reciclar? ¿O criticamos a los demás por comportamientos que nosotros mis- mos tenemos a diario? Mejor no hacer la cuenta. Parte de la culpa de que seamos hipócritas la tiene lo que se co- noce como sesgo de autoservicio. Se trata de un prejuicio cogniti- vo que nos hace ser indulgentes en exceso con nosotros mismos. Es decir, menos objetivos a la hora de juzgar conductas propias que al opinar sobre las ajenas. De ahí que demasiadas veces inten- temos dar lecciones sin darnos cuenta de que nosotros no nos las aplicamos. Desde fuera, eso se percibe como una garrafal falta de coherencia. Y esta es de todo menos cómoda. Cada vez que actuamos en contra de nuestras opiniones o creen- cias, experimentamos lo que se conoce como disonancia cogniti- va. Una especie de chirrido mental que enciende las neuronas de la corteza frontal medial, encargadas de evitar situaciones desa- gradables. En teoría, este debería ser el mejor freno para la hipo- cresía, tendría que motivarnos para cambiar; pero, en demasiadas ocasiones, el ser humano tiende a solventarlo de otra manera.

U

PARA EVITAR EL DOLOR QUE IMPLICA LA DISCORDANCIA ENTRE NUESTROS ACTOS Y NUESTROS PRINCIPIOS, lo que solemos ha- cer es modificar un poco nuestra visión para que no choque con los hechos. Cambiamos de actitud para sortear el sufrimiento que supone ser incoherentes. Científicos de la Universidad de California (EE. UU.) descubrieron hace poco que existe una base neurológica para este fenómeno, que el chirrido mental activa partes de la ínsula y la corteza cingulada anterior muy concretas. Y lo que es más importante: demostraron que cuando apare- ce una incongruencia de esta índole, los humanos solemos dar un giro a la manera de pensar. Cuanto más activa es la corteza cingulada anterior, más transmutamos nuestras creencias y ac- titudes para no sentirnos incómodos con nuestros actos. Algo perfectamente compatible con el proceder hipócrita. Otro aspecto de nuestro encéfalo que fomenta las actitudes de este tipo es su compartimentación. Resulta que, si bien hay una parte de nuestro casquete pensante que condena a quienes se

POR ELENA SANZ @elenasanz_

ÉCHALE LA CULPA DE TU HIPOCRESÍA A

ENTRE LOS FACTORES QUE CONTRIBUYEN A QUE ESTE PECADO SE PERPETÚE EN EL SER HUMANO ESTÁN ESTOS CUATRO. ¿ TE SIENTES IDENTIFICADO CON ALGUNO?

saltan la ética a la torera, también tiene mecanismos desig- nados para hacer todo lo posible para sacar ventaja de ciertas situaciones. “Los dos sistemas pueden entrar en conflicto”, defiende el psicólogo evolutivo Robert Kurzban, que justifica así la falta de coherencia.

VISTO DESDE FUERA, QUE ALGUIEN NO PRACTIQUE LO QUE PREDICA NOS DESAGRADA EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA.

Pero el rechazo a la hipocresía es aún mayor cuando percibimos injusticia en el mensaje. Si alguien condena la homosexualidad

y sale a la luz que tiene relaciones con personas de su mismo

sexo, nos indigna. Se debe a que todos llevamos a una especie de Robin Hood dentro de la cabeza que se crispa cuando detecta inequidad. Tanto que si un sujeto nos propone repartir veinte euros –que otro individuo nos ha dado a los dos– a razón de die- ciséis para él y cuatro para nosotros, preferimos quedarnos sin

nada antes que tolerar semejante injusticia. Parece que los seres humanos sentimos una aversión innata hacia la desigualdad. Por una cuestión puramente evolutiva, ya que habría servido para afianzar la cooperación con otros miembros de una especie

y fomentarla a largo plazo. La psicóloga e investigadora Jillian Jordan, de la Universi- dad de Yale (EE. UU.), ha desarrollado su propia teoría de la hipocresía. Después de estudiar a fondo las reacciones de 619

participantes ante distintas transgresiones morales, ha llega- do a la conclusión de que lo que detestamos de las personas falsas no es su comportamiento amoral, sino que nos mientan

y nos hagan creer que son virtuosos cuando no lo son. Su mal

comportamiento lo perdonamos, por así decirlo, ya que nadie es perfecto, ¿verdad? Pero lo que no admitimos bajo ningún concepto es que nos engañen y, encima, obtengan buena re- putación moral a costa de criticar públicamente a quienes ac- túan igual que ellos. Por ahí no pasamos. Hasta tal punto que, según ha comprobado la propia Jordan, nos fiamos menos de los hipócritas que de los embusteros.

EL PODER

¿Te parece que la

en la esfera política? Pues probablemente no vayas desen- caminado del todo, ya que el poder fomenta este defecto. Según un estudio realizado en Holanda, cuanto mayor es la cuota de poder que alcanza un sujeto, más estricto es a la hora de juzgar la moralidad de los demás y más laxo se vuelve valorando su propio comportamiento.

ipocresía es el pan nuestro de cada día

SEKULICN / ISTOCK

ILUSTRACIONES: CARLOS AGUILERA

LA REPUTACIÓN

Al comentar que estamos en contra de un com- portamiento, nuestra reputación mejora sustan- cialmente. De hecho, obtenemos más prestigio al decir que “estamos en contra de tirar plásticos al medio ambiente” y condenar sin disimulo a quie- nes lo hacen que si informamos de que en casa reciclamos los envases en el contenedor amarillo.

LA COOPERACIÓN

Algunos sociólogos y biólogos sostienen que la hipocresía es necesaria en dosis moderadas para mantener la cooperación social y evitar que impere el egoísmo. Vender la moto de que actuamos por el bien común cuando en realidad pensamos en nuestro propio beneficio –un acto de hipocresía– ayuda a que la cooperación social subsista.

LA AUTOIMAGEN

Tener una buena imagen de nosotros mismos nos ayuda a vivir mejor, dicen los expertos. Así que cuando hacemos o de- cimos algo que en realidad consideramos malo, nos pasamos un poco la mano, lo negamos o justificamos nuestro compor- tamiento para no sufrir.

45

SHUTTERSTOCK

46

CURIOSITY

DE PALABRAS

¡BIENVENIDAS A LA LENGUA OFICIAL!

l Diccionario está lleno de sorpre- E sas, palabras que no esperamos encontrar y que, sin embargo,

fueron admitidas en su momen- to por la Real Academia Española (RAE). Por ejemplo, es correcto emplear el verbo des- cambiar cuando se trata de deshacer un cam- bio; decir norabuena, en lugar de enhorabue- na; o usar almóndiga, albericoque y guardilla, auténticos palabros, que, por cierto, también es un término admitido por la RAE. Asimismo causó sorpresa, en su momento, la inclusión de bluyín –término para definir un pantalón vaquero–, pepero –afiliado al Partido Popular– y amigovio, una relación de menor compromi- so formal que un noviazgo. Y como la lengua es un ser vivo, en di- ciembre la RAE presentó su primera actuali- zación de la 23.ª edición de su Diccionario de la lengua española, que incluye un to- tal de 3.345 modificaciones respecto a la edición publicada en octubre de 2014 y ya pueden consultarse en la versión en línea.

Entre las palabras nuevas que han entra- do, sorprende que algunas no estuvieran ya: por ejemplo, ataché, audiolibro o clicar. Otras, en cambio, provocarán polémica. Es el caso de bocas para definir a quien ha- bla más de lo que aconseja la discreción, que hasta hoy sonaba un poco suburbial y, a partir de ahora, cuenta con la bendición de los académicos. También han entrado buenismo y buenista –aquel que cede con benevolencia o con excesiva tolerancia–, postureo –actitud artificiosa que se adopta por conveniencia o presunción– y posverdad –distorsión deliberada de la realidad–. Y queremos destacar otros dos términos más, que, en este caso, nos llegan de sendos nombres comerciales (las marcas Pinky y Tup- perware): pinqui, prenda femenina que cubre el talón y los dedos del pie para protegerse del calzado, y táper, recipiente de plástico con cierre hermético que sirve para guardar alimentos –y al que en su día conocimos pri- mero como tupper y después como túper–.

ESTO, PERO TAMBIÉN AQUELLO

Se llama enantiosemia al tipo de polisemia que poseen las palabras que significan una co- sa y la contraria. Se las conoce también como autoantónimos y son más frecuentes de lo que, en principio, podríamos pensar. Un ejemplo es el verbo alquilar, ya que tanto el propietario como el inquilino alquilan la casa. Ocu- rre lo mismo con dar clase: la frase “Estuvo años dando clase” puede dar pie a confusión, ya que no se sabe si las impartía o las recibía. Y si buscas lívido en el Diccio- nario, te llevarás la sorpresa de encontrar dos acepciones: ‘pali- dez extrema’, que es la que sole- mos usar, y también ‘amoratado’. Lo mismo sucede con la pala- bra casero, que define al dueño de una casa que la pone en alqui- ler, pero, ¡menudo lío!, también al inquilino.

CON HACHE O SIN HACHE

Armonía significa unión y com- binación de sonidos simultá- neos y diferentes pero acordes. Y es curioso, porque esta pala- bra también puede escribirse con hache: harmonía.

CRUENTO Y CRUEL, ¿SON LO MISMO?

Aunque sean palabras que a me- nudo se utilicen como sinónimos, cruento y cruel no significan exac- tamente lo mismo. Cruento es algo que causa derramamiento de san- gre, mientras que cruel es aquello que busca complacencia en el sufrimiento ajeno. Así, un accidente de coche puede ser cruento, pero no cruel. Mientras que un asesinato por envenenamiento puede ser cruel, pero no cruento.

POR JESÚS MARCHAMALO

POPEYE EL MARINO

SEGURO QUE LO RECORDAMOS CON SU TRAJE Y GORRA de marinero, brazos musculosos y su inseparable pipa. Popeye es uno de los dibujos animados más populares de nuestra infancia y está entre los mejores embajadores de las espinacas en todo el mundo. Nació en el año 1929, de

la mano del dibujante estadounidense Elzie Crisler Segar, y obtuvo un éxito casi inmediato. Pero si hablamos de él aquí es por una curiosidad relacionada con su nombre, que proviene del inglés pop eye. Esta expresión significa, literal- mente, ‘ojo saltón’ y era el nombre que entre los marineros se daba a los que, como nuestro protagonista, era tuerto.

CURIOSITY

LIBROS

Norma

Editorial

22 €

LA SEXUALIDAD, A VISTA DE CÓMIC

Ahora que se han puesto tan de moda las novelas gráficas, llega a las librerías esta propuesta fresca, didáctica y original, con guion de Philippe Brenot y dibujos de Laetitia Coryn, ambos franceses. Sex Story es un desprejuiciado relato de la faceta erótica de la hu- manidad a lo largo de los tiempos, desde la invención del sentimiento amoroso en la prehistoria pasando por el variopinto repertorio de los griegos y romanos o la doble moral victoriana.

Debate

19,90 €

UNAPELÍCULACON

Í

GIROSINESPERADOS

La paleoantropóloga Sang-Hee Lee, de la Universidad de California, y la periodista coreana Shing-Young Yoon explican en ¡No seas neander- tal! Y otras historias sobre la evolu- ción humana cómo va cambiando el cuento de nuestro pasado a la luz de los nuevos hallazgos. Porque aparte de progresos indudables como la bipedestación o el aumento del volumen cerebral, nuestra trayectoria como especie no es una línea recta, sino “un río sinuoso y lleno de mean- dros”, escriben las autoras.

Harari

OPTIMISMO BIEN INFORMADO

ara muchos, Steven Pinker se ha convertido P en una especie de apóstol contra el derro- tismo, contra esa interpretación tenebrosa

de la realidad que goza de cierto prestigio intelectual. Después de Los ángeles que llevamos dentro (2011), Pinker vuelve a la carga con un ensayo de título tan poco ambiguo como En defensa de la Ilustración. En sus páginas, los admiradores del psicólogo canadiense se reencontrarán con todas sus virtudes: claridad de expo- sición, un arsenal de datos para apoyar los argumentos y una insobornable convicción de que, pese a lo que digan los agoreros, el mundo progresa adecuadamente. La salud, la riqueza, la lucha contra el hambre, la segu- ridad, el terrorismo, los derechos civiles o la propagación del conocimiento son otros tantos ámbitos de la vida que, sostiene Pinker, no resisten hoy la comparación con un ayer que siempre fue peor.

Steven Pinker (Montreal, 1954) ha hecho valiosas contribuciones en psicología ex- perimental.

Paid dós, 32

Las claves de nuestro PRESENTE

www.21leccionesharari.com

ALAMY

GETTY

CURIOSITY

HACE 90 AÑOS

DÍAS CONTADOS

DESCUBRIMIENTO DE LA PENICILINA

EL 30 DE OCTUBRE DE 1928, EL BACTERIÓLOGO ESCOCÉS ALEXANDER FLEMING ANOTÓ EN SU DIARIO EL HALLAZGO DEL PENICILLIUM, UN HONGO CAPAZ DE COMBATIR NUMEROSAS INFECCIONES.

48

Cultivo de Penici- llium chrysogenum, especie de la que se tuvo un alto rendi- miento en la produc- ción de penicilina. A la derecha, su des- cubridor, Alexander Fleming, en su labo- ratorio de Londres.

esde comienzos de 1928, el profesor de Bacterio- D logía Alexander Fleming (1881-1955) investigaba la posible relación entre la virulencia de distintas cepas

de estafilococos –unas bacterias presentes en la mu- cosa y piel de los mamíferos y aves que causan diversas enfer- medades– y el color de las colonias que esos microbios formaban

en placas de agar. Llevaba a cabo el estudio en su laboratorio del St. Mary's Hospital de Londres, dentro de un proyecto sobre inmu- nización. Con fecha 30 de octubre de 1928, dejó anotado en su diario de trabajo un descubrimiento hecho el mes anterior, a la vuelta de las vacaciones de verano en Esco- cia, que le llevó a identificar una sustancia capaz de impedir el crecimiento de bacterias

POR RAMÓN NÚÑEZ

sin dañar las células animales. En ese momento feliz pudo ver en una de las placas sembradas con bacterias que un hongo la había contaminado y que a su alrededor habían desaparecido por completo los estafilococos. Según testimonio de un alumno que estaba entonces de ayudante, Fleming exclamó: “Tiene gracia”. Más tarde, mostró la placa a varios colegas, que no se interesaron en absoluto sobre el tema. Durante varias semanas, el científico y sus ayudantes culti- varon y verificaron la identidad del moho, que bautizaron como Penicillium rubrum, y pudieron comprobar que era realmente el causante de la destrucción de los Staphylococcus aureus, aunque eso no sucedía con otros tipos de bacterias. Luego iniciaron en el laboratorio la producción del zumo de moho, que Fleming más tarde llamó penicilina. También midió su poder antibacteriano y ensayó su toxicidad en animales, lo que le permitió comprobar

ARCHIVO TKM

ARCHIVO TKM

con satisfacción que esta era muy inferior a la de todos los antisépticos usados hasta entonces. De hecho, un ayudante llegó a probar el moho, y constató que sabía

a queso Stilton y que resultaba inocuo. En mayo del

siguiente año, Fleming publicó un informe sobre sus descubrimientos en el British Journal of Experimental Pathology. En él concluía que la penicilina no era una enzima ni una proteína, y llegó a sugerir su aplicación como antiséptico de uso tópico, pero sin imaginar el enorme potencial que tendría el hallazgo. La penicilina era inestable y su descubridor nunca llegó a purificarla, con lo que terminó por olvidarse del tema. Pero en 1938 el farmacólogo Howard Florey formó en la Universidad de Oxford un equipo de investigación que se interesó por el trabajo de Fleming. Junto con los bioquímicos Ernst Chain y Norman Heatley, Florey consiguió aislar el principio activo y lo utilizó para en- sayarlo en ocho ratones que habían sido infectados con estafilococos. Los cuatro a los que inyectaron la penici- lina sobrevivieron varios días o semanas, mientras que los otros cuatro murieron en menos de dieciséis horas.

EL PASO SIGUIENTE FUE LA APLICACIÓN DEL ANTI- BIÓTICO A SERES HUMANOS, donde fueron necesarias cantidades mucho mayores del principio activo. La pri- mera persona en recibir el tratamiento fue un policía de Oxford que presentaba una infección generalizada. Aunque empezó a recuperarse tras la primera inyección, falleció cuando se agotó el antibiótico. Entonces se planteó el reto de la producción en masa del nuevo medicamento, que primero se llevó a cabo mediante cultivo de distintas especies o cepas de Pe- nicillium. Después se lograron obtener penicilinas por

síntesis. Hoy se conocen miles de antibióticos, que han hecho desaparecer algunas enfermedades infecciosas antes temibles. Con razón se ha dicho que si el éxito de un medicamento se mide por la cantidad de vidas que ha salvado, seguramente la penicilina ocuparía el primer lugar en el siglo XX. En 1945, Fleming, Florey

y Chain recibieron el Nobel de Medicina. Heatley sería

compensado en 1990 con el doctorado honoris causa por la Universidad de Oxford, el primero otorgado en los ocho siglos de existencia de esa universidad.

HACE 50 AÑOS

PRIMERA RETRANSMI- SIÓN EN DIRECTO DE TV DESDE EL ESPACIO. El 14 de octubre de 1968, los astronautas estadouni- denses del Apolo 7 Schi- rra, Eisele y Cunningham enviaron imágenes de ellos mismos a bordo de la nave y de algunas de las maniobras que llevaron a cabo, así como de la Luna y de nuestro planeta vistos a través de sus ventanas. Esta- ban en una órbita de aparcamiento, entre 230 y 285 km de altura, en un satélite que había sido lanzado tres días antes y cuya misión duró casi once días, en los que dieron 263 vueltas a la Tierra. El objetivo principal del programa Apolo de la NASA era que seres humanos llegasen a pisar la Luna, lo que conseguiría por fin el Apolo 11 en julio de 1969. Las misiones tripuladas a nuestro satélite conti- nuaron hasta 1972, cuando se suspendió el programa tras la misión del Apolo 17, fundamentalmente por razones presupuestarias.

HACE 150 AÑOS

PRIMERA PATENTE DE EDISON. Tho- mas Alva Edison (1847-1931) fue uno de los inventores más prolíficos e impor- tantes de la historia. No era un hombre de ideas geniales –como Nikola Tesla, con quien mantuvo un duro enfrenta- miento–, pero sí un emprendedor am- bicioso al que le preocupaba más aca- parar licencias de nuevas invenciones que tener buenas ocurrencias. Fue una pieza fundamental del complejo meca- nismo que relaciona ideas, patentes, tecnología y dinero. A los veintinueve años se propuso “lograr un invento menor cada diez días y uno grande cada seis meses más o menos”. Firmó su primera patente el 13 de oc- tubre de 1868. Era un registrador electrográfico de votos, que diseñó para ser usado en cámaras legislativas. Con él se podía votar a favor o en contra de una propuesta accionando un interruptor. La idea resultó un fracaso, pero a lo largo de su vida registró unas 1.500 patentes más en Estados Unidos y otras 1.239 en 34 países.

OTRAS FECHAS PARA RECORDAR ESTE MES

2 DE OCTUBRE DE 1608

Hans Lippershey presenta su invento, un tubo con dos lentes en sus extremos que permite aproximar los objetos que se ven a distancia. Con esa idea, Galileo fabricó los catalejos con los que haría las observaciones descritas en su Side- reus Nuncius en 1610, y que se llamarían telescopios desde 1611.

28 DE OCTUBRE DE 1848 El ingeniero de minas Paul Borie y su hermano Henri paten- tan en Francia el ladrillo con huecos, que sin perder resisten- cia es mucho más barato y ligero –hasta un 80 % más– que los compactos, lo que reducía los costes de transporte.

1 DE OCTUBRE DE 1908

El Ford T, primer coche fabricado en serie, sale al mercado al precio de 825 dólares, con gran éxito. Alcanzaba 70 km/h y consumía 20 l de gasolina en 100 km. Con el tiempo llegó a ser el modelo más vendido en EE. UU. Al crecer la producción, bajó su precio: en 1925 costaba 525 dólares.

12 DE OCTUBRE DE 1908

El químico Fritz Haber sintetiza el amoniaco

a partir de nitrógeno e hidrógeno. Fue clave

para la fabricación de abonos nitrogenados

y le valió el Nobel de Química en 1918. La

técnica fue perfeccionada para uso industrial por Karl Bosch, Nobel de Química en 1931.

8 DE OCTUBRE DE 1958 En Estocolmo, el cirujano Åke Senning implanta el primer marcapasos cardiaco, inventado unos meses antes por Rune Elmqvist. Funcionó solo tres horas, pero el receptor, Arne Larsson, vivió 40 años más cambiando 25 veces el aparato.

49

FOTOS: ALBERT CHUST

CURIOSITY

MUY LAB

¡ECHANDO CHISPAS!

LLAMAMOS TERMITA A UN INSECTO QUE SE COME LA MADERA. PERO TAMBIÉN A UNA REACCIÓN QUÍMICA A TAN ALTA TEMPERATURA QUE FUNDE EL HIERRO. ¿ TE ATREVES CON ELLA?

50

POR DANI JIMÉNEZ @cienciadeldani

!

CUIDADO NO APTO PARA MENORES

Usa guantes y gafas, y hazlo al aire libre, porque se generan gases tóxicos.

MATERIALES

- 3 gramos de aluminio en polvo

- 8 gramos de óxido

de hierro en polvo

- cinta de magnesio o una bengala

- una cuchara

- recipiente metálico

- pinza y soporte de la-

boratorio, base metálica

científico: Robert Bunsen. Hans, el peque- ño, inmortalizó el apellido Goldschmidt

gracias a su descubrimiento en 1893 de

un proceso químico que dio mucho dinero a la empresa familiar y que se sigue usan-

-

encendedor

do 125 años después, además de haber-

-

balanza

se convertido en un clásico de la química

-

guantes y máscara

recreativa. Nos referimos a una reacción

de protección

aluminotérmica basada en una mezcla de aluminio en polvo y óxido de hierro tam- bién en polvo. Su nombre, termita.

finales del siglo XIX, los her- A manos Hans y Karl trabajaban en la empresa de productos

químicos fundada por su pa- dre, Theodor Goldschmidt. Los dos habían estudiado Química en la Universidad de Berlín, donde fueron discípulos de un gran

LUZ Y CALOR, MUCHO CALOR Iniciar la reacción requiere altísimas tem- peraturas. En nuestro caso, utilizaremos bengalas o cinta de magnesio –obviamen- te, las empresas emplean medios más so- fisticados–, que alcanzan los 1.000 ºC al arder. Al llegar a ese punto, el aluminio en polvo y el óxido de hierro reaccionan y producen óxido de aluminio y hierro ele- mental, además de luz y calor; este puede superar los 2.500 ºC en función de las pro- porciones y cantidades de los materiales y la forma del recipiente donde se mezclen. Hans buscaba otra cosa, pero supo ver que si el hierro se funde a 1.535 ºC y la reacción química llega a temperaturas mu- cho más altas, sirve para soldar metales.

PASO A PASO

PESAMOS EN UNA BALANZA 3 GRAMOS DE ALUMINIO EN POLVO Y 8 GRAMOS DE ÓXIDO DE HIE- RRO. Luego los vertemos en un pequeño recipiente metálico: pri- mero el aluminio, y luego el óxido de hierro, de inconfundible tono rojizo (01). Los mezclamos con una cuchara (02); con paciencia, porque es necesario que la mezcla resulte lo más uniforme posible para lograr la reacción adecuada. Nos hacemos una mecha de cinta de magnesio con una longitud de unos 10 centímetros (03). También nos valdría una bengala de las que se usan en las fiestas caseras. Metemos la mecha en la mezcla, dejándola medio enterrada (04), y acoplamos el recipiente a una pin- za y un soporte de laboratorio que apoyaremos en una base metálica. Encendemos la mecha y comien- zan a saltar chispas ardientes (foto grande de la izquierda).

01

04

02

05

Un añadido: esta reacción química entraña cierto peligro, dadas las altas temperaturas que se alcanzan. Si no, fíjate en cómo queda el soporte metálico (05). Parece la superficie lunar, acribi- llada de meteoritos.

En 1899, su reacción se aplicó por vez pri-

mera para unir los rieles de las vías férreas de Essen, una ciudad del oeste de Alema- nia. En una época dorada para el ferrocarril

y la industria siderúrgica, la reacción de la termita o proceso de Goldschmidt no tar- dó en usarse en las vías férreas de medio mundo. Aún hoy, podemos ver en internet vídeos donde los raíles unidos y anclados en el suelo pero separados por unos cen- tímetros se sueldan mediante la termita. En este procedimiento se suele hacer reac- cionar aluminio con óxido de hierro, pero valen otros óxidos metálicos, como los del cobre, el cromo y el manganeso.

CAMBIAR EL MUNDO (Y HACER CAJA) Durante décadas, Hans y Karl dirigieron la empresa familiar y la hicieron crecer enormemente. Su apuesta por la inno- vación y las investigaciones de Hans y de otros científicos que trabajaron en la compañía, como Friedrich Bergius, nobel

de Química en 1931, fueron la clave de su éxito. El descubrimiento de la termita es un claro ejemplo de cómo la ciencia y su aplicación industrial cambian el mundo y generan prosperidad. Y además, replicarla

a pequeña escala es muy divertido.

03

51

GETTY

CURIOSITY

MUY ESCÉPTICO

CUANDO LA CIENCIA PUSO EN SU SITIO LAS HISTORIAS DE PLATILLOS VOLANTES

ENTRE 1966 Y 1968, EL FÍSICO EDWARD CONDON DIRIGIÓ EL PRIMER ESTUDIO CIENTÍFICO DEL FENÓMENO OVNI, POR ENCARGO DE LA FUERZA AÉREA DE EE. UU. ¿ TE IMAGINAS EL RESULTADO?

52

dward Condon era uno de los E físicos más distinguidos del mundo cuando en el otoño de

1966 aceptó dirigir el primer estudio científico sobre el fenómeno ovni. La iniciativa pretendía resolver de una vez

por todas la contro- versia sobre los pla- tillos volantes, vistos por vez primera en los cielos de Estados Uni- dos en junio de 1947. Tras revisar toda la documentación reco- gida hasta entonces

POR LUIS ALFONSO GÁMEZ @lagamez

por la Fuerza Aérea estadounidense (USAF, por sus siglas en inglés), el llamado Panel Robertson había concluido en 1953 que los ovnis no suponían una amenaza para la se- guridad nacional, y que no había pruebas de que fueran naves de otros mundos.

PERO A MEDIADOS DE LOS 60, LAS CO- SAS SE COMPLICARON PARA LA USAF. El Proyecto Libro Azul, el programa de inves- tigación sobre objetos voladores no iden- tificados que había lanzado en 1952, era objeto de descrédito, burla y desconfianza. Los militares querían quitarse de encima los platillos volantes, pero sabían que si

Esta escena no se ha visto más

O al menos

no tenemos pruebas de que nadie haya contactado con alienígenas.

que en las películas

daban carpetazo al asunto sin más, las ya existentes acusaciones de encubrimiento se intensificarían. A petición de la Fuerza Aérea, un equipo de seis científicos, entre los que figuraba un joven Carl Sagan, hi- zo público en marzo de 1966 un informe en el que recomendaba que se encargara a varias universidades una revisión de casos seleccionados del citado proyecto. En ca- da centro académico debía haber a cargo del programa “al menos” un físico, “prefe- rentemente un astrónomo o un geofísico familiarizado con la física atmosférica”, y un psicólogo, “preferentemente uno inte- resado en la psicología clínica”.

GETTY

Semanas después, la USAF anunció que buscaba una o más universidades que qui- sieran emprender un estudio así. Los mi- litares descartaron centros vinculados a destacados defensores y detractores del fenómeno, como el físico James McDonald,

partidario de la hipótesis extraterrestre, y el astrofísico Donald Menzel, autor del primer libro escéptico sobre el tema, Flying Saucers (Platillos volantes), publicado en 1953. Eli- gieron la Universidad de Colorado, y como director del proyecto a Edward U. Condon, pionero de la mecánica cuántica y expresi- dente de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS). ¿Qué llevó

a alguien de su prestigio a meterse en se-

mejante lío a los 64 años de edad? Condon creía que las probabilidades de que algunos ovnis fueran naves alienígenas eran casi nulas, tal como dictaminó el Pa- nel Robertson. “Pero si existe una remota posibilidad de que haya algo ahí, quiero ser quien la descubra”, le dijo a Lewis M. Branscomb, director del Instituto Conjunto de Astrofísica de Laboratorio (JILA) de la Universidad de Colorado. Condon quiso po- ner su investigación bajo el paraguas del JILA, pero la institución declinó cuando el veterano científico, según declararía años después Branscomb, “se negó a establecer procedimientos y salvaguardas necesarios para preservar la integridad de un proyecto tan controvertido. Y añadió Branscomb: ”A algunos nos preocupaba que él confiara en demasiadas personas y pudiera convertirse

en una víctima, como de hecho pasó”.

PARA EL RESPETADO FÍSICO RESULTÓ DEMASIADO FUERTE LA TENTACIÓN DE HACER UN HALLAZGO EXTRAORDINARIO. Sucumbió a ella. La Universidad de Colo- rado se hizo con el contrato de la Fuerza Aérea, dotado con 313.000 dólares (acaba- ron siendo 500.000), y en octubre de 1966 arrancó la operación. Dos años después, en noviembre de 1968, el Comité Condon –nombre informal del Proyecto Ovni de la Universidad de Colorado– entregó su infor- me final a la Fuerza Aérea, que lo publicó en enero de 1969. “Nuestra conclusión es que en los últimos veintiún años no se ha

obtenido nada del estudio de los ovnis que se haya añadido al conocimiento científi- co. La consideración cuidadosa de los ex- pedientes a nuestra disposición nos lleva

a concluir que no se puede justificar un

estudio más amplio de los ovnis, con la es- peranza de que suponga algún avance para la ciencia”, escribía Condon al comienzo de las 1.485 páginas del documento. “El resultado son una serie de historias que se leen como una colección moderna de episodios reales de Sherlock Holmes”,

CASI 40 CIENTÍFICOS TRABAJARON EN EL INFORME CONDON. NO ENCONTRARON PRUEBAS DE VISITAS ALIENÍGENAS

decía Walter Sullivan, periodista científico del New York Times, en el prólogo del libro que recogía el informe, que salió a la venta en marzo de 1969. El equipo del proyecto, compuesto por casi cuarenta expertos de diversos campos, examinó el fenómeno en su conjunto y analizó 59 casos de ovnis: antiguos, recien- tes y algunos muy complejos. Uno de estos últimos ocurrió en el otoño de 1967 cerca

EN LUCHA CON FALACIAS Y CAZAS DE BRUJAS

EN SU INFORME ACERCA DE LOS OBJETOS VOLANTES NO IDENTIFICADOS, EDWARD CONDON (FOTO) ESCRIBIÓ UNA FRASE LAPIDARIA: “Una prueba directa, convin- cente e inequívoca de la verdad de la reali- dad extraterrestre sería el mayor descubri- miento científico individual en la historia de la humanidad”. Quizá llevara razón, pero sea como sea, casi medio siglo después toda- vía esperamos que alguien la encuentre. Frente a la tozuda realidad, los ufólogos se han parapetado tras los avistamientos sin explicación convencional, en una estrategia que se conoce como la falacia del residuo:

si hay un pequeño porcentaje de casos sin explicar, algo misterioso pasa. Pero, como advirtió el psicólogo Hudson Hoagland en la revista Science cuando se publicó el estudio de Condon, “los casos inexplicados son simplemente inexplicados, no la prueba de ninguna hipótesis”. Hoagland recordaba en ese texto que “es imposible para la ciencia probar una negativa universal” –en este caso, que los ovnis no sean ingenios de otros mundos–, y que en la investigación de fenómenos como los parapsicológicos y los ovnis siempre habrá casos sin solución “por falta de información, ausencia de repetibili- dad, informes falsos, ilusiones, observadores engañados, rumores, mentiras y fraudes”. Lo mismo pasa con un porcentaje de crímenes, sin que por eso la policía se los achaque a vampiros u otros seres sobrenaturales.

de la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg (California), donde personal militar vio una noche un objeto estacionario en el cielo y donde los radares detectaron durante horas decenas de ecos inexplicables que se mo- vían a veces a una velocidad superior a los 150 km/h. Tres cazas despegaron, y ningún piloto vio nada raro. No pudieron porque tanto la visión del objeto como algunos ecos del radar fueron ocasionados por una inversión térmica, mientras que otros los protagonizaron bandadas de aves. Aunque el porcentaje de casos conside- rados no solucionados rondó el 39% (23 de 59), 33 puntos por encima de los del Pro- yecto Libro Azul (646 de 10.147), de algu- nos se apuntaba una posible explicación, otros la recibieron poco después y en otros los datos eran insuficientes. La Academia Nacional de Ciencias avaló las conclusiones del ahora llamado Informe Condon, y el 17 de diciembre de 1969 la Fuerza Aérea cerró el Proyecto Libro Azul.

LOS PARTIDARIOS DE LA HIPÓTESIS EXTRATERRESTRE ATACARON A CONDON TRAS LA PUBLICACIÓN DEL INFORME. Pero el científico tenía la piel dura. En 1943 había abandonado el Proyecto Manhattan que daría la bomba atómica a EE. UU. porque no soportaba las medidas de seguridad. En 1946, el director del FBI, J. Edgar Hoover, le definió en una carta al presidente Truman co- mo “un espía [soviético] disfrazado”, y poco después lo investigó el Comité de Activida- des Antiestadounidenses, que lo conside- raba “uno de los eslabones más débiles de nuestra seguridad atómica”. En los 50 salió indemne de la caza de brujas desatada por el senador Joseph McCarthy en busca de co- munistas y agentes de la Unión Soviética.

53

ISTOCK

TECNOLOGÍA

Existen ya unos 9.000 millones de objetos conecta- dos a la Red, y se

54 espera que esa cifra se triplique en 2020. Con el internet de las co- sas se inicia la cuarta revolución industrial.

ASÍ ESTÁ CAMBIANDO TU VIDA EL INTERNET DE LAS COSAS

TODO

CONECTADO A

TODO

Estamos enganchados a internet las veinticuatro horas del día, y dos toques en la pantalla del móvil bastan para comunicarnos con cual- quier persona del planeta. Hemos conseguido condensar la informá- tica más avanzada en un pequeño dispositivo que cabe en cualquier bolsillo. Y ahora, ¿qué? Ha llegado la hora de que sean los objetos cotidianos los que estén conectados a la Red de manera permanente para ocuparse de todo tipo de tareas, desde realizar la gestión do- méstica más sencilla hasta coordinar complejos procesos industriales. Objetos inteligentes capaces de anticiparse a nuestras necesidades

y actuar sin consultarnos. Suena bien, pero plantea también nuevas dudas sobre los límites de la privacidad y la seguridad. El internet de

¿nos encontramos preparados para él?

las cosas ya está aquí, pero

Texto de ÁNGEL JIMÉNEZ DE LUIS

55

RING

GETTY

COLGATE

LG

NETATMO

HOGAR

Entre los primeros territorios que están conquistando los objetos co- nectados a internet se encuentra el doméstico. Nuestras rutinas dia- rias cambiarán sustancialmente en los próximos años por una oleada de artilugios inteligentes que nos harán la vida más fácil.

56

01

Abrir la puerta de nuestra casa desde cualquier punto del globo terráqueo ya es posible gracias a los TIMBRES inteligentes, como este modelo de RING. Permite al usuario hablar con la persona que llama a la puerta y ver su imagen en alta definición en la pantalla del teléfono móvil. Desde 99 €.

02

Los ALTAVOCES inteli- gentes, como AMAZON ECHO, hacen mucho más que amenizar la cena con música. Aña- den productos al carro virtual de la compra online, nos informan de las noticias o inclu- so leen cuentos a los niños. Actúan también como nexo entre los distintos elementos domóticos.

03

Con un CEPILLO inte- ligente como los que fabrican las marcas Philips, Oral-B o COL- GATE (en la foto, el modelo E1) es posible controlar el tiempo de cepillado y las zonas de la boca que hemos limpiado a fondo para perfeccionar nuestra técnica y mejorar de ese modo nuestra sa- lud dental. 99 €.

04

Uno de los produc- tos conectados más extendidos es el TERMOSTATO inteli- gente, como este de NETATMO. Mantiene la casa a una temperatura de ahorro de energía

cuando no hay nadie, pero si detecta que alguien entra en una habitación o es la hora habitual a la que vuelve del trabajo, modifica la temperatura al nivel preferido. 179 €.

05

La aplicación SMART THINQ, de LG, permite controlar sus nuevas LAVADORAS de carga frontal –equipadas con algoritmos de inteligencia artificial y conexión wifi– desde nuestro teléfono móvil, incluso si nos encon- tramos en la otra punta del planeta, y elegir el programa más adecua- do según la cantidad y tipo de ropa que pre- tendamos lavar.

E

n el año 2020 habrá más

de 26.000 millones de dispositivos conectados

a

internet. Pero no, no

es

que los humanos va-

yamos de repente a usar

cinco teléfonos móviles

y dos ordenadores ca-

da uno. La mayoría de esos dispositivos serán objetos cotidianos que en los próximos años se volverán inteligentes. Aprenderán a hablar en- tre sí sin nuestra ayuda, y gracias a ello serán capaces de hacernos la vida mucho más fácil. Esa es, al menos, la gran visión de las empre-

sas de tecnología y telecomunicaciones para la próxima década. Armadas con mejores redes inalámbricas, procesadores cada vez más pe- queños y baratos y nuevos algoritmos de inte-

ligencia artificial, empiezan a dibujar un futuro en el que tendremos que estar menos tiempo pendientes de la pantalla o el ratón. Los asis- tentes virtuales hablarán con nosotros para so- lucionar tareas cotidianas; nuestras lavadoras y frigoríficos sabrán cuándo tienen que ponerse a trabajar o cuándo ha llegado la hora de pedir al supermercado más leche; las luces de casa y la temperatura se regularán de forma automática;

y el coche nos transportará al trabajo sin que

tengamos que prestar atención a la carretera. Llevada al extremo, esa visión se rige por una

máxima que la empresa Cisco ha bautizado como

la primera ley del denominado internet de las

cosas: todo lo que puede conectarse, acabará estando conectado. “Mi opinión es que, en una década, la mayoría de productos vendidos tendrán algo de inteligente. Las barreras que ahora hay en la adquisición y fabricación de este tipo de productos van a desaparecer”,

asegura Fred Potter, presidente de la compañía Netatmo, que fabrica termostatos inteligentes

y otros productos conectados para el hogar.

LOS PRIMEROS ANTICIPOS DE ESE FUTURO HAN LLEGA- DO YA EN FORMA DE ELECTRÓNICA VESTIBLE, dispo-

sitivos de domótica y altavoces inteligentes, un mercado que está creciendo con fuerza, sobre todo en Estados Unidos. Dentro de dos años, más de la mitad de los hogares de ese país con-

tará al menos con un altavoz inteligente. Uno de cada cinco adultos los ha probado ya. Su principal función es actuar como mani- festación física de un asistente virtual, pero con

la ventaja de ofrecer más posibilidades de inte-

racción que el móvil gracias a habilidades que pueden instalarse, como apps en un teléfono. Estos altavoces, que nacieron casi como un experimento de la compañía Amazon para ex- tender su presencia en los hogares, están em- pezando a cambiar las dinámicas familiares. Ahora es Alexa, el asistente virtual de la com- pañía, la persona a la que los niños piden que

cuente cuentos por la noche, por ejemplo, o quien los ayuda con los deberes. El gigante del

SENSORIA

APPLE

FITBIT

REEBOK

comercio electrónico se ha dado cuenta de que, cada vez con más frecuencia, se instalan varias unidades en distintas habitaciones de la casa, así que ha creado también un modo interfono para, por ejemplo, llamar a toda la familia a comer. Hasta tal punto es- tá integrándose esa tecnología en el día a día de las familias con niños que Google, compañía que cuenta con su propia alternati- va al altavoz de Amazon, ha empezado a tomarse en serio el tipo de respuestas que su asistente da a los más pequeños. Muchos padres se han quejado de que las órdenes directas favorecen la mala educación de los menores, así que a partir de ahora los dis- positivos Google Home –así se llaman sus altavoces– darán re- fuerzo positivo a quienes pidan las cosas por favor.

TENER UN ALTAVOZ INTELIGENTE EN CASA ES UN PRIMER PASO. ¿El si-

guiente? Que este tipo de altavoces sean capaces de actuar de forma proactiva al recibir datos de las decenas de sensores que ya tienen al alcance y que crecerán en los próximos años. Hoy, altavoces como Google Home y Amazon Echo pueden tra- ducir las órdenes verbales del usuario en comandos para que, por ejemplo, el termostato ajuste la temperatura de la habitación o se apaguen las luces de toda la casa por la noche, pero en el futuro se relacionarán aún más con el resto de productos conectados del hogar. ¿No queda leche en la nevera? El altavoz la añadirá automá- ticamente al carrito de la compra. ¿Mucho tráfico en la carretera? Pedirá un Uber unos minutos antes de lo previsto para compensar. Serán capaces incluso de llamar a un restaurante o a un comer- cio y hablar con los responsables para solicitar una cita. Google de- mostró esta evolución en la conferencia de desarrolladores Google IO, celebrada en California a principios de mayo. Su Assistant –la inteligencia virtual que vive dentro de los altavoces Home– te- lefoneó a una peluquería y mantuvo una conversación hasta que consiguió acordar una hora adecuada para el usuario. La persona al otro lado de la línea nunca supo que hablaba con una máquina. Todo este conjunto de técnicas y habilidades, apoyadas en sofis- ticados algoritmos de inteligencia artificial, es lo que los expertos ya denominan computación ambiental. Para las generaciones que crecerán en la próxima década, pedir las cosas en voz alta o es- perar que los dispositivos se anticipen a las necesidades será tan lógico e intuitivo como para los jóvenes de hoy ampliar o reducir una imagen pellizcando con los dedos sobre la pantalla.

EL HOGAR ES EL AMBIENTE IDÓNEO PARA DAR LOS PRIMEROS PASOS HACIA

ESTE FUTURO, pero no es el único dominio en el que los objetos co- nectados están empezando a dejar huella. En los últimos años, la electrónica vestible o wearable también ha crecido mucho, en especial los accesorios orientados al deporte y la salud. En 2017, según la consultora Gartner, se vendieron más de 310 millones de dispositivos wearables, entre ellos 44 millones de pulseras capaces de medir la actividad física, un 40 % más que en 2016. La fiebre del running y el ciclismo y un mayor interés por la vida sana ha jugado a favor de estos productos. Actualmente solo ofrecen la ventaja de poder llevar un control exhaustivo de la evolución del rendimiento físico y ayudan a crear comunidad con carreras y competiciones virtuales en las que se puede participar de forma asíncrona, pero ya empiezan

La salud y el deporte son negocio:

en 2017 compramos 310 millones de prendas y complementos inteligentes

DEPORTE

El entrenamiento personal alcanzará nuevos nive- les de sofisticación gracias a la tecnología vestible:

prendas y complementos inteligentes que recogen y transmiten todo tipo de datos biométricos.

01

Muchos fabricantes se han lanzado a crear re- lojes inteligentes en los últimos años, pero solo Apple parece haber alcanzado un mercado significativo, gracias al APPLE WATCH. Mide la actividad física durante el día o la intensidad de los entrenamientos

y muestra en su pan-

talla las notificaciones que llegan al teléfono.

Desde 369 €.

03

CHECKLIGHT, un proyecto que está desarrollando la firma deportiva Reebok, es una GORRA con sen- sores que se coloca dentro del casco y que

registra la localización

y fuerza de los impac-

tos recibidos. Si el atleta está en peligro, se ilumina y alerta a los árbitros de que es conveniente parar el partido o el combate.

02

Cuantos más sensores, más datos. Cuanto más cercanos a la piel, más exactos y fiables. SENSO- RIA apuesta por revolucio- nar el deporte con ROPA DEPORTIVA inteligente. Tienen zapatillas con sue- las capaces de detectar el tipo de pisada y sugerir mejores rutinas de ejer-

cicios. Y camisetas como esta, con sensor cardiaco integrado y conectado al móvil. 129 €.

04

04

Las pulseras de activi- dad no son solo para adultos. Fitbit tiene una pensada para adoles- centes y niños, FITBIT ACE, que ayuda a los padres a comprobar si sus hijos llevan una

vida saludable y activa. Además, cuenta con protecciones especia- les para que los datos recolectados solo los pueda consultar la fa- milia. 100 €.

57

SHUTTERSTOCK

APPLE

WOWWEE

SONY

JUEGO

Una de las áreas del internet de las cosas que más preocupan a los consumidores es la de los juguetes, ya que la posibilidad de que sean hackeados puede exponer la privacidad de los menores.

01

Este OSITO vive mil y una aventuras virtuales en la pantalla de las tabletas y teléfonos. Su particular diseño per- mite a los dispositivos crear escenarios de realidad aumentada en torno a él y hacer que cobre vida e interac- túe con los niños de formas inesperadas. No necesita pilas ni electrónica ni cámaras. Cuando no hay una tableta cerca, PARKER simplemente es un osi- to de peluche normal y corriente, como cual- quier otro. 60 €.

03

02

Los ROBOTS son uno de los juguetes de moda, y el MiP, que se equilibra sobre una doble rueda con gran agilidad, es capaz de moverse por su entor- no, seguir los gestos de las manos de los niños y perseguir ob- jetos. Puede ser con- trolado con un teléfono móvil o una tableta a través de su app, se le puede enseñar a bailar –utilizando incluso la música almacenada en tu dispositivo elec- trónico– y cuenta con minijuegos. 100 €.

Los legos se han quedado cortos para esta generación

58 digital. KOOV, de Sony, es un KIT DE MONTAJE con coloridas piezas translúcidas gracias al cual no solo es posible construir cualquier juguete, sino también darle vida gracias a módulos programables con motores, sensores y una app muy intuitiva compatible con table- tas y PC. Koov utiliza un sencillo lenguaje de programa- ción visual. El precio de cada kit es de 300 €.

a incorporar servicios inteligentes y autónomos, gracias a sus

sensores, que pronto darán paso a aplicaciones más ambiciosas. El Apple Watch, el reloj inteligente de Apple, es un ejemplo cla-

ro de esta tendencia. En sus últimas versiones es capaz de alertar

al usuario si detecta una arritmia o si su pulso ha subido de forma

inesperada mientras estaba sentado y sin hacer ejercicio. En el sector de la salud este tipo de información podría suponer un enorme ahorro de costes y tiempo. Conforme más sensores se vayan integrando en la ropa o los accesorios, más información tendrán los médicos para hacer un diagnóstico. Los datos pro- porcionados por estos sensores salvarán vidas, al alertar a los ser- vicios de emergencia si se produce un accidente, si las constantes vitales no son correctas o si el usuario se encuentra en apuros.

POR SUPUESTO, NO TODO EN ESTE FUTURO ES DE COLOR DE ROSA, ya que la

popularización de estos productos plantea nuevas cuestiones en

el eterno debate sobre tecnología, privacidad y seguridad. Todo

lo que está conectado es susceptible de ser hackeado, y los objetos

inteligentes no son una excepción. “Hay un peligro real de que la

tecnología esté avanzando más rápido de lo que sería aconseja- ble”, afirma un reciente informe de Samsung sobre el futuro del internet de las cosas, que apunta a que en los próximos dos años más de 7.300 millones de dispositivos tendrán que actualizarse para garantizar la seguridad de los usuarios. No va a ser una tarea sencilla. Estamos acostumbrados a objetos tontos que solo requieren tareas de mantenimiento en contadas ocasiones. Instalar una cámara de videovigilancia, una nevera conectada o un termostato inteligentes obliga a pensar en ellos como un ordenador más que debe estar al día, con los últimos parches de seguridad instalados, para evitar disgustos. Los propios fabricantes lo ponen difícil en ocasiones. Muchos de

estos dispositivos carecen de pantallas o de una interfaz cómoda de usar en la que seleccionar una actualización y ver el progreso. En

el mejor de los casos, dependen del móvil para su puesta a punto; o

de incómodas conexiones por cable con un ordenador, en el peor. El precio a pagar si no se toman las precauciones debidas es alto. En 2015, el fabricante de juguetes electrónicos VTech tuvo que re-

GOOGLE

MICROSOFT

En los dos próximos años, 7.300 millones de dispositivos tendrán que actualizarse para garantizar la seguridad de los usuarios

conocer un ataque informático a sus servidores que se saldó con el robo de la informa ción de 6,3 millones de cuentas. Entre la información robada figuraban fotos de niños tomadas por juguetes inteligentes equipados con cámaras y otros sensores. A veces, la culpa también es nuestra. Muchos compradores de productos de domó tica no siguen los consejos de seguridad básicos a la hora de instalarlos en sus hogares. Es corriente, por ejemplo, que mantengan la contraseña de administración que viene de fábrica. Esto permite a un atacante acceder con facilidad a los vídeos que graba una cámara de seguridad IP o a la señal de audio de un monitor de bebé conectado. En casos extremos, es posible utilizar un objeto de apariencia inofensiva, como un termostato inteligente, para acceder a otros productos de electrónica y ordenadores que estén conectados en la misma casa. Es lo que consiguió hacer en 2015 la empresa de seguridad TrapX, al instalar en un termostato de la empresa Nest un nuevo sistema operativo capaz de espiar el tráfico de la red wifi de un hogar.

LA FALTA DE ESTÁNDARES COMUNES PARA EL SECTOR JUEGA EN CONTRA DE LA TECNOLOGÍA, y

por eso las grandes empresas del sector, como Apple y Google, han creado plataformas y sistemas operativos pensados para gestionar mejor este tipo de vulnerabilidades. El problema es que para muchos fabricantes el negocio de los dispositivos conectados es aún pequeño, y destinan pocos recursos a mantener actualizados sus productos. No obstante, y pesar de estos nuevos retos, es muy probable que esa visión de un futuro hiperconectado plagado de objetos inteligentes se haga realidad muy pronto. El precio de los módulos de comunicaciones, paquetes de sensores y procesadores es- tá reduciéndose tanto que la utilidad de tener un producto inteligente y su bajo coste compensarán los quebraderos de cabeza que acompañan a cualquier nueva tecnología. Cuando por fin sean cotidianos, los objetos conectados a internet alterarán tanto nuestra forma de vida como lo hizo la llegada de los ordenadores o los móviles en dé- cadas pasadas. Hans Vestberg, CEO de la operadora Verizon, lo resume perfectamente en dos frases: “Si una persona se conecta a la Red, le cambia la vida. Si todas las cosas y objetos se conectan a la Red, es el mundo el que cambia”.

TRABAJO

Los objetos inteligentes conecta- dos a internet también han comenzado a invadir el terreno laboral: las nuevas herramientas que están surgiendo prometen facilitar la labor en las empresas.

01

No, el proyecto no ha desaparecido, pero GOOGLE GLASS ya no es una apuesta del gigante de la Red pensa- da para el usuario doméstico. Google ha transformado sus GAFAS en una solución empresarial destinada a tra- bajadores que necesitan consultar in- formación mientras tienen las manos ocupadas. Proyectan pequeñas tarje- tas con notificaciones, instrucciones o avisos en el campo de visión y su cámara es capaz de grabar y transmi- tir vídeo en directo desde el punto de vista del usuario. Desde 1.550 €.

02 2

En las reuniones del

productos como la SURFACE HUB 2, una pantalla táctil de 50 pulgadas que funciona como superficie de trabajo gracias a un bolígrafo digital de alta precisión. Saldrá a la venta en 2019 y permitirá usar la pantalla como un sis- tema de videoconferencia. Microsoft trabaja también en nuevas funciones de software que permitirán a este tipo de productos transcribir todas las conversaciones de una reunión y traducirlas simultáneamente para los participantes que no hablen el mismo idioma que los presentadores.

á á

59

JASON AHRNS

60

CLIMA

El astrofísico Jason Ahrns captó esta imagen de un duende desde un avión del Centro Nacional de Investigación Atmosférica esta- dounidense. Los duendes son descargas eléctricas que surgen por encima de las nubes de tormenta. El color rojo se debe a la reacción de moléculas de nitrógeno a la electricidad de la alta atmósfera.

La actividad eléctrica de las tormentas, descubierta por Benjamin Franklin a través de un experimento que llevó a cabo con una cometa en 1752, no se limita a los peligrosos rayos que generan. En los últimos años, gracias a los avances de las técnicas fotográficas y de imagen, hemos conocido la existencia de un amplio muestrario de destellos de luz ligados a los sucesos tormentosos. Son tan poco duraderos que resultan casi imposibles de captar por el ojo humano. Hablamos de los llamados eventos luminosos transitorios, como elfos, duendes, halos y chorros azules. Estos tienen lugar en la alta atmósfera e intrigan a los estudiosos de la meteorología y las ciencias atmosféricas por su espectacularidad y fugacidad.

Texto de JOSÉ MIGUEL VIÑAS

61

R AM

I OO N OO S F

AAEST

F

S OO

EM

R ARTRTT

R A T O S F

FEF RA

ILUSTRACIÓN: CARLOS AGUILERA

OP

62

a noche del 5 al 6 de julio de 1989, un equi- L po de científicos de Estados Unidos dirigido por John R. Winckler estaba probando una cámara fotográfica que iba a instalar en un cohete de investigación atmosférica. De forma inespera- da, al visionar el material grabado, comprobó que había captado unas intensas emisiones de luz de apenas unas centésimas de segundo de duración que surgían muy por encima de una

tormenta lejana, situada a cientos de kilóme- tros. Acababan de fotografiar por primera vez un duende o sprite, un tipo de destello luminoso del que se venía hablando desde hacía más de un siglo pero que nunca había sido detectado. A raíz de ese hallazgo fortuito, los físicos empezaron a interesarse más en serio por los llamados eventos luminosos transitorios (ELT), y abrieron un campo de investigación que sigue arrojando sugerentes resultados. Los rayos cósmicos procedentes del espacio exterior juegan un impor- tante papel tanto en la aparición de los ELT como en la generación de las propias descargas eléctricas de las tormentas. Aunque aún no hay una teoría completa que explique todos los fenómenos observados, sabemos que gracias a estas manifestaciones eléctricas se mantiene constante la enorme diferencia de potencial (300.000 voltios) que hay entre la superficie terrestre y la ionosfera. A principios de los noventa, físicos de la universidad californiana de Stanford predijeron la existencia de pulsos electromagnéticos entre las cimas de las tormentas y la alta atmósfera, que luego confirmaron mediante fotos y videos. Se ha podido compro- bar, por ejemplo, que los duendes están asociados a descargas de rayos positivos nube-tierra y que surgen con un ligero retardo respecto a ellos.

AlAltitud

(km)

100

50

0

Elfo

Bucles

Espectro

o duende

Haz de electrones-positrones

Temperatura

Los ELT son los fenómenos más exóticos y escurridizos que ocurren en la alta atmósfera. Conviven con las auroras polares, las nubes noc- tilucentes (formadas en la mesosfera) y los me- teoroides de origen extraterrestre convertidos en estelas luminosas (meteoros) al friccionar en su caída con los gases atmosféricos. A medida que han ido siendo captados por cámaras ultrasensi- bles, los científicos les han puesto nombres lla- mativos, como elfos (elves), chorros azules (blue jets), gnomos, troles y pixies, entre otros.

FILMACIONES TOMADAS DESDE LOS TRANSBORDADO- RES ESPACIALES DE LA NASA EN LOS AÑOS 90 fueron

dando cada vez más pistas sobre su naturaleza. Los duendes, también llamados espectros, son los ELT más frecuentes. Visualmente recuerdan

a los fuegos artificiales y a las medusas. Sur- gen como consecuencia de cambios bruscos en

el campo eléctrico generados por ciertos rayos,

preferentemente de carga positiva, por encima de las nubes de tormenta. Son enormes: a veces se extienden desde 40 km hasta casi 100 km de altitud. Su retardo respecto a los rayos que los forman tiró por tierra los primeros modelos

teóricos que trataban de explicar su formación. Para que tenga lugar una descarga eléctrica en

la mesosfera (entre 50 km y 80 km de altitud) se

Halo

Rayos

gamma

Algunas descargas luminosas pueden llegar a abarcar hasta 100 kilómetros de diámetro, pero solo duran de uno a dos milisegundos

necesitan electrones libres, pero en esas alturas, donde el aire está muy ionizado, se requiere un mecanismo adicional de producción, llamado des- prendimiento asociativo, que no se da en las capas bajas de la atmósfera, mucho más densas y sometidas a mayor presión. Los duendes presentan una parte superior difusa y una inferior constituida por filamentos de aire ionizado de entre 10 y 100 metros de grosor conocidos como dardos o streamers. Ahí se generan campos eléctricos de gran intensidad, lo que permite el paso libre de carga y produce esos fugaces destellos como ten- táculos en la parte de abajo de los duendes. Por arriba, la mayor ioniza- ción del aire impide la formación de los filamentos y genera una descarga difusa conocida como duende halo. En la zona superior, los duendes son rojizos, y en la inferior, azulados. La causa de esa diferente coloración re- side en los distintos estados de excitación de las moléculas de nitrógeno:

mientras que en cotas bajas predominan las moléculas del estado excitado A (con emisión de luz azul), más arriba, donde hay menos colisiones de cargas eléctricas con moléculas, domina el estado excitado R (luz roja). Aunque la duración de los duendes es ínfima –centésimas de segun- do– se ha comprobado que los hay rápidos y retardados –el retraso de los más lentos es de milisegundos–. Respecto a sus formas, hay tres básicas:

medusa, zanahoria y columna. La zona superior, donde ocurre la descarga difusa (duende halo), está en la parte alta de la mesosfera, a unos 80 km de altitud y genera un destello de unos 100 km de diámetro. Es una ma- nifestación luminosa particularmente fugaz, de entre 1 y 2 milisegundos.

Los duendes halo se identificaban con los elfos, pero ahora se consideran fenómenos independientes. Ni unos ni otros son descargas eléctricas ordinarias como el rayo o las ramificaciones de la parte inferior de los duendes, sino el resultado de una descarga difusa, aunque de ori- gen distinto. Los elfos se fotografiaron por primera vez en 1996 y están generados por pulsos electromagnéticos que

Luces en el cielo

L os investigadores usan los términos descar- gas superatmosféricas o eventos luminosos

transitorios para referirse a un grupo de fenóme- nos eléctricos fugaces que ocurren a altitudes muy superiores a las de los destellos normales como rayos o relámpagos. En esta infografía aparecen los más conocidos hasta ahora por los científicos, con sus formas y colores diversos y la capa de la atmósfera con la altura aproximada en que se desencadenan, siempre por encima de los cumulonimbos o nubes de tormenta.

Chorro Gigante

Bujías o disparadores azules

LÍNL

ÍÍ

ESPACIO

AA TT

D

E

KÁR

Ó S F E RRRR AA

Destellos

azules

Chorro

azul

MÁN

D nss

ddee

elelecttroonees

GGlobo

meteorológico

 

41.000

m

Pixies

Gnomo

 

25.0000

m

Caza dde

commbbate

MonMonnttetetete EEveEveEveE eeresrresresestt:tt:: 88888.888884848488 mmm

63

CORTESÍA ESAALAMY

ALPHA SPACE

64

01

02

03

01 Ilustración de la misión ASIM (Atmosphere-Space Interactions Monitor) acoplada en el laboratorio Columbus, un módulo que forma parte de la Estación Espa- cial Internacional (EEI). Desde ahí, expertos de la ESA y la NASA observan desde la pasada primavera las capas altas de la atmósfera donde se generan los cho- rros, gnomos, troles, destellos de rayos gamma y otros eventos luminosos transitorios (ELT) relacionados con tormentas eléctricas. 02 En la EEI también se llevan a cabo experimentos sobre la reacción de diversos materiales al ser expuestos a la acción de esos fenómenos físicos. 03 El astronauta de la ESA Andreas Mo- gensen, primer danés en viajar al espacio, logró captar en vídeo desde la EEI algunos chorros azules, duendes y otros fenómenos asociados a los ELT.

ARCHIVO TKM

Solo duendes, chorros azules y gnomos son observables a simple vista, pero deben darse unas condiciones muy especiales

suceden en la ionosfera, entre los 85 km y los 95 km de altitud. Tienen forma de rosquilla o donut y miden entre 150 y 400 km de diámetro, con una anchura en la vertical de unos 10 km. Su resplandor aparece instantes después de generarse el rayo y justo antes de que surjan los duendes; ape- nas dura un milisegundo. Los elfos ionizan y calientan significativamente la alta atmósfera y modifican sus propiedades físico-químicas. Mucho más abajo, en la zona fronteriza entre la troposfera y la estra- tosfera, en el tope de los cumulonimbos (nubes de tormenta), se generan unos espectaculares ELT que alcanzan gran altura. Se trata de los llamados chorros azules (blue jets), grabados en vídeo por primera vez en 1994 en Alaska. Estas columnas luminosas alargadas de intenso color azulado se generan a unos 15-18 km sobre la superficie terrestre, salen eyectadas hacia arriba a velocidades de hasta 100 km/s y pueden alcanzar alturas de hasta 45 km. A veces duran décimas de segundo, lo que ha permitido observarlos a ojo. Emergen en la parte superior del núcleo de la tormenta, donde hay más actividad eléctrica y más rayos. Los que superan el tamaño medio se catalogan como chorros azules gigantes. El dardo o canal de des- carga a través del cual progresan desplaza cargas positivas, al contrario de lo que ocurre con la mayoría de los rayos nube-tierra, que son negativos.

DESDE EL TOPE DEL CUMULONIMBO TAMBIÉN PUEDEN EMERGER OTROS RAYOS AS-

CENDENTES MÁS PEQUEÑOS. Entre ellos están los disparadores azules (blue starters), más brillantes que los chorros pero que apenas alcanzan unos pocos kilómetros de altura sobre la nube. Se han observado a veces enci- ma de tormentas que dejan intensas granizadas. También pueden escapar hacia arriba rayos convencionales nube-atmósfera, generalmente rectos, con una duración de entre dos y cinco segundos y con un canal de descar- ga de color blanco o amarillo, si bien a veces los corona un destello azul. La familia de ELT la completan los gnomos, los pixies y los troles. Los primeros son un caso especial de disparadores azules, de estructura más compacta. No se extienden más allá de un kilómetro desde el tope nuboso ni superan los 200 metros de ancho. Los pixies son puntos de luz de me- nos de 16 milisegundos que aparecen a veces en la protuberancia nubosa que corona la tormenta, justo donde surgen los gnomos. En cuanto a los troles, se parecen a los chorros azules, pero son rojos y nacen después de

Las nubes noctilucentes son las más altas de la atmósfera terrestre. Se forman en la mesosfera, a unos 75 km de altura, en la zona donde sur- gen los duendes y otros

eventos luminosos.

que los dardos de los duendes se extien- dan hacia abajo, en dirección a la nube tormentosa.

De todos los ELT conocidos, los duen- des, los chorros azu- les y los gnomos son los únicos que, bajo con- diciones óptimas, pueden observarse a simple vista, ya que duran más. Para conseguirlo, hay que elegir un lugar sin contaminación lumínica en una noche sin luna en el cielo y que haya una gran tormenta activa a unos 100 km de distan- cia. Luego hay que alzar la vista por encima del tope de la tormenta y cruzar los dedos. Los investigadores de la alta atmósfera están estrechando el cerco a los ELT, sus causas físicas y sus consecuencias a escala global. Ya está en marcha la misión Atmosphere-Space Interac- tions Monitor (ASIM), proyectada por la Agencia Espacial Europea (ESA) con el objetivo de co- locar cámaras y detectores de rayos X e Y en la Estación Espacial Internacional, desde donde se podrá observar la alta atmósfera y estudiar jets, duendes y destellos de rayos gamma terrestres relacionados con tormentas eléctricas. Quizá puedan confirmar que los rayos cósmicos tam- bién intervienen en el proceso de generación de los ELT, como así parece, pues sin ellos no se ex- plica toda la fenomenología observada. En todo caso, los nuevos descubrimientos arrojarán más luz sobre el papel de estos destellos en el circui- to eléctrico global terrestre y la más que posible influencia en ellos de causas extraterrestres.

65

CORDON

COSTUMBRES

¡ SI LAS CAMAS

Un grave accidente que le fracturó la columna obligó a Frida Kahlo a pasar lar- gos periodos acostada. En esa posición pintó una buena parte de su obra.

Acostados sobre un lecho, hombres y mujeres han concebido y parido hijos, gobernado reinos, enviado naciones a la guerra, creado grandiosas obras de ar- te y escrito libros inmortales. Esta es la apasionante historia de la cama, un invento tan viejo como la humanidad presente en todas las civilizaciones.

Texto de VALÉRIE TASSO

no de los relatos más bellos y emotivos de la Antigüedad es

el que hace Homero de cómo

Penélope reconoce a su espo- so después de años de ausen-

cia de este. Ulises ha partido a

la

guerra de Troya. Deja en ca-

sa

a su mujer, a su hijo peque-

ño Telémaco y al perro Argos,

U

un cachorro. El conflicto bé- lico es sangriento, enconado

y largo. Solo una argucia de

Ulises con el famoso caballo de madera logra ponerle fin y otorgar la victoria a los griegos. Ha pasado una década desde su partida y toca regresar a casa, a Ítaca. Pero el héroe no lo va a tener fácil. A su vuelta al hogar dedica Homero su segunda obra, la Odisea (Odiseo es el nombre griego de Ulises). Múltiples peligros y de- safíos le acosan y convierten su travesía en un periplo que se prolonga otra década. Cuando al fin consigue poner los pies en las playas de Ítaca, el primero que lo reconoce es Argos, ahora un vie- jo perro renqueante que, tras mover la cola al ver a su amo, muere a sus pies. En casa, la situación es complica- da. Penélope vive acosada por un sinfín de pretendientes que se han instalado allí a costa de la hacienda de un Uli- ses que ha sido dado por muerto. Entonces, este urde un plan con Telémaco, vence a los intrusos con un arco que solo él es capaz de tensar y se va a ver a su amada.

PERO ULISES HA ENVEJECIDO, SE HA DISFRAZADO DE MENDIGO Y

HA ALTERADO SU FISONOMÍA

con ayuda de la diosa Atenea

para poder vencer a los usurpadores, y Penélope duda al verlo mientras los dos hablan, anhelantes. Ansiosa y

enamorada, ella se esfuerza por reconocer en ese hom- bre a su marido, y de pronto se le ocurre un ardid: pide

al ama que traigan la cama de Ulises y la coloquen en una

sala de la casa. A esto Ulises responde, sorprendido, que cómo van a trasladar su cama si él mismo la construyó enraizada en el tronco de un olivo. “Y a ella se le afloja- ron las rodillas y el corazón… corrió llorando hacia él y le abrazó el cuello besándole en el rostro”. Solo su ma- rido podía saber la historia de ese tálamo; él fue quien podó las ramas del olivo, excavó el lecho sobre el tronco para simbolizar una unión para toda la vida, lo adornó con preciosas incrustaciones y construyó la habitación, piedra a piedra, a su alrededor. Así, la cama fue mucho más que el lecho en el que dor-

mir y yacer junto a su esposa: fue el lugar donde ambos

se reconocieron, el que restableció el orden doméstico y

el

símbolo del amor que se profesaban. La cama de Ulises

y

Penélope forma parte del mito fundacional de nuestra

cultura y quizá no sea un mal comienzo para hablar so- bre este objeto universal y las múltiples y sorprendentes historias que ha dado lugar desde sus inicios.

Tratar de datar la aparición del invento de la cama es tan absurdo como hacerlo sobre la caza o el apareamien- to. Todos los mamíferos terrestres, por los requerimien- tos biológicos a los que los obliga el sueño más o menos prolongado, tienden a buscar un lugar confortable y un refugio donde pernoctar. Lo que a nosotros nos carac- teriza como especie es que somos capaces de pensar en una cama y eso supone no solo tener el instinto –la pulsión, se diría ahora– de cumplir ese requerimiento, sino de establecer de forma racional un diseño optimi-

67

El dosel era un elemento de lujo, pero tenía un uso práctico: permitía colgar una tela que protegiera de los insectos

zado acorde a nuestras necesidades específi- cas. Además, nuestra cultura nos ha exigido darle multifuncionalidad a este mueble para poder hacer sobre él cosas diversas, así como convertirlo en un símbolo de estatus social dentro del grupo. La cama ha evolucionado en paralelo a nuestros vaivenes sociocultura-

les y a los devenires de las civilizaciones que nos han precedido. Sin embargo, hay algo que no ha cambiado: en una cama se nace, se ama, se vive, se enferma y se muere. Pero también suceden en ella otras cosas: desde dirigir un país, como hiciera Winston Churchill en la Segunda Guerra Mundial, más por comodidad que por necesidad, hasta pintar cuadros, como Matisse o Frida Kahlo, imposibilitados por sus enfermedades, o escri- bir obras literarias que han dejado huella, caso de Milton o de Proust.

inglés Howard Car- ter encontró la mo- mia de Tutankamón. Además, hay una cama cuyas patas re-

presentan una figura mitológica mezcla

de

hipopótamo, león

y

cocodrilo, y otra

más sencilla, con motivos animales. Todas son doradas y poseen elementos comunes: las patas (son elevadas aunque a distintas alturas, toda una innovación técnica); un cabezal bajo

(el alto se incorporó en la época griega clási- ca) y una ligera elevación cóncava en la par- te donde reposan los pies. También expresan una doble utilidad: estaban hechas para que el faraón durmiera en ellas, pero también para morir y para servir en esa circunstancia como psicopompo o transportador de almas. Por los bajorrelieves conservados, sabemos que las camas de la aristocracia asiria del si- glo VI a. C. se utilizaban para dormir o para comer. Todas muestran exuberantes tallados con motivos florales y botánicos, así como animales que simbolizaban la fuerza (leones, toros, serpientes…) ricamente adornados con piedras preciosas. Los griegos, que todavía no

PRUEBAS SOBRE LA EXISTENCIA DE CAMAS –NO SOLO DE SIMPLES JERGONES SOBRE EL SUELO–, LAS TENEMOS YA EN CIVILIZACIONES COMO LA ASIRIA Y LA

EGIPCIA